Senadora de UP pide un “gran acuerdo opositor para frenar a este demente”

Muy dura con el mensaje presidencial en la apertura de sesiones ordinarias, Carolina Moisés consideró que se trató del discurso de “un presidente egoísta, cerrado”, cuyo planteo es “extorsivo”.

La senadora nacional de Unión por la Patria Carolina Moisés calificó al mensaje presidencial de la apertura de sesiones ordinarias como “un discurso impostado, más de lo mismo y superficial a la hora de atender los problemas reales de la gente”.

“Habla de una restricción fiscal que está basada en el ajuste a todos los argentinos y las argentinas”, sostuvo la legisladora jujeña, para quien el presidente “no planteó ninguna solución de fondo al tema del transporte, de los fondos fiduciarios, del sostén de algunas políticas públicas por parte del Estado como los remedios oncológicos o el programa Remediar”.

A juicio de Moisés, “es el discurso de un presidente egoísta, cerrado, que dijo: ‘O hacen lo que yo pienso y aprueban lo que yo propongo o los paso por encima’”.

En declaraciones a Radio Rebelde, Carolina Moisés sostuvo que el presidente “plantea un pacto fundacional de la Argentina del 25 de Mayo donde las 10 cosas que larga, 5 son anticonstitucionales y las otras 5 ya están puestas en la Constitución”. Agregó que al pacto “lo larga como la tabla de los 10 mandamientos no como una propuesta de consensos”.

Puso estos ejemplos: “Cuando habla del sistema previsional quiere privatizar el ANSeS y que sea un negocio para unos cuantos. Cuando habla de reforma laboral no está hablando de generar trabajo sino de precarizarlo y que mucha menos gente lo tenga, llevando a la baja todas las condiciones, para que los perjudicados sean los trabajadores”.

Para Moisés, “todo el planteo de Milei es extorsivo, es mentira cuando dice que quiere dialogar o consensuar. Estas son mis propuestas, si ustedes no las aprueban, yo voy a seguir adelante y los voy a pasar por encima, dice. ¿Desde qué punto dialogás con una persona que te dice eso?”.

“Milei dijo que no confía en los gobernadores, yo quiero confiar en ellos porque hoy son los únicos que pueden frenarlo. Ayer les dijo que no va a parar, se los dijo en la cara, que son unos malgastadores, que tienen que tener el objetivo de déficit cero a cuestas de no pagar los remedios o los sueldos o cerrar los hospitales o que las escuelas se estén cayendo”, sostuvo la senadora jujeña, que puso en la mira a los mandatarios provinciales, a los que advirtió: “Si los gobernadores aflojan ahora, de acá al 25 de Mayo estamos todos muertos, van a estar con sus casas de gobierno incendiadas porque la gente no va a aguantar”. Agregó que “tenemos que lograr un acuerdo opositor para que volteemos el DNU”, y advirtió: “Milei va por todo y le tenemos que poner un equilibrio, porque para eso nos eligió la gente en la representación que tenemos los senadores y los diputados”.

Carolina Moisés sostuvo que “muchos de esos senadores y diputados forman parte de los proyectos políticos provinciales encarnados por los gobernadores, por eso lo que necesitamos es un gran acuerdo opositor para frenar a este demente”.

“Otra gran mentira es que la casta sea la política. La casta de verdad son los grupos concentrados de poder, mega multimillonarios en alimentos, en los servicios como Internet. Son los 20 grupos y hoy Milei gobierna para ellos”, añadió Moisés, para quien “seguramente parte del problema somos los políticos, pero que también se incluyan. ¡Ayer fue muy gracioso semejante discurso en contra de la casta con toda la familia Menem sentada ahí!”.

Sobre el final, la senadora jujeña sostuvo que “habló también de las condiciones de transparencia, idoneidad y honestidad de los funcionarios que  no van a poder cubrir cargos públicos si tienen sentencia o están denunciados y ahí estaba Caputo. ¡Si tenés un monumento a la hijaputez que nos endeudó con negociados en esa enorme deuda del Fondo Monetario es Caputo!”.

Llancafilo ponderó “una apertura al diálogo maduro”

Para el legislador neuquino, “el Pacto de Mayo tiene que ser la síntesis de un gran diálogo nacional que tiene que comenzar cuanto antes”.

El diputado nacional por el Movimiento Popular Neuquino Osvaldo Llancafilo destacó la convocatoria al diálogo realizada por el presidente Javier Milei durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional. “Es el camino que venimos planteando: una apertura al diálogo maduro, donde se puedan transitar de manera coordinada los intereses de la Nación y las provincias, que tienen que ser ni más ni menos que los intereses de la gente ante una situación económica compleja”.

Asimismo, recordó que “desde Neuquén, quienes integramos el Movimiento Popular Neuquino proponemos el camino al diálogo con oposición constructiva, respetando las disidencias, es muy importante dejar las descalificaciones de lado y alcanzar el entendimiento”.

Acerca de la convocatoria para el Pacto de Mayo, Llancafilo resaltó que “hay una reunión previa, en la que el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; junto a los ministros de Economía y del Interior, Luis Caputo y Guillermo Francos, convocarán a los gobernadores a la Casa Rosada. Lo positivo es que es una iniciativa del propio presidente, sería fundamental que allí se pueda acordar y elaborar una agenda común, y no imposiciones, porque no hay que perder de vista que para llegar al 25 de Mayo aún restan 3 meses, por lo que el Pacto debe ser el resultado de un arduo trabajo previo. Nosotros como diputados, en la relación con el Congreso, vamos a pedir interlocutores válidos, no olvidemos que en muchos acuerdos a los que se arribaron durante el debate del proyecto ley Bases el ejecutivo nacional desautorizó a sus funcionarios, esto generó que naufragara la ley”.

En este sentido, destacó que “el pacto tiene que ser la síntesis de un gran diálogo nacional, que vaya en búsqueda de acuerdos programáticos que provoquen la firma en Córdoba el 25 de mayo”.

Para el socialismo, Milei no está llamando al diálogo

Para Mónica Fein y Esteban Paulón lo que el presidente está haciendo es convocar a la firma “sin condiciones” de lo que definen como un “decálogo refundacional.

Los diputados del Partido Socialista Mónica Fein y Esteban Paulón fijaron su posición luego de la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso por parte del presidente Javier Milei.

“El presidente dio un discurso sin soluciones inmediatas a la crisis que sufren a diario los argentinos”, señaló Fein. “Dejó en claro también que quiere gobernar desconociendo el rol del Estado y el Congreso, ajustando a los que menos tienen y destruyendo políticas públicas. Circo sin pan”.

Para Paulón, “el presidente no llama al diálogo, convoca a la firma sin condiciones a su decálogo refundacional. Él pone las condiciones, define el temario, escribe el documento, selecciona la locación y elige quien firma. Muy plural todo”.

Sobre esto, la presidente del PS destaca además que Milei “convocó a los gobernadores a firmar un pacto, sin consenso y con imposiciones. Es una clara extorsión que atenta contra el federalismo, la producción y el trabajo. El Congreso dará todos los debates, porque el camino es el diálogo y el respeto a la democracia”.

Respecto a la situación de jubiladas y jubilados, el diputado del Socialismo denuncia que “el presidente falta a la verdad: En la ley ómnibus no había ningún cambio a la fórmula, sólo su eliminación, arrojando a las jubiladas y jubilados a una situación de miseria aún peor de la que viven”.

También ambos legisladores rechazaron el cierre de la agencia oficial de noticias Télam.

No me inviten al pacto, porque estoy del otro lado

La diputada nacional de UP reflexiona respecto de los anuncios presidenciales en la apertura de sesiones ordinarias.

Por Ana María Ianni

La expectativa que genera escuchar al presidente se transformó en decepción al cabo de un poco más de 70 minutos. Otra vez asistimos a un discurso lleno de mentiras que intentan justificar las medidas tomadas desde un DNU que, a todas vistas, es ilegal, y que, a través de las dilaciones llevadas a cabo desde las presidencias de las cámaras de Diputados y Senadores, es la herramienta que le permite avanzar en esta tragedia al gobierno.

Ni una palabra dedicada a la producción, ni una propuesta con respecto a lo que hoy nos preocupa como ciudadanos. Nada con respecto a que va a pasar con el Fondo compensador del transporte público, que obliga a los gobernadores a hacer malabares para sostener precios que se puedan pagar; nada del Fondo de incentivo docente, cuyo envío a las provincias corresponde por ley y que de un plumazo eliminaron.

Nada de qué pasará con el régimen de zona fría, ni con los subsidios tarifarios para la producción. Podríamos seguir enumerando todos los temas que estuvieron ausentes de un discurso que se pareció más a una justificación del mesianismo del presidente que a la presentación del gobierno.

Habló de 20 años de tragedia económica sin considerar que su ministro de Economía y su asesor estrella fueron partícipes de un gobierno que nos puso al borde del abismo, y utilizó la nomenclatura de la dictadura militar para referirse a los movimientos sociales llamándolos “organizaciones de izquierda”.

Y después de reiterar el concepto de que “su gestión está salvando al país para alejarnos de una hiperinflación” que solo figura en sus papeles y en su cabeza, nos convoca a un pacto para salvar al país.

Suena, al menos hipócrita, convocar a un pacto diciendo que antes los gobernadores tienen que aceptar aprobar las leyes que su gobierno enviará sin poder discutir los intereses de sus provincias. Además, habla de diálogo, pero pone sobre la mesa 10 puntos imposibles de convalidar. Claro que estamos de acuerdo con el diálogo, siempre y cuando se tenga en cuenta el respeto a las voces de aquellos a los que representamos y no se quiera llevarnos de las narices a firmar un programa de gobierno con el que no podemos estar de acuerdo.

Lamento que el señor presidente se haya perdido la oportunidad de empatizar con la situación de aquellos que, a partir de las medidas tomadas por su gobierno, hoy se ven ante la disyuntiva de tener que saltar el molinete para poder viajar e ir al trabajo, o con aquellos que, ante el aumento de precio de los medicamentos tienen que elegir qué medicamento tomar y cuál no, o con los miles de trabajadores que se están quedando en la calle por la desfinanciación de la obra pública, pero nada de eso ocurrió.

Y si el camino es el abandono de la educación, de la salud, el avance en la privatización de las jubilaciones, en la entrega de las empresas públicas, no me inviten al pacto, porque estoy del otro lado.

Parafraseando a Silvio Rodríguez en El Necio, me gustaría avisarle que no me vengan a convidar a arrepentirme porque nuestro pacto es con el pueblo.

¿Libertad? Sí, pero ¿para quién o quiénes?

Por ocuparse de las fuerzas del cielo, el presidente Javier Milei, olvida gobernar este rincón de la tierra llamado Argentina.

Por Gisela Marziotta

Tras el discurso de este 1 de marzo, queda claro que para el presidente, la única libertad que importa es la del mercado y la de los grandes capitales financieros. Mientras tanto, el pueblo está cada vez más prisionero de este programa económico hambreador.

La casta era el pueblo. La casta eran los trabajadores y estudiantes. La casta eran los jubilados. La casta eran los científicos y artistas. Vi a Milei completamente ensimismado en su mundo de fantasías. Basta de mundos paralelos, porque en la realidad, la gente está sufriendo.

Por ocuparse de las fuerzas del cielo, el presidente Javier Milei, olvida gobernar este rincón de la tierra llamado Argentina. Basta de personajes imaginarios y gestas de ciencia ficción. Necesitamos que deje de expulsar argentinos a la pobreza e incertidumbre. La única verdad es la realidad.

Gisela Marziotta es diputada nacional CABA por Unión por la Patria (UP)

Voces de todos los colores tras el inicio de ordinarias

El discurso presidencial dejó mucha tela para cortar entre los legisladores nacionales.

La socialista Mónica Fein consideró que “el presidente dio un discurso sin soluciones inmediatas a la crisis que sufren a diario los argentinos. Dejó en claro también que quiere gobernar desconociendo el rol del Estado y el Congreso, ajustando a los que menos tienen y destruyendo políticas públicas. Circo sin pan”.

Su compañera de bancada Margarita Stolbizer expresó: “Fácil y cínico a la vez hablar de recorte de gastos y reducción de cargos mientras se nombran parientes y amigos y se desprecian carreras y méritos”.

“Bueno acá corto. Pese a todo está claro que el presidente reculó y hoy propone diálogo y acuerdo. Vamos por ahí”, aceptó la diputada de Hacemos Coalición Federal.

“El presidente hoy ofrece el camino del diálogo y dejar la confrontación. Enhorabuena. Sólo hago una observación: el diálogo implica estar abierto a la opinión del otro. Nadie puede sentirse dueño de la verdad si lo que se busca es sacar el país adelante. A trabajar mucho”, expresó por su parte la radical Karina Banfi.

El legislador porteño de la Coalición Cívica Facundo Del Gaiso tuiteó: “Acto de apertura con estética kirchnerista, palcos llenos de militantes, televisión mostrando a funcionarios oficialistas solamente, muchas veces Santiago Caputo riendo, la verdad es lo que él dice, el que no está de acuerdo es traidor y ‘no es argentino de bien’”.

Por su parte, Martín Tetaz expresó: “El presidente dice que hubo más motosierra que licuadora, pero el 90% del superávit fiscal de enero se explica por el derrumbe de las jubilaciones, los salarios y las transferencias reales. Hasta ahora es 90% licuadora y 10% motosierra”.

Desde Unión por la Patria, Leopoldo Moreau señaló que “mientras Milei hablaba en el recinto las prepagas aumentaban un 23 por ciento, los trenes de larga distancia un 65 % , los colegios privados un 45 %, los taxis de CABA un 30 %, las tarifas de electricidad de un 65 a un 150 %, los alquileres con contrato vigente un 165 % y los combustibles un 4,40 por ciento. Esta es la realidad”.

A su vez, el diputado de UP Eduardo Toniolli señaló: “El presidente hizo un buen resumen de sus tres meses de gobierno: bravuconadas, humo, polarización, continuidad de los tópicos de la campaña electoral, sobreideologización y ni un solo anuncio en beneficio de los que trabajan, los que producen, los jubilados, las pymes, la industria, las economías regionales”.

“La llamada al ‘diálogo’ no es más que una extorsión a los gobernadores para que  firmen un pacto de diez puntos que puede resumirse en dos: primarización y extranjerización”, agregó el santafesino, que concluyó: “Milei no aprendió la lección de enero: la Ley Ómnibus no cayó solamente por la impericia de su bloque y de sus funcionarios (que la hubo), cayó porque no se puede gobernar -ni legislar- contra los intereses del 90% de los argentinos”.

Por su lado, la diputada Laura Rodríguez Machado definió al discurso presidencial como “un claro y desgarrador análisis de la herencia que nos dejó el kirchnerismo. Sin rodeos, expuso los números de un país en el que 6 de cada 10 argentinos se encuentran por debajo de la línea de la pobreza”.

La legisladora cordobesa destacó: “La claridad del presidente para dejar al descubierto la corrupción encarnada por el populismo, cuando dijo que, en cada permiso, en cada regulación y en cada operación hubo una coima para el político de turno”.

Aval radical a la propuesta presidencial

“En la mayoría de las reformas planteadas no solo estamos de acuerdo sino que muchas ya habían sido presentadas en el Congreso”, advirtió Rodrigo de Loredo.

El presidente del bloque radical de la Cámara baja, Rodrigo de Loredo celebró como “una gran noticia” el impulso de un pacto con los gobernadores para avanzar en “reformas que den previsibilidad en el tiempo, reglas claras y generaran confianza en los inversores”.

“Necesitamos que las reformas se sucedan, por eso es un paso trascendental la convocatoria”, destacó el diputado cordobés.

“Como sugerencia, no puede haber un pacto constitutivo de un proceso de cambios en Argentina si no involucra la educación. Sería fundamental incorporarlo ya que también es de naturaleza estructural de los problemas argentinos”, estimó De Loredo.

Agregó el legislador radical que “en la mayoría de las reformas planteadas no solo estamos de acuerdo sino que muchas ya habían sido presentadas en el Congreso: caso de la democratización de los sindicatos, ficha limpia, eliminación de jubilaciones de privilegio, ajuste en los asesores políticos, entre otras”.

“Esperamos que mayo y en nuestra querida Córdoba sea el punto de partida de una nueva construcción”, cerró De Loredo.

Fuertes críticas a la “casta”, arenga libertaria, pasajes bíblicos y el llamado a un acuerdo ya diseñado: así se vivió el discurso de Milei

El presidente inauguró por primera vez este viernes un período de sesiones ordinarias. La oposición lo escuchó todo el tiempo, sin desmanes. Solamente un legislador le dio la espalda. La izquierda colocó más carteles que de costumbre y los invitados no se guardaron nada contra los legisladores. 

Por Melisa Jofré

Con fuertes críticas contra la “casta”, postulados anti-Estado, pasajes bíblicos y palabras celebradas por sus seguidores desde los palcos, el presidente Javier Milei inauguró por primera vez este viernes un período de sesiones ordinarias. El “Pacto de Mayo”, basado en 10 ideas ya diseñadas, fue la “sorpresa” que se anticipó tendría su mensaje: un llamado de acuerdo a gobernadores, expresidentes y líderes de partidos políticos, pero condicionado a la aprobación del proyecto de ley de Bases y un paquete fiscal. 

Las caras serias y el silencio reinaron durante la primera parte de la exposición del mandatario, en un recinto que estuvo lleno. A medida que avanzaba el discurso, las respuestas comenzaron a aparecer, pero sin desmanes o alguien que se retirara. Tampoco nadie tosió a modo de chicana. Hubo molestias sí ante algunos gritos de militantes libertarios. Y un diputado de Unión por la Patria que le dio la espalda: Mario “Paco” Manrique, líder de SMATA. Más allá de eso, toda la oposición se mantuvo de principio a fin escuchando a Milei. No sin verse caras de todo tipo, risas entre colegas y bostezos durante los 73 minutos que duró la exposición. En el final, con la mímica de quien se refiere a un loco, la senadora fueguina Cristina López se agarraba la frente. No fue la única. 

En su afán de querer romper costumbres, y además buscar imitar el estilo norteamericano, el líder libertario estrenó dos cambios en la apertura de sesiones: el horario del prime time televisivo en el cual dio un discurso que habitualmente tiene lugar al mediodía; y la posición que adoptó dentro del recinto, parado detrás de un atril, colocado por debajo del estrado donde se sientan las autoridades, lugar que siempre ocuparon los mandatarios para la ocasión. Pero, además, asistió con la banda y el bastón, algo que tampoco hicieron sus antecesores. 

Esa ubicación le dio a Milei la posibilidad de estar más cerca de los legisladores, a quienes en estos casi tres meses que lleva de gestión ha descalificado en varias oportunidades. Ha acusado a diputados -sin nombres o pruebas- de “buscar coimas”, los llamó “delincuentes” y “nido de ratas”, y marcó como “traidores” con nombre y apellido a quienes se opusieron a incisos de su proyecto de ley ómnibus. Algo que mencionó teniendo a muy corta distancia a Carolina Píparo, quien en ese momento hacía el gesto “no” con su cabeza. La excandidata a gobernadora bonaerense por La Libertad Avanza estaba a su derecha, al lado de Lilia Lemoine. Mientras que a su izquierda estaban cerca de él los jefes de los bloques de Unión por la Patria en el Senado, José Mayans y Juliana Di Tullio, quien le clavó la mirada en todo momento.  

El jefe de Estado volvió a la Cámara baja, donde estuvo el día de asunción, pero en esa oportunidad eligió dar su mensaje en las escalinatas del Palacio, frente a sus militantes. Seguidores que de la misma manera este viernes fueron a hacerle el “aguante” en las afueras. Sin embargo, también se escucharon las cacerolas de manifestantes en contra de las medidas de ajuste tomadas hasta ahora.

Milei le había pedido especialmente a la vicepresidenta Victoria Villarruel que José Luis Espert, “el profe”, como le dice, integrara una de las comitivas que lo recibieron en su llegada. Desde temprano, el economista fue el primero en arribar a la Asamblea. 

El mandatario se dirigió por primera vez ante el Poder Legislativo, donde su fuerza tiene -entre ambas cámaras- apenas un 15% de representación. Pero en su mensaje fue aplaudido, casi en todas sus propuestas, también por los aliados del Pro. Silvia Lospennato gritó eufórica cuando anunció el proyecto de “ficha limpia”, mientras que Hernán Lombardi festejó el cierre de la agencia Télam. Los integrantes de la bancada macrista fueron también quienes, junto a los legisladores libertarios, se acercaron a saludar al Gabinete, que tuvo como única ausente a la canciller Diana Mondino por el casamiento de su hijo. 

Una docena de gobernadores asistieron a escuchar al presidente. El último en llegar fue Ignacio “Nacho” Torres, de Chubut, con quien el Gobierno nacional protagoniza una batalla por los fondos coparticipables. Estuvieron además Axel Kicillof (Buenos Aires), que recibió algunos gritos de militantes; Martín Llaryora (Córdoba), con quien en el final todos comentaban sobre la convocatoria del próximo 25 de mayo; Maximiliano Pullaro (Santa Fe), quien más habló con legisladores; Sergio Ziliotto (La Pampa), Claudio Poggi (San Luis), Marcelo Orrego (San Juan), Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Sáenz (Salta), Hugo Passalacqua (Misiones), Carlos Sadir (Jujuy), Rogelio Frigerio (Entre Ríos) y el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, que muchas veces era el único que aplaudía en ese sector. 

“Ofende el silencio de aquellos que se dicen republicanos”, fue la frase que repitió Milei para cuestionar al exgobernador de Jujuy Gerardo Morales por los hombres que estuvieron detenidos por publicar en las redes sociales contra su esposa. Los radicales Pedro Galimberti y Natalia Sarapura le respondieron desde sus bancas. Otro momento de bullicio se produjo cuando el presidente defendió la derogación de la Ley de Alquileres. 

“Dejá de vivir de mamá”, se escuchó desde los palcos cuando con nombre y apellido Milei mencionó a Máximo Kirchner, al calificarlo como “jinete del fracaso”  junto a Sergio Massa, Pablo Moyano y Juan Grabois. Los gritos de los militantes fueron varios, entre ellos “la casta no aplaude”. A una de las chicanas, Myriam Bregman contestó: “El decorado se calla”. 

El Frente de Izquierda hizo lo suyo con sus clásicos carteles, que esta vez fueron muchos más. Primero los pegaron en sus bancas, después en la pared, y cuando Milei entró los levantaron, al ponerse de pie. Romina Del Plá, a cada tema que mencionaba el presidente, respondía con uno. ¿Las inscripciones?: “Con Milei la casta tiene empleo y mucha plata”; “Milei, tu déficit cero es con el hambre de los jubilados”; “Estafa electoral, la casta festeja, ajustar al pueblo”; “Plata para educación no para deuda”; “Milei quiere que cierren las universidades, presupuesto ya”; “El protocolo no alcanza para callar a millones”; “Nos recortas el salario docente para pagarle al FMI”; “Aborto clandestino nunca más”; “Quitarle el pan a los comedores es inhumano”.

 

Entre el look de diputadas y senadoras predominó el rojo, el azul y el verde. Completamente de rosa estuvo Villarruel, al igual que Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad. Toda de violeta, el color que identifica a La Libertad Avanza, lució una radical: la senadora Carolina Losada. Por su parte, con los colores de la bandera LGBT, pero en un abanico, el diputado santafesino socialista Esteban Paulon se ventiló dentro del recinto. 

A la Asamblea Legislativa asistieron los cuatro jueces de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti; el procurador interino, Eduardo Casal; representantes de las Fuerzas Armadas; el expresidente Adolfo Rodríguez Saá; Zulemita y “Lule” Menem; funcionarios, entre otros. 

 

El discurso completo y textual de Javier Milei ante la Asamblea Legislativa

Ante la Asamblea Legislativa, el presidente hizo un repaso de la herencia recibida, detalló las medidas implementadas hasta el momento, anticipó cuáles serán los próximos pasos a seguir en materia legislativa y convocó a los gobernadores a firmar el Pacto del 25 de Mayo.

Diputados y senadores del Congreso de la nación, gobernadores, ministros de la Corte Suprema de Justicia, Embajadores y quienes nos acompañan hoy en este recinto, nos reunimos aquí como marca la Constitución nacional para comunicar el estado de nuestra nación a todo el pueblo argentino que nos está mirando a lo largo y a lo ancho de todo el país. En el día de hoy se cumplen exactamente 82 días desde que asumimos el desafío de conducir la nación en lo que es posiblemente el momento económico más crítico de su historia. Luego de más de 100 años de insistir con un modelo empobrecedor y habiendo olvidado casi por completo las ideas que hicieron grande en nuestro país, los últimos 20 años han sido particularmente un desastre económico, una orgía de gasto público, emisión descontrolada que tuvo como resultado la peor herencia que ningún gobierno en la historia Argentina haya recibido jamás. De hecho los déficits gemelos que heredamos alcanzaron los 17 puntos porcentuales del PBI, muchos de los datos económicos de la herencia que recibimos son públicos desde el día 1 en que tomamos el mando del país: cinco puntos de producto de déficit fiscal en el tesoro y 10 puntos de déficit fiscal generado por el Banco Central, sumando un total de 15 puntos de déficit consolidado; una deuda descomunal con importadores y organismos multilaterales de crédito que nos dejaban al borde del default; reservas netas negativas en el Banco Central por 11,200 millones de dólares; precios de energía y transporte reprimidos en algunos casos hasta un quinto de su valor real y el dólar con una brecha del 200% entre el oficial y el Paralelo; una emisión desenfrenada en los últimos años de gobierno por 13 puntos del PBI, sumados a los más de 15 puntos del PBI que se habían emitido. Durante los primeros tres años de gobierno a su vez durante la primera semana de diciembre la inflación minorista corría un ritmo del 3700 por ciento anual durante la segunda se aceleró al 7500% anual. Mientras que para aquellos que consideran que estos números son una fantasía la inflación del 52% mensual en mayorista implicaba una inflación anual del 17,000%.

Números que cuadraban de modo perfecto con el sobrante monetario y el potencial de emisión derivado de los pasivos remunerados del BCRA. Entiendo que algunos políticos suman con dificultad, salvo que se trate de la propia. Por lo que pedirles que computen una función de crecimiento geométrico es un oxímoron para aquellos que no la han visto, no la ven y no la verán.

Nada de todo esto es nuevo. Sin embargo el desastre no termina ahí, en la medida que auditamos la administración pública nacional y se van metalizando algunos síntomas rezagados del caos económicos que nos dejaron, vamos conociendo en mayor profundidad el tamaño de la crisis que heredamos. Una crisis que está presente en todas las dimensiones de la vida de la sociedad. Tal vez el indicador más descarnado de la herencia que hemos recibido lo conocimos recientemente al haberse hecho público el dato de que cerca el 60% de los argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Sin embargo para algunos pareciera que la pobreza apareció de un día para el otro. Les comento que el salario real resulta de la productividad marginal del trabajo y que la misma viene dada por la acumulación del capital. Por eso la tan mentada frase de combatiendo al capital atenta contra la inversión, reduce el stock de capital por habitante y como consecuencia de ellos los salarios reales. Esta locura la que nos ha llevado el populismo ha hecho que el salario promedio en dólares al tipo de cambio paralelo -porque el precio es al que hay-  sea de $300 cuando la década de los 90 había llegado a los 1800 dólares, en moneda de hoy serían $3000. Esto es el populismo nos quitó el 90% de nuestros ingresos, llegando a un nivel de locura tal donde un tercio de los trabajadores formales son pobres.

Esto es un dato desgarrador que revela crudamente la brutalidad de la herencia que hemos recibido y los estragos que ha producido el famoso modelo del estado presente. De ser el país más rico del mundo cuando abrazamos las idead de la libertad a ser un país donde seis de cada diez argentinos son pobres, mientras la mayoría de los políticos como muchos de ustedes son ricos. A esta tragedia de la pobreza que se ha multiplicado por 10 en los últimos 50 años se le suman como problemas adicionales deudas sociales y problemas profundos en todas las dimensiones de la vida argentina. Una sociedad con cifras récord de indigencia y que al mismo tiempo nunca en su historia repartió tanta asistencia social como ahora. Donde buena parte es asistencia funciona como botín de guerra para organizaciones de izquierda que le roban la plata a quienes dicen defender y atenta contra aquellos que la producen.

Una sociedad con un mercado laboral donde el sector privado formal se encuentra congelado, que producto de la rigidez y sus altos costos laborales hace 12 años no produce un solo puesto de trabajo nuevo, mientras el empleo público y el trabajo informal son lo único que crecen. Y como si fuera poco un sistema previsional quebrado que cuenta cada día en menos ingresos en proporción a sus gastos y que en los últimos 10 años incorporó casi cuatro millones de beneficiarios sin aportes a través de moratorias que son una afrenta moral para todos aquellos que durante toda su vida cumplieron con su responsabilidad. Los jubilados, víctimas de esta herencia continúa atados a una fórmula que quisimos cambiar porque pulveriza sus ingresos en un régimen de alta inflación a causa del gobierno pasado, y que si no fuera por la recomposición discrecional de los bonos que estamos llevando adelante hubiera redundado en una pérdida de hasta 40% de su poder adquisitivo. De hecho el uso recurrente de bonos compensatorios es una clara muestra de lo mal diseñada que está la fórmula y que la misma requiere ser modificada de manera urgente de modo tal que los jubilados no sean víctimas de los desaguisados de la política.

En materia de seguridad nos encontramos con una sociedad abandonada a su suerte, ciudades enteras reales del narcotráfico, las calles tomadas por el cabo y el desorden. Ambos generados por las organizaciones de izquierda en su afán de extorsionar constantemente a los distintos gobiernos, un caos que la política alimentó durante los últimos 20 años para beneficio propio. Frente a ellos una fuerzas de seguridad maltratadas y pisoteadas por los gobiernos anteriores que los ataron de manos y les impidieron cumplir con su trabajo, poniéndose del lado de los delincuentes. Ejemplificado en el absurdo de soltar presos durante la pandemia.

En lo que respecta a la educación una crisis que ya arrastra décadas que es cada vez más profunda y que ha redundado en que hoy la mitad de los chicos de tercer grado no entiende que leen en Argentina y el 70% no puede resolver un problema de matemática básica. Esta es la realidad actual del país con más premios Nobel de la región, que supo ser en su pasado un faro de calidad educativa. El analfabetismo incipiente es a nuestra educación lo que la inflación es a nuestra economía. En el plano de la educación superior la creación de universidades se ha convertido en un negocio más de la política y en los profesorados e institutos de formación docente proliferan currículas educativas de izquierda, abiertamente anticapitalistas y antiliberales en un país en el cual lo que se necesita en más capitalismo y más libertad.

En materia de salud un sistema empujado hacia una crisis de desabastecimiento causada por la política comercial irresponsable del gobierno anterior que dejó a médicos pacientes y familias sin stock de insumos médicos de todo tipo y en particular de medicamentos especiales como los oncológicos. Todo esto en el medio de la farsa el estado te cuida durante la pandemia, donde si hubiéramos hecho las cosas como un país mediocre hubiéramos tenido 30.000 muertos de verdad, mientras que tuvimos 130,000 con el dolor enorme que eso significa.

Nos vendieron la idea de que el Estado trabaja como un seguro, pero en la vida real, cuando el siniestro ocurre, defaultea. En términos técnicos, eso ocurre cuando se roban la prima, tal como se puede inferir de un Estado que todo lo hace muy mal.

En el plano de la Defensa heredamos un ejército desfinanciado y hasta desprestigiado por el propio Estado, sin los recursos ni la preparación para hacer frente a los desafíos de un mundo en constante cambio y cada vez más alejado de la Paz. Como si fuera poco, esta debacle nacional nos está llevando cada vez más a la irrelevancia en el concierto de las naciones; volviéndonos incapaces de proteger nuestro propio territorio y obligándolos a arrastrarnos ante los países más cuestionados del mundo.

Esta es la realidad que nos dejaron a nosotros que somos por derecho e historia uno de los países más importantes del mundo. Un país que hace 120 años tenía uno de los tres PBI per cápita más alto del mundo y recibía inmigrante de todos los confines del planeta. Detrás de todos estos males nos encontramos con un Estado nacional inoperante, quebrado y que no puede ni siquiera cumplir con sus funciones básicas. Un Estado que hace todo y todo lo hace mal, generando perjuicio en cada aspecto de la vida social en que se entromete. Tal como señalara Milton Friedman, nada bueno del estado se puede esperar. Según el padre el monetarismo existen cuatro formas de gastar. Uno puede gastar el dinero propio en uno o en terceros, mientras que lo mismo se puede hacer con el dinero de otros. Así la mejor manera de gastar es el dinero propio en uno mismo, ya que uno sabe lo que quiere y cuánto le costó ganarlo. Es decir se maximiza el beneficio. Por otra parte, cuando se gasta el dinero propio en otras personas se minimiza el costo, mientras que cuando se gasta el dinero de otros en uno mismo se cae en el despilfarro. Por ende, esto se deriva que no hay forma peor de gastar que gastar el dinero de otros en otros. Justamente lo que hace el Estado. Es por ello que a mayor Estado presente, mayor despilfarro y menor bienestar para los argentinos de bien.

El informe de situación de las 114 dependencias de la Administración Pública Nacional realizado por la SIGEN y la Secretaría de Transformación del Estado ha arrojado información alarmante, entre las que destaca una deuda consolidada de cerca de 3.000 millones de dólares en bienes y servicios impagos. Un Estado que no solo no controla sino que lo que controla, lo controla mal. Diseñado no para cumplir sus funciones básicas, sino para generar un kiosco en cada lugar donde sea posible para beneficio del burócrata de turno.

Tal vez el caso de los seguros que hemos visto recientemente los medios sea el mejor ejemplo de esto. Un sistema diseñado para generar un intermediario entre los distintos organismos del Estado de manera de poder cobrar retornos de cada operación. Un sistema corrupto que ha generado cientos de millones de dólares de retorno que terminaron en los bolsillos de los políticos. Es esa tal vez la mejor definición que podemos dar de la situación en la que hemos encontrado el estado: una organización criminal, diseñada para que en cada permiso, en cada regulación, en cada trámite y en cada operación haya una coima para el político de turno.

Este esquema putrefacto está extendido a todos los poderes del Estado: tanto el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial; y en todos sus niveles, nacional, provincial y municipal. Sustentados por medio de comunicación que viven de la pauta oficial y formadores de opinión ensobrados que miran para el otro lado o que eligen cuidadosamente a quien acusar y a quién no. Sustentado también por empresarios prebendarios que apoyan este modelo porque el retorno de pagar una coima es más tentador que el desafío de competir en el mercado. También por sindicalistas que entregan a sus trabajadores, engañándolos con supuestos beneficios mientras promueven un régimen laboral que solo los beneficia a ellos. Es decir un sistema en absoluta bancarrota moral e intrínsecamente injusto. Un sistema que solo puede generar pobres y a costa de ellos produce una casta privilegiada que vive como si fueran Monarcas, que llega absurdos obscenos de impunidad como por ejemplo el que vivimos esta semana cuando nos enteramos de que un ex gobernador metió tras las rejas sin debido proceso a un ciudadano por 50 días, meramente por el crimen de hablar mal de la corona en un chat privado. Ofende el silencio de aquellos que se dicen republicanos

Por si no se escuchó por los aplausos: ofende el silencio de aquellos que se dicen republicanos.

Tras haber visto con mis propios ojos y en detalle la vulgaridad del despilfarro con el que la política se acostumbró a vivir, ratifico una vez más que no se trata de impericia. Que un sistema que haga tanto daño a tanta gente no es casualidad el desastre en lo que nos han sumergido. Se trata de un esquema consciente y planificado se trata de lo que yo llamo el modelo de la casta. Es que hay una relación íntima entre los privilegios de la política y el malestar del común de los argentinos. Es precisamente el modelo económico del Estado presente, un régimen de gasto público alto, déficit fiscal, deuda y emisión monetaria. El sistema del que la casta política se sirve para expropiar riqueza de los argentinos de bien y dárselos a sus clientes y amigos. En este sistema, lo que está en la base del deterioro es generalizado en los últimos 100 años, la construcción de una fachada, un negocio amparado en la mentira. Este es el lamentable estado material y espiritual de nuestra Nación.

Hace muchos años que denunciamos este modelo ante la sociedad. Y hace poco más de tres meses, después de 100 años de paulatina decadencia y más de una década de caída libre a la miseria, una mayoría silenciosa levantó la voz. Esa mayoría silenciosa que se compone de los que trabajan, de los que producen, de los peones rurales que se levantan a las cuatro de la mañana, del que atiende un negocio, del cuentapropista, del trabajador informal, del joven que no encuentra trabajo y de las amas de casas que tienen la enorme tarea de educar a nuestras generaciones futuras.

Una mayoría silenciosa de aquellos ciudadanos argentinos desprotegidos, que no los invitaron a sentarse en la mesa del poder, en la que siempre se definió el rumbo del país. Esa Argentina despertó, asistió a las urnas y puso en la Presidencia a un hombre recién llegado a la vida política, que conduce una fuerza política nueva, que puede no tener mayorías parlamentarias, ni intendentes, ni gobernadores, pero que sabe lo que tiene que hacer, sabe cómo hacerlo y tiene la convicción para hacerlo.

Un Presidente que puede no tener el poder de la política, pero que tiene el poder de la convicción y el apoyo de los millones de argentinos que quieren un cambio de verdad. Porque como dicen las sagradas escrituras en el libro de Macabeos y que se conmemora en la fiesta de janucá: la victoria en la guerra no depende de la cantidad de soldados sino de las fuerzas que vienen del cielo.

Hace 35 años en su primer discurso acerca del estado de la nación el presidente Carlos Saúl Menem dijo que el coraje de un pueblo no se comprueba únicamente en el campo de batalla o al enfrentar desgracias sino que también se comprueba por la cantidad de verdades que es capaz de soportar.

Él le hablaba al pueblo argentino en un contexto con algunas similitudes económicas al contexto actual, que lo instaban a tomar decisiones difíciles similares a las que me toca tomar a mí hoy. Durante la campaña electoral le hablamos al pueblo argentino con la verdad por primera vez en décadas y el pueblo lo comprendió, lo aceptó y nos eligió. A pesar de que había otros candidatos que prometían las mismas soluciones de siempre, repitiendo el mismo discurso conciliador y engañoso de siempre, por primera vez en mucho tiempo la sociedad eligió al candidato que prefería decir una verdad incómoda que una mentira confortable. Nosotros le planteamos a la sociedad que la única forma de evitar una catástrofe económica peor sería con un ajuste del gasto público brutal y rápido. Le planteamos a la sociedad también que la corrección de los precios reprimidos y la inflación rezagada producto de la emisión monetaria generarían meses de inflación muy alta y también que sanear la economía destrozada que heredábamos implicaría sacrificio y dolor y tardaríamos en salir del pozo. Firmamos un contrato electoral de esfuerzo y sacrificio porque 100 años de decadencia no se dan vuelta de un día para el otro.

Pero al mismo tiempo, asumimos un compromiso con los argentinos de que el esfuerzo iba a valer la pena, porque hacerlo nos iba a permitir cumplir dos objetivos: primero nos permitiría terminar con la inflación para siempre y avanzar en las reformas estructurales para que la Argentina vuelva a ser un país próspero y pujante; segundo, nos permitiría terminar con el régimen de apartheid político que hay en la Argentina desde hace décadas. Un régimen en que los políticos y sus amigos son ciudadanos de primera y los argentinos de bien son ciudadanos de segunda.

Por eso, por el mandato de cambio que nos dio la gente y con el aval de haber dicho la verdad y nada más que la verdad en campaña, durante nuestros primeros 82 días en funciones hemos llevado adelante el programa de gobierno más ambicioso del cual se tenga memoria. En el plano económico, comenzamos por destruir el huevo de la serpiente: el déficit fiscal. Hemos avanzado en la reducción del gasto público más profunda de nuestra historia, haciendo un recorte de cinco puntos del PBI en tan solo un mes redujimos el gasto primario del Estado Nacional en 40% en términos reales, donde dicho resultado surgió de eliminar la obra pública, reducir el 98% de las transferencias a las provincias, reducir los ministerios a la mitad, echar empleados públicos fantasmas, eliminar planes sociales a personas que no lo necesitaban, terminar con los intermediarios de la pobreza y reducir al mínimo la flota de autos, asesores y teléfonos celulares. Es decir, si bien ha habido licuación, ha habido mucho más de motosierra, todo para la política

En definitiva es un ajuste que ha sido realizado mayormente sobre el sector público nacional y no como se hizo siempre aumentando impuestos y cargando todo el peso sobre el sector privado. Como ya no se habrán escuchado decir en los últimos 123 años la Argentina tuvo déficit fiscal en 112 de ellos. El déficit fiscal y la lucha contra la alta presión fiscal son para nosotros la madre de todas las batallas, son la causa de la pobreza y del estancamiento de los últimos 100 años. Luego de décadas de gobierno que despilfarraron el dinero de los pagadores de impuestos, la Argentina vuelve a contar con un gobierno que va a cuidar cada uno de los pesos que con trabajo y sudor los argentinos pagan. Segundo: evitamos el default con el FMI y otros organismos multilaterales en el que íbamos a caer a 11 días de haber asumido. Tercero: cortamos con la emisión monetaria que es la única y probada causa de la inflación. Y a través de un ambicioso programa financiero avanzamos con el saneamiento del balance del Banco Central. De hecho, desde que llegamos al gobierno hemos comprado en el mercado cerca de 9 mil millones de dólares, donde pese a esta emisión, la ejecución de puts contra el BCRA y el pago de intereses a los pasivos remunerados, la contracción por BOPREAL y por el ajuste fiscal, ha logrado mantener la base monetaria constante. Esto es, para la misma base monetaria en pesos, hoy tenemos 9.000 millones de reservas adicionales que cubren más del 90% de la misma. No solo eso, la base monetaria que durante el siglo XXI se ha ubicado en torno al 9% del PBI,  hoy solo representa el 3%, mientras que si consideran la versión amplia algo sólo factible en una crisis de confianza furiosa, la misma está en línea con el promedio histórico. Por ello, en el último mes se ha desplomado el precio del dólar paralelo, la brecha con el dólar de importación corregido por impuesto País ha desaparecido y los futuros del dólar se han alineado con las pautas establecidas por el BCRA, en un contexto en el cual el precio de los bonos sube, el riesgo país baja y las acciones vuelan por las nubes, pese a los intentos de algunos degenerados Fiscales por sabotear el futuro de los argentinos de bien.

Por lo tanto en este contexto, pese a que aún quedan algunos meses de alta inflación, la misma seguirá cayendo fuertemente y la salida del cepo estará cada vez más cerca. Cuarto: hemos podido resolver el problema de la deuda de los importadores, que era una espada de Damocles de 42 mil millones de dólares que colgaba sobre la cabeza de todos los argentinos. Como consecuencia de todas estas medidas económicas, llegamos al superávit tanto primario como financiero en nuestro primer mes de gobierno, lo cual constituye un récord global en la historia del capitalismo moderno. Y como si fuera poco hemos tomado todas estas medidas únicamente con los resortes del Poder Ejecutivo sin apoyo de ningún tipo del resto del arco político salvo honrosas excepciones.

Pero nuestro trabajo no se limita únicamente a lo económico. En seguridad hemos inaugurado una nueva doctrina del orden público que nadie se animó a implementar, a pesar de que era inequívocamente el único camino correcto. En primer lugar, empezamos a hacer cumplir la ley sin excepciones. Por eso liberamos la calle del flagelo de los paros constantes a través de nuestro protocolo de orden público. En todas y cada una de las manifestaciones que se convocaron en estos casi tres meses de gobierno y que comenzaron inmediatamente apenas asumimos, rompiendo un récord en la historia democrática, en todas ellas mantuvimos el orden y evitamos el corte indiscriminado de calles mediante un despliegue controlado de las fuerzas de seguridad.

Además, estamos intimando a las organizaciones que convocan a manifestarse para que se hagan cargo del costo de los operativos policiales. Segundo, cuidamos a las víctimas y a quienes nos cuidan. Se terminó con nosotros la cultura vil del despreciar a las fuerzas del orden y a las víctimas del delito y el enaltecer a los delincuentes. Por eso, estamos impulsando una ampliación del marco de legítima defensa y de cumplimiento del deber, para que no termine entre las rejas los ciudadanos que se protegen a sí mismos o los policías que protegen a los ciudadanos, mientras los delincuentes pasean libres por nuestras calles.

