Chicanas y debates: así fue el 2022 en la Legislatura porteña

Como ocurre cada año, Parlamentario le acerca este informe en el que se repasa toda la actividad legislativa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual estuvo fuertemente signada por la disputa sobre los recursos coparticipables y escándalos institucionales.

Anticipándose a lo que será un 2023 signado por las elecciones, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires vivió un 2022 sumamente intenso, marcado por los fuertes debates y chicanas a raíz de la puja entre el Gobierno Nacional y el local por los recursos coparticipables del distrito capitalino y por los escándalos como Lago Escondido o el intento de asesinato a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Pese a esta situación, los legisladores locales lograron mantener una actividad parlamentaria que les permitió realizar 17 sesiones ordinarias, cuatro especiales –habían sido convocadas cinco pero una se cayó por falta de quórum- y una extraordinaria. Mientras que el promedio de presentismo fue del 96,33%.

El encargado de abrir el año parlamentario fue el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, quien se encargó de inaugurar el 2022 con fuertes chicanas contra la gestión de Alberto Fernández por la quita de los recursos coparticipables. “Sabemos que, frente a la quita intempestiva, inconsulta, arbitraria e inconstitucional de los fondos de coparticipación por parte del Gobierno nacional, fondos que destinábamos a la Policía tras hacernos cargo de esta competencia en 2016, muchas personas estuvieron preocupadas respecto a qué iba a pasar con la seguridad en la Ciudad”, expresó y reafirmó “nuestro reclamo ante la Corte Suprema por esta quita inconstitucional que se dio en medio de la pandemia, afectando la autonomía de la Ciudad, sino que también vuelvo a reafirmar nuestro compromiso con la seguridad de la gente”.

Con este ambiente instalado, el Parlamento dio inicio al debate sobre las modificaciones al Estatuto docente, uno de los temas que marcó el ámbito parlamentario y que comenzó a tensar la relación entre el oficialismo y la oposición.

Es así que en el marco de una reunión de la Comisión de Educación en la que estuvo presente la ministra de Educación, Soledad Acuña, desde la izquierda advirtieron que el proyecto en cuestión “discrimina a los docentes que están frente a los cursos, que no recibirán ningún aumento adicional y que deberán resignarse a sus salarios actuales que no cubren siquiera la canasta de pobreza” y el Frente de Todos (FdT) pidió “emprolijar y ver cómo se va a ponderar la formación docente y pedagógica”. No obstante, los diputados del oficialismo insistieron en que se trataba de una mejora sustancial para los trabajadores de la educación.

Por otro lado, en marzo también hubo un hito para la Legislatura porteña: por primera vez en su historia se constituyó la Comisión de Discapacidad, la cual fue presidida por Juan Manuel Valdés (FdT) y Ana María Bou Pérez (VJ).

Los motores legislativos se calientan

En tanto abril arrancó con un fuerte reclamo histórico por parte de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ELA), quienes presentaron ante la Legislatura más de las 40 mil firmas que requiere la Ley de Iniciativa Popular para poner en debate el proyecto de reconocimiento salarial, laboral y profesional de los enfermeros del distrito capitalino. Pese a contar con el apoyo de los sectores de la oposición, finalmente el texto que solicitaba su pase a la carrera profesional de los trabajadores de la salud nunca fue puesto en discusión.

Por otro lado y comenzando a dinamitar la relación entre el oficialismo y la oposición, los legisladores de Vamos Juntos (VJ) manifestaron su “más profundo repudio” por la decisión del FdT de dividirse en dos bloques en el Senado, ya que consideraron que esta decisión tenía “el único objeto de arrebatarle a la oposición el lugar de segunda minoría y quedarse con un lugar más en el Consejo de la Magistratura, en una maniobra totalmente antidemocrática”.

Ya sobre mayo y después de varias semanas de discusión, la Legislatura sancionó con 32 votos positivos (todos de VJ y sus aliados) y 27 negativos un proyecto de ley de “fortalecimiento de la carrera docente”, mediante la cual se reforma el Estatuto Docente porteño, introduciendo modificaciones a 28 artículos para horizontalizar la carrera de los educadores.

La discusión respecto del texto no fue para nada sencilla, es que mientras los legisladores debatían, en las inmediaciones del Palacio Legislativo ubicado en Perú 160 se reunieron los principales sindicatos docentes exigiendo que se diera marcha atrás con el proyecto. Es que desde el FdT advirtieron que “esta ley que dice ser de fortalecimiento de la carrera docente, tiene una gran debilidad y falta un análisis presupuestario acerca de esta horizontalidad”, mientras que desde el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) insitieron en que “se trata de un nuevo ataque a la educación pública, este es un proyecto inconsulto y cuenta con el expreso rechazo de la comunidad educativa. Son los docentes quienes conocen la realidad que se vive en las escuelas y solo con ellos se puede hacer verdaderas reformas”.

