La UCR insiste con sumar la educación al Pacto de Mayo y apoya el reclamo universitario

A través de un comunicado, la bancada radical advirtió por el recorte presupuestario al nivel superior y señaló que “dañar al sistema solo va a generar más problemas de los que ya tenemos”.

El bloque de diputados nacionales de la UCR ratificó este martes su “compromiso con la educación pública” y expresó su acompañamiento a las universidades nacionales en su reclamo por la falta de presupuesto, motivo por el cual la comunidad educativa convocó a una marcha a Plaza de Mayo el próximo 23 de abril.

“Las universidades públicas son pilares fundamentales para el desarrollo de nuestro país y brindan a miles de estudiantes acceso a una educación de calidad. Sin embargo, la decisión del Gobierno de llevar adelante uno de los más grandes ajustes presupuestarios de la historia amenaza el normal funcionamiento de las instituciones”, advirtieron los radicales.

En ese sentido, apuntaron que “esta situación tiene un impacto directo en la calidad de la enseñanza, la investigación y la extensión universitaria y no sólo limita las oportunidades de formación académica, sino que pone en peligro el avance científico, tecnológico y cultural del país”.

Desde la bancada que conduce Rodrigo De Loredo, que había pedido anteriormente sumar la educación pública al Pacto de Mayo convocado por el Gobierno, recordaron: “Siempre manifestamos la importancia de lograr el equilibrio fiscal y convocamos a trabajar por un Estado más eficaz. Pero es importante remarcar que la inversión en educación superior es esencial para alcanzar el crecimiento sostenible que el país tanto necesita. Dañar al sistema solo va a generar más problemas de los que ya tenemos”.

“En este contexto, acompañamos a las universidades en su reclamo y reafirmamos nuestro compromiso histórico con la educación pública y en defensa de nuestro sistema universitario”, concluyeron.

 

 

El Senado comienza a prepararse para cuando llegue allí la ley de Bases

Si bien el proyecto aún no tiene media sanción, la titular del Cuerpo apura negociaciones con aliados para agilizar el trámite para cuando llegue a esa Cámara.

Las características de un oficialismo en franca minoría en las dos cámaras y muy nobel en las lides legislativas, lo lleva a tener que batallar el doble a La Libertad Avanza. Es lo que les pasará con el debate del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que una vez salga de Diputados, deberá transpirar para lograr su aprobación en el Senado.

Para trabajar sobre ese punto es que la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, se reunió este miércoles con senadores del radicalismo, el bloque más grande de la oposición, que serán claves para cuando tengan que debatir allí el proyecto que transita su último tramo en Diputados.

Recordemos que La Libertad Avanza tiene 7 senadores, mientras que la UCR cuenta con 13. Con ellos se reunió Villarruel este miércoles, y comenzaron a analizar la agenda de lo que vendrá con esa norma.

También contemplaron lo sucedido con el tratamiento del proyecto de ley de Boleta Única de Papel, que quedó frenada habida cuenta de que llevarlo al recinto representaría un empate.

Estuvieron presentes en la reunión Pablo Daniel Blanco, vicepresidente del bloque; Víctor Zimmermann, Carolina Losada, Eduardo Galaretto, Mercedes Valenzuela, Daniel Kroneberger, Maximiliano Abad, Mariana Juri y Rodolfo Suárez.

También pasó por el despacho de la presidenta del Senado la vicegobernadora mendocina Hebe Casado, quien posteó en su cuenta de X el encuentro con un comentario conceptuoso.

De Loredo se encamina a presidir el bloque radical unificado, pero hay resistencia de una docena de diputados

A través de un comunicado, más de una veintena de legisladores se manifestaron en sintonía con la unidad requerida por los gobernadores de Juntos por el Cambio.

A pocos días de la sesión preparatoria en la Cámara de Diputados, en la quedará estructurado el nuevo mapa de bloques -al menos por ahora-, las bancadas de la Unión Cívica Radical y Evolución Radical van camino a la reunificación, pero la puja entre las visiones enfrentadas de Gerardo Morales y Alfredo Cornejo está al rojo vivo.

A través de un comunicado difundido este martes, los 9 integrantes de Evolución Radical y 14 de los 26 de la UCR -entre los que tienen dos años más de mandato y los nuevos-, enfatizaron que es “fundamental” la unidad del radicalismo en el Parlamento.

“Las elecciones presidenciales y el balotaje han puesto de manifiesto con toda claridad la vocación de cambio de la sociedad argentina. La campaña electoral ha concluido y nuestro país necesita de un enorme esfuerzo colectivo, equilibrado y bien conducido ante una coyuntura de fragilidad económica y social”, sostuvieron.

Los firmantes explicaron que “a este escenario, y como resultado del proceso electoral, se suma la dispersión de representación, lo que hará del Congreso Nacional el ámbito natural para la deliberación de las políticas públicas y reformas que el país necesita para salir del estancamiento y la decadencia”.

“En este sentido, la unidad del radicalismo en el Parlamento es fundamental para recuperar la capacidad de articulación política entre espacios de representación y niveles de gobierno, y superar el clima de discurso único y excluyente”, señalaron.

