Respiro al bolsillo: la Ciudad modificó la VTV

La Legislatura porteña aprobó con 37 votos a favor y 20 abstenciones la Ley Nº 2265 que regula ese trámite con el objetivo de extender su vigencia y rebajar los gastos de los contribuyentes.

Dando cumplimiento a la petición del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, la Legislatura porteña sancionó con 37 votos positivos y 20 abstenciones la Ley Nº 2265 que regula la Verificación Técnica Vehicular (VTV) con el objetivo de extender su vigencia y rebajar los gastos de los contribuyentes.

El texto en cuestión fue impulsado por el legislador de Republicanos Unidos (RU) Roberto García Moritán y contó con el aval de los bloques Vamos Juntos (VJ), Partido Socialista (PS), La Libertad Avanza (LLA), UCR-Evolución (UCR-Ev), Consenso Federal (CF) y Republicanos Unidos (RU); mientras que el Frente de Todos (FdT) y el Frente de Izquierda (FIT) se abstuvieron.

La normativa recientemente aprobada propone que la VTV se realice a partir del cuarto año del patentamiento, o de los 60 mil kilómetros de uso; cabe recordar que actualmente se realiza a partir del tercero. También estipula que la VTV se realizará de manera bianual entre el cuarto y el octavo año de patentamiento, a partir de ese plazo –o cuando el vehículo tenga más de 80 mil kilómetros- comenzará a realizarse de forma anual.

Asimismo se pasará de un modelo de concesiones a un modelo donde el poder Ejecutivo podrá usar los distintos tipos de contratación (como por ejemplo concesiones, convenios, licitaciones, etc.), lo que permitirá ampliar la oferta de verificadores. A su vez se estipuló que los verificadores ya no deberán dedicarse de forma exclusiva a verificar, por lo que permitiría la integración con otros modelos de negocio.

A su vez especifica que jubilados, pensionados y personas con discapacidad podrán realizar la Verificación de manera gratuita.

El debate en el recinto

En ese sentido el diputado Moritán explicó que “para nosotros era central que se ampliara la oferta de verificadores. Aprobada la ley se logra un buen modelo, más abierto; donde los privados que cumplan con las condiciones necesarias pueden sumar. Así se va a ampliar la oferta disponible hoy para la gente, generando competencia y nuevas posibilidades” e indicó que “el primer punto en favor de la gente es que cambiamos la obligatoriedad de hacer la VTV, otorgando un año más de plazo. Pasa de a partir de los tres años de comprado el cero kilómetro, a cuatro años. Este solo cambio ya ahorra un turno (de gasto y tiempo) a los propietarios”.

“Por otra parte, los siguientes cuatro años de vida del vehículo (entre los años 5 y 8) la verificación será bianual para vehículos con hasta 80 mil kilómetros. Está cantidad era menor, pero logramos extederla para beneficiar a más porteños; ya que entendemos que el riesgo de fallas automotores en ese kilometraje sigue siendo estadísticamente muy bajo. Así ahorramos dos visitas más, con su correspondiente costo. Queremos que cada porteño tenga más tiempo para si mismo, para su familia, para hacer lo que quiera hacer, y mucho menos tiempo dedicado a trámites y burocracias”, amplió.

En tanto el legislador del Frente de Todos (FdT) Juan Pablo Modarelli aseveró que “hace unos días nos enteramos que iba a haber una suerte de bonificación para los usuarios que tienen que hacer la VTV, es un anuncio de campaña que modificó el trabajo legislativo” y recordó que “cuando hablamos de la VTV estamos hablando de seguridad vial y no sólo de recaudación, por eso el proyecto tuvo algunas modificaciones y lo hacía debatible, pero como siempre el anuncio de campaña no siempre llega a la realidad”.

“Es un tema que hay que discutir pero es muy difícil poder acompañar un proyecto que fue modificado hasta diez minutos antes del inicio de la sesión, vamos a acompañar los artículos que significan beneficios para los vecinos pero el resto no”, aseguró.

Mientras que la liberal Rebeca Fleitas (LLA) remarcó que “el oficialismo incluyó en su proyecto a último momento la posibilidad de establecer contratos directos con talleres de verificación y a la vea habilita nuevos llamados a licitación cuando se extingan las concesiones vigentes hasta por un plazo de 10 años, esto resulta más arbitrario aún que el régimen de concesiones vigentes y extiende la obligatoriedad de la VTV por dicho plazo” y precisó que “nuestro proyecto en cambio propone una VTV voluntaria con fuertes incentivos y beneficios fiscales o de otra índole que permitirían que los usuarios realicen la VTV de esa forma de manera efectiva y sin ocasión estatal”.

“El principal incentivo fiscal es la exención del pago de la totalidad del monto de la patente lo que resulta perfectamente factible reduciendo el gasto superfluo en alguna pocas partidas en ciertos ministerios de la Ciudad”, completó.

A su turno el legislador de la Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev) Lucio Lapeña señaló que “este proyecto es un paso más para seguir transformando el Estado, para que sea más eficiente y le simplifique la vida a todos los porteños a la hora de hacer trámites. En un país como el nuestro, es necesario seguir trabajando para que cualquier trámite sea más sencillo y ágil” e informó que “el Gobierno de la Ciudad viene revertiendo esa situación. Ya son más de 300 los trámites que se han digitalizado. En el caso de un trámite que debe ser presencial, como este, plantear modificaciones es fundamental para seguir avanzando en la construcción de un Estado que le facilite la vida a la gente”.

“Es un proyecto favorable que beneficia a los porteños porque agiliza y hace más eficiente el trámite de la verificación técnica vehicular que deben llevar a cabo los vehículos y, ahora también, los motovehiculos”, destacó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password