Tercero: somos inclementes en el combate contra el crimen organizado. Por eso a través del Operativo Bandera desplegamos efectivos nuevos de las fuerzas federales en Rosario. Y gracias al trabajo de prevención se logró disminuir en estos dos meses casi un 60% el homicidio doloso en la vía pública en las zonas controladas por las fuerzas federales. Por eso, también creamos un sistema de gestión especial para presos de alto riesgo de nuestro sistema penitenciario. De ahora en más estarán controlados por un grupo de élite para evitar que sigan cometiendo delitos desde el encierro, práctica que lamentablemente se volvió moneda corriente en el último tiempo.

Respecto a la asistencia social, nos comprometimos a terminar de una vez y para siempre con el negocio de los gerentes de la pobreza, que usan la intermediación de planes como mecanismo recaudatorio y como recurso extorsivo para manipular a los que menos tienen. Por eso llevamos adelante un proceso de auditoría de los planes sociales que arrojó, como sospechábamos, que al menos 52.000 planes Potenciar Trabajo estaban asignados de forma indebida a beneficiarios que no cumplían las condiciones. Planeros VIP que cobraban fraudulentamente sin necesitarlo, muchos de ellos mientras viajaban en avión al exterior, muchos con conexiones espúreas en la política, muchos empleados públicos y cuya eliminación del padrón redundó en un ahorro anual de 43.000 millones de pesos

Por eso también implementamos la línea 134 del Ministerio de Seguridad, que nos ayudó a poner al descubierto el mecanismo perverso que las organizaciones piqueteras usan para llevar gente contra su voluntad a la manifestaciones, bajo amenaza de quitarles el plan. Recibimos cerca de 80.000 llamados que decantaron en más de 1300 denuncias judicializadas y llegamos a descubrir, gracias a este sistema de denuncias, a la cara más oscura de este fenómeno: una banda política en Chaco que explotaba sexualmente a mujeres y arbitraba sus planes sociales.

Estamos terminando con la extorsión de las organizaciones sociales hacia los beneficiarios. Y gracias al protocolo de seguridad, instrumentado por la ministra Patricia Bullrich, estamos terminando también con la extorsión cotidiana que las organizaciones sociales le imponen a la sociedad cada vez que cortan una calle. Siempre lo dijimos: en nuestro gobierno el que corta no cobra.

Pero nosotros tenemos la vocación de proteger lo más posible a las víctimas del sistema empobrecedor que estamos intentando cambiar. Ningún argentino tiene la culpa de que la inoperancia y avaricia de los políticos hayan destruido sus ingresos y menos los más vulnerables. Por eso decidimos terminar con el sistema de intermediación de la asistencia y fortalecer los mecanismos de asistencia directa. En esa línea, hemos duplicado los montos de la Asignación Universal por Hijo, la asignación por embarazo y la tarjeta Alimentar. Hemos también compatibilizado percibir asistencia social con tener un salario de hasta un millón de pesos, para que quienes perciban un plan social puedan reintegrarse, con el tiempo, al mundo del trabajo. También absorbimos funciones que realizaban en forma no auditada sin registro y sin control las organizaciones sociales como es la entrega de alimentos. Ahora sabemos exactamente qué pasa con cada bolso de comida que se reparte.

En materia educativa multiplicamos por cuatro la ayuda escolar para que las familias que se vieron afectadas por aumentos drásticos en este nuevo inicio de clases puedan comprar los útiles y materiales escolares que sus chicos necesitan. Esta medida va a beneficiar a las familias de 7.300.000 chicos, desde nivel inicial hasta el secundario.

En una Argentina donde los chicos no saben leer y escribir, no podemos permitir más que Baradel y sus amigos usen a los estudiantes como rehenes para negociar paritarias con los gobiernos provinciales

Por eso, incluimos en el decreto de necesidad y urgencia a la educación como servicio esencial, lo cual le sacará el arma de la mano a los sindicatos y los obligará a prestar al menos un 70% del servicio educativo durante cualquier huelga.

Siempre dijimos que le pedimos el voto a la gente, no para que nos dé el poder a nosotros, sino para devolvérselo a los argentinos. Esa cruzada empieza por reducir el tamaño del Estado a su mínimo indispensable y purgarlo de privilegios para los políticos y sus amigos. Por eso pasamos de 18 a 8 ministerios y de 106 a 54 secretarías, reduciendo los cargos públicos jerárquicos en más de un 50%. Eso sí es motosierra.

Por eso, también cancelamos la publicidad oficial en medios de comunicación por un año, lo que va a redundar en un ahorro de más de 100 mil millones de pesos, si tomamos como parámetro lo que se gastó el año pasado. Es una inmoralidad que en un país pobre como el nuestro, los gobiernos gasten el dinero de la gente para comprar voluntades de periodistas.

Además, eliminamos agencias de gobierno como el INADI, que además de cumplir el rol de policía del pensamiento, contaba con un presupuesto anual de 2.800 millones de pesos para mantener militantes rentados.

En esta misma línea, vamos a cerrar la agencia Télam que ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista.

Redujimos las transferencias discrecionales a las provincias al mínimo, recursos que históricamente se usaron como moneda de cambio para comprar apoyos políticos. Para que dimensionen de qué se trata: si lo actualizamos al valor de hoy el año pasado el estado nacional gastó 5,4 billones de pesos en transferencia discrecionales a las provincias. Tanto yo como en mis funcionarios, viajamos en vuelos comerciales y no en aviones privados, como están acostumbrados a hacer los políticos que tienen una concepción laxa de Para qué sirve un avión sanitario.

Por eso en los próximos días la Administración Nacional de Aviación civil establecerá un nuevo criterio regulatorio para que ningún político ni familiares de políticos puedan usar aviones privados, salvo para cuestiones estrictamente oficiales.

También desde el primero de marzo ningún funcionario que viaje con un pasaje pagado por un organismo público puede acumular millas para viajes personales, un privilegio sin sentido que grafica la perfección el modelo de la casta.

Terminamos también con el festival de los vehículos oficiales que los usaba cualquiera para cualquier cosa, como si un director de recursos humanos necesitara chofer. Todos los ministerios han cumplido con el mandato de decomisar al menos el 30% de su flota.

También eliminamos las SIRAS y licencias no automáticas para las importaciones, de modo tal que le hemos puesto un punto final a la discrecionalidad y al amiguismo. Ahora el que quiere importar lo puede hacer sin preguntarle a nadie. Se acabó la era de las coimas a cambio de permisos de importación.

Por último, firmamos también un mega decreto de necesidad y urgencia para, por primera vez en tres décadas, devolverle la libertad a los argentinos, en vez de cercenarla. En ese decreto estaban incluidos 366 artículos que eliminan o modifican regulaciones que entorpecían la economía, le complicaban la vida a la gente para proteger algún privilegio o agravaban los problemas que pretendían solucionar. Dentro de estas cosas quiero resaltar: liberamos la elección de las obras sociales para que los trabajadores ya no estén presos del sindicato de su actividad y puedan elegir cuál prestador de servicio prefieren.

Derogamos la nefasta ley de alquileres y pasó exactamente lo que dijimos: la oferta de bienes en el mercado se duplicó de diciembre a febrero y en consecuencia el valor en términos reales de los alquileres bajó. Derogamos también la nefasta ley de abastecimiento, que era una herramienta que los políticos utilizaban para extorsionar a las empresas y prohibimos la potestad de la política de prohibir exportaciones. Modernizamos la legislación laboral para facilitar la contratación del empleo registrado, algo que fue combatido por los sindicatos.

Sin embargo, todos estos logros primerizos representan únicamente la superficie de los grandes cambios que venimos a implementar en la Argentina. Para profundizar en nuestra misión de terminar con los privilegios de la política y sus amigos estamos enviando al Congreso un paquete de leyes anti casta del cual quiero compartir con ustedes alguno de sus componentes.

Eliminaremos las jubilaciones de privilegios para Presidente y Vicepresidente. Obligaremos a los sindicatos a elegir sus autoridades a través de elecciones periódicas, libres y supervisadas por la Justicia Electoral, que limitará los mandatos de esas autoridades a cuatro años y establecerá un tope de una sola reelección posible.

Los convenios colectivos específicos que realizan en asociación libre los trabajadores de una empresa o grupo de empresas primarán sobre los convenios colectivos del sector. Vamos a terminar con esa locura de imponerle a la gente las condiciones laborales que define atrás de un escritorio un señor que no trabaja hace 30 años.

Las personas condenadas por corrupción en segunda instancia no podrán presentarse como candidatos en elecciones nacionales. Además, todo ex funcionario público con condena firme en segunda instancia por delitos de corrupción perderá automáticamente cualquier beneficio que tenga por haber sido funcionario.

Reduciremos drásticamente la cantidad de contratos para asesores de los diputados y senadores de la Nación. Ha sido una práctica común de la política que los representantes del pueblo armen pymes de 30 o 40 asesores cada uno, dilapidando los recursos de los argentinos.

Se descontará la jornada del sueldo a los empleados del Estado que no vayan a trabajar por motivo de paro. Y a su vez, eliminaremos el financiamiento público de los partidos políticos: cada partido tendrá que financiarse con aportes voluntarios de donantes o afiliados propios.

Todos los economistas serios del mundo, salvo algunos perros falderos de la política Argentina, coinciden que financiar el tesoro con dinero emitido por el Banco Central genera inflación. Esto no es opinable: financiar el tesoro con emisión está simplemente mal, técnica y moralmente mal. Esto es así porque genera inflación y porque licúa la capacidad de compra de todos los argentinos ¿y para qué? Para poner plata en la mano de la política que no la usan para otra cosa que su provecho personal. Sin embargo en Argentina lo hemos hecho una y otra vez y como resultado somos uno de los países que más inflación ha tenido en la historia moderna. Con nosotros se acaba: vamos a enviar un proyecto al Congreso para penalizar por ley al Presidente de la Nación, al ministro de Economía, a los funcionarios del Banco Central y a los diputados y senadores que aprueben un presupuesto que contemple financiar déficit fiscal con emisión monetaria, para terminar de una vez por  todas y para siempre con estas prácticas insostenible moralmente y criminal. Y además propondremos que dicho delito esté a la altura de un delito de lesa humanidad de manera tal que sea imprescriptible, para que tarde o temprano paguen el costo de sus acciones.

Estas son solo algunas de las reformas que vamos a implementar. Avanzaremos ya sea a través de proyecto de ley, de decretos o modificando regulaciones, en el proceso de regulación económica más ambiciosa de nuestra historia; porque si no cambiamos este modelo económico de raíz, la Argentina no tiene futuro.

Sin embargo, todas estas medidas que hemos implementado como también los proyectos de reforma que hemos promovido han sido recibidos con recelo y desconfianza por buena parte de la dirigencia política argentina, por no decir con abierto rechazo. Lo que pasó con el capítulo laboral del DNU y con la ley de Bases y Punto de partida para la libertad de los argentinos, que reflejaban algunos de los cambios los que queremos avanzar, demuestra cabalmente este punto. Una ley que tiene como Norte volver a abrazar el modelo de la Libertad inspirados en las ideas de alberdi de la generación del 37 que viene a liberar las fuerzas productivas de los argentinos, a devolver libertades, a terminar con privilegios y negocios de la casta, fue manoseada y rechazada por una parte de la clase política que se resiste a cambiar. Porque no debemos engañarnos hay un sector importante en la vigencia política que no quiere abandonar los privilegios del antiguo régimen. Los vimos en las violentas manifestaciones frente al congreso, en las declaraciones de los sindicalistas que se resisten a entender que la Argentina de los privilegios se terminó, en el accionar de diputados que pidieron el voto apoyando el cambio, pero que pretendieron traicionar su mandato mientras nadie veía. Lo vimos también en la reaparición de los jinetes del fracaso como Sergio Massa, Pablo Moyano, Juan Grabois y Máximo Kirchner. Incluso con la reaparición de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner que ha sido responsable de uno de los peores gobiernos de la historia.

Pero también lo vimos con periodistas, que frente a la decisión de terminar con la pauta oficial han decidido salir a defender sus privilegios de manera descarnada, llegando a caer en delitos de calumnia e injurias y mentir de manera depravada. Lo vimos también en gobernadores a los que sólo les importa asegurarse la caja para poder seguir con la fiesta del gasto público, la pauta oficial, los recitales de artista con alto cachet y dudosa calidad, los aviones privados y tantos otros vicios a los que nos tienen acostumbrados los políticos hace décadas. Evidentemente hay muchos actores del establishment político y económico del país que no quieren dejar atrás la Argentina del fracaso; algunos por miedo al cambio, otros porque son los beneficiarios de este antiguo régimen. Es importante que la sociedad comprenda que fue la resistencia de gran parte de la política a renunciar a sus privilegios lo que boicoteó la ley, como quedó de manifiesto cuando hubo 142 votos rechazando el artículo de la eliminación de los fondos fiduciarios. Durante todo el proceso de negociación para la sanción de la ley se puso en evidencia un sector de la clase política que no entiende el momento histórico, ni para qué nos eligió la gente. Nosotros no vinimos a jugar el juego mediocre de la política, no vinimos a prestarnos al toma y daca de siempre, a emular esos políticos que supeditan sus proyectos al intercambio de favores, cargos y negocios. No vinimos a hacer más de lo mismo. Vinimos a cambiar el país en serio. Por eso, antes que aprobar un proyecto vaciado de contenido preferimos retirarlo. No negociamos el cambio y vamos a cumplir la promesa que le hicimos a la sociedad, con o sin el apoyo de la dirigencia política. Lo haremos con las herramientas que nos puedan brindar o lo haremos únicamente con los resortes legales del Poder Ejecutivo, como venimos haciendo hasta ahora. Porque nosotros cuando nos encontramos con un obstáculo, no vamos a dar marcha atrás, vamos a seguir acelerando.

Ahora, la realidad es que hoy nos encontramos frente a un punto de inflexión. La crisis que hemos caracterizado es mucho más profunda que simplemente material: es una crisis de horizonte porque todo lo que hemos probado los argentinos los últimos 100 años ha fracasado. Ya no quedan opciones: la conclusión lógica es que la única alternativa posible es hacer algo diametralmente distinto o lo que se ha hecho en el pasado. Eso es lo que estamos intentando hacer nosotros: volver a las bases volver a las ideas que hicieron grande a este país. Sin embargo, nos hemos encontrado con una resistencia indeclinable a realizar cualquier cambio. Hemos encontrado una voluntad por construir cualquier reforma. Todo atisbo de cambio que implique un sacrificio para la clase política ha sido rechazado. Algunos porque no lo entienden la gravedad de la situación en la que nos encontramos y se aferran a tradiciones pasadas que solo han producido fracasos y otros que se resisten a perder sus privilegios, sus negocios o su comodidad. Esto nos deja de frente a dos escenarios posibles: el primero es el camino en el que estamos inmersos, el camino de la confrontación, el del conflicto. Ese no es el camino que elegimos y lo hemos demostrado, haciendo el intento de enviar a esta honorable casa un ambicioso proyecto de ley, con la expectativa de que fuera acompañado. Ahora, si bien no elegimos el camino de la confrontación, tampoco le escapamos. Porque sabemos desde el día que decidimos meternos en política quedar esta pelea no iba a ser fácil. Quiero decirles, sin embargo que si eligen el camino la confrontación, se encontrarán con un animal muy distinto al que están acostumbrados. Porque a diferencia de algunos de los que están acá o de quienes nos miran desde su provincia, la política para nosotros no es un fin en sí mismo. No vivimos por la política, no vivimos de la política, no tenemos ambición de poder. Lejos de todo eso, lo único que tenemos es sed de cambio.

Nosotros no tomamos decisiones pensando en nuestra carrera política. Nosotros vinimos enarbolar las banderas de la libertad, con plena conciencia de que íbamos a tener que pagar los costos de la fiesta obscena que muchos de ustedes realizaron. Porque lo que nos mueve a nosotros no es el poder por el poder mismo, sino nuestra causa sagrada: la defensa de la vida, la libertad y la propiedad privada de los argentinos.

No buscamos ni provocamos la confrontación, no queremos discutir el pasado. Venimos a plantear una agenda de futuro, porque como dice el refrán “El Secreto del cambio es concentrar toda tu energía, no en luchar contra los viejos, sino en construir lo nuevo”.

Nosotros venimos a poner nuestra energía en construir lo nuevo, pero quiero decirles a todos los que están acá y a quienes nos están mirando que si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán.

Porque a diferencia de algunos de ustedes, que están pensando en su próxima elección o en sus propios intereses, nosotros solo pensamos en defender la causa de la Libertad, en reconstruir nuestra Nación y en brindarle un futuro de prosperidad a nuestros hijos a cualquier precio.

Sin embargo, la confrontación no es el camino que queremos ni el que elegimos hay otro camino posible, un camino distinto, un camino de paz y no de confrontación; un camino de acuerdo y no de conflicto. Acuerdo sí no el consenso contra el cambio

Debo ser honesto en decirles que no tengo demasiadas esperanzas de que tomen este camino. Creo que la corrupción, la mezquindad y el egoísmo están demasiado extendidos. Pero si bien no tengo demasiadas esperanzas, tampoco las he perdido. Es más, quiero que me demuestren que estoy equivocado, quiero desafiarlos a que demuestren que la política puede ser más que lo que es, que podemos aspirar a ser mejores, que demuestren a que a pesar de nuestras diferencias podemos anteponer los intereses de la nación a los miserables intereses electorales. Por esta razón y con el deseo de estar equivocado en mi desconfianza hacia muchos de ustedes, es que quiero aprovechar esta ocasión para extenderles una invitación. Hoy, en la primera apertura de sesiones de nuestra administración, quiero convocar tanto a gobernadores como expresidentes y líderes de los principales partidos políticos, a que depongamos nuestros intereses personales y nos encontremos el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba para la firma de un nuevo contrato social llamado pacto de mayo: un contrato social que establezca los 10 principios del nuevo orden económico argentino.

De esta manera, espero que podamos dejar atrás las antinomias del pasado, abandonar las recetas del fracaso y volver, tal como hicieron nuestros padres fundadores hace más de 200 años, a abrazar de una vez y para siempre las ideas de la libertad. Ese pacto de mayo tendrá por fin establecer las 10 políticas de Estado que el país necesita para abandonar la senda del fracaso y comenzar a recorrer el camino de la prosperidad. Esas 10 políticas de Estado son: uno, la inviolabilidad de la propiedad privada; dos, el equilibrio fiscal innegociable; tres, la reducción del gasto público a niveles históricos en torno al 25% del PIB; cuatro, una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio; cinco, rediscutir la coparticipación Federal de impuestos y terminar para siempre con el modelo extorsivo actual; seis, un compromiso de las provincias de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país; siete, una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal; ocho, una reforma previsional que le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y aporten y permita a quienes prefieran suscribirse un sistema privado de jubilación; nueve, una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados; diez, y por último, la apertura de comercio internacional de manera que la Argentina vuelva a ser un protagonista del mercado global.

Estas 10 ideas, que son las bases del progreso de cualquier nación, podrán sentar las condiciones del crecimiento argentino por los próximos 100 años, para que una vez más Argentina sea un faro de luz para occidente.

Toda la política está convocada a acompañarnos. No nos importa quienes sean, de donde vengan, ni qué de ideas hayan defendido. Para mostrar el compromiso del gobierno de avanzar en esta dirección, he instrumentado al Jefe de Gabinete, al Ministro de Economía y al Ministro del Interior a que, como primer paso antes de firmar el Pacto de Mayo, convoque a los gobernadores de todas las provincias argentinas a la Casa Rosada para firmar un preacuerdo y sancionar tanto la ley bases como un paquete de alivio fiscal para las provincias.

Sancionadas ambas leyes, como muestra de buena voluntad, podremos empezar a trabajar en un documento común basada en estos 10 principios esbozado previamente, para así el 25 de mayo de este año reunidos en la Docta, podamos dar inicio a una nueva época de gloria para nuestro país.

Esta es la oferta que nosotros ponemos sobre la mesa: quedará en ustedes y en el resto de la dirigencia argentina saber aprovechar la oportunidad de cambiar la historia; o de lo contrario pretender continuar por este camino de decadencia, por el cual nos han traído ese día. Veremos quiénes están sentados en la mesa trabajando por los argentinos y quienes pretenden continuar por este camino de servidumbre. Quiero ser claro acerca de la naturaleza de esta convocatoria: nuestras convicciones son inalterables. Ordenaremos las cuentas Fiscales de la Argentina con o sin la ayuda del resto de la dirigencia política. Pero si  el resto de la política acompaña, lo haremos más rápido y mejor, con menor costo social y mayor costo para quienes viven de este sistema. Si el resto de la política acompaña las reformas que implementaremos tendrán un carácter más duradero y en consecuencia, generarán mayor seguridad para los actores económicos locales y extranjeros, lo cual redundará en acelerar el crecimiento económico, la caída de la pobreza y la mejora del bienestar.

Este momento histórico no es para cualquiera. No es para dirigentes que especulan políticamente, no es para quienes piensan que gobernar es un concurso de popularidad, no es para los que quieren mantener sus privilegios a costa de un país quebrado y no es para almas bellas, para los cuales las formas o las comas en un texto pesan más que la voluntad de cambio. Es para hombres o mujeres de Estado, para patriotas, para aquellos que piensan en la historia, que están dispuestos a arriesgarlo todo en beneficio de la Nación, porque arreglar este país requiere de enormes sacrificios.

Nosotros no gobernamos para ser populares. La búsqueda de popularidad es un mal consejo para un líder. Es esa brújula la que empujó a los gobiernos de los últimos 20 años a postergar medidas que si bien eran difíciles, eran también necesarias. Nosotros no escuchamos esos cantos de sirena, no gobernamos para ser populares ni hoy ni mañana. Gobernamos para todos los argentinos, incluso para los argentinos que aún no nacieron. Para que algún día, dentro de 30 años, cuando la Argentina sea una potencia mundial, las generaciones futuras miren para atrás y digan “fue ahí, en la Docta, nuestra querida provincia de Córdoba que comenzó el camino a la prosperidad”.

Por eso tenemos la mano firme, porque tenemos el rumbo claro. Por eso, también aceptamos pagar todos los costos políticos para lograr esos cambios, inclusive costos políticos que no nos correspondan. Porque si el precio de arreglar este país es caer al ostracismo, allí me encontrarán con orgullo, porque para nosotros no hay nada más sagrado que la lucha por la libertad.

Miro a la Argentina y veo un país con todo por hacer, un país rico en recursos naturales, rico en capital humano y con un espíritu hambriento de prosperidad, pero encerrado, encorsetado y reprimido por un modelo que solo puede conducir al fracaso. Nosotros vinimos a devolverle la libertad a los argentinos, porque solo una sociedad libre puede progresar. Solo una sociedad dinámica, que trabaja, que emplea, que comercia, que produce,  que importa, que exporta, sin que nadie le diga que ni cómo puede prosperar. Solo siendo una sociedad libre podemos aprovechar como nación los dones naturales que Dios nos ha concedido. Miro a la Argentina hoy, tengo la certeza de que con las ideas de la libertad como faro este país aún tiene todo para retomar el camino de la prosperidad. Para eso gobernamos, para volver a hacer de la Argentina una de las grandes naciones del mundo líder y referencia de la región, una potencia productiva agrícola energética comercial marítima y tecnológica, llena de vida, voraz por poblar los rincones de la patria con el espíritu de frontera que alguna vez nos caracterizó. Ese es el país con el que sueño y para el que gobierno.

Para concluir este mensaje, a los gobernadores, los dirigentes, los distintos partidos del sistema político, y a los diputados y senadores que se encuentran aquí presentes, hoy les digo, están ante un momento bisagra en la historia Argentina. Pueden aferrarse a un sistema injusto del cual la gran mayoría de la sociedad es víctima, o bien pueden dejar sus intereses particulares y prejuicios ideológicos de lado, colaborar con nuestra misión del cambio, ayudarnos a transformar el país y pasar a la posteridad como patriotas. Si eligen estar a la altura de las circunstancias y presentarse en Córdoba para firmar el Pacto de Mayo, tanto yo como el pueblo argentino reconoceremos ese gesto como un acto de humildad y valentía, y una señal clara de que podemos trabajar juntos sin rencores. A los argentinos les pido solo una cosa, paciencia y confianza. Falta un tiempo para que podamos percibir el fruto del saneamiento económico y de las reformas que estamos implementando. Es más, todavía no hemos visto todos los efectos del desastre que heredamos, pero estamos convencidos que vamos por el camino correcto porque por primera vez en la historia estamos atacando el problema por su causa, el déficit fiscal, y no por sus síntomas. Por eso les pido paciencia y confianza, porque por más oscura que sea la noche, siempre sale el sol por la mañana.

El rey Salomón le pidió a Dios sabiduría para distinguir el bien del mal, coraje para elegirlo y templanza para mantenerse en ese camino. Yo le pido lo mismo para mí y para todos los aquí presentes. De esta manera quedan inauguradas las sesiones ordinarias número 142 del honorable Congreso de la Nación. Que Dios bendiga a los argentinos y que las fuerzas del cielo nos acompañen. Muchas gracias y viva la libertad, carajo…viva la libertad, carajo…viva la libertad, carajo.

 

Javier Milei celebró el cierre del INADI y anticipó que eliminará la agencia Télam

El presidente afirmó que la agencia de noticias “ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”, al plantear que es una “inmoralidad que los gobiernos gasten el dinero de la gente para comprar voluntades de periodistas”.

“Plan motosierra”, así se refirió el presidente de la Nación, en su discurso inaugural ante la Asamblea Legislativa, tras el cierre del INADI y anunció que eliminará la Agencia de Noticias Télam porque “ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”, y planteó que “es una inmoralidad que los gobiernos gasten el dinero de la gente para comprar voluntades de periodistas”.

En su disertación el mandatario apuntó contra los medios de comunicación que “viven de la pauta oficial” y son “formadores de opinión ensobrados que miran para el otro lado o que eligen cuidadosamente a quien acusar y a quién no”.

Así, celebró que, a fin de reducir el tamaño del Estado y “purgarlo de privilegios para los políticos y sus amigos”, cancelaron la publicidad oficial en medios de comunicación por un año y detalló: “Lo que va a redundar en un ahorro de más de 100 mil millones de pesos, si tomamos como parámetro lo que se gastó el año pasado”, al tiempo que cuestionó: “Es una inmoralidad que, en un país pobre como el nuestro, los gobiernos gasten el dinero de la gente para comprar voluntades de periodistas”.

En esa línea anticipó el cierre de la agencia Télam que “ha sido utilizada durante las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”, y celebró la eliminación del INADI que “además de cumplir el rol de policía del pensamiento, contaba con un presupuesto anual de 2.800 millones de pesos para mantener militantes rentados”.

Ritondo valoró la convocatoria para discutir propuestas

“Es responsabilidad del Ejecutivo llevar adelante las acciones necesarias para el desarrollo del país”, expresó el presidente del bloque Pro.

En el marco del inicio número 142° de las sesiones ordinarias, el presidente del bloque de diputados del Pro, Cristian Ritondo, destacó la importancia de discutir y establecer una agenda de leyes que abarque los grandes cambios de la Argentina, invitando a todos los sectores políticos a participar en este proceso. “Creo que es fundamental una convocatoria para discutir las propuestas y pongamos lo mejor de cada uno para el bienestar de nuestro país. Hoy, el presidente convocó a todos los expresidentes que quieran participar y no tengo dudas que Mauricio Macri va a sumarse a fortalecer el cambio”, enfatizó.

En cuanto a la unidad entre los bloques políticos, Ritondo resaltó que la verdadera unidad reside en el concepto, la política y la idea de cambio que comparten. “Podemos trabajar juntos sin necesidad de formar un bloque específico en este momento. Lo importante es seguir avanzando en los cambios que el país necesita”, dijo.

Sobre las medidas propuestas por el presidente y la posibilidad de que sean implementadas desde el Poder Ejecutivo, Ritondo aclaró que esto no debería ser visto como una amenaza para los demás poderes del Estado. “Es responsabilidad del Ejecutivo llevar adelante las acciones necesarias para el desarrollo del país, especialmente cuando el Congreso, por culpa de sectores que se resisten al cambio que la gente votó, no provee las herramientas requeridas”, afirmó.

En relación a la participación de gobernadores en el diálogo, Ritondo expresó confianza en la disposición de figuras como Nacho Torres para contribuir constructivamente. “Es importante destacar la voluntad de diálogo de los gobernadores, independientemente de las diferencias políticas”, señaló.

Por último, en cuanto al financiamiento político, el diputado subrayó la necesidad de regular los aportes privados para evitar influencias indebidas en la política. “Debemos garantizar que los partidos políticos sean financiados de manera transparente y controlada”, concluyó.

Del Plá: “Quieren aprobar en mayo lo que volteamos en enero”

Condenó la reforma laboral, lo que calificó como un “robo” a los jubilados y el pacto fiscal con los gobernadores.

La diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad Romina del Plá expresó al finalizar el discurso de Javier Milei que el presidente “quiere aprobar en mayo lo que le volteamos en enero: reforma laboral antiobrera, un nuevo robo a los jubilados y un pacto fiscal para repartir con los gobernadores el botín que le roban al pueblo.”

Por otro lado, la diputada nacional rechazó enfáticamente las “falsas acusaciones” volcadas por el presidente sobre los movimientos sociales y la izquierda: “el Gobierno le robó 10 millones de kilos de alimentos a los comedores populares. Le tiene terror a los trabajadores que se organizan en los barrios junto al movimiento piquetero y la izquierda y nos quiere amedrentar con amenazas y represión”.

Asimismo, declaró que “Milei dice que quiere una nueva política, pero se rodea de Bullrich, el clan Menem, Scioli, Caputo y Sturzenegger. Además de ser parte nodal de la casta de las últimas décadas son los responsables de haber aplicado siempre brutales planes de ajuste contra los trabajadores y en estos dos meses un rodrigazo confiscatorio de los ingresos populares”.

Por último, Romina del Plá opinó sobre el contenido de lo que se pretende acordar en mayo en la provincia de Córdoba: “La única vía que ve el Gobierno para el equilibrio fiscal es la reducción del gasto público, que sabemos que viene asociado a un feroz ajuste contra la mayoría de los argentinos. Plantea la explotación de los recursos naturales que, de la mano de Milei, equivale al saqueo de toda la riqueza de nuestro país para beneficiar a un puñado de empresarios amigos, nacionales y extranjeros. No pasarán”.

UP sobre el discurso de Milei: “Estuvo plagado de chicanas y vacío de respuestas para los argentinos”

En el recinto, la bancada de UP de la Cámara baja no rechazó de manera explícita el discurso presidencial. Sin embargo, al terminar emitieron un comunicado donde aseveraron que “cada vez son más los compatriotas que están siendo perjudicados por el brutal ajuste”. El bloque de diputados nacionales de Unión por la Patria se refirió […]

En el recinto, la bancada de UP de la Cámara baja no rechazó de manera explícita el discurso presidencial. Sin embargo, al terminar emitieron un comunicado donde aseveraron que “cada vez son más los compatriotas que están siendo perjudicados por el brutal ajuste”.

El bloque de diputados nacionales de Unión por la Patria se refirió al discurso presidencial durante la apertura del 142° período de sesiones ordinarias e ironizó con la frase del oficialismo: “el que no la ve es el presidente Milei”.

Si bien, en su gran mayoría, la bancada opositora no rechazó de forma explícita el discurso del presidente Javier Milei en el recinto –de hecho, Oscar Zago, jefe de bloque de LLA lo celebró en X-, al terminar el acto desde UP criticaron que “los agravios y las excusas no tapan la realidad”.

“Producto de la motosierra y la licuadora, que viene llevando adelante como plan económico, cada vez son más los compatriotas que están siendo perjudicados por el brutal ajuste, generando zozobra y graves complicaciones en la vida diaria”, agravaron en un comunicado.

El comunicado cuestionó “en pleno ‘prime-time’, el presidente haya decidido realizar un discurso plagado de generalidades, frases sueltas y chicanas, funcional a los títulos de los diarios, pero totalmente vacío de respuestas ante los problemas que angustian a la mayor parte del pueblo argentino”.

Directo al perfil activo del presidente, el bloque kirchnerista agregó en el comunicado: “A este país lo maneja una persona que se preocupa más por la cantidad de likes y retuit en X que por lograr acuerdos para sacar al país adelante”. “Milei sigue de campaña electoral. Una oportunidad totalmente desaprovechada”, enfatizaron.

Respecto a la labor parlamentaria, criticaron que “Milei se expresó en un Congreso al cual le mandó 14 leyes sin lograr aprobar ninguna, los hechos demuestran que todas las estrategias parlamentarias, llevadas adelante por el oficialismo, fracasaron”.

Además, se opusieron a los datos mencionados por el libertario: “El Gobierno de La Libertad Avanza y aliados incrementó la pobreza 13 puntos y la indigencia alcanzó el 15%. En ese período, el arroz subió un 100,5%, el aceite un 106,6%, y la harina un 105,9%”.

“Los salarios del sector privado registrado están en niveles inferiores a los de 2001. Tan sólo en el mes de enero la venta de alimentos, en comercios minoristas, cayó 37,1% (una caída mayor a la registrada durante la pandemia). Acindar paralizará su producción por un mes dada la caída de ventas en un 40%, algo inédito en la historia de la empresa. 50.000 despidos directos y 100.000 indirectos en la construcción”, siguieron.

Para UP, “Milei no planteó una sola iniciativa que auxilie las realidades económicas de las provincias”. “No transmitió ni un sólo plan para mejorar los salarios y el poder adquisitivo de las/los trabajadores y no expresó ningún proyecto de ley que resuelva el problema de la vivienda que padecen millones de compatriotas”, ampliaron.

Del mismo modo, continuaron que “no hubo ni una propuesta beneficiosa de futuro para las y los jóvenes. De las y los jubilados se olvidó totalmente. No manifestó ni una decisión que termine con la desesperanza reinante del argentino de a pie. Ni si quiera se preocupó por establecer lineamientos que favorezcan la educación o la salud pública”.

Así las cosas, anunciaron que “vamos a trabajar incansablemente para que se frene el estrepitoso retroceso de la calidad de vida de las/los argentinos”. “El diálogo con otros sectores políticos es un compromiso ineludible, por eso reiteramos la convocatoria a un acuerdo parlamentario para defender a las provincias y municipios, independientemente del signo político que sean, frente a un presidente que pretende fundirlas”, señalaron.

Por último, el bloque de Unión por la Patria comunicó que “no cesará en su esfuerzo para construir una Argentina con más oportunidades, más y mejor trabajo, salud, educación y mayor Justicia Social”. “Junto con los sectores organizados y las instituciones de la democracia tenemos el deber de defender los intereses soberanos de las provincias y nuestra Patria en su conjunto”, concluyeron.

Propuso un preacuerdo con gobernadores para sancionar la ley de Bases y un alivio fiscal para las provincias

Tras la aprobación de ambas leyes, se trabajará en la elaboración de los 10 principios del nuevo orden económico argentino.

La bomba que se anticipaba respecto de lo que podría llegar a anunciar Javier Milei finalmente se denominó “Pacto de Mayo”, a ser firmado el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba.

Se trata de un contrato social -término tan afecto a la expresidenta Cristina Kirchner– con el cual el presidente libertario dijo esperar dejar atrás “las antinomias del pasado”. El mismo debería establecer los 10 principios del nuevo orden económico argentino.

Esas 10 políticas de Estado son:

1) la inviolabilidad de la propiedad privada;

2) el equilibrio fiscal innegociable;

3) la reducción del gasto público a niveles históricos en torno al 25% del PIB;

4) una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos y promueva el comercio;

5) rediscutir la coparticipación Federal de impuestos y terminar para siempre con el modelo extorsivo actual;

6) un compromiso de las provincias de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país;

7) una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal;

8) una reforma previsional que le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y aporten y permita a quienes prefieran suscribirse un sistema privado de jubilación;

9) una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados;

10) la apertura de comercio internacional de manera que la Argentina vuelva a ser un protagonista del mercado global.

“Estas 10 ideas, que son las bases del progreso de cualquier nación, podrán sentar las condiciones del crecimiento argentino por los próximos 100 años, para que una vez más Argentina sea un faro de luz para occidente”, afirmó el primer mandatario, que enfatizó que “toda la política está convocada a acompañarnos. No nos importa quiénes sean, de donde vengan, ni qué de ideas hayan defendido”.

Para mostrar el compromiso del Gobierno de avanzar en esta dirección, Milei dijo haber instrumentado al jefe de Gabinete, al ministro de Economía y al ministro del Interior a que, como primer paso antes de firmar el Pacto de Mayo, convoque a los gobernadores de todas las provincias argentinas a la Casa Rosada para firmar un preacuerdo y sancionar tanto la ley bases como un paquete de alivio fiscal para las provincias.

Y ofertó: “Sancionadas ambas leyes, como muestra de buena voluntad, podremos empezar a trabajar en un documento común basada en estos 10 principios esbozado previamente, para así el 25 de mayo de este año reunidos en la Docta, podamos dar inicio a una nueva época de gloria para nuestro país”.

“Esta es la oferta que nosotros ponemos sobre la mesa: quedará en ustedes y en el resto de la dirigencia argentina saber aprovechar la oportunidad de cambiar la historia; o de lo contrario pretender continuar por este camino de decadencia, por el cual nos han traído ese día”, remarcó Milei.

Por “la crisis de desabastecimiento en salud” Milei responsabilizó al kirchnerismo

El presidente sostuvo que la situación actual fue causada por “la política comercial irresponsable” y recordó lo ocurrido durante la pandemia.

De forma breve durante la Asamblea Legislativa el presidente de la Nación responsabilizó al kirchnerismo por haber “empujado al sistema de salud a una crisis de desabastecimiento” y recordó lo ocurrido durante la pandemia.

Javier Milei afirmó que el sistema de salud “fue empujado hacia una crisis de desabastecimiento causada por la política comercial irresponsable del gobierno anterior que dejó a médicos, pacientes y familias sin stock de insumos médicos de todo tipo y, en particular, de medicamentos especiales como los insumos oncológicos”.

“Todo esto en medio de la farsa del ‘Estado te cuida’ durante la pandemia donde si hubiéramos hechos las cosas como un país mediocre, hubiéramos tenido 30 mil muertos de verdad, mientras tuvimos 130 mil con el dolor enorme que ello significa”, acusó al referirse a lo ocurrido con las vacunas en pandemia y cerró: “Nos vendieron la idea de que el Estado trabaja como un seguro, pero en la vida real cuando el siniestro ocurre defaultea”.

Milei reafirmó ante la Asamblea Legislativa la decisión de suspender la creación de cinco universidades

El presidente de la Nación argumentó que “la creación de universidades se ha convertido en un negocio más de la política”, y alertó que hay una “crisis educativa que arrastra décadas y es cada vez más profunda”.

El presidente de la Nación, Javier Milei, reafirmó ante la Asamblea Legislativa la decisión de suspender la creación de cinco universidades que habían sido aprobadas por ley el año pasado y argumentó que “la creación de universidades se ha convertido en un negocio más de la política”.

El jefe de Estado alertó que en materia educativa “hay una crisis que ya arrastra décadas, que es cada vez más profunda y que ha redundado en que hoy más de la mitad de los chicos de tercer grado no entienden que leen en Argentina y el 70% no puede resolver un problema de matemática básica. Esta es la realidad de un país con más premios nobel de la región que supo ser en su pasado un faro de calidad educativa”.

“El analfabetismo incipiente es a nuestra educación lo que la inflación es a nuestra economía”, comparó y apuntó: “En el plano de educación superior la creación de universidades se ha convertido en un negocio más de la política y en los profesorados de institutos de formación docente proliferan currícula educativa de izquierda abiertamente anticapitalistas y antiliberales en un país donde lo que más se necesita es más capitalismo y libertad”.

El mandatario destacó que “multiplicamos por cuatro la ayuda escolar para que las familias que se vieron afectadas por aumentos drásticos en este nuevo inicio de clases puedan comprar los útiles y materiales escolares que sus chicos necesitan. Esta medida va a beneficiar a las familias de 7.300.000 chicos, desde nivel inicial hasta el secundario”.

“En una Argentina donde los chicos no saben leer y escribir, no podemos permitir más que Baradel y sus amigos usen a los estudiantes como rehenes para negociar paritarias con los gobiernos provinciales”, lanzó y cerró: “Por eso, incluimos en el decreto de necesidad y urgencia a la educación como servicio esencial, lo cual le sacará el arma de la mano a los sindicatos y los obligará a prestar al menos un 70% del servicio educativo durante cualquier huelga.

Tras advertir que “si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”, Milei propuso firmar el Pacto de Mayo

“No negociamos el cambio y vamos a cumplir con o sin el apoyo de la dirigencia política”, dijo el presidente antes de expresar su deseo a que la oposición le demuestre que “podemos anteponer los intereses de la Nación a los miserables intereses electorales”.

Tras mencionar lo que definió como “el modelo de desregulación económica más importante de nuestra historia”, Javier Milei sostuvo que “si no cambiamos este modelo económico de raíz, Argentina no tiene futuro”.

Sin embargo, continuó, “todas estas medidas que hemos implementado, como también los proyectos de reformas que hemos promovido, han sido recibidos con recelo y desconfianza por gran parte de la dirigencia política argentina. Por no decir con abierto rechazo”.

Afirmó entonces de lo que pasó con el capítulo laboral del DNU y con la ley de Bases “demuestra cabalmente este punto. Una ley que tiene como norte volver a abrazar el modelo de la libertad, inspiradas en las ideas de Alberdi y la generación del 37, fue manoseada y rechazada por una parte de la clase política que se resiste a cambiar”.

“Porque no debemos engañarnos –continuó-: Hay un sector importante de la dirigencia política que no quiere abandonar los privilegios del antiguo régimen. Lo vimos en las violentas manifestaciones frente al Congreso; las declaraciones de los sindicalistas que se resisten a entender que la Argentina de los privilegios se terminó; en el accionar de diputados que pidieron el voto apoyando el cambio, pero que pretendieron traicionar su mandato mientras nadie veía”.

Milei continuó disparando, esta vez con nombres y apellidos: “Lo vimos también en la reparación de los jinetes del fracaso, como Sergio Massa, Pablo Moyano, Juan Grabois y Máximo Kirchner”. Y añadió: “Incluso con la reaparición de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, que ha sido responsable de uno de los peores gobiernos de la historia”.

También les apuntó a periodistas que “frente a la decisión de terminar con la pauta oficial, han decidido salir a defender sus privilegios de manera descarnada, llegando a caer en delitos de calumnias e injurias, y mentir de manera depravada”.

A continuación le tocó a los gobernadores, “a los que solo les interesa asegurarse la caja para poder seguir con la fiesta del gasto público, la pauta oficial, los recitales con artistas de alto cachet y dudosa calidad, los aviones privados y tantos otros vicios a los que nos tienen acostumbrados los políticos hace décadas”.

“Evidentemente, hay muchos actores del establishment político y económico del país que no quieren dejar atrás la Argentina del fracaso. Algunos por miedo al cambio; otros porque son los beneficiarios de este antiguo régimen”, aseguró.

El embate contra quienes votaron contra la ley de Bases continuó con Milei pidiéndole a la sociedad comprender que “fue la resistencia de gran parte de la política a renunciar a sus privilegios lo que boicoteó la ley, como quedó de manifiesto cuando hubo 142 votos rechazando el artículo de la eliminación de los fondos fiduciarios”.

Según el presidente, durante todo el proceso de negociación para la sanción de la ley “se puso en evidencia un sector de la clase política que no entiende el momento histórico y para qué nos eligió la gente: nosotros no vinimos a jugar el juego mediocre de la política; no vinimos a prestarnos al toma y daca de siempre; a emular a esos políticos que supeditan sus proyectos al intercambio de favores, cargos y negocios. No vinimos a hacer más de lo mismo; vinimos a cambiar el país en serio. Por eso antes de aprobar el proyecto vaciado de contenido, preferimos retirarlo”.

“No negociamos el cambio y vamos a cumplir la promesa que le hicimos a la sociedad con o sin el apoyo de la dirigencia política -continuó-. Lo haremos con las herramientas que nos puedan brindar, o lo haremos solamente con los resortes legales del Poder Ejecutivo, como venimos haciendo hasta ahora. Porque nosotros, cuando nos encontramos con un obstáculo, no vamos a dar marcha atrás… vamos a seguir acelerando”.

