La UCR se solidarizó con Blanco y repudió el escrache

A través de un comunicado, el partido centenario expresó su repudio por lo que vivió el senador fueguino en el aeropuerto de Río Grande. Remarcaron que “nuestro partido será siempre el abanderado de la paz y la democracia”.

El Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, presidido por el senador nacional Martín Lousteau, se solidarizó con el fueguino Pablo Blanco y repudió los escraches que sufrió en el Aeropuerto de Río Grande con carteles con su imagen y la frase “Tiro al Blanco”.

A través de un comunicado, el partido que integra Blanco expresó que “tenemos la convicción de que nadie puede ser víctima de un escrache violento por sus opiniones, sus posiciones políticas y sus votos en el Congreso Nacional porque eso implica lesionar la convivencia republicana”.

“Los radicales de todo el país le acercamos nuestro abrazo solidario al senador Blanco frente a las amenazas y rechazamos estas actitudes violentas, provengan de donde provengan del espectro ideológico y ataquen a quien ataquen”, agregaron en el texto publicado en el perfil oficial de la UCR.

Asimismo, reafirmaron que “nuestro partido siempre será el abanderado de la paz y la democracia”, y cerraron que “la sociedad argentina hace muchos años que decidió que la violencia no es el camino y actitudes patoteras como las que tuvo que soportar el senador blanco no deberían ocurrir nunca más”.

Así las cosas, el senador Blanco reposteó el comunicado, y agregó que “la democracia se sostiene en base al diálogo y la tolerancia”. “Gracias a mis correligionarios radicales y a los mensajes de solidaridad que recibí desde otros partidos políticos y de todos los rincones del país”, enfatizó.

Organizaciones de jubilados increparon a Nicolás Massot

Fue cuando el diputado de Hacemos Coalición Federal intentaba ingresar al edificio Anexo de la Cámara baja y debió soportar empujones e insultos. Repudio de sus pares por el escrache.

Como todos los miércoles, organizaciones de jubilados volvieron a congregarse por la tarde para protestar por la situación del sector. Pero en esta oportunidad había mayor concurrencia, atento a que a partir de las 16 se reuniría la Comisión de Presupuesto y Hacienda para tratar los proyectos relacionados con la movilidad jubilatoria.

Hacia allí se dirigía el diputado nacional Nicolás Massot, cuando algunos militantes de esas organizaciones lo reconocieron y comenzaron a hostigarlo. En ese marco, el legislador logró ingresar al edificio Anexo de Diputados, no sin antes escuchar todo tipo de improperios y ser empujado por el grupo de personas que allí se encontraban.

El episodio mereció el repudio de sus pares. Miguel Pichetto, presidente del bloque de Massot, repudió “escrache y la agresión al diputado Nicolás Massot”, dijo, considerando “injustificable que esto pase en la puerta del Congreso, y reclamó: “Hay que afianzar la seguridad. Los autores del hecho tienen que ser identificados y detenidos”.

También desde el bloque Hacemos Coalición Federal, Florencio Randazzo advirtió que “la violencia nunca es el camino. Total apoyo a Nicolás Massot”.

En tanto que desde Unión por la Patria, Pablo Yedlin expresó también su repudio y agregó: “Podemos no compartir las soluciones en muchos temas pero su representación como Diputado debe ser respetada al igual que sus opiniones. No es este el camino. Manifestar si, escrachar no”.

Eso sí: no todos criticaron. Desde la izquierda, Nathalia González Seligra, exdiputada nacional, celebró el episodio: “Adónde vayan… Cómo a Massot, les va a pasar!! No podés vivir tranquilo cuando atacas a los jubilados y empobreces a quienes trabajaron toda su vida para rendirle cuentas al FMI y los grandes empresarios”.

Por el escrache en San Luis, acusan a la “mano de obra” del gobernador y al Gobierno nacional

Precandidato a senador habló de “sectores minúsculos” y valoró la actitud de Patricia Bullrich.