Los diputados de Evolución y la mitad de los llamados “orgánicos”, aseguraron: “Vamos a contribuir con nuestra visión a superar el populismo, sin caer en las tentaciones extremistas y sosteniendo lo propuesto en nuestro programa electoral: reforma económica y política, desburocratización y modernización del Estado, integración al mundo y federalismo de responsabilidad”.

“La unidad y el trabajo en equipo deben regir a los órganos y bloques del radicalismo que viene para construir una representación responsable y asegurar la gobernabilidad. Ese es nuestro compromiso”, cerraron.

Las firmas fueron de Marcela Antola, Martín Arjol, Karina Banfi, Atilio Benedetti, Gabriela Brouwer de Koning, Mariano Campero, Carla Carrizo, Soledad Carrizo, Pablo Cervi, Gerardo Cipolini, Mariela Coletta, Rodrigo de Loredo, Melina Giorgi, Alejandra Leonardo, Francisco Monti, Lisandro Nieri, Luis Picat, Fabio Quetglas, Roberto Sánchez, Danya Tavela, Martín Tetaz, Alfredo Vallejos y Pamela Verasay.

Pese a no figurar en el comunicado, también estaría dentro de estas adhesiones el correntino Manuel Aguirre, que responde al gobernador Gustavo Valdés, integrante junto a Cornejo del denominado “Grupo Malbec”. Lo llamativo es que desde este sector del radicalismo se muestran a favor de sumar nuevamente a Evolución, espacio liderado por el senador Martín Lousteau, que ha estado en el último tiempo más cercano a Morales.

Pero la decisión de esta veintena de legisladores va en línea con la postura de unidad que reclamaron los gobernadores de Juntos por el Cambio, algo que choca precisamente con las ideas de otro grupo de diputados, entre ellos Facundo Manes, que tienen la intención de recuperar la identidad de la UCR desde un alejamiento con el Pro.

Además, según fuentes del bloque consultadas por parlamentario.com, la resistencia también pasa por que la presidencia la tenga alguien de Evolución, como se encamina a ser Rodrigo de Loredo -con Karina Banfi como vice-, cuando fue ese sector el que rompió el bloque hace dos años atrás.

“Está el riesgo de que los que no aceptan eso hagan otro bloque y se vuelva a repetir la historia”, advirtieron las fuentes consultadas por este medio; no obstante resaltaron que sería extraño que “la gente que es del partido y responde a sus gobernadores”, como el caso de los jujeños -que no firmaron el comunicado- terminen rompiendo. Una decisión que sí no descartan podrían tomar los “sin techo” como Manes, el formoseño Fernando Carbajal o el entrerriano Pedro Galimberti.

Además de ellos tres, el comunicado no fue firmado por Mario Barletta, Julio Cobos, Marcela Coli, Pablo Juliano, Juan Carlos Polini, Roxana Reyes, Jorge Rizzotti y Natalia Sarapura.

La resolución terminará de confirmarse a partir de reuniones previstas para este martes y miércoles, tal como adelantó parlamentario.com.

Diputados radicales proponen derogar los DNU que obligan a la ANSeS a pesificar los activos de los jubilados

El bloque encabezado por Mario Negri presentó un proyecto de ley para dejar sin efecto la medida tomada por el ministro Sergio Massa.

El bloque de diputados nacionales de la UCR, liderado por Mario Negri, presentó un proyecto de ley que busca derogar los dos DNU del Gobierno nacional que obligan a la ANSeS a pesificar la cartera de bonos en dólares del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS).

“La pesificación de los activos en dólares del FGS es un manotazo ilegal a activos que pertenecen a los jubilados y pensionados actuales y futuros que no puede ser cohonestado ni tolerado. Se trata de un medida inédita, irresponsable y defraudatoria de los derechos de millones de jubilados que de esta forma verán reducidos aún más sus ingresos”, enfatizaron los legisladores en los fundamentos.

La iniciativa, en su parte resolutiva, establece la derogación de los decretos de necesidad y urgencia 163 y 164, ambos del 22 de marzo de 2023, publicados en el Boletín Oficial el pasado jueves.

En el segundo artículo plantea que “las operaciones de canje de títulos públicos pagaderos en dólares estadounidenses que hubiesen sido concretadas por las jurisdicciones, entidades y fondos del sector público nacional en virtud de lo dispuesto por el artículo 3° del DNU 164/2023 son nulas de nulidad absoluta”.

“Los funcionarios responsables estarán obligados a realizar todas las acciones conducentes para revertir las operaciones y reponer los títulos públicos pagaderos en dólares estadounidenses que en cada caso hubiesen entregado en las operaciones de canje por títulos públicos pagaderos en pesos”, agrega.

Los radicales cuestionaron con argumentos financieros y legales los DNU impulsados por el ministro de Economía, Sergio Massa. “Comprometen gravemente el futuro de los jubilados y pensionados al quedar deteriorada la solidez de la inversión actual, pasando de una moneda fuerte a la moneda local en proceso de destrucción y pérdida de valor constante frente a la moneda extranjera”, señalaron.

En esa línea, remarcaron que “estos activos serán vendidos luego al sistema bancario, quienes comprarán a precio más barato dándole los pesos al Tesoro para seguir en la búsqueda de financiamiento del déficit fiscal, trayendo como consecuencia que habrá menos capacidad de crédito para el sector privado. Pero, además, toda esta operación tiene un altísimo costo para el Estado ya que al vender esos títulos en dólares se estaría endeudando al 25% y hasta un 45% anual en dicha moneda conforme estimaciones de especialistas en materia financiera, lo cual es inadmisible desde todo punto de vista”.

