Ocaña pidió a la Corte Suprema de Justicia que reabra la causa por “la fiesta de Olivos”

La referente de Confianza Pública aseveró que “la falta de justicia solo deja la posibilidad de la repetición de estos hechos, que ya no queremos que formen parte de nuestra historia como país”.

La diputada de Confianza Pública (CP) y vicepresidenta tercera de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Graciela Ocaña, le pidió a la Corte Suprema de Justicia que reabra la causa por “la fiesta de Olivos”, en la que el entonces presidente Alberto Fernández, su mujer Fabiola Yañez y un grupo de amigos rompieron la cuarentena por Covid 19.

En ese sentido, la legisladora explicó que “mientras todos los argentinos estábamos atravesando la pandemia por Covid 19, encerrados en nuestras casas con incertidumbre, angustia y en muchos casos sin poder acompañar o despedir a nuestros seres queridos, algunos sí se daban el lujo de celebrar encuentros y ‘fiestitas’” y aseveró que “la foto que todos conocemos del cumpleaños de la ‘querida’ Fabiola es una escena más de la impotencia que genera la impunidad del poder. La falta de Justicia solo deja la posibilidad de la repetición de estos hechos, que ya no queremos que formen parte de nuestra historia como país”.

Sobre esa misma línea, Ocaña manifestó: “a cuatro años de la fiesta de Olivos, los argentinos estábamos con miedo ante el desconocimiento de una nueva enfermedad que era una pandemia mundial, sin información y en el marco de una cuarentena que se tornó eterna. Sin embargo, esta situación no era la que vivían todos los argentinos: el presidente, su esposa y un grupo de amigos decidieron violar las normas que ellos mismos habían establecido” e indicó que “aquel presidente que levantaba el dedito, juntó a sus amigos para agasajar a su mujer, la querida Fabiola”.

“A cuatro años de esta barbaridad que muestra la impunidad del poder. Por eso es necesario que la justicia reabra esta causa, porque no puede ser que el presidente quiera comprar su culpabilidad con dinero”, continuó y concluyó precisando que “necesitamos que la Corte reabra este expediente y haga justicia para los miles de argentinos que murieron sin vacunas, solos, sin poder ser acompañados en esa locura que significó la cuarentena eterna de Fernández”.

 

 

En defensa de Milei en el conflicto con España, LLA y el Pro criticaron a Alberto Fernández y Pedro Sánchez

Los oficialistas presentaron distintas cuestiones de privilegio luego que el expresidente dijera que el actual necesita “asistencia psicológica” por decir que él asesora al mandatario español, además de culpar al kirchnerismo de la crisis diplomática.

Santiago Santurio

En el tramo de cuestiones de privilegio en la sesión especial de este martes, diputados de La Libertad Avanza y el Pro salieron en defensa del presidente Javier Milei ante la crisis diplomática con España, que escaló fuerte con la decisión del gobierno de Pedro Sánchez de retirar a su embajadora de Argentina. 

El primero en hablar fue el legislador Santiago Santurio, quien cargó contra el expresidente Alberto Fernández, que cuestionó las declaraciones de Milei en su entrevista por el canal TN

El libertario se quejó de que Fernández “se dedica a defender a un jefe de otro Estado”. Hablándole a sus pares de Unión por la Patria, que le devolvían con gritos sobre otras acusaciones, lanzó: “Vergüenza les debería ese presidente de su espacio político, que ahora se lo quieren olvidar. Son una estafa. Vergüenza que no defiendan al presidente (Milei)”.

Además, recordó que el exmandatario -cuando terminó su gestión- “se fue a vivir a España rápidamente por el desastre que había dejado acá”. Y rechazó que Fernández diga que Milei “necesita asistencia psicológica”. “Asistencia psicológica necesita Alberto Fernández y el kirchnerismo, recordando que la pobreza creció bajo el mandato de ustedes”, expresó. 

“La verdad que es una vergüenza ver a un expresidente de la Nación hacer silencio cuando acusan al actual presidente de drogadicto, fascista y otras cosas, funcionarios de otro Estado”, sostuvo Santurio y consideró que “fascista es pensar que la mujer de un presidente es todo el reino de España” o “creer que uno es el Estado siendo el presidente”. 

Y continuó: “Algo que sí le tengo que conceder al presidente Pedro Sánchez es que por lo menos cuando acusaron a su mujer, que está procesada, de corrupción, salió a defenderla. Distinto al presidente Alberto Fernández, que cuando apareció que había una fiesta en Olivos, cuando todos estábamos encerrados dijo ‘eso lo hizo mi esposa’, lavándose las manos”. 

“Nos encerró durante un largo tiempo, cerró los colegios. Ustedes se rasgan las vestiduras hablando de discriminación cuando el analfabetismo es un problema que creció durante los gobiernos de ustedes”, cargó contra la oposición, generando la reacción del otro lado, a lo que el oficialista respondió: “Yo prefiero que estén acá gritando antes que gobernando; antes que vuelvan y sigan haciendo el desastre que hicieron”. 

También desde La Libertad Avanza, la diputada Alida Ferreyra apuntó contra Alberto Fernández al decir que “con esta postura el expresidente se ubica en las antípodas ideológicas de lo que el pueblo eligió el 19 de noviembre”. “Está al servicio de intereses ideológicos y no de la Patria a la que servía hasta hace poco”, sumó. 

Por el bloque Pro, el diputado Damián Arabia, del riñón de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, planteó una cuestión de privilegio contra Pedro Sánchez “por haber llamado a consulta y retirado a la embajadora española de la República Argentina”. “Los líderes de los países tienen discusiones, debates, diferencias, pero los vínculos entre los Estados son permanentes”, manifestó. 

Damián Arabia

El aliado del oficialismo resaltó que esto “no nos había pasado en más de 100 años” y siempre fueron “excelentes las relaciones diplomáticas entre nuestros países”. 

Arabia criticó que “el gobierno español no ha retirado a su embajador de Venezuela, donde el gobierno venezolano somete a los hermanos venezolanos a una cruenta dictadura” y tampoco de Cuba. Más tarde anunció que presentará una resolución “expresando la más profunda preocupación” por la decisión de España. 

Otro diputado de LLA que habló en contra del expresidente fue Álvaro Martínez. “Se están acostumbrando a descalificar a un Gobierno que se está encargando de salir del descalabro que dejaron. El comentario que realizó el ahora tuitero Alberto Fernández -y autoexiliado- de que el presidente Milei pone en peligro a la Argentina, miren déjenme decirles que no hay nada más peligroso que nos hayan gobernado ustedes”, dijo y sumó la frase “que se puede esperar de un burro más que una patada”. 

Desde la oposición reclamaron por la presencia de Diana Mondino 

El diputado de Hacemos Coalición Federal Esteban Paulón realizó su cuestión de privilegio contra la canciller Diana Mondino y la política exterior argentina, ante “un impensado enfrentamiento por parte del presidente de la Nación, de visita en el reino de España, que ha puesto en suspensión, insólitamente por primera vez en la historia, las relaciones diplomáticas” entre ambos países. 

Y recordó que la funcionaria dijo “que era un incidente menor, que no era importante, justo en el día que España decide retirar definitivamente a su embajadora”.

El socialista santafesino advirtió que “este conflicto tiene enormes implicancias; no sólo porque España es el segundo inversor extranjero en Argentina, sino por los miles de argentinos y argentinas que viven en España y los cientos de españoles que viven en Argentina”. 

Además, el legislador opinó que esta crisis “es la puerta de entrada a una escalada diplomática con la Unión Europea”, y remarcó que España “tiene una silla en el FMI”. 

Paulón también cuestionó las declaraciones del secretario de Culto, Francisco Sánchez, sobre el divorcio, la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, en la cumbre de Vox: “Constituyen graves discursos de odio”. 

Finalmente, anticipó que pediría el emplazamiento a las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Relaciones Exteriores y Culto para que asista Mondino. 

Por otro lado, el diputado de Unión por la Patria Leopoldo Moreau hizo hincapié sobre declaraciones de Milei en España, pero no en cuanto al gobierno de ese país, sino sobre Argentina. “Dijo que era un presidente libertario que gobernaba una Nación de zurdos, que habían caído en esa situación por la ignorancia que trajo el populismo. Eso sí realmente no creo que tenga precedentes en nuestro país ni en ninguno”, señaló. 

Y afirmó que “es de una gravedad inusitada” que “denigre y ningunee a su propio pueblo”. “Acá ya estamos acostumbrados que lo haga; pero que descalifique a los argentinos desde el exterior, no solamente no tiene precedentes, sino que revela que estamos ante un presidente de escasísima inteligencia”, agregó y, en ese sentido, consideró que eso “aleja las inversiones extranjeras” y produce que “alguien venga a invertir desde la isla del pirata Morgan”. 

 

 

Crearán un registro de violaciones a los derechos humanos en pandemia

Se trata de una iniciativa de la diputada Sabrina Ajmechet, que ya adelantó en ocasión de ser consagrada al frente de la Comisión de DDHH. El 24 de abril organizará una reunión informativa sobre ese tema en dicha comisión, que ya generó polémica.

La diputada Ajmechet anunció su propuesta durante la puesta en marcha de la Comisión de Derechos Humanos que ella presidirá durante los próximos dos años.

La diputada nacional del Pro y flamante presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara baja, Sabrina Ajmechet, anunció que creará el Registro de Violaciones en Pandemia, que recogerá denuncias y buscará fomentar la memoria y la justicia para aquellos afectados por posibles abusos durante la cuarentena por el coronavirus impuesta por el gobierno de Alberto Fernández.

Ajmechet expresó que buscará brindar un espacio seguro y receptivo a todas las personas que deseen compartir sus testimonios durante la cuarentena. “El Gobierno de Alberto Fernández es el que más violaciones de derechos humanos cometió en democracia”, sentenció en un video compartido en sus redes sociales.

La iniciativa busca que aquellas personas que se consideren víctimas de violaciones de derechos humanos durante la pandemia se acerquen a compartir sus experiencias. La información se registrará, sistematizará y se hará un informe final que se presentará ante la CIDH y otros organismos internacionales.

Ajmechet fue consagrada el miércoles pasado presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Diputados y en la ocasión sacó precisamente este tema. Lo hizo para adelantar su iniciativa y, en ese marco, anticipó esa propuesta y en ese sentido señaló que el miércoles 24 de abril organizará en esa comisión una reunión informativa para convocar a víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la cuarentena.

Esa mención generó la respuesta de quien ahora es vicepresidente de la comisión, Hugo Yasky, que si bien no cuestionó esa moción, propuso ampliar la convocatoria a “las víctimas de las políticas represivas que se están aplicando” en la actual gestión de gobierno.

También intervino en la ocasión otro diputado de UP, Juan Marino, que retrucó los dichos de Ajmechet respecto de que durante el Gobierno de Alberto Fernández se registrara la mayor cantidad de violaciones de derechos humanos en democracia, recordando las víctimas del 19 y 20 de diciembre de diciembre. “Cuarenta muertos”, citó, adjudicándoselos a la gestión de Fernando de la Rúa.

En este caso Marino se encontró con la réplica del diputado Fernando Iglesias, quien primero aclaró que habían sido 39 los muertos, pero dijo que solo 7 se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, el único distrito cuya seguridad estaba en manos de fuerzas federales. En cambio, aclaró, 10 fueron “en la Santa Fe de (Carlos) Reutemann, gobierno justicialista; 11 en la Buenos Aires de (Carlos) Ruckauf, gobierno del PJ; 3 en la Córdoba de (Juan Manuel) De la Sota, gobierno justicialista, y uno en el Tucumán de (Julio) Miranda, gobierno justicialista”.

En medio de cruces entre libertarios y UP, la Bicameral validó decretos de las gestiones anteriores

Al iniciar la reunión, se anunciaron dos reemplazos dentro de la composición de la bicameral de DNU. El cruce entre un libertario y Fernández Sagasti. Fueron 11 de Macri y 9 de Alberto Fernández.

Fotos: Comunicación Senado

La Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, a cargo del senador riojano Juan Carlos Pagotto, se reunió este jueves en el Salón Arturo Illia para validar una veintena de decretos de necesidad y urgencia de las gestiones presidenciales de Mauricio Macri y Alberto Fernández.

En total fueron once DNU del 2019, último año de la gestión Cambiemos, y nueve del período 2020 y 2021 cuando el Frente de Todos estaba a cargo del Poder Ejecutivo.

En el inicio, el secretario legislativo anunció que, por medio del decreto parlamentario 25/24 de la Presidencia Provisional del Senado, a cargo de Bartolomé Abdala, Francisco Paoltroni (LLA) y Guadalupe Tagliaferri (Pro) formarán parte de la bicameral de DNU en reemplazo de Luis Juez (Pro) y Juan Carlos Romero (CF), respectivamente.

En el inicio, en representación de Unión por la Patria, la diputada nacional Carolina Gaillard pidió que se votara la moción pedida en reuniones anteriores por Nicolás Massot (HCF) para tratar los decretos del presidente Javier Milei en la próxima reunión. La senadora Anabel Fernández Sagasti (UP) remarcó el cuestionamiento en su intervención.

A su vez, la senadora de UP cuestionó: “Tenemos uno para discutir de ayer que desregula los precios de los servicios de internet y telefonía”. “Qué no salga (Luis) Caputo a lamentarse dentro de un mes”, e ironizó contra Pagotto: “¿Tiene la voluntad de poner al día la comisión?”.

Luego, el diputado nacional Francisco Monti (UCR) indicó que “sabemos que el kirchnerismo había apagado el televisor”, en referencia a que esta comisión no se reunía desde 2022, pero exigió: “Intentemos reunirnos todas las semanas, salvo que se presente una circunstancia verdaderamente extraordinaria que nos lo impida”.

El vicepresidente Víctor Zimmermann (UCR) se opuso al reclamo de UP y deslizó que en reunión de asesores “se acordó” el temario con los 20 DNU para esta reunión.

Previo al tratamiento de cada decreto, la entrerriana Gaillard advirtió que UP “tomó la decisión de no utilizar el concepto de validación, sino que usará ‘damos conocimiento’, debido que (varios) DNU del temario son de objeto vencido”.

Fue aquí cuando el formoseño Francisco Paoltroni comparó el triunfo presidencial de Javier Milei con un “cuento de la infancia”. El libertario dijo que “el 19 de noviembre vino un príncipe que les hizo el amor a los que estaban dormidos”. Rápidamente, la senadora Fernández Sagasti salió a repudiarlo y le anunció que le presentará una cuestión de privilegio en la próxima sesión.

Los decretos validados

Con fecha del 5 de julio del 2019, el DNU 465/2019 trató de una convocatoria a Licitación Pública Nacional e Internacional, para la Construcción de un Gasoducto que conecte a Tratayen, provincia de Neuquén, con Salliquelo y San Nicolás de los Arroyos, en Buenos Aires.

De agosto de 2019 el DNU 566/19 en el cual se estableció las entregas de Petróleo Crudo en el Mercado Local durante 90 días, facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras.

También, el 601/19 del 30 de agosto de 2019 por el cual se modificó el DNU 566/19 estableciendo un Tipo de Cambio de Referencia Superior para las entregas de Petróleo Crudo en el Mercado Local.

Con fecha 25 de septiembre de 2019, se validó el DNU por el cual se estableció una Asignación No Remunerativa para los Trabajadores en Relación de Dependencia del Sector Privado, que ascenderá a la suma de $ 5.000.

En esa línea, se completó la validación de los DNU 688, 740, 795 y 796 de la gestión de Mauricio Macri que terminó el 10 de diciembre del 2019.

Después el 346/20 sobre Diferimiento de los pagos de los Servicios de Interés y Amortización de Capital de la Deuda Pública Nacional Instrumentada mediante Títulos denominados en dólares estadounidenses emitidos bajo Ley de la República Argentina.

El 522, por el cual el cual se dispuso la Intervención Transitoria de la Sociedad Vicentin S.A.I.C. por un Plazo de 60 días. Luego, derogado por el decreto 636/20.

Finalmente, se validaron los decretos 809, 830, 831, 852, 867, y 886 de la gestión presidencial de Alberto Fernández en el 2021.

Qué contestó el titular de la ANSeS sobre la jubilación de Alberto Fernández

Mariano de los Heros respondió puntualmente ante una pregunta sobre el tema hecha por la diputada María Eugenia Vidal. “Como funcionario público debo cumplir la ley”, enfatizó.

Sobre las jubilaciones de privilegio, la diputada María Eugenia Vidal preguntó a los funcionarios que se hicieron presentes este jueves en la Comisión de Previsión si el Gobierno ya estaba elaborando una reforma previsional, que justamente es uno de los puntos del Pacto de Mayo, a lo que el titular de la ANSeS, Mariano de los Heros, contestó que no estaba al tanto todavía.

Pero además Vidal hizo hincapié en el tema de las jubilaciones de privilegio, citando la que comienza a percibir Alberto Fernández. De los Heros dijo que la jubilación del expresidente “no tuvo ningún trámite extraordinario”, informando que Fernández había iniciado el trámite antes de terminar su mandato, el día 6 de diciembre de 2023, y se le otorgó dentro del plazo habitual que se le otorga a todo beneficiario, que es de 3 meses.

“El 6 de marzo, me acuerdo porque fue mi cumpleaños”, acotó De los Heros, que respecto de la conveniencia de mantener un régimen de ese tipo, coincidió en lo personal con la apreciación que había hecho María Eugenia Vidal -“sin comprometer al Gobierno, no estoy de acuerdo”-, pero recordó que los montos están equiparados a los salarios de la Corte Suprema. “Así que yo como funcionario público debo cumplir la ley; cuando ustedes cambien la ley, también la voy a cumplir”.

Santoro pidió frenar las custodias en el exterior para ex presidentes de la Nación

El legislador de Republicanos Unidos (RU), a través de la Fundación Apolo, se presentó en la Justicia para dejar sin vigencia el decreto que habilita las custodias fuera del país, debido a su “altísimo costo de traslados y viáticos”.

El diputado de Republicanos Unidos (RU), Yamil Santoro, se presentó ante la Justicia para ponerle un freno a un decreto firmado por el ex presidente Alberto Fernández, mediante el cuál se habilitan las custodias en el exterior para los ex mandatarios.

El escrito fue presentado a través de la Fundación Apolo y también lleva la firma de José Magioncalda y Christian Cao, buscando así complementar la medida de amparo que la misma Fundación había presentado en diciembre pasado, donde pedían que el Tribunal ordene al Poder Ejecutivo y/o a toda otra autoridad pública que tome parte del acto impugnado, “cesar y/o abstenerse de aplicar el privilegio/título irrazonable y a perpetuidad”.

El Decreto en cuestión data del 9 de diciembre del año pasado, cuando fue publicada la edición extraordinaria del Boletín Oficial N° 35.317 Año CXXXI como “decreto de autodefensa exmandataria internacional”. Dicho Decreto tiene por objeto, precisamente, el añadido de la custodia de la Casa Militar y la Policía Federal Argentina a los “ex mandatarios” (sic), y la ampliación de la custodia de ellos a todo el ámbito internacional.

Esta medida modifica el decreto original que marcaba que la “Secretaría General Casa Militar Objetivos debía ‘proveer la seguridad del señor presidente de la Nación y sus familiares directos, como así también de la Casa de Gobierno, Residencia Presidencial de Olivos y otros lugares de residencia transitoria del señor presidente y su familia’”.

De esta manera, el escrito recientemente presentado en la Justicia plantea que “el privilegio impugnado –la concesión de la custodia personal a perpetuidad y donde esté el exmandatario presente- importa un costo muy importante para el erario público. Esta asignación de dinero para la custodia de ‘exmandatario/s’ a perpetuidad en todo el planeta implica distraer fondos públicos para las funciones del Estado”.

Además, advirtieron que no se especifican los territorios a cubrir, puesto que no se distingue si el ex mandatario esté trabajando o de vacaciones o cualquier lugar del mundo, algo que también va de la mano con la falta de claridad en los costos de un operativo de protección. ya que el decreto atacado no fija tope o límite de estipendio. “En otras palabras, todo el tiempo que un/unos exmandatario/s decidan viajar por el mundo durante contarán con custodia por parte de la Casa Militar, sin importar el sacrificio que la ciudadanía deba hacer costeándolo con sus impuestos”, sentenciaron.

Los discursos más largos, los cruces más duros y los desplantes de las asambleas legislativas

Con toda la expectativa puesta en el que será el primer mensaje del presidente Javier Milei ante los diputados y senadores, un repaso a los que sucedió en las últimas dos décadas.

recinto asamblea legislativa 2022

Por ahora, el presidente Javier Milei no se destaca por la extensión de sus discursos. Con 80 días al frente de la primera magistratura, no hay mucha experiencia de donde se pueda analizar al actual mandatario en esa materia. El antecedente más comparable es su mensaje desde las escalinatas del Congreso el día de su asunción. Esa vez habló apenas 33 minutos. También un discurso no más largo en Davos, y otro sí más extenso en su reciente viaje a Estados Unidos para participar de una convención conservadora.

Los discursos de su antecesor, Alberto Fernández, en general rondaron la hora y media. El más largo fue el de 2021, de 107 minutos. El último del exmandatario se extendió 92 minutos. El más breve fue el primero, en vísperas de la pandemia: 100 minutos.

Un análisis de parlamentario.com hecho en base a los discursos inaugurales de las sesiones ordinarias de los últimos 22 años, desde Eduardo Duhalde a Alberto Fernández, permite saber que entre todos suman 2.126 minutos, poco más de 35 horas. Un promedio de poco más de 96 minutos, algo más de una hora y media.

Para llegar a esos guarismos hay que contemplar que tenemos casos muy dispares que van desde los mensajes muy breves de Eduardo Duhalde, a los discursos XL de Cristina Fernández de Kirchner.

Precisamente quien estuvo los últimos cuatro años sentada a la izquierda de Alberto Fernández en cada apertura de sesiones ordinarias, es -previsiblemente- quien ostenta el récord en materia de extensión de discursos: conforme la regla que citábamos al principio, CFK lo alcanzó en 2015, cuando en el último mensaje de sus dos mandatos llegó a los 221 minutos: 3 horas 41 minutos. Como para dejar bien altas sus mediciones al irse y asegurarse de que sea muy difícil que algún presidente vaya a desplazarla alguna vez del primer lugar en la materia.

De hecho, quien la sucedió ni se le acercó. Mauricio Macri se caracterizaba por discursos de alrededor de una hora. Con la coincidencia de que en 2016 y 2017 habló el mismo tiempo: 61 minutos. Y en su último mensaje estuvo cerca de repetir: 58 minutos.

En cambio en 2018 sorprendió por su brevedad: 40 minutos.

De todos los mandatarios consignados en esta reseña, Cristina es la única presidenta que no leía los discursos. Y más allá del récord de 2015, cerca estuvo en 2013, cuando habló 3 horas 36 minutos. El año anterior también había superado las 3 horas en 17 minutos.

Su esposo, Néstor Kirchner, arrancó su gestión con un discurso de menos de una hora, pero ya al año siguiente, en 2005, llegó a la hora y media. Los dos años siguientes superó las dos horas.

Eduardo Duhalde en cambio, como dijimos, se caracterizaba por la brevedad de sus mensajes ante la Asamblea Legislativa que lo había ungido presidente: el primer año habló 44 minutos y en 2003, cuando le restaban dos meses de mandato, habló diez minutos menos.

El clima de las sesiones

Otro detalle a tener en cuenta para este viernes será sin duda la temperatura en el recinto. Con el presidente Milei instalado en un atril, más cerca de sus interlocutores, será todo un desafío la interacción que pueda llegar a darse.

No la pasó tan mal en la última asamblea Alberto Fernández, aunque debió soportar el canto irónico de Juntos por el Cambio “borombonbom, borombombom, para Alberto la reelección”. Los que estuvieron incómodos en cambio ese 1° de marzo fueron los miembros de la Corte Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, ubicados a la derecha del estrado, que con gestos petrificados debieron soportar la andanada de críticas que el jefe de Estado le dirigió al Tribunal Supremo al que su gestión estaba desarrollando un juicio político ese año.

En esa oportunidad, los integrantes de Evolución Radical, encabezados por el senador Martín Lousteau, se retiraron cuando Fernández se refirió a la coparticipación que Nación le había quitado a la Ciudad de Buenos Aires. En ese momento también se levantó Fernando Iglesias, que le daba la espalda en su banca, para gritarle al presidente “mentiroso” y “sinvergüenza”, y se fue. No se fueron en cambio los diputados del Pro, como sí lo habían hecho en la asamblea de 2022, luego de que el presidente Fernández pidiera a la justicia investigar a Mauricio Macri, pero sí se retiraron Javier Milei, Victoria Villarruel, José Luis Espert y Carolina Píparo; más los socialistas santafesinos Mónica Fein y Enrique Estévez. Más tarde se sumarían Graciela Camaño, Florencio Randazzo y Alejandro “Topo” Rodríguez, de Identidad Bonarense. Con la salida de estos cinco, los únicos que se quedaron por el interbloque Federal fueron los tres schiarettistas.

En su discurso de 2022, Alberto reconoció que la inflación era “el gran problema de los argentinos” y la “principal preocupación del Gobierno”, y denunció “complicidad judicial con el poder económico”.

En su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, en 2020, el dato saliente fue el estallido de euforia que causó el anuncio de Alberto Fernández de que enviaría el proyecto de legalización del aborto.

En su primer mensaje para inaugurar sesiones ordinarias, Macri también habló de inflación y atribuyó su existencia a que “el Gobierno anterior la promovió”. La característica saliente de esa sesión fue, a diferencia de los años anteriores, el toque sobrio y poco festivo, muy distinto de las ceremonias organizadas los ocho años anteriores para recibir a Cristina Kirchner. Una de las diferencias más visibles era entonces la ausencia de banderas y de militantes de agrupaciones en los palcos superiores de la cámara.

Luego de haber abogado en anteriores intervenciones contra la pobreza, poniendo a su reducción como el principal objetivo de su gestión, en su último mensaje ante los legisladores reconoció que ese flagelo había vuelto “a los niveles de antes”.

Esa fue la asamblea más caliente que protagonizó Macri. No era para menos: el FpV-PJ se había ido preparado con carteles con el hashtag #HayOtroCamino. Agustín Rossi, Leopoldo Moreau y Horacio Pietragalla fueron los más duros contra el presidente.

Los primeros gestos de ironía del bloque kirchnerista no se hicieron esperar. Brotaron cuando Macri relató el mensaje de una mujer que le dijo: “Quería contarles que este año, con mi esposo, no nos fuimos de vacaciones, pero conectamos las cloacas e instalamos el agua corriente. ¡No se imaginan lo que se siente!”. A partir de ese momento, el desorden se apoderó de la sesión. Macri tuvo que levantar la voz varias veces para hacerse oír entre los gritos. Hasta que se salió del libreto para retrucar: “Los gritos, los insultos, no hablan de mí, hablan de ustedes, señores. Yo estoy acá por el voto de la gente. ¡Yo estoy acá por el voto de la gente, señores!”.

La era Cristina

“Hemos desendeudado definitivamente a la República Argentina”, proclamó Cristina Kirchner en su último mensaje en 2015. En el que por supuesto la emprendió también contra la justicia: “El Partido Judicial se ha independizado de la Constitución”, disparó.

En 2014, el radicalismo había amenazado con retirarse del recinto en caso de que la militancia cometiera “excesos”. ¿Qué hizo entonces la juventud kirchnerista? Les arrojó pétalos de flores a la oposición cuando la presidenta finalizaba su discurso”.

En su primer mensaje como presidenta, CFK habló de la energía, citándola ya no como un problema argentino, sino regional y mundial. Ahí destacó la importancia de la presencia de Venezuela en el Mercosur, a fin de “cerrar la integración energética”. El detalle le sirvió para destacar que la buena relación con Hugo Chávez, a quien no citó como sí hizo con Lula, “no es una cuestión de simpatías personales o amiguismos personales, sino un ejercicio de racionalidad para integrar y cerrar la ecuación energética de América Latina”, dijo.

Un año después, ya pasada la crisis por la 125, la Asamblea Legislativa volvió a reunir a Cristina Kirchner con su vice, Julio Cobos. Fue la primera vez tras el “voto no positivo”: no se miraron y solo se apretaron dos veces las manos. Un dato de esa ceremonia: la presidenta se olvidó de inaugurar formalmente las sesiones ordinarias.

Los tiempos, año por año

Presidente            Año Tiempo
Alberto Fernández 2023 1 hora 32 minutos
Alberto Fernández 2022 1 hora 37 minutos
Alberto Fernández 2021 1 hora 47 minutos
Alberto Fernández 2020 1 hora 20 minutos
Mauricio Macri 2019 58 minutos
Mauricio Macri 2018 40 minutos
Mauricio Macri 2017 61 minutos
Mauricio Macri 2016 61 minutos
Cristina Kirchner 2015 3 horas 41 minutos
Cristina Kirchner 2014 2 horas 47 minutos
Cristina Kirchner 2013 3 horas 36 minutos
Cristina Kirchner   2012  3 horas 17 minutos
Cristina Kirchner 2011 1 hora 40 minutos
Cristina Kirchner 2010 1 hora 36 minutos
Cristina Kirchner 2009 1 hora 11 minutos
Cristina Kirchner 2008 1 hora 15 minutos
Néstor Kirchner 2007 2 horas 16 minutos
Néstor Kirchner 2006  2 horas 6 minutos
Néstor Kirchner 2005 1 hora 30 minutos
Néstor Kirchner 2004  54 minutos
Eduardo Duhalde 2003 34 minutos
Eduardo Duhalde 2002 44 minutos

Fuente: Indice de Calidad Legislativa

Ocaña lanzó una campaña para que Alberto Fernández no cobre una jubilación de privilegio

La legisladora de Confianza Pública juntará firmas para impedir que el ex mandatario acceda a esa jubilación y lo calificó de “sinvergüenza”. “No solamente empobreció a los jubilados, sino que además pretende alzarse con una jubilación millonaria que no le corresponde”, aseveró.

Luego de que se conociera que el ex presidente Alberto Fernández inició los tramites para acceder a una jubilación de privilegio que le permitiría cobrar hasta siete millones de pesos, la diputada de Confianza Pública y vicepresidenta tercera de la Legislatura porteña, Graciela Ocaña, lanzó una campaña de recolección de firmas para impedirlo.

En ese sentido, la diputada manifestó a través de su cuenta de X -ex Twitter-: “¡Alberto Fernández es un sinvergüenza! No solamente empobreció a los jubilados, sino que además pretende alzarse con una jubilación millonaria que no le corresponde, ya que no cumple uno de los requisitos que es residir en el país”.

“El Congreso debe eliminar las jubilaciones de privilegio para el futuro y además declarar la emergencia por diez años para todos los que ahora reciben las jubilaciones de privilegio lo hagan percibiendo títulos públicos. ¡Basta de privilegios!”, aseveró.

Al mismo tiempo que aseveró que “le vamos a dar elementos a la ANSES con los cuales pueda denegar la jubilación de privilegio de Alberto Fernández, y lo vamos a hacer utilizando el DNU que él mismo firmó decretando la emergencia previsional para poder robarle la plata a los jubilados”.

“No podemos permitir que Alberto Fernández cobre una jubilación de siete millones de pesos. Esto equivale a 66 jubilaciones. Basta de privilegios para la verdadera casta”, sentenció.

 

Cómo votó la oposición la última ley ómnibus, que incluía 9 emergencias

Fue pedida por Alberto Fernández en 2019, al cabo de una sesión de más de 19 horas.

Para generar polémica en un momento en el que debieran buscar mantener los acuerdos en vísperas del inicio del debate de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, el presidente Javier Milei retuiteó este lunes un tuit de Joaquín de la Torre en el que le apunta al indeterminado “bloque extorsión” que a su juicio intenta “seguir viviendo del negocio de la política”.

Y agrega el exintendente de San Miguel que aquellos diputados que hoy se oponen a conceder todos los pedidos del líder de La Libertad Avanza “no tuvieron problema en darle facultades extraordinarias a CFK, Alberto y Kicillof”.

La referencia del dirigente de lo que fue Juntos por el Cambio alude a la Ley Impositiva y el pedido de endeudamiento que el gobernador bonaerense vio aprobar a fines del año pasado, con apoyo de la oposición, incluso votos libertarios. Pero en lo que hace a los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández, la realidad es que la oposición al que De la Torre refiere no le apoyó nunca las emergencias pedidas por esas gestiones.

El ejemplo más reciente se dio el 20 de diciembre de 2019, cuando el todavía nobel gobierno del Frente de Todos logró, tras más de 19 horas de debate, la aprobación en Diputados del proyecto de ley de emergencia, que entonces se denominó también “ley ómnibus”. El oficialismo de entonces logró sortear con éxito su primera prueba de fuego en el Congreso al conseguir la aprobación con 134 votos afirmativos y 110 negativos. El proyecto de Alberto Fernández declaraba 9 emergencias y suspendía por seis meses la fórmula de movilidad jubilatoria.

Pero la aprobación se consiguió con el apoyo de los interbloques Federal, conducido por el peronista Eduardo “Bali” Bucca, y Unidad Federal para el Desarrollo, que presidía el mendocino José Luis Ramón. También sumó el respaldo de Alma Sapag (MPN), mientras que los rechazos fueron de Juntos por el Cambio y el Frente de Izquierda, que tampoco habían aportado al quórum.

A la hora de votar, llamó la atención las ausencias de Graciela Camaño (Consenso Federal) y Elisa Carrió. Ambas habían estado durante la sesión.

Por el radicalismo se ausentaron también la chaqueña Aída Ayala y el jujeño Jorge Rizzoti. Por el Pro, no estuvieron presentes a la hora de votar el bonaerense Martín Medina, Graciela Ocaña, Julio Sahad y Francisco Sánchez. Y además de Carrió , por la Coalición Cívica no estuvo tampoco Héctor “Toty” Flores.

Sí votaron a favor los diputados schiarettistas. Del interbloque Federal, no votó a favor el socialista Luis Contigiani.

Tetaz: “Pusieron a Massa para sacarle poder a Alberto y dárselo a CFK”

El legislador de Evolución Radical relativizó el concepto de “superministro” que se le asigna a Sergio Massa: “Es solo un rotulo del periodismo”, aclaró.

El diputado nacional Martín Tetaz observó este lunes que con la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía “hay un poco más de estabilidad política”, aunque admitió que “no tengo expectativas económicas”. A su vez puntualizó que “como siempre, Cristina Fernández de Kirchner no sacrifica nada: le quitan poder a Alberto Fernández y se lo dan a Massa”.

Para el economista, Massa “debe aplicar un giro radical de 180 grados, al nivel de lo que fue el Plan Austral, que cambie el régimen fiscal y monetario”, y añadió: “Si no va por ahí esta expectativa en dos meses se termina”.

Al ser consultado por CNN Radio Argentina sobre la figura del todavía presidente de la Cámara de Diputados, el diputado opositor dijo que “el periodismo se apuró en ponerle ‘superministro’”, cuando en realidad “a Massa le dieron los ministerios que tenía Alberto Fernández; no le dieron nada de poder económico real, no le dieron ni el Banco Central, ni la AFIP, ni la Secretaría de Energía, que es el punto más importante hoy en términos de poder político”.