Jorge Lucero, precandidato a senador nacional de San Luis por la lista de Patricia Bullrich, quien estuvo junto a la candidata presidencial de JxC en el momento del escrache sufrido en la provincia cuyana, repudió estos hechos y recalcó que “estos sectores minúsculos son ‘mano de obra’ del gobernador Rodríguez Saá y están amparados por el Gobierno nacional”.

Lucero fue testigo y parte del intento de agresión de un grupo de personas durante una recorrida de campaña por San Luis de Patricia Bullrich.

“Patricia enfrentó con templanza y tranquilidad la situación, porque tiene la absoluta convicción de liderazgo a encarar de frente los problemas del país, a pesar de los intentos repudiables de ciertos actores políticos que se niegan al cambio”, explicó Lucero.

En este aspecto, el candidato agradeció a todas las personas que hicieron posible la jornada cívica del pasado martes, valoró a Bullrich “por su acompañamiento, por su valentía y su coraje para defender las ideas del cambio que necesita la Argentina”.

Ponderó también a “las y los periodistas que nos acompañaron y que además de cumplir su tarea profesionalmente, sufrieron como todos nosotros la violencia de un grupo sectario y anti democrático”.

Finalmente, también le expresó su agradecimiento al gobernador electo Claudio Poggi, que “también sufre la extorsión y los aprietes de un régimen acabado”, sentenció.

En medio de un escándalo con un sindicalista, rechazaron repudiar un escrache contra diputados

Juntos por el Cambio planteó una resolución a raíz de los carteles que fueron colocados en oficinas de la ANSeS. Graciela Camaño estalló contra Carlos Ortega, del Sindicato de Trabajadores de la Seguridad Social, presente en el recinto.

martin tetaz cuestion de privilegio escrache

En medio de un escándalo por la presencia de un sindicalista en el recinto, la Cámara de Diputados rechazó tratar sobre tablas un proyecto de resolución impulsado por Juntos por el Cambio para repudiar los carteles de escrache contra legisladores que en diciembre pasado no dieron quórum para tratar el proyecto de plan de pago de deuda previsional.  

La habilitación para tratar el tema resultó con 102 afirmativos, 111 negativos y 5 abstenciones, que fueron del interbloque Provincias Unidas y la cordobesa Natalia de la Sota

Durante las cuestiones de privilegio, el primero en referirse al tema fue Martín Tetaz (Evolución Radical), quien planteó la queja “contra el sindicato de trabajadores de la ANSeS que ha empapelado las oficinas de ANSeS en una práctica completamente fascista”. 

“La oficina pública no puede tomar partido por una posición política puntual”, resaltó y agregó que los trabajadores del organismo previsional “no son empleados del Gobierno nacional, del PJ, del Frente para la Victoria. Son empleados de la Nación”. 

El porteño cuestionó que “el afiche no solamente es fascista y tendencioso sino absolutamente mentiroso”. “Dice ‘buscalos’ como si fueran delincuentes. ¿Por qué son delincuentes? ¿Por qué hay que buscarlos? ¿Porque piensan distinto?”, se preguntó.

Además, Tetaz dijo que el cartel era “mentiroso” al sostener que “un millón de personas no van a poder jubilarse”. En ese sentido, defendió la PUAM “por la cual todo el mundo mayor de 65 años tiene derecho a percibir una pensión por adulto mayor” y subrayó: “En el dictamen de minoría que firmó nuestro bloque hay derecho para todos los argentinos a una jubilación proporcional a los aportes que han hecho cada uno de ellos”. 

Lo interrumpió la diputada Graciela Camaño (Identidad Bonaerense-IF), pero no para contradecirlo, sino todo lo contrario: para “adherir absolutamente”. “Es de una extrema gravedad, además de una absoluta ignorancia”, advirtió la legisladora, que señaló que los carteles se colocaron “sin saber lo que opinábamos los diputados; y fuimos colocados en un cartel de ‘búsquenlo’, de un organismo público por parte de una organización sindical”.