Los legisladores radicales además reprocharon que los dos decretos “violan le legislación vigente”. “En primer lugar, la norma de creación del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS), que tiene por objeto contribuir a la preservación del valor y la rentabilidad de los activos del Fondo. Los DNU patrocinados por Massa también violan la Ley de Administración Financiera porque las operatorias no están contempladas en el Presupuesto 2023 y porque además no cumplen con el requisito de que a través de ellas se mejoren los montos, plazos y o intereses de las operaciones originales”, explicaron.

Y agregaron que “esta situación tampoco se da, ya que la operación no cumple con la pauta de un mejoramiento de montos, plazos e intereses; por el contrario, agrava la situación actual para el Tesoro por los comentarios antes expuestos”.

“En síntesis, una operatoria poco clara en sus procedimientos, violando claras prescripciones legales, que amenaza gravemente al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de jubilados y pensionados, debe ser inmediatamente dejada sin efecto”, sostuvieron.

El proyecto lleva las firmas de Mario Negri, Soledad Carrizo, Ricardo Buryaile, Miguel Bazze, Julio Cobos, Karina Banfi, Ximena García, Manuel Aguirre, Juan Martín, Fernando Carbajal, Pedro Galimberti, Jorge Rizzotti, Gabriela Lena, Marcela Coli y Gustavo Bouhid.

Finalmente, el bloque UCR presentó un pedido de juicio político contra Alberto Fernández por “mal desempeño y eventual comisión de delito”

Desde la bancada que conduce el diputado Mario Negri consideran que el presidente “desobedece” el fallo de la Corte Suprema con un “ardid malicioso: querer pagar la coparticipación porteña con bonos”.

mario negri sesion informativa manzur

Pese a que desde el bloque de Diputados de la UCR habían decidido no realizar -por el momento- el pedido de juicio político contra Alberto Fernández, tras informar que pagará parte de la sentencia con bonos a CABA y cumplirá así parcialmente con el fallo de la Corte Suprema, finalmente este martes por la tarde pusieron en marcha la presentación de un proyecto de pedido de juicio político contra el presidente de la Nación.

“Este nuevo pedido de remoción tiene como marco la decisión del Gobierno nacional de no acatar de forma acabada el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordenó que se le devuelva a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un 2,95% de la coparticipación”, explicaron.

El proyecto presentado por los diputados radicales, que encabeza el presidente del bloque Mario Negri y está acompañado por el resto de los integrantes, estipula en su único artículo: “Promover juicio político contra el Señor presidente de la Nación, Dr. Alberto Fernández, por mal desempeño y eventual comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional”.

En los fundamentos, los 33 legisladores radicales sostienen que la decisión del Gobierno nacional de querer pagar con bonos de deuda pública el monto de coparticipación que la Corte Suprema ordenó transferir diariamente a CABA “es un ardid malicioso orientado a solapar la desobediencia del fallo del Máximo Tribunal”.

“Las últimas decisiones tomadas por el Gobierno tras conocerse el fallo de la Corte”

En el proyecto, recuerdan que “el día lunes 26 de diciembre, luego de que el Estado Nacional fuera notificado de la medida cautelar otorgada por la Corte Suprema de Justicia a favor de la CABA, el presidente informó que iba a acatar la orden judicial, a pesar de seguir considerándola inapropiada y que lo iba a hacer con bonos, a 90 días. Ello a pesar de que la sentencia recaída en autos era clarísima en el sentido que expresaba: ‘…II. Disponer que las transferencias correspondientes lo dispuesto en el punto resolutivo anterior se realizarán en forma diaria y automática por el Banco de la Nación Argentina’”.

“En este sentido consideramos que la falta de acatamiento a lo ordenado por la sentencia de la Corte Suprema persiste pese al dictado de la Decisión Administrativa N° 1.282/2022 de la Jefatura de Gabinete de ministros, ya que de la misma se desprende que pretende girarse a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el porcentaje de coparticipación federal de impuestos que como medida cautelar ordenó el Máximo Tribunal con títulos de la deuda pública (Bonos del Tesoro TX31)”, argumentan.

En ese sentido, plantean que “implica un apartamiento manifiesto de lo resuelto toda vez que el decisorio no versa sobre el reconocimiento de deuda devengada –el punto será materia de resolución cuando se emita pronunciamiento sobre el fondo de la cuestión- sino de una medida cautelar que dispuso que durante la tramitación del proceso debe reintegrarse una porción del índice de coparticipación detraído por las normas impugnadas, en forma diaria y por la misma vía que las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reciben las remesas correspondientes al régimen de coparticipación federal de impuestos”.

“En rigor, la DA N° 1.282/2022 constituye un ardid malicioso orientado a solapar la desobediencia del fallo de la Corte convenida previamente entre el presidente de la Nación y catorce gobernadores, ante la repercusión negativa que tuvo ese alzamiento contra la cabeza de uno de los poderes del Estado y la interposición de denuncias penales, denunciaron.

Y explicaron: “Como legisladores debemos delimitar la responsabilidad política del funcionario que incumple con lo establecido en el texto fundamental y además lo hacemos en el convencimiento de que tales acciones conllevan indefectiblemente al deterioro institucional, con consecuencias económicas y sociales gravísimas”.