Habló entonces de dos escenarios posibles. “El primero es el camino en el que estamos inmersos; el camino de la confrontación, el del conflicto”, dijo, pero aclaró que “ese no es el camino que elegimos, lo hemos demostrado enviando a esta honorable Casa un ambicioso proyecto de ley con la expectativa de que fuera acompañado. Ahora, si bien no elegimos el camino de la confrontación, tampoco le escapamos, porque sabemos desde el día que decidimos meternos en política, que dar esta pelea no iba a ser fácil”.

Advirtió entonces que “si eligen el camino de la confrontación, se encontrarán con un animal muy distinto al que están acostumbrados. Porque a diferencia de algunos de los que están acá, o de quienes nos miran desde sus provincias, la política para nosotros no es un fin en sí mismo: no vivimos por la política; no vivimos de la política; no tenemos ambición de poder. Lejos de todo eso, lo único que tenemos es sed de cambio”.

Así las cosas, garantizó que “venimos a poner nuestra energía en construir lo nuevo, pero quiero decirles a todos los que están acá y a quienes nos están mirando, que si lo que buscan es el conflicto, conflicto tendrán”.

Tras aclarar que la confrontación no es el camino que quiere, sostuvo que “hay otro camino posible: un camino de paz y no de confrontación; un camino de acuerdos y no de conflictos. Acuerdos sí, no el consenso contra el cambio”.

Y si bien aclaró que no tenía demasiada confianza en que los legisladores tomaran ese camino, porque “la corrupción, la mezquindad y el egoísmo están demasiado extendidos. Pero si bien no tengo demasiadas esperanzas, tampoco las he perdido. Es más, quiero que me demuestren que estoy equivocado, quiero que me demuestren que la política puede ser más de lo que es. Que demuestren que a pesar de nuestras diferencias, podemos anteponer los intereses de la Nación a los miserables intereses electorales”.

Por eso es que, ya sobre el final, Javier Milei extendió a los legisladores una invitación: convocó tanto a los gobernadores como expresidentes de los principales partidos políticos “a que depongamos los intereses personales y nos encontremos el próximo 25 de mayo en la provincia de Córdoba para la firma de un nuevo contrato social llamado Pacto de Mayo: un contrato social que establezca los 10 principios del nuevo orden económico argentino”.

Milei anunció que presentará un paquete de leyes “anticasta”

A mitad del discurso, el jefe de Estado anticipó que llegará al Congreso una serie de iniciativas que elimina jubilaciones de privilegios, reduce a un mandato la reelección sindical y modifica la financiación de los partidos políticos, entre varios puntos más.

Antes de culminar su discurso de este viernes, el presidente Javier Milei anunció que el Poder Ejecutivo enviará –en el corto plazo- un paquete de leyes “anitcasta”.

Entre aplausos y cánticos de sus militantes, el líder libertario expresó: “Quiero compartir algunos de sus componentes” y anticipó 7 puntos del texto que el Gobierno mandará al Congreso.

En primer lugar, ratificó uno de los artículos redactados en el trunco proyecto de ley ómnibus: “Eliminaremos jubilaciones de privilegio para presidentes y vicepresidentes”, inició.

Tras haberse convertido en el presidente con el paro nacional más rápido de la historia (45 días desde su asunción), apuntó contra los referentes sindicales: “Obligaremos a los sindicatos a elegir sus autoridades a través de elecciones periódicas, libres y supervisadas por la Justicia Electoral”. “Limitará sus mandatos a 4 años y con topes de una sola reelección posible”, aseveró.

En esa línea, el presidente anunció una modificación en las contrataciones laborales: “Los convenios colectivos específicos que realicen en asociación libre de una empresa primarán sobre los convenios colectivos del sector”.

“Vamos a terminar con las condiciones laborales que define un señor detrás de un escritorio, el cual no trabaja hace 30 años”, criticó el presidente de la Nación, Javier Milei, durante su discurso en la 142° apertura del período ordinario en el Congreso.

Cada punto mencionado por el jefe de Estado, era celebrado por los militantes libertarios en las plateas del recinto de la Cámara de Diputados.

En cuarto lugar, Milei señaló que dentro de ese paquete de leyes se establecerá que “las personas condenadas por corrupción en segunda instancia no podrán presentarse como candidatos en elecciones nacionales”.

Y añadió: “Además todo exfuncionario público con condena firme en segunda instancia por delitos de corrupción perderá automáticamente cualquier beneficio por haber sido funcionario”.

En sintonía con el ajuste, mencionó que “reduciremos drásticamente la cantidad de contratos para asesores de legisladores”, y acusó que “arman pymes con los recursos de los argentinos”.

Por último y con relación a la administración pública, informó que “se descontará la jornada del sueldo a los trabajadores del Estado que no vayan a trabajar por motivo de paro”, y cerró: “Eliminaremos la financiación de los partidos políticos con fondos públicos”.

El presidente apuntó contra los gobiernos anteriores por haber “atado de manos” a las fuerzas de seguridad

Javier Milei afirmó que heredó una “sociedad abandonada a su suerte” y un Ejército Argentino “desfinanciado y desprestigiado”.

En un pasaje de su disertación ante la Asamblea Legislativa el presidente de la Nación, Javier Milei, apuntó contra los gobiernos anteriores por la situación en materia de seguridad porque “ataron de manos” a las fuerzas y “desprestigiaron” al Ejército Argentino.

De forma breve, sostuvo que en materia de seguridad “nos encontramos con una sociedad abandonada a su suerte, ciudades enteras rehenes del narcotráfico, las calles tomadas por el caos y el desorden por organizaciones de izquierda”.

“Fuerzas de seguridad maltratadas y pisoteadas por gobiernos anteriores que los ataron de manos y les impidieron cumplir con su trabajo poniéndose del lado de los delincuentes ejemplificado en el absurdo de soltar presos durante la pandemia”, cuestionó.

Respecto de la cartera que conduce Luis Petri, el jefe de Estado informó: “Heredamos un Ejército desfinanciado y hasta desprestigiado por el propio Estado, sin los recursos ni la preparación para hacer frente a los desafíos de un mundo en constante cambio y cada vez más alejado de la paz”.

“Esto nos hace incapaz de poder proteger nuestro propio territorio obligándonos a arrastrarnos ante los países más cuestionados del mundo”, advirtió.

Por el contrario, adelantó: “Cuidamos a las víctimas y a quienes nos cuidan. Se terminó con nosotros la cultura vil del despreciar a las fuerzas del orden y a las víctimas del delito y el enaltecer a los delincuentes. Por eso, estamos impulsando una ampliación del marco de legítima defensa y de cumplimiento del deber, para que no termine entre las rejas los ciudadanos que se protegen a sí mismos o los policías que protegen a los ciudadanos, mientras los delincuentes pasean libres por nuestras calles”.

 

Milei: “El indicador más descarnado recibido es que el 60% de los argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza”

El jefe de Estado apuntó contra un sector de la oposición: “Para algunos pareciera que la pobreza surgió de un día para el otro”, y enfatizó: “6 de cada 10 argentinos son pobres, mientras que la mayoría de los políticos como muchos de ustedes son ricos”.

En un tramo de su primer discurso ante la Asamblea Legislativa este viernes, el presidente de la Nación habló de la pobreza como “el indicador más descarnado recibido” debido a que “el 60% de los argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza”.

“El desastre no termina ahí, en la medida en que auditamos la administración pública nacional y se van materializando algunos síntomas rezagados del caos económico que nos dejaron, vamos conociendo en mayor profundidad el tamaño de la crisis que heredamos, una crisis que está presente en todas las dimensiones de la vida de la sociedad. Tal vez el indicador más descarnado que hemos recibido lo conocimos recientemente al haberse hecho público el dato de que cerca del 60% de los argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza”, apuntó.

Así, Milei cuestionó a la principal oposición: “Para algunos pareciera que la pobreza surgió de un día para el otro”, y chicaneó: “Les comento que el salario real resulta de la productividad marginal del trabajo y que la misma viene dada por la acumulación del capital por eso la tan mentada frase ‘combatiendo al capital’ atenta contra la inversión, reduce el stock de capital por habitante y los salarios reales”.

“Esta locura a la que nos ha llevado el populismo ha hecho que el salario promedio en dólares sea de 300 dólares, cuando en la década de los 90’ había llegado a los 1800 dólares que hoy sería 3.000 dólares expresado a moneda”, precisó y sumó: “El populismo nos quitó el 90% de nuestros ingresos llegando a un nivel de locura tal donde un tercio de los trabajadores formales son pobres”.

El presidente remarcó: “Esto es un dato desgarrador que revela la cruda brutalidad de la herencia que hemos recibido y los estragos que ha producido el famoso modelo del Estado presente”.

“De ser el país más rico del mundo, cuando abrazamos las ideas de la libertad, a ser un país donde 6 de cada 10 argentinos son pobres, mientras que la mayoría de los políticos como muchos de ustedes son ricos”, enfatizó.

Y cerró: “A esta tragedia de la pobreza que se ha multiplicado por 10 en los últimos 50 años se le suman como problemas adicionales la deuda social y problemas profundis en todas las dimensiones del país. Una sociedad con cifras récord de indigencia y que, al mismo tiempo, nunca en su historia repartió tanta asistencia social como ahora, donde buena parte de esa asistencia funciona como botín de guerra para organizaciones de izquierda que le roban la plata a quienes dicen defender y atentan contra aquellos que la producen”.

En el inicio de su discurso, Milei remarcó que “nos encontramos con el momento económico más crítico de la historia”

Durante su discurso en la apertura de las 142° sesiones ordinarias, el presidente Javier Milei fustigó a la anterior gestión y consideró que “los últimos 20 años fueron un desastre económico y una orgía de gasto público”.

En su primera inauguración de sesiones ordinarias, el presidente de la Nación, Javier Milei, arribó al Congreso minutos antes de las 21 horas y criticó duramente al kirchnerismo: “Los últimos 20 años fueron un desastre económico, una orgía de gasto público y una emisión descontrolada dejó como resultado la peor herencia para un gobierno”.

Tal como se preveía, el jefe de Estado enfatizó sus primeras palabras para desarrollar las condiciones en que encontró la administración pública. “Luego de 100 años de un modelo empobrecedor, nos encontramos con el momento económico más crítico de la historia”, enfatizó.

Parado sobre el atril y con el discurso impreso, el presidente siguió: “Los déficits gemelos que heredamos alcanzaron los 17 puntos porcentuales del PBI, cinco puntos de producto de déficit fiscal en el Tesoro y 10 puntos de déficit fiscal generado por el Banco Central, sumando un total de 15 puntos de déficit consolidado”.

También, remarcó la situación económica de los días de transición entre su gobierno y la gestión de Alberto Fernández: “Encontramos una deuda descomunal con importadores y organismos multilaterales de crédito que nos dejaban al borde del default, reservas netas negativas en el Banco Central por 11.200 millones de dólares y precios de energía y transporte reprimidos en algunos casos hasta un quinto de su valor real”.

También, se refirió al valor de las divisas internacionales: “Teníamos un dólar con una brecha del 200% entre el oficial y el paralelo”. “Durante la primera semana de diciembre la inflación minorista corría un ritmo del 3700 por ciento anual durante la segunda se aceleró al 7500% anual”, remarcó el jefe de Estado.

Fue en esta parte, donde los simpatizantes del oficialismo en los palcos y los legisladores libertarios empezaron a aplaudir al presidente de la Nación.

Respecto a los salarios, el presidente comparó la situación actual con la del gobierno de Carlos Saúl Menem: “Esta locura, a la que nos ha llevado el populismo, ha hecho que el salario promedio en dólares al tipo de cambio paralelo -porque el precio es al que hay-  sea de $300 cuando la década de los 90 había llegado a los 1800 dólares, en moneda de hoy serían $3000”.

“Esto es el populismo nos quitó el 90% de nuestros ingresos, llegando a un nivel de locura tal donde un tercio de los trabajadores formales son pobres”, agregó Milei.

El presidente destacó las medidas de los primeros días de gobierno

El presidente destacó las medidas de los primeros días y expresó: “Nosotros le planteamos a la sociedad que la única forma de evitar una catástrofe económica peor sería con un ajuste del gasto público brutal y rápido”. “Le planteamos a la sociedad también que la corrección de los precios reprimidos y la inflación rezagada producto de la emisión monetaria generarían meses de inflación muy alta y también que sanear la economía destrozada que heredábamos implicaría sacrificio y dolor y tardaríamos en salir del pozo”, aseveró.

“En el plano económico, comenzamos por destruir el huevo de la serpiente: el déficit fiscal”, consideró Milei, y añadió: “Hemos avanzado en la reducción del gasto público más profunda de nuestra historia, haciendo un recorte de cinco puntos del PBI en tan solo un mes redujimos el gasto primario del Estado Nacional en 40% en términos reales, donde dicho resultado surgió de eliminar la obra pública, reducir el 98% de las transferencias a las provincias, reducir los ministerios a la mitad”.

Y siguió: “Echar empleados públicos fantasmas, eliminar planes sociales a personas que no lo necesitaban, terminar con los intermediarios de la pobreza y reducir al mínimo la flota de autos, asesores y teléfonos celulares”.

Así las cosas, explicó que “es un ajuste que ha sido realizado mayormente sobre el sector público nacional y no como se hizo siempre aumentando impuestos y cargando todo el peso sobre el sector privado”. “Luego de décadas de gobierno que despilfarraron el dinero de los pagadores de impuestos, la Argentina vuelve a contar con un gobierno que va a cuidar cada uno de los pesos que con trabajo y sudor los argentinos pagan”, afirmó.

Luego, relató que “evitamos el default con el FMI y otros organismos multilaterales en el que íbamos a caer a 11 días de haber asumido”, y continuo que “cortamos con la emisión monetaria que es la única y probada causa de la inflación”.

“A través de un ambicioso programa financiero avanzamos con el saneamiento del balance del Banco Central”, enfatizó el jefe de Estado, e informó que “desde que llegamos al gobierno hemos comprado en el mercado cerca de 9 mil millones de dólares, donde pese a esta emisión, la ejecución de puts contra el BCRA y el pago de intereses a los pasivos remunerados, la contracción por BOPREAL y por el ajuste fiscal, ha logrado mantener la base monetaria constante”.

En tal sentido, explicó que “para la misma base monetaria en pesos, hoy tenemos 9.000 millones de reservas adicionales que cubren más del 90% de la misma”. “No solo eso, la base monetaria que durante el siglo XXI se ha ubicado en torno al 9% del PBI, hoy solo representa el 3%, mientras que, si consideran la versión amplia algo sólo factible en una crisis de confianza furiosa, la misma está en línea con el promedio histórico”, sumó.

Antes del cierre, en términos cuantitativos, manifestó que “en el último mes se ha desplomado el precio del dólar paralelo, la brecha con el dólar de importación corregido por impuesto País ha desaparecido y los futuros del dólar se han alineado con las pautas establecidas por el BCRA, en un contexto en el cual el precio de los bonos sube, el riesgo país baja y las acciones vuelan por las nubes, pese a los intentos de algunos degenerados fiscales por sabotear el futuro de los argentinos de bien”.

También, aseguró que “hemos podido resolver el problema de la deuda de los importadores, que era una ‘espada de Damocles’ de 42 mil millones de dólares que colgaba sobre la cabeza de todos los argentinos”.

Finalmente, Milei celebró que “llegamos al superávit tanto primario como financiero en nuestro primer mes de gobierno”, y cerró con un “palito” contra el congreso: “Como si fuera poco hemos tomado todas estas medidas únicamente con los resortes del Poder Ejecutivo sin apoyo de ningún tipo del resto del arco político salvo honrosas excepciones”.

Milei reclamó la “urgente” modificación de la fórmula de movilidad

Cuestionó el mecanismo vigente y recordó que quisieron cambiarlo porque “pulveriza sus ingresos en un régimen de alta inflación” que atribuyó al Gobierno anterior.

En su discurso de este viernes, el presidente Javier Milei cuestionó el mercado laboral donde “sector privado formal se encuentra congelado, que producto de la rigidez y sus altos costos laborales hace 12 años no produce un solo puesto de trabajo nuevo, mientras el empleo público y el  trabajo informal, son lo único que crece”, señaló.

Y como si fuera poco, agregó, “un sector previsional privado, que cuesta cada día menos ingresos en proporción a sus gastos. Y que en los últimos 10 años incorporó casi 4 millones de beneficiarios sin aportes a través de moratorias que son una afrenta moral para todos aquellos que durante toda su vida cumplieron su responsabilidad”.

En esa mención a los jubilados, a los que definió como “víctimas de esta herencia” advirtió que los mismos “continúan atados a una fórmula que quisimos cambiar, porque pulveriza sus ingresos en un régimen de alta inflación a causa del Gobierno pasado, y que si no fuera por la recuperación discrecional de los bonos, que estamos llevando adelante, hubiera redundado en una pérdida de hasta 40% de su poder adquisitivo”.

“De hecho el uso recurrente de bonos compensatorios es una clara muestra de lo mal diseñada que está la fórmula -concluyó-. Y que la misma requiere ser modificada de manera urgente, de modo tal que los jubilados no sean víctimas de los desaguisados de la política”.

Por primera vez, Milei se dirige a la Asamblea Legislativa para dejar inaugurado el período de sesiones ordinarias

El presidente comenzó su discurso a las 20.55. El horario y su mensaje de pie, detrás de un atril, al estilo norteamericano, rompen con la tradición de los años anteriores.

El presidente de la Nación, Javier Milei, arrancó su mensaje ante la Asamblea Legislativa a las 20.55 para dejar inaugurado el 142° período de sesiones ordinarias. Se trata del primer discurso que brinda ante diputados y senadores, a quienes ha criticado en más de una ocasión.

En ese mismo recinto, hace casi un mes atrás, el mandatario vio frustrada la aprobación de su ambiciosa ley de Bases, situación que provocó un airado enojo de su parte con los legisladores.

Milei estuvo el día de su asunción en el Congreso, pero en esa oportunidad decidió hablar en las afueras, para sus seguidores. Esta vez, en cumplimiento de la tradición, sus palabras son frente al Poder Legislativo, donde La Libertad Avanza cuenta con una extrema minoría en ambas cámaras: solo 38 diputados y 7 senadores.

Al arribar al Parlamento, el presidente fue recibido por la vicepresidenta Victoria Villarruel y el titular de la Cámara baja, Martín Menem. Sin embargo, tal como se preveía, su mensaje no lo realiza en el estrado, sino desde un atril, ubicado un escalón más abajo y de espaldas a las autoridades.

Esa posición dentro del recinto, mucho más cerca de diputados y senadores, y el horario inusual de las 21, en el “prime time”, le dan la impronta norteamericana que pretendía Milei.

Esta semana, el mandatario se reunió en Casa Rosada con su tropa de diputados, a quienes no les adelantó nada del discurso, pues todavía ni siquiera lo tenía escrito. Sí habló del rumbo de la economía y les exhibió encuestas sobre el apoyo popular a sus medidas. No obstante, este viernes manifestantes se concentraron en las afueras para protestar en su contra.

Se espera que en el mensaje Milei repase la herencia que recibió de la gestión de Alberto Fernández, haga fuertes cuestionamientos a lo que él denomina “la casta” y realice nuevos anuncios de su plan económico. Para el final de su exposición habría reservada una “sorpresa”.

 

Tras constituirse la Asamblea Legislativa, se espera la llegada del presidente al Congreso

Por primera vez la vicepresidenta Victoria Villarruel encabezó y abrió la sesión en la que se designaron a los legisladores que recibirán a Javier Milei.

FOTO: Comunicación Senado

La vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, encabezó este viernes por la noche la apertura de la Asamblea Legislativa durante la que el presidente Javier Milei dejará inaugurado el 142° período de sesiones ordinarias.

Tras entonar las estrofas del Himno Nacional, se designaron a los diputados y senadores que conformarán las comisiones de recepción de exterior e interior, que recibirán al mandatario en su arribo al Congreso y se pasó a un cuarto intermedio.

La comisión de recepción interior quedó conformada por los senadores Enrique Martín Goerling Lara (Frente Pro), Beatriz Ávila (Justicia Social), Silvina García Larraburu (UP), Carlos Linares (UP), Ivana Arrascaeta (LLA), Carolina Losada (UCR), y los diputados nacionales Carlos Zapata (LLA), Sabrina Ajmechet (Pro), Martín Aveiro (UP), Mónica Litza (UP), Florencio Randazzo (HCF) y Gabriela Brouwer de Koning (UCR).

Asimismo, para la comisión exterior fueron elegidos los diputados Mercedes Llano (LLA), José Luis Espert (Avanza Libertad), Karina Bachey (Pro), Pamela Calletti (Innovación Federal), Jorge Chica (UP) y Roberto Sánchez (UCR), y los senadores Pablo Bensusán (UP), Nora del Calle Giménez (UP), Flavio Fama (UCR), Bruno Antonio Olivero Lucero (LLA), Sonia Rojas (Frente de la Concordia), Natalia Gadano (Por Santa Cruz).

Tras dar los pasos protocolares, el mandatario ingresará al recinto para dar su primer discurso ante la Asamblea Legislativa y lo hará desde un atril que estará colocado debajo del estrado en el cual se sentarán las autoridades de ambas cámaras.

Villarruel abre por primera vez la Asamblea Legislativa que recibirá al presidente

La vicepresidenta de la Nación da apertura a la reunión antes de la llegada de Javier Milei. Por protocolo, se designarán comisiones de legisladores que lo recibirán.

En un horario atípico y sin precedentes, a las XXX de este viernes 1ro de marzo la vicepresidenta de la Nación Victoria Villarruel dio inicio a la Asamblea Legislativa que recibirá al presidente, Javier Milei, quien dejará inaugurado el 142° período de sesiones ordinarias.

En el estrado del recinto de Diputados la acompañan el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, y el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala.

Tras entonar las estrofas del Himno Nacional, se designarán a los diputados y senadores que conformarán las comisiones de recepción de exterior e interior, que recibirán al mandatario en su arribo.

De acuerdo al protocolo, el jefe de Estado pasará junto a las autoridades del Congreso por el Salón Azul, donde contemplará el primer ejemplar de la Constitución nacional de 1853 y firmará los libros de honor.

El de este viernes es el primer discurso que Javier Milei dará ante la Asamblea Legislativa y hay gran expectativa en torno a lo que anunciará.

Pase lo que pase, los radicales no se irán del recinto

Lo aclaró la vicepresidenta del bloque, que dijo esperar del presidente que a la hora de dar su discurso elija un tono distinto al usado en las redes sociales.

La vicepresidenta del bloque de diputados nacionales de la UCR, Karina Banfi, realizó declaraciones a la prensa en su arribo al Congreso Nacional, en las horas previas a la Asamblea Legislativa en la que el presidente Javier Milei deje “inaugurado un nuevo período de sesiones ordinarias.

“En el bloque UCR no hemos evaluado en ninguna oportunidad ni levantarnos, ni irnos. Estamos convencidos de que es momento de poner la cara y es el momento de colaborar para resolver los problemas”, aclaró la legisladora bonaerense.

Agregó Banfi que “nosotros no vamos a entrar en el cotillón de los dimes y diretes que generan las tonalidades que maneja el presidente en las redes sociales. Veremos hoy si a la hora de cumplir con la Constitución, ante los representantes del Congreso de la Nación, el tono que elige es otro, buscando los acuerdos para cambiar la realidad de la gente”.

“Porque como vemos la gente está muy enojada, está muy enojada con la clase política. Yo no creo en la casta, la verdad a mí no me queda claro quién es casta, quién no es casta. Lo que sí creo es que hay una clase política que tiene una deuda con la sociedad”, finalizó Banfi.

Torres: “El Gobierno nacional cometió un error al subestimar nuestra capacidad de defensa”

Al inaugurar las sesiones ordinarias en Chubut, el gobernador del Pro negó que mantengan una posición de confrontación y que los que así lo sostienen buscaron “perjudicar” a la provincia.

Foto: @Jus_Noticias

Entre las varias legislaturas que comienzan este viernes sus períodos ordinarios, una de las que mayor expectativa había despertado por obvias razones es la de la provincia de Chubut. Allí, el gobernador Ignacio “Nacho” Torres inauguró este viernes el 52° período de sesiones ordinarias en la Legislatura unicameral de la provincia con un discurso de una hora y media en el que cuestionó al Gobierno nacional y expresó que al Poder Ejecutivo “no le agradó en absoluto el fallo a nuestro favor de la justicia”.

“La justicia nos respaldó, no solo a nosotros sino también al federalismo como principio”, mencionó Torres al inicio de su intervención, refiriéndose al conflicto surgido con el Gobierno nacional por la distribución de fondos coparticipables.

“Se atrevieron a decir que nuestra provincia estaba deshabitada y llena de guanacos; incluso cuestionaron nuestras celebraciones populares. Todo esto para justificar lo injustificable y evitar reconocer que el Gobierno nacional cometió un error, subestimando la capacidad de defensa de Chubut”, resaltó Torres sobre las críticas provenientes de funcionarios nacionales y del presidente Javier Milei.

En su discurso, el gobernador agradeció “a todos los presentes por haber soportado las agresiones y amenazas” y mencionó, sin dar detalles precisos, a un líder sindical que lo contactó “tras recibir advertencias de una posible intervención en su sindicato, dejándoles en claro que por encima de todo está la provincia”.

“Aquellos que intentan situarnos en una posición de confrontación están equivocados, aunque sabemos que su intención era perjudicar a la provincia y no pudieron lograrlo”, advirtió el mandatario chubutense.

“Vamos a educar, ya que muchos desconocen lo que sucede más allá de General Paz, confundiendo nuestros guanacos con las llamas del norte”, afirmó, prometiendo: “Demostraremos de dónde provienen los recursos que la Nación ha estado desperdiciando”.

Por otro lado, Torres lamentó que “no se haya aprendido de situaciones previas que ejemplifican la solidaridad, como el incendio del Parque Nacional Los Alerces, donde se perdieron 7.950 hectáreas de bosque nativo”.

Respecto a este último punto, el gobernador recordó que “ante el incendio, respondimos de inmediato con nuestros recursos, sin dudar, a pesar de que el fuego se inició en el Parque Nacional”.

“Asimismo, cuando el incendio cruzó a nuestra jurisdicción, el Gobierno nacional y siete provincias colaboraron enviando brigadistas”, agregó Torres, destacando las diferencias entre situaciones de conflicto y de cooperación.

El discurso de apertura estaba programado para las 11:00 AM, pero se adelantó a las 9:00 AM, ya que el gobernador planea asistir a la Asamblea Legislativa en el Congreso nacional para escuchar el discurso del presidente Javier Milei.

Jaldo anticipó que impulsará una reforma política en Tucumán

También anticipó que presentará este año un proyecto de ley de acceso a la información pública, para su análisis y discusión.

El gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, inauguró este viernes el 119° período de sesiones ordinarias en la Legislatura con su primer discurso de gestión, manifestando su preocupación por la “complicada coyuntura nacional e internacional” y anunciando una serie de medidas, incluida una reforma electoral, ajustes en el empleo público y el fortalecimiento del acceso a la información pública.

“Comenzamos este año con la preocupación por los desafiantes momentos que atravesamos. Nos encontramos en una situación difícil a nivel nacional, tanto en lo social como en lo económico”, expresó Jaldo al iniciar su alocución.

En este contexto, el gobernador tucumano anunció su intención de convocar “a las distintas fuerzas políticas representadas en esta Legislatura para debatir sobre la modificación del sistema electoral de la provincia”.

“El voto popular constituye uno de los pilares de nuestro sistema democrático, y confío en que, trabajando en conjunto, podremos encontrar una solución adecuada para que las elecciones reflejen y garanticen las preferencias del electorado”, argumentó.

“Tenemos la enorme responsabilidad de dirigir los destinos de la provincia por los próximos cuatro años. Nuestras decisiones conllevan las expectativas y esperanzas de las tucumanas y tucumanos”, señaló en un pasaje, para agregar luego: “Conscientes de ello y del contexto adverso que atravesamos, hemos tomado decisiones difíciles e importantes para dar forma a un Estado austero y responsable, bajo la premisa de que no se puede gastar más de lo que ingresa”.

Para Jaldo, “la prioridad es fortalecer los servicios esenciales que presta el Estado. Esto es invertir en Seguridad, Educación y Salud, tal como lo venimos haciendo con el fin de optimizar los recursos y responder a las necesidades de nuestra gente. Muestra de ello son los avances en materia carcelaria con la obra de Benjamín Paz y la certeza de que el lunes comenzará el ciclo lectivo en la provincia”.

En cuanto al ajuste en el ámbito estatal, Jaldo informó que solicitó a las autoridades legislativas “la devolución al Poder Ejecutivo del proyecto de presupuesto 2024 presentado por la gestión anterior, con la premisa de que los gastos no pueden exceder los ingresos”.

“Así, se elaboró un nuevo presupuesto con una revisión exhaustiva del gasto basada en las proyecciones de ingresos para 2024, el cual fue aprobado por esta honorable Legislatura”, puntualizó.

“Este esfuerzo implicó una reducción de aproximadamente $230.000 millones, que podría haber sido mayor de no ser por la pérdida de ingresos de la Coparticipación Federal de Impuestos debido a la eliminación del Impuesto a las Ganancias mencionado anteriormente”, destacó el gobernador, señalando que “equivale aproximadamente a dos salarios del sector público provincial durante este año”.

Además, adelantó que presentará a la Legislatura “un proyecto de ley de acceso a la información pública, para su análisis y discusión”, afirmando que la iniciativa “responde directamente al derecho de las personas a acceder a información transparente y constituye uno de los pilares de la democracia”.

Al hacer un racconto de su gestión, Jaldo dijo que “durante estos primeros ciento veinte días de gestión, hemos trabajado incansablemente en el cumplimiento del mandato que el pueblo tucumano nos ha otorgado, defendiendo los intereses de nuestra provincia y el bienestar de nuestra gente, protegiendo sus empleos y promoviendo nuestras fuentes de producción”.

“Hoy, además de repasar lo que hemos venido realizando, hemos dejado en claro las decisiones políticas e institucionales que tomamos y se plasmarán en proyectos de ley que próximamente enviaremos al recinto para su estudio y debate. Estos incluyen un proyecto de Acceso a la Información Pública, otro para la creación de una comisión interpoderes y con representantes de la sociedad civil para la reforma del sistema político-electoral, un tercero sobre retiro voluntario y anticipado de agentes públicos, y un proyecto de modernización y transformación del Estado provincial”.

Asimismo, un proyecto para “establecer un régimen de envasado en origen de azúcar y otros productos similares, con el objetivo de promover la industria local y agregar valor a nuestra producción; la creación de una Sociedad de Energía en Tucumán (SAPEM) para intervenir en el mercado eléctrico mayorista y fomentar la generación de energía solar en nuestra provincia; un proyecto para autorizar convenios de reciprocidad con la Nación y países vecinos para la atención de urgencias en materia de salud; y otro para  promover y desarrollar la producción y consumo de biocombustibles y bioenergía a partir de la caña de azúcar”.

El presidente brindará este viernes su primer discurso ante los legisladores nacionales

Será en la apertura del 142° período de sesiones ordinarias, convocada para un horario inédito. Gran expectativa respecto de lo que vaya a exponer Javier Milei.

El presidente de la Nación Javier Milei brindará este viernes 1° de marzo a partir de las 21 su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias. Será la primera vez que se presente como presidente en ese ámbito para dar un discurso, teniendo en cuenta que el antecedente más cercano, el 10 de diciembre pasado cuando su asunción, estuvo también rodeado por lo disruptivo, pues en lugar de leer su mensaje ante los legisladores una vez fue ungido, se retiró al exterior del palacio para hablar desde las escalinatas ante la Plaza de los Dos Congresos a sus seguidores.

Este viernes en cambio, a pesar de que mucho se había especulado en torno a la posibilidad de que el presidente pudiera desairar a los legisladores hablando nuevamente en el exterior del Parlamento, eso no sucederá, tal cual el propio Milei se ocupó oportunamente de aventar.

Eso sí, no solo inaugurará un horario inédito para esta experiencia, sino también lo hará desde un sitio no habitual: un atril ubicado en el centro del recinto de la Cámara de Diputados.

El atril fue ubicado debajo del estrado en el cual se sentarán las autoridades de ambas cámaras: la vicepresidenta Victoria Villarruel; el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala; y el titular de Diputados, Martín Menem. Es decir, Milei estará en una posición similar a la que toman los jefes de Gabinete, por ejemplo, cuando asisten a una sesión informativa, aunque él lo hará de pie.

Delante del atril se encuentra la mesa que es usualmente la utilizada por los taquígrafos, que separará por muy pocos metros a Milei de los senadores nacionales. Es que, en cada Asamblea Legislativa, los representantes de la Cámara alta tienen asignado un espacio en ese sector.

La intención del presidente pasa por darle a su discurso una impronta norteamericana, no sólo con la posición que adoptará dentro del recinto, sino con la decisión de hablar en el prime time de las 21 para que “más gente pueda escucharlo”, según confirmaron oficialmente desde Casa Rosada.

La extensión del mensaje

“Milei no va a utilizar el sillón del presidente de la Cámara, sino que se va a hacer desde un atril. Tampoco va a ser un discurso muy extenso”, adelantó el martes un diputado del bloque oficialista.

Sobre el tema, también mucho se ha escrito y dicho mucho los últimos días. La realidad se sabrá recién cuando concluya este viernes el mensaje presidencial, pero todos coinciden en hablar de un mensaje de entre 30 y 40 minutos. Invocan los antecedentes, que no son tantos. Se recuerda que el discurso ante la multitud convocada frente al Congreso el día de su asunción se extendió no más de 33 minutos. También se recuerda el discurso del líder libertario en Davos, que rondó esa media, y el más reciente en la convención conservadora en Estados Unidos, hace pocos días, que se extendió un poco más.

Muy atento a su repercusión personal, Milei insiste en contar con una audiencia este viernes de 40 puntos de rating, que marque un récord en materia de aperturas de sesiones ordinarias. Es “cadena nacional”, así que en ese sentido cuenta con un dato en su favor, pero también debe atender el presidente seguramente -como hombre de los medios que sin duda es- a mayor extensión, el rating desciende, por eso nadie imagina que su mensaje se extienda más de 40 minutos.

El tenor del discurso

Más importante que su extensión es sin duda atender qué tópicos recorrerá el primer mandatario en su mensaje de este viernes. Y sobre todo imaginar el tono que usará respecto de quienes lo escuchan. No es de esperar que use nuevamente invocaciones al “nido de ratas”, como hizo hace unos días en Corrientes, pero nadie imagina que vaya a mostrarse contemplativo con los diputados y senadores.

Atento a que ya trazó una divisora de aguas cuando el fracaso de la ley de Bases, poniendo de un lado los nombres y apellidos de los diputados “dignos” y del otro a los “traidores”, volverá seguramente a ahondar esa grieta. Se verá de qué manera lo hace y en qué tono, pero “no sería Milei” si volviera sobre sus pasos en la materia, tal cual expresó a este medio una fuente gubernamental este jueves.

¿Cómo reaccionarán los legisladores ante cualquier ofensa? parlamentario.com consultó a las diferentes bancadas sobre el tema. En el caso de la oposición más dura, la de Unión por la Patria, no se retirarán del recinto si Milei los ofende, según confió un encumbrado diputado de esa bancada. “Vamos todos juntos y no vamos a retirarnos”, confió un diputado de UP al cabo de una reunión mantenida este jueves a las 18. Se harán escuchar, no se quedarán callados, pero no se irán, porque ya han criticado mucho por eso por ejemplo a diputados del Pro. Eso sí, no pudo precisarse si usarán el recurso de darle la espalda en sus bancas. Algo que hizo el año pasado con Alberto Fernández alguien bien distante del peronismo, como es Fernando Iglesias, que estuvo mirando todo el tiempo hacia el lado opuesto al presidente, hasta que se hartó y se retiró entre gritos de “sinvergüenza”, entre otras lindezas que le lanzó al presidente.

Tampoco se espera que los radicales vayan a retirarse, si hay algo que los molesta puntualmente. Por el contrario, según confió un diputado del interior a este medio, mantendrán su postura “institucional” a pesar de que el presidente suele ensañarse con ellos especialmente. No se irán, se aclaró, haciendo referencia a lo que sí hicieron el año pasado por ejemplo los diputados de Evolución Radical.

¿Qué dirá el presidente, más allá del tono que utilice? Estos días se conoció que trazará un panorama concreto de lo que encontró su Gobierno. Hablará sobre la manera como el Gobierno anterior hipotecó a la futura administración para “bancar una candidatura” el año pasado. El presidente, que escribió de puño y letra el texto que este viernes leerá, recibió de parte de colaboradores cercanos detalles remitidos por la SIGEN para justificar los dardos que dirigirá a la anterior administración.

Entre las novedades que podría traer el discurso de Milei están las referencias a hechos de corrupción que tomaron estado público en las últimas horas, según ha trascendido. Será algo nuevo, en ese caso, escuchar al presidente ahondar en esa materia.

La cuestión económica llevará la mayor parte del mensaje. Hablará del ajuste en marcha, del cumplimiento de metas alcanzadas hasta ahora y del combate contra la inflación como objetivo innegociable.

No se referirá a la dolarización, como había trascendido -y fue desmentido profusamente días pasados-, aunque no se descarta que aluda a una competencia de monedas que pueda llegar a aplicarse en los próximos meses.

En materia de proyectos, no se insistiría con la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, aunque sí sobre algunos ejes puestos en debate durante el verano, para ser retomados. Dará precisiones sobre su propuesta para condenar penalmente a los funcionarios que autoricen el financiamiento del Tesoro.

Algunas fuentes hablaron también de un anuncio referido a dinero fresco que podría recibir la Argentina de parte del Fondo Monetario Internacional. Sería la parte que quedó pendiente del préstamo que consiguió Mauricio Macri en 2018, y que Alberto Fernández desechó. La utilización de esos fondos, que habría sido analizada días pasados en los contactos oficiales con autoridades norteamericanas, estaría habilitada sin necesidad de contar con un acuerdo del Congreso, por tratarse de un remanente ya concedido.

La relación con los gobernadores también sería parte del discurso de este viernes, y en el mismo sentido que con los legisladores, hay expectativa respecto del tono que usará Milei para con los mandatarios provinciales.

El detalle de la ceremonia

La Asamblea Legislativa fue convocada formalmente para las 20 por las autoridades de ambas cámaras. Desde las 19 comenzará la llegada al recinto de legisladores e invitados, y una vez iniciada la ceremonia, se procederá a la nominación de los integrantes de las comisiones de Interior y Exterior, encargadas de recibir al presidente de la Nación. Se trata de delegaciones compuestas por diputados y senadores de todos los partidos, cuyos nombres serán anunciados inmediatamente antes de que el recinto entre en cuarto intermedio para esperar la llegada del presidente.

Para poco antes de las 21 se espera la llegada del presidente, que ingresará por la explanada de la avenida Entre Ríos y luego de atravesar los salones Gran Hall y de las Provincias será acompañado por la presidenta del Senado, Victoria Villarruel, para firmar los libros de Honor del Honorable Senado de la Nación y de la Cámara de Diputados de la Nación.

Inmediatamente después, junto con Villarruel y Martín Menem, será conducido al recinto para exponer su mensaje a la Nación.

Asamblea nocturna: Las razones de una decisión inédita

Hay causas de todo tipo que atienden la elección presidencial de hablar en un horario inédito ante el Congreso de la Nación.

No hay nada objetable en la decisión de Javier Milei de hablar ante la Asamblea Legislativa en el horario que eligió. El inciso 8 del artículo 99 de la Constitución nacional señala entre las atribuciones presidenciales que el mandatario “hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunidas al efecto ambas cámaras, dando cuenta en esta ocasión del estado de la Nación, de las reformas prometidas por la Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes”. Nada dice sobre la hora.

Pero a partir de que a través de un decreto el presidente difundió la hora elegida para el convite anual con los legisladores, comenzaron a circular todo tipo de elucubraciones relacionadas con la decisión. En principio, la elección deliberada de ese horario para que coincidiera con el prime time de la televisión, lo que le garantizará la mayor audiencia que se recuerde para una apertura de sesiones ordinarias.

Tiene que ver también, y primordialmente, con el interés presidencial de ser siempre disruptivo. Y vaya si lo consiguió: desde el lunes pasado en que se conoció el decreto 197/24, Javier Milei consiguió la mayor atención en la materia.

Una razón que bien puede haber atendido el presidente argentino en esa decisión está relacionada con el mensaje del presidente de los Estados Unidos ante el Capitolio. Se trata del discurso del estado de la Unión, donde el presidente norteamericano cumple cada año su obligación establecida por la Constitución estadounidense. No es la apertura de sesiones ordinarias en ese caso, ni tiene una fecha fija: en 2023 se hizo el 7 de febrero; este año se hará el 7 de marzo, pero en todos los casos a las 21. Y se hace a invitación del presidente de la Cámara de Representantes.

Por otra parte, no puede omitirse el regocijo especial que le debe corresponder a Milei el afectar los planes de los legisladores, que se habían organizado para este viernes quedar liberados a media tarde de responsabilidades y retornar a sus provincias. La mayoría de los diputados y senadores debieron así andar cambiando pasajes para retornar a sus provincias durante el fin de semana.

Otro dato no menor es el de que todo el protagonismo será este viernes para el presidente de la Nación. Una cosa obvia, pero no tanto si se tiene en cuenta que de esta manera las repercusiones por el mensaje quedarán en un segundo o tercer plano. Lo que suele suceder en las asambleas legislativas es que a partir de las 14, cuando por lo general ha concluido el discurso presidencial, todos se abocan al análisis de sus dichos: periodistas y los propios legisladores, oficialistas y opositores. En este caso, el momento del análisis quedará seguramente relegado para el fin de semana.

Adorni dijo que el discurso de Milei “todavía no está escrito” y negó que vaya a tener “un carácter violento”

En la antesala de la Asamblea Legislativa, el vocero presidencial confesó que “no está todavía determinado con qué leyes se va a avanzar a partir del 1ro. de marzo”, por parte del Ejecutivo.

En el día previo a la Asamblea Legislativa, el vocero presidencial, Manuel Adorni, dijo que el discurso de Javier Milei “no está escrito todavía”, al tiempo que negó que su mensaje ante los legisladores vaya a tener “un carácter violento”.

“Nosotros apelamos, en el marco institucional, a que se lo escuche atentamente y a que no ocurra ningún episodio, adentro y fuera del Congreso, que vaya en contra de las instituciones y la salud de la democracia”, sostuvo al ser consultado por la eventual actitud que tomen los bloques de la oposición si el mandatario se dirige a ellos desde la confrontación.

Pese a que Milei ha acusado a algunos diputados -sin nombres o pruebas- de “buscar coimas”, y también los ha calificado de “delincuentes”, “traidores” y hasta “nido de ratas”, Adorni expresó: “No veo por qué hay preocupación de que el discurso del presidente tenga un carácter violento. Eso claramente no va a ser así”.

En su habitual conferencia de prensa, el funcionario confesó que “no está todavía determinado con qué leyes se va a avanzar en el Congreso a partir del 1ro. de marzo”.

Fue luego de recibir una pregunta sobre la posibilidad de una reforma laboral, la cual consideró “fundamental”, pero aclaró que “no hay tomada todavía ninguna decisión sobre ninguna ley, ni sobre la ley Bases, ni sobre parte de la ley Bases, ni sobre otras cuestiones; todavía no hay decisión del envío de ningún proyecto”.

“Las PyMEs tienen una urgencia de la reforma laboral, la cual los sindicatos han objetado, en este delirio donde los sindicatos que representan a los trabajadores están en contra de los trabajadores”, agregó.

En línea con la entrevista que Milei dio a Financial Times, el vocero presidencial señaló que la ley de Bases y el DNU 70/23 “apenas son un cuarto de las reformas totales que se tienen pensadas para estos cuatro años”, pero que pese a la caída de la ley -y eventual rechazo del DNU- “el plan económico no se mueve ni media línea”. “El camino que estamos transitando en el corto plazo no requiere la ley Bases y el DNU”, insistió.

En la previa de la Asamblea Legislativa, se colocó un atril desde donde hablaría Milei

Fue instalado en el recinto de la Cámara de Diputados, debajo del estrado donde se sientan las autoridades y muy cerca del espacio que ocupan los senadores nacionales en esa ocasión. 

Al cambio de horario en el cual se desarrolla tradicionalmente la Asamblea Legislativa, el presidente Javier Milei inaugurará otro cambio en la apertura de sesiones ordinarias, al dar su discurso parado detrás de un atril, que ya fue colocado en el recinto de la Cámara de Diputados. 

Descartada días atrás la posibilidad de que el mandatario no hable ante los legisladores, sino en las afueras como hizo el día de su asunción, los detalles de su mensaje en el Congreso van conociéndose a medida que se acerca el viernes 1ro. de marzo. 

