Se sancionó la instauración del 31 de octubre como el Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes

El proyecto fue aprobado por unanimidad. Contaba con la aprobación de la Cámara de Diputados, donde fue impulsado por diferentes bloques, desde septiembre pasado.

En la sesión de este jueves, la Cámara de Senadores convirtió en ley por unanimidad -67 votos afirmativos- el proyecto que instaura el 31 de octubre de cada año como el Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes.

La flamante norma establece además que “el Poder Ejecutivo de la Nación propiciará la realización de actividades específicas relacionadas con el día nacional instituido”.

El proyecto, que fue impulsado por diferentes bloques en la Cámara de Diputados, contaba con media sanción desde el 20 de septiembre pasado.

Según una encuesta del CONICET de 2019, la Argentina tiene 15,3% de población que se considera de fe evangélica, lo que equivale a unos 7 millones de argentinos.

La jujeña Vilma Bedia (LLA) expresó: “Acompañar esto ahora sería un reflejo de dar respuesta a una comunidad evangélica que está esperando hace mucho tiempo este paso”. También recordó que la libertad de culto está reflejada en la Constitución Nacional en el artículo 14 y 72 inc. 22.

“El año 1517 el 31 de octubre marca un hito fundamental en la historia porque Martín Lutero presentó su 95 tesis en el cual dio lugar a la reforma protestante. Esta comunidad evangélica, que forma parte de la sociedad argentina, se aboca a abrazar en tiempos de crisis que la fe en su cuarta dimensión puede hacer aportes a la sociedad que nosotros no vemos y ellos lo hacen de forma voluntariamente y silencioso a lo largo del país”, explicó.

“Es un día histórico para las iglesias evangélicas. En varias provincias ya está esta ley. Es un tema que venimos trabajando al lado de varias iglesias. Es un proyecto que salió por unanimidad. Quiero agradecer a la comisión el tratamiento del proyecto”, sumó la tucumana Sandra Mendoza (UP).

El Senado dejó listo para el recinto el proyecto que instituye el “Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes”

La iniciativa cuenta con media sanción de Diputados desde septiembre de 2023. El titular de A.C.I.E.R.A, el pastor Cristian Hooft, resaltó el rol de las iglesias y afirmó: “El día elegido tiene un significado de trascendencia histórica muy importante”.

La Comisión de Relaciones Exteriores y Culto del Senado, presidida por el libertario Francisco Paoltroni (Formosa), se reunió este miércoles para tratar un paquete de proyectos, entre ellos, el que instituye el 31 de octubre de cada año como el “Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes” que fue dictaminado y quedó listo para el recinto

Al comienzo de la reunión desde el Salón Arturo Illia, Paoltroni explicó que la demora en el inicio de la misma se debió a una confusión con la convocatoria. Hecha esa aclaración, el formoseño explicó que el proyecto que busca instituir el 31 de octubre de cada año como el Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes viene con media sanción de Diputados: “El Poder Ejecutivo de la Nación propiciará la realización de actividades específicas con el día nacional instituido”.

El libertario comentó que hay un proyecto de la senadora tucumana Sandra Mendoza que va en el mismo sentido que “se tendrá a la vista en el dictamen”. En tanto, informó que el tratamiento del expediente se incorporó por un pedido realizado por el bonaerense Maximiliano Abad, Martín Lousteau y Carolina Losada.

Para profundizar en el tema fue invitado el pastor y presidente de A.C.I.E.R.A (Alianza de Iglesias Evangélicas de Argentina), Cristian Hooft, quien destacó que “es un día histórico para muchos evangélicos protestantes en el país”.

“El día elegido tiene un significado de trascendencia histórica muy importante, ya que en el año 1517 el monje alemán Martín Lutero clavó la 95 tesis en la puerta de la iglesia de la Catedral del Castillo de Wittenberg marcando el inicio de la reforma protestante”, explicó y sumó: “La reforma tuvo un impacto en el mundo occidental cambiando la forma en que la religión era practicada y entendida”.

Hooft resaltó que las ideas de Lutero, del francés Juan Calvino y Ulrico Zuinglio de Suiza “se propagaron rápidamente por toda Europa. Esto llevó a un período intenso de conflictos religiosos, pero también a un mayor énfasis de la libertad de conciencia y en la interpretación personal de la Biblia”.

“La influencia de la reforma protestante se extendió a lo largo de siglos, siendo hoy una fe que alberga y contiene unos 700 millones de personas en el mundo”, detalló y agregó que “en nuestro país, la última encuesta del CONICET del 2019, determinó que hay 15,3% de la población se identifica como evangélica, relevando más de 25 mil iglesias en el territorio nacional”.