“No cabe dudas que acá hay responsabilidades”, afirmó y sostuvo que “se ha cometido un delito porque se ha incitado a la violencia sobre una cantidad de diputados”. Para Camaño, se trató de “lanzar un operativo político”. “Fue muy grave lo que ocurrió y la responsable funcionaria tiene que darnos algún tipo de explicación”, apuntó en referencia a Fernanda Raverta, titular de la ANSeS, quien estaba presente en el recinto. 

La diputada completó que esta “es una cuestión que no solamente vulnera nuestra dignidad y nuestros fueros, sino que además es una actitud delictiva”. 

Después tomó la palabra Carla Carrizo (Evolución Radical-JxC), quien remarcó que eran 131 los diputados afectados y alertó: “No es solamente el gremio, son las autoridades institucionales de la ANSeS… la licenciada Raverta fue diputada nacional”. La porteña habló de “violaciones explícitas a la Constitución y la Ley de Ética Pública” y reclamó que se necesita “poner un punto” porque “la política del escrache es un delito”. Encargada de presentar el proyecto, pidió la votación nominal para habilitar su tratamiento. 

Visiblemente molesto, el jefe del Frente de Todos, Germán Martínez, recordó que en Labor Parlamentaria se había acordado el orden de la sesión y “el tiempo de apartamientos del reglamento ya pasó”, lanzó, aunque dijo que la cuestión después la podían debatir. 

Y comparó: “Nosotros somos los que en el mes de enero, en la primera semana, todas nuestras caritas, faltaron nuestros domicilios, estuvieron en los diarios Clarín y La Nación por ser parte de la Comisión de Juicio Político. Cuando lo dicen Clarín y La Nación es democracia, cuando lo dice otro no”. 

Sin embargo, el vicepresidente del Cuerpo, Omar De Marchi (Pro-JxC), que en ese momento presidía la sesión, explicó que de acuerdo al reglamento se podía pedir una moción en cualquier momento, y que si Carrizo sostenía el pedido, tenía que hacer lugar. Carrizo ratificó su solicitud y además pidió que sea nominal la votación. 

La diputada Camaño señaló al gremialista que responsabilizó de la cuestionable campaña, presente en los palcos.

En el mientras tanto, Camaño volvió a hablar para pedir que echaran del recinto a un sindicalista que estaba en uno de los palcos, al que acusó de ser el artífice de los carteles. Más precisamente el señalado fue Carlos Ortega, del Sindicato de Trabajadores de la Seguridad Social. “Mientras usted leía la resolución, ese señor de verde que está en ese balcón, que supuestamente es el autor intelectual del cartel, tuvo el atrevimiento, con esa mirada socarrona, de aplaudirse. ¡Así les va a los trabajadores, señor presidente! Con personajes como éste, que cree que auto-aplaudiéndose y haciendo carteles políticos cree que se resuelven los problemas de los trabajadores”.

“Lo que estamos por votar tiene que ver precisamente con la ineficiencia del Estado y de los sindicalistas de tener sus trabajadores debidamente registrados”, añadió la diputada y reclamó que “ese personaje se retire. No puedo admitir que esté este señor acá, este es el señor que hizo los carteles”. 

Pasada la votación, Silvia Lospennato (Pro-JxC) leyó los artículos 218 y 219 del reglamento de la Cámara, por el cual se faculta al presidente del cuerpo a mandar a retirar a alguien del recinto. Ya de vuelta en el estrado, la titular de Diputados, Cecilia Moreau, dio por cerrado el capítulo: “Le voy a pedir a la Secretaría Administrativa que a través de la Secretaría de Seguridad pida las cámaras. Está todo filmado para ver qué ocurrió y en el transcurso de la próxima media hora tomaremos una resolución”. Cuando se retomaron las cuestiones de privilegio, Ortega se fue del palco. Pero ya volvería.