El atril fue ubicado debajo del estrado en el cual se sentarán las autoridades de ambas cámaras: la vicepresidenta Victoria Villarruel, el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, y el titular de Diputados, Martín Menem. Es decir, Milei estará en una posición similar a la que toman los jefes de Gabinete, por ejemplo, cuando asisten a una sesión informativa, aunque él lo hará de pie. 

“Milei no va a utilizar el sillón del presidente de la Cámara, sino que se va hacer desde un atril. Tampoco va a ser un discurso muy extenso”, adelantó este martes un diputado del bloque oficialista en declaraciones radiales. 

Delante del atril, hasta ahora, se encuentra colocada la mesa que es usualmente la utilizada por los taquígrafos, que separará por muy pocos metros a Milei de los senadores nacionales. Es que, en cada Asamblea Legislativa, los representantes de la Cámara alta tienen asignado un espacio en ese sector.

La intención del presidente pasa por darle a su discurso una impronta norteamericana, no sólo con la posición que adoptará dentro del recinto, sino con la decisión de hablar en el “prime time” de las 21 para que “más gente pueda escucharlo”, según confirmaron oficialmente desde Casa Rosada. 

D’Alessandro pronostica que “Milei va a mirar de frente a los legisladores y se va a generar un momento tenso”

El diputado libertario habló sobre lo que será la Asamblea Legislativa y dijo que el presidente hará “un relanzamiento de los objetivos” de la ley de Bases.

En la previa de la apertura de sesiones ordinarias que encabezará Javier Milei, el diputado nacional Carlos D’Alessandro pronosticó que el presidente “va a mirar de frente a los legisladores y se va a generar un momento tenso porque se va a hacer una descripción sobre cómo recibimos el gobierno”.

“Va a ser una Asamblea distinta a la que estamos acostumbrados los argentinos”, dijo este martes y reveló detalles: “Milei no va a utilizar el sillón del presidente de la Cámara, sino que se va hacer desde un atril. Tampoco va a ser un discurso muy extenso”.

En diálogo con Radio Nacional, el libertario defendió el inusual horario elegido -a las 21-, ya que “es un horario donde todos los argentinos están sentados en la mesa de su casa y van a tener la posibilidad de ver el discurso del presidente. Creo que lo que se busca desde el Ejecutivo es el prime time para llegar a cada argentino”.

El puntano también aseguró que “va a haber un relanzamiento de los objetivos específicos que tenía Milei con la ley de Bases”, la cual se cayó en la Cámara de Diputados el pasado 6 de febrero.

D’Alessandro, que destacó que este miércoles el bloque oficialista se reunirá en Casa Rosada con el Milei, auguró que “el mensaje de tranquilidad que va a llevar el presidente a la ciudadanía es que estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer para terminar con los negocios de la política”.

“Milei no solamente busca que el país sea rico, sino que los argentinos recuperen el poder adquisitivo y tener un norte totalmente distinto”, agregó.

Por otra parte, sobre el pedido de sesión de la oposición no K en el Senado para tratar el mega DNU 70/23, el legislador afirmó que en la Cámara baja ” todavía no he escuchado a ningún diputado de la oposición dialoguista o la más acérrima plantear tratarlo”.

“Es un instrumento que tienen de presión sobre la gestión de Javier Milei”, resaltó y sumó: “Creemos que Victoria Villarruel va a saber resolver el tema, y el DNU el tratamiento se va a dar cuando se tenga que dar. No vamos a aceptar que nos impongan los tiempos”.

“La discusión en la comisión está vencida, como la de muchos DNU que heredamos. Si quieren tratar el DNU, primero vamos a tratar todos los otros”, reclamó en línea con la estrategia oficialista.

Adorni justificó el horario de la Asamblea Legislativa: “Se busca que la mayor cantidad de argentinos puedan escuchar al presidente”

El vocero presidencial planteó que “el horario de media mañana era una cuestión arbitraria, nunca nadie preguntó el por qué tampoco”. En tanto, aseguró que “no está por el momento dentro de los planes” que el Gobierno Nacional haga una convocatoria a los gobernadores.

El portavoz presidencial, Manuel Adorni, justificó este martes el horario de las 21 convocado para la Asamblea Legislativa en la que el jefe de Estado, Javier Milei, dará por inaugurado el periodo de sesiones ordinarias en el Congreso: “Se busca que la mayor cantidad de argentinos puedan escuchar al presidente”.

En su habitual conferencia de prensa desde Casa Rosada, Adorni afirmó: “El presidente Milei brindará el discurso de inicio de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa el viernes a las 21 horas. Con este cambio de horario se busca que la mayor cantidad de argentinos puedan escuchar al presidente después de sus horarios de trabajo, en un hecho sin precedentes en la historia argentina”, y remarcó: “Entendemos que es el mejor horario para que la mayor cantidad de gente pueda escuchar el mensaje”.

“Consideramos que es más justo un horario donde más gente tenga posibilidad de verlo en vivo, esa es la razón principal. El horario de las 10 o media mañana era una cuestión arbitraria, nunca nadie preguntó el por qué tampoco. Nos pareció correcto que dentro de las posibilidades se pueda llegar a mayor cantidad de gente y que pueda prestar atención y pueda ver el discurso en vivo del presidente”, agregó.

Al ser consultado por la decisión del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, de presentar un recurso legal sumándose a la postura que tomó el gobernador de Chubut, Adorni planteó: “Simplemente un llamado a la reflexión los argentinos entendimos que queremos vivir en un país normal, simplemente en un país normal un gobernador que mantiene una deuda con la Nación acepta sus responsabilidades, ajusta su presupuesto, paga sus deudas y de ninguna manera se le ocurriría amenazar al país con dejarlo sin combustible. O aquellos que dejaron un 50% de pobres y un 30% de inflación mensual se llamarían al silencio al menos aceptando humildemente sus errores y se llamaría a la reflexión”.

También apuntó contra Ricardo Quintela mandatario provincial de La Rioja y contra los gremialistas: “Un gobernador que administra una provincia que está en default por impericia propia no se le ocurriría emitir una cuasi moneda sin respaldo. En un país normal claramente los sindicalistas se dedicarían a trabajar para que haya más empleo y no obstruir la productividad ni amenazar a paros permanentes”.

“En un país normal la ley se cumpliría y la autoridad se respetaría y no habría gente durmiendo en los ministerios. Nos tenemos que acostumbrar a que la gente eligió que quiere vivir en un país normal y efectivamente este gobierno está transformando a la Argentina de a poco”, manifestó.

Al respecto, Adorni afirmó que “no está por el momento dentro de los planes hacer ninguna convocatoria en general a los gobernadores”. Así, anticipó que el resto de las provincias también sufrirán recortes: “Los fondos discrecionales van a desaparecer donde no hay plata, no hay recursos donde la premisa de déficit cero es inamovible”, pero aclaró que “se va a transferir lo que la ley obliga a la Nación efectivamente transferir. Va a haber todos los recortes, todo lo que sea discrecional”.

“No consideramos que una cuestión que tenga que ver con el ámbito legislativo y en materia de libertades pueda ser opacada por que algún gobernador pueda no estar de acuerdo con las políticas fiscales que está implementando el Gobierno Nacional y apela a que las provincias acompañen”, expresó sobre cómo podría repercutir en el Congreso el conflicto entre Nación y las provincias.

El vocero cerró: “Entendemos que el gobernador de Chubut tuvo un exabrupto con los argentinos en su menaza de cortar el petróleo y lo tomamos como tal como una equivocación en virtud de no haber entendido los términos y condiciones del descuento de la deuda con Nación”.

La Asamblea Legislativa será el viernes a las 21

El presidente de la Nación dispuso un horario totalmente inusual para la apertura de sesiones ordinarias, el 1° de marzo.

Sorpresivamente se conoció este lunes por la noche la noticia de que la apertura del 142° período de sesiones ordinarias será el viernes 1° de marzo a las 21 horas.

Así se dispuso a través de un decreto que lleva las firmas del presidente de la Nación, Javier Milei, y su jefe de Gabinete, Nicolás Posse. El decreto tiene solo dos artículos y se fundamenta en “las facultades conferidas por el artículo 99, inciso 8 de la Constitución Nacional”.

Según había trascendido este lunes en Casa Rosada, se especulaba con modificar la hora habitual para la Asamblea Legislativa, hablándose de un horario posterior al habitual del mediodía. Nadie pensaba en este horario totalmente inusual, pero absolutamente legal.

Milei prevé hablar entonces ante los diputados y senadores de la Nación en lo que en términos televisivos se conoce como el “prime time”.

La noticia fue ratificada este viernes por el vocero presidencial Manuel Adorni en el programa ¿La ves?, del canal TN, quien justificó ese horario señalando que “nos parecía razonable hacerlo en un horario donde haya mayor encendido.

Si bien aclaró que “no hay una línea” escrita aún del discurso, Adorni adelantó que seguramente tendrá información sobre “lo que encontramos” y además estará “plagado de datos de lo que viene en la Argentina”.

DECRE-2024-20168740-APN-PTE

Envuelto en una expectativa singular, el presidente inaugura el viernes las sesiones ordinarias

Con la presencia confirmada de Javier Milei ante la Asamblea Legislativa, toda la expectativa estará puesta en la interacción que vaya a darse entre el mandatario y su audiencia, compuesta mayoritariamente por quienes el presidente ha tratado con los calificativos más duros.

Con la expectativa que despierta la relación tan especial y negativa entre el presidente de la Nación y el Poder Legislativo, se inaugurará esta semana un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Será el viernes, a partir del mediodía, fecha en la que se dará inicio al 142° período de sesiones ordinarias, sin que hasta el momento hayan trascendido mayores detalles respecto del tono que le dará Javier Milei a esa presentación.

Se sabe -y ese no es un dato menor, dadas las circunstancias- que hablará ante los diputados y senadores. Porque si bien había trascendido su intención de volver a esquivar el convite, el propio mandatario fue el que terminó confirmando su presencia en el Congreso de la Nación el 1° de marzo. La última vez que lo hizo fue en una de las múltiples entrevistas que dio los últimos días, cuando se le preguntó por la relación que mantiene con su vicepresidenta, Victoria Villarruel. Para aclarar que la misma es normal y correcta, Milei contó que precisamente ese día había hablado con la titular del Senado para pedirle que en las comisiones que lo recibirán el viernes al llegar al Congreso esté presente José Luis Espert, con el que ha mostrado desde que fue elegido presidente de la Nación una simpatía muy especial, que se vio graficada en su decisión de que hacer que el diputado de Avanza Libertad presida la comisión más importante, la de Presupuesto y Hacienda.

Nadie imagina que, con todo lo que ha sucedido en los últimos tiempos, el paso de Javier Milei por el Congreso el viernes vaya a ser apacible. Con el antecedente de haber tildado al Parlamento como “nido de ratas” esta última semana desde la provincia de Corrientes, los legisladores de la oposición en general se aprestan a darle un trato acorde a las palabras que vaya a expresarles.

No faltarán los carteles en las bancas, costumbre impulsada por la izquierda y practicada con entusiasmo sobre todo por el kirchnerismo. Para este viernes, esos carteles hablarán por sí mismos durante el desarrollo de la Asamblea Legislativa. Pero sobre todo habrá que estar atentos a la interacción entre el primer mandatario y los legisladores. Con un oficialismo que ocupa el 15% de la Cámara baja y el 10% de los senadores, es de esperarse que la oposición más dura se haga escuchar desde sus bancas en el transcurso del mensaje. Dependerá de lo que diga Milei, y la manera que lo haga.

Habrá que ver si, fiel al estilo de los primeros discursos de apertura de sesiones ordinarias, el presidente realiza un detalle de lo que encontró al llegar adonde está. Eso es algo que no hizo Mauricio Macri por ejemplo en su discurso inaugural al asumir el 10 de diciembre de 2015, y que sí efectuó entonces en el mes de marzo, a sugerencia de sus colaboradores.

No se espera que el discurso de Milei sea demasiado extenso. Porque no es su costumbre, y porque no lo fue el discurso que brindó tras asumir el 10 de diciembre pasado, desde las escalinatas del Congreso. Ese día habló poco más de 33 minutos, con largos espacios con pausas para permitir el aplauso de sus seguidores.

En esa oportunidad tuvo palabras muy críticas respecto de la herencia, que se espera que repita este viernes: “La situación del país es crítica y de emergencia”, dijo en esa oportunidad, anticipando que por eso “no hay solución alternativa al ajuste”.

Habrá seguramente referencias a la experiencia del tratamiento del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, cuyo final es bien recordado por todos. Se verá si el espíritu que rodea esas referencias tiene que ver con el reproche de parte del presidente de la Nación, o bien con la intención de recomponer relaciones, camino a encarrilar ese tratamiento fallido durante el verano.

Habrá que estar atentos también a las presencias en los palcos. Estarán los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, que deberán resolver en las próximas semanas muchas de las acciones judiciales que ya han obturado medidas impulsadas por el Poder Ejecutivo.

¿Serán invitados los presidentes de la Nación vivos, como sucedió el 10 de diciembre pasado? ¿Estarán en ese caso Cristina Kirchner y Alberto Fernández? Misterio.

¿Y los gobernadores? Es uso y costumbre que se los invite y asistan en función de sus deseos y posibilidades, teniendo en cuenta que muchos ese día también inauguran sus sesiones ordinarias. Pero teniendo en cuenta la relación tormentosa que atraviesan hoy la mayoría de esos gobernadores con el presidente Milei, ese tema deja abiertos múltiples interrogantes.

La Constitución establece en su artículo 99°, inciso 8vo, la atribución presidencial de inaugurar las sesiones ordinarias. Entre las atribuciones que se le brindan al mandatario, se indica en el citado inciso que el presidente “hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunidas al efecto ambas cámaras, dando cuenta en esta ocasión del estado de la Nación, de las reformas prometidas por la Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes”.

Sobre el final del mensaje que vaya a dar Milei, tendrá que estar la frase “dejo inaugurado el 142° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación”. Lo que también se descuenta que no faltará en ese final, el tradicional grito de guerra presidencial: “¡Viva la libertad, carajo!”.

Milei va a inaugurar ordinarias con un discurso de tono “muy duro”

Su presencia ante la Asamblea Legislativa promete ser para alquilar balcones, habida cuenta del nivel de rechazo que experimenta el mandatario contra los habitantes del Parlamento.

El regreso del presidente Javier Milei al Congreso para inaugurar el período de sesiones ordinarias, el 1 de marzo,  será para “alquilar balcones”, ya que el mandatario prevé un discurso de tono “muy duro” contra los diputados, en cuya cámara se frustró la denominada Ley de Bases, que contenía  decenas proyectos de ley que intentaban desregular la economía y la mayoría de las áreas de la vida nacional.

El regreso promete ser espectacular porque -si bien Milei declinó su intención inicial de eludir el recinto del Congreso y dar su discurso afuera, ante la gente y de espaldas al Parlamento- el mandatario está cada vez más furioso con los diputados, especialmente un sector de los llamados “dialoguistas” y cercanos a los gobernadores “aliados” que -según su visión- hicieron caer centenares de proyectos de ley comprendidos en la ley ómnibus.

Fuentes de la Casa Rosada, las mismas que hace semanas adelantaban que el jefe de Estado consideraba la posibilidad de dar su discurso afuera del Congreso y no ante la Asamblea Legislativa (senadores y diputados), ahora dicen que irá, pero con el firme propósito de “exponer” los flancos débiles de esos diputados.

Claro, no será una sorpresa a esta altura de los 70 días de gestión Milei, ya que viene soltando anticipos de su furia contra esos legisladores, a quienes este lunes en su primera visita a una provincia para desarrollar una actividad -Corrientes- los calificó de “nido de ratas”.

El corolario de ese enfado fue el despido, tras una virtual linchamiento mediático, del titular de la ANSeS, el cordobés Osvaldo Giordano, quien había ingresado al staff de gobierno de Milei merced a la buena sintonía con el gobernador de esa provincia, el peronista no K Martín Llaryora.

Córdoba fue el bastión del aluvión de votos a favor del jefe de Estado en el balotaje de noviembre, merced al firme apoyo que le dio el gobernador Juan Schiaretti, quien había competido contra él como candidato presidencial en las primarias de agosto.

A ese despido se le sumó el de Flavia Royón, de la Secretaria de Minería, y cercana al mandatario de Salta, el también peronista no K Gustavo Sáenz.

De esa forma, el Presidente va subiendo la ira y la apuesta: el mismo día en que se cayó la Ley de Bases los había tratado de “traidores”.

Tal como informó oportunamente parlamentario.com, el mandatario no dará su discurso de espaldas al Congreso -como pensaba y aún lo desea- por la intervención de la vicepresidenta, Victoria Villarruel, y del titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, quienes lo convencieron de lo inoportuno de no cumplir con un acto institucional reglado por la Constitución nacional, como lo es el inicio de las sesiones ordinarias, que vencen el 30 de noviembre.

Al respecto, el artículo 99 de la Carta Magna, en su inciso 8 dicta: “El presidente hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunida al efecto ambas cámaras, dando cuenta en esta ocasión del estado de la Nación, de las reformas prometidas por la Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes”.

Así como están las cosas todo indica que la sesión del 1 de marzo ante el pleno de 72 senadores y 257 diputados será para “alquilar balcones”. Al menos, la previa está dejando trazos de ese día “espectacular” que se viene en el Congreso.

Milei confirmó que hablará ante la Asamblea Legislativa el 1ro. de marzo

“Cuando se hace la apertura de sesiones, es adentro del recinto”, dijo el presidente, luego que trascendiera la posibilidad de otro discurso en las escalinatas.

El presidente Javier Milei afirmó este jueves que el próximo 1ro. de marzo hablará dentro del recinto de la Cámara de Diputados, para dejar inaugurado un nuevo año parlamentario. La confirmación no debería ser ninguna novedad, pues es lo que siempre ha ocurrido, pero desde Casa Rosada había trascendido que el mandatario podía volver a darle la espalda a los legisladores. 

Tras el fracaso de la ley ómnibus, y el duro descargo -que persiste- de Milei contra diputados opositores y gobernadores de distinto signo político, fuentes del Ejecutivo no descartaban días atrás que el presidente repitiera el esquema que llevó adelante en su asunción. “Reculó”, aseguraron desde Casa de Gobierno. 

El 10 de diciembre, Milei juró ante la Asamblea Legislativa y recibió por parte de Alberto Fernández los atributos presidenciales, pero luego se dirigió a las escalinatas del Congreso para dar su mensaje a la militancia. 

En declaraciones a Radio La Red, el jefe de Estado confirmó este jueves que hablará a diputados y senadores: “Sí, obvio que voy; hay una cuestión de protocolo. La asunción podía hacerla donde yo quería, y lo hice de espaldas a los políticos, pero la Asamblea Legislativa, cuando se hace la apertura de las sesiones, es a la Asamblea, adentro del recinto”.

Al compartir la noticia en sus redes, la diputada del Pro Sabrina Ajmechet celebró la decisión: “Esta es una buena noticia. El último presidente que no cumplió con su deber de hablarle al Congreso fue (Hipólito) Yrigoyen, que decía que el Congreso era el lugar del ‘Régimen’ y él lo despreciaba por ser quien encarnaba ‘la Causa’. Aprecio el respeto republicano y a la institución del Congreso, en donde todos los ciudadanos están representados. Lo esperamos el 1ero de marzo, presidente”. 

Según pudo saber parlamentario.com, en la decisión de Milei de no volver a dar la espalda a los legisladores habría tenido “mucho que ver” la vicepresidenta Victoria Villarruel, quien trabaja en el Senado para acercar posiciones con los bloques de la oposición no K, ante el bajísimo número de senadores propios; al tiempo que también lo interpretan fuentes de Casa Rosada como un “respaldo” a sus espadas en el Parlamento, no sólo la vice, sino también el presidente de Diputados, Martín Menem, quien comenzó su gestión con la ardua tarea de la ley ómnibus, que finalmente no vio la luz.

Milei: discurso de espaldas al Congreso y dardos contra la “casta política”

En Casa Rosada ya hablan de una intención del Ejecutivo de emitir distintos DNU ante la caída de la ley ómnibus. Por otro lado, se posterga la cumbre del presidente con Macri por el acuerdo LLA-Pro.

El bloqueo que sufrió la ley ómnibus en la Cámara de Diputados, según la visión del presidente Javier Milei, o la falta de experiencia para arribar a consensos, según los legisladores opositores pero “dialoguistas”, provocó la ira del jefe de Estado, quien analiza no sólo inaugurar de espaldas al Congreso el período de sesiones ordinarias el próximo 1ro. de marzo –como adelantó parlamenario.com-, sino que su discurso sería muy crítico contra la “casta política”. Especialmente, los dardos harían blanco en un grupo de diputados con el que está disgustado porque no acompañaron sus ideas de desregulación de la vida nacional.

Milei, ya regresado de su gira por Israel, Italia y Ciudad del Vaticano, donde visitó al papa Francisco, estaría decidido a dar su discurso fuera del recinto (como lo hizo el 10 de diciembre), pero además intentar que sus principales proyectos de ley se pongan en vigencia por medio de decretos de necesidad de urgencia (DNU), de acuerdo a una fuente de la Casa Rosada.

“Para muestra basta un botón”, dijo el informante a parlamentario.com, descreyendo de que la Cámara de Diputados apruebe futuras iniciativas de La Libertad Avanza. La fuente se refería al pase a comisión del proyecto de ley de Bases, aprobado en general por la Cámara baja pero que al empezar a tratarse en particular perdió varios incisos de algunos artículos y no se siguió porque el oficialismo a esa altura había perdido apoyos de los aliados y hubiese sufrido daños en la votación.

Para el informante, ese quite de apoyo -en particular de diputados que responden a gobernadores que pedían algunos cambios- fue un virtual bloqueo, no solo a la ley ómnibus, sino al Gobierno.
Por eso, el mismo viernes -y no este miércoles, como se había proyectado inicialmente- le pidió la renuncia al cordobés Osvaldo Giordano, hombre del tándem Juan Schiaretti-Martín Llaryora, y a la salteña Flavia Royón, del mandatario de esa provincia, Gustavo Sáenz. El primero estaba a cargo de la ANSeS y la segunda en Minería. Milei está enfadado especialmente con Llaryora, un peronista antikirchnerista, y el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, un radical que en su provincia supo estar aliado con el socialismo y la Coalición Cívica.

Lo curioso es la manera en que Milei manifiesta su enojo contra los legisladores: retuitea publicaciones en la red social X en la que usuarios ignotos hacen blanco en los diputados que “bloquearon” en Diputados la ley ómnibus y los califican de “traidores”. El resultado de las iras presidenciales -quien para esa decisiones no tiene “mesa chica”- ha llevado a la administración libertaria a iniciar una escalada de virtual enfrentamiento con la Cámara de Diputados, donde tiene una franca minoría pero que, en la primera votación efectuada en la ley ómnibus, había logrado una mayoría con la ayuda de los bloques del ex Juntos por el Cambio y de algunos legisladores provinciales. Hoy esa mayoría está despedazada porque las esquirlas de las críticas de Milei los alcanza a ellos también. Es un rompecabezas que hay que empezar a armar nuevamente, aunque las únicas señales que dio Milei en esta última semana no son precisamente de “fumata blanca”.

Este jueves vence la convocatoria del Poder Ejecutivo a sesiones extraordinarias y no hay señales desde la Casa Rosada para ampliar ese período hasta fin de mes (el 1ro. de marzo ya empiezan las sesiones ordinarias) y, es más, se habla de iniciar un período de dictado de DNU, soslayando a la “casta política” del Parlamento.

Las próximas horas serán cruciales para examinar si el Gobierno cambia de rumbo -o rectifica- y decide obviar al Congreso o si la alianza en ciernes entre los libertarios y los Pro afines a Milei conforman un interbloque de hecho. Claro que para ello se verá la permeabilidad del mandatario. Si acepta algún Pro en el Gabinete –Patricia Bullrich y Luis Petri lo están en forma individual por acuerdos de la ministra de Seguridad con Milei- y ungir como presidente de la Cámara de Diputados a Cristian Ritondo en lugar de Martín Menem. De ello depende también una posible reunión cumbre para sellar ese acuerdo entre Milei y Mauricio Macri -el impulsor de esta alianza LLA-Pro-, quien aspira a presidir nuevamente el partido que lo catapultó a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a la presidencia, y así volver a incidir en la política doméstica e internacional tras un impasse de cuatro años. Pero, dice la fuente de Casa Rosada a parlamentario.com, que Milei “no tiene apuro” en rearmar el rompecabezas, precisamente porque apostó a ese juego.

 

Kicillof: “No nos eligieron para seguir haciendo lo mismo, nos eligieron para seguir transformando”

Con Cristina Fernández de Kirchner en el palco oficial, Axel Kicillof y Verónica Magario reasumieron en sus cargos de gobernador y vice por el período 2023/2027.

El gobernador Axel Kicillof y la vicegobernadora Verónica Magario juraron ante la Asamblea Legislativa en sus cargos para dar inicio a su segundo mandato, desde 2023 hasta 2027.

En un discurso que se alejó de la gestión y estuvo cargado de connotaciones políticas, el gobernador Kicillof subrayó que “no nos eligieron para seguir haciendo lo mismo, nos eligieron para seguir transformando”.

Lejos de su estilo, el primer mandatario bonaerense aceptó formalmente el cargo para el período 2023/2027, con un discurso de corte netamente político y cargado de contrastes con el nuevo gobierno nacional que encabeza el presidente Javier Milei.

La Asamblea Legislativa, como pocas veces sucede, estuvo llena de legisladores nacional del partido que encabeza el gobierno en la provincia, comenzando con la presencia de la expresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner.

Pero además de la exmandataria estuvieron en el recinto los dos senadores nacionales de la provincia de UP, Wado de Pedro y Juliana Di Tulio, y varios diputados nacionales, incluido entre ellos el también presidente del PJ bonaerense Máximo Kirchner. También estuvieron, en gran cantidad, intendentes del oficialismo y de la oposición; y hasta el tucumano Juan Manzur estuvo en el hemicírculo.

Además del alto contenido político que tuvo el discurso, en lo que algunos bautizaron como la “Asamblea de la Resistencia”, otra característica que sorprendió fue la extensión: escasos 35 minutos insumió el gobernador Kicillof para desplegarlo, mientras que fue interrumpido en 38 ocasiones por aplausos de los presentes.

Vista general de la Asamblea Legislativa en el recinto de la Cámara de Diputados.

El discurso

El gobernador reconoció que la reelección de la fórmula de UP, en la provincia, se dio en un contexto de “extendido malestar social”, y prosiguió “si aun así nos eligieron creo que se debe fundamentalmente a dos causas: se valoró lo que realizamos en condiciones muy complejas, pero, sobre todo, se volvió a elegir a este gobierno sabiendo que no se vota una continuidad mecánica, sino que se vota para proseguir con la transformación”.

Reconoció el amplio respaldo de la ciudadana y subrayó que “gracias a ese amplio respaldo pudimos recuperar, como fuerza y como proyecto político, 16 municipios para alcanzar un total de 84”, de los 135 distritos que componen el territorio.

Y afirmó: “Pese a todas las dificultades, los bonaerenses evaluaron que lo que falta en materia de vivienda, de educación, de salud, de infraestructura no se consigue ni con motosierra ni con ajuste; respaldaron lo que se hizo, pero sobre todo dijeron que no sobran derechos, que no sobra Estado; exactamente al revés: hacen falta más derechos, hace falta más y mejor Estado”.

Pero acto seguido el primer mandatario bonaerense recordó que “nada de eso se consigue sin recursos”, y realizó un llamamiento general “hago una invitación a todos los partidos políticos representados en este ámbito legislativo: lo que nos toca como generación de dirigentes bonaerenses es recuperar los recursos que le fueron quitados a nuestra provincia”.

En este tramo de su alocución, el gobernador de la provincia se cuidó de remarcar que Buenos Aires tiene un “compromiso solidario con las restantes provincias”. No obstante, “esta situación constituye una enorme injusticia: aportamos casi el 40% de la coparticipación y recibimos poco más del 20%”.

Kicillof repitió sentirse orgulloso “por el reconocimiento popular a nuestra tarea y por el contundente respaldo que se recibió”, y agregó que “la voluntad popular no es un misterio ni un enigma, es siempre una voluntad de progreso, de bienestar y de dignidad; por no haber hecho posible esa aspiración, no se pudo conseguir la reelección en el Gobierno Nacional pero por esa misma razón en sentido inverso, Néstor y Cristina consiguieron en su momento dos reelecciones en primera vuelta: por gobernar de manera audaz implementando políticas que le mejoraron sustancialmente la calidad de vida al pueblo”.

Allí fue cuando llegó la afirmación: “Quiero compartir una primera opinión sobre el resultado electoral: creo que se lograron muchos avances, pero creo también que faltó más rebeldía, faltó más justicia social, faltó más distribución de la riqueza, faltó más igualdad”, dijo Kicillof sobre el gobierno de Alberto Fernández.

“La sociedad argentina eligió un nuevo presidente, Javier Milei, cuyas ideas y propuestas no compartimos; pero, en democracia, el pueblo y sólo el pueblo es el que manda”, apuntó el gobernado mientras prosiguió “por eso, corresponde en primer lugar respetar la esperanza de los millones de argentinos que lo eligieron a la espera de un tiempo mejor”.

Asimismo, aclaró que “no les voy a mentir, en mi opinión, las propuestas de la fuerza que ganó no conducen ni a una mejor sociedad ni a una mejor economía; así y todo, deseo con honestidad, y sin ninguna duda, que las cosas salgan bien, nos tocará convivir con un Gobierno nacional cuyas prioridades no comparto, pero cuya legitimidad popular respetamos”.

Ya entrando en la parte final de su discurso, el gobernador recordó que “este año cumplimos 40 años de democracia sin interrupciones; más allá de las deudas pendientes, esa democracia es un logro colectivo que seguimos construyendo todos los días: ahora bien, durante la campaña escuchamos declaraciones muy inquietantes”.

Kicillof se refirió así a ciertas expresiones volcadas en la campaña por el actual presidente de la República Javier Milei, aquellas que “negaron los 30.000 desaparecidos, la desigualdad de género, el calentamiento global”, o que cuestionaron “el carácter público y gratuito de la educación y salud, del sistema universitario, científico y tecnológico”.

“Celebro algunos gestos pacificadores que tuvo estos últimos días el nuevo presidente, pero expreso mi enérgico repudio para cualquier discurso que estimule el odio y el rencor entre argentinos”, agregó.

La fórmula reelegida en la provincia de Buenos Aires y la ex vicepresidenta Cristina Kirchner.

Y para terminar, el gobernador Kicillof, que continuó la jornada con un acto público junto a la militancia, en la plaza San Martín frente a la gobernación, afirmó dentro del recinto de la Cámara de Diputados y frente a la asamblea legislativa que “en 2019, decíamos en campaña que lo importante no es llegar, sino cómo llegás y para qué llegás; ahora que ya demostramos para qué llegamos, diría que lo importante no es seguir sino para qué seguir. Entonces… ¿Para qué seguir? Para seguir transformando”.     

Postales de una jornada histórica

Al cumplirse cuarenta años de democracia ininterrumpida, la Argentina vivió una fiesta con la asunción de un nuevo presidente elegido a través de los votos de la sociedad. Las imágenes dentro del recinto de la Cámara baja.

Firmando el libro de honor de ambas cámaras.
La firma del presidente y su vice.
Los ministros entonando el Himno Nacional Argentino.
La protesta anticipada de la izquierda contra el ajuste.
Senadores de UP esperando el inicio de la asamblea.
Los libertarios Martín Menem y Gabriel Bornoroni.
Juntos… Carolina Losada, Alfredo De Angeli, Julio Cobos, Luis Juez y Beatriz Avila.
Javier Milei transitando la alfombra roja para dar su discurso ante la gente.
Expresidentes y gobernadores en la Asamblea.
Jair Bolsonaro estuvo a gusto en el Congreso.

Francisco Paoltroni se retrató con Santiago Peña, Jair Bolsonaro, Gabriel Boric y Luis Lacalle Pou.

“No ha sido una buena señal que el primer discurso sea de espaldas al Congreso”

Así lo consideró el presidente del partido de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, tras la asunción de Javier Milei.

El diputado nacional y presidente del partido de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, consideró este domingo que “no ha sido una buena señal que el primer discurso (de Javier Milei), como mensaje público de significativa relevancia, sea de espaldas al Congreso Nacional, que es donde están representados el pueblo y las provincias. La dimensión simbólica, estética y ética es también la acción política de un gobernante”. 

“No cuestiono que el presidente le hable a sus seguidores en la plaza, pero en este acto inaugural deberían haber primado los valores y actos republicanos”, opinó el legislador, en alusión al formato que tuvo esta vez la asunción presidencial. 

No obstante, aseguró que le desea “lo mejor al presidente Javier  Milei y todo su equipo de gobierno”. “Hoy se inicia una etapa difícil en la que se necesitará de mucha templanza, sensatez y seriedad”, señaló. 

Del Pla le contestó a Milei tras referirse a los piquetes: “Llamamos a enfrentar este enorme golpe a los ingresos populares”

La diputada de izquierda apuntó contra el presidente Javier Milei tras dar su discurso inaugural de gestión: “Dijo que iba a terminar con la casta, pero apuesta a gobernar en base a pactos con los mismos de siempre”.

La diputada nacional Romina del Pla (PO/FIT-U) cuestionó al presidente de la Nación, Javier Milei, tras dar su primer discurso inaugural de gestión: “Dijo que iba a terminar con la casta, pero apuesta a gobernar en base a pactos con los mismos de siempre, no sólo con (Mauricio) Macri sino también con el PJ”.

“El peronismo en el Congreso arrancó dándole el aval a la designación de Martín Menem, que viene a llevar adelante el paquete anti obrero de leyes que promueve Milei. Además, el PJ le hizo un enorme favor en la transición al nuevo gobierno. Aumentó los precios de las naftas hasta un 30% la semana previa a la asunción de Milei y aplicó una fuerte devaluación llevando el dólar oficial a 400 pesos”, cuestionó la bonaerense.

Así, comparó: “Sólo el Frente de Izquierda se planta contra estos pactos con un gobierno que viene proponiendo un enorme ajuste contra los trabajadores”.

Por otor lado, se refirió a los dichos de Milei sobre los piquetes ‘el que corta no cobra’ y cuestionó: “Pero felicita al que despide. Mientras promete incrementar la pobreza, amenaza a los que se movilizan, trabajadores que se organizan para luchar. No va a perseguir a la casta política, menos aún a los empresarios que serán los verdaderos ganadores de esta política anti obrera”.

Del Pla adelantó: “Nosotros por nuestra parte llamamos a no dejarse amedrentar y a superar la parálisis de la burocracia sindical, para ponernos de pie y enfrentar este enorme golpe a los ingresos populares. Por eso el 20 de diciembre convocamos a llenar la plaza de mayo junto al sindicalismo combativo y al frente de lucha piquetero”.

Presencias estelares, risas con CFK y desaire a los legisladores: cómo se vivió la asunción de Milei

El presidente juró ante la Asamblea Legislativa, pero no emitió una sola palabra dentro del recinto. Figuras internacionales y un cruce picante entre los diputados de la izquierda e invitados del libertario. El color de la ceremonia.

Por Melisa Jofré

En el día que se cumplieron 40 años del retorno de la democracia, Javier Milei se convirtió en el octavo presidente desde 1983 -elegido por el voto popular- de la Argentina. Tal como se anticipaba, el flamante jefe de Estado no dirigió la palabra ante la Asamblea Legislativa, lugar donde habitan los representantes del pueblo, aquellos con los que a partir de mañana deberá comenzar a buscar acuerdos para la aprobación de su ambicioso paquete de leyes. Pues, a pesar de haber construido en dos años lo impensado y asumir con un contundente aval en las urnas en el balotaje, el nuevo gobierno posee una debilidad parlamentaria sin precedentes.  

Tras jurar, el libertario se trasladó a las escalinatas del Congreso para dar su discurso ante sus seguidores. Aunque el locutor pidió a los presentes en el recinto que permanecieran en sus lugares para escucharlo, todo se desconcentró muy rápidamente. Solo quedaron algunos de los legisladores de La Libertad Avanza. Hubo una gran cantidad de invitados, sin embargo algunas bancas de diputados estuvieron vacías y tampoco hizo falta, como en otras ocasiones, que se ocuparan las sillas que se colocan en los pasillos. 

Durante el cuarto intermedio que se realizó para aguardar la llegada de Milei, los cinco diputados del Frente de Izquierda protagonizaron un cruce con militantes ubicados en los palcos. Parados, se sacaron una foto con carteles que decían “No al plan motosierra de Milei contra el pueblo”. “Del Caño andá a bañarte” y “parásitos”, fueron algunas de las agresiones que recibieron. “Dejá de pasar vergüenza”, devolvió Myriam Bregman, mientras que Christian Castillo se mostró más molesto respondiéndoles “facho” y “gorila” a los que gritaban. Al canto de “motosierra, motosierra”, los libertarios siguieron festejando. 

“Abran paso a Javier Milei, pongan huevo, la casta va a correr”, se escuchó desde una de las bandejas cuando el “León” llegó en auto al Parlamento. “Libertad, libertad” y “Argentina, Argentina”, fueron otros de los cánticos de eufóricos asistentes al evento. También cargaron contra la ahora exvicepresidenta: “Juira, a la cárcel”, gritaron cuando Cristina Kirchner recibió a Milei en el estrado. “Shhh”, le devolvieron desde el lado de Unión por la Patria. 

Cuando ya se había retirado Alberto Fernández, tras entregar los atributos, y mientras el escribano general de la Nación leía el acta, Milei le mostró a CFK el detalle de su bastón y ambos rieron. Su perro muerto Conan y sus clones fueron tallados especialmente.

Vestida completamente de rojo, y después de haberse hecho viral por un gesto de fuck you que tiró a los militantes libertarios en su llegada, la expresidenta estuvo a cargo de casi toda la Asamblea, que en el final sí se encargó de cerrar Victoria Villarruel. “Fue una lady”, elogió sobre su comportamiento uno de los diputados de Unión por la Patria. La foto de CFK con Milei fue la que no tuvo en 2015 Mauricio Macri, quien estuvo sentado en el primer lugar de la bandeja a la izquierda del estrado, donde compartió con los expresidentes Eduardo Duhalde y Adolfo Rodríguez Saá. “Viva, viva”, celebró el líder del Pro, quien tras las elecciones de octubre selló con Milei el denominado “Pacto de Acassuso”. 

El corralito donde fueron ubicados los gobernadores y expresidentes. (Foto: HCDN)

En ese sector también se sentaron los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Leandro Zdero (Chaco), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Marcelo Orrego (San Juan), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Gustavo Valdés (Corrientes), Carlos Sadir (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Raúl Jalil (Catamarca) y el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri.

De la jura y asunción del libertario participaron además varias figuras internacionales, entre ellas el rey Felipe VI de España; los presidentes Santiago Peña (Paraguay), Gabriel Boric (Chile), Daniel Noboa (Ecuador) y Luis Lacalle Pou (Uruguay); y el exmandatario brasileño Jair Bolsonaro, de vínculo estrecho con el nuevo mandatario. Otra de las presencias estelares fue la Volodímir Zelenski, el presidente de Ucrania, a quien minutos antes del comienzo de la cadena nacional los senadores Pablo Blanco y Beatriz Ávila le pidieron una selfie. También se llevó la suya el diputado Facundo Manes y otros tantos. En una charla que concentró miradas, Zelenski tuvo varios minutos de conversación con el primer ministro de Hungría, Víktor Orbán

Una característica saliente que tuvo además esta Asamblea fue la presencia de nada menos que los cinco presidentes de la Nación de los últimos 40 años que están vivos. Fueron sentados juntos Mauricio Macri, Eduardo Duhalde y Adolfo Rodríguez Saá. Y por supuesto también hay que contar a Cristina Kirchner y Alberto Fernández.

Bien temprano, cuando se realizaba la prueba de sonido, la primera dama Fátima Flórez se sentó en el palco central frente al estrado. Minutos después llegaron sus suegros, Norberto Horacio Milei y Alicia Luján Lucich. A la madre del presidente la llamó con insistencia para saludarla y sacarle una foto la libertaria Lilia Lemoine, una de las que lució más elegante en la ceremonia. 

Fátima Flórez y los padres de Milei.

Al igual que en la sesión preparatoria en la que Martín Menem asumió como presidente de la Cámara baja, asistieron este domingo parte de la familia riojana: Eduardo Menem y Zulemita junto a sus hijos. En su palco colocaron una bandera argentina.

Los últimos en llegar, a las 11.33, fueron los cuatro jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. En diagonal a ellos, en sus bancas estaban Martín Soria, exministro de Justicia y flamante diputado, y Carolina Gaillard, quien fue presidenta de la Comisión de Juicio Político que durante este año llevó adelante el proceso en su contra.

Los integrantes de la Corte Suprema estuvieron presentes en la Asamblea. (Foto: HCDN)

Otras de las caras que se vieron en la asunción fueron las de la jueza Sandra Arroyo Salgado y su hija Lara Nisman, y la periodista Cristina Pérez, pareja de Luis Petri, el elegido como ministro de Defensa, que estuvo sentado junto a todos los miembros del gabinete de Milei. 

Representantes de distintos cleros, jefes de las Fuerzas Armadas y diplomáticos completaron la lista de invitados, mientras que entre los ausentes se anotaron los líderes sindicales. 

Milei y el ajuste que vendrá: “No hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo”

“Para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento y lamentablemente tengo que decírselo de nuevo: no-hay-plata”, sostuvo el presidente de la Nación en su discurso en la explanada del Congrso

Sin vueltas, el presidente Javier Milei anunció este domingo la magnitud del ajuste que vendrá. En tono monocorde, anticipó que “debe quedar claro que no hay alternativa posible al ajuste. Tampoco hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo”.

“Todos los programas gradualistas terminaron mal, los de shock, salvo el del 59, fueron exitosos”, proclamó el mandatario.

En ese sentido sostuvo que “si un país carece de reputación, como lamentablemente es el caso de la Argentina los empresarios no invertirán hasta que vean el ajuste fiscal, haciendo que el mismo sea recesivo”.

Milei sostuvo que “para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento y lamentablemente tengo que decírselo de nuevo: no-hay-plata”.

Por ende, continuó: “la conclusión es que no hay alterativa al ajuste, y no hay alternativa al shock. Naturalmente eso impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, la cantidad de pobres e indigentes”.

Anticipó entonces que “habrá estanflación, es cierto; pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años. El PBI per capita ha caído el 15% en un contexto donde acumulamos 5000% de inflación. Hace una década que vivimos en estanflación, por lo tanto este es el último mal trago para iniciar la reconstrucción de Argentina”.

Tras asumir, Milei alertó que “la situación del país es crítica y de emergencia” por lo que “no hay solución alternativa al ajuste”

El flamante presidente de la Nación enumeró la herencia que recibió del kirchnerismo en su discurso inaugural de su gestión: “Déficit fiscal, emisión monetaria, cepo cambiario, hiperinflación, deuda, pobreza, inseguridad”, entre los puntos. Le dejó un mensaje a la clase política.

Celeste y blanco. Banderas argentinas y algunas amarillas que flameaban al canto de “Viva la Libertad” en los alrededores en la Plaza de los Dos Congresos. Así se congregó una multitud a la espera de escuchar el primer discurso como presidente de la Nación de Javier Milei.

En un escenario montado en la explanada del Parlamento, donde fueron ubicados a sus costados los dignatarios extranjeros que vinieron a presenciar su asunción, el presidente electo inició su discurso cerca de las 12.20 del mediodía de este domingo. “Hola a todos”, fueron las primeras palabras de Milei que despertó la euforia de su público.

“Señores ministros de la Corte. Señores gobernadores. Señores diputados y senadores nacionales. Presidentes y mandatarios extranjeros. Argentinos. Hoy comienza una nueva era en la Argentina. Hoy damos por terminada una larga y triste historia de decadencia y declive y comenzamos el camino de la reconstrucción de nuestro país”, arrancó su disertación.

Así, destacó que “los argentinos, de manera contundente, han expresado la voluntad de cambio que ya no tiene retorno. No hay vuelta atrás”, y resaltó: “Hoy enterramos décadas de fracasos, peleas intestinas y disputas sin sentido. Peleas que lo único que han logrado es destruir nuestro querido país y dejarnos en la ruina. Hoy comienza una nueva era en la Argentina, una era de paz y prosperidad. Una era de crecimiento y desarrollo, una era de libertad y progreso”.

