Reforma laboral en la ley Bases: UP pide convocar a sindicalistas

Las tres centrales sindicales nacionales expresaron su rechazo al nuevo proyecto de ley ómnibus y al paquete fiscal, en la reunión que mantuvieron este martes con integrantes del interbloque de senadores nacionales de Unión por la Patria en el Palacio Legislativo.

Foto: Archivo

En el arranque del debate de la ley de Bases en el Senado, y además en la previa del paro general, representantes sindicales de todos los sectores se reunieron este martes con senadores de Unión por la Patria y pidieron ser escuchados en las comisiones.

Según anticipó la jefa de Unidad Ciudadana -uno de los dos bloques del principal interbloque opositor-, Juliana Di Tullio, pedirán mediante una nota que se convoque al plenario a representantes de las centrales obreras y también de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el próximo jueves está previsto un paro general de la CGT y una de las consignas es el rechazo a la ley de Bases que impulsa el Gobierno y que contiene un capítulo sobre reforma laboral.

Si bien Di Tullio no aclaró para qué día esperaban que se los invite a las comisiones, a la salida del encuentro con los senadores de UP, el líder cegetista Héctor Daer sostuvo que aguardaban asistir la próxima semana. Según los planes del oficialismo, la semana siguiente quieren ya dar la discusión en el recinto.

Al respecto, el presidente del interbloque UP, José Mayans, comentó que en el encuentro del que participaron representantes de la CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y de distintas organizaciones sindicales se analizó “el tratamiento de la Ley Base y del Paquete Fiscal y cómo afectan al trabajo en la República Argentina y al sistema previsional”.

También, los sindicalistas expresaron preocupación por la reforma del impuesto a las Ganancias, que puede volver a impactar sobre una masa de trabajadores que se habían beneficiado con la eliminación del pago de la cuarta categoría. “Para nosotros el salario no es ganancia y no la vamos a acompañar, como ya ocurrió en diciembre pasado”, explicó el formoseño.

Además de Mayans y Di Tullio, de la reunión participaron la presidenta del bloque Unidad Ciudadana, la senadora tucumana Sandra Mendoza; su comprovinciano Juan Manzur, el porteño Mariano Recalde, el bonaerense Eduardo “Wado” de Pedro, el chaqueño Antonio Rodas, los santiagueños José Neder y Gerardo Montenegro, la rionegrina Silvina García Larraburu, el riojano Fernando Rejal, el sanjuanino Sergio Uñac y el neuquino Oscar Parrilli.

Por la CGT dijeron presente Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, José Luis Lingeri, Cristian Jerónimo y Jorge Sola. En tanto, por la CTA de los Trabajadores hicieron lo propio Hugo Yasky, Rodrigo Borras y Edgardo Llano; y por la CTA-Autónoma Hugo Godoy, entre otros.

Los sindicalistas expresaron también su preocupación por la precarización laboral, que sostuvieron que se pretende presentar como modernización laboral, así como de la pérdida del poder adquisitivo del salario como consecuencia de la devaluación del 120 por ciento aplicada por el Gobierno al asumir y la inflación acumulada que alcanza al 90 por ciento desde diciembre pasado.

Otro elemento que genera intranquilidad en las filas sindicales es el aumento de la desocupación, como ocurre en gremios como la UOCRA como consecuencia de la paralización de la inversión y la obra pública en todo el país.

En el encuentro, los referentes de las tres centrales obreras se comprometieron a conversar con los dirigentes de las distintas organizaciones sindicales de las provincias para unificar el discurso y la acción frente a la embestida legislativa del Gobierno.

La CGT pidió sumar beneficios al proyecto de Ganancias, que empieza a tratarse la semana próxima

La exención de horas extra, viáticos y gastos de escolaridad fue el principal planteo que la central obrera llevó a una reunión con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de que el propio Alberto Fernández pidiera acelerar la sanción de la ley.

La cúpula de la CGT dio un fuerte respaldo este martes al proyecto de ley que eleva a 150.000 pesos el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y pidió sumar beneficios a la iniciativa del Frente de Todos. Fue en una reunión que mantuvieron los líderes de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, con el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, en la previa del debate que comenzará formalmente la semana próxima.

El encuentro se desarrolló en el Salón Delia Parodi y tuvo como espaldarazo el mensaje del propio presidente Alberto Fernández, que en su discurso ante la Asamblea Legislativa pidió acelerar la sanción de la ley para que más de 1.200.000 trabajadores y jubilados dejen de tributar Ganancias.

En ese sentido, Massa confirmó que la semana próxima arrancará el debate en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo, y ratificó que se evaluarán mejoras a la iniciativa del oficialismo, puesto que la CGT reclamó incorporar una serie de exenciones.