A la vez que desde VJ señalaron que “esta reforma viene a modificar un sistema que quedó viejo, desde el 2017 se viene discutiendo esto y participaron 15 mil docentes de este proceso. El kirchnerismo se opone a esto porque no creen en el mérito. El kirchnerismo está anclado en el pasado, no discuten el futuro siempre discuten el pasado”; asimismo desde la Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev) remarcaron que “lo que sucede en el aula, es ahí donde se produce la educación y por eso se busca regular y mejorar la formación para avanzar con el acto de enseñar”.

Más allá de este debate, la Casa tampoco pudo esquivar distintos debates sobre la pandemia, tan es así que a fines de mayo se prorrogó la emergencia sanitaria, con la intención de poder seguir aplicando políticas públicas que permitan frenar el avance del coronavirus.

Ese mismo mes se vivió otro hito histórico para la Legislatura: Florencia Romano fue designada como secretaria administrativa de esa Casa, lo que la convirtió en la primera mujer en ocupar ese cargo.

Los debates subieron de tono

Siguiendo la línea que había dejado instalada Rodríguez Larreta, en junio el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, se presentó ante los legisladores porteños para exponer los principales puntos de la gestión del alcalde local y no dudó en lanzar fuertes comentarios contra el Gobierno Nacional y los sectores de la oposición. “Es difícil comprender que en esta Casa no haya unanimidad cuando el Gobierno de la Ciudad ataca a la Ciudad de Buenos Aires, ataca a sus ciudadanos, cuando les quita los recursos necesarios para su seguridad, cuando aumentan a dedo la valuación fiscal de los inmueble. Cuando deciden no recibir más a nuestros detenidos en las cárceles, o cuando nos criminalizan por abrir las escuelas”, comenzó diciendo el ministro.

“Defender a una jurisdicción de los ataques del poder central, es defender el federalismo. Porque hoy la jurisdicción afectada es la Ciudad, pero mañana puede ser cualquier provincia, y nosotros vamos a ser los primeros en ponernos firmes para defenderla”, enfatizó Miguel, que reclamó entonces un compromiso para “defender a aquellos a quienes representamos. Todos los que estamos acá tenemos que defender a la Ciudad de los ataques discrecionales del Gobierno nacional, porque defender la autonomía de las jurisdicciones es defender el federalismo”.

En junio también se dio otro fuerte debate entre los diputados, está vez orientado al tránsito. Es que el oficialismo y sus aliados lograron aprobar una ley para que en el distrito capitalino se pueda estacionar libremente en ambos lados de la acera de las calles periféricas durante todo el día, aunque desde la oposición alertaron que se trató de una “estrategia” para favorecer el estacionamiento medido.

“Larreta convirtió a la Ciudad en un estacionamiento pago a cielo abierto. Nos dicen que la gente va a poder estacionar a 300 metros de su casa pero esto no es así porque hay muchas restricciones”, alertó la izquierda mientras que desde La Libertad Avanza (LLA) se preguntaron: “¿por qué hay que cobrarle a los ciudadanos una tarifa por estacionar en la calle? El Estado no da ninguna contraprestación que indique a mi auto no lo van a robar o no le va a pasar nada”. No obstante, desde VJ afirmaron que lo que se buscaba era “simplificar la normativa de estacionamiento para dar una mayor claridad a los vecinos, algo que también generará más espacios para estacionar en los barrios, reducirá la cantidad de infracciones y contribuirá a lograr menor contaminación visual al reducir la cantidad de carteles en la vía pública”.

Un mes más tarde el debate en el recinto volvió a calentarse, está vez por la creación del “Parque Lineal – Honorio Pueyrredón”, ubicado en el barrio de Caballito, un proyecto que fue ampliamente repudiado por los vecinos, quienes advirtieron que se vería afectada la circulación en la zona. Igual que en otras ocasiones, el texto fue sancionado solo con los votos del oficialismo y sus aliados, dado a que la oposición insistió en que esa obra traería “complicaciones a los que viven y trabajan en esa zona y pactará en desmedro en la calidad ambiental e implicará un colapso de la red de tránsito y de servicio de la zona”.

Además, con un clima caldeado y fuertes críticas hacia el Ejecutivo local, la Legislatura ratificó un proyecto que introduce una serie de modificaciones al Presupuesto 2022 a fin de aumentar las erogaciones en un total de 178.552.776 de pesos.

La figura que terminó de dinamitar el recinto

Pese a que la relación entre el oficialismo y la oposición ya era tirante, lo que terminó de dinamitar el vínculo y comenzó a trabar todas las negociaciones fueron las diferentes expresiones respecto de distintos acontecimientos que involucraron a Cristina Kirchner. Uno de ellos fue el pedido de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola para que la vicepresidenta de la Nación sea condenada con 12 años de prisión e inhabilitación a ejercer cargos públicos de por vida por la causa vialidad.