Recorrido histórico

Milei contó que “hace 200 años un grupo de ciudadanos argentinos reunidos en San Miguel de Tucumán le dijeron al mundo que las provincias unidas del Río de La Plata no eran más una colonia española y que a partir de ese histórico momento seríamos una Nación libre y soberana. Durante décadas nos enfrentamos en disputas internas acerca de cuál tendría que ser la forma institucional que nuestro país necesitaba”.

“En 1853, luego de 40 años de haber declarado la independencia, bajo el auspicio de un grupo de jóvenes idealistas que hoy conocemos como la generación del 37’ decidimos como pueblo abrazar las ideas de la libertad”, relató y sumó: “Así, se sancionó una Constitución liberal con el objetivo de asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino”.

En esa línea, el presidente señaló que “lo que vino después de la sanción de esa Constitución de fuerte arraigo liberal fue la expansión económica más impresionante de nuestra historia. De ser un país de bárbaros enfrascados en una guerra sin cuartel pasamos a ser la primera potencia mundial. Para principios del siglo XX éramos el faro de luz de Occidente. Nuestras costas recibían con brazos abiertos a millones de inmigrantes que se escapaban de una Europa devastada en búsqueda de un horizonte de progreso. Lamentablemente, luego de nuestra dirigencia de modelo que nos había hecho rico, se abrazaron las ideas empobrecedoras del colectivismo”.

En contraste, cuestionó que “durante más de 100 años los políticos han insistido en defender un modelo que lo único que genera es pobreza, estancamiento y miseria. Un modelo que considera que los ciudadanos estamos para servir a la política y no que la política existe para servir a los ciudadanos”.

Un modelo que considera que la tarea de un político es dirigir la vida de los individuos en todos los ámbitos y esferas posibles. Un modelo que considera al Estado como un botín de guerra que hay que repartir entre los amigos. Señores, ese modelo ha fracasado en todo el mundo, pero en especial en nuestro país”, enfatizó y comparó: “Así como la caída del Muro de Berlín marcó el fin de una época trágica para el mundo, estas elecciones han marcado el cuento de quiebre de nuestra historia”, mientras los espectadores comenzaron a gritar “libertad, libertad”.

La herencia kirchnerista

En otro pasaje de su discurso, Milei hizo hincapié en “la herencia que vamos a recibir”, y apuntó: “Dejen que sea muy claro en esto: ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”.

Así, criticó: “El kirchnerismo que en sus inicios se jactaba de tener superávits gemelos, esto es superávit fiscal y externo, hoy nos deja déficits gemelos por 17% del PBI. A su vez, de esos 17 puntos, 15 puntos corresponden al déficit consolidado entre el Tesoro Nacional y el Banco Central”.

“Por lo tanto, no existe solución viable en la que se evite atacar al déficit fiscal. Al mismo tiempo, de esos 15 puntos de déficit fiscal 5 corresponden al Tesoro Nacional y 10 al BCRA por lo que la solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI que, a diferencia del pasado, caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”, advirtió el economista.

Milei explicó que “es necesario limpiar los pasivos remunerados del BCRA los cuales son los responsables de los 10 puntos de déficit del mismo, de esta manera se pondría fin a la emisión de dinero y con ello a la única causa de la inflación empíricamente cierta y válida en términos teóricos”.

“Sin embargo, dado que la política monetaria actúa con un rezago que oscila entre 18 a 24 meses aun cuando hoy dejemos de emitir dinero, seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente. Haber emitido por 20 puntos del PBI como se hizo en el gobierno saliente no es gratis, lo vamos a pagar en inflación”, señaló.

Otra de las herencias que mencionó fue la el cepo cambiario que “no solo constituye una pesadilla social y productiva porque implica altas tasas de interés, bajo nivel de actividad, escaso nivel de empleo formal y salarios reales miserables que impulsan el aumento de pobres e indigentes, sino que además el sobrante de dinero de la economía hoy es el doble que había en la previa del Rodrigazo”.

“Para tener una idea de lo que eso implica, recordemos que el Rodrigazo multiplicó por seis veces la tasa de inflación por lo que un evento similar significaría multiplicar la tasa de inflación por doce veces y dado que la misma viene viajando a un ritmo del 300% podríamos pasar a una tasa anual del 3.600”, ejemplificó Milei.

“A su vez… tranquilos que no termina acá, la herencia sigue”, dijo en una breve advertencia y siguió: “Dada la situación de los pasivos remunerados del BCRA la cual es peor que la que había en la previa de la hiperinflación de Raúl Alfonsín en muy poco tiempo se podría cuadruplicar la cantidad de dinero y con ello llevar a la inflación a niveles del 15.000% anual. Esta es la herencia que nos dejan, una inflación plantada del 15 mil por ciento anual la cual vamos a luchar con uñas y dientes para poder erradicarla”.

El jefe de Estado alertó que “este número, que parece un disparate, quiero que sepan que implica una inflación del 52% mensual, mientras que hoy mismo ya viaja a un ritmo de acuerdo a estimaciones privadas que oscilan entre el 20 y el 40% mensual para los meses entre diciembre y febrero”.

Esto es el gobierno saliente. Nos ha dejado plantada una hiperinflación y es nuestra máxima prioridad hacer todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe que llevaría a la pobreza por encima del 70% y la indigencia por encima del 50%. En consecuencia, no hay solución alternativa al ajuste”, señaló.

También contó que “la herencia no termina ahí, ya que los desequilibrios en tarifas solo es equiparable al desastre que nos dejó el kirchnerismo en el año 2015. En el plano cambiario, la brecha oscila entre el 150 y 200% niveles similares a los que teníamos en el Rodrigazo”.

“A su vez, la deuda con importadores supera los 30 mil millones de dólares y las sutilidades retenidas a las empresas extranjeras alcanzan los 10 mil millones de dólares”, agregó.

Además, comentó que la deuda del BCRA y de YPF suman 25 mil millones de dólares y la deuda del Tesoro pendiente suma unos 35 mil millones de dólares adicionales. “Esto es la bomba en términos de deuda asciende a 100 mil millones de dólares que habrá que sumar a los cerca de los 420 mil millones de dólares de deuda ya existente, naturalmente a estos problemas hay que sumarle también los vencimientos de deuda de este año, donde los vencimientos de deudas en pesos son equivalentes a 90 mil millones de dólares y 25 mil millones de dólares en moneda extranjera con organismos multilaterales de crédito”, contabilizó.

“Sin embargo, con mercados financieros cerrados y el acuerdo con el FMI caído por los brutales incumplimientos del gobierno saliente, el Roll Over de deuda es por más desafiante aún para el mítico cíclope”, alertó.

Milei reiteró que “no-hay-plata”

El economista planteó que “todo esto transcurre en una economía que no crece desde el año 2011 y en línea con lo anterior, el empleo formal en el sector privado se mantiene estancado en 6 millones de puestos de trabajo llegando a la locura de que el mismo fue superado en un 33% por el empleo informal”.

“Por eso, no debería sorprender a nadie que los salarios reales se hayan destruido ubicado en torno a los 300 dólares mensuales los cuales, no solo son 6 veces inferiores a los de la convertibilidad, sino que, de haberse mantenido la tendencia de aquellos años, o como lo decían ellos ‘el maldito neoliberalismo’ hoy oscilarían entre 3 mil y 3500 dólares por mes”, comparó y apuntó: “Nos han arruinado la vida, nos han hecho caer por 10 veces nuestros salarios”.

A su vez, sostuvo: “Tampoco nos deberíamos sorprender que el populismo nos esté dejando 45% de pobres y 10% de indigentes”, y aclaró que “luego de dicho cuadro de situación que, a todas luces, parece irremontable debe quedar claro que no hay alternativa posible al ajuste”.

“Tampoco hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo porque todos los programas gradualistas terminaron mal, mientras todos los programas de shock, salvo el del 59’, fueron exitosos”, proclamó el mandatario.

En ese sentido indicó que “si un país carece de reputación, como lamentablemente es el caso de la Argentina, los empresarios no invertirán hasta que vean el ajuste fiscal, haciendo que el mismo sea recesivo”.

Milei manifestó que “para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento y lamentablemente tengo que decírselo de nuevo: no-hay-plata”. Por ende, continuó: “La conclusión es que no hay alterativa al ajuste, y no hay alternativa al shock. Naturalmente eso impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, la cantidad de pobres e indigentes”.

Anticipó entonces que “habrá estanflación, es cierto; pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años. El PBI per cápita ha caído el 15% en un contexto donde acumulamos 5000% de inflación. Hace una década que vivimos en estanflación, por lo tanto, este es el último mal trago para iniciar la reconstrucción de Argentina”.

Antes tantas pálidas, Milei dijo esperanzado que “luego del reacomodamiento macro que vamos a impulsar, el cual será menos doloroso cuando mayor sea la caída del riesgo país y cuando mayor sea nuestra contención desde el Ministerio de Capital Humano la situación comenzará a mejorar. Esto es: habrá luz al final del camino”.

“En el caso alternativo, la propuesta sensiblera progresista cuya única fuente de financiamiento es la emisión de dinero derivará en una hiperinflación que llevará al país a la peor crisis de su historia sumado a que nos meterán en una espiral de decadencia que nos equiparará con la oscuridad de la Venezuela de Chávez y Maduro”, afirmó el economista.

Y reiteró: “Luego de semejante cuadro de situación no pueden quedar dudas que la única opción posible es el ajuste ordenado que caiga sobre toda su fuerza sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

“Sabemos que será duro, por eso quiero traerles una frase sobresaliente de uno de los mejores presidentes de la historia argentina que fue Julio Argentino Roca ‘nada grande, nada estable y duradero se conquista en el mundo cuando se trata de la libertad de los hombres y del engrandecimiento de los pueblos, sino es a costa de supremos esfuerzos y dolorosos sacrificios’”, expresó.

Inseguridad, pobreza, educación y salud

Por otro lado, durante su discurso planteó que sus “desafíos no terminan solamente en el plano económico”, ya que “el nivel de deterioro de nuestro país es tal, que abarca todas las esferas de la vida en comunidad”.

En materia de seguridad, consideró que la Argentina “se ha convertido en un baño de sangre. Los delincuentes caminan libres, mientras los argentinos de bien se encierran tras las rejas”, donde el narcotráfico “se apoderó lentamente de nuestras calles, a punto tal, que una de las ciudades más importantes de nuestro país ha sido secuestrada por los narcos y la violencia”.

“Nuestras fuerzas de seguridad han sido humilladas y mal ternadas durante décadas, han sido abandonadas por una clase política que les ha dado la espalda a quienes nos cuidan. La anomia es tal que solo el 3% de los delitos son condenados”, criticó Milei y adelantó que “se acabó con el ‘siga, siga’ de los delincuentes”.

En materia social, contó que está recibiendo un país “donde la mitad de la población es pobre, con el tejido social completamente roto. Más de 20 millones de argentinos no puede vivir de una vida digna porque son presos de un sistema que lo único que genera es más pobreza. ‘Los planes contra la pobreza generan más pobreza’. La única forma de salir de la pobreza es con más libertad. Al mismo tiempo 6 millones de chicos hoy a la noche se irán a dormir con hambre, que caminan descalzos por la calle y otros que cayeron en la droga”.

Así, consideró que “lo mismo ocurre en materia educativa”, y detalló: “Para que tengan idea del deterioro que vivimos solo el 10% de nuestros chicos se reciben en tiempo y forma en nuestra escuela, solo el 16%, solo el 16 de cada 100”.

“El 84% no la terminan en tiempo y forma, y el 70% de los que terminan no puede resolver un problema de matemáticas básica o comprender un texto. De hecho, en las últimas evaluaciones PISA la Argentina se encuentra en el puesto 66 de 81 y séptima de América Latina, cuando supimos ser el primer país que terminó con el analfabetismo en el mundo”, precisó e ironizó indignado: “Si se levantara Sarmiento y viera lo que hicieron con la educación”.

Por último, se refirió al área de salud con un “sistema que se encuentra completamente colapsado. Los hospitales están destruidos, los médicos cobran miseria y los argentinos no tienen acceso a salud básica”. En ese sentido, se refirió a la pandemia y consideró que “si los argentinos hubiéramos hecho las cosas como la media de los países del mundo hubiéramos tenido 30 mil muertos, pero gracias al ‘Estado te cuida’ y su ineficiencia 130 mil argentinos perdieron la vida”.

El nuevo contrato social

“Ese es el Estado presente del que los políticos tanto hablan. Argumento que utilizan para justificar el aumento descomunal del gasto público que solo los beneficia a ellos. En todas las esferas, miren donde miren, la situación del país es de emergencia”, enrostró Milei.

Además, planteó: “Si miramos la infraestructura de nuestro país la situación es la misma. Solo el 16% de nuestras rutas se encuentran asfaltadas y solo el 11% se encuentra en buen estado. No es casualidad que mueran cerca de 15 mil argentinos por año en accidentes de tránsito”.

“Lo que quiero graficar con esto es que la situación del país es crítica y de emergencia. No tenemos alternativas y tampoco tenemos tiempo. No tenemos márgenes para discusiones estériles, nuestro país necesita de acción inmediata”, resaltó y apuntó: “La clase política deja a un país al borde de la crisis más profunda de nuestra historia y cada uno de ellos tendrá que hacerse cargo de su responsabilidad, no es tarea mía señalarlos”.

En tanto, aclaró: “No buscamos y deseamos las duras decisiones que habrá que tomar las próximas semanas, pero lamentablemente no nos han dejado opción. Nuestro compromiso con los argentinos es inalterable”, y anticipó: “Vamos a tomar todas las decisiones necesarias para arreglar el problema que causaron 100 años de despilfarro de la clase política. Aún cuando al principio sea duro, sabemos que en el corto plazo la situación empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo habiendo creado las bases de un crecimiento sólido y sostenible del tiempo”.

“También sabemos que no todo está perdido, los desafíos que tenemos son enormes, pero también lo es nuestra capacidad para superarlos, no va a ser fácil porque 100 años de fracasos no se deshacen en un día, pero un día empieza y hoy es ese día”, insistió.

El presidente, destacó: “Hoy empezamos a desandar el camino de la decadencia y comenzamos a transitar el camino de la prosperidad. Tenemos todo para ser el país que siempre soñamos. Tenemos los recursos, tenemos la gente, tenemos la creatividad y mucho más importante tenemos la resiliencia para salir adelante”.

“Hoy volvemos a abrazar las ideas de la libertad, esas ideas que se resumen en la definición de liberalismo de nuestro máximo prócer de las ideas de la libertad el profesor Alberto Venegas Lynch hijo que dice ‘el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo basado en el principio de no agresión, en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad, cuyas instituciones fundamentales son la propiedad privada, los mercados libres de intervención estatal, la libre competencia, la división del trabajo y la cooperación social’. En esa frase de 57 palabras está resumida la esencia del nuevo contrato social que eligieron los argentinos”, subrayó.

Milei sostuvo que “este nuevo contrato social nos propone un país distinto, donde el Estado no dirija nuestras vidas, sino que vele por nuestros derechos”, y dejó duras advertencias a los piqueteros: “Un país en el que las hace, las paga. Un país en el que quien corta la calle violando los derechos de sus conciudadanos no recibe la asistencia de la sociedad, el que corta, no cobra. Un país que dentro de la ley permite todo, pero fuera de la ley no permite nada. Un país que contiene a quienes lo necesitan, pero no se deja extorsionar por aquellos que utilizan a los que menos tienen para enriquecerse a ellos mismos”.

El mensaje a la dirigencia política

En el tramo final de su discurso, el jefe de Estado se dirigió a la clase política argentina: “Quiero decirles que no venimos a perseguir a nadie, no venimos a saldar viejas vendettas, ni a discutir espacios de poder”.

“Nuestro proyecto no es un proyecto de poder, nuestro proyecto es un proyecto de país -aseguró-. No pedimos acompañamiento ciego, pero no vamos a tolerar que la hipocresía, la deshonestidad o la ambición de poder interfieran con el cambio que los argentinos elegimos”, expresó.

Milei anunció a continuación: “A todos aquellos dirigentes políticos, sindicales y empresariales que quieran sumarse a la nueva Argentina, los recibimos con los brazos abiertos”. Y proclamó: “No importa de donde vengan, qué hayan hecho antes… Lo único que importa es hacia dónde quieren ir”.

Sobre el final advirtió que “aquellos que quieren utilizar la violencia y la extorsión, para obstaculizar el cambio, les decimos que se van a encontrar con un presidente de convicciones inamovibles, que utilizaré todos los resortes del Estado para avanzar en los cambios que nuestro país necesita”.

“No vamos a claudicar, no vamos a retroceder, no nos vamos a rendir… Vamos a avanzar con los cambios que el país necesita, porque estamos seguros que abrazar las ideas de la libertad es la única manera en la que podremos salir del pozo en el que nos han metido”, remarcó el flamante mandatario

Así, resaltó: “Hoy comienza una nueva era en Argentina, el desafío que tenemos es titánico, pero la verdadera fortaleza de un pueblo se mide cómo enfrentan los desafíos cuando se presenta y cada vez que creemos que nuestra capacidad para superar esos desafíos ha sido alcanzada miramos al cielo y recordamos que esa capacidad bien podría se ilimitada. el desafío es enorme, pero lo enfrentaremos con convicción, trabajaremos sin descanso y llegaremos a destino”.

A su vez, sostuvo que “no es casualidad que esta inauguración presidencial ocurra durante la fiesta de la luz, ya que la misma celebra la verdadera esencia de la libertad, la guerra de los macabeos es el símbolo del triunfo de los débiles por sobre los poderosos, de los pocos por sobre los muchos, de la luz por sobre la oscuridad, y sobre todas las cosas de la verdad por sobre la mentira, porque saben que prefiero decirles una verdad incómoda, antes que una mentira confortable. Estoy convencido que vamos a salir adelante”.

Por último, recordó que cuando ingresó al Congreso junto a su compañera presidencial, Victoria Villarruel, le dijeron “ustedes son dos sobre 257, no van a poder hacer nada”, por lo que destacó: “La victoria de las batallas no viene de la cantidad de soldados, sino de las fuerzas del cielo. Dios bendiga a los argentinos y que las fuerzas del cielo nos acompañen en ese desafío. Será difícil, pero lo vamos a lograr”, cerró al exclamar tres veces: “¡Viva la Libertad, carajo!”.

Javier Milei juró como nuevo presidente de la Nación

El mandatario electo en las elecciones del 19 de noviembre y su compañera de fórmula, Victoria Villarruel, juraron y asumieron en sus cargos ante el Congreso de la Nación, en medio de la algarabía de sus seguidores.

Justo al cumplirse 40 años desde la recuperación democrática, Javier Milei y Victoria Villarruel juraron este domingo como presidente y vicepresidenta de la Nación, y el primero recibió de manos del presidente saliente, Alberto Fernández, los atributos presidenciales.

Fue finalmente Cristina Fernández de Kirchner la encargada de darle la palabra al presidente electo en el balotaje para que leyera él mismo su propio discurso, igual que sucediera en 2019, cuando Alberto Fernández y Cristina Kirchner juraron.

Luego Milei recibió los atributos presidenciales. Tras hacerlo y recibir el saludo de Alberto Fernández, el presidente recién ungido buscó a la vicepresidenta saliente para saludarla y luego lo hizo con Mauricio Macri y los gobernadores que estaban a un costado del estrado principal.

A continuación se abrazó con su vicepresidenta, Victoria Villarruel.

Concluido el trámite de jura de Milei, y ante el escribano general de la Nación, Alberto Fernández procedió a traspasarle a su sucesor los atributos presidenciales, en medio de una gran ovación que partió desde las bancas del recinto de la Cámara baja y los palcos.

A continuación, la presidenta del Senado ungió a su sucesora, Victoria Villarruel. Ella leyó el texto de su juramento y a partir de entonces quedó a cargo de la asamblea.

En ese momento Villarruel tomó el micrófono y agradeció la presencia de todos para acompañarlos en lo que definió como “un día histórico, un momento que quedará para siempre en nuestros corazones”, dio por concluida la sesión. Eran las 12.02, y tal cual lo que se había anticipado, Milei no habló ante la asamblea: se dirigió afuera del palacio para hablarle al público reunido en la Plaza de los Dos Congresos.

La locutora a cargo llamó a los presentes a permanecer en sus lugares para escuchar el discurso que a continuación daría el flamante presidente. No muchos lo hicieron.

De Loredo: “Del radicalismo siempre se tiene que esperar sensatez, estamos acá para ayudar”

El titular del bloque radical bregó para que al gobierno electo “le vaya bien, hay una esperanza muy grande en la gente”, y se mostró preocupado que “se inicie una práctica de evadir al Congreso” tras la decisión de Milei no hablar ante la Asamblea.

El presidente del bloque de la UCR en Diputados, el cordobés Rodrigo de Loredo, de cara a la jura de Javier Milei como presidente en la Asamblea Legislativa de este domingo adelantó que desde su espacio “siempre se tiene que esperar sensatez, estamos acá para ayudar”, y se mostró disconforme con que el liberal no hable en el recinto.

En declaraciones a la prensa, el radical expresó: “El rol del radicalismo en la Argentina siempre es el mismo: aporte democrático, cuando las papas queman o no. Del radicalismo siempre pueden esperar un comportamiento razonable, sensato, contributivo y cooperativo. Probablemente no tengamos la estridencia que hoy garpa más en los procesos electorales, pero estamos acá para ayudar”, y bregó para que “le vaya bien al Gobierno, hay una esperanza muy grande en la gente”.

“No podemos hacer muchas consideraciones y precisiones porque esperamos que envíen las medidas para que se aclare el panorama”, sostuvo al ser consultado por el paquete de medidas que enviará Milei al Congreso en las próximas horas.

Sobre la decisión del presidente Milei de dirigir su discurso a los militantes y no a los legisladores, De Loredo manifestó: “No es el estilo que yo hubiese escogido no hablarle a la Asamblea. Sí me preocuparía que se inicie una práctica de evadir el Congreso”.

Banfi: “Que Milei no hable en la Asamblea es no comprender la estructura más democrática de nuestra Constitución”

La diputada radical expresó: “Me hubiese gustado que el presidente pueda hablar a la Asamblea Legislativa”, y adelantó que acompañarán los “cambios profundos” que propondrá, pero “siempre que sea en la medida de la transparencia”.

En la antesala a la jura de Javier Milei como presidente de la Nación ante la Asamblea Legislativa, la vicepresidenta del bloque UCR en Diputados, Karina Banfi, cuestionó que el liberal haya tomado la decisión de no hablar ante los representantes del pueblo en el Congreso, pero si hacerlo afuera ante su electorado: “Que Milei no hable en la Asamblea es no comprender la estructura más democrática de nuestra Constitución”.

En declaraciones a la prensa en las afueras del Parlamento, Banfi expresó: “La verdad a mí me hubiese gustado que el presidente pueda hablar a la Asamblea Legislativa teniendo en cuenta lo que dice la Constitución: que el pueblo no gobierna ni delibera sino a través de sus representantes”.

“Creo que la idea de hablarle a un grupo de fans y no hablarles a todos los sectores, aquellos que lo votaron y los que no lo votaron, en el marco del Congreso, es no comprender la estructura más profundamente democrática de nuestra Constitución”, criticó Banfi.

Sobre la inminencia del envío de un paquete de leyes por parte del nuevo Ejecutivo, la radical sostuvo: “El presidente Milei ha prometido cambios muy profundos que sin duda nosotros vamos a acompañar siempre que sea en la medida del diálogo, de la transparencia, de la rendición de cuentas, para que haya círculos virtuosos de todos los procesos que van a llevar adelante”.

Germán Martínez: “No me parece acertado que Milei no hable a la Asamblea”

Para el jefe del bloque Unión por la Patria, el presidente debería “cumplir con algo que es un rito2. Remarcó que UP tiene el 40% de la Cámara.

El presidente del bloque de Unión por la Patria en la Cámara de Diputados, Germán Martínez, aseguró este sábado que “no es momento para hablar de conducción o liderazgo”, aunque señaló que “sí hay referencias, y está bien que las haya” y remarcó: “Tenemos que tener la capacidad de integrarlas”.

Consultado por Iván Schargrodsky en El Fin de la Metáfora (Radio Con Vos) sobre la decisión de Javier Milei de omitir hacer un discurso ante los legisladores este domingo, dijo que “no me parece acertado que el presidente electo no hable ante la Asamblea Legislativa. Debiera cumplir con algo que es un rito, aunque no esté en la Constitución”.

“Primó un criterio de campaña electoral. En algún momento va a tener que hacer el click y darse cuenta de que viene la gestión de gobierno y la relación con el Congreso”, sostuvo el jefe del bloque UP de la Cámara baja, que agregó que Milei “podría perfectamente hablar en la Asamblea Legislativa y después dirigirse al pueblo”.

En otro orden, Germán Martínez contó que estuvo con el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, “en una reunión y le describí el carácter inédito de esta situación: nunca sucedió que un bloque de menos de 40 diputados tenga la presidencia”.

“Martín Menem es un cuadro político que tendrá la posibilidad de desarrollarse. Nadie nace sabiendo. Me pareció bien predispuesto”, puntualizó aclarando sobre la principal oposición que “nosotros queremos que nos respeten. Tenemos 40% de la Cámara y ese porcentaje tiene que ver con las comisiones que vamos a presidir e integrar. Somos la primera minoría”.

Señaló en otro pasaje que “más que un tiempo de resistencia tenemos que tener capacidad de representación de quienes nos votaron. Sergio Massa tuvo una propuesta muy diáfana, muy precisa”. Agregó que “los diputados somos hijos de dos elecciones: la intermedia y la del 22 de octubre, en la que quienes acompañamos a Massa ganamos la elección”.

Asimismo aclaró que “tenemos que tener serenidad, diálogo entre nosotros y no irnos de boca en cualquier debate”.

“El país de 2023 no es igual al de 2015, el peronismo no es el mismo, hay elementos novedosos y tenemos que trabajar fuertemente”, precisó, agregando que “hay provincias que hace rato que no gobernamos y tenemos que diseñar estrategias de poder para volver a gobernarlas”.

Victoria Villarruel le tomará juramento a Milei

La ceremonia de jura será a las 12 del mediodía, según el organigrama conocido para la transmisión del mando presidencial de este domingo.

De un tiempo a esta parte, la transmisión del mando presidencial ha tenido determinadas modificaciones que le aportan elementos novedosos a esas ceremonias. Es que el artículo 93 de la Constitución Nacional solo establece que es ante el Congreso de la Nación donde el presidente y vicepresidente prestarán juramento: por eso es que el resto de los elementos que tiene esa fiesta de la democracia es pasible de modificaciones.

Distinto hubiera sido de haberse aprobado en este tiempo alguno de los proyectos de ley presentados para reglar definitivamente no solo el traspaso presidencial, sino también todo el organigrama de la transición.

Originalmente se había establecido que la ceremonia del traspaso presidencial se hiciera a las 12 del mediodía. Es uso y costumbre ese horario y así lo estableció sin ir más lejos la resolución aprobada por la Asamblea Legislativa del 29 de noviembre pasado, cuando se proclamó oficialmente a la fórmula ganadora del balotaje, tal cual establece la Constitución.

Sin embargo después se conoció la intención del presidente electo de modificar ese horario, adelantándolo una hora. También trascendió estos días que la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, quería que fuera a las 12, tal cual se había previsto originalmente. Y ella es quien preside la Asamblea Legislativa en su condición de vicepresidenta de la Nación hasta que se haga el traspaso correspondiente.

En definitiva, así será. La Asamblea Legislativa fue convocada el jueves pasado para este domingo a las 10.30. Según el cronograma original distribuido por el propio equipo del presidente electo, para esa misma hora se preveía que Milei salga del Hotel Libertador, donde está alojado desde agosto pasado. Su llegada al Congreso de la Nación estaba prevista para las 11. Allí, según ese cronograma tentativo distribuido por el equipo del presidente electo, establece para las 11.10 la firma del libro de visitantes ilustres, y a las 11.30 el acto y ceremonia de traspaso.

Este sábado se conoció el detalle oficial de la transmisión del mando presidencial, que comprende para toda la jornada el Congreso de la Nación, la Casa de Gobierno, la Catedral Metropolitana y el Teatro Colón como lugares por donde transcurrirá toda la acción de este domingo.

Según el mismo, oficialmente todo arrancará a las 12, en el recinto de la Cámara de Diputados con el “juramento ante el Congreso reunido en asamblea de la señora vicepresidente de la Nación, doctora Victoria Eugenia Villarruel”, tal cual reza el texto oficial del desarrollo de la ceremonia.

Ese dato implica entonces que será Villarruel quien a continuación le tomará el juramento a su compañero de fórmula. Esto es, atendiendo lo que dice el ya citado artículo 93 de la Constitución: “Al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de: ‘desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina’”.

De tal manera, es el o la presidente del Senado quien se encarga de tomar los juramentos de rigor. Si Cristina Kirchner se lo toma en primer lugar a la vicepresidenta electa, una vez haya sido Villarruel ungida se transforma en presidenta del Senado y toma posesión del control de la Asamblea Legislativa.

En 2019, Gabriela Michetti le tomó juramento en primer lugar a Alberto Fernández, y luego hizo lo propio con Cristina. O mejor dicho, no les tomó juramento, sino que les dio el papel con el texto para que ellos mismos lo leyeran y juraran.

En 2015, en cambio, por las razones recordadas que establecieron la ausencia de todas las autoridades salientes, la ceremonia estuvo a cargo de Federico Pinedo en su condición de presidente provisional del Senado, quien le tomó juramento primero a Gabriela Michetti y ella a continuación tomó fue quien le tomó juramento a Mauricio Macri.

Cristina Kirchner le tomará juramento a su sucesora, mas no al presidente Javier Milei, pues inmediatamente después de que Villarruel haya jurado, ella la habrá relevado. Tampoco estará a cargo ya de la asamblea cuando a continuación haga su ingreso el presidente saliente para hacer entrega de la banda y el bastón, los atributos del cargo presidencial, ante la lectura correspondiente del acta por parte del escribano general de la Nación, Carlos Víctor Gaitán.

El organigrama prevé que a continuación el presidente de la Nación brinde su mensaje. La incógnita es saber si lo hará ante la Asamblea Legislativa, o desde las escalinatas del Congreso ante la gente que se congregue en la Plaza de los Dos Congresos para celebrar la asunción de Milei. En rigor, eso sucederá, lo que no se sabe es si finalmente el flamante presidente hablará igual ante la Asamblea Legislativa.

Para las 14 está previsto que el flamante mandatario, su vice y Diana Mondino en su condición de futura canciller saludarán en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno a los jefes de Estado y/o Gobierno, titulares de casas reinantes y expresidentes que concurran a la asunción del nuevo presidente de la Nación Argentina.

Tras la foto oficial, se saludará a los vicepresidentes, presidentes de poderes y delegaciones extranjeras, y luego, a las 17.30, será la ceremonia de jura de ministros del Gabinete Nacional.

A las 19 será la ceremonia interreligiosa en la Catedral Metropolitana y a las 20.30 la función especial con motivo de la Asunción Presidencial en el Teatro Colón.

La Asamblea Legislativa fue convocada para las 10.30

Las autoridades del Congreso ya distribuyeron la convocatoria a diputados y senadores para asistir a la ceremonia de jura del presidente de la Nación, este domingo 10 de diciembre.

La Asamblea Legislativa en la que se producirá la asunción de Javier Milei y Victoria Villarruel como presidente y vicepresidenta de la Nación ha sido convocada para este domingo a las 10.30.

Según el cronograma distribuido por el propio equipo del presidente electo, para esa misma hora se prevé que Milei salga del Hotel Libertador, donde está alojado desde agosto pasado. Su llegada al Congreso de la Nación está prevista para las 11.

Allí, según el cronograma tentativo distribuido por el equipo del presidente electo, establece para las 11.10 la firma del libro de visitantes ilustres, y a las 11.30 el acto y ceremonia de traspaso.

Ese esquema prevé para las 12 el discurso de Milei, ya ungido presidente de la Nación, desde las escalinatas del Congreso, ante la gente reunida en la Plaza de los Dos Congresos. No está previsto, según los datos que están circulando, un discurso del presidente ante la Asamblea Legislativa, una vez haya sido investido en el cargo.

Entre abrazos y fotos, Milei fue proclamado ganador del balotaje y se despidió de la Cámara de Diputados

El presidente electo asistió a la Asamblea Legislativa, antes de presentar su renuncia formal, y fue acaparado por varios macristas. Cristina Kirchner fue la otra persona dentro del recinto que también tuvo “fila” para selfies.

Por Melisa Jofré

Javier Milei ingresó el 10 de diciembre de 2021 como diputado nacional y será en esa misma fecha, dentro de unos pocos días, cuando nuevamente regrese para prestar juramento en el recinto de la Cámara baja, pero esta vez como presidente de la Nación. 

Este miércoles, antes de formalmente presentar su renuncia como legislador, el líder de La Libertad Avanza asistió a la Asamblea Legislativa que lo proclamó ganador del balotaje con el 55,65% de los votos. Estuvo acompañado por su vice, Victoria Villarruel. En medio de rumores de rispideces entre ambos, se saludaron con un largo abrazo y permanecieron conversando solos cuando, durante el cuarto intermedio de la sesión, frenaron las fotos que varios se acercaron a pedirles. 

Recientemente llegado de Estados Unidos, y tras un encuentro con su tropa de diputados y senadores electos en el Hotel Libertador, Milei llegó al recinto un rato antes de las 15, hora pautada de la Asamblea. Entre risas y afectuosos saludos, pasaron por su banca los macristas Hernán Lombardi -con saltos incluidos-, Pablo Torello, Alfredo De Angeli, Alfredo Schiavoni, Ingrid Jetter, Virginia Cornejo, Sofía Brambilla y Gerardo Milman, entre otros. 

Dentro de la danza de nombres para presidir la Cámara baja, un asunto que el oficialismo entrante no termina de definir (tiene ahora además la presión dentro de sus propias filas para que ese lugar sea para un “puro”), Cristian Ritondo fue otro de los que se mostró a los abrazos con Milei. El jefe del bloque Pro cuenta con el respaldo del expresidente Mauricio Macri, mientras que Guillermo Francos, futuro ministro del Interior, se inclina por Florencio Randazzo, quien, a diferencia de su rival, no estuvo presente en la jornada. 

Entre otros legisladores que se acercaron a felicitar al próximo jefe de Estado estuvieron el senador cordobés Luis Juez, el diputado -extitular de la Cámara baja- Emilio Monzó, el radical Mario Negri, Alberto Asseff y su exsocio José Luis Espert. Y también la neuquina Lucila Crexell, la única senadora de Juntos por el Cambio que se había manifestado a favor del candidato de Unión por la Patria.

El recinto de Diputados durante la Asamblea Legislativa (Foto: HCDN)

Con la izquierda no hubo ningún tipo de intercambio, mientras que por el Frente de Todos hubo solamente dos saludos: el del senador Maurice Closs, quien ya deja la Cámara alta, y que mantuvo incluso un breve diálogo con el libertario; y el de la diputada santiagueña Graciela Navarro

Vestida de fucsia, Carolina Píparo, a quien desplazaron para el cargo de titular de ANSeS, también se saludó cariñosamente con el presidente electo. Más tarde fue la encargada de leer los resultados oficiales de la segunda vuelta electoral. 

“Vamos Cristina”, gritó dos veces desde su banca el diputado Lucio Yapor cuando la vicepresidenta abrió la reunión y la tropa del Frente de Todos la aplaudió. Antes de que comience el Himno Nacional, Máximo Kirchner, que en la anterior Asamblea no había estado, ingresó al recinto. Con una irónica sonrisa y comentando algo a su compañera de banca, Cristina Britez, observó cómo toda la oposición de Juntos por el Cambio se levantó para aplaudir a Milei cuando fue proclamado. 

Diputados del oficialismo saludaron con fervor a CFK

Durante el tiempo en que la comisión escrutadora se fue a certificar los datos del escrutinio definitivo, por el estrado pasaron varios oficialistas que le daban la mano, saludaban y se sacaban selfies con CFK. También estuvo de paso la senadora del Pro -línea “halcón”- Carmen Álvarez Rivero, que le regaló el libro “Los deberes. Prospectiva conceptual para un país posible”. 

“Más allá de las diferencias fue un placer compartir este tiempo”, fue la última oración de un mensaje con el que Milei se despidió del grupo de WhatsApp de los jefes de bloques de Diputados. Fue luego de que Cecilia Moreau enviara la confirmación de la Asamblea de este miércoles. ¿Curiosidad? En el chat todavía está Sergio Massa, presidente de la Cámara baja hasta agosto de 2022 y quien perdió la carrera presidencial ante el libertario. 

La Asamblea Legislativa proclamó a la fórmula Milei-Villarruel

Se cumplió así lo que mandan la Constitución y las leyes. La ceremonia contó con la presencia del presidente y la vicepresidenta electas, que previamente presentaron sus renuncias a sus bancas.

La Asamblea Legislativa cumplió con la tradición de proclamar este miércoles la fórmula ganadora del balotaje realizado el pasado 19 de noviembre. Fue en el marco de una ceremonia presidida por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, que se inició a las 15.13 y se extendió por 29 minutos, cuarto intermedio incluido.

Tal cual sucedió en ocasión de la Asamblea Legislativa para convalidar los resultados de las elecciones generales y habilitar la convocatoria al balotaje, fue la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, la encargada de izar la bandera, previo a la entonación del himno.

A continuación, se dio inicio formal a la asamblea legislativa a los efectos de dar cumplimiento al artículo 120 y 122 del Código Electoral Nacional, conforme lo dispuesto por el artículo 96 de la Constitución Nacional.

En tal sentido fue conformada la comisión encargada de hacer la sumatoria de los resultados definitivos, integrada por 6 senadores y 6 diputados. Los senadores convocados fueron los senadores Sandra Mendoza, Adolfo Rodríguez Saá, Ricardo Guerra, Mariana Juri, Pablo Daniel Blanco y María Victoria Huala. Por Diputados fueron nominados José Luis Gioja, Graciela Landriscini, Diego Sartori, Dina Rezinovsky, Miguel Nanni y Carolina Piparo.

Cumplido el cuarto intermedio, la diputada Carolina Piparo fue designada relatora para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial. Así, informó que la fórmula integrada por Javier Gerardo Milei y Victoria Villarruel obtuvieron 14.554.560 votos, lo que equivale al 55,65% del total de votos afirmativos válidamente emitidos; mientras que la dupla Sergio Tomás Massa y Agustín Oscar Rossi sumaron 11.598.720 votos, el 44,35% de los votos afirmativos.

Píparo propuso entonces proclamar como presidente y vice de nuestro país “a los mencionados en primer término”, como así también “fijar las 12 horas del 10 de diciembre próximo para que los electos presten el juramento prescripto por la Constitución.

Luego fue el turno del secretario Parlamentario del Senado, Marcelo Fuentes, que dio lectura al acta por la cual se convalidaba todo lo dicho, tras lo cual la titular de la Cámara de Senadores dejó proclamado presidente a Javier Milei y vicepresidenta a Victoria Villarruel.

La Asamblea Legislativa avaló el resultado electoral

En el recinto de la Cámara de Diputados se realizó la tradicional reunión para convalidar el resultado del balotaje del 19 de noviembre de 2023, que consagró a la fórmula integrada por Javier Milei y Victoria Villarruel.

La Asamblea Legislativa proclama la fórmula Milei- Villarruel

Con el presidente electo presente y el escrutinio definitivo, diputados y senadores están reunidos para cumplimentar el trámite formal, similar al que sucedió tras la primera vuelta el 2 de noviembre.

La Asamblea Legislativa está reunida desde las 15.13 para proclamar a la fórmula ganadora en el balotaje de Javier Milei y Victoria Villarruel, acorde al cumplimiento de los artículos 120 y 122 del Código Electoral Nacional.

En este marco, la Asamblea Legislativa comunicará los resultados definitivos de la segunda vuelta electoral”.

Tanto el presidente electo Javier Milei –de regreso de Estados Unidos- como Victoria Villarruel, ambos hasta ahora diputados nacionales, están presentes en la Asamblea.

De acuerdo con el protocolo, en la Asamblea se designa una comisión integrada por senadores y diputados para efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, en el marco de un cuarto intermedio que convoca la presidenta del Senado. Allí se conocerán las cifras finales avaladas por la Justicia. Según el escrutinio provisorio, Milei se alzó con el triunfo con el 55,69% de los votos, mientras que Massa salió segundo con el 44,30%.

Concluido ese paso, se designará a un legislador/a como relator, para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial, tras lo cual se votará esa resolución.

A continuación, la presidenta de la Asamblea procederá a dar por proclamada la fórmula ganadora de la elección presidencial.

La Asamblea Legislativa proclamará este miércoles a la fórmula Milei-Villarruel

Con el escrutinio definitivo, diputados y senadores se reunirán a partir de las 15 para cumplimentar el trámite formal, similar al que sucedió tras la primera vuelta.

La Asamblea Legislativa para proclamar a la fórmula ganadora en el balotaje de Javier Milei y Victoria Villarruel será este miércoles a las 15, tal cual fue oficializado este martes a media tarde.

Al igual que sucedió tras la primera vuelta, diputados y senadores deberán reunirse para cumplimentar con el trámite formal que establece el artículo 120 y 122 del Código Electoral Nacional.

Allí se indica que “la Asamblea Legislativa comunicará los resultados definitivos de la primera vuelta electoral dentro del plazo de 15 días corridos de haberse realizado la misma” y que “igual procedimiento en lo que correspondiere, se utilizará para la segunda vuelta electoral”.

La anterior reunión conjunta entre ambas cámaras, presidida por la vicepresidenta Cristina Kirchner, fue el 2 de noviembre, ocasión en la que Milei y Sergio Massa -quien se ubicó en uno de los palcos- estuvieron presentes en el mismo recinto.

En esta oportunidad, se espera que tanto Milei –de regreso de Estados Unidos- como Victoria Villarruel, ambos hasta ahora diputados, asistan a la Asamblea. Se trata de un rápido trámite que se da en medio del recambio de gobierno.

De acuerdo con el protocolo, en la Asamblea se designa una comisión integrada por senadores y diputados para efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, en el marco de un cuarto intermedio que convoca la presidenta del Senado. Allí se conocerán las cifras finales avaladas por la Justicia. Según el escrutinio provisorio, Milei se alzó con el triunfo con el 55,69% de los votos, mientras que Massa salió segundo con el 44,30%.

Concluido ese paso, se designará a un legislador/a como relator, para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial, tras lo cual se votará esa resolución.

A continuación, la presidenta de la Asamblea procederá a dar por proclamada la fórmula ganadora de la elección presidencial.

Se realizaría este miércoles la Asamblea Legislativa para proclamar la fórmula Milei-Villarruel

Con el escrutinio definitivo, diputados y senadores deberán reunirse para cumplimentar el trámite formal, similar al que sucedió tras la primera vuelta.

La Asamblea Legislativa para proclamar a la fórmula ganadora en el balotaje de Javier Milei y Victoria Villarruel sería este miércoles, aunque la convocatoria todavía no fue oficializada.

Al igual que sucedió tras la primera vuelta, diputados y senadores deberán reunirse para cumplimentar con el trámite formal que establece el artículo 120 del Código Electoral Nacional.

Dicho artículo reza que “la Asamblea Legislativa comunicará los resultados definitivos de la primera vuelta electoral dentro del plazo de 15 días corridos de haberse realizado la misma” y que “igual procedimiento en lo que correspondiere, se utilizará para la segunda vuelta electoral”.

La anterior reunión conjunta entre ambas cámaras, presidida por la vicepresidenta Cristina Kirchner, fue el 2 de noviembre, ocasión en la que Milei y Sergio Massa -quien se ubicó en uno de los palcos- estuvieron presentes en el mismo recinto.

En esta oportunidad, se verá si Milei y Villarruel, hasta ahora diputados, asistirán o no a la Asamblea. Se trata de un rápido trámite que se da en medio del recambio de gobierno y con el presidente electo de viaje en Estados Unidos, del cual volvería el martes por la noche.

De acuerdo al protocolo, en la Asamblea se designa una comisión integrada por senadores y diputados para efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, en el marco de un cuarto intermedio que convoca la presidenta del Senado. Allí se conocerán las cifras finales avaladas por la Justicia. Según el escrutinio provisorio, Milei se alzó con el triunfo con el 55,69% de los votos, mientras que Massa salió segundo con el 44,30%.