Además de representantes de numerosos gremios nucleados en la CGT, participaron de la reunión los diputados oficialistas Carlos Heller y Vanesa Siley, titulares de las comisiones intervinientes, junto a Walter Correa (Federación del Cuero y el Sindicato de Obreros Curtidores) y Daniela Vilar.

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias, Fernández sostuvo que “recuperar el salario medio en la Argentina es un desafío que debemos asumir en este tiempo de recuperación económica”, y por eso pidió al Congreso que “apure el tratamiento de la ley que facilita la reducción del impuesto a las Ganancias en los salarios”.

Foto: HCDN

Los pedidos de la CGT

“Vinimos desde la CGT a brindarle apoyo al tratamiento del proyecto que modifica el mínimo no imponible de la cuarta categoría de Ganancias. Es un tema que viene planteado desde la propia campaña electoral. Hay que reconocer que lo que se dice en campaña se cumple, y no como le pasó a los argentinos hace cuatro años con lo que se dijo en campaña y no se cumplió”, dijo Daer en un tiro por elevación a la promesa de Mauricio Macri de eliminar el impuesto.

El cosecretario de la central obrera advirtió sobre lo que sucede “en esta época de pandemia donde los trabajadores se reemplazan permanentemente, porque tienen que cumplir otros turnos producto de aquellos que quedaron excluidos por patologías preexistentes, o los que se tienen que aislar. En todos esos casos el trabajo recae en una mayor cantidad de horas que la jornada habitual”.

Por eso, Daer pidió eximir de Ganancias a las horas extra, así como los gastos de escolaridad, viáticos y refrigerios. Otros ítems que están bajo evaluación, según surgió de la reunión, son el aguinaldo, los adicionales por productividad y gastos de guardería.

Por su parte, Antonio Caló (Unión Obrera Metalúrgica) expresó: “Esperamos que esto tenga sus frutos, que los demás diputados entiendan que ningún trabajador tiene que pagar Ganancias porque el trabajo no es ganancia”.

El sindicalista explicó que si bien cada gremio llevó sus propios planteos en función de las distintas ramas de actividad, el reclamo por la exención de horas extra atraviesa a todos los sectores. “Cuando uno gana más salario es porque hace un sacrificio: doble turno, horas extra feriados, domingos”, dijo.

Otros presentes fueron Roberto Fernández (UTA), Gerardo Martínez (UOCRA), Roberto Solari (SUGARA), Jorge Sola (Sindicato del Seguro), Carlos Sueiro (SUPARA), Omar Maturano (La Fraternidad), Argentino Geneiro (UTHGRA), Carlos Frigerio (FATCA), Luis María Cejas (FUBA), Sergio Romero (UDA), Hugo Benítez (OAT), Julio Piumato (UEJN), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Guillermo Moser (FATLyF), Armando Cavalleri (FAECYS), Rodolfo Daer (STIA), Andrés Rodríguez (UPCN) y Pablo Biró (APLA).

“Abiertos a discutir”

Massa afirmó que se analizarán algunos de los pedidos de la CGT y sostuvo que “el espíritu es trabajar junto al movimiento obrero en la recuperación del ingreso medio y en un alivio fiscal para los trabajadores”.

Además, anunció que el sindicalismo será invitado a participar del debate en comisiones, donde también tomarán parte funcionarios del Ministerio de Economía y la AFIP.

“Todos los acuerdos están siendo coordinados para que esta iniciativa se transforme lo más pronto posible en ley. Estamos buscando la solución a un problema enorme para la gran mayoría de los trabajadores”, aseguró Massa.

Recordó que “en enero de 2016 pagaban impuesto a las Ganancias el 11,6% de los trabajadores formales, y desde enero de 2021, producto de un profundo retroceso y de una enorme voracidad fiscal, y a pesar de la supuesta teoría de algún gobierno de que los trabajadores no iban a pagar Ganancias, el 25,5% de los trabajadores pagan Ganancias”.

“A partir de un trabajo coordinado con el Ministerio de Economía, con la AFIP y sobre todo con la profunda decisión política del presidente Alberto Fernández, pudimos poner en discusión este proyecto, que nos va a permitir que menos del 10% de los trabajadores paguen Ganancias a partir del momento de la sanción de la ley”, destacó.

Massa subrayó que “desde la ‘Tablita de Machinea’ hasta acá, es el avance más importante que van a sentir los trabajadores en términos de recuperación de ingresos y de alivio fiscal”.

“Argentina necesita recuperar ingresos porque es la mejor forma de volver a poner en marcha la economía, de que ese alivio fiscal se transforme en mejoras en el mercado interno, en el consumo, en mejor calidad de vida”, insistió, y precisó que 1.267.000 trabajadores y jubilados son los que dejarán de tributar.