 

En efecto, previo a la votación la diputada Silvia Lospennato pidió a la presidenta del Cuerpo informar qué había resuelto, pues el sujeto en cuestión había retornado a los palcos.

“Tengo un informe de la Dirección de Seguridad”, respondió Cecilia Moreau, que más tarde lo leyó precisando que según habían visto en los videos, no se identificaban en la persona señalada “expresiones gestuales violentas”, y que sí expresaba voces que resultaban inaudibles, razón por la cual no encontraban motivo para echarlo. Y se dio el tema finalmente por concluido.

Desde la oposición repudiaron la agresión contra el fiscal Diego Luciani

Luego que se conociera que el fiscal del juicio “Vialidad” fue escrachado en un restaurante de Mar del Plata, legisladores de Juntos por el Cambio se expresaron en redes.

Legisladores de Juntos por el Cambio salieron a repudiar este lunes la agresión que sufrió en un restaurante de Mar del Plata Diego Luciani, el fiscal del juicio de la causa “Vialidad” que acusó a la vicepresidenta Cristina Kirchner y pidió 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. El Tribunal Oral Federal N°2 condenó a la exmandataria a 6 años de prisión, por lo cual la Fiscalía apelará.

Según reveló el periodista Eduardo Feinmann en Radio Mitre, el fiscal se encontraba junto a su esposa y dos parejas más cuando fue escrachado por el sociológo y encuestador afín al oficialismo Artemio López, acompañado por su pareja Clara Belenda.

A través de las redes sociales, dirigentes de la oposición se expresaron sobre el hecho. “La agresión al Fiscal Luciani merece el repudio de todos los que valoramos la justicia, comprendemos la división de poderes, y defendemos la República. La impunidad no es un sistema de gobierno”, escribió la diputada del Pro María Eugenia Vidal.

En tanto, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio en el Senado, el radical Alfredo Cornejo, señaló que “la agresión al fiscal Luciani es muy grave. El fanatismo ciego es peligroso y autoritario”.

“Repudio absoluto el escrache contra el fiscal Luciani en un restaurante de MdP. Es un hombre de la justicia que cumple la función de acusar. Corresponde la protección de su seguridad por parte del Estado. Cuidemos a Luciani!!”, pidió la legisladora de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli.

Otro de los mensajes fue del diputado Diego Santilli, quien manifestó: “Repudio la agresión que sufrió el fiscal Luciani con su familia durante el fin de semana en Mar del Plata. La Argentina de los violentos y la intolerancia no va más”.

“No tenemos los mejores antecedentes con respecto a la seguridad de fiscales que ejercen su trabajo. Es importante que la agresión a Diego Luciani quede en un acto aislado, y frenar la escalada de violencia. Toda mi solidaridad con él y su familia”, advirtió el jefe del bloque Evolución Radical en Diputados, Rodrigo de Loredo.

Por su parte, la legisladora macrista Gabriela Besana expresó su “repudio absoluto al ataque sufrido por el fiscal Luciani” y dijo que es “un llamado de atención peligroso que debemos repudiar desde todos los sectores. La Justicia tiene que tener garantías para hacer su trabajo sin presiones ni ataques”.

“La agresión al Fiscal Luciani es un ataque contra la justicia independiente. Mientras gobiernen los condenados, ser enemigo de la impunidad es un riesgo. Los que defendemos la República exigimos protección para el Fiscal”, enfatizó el diputado de Republicanos Unidos Ricardo López Murphy.

Otro de los mensajes fue del diputado macrista Waldo Wolff, quien publicó: “La impunidad, la conspiración, el relato. Basta de patota. Mi solidaridad con el fiscal Luciani. Exigimos al Gobierno que frene con la locura de perseguir políticos, jueces y periodistas. Nuestras vidas no pueden correr riesgo por la irracionalidad y fanatismo de una facción”.