Concluido ese paso, se designará a un legislador/a como relator, para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial, tras lo cual se votará esa resolución.

A continuación, la presidenta de la Asamblea procederá a dar por proclamada la fórmula ganadora de la elección presidencial.

Sin más sesiones previstas para este período, la próxima semana será la Asamblea Legislativa

Volverá a ser convocada a los efectos de convalidar el resultado registrado el pasado 19 de noviembre en el balotaje. Las fechas que se barajan.

Sin señales de que alguna de las dos cámaras vaya a abrir sus puertas nuevamente en este período ordinario -por el contrario, las fuentes consultadas por parlamentario.com lo descartaron-, el recinto de la Cámara baja sí se abrirá la próxima semana, con fecha a determinar. Será entre el martes 28 y el jueves 30: uno de esos tres días habrá allí una asamblea legislativa para proclamar la victoria de la fórmula integrada por Javier Milei y Victoria Villarruel, en la segunda vuelta electoral del último domingo.

Dependerá de cuándo concluya el escrutinio de esa elección y luego las autoridades del Congreso convoquen a diputados y senadores a asistir a esa reunión.

El esquema de esa sesión será igual al del 2 de noviembre pasado, reunión convocada a los efectos de dar cumplimiento al artículo 120 del Código Electoral Nacional, conforme lo establecido en el artículo 97 de la Constitución.

La Asamblea Legislativa debe ser convocada para comunicar los resultados definitivos de la elección dentro del plazo de 15 días corridos de haberse realizado la misma. A esos efectos será designada una comisión integrada por seis senadores y otros tantos diputados, para efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, en el marco de un cuarto intermedio que convocará la presidenta del Senado para realizar ese procedimiento.

Concluido el mismo, se designará a un legislador/a como relator, para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial, tras lo cual se votará esa resolución.

A continuación, la presidenta de la asamblea procederá a dar por proclamada la fórmula ganadora de la elección presidencial.

Massa y Milei se vieron las caras en el Congreso: cómo fue el paso del oficialista y la jornada del libertario

Ambos fueron los protagonistas en la Asamblea Legislativa que se realizó para proclamar las fórmulas que competirán en el balotaje. El candidato de UP aprovechó para arengar a su tropa. Los “halcones” del Pro ya se mostraron con el líder de LLA sin disimulo.

Por Melisa Jofré

Sergio Massa y Javier Milei protagonizaron la jornada de este jueves en el Congreso, durante la Asamblea Legislativa en la que se proclamaron las fórmulas que competirán en el balotaje del próximo 19 de noviembre. El primero estuvo solo en uno de los palcos del recinto de la Cámara baja y el otro en su banca de diputado nacional. El “tigre” miraba desde arriba y el “león” permanecía abajo, en una imagen que buscaron todas las cámaras. 

Como hizo en otras ocasiones, y esta vez con una justificación sobresaliente, el ministro de Economía no se perdió la oportunidad de pasar por el Parlamento. Ingresó cuando Cecilia Moreau izaba la bandera y, ante los saludos que comenzaron a lanzar desde la bancada oficialista, con un gesto les rogó que guardaran silencio. Cuando se anunció el porcentaje obtenido en las elecciones hubo aplausos y felicitaciones, pero no en un grado de euforia total. 

Concluida la reunión conjunta de diputados y senadores, el candidato de Unión por la Patria se juntó con la tropa de legisladores en el Salón de Honor y los arengó de cara a la batalla final, pidiéndoles que “no se duerman”.

Los legisladores oficialistas escucharon atentamente a su candidato.

Por su parte, Milei llegó bien temprano este jueves, antes del mediodía, previo a que comenzara la sesión en la que juraron los reemplazos de tres diputados. Y estuvo primero sin su compañera de fórmula, Victoria Villarruel, pero un grupo de legisladores le hicieron compañía. Mientras le acariciaba la espalda, la chaqueña del Pro Marilú Quiróz se sacaba una selfie junto a él. También estaban en la ronda otro macrista, el misionero Alfredo Schiavoni, y el salteño Carlos Zapata, del partido Ahora Patria, liderado por el exdiputado Alfredo Olmedo, que fue aliado en Salta con La Libertad Avanza. En esa provincia del norte, donde el espacio del libertario arrasó en las PASO y también mantuvo una buena performance en las generales, especulan con que “todos” los votos de Patricia Bullrich van a ir para LLA en la segunda vuelta.

Más tarde, otros de los diputados que anduvieron por la zona de los liberales fueron la tucumana Paula Omodeo, vecina de banca de Villarruel, quien integra un monobloque dentro de Juntos por el Cambio, el diputado Alberto Asseff, que ya anticipó que lo votará, y la chubutense del Pro Ana Clara Romero, que incluso le pidió su celular a la libertaria y que salude en videollamada a uno de sus contactos. También charló mucho con el libertario Pablo Torello. Es cierto que los “halcones” de la oposición siempre saludaron a Milei, pero ésta vez ya no hubo ataduras ni disimulo para permanecer cerca de él por más tiempo. Y al parecer tampoco rencores de los duros cruces que hubo en campaña hasta hace dos semanas.

Durante la Asamblea Legislativa, Milei permaneció serio y mirando el celular casi en todo momento, salvo cuando nombraron los resultados que tuvo en la elección y escuchó atento. Hubo leves abucheos y pocos aplausos, provenientes de un puñado de macristas. 

Paradojicamente, el momento en que más sonriente se mostró el candidato de LLA fue en la primera sesión, cuando le sacó charla -siempre tratándola de usted- a la diputada del Frente de Izquierda Romina Del Plá. Milei le comentó cómo le habían “pegado” por decir que la gente de izquierda es la que “más sabe” de las áreas que abarcaría el ministerio de Capital Humano que él propone. La bonaerense le retrucó desafiándolo a debatir sobre la ley del valor, de Karl Marx. El intercambio se cortó cuando Del Plá se paró. Más tarde, la diputada del FIT colocó en su banca el cartel con la inscripción: “Balotaje: un chantaje de los ajustadores”. 

Concluida la sesión y también la Asamblea, Milei salió del recinto y fue abordado por una marea de periodistas y cámaras. Volvió sus pasos atrás, y se fue para el bar del Congreso, donde siempre suele ir a tomar el café que sirven gratis en ese lugar. A medida que se fueron desconcentrando los pasillos, Cristian Ritondo y Hernán Lombardi llegaron a conversar con la dupla libertaria. En la charla también estaban Carolina Píparo y Guillermo Montenegro, diputado electo y mano derecha de la candidata a vice. 

En el reencuentro de los diputados de Juntos por el Cambio, el sector derrotado en las elecciones, hubo conversaciones habituales y clima cordial. El jefe de la UCR, Mario Negri, estuvo al lado del presidente del Pro, Cristian Ritondo, como siempre. En el recinto, los radicales sí se diferenciaron de sus compañeros al poner en sus bancas carteles alusivos a los 40 años de democracia y Raúl Alfonsín, expresidente vapuleado por Milei. 

Carteles recordando los 40 años del triunfo de Alfonsín aparecieron en las bancas de los diputados de la UCR. (Foto: HCDN)

A las 14.25, un poco antes que Cristina Kirchner abriera la Asamblea Legislativa, ingresó al recinto Gerardo Milman, involucrado en la causa del atentado contra la vicepresidenta y señalado por el kirchnerismo. Su banca, muy cercana al estrado, estaba ocupada, pues se mezclaron diputados y senadores. Buscó una más atrás, entre dos radicales, con los que no se saludó ni habló, y permaneció allí mirando el celular. 

“El verde esperanza”, elogió desde su banca el diputado entrerriano Marcelo Casaretto a las damas sentadas en el estrado junto a CFK, pues ese color lucieron Cecilia Moreau y Claudia Ledesma Abdala de Zamora. La vicepresidenta estuvo de gris. Pero hubo otras legisladoras también con verde, como las diputadas Silvia Lospennato, Marilú Quiroz, Karina Bachey y las senadoras Guadalupe Tagliaferri y Carolina Losada, que estuvo sentada junto su pareja, Luis Naidenoff, el histórico senador radical que se irá el próximo 10 de diciembre. 

Entre los ausentes figuraron Florencio Randazzo, excandidato a vice de Juan Schiaretti; la dupla presidencial del Frente de Izquierda, Myriam Bregman y Nicolás Del Caño; y el reelecto diputado por la provincia de Buenos Aires Máximo Kirchner

“Sensatez y democracia”, la irónica referencia de CFK frente a una confesión de Avelluto

La vicepresidenta de la Nación publicó un video en TikTok donde camina rumbo al recinto junto a Cecilia Moreau y Claudia Ledesma Abdala, en la previa de la Asamblea Legislativa.

avelluto

La vicepresidenta Cristina Kirchner sigue entusiasmada con TikTok, la red social que estrenó hace pocos días y en la que se la ve a gusto participando de videos que rápidamente se viralizan. No se perdió el protagonismo que tuvo este jueves en la Asamblea Legislativa para grabar y difundir otro, en el que se la ve caminando rumbo al recinto de la Cámara baja junto a Cecilia Moreau, presidenta de la Cámara baja, y con Claudia Ledesma Abdala, presidenta previsional del Senado. “Acá estamos las poderosas chicas del Poder Legislativo”, señala CFK de buen talante.

Ahí es que se escucha a alguien consultarle “casualmente” sobre expresiones recientes del exministro de Cultura de Cambiemos Pablo Avelluto acerca del “antikirchnerismo”, que ella rápidamente admite haber escuchado.

Los últimos días Avelluto fue protagonista por el distanciamiento que tomó respecto de la decisión de Mauricio Macri y Patricia Bullrich de acercarse a Javier Milei, cosa que le valió una fuerte polémica con el diputado Fernando Iglesias en las redes esta semana. En el TikTok de la expresidenta aparece el exfuncionario macrista admitiendo que en una época probó “la droga del antikirchnerismo rabioso, del antiperonismo rabioso, y funciona como una droga, hasta que un día la dejás”.

Ahí es que la vicepresidenta comenta: “Impresionante… Si fuera una película y tuviera que ponerle un título… ‘Sensatez y democracia'”.

“¡Qué buen título!”, aprueba su interlocutora, fuera de cámara, mientras CFK repite: “Sensatez y democracia para todos y todas”.

Con la presencia de ambos candidatos en el recinto, la Asamblea Legislativa convalidó a las fórmulas que participarán del balotaje

En una ceremonia que se extendió por apenas 31 minutos, los diputados y senadores cumplieron con la tarea de ratificar a Sergio Massa y Javier Milei para participar de la segunda vuelta, conforme lo establecido por el escrutinio definitivo de las elecciones generales del 22 de octubre.

Presidida por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien estuvo flanqueada por la presidenta provisional del Senado Claudia Ledesma Abdala de Zamora y la titular de la Cámara baja, Cecilia Moreau, se realizó este jueves la Asamblea Legislativa que tenía como fin ratificar este jueves el balotaje del 19 de noviembre entre Sergio Massa, candidato presidencial de UP, y Javier Milei, de La Libertad Avanza.

La ceremonia tuvo la particularidad infrecuente de estar presentes en el recinto los dos candidatos presidenciales: Milei, en su condición de diputado nacional, y Massa como suele hacerlo cuando se trata un tema que es de su particular interés. La diferencia era que no se trataba esta vez de un proyecto, sino justamente su candidatura presidencial.

La asamblea comenzó a las 14.26 y conforme establecen los reglamentos, en primer lugar se procedió a la designación de una comisión encargada de efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, integrada por 6 senadores y 6 diputados. Para tal fin fueron convocados los senadores y senadoras Lucía Corpacci, Adolfo Rodríguez Saá, Ricardo Guerra, Mriana Jury, Victoria Huala y Alberto Weretilneck, y los diputados y diputadas nacionales Daniel Brue, María Rosa Martínez, Francisco Monti, Pablo Tonelli, Alejandro Rodríguez y Carolina Piparo.

Cumplido ese trámite, se pasó a un cuarto intermedio para que los diputados y senadores designados realizaran esa tarea, al cabo de la cual, la senadora catamarqueña Lucía Corpacci ofició de relatora, para establecer los resultados definitivos de las elecciones generales del 22 de octubre pasado:

  • La fórmula integrada por Sergio Tomás Massa y Agustín Rossi obtuvo 9.853.492 votos, 36,78% del total de votos afirmativos.
  • La fórmula integrada por Javier Gerardo Milei y Victoria Villarruel obtuvo 8.034.990 votos, 29,00% del total de votos afirmativos.
  • La fórmula integrada por Patricia Bullrich y Luis Petri obtuvo 6.379.023 votos (23,81%).
  • La fórmula integrada por Juan Schiaretti y Florencio Randazzo obtuvo 1.802.068 (6,63%).
  • La fórmula integrada por Myriam Bregman y Nicolás del Caño obtuvo 722.061 votos (2,70%).
Lucía Corpacci ofició de relatora de los resultados del escrutinio definitivo.

Así las cosas, se consignó oficialmente que como ninguna de las fórmulas obtuvo el porcentaje establecido por la Constitución nacional para ser consagrada en primera vuelta, la comisión designada convalidó a las fórmulas encabezadas por Sergio Massa y Javier Milei como las que se encuentran habilitadas para participar de la segunda vuelta electoral a realizarse el próximo 19 de noviembre del corriente, conforme lo establecido por el artículo 96 de la Constitución nacional.

Tras ello y de acuerdo con lo establecido por los artículos 120, 150 151 del Código Electoral, la Asamblea Legislativa proclamó a esas dos fórmulas como las que han obtenido su lugar en el balotaje del 19 de noviembre.

Se aprobó entonces a mano alzada un proyecto de resolución que oficializa esos datos y a las 12.57 se dio por concluida la reunión.

La Asamblea Legislativa ratificó la realización del balotaje

Se realizó la tradicional Asamblea Legislativa que cumplió con la misión de convalidar la realización del balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei.

Se realiza la Asamblea Legislativa que ratificará el balotaje entre Massa y Milei

El Congreso cumple así con una formalidad prevista por la Constitución nacional y el Código Electoral. Los diputados y senadores proclamarán las fórmulas que competirán el 19 de ese mes.

Presidida por la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, sesiona desde las 14.26 la Asamblea Legislativa que tiene como fin ratificar este jueves el balotaje del 19 de noviembre entre Sergio Massa, candidato presidencial de UP, y Javier Milei, de La Libertad Avanza.

La ceremonia tiene la particularidad infrecuente de estar presentes justamente los dos candidatos presidenciales: Milei, en su condición de diputado nacional, y Massa como suele hacerlo cuando se trata un tema que es de su particular interés. La diferencia era que no se trataba esta vez de un proyecto, sino justamente su candidatura presidencial.

Conforme establecen los reglamentos, en primer lugar se procedió a la designación de una comisión encargada de efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, integrada por 6 senadores y 6 diputados. Para tal fin fueron convocados los senadores y senadoras Lucía Corpacci, Adolfo Rodríguez Saá, Ricardo Guerra, Mriana Jury, Victoria Huala y Alberto Weretilneck, y los diputados y diputadas nacionales Daniel Brue, María Rosa Martínez, Francisco Monti, Pablo Tonelli, Alejandro Rodríguez y Carolina Piparo.

Cumplido ese trámite, se pasó a un cuarto intermedio para que los diputados y senadores designados realicen esa tarea.

La última vez que se reunión la Asamblea Legislativa para ratificar un balotaje fue el 4 de noviembre de 2015 entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

NOTICIA EN DESARROLLO

Cómo será la asamblea legislativa de este jueves

Se cumplirá así una formalidad que establecen la Constitución nacional y el Código Electoral Nacional, dejando habilitado el balotaje para el 19 de noviembre próximo.

Este jueves se realizará a partir de las 14 en el recinto de la Cámara baja la asamblea legislativa convocada a los efectos de dar cumplimiento a los artículos 120, 150 y 151 del Código Electoral Nacional, conforme lo dispuesto por el artículo 96 de la Constitución Nacional.

¿Qué dice el artículo 96 de la Carta Magna?: “La segunda vuelta electoral, si correspondiere, se realizará entre las dos fórmulas de candidatos más votadas, dentro de los treinta días de celebrada la anterior”.

Veamos de paso qué establece el citado artículo 120 del Código Electoral Nacional: En el caso de la elección del Presidente y Vicepresidente de la Nación las Juntas Electorales Nacionales, dentro del plazo indicado en el primer párrafo del artículo 112, comunicarán los resultados al presidente del Senado de la Nación. El mismo convocará de inmediato a la Asamblea Legislativa, la que procederá a hacer la sumatoria para determinar si la fórmula más votada ha logrado la mayoría prevista en el artículo 97 de la Constitución Nacional o si se han producido las circunstancias del artículo 98 o si, por el contrario, se deberá realizar una segunda vuelta electoral conforme lo dispuesto en el artículo 96 de la Constitución Nacional.

“En este último supuesto -agrega el artículo 120- se hará saber tal circunstancia al Poder Ejecutivo nacional y a los apoderados de los partidos políticos, cuyas fórmulas se encuentren en condiciones de participar en la segunda vuelta”.

“La Asamblea Legislativa comunicará los resultados definitivos de la primera vuelta electoral dentro del plazo de 15 días corridos de haberse realizado la misma.

“Igual procedimiento en lo que correspondiere, se utilizará para la segunda vuelta electoral”.

En cuanto al artículo 150, el mismo señala que “si ninguna fórmula alcanzare esas mayorías y diferencias de acuerdo al escrutinio ejecutado por las Juntas Electorales, y cuyo resultado único para toda la Nación será anunciado por la Asamblea Legislativa atento lo dispuesto por el artículo 120 de la presente ley, se realizará una segunda vuelta dentro de los 30 día”.

Por último, veamos qué establece el artículo 151: “En la segunda vuelta participarán solamente las dos fórmulas más votadas en la primera, resultando electa la que obtenga mayor número de votos afirmativos válidamente emitidos”.

Cómo es la metodología de la ceremonia

El antecedente que tiene esta asamblea legislativa para el único caso de una segunda vuelta tuvo lugar el 4 de noviembre de 2015. Fue presidida por el entonces vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y el titular de Diputados, Julián Andrés Domínguez. Se extendió 44 minutos.

En primer lugar, lo que veremos este jueves es la designación de una comisión a fin de efectuar la sumatoria de los resultados definitivos, integrada por 6 senadores y 6 diputados.

Luego se hará un cuarto intermedio para cumplimentar ese procedimiento. Concluido el mismo, se designa a un legislador/a como relator, para detallar la cantidad de votos que obtuvo cada fórmula participante de la elección presidencial.

Tras ello, el presidente del bloque oficialista del Senado pide poner a votación de la Asamblea la resolución que acaba de ser conocida, a fin de convalidar a ambas fórmulas, dar la información de la Cámara Electoral y las juntas nacionales y proceder a convocar la doble vuelta o balotaje.

Se vota y a continuación el presidente/a de la asamblea procede a dar por proclamadas las fórmulas que se presentarán a la segunda vuelta.

Posteriormente al balotaje, deberá realizarse una nueva asamblea legislativa para convalidar el resultado de las elecciones.

Este jueves será la Asamblea Legislativa para ratificar el balotaje entre Massa y Milei

Concluido el escrutinio definitivo, este jueves 2 de noviembre se realizará la sesión conjunta entre diputados y senadores a fin de proclamar las fórmulas que competirán el 19 de ese mes.

Tal cual se preveía, este jueves se realizará la Asamblea Legislativa para ratificar el balotaje del 19 de noviembre entre Sergio Massa, candidato de UP, y Javier Milei, de La Libertad Avanza. Será en el recinto de la Cámara de Diputados a partir de las 14.

En ese marco y habiendo la Cámara Nacional Electoral enviado la información referida al escrutinio definitivo, se realizará ese día este evento que representa una formalidad establecida a nivel reglamentario.

Así lo indica el artículo 120 del Código Electoral, según el cual la Asamblea deberá “hacer la sumatoria (de votos) para determinar si (…) se deberá realizar una segunda vuelta electoral conforme lo dispuesto en el artículo 96 de la Constitución Nacional”.

Se trata, en rigor, de un mero acto formal por cuanto el conteo de los votos determinó que Sergio Massa, pese a haber sido el candidato presidencial más votado con 36,68%, no consiguió el 45 por ciento de los votos ni más del 40 por ciento con más de 10 puntos de diferencia sobre el segundo.

En efecto, el postulante de Unión por la Patria se impuso por unos siete puntos de diferencia sobre el aspirante presidencial de La Libertad Avanza que cosechó un 29,98 por ciento.

Una vez avalados los resultados por la Asamblea Legislativa, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner comunicará que ningún candidato alcanzó los porcentajes que establece la Constitución Nacional. A partir de ese momento comenzará a correr un plazo de cinco días para que cada fórmula ratifique la voluntad de participar en el balotaje.

La última vez que se reunión la Asamblea Legislativa para ratificar un balotaje fue el 4 de noviembre de 2015 entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

Desestimaron la denuncia contra Fernando Iglesias por interrumpir al presidente en la Asamblea Legislativa

La decisión fue tomada por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi al argumentar que “las acciones atribuidas al diputado no reúnen las condiciones para provocar el impedimento u obstaculización del normal funcionamiento del acto legislativo”.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi desestimó este miércoles la denuncia penal realizada contra el diputado nacional Fernando Iglesias (Pro) que, en la apertura de la Asamblea Legislativa, se mantuvo de espaldas en su banca hacia el estrado hasta que el mandatario criticó a la Ciudad de Buenos Aires por la coparticipación, momento que el clima se tensó y el legislador comenzó a los gritos interrumpiendo el discurso del presidente, para luego retirarse del recinto.

La acción penal fue promovida por el abogado peronista Antonio Liurgo el pasado 6 de marzo, quien pidió que se investigara si Iglesias estuvo incurso en lo establecido por el artículo 241 del Código Penal, que castiga a quien “perturbare el orden de las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o provinciales” o “impidiere o estorbare a un funcionario público cumplir un acto propio de su función”.

Según el letrado, “ante las expresiones en altísima voz del diputado Iglesias, el primer mandatario se vio obligado a interrumpir su discurso y responder a la perturbada actitud del representante del pueblo, quien reclamaba entre varias cuestiones con irrespetuosidad la falta de conocimiento del derecho del presidente”.

Martínez De Giorgi, en coincidencia con la fiscal federal Paloma Ochoa, y tras evaluar la versión taquigráfica registrada el 1 de marzo, se pronunció por la desestimación de la acción penal contra el legislador del Pro.

El juez afirmó que “las acciones atribuidas al diputado Iglesias no reúnen las condiciones para provocar el impedimento u obstaculización del normal funcionamiento del acto legislativo, de modo que pueda encuadrar en los términos del artículo 241 inciso 1 del Código Penal”.

La norma dice que “será reprimido con prisión de quince días a seis meses el que perturbare el orden en las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o provinciales, en las audiencias de los tribunales de justicia o dondequiera que una autoridad esté ejerciendo sus funciones”.

El juez agregó que “para que se configure el delito en el cual el denunciante plantea su presentación, las acciones, molestias o disturbios tienen que tener la entidad suficiente para lograr la perturbación del acto funcional”.

Martínez De Giorgi destacó que “más allá de los dichos del denunciado, que motivaron breves interrupciones en la continuidad de la exposición del primer mandatario, el objetivo de la asamblea legislativa se tuvo por cumplido”.

Denunciaron a Fernando Iglesias por su conducta durante la Asamblea Legislativa

La acusación fue realizada por un abogado peronista quien reclamó que el cuerpo de Peritos Forenses de la Corte “se expida sobre la posible perturbación de la orientación espacio temporal” del legislador opositor.

Durante el discurso de Alberto Fernández en la apertura de la Asamblea Legislativa, el diputado nacional Fernando Iglesias (Pro) se mantuvo de espaldas en su banca hacia el estrado hasta que el mandatario criticó a la Ciudad de Buenos Aires por la coparticipación, momento que el clima se tensó y el legislador comenzó a los gritos, para luego retirarse del recinto.

Tras esa actitud, un abogado peronista denunció penalmente al diputado de Juntos por el Cambio por su conducta en la inauguración de sesiones ordinarias, y pidió que sea sometido a un examen psiquiátrico anta la posibilidad de una “posible perturbación”.

“Vengo a requerir que los canales de noticias remitan todas las disputas y actos indecorosos, agresiones, insultos, y defensas del nazismo, violencia de género y toda falta de urbanidad, decoro, o evidencia de patología; con remisión al cuerpo de Peritos Forenses de la Corte para que se expida sobre la posible perturbación de la orientación espacio temporal de Iglesias”, sostiene la presentación a la que accedió la agencia Noticias Argentinas.

El denunciante es Antonio Liurgo, un abogado de larga trayectoria y conocida militancia peronista. Entre las medidas de prueba propuestas figura la declaración testimonial de “las tres mujeres que compartían e integraban protocolarmente sentadas a ambos extremos Sr presidente de la Nación al momento de producirse el hecho que aquí se denuncia: Cristina Fernández de Kirchner, Claudia Ledesma Abdala y Cecilia Moreau”.

La acusación contra Iglesias se fundamenta en el artículo 241 del Código Penal, que prevé una condena de 15 días a seis meses de prisión para “el que perturbare el orden de las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o provinciales, en las audiencias de los tribunales de justicia o donde quiera que una autoridad está ejerciendo sus funciones” y para quien “impidiere o estorbare a un funcionario público cumplir un acto propio de su función”.

Previo a avanzar con la investigación, el denunciante pidió que se establezca si Iglesias padece “indicios de patología psiquiátrica y cualquier otro dato de interés respecto de su estructura psicológica de base que le impida conocer la criminalidad de acto aquí investigado”.

“Alberto Fernández se vio obligado a interrumpir su discurso y responder a la perturbada actitud del representante del Pueblo, quién reclamaba entre varias cuestiones con irrespetuosidad la falta de conocimiento del derecho del presidente, y lo llevaba adelante con una conducta delictual prevista”, dice la denuncia.

Y añade el escrito, que ingresó digitalmente a la Cámara Federal porteña: “Ha quedado claro que este tipo de agresiones son moneda corriente en la cotidiana vida política. (…) La perturbación ha sido el camino elegido por el denunciado”.

“El presidente no habló para la Asamblea, habló para el kirchnerismo”, cuestionó Camaño

Por otra parte, la diputada bonaerense ratificó su decisión de no ir por un nuevo mandato y lamentó que en el actual Congreso “ya no existe el debate político honesto y respetuoso”.

La diputada nacional Graciela Camaño (Identidad Bonaerense-IF) cuestionó este jueves que el presidente Alberto Fernández “vino con un discurso en un todo totalmente amañado” al Congreso, en el cual “no habló para la Asamblea, habló para el kirchnerismo”.

“Además montó una teatralización ridícula, copiada, de mencionar personas que estaban en las gradas con diferentes profesiones. Y así se ligaba un aplauso, ¿porque quién no va a aplaudir a un excombatiente, a un estudiante, a un científico?”, señaló sobre las referencias que el mandatario hizo a varios ciudadanos de a pie.

La legisladora criticó que el mandatario “la emprendió de manera furibunda contra la Corte y Cambiemos” en “esta caza de brujas que han lanzado respecto a la Corte como institución y la Justicia”.

En ese sentido, advirtió que “no puede venir a imponer su criterio, él debió callarse respecto al juicio político”, ya que el proceso se está llevando a cabo en la Cámara de Diputados. “No llegamos a dimensionar el colapso institucional que significa este juicio político para el Poder Judicial todo”, agregó.

En diálogo con Radio La Red, Camaño aseguró que “la Justicia tiene que mejorar”, pero “en muchas de las cosas que no la mejora, la responsabilidad es del Congreso”, aclaró.

“Si no tenemos Consejo de la Magistratura es porque nosotros no tuvimos la capacidad de tener los consensos para tener una ley”, reclamó y cargó contra el oficialismo al decir que “ellos eligieron el camino de la victimización para no tener el número; nunca intentaron lograr consensos con la oposición”.

En suma, para la bonaerense la apertura de sesiones fue “un circo, un espectáculo triste para un pueblo que está necesitando que la dirigencia política tenga la estatura para resolverle los problemas”.

Por otra parte, ratificó su decisión de no ir por la reelección de su banca. “Yo me voy a ir del Congreso, eso lo tengo decidido. Yo escuché 32 discursos, ninguno fue tal mal discurso como el que hizo este hombre ayer”, expresó.

La diputada reflexionó: “Son muchos años y no estoy conforme con el resultado final. Quedan muchas leyes en el camino. Antes había un debate político más honesto, respetuoso, hoy no existe. Existe esto de buscar ver cómo genero adeptos”.

“El presidente se dedicó a bastardear la división de poderes, una obsesión patológica del kirchnerismo”

Así lo sostuvieron los senadores de JxC en un comunicado. Cuestionaron que durante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández hay elegido “desacreditar las decisiones de la Justicia para edulcorar los oídos de su vicepresidenta”.

A través de un comunicado titulado “No vamos a permitir que destruyan la República”, el interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, presidido por Alfredo Cornejo, cuestionó el discurso del presidente Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias.

En el texto difundido este jueves, los legisladores repudian “el continuo avance del Poder Ejecutivo contra la Justicia y los miembros de la Corte Suprema”. “Durante su discurso en la Asamblea Legislativa, el presidente de la Nación se dedicó a bastardear la división de poderes, una obsesión patológica del kirchnerismo de todos los tiempos”.

“La Argentina atraviesa un sinnúmero de problemas que afectan a los ciudadanos, la inflación e inseguridad en primer lugar, sin embargo, Alberto Fernández eligió dirigirse al Congreso de la Nación para desacreditar las decisiones de la Justicia para edulcorar los oídos de su vicepresidenta”, criticaron los opositores.

En referencia a la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires, los macristas y radicales se quejaron de que el presidente “puso más empeño en atacar obsesivamente a una jurisdicción, aunque eso demuestre su desprecio al federalismo, que en empezar a dar luz a una gestión apagada”.

“Es una vergüenza que haya realizado una exposición donde brilló por su ausencia un plan, una rendición de cuentas de su gestión, pero que sobreactúa una firmeza que no tiene en la toma de decisiones que mejoren la situación del país, pero que sí tiene espacio para atender la agenda judicial de Cristina Fernández de Kirchner“, sostuvieron.

Los senadores aseguraron en JxC tienen “la firme convicción que el respeto a la división de poderes es fundamental para la vida democrática de una Nación. Ayer vivimos una pantomina muy peligrosa por parte del presidente Fernández”.

“Ya no creemos que podamos llamarlo a la reflexión, no escuchan ni viven la realidad lastimosa a la que llevaron a los argentinos con su ceguera partidaria. Pronto los argentinos tendrán la oportunidad de dejar atrás estas políticas que no buscan otra cosa que la impunidad”, finalizaron con un tinte electoral.

El mensaje textual del presidente ante la Asamblea Legislativa

parlamentario.com presenta el discurso completo expresado por el presidente Alberto Fernández en el Congreso este 1° de marzo.

Sr. Presidente de la Nación.- Buenos días a todos y a todas.

Señora vicepresidenta, senadoras, senadores, diputadas, diputados, miembros todos de este Honorable Congreso de la Nación, querido pueblo argentino: quiero agradecer a esta Honorable Asamblea Legislativa por recibirme una vez más. Es esta la cuarta oportunidad que tengo de hablarles a quienes representan al pueblo y a las provincias de mi patria. Un año atrás, mis primeras palabras ante ustedes fueron para advertirles las singulares circunstancias que atravesaba el mundo y que, inexorablemente, repercutían sobre nosotros. Eran los días en que avizorábamos el fin de una pandemia que, a nivel mundial, sin dudas, profundizó la concentración del ingreso y la desigualdad. Pero, luego, la guerra asomó inexplicable. La invasión militar de la Federación de Rusia sobre Ucrania fue escalando de tal modo, que al día de hoy desconocemos cuál será el desenlace del conflicto. El mundo se conmueve ante las imágenes de dolor.

Esa escalada militar trajo consecuencias inmediatas sobre la economía mundial; se alteraron los precios internacionales de la energía y de los alimentos, y nuestro país –parte de ese mundo globalizado– sufrió los impactos de situaciones ajenas a nuestro control.

Como presidente de la Argentina no he dejado de abogar por la búsqueda de una solución diplomática a esta guerra y a cualquier otro conflicto entre las naciones. Hice oír mi voz, reclamando el retorno de la paz, en todos los ámbitos internacionales en los que participé.

Este es el marco en el que la Argentina transita 2023, justamente, el año en que celebramos cuarenta años ininterrumpidos de vigencia de la democracia; el período más extenso de nuestra historia: cuarenta años de democracia. (Aplausos.)

Si tenemos memoria para recoger experiencias del pasado y tenemos coraje para afrontar las enormes dificultades del presente, seremos capaces de enfrentar los desafíos que nos impone el futuro. En un mundo donde los gobiernos soportan permanentes acciones desestabilizadoras provocadas por poderes mediáticos y fácticos, en el que la política es despreciada por minorías intensas que se ubican en los márgenes de la sociedad, Argentina ha sostenido su institucionalidad.

Eso, que era una utopía para mi generación, es un logro que a todos debe enorgullecer.

Por eso, frente a esta Honorable Asamblea Legislativa –instancia democrática en la que nos reunimos quienes llegamos hasta aquí por expresa voluntad del pueblo–, quiero invitarles a rendir un sincero homenaje a los y las dirigentes políticos, sociales, gremiales y de defensa de derechos humanos y a todas las personalidades del mundo religioso, artístico y científico que fueron capaces de construir esos denominadores comunes que hicieron posible la restauración de la democracia; en especial –claro está–, a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que nos marcaron y nos marcan el camino. (Aplausos.)

No quiero dejar de decir que nuestra democracia es también hija –como todos sabemos– de nuestros héroes de Malvinas. (Aplausos.)

Para todos ellos y todas ellas, pido un fuerte aplauso de esta Asamblea Legislativa que hoy se reúne bajo el signo de la celebración de un logro colectivo que es de todo el pueblo argentino. (Aplausos.)

Quiero también señalar, en este instante de revalorización de la democracia, que hace seis meses estuvimos frente a uno de los episodios más desgraciados vividos en estos cuarenta años, como fue el intento de asesinato de nuestra vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos.)

Frente a todos ustedes, vuelvo a exigir hoy a la Justicia que profundice la investigación de aquel hecho, juzgue y condene a quienes fueron los autores materiales e intelectuales de ese intento de homicidio. (Aplausos.)

Le pido a la Justicia que actúe con la misma premura con la que archiva causas en las que jueces, fiscales o empresarios poderosos asoman como imputados. (Aplausos.)

Sin dudas, en estos últimos tres años nos tocaron tiempos difíciles.

Asumimos en un contexto interno signado por la inflación y el endeudamiento, y en el que el Estado había abandonado su condición de organizador de la economía y la vida de comunidad. A ello, se le sumaron simultáneamente crisis sanitarias, económicas, ambientales y bélicas. Fuimos capaces de hacer frente a cada una de esas adversidades en condiciones de extrema complejidad.

Al ingresar en el último año del mandato, iniciado en diciembre de 2019, siento necesario revisar lo hecho y trazar balances. Los argentinos y argentinas tienen el derecho a saber qué hicimos, por qué lo hicimos y qué nos proponemos hacer.

Hemos soportado una sistemática acción de desinformación de las políticas que se llevaron adelante desde el gobierno nacional. Esa suerte de cerco informativo fue muy difícil de eludir, dados los niveles de concentración que existen en nuestro sistema de medios de comunicación. Además, muchos de esos medios expresan intereses económicos y políticos opositores al gobierno, que ocultan o tergiversan información a sus lectores, oyentes y televidentes.

Tengo la tranquilidad de hacer esta observación, sabiendo que durante mi gobierno nadie ha sido censurado, acallado o castigado por sus expresiones. Todos y todas tienen derecho a opinar sobre los hechos o proponer interpretaciones de los mismos. El problema es que hemos visto la tergiversación de la realidad de manera intencional y –lo que es peor– hemos visto mentir con total impudicia.

Quiero ser enfático en esto: existe una libertad de prensa absoluta y así debe ser. Solo estoy advirtiendo sobre los argumentos que, muchas veces, son intelectualmente deshonestos y cargados de odio, que en nada contribuyen al conocimiento de lo que el gobierno hace ni al debate serio sobre los problemas de la Argentina. Con esas prácticas, la ciudadanía no cuenta con la oportunidad de conocer qué está haciendo el Estado con los recursos públicos.

 Yo estoy seguro de que la población valora que llevemos agua potable a El Impenetrable chaqueño, valora que se mejoren escuelas rurales, que se equipen centros de investigación científica en las provincias (aplausos), se construyan y entreguen viviendas, se brinde energía eléctrica y se construyan rutas que mejoren la conectividad en tantos lugares de nuestro inmenso territorio.

Nuestro pueblo valora y se alegra también viendo mejoras en la calidad de vida de otros compatriotas.

A lo largo de estos tres años, hemos trabajado mucho, hemos alcanzado objetivos. Seguramente, cometimos errores, pero tengo la íntima convicción de que sumamos muchísimos aciertos.

En este tiempo escuché cómo, una y otra vez, criticaban mi moderación.

Pero con mi moderación fui capaz de enfrentar a los acreedores privados y pude ponerle freno a los condicionamientos que el Fondo Monetario Internacional le había impuesto al gobierno que me precedió.

Con esa moderación, fui quien puso el pecho a la pandemia y quien terminó de levantar hospitales que, a mi llegada, alguna gobernadora consideraba innecesarios.

Y fui yo quien, con esa moderación, construyó hospitales modulares y distribuyó más de cuatro mil respiradores a lo largo y a lo ancho del país, mientras ponía de pie un sistema de salud que había sido abandonado.

Fui por el mundo, con mi moderación, buscando las vacunas contra el COVID-19 y dispuse que se apliquen millones de dosis gratuitamente a cada argentino y a cada argentina que lo demandó. (Aplausos.)

Y fui yo, con mi moderación, el que se empeñó para que la democracia se expanda y respete en toda la región; el que estuvo al lado de Lula, cuando injustamente lo apresaron (aplausos); el que estuvo al lado de Evo Morales, cuando un golpe de Estado le arrancó el poder que su pueblo mayoritariamente le había dado (aplausos); el que está al lado de Cristina, cuando es perseguida injustamente (aplausos), y el que reclama y hace todo lo republicanamente posible, desde hace años, para que la Justicia argentina vuelva a abrazar el derecho y deje de servir a factores de poder, persiguiendo a quienes representan el pensamiento popular. (Aplausos).

También fui yo, con mi moderación, el que alzó la voz para que los bloqueos económicos se terminen en nuestra América Latina, y trabajó incansablemente para que el pueblo venezolano recupere el diálogo y la convivencia democrática.

En todos estos años no tuve otro propósito que servir a mi pueblo.

Cuando finalmente deje mi cargo, podré dar cuenta de todos y cada uno de mis actos y nadie podrá atribuirme un solo hecho por el cual me haya enriquecido. (Aplausos.)

También me equivoqué, por supuesto, pero cuando lo advertí fui capaz de revisar y enmendar lo hecho.

Alguna vez dije que, antes de ser un gran presidente, prefería ser el presidente de un gran país. Ahora, que llega el momento de hacer un balance, debo decir que estoy convencido de que hemos dejado los cimientos sobre los cuales construir el gran país que soñamos.

No oculto las necesidades ni dibujo un mundo irreal; los miro a los ojos, recorro el país, puedo ver lo bueno y lo malo, sé lo que está sucediendo, pero puedo hablar con ustedes francamente de la pobreza, de la inflación, de la inseguridad y de los bajos ingresos. Entiendo el malestar y la queja de los más débiles, pero también veo lo que está bien y cómo se oculta, y cómo se intenta generar desánimo y malestar.

Por eso, a todos y a todas, invito a ponderar lo logrado y a reflexionar sobre el hecho de que solo manteniendo nuestras políticas de desarrollo inclusivo vamos a poder generar trabajo y hacer una sociedad más igualitaria.

Nuestro país se encuentra encaminado a integrarse en esta nueva reconfiguración internacional que abre una gran ventana de oportunidades a la Argentina, que no debemos desaprovechar.

En estos años de gestión, hemos desarrollado una política exterior basada en el multilateralismo cooperativo. Apoyamos con firmeza la paz, la seguridad internacional, la solución pacífica de las controversias y el cuidado del medioambiente.

En todos los foros bregamos por soluciones cooperativas, igualitarias, frente a los grandes problemas. La Argentina ha vuelto a ocupar un lugar en el concierto de las naciones. Lo hicimos a partir de nuestra identidad y defendido nuestros intereses. Alzamos nuestra voz en la CELAC, en el Mercosur, en la Cumbre de las Américas, en el G20 y en el G7.

Aspiramos a ser parte de los BRICS, dialogamos con los líderes de todo el mundo para contribuir a la paz mundial y a la unidad latinoamericana. La Argentina tiene intereses permanentes y mantener una relación estrecha y productiva con Brasil es uno de ellos. Juntos, los dos países contribuimos a la paz de la región y a la paz mundial cuando construimos un sistema ejemplar de confianza mutua a nivel nuclear. Juntos construimos el Mercosur, un corazón que deseamos cada vez más potente en términos de comercio entre los socios y de impulso al comercio con otros países y bloques de América Latina y el Caribe. Juntos vamos a desarrollar cada vez más todas las instancias de integración, como el UNASUR y la CELAC. Si nunca dejamos de hacerlo, incluso cuando se nos provocó para que rompiéramos el Mercosur, ¿cómo no vamos a seguir por este camino, ahora, que en Brasil gobierna una coalición encabezada por uno de los más grandes líderes de la historia que es, además, un inquebrantable amigo de la Argentina y que se llama Luis Inácio Lula da Silva? (Aplausos.)

Durante 2022 se trabajó intensamente bajo el eje “Malvinas 40 Años”. (Aplausos.) La República Argentina reiteró su búsqueda de una solución negociada y pacífica de la disputa de soberanía, para cumplir con el objetivo irrenunciable de recuperar el pleno ejercicio de soberanía sobre esa parte de nuestro territorio que se encuentra usurpado.

Tenemos el honor, hoy, de estar acompañados por Juan José Fernández, excombatiente de Malvinas. (Aplausos.) Juan José llegó a Puerto Argentino el domingo 11 de abril –el día de Pascua de Resurrección–, estaba frente a la playa cuando recibieron el fatal bombardeo del 1° de mayo. A diferencia de otros compañeros y amigos, él sobrevivió y cumplió sus 20 años en tierra malvinense.

Al regresar, los sentimientos eran de alegría, por volver a ver a sus seres queridos, pero de dolor por quienes no pudieron lograrlo. Tiempo después, empezaría el calvario para reinsertarse en la sociedad, para lo cual tuvieron que mentir muchas veces para conseguir un trabajo. Porque no tomaban a los excombatientes por si sufrían eventuales secuelas del conflicto bélico. Hoy, se pudo jubilar gracias a la ley 27.329. (Aplausos.) Es padre de tres hijos, todos profesionales, y tiene un nieto. Y permanece activo en su vocación de seguir sirviendo a su país.

Quiero, también, brindarle un homenaje a otro héroe de Malvinas que es diputado de la Nación y está presente. (Aplausos.)

Tengo la convicción, y todo esto lo demuestra, de que Malvinas nos une en una causa nacional que convoca y moviliza al pueblo argentino. Por Juan, por todos los sobrevivientes y en memoria de nuestros héroes, volvamos a decir: ¡las Malvinas fueron, son y serán argentinas! (Aplausos.)

Desde hace tres años, venimos atacando los problemas básicos que enfrentan tantos argentinos y argentinas. Aún con tantas dificultades, tenemos la obligación de construir una mayoría que impida convertir este horizonte de progreso y justicia social en aquella Argentina de endeudamiento, de cierre de empresas y fuga de capitales que ya vivimos, en la que millones de compatriotas parecen sobrar y quedan abandonados a su suerte.

Sé que somos más los que no toleramos los niveles de pobreza o la regresión en la distribución del ingreso. Sé que somos más los que queremos que haya más trabajo, que se extienda la educación, que nuestros jubilados y jubiladas encaren su vida con mayor tranquilidad. Sé que somos más los que no queremos un país injusto. Sé que somos más los que consideramos que desde el Estado hay mucho por hacer, porque no hay otro modo para luchar contra las iniquidades del mercado. Nuestro rumbo está marcado por esa mayoría; con ese Norte estamos trabajando y hacía allí avanzamos.