La iniciativa lleva las firmas de Mario Negri, Manuel Aguirre, Martín Arjol, Lidia Ascárate, Karina Banfi, Mario Barletta, Miguel Bazze, Gustavo Bohuid, Ricardo Buryaile, Marcos Carasso, Fernando Carbajal, Soledad Carrizo, Gerardo Cipolini, Julio Cobos, Marcela Coli, Pedro Galimberti, Ximena García, Jimena Latorre, Gabriela Lena, Facundo Manes, Juan Martín, Francisco Monti, Miguel Nanni, Lisandro Nieri, Juan Carlos Polini, Fabio Quetglas, Roxana Reyes, Jorge Rizotti, Víctor Hugo Romero, Sebastián Salvador, Roberto Sánchez, Jorge Vara y Pamela Verasay.

Tras el giro del presidente, el bloque UCR deja en stand by el pedido de juicio político

La bancada que conduce Mario Negri anunció que por ahora no presentará el proyecto de resolución luego del anuncio de que el Gobierno “cumplirá parcialmente con el fallo de la Corte Suprema”.

El bloque de diputados nacionales de la UCR decidió no presentar -por ahora- el pedido de juicio político contra Alberto Fernández, luego del giro del presidente en su decisión original de no acatar el fallo de la Corte Suprema sobre la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires.

El viernes pasado la bancada que conduce Mario Negri había anunciado que entre este lunes o martes presentaría el proyecto de resolución en la Cámara baja.

Sin embargo, este lunes revirtieron esa decisión “dado que el presidente anunció que pagará parte de la sentencia con bonos a CABA y cumplirá así parcialmente con el fallo de la Corte Suprema” y retrotrajeron la decisión de presentar un texto que ya tenía 33 firmas.

En ese sentido, los legisladores radicales señalaron que ese pedido “estaba fundado en la desobediencia de un fallo de última instancia”.

Con todo, fuentes del bloque aclararon que se está analizando cómo se desarrollan los hechos, si se configura finalmente el incumplimiento o no del fallo de la Corte.

Si bien el pedido de juicio político es un gesto significativo, es muy difícil que se convoque a tratar el proyecto en la comisión homónima, pues siempre está en manos del oficialismo. Actualmente es presidida por la entrerriana Carolina Gaillard. Además, para poder destituir al acusado se requieren los dos tercios de cada Cámara del Congreso.

Durante los tres años de gestión, desde Juntos por el Cambio han presentado pedidos de juicio político contra el jefe de Estado: en el caso del “Olivos Gate” y, más recientemente, por declaraciones que Fernández tuvo para con el fiscal Diego Luciani, quien acusó a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa Vialidad.

El bloque UCR presentará un pedido de juicio político contra Alberto Fernández

La bancada que conduce Mario Negri prepara el proyecto de resolución que se conocerá entre este lunes o martes, a raíz de la decisión del Gobierno de no acatar el fallo de la Corte.

El bloque de diputados nacionales de la UCR, encabezado por sus autoridades, pedirá el juicio político contra el presidente Alberto Fernández por incumplimiento de los deberes de funcionario público, tras la decisión de no acatar el fallo de la Corte Suprema en relación a la restitución de fondos a la Ciudad de Buenos Aires por la coparticipación.

Según pudo saber parlamentario.com, los legisladores se encuentran redactando el proyecto de resolución que se presentará este lunes por la tarde o, a más tardar, este martes a primera hora.

No será la primera vez que desde Juntos por el Cambio pidan el juicio político contra el jefe de Estado: ha sucedido en el caso del “Olivos Gate” y, más recientemente, por declaraciones que Fernández tuvo para con el fiscal Diego Luciani, quien acusó a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa Vialidad.

Este viernes, en conferencia de prensa, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo en conferencia de prensa que el interbloque de JxC iba a avanzar en el Congreso con todas las acciones que pudiera.

Si bien el pedido de juicio político es un gesto significativo, es muy difícil que se convoque a tratar el proyecto en la comisión homónima, pues siempre está en manos del oficialismo. Actualmente es presidida por la entrerriana Carolina Gaillard. Además, para poder destituir al acusado se requieren los dos tercios de cada Cámara del Congreso.

Este miércoles la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires en su reclamo por la quita de coparticipación que tuvo hace dos años atrás.

En septiembre de 2020, mediante decreto, el presidente bajó de 3,5% a 2,32% la coparticipación de la Ciudad para atender el reclamo de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Tres meses después, en diciembre de ese mismo año, se aprobó una ley en el Congreso para llevar a 1,4% la coparticipación para el territorio porteño, en concepto de los gastos en seguridad por el traspaso de la Policía Federal al distrito durante el gobierno de Cambiemos.

Luego de la decisión del máximo tribunal, el presidente se reunió con más de una docena de gobernadores y anunció que no cumplirá el fallo, al que calificó de “imposible cumplimiento”, además de afirmar que recusaría a los miembros de la Corte.

El bloque UCR pedirá la semana próxima el juicio político contra Alberto Fernández

La bancada que conduce Mario Negri se encuentra redactando el proyecto de resolución que presentará el lunes o martes que viene, a raíz de la decisión del Gobierno de no acatar el fallo de la Corte.