“Mi solidaridad con el Fiscal Luciani y su familia ante el mal momento vivido en Mar del Plata. La violencia no conduce a ningún lado. Mi repudio a las agresiones”, tuiteó la senadora chubutense de Cambio Federal-JxC Edith Terenzi.

El comunicado de los senadores del bloque Pro
El proyecto de repudio que presentó el diputado Mario Negri

Repudio y escrache contra la asunción de Doñate como consejero de la Magistratura

Fue por parte de un grupo de personas que se expresaron frente al Palacio de Tribunales contra la asunción del senador kirchnerista y también apuntaron a Cristina Kirchner. “Luis Juez es el elegido, basta de trampa”, rezaba en un cartel.

Un grupo de manifestantes expresó su repudio, frente al Palacio de Tribunales, contra la asunción del senador kirchnerista Martín Doñate como miembro del Consejo de la Magistratura, que asumió luego de la maniobra de división del bloque del Frente de Todos por parte de Cristina Kirchner.

“Luis Juez es el consejero. Doñate es un tramposo”, expresaban en las pancartas del reducido grupo de manifestantes. También apuntaron contra la Corte Suprema de Justicia por habilitar la toma de juramento al senador K.

Otro de los carteles hizo alusión a la maniobra de la presidenta del Senado de la Nación, que logró meter al camporista Doñate en la Magistratura: “Repudiamos las trampas de la vice”.

Al llegar al edificio judicial, Doñate se topó con la protesta contra, donde también además de carteles había banderas argentinas, pero el legislador y flamante consejero pasó sin prestarle mayor atención.

Por su parte, la senadora radical Roxana Reyes decidió sumarse al grupo de manifestantes y aprovechar para reclamar el lugar de consejero para la oposición y no para el integrante de Unidad Ciudadana, la bancada que responde a Cristina y al oficialismo.

Fuerte escrache en la casa de Silvina García Larraburu por su apoyo a la ley de aborto

La senadora anunció durante la sesión su voto verde y en su domicilio en Bariloche colocaron cruces con baberos.

La senadora Silvina García Larraburu (Frente de Todos) sufrió un fuerte escrache en su domicilio en Bariloche, Río Negro, luego de cambiar de postura y confirmar su voto a favor de la legalización del aborto.

En el frente de la casa de la senadora, manifestantes colocaron cruces rodeadas por baberos, y la postal se difundió en distintos medios patagónicos.

Al intervenir en la sesión, García Larraburu ratificó su acompañamiento al proyecto, a diferencia de 2018, cuando había votado en contra.

“Desde una fuerte base peronista, entiendo que debemos acompañar una ampliación de derechos. Estoy orgullosa de afirmar que hoy en la Argentina la mujer es política de Estado. Mi voto es por una mujer libre, que pueda actuar, que pueda decidir según su propia conciencia, sin que nadie nunca más le diga lo que tiene que hacer con su cuerpo. Mi voto es un voto deconstruido, es un voto afirmativo”, anunció.

Aborto: nuevo escrache a un diputado

Esta vez fue el turno de un legislador del Pro que en 2018 votó a favor de la legalización de la interrupción del embarazo. El hecho sucedió en el barrio de Agronomía.

En una nueva escalada de violencia en torno al debate impulsado por el debate de la despenalización del aborto antes de fin de año, los grupos celestes se movilizaron nuevamente al domicilio de otro diputado que votó previamente -en el debate de 2018- en favor del aborto.

El “escrache” en un domicilio particular, esta vez le tocó al diputado nacional Alejandro García, quien vive en el barrio porteño de Agronomía. El tranquilo vecindario resultó convulsionado con la presencia de los militantes “celestes” que fueron arribando al domicilio del legislador pasadas las 16 de este sábado, y a poco de llegar montaron un ruidoso reclamo, con cerca de una docena de bombos y redoblantes que sonaban junto a diversos cánticos en contra del aborto. Algunos subidos de tono en los que se referían al diputado como “genocida”.