Al respecto, el pastor resaltó que las iglesias “juegan un papel fundamental y espiritual en la vida del país promoviendo valores, solidaridad, el amor al prójimo, justicia, amor a la vida, a la paz, la libertad”.

“Declarar el 31 de octubre como el Día de las Iglesias protestantes es reconocer la importancia de esta tradición religiosa en nuestra historia y sociedad”, fundamentó y añadió: “Es un gesto de respeto y apoyo al diálogo interreligioso que promueve la diversidad y la pluralidad en nuestra Nación. Es una oportunidad para reflexionar sobre los desafíos y las oportunidades que enfrentan las iglesias en la actualidad y para reconocer la importancia de su labor”.

Hoff señaló que la reforma protestante también impactó en reformas en la sociedad y en la política porque “la idea de la igualdad de todos los creyentes ante Dios y la importancia de la libertad de conciencia sentaron las bases para la defensa de los derechos humanos y la separación entre la Iglesia y el Estado”.

“La reforma contribuyó al desarrollo de la idea de democracia y pluralismo religioso que son fundamentales actualmente”, indicó y destacó la contribución de argentinos evangélicos que “han dejado una marca significativa en el país, como el bautista Diego Thomson, el ministro Williams Morris fundador de la Iglesia Presbiteriana. No podemos olvidar el impacto de las maestras protestantes que trajo Sarmiento que forjaron la idea de la educación laica, pública y gratuita”.

Promediando su disertación, el pastor resaltó el papel de las iglesias evangélicas en el país en defensa de los derechos de las minorías, de las personas por nacer, pueblos originarios, ayuda a personas con problemas de adicción. “Las iglesias han sido un espacio de contención y esperanza para muchas personas siendo una fuente de consuelo y fortaleza. Es importante destacar la diversidad religiosa del país, es un reflejo de la diversidad cultural y étnico, la convivencia pacífica entre las diferentes tradiciones religiosas es un valor fundamental en una sociedad democrática”, ponderó y manifestó que la declaración de un día de las iglesias se constituye como “un paso más en la dirección de la construcción de un país más inclusivo y respetuoso de la diversidad”.

“Esta es una oportunidad para recordar la importancia del diálogo interreligioso y el respeto mutuo en un mundo cada vez marcado por el fundamentalismo y la intolerancia religiosa, es crucial promover el encuentro y la colaboración entre diferentes tradiciones espirituales en aras de la paz. Es un gesto de reconocimiento y de valoración de esta rica herencia espiritual que realza la diversidad religiosa”, cerró Hoff.

Al pedir la palabra, el radical Abad sostuvo que “es una comunidad que mucho tiempo estuvo relegada y esto constituya un acto de justicia. Tenemos que redoblar un reconocimiento a muchas religiones que se profesan en el país y cumplen un rol central de vivir en armonía y en paz. Espero que en la próxima sesión se convierta en ley”.

Legisladores porteños celebraron el “Día de las Iglesias Evangélicas”

Fue durante un acto que se llevó a cabo en la Legislatura de la Ciudad, en el que participó el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y que contó con la presencia del presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina.

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires celebró el “Día de las Iglesias Evangélicas” con un emotivo acto, el cual fue organizado por los legisladores de Juntos por el Cambio (JxC) y que contó con la participación del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Fue el alcalde porteño quien dio inicio a la actividad y participó del encuentro durante unos diez minutos, tiempo en el cual ofreció un discurso de agradecimiento a las iglesias evangélicas por su aporte durante la pandemia del coronavirus y por el “apoyo en la difícil tarea de gobernar”. Además planteó que “es un justísimo reconocimiento a la enorme tarea que hacen en la Ciudad y concluyó llamó a los presentes a “seguir pensando en qué más podemos hacer por la unidad de los argentinos”.

La actividad estuvo convocada por el actual vicepresidente primero del Parlamento y diputado de Vamos Juntos (VJ), Emmanuel Ferrario, y contó con la presencia del presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), Christian Hooft.

Cabe recordar que el Día de las Iglesias Evangélicas fue instituido para cada 31 de octubre a través de una ley sancionada en julio de este año a instancias de una propuesta de Ferrario, y que a inicios de septiembre, Rodríguez Larreta participó de la ceremonia por el 40° aniversario de ACIERA, junto al diputado nacional de JxC Diego Santilli y a la exdiputada nacional y presidenta de Más Valores, Cynthia Hotton.