El bloque de diputados nacionales de la UCR, encabezado por sus autoridades, pedirá el juicio político contra el presidente Alberto Fernández por incumplimiento de los deberes de funcionario público, tras la decisión de no acatar el fallo de la Corte Suprema en relación a la restitución de fondos a la Ciudad de Buenos Aires por la coparticipación.

Según pudo saber parlamentario.com, los legisladores se encuentran redactando el proyecto de resolución que se presentará el próximo lunes por la tarde o, a más tardar, el martes a primera hora.

No será la primera vez que desde Juntos por el Cambio pidan el juicio político contra el jefe de Estado: ha sucedido en el caso del “Olivos Gate” y, más recientemente, por declaraciones que Fernández tuvo para con el fiscal Diego Luciani, quien acusó a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa Vialidad.

Este viernes, en conferencia de prensa, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo en conferencia de prensa que el interbloque de JxC iba a avanzar en el Congreso con todas las acciones que pudiera.

Si bien el pedido de juicio político es un gesto significativo, es muy difícil que se convoque a tratar el proyecto en la comisión homónima, pues siempre está en manos del oficialismo. Actualmente es presidida por la entrerriana Carolina Gaillard. Además, para poder destituir al acusado se requieren los dos tercios de cada Cámara del Congreso.

Este miércoles la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires en su reclamo por la quita de coparticipación que tuvo hace dos años atrás.

En septiembre de 2020, mediante decreto, el presidente bajó de 3,5% a 2,32% la coparticipación de la Ciudad para atender el reclamo de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Tres meses después, en diciembre de ese mismo año, se aprobó una ley en el Congreso para llevar a 1,4% la coparticipación para el territorio porteño, en concepto de los gastos en seguridad por el traspaso de la Policía Federal al distrito durante el gobierno de Cambiemos.

Luego de la decisión del máximo tribunal, el presidente se reunió con más de una docena de gobernadores y anunció que no cumplirá el fallo, al que calificó de “imposible cumplimiento”, además de afirmar que recusaría a los miembros de la Corte.

Diputados radicales rechazan el “uso político” del atentado contra CFK por parte del kirchnerismo

Así lo expresó el bloque a través de un comunicado que difundió, en el que “ratifica su respaldo a la investigación”, y expresaron: “No nos sorprende que el kirchnerismo busque interferir en una causa judicial. Este es su modus operandi”.

En medio de las acusaciones por parte de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, a dos diputados del Pro por el intento de magnicidio que sufrió el pasado 1ro de septiembre en la puerta del edificio donde vive, los distintos bloques que conforman la coalición de JxC salieron a manifestarse en contra de la “maniobra k” y defendieron a los miembros del espacio.

Uno de los bloques fue el radical que comanda el diputado cordobés Mario Negri en la Cámara baja, el cual emitió un comunicado en el que rechazaron el “uso político” del atentado por parte del kirchnerismo y ratificaron su respaldo a la investigación.

“El 3 de septiembre, en una sesión especial de la Cámara de Diputados de la Nación convocada de urgencia, todos los bloques políticos repudiamos el violento intento de magnicidio que sufrió la vicepresidenta de la Nación”, recordaron en el texto y sumaron: “En aquella oportunidad, desde la UCR advertimos al kirchnerismo que pusiera un freno a la maquinaria de construcción de culpables que lanzó inmediatamente después de que la vida de Cristina Kirchner fue puesta en riesgo”.

En esa línea, remarcaron que “el oficialismo nunca cesó en la elaboración de un relato que tiene como único objeto culpar a la oposición del nefasto atentado contra la vicepresidenta. Hoy la utilización política está a la vista”.

“Como defensores del sistema republicano, desde el bloque radical sostenemos que la Justicia debe continuar investigando a fondo los hechos, entre ellos las fallas en la custodia de la vicepresidenta, que depende del Ministerio de Seguridad, y las fallas en el sistema de Inteligencia”, exigieron en otro tramo del documento.

Además, expresaron: “No nos sorprende en absoluto que el kirchnerismo busque interferir en una causa judicial extremadamente sensible. Este es su modus operandi. Sucedió con el asesinato del fiscal Nisman y luego en el caso Maldonado”.

“Afirmamos que todas las personas que deban comparecer en la Justicia deben hacerlo sin presiones. Nuestro Bloque ha dado muestras fácticas de compromiso con la defensa de la democracia. No pedimos una reflexión a quienes jamás han respetado a la Justicia, pero confiamos en el trabajo serio de jueces y fiscales, quienes deben obrar sin ningún tipo de presiones del poder de turno”, remataron.

Consideran “nula de nulidad absoluta” la suba de derechos de exportación

Así calificó el bloque radical de diputados el anuncio del Gobierno sobre retenciones. Y advirtieron que se están tomando “medidas viejas, a destiempo y con falta de legalidad”.

“El Gobierno nacional no tiene facultades constitucionales para subir los derechos de exportación, dado que la ley de Emergencia Económica de 2019 y las facultades delegadas por el Congreso expiraron el 31 de diciembre de 2021”, expresó este sábado el bloque radical que conduce Mario Negri

Para los radicales, “el aumento de dos puntos de los derechos de exportación -de 31 a 33%- a la harina y al aceite de soja anunciado debe forzosamente pasar por el Congreso nacional. No se puede aducir la suspensión de un beneficio de un decreto de 2020 porque la facultad delegada del Congreso que existía entonces ya no está vigente”.