La economía volvió a crecer durante 2022 y registró un aumento del 5,4 por ciento. De este modo, sumamos más crecimiento al 10,3 por ciento que se registró durante el año 2021. Somos uno de los países que más creció en estos últimos dos años. Todas las proyecciones propias y de los organismos internacionales señalan que en 2023 volveremos a crecer, seremos uno de los países que más haya crecido en el mundo y de los primeros en la región. Serán tres años consecutivos de crecimiento de nuestro PBI, algo que no sucedía desde el año 2008. (Aplausos.)

No hay solución a nada si la economía no crece. Por supuesto que debemos distribuir mejor nuestra generación de riqueza, pero es fundamental sentar las bases para el crecimiento equilibrado. Si no crecemos, no hay nada para distribuir; si crecemos sin políticas activas de distribución, la riqueza se concentra en pocas manos. Y en ese clivaje es donde tiene que asentarse un Estado inteligente y eficiente.

Si crecimos y generamos más empleo, más inversión y más consumo fue porque adoptamos desde el Estado políticas activas; desde la preservación de empresas y de empleo durante la pandemia hasta las actuales políticas, que estimulan la producción y las exportaciones, las que promocionan líneas de crédito y las que buscan acuerdos entre las partes en todos los sectores productivos. Bien puede decirlo Guillermo Battolla, que está aquí con nosotros. (Aplausos.) Guillermo trabaja en Biosidus, una compañía argentina de biotecnología que sostiene un proceso de inversión muy fuerte en el país, donde tiene dos plantas industriales y un centro logístico. De capitales privados, la compañía ha podido desarrollarse de la mano del Estado, que ha apoyado en varios desembolsos a sus principales emprendimientos.

Quizás, uno de los más importantes es el proyecto de drogas “huérfanas” que apunta a cubrir enfermedades poco frecuentes cuyo diagnóstico es muy difícil. A través del mismo se le ahorrarán millones de dólares al Estado, tanto por sustitución de importaciones como por el ingreso real de divisas, ya que son productos exportables. Japón es hoy el único país del mundo que produce la droga biosimilar.

En 2022, la actividad industrial creció 4,5 por ciento respecto de 2021 y muestra un crecimiento del 12,1 por ciento si la comparamos con el año 2019.

La industria encadenó 15 meses de subas continuas y el empleo industrial alcanza el nivel más alto desde junio de 2018 acumulando 29 meses consecutivos de expansión, registrando más de 86.000 nuevos puestos de trabajo en la industria con relación a diciembre de 2019.

En la industria automotriz, por ejemplo, se observó en 2022 un incremento del 23,4 por ciento con relación a 2021 y del 70,5 por ciento respecto de 2019. Es el más alto desde 2015. Las estimaciones del sector proyectan para 2023 un crecimiento del orden de entre el 10 y el 15 por ciento en la producción.

En el sector de prendas de vestir, cuero y calzado, a noviembre de 2022, se registró la vigesimoprimera suba interanual consecutiva, con una producción del 45,8 por ciento superior a la de 2019. Para el mismo mes, noviembre de 2022, la siderurgia registró un incremento del 28,4 por ciento con respecto a 2019.

La producción de alimentos es 13,1 por ciento mayor que en 2019, y la de maquinarias y equipos del 45,6 por ciento por encima del 2019.

En 2022, el consumo interno de cemento totalizó 12.800.000 toneladas. Se expandió 7,3 por ciento en relación con el año anterior, y 17,1 por ciento frente a 2019. De esta manera, el consumo acumulado del año fue el mayor desde 2004.

La recuperación también fue muy fuerte en las pymes industriales, con la utilización de la capacidad instalada industrial y la rentabilidad industrial pyme en su mayor nivel en más de 3 años.

En cuanto al sector agropecuario, el año cerró con las preocupaciones que genera una sequía muy severa que, en mayor o menor medida, viene afectando la producción de trigo, cebada, soja y maíz. Ante estas dificultades climáticas, el Estado ha dispuesto un conjunto de instrumentos para apoyar a los productores más afectados, como lo hacemos con todos los sectores de nuestra economía. No obstante, las exportaciones del sector durante 2022 fueron récord. Se produjeron más de 142 millones de toneladas de cereales oleaginosos y otros cultivos. En la campaña 2021-2022, el área sembrada fue superior a los 42 millones de hectáreas. Otro récord histórico.

También, se registró crecimiento productivo en carne bovina y porcina, que alcanzó niveles nunca antes vistos.

Trabajamos con todas las economías regionales, generando mejores condiciones para sus explotaciones y producciones.

La economía del conocimiento constituye uno de los sectores más dinámicos y promisorios: no ha parado de creer desde el año 2019. Desde el gobierno acompañamos y estimulamos ese desarrollo. Hoy, es el tercer sector exportador del país.

Creamos el Régimen de Fomento de Inversiones para Exportaciones de las Actividades de la Economía del Conocimiento.

Se introdujeron estímulos fiscales y beneficios sobre los incrementales de la exportación.

Fortalecimos la capacidad del sector a través del programa Argentina Programa 4.0, que superó los 340.000 inscriptos e inscriptas en todas las provincias del país. De ese total de inscripciones, el 39 por ciento fueron mujeres.

A pesar de los cataclismos tantas veces anunciados, continuamos ordenando nuestra economía. Lo estamos haciendo con el esfuerzo de todos y todas en el gobierno. Pero quiero señalar y agradecer públicamente aquí el compromiso de Sergio Massa, quien dejó la Presidencia de esta Cámara para venir a sumarse a la compleja tarea de conducir el Ministerio de Economía. (Aplausos.)

Cumplimos, este año, con las pautas fiscales que nos propusimos, reduciendo el déficit fiscal que se ubicó en el 2,4 por ciento del PBI.

La recaudación lleva 29 meses consecutivos de crecimiento por encima de la variación de los precios. Eso se debe al crecimiento económico, a los cambios de la estructura tributaria y al fortalecimiento institucional de la AFIP.

Al presentar estos indicadores no pretendemos negar las dificultades que enfrentamos. No rehuimos los problemas, no recurrimos a neologismos para describirlos. La alta inflación que todos sufrimos es un factor central de desorganización de nuestra economía.

Todos sabemos bien que la inflación constituye un problema estructural de la Argentina que se remonta a décadas. Estamos abocados a reducirla sin generar incrementos en los niveles de pobreza o frenos en el proceso de crecimiento que venimos experimentando.

No resulta una tarea sencilla. Quienes minimizaron el problema acabaron por profundizarlo. Que quede claro: tanto el ministro de Economía como yo no necesitamos al Fondo Monetario Internacional para saber que debemos lograr el equilibrio fiscal. No podemos persistir con políticas que generan déficit en nuestras cuentas públicas porque, aunque no sea factible alcanzar ese objetivo de la noche a la mañana, el equilibrio fiscal debe ser nuestro horizonte.

Tampoco necesitamos al Fondo Monetario Internacional para saber que la Argentina debe aumentar sus exportaciones.

Si no generamos divisas, no vamos a poder sostener nuestra actividad económica, y eso va a significar menos trabajo y salarios más bajos. Cuidar el valor de la divisa es fundamental para seguir el camino del crecimiento.

A menudo escuchamos a los que anuncian crisis financieras y devaluaciones bruscas. Intentan sembrar incertidumbre y generar desconfianza.

Quienes hicieron estallar la economía hace apenas tres años son los mismos que ahora anuncian que una bomba explotará en el futuro.

Pero nosotros seguimos trabajando con firmeza, con prudencia y vamos obteniendo los resultados que podemos exhibir.

Uno de los componentes de la demanda que más están traccionando la actividad económica es la inversión, que se mantiene en los niveles más altos de los últimos cuatro años. En el acumulado del tercer trimestre de 2022, la

inversión creció 14,6 por ciento respecto de igual período de 2021 y 27,3 por ciento con relación a 2019.

El intercambio comercial –exportaciones más importaciones– se incrementó, durante 2022, un 20,4 por ciento respecto del año anterior.

La balanza comercial registró un superávit de casi 7.000 millones de dólares.

Las ventas al exterior aumentaron el 13,5 por ciento. Estamos frente a un récord histórico. Pero, además, debemos resaltar que si se analizan las exportaciones por grandes rubros, se destaca el ascenso de las manufacturas de origen Industrial, que crecieron respecto de 2021 un 15,8 por ciento y son las más altas desde 2013, mientras que las de origen agrícola son las más altas de la historia.

Estamos exportando mayor valor agregado. Estamos exportando más trabajo argentino. (Aplausos.)

Al mismo tiempo, tuvimos récord de importaciones. Nosotros llevamos adelante una administración de un bien escaso, como son las divisas para que prioritariamente se vuelquen a la producción.

Repito una vez más: una política central del gobierno es cuidar las reservas, y continuaremos en esa senda.

Merece una mención aparte la situación en materia de energía, como en materia de explotación de nuestra riqueza minera.

A nivel mundial, vivimos una etapa que al mismo tiempo nos presenta una crisis energética y un proceso de transición energética. Ante este panorama, existen coincidencias en que se abre para la Argentina una extraordinaria posibilidad.

Dimos inicio, durante 2022, a la construcción del gasoducto “Néstor Kirchner”, que estaremos en condiciones de inaugurar a mediados de este año. (Aplausos.)

El gasoducto “Néstor Kirchner” se trata de la obra más importante de transporte de gas de las últimas cuatro décadas.

Cuando la anterior administración pensó en este gasoducto, diseñó un proyecto bajo el sistema de participación público privada, con tarifas dolarizadas por 27 años. Recién en julio de 2019 se lanzó una licitación que se debió postergar por su inviabilidad.

Ese proyecto dejaba a la infraestructura en manos de la financiación y la gestión privadas.

Hace menos de un año, luego de las adecuaciones que fueron necesarias hacer, pudimos dar inicio a su construcción. Y, en los próximos años, asistiremos a récords de producción de gas y petróleo. Muy probablemente cada año signifique un nuevo récord.

Esto significará no solo capacidad de autoabastecimiento, sino capacidad de exportación.

Solo a manera de ejemplo, y para remarcar una de las causas de la inflación, la Argentina gastó, en 2022, 5.000 millones de dólares más en energía, producto de los precios disparados por la guerra. Lo hicimos porque no estábamos dispuestos a frenar la producción y el crecimiento.

Argentina es la energía que el mundo está necesitando. Sobre finales de agosto de 2022, firmamos un acuerdo entre YPF y Petronas, una empresa de Malasia de primerísimo nivel, para construir un gasoducto de más de 600 kilómetros y una planta de licuefacción de gas, para llevar el gas de Vaca Muerta a Bahía Blanca, procesarlo allí y exportarlo al mundo a través del Atlántico.

Hemos multiplicado la producción de petróleo en nuestro país. Y vamos a seguir creciendo.

La refinación de petróleo creció un 5,6 por ciento desde 2021.

En combustibles y energías, las ventas al exterior totalizaron, en el acumulado de 2022, 8.397 millones de dólares, 59 por ciento superiores a 2021 y 92 por ciento mayores a 2019.

Quiero destacar especialmente la nueva situación de YPF, que, en mayo del año pasado, cumplió sus primeros cien años desde su creación y diez años desde la nacionalización que se llevó adelante durante la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. (Aplausos.)

Todo ello nos permite hoy saber que los logros de YPF son logros de todos y todas las argentinas.

Nuestra empresa se encuentra en plena expansión. La cotización de YPF, tanto en el ámbito local como en el internacional, se multiplicó por cuatro en este último tiempo, reflejando la marcha de la empresa y la confianza de los inversores.

YPF saneó su deuda y se encuentra realizando inversiones que expanden sus negocios.

Conviene subrayarlo: en 2022, a pesar de la brutal alza de los precios internacionales en la energía, nadie se quedó en nuestro país sin gas o sin combustibles. Argentina siguió trabajando y produciendo.

Quiero destacar solo una cosa: la construcción del gasoducto “Néstor Kirchner”, que en 2019 se intentó hacer a través de la participación público privada.

Se terminó haciendo con aportes del Tesoro y con el aporte solidario de las grandes fortunas. Eso fue un mérito de este Congreso Nacional. (Aplausos.)

Asimismo, debemos destacar el nuevo panorama que se abre a la explotación minera. Las exportaciones del sector minero en el acumulado del año 2022 registraron el mayor valor desde 2012, con un total de 3.831 millones de dólares. Respecto de 2021, el incremento fue del 19 por ciento.

Estamos dando grandes pasos en la explotación del litio, del que, junto a Bolivia y Chile, poseemos el 60 por ciento de las reservas mundiales.

Trabajamos juntos con los gobiernos provinciales y el sector privado para agregar valor, para generar más trabajo argentino.

También, estamos trabajando para que los recursos naturales de la Argentina sean preservados, manejados y valorados como un recurso estratégico.

Para que el desarrollo sea equilibrado, mejoramos todas las vías de transporte, llevando más seguridad, más eficiencia y más conectividad.

Con el Plan de Modernización del Transporte volvimos a conectar 66 localidades con nuestros trenes de carga y pasajeros.

Intervinimos 2.500 kilómetros de vías y reactivamos 17 ramales ferroviarios.

Reactivamos y extendimos 8 trenes federales, que igualan a los que tenemos en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Transportamos más de 26 millones de personas todos los meses en nuestros trenes. Y rompimos un nuevo récord de carga transportada por los trenes que administra el Estado, con 8 millones y medio de toneladas, bajando los costos logísticos y conectando al país de manera federal. (Aplausos.)

Nuestros trenes no solo llevan granos a los puertos. También creció un 200 por ciento la cantidad de alimentos y bebidas que viajan desde una provincia hacia otra sobre vías ferroviarias.

Impulsamos el desarrollo de la Hidrovía, la vía navegable troncal, a través de la creación del Ente Nacional de Control y Gestión, integrado en su administración por las siete provincias argentinas costeras.

Durante el primer año de transición, el Estado obtuvo un saldo positivo de 29 millones de dólares para poder ejecutar obras en la ruta por la que circula más del 80 por ciento de las exportaciones argentinas y que impactan en 4.500 buques oceánicos al año.

Después de diez años, podemos hacer obras de dragado y balizamiento en el tramo Santa Fe al Norte y fomentar nuestra Flota Fluvial Federal y la Marina Mercante Argentina. Además, incorporamos tecnología en la vía navegable y la extendimos hasta Formosa y Misiones.

En los próximos días, lanzaremos la licitación pública para la construcción de la vía navegable Canal Magdalena (aplausos), obra de dragado y balizamiento que le brindará al sur de la provincia de Buenos Aires la posibilidad de exportar su producción de manera más eficiente, con una salida directa a aguas profundas, y mejorará la conectividad fluviomarítima.

Además, entre las ventajas que implica el desarrollo del proyecto, se encuentra el ahorro en tiempos de navegación de los buques que transitan por el sistema de navegación troncal.

Es, sin dudas, un viejo anhelo que finalmente pondremos en marcha durante este gobierno.

En materia de transporte aéreo, pusimos en marcha un proceso de modernización, iniciando obras en siete aeropuertos durante 2022.

En total, en este año, pasaron por los aeropuertos del país más de 33 millones de pasajeros y pasajeras.

Trabajamos, también, para asegurar nuestras rutas, carreteras y calles. Logramos reducir en más de un 25 por ciento la mortalidad como consecuencia de siniestros viales durante el año 2022, y seguimos mejorando nuestros controles. En este sentido, impulsamos la Ley de Alcohol Cero, que demostró efectos muy positivos en su aplicación en algunas provincias y municipios.

Quiero que me permitan hacer una breve mención al estado de algunas empresas en las que o bien el Estado ejerce su administración directamente o bien tiene participación y responsabilidad. Estas empresas son patrimonio de todos y de todas los argentinos.

Estamos viendo cómo anticipan un nuevo embate privatizador sobre las empresas públicas. Y para ello ya han lanzado una campaña de desprestigio.

Otra vez aparecen los negocios particulares sobre el patrimonio de todos los argentinos, y para eso se monta una campaña en contra de nuestras empresas.

ARSAT fue creada en 2006 por el Estado nacional y brinda conectividad mayorista con el objetivo de reducir las brechas digitales entre las pequeñas y las grandes ciudades de nuestro país.

Con ARSAT estamos finalizando la actualización de la Red Federal de Fibra Óptica para incrementar diez veces la capacidad de tráfico de banda ancha.

Relanzó su plan geoestacionario con la construcción de ARSAT SG-1 y ARSAT SG-2, que nos permitirán exportar servicios de valor agregado en América del Sur y brindar soluciones de conectividad en banda ancha.

Es, sin dudas, una empresa que ataca las asimetrías territoriales que hay en nuestro país.

Durante 2022, Aerolíneas Argentinas ordenó sus cuentas, y durante el año pasado redujo casi a la mitad su necesidad de asistencia con respecto a 2021, pasando de 644 a 350 millones de dólares, que también son 100 millones de dólares menos que en 2019.

Además del requerimiento de fondos original presupuestado para 2022, utilizó solo el 65 por ciento, y redujo su peso sobre el presupuesto total de gastos, pasando del 0,48 por ciento, en 2019, al 0,31 por ciento, en 2023. (Aplausos.)

Aerolíneas Argentinas trajo a Argentina un millón y medio de turistas, que visitaron nuestro país a través de la compañía durante el año 2022.

De más está decir que, gracias a Aerolíneas Argentinas, muchas ciudades del país pueden tener la conectividad que requieren y que sus vuelos resultan un aporte extraordinario, clave en términos de su logística y de su economía.

No podemos dejar de mencionar la obra que se viene haciendo desde

AySA, que en estos últimos tres años construyó 4.000 kilómetros de redes. (Aplausos.) Esos 4.000 kilómetros de redes representan más de lo que hizo AySA en sus diecisiete años de historia.

Junto al Banco Interamericano de Desarrollo llevó adelante, por ejemplo, la ampliación de la planta depuradora de Hurlingham, pasando de beneficiar a 150.000 a 450.000 habitantes.

También, se acordó la financiación para la construcción de la estación de bombeo y el emisario subfluvial de 7,5 kilómetros del Sistema Berazategui, que beneficiará a más de 7 millones de habitantes con la mejora y expansión del servicio de cloacas. (Aplausos.)

Ya hablé de YPF. Finalmente, quiero hablar del INVAP, que es un orgullo para todos los argentinos, con capacidad para construir y exportar reactores nucleares y tecnología aeroespacial, y reconocida internacionalmente por su calidad. Menciono a estas empresas para que todos estemos alertas. Tengamos presente que cuando en medio de una ruta desierta aparece una estación de servicio de YPF, cuando en una ciudad menos populosa solo se encuentran vuelos de Aerolíneas Argentinas o cuando en un paraje alejado solo están presentes el Correo Argentino o el Banco Nación, estamos constatando que el Estado no abandona a los suyos.

Que no vengan a hacer negocios con nuestro patrimonio. (Aplausos.)

Que no vengan a hacer negocios con nuestro patrimonio los que invocan números con los que disfrazan su falta de interés por las condiciones de vida de tantos argentinos y argentinas, a los que estas empresas ayudan y mucho.

Defendamos nuestro patrimonio.

En algunos casos proponen privatizaciones; en otros, deslindar responsabilidades y restar el apoyo que requieren para su funcionamiento.

Detrás de esos discursos, a veces, hay visiones neoliberales de la economía.

Pero la mayoría de las veces hay búsqueda de negocios para ellos, sus familias o sus amigos. No nos confundamos. (Aplausos.)

El año anterior, pude decirles con orgullo que nuestra temporada turística había alcanzado un récord histórico. Para que así fuera, el Programa PreViaje había sido fundamental, como lo había sido antes la Asignación para el Trabajo y la Producción, que permitió durante la pandemia que muchas empresas del sector turístico, gastronómico y de entretenimiento no desaparecieran o se perdieran sus empleos.

Si en aquel momento el resurgir del turismo nos conmovió, más nos conmueve hoy observar que la actual temporada de verano ha registrado niveles jamás vistos en nuestra historia. La capacidad hotelera se vio ocupada en más de un 95 por ciento.

Desde el sector privado se estimó que, en enero, se desplazaron con propósitos vacacionales 22 millones de personas. Y se estima que, en febrero, otros 13 millones de personas lo han hecho. No es un grupo de privilegiados con acceso a un destino lujoso: son dos tercios de los argentinos y argentinas disfrutando de su derecho al descanso.

PreViaje es un instrumento estatal al servicio de nuestras empresas y de nuestra gente que fue adoptado de manera masiva. En cada una de sus ediciones fue perfeccionándose. En sus tres ediciones alcanzó cerca de 6 millones de usuarios.

En poco tiempo más, lanzaremos el PreViaje 4 para promover destinos poco explotados y favorecer el movimiento turístico fuera de temporada.

Así como creemos que el descanso y conocer nuestro país es un derecho que nuestras familias tienen, también creemos que es central generar y disfrutar de nuestra cultura.

Trabajamos para construir posibilidades para nuestros artistas y para que su producción llegue a nuestra gente y al mundo entero.

Tecnópolis, el parque dedicado a la ciencia, la tecnología y el arte, tuvo un récord de más de 3 millones de visitantes en su decimoprimera edición.

El Centro Cultural Kirchner siguió ofreciendo cada semana una agenda de actividades de distintas expresiones, con más de 1.800.000 visitantes que disfrutaron de más de 5.000 propuestas artísticas y culturales.

Volvimos a abrir las puertas, ahora bajo la órbita estatal, del Centro Cultural Borges, generando otra vez un espacio de referencia cultural en la Ciudad de Buenos Aires.

Necesitamos enfatizar la relevante importancia de la dimensión económica de nuestra producción cultural.

Estamos apoyando la exportación de nuestras producciones, y sabemos que será un sector cada vez más importante para la generación de divisas y un aliado central para el conocimiento de nuestro país en el resto del mundo.

Desde el primer día de gestión, sostuvimos que la obra pública debía actuar como motor para el desarrollo. Fue y es posible porque, además de voluntad política, generamos diálogo y consenso; acordamos con todos los gobernadores y las gobernadoras, con todas las intendencias, sin distinción partidaria; conformamos una mesa de trabajo con todos los sectores que conforman la agenda de la obra pública en nuestro país.

Desde el 10 de diciembre de 2019, se finalizaron más de 3.000 obras públicas de las 5.800 en ejecución. (Aplausos.) Eso es tanto como decir que cada día de gestión hemos concluido 2,5 obras por día. En cada rincón del país, hay una obra pública que integra a la Argentina y que resuelve necesidades concretas.

Hemos mejorado la calidad del servicio de agua potable llevando este beneficio a casi 6 millones de personas. Lo mismo hicimos con el mejoramiento de la calidad del servicio de saneamiento de aguas servidas. Más de 11 millones de personas se beneficiaron de este modo.

La inversión pública en infraestructura que estamos haciendo en cada provincia tiene que ver con un plan de trabajo y de desarrollo que va acompañado de distintos indicadores sociales y económicos.

El presupuesto destinado a la obra pública se redujo a menos de la mitad entre 2015 y 2019. En 2020, comenzó su recuperación. Y, para este año, proyectamos un incremento presupuestario del 633 por ciento más respecto de lo ejecutado en 2019.

Más allá de la obra pública realizada, en pocos días estaremos entregando la vivienda 100.000 de esta administración. (Aplausos.) Mientras tanto, seguimos construyendo otras 140.000. Adicionalmente, entregamos cerca de 88.000 créditos para la vivienda propia.

Trabajamos para ofrecer viviendas dignas a nuestro pueblo. Tengo la tranquilidad de saber que cuando marzo concluya, cada día de mi gestión habré entregado a 85 familias su casa propia. (Aplausos.)

Familias como las de María Daniela Parra Fuentes. (Aplausos.) Hoy, está aquí con nosotros. Daniela tiene 38 años, es guía de turismo, nació en San Juan, pero vive en Ciudad de Buenos Aires desde los 8 años. Ella marcó un hito en la Argentina y en su propio entorno: es la primera en tres generaciones en acceder al sueño de la casa propia. (Aplausos.)

Su abuela puso todos sus ahorros en un emprendimiento inmobiliario y la estafaron. Su madre, a los 60 años, aún vive alquilando. El año 2021 quedará para siempre marcado en su memoria porque en diciembre de ese año recibió las llaves de un departamento de tres dormitorios. (Aplausos.)

Hoy, Daniela vive una nueva historia, en Parque Patricios, con su pareja y sus dos hijos. (Aplausos.) Sus dos hijos: Luciano de 15 años y Sofía, de un año y dos meses, que nació justo cuando le aprobaron el crédito hipotecario.

Me alegra mucho, Daniela. (Aplausos.)

Hay otras historias. Son las historias de las personas de carne y hueso cuyas vidas han mejorado, cuyos derechos han sido reconocidos. Argentina es sustancialmente mejor que hace tres años.

La obra pública y la construcción de viviendas han sido el impulso para que el sector de la construcción continúe con un crecimiento sostenido, desde mediados de 2020, y que hoy cuente con más de 450 mil puestos de trabajo registrados y más de dos años de recuperación, superando el pico histórico más alto que se registró en julio de 2015. La inversión del Estado es clave para la creación de empleo en el sector. Estamos convencidos de que en poco tiempo llegaremos a tener 500.000 puestos de trabajo registrado en la construcción. (Aplausos.)

El empleo formal creció desde diciembre de 2019 el 4,1 por ciento. En los años de la gestión que nos precedieron, había caído un 3,5 por ciento, lo que representó la expulsión de 220.000 trabajadores del sistema formal de trabajo. Además de los más de 500.000 puestos de trabajo formal que creamos, se crearon más de 1 millón de puestos de trabajo en la economía popular.

En 21 provincias argentinas se registra pleno empleo.

Durante 2022, se verificaron más de 13 millones de empleos registrados: el nivel más alto de la serie iniciada en el año 2012, con las tasas de actividad y empleo femenino más altas y las tasas más bajas de desempleo desde el año 2004.

Durante 2022, trabajadores y empresarios continuaron con las discusiones libres sobre salarios y condiciones de trabajo en el marco de negociaciones paritarias colectivas que se desarrollaron con total normalidad. Funcionó y seguirá funcionando el Consejo del Salario Mínimo.

Desde el Gobierno mantenemos un diálogo fluido con las organizaciones de los trabajadores y convocamos permanentemente al diálogo desde el Consejo Económico y Social.

Todos los ministerios se enfocaron en propiciar la generación del empleo, enfocándose en el desarrollo de las PyMES, con el Programa Te Sumo se facilitó la contratación de 11.000 jóvenes en pequeñas y medianas industrias de todo el país.

Con relación al sector previsional, debemos señalar que la extensión del plazo de la moratoria que cerraba a fines de julio garantizó que entre agosto y diciembre pudieran iniciar su jubilación alrededor de 70.000 mujeres que se hubieran quedado sin derecho a la seguridad social. Complementariamente, la aplicación del Reconocimiento de Aportes por Tareas de Cuidado permitió el acceso de 260.000 mujeres, que pudieron computar aportes previsionales por sus hijas e hijos y acceder por derecho propio a su jubilación.

A su vez, más de 15.000 personas, en su mayoría varones, alcanzaron la cobertura previsional por medio de la Jubilación Anticipada.

Este gobierno implementó el refuerzo de ingresos de mayo y junio, que dio cobertura a 7,5 millones de personas y el Refuerzo Alimentario para Adultos

Sin Ingresos destinado a esas personas en condiciones de extrema vulnerabilidad social, en noviembre y diciembre, sin lo cual todo hubiera sido más difícil.

Protegimos los ingresos de jubilaciones y pensiones, aplicando las actualizaciones trimestrales de la movilidad junto a distintos refuerzos, que posibilitaron un incremento interanual del haber jubilatorio mínimo del 107 por ciento, superando la evolución del índice inflacionario en 12 puntos porcentuales.

Trabajamos también todos los días con sectores que se desenvuelven en la economía popular. Debemos convertir el trabajo que allí se realiza en empleo formal. No puede desconocerse el valor de la economía popular que no solo produce, sino que también demuestra la fuerte vocación de nuestra gente por autogenerarse soluciones.

Gisela Segovia, que hoy está aquí… (aplausos), es desde hace cinco años trabajadora de la construcción. Gisela tiene 34 años, madre soltera de cuatro hijos, trabaja en una obra en Puerto Madero, hasta donde viaja todos los días en colectivo, subte y en el tren Sarmiento desde su casa en Merlo, conurbano oeste, donde está terminando su casa propia. Desde que se animó a postular al trabajo, cuando una vecina le avisó que buscaban gente en una obra en Capital Federal, la vida le cambió. Se afilió a la UOCRA y hoy se apresta a iniciar una tecnicatura en Seguridad e Higiene. (Aplausos.) Está feliz: gana mejor, tiene obra social, vacaciones, aportes jubilatorios, aguinaldo, apoyo del sindicato y se ganó el respeto de sus compañeros. (Aplausos.)

Sostengamos ese círculo virtuoso. La inversión en obra pública es más vivienda, pero también más trabajo y más dignidad para Gisela y para todos y todas.

Me gusta recordar la expresión del Papa Francisco: “Empujar desde abajo hacia arriba y desde las periferias hacia adentro”. Aplicando esa lógica, el Estado estuvo presente junto a los sectores de mayor vulnerabilidad. Durante 2022 se otorgaron bonos a personas entre 18 y 64 años cuya realidad por falta de trabajo y condiciones socio-familiares de gran vulnerabilidad los ponían en situación de alto riesgo.

Nosotros creemos que la mejor política social es crear trabajo, pero también sabemos que existen situaciones y necesidades impostergables, y que el Estado debe estar presente para dar las debidas respuestas. No vamos a dejar solo a ningún compatriota que esté pasando un momento difícil. Estamos convencidos de que Evita tuvo razón al decir que “donde hay una necesidad, hay un derecho”. (Aplausos.) Esa frase encierra un principio ético y político insoslayable y nos impone un compromiso con nuestro pueblo que de ningún modo podemos desoír.

El Programa Potenciar Trabajo tiene más de un millón de beneficiarios; dos tercios de quienes reciben el subsidio son mujeres. Trabajamos para que todos los beneficiarios puedan encontrar los esquemas de contraprestación que más se adecuen a sus necesidades.

Hemos iniciado un proceso de transformación de planes sociales a empleo formal. Conjuntamente, los ministerios de Trabajo, de Desarrollo Social y de Economía pusieron en marcha el Programa Puente al Empleo, que ya logró que 58.000 titulares ingresen al trabajo registrado de calidad.

Para garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, fortalecimos la Prestación Alimentar, que llega a más de 4 millones de niñas, niños y adolescentes, embarazadas y personas con discapacidad. Cada día, el Ministerio de Desarrollo Social financia tres millones de prestaciones con calidad nutricional –desayunos, almuerzos y meriendas– en más de 15.000 escuelas a las que asisten niñas y niños en situación de vulnerabilidad.

También, a los comedores comunitarios y merenderos, en esa gran red social que tiene la Argentina con organizaciones sociales, barriales, clubes, iglesias y sociedades de fomento.

En Argentina, 5 millones de personas viven en los casi 5.700 barrios populares identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares, y lo hacen en situaciones críticas, en términos de falta de servicios básicos y hacinamiento. A través del Ministerio de Desarrollo Social, se realizaron y se están realizando más de 1.000 obras en 900 barrios populares, llegando a más de 637.000 personas y generando más de 272.000 puestos de trabajo.

También, a través del Programa Lote.ar, se generaron más de 15.000 lotes con servicios para población de barrios populares. (Aplausos.) Quiero destacar especialmente que, en su conjunto, el gasto en promoción y asistencia social representa hoy más del 1 por ciento del Producto Bruto Interno. Esto multiplica por dos la inversión promedio realizada durante toda la administración anterior.

Una vez más, nosotros conocemos bien a quienes están viviendo momentos difíciles y trabajamos para que puedan mejorar sus condiciones de vida y superar el trance.

Desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, seguimos avanzando con la implementación del Programa Acompañar. Se trata del primer programa nacional de apoyo económico y psicológico a mujeres que están en situación de violencia de género. (Aplausos.) A través de esta política, ya alcanzamos a más de 270.925 mujeres y diversidades de todo el país.

Cada programa Acompañar es una mujer menos en riesgo. Una de cada cinco mujeres se emplea en el sector de trabajadoras de casas particulares; un ámbito en el que la precariedad y la informalidad laboral han sido la norma durante muchos años.

Hace pocos días, dimos otro paso fundamental para reconocer los derechos de este sector clave históricamente invisibilizado y relegado: ampliamos el Programa Registradas, que promueve el empleo formal y la bancarización de trabajadoras de casas particulares. Desde que lo creamos, hubo más de 235.000 nuevas registraciones.

En el 2023 lanzaremos el programa Constructoras, un programa nacional de formación en oficios relacionados con la construcción, orientado para mujeres y diversidades. El camino que elegimos es el de garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso al mundo laboral.

En los próximos días reglamentaré la Ley 27.696, una norma legal que incorpora el abordaje integral de personas víctimas de violencia de género en el Programa Médico Obligatorio de las Obras Sociales Nacionales. (Aplausos.)

Con la reglamentación de esta ley, estaremos garantizando cobertura integral de las prácticas preventivas y terapéuticas –médicas, psicológicas, psiquiátricas, farmacológicas, quirúrgicas– y toda otra atención que resulte necesaria.

Los derechos humanos son para nosotros bandera y guía.

Seguimos avanzando con el Plan Estratégico de los Juicios de Lesa Humanidad, que incluye el impulso a los juicios que involucren responsabilidad empresarial en la violación de los derechos humanos, en el secuestro y desaparición forzada de trabajadoras y trabajadores. (Aplausos.)

Los argentinos y las argentinas sabemos aprender de nuestra historia, tenemos esa marca distintiva: la reflexión, la mirada del Nunca Más, que hoy, gracias al arte de nuestro cine, llega a las pantallas de todo el mundo, debe seguir marcando nuestro camino.

Por eso, con una profunda convicción humanitaria de la historia y la justicia, vamos a seguir promoviendo la candidatura del Museo Sitio de Memoria ESMA, como Patrimonio de la Humanidad UNESCO. (Aplausos.)

La crisis climática se nos presenta cada día como un nuevo desafío en toda su magnitud. Por eso, en el 2022 elaboramos el Plan Nacional de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático, que sistematiza las políticas para lograr las metas definidas hacia el 2030.

Además, en cumplimiento del Acuerdo de París, nuestro país ha desarrollado la estrategia de desarrollo resiliente con bajas emisiones a largo plazo, que busca alcanzar la neutralidad de emisiones de gases de efecto invernadero en el 2050.

La conservación de nuestros ecosistemas es una prioridad. Durante 2022 se crearon dos nuevos parques nacionales: Ansenuza, en Córdoba, e Islote Lobos, en Río Negro. También se amplió la superficie de los parques nacionales Pre-Delta en Entre Ríos y Aconquija en Tucumán, y creamos el Parque Federal Campo San Juan, en Misiones.

Las nuevas áreas protegidas nacionales cubren 700.000 hectáreas, aumentando un 15 por ciento la superficie terrestre administrada por Parques Nacionales.

Se fortaleció al Servicio Nacional de Manejo del Fuego. En 2022 se ejecutaron casi 14.000 millones de pesos, 70 veces más que lo ejecutado en 2019.

Con esta inversión se fortaleció todo el sistema con centros de operaciones móviles, con cuatro campamentos móviles, además, y con compra de camiones, camionetas, maquinarias y la implementación del Sistema de Alerta Temprana en el Delta del Paraná que se expande a otras provincias.

También duplicamos la cantidad de brigadistas y firmamos convenios para equipar a todas las provincias por 4.000 millones de pesos.

Además, para la temporada de verano contratamos a Canadá un helicóptero de gran porte, el “Chinook”, para ampliar nuestra capacidad de respuesta frente al fuego.

Es necesario avanzar en las leyes ambientales estructurales que establezcan los nuevos paradigmas del desarrollo sostenible: la ley de humedales, para cuidar estos valiosos ecosistemas (aplausos) que cumplen un rol fundamental para la conservación de la biodiversidad, el cuidado del agua y la captación de gases de efecto invernadero.

La ley de envases, guiada por el principio de responsabilidad extendida del productor.

La ley de bienestar animal, para reconvertir zoológicos y acuarios. En el siglo XXI los animales no pueden estar encerrados para entretener a los seres humanos. (Aplausos.)

La salud de los argentinos y argentinas ha vuelto a ser una prioridad para el Estado. En el año 2021, la tasa de mortalidad infantil registró a nivel nacional un nuevo descenso llegando a ocho por mil. No es un número. Es el índice más bajo de mortalidad infantil en nuestra historia. (Aplausos.) Ese dato significa miles de vidas que se salvan, que persisten, que tienen futuro y buscan felicidad.

Este descenso de la mortalidad infantil se explica por el impacto de diversos planes y programas destinados a mejorar la salud de las y los menores de un año, como por ejemplo la “Ley de los 1000 días” que tiene por objeto la atención y el cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

Una dimensión clave para nuestra vida en comunidad es la salud mental.

Hemos dicho, y ha quedado más claro en la pandemia, que no se puede pensar en una salud integral sin tomarse muy en serio la salud mental. Por eso lanzamos, hace menos de un año, la Estrategia Federal de Abordaje Integral de Salud Mental, con el objetivo de cambiar el paradigma de la atención en salud mental en nuestro país desde una perspectiva de derechos humanos, género, diversidades y con una mirada comunitaria.

Pusimos en marcha el Programa Nacional de Abordaje de la Problemática del Suicidio, impulsando un enfoque intersectorial para que las estrategias sean cada vez más efectivas. Desde el año pasado, además, está operativa la línea 0800 que funciona los 365 días del año, las 24 horas, para brindar, por parte de profesionales, una primera respuesta a situaciones de salud mental. Incorporamos, por primera vez, psicofármacos en el botiquín del Remediar y duplicamos las Residencias Interdisciplinarias en Salud Mental y la especialidad en salud mental comunitaria.

La política de salud mental no es una política de un ministerio, sino que debe ser transversal a todo el gobierno. Cada persona tiene que saber que no está sola, que hay una comunidad que la acompaña para salir adelante. No hay salud sin salud mental. (Aplausos.)

Debemos generar las condiciones para que tengan lugar todas las formas de vida, de habitar este mundo. Por eso, queremos destacar las obras que actualmente se están llevando a cabo en la Colonia Nacional Montes de Oca, destinadas a generar dispositivos que garanticen la dignidad y la autonomía de las personas que allí residen. Esto significa un claro y definitivo avance en la superación del Modelo Asilar, enmarcado a su vez en lo que establece la Ley Nacional de Salud Mental y la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Además, será acompañado por un necesario cambio de nombre de dicha institución, ya no se llamará más Colonia Nacional Montes de Oca, pasará a llamarse Hospital y Comunidad Ramón Carrillo. (Aplausos.)

Silvina Aguilar nos acompaña hoy. (Aplausos.) Gracias Silvina. Es médica generalista graduada en la UBA, casada, madre de dos hijos, y desde hace casi dos años dirige la, hasta ahora, Colonia Montes de Oca, donde hoy residen casi 500 personas con algún grado de discapacidad intelectual, con diferentes necesidades de apoyo y que no lo pueden obtener en su comunidad.

Algunos de los que allí habitan, lo hacen desde hace más de 50 años. Es parte de su vida. Allí hay un ejemplo, una persona de 93 años que está en ese lugar desde los 5 años de edad.

De la mano de la entrega de Silvina, de su equipo y en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental y la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, hoy la colonia está viviendo un proceso de transformación histórico que apunta a superar el Modelo Asilar y a generar dispositivos que garanticen la dignidad y la autonomía de las personas que allí residen. Porque no solo se trata de construir paredes, sino que paralelamente están construyendo historias. ¡Gracias, Silvina! (Aplausos.)

En el marco del plan de reconstrucción y de mejora en el acceso al sistema de salud se invirtieron 188 millones de dólares en equipamiento sanitario y vehículos, 54 millones de dólares en obras de infraestructura sanitaria y 282 millones de dólares en transferencias financieras para el fortalecimiento del sistema de salud en todas las provincias.

Quiero hacer mención a estos datos, que son huella de lo que hemos hecho. En 2021 logramos un descenso del 40 por ciento en la mortalidad materna por embarazo terminado en aborto. Esto es consecuencia directa de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. (Aplausos.)

También logramos un descenso en la tasa de fecundidad adolescente de 1,7 puntos porcentuales como consecuencia de las políticas implementadas en materia de salud sexual y reproductiva.

No nos olvidemos de nuestros médicos y médicas, de nuestros enfermeros y enfermeras y de todo el personal que trabaja en el ámbito de la salud. Por eso, en poco tiempo más, elevaremos a consideración de este Honorable Congreso un proyecto de ley para un sistema nacional de residencias que mejore las condiciones de trabajo y de formación de nuestros médicos y médicas.

También quiero destacar que, por primera vez, en los 51 años de PAMI, las personas afiliadas tienen la posibilidad de elegir sus médicos y médicas especialistas, así como también los centros de diagnósticos por imágenes y ópticas.

Continuaremos con el programa de medicamentos gratis, que garantiza el derecho a la salud de las personas afiliadas y facilita el acceso a los tratamientos de enfermedades que tienen gran impacto en la calidad de vida de las personas mayores. El programa representa un ahorro de 9.000 pesos mensuales para cada uno de ellos. Cabe destacar que del total de personas afiliadas que reciben medicamentos, 9 de cada 10 obtienen algunos de esos medicamentos de manera absolutamente gratuita. (Aplausos.) De igual modo, continuamos con las obras e inversiones para contar con más efectores propios, que habían sido suspendidos en la gestión anterior.

Así como la salud nos ocupa, también otorgamos un lugar de privilegio a nuestras políticas en educación al desarrollo de la ciencia y de la tecnología.

Durante 2022 iniciamos el Programa Una hora más de clase por día, que significa 38 días más de clases por año. Esta política se aprobó por unanimidad en el Consejo Federal de Educación; 22 provincias ya tienen una hora más de clase diaria y las dos jurisdicciones restantes se encuentran pendientes de sumarse.

A través del Programa Conectar Escuelas buscamos garantizar el servicio de Internet en las aulas y su disponibilidad para todas las escuelas de gestión estatal. Ya se distribuyeron más de 611.000 equipos en 8.201 escuelas de todo el país y se garantizó cobertura y conectividad a más de 7 millones de estudiantes. Cuando este año culmine habremos entregado 1.200.000 computadoras a alumnos de todo el país. (Aplausos.)

A través de las becas Progresar alcanzamos a 1.700.000 becarias y becarios con un presupuesto total de 120.000 millones de pesos. Y por medio de las becas Belgrano se aumentó la cantidad de becarios disponibles en un 50 por ciento. Se adjudicaron un total de 36.000 becas por un monto de 9.500 millones de pesos. Para 2023 esperamos alcanzar 1.600.000 becarias y becarios con una inversión proyectada de 130.000 millones de pesos.

Continuamos con el programa Libros para Aprender. Se entregaron y distribuyeron casi 12 millones de libros para nivel inicial y primaria, lo que equivale a una inversión cercana a 9.000 millones de pesos.

La educación es el cimiento de todo proyecto de país. Cuando quieran ver por dónde o hacia dónde va un gobierno o una sociedad, miren la política educativa. Por eso, presentaremos la ley de expansión de la inversión educativa, que tiene como objeto establecer las bases para garantizar la expansión de la inversión educativa en un plazo de diez años, pasando del 6 por ciento al 8 por ciento del producto bruto interno en el año 2032. (Aplausos.)

En cuanto a la infraestructura edilicia y de equipamiento, se financió la construcción de nuevos edificios, ampliación, refacción y readecuación de los mismos. Para ello fueron transferidos 8.200 millones de pesos y cerca de 5.000 millones de pesos adicionales para equipamiento y mobiliario.

En nuestra sociedad debemos entender cómo debe funcionar la educación y también las universidades, que deben ser entendidas como un ámbito de aprendizaje para todos y para todas. Los estudios superiores son también para los trabajadores y trabajadoras, para sus hijos y sus hijas.

Nosotros queremos asegurar que cada día sea más fácil acceder a la

educación universitaria.

Todos saben que soy egresado de la Universidad Nacional de Buenos Aires, que me formé en la educación pública y que desde hace más de 30 años dicto clases, como un modo de devolverle a la sociedad el esfuerzo que hizo por mí.

Esa Universidad pública maravillosa, que dio cinco premios Nobel, fue creada hace 203 años para que los hijos de las familias criollas, afincadas en esta Ciudad de Buenos Aires, no tuvieran que dejar sus hogares y viajar a Córdoba, Chuquisaca o Europa para poder educarse. La Universidad de Buenos Aires nos deja una enseñanza: la universidad debe acercarse al alumno que quiere estudiar.