Por otro lado, Tetaz adelantó que “toda esa sensación de inestabilidad que hizo subir el dólar estas últimas semanas se disipó, pero con la inflación de julio, que va a estar en torno al 8%, van a temblar todos”.

El legislador porteño observó que “hay pocas chances de lograr un acuerdo con la oposición”, y aseguró que “o ve “cuáles serían las líneas de ese acuerdo político porque todavía hay demasiada incertidumbre para despejar”.

Martín Tetaz expresó que “en la actualidad, hay oficialismo y oposición en el Gobierno, pero no sabemos si se saldaron las disputas”, y reflexionó: “Uno no tiene claro a nombre de quién habla Massa o cuál es la naturaleza del equilibrio político todavía”.

Para cerrar, el diputado nacional por CABA descartó que “el Congreso vote a favor de otorgarle superpoderes a Massa”, y concluyó: “Eso no va a ocurrir de ninguna manera porque no necesita ningún superpoder, ese es el primer acuerdo que tienen que tener ellos ¿qué superpoder le va a dar el Congreso si el propio presidente no se lo da?”.

Milei calificó de “aberrante e inmoral” el impuesto a la herencia

El diputado de La Libertad Avanza disparó contra la nueva iniciativa del Gobierno tras la firma del Consenso Fiscal. También criticó a Guzmán por el Presupuesto 2022.

Luego de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, firmó el nuevo Consenso Fiscal con 23 provincias, el diputado nacional Javier Milei (La Libertad Avanza) se sumó a las críticas a la habilitación del impuesto a la herencia la cual tildó como “aberrante e inmoral”, ya que habilita a las provincias a aumentar el gasto público por encima de la suba de la inflación.

En declaraciones en TN, el dirigente libertario expresó: “El impuesto a la herencia me parece aberrante. Hay por lo menos cinco aristas del problema: una de índole moral, una de eficiencia asignativa, una en términos dinámicos, un problema de técnica impositiva y una ideológica”.

En ese sentido, explicó: “Si yo me gano el dinero honestamente, puedo disponer del mismo. Y si yo decido hacer un regalo mientras vivo o post mortem es un problema mío. Entonces esto es inmoral porque te están quitando el fruto de tu trabajo y cómo vos lo queres asignar”, y juzgó: “¿Quién es el Estado para penalizarte porque decidís dejarlo como regalo cuando uno se muere?”.

En ese contexto, el economista señaló que “cuando el Estado reciba ese nuevo ingreso lo va a asignar a cualquier otra cosa”, y agregó: “Así va a afectar los precios relativos, va a modificar la forma en que se asignan los recursos, van a modificar la estructura del capital y eso termina haciendo daño. Genera pérdida de bienestar, porque vos no ibas a gastar en eso, y pérdida de eficiencia económica y penaliza el crecimiento”.

Consultado por el Presupuesto 2022 que fue rechazado en el Congreso por 132 votos en contra y 121 a favor, Milei criticó al ministro de Economía, Martín Guzmán: “Cuando uno va a hacer una proyección es muy importante el dato base del cual se proyecta. Guzmán vino con datos tres meses viejos. Quiere decir que está proyectando sobre una base que es cualquier cosa”.

“Le van a dar a la maquinita y nos van a romper la cabeza con la inflación”, advirtió el diputado libertario y sostuvo que “el Presupuesto original parado a inicios de septiembre implicaba una expansión del gasto del 40% y cuando alguien miraba las partidas ya ejecutadas, ese número más la inflación pasada implicaba una expansión del 20% que ya sabemos que no va a ocurrir. Por eso de un día para el otro se cayeron con 56 artículos nuevos, con una expansión del gasto furiosa y cuando se le preguntaba como lo iban a financiar, no sabían”.

Y concluyó: “Puede ser que el Gobierno tenga una visión miope, pero cuando vas a tomar decisiones y tenes que hundir el capital vos, no pensas en los próximos 15 días, seis meses o dos años. Cuando vos miras una inversión miras 10 años”.

Guzmán: “El presidente hará uso de la Ley 24.156 para prorrogar el Presupuesto vigente”

Así lo confirmó el ministro de Economía a través de su cuenta de Twitter. A su vez, criticó fuerte a la oposición porque “decidió dejar a la Argentina sin presupuesto para el año 2022”.

El rechazo al Presupuesto 2022 que tuvo lugar en la Cámara de Diputados este viernes tras una sesión extensa y agotadora, seguirá dando de qué hablar por unos días más. Tal es así, que el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien se había echo presente en una de las reuniones de Comisión de Presupuesto para explicar la “Ley de leyes” se refirió al tema en cuestión a través de las redes sociales en la cual apuntó fuerte contra la bancada opositora.

“Lamentablemente la oposición decidió dejar a la Argentina sin presupuesto para el año 2022. No al Gobierno. A la Argentina. Una falta de responsabilidad colectiva que crea incertidumbres cuando lo que necesitamos es seguir construyendo certezas”, comenzó y agregó: “Hoy, la oposición sólo busca ser oposición. Lo han dejado claro: están compitiendo a ver quién es más opositor al Gobierno, y nuestra Argentina necesita que esto cambie”.

En este contexto, afirmó que “desde el Gobierno nacional, ya estamos trabajando para menguar el daño que significa “voltear” (tal como dijo un diputado opositor) el proyecto de ley de Presupuesto 2022. Pero sepamos lo que implica “voltear un presupuesto” especialmente en la situación actual de la Argentina”.

Y procedió a enumerar: “Primero, nos debilita como Estado Nación dentro de la Argentina y ante el mundo. Y eso nos lastima. Segundo, significa rechazar la programación macroeconómica que viene siendo la base de las negociaciones con el FMI para refinanciar la deuda absurda y dañina de USD44.000 M que tomó el mismo espacio político que hoy “volteó” el presupuesto. Y claro, afecta las negociaciones”.

“La oposición buscó todo tipo de subterfugios para justificar su rechazo al presupuesto. En el Congreso, respondimos las inquietudes formuladas. Una de ellas fue que las proyecciones subestimaban los recursos. Ayer se propuso una solución transparente”, apuntó Guzmán.

En otro tuit, mencionó que “el presidente de la HCDN propuso sumar un artículo que establecía que, si a mediados de año los recursos eran mayores que los calculados en el proyecto, el Gobierno enviaría una enmienda para aprobar el destino de los mayores recursos”, y cuestionó que fue “otra búsqueda de consenso que no les importó”.

Por último, adelantó que “el presidente (Alberto Fernández) hará uso de la ley 24.156 para prorrogar el Presupuesto vigente, y administrar los recursos de modo que el 2022 sea otro año de recuperación, con más capital público, educación, salud y conocimiento, y que podamos avanzar sobre una senda de progreso duradero”.

Austin criticó a Alberto Fernández tras anunciar que impulsará una nueva Ley de Bosques

La diputada cordobesa cuestionó los dichos del mandatario a través de su cuenta de Twitter y señaló que “la ley de bosques no necesita ser reformada sino cumplida”.

Luego de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, participara de la Cumbre de Líderes de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se desarrolla en Glasgow (Escocia), y anunciara que el Gobierno impulsará una nueva Ley de Bosques, la diputada nacional Brenda Austin (UCR-Córdoba) utilizó su red social de Twitter para cuestionar: “Hay que dejar atrás el ambientalismo de cotillón”.

El jefe de Estado comunicó este martes que se tomarán “medidas profundas para erradicar la deforestación ilegal, tipificándola como delito ambiental”, y que se girará al Parlamento un nuevo proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, ante lo que la legisladora radical manifestó: “El presidente dice que quiere erradicar la deforestación ilegal tipificándola como delito. En buena hora”. En ese sentido, recordó que “hace más de un año junto a (la senadora) Gladys González venimos impulsando este debate en ambas cámaras y el kirchnerismo sin querer avanzar”.

“El Gobierno no puede seguir improvisando. Asumir compromisos internacionales y comprometerse con la reducción de emisiones exige venir a casa y cumplir. Podría empezar con sus gobernadores de las provincias del norte que tienen las tasas más altas de desmonte”, sugirió la referente que integra la coalición de JxC.

Además, la vicepresidenta de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara baja enfatizó: “A la vez, la ley de bosques no necesita ser reformada sino cumplida. El recorte del Gobierno de Alberto Fernández constituye una afectación directa a los bosques nativos”. “Hay que dejar atrás el ambientalismo de cotillón. Políticas integrales, control, seguimiento, financiamiento”, resaltó.

Cabe recordar que la diputada radical había utilizado su cuenta de Twitter para expresar su rechazo al proyecto de Ley Presupuestario 2022 porque “implica el recorte más grande en la historia”, ya que solo otorga un “3 por ciento de lo que correspondería a la Ley de Bosques”.

El presidente visitó la planta Toyota y anunciaron el proyecto de ley de movilidad sustentable

Dicha iniciativa fue presentada por ministro de Desarrollo Productivo y el secretario de Asuntos Estratégicos, la cual “impulsa la creación de un régimen promocional que incluirá beneficios impositivos, nuevas instituciones y financiamiento de largo plazo”.

El presidente Alberto Fernández visitó este martes la planta de la automotriz Toyota Argentina, en la localidad bonaerense de Zárate, donde el, Matías Kulfas, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, presentaron el proyecto de Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que generará en los próximos 10 años “inversiones por 8.300 millones de dólares y 21.000 puestos de trabajo”.

El mandatario nacional, junto a empresarios del sector automotriz, realizó una recorrida donde pudo conocer una variada gama de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales.

Posteriormente, el ministro Kulfas explicó que la ley “surge del trabajo del Consejo Económico y Social (CES)” y “es un plan a 20 años que requiere de los consensos necesarios” para que “la Argentina sea una gran plataforma sudamericana y regional de fabricación de vehículos eléctricos y sus baterías y que podamos industrializar en la Argentina las materias primas”.

“La propuesta impulsa la creación de un régimen promocional que incluirá beneficios impositivos, nuevas instituciones y financiamiento de largo plazo. Además, se propone estimular la utilización creciente y sostenida de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales, lo que incrementará el aporte de la Argentina a la lucha global contra el cambio climático”, destacó el funcionario.

También, remarcó que “el proyecto plantea un régimen de beneficios tanto para la demanda, quienes compren vehículos eléctricos tendrán un bono verde que podrán descontar de manera directa del precio del vehículo, de artículos auxiliares como los cargadores, y se removerá de la base imponible de bienes personales a dichos vehículos”.

“Asimismo, prevé beneficios para la oferta, que incluye terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, serían temporales, con una duración de 20 años, y decrecientes en el tiempo para acelerar las inversiones”, agregó Kulfas.

De aprobarse la norma, el ministro de Desarrollo Productivo aseguró que “para el año 2030 se proyectan inversiones por 5.000 millones de dólares en terminales automotrices, lo que generaría 12.500 puestos de trabajo; por 1.500 millones de dólares en sectores autopartistas, que implicarían la creación de 6.000 empleos, y por 1.800 millones de dólares en el rubro de fabricantes de baterías, con 2.500 puestos de trabajo nuevos”.

Kulfas precisó que el proyecto propone “la creación de la Agencia Nacional de Movilidad Sustentable, que sería el primer régimen productivo argentino con una institución de I+D (Investigación y Desarrollo) con programas promocionales específicos, que buscarán promover el desarrollo científico, tecnológico y volcarlo al sistema productivo del sector”.

“El texto plantea que desde el año 2041 no podrán comercializarse vehículos con motor de combustión interna nuevos en el territorio nacional, y cubre toda la movilidad terrestre, ya sean móviles livianos, medianos, pesados, de pasajeros, de carga, la micro movilidad, o los experimentales, entre otros”, aclaró.

Por último, el funcionario aseguró que “también impulsa un Fondo Fiduciario de la Movilidad Sustentable (FODEMS) que garantice la disponibilidad y sustentabilidad de financiamiento que requerirá el régimen a lo largo de sus 20 años, que tomaría fondos de diversas fuentes y los aplicaría a la inversión necesaria para la reconversión”.

Por su parte, Beliz afirmó que “el país requiere de esta visión de futuro y una mirada estratégica” y que por eso el proyecto “va a ser discutido en el Parlamento para poder trazar ese horizonte de políticas de Estado”.

En su turno, el titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, indicó que “la industria automotriz genera más de medio millón de empleos en la Argentina y no puede perder el tren de la movilidad sustentable”, al tiempo que celebró la iniciativa oficial”, y enfatizó: “Estoy seguro que lo vamos a trabajar juntos, como lo hemos hecho para salir de la pandemia y para duplicar este año las exportaciones”.

Participaron también de la actividad el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y los secretarios de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, y de Política Tributaria, Roberto Arias.

El presidente donará parte de su sueldo y llovieron críticas

Las espadas de Juntos por el Cambio en Twitter no dejaron pasar la información. La donación de Alberto Fernández por “el error” de la foto fue cuestionado por los legisladores.

El presidente Alberto Fernández se presentará en la Justicia y ofrecerá una donación de parte de su sueldo al Instituto Malbrán, por la celebración del cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos.

Así lo anticipó su abogado Gregorio Dalbón, lo que desató una ola de críticas de usuarios en Twitter a la que se sumaron los dos diputados nacionales que junto con Fernando Iglesias más filosos son a la hora de castigar al Gobierno nacional en la red del pajarito.

Al respecto, en su cuenta oficial, el diputado bonaerense Waldo Wolff escribió: “Ahora el presidente dice que donará su sueldo como reparación por algo que ayer aseveró que no era delito y la semana pasada que era culpa de su pareja y la anterior que no había ocurrido”.

En tanto, el diputado mendocino Luis Petri publicó: “El Presidente se autoindultó. Alegó que la fiesta en Olivos fue un error, sentenció que no fue delito porque no hubo contagio y se fijó su propia pena por ello, una donación ¡La vida que NO queremos! Frente de Pocos”.

También el diputado porteño Jorge Enriquez opinó: “Ayer dijo que no era delito. Hoy ofrece una donación, como si así se pudiera borrar su conducta delictiva y la afrenta a millones de argentinos”.

Dura encuesta para Alberto tras la polémica por la foto del cumple: perdió 10 puntos en el corazón del peronismo

Revés en la provincia de Buenos Aires para el presidente tras el Olivosgate. Cayó su imagen. Los prencadidatos del FdT no repuntan. Juntos por el Cambio todavía no capitaliza el apoyo de los desencantados. Crece el voto liberal.


Los resultados del último sondeo de la consultora Giacobbe traen malas noticias para el presidente Alberto Fernández, ya que perdió 10 puntos de imagen positiva en la provincia de Buenos Aires y creció 11 su negativa; mientras que perdió 5 en la Ciudad de Buenos Aires y creció 9 su rechazo, tras conocerse las fotos y los videos de la celebración del cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez en la Quinta de Olivos en plena pandemia 2020.


Respecto al caso del cumpleaños durante la cuarentena estricta, tan solo el 15.2 por ciento (en PBA y CABA) adhiere a la siguiente idea: “No es un tema importante. El presidente pidió disculpas. Es un asunto terminado”.


Otro 22.9% en PBA y 20.8% en CABA opina que “es un error importante y no debería haber sucedido. Pero hay que dejar de atacar al presidente”.


Finalmente, un 61.3% en PBA y un 62.5% en CABA opinan que “es un escándalo moral terrible. El presidente debería ser sometido a juicio político”.


Ante estos datos, el consultor Jorge Giacobbe describió la reacción de la opinión pública al señalar que “la vergüenza es Ministerio”.


Al respecto, agregó: “El impacto de opinión pública de los vergonzosos sucesos que ya ni vale la pena enumerar, han generado un tipo de impacto curioso. Se ha desplomado la imagen del presidente, pero no la de la vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner)”.


“La imagen positiva de Cristina apenas ha mermado uno o dos puntos según el distrito. Tampoco golpeó sobre sus candidatos para esta elección. El problema tampoco es enorme en términos de intención de voto”, advirtió.
En ese sentido, señaló: “Si lo vemos por espacios, en ambos distritos, el Frente de Todos apenas ha retrocedido 2 por ciento en los resultados sin proyección y 3% en los datos proyectados. Siguen por encima del 30% en la provincia de Buenos Aires y por encima del 20% en la Ciudad”.


“A su vez, visto por candidatos, Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro están exactamente igual que antes. No es ilógico. Venimos explicando que el voto es genérico hacia el espacio, y que el apoyo del núcleo duro es hacia Cristina Kirchner. Entonces Alberto Fernández puede tener un comportamiento ético o anti ético, gobernar bien o mal, ser abducido por extraterrestres o partido por un rayo, pero los votos de Cristina siempre están allí”, aseguró.


En su reflexión, Giacobbe fustigó: “Lo que se desmorona es Alberto, solamente Alberto. Y el kirchnerismo lo va a sostener apenas lo suficiente para que el hombre siga siendo el empleado que atiende el mostrador de los reclamos, manteniendo su función primaria y esencial en la relación con la vice”.


“La vida política siempre le da revanchas a Cristina. Esta vez, de tener entre sus dedos la suerte de quien tan duramente la criticó”, agregó.


En su informe, el consultor afirma que “el desmoronamiento de Alberto, si bien no parece llevarse puesto el núcleo duro kirchnerista, muy probablemente limite o cercene las posibilidades del Frente de Todos para seducir a los famosos y misteriosos indecisos”.


“La herida está aquí, porque todavía hay casi un 20% de ciudadanos que no tienen una decisión tomada hacia el voto. Va a ser difícil conquistarlos”, apuntó.


Desde la otra vereda


Con respecto a una transferencia de votos de FdT a Juntos por el Cambio, manifestó que “de ninguna manera se puede sostener, todavía, que Juntos por el Cambio esté capitalizando nada de esto. Solo el voto con intenciones liberales se ha visto unos puntos reforzado”.


“Pero dentro de las internas hay movimiento. En Provincia, la diferencia inicial de cuatro puntos a favor de Diego Santilli, que luego se convirtió en seis, ahora se ha estirado a trece. En la Ciudad, María Eugenia Vidal ha caído unos cuatro puntos mientras que (Ricardo) López Murphy ha crecido casi dos”, agregó.

Juntos por el Cambio avanza con el juicio político a Alberto Fernández

Desde la UCR y el Pro anunciaron que este viernes presentarán en la Cámara baja un pedido de juicio político contra el Presidente. No prosperará.

Los diputados del ala dura de Juntos por el Cambio en Diputados primero y luego el jefe del interbloque, Mario Negri, coincidieron en que este viernes 13 impulsarán el juicio político al presidente Alberto Fernández por considerar que ha cometido un delito en ejercicio de sus funciones y mal desempeño (art. 53, CN), debido “a haber violado groseramente las restricciones que por DNU les impuso al resto de los argentinos” durante la pandemia al celebrar el cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos en julio de 2020.

Al respecto, Negri (UCR) sostuvo que “este es el final de un camino de obscenidades. Yo no soy francotirador que pide juicios políticos todos los días. Por eso he analizado esto con cuidado. Hoy vemos que la gota rebalsó el vaso. Estamos trabajando en el pedido de juicio político al Presidente. Hablé recién con Cristian Ritondo (PRO) y me dijo que está de acuerdo en acompañar”, adelantó el diputado cordobés en una entrevista televisiva con La Nación+.

En ese sentido, expresó: “Tengo la decisión tomada porque, aunque sé que no tenemos número, porque se precisan dos tercios y el kirchnerismo bloqueará todo, queremos que el Congreso debata esto. Que se den explicaciones, que se defienda el accionar del Jefe de Estado si es que pueden”, agregó el jefe del interbloque JxC.

“Se ha deshonrado al país. Si un presidente no peronista hacía todo esto lo estarían rajando”, finalizó Negri.

Por su parte, el diputado porteño Jorge Enriquez manifestó que “el doctor Alberto Fernández ha deshonrado el cargo para el que fue elegido, no solamente porque su administración es un ejemplo permanente de mala praxis, sino porque, en momentos tan dolorosos, se ha colocado por encima de la ley, usufructuando privilegios inmorales que vulneran el principio de igualdad ante la ley. Quien debía dar el ejemplo usaba la Quinta de Olivos para celebraciones indecorosas. Ha sobrepasado todos los límites. Se tiene que ir”, sentenció.

En tanto, el diputado bonaerense Waldo Wolff -denunciado por dichos misógenos contra la actriz Florencia Peña- también se sumará al pedido de juicio político tras afimar: “Habiéndome auto denunciado por tweet atemporal e impersonal poniéndome a disposición del Congreso y la justicia como debe hacer todo funcionario espero que aquellos que se indignaron, me acompañen con el mismo ahínco en el pedido de juicio politico al Presidente”.

El oficialismo porteño pidió que se publique el listado de los “vacunados vip”

Los diputados le pidieron al presidente de la Nación, Alberto Fernández, que brinde el listado completo de las personas que accedieron a las vacunas sin respetar el cronograma establecido por el Ministerio de Salud. “La sociedad espera transparencia”, aseguraron.

En medio de la polémica por las denuncias acerca de la vacunación vip, los legisladores porteños del oficialismo exigieron a través de las redes sociales que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, publique las listas de quienes accedieron a las vacunas sin respetar el calendario de vacunación establecido por el Ministerio de Salud.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero (VJ), aseguró que “dicen que ‘la patria es el otro’, pero a la hora de vacunar abandonan a su suerte a la población de riesgo. Vacunan amigos, allegados y militantes: descripción gráfica de cómo gestiona el kirchnerismo” e indicó que “ahora entendemos porque Mariano Recalde quería que Horacio Rodriguez Larreta se vacune. Quería que sea como ellos que se vacunan al margen de la ley, mientras la población de riesgo, adultos mayores y la sociedad aguarda por la vacuna”.

“El ministro de economía, Martin Guzman (38 años) también pasó por el vacunatorio vip. Parece que esto no es sarasa. El frente es de todos pero las vacunas son solo para ellos”, aseveró.

Sobre esa misma línea Natalia Fidel (VJ) afirmó que no podía “dejar el ‘pedido de disculpas’ criticando a los que pensamos y gestionamos diferente. ¿Será para atenuar una conducta 100% reprochable?” y recordó que “el viernes la Ciudad recibió 40.000 vacunas que fueron asignadas a los adultos mayores en una inscripción online. ¿Faltan vacunas para cubrir a toda la población de riesgo? Sí. Tal vez si hicieran un uso más transparente de su distribución llegaría a los que más lo necesitan”.

Mientras que Cecilia Ferrero (VJ) señaló que “quizás tendríamos que enfocar en la violación de un protocolo de vacunación establecido en favor de amigos” y argumentó que “es bien simple: lo que la sociedad espera es transparencia y respuestas sobre lo ocurrido; abran las listas y muestren quiénes se vacunaron, presidente”.

Asimismo el jefe del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, celebró el inició de la vacunación para los adultos mayores: “fue una alegría enorme haber estado en la primera jornada de vacunación de la Ciudad. Los mayores de 80 años que solicitaron el turno online ya empezaron a recibir la primera dosis. Sin falsas promesas ni privilegios para los amigos del poder, sólo con gestión y esfuerzo”.

Por su parte el radical Leandro Halperín (UCR-Ev) aseveró que “gobiernan  con hipocresía, doble discurso, de manera irresponsable, para pocos y sólo si son amigos, sin ética ni moral, sin solidaridad con las más humildes, ni con las niñas, los niños ni con los ancianos” y alertó que “son el privilegio. Son la nueva oligarquía. Gobiernan como vacunan”.

A la vez que el diputado del GEN Sergio Abrevaya indicó que “Hugo Moyano dice que tiene derecho a vacunarse antes que otros septuagenarios porque dirige una obra social, ¡es inadmisible! Vacunaron a su hijo, ¡inadmisible! Los diputados que se dieron la primera dosis con la excusa de viajar, pero sin la segunda dosis, ¡es un argumento inadmisible!”.

“Axel Kicillof se vacuno para dar el ejemplo de que había que hacerlo, con la escasez de vacunas que hay. Alberto Fernández le pedimos desde el partido GEN entregue la lista de VIPS en el ministerio, el Posadas, Santa Cruz, y donde sea, no importa si es oficialista o no”, completó.

Alberto Fernández celebró la sanción de la ley del aborto

Tras la victoria de la sanción de la norma, prometida en campaña y enviada por el propio Ejecutivo al Congreso, el mandatario habló de “recuperar el valor de la palabra empeñada”.

Tras la aprobación de la ley del aborto en el Senado, el presidente Alberto Fernández celebró en sus redes sociales la sanción de un proyecto que prometió en campaña, envió al Parlamento y, también, jugó fuerte junto a senadores oficialistas para garantizar los votos.

“El aborto seguro, legal y gratuito es ley. A ello me comprometí que fuera en los días de campaña electoral”, arrancó el mandatario en un breve mensaje, que acompañó junto a una foto de militantes con pañuelos verdes frente a la cúpula del Congreso.

Para el jefe de Estado, “hoy somos una sociedad mejor que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública”. “Recuperar el valor de la palabra empeñada. Compromiso de la política”, completó.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, hizo énfasis en lo mismo. “Quienes luchan hacen la historia. El 1 de marzo @alferdez reafirmó su compromiso, hoy el aborto legal es realidad efectiva. Es ley. Seguimos ampliando derechos”, escribió.

Otro de los mensajes del Gobierno fue del ministro de Salud, Ginés González García, quien sostuvo que “con esta ley gana la salud pública, la justicia social, los derechos de las mujeres y el Pueblo argentino”. “Estoy feliz y me comprometo a hacer cumplir la ley a lo largo y ancho de toda la Argentina”, afirmó.

El presidente participará en el Coloquio IDEA

Desde Casa Rosada confirmaron Alberto Fernández participará del evento empresarial, espacio esquivo para el kirchnerismo mientras fue gobierno entre 2003 y 2015.

El presidente Alberto Fernández confirmará que participará este año del Coloquio IDEA, que se llevará a cabo de manera virtual entre el 14 y el 16 de octubre próximos, un espacio en el que el kirchnerismo nunca quiso estar presente mientras fue gobierno entre 2003 y 2015. 

Fuentes de Casa Rosada confirmaron la participación del mandatario en el tradicional evento empresarial. 

Desde el Gobierno buscarán limar esperezas con el empresariado luego de las tensiones acentuadas por el caso Vicentin y la presentación del proyecto de impuesto extraordinario a grandes fortunas. 

De parte del empresariado, también hubo críticas por la aplicación del Banco Central de mayores restricciones a la compra de dólares por parte de las empresas, ya que –indican- “las mismas se encontraban cancelando deudas impagas y financiando futuras importaciones con divisas de la entidad monetaria, que consideraban baratas frente al temor de una próxima devaluación”. 

El acercamiento con los empresarios comenzó la semana pasada, en la previa del anuncio del ministro de Economía Martín Guzmán, y del que también participaron el titular de IDEA, Roberto Murchinson; el presidente del coloquio, Roberto Alexander; Martín Migoya, de Globant; Sergio Kaufman, de Accenture; y Daniel Herrero, CEO de Toyota. 

También se llevaron a cabo reuniones con empresarios, atendidos en muchos casos por Guzmán y en otros por el mismo Fernández. 

El Gobierno apunta a restablecer la confianza del empresariado y fundamentalmente de los sectores exportadores, debido a la caída de reservas que tuvo en los últimos meses el Banco Central. 

Desde la Casa Rosada reconocen el malestar empresarial y apuestan a que el nuevo paquete de estímulo a la producción local mejore la relación. 

Le quitarán un punto de coparticipación a CABA para destinarlo a provincia de Buenos Aires

En el marco del conflicto policial, Alberto Fernández dio un discurso rodeado por el gobernador y la vicegobernadora bonaerense, e intendentes bonaerenses, donde anunció esa medida para pagar el aumento a los policías bonaerenses.

Se veía venir en las últimas semanas y se confirmó este miércoles, con motivo de la aceleración de los hechos por las protestas policiales en demanda de mejoras salariales. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció que la provincia de Buenos Aires recibirá un punto de coparticipación adicional para resolver el reclamo salarial de los efectivos policiales que protestan, y ese dinero saldrá de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires.

La medida generó inmediatas reacciones de legisladores de Juntos por el Cambio, como el diputado Waldo Wolff: “Pudo usar un conflicto para unir a los argentinos y una vez más fue el testaferro de la confrontación. Mostró una vez más no tener la más mínima planificación de gestión”, señaló.

Desde la Coalición Cívica, Paula Oliveto se quejó: “Ahora resulta que la forma de solucionar la inutilidad de Kicillof es quitándonos fondos a los porteños que estamos siendo bien gobernados… Kicillof, trabaje y gobierne para que su Provincia salga adelante. Si necesitan más fondos devuelvan lo robado por sus compañeros”.

En declaraciones a TN, el senador nacional Martín Lousteau advirtió que nadie del Gobierno de la Ciudad “estaba al tanto” del anuncio que hizo el presidente de la Nación. Por eso dijo que el mandatario lo decidido por Fernández “no es la construcción de institucionalidad, sino todo lo contrario”.

“Una extorsión le hizo cambiar al presidente Alberto Fernández la coparticipación y en este caso fue la policía provincial”, señaló Lousteau, para quien “lo que acaba de hacer el Presidente es inconstitucional”.

En ese mismo sentido se pronunció la diputada Graciela Ocaña, que señaló que “los fondos de la Ciudad, que son traspasados al inoperante gobernador de la Provincia, equivalen a casi la mitad de los fondos que el Presupuesto de la Ciudad destina a la Seguridad y Justicia”.

El presidente del radicalismo, el diputado nacional Alfredo Cornejo, señaló a su vez que “la provincia de Buenos Aires recibió de Alberto Fernández 64 mil millones de pesos sin destino específico, se los regaló. A las provincias, los recursos se los distribuyó como préstamos. La situación de la policía no es falta de recursos, es pésima administración de Kicillof”.

Por su parte, el diputado nacional Facundo Suárez Lastra advirtió que “había un lugar de donde sacar los recursos, de lo que lleva la Nación que ya no paga escuelas ni hospitales ni policías. Es inadmisible, sectario, partidista sobre todo pequeño. El punto que le saca a la Ciudad va para financiar la reforma judicial para la impunidad para los corruptos”.

“Es absolutamente razonable y justo que le de un punto más a la Provincia de Buenos Aires, de hecho debería darle más, que le corresponde. Lo que es injusto, inconstitucional e ilegítimo sacárselo a la ciudad de Buenos Aires, que también esta relegada en relación a lo que aporta”, agregó el exintendente porteño.

Desde Mendoza, el diputado radical Luis Petri se quejó: “Incomprensible la salida que encontró el Gobierno Nacional para frenar la crisis policial de Buenos Aires, genera dos gravísimos precedentes, ataca la coparticipación, que es el corazón del federalismo y genera un precedente de resolución de conflictos espantoso. Efecto cascada”, en tanto que el diputado del Pro Lucas Incicco comentó: “Clarísimo el presidente: intentarán solapar la ineptitud de Kicillof y Berni metiéndole mano a los fondos de los porteños, so pretexto de una supuesta equitativa redistribución de los recursos coparticipables. Como le gusta a CFK”.

Por su parte, el exsenador nacional Federico Pinedo advirtió que “no se puede quitar coparticipación a una provincia o a la Ciudad sin su acuerdo, conforme a la Constitución y fallos de la Corte. Viene una dura negociación política”.

Negri le pidió al presidente que retire el proyecto de reforma judicial porque “nació muerto”

El jefe de interbloque Juntos por el Cambio en Diputados señaló la “falta de consenso” y del “sentido de la oportunidad”. Y disparó que “la agenda de la vicepresidenta” pasó a ser “la agenda del Gobierno”.

El jefe de interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, consideró que el presidente Alberto Fernández “debería retirar el proyecto de ley de reforma judicial y comenzar de cero en la búsqueda del consenso; elegir entre todos qué se quiere reformar de la Justicia -en el marco de ese consenso- y después ver cuándo se envía el nuevo proyecto al Congreso”.

“Nosotros no estamos en contra de que el Congreso trabaje, lo hemos estado haciendo, lo seguiremos haciendo. Creemos que hay que ir recobrando la normalidad, con los protocolos de sesión que corresponden, que se vayan adaptando”, sostuvo el cordobés.

En ese sentido, opinó que “los temas de trascendencia institucional, que son estructurales, que son de largo debate, que pueden tener muchos dictámenes de minoría, que significan discusiones, polémicas y votaciones divididas, hay evitar tratarlos en sesiones remotas”. “Todos los Parlamentos que se han puesto de ejemplo para lo único que sesionan es para votar leyes de consenso vinculadas al coronavirus”, agregó.

Y continuó: “No somos un grupo de diputados al que retan desde el oficialismo para que vayan a sesionar y a hacer lo que ellos quieren. Eso no. Para eso estamos en democracia, para eso la gente votó de una forma o de otra”.

“Recuerden que cuando nosotros mandamos una ley compleja (en referencia a la reforma previsional) casi nos tiran abajo el Congreso aquellos que ahora dicen que no podemos plantear que temas importantes se discutan de otro modo. ¡No es cierto que estemos planteando sesionar en un hospital o llevar el virus y repartirlo en las bancas!”, enfatizó el legislador.

En cuanto al proyecto de reforma judicial, Negri señaló que “cuando se va a reformar un poder de la democracia no se lo modifica sólo para la conveniencia del Gobierno. Se reforma para varias generaciones, porque la gente va a seguir votando”.

“Además, lo que vemos es falta de sentido de oportunidad. Tenemos que poner la energía para ver cómo salimos de la pandemia, que no sabemos cuándo termina. Sabemos que el PBI va a caer diez puntos y se habla de una reforma judicial que va a costar 3.000 o 4.000 millones de pesos, casi como si fuera a comprar caramelos”, apuntó.

También, el radical mencionó que “estamos yendo a la aplicación del sistema acusatorio en todo el país, con el Código Procesal Penal. Esto exige más fiscales, no más jueces. Y vemos que la propuesta del Gobierno es designar 300 jueces más, cuando además retiró los pliegos de 200 del Senado hace ocho meses y no los volvió a enviar”.

“Esto nació nonato, mal, porque una reforma judicial de esta magnitud precisa consenso. Observamos que la agenda privada de la vicepresidenta (Cristina Kirchner), por sus problemas con la Justicia, pasó a ser la agenda pública del Gobierno. Esto es sólo una reforma penal, que nada beneficiará al ciudadano de a pie, por eso la gente sospecha”, finalizó.

Alberto F. sobre la reforma judicial: “Leo y recontra leo y no encuentro en qué la beneficia a Cristina”

El presidente se refirió al proyecto que rechaza Juntos por el Cambio y consideró “insólito que no lo quieran tratar”. Agregó que en la oposición “deberían estar agradecidos” porque la iniciativa beneficia al gobierno anterior.

El presidente Alberto Fernández se refirió este martes al proyecto de reforma judicial enviado al Congreso y enfatizó: “Dicen ‘esto beneficia a (la vicepresidenta) Cristina (Fernández de Kirchner)’. No tengo la menor idea en qué la beneficia. Leo y releo y recontra leo y no encuentro en qué la beneficia”.

Durante una extensa entrevista radial -a un año de las elecciones PASO en las que obtuvo un rotundo triunfo sobre el expresidente Mauricio Macri-, Fernández defendió la iniciativa y consideró “insólito” que desde Juntos por el Cambio “no la quieran tratar”.

“Dijeron que no se van a prestar al debate por vía virtual, con lo cual espero que en algún momento den el debate”, sostuvo, en referencia a la decisión de la principal fuerza de la oposición.