Sostienen que “el Gobierno está tomando medidas viejas, a destiempo y con falta de legalidad. No tiene las atribuciones, no puede emitir un decreto sobre cuestiones impositivas. Esto es nulo de nulidad absoluta”.

“Hace exactamente un año el Gobierno hablaba de un proceso de ‘industrialización’ del sector y por ello bajó dos puntos los derechos de exportación de la soja (de 33 a 31%). Doce meses después dan marcha atrás, no tienen coherencia. Es tal el zizagueo que paralelamente impulsan un proyecto de ley de incentivo a industrialización y a las exportaciones”, puntualizaron.

A través de un comunicado, sostienen que “es el Gobierno nacional quien debe poner los recursos del Fondo de Estabilización del Trigo Argentino que se creó hoy por decreto, ya que tendrá ingresos extraordinarios por unos 4.000 millones de dólares como resultado del aumento de los precios internacionales de las materias primas. ¿Por qué el Gobierno no recurre a estos ingresos para lograr el objetivo de estabilizar el precio del pan? ¿Por qué sigue castigando al sector privado? ¿Cuándo va a hacer el sacrificio el Estado?”.

Finalmente afirman que “el kirchnerismo vuelve a equivocar el camino. Subsidia a los empresarios y esto no le va a llegar al consumidor. Se sigue subsidiando la oferta indiscriminadamente, aún para los que tienen, en vez de focalizar la ayuda en los más vulnerables”, concluyen.

Se confirmó la ruptura en el bloque UCR: Rodrigo de Loredo presidirá la nueva bancada

En contra de la continuidad de Mario Negri, el radicalismo renovador rompió y conformará un nuevo espacio integrado por una docena de diputados, pero dentro de JxC.

rodrigo de loredo

Tal como lo adelantó parlamentario.com este domingo, se confirmó la ruptura en el bloque de la UCR en la Cámara de Diputados. Bajo un comunicado titulado “La renovación radical plantea un bloque propio encabezado por Rodrigo de Loredo“, una docena de legisladores anunciaron la nueva bancada que tendrá lugar dentro del interbloque de Juntos por el Cambio.

“El radicalismo renovador armará un bloque radical dentro de Juntos por el Cambio. Más de una decena de diputados de distintas provincias hemos tomado esa decisión porque no estamos de acuerdo con que se repitan las mismas vocerías que vienen expresándose en nombre del partido desde hace décadas”, expresaron en el escrito en alusión a la continuidad como líder del cordobés Mario Negri.

Para los diputados renovadores, “no es una cuestión de nombres sino de representación social. Los argentinos deben ver su voto reflejado en la conformación de los bloques y en la distribución de roles en las Cámaras”.

“En el radicalismo renovador estamos convencidos de que esta elección fue un llamado de atención para toda la clase dirigente por las dificultades que atraviesa nuestro país, pero al mismo tiempo un apoyo contundente a las nuevas incorporaciones que impulsamos a través de las PASO”, sostuvieron, en referencia a que Negri fue perdedor en las primarias en Córdoba ante la lista de Luis Juez-Rodrigo de Loredo.

Además, en el comunicado difundido este lunes, señalaron que “la Argentina está viviendo un momento crítico que lleva a sus ciudadanos a escoger nombres nuevos, caras nuevas e ideas nuevas que oxigenen las alternativas” y “nuestra responsabilidad es promover esa renovación, en vez de lamentarnos cuando surgen fenómenos emergentes que capitalizan el descontento social o el vínculo con los jóvenes”.

“Por eso, hemos buscado persuadir hasta el último instante a los diputados, en defensa del presente y del futuro de nuestro partido”, revelaron los diputados que responden al senador Martín Lousteau, bajo su corriente Evolución. Y continuaron: “No tenemos dudas de que una amplia mayoría de los radicales, e incluso de los diputados recientemente electos del radicalismo, han escuchado la voz y el mandato de la gente: renovarse”.

Para los integrantes de este nuevo bloque, hay que “terminar con la distribución de cargos basada en las relaciones personales y las internas partidarias y ser consecuentes con el pensamiento de los ciudadanos”. Sin embargo, aclararon que “Juntos por el Cambio debe mantenerse unido y creciendo”.

Pero “se crece reconociendo lo expresado en las urnas” y “designando como autoridades a los que eligió la gente mayoritariamente. Se crece siendo cada vez más federal”.

“Por eso proponemos como presidente de este bloque radical a Rodrigo de Loredo, quien realizó una histórica elección en uno de los distritos más grandes e importantes del país como es la provincia de Córdoba”, resaltaron.

Y finalizaron manifestando que “esta nueva voz del partido es una garantía de que el mandato expresado en las urnas se va a reflejar en los debates importantes del Parlamento argentino”.

El nuevo bloque, bautizado UCR Evolución, estará integrado por De Loredo (Córdoba); Martín Tetaz, Emiliano Yacobitti, Carla Carrizo, Dolores Martínez (CABA); Gabriela Brouwer de Koning (Córdoba); Victoria Tejeda (Santa Fe); Pablo Cervi (Neuquén); Alejandro Cacace (San Luis); Danya Tavela (Buenos Aires); Marcela Antola (Entre Ríos) y Martín Berhongaray (La Pampa).