En alerta por la convocatoria, la Policía de la Ciudad dispuso la presencia de una veintena de guardias de infantería que custodiaban la vivienda del diputado -un elegante chalet a la calle- y en tareas de prevención. En la vereda de enfrente, los manifestantes que ya habían cortado la angosta calle con su presencia, fijaron un pasacalles que decían: “Alejando García Genocida – escucha al pueblo y defendé la vida”.

No faltaron los ya tradicionales volantes que reparten en esas situaciones a todos los vecinos y transeúntes de la zona con la imagen del rostro del diputado junto a una otra de impacto y mal gusto: la de un bebé abortado. Alertando allí sobre el apoyo que García dio en 2018 al proyecto de ley votado entonces, similar al que actualmente está por ser debatido en Diputados.

Si bien no hubo que lamentar destrozos ni heridos, el momento de tensión se dio cuando una supuesta vecina se acercó con una tijera en la mano amenazando a una de las manifestantes, por lo que la policía tuvo que intervenir y llevarla detenida a la Fiscalía 7°, en una causa labrada por portación de arma punzante, a la que se agregó la denuncia radicada por uno de los manifestantes por amenazas.

La movilización motivó, por otra parte, un fuerte repudio de una docena de diputados que se solidarizaron a través de las redes sociales, y que definen a la misma como un acto de violencia, algo que generó a su vez repudio de parte de muchos usuarios antiabortistas que aseguran que “la violencia no radica en una manifestación -amparada por la Constitución Nacional- sino en el pretendido aborto que termina con la vida de un argentino inocente”, entre otros tantos reclamos.

Aborto: ahora escracharon a la diputada Gaillard

Manifestantes “celestes” se movilizaron al pueblo de donde la legisladora entrerriana es oriunda, y aunque ya no vive allí cuestionaron su posición a favor de la legalización.

La tranquila localidad de General Campos, en la provincia de Entre Ríos, se convulsionó en la tarde del domingo por un grupo de manifestantes celestes que, llegados de otras localidades de la provincia mesopotámica, se dieron cita para “alertar” al pueblo natal de la diputada Carolina Gaillard (Frente de Todos) sobre su posición por el aborto.

Los manifestantes, que en su mayoría eran jóvenes y pertenecen a varias organizaciones antiabortistas de Entre Ríos, a diferencia de otros “escraches” llegaron sin aviso ni convocatoria previa, alrededor de las 16, y permanecieron cerca de cuatro horas en el lugar. Durante ese tiempo recorrieron los barrios, entregando casa por casa y a cuanto curioso se acercaba unos volantes con el nombre y la imagen de la diputada, y una leyenda que indicaba: “¿Sabías que la diputada Carolina Gaillard votó por el aborto?”

Posteriormente se acercaron a la plaza central, donde realizaron un ruidoso acto, acompañado de bombos e instrumentos musicales, en el que se referían de forma reiterada al voto que Gaillard diera en 2018, y a su rol fundamental en el pretendido dictamen de comisiones, previo al tratamiento en el recinto.

La diputada nacional por la provincia de Entre Ríos votó en 2018 por el aborto, y actualmente preside una de las cuatro comisiones por las que se acordó que pasá el proyecto de despenalización del aborto enviado por el presidente Alberto Fernández. General Campos es una pequeña localidad de 3000 habitantes a 45 kilómetros de la ciudad de Concordia, en el medio de la provincia, donde la actual diputada vivió toda su infancia y adolescencia, y donde aún vive su familia: su padre es el conocido “panadero de General Campos”, a quien saludara Diego Maradona un tiempo atrás en atención a la cuarentena de Covid-19. Si bien Gaillard ya no vive en la localidad, los manifestantes eligieron su pueblo natal como epicentro de la movilización, generando gran malestar en otros diputados que ya salieron al cruce con cuestionamientos sobre “invasión de la vida privada”, y que se suman a los repudios anteriores a movilizaciones similares a la casa del diputado porteño Suarez Lastra, y de la bonaerense Laura Russo, quien tuvo que soportarla en la entrada al barrio cerrado donde ella vive, perturbando la paz de todos los vecinos.