Para el mandatario, “esto es parte de la discusión hipócrita de la Argentina…hace décadas que venimos viendo la decadencia de la Justicia Federal”. “Un día que llegamos y hacemos una propuesta seria, y armamos un proyecto global, deciden no discutirla porque no les gusta una comisión que no tiene nada que ver con esta ley”, dijo, en alusión al comité de expertos que evaluará la ampliación de la Corte Suprema.

“La verdad es que estoy asombrado, porque la Argentina necesita tener una justicia que funcione bien”, expresó en declaraciones a radio Futurock.

Además, defendió: “Me he puesto todos los límites que encontré para que los jueces federales que sean nombrados no puedan ser manipulados por mí, ni por ningún presidente”.

En ese sentido, añadió: “Por primera vez los subrogantes tienen que tener el acuerdo de las dos terceras partes del Consejo de la Magistratura y el acuerdo del Senado, con lo cual yo no puedo nombrar ningún subrogante que me guste. Además hemos puesto normas de conductas para los jueces”.

“El proyecto por ahí es mejorable, por ahí es perfectible, yo no soy un negado en ese sentido, pero me parece insólito que no la quieran tratar”, resaltó.

También, Fernández opinó que la iniciativa “beneficia al gobierno que dejó el poder” porque se garantiza “que nadie pueda hacer con ellos lo que hicieron hasta ahora con nosotros”.

“En verdad deberían estar agradecidos en que yo diga ‘no quiero más detenciones arbitrarias, no quiero más manipulación de jueces, no quiero más sacar el juzgado a…o poner en la cámara a mi amigo el juez sin que pase concurso'”, lanzó.

El presidente valoró a Carlos Beraldi, el abogado de la vicepresidenta, que forma parte del “Consejo Consultivo para el Fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público”, a quien afirmó conoce “hace más de 30 años” y es “un abogado extraordinario”. “También es el abogado del ministro de Educación de Macri que está acusado de las escuchas”, señaló.

Finalmente, el mandatario destacó que las propuestas que presente el Consejo “serán leyes que tengan que ir al Congreso, no son cosas que se resuelven por decreto”.

“Solo hay una vocación clara de confundir a la gente, decir que todo esto está hecho para lograr la impunidad de Cristina, de que todo esto está hecho para manipular la justicia…ellos piensan que nosotros somos iguales que ellos, y no somos iguales que ellos”, cerró.

Por otra parte, consultado sobre el impuesto a las grandes fortunas -proyecto que todavía no se presentó-, Fernández sostuvo que “está trabajándose” y “se está avanzando”, pero “hay tiempos legislativos”. “Lo están trabajando Máximo (Kirchner) y Carlos Heller. Estoy seguro que va a salir”, manifestó y argumentó que “hubo otras urgencias” como la ampliación presupuestaria y la moratoria ampliada.

En otro tramo de la entrevista, el presidente ratificó su voluntad de enviar el proyecto de aborto legal y no confirmó que vaya a postergarse su envío hasta 2021. “Es un tema que tenemos que resolver”, respondió y remarcó: “Tengo muy en claro que cualquier argumento sirve a otros para dividir a la sociedad en un momento en el que tenemos que estar muy unidos por la pandemia”.

“(El tema) es una convicción que yo tengo y lo voy a mandar tan pronto como pueda. Después tendrá la discusión parlamentaria”, dijo.

Puesta en marcha del Hospital del Bicentenario en Ituzaingó

Fue encabezada por el presidente Alberto Fernández a través de una videoconferencia. En el lugar, estuvieron presentes el gobernador Axel Kicillof y el intendente local Alberto Descalzo, junto a sus pares de otros distritos.

La puesta en marcha del área Covid-19 del Hospital del Bicentenario, del partido de Ituzaingó fue encabezada por el presidente Alberto Fernández a través de una videoconferencia. En el lugar, estuvieron presentes el gobernador Axel Kicillof y el intendente local Alberto Descalzo junto a sus pares de otros distritos.

El primer mandatario manifestó que le genera “una gran alegría estar inaugurando algo que pensó Néstor, que ejecutó Cristina y que me toca terminar”. Definió el acto como “una maravillosa síntesis de lo que ha sido nuestro tiempo. Con Néstor su fuerza y su creatividad, con Cristina llevando adelante y ejecutando, y yo poniendo orden, después de la metáfora del olvido, y pudiendo concretar el sueño de Néstor, el trabajo de Cristina”.  

La apertura del hospital habilita 52 camas de las cuales 16 son UTI, y concentra todo el esfuerzo en esta región para atender al Covid, pero el presidente adelantó que “en los días sucesivos va a seguir trabajando hasta completar un total de 120 camas, a uno le da una gran tranquilidad”. 

“Estoy seguro que todos y cada uno queremos darle a nuestros adultos mayores la paz que necesitan los que están pasando a la última etapa de su vida y el respeto que merecen los que dieron en su vida activa todo para que nuestra sociedad sea mejor”, manifestó Fernández, al tiempo que destacó “quise que dejen de pagar los medicamentos, y Luana apenas llegó a gran velocidad impulsó hizo los cambios necesarios, para que ya no tengan que pensar que medicarse en la madurez es un problema adicional. Quiero que cada adulto mayor sepa que estamos pensando y trabajando para ellos”.  

Por otro lado, hizo referencia a la unidad social y sostuvo: “Eso me hace pensar qué buena idea que tuvimos cuando todos nos volvimos a unir pensando en esos argentinos que en los cuatro años de olvido se quedaron sin salud. Qué buena idea tuvimos todos nosotros, porque si eso no hubiera pasado, no estaría yo hablándoles hoy. Seguramente Axel no sería el gran gobernador que es. Tal vez Alberto se la hubiera visto más difícil para seguir gobernando su querido Ituzaingó. Tal vez Luana no sería nuestra maravillosa interventora del PAMI, tal vez Ginés no hubiera vuelto con su sabiduría, su enorme capacidad, a hacerse cargo en un momento donde el mundo padece una pandemia que arrastra vidas permanentemente”.  

El presidente también hizo mención al acuerdo con acreedores logrado esta semana: “Si no hubiéramos corregido la deuda entre el año 2020 y 2025, deberíamos haber pagado 45 mil millones de dólares a nuestros acreedores. Eso hoy ya no existe. Y esos recursos que no estamos derivando al pago de las deudas son recursos que tenemos que dedicar a los olvidados de la Argentina. Los adultos mayores son parte de los olvidados de la Argentina”.

En su discurso, recordó al expresidente Néstor Kirchner y pidió: “Como decía Néstor, ayúdennos a hacer la Argentina que nos merecemos. Ayúdennos porque todos hacemos falta en el tiempo que nos toca. Y si queremos ser una sociedad digna, una sociedad ética, nunca olvidemos que nuestros adultos mayores han llegado a esa edad después de haber dejado una vida de trabajo para que nosotros seamos lo que hoy somos”.  

“Que estas cosas ocurran no es decisión de un gobernante, es decisión de muchos, de un presidente, de un Ministro de Salud, del PAMI con su interventora, del intendente, del gobernador y es decisión de una comunidad que sabe que ahí hay una necesitas y por lo tanto un derecho”, sintetizó finalmente Fernández.

Valdés revalorizó el trabajo mancomunado entre el presidente y los gobernadores

El diputado del FdT aseguró que “el desempeño argentino ante la pandemia es elogiado por distintas instituciones globales y expertos” y pidió que los consensos alcanzados den lugar a “una nueva institucionalidad”.

A casi cuatro meses de haber iniciado el aislamiento social obligatorio, el legislador del Frente de Todos (FdT) Juan Manuel Valdés celebró el trabajo que vienen desarrollando en conjunto el presidente de la Nación, Alberto Fernández; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y abogó por “una nueva institucionalidad”.

En ese sentido, el diputado aseguró que “el desempeño argentino ante la pandemia es elogiado por distintas instituciones globales y expertos” e indicó que “es un lugar común comparar cifras de muertos y contagiados, pero pocas veces destacamos la importancia que ha tenido la dirigencia política a la hora de interpretar su rol y articular sus responsabilidades, sean de cualquier signo ideológico”.

Además remarcó que “encontrar conferencias donde los 24 gobernadores y gobernadoras compartan escenario con el presidente y puedan tomar definiciones conjuntas no es una imagen que se repita en otras latitudes” y destacó que “hechos como las ya recurrentes reuniones entre Rodríguez Larreta y Kicillof deben sostenerse y profundizarse más allá de la pandemia. Ojalá el relieve alcanzado por el AMBA en el debate público de lugar a una nueva institucionalidad”.

“Hace décadas que esta región en la que viven 15 millones de habitantes (un 37% de la población nacional) no encuentra políticas comunes. Allí más de 6 millones de personas son pobres, existen 970 barrios que no cuentan con la infraestructura más mínima”, manifestó en diálogo con Infobae y advirtió que “problemas como la salud pública, la vivienda, la contaminación y el transporte no pueden ser resueltos si se toma como límite la Avenida General Paz, por la que diariamente cruzan igual cantidad de bonaerenses a trabajar que los porteños que duermen en CABA. La Ciudad se nutre de los recursos de esos bonaerenses”.

Sobre esa misma línea, Valdés afirmó que “debemos pensar una integración efectiva para hacer frente a estas deudas estructurales, salir de esta crisis y prevenir las próximas. Debemos pensar marcos de acuerdo, con instituciones fortalecidas y respetadas por el conjunto del sistema democrático. Para eso hace falta seguir construyendo una Argentina unida”.

Al mismo tiempo que concluyó cargando contra Mauricio Macri al señalar que “esta agenda subterránea y paciente puede pecar de poca espectacularidad cuando es comparada con la impericia de un ex presidente que convoca a movilizarse en nombre de la libertad en medio de una pandemia, pero más de una vez, es justamente el trabajo serio y responsable de una dirigencia política que esté a la altura de las circunstancias lo que hace la diferencia entre la vida o la muerte”.

Massa consideró que, dentro de la región, Alberto F. “ha mostrado éxito para lidiar con la pandemia”

El presidente de la Cámara de Diputados participó este jueves de una actividad de entrega de equipamiento a hospitales de San Fernando. “Es un momento de unir fuerzas”, enfatizó.

sergio massa hospital san fernando

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa participó este jueves de la entrega de respiradores y monitores para los hospitales municipal “San Cayetano” y provincial de San Fernando, junto al intendente local, Juan Andreotti.

En ese contexto, destacó que “si hay un gobierno en esta región que ha mostrado éxito para lidiar con esta pandemia, es el de Alberto Fernández. Es momento de unir fuerzas”.

“Por la decisión del gobierno municipal y apoyo del Gobierno nacional y provincial, se logró avanzar en el reequipamiento de estos hospitales que están dando respuesta a los vecinos de San Fernando”, señaló el tigrense, durante la entrega de cinco respiradores y cinco monitores, gestionados por la diputada nacional Alicia Aparicio (Frente de Todos).

El oficialista resaltó que Andreotti “decidió ampliar la capacidad de camas de terapia, que el municipio ya multiplicó por seis, y el Ministerio de Salud de la Nación ha multiplicado un 40% las camas de terapia intensiva en todo el país. Además de entender que debemos cuidarnos, el Estado tiene que tener capacidad de respuesta”.

Massa enfatizó que “es un falso dilema la salud o la economía. Desde que comenzó la pandemia, el Estado argentino invirtió 960 mil millones de pesos para sostener una economía que en el mundo se derrumba, producto de un virus que ni siquiera podemos ver. Esa inversión es en ATP, AUH, tarjeta alimentaria, IFE y toda la inversión en el sistema de salud”.

sergio massa hospital san fernando
Foto: Prensa Sergio Massa.

Por otra parte, se refirió al proyecto de moratoria universal que se comenzará a debatir este jueves. “El Estado busca reparar los daños que genera la pandemia para asistir a quienes lo necesitan. La moratoria será para todos, los que tienen monotributo social y las grandes industrias de Argentina. Representa tomar 8.000 millones de dólares que se deben al fisco y tener la oportunidad de entrar a un plan de pagos. Es para que el Estado no les coma el bolsillo cuando la pandemia termine y comiencen a tener actividad”, sostuvo.

El titular de la Cámara baja valoró que todo lo hecho hasta el momento, “fue para cuidar la subsistencia; pero estamos trabajando en el día después, con leyes e instrumentos que den perspectivas a largo plazo. El Gobierno tomó eso como propio. El Estado será un factor central para salir de la crisis”.

También participó de la actividad Lisandro Bonelli, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, entre otros.

Negri: “Vamos a tener uno de cada dos argentinos en la pobreza cuando salgamos de la pandemia”

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados afirmó que en la reunión con el presidente no se habló de la agenda parlamentaria para la salida de la emergencia sanitaria, y consideró que “no hay que sobreactuar”.

Tras la reunión virtual con el presidente Alberto Fernández, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, enfatizó que “vamos a tener uno de cada dos argentinos en la pobreza cuando salgamos de la pandemia”, por eso lamentó no conocer el “plan” que el Gobierno proyecta para la salida de la emergencia sanitaria.

“Creo que no hay que sobreactuar; (la reunión) fue un paso frente a la enorme incertidumbre que hay en la salud y la economía”, sostuvo este martes el radical, y remarcó que el próximo lunes “se van a cumplir cuatro meses de cuarentena, de siete meses de Gobierno”.

En diálogo con radio Mitre, el dirigente cordobés expresó: “Nosotros ya sabemos, y sabe el Gobierno, que vamos a salir más pobres, con menos clase media, que vamos a perder un pedazo grande del PBI, vamos a caer al 11, 12%, que estamos lejos de ser un país competitivo, lejos de exportar frente a un mundo tan complejo. Y si después de siete meses de gobierno no vemos un rumbo, después de la post-pandemia que nos compromete a todos, creo que las dificultades son mayores”.

“No hay que sobreactuar. Si hay un acuerdo sobre los problemas estructurales, la foto es la consecuencia, no el comienzo. Lo de ayer fue un pequeño paso, pero la agenda del país real la tiene que poner el Gobierno sobre la mesa para que nosotros podamos discutir”, subrayó.

El legislador recordó que el oficialismo anunció “unos cinco temas que iban a ir al Parlamento” pero “hasta ahora sólo ha entrado uno, que es la moratoria, y sobre la cual tenemos serias observaciones sobre la incorporación de los combustibles y del juego”.

“Va a haber un plan para la post-pandemia que no conocimos, ni lo conocemos, que comprenderá algunas leyes”, agregó y continuó: “La Argentina ha tenido ocho default, esperemos que no entremos en otro. Apoyamos la orientación de la renegociación de la deuda, la estrategia la lleva el Gobierno. Pero el default político se va a producir si además de la crisis no garantizamos el funcionamiento de la división de instituciones y del poder republicano”.

“Llevamos siete meses y la Justicia solamente abre una ventana para determinados casos, está de feria. Y el Congreso no ha podido funcionar a medias por la situación de la crisis”, manifestó, por eso, al igual que en el encuentro con Fernández, dijo que “hay que normalizar rápidamente la vida institucional de la Argentina”.

Además, Negri advirtió que “no puede ser que se convierta en un hecho trascendente una reunión en donde no avanzamos en ninguna propuesta”.
Finalmente, el diputado lanzó: “Que el gobierno no pierda energía en tratar de dividir a la oposición. Va a perder ahí. Nosotros tenemos clara conciencia de que si nosotros no honramos a los que nos votaron y respetamos a los que no, nos van a castigar a todos”.

Juntos por el Cambio aceptó la convocatoria de Alberto Fernández

Casa Rosada accedió al pedido de JxC para una reunión “a solas”, que será a partir de las 17. A las 18 habrá otra que tendrá como participantes al resto de las bancadas de la oposición.

Finalmente, el interbloque Juntos por el Cambio aceptó la convocatoria a una reunión virtual con el presidente Alberto Fernández para este lunes a las 17, luego de que el Gobierno accediera a la condición de que no haya representantes de otros bloques.

La principal bancada opositora puso como condición mantener un encuentro en el que participen cinco diputados y cinco senadores de su espacio, junto a Fernández, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa; y el presidente del bloque Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner; más algún referente del oficialismo en el Senado.

Tras una reunión de la mesa chica de JxC, el interbloque trasladó la solicitud y al comienzo de la tarde llegó la respuesta positiva desde Casa Rosada. El mandatario realizará luego otra reunión con el resto de los bloques de la oposición a partir de las 18.

La idea de la oposición es que participen Mario Negri, el jefe del interbloque y el bloque de la UCR en Diputados; Cristian Ritondo, presidente del bloque Pro; Maximiliano Ferraro, titular de la CC-ARI; Álvaro González (Pro), vicepresidente primero de la Cámara baja; y Alfredo Cornejo (UCR), vicepresidente tercero el cuerpo.

También estarían Luis Naidenoff, jefe del interbloque y el bloque de la UCR en el Senado; Humberto Schiavoni, presidente del bloque Pro; Martín Lousteau (UCR), vicepresidente de la Cámara alta; Laura Rodríguez Machado (Pro), vicepresidenta segunda del cuerpo; y Juan Carlos Romero, del interbloque Parlamentario Federal, aliado de JxC.

“Nosotros hemos pedido otra reunión, porque somos la principal fuerza de oposición. Un bloque que está en contra del sistema capitalista, como el Frente de Izquierda, mezclado con los otros bloques, no es una reunión que pueda llegar a un acuerdo sensato para el país”, expresó más temprano Alfredo Cornejo.

Tras conocerse el domingo por la noche la convocatoria, Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que rechazó la reunión y argumentó, entre otros puntos, que son “el único espacio político que cuenta tanto con diputados y senadores, totalizando 145 legisladores”, por lo que “una interacción seria y asidua nos parece imprescindible para abordar la agenda parlamentaria que nos exige la ciudadanía”, sostuvieron.

Cornejo pidió que “cambien las condiciones” de la convocatoria presidencial y abrió una puerta a que JxC asista

El titular de la UCR Nacional consideró que el temario de la convocatoria es “muy pobre” y chicaneó a la izquierda. “Tenemos ideas y propuestas”, defendió.

El titular de la UCR Nacional, Alfredo Cornejo, advirtió que “si cambian las condiciones en la conversación entre el Gobierno y el principal partido de la oposición”, los referentes de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados y el Senado estarían dispuestos a asistir a la convocatoria del presidente Alberto Fernández. “Tenemos ideas y propuestas”, afirmó.

“La Argentina necesita una post-pandemia planificada y acordada entre oficialismo y oposición”, señaló el diputado nacional en declaraciones a radio Mitre, y recordó que el principal espacio opositor “le ha pedido tres reuniones al presidente a solas” pero “han sido reiteradamente negadas”.

El exgobernador mendocino cuestionó que la convocatoria se haya realizado de un día para el otro y “se mezcla a los bloques que entraron por la oposición y votan con el oficialismo, más el bloque (de Nicolás) Del Caño. A nosotros eso nos parece una mera foto que busca el Gobierno”.

“Nosotros hemos pedido otra reunión, porque somos la principal fuerza de oposición. Un bloque que está en contra del sistema capitalista, como el Frente de Izquierda, mezclado con los otros bloques, no es una reunión que pueda llegar a un acuerdo sensato para el país”, apuntó el legislador.

Para el radical, un acuerdo entre las distintas fuerzas políticas “era imprescindible con (Mauricio) Macri y es imprescindible con Alberto Fernández antes de la aparición de la pandemia, antes de la aparición del remedio de la cuarentena tan cerrada que instrumentó el Gobierno, y es imprescindible hoy porque el deterioro económico y social de todos los indicadores será calamitoso”.

Ramón opinó que el rechazo de JxC a la convocatoria de Fernández es porque “tienen una interna muy fuerte”

El titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo fustigó a la principal oposición y dijo que “no les importa en absoluto el aporte solidario que está haciendo cada familia argentina”. Además, ratificó que su espacio respaldará la agenda que proponga el Ejecutivo para la post-pandemia.

El titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, opinó que el rechazo de Juntos por el Cambio a la convocatoria presidencial tiene que ver con “la interna muy fuerte” que hay en ese espacio.

“Si ellos siguen en esa discusión de buscar un liderazgo para enfrentarse al presidente, van a seguir patinando, porque no les importa en absoluto el aporte solidario que está haciendo cada familia a lo largo y ancho de la Argentina”, sostuvo.

El legislador consideró que dentro de la principal bancada opositora existe “un grupo de diputados que están dispuestos al diálogo”, entre los que mencionó a Mario Negri y Cristian Ritondo, “pero hay otros que se hacen los duros y están terciando para ver quién es el líder de la oposición”.

Al considerar que es “un error” que no asistan a la reunión virtual, el mendocino expresó que “no es verdad” que se haya citado de un día para el otro, porque la posibilidad de ese encuentro se trató “la semana pasada en Labor Parlamentaria”.

Ramón remarcó que “un sector duro de JxC” que “representa a los dueños de las telecomunicaciones, los servicios públicos de gas y electricidad, cuatro o cinco dueños de todo el sector alimenticio y la higiene personal -que no paran de aumentar los precios-” son “la parte a la que no les importa” la crisis de las familias argentinas, manifestó.

Además de ratificar que su espacio respaldará la agenda que proponga el Poder Ejecutivo para la post-pandemia, el diputado aseguró que debería tratarse el impuesto extraordinario a las grandes riquezas: “El esfuerzo que hace cada familia argentina es enorme y el impuesto a estas personas que tienen fortunas tan importantes es una partecita muy chiquita que no tapa el agujero de la muela”.

“(La iniciativa) no está discutiendo porque no dejan que se debatan estas cosas que son grosas”, dijo en diálogo con El Destape Radio y agregó que “la sociedad argentina lo está pidiendo”.

“Ya pasó el momento de la foto, hay que empezar a trabajar seriamente en la reconstrucción del país”, dijo Cano

El diputado radical consideró que debe ponerse en marcha el Consejo Económico y Social, donde Juntos por el Cambio pueda “poner a disposición” sus equipos técnicos y se debatan una serie de ejes temáticos.

Tras el rechazo de Juntos por el Cambio a la invitación del presidente Alberto Fernández para este lunes, el diputado José Cano (UCR) sostuvo que “ya pasó el momento de la foto, de la imagen, hay que empezar a trabajar seriamente en la reconstrucción del país, en la post-pandemia, y las cuestiones que nos preocupan que tienen que ver con la economía y la recuperación de las provincias”.

“Somos la principal fuerza de la oposición, gobernamos tres provincias y la Ciudad de Buenos Aires”, señaló el legislador y mencionó también los 145 legisladores que el espacio tiene en el Congreso.

El tucumano ratificó la voluntad de “colaborar desde nuestra mirada en los grandes temas”, pero remarcó que si bien “ha habido acuerdo y una sintonía muy fina en términos de lo sanitario”, no ocurrió lo mismo “en lo que lo que tiene que ver con la agenda paralela” del oficialismo.

Para el radical, debe conformarse una “mesa de diálogo político” en el marco del Consejo Económico y Social, una propuesta de campaña del presidente. “Sería una muy buena idea y un ámbito interesante para poder desarrollar políticas entre todos los sectores”, expresó.

En diálogo con radio Cooperativa, Cano justificó la postura de JxC al decir que no se puede nivelar “una fuerza que tiene un diputado, que es un monobloque, con el principal espacio de la oposición, donde tenemos la enorme responsabilidad de acompañar al presidente y marcar las diferencias”.

“No es un prejuicio hacia nadie. De ninguna manera queremos plantear una cuestión de exclusividad”, añadió, e insistió con la conformación de “una mesa de trabajo en profundidad” donde JxC pueda “poner a disposición del Gobierno” sus equipos técnicos.

Finalmente, el diputado aseguró que “el camino de la reconstrucción de la Argentina tiene que ver con buscar ejes temáticos entre las fuerzas políticas” para implementar las distintas políticas públicas necesarias.

“Fernández está ocupado de la peste y la vicepresidenta cabalga a rienda suelta llevando por delante poder”, sostuvo Negri

El jefe de interbloque Juntos por el Cambio en Diputados pronosticó un “resultado parejo” en una eventual votación de expropiación de Vicentin y dijo que espera que algunos opositores “expresen el grado de sensatez que se necesita”.

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, cargó contra el Gobierno nacional al sostener que mientras el presidente Alberto Fernández “está ocupado en la peste”, la vicepresidenta Cristina Kirchner “cabalga a rienda suelta llevando por delante poder, controlando la justicia y pensando que la pandemia permite que se suelte a los que se robaron la Argentina”.

Para el radical, detrás de la propuesta de expropiación de la empresa Vicentin, “la idea es armar un relato, en nombre de la crisis que tiene la gente, e ir por el apoderamiento en forma ilegal e inconstitucional, y comprando un pleito para que lo paguen otras generaciones. Una Argentina en el canal Volver”.

Entrevistado por radio Mitre, el dirigente cordobés expresó que espera, respecto a la iniciativa del Ejecutivo, que “otros opositores expresen el grado de sensatez que se necesita“, al referirse a la conformación de la Cámara de Diputados, donde el oficialismo prevé un panorama ajustado.

En ese sentido, le envió un mensaje a la neuquina Alma “Chani” Sapag: “Supongo que después de defender tanto Vaca Muerta y la inversión no estará pensando en la expropiación como un recurso sin ningún tipo de sentido y argumento por parte del Estado”.

“Creo que si la sociedad acompaña y toma conciencia que estamos volviendo a un modelo que ya fracasó en la Argentina, puede ser un debate muy parejo en términos de resultados“, pronosticó.

Asimismo, el legislador afirmó que le plantearán a Sergio Massa, titular de la Cámara baja, que un debate de este tipo no “se puede llevar adelante virtualmente”. “En un debate de esta profundidad no se le puede retacear la palabra a ningún legislador, estos son debates de 14, 15, 16 horas”, señaló.

Y agregó que “las sesiones remotas son excepciones y son para discutir temas donde se está de acuerdo”, por eso “habría que buscar una forma presencial en algún lado”.

En oposición a la decisión del Gobierno, Negri enfatizó que “la Argentina no tiene un mango, es un país en medio de una incertidumbre de la pandemia que no sabemos cuándo termina, y se le suma incertidumbre de un Estado expropiador”. “Primero fue soberanía energética y todavía estamos en juicio por YPF”, recordó.

“El kirchnerismo en su modelo siempre se sintió cómodo sin controles, con concentración de poder y si es posible en una democracia de un solo poder”, apuntó y consideró que “el Gobierno tiene una estrategia: tensión política y llevarse las cosas por delante”.

Malvinas: anuncian iniciativas para reforzar nuestra soberanía

El presidente enviará tres proyectos de ley para darle estatus de política de Estado al reclamo argentino sobre nuestras islas del Atlántico Sur.

El presidente Alberto Fernández anunció este miércoles, en el Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, el envío al Congreso de tres proyectos de ley con el objetivo de reafirmar y darle estatus de política de Estado al reclamo argentino de soberanía sobre las Islas, además de proteger los recursos naturales nacionales.

Las iniciativas parlamentarias buscan crear un Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre Malvinas, demarcar el límite exterior de la plataforma continental más allá de las 200 millas y elevar las sanciones a quienes practiquen la pesca ilegal en aguas argentinas.

La presentación de los proyectos forma parte de las políticas delineadas por el Presidente en sus discursos de asunción, el pasado 10 de diciembre, y ante la Asamblea Legislativa, el último 1° de marzo en la apertura de sesiones.

“Trabajaremos incansablemente para potenciar el legítimo e imprescriptible reclamo por la soberanía”, había afirmado el Presidente en aquella oportunidad, cuando señaló que “para esta tarea no alcanza el mandato de un presidente, o de un Gobierno: exige una política de Estado, de mediano y largo plazo”.

Los proyectos están en la línea de lo anunciado por Fernández en su discurso del 1° de Marzo.

El canciller Felipé Sola, que presentó los proyectos en la residencia de Olivos junto al secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de Cancillería, Daniel Filmus, y al subsecretario de Pesca, Carlos Liberman,

sostuvo que las iniciativas “tienen como objetivo fortalecer nuestra presencia soberana, nuestra actividad económica y promover la memoria con hechos concretos, por los héroes de Malvinas y por otros que dieron la vida en la Antártida”.

Filmus, en tanto, consideró que “es necesario encontrar nuevos caminos que nos permitan generar las condiciones tendientes a recuperar el diálogo imprescindible para lograr el ejercicio pleno de nuestra soberanía”.

El primero de los proyectos promueve la creación de un Consejo Nacional Asesor de Políticas sobre Malvinas, que estará ubicado en la órbita presidencial y tendrá una composición plural. Su objetivo será trazar y sostener políticas de Estado a mediano y largo plazo, además contará con integrantes de los diferentes bloques parlamentarios, juristas, académicos y representantes de la provincia de Tierra del Fuego y de los excombatientes.

La segunda de las iniciativas contribuirá a proteger los derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y subsuelo del mar argentino, y propone demarcar el límite exterior de la plataforma continental más allá de las 200 millas.

Esta propuesta es el resultado del trabajo desarrollado en varios gobiernos por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), que permitió que la Argentina realizara ante el Secretario General de la ONU la presentación completa del límite exterior de su plataforma continental.

En marzo de 2016 y marzo de 2017, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) en Naciones Unidas adoptó por consenso las recomendaciones sobre la presentación argentina realizada el 21 de abril de 2009.

Solá afirmó que “establecer por ley la publicación de las coordenadas de la plataforma continental argentina incrementará la seguridad jurídica para el otorgamiento de concesiones que tengan como finalidad la exploración y explotación de hidrocarburos, minerales y especies sedentarias para todo el pueblo argentino y las generaciones futuras”.

Por último, se presentará un proyecto elaborado en conjunto con la Secretaría de Pesca del Ministerio de Agricultura para elevar las sanciones y multas a quienes ejerzan la pesca ilegal en aguas argentinas, incluyendo las que circundan a las Islas Malvinas.

La norma busca evitar el saqueo por parte de buques pesqueros que se introducen sin permiso en los espacios marítimos argentinos y fortalecerá el trabajo de la mesa que se ha conformado con los Ministerios de Defensa, de Seguridad, de Agricultura y la Cancillería, y que tiene como objetivo la defensa de los recursos naturales nacionales en el Atlántico Sur.

Juez explotó contra Fernández Sagasti y el oficialismo lo acusó de “violencia política”

El diputado cordobés sostuvo que la senadora “no habla si Cristina no la manda” y que además la vicepresidenta “le dice a Alberto Fernández lo que tiene que hacer”.

El diputado nacional Luis Juez (Pro) encendió la polémica este miércoles cuando, en relación a la intervención y expropiación de la empresa Vicentin, sostuvo que la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti, impulsora de la medida, “no habla si Cristina (Kirchner) no la manda”.

El cordobés advirtió que el presidente Alberto Fernández sufre una “doble personalidad”, al considerar que “una cosa es cuando piensa él y otra cuando le dicen de atrás del biombo lo que tiene que hacer”.

“¿Para qué carajo lo votaron a (Alberto) Fernández si la que va a tomar decisiones es Cristina a través de sus representantes, como Máximo Kirchner o la senadora Fernández Sagasti?”, se preguntó el diputado en una entrevista con MDZ Radio.

A raíz de estos dichos, las senadoras del Frente de Todos emitieron un comunicado de repudio y sentenciaron: “No permitiremos bajo ninguna circunstancia que un hombre descalifique ni desacredite la voz de una mujer”.

Desde nuestro espacio político no existen caciques ni mandamás. Nosotras concebimos la política desde un lugar de respeto y lealtad, no como simples ejecutores de decisiones a los que tal vez el diputado esté acostumbrado”, sugirieron.

Las legisladoras manifestaron: “Defenderemos a las mujeres que son atacadas por el simple hecho de ser mujeres. Eso es la violencia y machismo, dos epidemias que no podremos combatir si seguimos teniendo representantes que se encarguen de descalificar a sus opositores”.

“En un contexto de lucha histórica por erradicar todas las expresiones de violencia de género, urge  visibilizar y repudiar estas declaraciones”, concluyeron, y acompañaron el mensaje con el hashtag #EsViolenciaPolitica.

“El gobierno kirchnerista vuelve a tropezar dos veces con la misma piedra”, dijo Negri

El jefe del interbloque JxC apoyó la movilización de vecinos de Avellaneda contra la intervención de Vicentin y cargó duro contra el Gobierno. Habló de un presidente “débil” y sostuvo que lo que se quiere hacer con la empresa es “una confiscación”.

El presidente del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, destacó la movilización de vecinos y productores de la localidad de Avellaneda, en Santa Fe, quienes se manifestaron para rechazar la intervención de la empresa Vicentin por parte del Gobierno nacional.

“Veo a los vecinos de Avellaneda en la provincia de Santa Fe y no puedo más que sentir apoyo por ellos. Me pregunto, ¿por qué el gobierno kirchnerista necesita volver a tropezar dos veces con la misma piedra?”, sostuvo el radical.

Entrevistado en el canal TN, el legislador consideró que la idea del Gobierno es “de una gravedad inusitada”. “Es inconstitucional, es ilegal y además aumenta la incertidumbre por la tensión con la economía y aumenta también la desconfianza de afuera en el país”, consideró.

“No hay otro antecedente en el cual el Estado nombre un interventor en una empresa privada mediante un DNU, cuando además hay un juez interviniendo en un concurso de acreedores. Es tan ilegal este DNU que la Ley de Quiebras al único que autoriza a actuar es al juez del concurso. Acá se está saltando al juez y se ha atropellado al Congreso”, abundó Negri.

Para el diputado, más que “un rescate de la empresa” lo que “van a hacer es una confiscación”. “Que el Estado ayude a rescatar a una empresa en crisis no me parece mal. Había 20 formas de arreglar esto dentro del concurso. Los empleados están cobrando, no hubo despidos. Pero miren una cosa: la empresa concursada exporta aceite y soja. Se está construyendo un relato sobre soberanía alimentaria, pero en realidad la empresa manda lo que comen los cerdos en China”, apuntó.

Según Negri, con esta decisión “el presidente se muestra débil. Hace unos pocos días había dicho que no apoyaba proyectos escandalosos. Lo vi débil porque tuve la impresión de que la autora del modelo de este proyecto de país debía estar sentada al lado de Alberto Fernández. Me refiero a la vicepresidenta Cristina Kirchner”.

“Lo más grave es que esto se hace en el contexto de una cesión de derechos individuales para derrotar la pandemia. Se han entusiasmados con el estado de excepción. La feria judicial es eterna y al Congreso lo llevan con DNU y más DNU”, continuó.

El jefe de la bancada opositora anticipó que se opondrán a la ley “cuando se dignen a mandarla al Congreso”. “Es sentido común. No se puede romper un concurso. Una persona tan respetada como Roberto Lavagna hizo fuertes advertencias sobre el accionar del Gobierno. La aventura de la soberanía energética no salió bien y además armaron un capitalismo de amigos. ¿O nadie se acuerda de la familia Esquenazi?”, expresó.

“Estamos convencidos de que esta ley es inconstitucional. ¿De dónde van a sacar plata? No hay un mango en la Argentina. El Estado tiene que estar todos los días ordeñando, y acá van a necesitar 300 o 400 millones de dólares. Yo hablo con los productores, son de Santa Fe y de Córdoba. Están equivocados estos muchachos si creen que con esto van a llevar en andas”, siguió.