4753-D-2021

Hace poco más de dos semanas, el porteño Emiliano Yacobitti había revelado su intención de ir por la presidencia del bloque y planteó duros cuestionamientos a Negri. Desde ese momento, la interna fue escalando y se recrudeció aún más cuando el cordobés salió a relucir que contaba con 27 votos -sobre 45- para continuar al frente de la bancada.

A ese acto, el espacio renovador respondió con un comunicado firmado por 15 legisladores -algunos con mandato y otros electos-. Finalmente, el nuevo bloque estará compuesto por 12: no serán parte el salteño Miguel Nanni y las mendocinas Pamela Verasay y Jimena Latorre, ambas del sector de Alfredo Cornejo, que también suscribieron en ese momento.

Desde el entorno de Negri no se mostraron sorprendidos con la decisión del sector de Lousteau, ya que recordaron que esta “es la tercera vez” que “se niegan” a ser parte del bloque. Sucedió que en 2013 Martín Lousteau y Carla Carrizo armaron su propio bloque (Suma+), pero en 2015, cuando el economista fue designando embajador en Washington por el expresidente Mauricio Macri, Carrizo se sumó al bloque UCR.

Sin embargo, en 2017, por diferencias con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Lousteau y Carrizo volvieron a conformar su propio espacio, bautizado Evolución, en el que también estaban la tucumana Teresita Villavicencio y el mendocino José Luis Ramón, quien se iría en 2018 por diferencias con sus pares en el primer debate del aborto legal.

Finalmente, el sector de Lousteau, representado desde diciembre de 2019 por Carrizo, Yacobitti y Dolores Martínez, se sumó a la bancada de la UCR ya que el exembajador fue en la lista como senador y elegido vicepresidente del Senado.

Ahora, la división se produjo nuevamente, pero esta vez con un tropa más significativa.

Valdés opinó que “las peleas por ‘carguitos'” son “papelones públicos”

El gobernador correntino lamentó “las peleas en nuestro espacio político” que se dan en Buenos Aires, al referirse a la interna del bloque de diputados de la UCR.

El gobernador correntino, Gustavo Valdés, se refirió a la interna desatada en el bloque de diputados de la UCR y lamentó “las peleas en Buenos Aires por ‘carguitos'” que son “papelones públicos que no tenemos que dar”.

Al ser consultado por la prensa en la Casa de Gobierno provincial, el mandatario radical dio su opinión sobre la puja que se despertó entre el cordobés Mario Negri y el porteño Emiliano Yacobitti por la presidencia de la bancada en la Cámara baja.

“Me parece que tenemos que actuar con total responsabilidad, seriedad y confianza, porque la gente tiene que confiar en un espacio político que exhiba responsabilidad y seriedad”, sostuvo.

En esa línea, agregó que “la oposición tiene que demostrar que no tiene el proyecto del cargo, sino un gran proyecto nacional para que nos voten. Buenos Aires está movido, sobre todo en la oposición, y lamento las peleas en nuestro espacio político”.

Finalmente, adelantó que el lunes próximo viajará a Buenos Aires, donde mantendrá distintas reuniones políticas. Ese mismo día está previsto que el bloque se reúna y defina a su presidente.

Recrudece la interna dentro del bloque UCR y el sector de Yacobitti amenaza con romper

Luego que el cordobés Mario Negri saliera a anunciar los avales con los que cuenta para seguir al frente de la bancada, un grupo de radicales exigieron que es “es momento” de la “renovación”.

En la previa del recambio parlamentario se recrudece la interna hacia el interior del bloque de la Unión Cívica Radical en la Cámara de Diputados, donde Mario Negri y Emiliano Yacobitti pujan por la presidencia.

Luego que el cordobés, actual titular de la bancada -y también del interbloque Juntos por el Cambio-, saliera a ventilar los avales conseguidos para continuar al frente de la tropa radical, desde el sector que se encolumna detrás del dirigente porteño reclamaron que “es momento” de la “renovación”.

En un comunicado firmado por 15 diputados, entre ellos ocho electos que asumirán el próximo 10 de diciembre, ese grupo expresó que “el 14 de noviembre la sociedad argentina dijo basta a este modelo de impunidad y al continuo atropello de libertades por parte del Gobierno. Eligió equilibrar el sistema político con su voto”.

“Juntos por el Cambio interpretó las demandas ciudadanas y consolidó así un resultado electoral en todo el territorio nacional. Ideas nuevas refrescan y fortalecen la propuesta de nuestro partido y nuestra coalición para poner un límite en el Congreso y, lo más importante, para construir un proyecto de mayorías en 2023 que nos devuelva a la senda de desarrollo como Nación”, sostuvieron los firmantes.

Resaltaron entonces que “el radicalismo ha sido artífice central del triunfo de Juntos por el Cambio” y “lo ha hecho a partir de interpretar a una sociedad que pide modificaciones profundas en las prácticas de la dirigencia política”. Por eso, consideraron que “la conducción de nuestros bloques y las vocerías que los representan deben ser, entonces, el reflejo de lo validado por la sociedad en las elecciones. Es momento de ratificar esa renovación”.

