Con la presencia de especialistas, se retomó el debate sobre ciberapuestas y ludopatía

Al plenario de cuatro comisiones de diputados asistieron representantes del Ministerio de Seguridad de la Nación, movimientos sociales y de loterías y casinos, entre otros. 

Foto: HCDN

Un plenario de las comisiones de Prevención de Adicciones y Control de Narcotráfico, Acción Social y Salud Pública, Comunicaciones e Informática y Legislación Penal de Diputados realizó la tercera reunión informativa para abordar, junto a especialistas, la temática de ciberapuestas y ludopatía, con énfasis en la preocupación creciente por casos de niños y adolescentes.

El primer invitado de la jornada en hablar fue el subsecretario de Prevención de Adicciones y Monitoreo Territorial de Misiones, Roberto Padilla, quien indicó que en su provincia “un estudio reciente nos indica que el 52% de los adultos referentes de menores reconocen que hay un uso excesivo de pantalla en sus hogares”, e instó a “trabajar en conjunto para prevenir la ludopatía”.

Además, propuso “llevar adelante campañas de prevención de ludopatía para jóvenes y adolescentes, y garantizar el acceso a terapias para brindar la posibilidad de un abordaje integral”.

Por último, compartió un comunicado de la Alianza de Iglesias Evangélicas de Argentina: “Hacemos un llamado de atención a la sociedad y exhortamos a las autoridades a la protección de la niñez para que cese el juego en línea en las plataformas ilegales”.

Fernando Soto, director nacional de Normativa y Enlace Judicial del Ministerio de Seguridad de la Nación, ponderó la “coherencia” de los proyectos presentados. Y puntualizó que “es una buena propuesta plantear la modificación del Código Penal para que incorporar a los niños en juegos sea considerado como estafa”.

Desde la óptica de la comunicación, Facundo Bianco, comunicador especialista en ciudadanía digital, consideró que “si no tratamos a la ludopatía digital como un signo de época vamos a tardar en encontrar respuestas”. “Es muy importante que los adultos sepan que tienen que ser referentes en los espacios digitales”, expresó.

“El 75% de las plataformas no están registradas. Hay un vacío legal. No basta restringir el acceso porque hay ‘cajeros’, es decir, adultos que hacen las apuestas por los chicos si ellos no pueden acceder a las plataformas”, alertó Bianco.

A continuación, la psicóloga y subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencias de la provincia de Buenos Aires, Julieta Calmels, aportó datos sobre un relevamiento realizado en establecimientos educativos de nivel secundario. “Un 8% apuesta muchas veces, un 17% pocas veces y un 65% no jugó nunca. Sobre el tiempo de permanencia en los celulares de los chicos: el 23% pasa más de 8 horas al día y el 22% pasa entre 5 y 8 horas. Es decir, el tema de los juegos acontece en un contexto previo”, apuntó. 

Por su parte, Carlos Francisco Olivero, párroco y consultor de la OEA para temas de adicciones en la iglesia, exhortó a los legisladores a que “resistan el lobby del juego y regulen esto porque nos está matando”.

A su turno, Jesús Mariano Acevedo, presidente de la Lotería de la Ciudad, destacó que “los chicos en el ámbito escolar no pueden acceder al juego online en CABA”. En el mismo sentido, Ida López, presidenta de la Asociación de Loterías Estatales de Argentina, señaló que “en Argentina tenemos 21 jurisdicciones que han regulado el juego en línea”. “El Estado debe intervenir para garantizar un juego seguro, responsable, proteger los datos, los derechos de usuarios, prevención de lavado, combatir el juego ilegal y proteger a los niños”, manifestó.

Víctor Francisco Lupo, dirigente del Movimiento Social del Deporte (MSD) e integrante de la Comisión de Adicciones de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), opinó que convertir el deporte en un juego de apuestas trae aparejada la violencia y el vicio. “Instalaron un casino en cada celular. Debemos eliminar el juego online porque allí está la cabeza de la hidra. Con los chicos no se juega”, declaró el exsubsecretario de Deportes. 

Otro de los oradores fue el educador Darío Álvarez Klar, quien destacó que la educación es fundamental para abordar esta problemática, aunque reconoció que es imposible pensar la educación sin tecnología. “La ludopatía entra por la puerta del entretenimiento. Está al alcance de cualquier teléfono. Los adultos tenemos que estar sensibles al clima y los síntomas a los que están expuestos los jóvenes”, sostuvo, resaltando la importancia de sensibilizar, educar y legislar.

Además, participaron Matías Eduardo Zar; Florencia Rolón, integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE); Fabian Tonda, presidente de Federación de organizaciones no gubernamentales argentinas para la prevención y tratamiento de abuso de drogas (FONGA); Miguel Tollo, psicólogo y psicoanalista especializado en clínica con niños y adolescentes y en temas de políticas y salud mental pública; Paula Colombo, psicóloga especialista en clínica y psicoanalista; y Martín García Santillán, gerente General de la Lotería de la Ciudad.

 

Ciberapuestas: Datos alarmantes sobre ludopatía en niños y adolescentes

Durante el megaplenario de comisiones, varios especialistas presentes coincidieron en que los mecanismos de atracción al juego son fomentados por la publicidad en redes sociales. Estudiantes de secundaria relataron que hay apuestas durante los recreos.

El plenario de comisiones entre Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico, Acción Social y Salud Pública, Comunicaciones e Informática y Legislación Penal se reunió este martes para ampliar el debate sobre la temática de ciberapuestas y ludopatía con la exposición de más de una decena de especialistas.

En el comienzo la titular de la comisión cabecera – Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico-, la diputada nacional Mónica Frade (CC – Buenos Aires), anticipó que “las estrellas van a ser los expositores, no nosotros”. A su vez, le dio lugar a Karina Banfi (UCR – Buenos Aires), quien pidió incluir a la Comisión de Familias, Niñez y Juventudes para trabajar en un proyecto integral.