El radical criticó que “el kirchnerismo ha tenido al campo en el fondo del gallinero para que les dé las divisas que necesitaba el Gobierno. ¡Nunca les interesó proponer un proyecto de crecimiento para el agro!”.

“Proponen volver a la Argentina del pasado, a la Argentina cerrada de Cristina, cobrarse las cuentas pendientes con la Justicia, con la economía y con los que ellos creen que fueron sus enemigos, cuando en realidad fueron ellos los que construyeron fantasmas”, finalizó.

Diputados de JxC denunciaron penalmente a Fernández por la intervención de Vicentín

Acusan al presidente del supuesto delito de abuso de autoridad por la violación de varios artículos de la Constitución Nacional.

Diputados nacionales de Juntos por el Cambio presentaron este martes una denuncia penal contra el presidente Alberto Fernández y todo su Gabinete por el supuesto delito de abuso de autoridad a través del DNU 522/20, que dispuso la intervención de la empresa Vicentín.

La denuncia fue firmada por los legisladores Federico Angelini, Waldo Wolff, Gisela Scaglia, Pablo Torello, Álvaro De Lamadrid, Luis Petri, Marcela Campagnoli, Jorge Enriquez, José Nuñez, Gonzalo del Cerro, Ximena García, Dina Rezinovsky, Lucila Leheman, Fernando Iglesias, Lidia Ascárate y Mónica Frade.

Los diputados de la oposición sostuvieron que “conforme la Constitución Nacional y la Ley de Quiebras 24.522, el Poder Ejecutivo Nacional carece de facultades para apropiarse de la gestión de una empresa privada, cualquiera sea el estado de su patrimonio y el alcance de sus deudas”.

Los denunciantes invocaron el artículo 17 de la Carta Magna, que indica que “la propiedad privada es inviolable y nadie puede ser privado de ella sino en virtud de sentencia fundada en ley”.

Asimismo, “el texto constitucional prohíbe al Congreso Nacional y a las legislaturas provinciales otorgar facultades extraordinarias por las cuales la fortuna de los argentinos quede a merced de persona o gobierno alguno”.

“En consecuencia, si el Congreso no puede otorgar esas facultades, obviamente no puede atribuírselas el Poder Ejecutivo por un Decreto de Necesidad y Urgencia, dado que no puede ir más allá de las atribuciones del Poder Legislativo y se estaría otorgando directamente las facultades prohibidas”, consideraron.

Por otra parte, “el artículo 75 inciso 12 de la Constitución Nacional dice que corresponde al Congreso Nacional dictar los códigos de fondo y la ley de bancarrotas -quiebras-, de manera que no puede modificarse el procedimiento pertinente por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, aún dentro de los denominados de Necesidad y Urgencia”.

Los diputados advirtieron además que “no existen circunstancias que, en los términos del artículo 99 inciso 3 de la Constitución Nacional, justifiquen la intromisión del Poder Ejecutivo en un procedimiento concursal, más que como parte, si tuviera un interés legítimo”.

Otro de los aspectos señalados es que “el Poder Ejecutivo tiene vedada toda posibilidad de intervención en el proceso de saneamiento o liquidación de la empresa, que está en manos del juez del concurso. El tribunal del concurso debe velar por los derechos de los acreedores y el patrimonio de la empresa, de modo que una decisión política de intervenirla, al margen de las decisiones del juez, además de violar el límite establecido en el artículo 109 de la Constitución Nacional, viola el debido proceso legal”.

Finalmente, apuntaron que “la decisión del Poder Ejecutivo Nacional viola el sistema republicano de gobierno” porque “invade potestades propias de la competencia judicial de la provincia de Santa Fe, donde está radicado el proceso concursal”.

Alberto Fernández negó que la idea de expropiar Vicentin haya sido de Cristina Kirchner

El presidente reveló cómo fue que se sumó la senadora Anabel Fernández Sagasti y ratificó que se trata de una “decisión excepcional”. También opinó que hay “una voluntad de demonizar” a la vicepresidenta y, así, “perjudicar al Gobierno”.

Tras el anuncio de intervención y expropiación de la empresa Vicentin, el presidente Alberto Fernández negó que la idea haya sido de la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Si algo sale mal, échenme la culpa a mí, pero no a Cristina”, enfatizó.

“Yo escuché que discutían si fue una decisión de Cristina. No fue así. Lo hablé con el gobernador de Santa Fe (Omar Perotti) y (la senadora) Anabel (Fernández Sagasti) se sumó porque tenía un proyecto de expropiación“, reveló en diálogo con Radio Con Vos.

En ese sentido, el mandatario contó que se reunió con la legisladora -muy cercana a CFK- porque ella lo fue a ver “por una vieja disputa que hay entre La Pampa, Neuquén y Mendoza y, en ese contexto, salió el tema de Vicentin. Ahí se me prendieron las luces y no le dije nada; 20 días después la puse a trabajar con (el ministro de Producción) Matías (Kulfas) en el tema y ella hizo un gran aporte”.

En respuesta a las críticas, Fernández afirmó que “no está en la cabeza de ninguno de nosotros andar expropiando empresas” y dijo que se trata de una “decisión excepcional por su naturaleza estratégica”.

El presidente señaló que esta medida implica “un enorme esfuerzo del tesoro nacional”, ya que el Gobierno se está “haciendo cargo de una empresa en quiebra, no de una empresa próspera”.

“Es una decisión de algo que me preocupa a mí porque no estamos hablando de cualquier empresa”, agregó y remarcó: “No nos podemos hacer cargo de la economía privada”.

Sobre la relación con CFK, el jefe de Estado consideró que “hay sectores que son muy reactivos a ella” y tienen “una voluntad de demonizar a Cristina y de perjudicar al Gobierno mostrando a Cristina como lo que no es, ese demonio que no es”.

“Cristina tiene una historia política que me excede políticamente a mí. Con Cristina hablo de todos los temas de gobierno, pero la verdad es que sería muy injusto con Cristina si dijera que impone posiciones”, completó.

El Ejecutivo enviará al Congreso la expropiación del Grupo Vicentín

Lo anunció el presidente Alberto Fernández en conferencia de prensa. También informó que la empresa será intervenida y que la normalización estará a cargo de Gabriel Delgado.

El Poder Ejecutivo enviará al Congreso Nacional en las próximas horas un proyecto de ley para declarar la expropiación del Grupo Vicentín, que además será intervenido por el Estado Nacional por el plazo de 60 días.

El anuncio fue realizado por el presidente Alberto Fernández en conferencia de prensa en Casa Rosada, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa del bloque de senadores del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti; y quien fue designado como interventor de la empresa, Gabriel Delgado.

La intervención, señaló Fernández, se efectivizará a través de un DNU que ya fue firmado, mientras que la expropiación se resolverá a través de una ley -cuya “idea primigenia” fue de Fernández Sagasti– declarando a la empresa “de utilidad pública”.

El presidente destacó que Vicentín es “un grupo cerealero que además tiene intereses y ha desarrollado negocios en el mercado de la carne, en el mercado alimenticio y en el mercado vitivinícola”.

Fernández advirtió que “de un tiempo a esta parte” la cerealera padece una “crisis financiera” y recordó que “el Estado nacional es su principal acreedor a través del Banco Nación”.

Por eso, explicó que se busca “rescatar” a la empresa, “con el propósito no solamente de que la empresa continúe, sino también de que sus trabajadores tengan la tranquilidad de continuar en sus trabajos, y que alrededor de 2.600 productores puedan seguir contando con una empresa a quien venderle lo que ellos producen”.

Fernández detalló que “todos los activos del Grupo Vicentín pasarán a formar parte de un fondo fiduciario” que será gestionado por YPF Agro.

Sostuvo que “post-pandemia, esto tiene una relevancia singular” ya que se apunta a “lograr la soberanía alimentaria que la Argentina necesita” para salir de la crisis.

“Se trata de una operación de rescate de una empresa de magnitud”, insistió, y repitió que “es una decisión estratégica para la economía nacional”.

El presidente recordó que la empresa se encuentra en un concurso preventivo de acreedores, por lo que este martes, Kulfas, Delgado y abogados del Estado “se presentarán al concurso para hacerse cargo de la intervención”.

Por su parte, Kulfas coincidió en que “el objetivo central es el rescate de esta empresa que tiene un papel central en el rubro agroindustrial”, e indicó que “productores de Santa Fe y Córdoba, entre otras provincias, han sufrido las consecuencias de esta cesación de pagos”.

En tanto, Fernández Sagasti expresó que recibió “muchas demandas sobre lo que estaba sucediendo alrededor de Vicentín” y resaltó que la decisión de la expropiación “tiene que ver con la soberanía alimentaria” y que será “una herramienta fundamental para el Estado Nacional”.

Por último, Delgado señaló: “He trabajado toda mi vida en cuestiones de la política agrícola. La decisión histórica es desarrollar un instrumento, como lo va a ser este fondo fiduciario, para un sector que tiene tanto que ver con la Argentina”.

En febrero pasado, el fiscal Gerardo Pollicita imputó al expresidente del Banco Nación, Javier González Fraga, por haber otorgado un préstamo “irregular” a Vicentín, por el monto de 18.500 millones de pesos, en perjuicio del Estado Nacional, siendo esta empresa la principal aportante de campaña de Juntos por el Cambio en 2019.

En esa causa, que lleva adelante el juez federal Julián Ercolini, también están imputados Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, ejecutivos de la cerealera.

Con el pico aun por delante, el encierro sigue acumulando días

Con la curva en dirección ascendente y una economía cada vez más golpeada, el gobierno volvió a privilegiar el primer dato al prolongar la cuarentena. El Presidente hace política en sus visitas al interior, y el kirchnerismo avanza con su agenda propia en el Congreso, donde JxC pudo dar una señal contundente.

Por José Angel Di Mauro

Atento a que no habría demasiado novedoso para anunciar y el efecto desencanto que vienen generando los fines de semana las sucesivas extensiones de la cuarentena obligatoria, el Presidente decidió adelantar esta vez la presentación quincenal en la que reitera que lo peor está por venir y que, a la espera del pico de contagios, el encierro debe seguir acumulando jornadas. Así, Alberto Fernández optó por hablar un jueves, y la sorpresa fue, en todo caso, que esta vez extendiera la cuarentena tres semanas más.

Tiene sentido. Está claro que no habrá mayores novedades en la próxima quincena, ¿entonces para qué reiterar ese acto en dos semanas? Tal vez haya un panorama más claro para fin de un mes en el que muchos especialistas anticiparon que podría darse el tan mentado pico de la pandemia. Aunque con la curva claramente en alza, lo más probable es que el encierro incluya también el mes de julio. Seguramente entero. En una cuarentena que ya cuando concluya este nuevo tramo superará el centenar de días; más que en el resto de los países.

El alivio vendrá en lo sucesivo con promesas de flexibilización. Tal vez anticipando fechas para el retorno del fútbol, o la apertura de peluquerías, por ejemplo. Si no hay anuncios concretos, mejor vender expectativa.

Lucía cansado el Presidente el jueves. No es para menos: siempre pensó que no le esperaba un camino sencillo, pero sus primeros seis meses han sido inusualmente azarosos, pandemia mediante. Con Horacio Rodríguez Larreta a su derecha, que lució didáctico, tratando de recomponer imagen ante su propio electorado luego de que la semana anterior lo aporrearan en las redes por estar tan alineado a la cuarentena estricta; y a su izquierda Axel Kicillof, que volvió a mostrarse enojado, empeñado en justificar la necesidad de mantener el encierro para evitar el desmadre que lo desvela.

Los tres guardando entre sí una distancia no exhibida en las anteriores presentaciones. Parece que el Presidente tomó conciencia de que además de ser, hay que parecer, y que no se puede exigir a los demás lo que personalmente se soslaya. Su paso por Formosa dio demasiado que hablar en materia de no apego a las normas de distanciamiento social, más allá de que algunas imágenes profusamente difundidas correspondieran a una visita anterior, y que la provincia siga manteniendo junto con Catamarca el privilegio de ser las únicas del país libres de coronavirus. Habrá que ver cuánto testean.

Sergio Ziliotto desbarrancó en la semana al sugerir que “a la Argentina que trabaja le sobran muchos porteños”.

Alberto Fernández viene dispensando especial atención a esas visitas provinciales. Le sirven para verificar en el territorio su impensado despegue en la consideración pública que el manejo de la pandemia le generó; y para acentuar la cercanía con los gobernadores, que siempre quiso cultivar, como una suerte de contrapoder para equilibrar fuerzas en su propio gobierno, donde es tan potente la figura de su vice.

Experto en el arte del equilibrio, Alberto lo practica en cada visita que realiza al interior: siempre son dos provincias, con gobernadores de distinta procedencia. Cuando visitó en Tucumán a Juan Manzur, quizá su gobernador más cercano, compensó con el santiagueño Gerardo Zamora, bien próximo a Cristina Kirchner; anduvo a las palmadas con el inoxidable Gildo Insfrán y luego se corrió hasta Misiones, donde gobierna Oscar Herrera Ahuad, de otro partido provincial. Y al día siguiente de anunciar la nueva extensión de la cuarentena se fue a La Pampa y Neuquén: un gobernador peronista y otro provincial.

En La Pampa, saludando al habitualmente moderado Sergio Ziliotto. (Foto Presidencia de la Nación)

En La Pampa puso en duda a la represa Portezuelo del Viento, desvelo de los mendocinos, donde gobierna la oposición. Pero una marcha atrás de “la obra del siglo” será un duro golpe para el peronismo local. ¿Qué pensará Anabel Fernández Sagasti?

A propósito de La Pampa, su gobernador Sergio Ziliotto desbarrancó en la semana al sugerir que “a la Argentina que trabaja le sobran muchos porteños”. Está bien que se refería a los que protestaron contra la cuarentena – aunque muchos de ellos eran en realidad de Tigre, provincia de Buenos Aires-, pero llamó la atención que desde la oposición apenas algunas voces aisladas salieran a contestarle. Está claro que si hubiera sido al revés, cuanto menos hubieran puesto en aprietos al INADI para que se pronunciara. Y máxime cuando la Ciudad de Buenos Aires es uno de los cuatro distritos que gobierna Juntos por el Cambio, y el único donde manda el PRO,  ninguno de cuyos miembros alzó la voz para responderle al gobernador  pampeano. ¿Será que Rodríguez Larreta también ha optado por practicar equilibrismo en esta coyuntura?

Cierto es también que esta última semana la oposición dio un golpe en el tablero que si bien pudo pasar desapercibido para el gran público, generó inusual impacto en el oficialismo. Fue en el Senado, la Cámara donde JxC está en mayor desventaja ante el Frente de Todos, pero se dio el lujo el jueves de dar una módica demostración de fuerza, de alcance moderado pero de proyección importante.

sesion virtual senado 4 de junio
Los senadores de Juntos por el Cambio dieron quórum y luego de votar se retiraron. (Foto: Comunicación del Senado)

Fue el corolario de una sucesión de acciones del kirchnerismo destinadas a esmerilar a la gestión anterior, como la decisión de avanzar en la investigación de la deuda contraída durante el macrismo, agitar los manejos judiciales y de inteligencia registrados por la anterior administración y echar mano a un par de DNU firmados por Mauricio Macri para derogarlos. Precisamente esto último fue lo que generó la reacción de  la que hablamos. Estaba claro desde la semana anterior que el oficialismo iba a votar en contra de los decretos que trasladaron las escuchas telefónicas desde la Procuración General de la Nación -entonces en manos de Alejandra Gils Carbó- a la Corte Suprema y en Juntos por el Cambio no tendrían manera de impedir esa derrota. Por eso fue que desde la principal oposición reclamaron airadamente contra esa decisión y las otras que se vienen acumulando los últimos días, recordando que se había acordado oportunamente con el oficialismo que mientras el Congreso operara de manera remota, solo se tratarían temas relacionados con la pandemia.

En efecto, ese acuerdo quedó escrito en el decreto 0008/20 de  la presidencia de la Cámara alta, del 4 de mayo, donde se estableció la forma como el Senado funcionaría durante los 60 días venideros. Allí se transcribía la postura de Juntos por el Cambio, que consideraba “importante acotar la agenda parlamentaria para esta modalidad de funcionamiento, limitándola exclusivamente a iniciativas legislativas vinculadas a la emergencia y por un plazo máximo de 60 días, que podrá ser prorrogado de continuar las actuales circunstancias sanitarias, previo acuerdo político de los bloques parlamentarios”. Mientras que el Frente de Todos coincidía en “acotar la agenda parlamentaria para esta modalidad de funcionamiento a iniciativas legislativas vinculadas a la emergencia dentro del período que las circunstancias sanitarias así lo exijan”.

Así las cosas, la presidencia de la Cámara estableció entonces en el artículo 2° de ese decreto que “las sesiones virtuales o remotas tratarán sobre medidas específicas en el marco de la emergencia sanitaria declarada a raíz del Covid-19, sobre aquellas leyes que requiera el Poder Ejecutivo Nacional y aquellas iniciativas que a criterio del H. Congreso de la Nación sean necesarias para combatir el Covid-19, sus consecuencias y las que deriven de las medidas para prevenir la pandemia o sus efectos”. Nada indica que las escuchas telefónicas tengan alguna relación con el coronavirus…

El artículo 2° del decreto firmado por Cristina Kirchner expresa que “las sesiones virtuales o remotas tratarán sobre medidas específicas en el marco de la emergencia sanitaria declarada a raíz del Covid-19”.

Para expresar su rechazo a la decisión del oficialismo, la oposición decidió no habilitar el tratamiento de dos proyectos que había avalado en comisión, sobre alquileres y educación a distancia. Como los dos habían obtenido dictamen dos días antes, se necesitaba el aval de los dos tercios de los presentes para habilitar su tratamiento, y Juntos por el Cambio resolvió votar en contra. El tema es que el interbloque que conduce Luis Naidenoff tiene 25 miembros y necesitaba 29 votos, que los obtuvo del salteño Juan Carlos Romero, el santafesino Carlos Reuteman y -sorpresa- la neuquina Lucila Crexell y la riojana Clara Vega. En rigor, los cuatro están en sus bancas por haber integrado listas de Cambiemos (el Lole) y Juntos por el Cambio, pero Crexell y Vega se enemistaron con los radicales que trataron de bloquear la llegada de ambas a la Cámara.

El dato es que este simple resultado le dejó claro al gobierno que la oposición está en condiciones de bloquear la designación de Daniel Rafecas como procurador. Y así lo reconoció Anabel Fernández Sagasti al día siguiente: “No vemos que en este contexto, o por lo menos en lo inmediato, podamos avanzar con esto”.

El Ejecutivo envió a Diputados el proyecto que prorroga los aumentos jubilatorios por decreto

La iniciativa establece que la comisión mixta tendrá plazo hasta diciembre para elaborar la nueva fórmula jubilatoria. Mientras tanto, los incrementos se otorgarán en forma discrecional.

El Poder Ejecutivo envió este jueves a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que prorroga hasta el 31 de diciembre el plazo de la comisión mixta para elaborar una nueva fórmula jubilatoria y establece que, en ese lapso, el Poder Ejecutivo seguirá otorgando los aumentos por decreto.

La comisión, integrada por legisladores del oficialismo y la oposición y representantes del Poder Ejecutivo, tenía plazo hasta junio para proponer una nueva fórmula previsional, que luego debía ser debatida en el Congreso.

Sin embargo, ante el retraso de la comisión y las dificultades para elaborar una fórmula por el fenómeno de la pandemia -que alteró todas las variables económicas-, se recomendó al Ejecutivo que ampliara el plazo hasta fin de año, algo a lo que Juntos por el Cambio se opuso.

El proyecto ingresado en la Cámara baja lleva las firmas del presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y consta de cuatro artículos.

En el primero, se prorroga hasta el 31 de diciembre de 2020 “la suspensión de la aplicación del artículo 32 de la Ley 24.241, sus modificatorias y complementarias, establecida en el artículo 55 de la Ley 27.541”.

“Durante este período, el Poder Ejecutivo Nacional determinará el incremento de los haberes previsionales correspondiente al régimen general de la Ley 24.241 con el fin de preservar el poder adquisitivo de los mismos, atendiendo prioritariamente a los beneficiarios y a las beneficiarias de menores ingresos”, agrega a continuación.

Asimismo, se prorroga también hasta fin de año “la labor de la comisión mencionada en el tercer párrafo del artículo 55 y en el artículo 56 de la Ley 27.541”.

Dicha comisión, que preside el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos) cuenta con mayoría del oficialismo y esta semana resolvió convocar a especialistas y requerir informes a organismos públicos para avanzar en la nueva fórmula y revisar los regímenes especiales.

Los representantes de Juntos por el Cambio, en tanto, rechazaron que el Poder Ejecutivo siga otorgando aumentos de manera discrecional y advirtieron que con la fórmula suspendida, sancionada durante la gestión de Mauricio Macri, los jubilados hubieran recibido un incremento mayor.

La comisión está integrada por los diputados Marcelo Casaretto (presidente), Carlos Heller, Hilda Aguirre, Luciano Laspina, Alejandro Cacace y Luis Pastori; y los senadores Belén Tapia, Carlos Caserio, Daniel Lovera y Esteban Bullrich.

En nombre del Poder Ejecutivo, figuran el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la ANSES, Fernanda Raverta; los secretarios de Políticas Tributarias, Roberto Arias, y de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi; y el jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Miguel Baelo.

Abrevaya apuntó contra el presidente y advirtió sobre “una ola agresiva contra los porteños”

El legislador del GEN se refirió a los dichos de Alberto Fernández quien, para defender la extensión del aislamiento, manifestó que “el problema central es que tenemos una mirada muy porteña”. Además criticó al gobernador pampeano, Sergio Ziliotto, por sus declaraciones en las que remarcó que “a la Argentina que trabaja le sobran porteños”.

Tras haberse pronunciado en contra de los recortes en la coparticipación de la Ciudad y de haber manifestado la necesidad de reactivar lentamente la economía, el diputado del GEN Sergio Abrevaya advirtió sobre una “ola agresiva contra los porteños” y en sus redes sociales apuntó contra el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, por sus declaraciones.

En ese sentido, el legislador explicó que “desde hace un tiempo, le estamos pidiendo al Ejecutivo de la Ciudad que solicite la eximición de la cuarentena de distintas actividades. Primero, solicitamos se permita trabajar a los comercios barriales, luego a los comerciantes dedicados al mantenimiento y reparación, después paseadores caninos, actividades que puedan controlarse con protocolos”. Asimismo insistió en que “estamos ante una catástrofe triple: el coronavirus, al que no sabemos si podremos controlar; la economía, y la falta de consultas médicas que derivarán en problemas a futuro”.

Además se refirió a las conversaciones que la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires siguen teniendo, a fin de delimitar que actividades pueden volver. “Axel Kicillof hace la vista gorda con todos los comercios, autorizó las industrias al 100 %, y pide que la CABA cierre todo”, indicó y remarcó que “hay que dejar de hacer política con la pandemia. Para colmo, el presidente se sumó a la crítica a los porteños, que somos los que más cumplimos con la cuarentena en la Argentina”.

Sobre esa última línea, el legislador compartió en sus redes sociales una declaración de Fernández, quien para defender la extensión del aislamiento social obligatorio indicó que “el problema central es que tenemos una mirada muy porteña”. Es por ello que Abrevaya se preguntó -en sus redes- si “querer trabajar es tener una ‘mirada muy porteña’. Al resto del país lo deja trabajar, pero a la Ciudad de Buenos Aires no, ¿eso es tener una ‘mirada muy porteña’?, ¿o será al revés?”.

A su vez compartió una nota en la que Ziliotto advirtió que “a la Argentina que trabaja le sobran porteños”, algo que el diputado porteño repudió expresamente. “Ziliotto se da el lujo de hablar de los porteños, que aportamos el 25% del PBI. Estas oligarquías provinciales primaristas nos robaron el territorio de la provincia de Buenos Aires, nos capitalizaron y ahora nos insultan”, remarcó y aseveró que “La Pampa desde el ’83, y el índice de pobreza es tan alto como el nacional. Deben tener miedo de que le contagien la rebelión al pueblo pampeano y se saquen de encima a la dirigencia que hace 30 años vive de él”.

“Mientras el pico no llegue espero que el Gobierno de la Ciudad habilite más actividades, con protocolos y resguardando a población de riesgo. Y que Kicillof deje de pensar tanto en CABA, no ponga más palos en la rueda y se preocupe y ocupe de la provincia que el gobierna, que para eso lo eligieron”, concluyó.

Elías de Pérez, sobre el crimen de Luis Espinoza: “El silencio del presidente hace mucho ruido”

La senadora radical se refirió al asesinato del trabajador, a manos de la Policía tucumana, y acusó al kirchnerismo de tener “doble vara” y “proteger a los gobernadores amigos”.

La senadora nacional Silvia Elías de Pérez (UCR) repudió “la falta de definiciones” del presidente Alberto Fernández sobre el crimen de Luis Espinoza, a manos de efectivos de la Policía tucumana.

“El silencio del presidente Alberto Fernández sobre el crimen de Luis Espinoza hace un ruido atronador. El kirchnerismo mantiene su doble vara para mirar la realidad y protege a los gobernadores amigos de su responsabilidad política”, sostuvo la radical.

La legisladora de Juntos por el Cambio exigió “el compromiso público del presidente y de su ministra de Seguridad (Sabina Frederic) para terminar con los abusos institucionales y la impunidad en todo el país”.

“Hay una velocidad notable para responder o cuestionar cuando se trata de temas que forman parte del relato oficial, pero cuando los hechos involucran o comprometen a quienes forman parte de su espacio político, miran para otro lado. Ese es el kirchnerismo en su máxima expresión”, disparó.

Además, Elías de Pérez consideró que el Ministerio de Seguridad de la Nación “debe pedir explicaciones a las autoridades tucumanas sobre lo sucedido y comprometerse en un debate de fondo sobre el funcionamiento de las fuerzas de seguridad en Tucumán”.

“El crimen de Espinoza es la punta de un iceberg. Hay años de atrocidades e impunidad garantizada por el poder político. Eso no puede continuar”, enfatizó la senadora tucumana.

Negri sugirió a Alberto Fernández que le pida la renuncia a Horacio Pietragalla

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados criticó la “inacción” de la Secretaría de Derechos Humanos ante los casos de violencia policial ocurridos en San Luis, Tucumán y Chaco.

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, sugirió al presidente Alberto Fernández que releve del cargo al secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.

“El atropello y la violación de los derechos humanos por parte de fuerzas policiales debe ser condenado activamente desde el Estado nacional, que debe también plantear políticas activas para evitar que se propaguen estos hechos. No hay espacio para sesgos ideológicos o partidarios cuando están en juego los derechos humanos“, enfatizó el cordobés.

Para el legislador, “el compromiso y la responsabilidad de Pietragalla como funcionario del actual Gobierno han quedado totalmente desdibujados”. “La Secretaría de Derechos Humanos se presentó como amicus curiae para pedir la liberación de personajes como Ricardo Jaime, pero no ha hecho nada en tres graves sucesos recientes de manifiesta violencia institucional”, apuntó el presidente de la bancada opositora.

Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos.

Negri señaló que “el común denominador de estos tres hechos es que sucedieron durante este período de aislamiento social, preventivo y obligatorio, y la Policía actuó en todos los casos contra supuestos violadores de la cuarentena”.

“Hay abuso institucional manifiesto, por eso el rol de la Secretaría de Derechos Humanos no puede ser tibio. Argentina no puede tener un secretario de DD.HH. que sólo actúa cuando están en juego los derechos de los amigos del poder de turno o miembros de su partido político como Ricardo Jaime”, lanzó el diputado.

Además, cuestionó que el funcionario “apenas se expresó sobre la muerte de Luis Espinoza en Tucumán, quien fue asesinado a tiros por la espalda por la Policía tucumana para luego arrojarlo por un barranco”. Sobre este hecho, recordó que la UCR solicitó la intervención de la Secretaría de DD.HH., pero aseguró que no tuvieron respuesta de Pietragalla.

“En segundo lugar, tampoco se actuó para impedir la violencia policial e institucional en Chaco, que esta semana salió a la luz con los abusos y golpes sobre personas de la comunidad Qom en la localidad de Fontana. Con emitir comunicados de repudio no alcanza para luchar contra la violencia institucional”, continuó.

Por último, el radical hizo referencia a la aparición de Florencia Magalí Morales ahorcada en una celda de una comisaría -el pasado 5 de abril- en la localidad de Santa Rosa de Conlara, San Luis. “¿Qué ha hecho Pietragalla en esta causa, que avanza muy lento y no tiene por ahora culpables de un hecho tan brutal?”, se preguntó Negri.

Solicitan la presencia de Horacio Pietragalla y Sabina Frederic en el Congreso

Ante los casos de abuso policial conocidos en los últimos días, diputados de la UCR reclamaron la “urgente presencia” de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, para que brinden informes al respecto.

“Estamos muy preocupados con los hechos de violencia institucional que estamos viendo en las últimas semanas por parte de las policías provinciales, algunos de los cuales terminaron en muertes, como el caso de Luis Espinoza en Tucumán o Franco Maranguello y Magalí Morales en San Luis. Y en las últimas horas hemos visto el brutal accionar de la policía chaqueña contra integrantes de la comuniad Qom”, expresó Sebastián Salvador.

El vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos reiteró el pedido a Pietragalla para que concurra a informar “el trabajo que se está desarrollando y cuál va a ser el accionar de la Secretaría que conduce para terminar con estos aberrantes hechos”. “En la última reunión de Comisión el oficialismo se comprometió a convocar al funcionario a la brevedad. No ocurrió aún, esperamos que no se siga dilatando porque se trata de una situación alarmante”, remarcó.

Por su parte, Álvaro de Lamadrid enfatizó que “son graves los episodios que están ocurriendo en todo el territorio argentino. Inteligencia interna, ciberpatrullaje, denuncias clandestinas, excesos de las fuerzas de seguridad. Cuatro asesinatos en democracia sin respuesta. Con un silencio total del Gobierno, de los organismos de derechos humanos, donde pareciera que algunas muertes importan en la Argentina y otras no”.

El legislador explicó que pidió la interpelación a Frederic por “los graves hechos de violencia y abuso policial, que han terminado en crímenes aberrantes, en asesinatos de las fuerzas de seguridad, tanto en la provincia de San Luis, en Tucumán y en Santiago del Estero, hacen que deba informar sobre estos excesos”.

“Es imprescindible que se presente ante los legisladores, porque es la responsable política de toda esta situación, más teniendo en cuenta que está al frente del Consejo de Seguridad Interior, que articula todas las políticas de seguridad y le da directivas a las fuerzas policiales y a las fuerzas de seguridad que dependen del Ministerio”, agregó el vicepresidente de la Comisión de Seguridad Interior.

Y concluyó: “Estos no son los únicos episodios graves de su cartera. También tenemos el espionaje interno y la inteligencia interna, que se produjo a trabajadores de una mina en Neuquén, y también a la empresa privada. Ni la cuarentena, ni ningún plan de ciberpatrullaje puede poner en emergencia la Constitución, ni puede dar superpoderes a las fuerzas de seguridad para alejarse de ella”.

Advertencia de Negri al presidente: ¡Guarda con la gula de poder!

El diputado nacional cuestionó al Gobierno. “La grieta no es entre la vida o la muerte, eso es una estupidez. Es entre las instituciones y los que no quieren que funcionen”, sostuvo.

El diputado nacional Mario Negri realizó una videoconferencia por la plataforma Zoom y por Facebook con sus seguidores y dirigentes de la provincia de Córdoba, distrito al que representa en la Cámara baja. El jefe del interbloque Juntos por el Cambio cuestionó a la administración nacional por aprovechar la pandemia y el aislamiento de la ciudadanía para tomar decisiones arbitrarias que perjudican a las instituciones y a la población en general.

En total, en la videoconferencia por Zoom y por Facebook, la charla llamada “Córdoba y la Argentina hoy: los desafíos presentes y futuros”, llegó a más de 1.800 usuarios participando en simultaneo.

“La grieta no es entre la vida o la muerte, eso es una estupidez. Es entre las instituciones y los que no quieren que funcionen”, planteó Negri al responder una pregunta de una usuaria sobre la antinomia que creó el kirchnerismo en medio de la pandemia.

“Hay que tener en cuenta que la gente entrega a cambio del bien común sus libertades. Se las entrega al Estado, a quien gobierna. Pero hay que administrar esas libertades de una manera muy democrática porque, si no, la tentación de poder es muy grande, el autoritarismo es muy grande. Hay que luchar contra la pandemia todos juntos y con instituciones muy activas. No puede ser que en nombre de la emergencia se pierdan los controles. El Gobierno nacional no puede explicar por qué no hay servicio de justicia”, sostuvo el legislador cordobés.

“¿Por qué se niega el Gobierno a acordar con la oposición?”, preguntó otro usuario. “Creo que hay una discusión interna en la coalición del Frente de Todos. No todos piensan lo mismo; por ejemplo, la diputada Vallejos y el jefe de Estado. Pero el presidente debería estar en condiciones de tomar él las decisiones”, sostuvo Negri, quien previamente había señalado: “Estamos viendo que la construcción del poder es de Cristina Kirchner y que el presidente Alberto Fernández es parte de su estrategia”.

“No veo que el presidente diga nada cuando el Estado se va de la querella de causas de la vicepresidenta. No se puede usar el Estado para ejercer la defensa de una persona. El Estado es de todos los argentinos. Si el Presidente no ejerce el liderazgo que el pueblo le dio nos va a poner a todos en una enorme dificultad”, agregó.

Según el líder de Juntos por el Cambio en Diputados, “hay una tensión política fuerte e innecesaria. La oposición ha hecho todo lo que tiene que hacer. ¡Guarda con la gula de poder! Acompañamos 18 decretos de necesidad y urgencia referidos a la pandemia. Pero luego ingresan un DNU que vuelve la historia trece años, cuando el Jefe de Gabinete manejaba discrecionalmente el cien por ciento de las partidas del Presupuesto. Nosotros en 2018 bajamos esa discrecionalidad al 5 por ciento. Ahora no hay más control, eso hace que haya más tentación y si hay más tentación hay corrupción”.

Petri apuntó contra las declaraciones del presidente en torno a la justicia

Salió al cruce de los dichos de Alberto Fernández en un canal de cable en las que habló del andar judicial.

El diputado nacional Luis Petri respondió en Twitter a las declaraciones de Alberto Fernández en C5N en las que dijo querer “una mejor justicia, eso no es buscar impunidad”.

En ese sentido Petri aseguró: “Querer ampliar el número de la Corte, desarmar la Agencia de Protección de Testigos, transferir las escuchas de la Corte a la Procuración, pedir la domiciliaria de condenados por corrupción, hablar de detenidos arbitrarios, es buscar impunidad”.

Además, explicó que “La mejor contribución que se le puede hacer a la Justicia es garantizar su independencia Presidente, cualquier otra intromisión la acerca al poder hasta hacerla adicta a él, como ya ocurrió en el pasado en el país, no repitamos las malas experiencias de la historia”.

“Vamos a rechazar todo intento de someter a la Justicia al poder de turno. La República se construye con instituciones fuertes. No vamos a acompañar ningún proyecto de ley que encadene a la Justicia para impedir que investigue la corrupción en la Argentina”, sentenció el legislador mendocino.