Bien lo saben Alicia Bohren, rectora de la Universidad Nacional de Misiones, y Antonia Lidia Blanco, rectora de la Universidad Nacional de la Patagonia, que hoy nos acompañan en este recinto. (Aplausos.)

Alicia es ingeniera forestal, fue reelecta en su cargo para el periodo

2022-2026. Además, fue la primera mujer electa democráticamente en asumir la rectoría de la universidad. Y Antonia Blanco es la primera especialista proveniente del campo de la enfermería en dirigir una universidad. (Aplausos.)

Al día de hoy, la matrícula de esa universidad asciende a más de 19.000 estudiantes. La Universidad de la Patagonia es un centro clave para el conocimiento de la región y para expandir nuestras banderas en toda la patria. Muchas gracias a las dos. (Aplausos.)

En Argentina han proliferado universidades en todas las provincias. En el Gran Buenos Aires se han constituido muchas universidades que albergan un alumnado que en un 90 por ciento son primera generación de universitarios en familias de trabajadores. Seguro estoy de que debemos cumplir con la premisa de acercar la universidad a quienes quieren seguir capacitándose en la vida. Y es por ello que vengo a pedirle a este Honorable Congreso que trate el proyecto de ley que crea las universidades de Pilar, de Ezeiza, del Delta, de Saladillo y de la Cuenca del Salado con sede en Cañuelas. (Aplausos.)

Nuestro futuro como sociedad depende, en gran medida, del modo en que nuestras políticas favorezcan el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Suelo repetir una y otra vez que las sociedades más avanzadas son aquellas que profundizan la educación, desarrollan el conocimiento y promueven la tecnología. Venimos llevando políticas consecuentes con estos principios.

En 2022, la inversión en ciencia se incrementó un 16 por ciento en términos reales por sobre la inflación. Durante este ejercicio tenemos previsto un nuevo incremento real del 32 por ciento en los términos del proyecto votado por este Congreso. Estamos con ello fortaleciendo un sector estratégico para el desarrollo nacional.

Con estos recursos lanzamos el Programa Federal Equipar Ciencia, que entregó a instituciones científico-tecnológicas de todo el país casi 400 equipos de mediano y gran porte por un monto de 108 millones de dólares. Y también pusimos en marcha el Programa Federal Construir Ciencia que prevé obras para más de 100 nuevos edificios dedicados a la actividad científica durante el bienio 2022-2023.

Una piedra angular de este proceso de recuperación es el fortalecimiento del CONICET, una pieza vertebradora de nuestro sistema científico. En estos años hemos recuperado más de 30 puntos en términos reales el poder adquisitivo de los sueldos de los investigadores y casi 40 puntos los estipendios de sus becarios, así como también hemos ampliado e incrementado sustancialmente los ingresos de cada convocatoria.

Tenemos el orgullo de decir que en estas últimas semanas se han iniciado las fases 2 y 3 de los estudios clínicos de la vacuna contra el COVID desarrollada por el CONICET, la Universidad de San Martín y la Agencia de Investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología. (Aplausos.) Es la primera vez que el desarrollo de una vacuna nacional llega a esta etapa.

Hoy está aquí y nos acompaña Juliana Cassataro. (Aplausos.) Juliana es licenciada en Ciencias Biológicas y doctora en Inmunología. Juliana es hija de la educación pública y es, a la vez, hija de detenidos desaparecidos. (Aplausos.) Ella integra hoy el equipo de la UNSAM que ha desarrollado la primera vacuna argentina que recién les comentaba.

Juliana es un ejemplo de resiliencia. Es una profesional, una científica destacada que ha recibido distinciones por su capacidad. Y además de ser madre de dos chicas, tiene desde muy joven un fuerte compromiso social volcado hacia los sectores más vulnerables de la Argentina.

También, con Juliana, hoy nos acompaña Gabriel Rabinovich. (Aplausos.) Gabriel es bioquímico e investigador superior del CONICET. Lidera hoy un equipo argentino que avanza hacia un tratamiento clínico contra el cáncer, dando esperanza de futuro a miles de pacientes que hoy solo pueden ver oscuridad. Se trata de un largo estudio cuya base ha estado en instituciones públicas, como diversas universidades, en conjunto con el CONICET.

Como Juliana, Gabriel es un hijo de la educación pública. Se formó en la prestigiosa Universidad Nacional de Córdoba. Otro sello de su amplia trayectoria es que siempre ha bregado por una ciencia que sea inclusiva y en concordancia con las necesidades de su país. Gracias, Gabriel; gracias, Juliana. (Aplausos.)

Por primera vez en la historia, la inversión en ciencia se realiza con un sentido profundamente federal. Como ya sabemos, el sistema científico tecnológico de nuestro país se encuentra profundamente centralizado. Más del 80 por ciento de la inversión se ejecutó siempre en el área metropolitana de Buenos Aires, relegando el desarrollo tecnológico del resto del territorio nacional. Ahora, esta proporción es exactamente inversa: casi el 80 por ciento se ejecuta en las provincias del interior de nuestra patria.

Esta nueva etapa de la ciencia argentina se caracteriza también por la creciente articulación con el sector privado. Esta alianza virtuosa permitió generar innumerables empresas de base tecnológica, una gran cantidad de puestos de trabajo calificado y que las exportaciones de los productos basados en el conocimiento por primera vez alcanzaran el tercer lugar entre las exportaciones argentinas.

Tras 40 años de vigencia democrática, la jerarquización de nuestras fuerzas armadas se convierte en un imperativo impostergable. Capacitarlas, recomponer sus ingresos y fortalecer su equipamiento deben ser nuestros objetivos de trabajo. La defensa de nuestro territorio y la preservación de nuestra soberanía son tareas prioritarias para nuestros hombres y nuestras mujeres de las tres fuerzas.

Hemos iniciado trabajos para la recuperación, como base permanente, de la Base Antártica Conjunta Petrel, mientras avanzamos en la puesta en marcha de la Base Naval Integrada en la ciudad de Ushuaia.

En ese marco de fortalecimiento de la soberanía en la Antártida y el Atlántico Sur y de las operaciones de vigilancia y control de los espacios marítimos y fluviales de jurisdicción nacional realizados por el Comando Conjunto Marítimo, hemos instalado en la ciudad de Río Grande un radar de vigilancia y control aéreo producido por el INVAP. (Aplausos.)

Hemos incrementado un 40 por ciento la cantidad de proyectos asumidos por el Fondo Nacional de la Defensa, fondo específico para equipamiento con el que por primera vez en su historia cuentan las fuerzas armadas.

Debemos recomponer los ingresos de los miembros de nuestras fuerzas armadas. Ya hemos avanzado, incorporando a sus salarios lo que antes eran sumas no remunerativas, y estamos equiparando esos salarios a los sueldos que hoy reciben los miembros de las fuerzas federales de seguridad. (Aplausos.) Este objetivo se concretará en dos etapas: ya se ha iniciado en este ejercicio y concluirá en el año próximo.

Nuestras fuerzas de seguridad vienen multiplicando sus tareas de control fronterizo y su colaboración con todas las provincias que lo solicitan.

Durante el año pasado, se reforzó la presencia de Gendarmería Nacional en Rosario, con 1.000 efectivos.

El trabajo de las fuerzas federales se realiza en coordinación con las fuerzas provinciales. Así, las fuerzas nacionales se despliegan en barrios complejos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de la provincia de Buenos Aires y de la provincia de Santa Fe.

Implementamos también un plan para prevenir e investigar ciberdelitos, al que adhirieron 16 provincias. Para ello, se entregaron equipos y se capacitó a personal policial y fiscales de todo el país.

El combate al crimen organizado es una lucha prioritaria de nuestro gobierno nacional. La democracia tiene que garantizar la seguridad de todos y cada uno de los habitantes.

Cuando asumí la Presidencia, dije que gobernaría con todos los gobernadores y todas las gobernadoras de mi patria. Lo hice en los duros momentos de la pandemia y lo sostuve después, recorriendo con mis ministros, en muchos casos en más de una oportunidad, todas las provincias: desde el caluroso Impenetrable chaqueño hasta la gélida Antártida. Es nuestro objetivo estratégico la construcción de un verdadero federalismo.

Todas las acciones de cada uno de los Ministerios incorporaron claramente la dimensión federal en su diseño y ejecución. Se trata de un principio transversal.

Durante 2022, desde el Ministerio del Interior, supimos dar continuidad a la planificación y al seguimiento de 1.583 obras prioritarias y estratégicas para remover obstáculos y reducir brechas en el desarrollo de las provincias.

Por medio del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional se invirtieron 17.400 millones de pesos en nuevas obras en todo el país, impulsando el crecimiento del empleo privado. Finalmente, durante 2022, se transfirió a los gobiernos provinciales 33.575 millones de pesos en concepto de aportes del tesoro nacional.

Profundizamos la implementación del programa Municipios de Pie, para el fortalecimiento de los gobiernos locales. Se firmaron más de 307 proyectos por un valor total de 7.600 millones de pesos. Para nosotros, el federalismo es una dimensión incorporada desde todas las jurisdicciones. Tengo el orgullo de ser el presidente que más recorrió nuestro país.

Los episodios recientes en la disputa por los recursos nacionales y su coparticipación con nuestras provincias hicieron evidente cuál es el bloque de intereses tradicionales que pretenden consolidar las enormes asimetrías que aún existen en la Argentina.

Mientras que muchas provincias necesitan realizar obras que permiten asegurar servicios tan esenciales como el agua potable para sus habitantes, la Corte Suprema de Justicia de la Nación aseguró, mediante cautelar, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- …recursos coparticipables que no le corresponden, contrariando la ley de coparticipación vigente. Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta de la patria. (Aplausos.)

Que nadie se equivoque: ¡soy orgullosamente porteño! Amo esta ciudad en la que nacieron Jorge Luis Borges, Roberto Arlt, Marta Minujín, Niní Marshall, Aníbal Troilo, Martha Argerich y Luis Alberto Spinetta. ¡Por esos seres extraordinarios que marcaron nuestra cultura, siento el orgullo de ser porteño!

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- ¡Pero no puedo ser indiferente al ver las asimetrías que separan a esta maravillosa ciudad de los rincones de la patria en donde se postergan los sueños de argentinos y argentinas que parecen condenados al olvido! (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Nosotros no queremos perpetuar tanta injusticia.

Nosotros, éticamente, estamos obligados a poner fin a tanta desigualdad y sacar de la postergación…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Es un honor que me insulte, diputado Iglesias. Es un honor que me insulte, ¿eh? (Aplausos.)

¡Nosotros, éticamente, estamos obligados a poner fin a tanta desigualdad y sacar de la postergación a quienes han quedado sumergidos en la pobreza…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- …por imperio de políticas que concentran la riqueza con este criterio centralista que tanto rechazo genera en el interior de la patria! (Aplausos.)

Los recursos coparticipables…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- La ley lo dice, no lo digo yo… Los recursos coparticipables se distribuyen de acuerdo con las formas establecidas por una ley convenio que han firmado cada una de las provincias argentinas y el Estado nacional… ¡Una ley convenio que han firmado cada una de las provincias argentinas y el Estado nacional, como lo dice la Constitución Nacional! ¡La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no forma parte de esa ley convenio! (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- ¡No tiene derechos sobre esos recursos! ¡Debe recibirlos del Estado nacional cuando este le transfiere un servicio que hasta ese momento prestaba! ¡Esa decisión es parte de la gestión administradora del Poder Ejecutivo nacional y no puede ser sustituida por otro poder de la República! (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- La intromisión de la Justicia en la ejecución presupuestaria…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- La intromisión de la Justicia…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Un honor. Un honor. Enorme honor. Enorme honor. Enorme honor… Insúlteme, es un enorme honor. Es un enorme honor. Un enorme honor, Iglesias. Me enorgullece.

Sigo. Voy a seguir, por respeto al resto de los diputados.

¡La intromisión de la Justicia en la ejecución presupuestaria es definitivamente inadmisible! ¡Excede sus facultades (aplausos), olvida la regla jurisprudencialmente fijada que reconoce cuestiones políticas no judiciables y pone en riesgo la lógica redistributiva de la ley de coparticipación federal, causando un severo daño en las cuentas públicas del Estado nacional!

En cada oportunidad que vine a este recinto…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Cada vez que vine a este recinto expresé la necesidad de trabajar mancomunadamente, para realizar las adecuaciones necesarias a nuestro sistema judicial.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- No son mentiras; no son mentiras. No son mentiras.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- En cada oportunidad que vine a este recinto expresé la necesidad de trabajar mancomunadamente para realizar las adecuaciones necesarias a nuestro sistema judicial. No me fue bien, lo admito.

Ahora, cuando la democracia alcanza sus cuarenta años de vigencia, debemos reflexionar sobre la calidad de nuestras instituciones.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Prometí al asumir la Presidencia…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Prometí al asumir la Presidencia que pondría fin a los sótanos de la democracia. Lo hice. El personal de inteligencia del Estado ya no se vincula a los jueces. Los recursos de la Agencia Federal de Inteligencia son públicos. No existen operadores que en nombre del gobierno compren voluntades judiciales. (Aplausos.) ¡Por impulso del gobierno nacional, no hay escuchas ni intromisiones en la privacidad de ningún ciudadano! (Aplausos.) ¡El espionaje interno ya no existe! ¡Todos y todas pueden pensar libremente sin temer el acoso del poder estatal! (Aplausos.) Esto es así, mal que le pese a cualquiera.

Digo todo esto…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Digo todo esto…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Digo todo esto sabiendo que de nada sirve semejante trabajo si miembros de la Justicia y del Ministerio Público se entrelazan en vínculos poco transparentes con empresarios o emisarios de la política que operan como auténticos factores de poder. No hablo en abstracto.

Recientemente, tomó estado público lo que muchos describíamos y denunciábamos: la connivencia entre algunos magistrados, empresarios de medios de comunicación, ex agentes de inteligencia y políticos.

Lamentablemente, el Poder Judicial hace tiempo que no cuenta con la confianza pública, no funciona eficazmente y ¡no se muestra con la independencia requerida frente a los poderes fácticos y políticos!

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Los ejemplos…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Los ejemplos abundan.

Conocemos cómo se dictaron medidas cautelares que impidieron regular el precio de servicios básicos de telecomunicaciones sin que hasta el día de hoy se haya resuelto la cuestión de fondo.

Vimos también cómo, a través de medidas cautelares, se habilitaron importaciones que no significaban ninguna prioridad para el país. Se impuso así una práctica que permitió, una y otra vez, burlar la ley mediante medidas cautelares con la complicidad de muchos jueces.

Frente a este estado de situación es necesario tomar cartas en el asunto y trabajar para encontrar una solución.

Ya en 2020 convoqué a un grupo de prestigiosos juristas con el fin de que estudiaran alternativas para que, en este Honorable Congreso, se avance en las reformas que nuestro sistema judicial necesita. Propuse reformas para que se debatieran y se introdujeran todas las mejoras posibles.

La propuesta se aprobó en el Senado y nunca fue tratada en la Cámara de Diputados.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Así como el Poder Ejecutivo…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Así como el Poder Ejecutivo padeció la intromisión del Poder Judicial en funciones que le son propias, este mismo Congreso debió soportar la intromisión en sus prerrogativas cuando la Corte Suprema se arrogó indebidamente la facultad de disponer cómo debe este cuerpo legislativo designar sus representantes ante el Consejo de la Magistratura. (Aplausos.)

La gravedad institucional que todo eso supone es mayúscula. Quiero llamar la atención de todos los argentinos y argentinas sobre todo esto.

Si aquella reforma de la justicia federal hubiera prosperado y si la Corte Suprema no hubiera tomado por asalto el Consejo de la Magistratura… (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- …hoy, ¡Santa Fe no estaría padeciendo la carencia de tribunales que impiden enjuiciar con rapidez al crimen organizado que se ha extendido en ese territorio! (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Si aquella reforma de la justicia federal…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Si aquella reforma de la justicia federal hubiera prosperado y si la Corte Suprema…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Gracias.

Si aquella reforma de la justicia federal hubiera prosperado y si la Corte Suprema no hubiera tomado por asalto el Consejo de la Magistratura, hoy Santa Fe –repito– hoy, Santa Fe –me extraña, los diputados santafesinos– no estaría padeciendo la carencia de tribunales que impiden enjuiciar con rapidez el crimen organizado que se ha expandido en todo su territorio. (Aplausos.)

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- ¿Quiénes son los responsables de que el Consejo de la Magistratura no funcione hace un año? ¿Quiénes atropellan a las instituciones republicanas?

Tengo respuesta. Lamentablemente, el accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Lamentablemente…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Lamentablemente…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Lamentablemente, el accionar de los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación nos llevó a presentar un pedido de juicio político ante la Cámara de Diputados, que decidirá si los acusa ante el Senado. Cualquier argumento que sostenga que el reclamo es violatorio de la República o del Estado de derecho, es falso. Solamente tienen que ir y leer los artículos 53 y 59 de nuestra Constitución Nacional.

No hay ningún ataque ni embestida contra la Justicia. Se solicita que se revise, con todas las garantías y en la instancia que corresponde, el desempeño de los magistrados que conforman la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

No pretendo descalificar en su totalidad al Poder Judicial por las conductas de algunos de sus miembros.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Conozco la honestidad de muchos magistrados y funcionarios judiciales. Pero no podemos seguir mirando impávidos cómo las disputas palaciegas desatadas en la sede del más alto tribunal del país, por controlar los manejos de los recursos económicos del Poder Judicial, acaban desatando abusos inadmisibles. (Aplausos.)

Yo cumplí con mi parte. Reclamo en defensa del Estado de derecho. No me aparto un solo centímetro del estricto respeto a la Constitución Nacional.

No somos nosotros quienes atentamos contra la Constitución.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- ¡Los que atentaron contra la Constitución son los que armaron mesas judiciales y perseguían con recursos estatales a jueces, a periodistas, a políticos opositores y hasta a sus propios compañeros!

(Aplausos.) ¡No pretendan, ahora, dar lecciones de institucionalidad y fervor democrático! (Aplausos.) ¡Solo quiero dejar en claro quién respeta a la República y quién no!

¡Nosotros no designamos jueces integrantes de la Corte Suprema por decreto! (Aplausos.)

Tampoco tergiversamos leyes mediante decretos reglamentarios para que nuestros parientes puedan blanquear dinero. (Aplausos.)

Nosotros no trasladamos jueces e integramos cámaras para incidir en causas en las que se persiguen a políticos opositores.

No son nuestros funcionarios los que se profugan de la Justicia, se aíslan en Punta del Este alegando persecuciones. (Aplausos.)

Atentan contra la Constitución los que se extralimitan en sus competencias y desconocen las competencias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo, olvidando que la mentada división de poderes rige para todos en la República.

Atentan contra la Constitución los que ante cualquier sanción desfavorable de leyes corren a judicializar la medida aprovechando sus amistades con jueces que deshonran al Poder Judicial.

Que nadie lo olvide: vivimos en una República. Todos merecemos el resguardo de las garantías. Todo ciudadano debe ser tratado con el rigor y las garantías que establece nuestro ordenamiento jurídico. Vivimos en un Estado de derecho.

Hace años que venimos denunciando la conformación de una estructura que opera de manera coordinada en la que se involucran miembros del Poder Judicial, medios de comunicación y políticos de la oposición. En varias ocasiones este accionar fue apuntalado por los servicios de inteligencia y seguridad, en clara violación a las prohibiciones que establece la ley.

Hace unos meses esta organización coronó su actuación con una condena en primera instancia a la vicepresidenta de la Nación. (Aplausos.)

Lo hicieron tras simular un juicio en el que no se cuidaron las formas mínimas del debido proceso y se formularon imputaciones que rayan con el absurdo jurídico buscando solamente su inhabilitación política. (Aplausos.)

Quiero poner de relieve que esa sentencia es el corolario al que se llega tras el desatino de una serie de interpretaciones jurisprudenciales que desde el año 2015 vienen repitiéndose y que contradicen los más elementales principios el derecho penal. “No pudo no haber sabido”, sostienen. De ese modo, presumen el dolo, castigan por cierto criterio de responsabilidad objetiva e imponen el derecho penal de autor. Entonces, se castiga a la persona por lo que es y no por la que ha hecho.

Cualquier estudioso del derecho penal se asombraría ante semejante retroceso. Al derecho penal liberal, nacido al amparo de la Revolución Francesa y que evolucionó con la mejor dogmática en el derecho continental, le repugnaría observar semejantes conclusiones. Los tribunales aún tienen tiempo de reponer el imperio del derecho y acabar con tantas tropelías cometidas invocando el nombre de la Justicia. (Aplausos.)

Quiero que todos…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Acallemos el bullicio. Ya todos gritamos. Quiero que todos reflexionemos en torno a lo que aquí he dicho. No importan las cercanías o afinidades políticas; se trata de reponer el Estado de derecho y hacer valer nuestra Constitución.

Levantamos nuestra voz porque el reclamo de justicia cobra vigencia una vez más, cuando el derecho se tuerce por el odio o la persecución política.

He reseñado una buena parte de las principales políticas en marcha y de los objetivos alcanzados. También les he transmitido qué vamos a concretar en este año.

Para que algunas de esas políticas fueran posibles, debieron sancionarse leyes que contaran con la aprobación de los miembros del oficialismo y de la oposición. En cada oportunidad reconocí y agradecí, como corresponde, el acompañamiento opositor en momentos difíciles. Estoy convencido de que con esos entendimientos ganó la Argentina toda.

Estuvimos de rodillas. Pudimos ponernos de pie. Ahora que volvimos a caminar no dejemos que las diferencias políticas coyunturales las pague nuestro pueblo. Allí donde sea posible avanzar, avancemos.

En virtud de ello, y de cara a un año que tendrá sus peculiaridades por el proceso electoral en curso, hago un pedido para que no condicionemos la aprobación de proyectos de leyes que los argentinos están necesitando.

Cuando menciono esto, evoco rápidamente la creación de universidades, la promoción de la ley de bioagroindustria y otros proyectos que fueron postergados sin razón aparente. (Aplausos.)

Con barullo político, no sé quién gana; pero sí sé que pierde la gente.

Siempre creímos que nuestro pueblo está por encima de cualquier interés. Podemos permitirnos un debate franco de cara a la ciudadanía. Lo que no podemos es seguir postergando a nuestros compatriotas, cuando podemos avanzar en temas cruciales para sus vidas.

Yo invito al pueblo argentino y a todas las fuerzas políticas a que procuremos mirar hacia adelante. Esto no lo arregla un presidente o una coalición de gobierno. Estamos todos en un mismo barco que no puede naufragar. Nadie se salva solo, diría el Papa Francisco.

Queremos seguir con la Argentina avanzando hacia un desarrollo sostenido, potenciando la industria, redistribuyendo con equidad los ingresos, ampliando derechos y cuidando el ambiente.

Queremos continuar con la expansión de la inversión pública y dirigir los recursos del Estado, allí donde la Argentina lo requiere.

Queremos aumentar las exportaciones y aumentar el consumo interno.

Queremos más trabajo de calidad. Queremos seguir fortaleciendo a

nuestras pymes, que son las que generan tres de cada cuatro empleos formales. Queremos profundizar las políticas de inclusión laboral.

Peleamos todos los días por una sociedad más igualitaria.

Debemos hacer realidad nuestra utopía de la justicia social.

Venimos demostrando que podemos hacer crecer la economía sin menguar los derechos de los trabajadores. Es falso que para crear trabajo o mejorar los ingresos deban retroceder los derechos de quienes trabajan.

En pocos meses, los argentinos podrán ejercer una vez más su derecho a elegir un gobierno nacional y a sus representantes en el Congreso Nacional.

Previamente, podrán hacerlo en algunas provincias para elegir a sus gobernadores y a sus legisladores. Otra contienda electoral, en nuestra democracia de cuarenta años ininterrumpidos.

Desde la responsabilidad que me cabe, quiero convocar a todas las fuerzas políticas y a nuestro pueblo para que vivamos este proceso con todas nuestras convicciones y con todas nuestras pasiones, pero también con el debido respeto por todos y todas. Debatamos la Argentina que queremos.

Generemos el clima político adecuado para que nuestro pueblo elija en libertad.

He conversado con los principales líderes del mundo. Estoy convencido de que, en las reconfiguraciones políticas y económicas a escala global que se están produciendo, la Argentina tiene una gran oportunidad que no debemos desaprovechar.

La oportunidad más evidente está en que el mundo necesita y demanda aquello que la Argentina posee y produce.

Va a estar en nosotros, en la capacidad de todos los argentinos, de todos los sectores sociales y, por supuesto, de los diferentes sectores políticos, poder aprovecharlo.

Nosotros estamos dando pasos en ese sentido.

¿Alguien cree, realmente, que tiene un futuro mejor si se imponen políticas de ajuste, reducción de derechos y una mayor concentración de los ingresos? Esto ya se intentó y conocemos los resultados. Hoy nos siguen proponiendo lo mismo, con el agravante de que nos anuncian que lo harán más rápido y con más profundidad.

Hay mucho tramo por recorrer, pero eso sucederá si continúan estas políticas que ponen en el centro al trabajo.

Hagamos realidad la Argentina que nos merecemos. Cuando el 10 de diciembre culmine este mandato que el pueblo me ha dado, podrán tener la certeza de que habrán tenido un presidente que le puso el pecho a cada problema que enfrentó. Que, con aciertos y errores, habrá puesto todo su esfuerzo en encontrar salidas en el laberinto en el que la historia nos encerró. Habrán tenido un presidente que, honestamente, todo lo entregó y solo se llevó el enorme honor que me han dado los argentinos de presidir los destinos de la patria.

Hace cuarenta años, nuestra utopía fue la democracia.

Yo les propongo que nuestra utopía, hoy, sea la igualdad.

En el sur del mundo, en el continente más desigual del mundo, asumamos ese propósito. En un mundo donde cuarenta personas acumulan más riqueza que millones y millones de seres humanos, donde algunos nacen condenados al hambre y al padecimiento, donde otros tienen la suerte de nacer con su vida resuelta, el verdadero desafío, la verdadera revolución es la búsqueda de la igualdad.

Construimos la democracia, vivimos en libertad, alcancemos la igualdad.

Igualdad en la diversidad, en las diferencias, en el conflicto.

Igualdad es, en realidad, equidad: un mundo donde cada quien se

desarrolle según sus circunstancias, pero donde todos y todas tengan las mismas oportunidades.

En un mundo desigual, injusto, desventajoso, que oprime a algunos, que los deja al lado de las sociedades, no puede haber libertad ni paz verdadera.

¿De qué clase, de qué tenor es esa libertad donde algunos son menos iguales que otros, donde algunos no tienen para comer?

Para nosotros, gobernar es generar igualdad.

Terminemos de una vez con las cadenas de desigualdades que condenan a muchos de nuestros compatriotas; esas cadenas que articulan clase social, pertenencias, identidad, género, raza; esas cadenas históricas que debemos romper de una vez y para siempre. Porque la democracia es hacer por el otro, sobre todo por los que menos tienen. La democracia es un proceso de trabajo constante, de invención de derechos, de eliminación de privilegios.

Los invito a dar vuelta la página del tremendismo, el desánimo, a encarar con coraje los grandes desafíos de nuestro futuro que tiene el país. A arremangarse y a trabajar, a poner cabeza y corazón en nuestro futuro común.

Quiero invitarlos a un compromiso con la patria. A cada funcionario, a cada legislador, a cada legisladora, a cada miembro de los poderes del Estado, así como a cada trabajador, a cada trabajadora, ciudadanos, ciudadanas. Es hora de dejar de lado las mezquindades, las rencillas y los narcicismos.

Quiero invitarlos a un compromiso de trabajo serio y cotidiano con nuestro país. No podemos quedarnos esperando que el mundo nos ayude. La Argentina debe ayudarse a sí misma y debemos ayudarnos entre nosotros, como un gran equipo.

La Argentina es un gran país. Creamos en Argentina, creamos en nosotros mismos.

El mundo está en un momento bisagra. Vivimos un tiempo liminal. La moneda está en el aire. Es hora de ser artífices de nuestro propio destino.

Para terminar esta sesión, les pido me permitan contarles esta historia.

Hoy nos acompaña Belén…

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- Ella tiene 35 años. Gracias, Belén, por estar aquí. (Aplausos.)

Belén tiene 35 años. Es madre soltera de tres hijos, de 13, 11 y 7 años. Vive en el barrio Cristo Rey, de La Plata.

Ahí, en ese barrio popular, trabaja como asistente de electricista en la Cooperativa Auge, que busca resolver los problemas de instalaciones en las viviendas de los vecinos.

Belén fue víctima de violencia de género y había perdido su trabajo por las condiciones físicas y emocionales en las que iba a cumplir su tarea.

–Manifestaciones en las bancas.

Sr. Presidente de la Nación.- ¡No da para reírse!

A partir de entonces, solo pudo tener trabajos inestables. Pero, aun así, en esas condiciones, sus hijos jamás dejaron de ir a la escuela.

Desde que comenzó ese trabajo, en noviembre último, la vida le cambió.

Tiene estabilidad, un sueldo digno, recibe la ayuda de la cooperativa y está cerca de sus hijos.

Hoy Belén tiene trabajo gracias a una cooperativa que se creó bajo el programa Obras Tempranas, de la Secretaría de Integración Social y Urbana del Ministerio de Desarrollo Social. (Aplausos.)

¿Pero saben cómo se financió? ¿Saben cómo se financió esa política?

Esa política se financió a través de la ley de aporte solidario y extraordinario que este mismo Congreso ha votado. (Aplausos.)

Senadoras, senadores, diputados, diputadas, pueblo de mi Patria: cuando discutimos grandes fortunas, lo que estamos discutiendo es más igualdad. Porque solo a través de la igualdad, solo creando las condiciones materiales para que todos y todas puedan tener las mismas oportunidades, es que un país puede crecer y progresar.

Lo digo y lo repito: la libertad no son palabras, la libertad nace en la igualdad.

Dicho ello, declaro inaugurado el 141º período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. (Aplausos.)

Muchas gracias a todos y todas. (Aplausos.)

El mensaje presidencial ante la Asamblea Legislativa

La ceremonia de inauguración del 141° período legislativo. La última presentación de Alberto Fernández de este mandato.

Cuántas cosas verdaderas y cuántas falsas dijo el presidente

Un análisis del equipo de Chequeado en torno al discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

El equipo de Chequeado* realizó este miércoles el chequeo colectivo en vivo al discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso de Alberto Fernández, el último de su actual gestión.

El resultado parcial de verificaciones le dio cinco afirmaciones verdaderas y dos verdaderas pero…, tres falsas, dos exageradas, una engañosa y una apresurada.

A continuación, la lista de las frases chequeadas y su calificación:

1. “En 2022, el haber mínimo jubilatorio tuvo un incremento interanual del 107%, superando la inflación en 12 puntos”.

Es   FALSO 

2. “Serán 3 años consecutivos de crecimiento de nuestro PBI; esto no sucedía desde 2008”.

Es   APRESURADO 

3. “A través de las becas Progresar alcanzamos a 1.700.000 becarias y becarios”.

Es   VERDADERO 

4. “La industria encadenó 15 meses de subas continuas”.

Es   FALSO 

5. “En estos años hemos recuperado más de 30 puntos en términos reales el salario de los investigadores y casi 40 los estipendios de los becarios”.

Es   VERDADERO, PERO… 

6. “Es el índice más bajo de mortalidad infantil de nuestra historia”.

Es   VERDADERO 

7. “Logramos un descenso en la tasa de fecundidad adolescente en 1,7 puntos”.

Es   VERDADERO 

8. “Durante 2022 se verificaron más de 13 millones de empleos registrados, el nivel más alto desde 2012”.

Es   VERDADERO, PERO… 

9. “Junto a Bolivia y Chile poseemos el 60% de las reservas mundiales”.

Es   EXAGERADO 

10. “Se fortaleció el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. En 2022 se ejecutaron casi $14 mil millones, 70 veces más que lo ejecutado en 2019”.

Es   ENGAÑOSO 

11. “El presupuesto para obras públicas se redujo a menos de la mitad entre 2015 y 2019”.

Es   VERDADERO 

12. “En 21 provincias argentinas se registra pleno empleo”.

Es   FALSO 

13. “La refinación de petróleo creció un 5,6% desde el 2021”

Es   VERDADERO 

14. “Logramos reducir en más de un 25% la mortalidad por siniestros viales durante 2022”

Es   EXAGERADO 

* Más de 25 especialistas, de diferentes disciplinas, colaboraron en la búsqueda de datos y evidencia, y en la producción de verificaciones e información de contexto.

Para Carlos Gutiérrez, el discurso presidencial “fue malo en forma y contenido”

“El presidente vino a provocar, a lanzar su candidatura y a buscar la aprobación de Cristina Kirchner, que no sé si lo logró o no”, expresó el presidente del bloque Córdoba Federal en Diputados.

carlos gutierrez natalia de la sota asamblea legislativa 2023

El presidente del bloque Córdoba Federal en la Cámara de Diputados, Carlos Gutiérrez, se refirió al mensaje del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa y consideró que “fue un discurso malo en forma y contenido”. 

“Hay cuestiones relacionadas con la Argentina federal que expresó que no existen en la realidad. Al contrario, existen conductas referidas al reparto de recursos que no responden a principios federales”, sostuvo el legislador schiarettista.

Además, el cordobés opinó que “el presidente vino a provocar, a lanzar su candidatura y a buscar la aprobación de Cristina Kirchner, que no sé si lo logró o no”. 

“Lo que rescato es que la oposición en general no cayó en la trampa, frente a esta provocación, de violar la responsabilidad republicana e institucional de permanecer en nuestras bancas”, destacó sobre la actitud que tuvieron los bloques. 

Sobre la parte más fuerte del discurso, Gutiérrez señaló que “Fernández dejó para el final el embate contra la Corte Suprema, no por casualidad, al referirse a la justicia y al juicio político para evitar que se produjeran ciertas manifestaciones”. 

“Lo cierto y concreto es que provocó. Vino a lanzar su candidatura presidencial y a buscar la aprobación de la expresidenta”, reiteró el diputado. 

Romina Del Plá: “Fernández buscó en la épica ‘anti-Corte Suprema’, la coartada para encubrir su fracaso”

La diputada del Frente de Izquierda opinó que en la Asamblea Legislativa fueron “personas llevadas para aplaudir”. “Si el presidente saliera a caminar por una vereda, la reacción no sería la misma”, dijo.

Finalizado el discurso de Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias, la diputada nacional Romina Del Plá (PO-FIT) se refirió con fuertes críticas al mensaje del presidente.

“El griterío contra una Justicia que es disputada entre las camarillas del peronismo y el macrismo por la impunidad de cada uno de ellos,  no pudo ocultar que la Asamblea Legislativa que dio inicio a este cuarto año parlamentario ocurre en medio de una recesión y una economía paralizada, con una inflación en marcha de más del 100%, con salarios y jubilaciones en caída libre, con las reservas vaciadas y con un Gobierno que ha puesto al país a disponibilidad del pulgar del FMI”, resaltó la legisladora. 

Para la bonaerense, “el país se encuentra en la cornisa de un Rodrigazo. Los bloques políticos capitalistas discuten cómo aplicar un mayor ajuste. El gobierno del Frente de Todos lo hace atacando a los trabajadores, a los jubilados y a la juventud, de la mano de los movimientos sociales cooptados y la burocracia sindical que pacta con (Sergio) Massa paritarias del 60%, mientras a los bancos les pagan intereses del 119,5%”. 

“A pocos meses de las elecciones no hay un candidato oficial, lo que demuestra la envergadura de la crisis. La disgregación de las candidaturas y la autoexclusión de Cristina (Kirchner) son parte de esto. Son responsables de que la derecha aproveche el fracaso del gobierno y busque sacar partida del descontento generalizado, cuando ellos son parte de los que nos llevaron a esta situación. El juicio político a la Corte es una farsa. Las personas llevadas para aplaudir y hacer la ‘V’ fueron para simular un apoyo popular. Si el presidente saliera a caminar por una vereda, la reacción no sería la misma”, continuó.

Finalmente, Del Plá sostuvo que “desde la izquierda tenemos que darle una salida a la crisis para que se vayan los políticos del FMI y que intervengan los trabajadores. Esa es la perspectiva del Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad”. 

Yedlin: “Argentina está creciendo, no es relato, son datos duros”

El senador oficialista abogó por una distribución “equitativa” y “federal” porque el país “tiene previsto un crecimiento importante”.

En el marco de la apertura del 141° período de sesiones ordinarias, inaugurado este miércoles por el presidente Alberto Fernández, el senador nacional Pablo Yedlin (FdT) se refirió a los desafíos del año parlamentario y a la gestión de gobierno.

“El presidente realizó un balance y, sobre todo, le expresó a los argentinos y a las argentinas aquí representados hacia dónde vamos, cuál es la Argentina que viene, que no tengo dudas que va a ser una Argentina mejor para todos”, expresó. 

El tucumano consideró que “Argentina está creciendo, no es relato, son datos duros. Estamos en una Argentina a la que se le abren muchísimas oportunidades, viene mejorando su capacidad industrial, el trabajo formal y tenemos que hacer que siga este rumbo. Y lo que la Argentina consiga, que va a ser importantísimo, se distribuya de la manera más equitativa posible en todo el país, de una manera federal, atendiendo a aquellos argentinos que la están pasando mal en este momento”.

Respecto a la Justicia, el senador resaltó las palabras del presidente y señaló que “hoy la Justicia no es el órgano con el mayor prestigio”.

A su vez, se refirió a la importancia de Malvinas como causa nacional: “Todos decimos unidos, las Malvinas fueron, son y serán argentinas”.

Por último, se refirió a los próximos comicios que se llevarán adelante en el país. “En Tucumán tenemos elecciones el domingo 14 de mayo para elegir gobernador y vicegobernador, y luego va a haber una sucesión de elecciones en distintas provincias hasta elección nacional”, apuntó Yedlin que es candidato a legislador provincial.

“La Argentina tiene previsto un crecimiento importante. El desafío es que sea un crecimiento con una distribución de la mejor manera posible. No tengo dudas de que el peronismo lo hace mejor, ya tuvimos la experiencia en los años donde no estuvimos en el gobierno. Por eso, esperamos que sea el peronismo el que siga gobernando la Argentina y la mayoría de las provincias”, abogó.

La opinión de Gustavo Bordet sobre el discurso presidencial

El entrerriano fue uno de los pocos gobernadores que asistieron este miércoles a la Asamblea Legislativa. La opinión del diputado Marcelo Casaretto, quien estuvo junto al hombre que desea suceder.

El entrerriano Gustavo Bordet fue uno de los pocos gobernadores que asistió este miércoles a la Asamblea Legislativa que encabezó el presidente Alberto Fernández.

En diálogo con parlamentario.com, opinó que el discurso del mandatario fue “en un tiempo muy especial, son 40 años de democracia, 40 años ininterrumpidos de trabajo del Congreso”. 

“Fue un discurso basado en todo lo que se hizo, en todo lo que queda por hacer, con mirada al futuro y de unir a los argentinos”, calificó.

Bordet rescató que “hay muchos anuncios que hizo el presidente que tienen que ver con políticas habitacionales, obras públicas y cosas pendientes como la creación de universidades, ahí está la Universidad Juan Laurentino Ortiz” en Entre Ríos. También, “aspectos que tienen que ver con la hidrovía Paraguay-Paraná que involucran a nuestros puertos entrerrianos”, agregó.

A su lado, el diputado nacional Marcelo Casaretto (FdT) manifestó también ante este medio estar “muy satisfecho con que el presidente haya marcado cuál ha sido la gestión de gobierno en este tiempo, los desafíos que ha asumido y las tareas hacia el futuro”. 

El legislador, que aspira a ser gobernador de su provincia, fue consultado por si Alberto Fernández llega a ser candidato y aseguró: “Eso lo va a decidir él, pero si él decide presentarse de mi parte lo voy a acompañar”. 

Rossi: “El presidente utilizó la palabra inhabilitación política, que es sinónimo de proscripción”

El jefe de Gabinete resaltó que el presidente se refirió a la condición de la vicepresidenta. “Tocó temas que nos ocupan y preocupan, como el funcionamiento del Poder Judicial”, destacó.

En su primera Asamblea Legislativa acompañando como jefe de Gabinete al presidente Alberto Fernández, Agustín Rossi destacó que el mandatario se haya referido a la situación judicial de Cristina Kirchner

“El presidente usó la palabra inhabilitación política. Eso es proscripción. Es un sinónimo. Inhabilitación política es proscripción, lo dijo claramente el presidente. Inhabilitación política significa que no se puede presentar a la elección, es proscripción”, enfatizó el santafesino. 

Para el funcionario, “fue un muy buen discurso del presidente. En toda la primera parte hizo un racconto de los principales logros de la gestión, que son absolutamente reivindicables y contundentes en materia de obra pública, de construcción de viviendas, de ciencia y tecnología”.

“Y, después, tocó temas que nos ocupan y nos preocupan a todos los argentinos, más en este cuadragésimo aniversario de nuestra democracia, que es el funcionamiento de uno de los poderes de la República, que es el Poder Judicial, que claramente nosotros venimos cuestionando y que hoy está expresándose con lo que significa el juicio político a la Corte Suprema de Justicia que se está llevando a cabo en la Cámara de Diputados de la Nación”, subrayó.

Rossi insistió que “las cosas que nos preocupan son esto que el presidente describió claramente, que es una connivencia entre medios de comunicación y sectores del Poder Judicial que, entre otras cosas, lo que han producido es esta persecución política a la expresidenta de la Nación, actual vicepresidenta”.

“No fue un discurso condescendiente consigo mismo ni con la gestión de gobierno”, dijo Martínez

El jefe del bloque oficialista en Diputados ponderó el mensaje del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, que consideró “transcurrió por andariveles” normales.

Tras el mensaje del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, el jefe del Frente de Todos en la Cámara baja, Germán Martínez, ponderó que “no fue un discurso condescendiente consigo mismo ni con la gestión de gobierno”.

En declaraciones a parlamentario.com, el santafesino sostuvo que el discurso del mandatario “fue muy importante, haciendo un balance muy a fondo de cada una de las áreas específicas de gobierno”. 

“Cuando uno tiene tres años de cuatro sobre el lomo en la gestión, uno puede hacer balances más integrales, que permita no solamente rescatar aquellos aspectos positivos, sino también ser autocríticos en los aspectos que fue autocrítico”, agregó. 

El legislador valoró que haya puesto “en valor aquellas cosas que están funcionando bien”. 

Por otra parte, observó que “la oposición tuvo un silencio y una escucha muy atenta en casi un 90% del discurso del presidente”, pero “hay un tema donde tenemos miradas políticas intensamente diversas”. 

Por eso, en las referencias al funcionamiento del Poder Judicial se calentó el clima. “Cuando aparece ese tema se despiertan todos los fantasmas, y eso es lo que pasó en el recinto. Pero no hay que escandalizarse, esta es una Asamblea”, manifestó Martínez, que agregó que la misma “transcurrió por los andariveles que debió transcurrir”. 

Para Ritondo, Alberto está “alejado de la realidad y de las cosas que pasan en el país”

El jefe del bloque Pro en Diputados sostuvo que el presidente “está solo” y “no se hacen responsable del hambre, de la corrupción, de la inseguridad y de la falta de empleo”.

El titular del bloque Pro, Cristian Ritondo, participó este miércoles de la apertura de sesiones ordinaria tras lo que cuestionó el discurso que brindó el presidente de la Nación, Alberto Fernández: “Está alejado de la realidad y de las cosas que pasan en el país”.

En diálogo con parlamentario.com Ritondo apuntó: “El presidente está alejado de la realidad, alejado de las cosas que pasan en el país”.

Y lo describió como “un presidente que está solo, que insulta a la justicia, a los medios, a la oposición sin hacerse responsable de que los últimos 16 de los últimos 20 años son responsables porque gobernaron ellos. Son responsables del hambre, de la corrupción de la Argentina, de la inseguridad, de la falta de empleo, de que los chicos tengan cada vez menos educación en las escuelas públicas, de que cada vez haya menos hospitales”.

“Todo lo que viven los argentinos no es lo mismo que relata el presidente que mientras estábamos encerrados él estaba de fiesta en Olivos, es la Argentina que él no conoce”, disparó y cerró: “El presidente dice que Argentina es el país que más creció después de China, el problema de la gente que hace cola para entrar a los restaurants y los docentes para no pagar ganancias. Es la realidad que vive él y describe donde está parado él”.