Marta, una de las vecinas consultadas, afirmó estar sorprendida por la movilización: “Este es un pueblo muy tranquilo, aquí nunca pasa nada. Conozco a Carolina y a su familia de toda la vida, pero ella no vive más en el pueblo”. Con respecto al motivo del reclamo agregó: “No sabía esto que dicen (por su posición sobre el aborto), no tenía idea”.

Otro vecino, que prefirió no dar su nombre, aseguró: “Está bien que se informe a la gente, yo no la voté, pero no sabía que votó por el aborto. Acá nadie apoya eso, está bien que se informe, pero esta no es la forma, les pedí que bajen el volumen y no me hicieron caso”, se quejó finalmente.
Camila, una de las manifestantes de unos 24 años de edad, oriunda de la ciudad de Concordia, informó: “hoy venimos hasta acá para informar y alertar a los vecinos que la diputada Gaillard votó por el aborto. Con todos los vecinos que hemos conversado, apoyan la vida y no se sienten representados por Gaillard. No me parece justo que mañana vuelva a presentarse a elecciones y la gente desconozca que es lo que hace en Buenos Aires. Si es abortista, todos deben saberlo para elegir de acuerdo a sus convicciones. Soy entrerriana y los entrerrianos no apoyamos el aborto”, finalizó.

Nueva manifestación “celeste” en el domicilio de una diputada a favor del aborto legal

Tras el escrache a Facundo Suárez Lastra el fin de semana, esta vez fue el turno de Laura Russo (Frente de Todos), quien padeció una concentración en la entrada del barrio cerrado donde vive, en Escobar.

Luego de la movilización “celeste” al domicilio del diputado Facundo Suárez Lastra (UCR) el último fin de semana, este jueves le tocó a Laura Russo (Frente de Todos), otra de las legisladoras que votaron a favor del aborto legal en 2018.

La concentración tuvo lugar en la puerta del barrio cerrado “El Cantón” de Escobar, donde reside Russo (Frente de todos), y participaron cerca de 70 manifestantes convocados por organizaciones antiabortistas, para pedirle a la diputada “que defienda la vida”.

Los presentes llevaron bombos y redoblantes y, entre cánticos contra la ley, entregaron folletos con el rostro de Russo junto a la imagen de un aborto, y también colgaron un pasacalles con el mensaje “Laura Russo, escuchá ya al pueblo. Aborto es genocidio”.

“El Congreso Nacional ya laudó sobre este tema y dijo claramente ‘no’ al aborto en 2018. Pretender meter el aborto por la ventana, en 15 días, en sesiones extraordinarias, cuando claramente no encuadra en las causales establecidas en la Constitución Nacional para hacerlo es claramente un insulto político”, advirtió uno de los manifestantes.

Además, adelantó que continuarán con los escraches a diputados: “Lo más violento es descuartizar a un humano inocente en el vientre, quitarle su derecho humano más elemental. Manifestarse para evitarlo no es violento, todo lo contrario. Tenemos la firme convicción de que si esto se trata en extraordinarias, iremos a la casa de todos aquellos que voten o votaron por el aborto. El pueblo debe conocerlos y desenmascararlos”.

Repudio del interbloque JxC al escrache a Suárez Lastra

La bancada que conduce el radical Mario Negri se solidarizó con uno de sus integrantes y aclaró que “todos los debates en la democracia deben darse en el marco del más absoluto respeto a todas las opiniones”.

La bancada que conduce el radical Mario Negri se solidarizó con uno de sus integrantes y aclaró que “todos los debates en la democracia deben darse en el marco del más absoluto respeto a todas las opiniones”.