El mensaje de Cristina Kirchner de este 25 de Mayo

La vicepresidenta posteó un video elaborado por La Cámpora, que matiza imágenes y discursos de ella, su esposo y el presidente actual.

Ya se sabe que los 25 de Mayo son fechas especiales para la expresidenta. Y obviamente se esperaba que en las redes sociales emitiera algún mensaje. Optó por un video realizado por La Cámpora, que conjuga imágenes suyas, de su esposo y del actual  presidente. Y las voces de los tres.

El mensaje inicial de ella es: “Una mañana como hoy, hace 17 años… Ayer, hoy y siempre, primero la Patria”. Obviamente alude a la asunción de su esposo en 2003, y conjuga los deseos de ambos: “Feliz día de la Patria”, expresa Néstor Kirchner; “¡Viva la Patria argentinos!”, dice ella.

Luego difunde mensajes e imágenes donde se escucha al fallecido exmandatario diciendo: “Que flamee el corazón de la patria. El volver a sentir el fervor patriótico de mayo. ¡Nosotros construyamos Patria! Siempre de pie, siempre luchando, siempre peleando por la Patria”.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1264904553113190402?s=20

Y a ella: “Viva la Patria. Cuando pareciera ser que solo importa la suerte de cada uno, yo quiero en este 25 de Mayo apelar al amor. Al amor por el otro”, mientras que su esposo señala: “Este 25 de mayo debe servirnos a los argentinos para consolidar la humildad que la patria necesita de cada uno de nosotros de nosotros”.

Ya el video remite a la actualidad, con gente con tapabocas y aparecen las primeras imágenes de Alberto Fernández recorriendo con barbijo, Néstor Kirchner sigue: “Que los argentinos con nuestro propio proyecto, con nuestra identidad nacional, defendiendo nuestros valores, defendiendo el sentir de Patria, defendiendo y dándonos cuenta que eso que siempre que lo que no son de acá son mejores que nosotros, se terminó. Los argentinos tenemos fuerza, somos capaces, inteligentes, solidarios. El recurso humano es la materia fundamental que tenemos para recuperar nuestra querida Nación”.

Se suma la voz de Cristina Kirchner, diciendo: “El 25 de Mayo de 2003, de ese quiero que les hable Alberto después”. Y se escucha al presidente actual, diciendo que “el 25 de Mayo para mí es otro día especial porque fue el día que llegamos con Néstor para empezar a cambiar la historia”. Se ve luego a  un Fernández más joven, 17 años atrás, cuando la asunción de Néstor Kirchner, expresando su “expectativa de que vamos a poner todo el esfuerzo en que las cosas anden bien”.

Luego aparece la imagen de un joven y sonriente Máximo Kirchner el día de la asunción de su padre, expresando el orgullo que sentía en ese momento y consultado por un periodista sobre su expectativa, respondía: “La que tienen todos del otro lado ahí también. La que nos vaya bien de una vez por todas”.

“Tenemos que estar a la altura de la historia y de las circunstancias y vamos a trabajar con tremendo esfuerzo”, señala un Néstor Kirchner ya lastimado en la frente, y concluyendo: “¡Queremos una patria para todos!”.

A continuación se lo ve a Alberto Fernández en la conferencia del sábado pasado, alzando la voz al responder molesto: “Angustiante es que el Estado te abandone y te diga arreglátela como puedas, eso es angustiante, que el Estado no esté presente ahí. Acá están pasando cosas serias y por eso actuamos como actuamos”.

El video termina con Cristina Kirchner diciendo: “Con la escarapela en el pecho, pero lo que es más importante en el corazón”.

Que la normalidad no exista más no deja de ser un deseo de muchos

Nadie puede negar que la pandemia que ha azotado al mundo y cuyo pico aún se espera en la Argentina cambiará la forma de vivir que teníamos hasta ahora. Pero muchos imaginan que ese cambio será tan profundo y definitivo que alentará Estados más presentes y hasta el final de la globalización.

Por José Angel Di Mauro

“Muchos piden volver a la normalidad, con esos discursos de la economía, de los problemas… Bueno, quiero decir hoy en Volkswagen que la normalidad no existe más… No se puede volver a la normalidad. Es un sueño, una fantasía, un suicidio colectivo”. Ese fue el párrafo textual en el que el gobernador bonaerense pronunció su polémica frase: “La normalidad no existe más”. Lo escuchaba el presidente Alberto Fernández, sin barbijo y asintiendo con la cabeza.

En honor a la verdad, Axel Kicillof acababa de remarcar que el 53% de la industria nacional está ubicada en la provincia de Buenos Aires. “Es decir que si la provincia para las máquinas, para el  país. Es un lujo que no nos podíamos dar”, aclaró como para dejar conformes a los que en este tiempo enfatizan que no es “salud o economía”, sino que ambas cosas van de la mano. Pero sobre el final insistió Kicillof en que “lo que hay que hacer es mantener al extremo las medidas sanitarias. Mientras tanto reactivar el proceso productivo,  pero sin correr riesgos excesivos”.

El presidente escuchando al gobernador bonaerense en la planta de Volkswagen.

Mantener “en extremo” las medidas sanitarias remite a una cuarentena estricta que es la que autoridades del gobierno provincial e intendentes insistieron toda la semana en reclamarle a la Ciudad de Buenos Aires. Y ante la procedencia de las voces que se elevaron, no puede desconocerse la influencia de la  política en este contexto. ¿Las razones? Esmerilar a Horacio Rodríguez Larreta no deja de ser un “buen plan” en términos electorales, sobre todo para el cristinismo que es el único sector que tiene clara una estrategia de cara a 2021 y 2023; y por otra parte, la previsión de que “como el pico de la pandemia es inevitable, la solución es tener para entonces un culpable”. Es el trasfondo de frases de intendentes responsabilizando a CABA por “contagiarnos”; o más aún, el ministro de Salud tuiteando este texto con un mapa de la Ciudad en rojo: “Queda claro en este mapa dónde está el mayor riesgo de irradiación del coronavirus”.

Alberto Fernández al anunciar este sábado una nueva extensión de la cuarentena. (Foto Presidencia de la Nación)

Mientras desde Buenos Aires le reclamaban al gobierno porteño retrotraer las medidas de flexibilización, el gobernador anunciaba la reanudación de tareas en una automotriz, una de las industrias que volvieron a arrancar la última semana. Es el reproche con el que desde la Ciudad retrucan las críticas: “Cuestionan que nosotros abramos comercios, pero ellos habilitan industrias”. Kicillof aclaró que en la Provincia “el sector alimentario y el de medicamentos siguieron funcionando,  nunca pararon”, dijo, para recordar luego que “ya van 60 días de cuarentena y la Argentina y la Provincia tienen un entrenamiento en funcionar productivamente en una situación tan atípica”. El dato es real y grafica la extensión de una medida que pone a la Argentina en el primer lugar en materia de aislamiento: ningún país del mundo mantuvo durante tanto tiempo semejante cuarentena general. Solo Nueva York -una ciudad, no un país- nos supera con 82 días de confinamiento.

En el marco de esa grieta están quienes toman las palabras del gobernador como una expresión de deseos.

La cuarentena de la que se vanaglorian las autoridades se ha revelado exitosa en términos sanitarios, mas sin dudas tendrá consecuencias ruinosas en términos económicos. Plantearlo es adentrarse en terreno hostil, pues lejos de cerrarse, la grieta se extiende en la Argentina cada vez más y ha encontrado en esta dicotomía terreno fértil. Pero lo cierto es que difícilmente alguien pueda tener la verdad absoluta en esta materia. Es que tan claro como que las consecuencias económicas y sociales del parate serán enormes, es que en caso contrario la cantidad de muertos sería seguramente elevadísima y el impacto económico igualmente no menor.

En el marco de esa grieta están quienes toman las palabras del gobernador como una expresión de deseos. La frase “la normalidad no existe más” alienta a los que se entusiasman en dar por agotada la globalización y abogan por naciones que se cierren al mundo y vivan con lo propio. Son los que se entusiasman en la revalorización del Estado no solo aquí, sino en el Primer Mundo, y celebran la posibilidad de alcanzar un Estado omnipresente. Y se ilusionan ante datos tales como que el gobierno ha pagado los salarios de 275.000 empresas, casi la mitad de las 600 mil que hay en todo el país. Así se abonaron la mitad de los salarios de abril, así se pagarán los de mayo y nada indica que no vaya a suceder lo mismo en junio. A propósito, ¿cuántas empresas estarán en condiciones entonces de abonar el aguinaldo? ¿El Estado se hará cargo?

Fernanda Vallejos encendió la polémica con su proyecto que apunta a los grandes grupos empresariales que puedan ser auxiliados por el Estado.

El tema dio pie a la legisladora K Fernanda Vallejos a plantear la idea de que el Estado se quede con una parte de las empresas auxiliadas en esta crisis. La diputada se entusiasmó cuando el ministro Claudio Moroni se convirtió en el primer integrante del gobierno nacional en “avalar” su iniciativa: el ministro de Trabajo es  hombre de Alberto Fernández. Sin plantear distancias, alguien del gobierno aclaró que Moroni solo había expresado la definición de “interesante” cuando le plantearon el tema, y reconoció que se trata de algo “que se está discutiendo a nivel mundial”. Tampoco es que tuviera margen para desacreditarlo en un reportaje.

Tampoco tomó distancia otro ministro proveniente de  un sector muy cercano al Presidente, Nicolás Trotta -que reporta a Víctor Santa María-: “Se necesita un Estado que no ahogue al sector privado sino que lo promueva, inclusive que sea socio de los beneficios, no desde el lucro, sino desde la reinversión privada”, dijo.

Aunque lo imaginan impracticable, desde el sector privado plantean por lo bajo sus críticas hacia semejante iniciativa. Y cuando desde el kirchnerismo advierten que en Europa está sucediendo con grandes empresas, aclaran que se trata de salvatajes ante inminentes quiebras, por ejemplo en el terreno de las aerolíneas, jaqueadas de manera casi definitiva por el coronavirus, al punto tal de poner en riesgo toda la actividad. No es el caso de las empresas de aquí, que no reciben una inyección de dinero para repotenciarlas, sino para pagar la mitad de sus salarios, aclaran.

Fernanda Vallejos no es cualquier diputada: preside la estratégica Comisión de Finanzas de la Cámara baja. Y fue primera en la lista de Unidad Ciudadana en 2017, cuando Cristina fue candidata a senadora. La invisibilizaron cuando salió a defender a Amado Boudou, no porque no compartieran desde ese espacio tal pensamiento, sino porque era políticamente incorrecto para la campaña. En la semana avaló esa iniciativa el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja, Carlos Heller, quien cuando las sesiones no eran virtuales se sentaba junto a Vallejos. Antes de que Heller se hiciera cargo, presidió esa comisión clave el neuquino Darío Martínez. Tanto o más kirchnerista que Vallejos. Heller también lo es, en ese bloque que preside el hijo de los Kirchner.

Alberto Fernández no quiere el default; tampoco su vice, según se desprende de ciertas movidas de los últimos días que se le atribuyen.

En rigor, salvo la presidencia de la Cámara baja, todos los principales cargos en el Congreso están ocupados por hombres o mujeres que reportan a la vicepresidenta. Cuando al Presidente le hablan de las iniciativas legislativas que se van gestando y levantan olas, suele repetir que ese es otro poder en el que él no tiene injerencia. Habrá que creerle.

Como también hay que creerle cuando insiste en que no quiere que la Argentina caiga en default, aunque técnicamente así sucedió a partir del viernes, al incumplir nuestro país el pago de 500  millones de dólares. Una suma menor: mucho más se perdió en estos meses, en el marco de una negociación que siempre pareció conducir hasta donde estamos. Una posibilidad era entonces evitar el default pagando y seguir negociando. Pero la realidad es que si al final no hay arreglo -como no deja de ser probable que suceda-, tampoco sería razonable haber pagado esa suma.

Alberto Fernández no quiere el default; tampoco su vice, según se desprende de ciertas movidas de los últimos días que se le atribuyen. Gestiones que ella encomendó también en el marco de las negociaciones subterráneas que se espera puedan revertir la condición en la que oficialmente hoy está la Argentina. No es sencillo negociar con los fondos que deberán decidir la suerte de nuestra deuda. Pero a la postre todo es cuestión de dinero y hay muchos que hacen negocios inclusive con el default argentino.

Como este lunes también es feriado en Estados Unidos, la falta de  pago recién se activará el martes 26. Más allá de las negociaciones que puedan llegar a buen puerto, la falta de pago existió y la misma activó los seguros anti default, que muchos de los fondos acreedores de Argentina habían comprado, con lo que compensarán pérdidas. Hablamos de unos 1.400  millones de dólares. Razón de más para que a muchos de esos fondos no les conviniera  un rápido acuerdo ahora, sino cobrar el seguro y luego alcanzar un acuerdo ventajoso en los próximos días.

Elías de Pérez: “Alberto vino a Tucumán a mentirle a la población”

Luego de que el presidente afirmara el jueves que CFK terminó una obra que el Gobierno de Macri no puso en marcha, la senadora le salió al cruce.

La senadora nacional Silvia Elías de Pérez salió a cuestionar al presidente Alberto Fernández quien el jueves visitó la provincia de Tucumán,  aseguró que la ex presidenta Cristina Kirchner terminó durante su último gobierno la planta depuradora de residuos cloacales de Las Talitas. Elías de Pérez subrayó que el jefe de Estado estaba incurriendo en “una mentira” ya que la planta fue finalizada en 2019 por la administración de Cambiemos y en 2015, al momento de dejar Cristina Kirchner la Presidencia, sólo tenía un avance financiero de 46 por ciento.

“Es difícil entender para qué el presidente decide romper la cuarentena, viajar hasta una provincia y mentirle a toda la población. Son los datos del propio Estado argentino los que lo dejan mal parado”, manifestó Elías de Pérez.

“Cristina terminó esta obra en el 2015. Uno no logra entender que obras terminadas no sean puestas en funcionamiento por alguien que puso poca atención en los tucumanos. Porque con esa obra que no se puso en marcha  no se afectó al gobierno de Juan Manzur, se afectó a decenas de miles de tucumanos que no pudieron disfrutar de esa planta”, expresó Fernández el jueves en Tucumán.

Ante las citadas declaraciones del presidente realizadas en Tucumán, la senadora de Juntos por el Cambio agregó: “Los datos del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento desmienten categóricamente a Alberto Fernández. La única razón por la cual la obra no se puso en funcionamiento en 2019 fue porque el gobernador Manzur no quiso. La Sociedad Aguas de Tucumán demoró la habilitación por decisión expresa de Manzur”.

En su cuenta de Twitter, la senadora compartió una serie de fotos satelitales también con la intención de desmentir las afirmaciones de Alberto Fernández.

“Fotos satelitales desmienten de manera contundente los dichos de @alferdez y @JuanManzurOK sobre la planta de Líquidos Cloacales en Las Talitas”, tuiteó la senadora. Y se puede observar perfectamente que en 2015 la obra estaba inconclusa y recién estuvo terminada en 2019.

Fernando Iglesias le respondió a Alberto Fernández por hablar de “oposición tuitera”

El diputado del Pro se dio por aludido y denunció que el presidente le “impide” ejercer su función como legislador.

El diputado nacional Fernando Iglesias (Pro) le respondió este jueves, desde su banca, al presidente Alberto Fernández por haber hablado de “oposición tuitera”, y lo acusó de “limitar” su función como legislador por distintos motivos.

Al presentar una cuestión de privilegio contra Fernández durante la sesión virtual, Iglesias consideró que el presidente tuvo “consideraciones agraviantes y ofensivas” hacia representantes de la oposición, y agregó: “Lamentablemente, hay muy poco espacio en los medios”.

“Usted impide que yo haga mi trabajo como diputado. Desde que ha empezado su gestión, ha limitado fuertemente todos los derechos y obligaciones que tenemos los diputados”, denunció el legislador del Pro.

Tras recordar que el Congreso tiene una “función de control”, Iglesias dijo que la oposición “presentó innumerables pedidos de informe sobre corrupción y abuso de autoridad, que no han sido respondidos”.

A su vez, señaló que “es obligación del jefe de Gabinete” concurrir al Parlamento para brindar su informe de gestión, pero “van seis meses y todavía no lo hemos visto”.

Asimismo, indicó que “el presidente nos ofende cuando no envía un Presupuesto” al Congreso, mientras sigue gestionando con una prórroga del anterior y a través de Decretos de Necesidad y Urgencia.

Por último, Iglesias advirtió que Fernández “ofende nuestras funciones y nuestras obligaciones cuando reduce a la Cámara a este simulacro de sesión”. “Nuestro interbloque ha dicho que quiere sesionar como corresponde, presencialmente”, concluyó.

El anuncio de Massa

Tras el discurso de Iglesias, Massa aprovechó para comunicar a los diputados que la semana próxima el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, concurrirá al Senado, mientras que en el mes de junio asistirá a la Cámara de Diputados, para cumplir con el mandato constitucional, tras los insistentes pedidos de la oposición.

Por la pandemia, el Gobierno nacional prometió “políticas públicas” en barrios populares

El presidente recibió a referentes sociales de los barrios populares porteños. También participaron de la reunión legisladores del Frente de Todos de la Ciudad.

El presidente Alberto Fernández recibió este miércoles en la residencia de Olivos a referentes sociales de los barrios populares de la ciudad de Buenos Aires para interiorizarse sobre la situación que atraviesan en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus Covid-19.

El mandatario nacional afirmó que el Gobierno nacional pondrá en marcha inmediatamente políticas públicas que permitan que en los barrios populares no se potencien los contagios.

“Sé que tienen problemas y vamos a ayudar a resolverlos, quiero que los que están sufriendo, no sufran más”, se comprometió Fernández. Y agregó: “Argentina fue un país distinto cuando le dimos derechos a la gente. Y fue muy distinto cuando se los sacaron”.

Luego de la reunión la legisladora del Frente de Todos y vicepresidenta 2da. de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños, calificó el encuentro como “auspicioso sobre todo para las organizaciones sociales que participaron” y afirmó que “la forma en que hoy incide la pandemia en la población pobre también involucra a otros distritos, pero tiene epicentro en la Ciudad”, por lo cual el presidente se comprometió a transmitir “nuestras preocupaciones y propuestas al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta”.

En este sentido, Muiños hizo hincapié en “la falta de protocolización por parte del GCBA, ya que a partir del programa Detectar que lleva a adelante el Gobierno nacional en conjunto con otros distritos, el GCBA no ha protocolizado la identificación del caso, la comunicación a la persona, en qué lugar se espera el resultado y dónde hace el aislamiento. Esto provoca que los casos se disparen aún más y por fuera de la villa, específicamente en los hospitales, exponiendo a pacientes con otras patologías y al personal de la salud. Este fue un reclamo que realizó la organización La Garganta Poderosa y coincide con el proyecto de ley que presenté para que cada barrio popular tenga su Unidad Febril de Urgencia y su Unidad Transitoria de Aislamiento”.

“Por último, expresamos nuestra preocupación por la falta de alimentos y cómo llegan; la falta de acceso o presión de agua en varios barrios de la Ciudad y las problemáticas que se van a sumar en el invierno: el riesgo eléctrico, la falta de gas y el refuerzo de algunos programas que atiendan a la población que ya estaba en condiciones de informalidad laboral y hoy está sin ingresos”, concluyó la legisladora.

Fernández ratificó su apoyo al impuesto a las grandes fortunas en una reunión con Máximo K. y Heller

El presidente recibió en Olivos al jefe del bloque de diputados oficialista y al titular de la Comisión de Presupuesto. El proyecto se presentará en los próximos días.

El presidente Alberto Fernández dio este miércoles un nuevo espaldarazo al proyecto de ley para gravar por única vez a los grandes patrimonios con un impuesto extraordinario, con el objetivo de aumentar la recaudación en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Fernández dio luz verde a la iniciativa durante una reunión que mantuvo en la residencia de Olivos con el jefe del bloque de diputados oficialistas, Máximo Kirchner, y el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller.

El proyecto será presentado en los próximos días y el Frente de Todos deberá buscar consensos con la oposición, ya que por tratarse de la creación de un impuesto, a la hora de la votación se requiere mayoría absoluta, es decir, 129 adhesiones.

En diálogo con Radio 10, Heller aseguró tener “encuestas” que marcan que “el 76% de los argentinos están de acuerdo con un impuesto a las grandes riquezas”.

El legislador explicó que el gravamen “alcanzará a alrededor de 12.000 personas, que tienen como piso un equivalente a 3.000 millones de dólares, unos 200 millones de pesos”.

Según Heller, el impuesto “nos va a permitir recaudar, para afrontar el enorme crecimiento del gasto en esta crisis sanitaria, alrededor de 4.000 millones de dólares, una suma nada despreciable para un país como Argentina”.

El titular de la Comisión de Presupuesto aclaró que “todas las veces que el presidente habló de este proyecto, habló a favor”. “No hay ningún matiz de duda en el apoyo del presidente. Lo hace con la misma prudencia con que se maneja para otros temas”, observó.

Para el diputado, la “dificultad estará ahora en el trámite parlamentario” ya que “se vienen tratando proyectos consensuados, que son más ágiles desde el punto de vista de la instrumentación remota”.

Por eso, consideró que las primeras sesiones virtuales servirán para “tener toda la seguridad de que hemos probado lo suficiente el sistema como para decir que está listo para un tratamiento de esta envergadura”.

Cabe recordar que el pasado 14 de abril se había llevado a cabo una reunión similar en Olivos, en la que Fernández escuchó detalles del proyecto, también con la participación del ministro de Economía, Martín Guzmán.

El kirchnerismo recordó la decisión de Cristina Kirchner de ir como vice de Alberto

A un año de que la exmandataria anunciara la fórmula presidencial, legisladores y dirigentes del Frente de Todos se expresaron en las redes y compartieron el vídeo de aquel momento.

A un año de que Cristina Fernández de Kirchner anunciara, con sorpresa, su decisión de no ser candidata a presidenta, sino de acompañar como vice a Alberto Fernández, dirigentes del Frente de Todos recordaron aquel momento.

Con los hashtag “#GraciasCristina” y “#FuerzaAlberto”, legisladores y funcionarios se expresaron a través de las redes y, algunos de ellos, compartieron también el vídeo con el que CFK daba la noticia con un mes de anticipación al cierre de listas.

“Hace un año @CFKArgentina nos decía: ‘la ambición personal tiene que estar subordinada al interés general’. Ese día empezamos a soñar un país distinto y confirmamos que la unidad es el camino para construir políticas para las mayorías”, escribió en su Twitter la diputada Cristina Alvarez Rodríguez.

Por su parte, la misionera Cristina Britez destacó: “Hoy se cumple un año del anuncio de la fórmula que trajo la unidad, permitió el armado del Frente de Todos y derrotó al macrismo. #GraciasCristina por ese acto de grandeza y por ese amor inclaudicable al Pueblo”.

“Hoy 18 de Mayo se cumple un año donde en un gesto de grandeza único @CFKArgentina le pedía a nuestro Presidente @alferdez que encabezara la fórmula para volver a reconstruir el País. El día en que en la Política volvió a ganar la estrategia”, publicó el legislador Santiago Igon.

En tanto, la cordobesa Gabriela Estévez también resaltó que “se cumple un año de aquel día en que la sabiduría y la generosidad de Ella, cambiaron para siempre el destino de nuestro país. Porque mejor que decir es hacer, la Patria primero, siempre”.

“Grandeza, humildad y un profundo amor por la Patria: eso demostraba @CFKArgentina hace exactamente un año. Ni la historia ni el pueblo se lo van a olvidar nunca”, fue el mensaje del senador Mariano Recalde.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ponderó la figura del presidente: “Hace un año con @alferdez nos encontrábamos en la búsqueda para generar una alternativa política distinta en el país. Ganarle a Macri parecía imposible”.

“La dirigencia y la militancia, con @alferdez, @CFKArgentina y @SergioMassa a la cabeza, ejecutamos la unidad que nos permite honrar el contrato electoral: cambiar las prioridades para poner a la Argentina de pie”, añadió.

El funcionario, además, subrayó: “Como señaló Cristina, la coalición de gobierno debe ser más amplia que la que ganó las elecciones, y ese concepto caracteriza cómo Alberto entiende la actividad política. La convocatoria, más aún en momentos difíciles, es a todos los argentinos y las argentinas”.

“Hace un año Cristina nos recordó la importancia de la política como instrumento para transformar la realidad”, manifestó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien calificó a esa jugada como “una de las resoluciones políticas más valientes, generosas y brillantes de nuestra historia” que “creó la alternativa para que democráticamente el pueblo terminara en las urnas con el ciclo neoliberal de Macri y Vidal. Hasta el día anterior habían instalado que eran invencibles”.

Y agregó: “Hoy recordamos aquella decisión que nos dio la posibilidad de recuperar lo perdido para cuidar de todas y todos, para poner a la Argentina de pie y recuperar el orgullo de ser bonaerenses”.

Desde la cuenta de Twitter del Frente de Todos, recordaron el anuncio de la vicepresidenta como lo “inesperado” y lo vincularon con la situación actual.
“A un año de la unidad: lo que esperábamos y lo inesperado. Hace un año hoy, Cristina tomó una decisión generosa y de una visión estratégica que cambió el curso de la historia”, publicaron.

Y manifestaron que “sin embargo, lo inesperado regresó como pandemia. Toda la capacidad estatal fue puesta para cuidar la salud y amortiguar los efectos que también tendría sobre la economía; la ciudadanía en su conjunto comprende y acompaña”.

“La magnitud de los desafíos no tiene precedentes, pero también hay un horizonte distinto. Nuestra convicción permanece, cambiamos las prioridades para volver a poner a la Argentina de pie”, afirmaron.

Se deshace la armonía política que generó el pánico por la pandemia

Conforme evoluciona el confinamiento obligado por una pandemia que todavía no estalló, la cuarentena va flexibilizándose igual que los modos conciliadores que venían exhibiéndose en la emergencia.

Por José Angel Di Mauro

Está claro que “la montaña” la tenemos delante, no atrás. Entiéndase por montaña al pico de la pandemia, que los países que fueron azotados por la misma ya han atravesado y nosotros en cambio vemos como una amenaza cercana, mas sin los temores que generaba hasta hace no mucho tiempo. Los países de Europa que tuvieron miles de muertos ya están abandonando las cuarentenas estrictas que tuvieron que adoptar cuando la situación se les iba de las manos. Naciones como Alemania, que a partir de un sistema de salud de envergadura atravesó la emergencia de manera airosa, pudieron reanudar este fin de semana sus torneos de fútbol. Todo un dato, que genera envidia en sus vecinos con ligas poderosas.

Como pocas veces antes, la Argentina pudo contar esta vez con el diario del lunes; y tal vez como nunca, aprovechó esa situación, disponiendo medidas que permitieron que el brote hasta ahora no se haya disparado en el territorio nacional. La parte del vaso vacía es que una cuarentena tan estricta mantiene aplanada la curva de contagios, pero no evita que en algún momento llegue el pico, que va de la mano de la flexibilización del aislamiento, que se va dando, pues es imposible mantener semejante rigidez in eternum. Por razones económicas y sociales.

La Ciudad de Buenos Aires autorizó para este fin de semana la salida de los chicos, que vivieron confinados durante los últimos dos meses; la Provincia también autorizó a que puedan acompañar a sus padres cuando salen a hacer las compras diarias. Es un poco lo que el Presidente había sugerido al anunciar la fase 3, y que Buenos Aires, CABA, Córdoba y Santa Fe se apresuraron a rechazar entonces. Pero en este caso es algo recomendado por los médicos -tan apegados al aislamiento ellos-: pasado tanto tiempo el confinamiento genera consecuencias en la salud. No hay demasiados antecedentes para analizar bien, pero un estudio del neuropsicólogo español Alvaro Bilbao compara los síntomas de estrés postraumático en los padres y los niños en cuarentena con quienes no estuvieron confinados, y encontraron que las puntuaciones medias de estrés postraumático eran cuatro veces más altas en los niños que habían estado aislados.

Como pocas veces antes, la Argentina pudo contar esta vez con el diario del lunes; y tal vez como nunca, aprovechó esa situación.

Ni qué decir de las consecuencias económicas de una cuarentena estricta y perdurable. La AFIP ya confirmó que el Estado volverá a pagar la mitad de los sueldos privados en el mes de mayo, y se sabe que analizan mantener el IFE mientras dure la crisis sanitaria. Pero el propio ministro de Economía ha deslizado que el socorro del Estado nacional no puede ser infinito.

En este contexto, con la montaña aún por delante, es que el clima político se enrareció en los últimos días. Fue el propio Presidente el que, tras haber vuelto a sentar a su lado a Axel Kicillof y el opositor Horacio Rodríguez Larreta, abandonó el tono conciliador para fustigar a la oposición. Venía haciéndolo al hablar de quienes cuestionaban mantener la cuarentena por sus graves efectos económicos, sabiendo que con ello les apuntaba a Mauricio Macri y sus dirigentes más cercanos, pero en sucesivas entrevistas repitió puntualmente sus críticas al gobierno anterior y especialmente a la gestión de María Eugenia Vidal.

No hizo falta esforzar la imaginación para recordar la reunión de tres horas que Alberto Fernández mantuvo con su vicepresidenta en Olivos en los días previos a esa embestida.  La expresidenta puso en la mira al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desde el primer día, y su compañero de fórmula mostró disposición a atender sus inquietudes. Cuando CFK habló del presupuesto de la Ciudad, el gobierno nacional confirmó que avanzarían en un recorte en la coparticipación porteña, que solo la pandemia postergó. La vicepresidenta arrastró a HRL en la embestida judicial que ensayó a partir de los dichos -y silencios- de la jueza Ana María Figueroa. En una nueva demostración de fuerza, se puso en marcha toda una cadena de acciones y reacciones de legisladores que le responden -recordemos que las listas legislativas del año pasado se armaron en el Instituto Patria-, y no puede considerarse ajena a estas medidas la decisión de la Oficina Anticorrupción de apartarse de la querella en los juicios que más complican a  la expresidenta. Vale recordar que Félix Crous, el titular de la OA, es un reconocido dirigente kirchnerista que supo ser habitué del emblemático 678.

felix crous
La oposición quiere interpelar a Félix Crous.

El analista Sergio Berensztein tiene su visión sobre el tema. Convencido de que lo que está sucediendo en la Justicia es parte de un plan bien concreto, relaciona el supuesto aceleramiento en ese sentido con la sensación de que “el futuro próximo va a traer aparejada una crisis muy significativa”, consecuencia de la pandemia y la deuda, ante lo cual Cristina estaría adelantando los tiempos “por miedo a que se debilite su administración y (luego) no pueda hacerlo. Cristina tiene que huir hacia adelante por miedo a que después no pueda resolver estas cuestiones judiciales”.

cristina kirchner sesion virtual 13 de mayo
Cristina Fernández de Kirchner tiene una influencia enorme en el Gobierno que contribuyó sustancialmente a ungir.

Como sea, Fernández de Kirchner es un animal político de una envergadura como quizá hoy nadie pueda exhibir. Y como tal es la única que parece tener un plan y una estrategia. Mientras el gobierno debe administrar en un contexto que ya era complicado antes de la pandemia, y la oposición adolece de la falta de articulación que genera la vuelta al llano y la ausencia de un liderazgo concluyente, ella planifica. Por eso puede darse el lujo de pensar en 2023 y por eso busca limar a Rodríguez Larreta, y también a María Eugenia Vidal, que esta semana reapareció en público, pero sigue sin hacer declaraciones periodísticas. “No es el momento”, dicen desde su entorno, pero alienta a que hablen los dirigentes que le responden, que tachan la definición “macristas” para tildarse de “vidalistas”.

Imposible no vincular con esto el fuerte enojo que se dejó trascender los últimos días desde la Provincia contra el jefe de Gobierno porteño por haber flexibilizado la cuarentena. Arrancó el gobernador -tan cercano a Cristina-, siguieron sus colaboradores y luego se sumaron los intendentes más afines al kirchnerismo.  El argumento es que al permitir la apertura de comercios, se genera un flujo de habitantes del Conurbano hacia la Ciudad, justo en momentos en que ese distrito viene mostrando un incremento de casos. A tal punto surgieron los cuestionamientos que el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, llegó a advertir la posibilidad de cerrar los accesos a CABA. “Tendríamos que cerrar los puentes”, dijo. La lista de los intendentes críticos es extensa, pero completó el cuadro la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, que calificó como “acto de irresponsabilidad por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires habilitar comercios que no son esenciales”.

Desde la Ciudad evitan elevar el tono; recuerdan que el incremento de casos detectados no tiene que ver con las últimas medidas, pues la medición tiene un delay  de algunos días, y además sostienen que la mayoría corresponden a los barrios populares, que es donde han intensificado los testeos ante la certeza siempre contemplada de que esos son los sectores más expuestos a la propagación del virus. Sugieren de manera privada que en la Provincia se atajan frente al pico próximo a llegar y no descartan, como han dicho, volver sobre sus pasos si el alza se mantiene constante.

Tendríamos que cerrar los puentes”, dijo Juan José Mussi, intendente de Berazategui.

En ese contexto debe sumarse la mención que hizo Máximo Kirchner en la sesión de Diputados del miércoles. Presente en el recinto durante el histórico debate, el titular del bloque oficialista de diputados cerró el mismo con un mensaje hacia el jefe de Gobierno porteño: “Para aquellos que le dicen que tiene que abrir a lo que dé lugar, le decimos que cuenta con nosotros para aguantar esa presión y preservar lo que hay que preservar, que es la vida de la gente”. Algunos lo tomaron como un respaldo, otros como la intención de mostrar una señal de debilidad suya precisamente ante las presiones.

Medió en esta controversia el propio Alberto Fernández, convocando al jefe de Gobierno y su vicejefe a Olivos, con la excusa de mostrarles el kit de diagnóstico rápido creado por científicos argentinos. El Presidente ya había encabezado la presentación del mismo, acompañado por los ministros de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, y de Salud, Ginés González García, pero deliberadamente generó la foto con Larreta y Santilli. Una señal hacia adentro y hacia afuera.

Ya se sabe cuál es el peso de las imágenes, y el Presidente quiso que esa se difundiera y para eso organizó el encuentro. De la reunión con su vice, la semana anterior, no hubo en cambio ningún documento gráfico.

Diputados de JxC denunciaron a Crous y piden firmas para que Alberto F. “no consagre la impunidad”

Un grupo de legisladores de la oposición acusaron al titular de la OA de haber cometido el delito de prevaricato, luego que el organismo se retirara como querella de dos causas clave contra la familia Kirchner.

felix crous

Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio denunciaron penalmente este viernes a Félix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción, luego de la decisión del organismo de retirarse como querella en las causas “Hotesur” y “Los Sauces”, donde Cristina Kirchner y sus hijos están acusados por lavado de dinero.

Los legisladores Jorge Ricardo Enríquez, Graciela Ocaña, Waldo Wolff, Fernando Iglesias y Álvaro de Lamadrid, entre otros, acusaron al exfiscal por el delito de prevaricato y solicitaron que “se provea la prueba sugerida, se cite al imputado a prestar declaración indagatoria, se lo procese, y oportunamente se eleve la causa a juicio y se lo condene”.