Esta determinación fue ampliamente celebrada por los legisladores del oficialismo, tan es así que desde Republicanos Unidos (RU) aseveraron que “lo que pasó es una pequeña muestra de que, pese a los numerosos intentos de CFK de imponerse sobre la Justicia, esta puede actuar con independencia en contra de la corrupción. Se terminó la impunidad K”. No obstante, desde el FdT condenaron lo ocurrido y aseveraron que “todos estamos con Cristina”.

Ya en septiembre y con un clima hostil en las calles, la Legislatura expresó su “máxima preocupación y enérgico repudio” por el intento de magnicidio perpetrado contra la vicepresidenta. Para repudiar esta situación se convocó a una sesión especial en la que estuvieron presentes todos los bloques, a excepción de RU y los legisladores encolumnados detrás de la presidenta del partido Pro, Patricia Bullrich.

Un mes después y a la espera de la resolución de la Corte Suprema de Justicia respecto a los recursos coparticipables de la Ciudad, la oposición convocó a una sesión especial poder debatir la derogación del impuesto a las tarjetas de crédito. Pero la misma terminó cayéndose por un diputado, ya que solo se presentaron al recinto 30 legisladores, incluyendo a lodos legisladores de Republicanos Unidos Marina Kienast y Roberto García Moritán, los únicos de la coalición oficialista que bajaron al recinto para dar quórum.

Un fin de año caliente

Por otra parte, en noviembre, la Legislatura aprobó con 52 votos a favor y dos abstenciones una ley que introdujo una serie de modificaciones al Código de Tránsito y Transporte, a fin de disminuir los acarreos que se producen dentro de todo el distrito capitalino, de forma tal que se eliminaron los acarreos cuando un vehículo está estacionado en doble fila (mientras sea de forma transitoria), estén ubicados en un mismo lugar durante más de 48 horas de forma ininterrumpida, estén en entradas de locales de espectáculos públicos o salas velatorias, se haya vencido el tiempo abonado de estacionamiento medido o no se haya abonado ese tarifado, entre otros puntos. No obstante, esto no impedirá que el infractor deba abonar la multa correspondiente.

Asimismo ese mismo mes se aprobó el Presupuesto 2023, el cual ha respetado, como referencia para la planificación presupuestaria, las pautas macroeconómicas y el cuadro macro fiscal que establece el presupuesto nacional. Es por ello que se estima un gasto de 2.154.964 millones de pesos, totalizando el gasto primario 2.066.109 millones de pesos. Al igual que en otras ocasiones, el debate se dio en medio de fuertes reclamos entre el oficialismo y el kichnerismo por la coparticipación.

Lo cierto es que más allá de todos estos temas, el fin de año fue sumamente complicado en materia parlamentaria. Es que debido a la filtración de una serie de chats que involucraban al ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro; al fiscal general, Juan Bautista Mahiques, y otros funcionarios relacionados al macrismo en un viaje a Lago Escondido, el oficialismo porteño decidió suspender la última sesión ordinaria del año.

Días después y con el fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia respecto de los recursos coparticipables, la Legislatura convocó a una sesión extraordinaria en la que se puso en debate el proyecto para derogar el impuesto a las tarjetas de crédito, el cual no prosperó y termino cayéndose. Pero, sin lugar a dudas, fue una de las sesiones más trabadas del año, debido a los constantes pedidos de “cuestión de privilegio” en los que exigieron que se avance en un juicio político contra D’Alessandor y Mahiques.

Distinguieron a Parlamentario en la Legislatura porteña por su 33º aniversario

En medio de la vorágine legislativa, el Parlamento de la Ciudad el 33º aniversario de la emisión del primer número de la revista “Semanario Parlamentario” e hizo extensivo su saludo a “todo el equipo periodístico y técnico que lleva adelante la publicación dedicada a la difusión de la labor legislativa”.

El proyecto recientemente aprobado es de autoría del legislador de Vamos Juntos (VJ) y miembro de la Comisión de Comunicación Social, Esteban Garrido, y fue acompañado por el resto de los diputados de la Casa.

D’Alessandro, Mahiques y Acuña, los más señalados en la Legislatura

A lo largo de todo el año se presentaron en la Legislatura de la Ciudad numerosos proyectos exigiendo que se avance con la interpelación y juicio político al ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, y al fiscal general, Juan Bautista Mahiques; así como también se pidió citar al recinto a la ministra de Educación, Soledad Acuña.

De esta manera, se pidió interpelar al encargado del área de seguridad por “irregularidades en la utilización del sistema de reconocimiento facial de prófugos del Gobierno de la Ciudad” y el FdT exigió su renuncia por “la represión sufrida por nuestro compañero Máximo Kirchner y los manifestantes que se acercaron al domicilio de la vicepresidenta de la Nación”.

Además se solicitó su interpelación y juicio político, al igual que en el caso de Mahiques, por la filtración de los chats que los vinculaba al viaje a Lago Escondido.

En tanto en el caso de Acuña, se solicitó su interpleación por “la subejecución del presupuesto en materia educativa” y las tomas de colegio.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password