El primer expositor fue el exdiputado nacional Gabriel Mraida –actual ministro de Desarrollo Humano y Hábitat de CABA-, quien a través de una diapositiva llamó a la ludopatía online como “pandemia silenciosa”, y afirmó que “a diferencia de otros consumos problemáticos tiene rasgos de abordajes singulares”.

Presentó, también, que “hay preponderancia en el AMBA y en extractos socioeconómicos más bajos, hubo un aumento en el componente ilegal y existen 11,4 millones de argentinos registrados en casinos virtuales”. “Antes la esquina representaba el lugar de consumo, hoy es el sillón de la casa”, expresó.

El defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, hizo hincapié en la atracción a través de la publicidad vía redes sociales y señaló que la problemática se inicia con la posibilidad de registrarse en billeteras virtuales a una temprana edad, 13 años.

Del mismo modo, apuntó contra el contenido de la red social Instagram como “la principal fuente de invitación a menores sobre el juego para empezar a participar”. Señaló, en tal sentido, que las publicidades son “atractivas con el diseño sobre estética publicitaria”, y afirmó que “el 30% de los jóvenes apuestan más de dos veces por semana”.

Por otro lado, amplió, a través de una serie de diapositivas, que las principales firmas de apuestas online han invertido más de 11 millones de pesos en publicidad desde el 2021. También, relacionó el comienzo de la problemática a que “hay un celular por persona y la utilización comienza en los ocho años”.

Uno de los miembros de la Cámara Argentina Fintech, Santiago Serra, mencionó al mecanismo que rechaza las inscripciones de menores de edad en sitios web de apuestas on line: “Se detectan los concentradores porque son personas mayores de edad que reciben muchas trasferencias y luego las depositan en sitios web de casas de apuestas”.

A modo de testimonio personal, el tenista Nicolás Kicker relató una vivencia que atravesó en el pasado con relación a las casas de apuestas: “Fui a un torneo en Barranquilla y había tenido contacto con apostadores que me ofrecían plata por perder partidos”.

Y agregó: “Mi carrera no iba bien y cuando me volvieron hacer el contacto, acepté la propuesta. Me dejé ganar el partido porque me ofrecían mucho más dinero del que hubiese ganado si salía campeón del torneo”. “El camino fácil salió mal”, expresó el deportista tras relatar que fue procesado por la justicia por lo ocurrido en esa ocasión.

En representación del Faro Digital, Milagros Schroeder, se refirió a la problemática a partir de las adolescencias y remarcó que “es en el ecosistema de las redes sociales, a través de influencers, que los jóvenes son atraídos al mundo del juego”. En esa línea, manifestó que “es esencial reconocer que somos vulnerables a explotar nuestras debilidades”, y añadió que “la ludopatía es una emergencia social”.

Especialista en Adicciones, el psicólogo Claudio Grecco llamó a la problemática de las ciberapuestas como “pandemia narco tecnológica”, y explicó que “la ciberludopatía tiene un marketing científico porque es el entrenamiento para ganar y luego perder”.

“Nadie pierde al principio y el cerebro reconoce el estímulo de ganar”, agregó Grecco, quien sugirió que “la ciberludopatía y el consumo problemático de sustancias deben ser políticas de Estado”. “Los jóvenes apuestan en pijama desde la cama y un cerebro entrenado es un cerebro compulsivo”, cerró.

Luego, el columnista en tecnología del canal TN noticias, Julio López, amplió que “el juego regulado es todo lo que ocurre en los dominios Bet.Ar, que significa visibilidad buena, y el juego no regulado son los chicos jugando en las redes sociales”.

En tal sentido, mencionó la relación de la difusión del juego por medio de los influencers y propuso copiar medidas españolas respecto a no realizar contenido audiovisual vinculado al juego, ni tampoco instructivos que tengan relación.

Luego, Sebastián Bortnik, socio de TecnoKids, comparó a las ciberapuestas con lo que ocurre en la ciudad estadounidense de Las Vegas: “Ves en los pasillos del aeropuerto máquinas tragamonedas con gente jugando y en 2022 anunciaron que habían llegado a la recaudación de mil millones de dólares”.

En esa línea, agregó: “Imagínense eso en el colegio porque los chicos se pasan el recreo jugando en esas maquinitas y apuestan el dinero que era para el almuerzo”. “El celular, las aplicaciones y las redes sociales convirtieron a todos en adictos porque a todos nos cuesta cortar con el celular y sentimos que nos cuesta dejarlo”, enfatizó Bortnik.

Estuvieron invitados al megaplenario un integrante de un cuerpo docente de una escuela secundaria de Quilmes y algunos estudiantes. El docente relató una experiencia sobre un alumno que reconoció “estar en la timba”, y luego le confesó al profesor que “dejé porque al principio ganaba y después perdí todo”.

Del mismo, los alumnos exigieron “empezar a contrarrestar la publicidad silenciosa”, y afirmaron que los jóvenes son atraídos para trabajar como cajeros de casino abiertos a los 15 años. “Amigos y conocidos en algún momento apostaron o apuestan”, aseveró una joven.

Por último, jóvenes integrantes de Chicos Net, una ONG que promueve los derechos del niño, niñas, adolescentes y jóvenes en entornos digitales, detallaron que la problemática nace muchas veces en “los problemas socioeconómicos donde a las familias no les alcanza la plata, por ende, no alcanza la mensualidad para los chicos y el juego parece que sea una salida fácil”.

Para terminar, la titular de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico anunció que la próxima reunión informativa plenaria será el martes 25 de junio junto a más invitados y especialistas.