“El doctor Crous ha faltado a las obligaciones de su cargo, con el único y evidente objeto de beneficiar a los allí imputados”, sostuvieron en el escrito, además de enfatizar que “por el cargo que ejerce y las atribuciones asignadas, tiene el mandato de promover la persecución y represión de los autores de los delitos de corrupción”.

Crous “ha perjudicado deliberadamente la causa que le ha sido confiada, incurriendo en el delito de prevaricato”, consideraron y señalaron “el daño que le causa a un caso penal que sea el propio Estado -particular damnificado por el delito investigado-, quien desiste de seguir impulsando una causa que lo tiene como víctima, sobre todo con la cantidad de investigaciones relevantes que han continuado con el ejercicio de la acción por impulso de la querella”.

Firmas en Change.org

En tanto, la legisladora Graciela Ocaña impulsó una iniciativa a través de la plataforma Change.org para que el presidente Alberto Fernández “no consagre la impunidad de la corrupción de Cristina Kirchner”.

Según comunicó la macrista, el pedido “ya lleva más de 50 mil firmas en pocas horas” y apoyaron la solicitud los diputados Cristian Ritondo, Pablo Torello, María Luján Rey, Jorge Enríquez, Carmen Polledo, Soher El Sukaria, Fernando Iglesias, Virgnia Cornejo, Alicia Fregonese, Ignacio Torres, María de las Mercedes Joury y Julio Sahad.

También los senadores provinciales Claudia Rucci y Roberto Costa; y los diputados provinciales Alex Campbell y Susana Lazzari.

Al respecto, Ocaña expresó: “Sentimos indignación porque la injusticia quiere consagrarse en Argentina. Parte de la sociedad no votó a Alberto para darle impunidad a Cristina”.

La petición manifiesta que el objetivo es que “no se avasallen a las instituciones, a nuestra Justicia. Los argentinos no queremos que reine la impunidad en tiempos de pandemia”.

Asimismo, los legisladores nacionales coinciden en que “lo que sucedió con la decisión de retirar las querellas por parte de la Oficina Anticorrupción en las causas ‘Hotesur’ y ‘Los Sauces’, donde se encuentran implicados Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos, demuestra la magnitud de la impunidad. Es un hecho grave”.

“Alberto está muy contento con Cristina como comisario político de esta gestión”, dijo Cornejo

El titular de la UCR y diputado nacional consideró que “el proyecto” de la vicepresidenta “va prosperando mes a mes”, en referencia al retiro de la OA como querellante de las causas Hotesur y Los Sauces.

El diputado nacional Alfredo Cornejo se refirió este viernes a la decisión de la Oficina Anticorrupción de retirarse como parte acusadora en las causas Hotesur y Los Sauces y consideró: “Estamos viendo que finalmente se impone lo que dice Cristina (Fernández de Kirchner) y que Alberto (Fernández) está muy contento con Cristina como comisario político de esta gestión”.

En declaraciones a radio Continental, el titular de la UCR sostuvo que “Cristina llevó adelante una estrategia que resultó ser efectiva para el peronismo y para el Frente de Todos, que fue poner a Alberto Fernández presidente”.

“Yo creo que más de uno de nosotros nos hemos entusiasmado con que Alberto Fernández sea diametralmente distinto a Cristina, que deje de condenar a la Justicia y funcione como una estadista. Y la verdad que Alberto no es así; el proyecto de Cristina va prosperando mes tras mes“, continuó.

Para el mendocino, “es un símbolo muy fuerte que el Estado deje de ser querellante, a través de OA, en dos causas emblemáticas de la década kirchnerista, que vinculan a la familia de Cristina Kirchner”. “Se nos está diciendo a todos los argentinos ‘a Cristina no se la investiga más'”, añadió.

Cornejo opinó que, en este caso, el Gobierno “no puede decir, como lo hizo con la liberación de los presos, ‘es la Justicia independiente'” y, en ese sentido, afirmó un “exactamente” cuando fue consultado si cree que la OA no es independiente.

El exgobernador reflexionó que en Argentina la Justicia y “sus principales jueces” ven “lo que hace el poder político”. “Está mal, pero ha sido así en útimos 20 años. Quien está en el poder y detenta el poder da señales. Esta es una señal muy fuerte a los jueces que investigan a Cristina”, resaltó.

Finalmente, el legislador señaló que “sería bueno” que la OA fuera dirigida por la oposición “y que tuviera independencia económica absoluta para investigar”.

Monzó opinó que la pandemia legitimó a Alberto F. y Larreta

El extitular de la Cámara baja dijo que el presidente es “una figura fuerte” y reveleó que chatea con él, como con otros integrantes del Gobierno. No volvería a acompañar a Mauricio Macri en otra gestión.

El extitular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, opinó que la pandemia “legitimó” a “dos referencias nacionales” como el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Cada foto, cada acuerdo de ambos, cada diálogo nos aleja de la maldita grieta que tanto mal hizo al país y además crea el ámbito propicio para un acuerdo más amplio pasado este evento. Me refiero a las bases para la reconstrucción de la Argentina”, sostuvo el hombre de Carlos Tejedor.

En una extensa entrevista con el diario Clarín, el dirigente reveló que chatea con el presidente y “con casi todo el gobierno”. Sin embargo, asegura que todavía no recibió una propuesta para sumarse al oficialismo, pero afirma que él está dispuesto “siempre para colaborar”.

Por otra parte, Monzó dijo que no volvería a acompañar a Mauricio Macri en una nueva gestión, porque él apuesta por “un cambio de generación”. Además, reafirmó: “Estamos tratando de conformar un espacio para ir forjando una identidad, dejar la estación de uno de los extremos de la grieta para buscar un partido de centro”.

Consultado sobre si planea ser candidato en la provincia, el expresidente de la Cámara baja señaló que él aspira “a colaborar”. “Paso a paso. Lo primero es colaborar con los gobiernos nacional, provincial y municipales”, respondió.

Sobre Juntos por el Cambio, el bonaerense manifestó que la coalición no tiene un líder, sino “muchos líderes, referentes políticos con buena imagen en la opinión pública. A nivel nacional Rodríguez Larreta, (Martín) Lousteau, (Alfredo) Cornejo, (Gerardo) Morales. En la provincia (María Eugenia) Vidal, Gustavo Posse, Jorge Macri y otros intendentes. Dirigentes importantes como Diego Santilli y Cristian Ritondo, Gabriel Frizza y Mario Negri en Córdoba, o -fuera de Juntos por el Cambio- Pablo Javkin en Rosario”.

Para Monzó, “no hay una dispusta” entre Macri y Larreta, sino “una transición natural”. “Rodríguez Larreta, Vidal, Frigerio, Lousteau… es la generación política que va a liderar este espacio. Me imagino a Mauricio Macri en una posición como los expresidentes uruguayos, que cuando terminan su mandato comienzan a ser personas para escuchar, producto de esa experiencia única. Quisiera imaginármelo más en ese lugar, no en la contienda diaria”, completó.

Desde el Pro salen a defender a Vidal

Diversas voces del Congreso salieron al cruce del presidente de la Nación, luego de que por segundo día consecutivo fustigara a la exgobernadora en sendos reportajes.

El presidente Alberto Fernández sostuvo el lunes, al ser entrevistado por Gustavo Sylvestre en C5N, que “hace 6 meses, en campaña, se vanagloriaban de no haber hecho ni un hospital”. No hizo nombres, pero obviamente se refería a la exgobernadora María Eugenia Vidal. Lo hizo nuevamente este martes, al ser entrevistado por Oscar González Oro por radio Rivadavia: “Tengan presente que tuvimos por cuatro años una gobernadora que decía que no iba a abrir un hospital más”, dijo ahora más concreto.

El presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo, le contestó a través de Twitter: “Señor presidente, un hospital no son cuatro camas y un techo. Nosotros recibimos 80 hospitales de los cuales 53 estaban en riesgo edilicio y 4 a punto de derrumbarse. Tiene razón cuando dice que no inauguramos hospitales, elegimos trabajar en silencio para recuperar lo destruido”, expresó quien fuera durante los cuatro años de gestión Vidal su ministro de Seguridad.

El diputado nacional Hernán Berisso expresó or la misma vía: “No subestime a los bonaerenses presidente, saben que durante la gestión de la gobernadora se inaguraron 55 guardias, el SAME empezo a funcionar en 119 distritos, 160 salas nuevas + Salud en Tu Barrio, Plan Control del Cáncer y más”.

“La ex gobernadora @mariuvidal no se negó a abrir nuevos hospitales, se negó a cortar una y otra vez la misma cinta. En 2016 de los 80 hospitales que hay en la provincia, 53 estaban en riesgo edilicio y 4 a punto de derrumbarse”, señaló por su parte la diputada Adriana Cáceres.

A su vez, la diputada María Luján Rey tuiteó: “Para ayudar a la memoria selectiva y distorsionada, que tiene el presidente, le recuerdo que durante la ‘década ganada’ de inauguraban hospitales vacíos que nunca funcionaron. Además es justo recordar que la gobernadora recibió 80 hospitales de los cuales 53 tenían riesgo edilicio”.

También intervino la diputada nacional Mercedes Joury: “Me gustaría recordarle al sr. presidente que en vez de inaugurar el mismo hospital varias veces, vacíos, que nunca funcionaron, María Eugenia Vidal privilegió la atención primaria de la salud y la urgencia médica para salvar vidas”.

“Había hospitales en riesgo de demolición y a punto de derrumbarse. Por eso comenzamos por lo urgente, poniendo el foco en las guardias, el lugar donde se diagnostican enfermedades y se salvan vidas. Renovamos y equipamos a nuevo 55 guardias de hospitales provinciales”, agregó la legisladora vidalista.

Apoyo del peronismo bonaerense por la negociación de la deuda

Desde el Consejo partidario, salieron a respaldar de manera “incondicional” al presidente y al gobernador de la provincia de Buenos Aires con críticas a la gestión anterior.

Luego de la reunión del Consejo del Partido Justicialista  de la provincia de Buenos Aires, organizada por su presidente Gustavo Menéndez (intendente de Merlo) y por primera vez bajo el sistema de videoconferencia, surgió un contundente comunicado  manifestando “apoyo incondicional” del peronismo bonaerense para el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kiciloff, frente a las negociaciones de la deuda externa.

En dicho comunicado se expresa un respaldo unánime del PJ Bonaerense hacia el presidente de la Nación, donde se destaca “su patriótica defensa del interés nacional que genera una decidida actitud militante para compartir su postura, nacional, humanista y solidaria que privilegia, la recuperación de la senda del crecimiento económico del país, para así proteger el futuro del pueblo argentino (…) que ante la pandemia ha puesto como prioridad el cuidado de la salud de todos los argentinos frente a una deuda devenida en hipoteca social por una mala política de la gestión anterior”.

El documento también respalda fuertemente “el camino encabezado por Axel Kiciloff, donde cuida el trabajo, la industria y el futuro de los y las bonaerenses (…) donde se constituye el corazón productivo de la Argentina (,,,) y que Axel puso en marcha en tiempo record la recomposición de un sistema sanitario que estaba hecho pedazos, poniéndose al hombro la contención del inmenso tejido social”.

En sus principales párrafo,s el comunicado advierte a los acreedores sobre la situación límite en la que “nos encontramos los argentinos y se debería tener presente lo que alguna vez dijo Néstor Kirchner que los muertos no pagan deudas”.

El comunicado marca una posición doctrinaria del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires que declara que “la actual crisis mundial hace crujir los cimientos de las grandes potencias, lo que insta a la dirigencia mundial a replantear de inmediato la elaboración de políticas públicas internacionales con una escala de valores que deberá tener en primer lugar a las personas, como punto de partida y de llegada de cualquier proyecto que intente salvaguardar la vida y nuestra casa común, el planeta tierra”. Definiendo así “al movimiento justicialista como un movimiento democrático y popular, que hunde sus raíces doctrinarias en el humanismo solidario, donde la dignidad de la persona humana es irrenunciable”.

Referencia también que “nuestro compañero presidente Alberto Fernández ha heredado una deuda mal contraída, con vencimientos a corto plazo que son impagables en las condiciones que exigen los acreedores, De ahí su propuesta de pago que apela a la sostenibilidad y al crecimiento, es decir, al cumplimiento racional, sin hambrear ni empobrecer al pueblo. Vale destacar que el fenomenal endeudamiento fue contraído con intereses onerosos, causando fuga de divisas que debieron haberse invertido en producción y trabajo”.

El documento concluye que “los peronistas asumimos la misión encomendada por Perón y Evita, poniéndonos a la altura de las circunstancias, porque como nos enseña todavía el general San Martin las empresas difíciles se han hecho para los hombres y mujeres de coraje”.

Fernández detalló los proyectos que mandará al Congreso

Para cuando se normalice la actividad legislativa, ya sea de manera presencial o remota, el Ejecutivo cumplirá en enviar las iniciativas que ya había anunciado durante el verano.

A lo largo del verano y en el marco de la convocatoria de sesiones extraordinarias, el Gobierno anticipó el envío de numerosas iniciativas. Cumplió con algunas, pero la mayoría quedó para ser tratada en ordinarias. Pero sobrevino el coronavirus y la agenda se alteró drásticamente. O mejor dicho, se paralizó.

Ahora que el Parlamento avanza en ambas cámaras para retomar la actividad de manera remota en el Senado y mixta en Diputados, el Ejecutivo ratifica su intención de enviar una serie de iniciativas que habían quedado pendiente.

Lo confirmó el presidente Alberto Fernández este lunes por la noche durante una entrevista que concedió a Gustavo Sylvestre para C5N, en la que respecto del tema legislativo mencionó la reforma judicial, la legalización del aborto y la creación del Consejo Económico y Social.

Entrevistado en la quinta presidencial de Olivos, Alberto Fernández señaló que la tan mentada reforma judicial que viene anticipando desde su discurso inaugural el 10 de diciembre buscará resolver fundamentalmente el tema penal. “Trata de ordenar el sistema, terminar con esos espacios cerrados que le permitían a pocas personas manejar un poder enorme. También revisar el funcionamiento de la Corte Suprema”, sostuvo el primer mandatario, que aclaró que para él “no debería ser aumentado” el número de miembros del Tribunal Supremo. Pero quiere escuchar a “gente experta”.

Fernández habló de la ley de Organización Judicial, la ley de Recurso Extraordinario, y hata revisar el funcionamiento del Consejo de la Magistratura. “Quiero que todo eso entre en un proceso de análisis”, sostuvo.

Fernández anticipó que mandará al Congreso “todos los proyectos que tengo”, y reiteró que “están listos y terminados para ser elevados”, dijo en referencia al aborto legal, seguro y gratuito y la creación del Consejo Económico y Social. “Si el Congreso puede funcionar y tratarlos bienvenido sea””, aclaró.

El Gobierno oficializó el DNU que extiende el aislamiento hasta el 24 de mayo

Fue publicado el decreto este lunes en el Boletín Oficial. Habilita a los gobernadores implementar nuevas excepciones en sus distritos.

El Gobierno nacional oficializó la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo inclusive, que seguirá siendo estricto en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, mientras que en el resto del país se pasó a la denominada “fase 4” de “reapertura progresiva”.

En los considerandos del Decreto de Necesidad y Urgencia 459/2020, publicado este lunes en el Boletín Oficial, se argumenta que a más de 50 días de la cuarentena, las medidas tomadas “siguen cumpliendo un rol de vital importancia para hacer frente a la epidemia y para mitigar el impacto sanitario del Covid-19”.

En la norma se indica que en los departamentos o partidos de las jurisdicciones provinciales con hasta 500.000 habitantes “se prevé que los gobernadores y las gobernadoras de las provincias puedan decidir excepciones al aislamiento y a la prohibición de circular, al personal afectado a determinadas actividades y servicios, siempre que se verifiquen positivamente los parámetros epidemiológicos y sanitarios que se establecen con base científica” y “siempre que ya exista un protocolo autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación”.

Además, se menciona que para ello, “se exige que el tiempo de duplicación de casos no sea inferior a 15 días” y “que el sistema de salud cuente con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la potencial demanda sanitaria”, entre otros requisitos.

En tanto, para el AMBA, “el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán solicitar al jefe de Gabinete de Ministros, en su carácter de Coordinador de la ‘Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional’, que autorice nuevas excepciones al cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ y a la prohibición de circular con el fin de permitir la realización de actividades industriales, de servicios o comerciales”.

En el DNU se mantienen las prohibiciones en todo el país del dictado de clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades; eventos públicos y privados -sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que implique la concurrencia de personas-; centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.

También el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos excepcionales; actividades turísticas; apertura de parques, plazas o similares. Asimismo prorroga el cierre de fronteras y mantiene la autorización a las personas mayores de 60 años, embarazadas o personas incluidas en grupos de riesgo a no concurrir a sus lugares de trabajo.

En los fundamentos, se señala que las medidas “han logrado contener el crecimiento exponencial de los casos y muertes por Covid-19 y han permitido que la población conozca las medidas sanitarias para prevenir contagios y que el sistema de salud se prepare para atender la potencial demanda”.

El ejemplo sueco para maquillar nuestras propias debilidades

El presidente no quiere hablar de economía para no desenfocarse de la crisis sanitaria, pero el impacto que la cuarentena está teniendo sobre la economía se proyectará a niveles impensados. A ese panorama incierto no querría sumarle un nuevo default.

Por José Angel Di Mauro

Ya en la anterior conferencia de prensa -también un viernes, el pasado 10 de abril-, el presidente había dejado sin responder una pregunta de la agencia Bloomberg, esa vez por la baja cantidad de testeos. Casi un mes después, al habilitar una nueva conferencia de prensa -saludable costumbre-, dio la casualidad que fue otra pregunta de ese mismo medio la que quedó sin contestar, aunque esta vez Alberto Fernández no la pasó por alto, sino que dijo abiertamente que prefería no hablar del tema.

Fue la última pregunta que le hicieron, cuando el periodista de Bloomberg habló sobre la inyección de 1,7 billones de pesos que piensa hacer el gobierno entre abril y junio, para aliviar el impacto económico de la pandemia. Ante la falta de acceso de nuestro país al crédito, quiso saber cómo podría la Argentina conseguir tanto dinero y evitar al mismo tiempo “una gran suba de la inflación”. Sin ocultar cierto fastidio, Alberto Fernández dijo que había discutido mucho sobre que le plantearan el tema económico en medio de esta discusión, “porque la realidad es que hemos hecho un enorme esfuerzo con el ministro Guzmán”, para enfrentar esta crisis “que no es muy distinta a la que vive todo el mundo. Usted me hace esta pregunta en la Argentina, cuando leo yo que en Europa la deuda de la Eurozona creció más de 20 puntos, y países como Italia o Grecia tienen una deuda que ha superado más del 100% del PBI propio. Entonces… yo sé que usted viene de un medio especialista en la economía y ese es su interés, pero hoy prefiero no hablar de eso, hoy tengo otras preocupaciones”.

La economía es una cuestión clave en el gestionamiento de esta crisis, que es sanitaria, pero cuyo impacto social es inconmensurable.

Pero es que la economía es una cuestión clave en el gestionamiento de esta crisis, que es sanitaria, pero cuyo impacto social es inconmensurable, precisamente por sus consecuencias económicas. Lo plantea Martín Lousteau, al calificar como “inmensamente disruptivo” el fenómeno que nos toca atravesar. Un momento en el que se le dice a las empresas que no pueden abrir, pero al mismo tiempo a la gente que no puede consumir, y pasa lo mismo en todo el mundo a la vez… Agravado para nosotros porque hay que sumar los problemas propios de la Argentina, con una economía que desde hace ocho años crece por debajo de la media mundial: 2011 fue el último año en el que nuestro país amplió su economía a una tasa superior al agregado mundial. Con alzas y bajas, nuestra economía terminó promediando durante todo ese tiempo un crecimiento neutro.

Y es lo que afecta a un gobierno que nunca reveló cuál es su plan económico. Ni siquiera alcanzó a esbozarlo, pues el año pasado no quiso mandar al Congreso el proyecto de Presupuesto 2020, argumentando que necesitaba conocer antes cuál era el estado de situación del “desastre encontrado”, tales sus palabras. A pesar de que, convengamos, desde las PASO de agosto se sabía que Alberto Fernández reemplazaría a Mauricio Macri en Balcarce 50.

La realidad es que no podía hacer un presupuesto sin saber antes qué sucedería con la deuda, y esa fue la obsesión del Palacio de Hacienda durante todo el inicio de esta gestión.

El punto límite siempre fue el 22 de mayo, fecha en la que se sabrá si la Argentina entra o no en default. Por eso, en condiciones normales -sin Covit-19- tampoco hubiera el gobierno enviado un presupuesto hasta saber si arreglaba o no con los bonistas, a pesar de que según la propuesta original nuestro país no piensa erogar nada sino hasta 2023. Se sabe que Alberto Fernández no quiere ir al default; también que el ala dura de su gobierno no ve con malos ojos esa posibilidad. Por lo primero es que los mercados -aquí y en Wall Street- se han mostrado positivos las últimas semanas, sin tener en cuenta la dureza de la negociación. La incógnita que en principio iba a develarse el viernes pasado se mantendrá ahora hasta el 21 de mayo, y hay incluso quienes no descartan que la Argentina termine pagando con reservas los 500 millones de dólares que vencen el 22/05, pues resulta poco justificable entrar en default por semejante cifra. Se verá. Todos los sectores que a pedido del gobierno salieron a expresar públicamente su apoyo a la reestructuración que encabeza Martín Guzmán, le han sugerido evitar la cesación de pagos. Es lo que opina también el 60% de la gente, según una encuesta de Poliarquía conocida esta semana, en la que apenas un 17% sugiere no pagar.

Fuente: Poliarquía

En el contexto actual, eso sería completar la tormenta perfecta.

La pandemia cambió todo. Está claro que por más que el Congreso vuelva a funcionar, este año no habrá Presupuesto, pues el manejo de los recursos depende ya no solo de un arreglo con nuestros acreedores, sino de la evolución de la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas, que se sabe serán demoledoras, más allá de que la cuarentena permita mantener la curva aplanada.

En su conferencia de prensa del viernes el presidente volvió a citar otros países, mas evitó criticar a nuestros vecinos, cuestión de no tener que llamar luego a sus colegas para disculparse. Pero volvió a cuestionar experiencias ajenas y para eso le apuntó a Suecia, un ejemplo bien lejano al que criticó, ponderando en cambio a su vecina Noruega, que sí aplicó una cuarentena a diferencia de los suecos. En Suecia los muertos superan los 3.000 y hay 25.000 infectados. Su tasa de mortalidad es de 291 por millón de habitantes, contra los 40 por millón de la elogiada Noruega.

En Suecia los muertos superan los 3.000 y hay 25.000 infectados.

Suecia mantuvo abierto todo y solo cerró universidades y escuelas secundarias, apostando deliberadamente a lo que se conoce como “inmunidad de rebaño”, una estrategia de contagio controlado que le estaría dando resultado pues desde el 21 de abril pasado el índice de contagio es menos de uno, número que permite frenar la expansión del virus. Con todo, la economía no pudo evitar desplomarse y ha tenido una caída incluso mayor a la de vecinos europeos con cuarentenas más severas, pues ello también depende del contexto internacional.

Como sea, sin cuarentena el sistema de salud sueco no desbordó; aquí en cambio debió apelarse a un aislamiento extremo por nuestra precariedad en la materia. Digamos todo.

Alberto Fernández se enoja cuando escucha que lo describen “abrazado a la pandemia”. Los que no lo quieren dicen que la baja mortalidad de la peste lo alienta a persistir con lo que mejor le sale, pues no hay un plan económico para lo que vendrá luego. Cierto es que el presidente mantiene una imagen muy elevada, aunque un estudio de Giacobbe & Asociados le asigna una baja de 7 puntos, producto de la discusión sobre los presos. El mismo trabajo revela que para un 58,5% “lo peor está por venir”; solo un 8,3% piensa que lo peor ya pasó, en tanto que un 58% piensa que la cuarentena debería extenderse hasta junio. Con todo, el dato más inquietante es el que expresa que solo un 18,9% no vio afectados sus ingresos durante el encierro, mientras que casi un tercio de la sociedad  directamente se ha quedado sin ingresos.

Fuente Giacobbe & Asociados

Se supone que de esto hablaron Alberto Fernández y Cristina Kirchner durante la extensa reunión que mantuvieron en Olivos el martes pasado en Olivos. La vicepresidenta, que durante su gestión presidencial vivió la Gripe A, pero solo cerró entonces las escuelas unos días, no era muy proclive a una cuarentena tan estricta -dicen-, pero ahora sí estaría muy de acuerdo con mantenerla, en base a sus diálogos constantes con los intendentes.

Pero el diálogo debe haber excedido a la pandemia, aunque en rigor, nada trascendió a los medios. Ni siquiera una foto. La cuestión judicial no puede haber estado ausente, pues desde el fin de semana que CFK viene insistiendo con el tema, a partir de un reportaje de la jueza Ana María Figueroa en el que dijo haber sido presionada por el gobierno anterior. La exmandataria le puso la cara de Juan Bautista Mahiques a esas presiones, aunque la magistrada no lo había nombrado y luego lo puso a resguardo. Cristina hizo caso omiso y el kirchnerismo avanzó con el tema, pidiendo investigar la denuncia.

La vicepresidenta le apunta al mismo tiempo a la causa del memorándum con Irán, que la involucra y donde habría habido presiones; pero también a Ignacio Mahiques, hermano de Juan Bautista y fiscal que junto a Gerardo Pollicita trabajó en el dictamen por el que CFK fue procesada por “asociación ilícita” en la causa que investiga la adjudicación discrecional de obra pública a Lázaro Báez; y a Horacio Rodríguez Larreta, quien impulsó a Juan Bautista Mahiques como fiscal general de la Ciudad, y al que la vicepresidenta quiere erosionar pues lo ve como eventual candidato opositor en 2023. No como rival de Alberto Fernández, ni mucho menos de ella… sino enfrentando a la “renovación” que espera vaya a encarnar entonces Axel Kicillof, o algún dirigente camporista.

El presidente prorrogó la cuarentena hasta el 24 de mayo

Qué dice el Decreto de Necesidad y Urgencia que extiende el aislamiento social, preventivo y obligatorio, pero habilita una serie de actividades.

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes una prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo inclusive con el objetivo de contener el avance del coronavirus en la Argentina.

En conferencia de prensa en la Residencia de Olivos, informó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continúa la cuarentena en la Fase 3, es decir, el mismo nivel que hasta ahora; mientras que en el resto del país se avanzará a la Fase cuatro, que aumenta la cantidad que actividades que se pueden retomar.

El mandatario estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes detallaron la forma en la que se comenzará a incorporar algunas actividades de forma paulatina en sus distritos.

Precisamente en ese sentido, el DNU que certifica la prórroga de la cuarentena establece como fecha para esta nueva fase el domingo 24 de mayo inclusive, y mantiene vigentes las prohibiciones para el dictado de clases presenciales; eventos públicos y privados (sociales, culturales, recreativos,deportivos, religiosos); centros comerciales; y cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios y clubes.

Se mantiene la prohibición del transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional actividades turísticas, aperturas de parques y plazas.

Las fronteras continúan cerradas, y continúan dispensados del deber de asistencia al lugar de trabajo los mayores de 60 años, las embarazadas y las personas en los grupos de riesgo.

El presidente informó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) continúa la cuarentena en la Fase 3.

Actividades que vuelven

En el decreto presidencial con fecha 9 de mayo se habilitan las siguientes ramas industriales, sin uso de transporte público:

Automotriz y autopartes.

Electrónica y electrodomésticos.

Textil, calzado e indumentaria.

Productos de tabaco.

Metalurgia, maquinaria y equipos.

Gráfica, ediciones e impresiones.

Madera y mueble.

Juguetes.

Laboratorios farmacéuticos.

Química y petroquímica.

Fabricación de motocicletas y bicicletas.

Fabricación de neumáticos.

Cabe consignar que los gobernadores y las gobernadoras (excepto AMBA) podrán decidir excepciones teniendo en cuenta los criterios establecidos por el Ministerio de Salud de la Nación.

El Área Metropolitana de Buenos Aires continúa con las restricciones del Aislamiento y las excepciones deberán ser requeridas al jefe de Gabinete de la Nación.

“Toda la Argentina, salvo el AMBA, pasa a la fase cuatro, mientras que el AMBA sigue en la fase tres. El objetivo no se ha podido lograr, ya que allí la densidad demográfica es muy grande”, expresó el presidente Fernández durante su exposición. Esto implica que en el Área Metropolitana de Buenos Aires para habilitar comercios y empresas, el gobernador y el jefe de Gobierno deberán consultar con el Poder Ejecutivo Nacional que analizará si se dan las condiciones sanitarias adecuadas para que la actividad vuelva a funcionar. En esa región continuará prohibido transporte interjurisdiccional, salvo quienes tienen tareas esenciales.

Alberto Fernández y el aborto: “La ley está lista”

Así lo expresó durante un extenso reportaje radial, en el que explicó por qué no ha sido enviado al Congreso.

La pandemia cambió todos los planes en el país. Entre ellos, el tratamiento de la interrupción voluntaria del embarazo, cuyo proyecto aún no envió el presidente al Congreso, tal cual había anticipado en su discurso del 1° de marzo.

Consultado sobre el tema durante una entrevista en Radio con Vos, el presidente Alberto Fernández explicó que él sigue “comprometido con el tema del aborto igual que desde el primer momento”.

“Yo me comprometí con el tema del aborto y sigo tan comprometido como el primer día”, explicó, detallando luego que “las leyes están preparadas, están todas listas desde el 1 de marzo”. Entre ellas, el aborto “es una de esas leyes, está lista, preparada y no la hemos mandado porque estamos con otras urgencias y estamos pidiendo al Congreso otros aportes, como acompañarnos con los DNU que firmamos”.

Fernández, sobre el impuesto a la riqueza: “No me parece nada enloquecido”

El presidente se refirió al proyecto de ley impulsado, aunque todavía sin presentar, por Máximo Kirchner, a quien elogió. También reveló que se juntará con la vicepresidenta este martes.

alberto fernandez entrevista tn

El presidente de la Nación Alberto Fernández se refirió al impuesto extraordinario a las grandes fortunas, impulsado por el jefe del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, pero que todavía sigue sin ser presentado y, por supuesto, no será un tema que ingrese en el temario de la primera sesión virtual que realizará la Cámara baja.

Sin embargo, consultado durante una entrevista para el canal TN, el mandatario aclaró que “lo tiene que tratar y resolver el Congreso”, y enfatizó que “no es un impuesto” sino “un aporte por única vez” para aportar recursos a la lucha contra el Covid-19.

“Afecta a 11 mil personas que tienen en conjunto unos 1.300 millones de dólares y no me parece nada enloquecido lo que se está planteando“, agregó.

Por otro lado, al participar de un reto de verdad-consecuencia, en el que tenía que optar entre elegir a Sergio Massa -titular de la Cámara de Diputados- y Máximo Kirchner como su posible sucesor, o revelar el último chat con Cristina Kirchner, el presidente decidió mostrar la conversación con la vicepresidenta.

En ese diálogo por WhatsApp, Fernández aseguró que habían arreglado un encuentro para este martes en la Quinta de Olivos, con mate cocido de por medio.

Si bien no quiso elegir a un sucesor porque “eso es tarea del pueblo”, elogió a los dos dirigentes. “Creo que, de mi generación, Sergio Massa es la persona que más se preparó para ser presidente”.

Y en cuanto Máximo Kirchner dijo que “es una figura sobre el que la sociedad no percibió su calidad política, que tiene capacidad de diálogo como su padre, una vocación política como su padre y Cristina. Tiene un futuro promisorio”.

En un gobierno muy parcelado, La Cámpora sigue acumulando poder

Por José Angel Di Mauro Con una imagen positiva bien por arriba del 70%, cuesta hablar de “la peor semana” de Alberto Fernández en el gobierno, como más de uno se animó a definir la que pasó. Porque si los sondeos -siempre cuestionados, pero indispensables- se hicieran ahora, al cabo de los últimos acontecimientos -con […]

fernanda raverta alberto fernandez designacion anses

Por José Angel Di Mauro

Con una imagen positiva bien por arriba del 70%, cuesta hablar de “la peor semana” de Alberto Fernández en el gobierno, como más de uno se animó a definir la que pasó. Porque si los sondeos -siempre cuestionados, pero indispensables- se hicieran ahora, al cabo de los últimos acontecimientos -con las dificultades de medir que vienen de hace tiempo, pero más ahora en cuarentena-, volverían a verificar que el Presidente sigue gozando de una popularidad solo comparable con 2011, con la Cristina que ganó con el 54% y, sobre todo, el Néstor Kirchner de 2004/2005, con el país creciendo a tasas chinas, commodities por las nubes mediante.

Pero convengamos que este fenómeno que se está dando con Alberto Fernández no es algo excepcional en este mundo pandémico. Prácticamente todos los gobernantes que han tenido la desgracia de ser atravesadas sus gestiones por esta adversidad inédita han visto crecer su ponderación. Le pasa a Angela Merkel, reconocida una vez más como líder indiscutida, esta vez por la manera exitosa como Alemania viene manejando la crisis sanitaria, pero también a Giuseppe Conte en Italia y Pedro Sánchez en España, dos países donde el coronavirus causó miles de víctimas. Incluso a Donald Trump en Estados Unidos, donde se vota en noviembre y por ahora es favorito, y a Sebastián Piñera, cuya imagen había caído a un dígito y hoy pasa los 20 puntos. Obviando a Jair Bolsonaro -un caso aparte-, ante crisis semejantes, los pueblos suelen acompañar a sus líderes.

El anuncio de Fernández marcó el primer cortocircuito en la relación armoniosa que lleva el mandatario con los gobernadores en estos días de aislamiento general.

Lo cual no implica que la que pasó no haya sido una mala semana para el Presidente, que arrancó viendo cómo los gobernantes de los principales distritos se desmarcaban del párrafo más saliente de su mensaje del sábado: ese que alentaba las salidas recreativas, a una distancia de 500 metros. En rigor, el anuncio de Fernández marcó el primer cortocircuito en la relación armoniosa que lleva el mandatario con los gobernadores en estos días de aislamiento general. Fue porque en los diálogos previos que mantuvo con todos no les adelantó semejante detalle. “Se me pasó”, justificó Fernández semejante omisión que generó al día siguiente una resolución conjunta de Buenos Aires, CABA, Córdoba y Santa Fe aclarando que por el momento nada cambia.

Fernández durante su exposición al prorrogar una vez más la cuarentena. (Foto Presidencia de la Nación)

Salvo la poco convincente de Alberto, no hubo explicaciones desde el entorno presidencial, así que ganó cuerpo la interpretación de que la suya fue una respuesta a cierta crítica que le atribuye al Presidente haberse “enamorado de la cuarentena”. Así, con su concesión no aceptada, les tiró la pelota a los gobernadores: ¿Ven que no soy yo el rígido?

Está claro que en los días previos al 10 de mayo volverán a anunciar otra prórroga de la cuarentena, pero no hay margen para mucho más. Nótese además un dato que no por previsible deja de ser importante: poco más del 60% de los casos que diariamente van reportándose corresponden a Buenos Aires y CABA. Esos serán los últimos distritos en levantar la cuarentena, aunque la pregunta del millón es cuánto aguanta la sociedad el encierro económico.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, reconoció que se necesita flexibilizar el aislamiento, “porque si no nos va a matar el hambre antes que el virus”. Es quizá  el anticipo de una flexibilización que si no se da por derecha, se dará per sé y de manera desorganizada. Y hoy la capacidad sanitaria parece adecuada para cuando se nos presente ese pico que no llega.