El texto fue firmado por Yacobitti, Danya Tavela, Rodrigo de Loredo, Carla Carrizo, Martín Tetaz, Victoria Tejeda, Pablo Cervi, Marcela Antola, Alejandro Cacace, Jimena Latorre, Graciela Brouwer de Koning, Martín Berhongaray, Pamela Verasay, Miguel Nanni y Dolores Martínez.

En el transcurso de este martes hubo reuniones entre los diputados de esta nueva ala radical, que detrás tiene como referente al senador nacional Martín Lousteau y su denominada corriente “Evolución”. “Falta todavía, pero es una posibilidad cierta”, respondieron fuentes del entorno de uno de los firmantes del comunicado, ante la consulta de parlamentario.com sobre la conformación de un nuevo bloque. Lo cierto es que las negociaciones continuarán y aún no se confirmó la ruptura.

En las conversaciones, el espacio del hombre de la UCR porteña intenta también acercar posiciones con Emilio Monzó y Margarita Stolbizer, quienes ya anunciaron que conformarán un bloque propio dentro del interbloque, en el que también estarán el bonaerense Sebastián García de Luca y el tucumano Domingo Amaya, dos legisladores que hoy están dentro del Pro.

Además, los “rebeldes” de la UCR buscarían atraer a sus filas a nuevos diputados electos como el santafesino Gabriel Chumpitaz, la sanjuanina Susana Laciar y el salteño Carlos Zapata, aunque éste último avisó que tendrá su propio monobloque.

En caso de conformarse un nuevo bloque, que sería presidido por Yacobitti y tendría como vice al cordobés Rodrigo de Loredo, quien compartió lista con Luis Juez y le ganaron en la interna a Mario Negri-Gustavo Santos, este espacio tendría más diputados que la Coalición Cívica, desplazando a la bancada de los “lilitos” como tercera fuerza dentro del interbloque opositor.

Tetaz se metió en la interna por la presidencia del bloque de la UCR y propuso dos nombres

El diputado electo por la Ciudad habló de “un nuevo radicalismo” y expresó su apoyo para un cordobés -que no es Negri- y un bonaerense.

El diputado electo Martín Tetaz se metió en la interna por la presidencia del bloque de la UCR en la Cámara baja y propuso dos nombres: al cordobés Rodrigo de Loredo y al bonaerense Facundo Manes, ambos también recientemente consagrados legisladores.

En medio de la discusión por quién comandará la bancada radical a partir del 10 de diciembre, el economista, que llegó a Juntos de la mano del senador Martín Lousteau, habló de “un nuevo radicalismo”.

En su cuenta de Twitter, el porteño escribió: “El nuevo radicalismo no persigue oficinas ni contratos. Dame el último sucucho, pero poneme a @rodrigodeloredo que acaba de arrasar en Córdoba o a @ManesF que fue la revelación en PBA, a conducir el bloque”.

De esta manera, Tetaz dejó sentada su posición en contra de la continuidad de Mario Negri al frente del bloque. Debate que tomó trascendencia mediática a partir de la revelación pública de Emiliano Yacobitti -otro porteño del ala de Lousteau- sobre su aspiración de conducir la bancada.

Los críticos de que Negri siga al frente de la UCR remarcan que en las PASO el histórico diputado cordobés perdió la interna contra De Loredo, quien fue primer candidato en la boleta que encabezó Luis Juez para el Senado.

Además de la tropa radical, Negri conduce desde hace seis años el interbloque de Juntos por el Cambio, que en esta renovación parlamentaria podría pasar a manos del Pro.

La conducción del bloque UCR del Senado se definirá en conjunto con la del interbloque

Actualmente ambos cargos están en manos del formoseño Luis Naidenoff. Las definiciones se resolverán luego que asuman los nuevos legisladores.

En la antesala del recambio legislativo, las negociaciones por los cargos de las presidencias de los bloques e interbloques en el Congreso no paran. En lo que respecta al Senado, parlamentario.com pudo confirmar que la definición sobre la titularidad del bloque de la UCR se realizará en conjunto con la del interbloque Juntos por el Cambio. Y eso será luego que asuman los nuevos senadores, es decir, después del 10 de diciembre.

Actualmente, ambos cargos están en manos del formoseño Luis Naidenoff. Según trascendió, el diputado y senador electo Alfredo Cornejo -presidente del Comité Nacional de la UCR- aspira a quedarse con uno de esos dos sillones, pero lo cierto es que todavía “no hay nada resuelto”, indicaron a este medio fuentes del espacio.

Es que, en paralelo, la discusión en el radicalismo pasa también por la Convención que se realizará el próximo 20 de diciembre, donde se resolverá quién será el nuevo presidente del Comité Nacional. Todas las fichas apuestan al gobernador jujeño, Gerardo Morales.

A partir de la renovación parlamentaria, el bloque de la UCR en el Senado pasará de 14 a 19 miembros, siendo la bancada más numerosa dentro de Juntos por el Cambio, que tendrá además 9 senadores del Pro, al cordobés Luis Juez, a la tucumana Beatriz Ávila -asumirá en lugar de su esposo Germán Alfaro que compitió bajo este sello-, y al aliado sanjuanino Roberto Basualdo.

Por otro lado, en la Cámara de Diputados el porteño Emiliano Yacobitti ya reveló su intención de pelearle la presidencia del bloque de la UCR al cordobés Mario Negri.