El ministro de Salud bonaerense admitió que al paso que vamos y esta tasa de crecimiento de la pandemia, “demoraríamos unos 600 años hasta llegar a la inmunidad colectiva”.

El balance de la semana fue negativo para el gobierno por la polémica de las prisiones domiciliarias. No hay nada que incomode más a una administración que las cacerolas, y a este ya lo había alterado el cacerolazo que hace algunas semanas tuvo el mismo origen y que entonces atribuyó a “trolls” del gobierno anterior. Lo mismo piensa respecto de la atronadora protesta del jueves -que se repitió en algunos barrios al día siguiente-, pero lo cierto es que si bien el gobierno responsabiliza públicamente del tema a la Justicia y también a los medios de comunicación, debería reconocer que hizo su aporte en la materia. El propio Presidente salió a tomar distancia del tema en la semana y luego mandó a su amiga Marcela Losardo a ponerle el cuerpo a la situación, cuando las cacerolas acababan de sonar. La ministra de Justicia rompió el silencio con un discurso medido, pero lo cierto es que semanas atrás un subordinado suyo, el secretario de Derechos Humanos había pedido la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime y el hijo de Lázaro Báez, y después se supo que también había reclamado lo mismo para Luis D’Elía. Por esos días desde el gobierno se había sugerido que el Presidente se había molestado por ese pronunciamiento y le había pedido explicaciones a Horacio Pietragalla. Lo curioso es que la última semana apareció avalándolo.

El balance de la semana fue negativo para el gobierno por la polémica de las prisiones domiciliarias.

Ofició también como disparador de las protestas carcelarias la prisión domiciliaria otorgada con discutibles argumentos al condenado Amado Boudou.

Más allá de las explicaciones del Presidente y luego las de Losardo -llamó la atención que no se sumaran otras voces del Frente de Todos, salvo la de Sergio Massa, que cuando puede hace su juego-, en los hechos el gobierno tomó distancia recién cuando apartó de la mesa de las negociaciones con los presos al secretario de Justicia, el cristinista Juan Martín Mena. En la primera negociación ese funcionario había estado y no por nada su ausencia fastidió a los presos en el encuentro del jueves pasado.

El cuadro expone claramente rasgos que complican el andar de esta administración. En esa primera reunión estuvo el secretario de Justicia y no el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, simplemente porque todavía no ha sido designado. A cinco meses de gestión, son muchos los lugares vacantes aún en la administración de Alberto Fernández. Y además, Juan Martín Mena es otra muestra del parcelamiento extremo que exhibe el gobierno del Frente de Todos.

Losardo es mucho más que una funcionaria albertista: es, como dijimos, amiga del Presidente, con el que compartió el estudio de abogados que tenían hasta que Alberto llegó a la presidencia. Y su segundo es, como vemos, un cristinista. Lo mismo que Horacio Pietragalla, secretario de DDHH, hombre de La Cámpora.

El renunciado Alejandro Vanoli fue presa del internismo.

El mismo esquema se multiplica en el resto de la administración Fernández. Es lo que se daba hasta esta semana en la ANSeS, donde el miércoles fue finalmente eyectado Alejandro Vanoli. Muchos pensaron que por haber sido presidente del Banco Central en tiempos de Cristina Kirchner, respondía a la vicepresidenta; pero no, el hombre habría perdido su confianza cuando el último día de mandato de CFK renunció a la presidencia del BCRA, sin resistir, como por ejemplo hicieron Alejandra Gils Carbó o Martín Sabbatella. A Vanoli lo eligió Santiago Cafiero, que fue quien el miércoles le pidió la renuncia. Y como segundo le habían puesto a Santiago Fraschina, de La Cámpora, con el que se llevaba muy mal y hasta dicen que llegaron a irse a las manos. Detalles de un “loteo” de cargos que ya había quedado expuesto con Daniel Arroyo en Desarrollo Social, donde las segundas líneas corresponden a Kolina, la agrupación de Alicia Kirchner.

Alejandro Vanoli venía haciendo “méritos” para terminar como terminó.

Otro botón de muestra estuvo en el ENACOM, donde su vicepresidente, el cristinista Gustavo López, habló en la semana de regular los contenidos de los portales de noticias, y el mismo día lo desmintió el presidente de ese organismo, el massista Claudio Ambrosini.

Vanoli venía haciendo “méritos” para terminar como terminó. Pero la escandalosa experiencia con los jubilados el último viernes de marzo no fue desencadenó su caída, sino la demora en la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), pero sobre todo el retraso en designar directores por parte del Estado en Techint y Telecom. “Se durmió”, le reprocharon. Otra vez la influencia del cristinismo en la toma de decisiones.

La salida de Vanoli permitió eliminar el “doble comando” en un organismo clave. Ahora en la ANSeS, todo el poder estará en manos de La Cámpora, que ha ganado espacio de una manera que impresiona desde que Alberto y Cristina llegaron al poder. Y la vicepresidenta entronizó a referentes de la agrupación que conduce su hijo en las principales cajas del país. En la ANSeS fue designada Fernanda Raverta, y el lugar que ella dejó en el gabinete de Axel Kicillof será cubierto por Andrés “Cuervo” Larroque, secretario general de La Cámpora. En el PAMI ya estaba Luana Volnovich, exdiputada camporista muy cercana a Máximo Kirchner, hoy jefe del bloque oficialista en la Cámara baja.

Y ya que mencionamos al Congreso, al frente de las cajas de ambas cámaras Cristina puso a dirigentes de La Cámpora: Rodrigo “Rodra” Rodríguez en la Secretaría Administrativa de Diputados y María Luz Alonso en la del Senado. Prueba de la confianza extrema que la expresidenta tiene en sus seguidores más fieles, y de la construcción política que está haciendo pensando en 2023.

El Parlamento paralizado y la bomba económica del conurbano

Tras semanas de inactividad pura maquillada vía Zoom, el Congreso se dispone a buscar la manera de cumplir su rol… a distancia. Mientras tanto la cuarentena se prolonga y los intendentes del GBA no ocultan sus temores.

Por José Angel Di Mauro

“Las horas más oscuras” se llama el filme de 2017 que narra los primeros días de Winston Churchill al frente de Gran Bretaña. La trama empieza y termina en el Parlamento británico: arranca con la renuncia de Neville Chamberlain como primer ministro del Reino Unido y el nombramiento de Churchill como sucesor; y al final con este último dando su histórico discurso denominado “Lucharemos en las playas”, en el que advierte sobre el posible intento de invasión por parte de los nazis, que ya habían conquistado parte de Europa. 

Es lógico tratándose de un sistema parlamentario, pero el dato es que en plena Segunda Guerra Mundial el Parlamento británico funcionaba a pleno. Al reclamar desde la oposición que el Congreso argentino salga de su parálisis, el diputado Luis Petri recurre precisamente al ejemplo británico: “El Día D, Winston Churchill concurrió a la Cámara de los Comunes a dar explicaciones sobre el desembarco en Normandía, pero los diez minutos iniciales los destinó a hablar de la recuperación de Italia. No se le ocurrió decir: ‘Miren, como estamos en el momento más importante de la guerra, no vamos a rendir cuentas’; al contrario, porque estaban en el momento más importante  de la guerra era cuando se necesitaba mayor acuerdo político y más conocimiento por parte del Parlamento de lo que estaba ocurriendo”.

En rigor, Emmanuelle Macron somete todas y cada una de sus decisiones a la Asamblea francesa; en Italia, Giuseppe Conte fue a rendir cuentas también a un Parlamento con sus miembros sentados a no menos de un metro de distancia entre sí. En esta región, Brasil, Chile, Ecuador y Paraguay ya han realizado sesiones remotas a través de diversas tecnologías, según detalló esta semana un informe de la Fundación Directorio Legislativo.

Recién se activó el Parlamento en materia de leyes cuando el oficialismo encontró la necesidad de sesionar para tratar lo que no puede imponer por DNU.

En la Argentina, la pandemia tuvo un efecto paralizante en los poderes Legislativo y Judicial. El segundo está en feria desde hace más de un mes y un grupo de juristas alertó en la semana sobre las consecuencias graves de esa parálisis para cuando concluya la emergencia. El Congreso de la Nación, por su parte, solo realiza reuniones informativas a través de Zoom, en las cuales ministros y secretarios han expuesto ante diversas comisiones en reuniones que son bienvenidas, pero no tienen ningún efecto resolutivo. Ni siquiera el jefe de Gabinete ha concurrido a alguna de las dos cámaras, como establece la Constitución.

Lea también: La Corte Suprema rechazó el pedido de Cristina Kirchner

Recién se activó el Parlamento en materia de leyes cuando el oficialismo encontró la necesidad de sesionar para tratar lo que no puede imponer por DNU. Las leyes impositivas deben ser votadas por los miembros del Congreso y eso fue lo que llevó a la presidenta del Senado a pedir una declaración de certeza a la Corte, para que estableciera la legalidad de una ley votada de manera remota. Fue el elemento que disparó la reacción de una oposición que ha estado bastante opaca en esta coyuntura y que reclamó sesionar de manera presencial. La Corte, a todo esto, terminó rechazando el pedido de Cristina Kirchner de resolver sobre lo que corresponde al reglamento de otro poder, pero en el fallo dejó por sentado la lógica de apelar a la tecnología, algo que no puede reprocharse a los constituyentes por no haber previsto. En rigor, al resolver el tema la propia Corte no lo hizo de modo presencial, sino virtual…

Ahora la polémica girará en torno a si las cámaras están habilitadas para modificar el reglamento por videoconferencia, o deben previamente votar eso en una sesión presencial, como reclama la oposición. Como sea, al menos ahora sí comenzará el Congreso a hacer su trabajo cuando este martes se reúna -por videoconferencia- la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo. Es la que se encarga de analizar los DNU. Alberto Fernández ha firmado 33 desde que asumió y ninguno ha pasado aún por el Parlamento, cuando el artículo 99 de la Constitución deja claro que deben ser tratados por esa bicameral dentro de los 10 días posteriores a haber sido firmados. Solo tratados, ni siquiera aprobados. Pero no se ha hecho.

Los críticos van más allá al advertir que el gobierno “se siente cómodo con la pandemia”, o mejor dicho con la cuarentena estricta.

El Poder Ejecutivo está muy cómodo con este statu quo. No puede culpárselo, cualquiera disfrutaría de la posibilidad de manejarse a puro decreto y con la Justicia a media máquina. Los críticos van más allá al advertir que el gobierno “se siente cómodo con la pandemia”, o mejor dicho con la cuarentena estricta, que ha logrado su fin de aplanar la curva de contagios, aunque previsiblemente genera consecuencias demoledoras para la economía. Pero precisamente la situación le permite al gobierno gozar de un nivel de aceptación solo alcanzable en circunstancias excepcionales como las que estamos viviendo, y relegar el debate por la economía a un segundo plano.

El dólar blue tocó en la semana los 120 pesos y en este contexto no tiene techo, pero no hubo escándalo, como si las preocupaciones de un país en cuarentena estricta pasaran por otro lado. El debate por la deuda no ocupa las primeras planas a pesar de aproximarse la Argentina al default, aunque se sigue especulando sobre un eventual acuerdo consecuencia de un mundo imprevisible que ha cambiado.

“Alberto sabe que la combinación ‘pandemia + default’ nos pone en el peor de los mundos”, sugieren economistas que se ilusionan con un volantazo a tiempo. Pero decisiones como las que adoptó el viernes al anunciar a sus socios del Mercosur que no participará de acuerdos comerciales en el futuro, ni formará parte de los convenios que se negocian en la actualidad, generaron malestar regional, fuertes críticas de parte de la oposición y perplejidad en los economistas que se mostraron preocupados por el futuro de la economía. Pareciera el gobierno imaginar que el mundo pandémico que viene será de fronteras cerradas, y en ese marco se pone en duda la verdadera disposición a evitar un default.

Pareciera el gobierno imaginar que el mundo pandémico que viene será de fronteras cerradas.

El gobierno adquirió cierta habilidad en preparar los anuncios de cada prolongación del aislamiento para darle a los mismos cierta épica, nutrida de la sensación de que hasta ahora los resultados son exitosos en términos sanitarios. En Olivos sienten que esos anuncios, lejos por ahora de generar fastidio, redoblan el apoyo al Presidente, aunque  nunca incluyan sorpresas. Alberto Fernández ha dejado en manos de los gobernadores la administración de la cuarentena: ellos serán los que decidan qué ir flexibilizando, aunque la última palabra siempre será la del Presidente.

El presidente Fernández con su equipo de médicos e infectólogos analizando la evolución de la crisis sanitaria, antes de anunciar la prolongación de la cuarentena. (Foto: Presidencia de la Nación)

Esa será la salida gradual del aislamiento que se irá dando… salvo en el lugar donde anidan los peores temores del gobierno: el AMBA (Capital Federal y conurbano), donde la salida de la cuarentena es aún lejana.

Esa es en consecuencia la región más comprometida también en materia económica: la bomba sanitaria que representa ese conglomerado -las prevenciones alcanzan a los otros conurbanos del país-, es también una bomba social por el lado económico, que el gobierno se ocupa de paliar con dinero y alimentos destinados  a los sectores más vulnerables, pero el resto de la población vive una crisis que se agrava día tras día. Una de las consecuencias será la salida informal de la cuarentena.

Otra bomba es la que consideran tener bajo sus pies los intendentes del Conurbano. Una delegación de jefes comunales de la Primera y la Tercera Sección fue a ver a Axel Kicillof para pedirle plata porque no tienen para pagar los sueldos esta semana. Puntualmente pidieron 8.000 millones, pero la respuesta no podía ser más decepcionante: el gobernador les propuso mil millones para repartir entre todos los municipios, según el tamaño de los mismos, y el resto a través de un crédito a tasa cero, a pagar en tres meses.

La oferta del gobernador para enfrentar esta crisis dejó decepcionados a los intendentes. (Foto Prensa Gobernación)

El gobernador hablaba de los CUD (Coeficiente Unico de Distribución), que la provincia se cobraría con el reparto de la coparticipación, pero los intendentes no quieren saber nada, porque reconocen que no van a poder pagarlo. Y si hoy necesitan 8.000 millones de pesos, para el mes siguiente esa necesidad escalará a 12.000. Y saben que esto seguirá, porque esperan que el pico de la pandemia sea en junio, de ahí que estiman que “en septiembre como mínimo” volverá la actividad, aunque la recuperación tras tantos meses de parate demandará más tiempo.

“Esperamos no tener que pagar los salarios en cuotas”, deslizó ante este medio un intendente realmente muy preocupado y pensando sobre todo en quienes desempeñan actividades esenciales, comenzando por médicos y enfermeros.

El presupuesto de cada distrito -y el de la propia provincia-  ya es un papel que nadie mira, pues todos los recursos han sido redireccionados y la recaudación ha caído entre el 50 y 60%. Uno de ellos, que vivió la crisis de 2001, reconoce que la demanda de alimentos actual “emparda” la de esa época. “En eso es parecido… en lo económico, esa vez lo logramos solucionar”, evoca, recordando los patacones. Pero hoy es muy distinto, todas son incógnitas.

Esperan encontrar la solución en un diálogo que le han pedido a Kicillof tener con el propio Alberto Fernández. ¿Y la relación con el gobernador? “No es mala”, aclaran, pero deslizan: “Por ahí no nos terminamos de entender…”.

Los intendentes del conurbano tienen una relación muy particular con el gobernador bonaerense. (Foto: Prensa Gobernación=

“Tiene que haber un fondo para que no se deteriore más el tejido social y no avance la pobreza”

Así lo consideró el diputado Juan Carlos Alderete, quien además es dirigente de la Corriente Clasista y Combativa, al referirse a la reunión que organizaciones sociales mantuvieron con el presidente Alberto Fernández.

El diputado nacional Juan Carlos Alderete (Frente de Todos) consideró que se tiene que crear un fondo de recursos, solicitado al Gobierno por las organizaciones sociales, para “ir reconstruyendo y que no se deteriore más el tejido social y no avance más la pobreza”, aunque admitió que “por supuesto” en el actual contexto será “inevitable que la pobreza no aumente”.

Tras la reunión que dirigentes sociales mantuvieron con el presidente Alberto Fernández, el referente de la Corriente Clasista y Combativa destacó las medidas que tomó el Gobierno en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y las calificó como “necesarias y correctas”, además de que muchas de ellas apuntan a atender a “los sectores más castigados”.

En diálogo con radio Colonia, el legislador pronosticó que una vez que pase la cuarentena, establecida a partir de la propagación del coronavirus, “va a quedar un país muy mal en la producción, en la economía”, por eso “es necesario que nos pongamos a trabajar inmediatamente”.

En ese sentido, Alderete apoyó todas las medidas de higiene que son necesarias para prevenir el virus, pero remarcó que “hay barrios donde no llega el agua, hay que llevarles bidones”. Sobre esto, reveló que se conversó sobre “hacer redes troncales, cosa que las organizaciones están haciendo, y apurarse en hacer esas obras. Hemos tenido una reunión con Malena Galmarini (presidenta de Aysa) para ver cómo se van a desarrollar las obras de agua potable” en los barrios carenciados.

Por otra parte, el oficialista dijo que “a muchas PyMEs no les llega el crédito”, por lo que “hay que salir a obligar a los bancos privados de que den esos préstamos. Son también los que tendrían que aportar a esta situación y no lo están haciendo”.

El dirigente también contó que las organizaciones sociales “en algunas intendencias nos estamos llevando muy bien, con algunos gobernadores también” en la articulación del trabajo, mientras que “en otros lugares pareciera que algunos intendentes piensan que nos estamos disputando el terreno”. Y contó que mantuvo una larga charla con Fernando Espinoza, intendente de La Matanza, porque “es momentos de trabajar juntos”.

El sacrificio de la economía se justifica en el altar de la salud

El gobierno buscó dar una señal eminentemente política al presentar su propuesta por la deuda, que sorprendió a propios y extraños con la reacción en Wall Street. El trasfondo de la polémica por el encierro de los mayores habrá que encontrarlo en la búsqueda de alternativas para una cuarentena que lleva irremediablemente a la destrucción de la economía.

Por José Angel Di Mauro

Dueño de un emprendimiento que prosperó razonablemente estos años, el protagonista de esta breve historia aceptó sin chistar -y justificándola-  la cuarentena desde el primer día. Sin buscar resquicio alguno para circular, pues sus clientes eran en gran medida comercios y restaurantes que estarían cerrados. Pero atento al vencimiento de unos cheques que entrarían en un mes y que necesitaba cubrir. Por eso desde el primer día buscó comunicarse con el banco con el que trabaja desde siempre. Por suerte es un banco público, se dijo, pensando que tendrían más consideración por la situación. Pero nunca logró comunicarse telefónicamente, ni a través de la web. “Turnos no disponibles momentáneamente”, es la sentencia que responde a cada intento online.

No tuvo mejor suerte con la AFIP, que le rechazó la postergación del pago de las cargas sociales. Inexplicable. Tal vez fue porque después de la última extensión del aislamiento anunciada por el Presidente, pidió un permiso para circular e imaginarán por eso que está desempeñando su actividad normalmente, razonó su contador al no encontrar justificación al rechazo. Lo cierto es que la web de Trámites a Distancia recibió su pedido el lunes 13, pero lo que en principio debía ser respondido en 24 horas, tardó 48. Y cuando fue habilitado, la autorización tenía vigencia hasta… el 19 de abril.

El protagonista de esta historia -que puede multiplicarse por decenas de miles- pagó el sueldo de marzo de sus empleados, pero ya no podrá hacerlo el mes que viene. Un banco privado le ofreció la solución para su problema financiero de 200 mil pesos, ofreciéndole un crédito por el que terminaría abonando 800 mil.

Ese es un caso testigo entre miles. El gobierno hizo muchos anuncios, pero la implementación de los mismos lleva más tiempo del imaginado. Hay promesas para todos, pero las soluciones no alcanzan, o demoran. Tiene sentido: la situación es inédita. En el mientras tanto, todo se justifica con el temor al mal mayor, que es el riesgo sanitario. El sacrificio de la economía se admite en el altar de controlar la curva de casos.

El temor a los desbordes sociales es atendido con bolsones de alimentos enviados a las zonas más calientes. La presencia del Ejército en ese reparto tiene también un rol disuasivo. En el Conurbano la Gendarmería genera un efecto tranquilizador, que en esta coyuntura se replica con los militares. Paradoja: el Ejército llega a esos sitios de la mano de La Cámpora.

Hay promesas para todos, pero las soluciones no alcanzan, o demoran.

La clase media golpeada como nunca por la crisis no protagonizará desbordes, pero el riesgo del quebranto llevará a miles a flexibilizar la cuarentena per sé.

El gobierno se dispone a anunciar la liberación gradual de más actividades, y a partir de la próxima semana dará potestad a los gobernadores para disponer relajamientos parciales. La salida de la cuarentena no es un tema sencillo; por el contrario, es algo que el mundo aún no ha resuelto. El gobierno nacional y el porteño vienen trabajando de manera muy cercana en esta pandemia, y hay un respeto especial de parte de la administración de Fernández en lo que viene haciéndose en CABA, al punto tal que ese distrito lleva la vanguardia en medidas luego adoptadas por Provincia y Nación.

Pensando en la salida del aislamiento fue que surgió la malograda idea de limitar el encierro a los mayores de 70 años. Idea que surgió como tal y luego se maquilló, ante las reacciones adversas. Pero venía circulando en papers encomendados para idear una salida organizada para el encierro. Va en el sentido de otras adoptadas en CABA, como la de poner en cuarentena en hoteles de la Ciudad a los argentinos que regresan del exterior. Amén del fastidio que ese encierro puede generar, la medida permitió detectar entre los mismos a 75 infectados.

En este caso, la idea había sido expresada en algunos medios y seguía este razonamiento: si aislamos a los sectores de riesgo, podría pensarse en la vuelta de la actividad. Es en ese marco que en algunos lugares del mundo con mayor nivel de testeo se estudia la posibilidad de habilitar a quienes ya están inmunizados para la vuelta a sus tareas.

El alineamiento Nación-Ciudad se ratificó el viernes cuando el presidente Alberto Fernández salió a bancar a Horacio Rodríguez Larreta en su medida -luego morigerada- destinada a los mayores de 70. El jefe de Gobierno, por su parte, confirmó su respaldo a las negociaciones que el Palacio de Hacienda lleva adelante por la deuda. Ya el día anterior había dado una señal con su presencia en Olivos, y el Presidente había reforzado la señal sentándolo a su izquierda.

A la derecha de Fernández se ubicó la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero en lugar de completar el protocolo institucional sentando del otro lado al presidente de la Cámara de Diputados, pusieron a Larreta. Privilegiaron la señal política de ubicar allí a un opositor.

El alineamiento Nación-Ciudad se ratificó el viernes cuando el presidente Alberto Fernández salió a bancar a Horacio Rodríguez Larreta.

El anuncio por la deuda encendió alarmas, pues la propuesta está lejos de reunir los requisitos necesarios para su aceptación. Aunque hacia adentro generó cierto alivio: “Ya está hecho”, resumió un funcionario de la Rosada una vez cumplimentado el tan demorado trámite, al que en el mundo pre-pandemia este gobierno había dispensado su principal atención. La reacción de los mercados al día siguiente sorprendió a propios y extraños. Cuando los economistas imaginaban una catástrofe, el riesgo país se derrumbó 500 puntos tras la oferta de canje, los bonos subieron y el dólar se estabilizó, después de una semana muy mala.

¿A qué atribuir semejante reacción?, se preguntaron todos de inmediato y comenzó a especularse con la letra chica del acuerdo propuesto, que aún se desconoce. Más allá de los enunciados en los que sobresalió la afirmación presidencial de que “estamos en default técnico” y la de Martín Guzmán de que “hoy la Argentina no puede pagar nada”, hay algo que en Wall Street saben o intuyen. “Fernández no quiere el default”, repetían economistas el viernes, que deslizaban que en las negociaciones que se extenderán a lo largo del próximo mes, el Presidente puede introducir modificaciones que desemboquen en un arreglo.

Ya en la propuesta esbozada fue tomado como un buen gesto que -contrariamente a lo que había trascendido- el gobierno se comprometiera a comenzar a pagar -poco- en 2023, cuando todavía estará la actual gestión. El grueso quedará, sí, para el que venga luego, así sea un Fernández reelecto.

Algunos gobernadores que concurrieron el jueves a Olivos se fueron con cierto fastidio, pues esperaban que la convocatoria incluyera sus opiniones, mas solo se los llamó para escuchar. Con todo, nadie elevará su voz para quejarse, menos en esta coyuntura tan azarosa. 

Como dijimos, al día siguiente Rodríguez Larreta expresó su respaldo a la negociación, sin sacar los pies del plato de Juntos por el Cambio: recordó que ese espacio ya le brindó su apoyo en el Congreso, cuando el tratamiento de la ley para habilitar al gobierno a negociar la deuda. El jefe de Gobierno interpreta que este no es tiempo de confrontar y es lo que sostiene puertas adentro. En la Rosada también saben de su imagen positiva superior a los 70 puntos, como así también en las oficinas de Parque Patricios cuentan con encuestas que dan a Alberto Fernández por encima de ese nivel en la Ciudad, un territorio habitualmente hostil al peronismo.

El idilio ha servido por lo pronto para dejar de lado -de momento- el recorte que la Nación iba a hacer en la coparticipación porteña. Cuando el mismo era inminente, los funcionarios de la Ciudad celebraban cada día que pasaba sin ser implementado.

Alberto Fernández le da especial atención a una relación “razonable” con la oposición. Tiene experiencia en haber recreado en tiempos de Néstor Kirchner la “transversalidad”, y se la pasa haciendo gestos hacia los intendentes de Cambiemos con los que tiene mejor relación y a los que no deja de mencionar. También hacia los legisladores de Juntos por el Cambio, en particular hacia su jefe en Diputados, Mario Negri, al que llama especialmente cada vez que puede, sobre todo desde que el cordobés le asignó al Presidente el rango de “comandante” en esta emergencia.

Hábil de cintura, el diputado radical tiene al tanto a los jefes de la coalición sobre esos contactos y todos saben que es un crítico áspero. La suya fue una de las voces que escuchó Fernández al día siguiente de su presentación con los gobernadores, en la videoconferencia de la que participó toda la oposición legislativa. A diferencia de los mandatarios provinciales, que sí estuvieron de cuerpo presente, a los legisladores se los convocó online. De esa misma manera piensan hacerlos legislar, aunque solo para tratar el proyecto de Máximo Kirchner para las grandes fortunas.

En una reunión virtual con Fernández, la oposición pidió activar el Congreso y consensuar la salida de la cuarentena

En un clima conciliador, el presidente dialogó con los jefes de bloque de Diputados por videoconferencia. Las consecuencias económicas de la pandemia y el rol del Parlamento en el centro de la discusión.

Los líderes de la oposición parlamentaria respaldaron la decisión del Gobierno de dictar y luego prorrogar el aislamiento social obligatorio para evitar contagios de Covid-19, pero llamaron a discutir una salida consensuada de la cuarentena que permita afrontar la crisis económica, y pidieron a su vez activar el Congreso.

Esos fueron los principales planteos que los jefes de bloque de la Cámara de Diputados trasladaron este viernes al presidente Alberto Fernández, durante una reunión por videoconferencia donde prevaleció un clima conciliador.

El presidente estuvo acompañado por el titular de la Cámara baja, Sergio Massa; el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro.

El radical Mario Negri preguntó entre otras cosas por el Presupuesto 2020.

Por la oposición participaron los diputados Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (Pro), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo), Eduardo “Bali” Bucca (Interbloque Federal), Nicolás Del Caño (PTS) y Romina Del Plá (Partido Obrero).

También formaron parte de la reunión virtual Cristina Álvarez Rodríguez (Frente de Todos), Álvaro González (Pro), Carlos Gutiérrez (Córdoba Federal), Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino) y Luis Di Giácomo (Juntos Somos Río Negro).

El Congreso, en el centro

La necesidad de activar el Congreso fue uno de los ejes de las intervenciones de la oposición. En este sentido, los diputados volvieron a ponerse a disposición para sesionar y reclamaron que se reúna la Comisión Bicameral Permanente que analiza la validez de los DNU.

Además, desde Juntos por el Cambio alertaron sobre la falta de una ley de Presupuesto, pero el ministro Guzmán respondió que “aun no están dadas las condiciones” para el envío del proyecto al Congreso, porque hay mucha “volatilidad” en los mercados y se debe cerrar el acuerdo con los bonistas primero.

Paralelamente, hubo un pedido de Negri para que el titular de la cartera económica se presente ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa, luego de haber presentado la oferta que hará a los bonistas. El ministro se mostró de acuerdo con asistir, pero no se puso fecha.

El radical solicitó a Fernández “recobrar la normalidad institucional” y que el Parlamento “sesione urgente para mejorar los controles” sobre las decisiones que toma el Poder Ejecutivo.

Ferraro, de la Coalición Cívica, agregó en que “en este estado de excepción no se puede suspender la República, ni el funcionamiento de los poderes del Estado”. “Esto es fundamental para nuestra institucionalidad, pero particularmente para el presidente, en el manejo de la pandemia”, expresó.

Más medidas

Otros de los pedidos de la oposición fueron el envío de mayores recursos a las provincias para atender la emergencia sanitaria; la creación de un consejo de expertos, representantes del sector productivo y dirigentes gremiales para analizar una salida del aislamiento social; y la profundización de medidas para las pymes y trabajadores informales, fundamentalmente monotributistas.

“Pedimos proteger el aparato productivo evitando más desempleo y quiebre de empresas. Los bancos, a pesar de tener fondos en sus balances, no prestan a las pymes por riesgo de pago. Se necesitan más garantías del Estado y decisiones al respecto del Banco Central”, señaló Negri.

El radical advirtió que “la pandemia sanitaria tiene una continuación en la pandemia económica y esto se ha convertido en un problema que nos exige equilibrio para salir de la crisis cuidando la salud y a la vez protegiendo a las empresas y el empleo”.

Otro de los temas de los que se habló fue sobre la creación del Consejo Económico y Social, cuestión que fue planteada por Cristian Ritondo y Negri. El presidente les respondió que él tenía pensado enviar esa ley para discutir políticas de Estado. Y en efecto, fue uno de los proyectos que se anunció sería enviado en extraordinarias, aunque eso nunca sucedió. Ante la insistencia de los representantes de Juntos por el Cambio, Alberto Fernández dijo que iba a evaluar el tema.

Negri le sugirió que ese consejo -que en su momento se dijo que Alberto Fernández fuera presidido por Roberto Lavagna- nuclee a empresarios, gremios, economistas, partidos políticos y el Gobierno, atento a que la pandemia va a desencadenar “una crisis global sin precedentes”.

“Hemos ofrecido alternativas para que las Cámaras puedan sesionar respetando todas las normas de higiene y distancia social. Precisamos que se reactive el funcionamiento del Congreso para garantizar la institucionalidad también en el contexto de la pandemia”, expresó Cristian Ritondo al cabo de la reunión virtual. Precisó además que “los municipios serán centrales en los próximos meses por la cercanía con la gente, evitemos que se desfinancien. Por eso le proponemos que cada transferencia que se haga a las provincias sea coparticipada a los municipios”.

Para Ritondo, “faltan medidas de apoyo a las PyMEs, a la clase media profesional, monotributista, cuentapropista y autónomos”.

Desde la izquierda, Del Caño y Del Plá plantearon su preocupación por “la cantidad de despidos, suspensiones y rebajas salariales” y consideraron escasa la medida del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia). “Hoy millones de familias están en una situación imposible. Los 10.000 pesos no alcanzan, ¿cómo se paga el alquiler y se come con esa plata?”, se preguntaron los diputados, que propusieron un salario universal de 30.000 pesos durante la emergencia.

Al cabo del encuentro, el presidente Alberto Fernández agradeció a la oposición su apoyo en la negociación a través de un tuit que remató con la afirmación “debemos estar unidos”.

Del Caño anunció los planteos que llevará a la videoconferencia con el presidente

El diputado de la izquierda adelantó que reclamará por “la cantidad de despidos, suspensiones y rebajas salariales”, al tiempo que pedirá un “salario de cuarentena de 30 mil pesos”.

El diputado nacional Nicolás del Caño (PTS-FIT) adelantó los planteos que esa fuerza llevará a la reunión por videoconferencia que se realizará este viernes con el presidente Alberto Fernández y jefes de bloques de la Cámara baja.

“La reunión tiene que permitir un espacio importante para que podamos expresar nuestros planteos, ya que desde que empezó esta crisis no hay sesiones en el Congreso y está clausurada la actividad legislativa, salvo los escasos minutos que nos dan en las reuniones de comisiones”, expresó.

Para el legislador, “la dicotomía planteada entre 100 mil muertos y 10 por ciento de nuevos pobres es falsa y se pueden tomar medidas de fondo para abordar tanto la crisis sanitaria como la crisis económica y social”.

“Tenemos muchas propuestas y proyectos que hemos presentado en el Congreso, que queremos discutir y que se inscriben dentro del programa que defiende el Frente de Izquierda para que esta crisis no la paguen los sectores más vulnerables”, continuó.

Del Caño puntualizó: “Le vamos a llevar nuestra enorme preocupación por la cantidad de despidos, suspensiones y rebajas salariales. Todos los días recibimos denuncias de trabajadoras y trabajadores y no puede ser que las empresas hagan lo que quieran o que utilicen un resquicio del DNU de prohibición de despidos para suspender con rebaja salarial y acuerdo de los gremios”.

“El chantaje de las patronales que obligan a trabajadores a aceptar rebajas de salarios para no ser despedidos quedó estampado en el decreto y queremos plantear nuestra enorme preocupación frente a esta grave situación”, enfatizó.

También dijo que “hoy millones de familias están en una situación imposible. Los 10 mil pesos no alcanzan, ¿cómo se paga el alquiler y se come con esa plata? Por eso reclamamos un salario de cuarentena de 30 mil pesos, para que nadie pase hambre”.

Además, recordó que desde esa fuerza se presentó “un proyecto que establece impuestos extraordinarios por única vez a los grandes patrimonios, las altas rentas de las empresas, a las ganancias de los bancos y a los grandes terratenientes”.

“La cuarentena es una medida que tenía que estar acompañada de un plan integral para garantizar todos los insumos médicos y sanitarios, para contar con los reactivos para realizar testeos masivos, comenzando con las y los trabajadores de la salud, a quienes además se les deben garantizar los elementos de protección personales elementales como los barbijos. La declaración de utilidad pública de todo el sistema de salud privada es una medida fundamental con la que el Gobierno amagó y después cedió al lobby de los empresarios de la salud”, finalizó.

El presidente se reunió en forma virtual con sus legisladores porteños

Acompañado por el presidente de la bancada Frente de Todos, Alberto Fernández felicitó a los diputados de la Ciudad.

Con la presencia principalísima del presidente de la Nación, Alberto Fernández, los legisladores porteños del Frente de Todos llevaron adelante este jueves una reunión de bloque a través de una plataforma virtual con el objetivo poner al tanto al primer mandatario acerca de los proyectos ya presentados y las iniciativas que presentarán en forma digital durante los próximos días.

Los integrantes del bloque Frente de Todos de la Ciudad le contaron a Fernández cómo vienen trabajando fuertemente en propuestas para atender la emergencia sanitaria por el Covid-19, además de la emergencia social y económica que afecta a los sectores más vulnerables del distrito.

El presidente felicitó a los diputados del bloque porteño del Frente de Todos. (Fotos Presidencia de la Nación)

Junto a Fernández estuvo de manera presencial el titular del bloque Frente de Todos, Claudio Ferreño, quien contó luego que “nos felicito por el trabajo que estamos haciendo ayudando a las familias más necesitadas y a los sectores que por la pandemia se encuentran en emergencia social y económica en la Ciudad”.

Ferreño detalló además que el primer mandatario los instó a “seguir trabajando juntos y unidos”.

El encuentro se desarrolló antes de la reunión en Olivos en la que Alberto Fernández anunció junto a su ministro de Economía la propuesta sobre la deuda. “El presidente hizo un repaso y nos comunicó lo que iba a trabajar con los gobernadores en la reunión posterior”, contó Ferreño, que agregó que Fernández “nos pidió seguir comprometidos y trabajando para brindar especial atención a la emergencia social y económica que afecta a los sectores más vulnerables del distrito”.

Massa: “Toda la dirigencia política se ubicó detrás de esta propuesta de pago de la deuda”

El presidente de la Cámara de Diputados destacó la presencia multipartidaria en la reunión en Olivos, tras los anuncios del ministro Martín Guzmán.

Al dejar este jueves la quinta de Olivos tras los anuncios del ministro Martín Guzmán sobre la deuda externa, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, destacó que “toda la dirigencia política se ubicó detrás de esta propuesta de pago de la deuda”.

Con la presencia de mandatarios provinciales, el Gobierno nacional presentó la que será la oferta de reestructuración de la deuda externa con privados, que incluye tres años de gracia, extensión de plazos, una amplia quita de intereses y alivio de capital.

“Dirigentes de distintas fuerzas políticas se sentaron hoy en la mesa, porque así como la batalla sanitaria la tenemos que dar entre todos y no puede haber grieta, también es una responsabilidad de toda la dirigencia política darle a la Argentina un perfil de deuda sostenible en el tiempo, que nos saque de los ciclos que cada diez años nos llevan a caer en el fracaso”, consideró.

El titular de la Cámara baja sostuvo que esto significa “mostrarle al mundo que toda la dirigencia política de la Argentina asume de manera responsable que pretendemos cumplir con nuestras obligaciones dentro de nuestras posibilidades”.

“El valor es que toda la dirigencia política, de distinto color político, se ubicó detrás de esta propuesta de pago de la deuda”, insistió.

Massa señaló que “la presentación del ministro Guzmán es la presentación del Estado argentino, es la Argentina la que está -de alguna manera- planteándole a los acreedores qué es lo que puede pagar y cómo lo puede pagar” en el contexto de la emergencia sanitaria.

Fernández mantendrá una reunión virtual con la oposición parlamentaria

Será este viernes por la tarde. Juntos por el Cambio reclamaba una audiencia con el presidente por la emergencia sanitaria, a lo que se suma ahora el tema de la deuda.

Luego de que Juntos por el Cambio insistiera en pedir una cita con Alberto Fernández, el presidente convocó a una reunión virtual con todos los jefes de bloque de la oposición. El encuentro será este viernes desde las 17.30 y tendrá como ejes no solo el trabajo en torno a la pandemia del Covid-19, sino también la oferta del Gobierno sobre la deuda externa.

Fernández buscará reunir consensos en ambos temas, en momentos donde la oposición exige ser escuchada en la toma de decisiones e insiste con la necesidad de activar el Congreso, sobre todo por la cantidad de Decretos de Necesidad y urgencia firmados por el Poder Ejecutivo que no fueron tratados en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo.

La reunión se producirá luego del encuentro entre Fernández y gobernadores en la residencia de Olivos, en el marco de la nueva fase “administrada” de la cuarentena, que culminará, en principio, el próximo 26 de abril.

En nombre del oficialismo, participarán de la videoconferencia el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, y los jefes de bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, y en el Senado, José Mayans.

Por la oposición estarán los diputados Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (Pro), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), Eduardo “Bali” Bucca (Interbloque Federal) y Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda), y los senadores Luis Naidenoff (UCR) y Humberto Schiavoni (Pro).

Se espera que durante el encuentro la oposición le plantee a Fernández sus dudas y que también presente sus propuestas, además de evaluar de manera conjunta la posibilidad de sesionar en el Congreso, ya sea de manera presencial -tomando los recaudos sanitarios- o en formato virtual, algo que sería inédito.

Cabe recordar que el 18 de marzo, poco antes de decretar el aislamiento social, Fernández había recibido a los líderes parlamentarios de la oposición en la residencia de Olivos, y en esa oportunidad habían acordado mantener reuniones regularmente para realizar un seguimiento de la pandemia, lo cual no se concretó.

Heller afirmó que al presidente le pareció “bien y correcto” el proyecto sobre impuesto a las riquezas

El presidente de la Comisión de Presupuesto, que junto a Máximo Kirchner se reunió con Alberto Fernández y Martín Guzmán, sostuvo que “hubo una coincidencia de objetivos”.

carlos heller dario martinez

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el diputado Carlos Heller, reveló que al presidente Alberto Fernández le pareció “bien y correcto” el proyecto de ley -en elaboración- para gravar a las grandes riquezas.

“El presidente nos invitó a que le expliquemos en qué estábamos trabajando”, dijo el legislador, que participó del encuentro junto al jefe del Frente de Todos e impulsor de la iniciativa, Máximo Kirchner, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El oficialista sostuvo que “hubo una coincidencia de objetivos y el enfoque compartido”. “Nos fuimos con esa fortaleza”, expresó y amplió: “El ministro aportó ideas. Fue una reunión larga, interesante, hablamos de muchas cosas y todos teníamos una visión similar, aunque eso no impide que tengamos opiniones”.

En declaraciones a AM 990, Heller aseguró que seguirán “trabajando en la construcción de datos que nos permitan la posibilidad de obtener otros recursos”. “Acá no hay una campaña de persecución contra nadie, hay una imperiosa necesidad de conseguir recursos y se está buscando dónde pueden estar sin que le cambie a nadie la condición que tiene de vida”, agregó.

En ese sentido, el diputado enfatizó que “el proyecto busca recursos” y “tiene los acuerdos para que avancemos”.

El titular de la Comisión de Presupuesto remarcó que la iniciativa se encuentra todavía en proceso, porque “la dificultad está en tener base de datos ciertas que permitan hacer proyecciones”. “Lo que llevamos a la reunión muestra que efectivamente hay un universo muy chico de personas que tienen patrimonios muy grandes”, indicó.

Este miércoles, el diputado precisó que el nuevo impuesto alcanzaría “alrededor de 12 mil personas” y se aplicaría a los patrimonios que “estén por encima de los tres millones de dólares”. “Es el 1,1% del total de los contribuyentes al impuesto de Bienes Personales; un 0,08% de la población económica activa, un segmento muy chiquito”.

“Poniendo diversas alícuotas, estimamos que podemos generar un ingreso superior a los tres mil millones de dólares”, detalló, al confirmar que será progresivo.

Y aclaró que continuarán trabajando, pero “no estamos demasiados apurados porque para que esto tenga forma tiene que ir resolviéndose el tema de que exista el ámbito donde se pueda tratar”, en referencia a que se termine de definir las posibilidades de realizar sesiones virtuales en ambas cámaras.

Además, dijo que, en virtud del tiempo con que se resuelva esa cuestión, evaluarán si presentan en un uno o dos proyectos la posibilidad de que no solo se graven los patrimonios sino también Ganancias.

La reunión se realizó este martes en la Quinta de Olivos.

Para Negri, Cristina Kirchner realizó una “sobreactuación institucional”

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados consideró que “hace falta darle visibilidad al Parlamento” en medio de la pandemia del coronavirus. Además, reclamó que el presidente se reúna con la oposición.

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, consideró que la vicepresidenta Cristina Kirchner realizó “una sobreactuación institucional” al pedirle a la Corte Suprema “una declaración de certeza”, en referencia a que se expida sobre la validez de una eventual sesión virtual.

“Es una cosa que no corresponde, sería la primera vez en la historia que el Congreso consulte en otro poder sobre una facultad que le es propia”, señaló el radical y consideró que “el mejor antídoto para evitar la concentración de poder es que funcionen las instituciones”.

Entrevistado en el canal TN, el dirigente cordobés opinó que “hace falta darle visibilidad al Parlamento” y evaluó que se podría buscar “un teatro o un estadio para sesionar”, de acuerdo a las condiciones sanitarias de distanciamiento social.

“Así como nosotros tenemos una pandemia sanitaria y una pandemia económica, necesitamos la normalidad institucional lo más rápido posible dentro de los cánones que se puedan”, insistió.

Por otra parte, el legislador pidió al Gobierno nacional que convoque a los sectores productivos y políticos a diseñar soluciones a la crisis económica y social que se agudizó con la pandemia del coronavirus, y reclamó al presidente Alberto Fernández que reciba a la oposición.

“Si queremos proteger al empleo tenemos que cuidar a los empresarios. No hay empleo si no hay empresario; entonces hay que terminar con la demagogia y hay que ordenar las prioridades. Si el país va a emitir, porque no tiene otra forma de financiarse, debe ordenar las prioridades y debe aumentar los controles”, advirtió.

Negri enfatizó que el gobierno “no debe tener miedo de los controles, la oposición está para colaborar, lo hemos dicho desde un primer momento. Llegó la hora de que el presidente se siente a dialogar con la oposición, aunque pensemos absolutamente diferente. Ya vendrá el tiempo donde nos vamos a sacar chispas, pero ahora lo que tenemos que evitar es que la crisis sea mucho más profunda”.

Este martes, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunió virtualmente y resolvió insistir con un nuevo pedido de audiencia al presidente.

El presidente escuchó en Olivos detalles del impuesto a las grandes fortunas

En compañía del ministro de Economía, Alberto Fernández recibió a los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller, impulsores de la iniciativa.

Avanza a paso firme el proyecto impulsado por Máximo Kirchner para cobrar un impuesto extraordinario a las grandes fortunas. Prueba de ello es el paso dado por la titular del Senado para consultar a la Corte Suprema sobre la validez de una eventual sesión a través de videoconferencia, con la mente puesta claramente en tratar por esa vía esa iniciativa, y también la reunión que tuvo lugar este martes por la tarde en Olivos.

En la residencia presidencial, Alberto Fernandez, mantuvo este martes una reunión con el presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner; el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller; y el ministro de Economia, Martín Guzmán. Obviamente durante el encuentro analizaron el proyecto de impuesto a las grandes fortunas.

La primera aproximación que el presidente tuvo con esa iniciativa fue hace dos fines de semana, cuando al ser entrevistado por el periodista Horacio Verbitsky, el director del sitio web El Cohete a la Luna le preguntó sobre el tema. Y en rigor, pareció ponerlo allí al tanto de lo que se iba a impulsar. Si bien en el reportaje difundido el domingo 5 de abril Verbitsky le dijo que los proyectos -habló de tres iniciativas- serían presentados el lunes siguiente, el diputado Carlos Heller se hizo cargo de la iniciativa y comenzó a pulirla con la intención -según se informó- de presentarla esta semana en la Cámara de Diputados.

Ahora se cumplió este martes la formalidad de que sus promotores le dieran detalles del proyecto al presidente de la Nación, quien en sucesivos reportajes lejos estuvo de despegarse del tema, más bien le brindó su aval. Al ser consultado el viernes pasado en la conferencia de prensa que brindó al anunciar la ampliación de la cuarentena, Fernández dijo que “necesitamos obtener recursos, porque la falta de actividad económica ha hecho caer la recaudación, no tengan ninguna duda; y que cualquier idea que se a mejorar los recursos para poder hacer frente a esas obligaciones, bienvenida sea”.

Legisladores salieron a repudiar al presidente por un retuit contra un periodista

Fue por avalar con un retuit un agravio contra el periodista Jonatan Viale. Alberto Fernández terminó pidiendo disculpas.

Diputados de la oposición repudiaron el polémico retuit que el presidente Alberto Fernández realizó desde su cuenta y que agraviaba al periodista Jonatan Viale.

“El periodismo tiene un rol clave para que la ciudadanía pueda ejercer su derecho a la información. Podemos no coincidir, pero la discriminación nunca es el camino. Para que tengamos una Argentina Unida, necesitamos que el respeto sea la norma. Mi solidaridad con Jonatan Viale”, dijo la diputada nacional Karina Banfi (Buenos Aires), integrante de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja.

El tema estalló cuando el presidente Fernández retuiteó el tuit del periodista Dante López Foresi: “El gordito lechoso dice en A24 que @alferdez ‘se aferra a la cuarentena por las encuestas’. O no entendieron la gravedad de lo que pasa o son muy malas personas. Y no se puede ser buen periodista siendo mala gente’”.

“El presidente, como CFK, humillan periodistas para intentar achicar sus voces críticas destacando la obsecuencia y los elogios. Procura que Jonatan Viale y otros periodistas reemplacen la mirada crítica (ADN del periodismo) por la propaganda cómplice que edita la realidad. Así, sólo se ahonda la grieta cuando se buscan crear enemigos en tiempos de pandemia donde no los hay. Sólo se trata de periodismo Presidente”,  afirmó  Álvaro De Lamadrid (CABA).

El diputado del Pro Waldo Wolff replicó: “Llamó imbécil al surfer, miserables a los empresarios, y ahora válida que desde el periodismo agredan una opinión disidente de @JonatanViale. Presidente usted entiende que es el Presidente, valga la redundancia? Y pide unidad? Sea responsable. Vergüenza”.

Por su parte la diputada nacional Carla Carrizo (CABA) remarcó que “si el slogan del gobierno nacional es Argentina Unida, la reproducción de agresiones al periodista Jonatan Viale desde la cuenta presidencial no contribuye a que ese slogan se transforme en una política, que es lo que el país hoy necesita. Remediarlo, sí ayudaría”.

Pasado el mediodía y ante las duras reacciones desde todos los sectores, el primer mandatario salió a disculparse. “Un error involuntario llevó a que desde esta cuenta se haga un RT sobre una crítica que respeto pero que contenía adjetivaciones que siempre creo que es mejor evitar. Cuando lo advertí en la mañana, elimine ese RT. Lamento si alguien se ha sentido lastimado con ello”, escribió el mandatario, sin mencionar al periodista agraviado.

“Presidente no es prudente que desde su cuenta se avale la descalificación e insulto a nadie, menos a quien tiene una mirada crítica. Si convoca a la unidad nacional hágalo desde los hechos, no desde las palabras. Basta de relato”, agregó Ricardo Buryaile (Formosa).

“En momentos de emergencia la transparencia es más importante que nunca. La libertad de expresión y el disenso, también. La actitud del presidente reproduciendo agravios contra Jonatan Viale, además de discriminatorias, no son propias de quien debe liderar un proceso complejo representando al conjunto. Merecen nuestro profundo repudio y la solidaridad con el periodista que sólo cumple su función”, concluyó el diputado Juan Martín (Santa Fe).

López Foresi le respondió al pedido de disculpas presidencial con este tuit: “Lo de #GorditoLechoso corre por mi cuenta. También, que no se puede ser buen periodista siendo mala persona. Gracias por respetar la crítica, presidente”. Pero respecto de las críticas, estuvo lejos de retractarse: “Me llamó @VikiDonda, por denuncias en mi contra que recibió porque puse #GorditoLechoso en un tuit. Aunque no mencioné ningún nombre propio, quiero pedirle disculpas a quienes pueden sentirse ofendidos por el término ‘gordito’. Quizás decir mercenario hubiera sido más apropiado”.

El presidente consideró que “es un problema” para el Congreso sesionar

Alberto Fernández consideró que poner a 257 diputados en un recinto “es exactamente lo que nosotros recomendamos que no se haga”, y consideró que los legisladores sí están trabajando.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, relativizó este domingo por la noche la parálisis del Congreso en el marco de la pandemia que se abate sobre el mundo y el decreto de aislamiento obligatorio. Pero en definitiva consideró muy dificultoso que los legisladores puedan sesionar en este contexto.

“Sesionar es un problema, porque poner 257 diputados en un recinto, eso es exactamente lo que nosotros recomendamos que no se haga”, señaló el primer mandatario, que agregó: “Desde ese lugar está bien que no sesione”.

De todos modos, consideró que el Parlamento “está trabajando de manera remota”, en referencia a las reuniones de comisiones que se están realizando, con la participación de los ministros del Poder Ejecutivo, y citó puntualmente la visita que realizó el viernes pasado el canciller Felipe Solá. “Allí estuvo un rato largo, hablando básicamente de la repatriación de argentinos”, sostuvo durante una entrevista en el canal Telefé.

Pero en definitiva, reconoció que “el Congreso en algún momento va a tener que sesionar”.

Consultado sobre su relación con la oposición, Fernández dijo que “sería ingrato si no reconociera la colaboración de opositores”, y destacó el papel de dirigentes que “siempre están al pie del cañón” cuando él pide colaboración. Y destacó particularmente al presidente del bloque de Juntos por el Cambio en Diputados Mario Negri, y puso al senador Martín Lousteau como otro ejemplo.

Al ser consultado sobre el proyecto impulsado por Máximo Kirchner para aplicar un impuesto a las grandes fortunas, dijo que el Estado necesita recursos. Fernández recordó “todo lo que le piden que el Estado haga” y dijo que deben darle recursos. “¿Cómo pagamos todo eso?”, se preguntó, y dijo que “me parece que buscar una solución a eso no está mal. ¿Cuál va a ser la solución? Yo estoy esperando conocer ideas; cuando me pidan mi opinión la daré”.

Se quejó Fernández en otro pasaje de “la cantidad de información falsa que circula; en algunos casos son de índole económica, en otros casos son supuestos decretos o resoluciones que en realidad no tienen nada que ver con la realidad, y solo sirven para intranquilizar a la gente”.

Más de la mitad de los DNU de Alberto Fernández tienen que ver con la pandemia

Desde que asumió su mandato, el presidente firmó 30, de los cuales 17 son relacionados con las medidas tomadas por el coronavirus.

alberto fernandez firmando

Por José Di Mauro y Melisa Jofré

Con el Congreso paralizado por imperio de las circunstancias, el Gobierno de Alberto Fernández no deja de emitir decretos de necesidad y urgencia. Sin que nadie se rasgue las vestiduras, pues si en algún momento de la recuperada democracia se justificó la utilización de los DNU es este, tal cual reconoció el propio presidente del interbloque Juntos por el Cambio del Senado, Luis Naidenoff.

Pero la realidad es que en la materia se está incumpliendo con la Constitución, que en su artículo 99 establece que “el jefe de Gabinete de Ministros personalmente y dentro de los diez días someterá la medida a consideración de la Comisión Bicameral Permanente”.  Y nunca desde el cambio de Gobierno se reunió esa comisión. Ni aun antes de establecerse la cuarentena obligatoria.

Con toda lógica por la crisis sanitaria que estalló en todo el mundo, el actual es el Poder Ejecutivo que más decretos de necesidad y urgencia publicó en sus primeros cuatro meses: 30, al 12 de abril, según contabilizó parlamentario.com en base al Boletín Oficial. La parálisis del Congreso de la Nación hace su aporte en la materia.

Cinco decretos corresponden al año pasado, en los veinte días que sucedieron a la llegada de Alberto Fernández al poder, comenzando por la modificación de la Ley de Ministerios, un clásico de cada Gobierno al asumir. También por esa vía se intervino a la Agencia Federal de Inteligencia, y se dispuso la emergencia pública en materia ocupacional, que estableció la doble indemnización.

Este año Alberto Fernández firmó 25 DNU, 17 de los cuales estuvieron relacionados con la pandemia de coronavirus.

Había arrancado el año con el tema que el Gobierno pensaba dominaría los primeros meses de su gestión: la deuda. En efecto, el 11 de febrero el presidente firmó el primer DNU de su gestión este año, para reperfilar el pago del Bono Dual hasta el 30 de septiembre.

Dos días después la emprendería con una medida de la anterior gestión, al suspender la cesión de terrenos de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires. Días más tarde avanzó por esa misma vía contra medidas del Gobierno de Cambiemos. Fue al aclarar que la doble indemnización no corría para los trabajadores del sector público, para poder así deshacerse de funcionarios nombrados por la anterior administración, y luego al derogar a mediados de febrero el decreto de Macri que creó la Agencia de Protección de Testigos.

El primer decreto de necesidad y urgencia suscripto con relación al coronavirus data del 12 de marzo, y previsiblemente tuvo que ver con la declaración de la emergencia sanitaria por el plazo de un año. Cuatro días después se prohibió por DNU el ingreso al territorio nacional de personas extranjeras por el plazo de 15 días.

Obviamente el DNU más contundente fue el que el 19 de marzo 297, que declaró el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Luego vendrían decretos para suspender los cortes de servicios por mora o falta de pagos y los cierres de cuentas bancarias, y el 26 de marzo el que dispuso el cierre de fronteras.

El 31 de marzo se dispuso la prohibición de despidos y suspensiones por espacio de 60 días, en tanto que el 1 de abril se creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

Los últimos dos DNU relacionados con la pandemia fueron los que este fin de semana prorrogaron el aislamiento social obligatorio hasta el 26 de abril, y el que también prorrogó el cierre de fronteras.

En ese interín se firmaron solo dos decretos no relacionados con el coronavirus. Aunque el DNU 316 que prorrogó el plazo para acogerse al Régimen de Regularización de Deudas tal vez podría relacionarse con las consecuencias de la pandemia, pero no así el 346, que el domingo 5 de abril difirió los pagos de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional.

Los DNU de los anteriores presidentes

Habrá que ver si a este paso Alberto Fernández termina siendo el que más decretos de necesidad y urgencia firma durante su gestión, pero para saberlo veamos cómo actuaron sus antecesores.

Raúl Alfonsín fue el que menos veces usó ese recurso, apenas 10; en 10 años y medio, Carlos Menem fue el que más DNU firmó (545). Néstor Kirchner no le fue en saga: 270 en 4 años; Cristina Fernández firmó 76 en ocho años. Fernando de la Rúa rubricó 73 decretos en sus fallidos dos años.

Mauricio Macri, por su parte, firmó 71 en sus cuatro años de gestión.

Aquí están, estos son

Del 11 de diciembre al 31 de diciembre de 2019

1) DNU 7/2019 Modificación Ley de Ministerios (10-12-2019)

2) DNU 34/2019 Emergencia pública en materia ocupacional por 180 días y doble indemnización en caso de despido sin justa causa (13-12-2019)

3) DNU 49/2019  Postergación de los pagos de las letras del Tesoro (LETE) por 9.000 millones de dólares hasta agosto (19-12-2019)

4) DNU 52/2019 Intervención por 180 días de la Agencia Federal de Inteligencia (20-12-2019)

5) DNU 91/2019 Extensión por tiempo indeterminado de la obligación de liquidar divisas que provengan de las exportaciones en el mercado de cambio (27-12-2019)

Del 1 de enero hasta el 12 de abril de 2020

6) DNU 141/ 2020 Reperfilación del pago del Bono Dual hasta el 30 de septiembre de 2020 (11-02-2020)

7) DNU 145/2020 Suspensión de cesión de terrenos de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires (13-02-2020)

8) DNU 156/2020 Aclaración que la doble indemnización no aplica para los trabajadores del sector público (14-02-2020)

9) DNU 168/2020 Derogación del decreto de Mauricio Macri que había creado la Agencia de Protección de Testigos e Imputados -vuelve a ser programa- (19-02-2020)

10) DNU 193/2020 Distintas disposiciones sobre la prórroga del Presupuesto (27-02-2020)

11) DNU 214/2020 Modificación a la Ley de Inteligencia y limitación de funciones de los espías (4-03-2020)

12) DNU 260/2020 Declaración de la emergencia sanitaria por el plazo de un año en relación con el coronavirus Covid 19 (12-03-2020) *

13) DNU 274/2020 Prohibición del ingreso al territorio nacional de personas extranjeras por el plazo de 15 días (16-03-2020) *

14) DNU 287/2020 Modificación del DNU 260/2020 para facilitar la compra de insumos (17-03-2020) *

15) DNU 297/2020 Declaración del aislamiento social preventivo y obligatorio (19-03-2020) *

16) DNU 311/2020 Suspensión de corte en caso de mora o falta de pago de los servicios (24-03-2020) *

17) DNU 312/2020 Suspensión de cierre de cuentas bancarias (24-03-2020) *

18) DNU 313/2020 Ampliación de los alcances de la prohibición de ingreso al territorio nacional a través de puertos, aeropuertos, pasos internacionales, centros de frontera y cualquier otro punto de acceso (26-03-2020)

19) DNU 316/2020 Prórroga del plazo para acogerse al Régimen de Regularización de Deudas (28-03-2020)

20) DNU 319/2020 Congelamiento de las cuotas de créditos hipotecarios (29-03-2020) *

21) DNU 320/2020 Congelamiento de los alquileres en virtud de la emergencia pública (29-03-2020) *

22) DNU 325/2020 Extensión hasta el 12 de abril del aislamiento social preventivo y obligatorio (31-03-2020) *

23) DNU 326/2020 Creación de un Fondo de Afectación Específica con el objeto de otorgar garantías para facilitar el acceso a préstamos para capital de trabajo, por parte de las MiPyMEs (31-03-2020) *

24) DNU 329/2020 Prohibición de despidos y suspensión de personal por 60 días (31-03-2020) *

25) DNU 331/2020 Prórroga hasta el 12 de abril inclusive de la prohibición de ingreso al territorio nacional de personas extranjeras no residentes en el país (1-04-2020) *

26) DNU 332/2020 Creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (1-04-2020) *

27) DNU 346/2020 Diferimiento de los pagos de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional (5-04-2020)

28) DNU 347/2020 Creación del Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (5-04-2020)

29) DNU 355/2020 Prórroga del aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el día 26 de abril de 2020 inclusive (11-04-2020) *

30) DNU 365/2020 Cierre de fronteras hasta el día 26 de abril de 2020 inclusive (11-04-2020) *

* Son los DNU relacionados con la pandemia.

Una justificada cuarentena que dejará una economía devastada

El INDEC va revelando datos de una economía que ya venía en caída y a la que el virus lleva casi a estado terminal. El inexorable recurso de la emisión, con los peligros que acarrea, y una deuda que pasó a segundo plano pero sigue preocupando.

Por José Angel Di Mauro

Donald Trump venía embalado como para desfilar en las elecciones norteamericanas. Si hasta se daba el lujo de “alentar” los triunfos que en las primarias conseguía el demócrata Bernie Sanders, convencido de que sería su rival más accesible. Esta última semana ese senador bajó su candidatura, y Joe Biden -exvicepresidente de Obama en sus dos períodos- será seguramente quien enfrente a Trump en las presidenciales. Pero el actual mandatario ya no la tiene tan segura.

Ocurrió el coronavirus. Fue el cisne negro que el presidente norteamericano no vio venir, cuando minimizaba la importancia de la pandemia. Para noviembre próximo, fecha prevista para las elecciones, se espera que una segunda ola del virus pueda abatirse sobre ese país. Con todo, Trump cambió su postura inicial respecto del problema y de cómo vaya a comportarse en el futuro y cuáles sean los resultados dependerá su eventual reelección.

Cuando se escriba el guión de la película de esta pandemia, el líder británico Boris Johnson tendrá un papel central. Le dio al tema el giro dramático que todo filme debe tener: negacionista de entrada, terminó contrayendo el virus y pelea ahora por su vida en terapia intensiva.

El presidente argentino no piensa en esa futura película. Lo suyo es foto a foto, y si bien su gobierno arrancó con mal pie, cuando Ginés González minimizó al Covit-19, puede hacer alarde de haber reaccionado a tiempo y adoptado las decisiones necesarias para aplanar la curva en la medida de lo posible. De eso habló Alberto Fernández el viernes al anunciar la prórroga de la cuarentena. En el gobierno piensan que fue una de sus exposiciones más logradas, al punto tal de exhibir su perfil didáctico: se puso el traje de profesor de la UBA y salió a explicar gráficos que justifican la continuidad de la cuarentena.

En Corea del Sur, país que ha estado a la vanguardia en la manera de enfrentar este mal, se hacen 20.000 testeos diarios; aquí estamos en los 6 mil por mes.

El análisis de los mismos muestra en el caso argentino curvas que van creciendo de manera paulatina, pero con números que no son bajos. Con menos habitantes que España, al día 39 Argentina tenía 1.975 casos detectados, cuando ese país acumulaba menos de la mitad (674).  Lo mismo con los muertos: nosotros tenemos, al día 39, 82, cuando España contaba 30. Habrá que tener en cuenta que en España la situación comenzó a escalar al día 41, cuando se duplicó a 1.231, y cuatro días después llegaba a 3.146. Con los muertos la disparada vino a partir del día 46, cuando computaron 196; dos días más tarde saltaban a 533. Y dos meses después del primer caso, llevan 15.970. Esos datos son los que indican que la peor decisión hubiera sido dejar justo ahora la cuarentena.

Con nuestros vecinos luce más claro el acierto de las medidas adoptadas. Con muchos menos habitantes, Chile tenía 6.501 casos al día 39, tres veces más que la Argentina, y Brasil superaba entonces los nueve mil. Pero acá influye uno de los puntos flacos que exhibe la pelea contra el virus en nuestro país: el bajo nivel de testeo. En Corea del Sur, país que ha estado a la vanguardia en la manera de enfrentar este mal, se hacen 20.000 testeos diarios; aquí estamos en los 6 mil por mes.

Precisamente esa fue la única pregunta que no contestó el Presidente durante la conferencia de prensa del viernes. Ante la consulta de la agencia Bloomberg, habló de “recursos limitados ante necesidades infinitas”.

Una suerte de testeo fue el que se hizo en los días previos al anuncio de la continuidad de la cuarentena, al dejar trascender un supuesto relajamiento. Sirvió para que muchos se imaginaran el 13 de abril retornando de alguna manera a la vida habitual, cuando lejos estamos de esa instancia. Habrá que recordar que, como dijimos hace una semana, eso no sucederá sino hasta que exista una vacuna. Y todavía falta no menos de un año.

Resulta imperativo que el Presidente convoque a un equipo de especialistas que ayuden a pensar cómo salir del desastre que dejará esta crisis

El problema está en lo que vaya a suceder con la economía hasta entonces. Así como el gobierno se ha mostrado idóneo hasta ahora para enfrentar la crisis sanitaria, atendiendo las recomendaciones de un equipo de expertos con los mejores representantes del país en la materia, no pasa lo mismo en materia económica. Por el contrario, es allí donde más similitudes se observan con el gobierno anterior, que tuvo en la economía su principal talón de Aquiles. Propios y extraños reconocen como un error del macrismo haber diversificado el área económica en tantos sectores, sin una cabeza visible que administrara el manejo general del tema. Es lo que pasa con este gobierno, que ha puesto un ministro de Economía cuyo expertise por el cual fue convocado pasa por el manejo de la deuda, repartiéndose el resto de la cuestión entre otros integrantes del gabinete. Resulta imperativo que el Presidente convoque a un equipo de especialistas que ayuden a pensar cómo salir del desastre que dejará esta crisis, pero también en cómo diagramar el día a día en el mientras tanto.

A propósito de la deuda, el tema ha pasado a un segundo plano, aunque sigue siendo tan preocupante  como siempre. Y los tiempos se acortan. Tras el anuncio de la semana pasada de reprogramar por decreto los pagos de bonos de jurisdicción local, la cuenta regresiva para el resto de la deuda se acelera y el próximo 22 de mayo, si no hay acuerdo con los acreedores la Argentina entrará oficialmente en default. Hoy hay en el gobierno quienes afirman en privado que “el default es mejor que un mal acuerdo”, pero el Presidente seguiría rechazando ese desenlace. Aunque las circunstancias han hecho muy difícil una salida.

Con todo, la obsesión en materia económica debe pasar hoy por la coyuntura. Y los datos están lejos de ser alentadores, con una economía que ya venía mal, como detallan datos del INDEC que muestran que en febrero la construcción cayó un 22,1% y la industria bajó un 0,8% ese mismo mes, cuando aún no impactaba la crisis sanitaria.

Ni qué decir de la actividad turística, que ya caía en el primer bimestre del año (3,4% los arribos de turistas extranjeros y 16,6% los viajes al exterior), antes de colapsar definitivamente en marzo.

Hay más: la Federación de Comercios e Industria de la Ciudad de Buenos Aires anunció que solo el 40,3% de las pymes pudo pagar los sueldos de marzo en tiempo y forma. Esta situación se amplifica -en algunos casos para peor- al llevar la mirada al resto del país.

La emisión monetaria es un recurso muy conocido aquí, al que están apelando todos los países para enfrentar esta crisis inédita… Sin los peligros que ya sabemos se ciernen sobre nuestra economía. Solo en el último mes alcanzó aquí el 30% de nuestra base monetaria; cuando esta situación llegue a su fin el gobierno deberá arbitrar las medidas con absoluta precisión y celeridad, de modo tal que esa cantidad de dinero impresa no desate una hiperinflación.

Alberto Fernández pareció enterarse de los proyectos de Máximo Kirchner durante la entrevista que le hizo Horacio Verbitsky.

El Estado necesita recursos y es en este contexto que desde el kirchnerismo surgió una propuesta para avanzar sobre los grandes patrimonios. El proyecto forma parte de un paquete de tres proyectos atribuidos a Máximo Kirchner y del que el Presidente pareció anoticiarse durante el reportaje que le hizo el periodista Horacio Verbitsky. Entre ellos había uno que apuntaba a cobrarles un impuesto extra a aquellos que blanquearon en 2017, y sonó como respuesta a los reclamos para descontar sueldos de la política. Los proyectos se fusionaron ahora en uno que está redactando el diputado Carlos Heller y que se espera llegue al Congreso esta semana,

“Hay que salvar a las empresas para salvar a los trabajadores; no jodan con nuevos impuestos”, retrucó el economista Carlos Melconian, de buen diálogo con Alberto Fernández. Llamó a dejar de lado la grieta y como prueba de buena voluntad sugirió que “se corran” las ideas liberales, como así también dejar de lado “las ideas heterodoxas inventoras de la pólvora, creadoras de impuestos”.

Por ese andarivel intentó hacer su camino un proyecto que muchos interpretaron era el de Máximo, pero en realidad correspondía a un grupo de diputados de extracción sindical, que sugería implementar un tributo especial a quienes tuvieran bienes que superen los diez millones de pesos. Al dólar oficial, poco más de 150 mil dólares… Un monoambiente en Capital. Facundo Moyano, que figuraba entre los firmantes, salió a desligarse rápido, mientras que los kirchneristas Vanesa Siley y Hugo Yasky admitieron haberlo suscripto, como “un aporte a la discusión”. La redacción correspondió al diputado Carlos Cisneros, un tucumano del gremio bancario que ante el ruido que generó terminó retirándolo el mismo día en que se conoció, para que haya un solo proyecto del bloque y hacer los aportes durante la discusión en comisión.

Eso, si el Congreso sale algún día de su parálisis.