El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio manifestó su “solidaridad” con el diputado por la Ciudad de Buenos Aires Facundo Suárez Lastra y su “enérgico repudio” al escrache que “un minúsculo grupo de fanáticos realizó frente a su domicilio en la tarde de ayer”.

“Independientemente de las distintas posiciones frente al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), queremos manifestarnos en contra de todo tipo de escrache, hostigamiento, amenaza o intento de amedrentamiento a cualquier miembro de este cuerpo, máxime si las mismas se originan en relación al ejercicio constitucional del cargo del que hemos sido democráticamente investidos y que merece una especial protección garantizada por el artículo 68 de nuestra Constitución Nacional”, expresó la bancada que conduce Mario Negri.

El bloque expresó que “todos los debates en la democracia deben darse en el marco del más absoluto respeto a todas las opiniones, no se trata de estar a favor o en contra de la Ley IVE o de cualquier otra, sino de estar a favor de la libertad de opinión y expresión, la tolerancia y el debate plural en el ámbito del Congreso”.

Militantes “pro vida” escracharon a Suárez Lastra

Más de un centenar de manifestantes participaron por más de dos horas de la “protesta” contra el legislador de Juntos por el Cambio por su voto de hace dos años, y anticiparon que seguirán con esa modalidad contra otros diputados.

Más de un centenar de manifestantes convocados previamente por organizaciones “pro vida” se hicieron presentes en la puerta del edificio donde vive el diputado nacional Facundo Suárez Lastra, en el barrio porteño de Palermo, para reclamarle al legislador “que escuche al pueblo”, con vistas al futuro tratamiento del proyecto de legalización del aborto durante las sesiones extraordinarias.

A medida que iban llegando asistentes al “escrache”, que había sido convocado previamente en redes sociales, y que valió el repudio de legisladores de Juntos por el Cambio -incluyendo al mismo Suárez Lastra-, pero también de la oposición, como así también figuras de todos los sectores y los propios funcionarios nacionales, la pequeña multitud -con mayor preponderancia de gente joven, algunos de ellos con niños en brazos- ocupó la esquina completa donde se ubica el edificio en el que reside el diputado de 66 años junto a su esposa, y parte de la calzada, entorpeciendo por el lapso de una hora y media el tránsito vecinal.

Si bien en esta oportunidad no hubo destrozos de ningún tipo, los manifestantes repartían a los curiosos y a los vecinos que pasaban por allí o que ingresaban o salían del edificio, volantes con el rostro del diputado junto con una imagen de un bebé abortado, en donde podía leerse: “¿Sabías que Facundo Suárez Lastra votó por el aborto?”, en alusión al proyecto de 2018 rechazado por el Congreso Nacional el 8 de agosto de aquel año, pero que contó con el voto a favor de Suárez Lastra.

Consultado a uno de los organizadores que coordinaba a “la juventud celeste” que golpeaba fervientemente los bombos y redoblantes del mismo color sobre los motivos por los cuales eligieron a Suárez Lastra como blanco de la manifestación, éste indicó que “la idea es ir a la casa de todos los diputados que votaron por el aborto en contra de la voluntad popular”, y luego agregó “el pueblo argentino rechaza el aborto, y la función indelegable de los diputados es respetar esa voluntad, para eso fueron elegidos como representantes; por tanto, si desconocen esa voluntad, nosotros nos tomaremos la molestia de llevar esa realidad a su propia casa para que la conozca de primera mano”.

Un nutrido grupo de personas se hizo presente frente al domicilio del diputado radical.

Uno de los oradores que hizo uso del micrófono, de un improvisado pero potente sonido que se escuchaba a dos cuadras del lugar, aseguró que “los escraches a aquellos diputados que no cumplen con su trabajo son una oportunidad única y muy valiosa de entablar un diálogo del pueblo con sus representantes, para que comiencen a escucharlo de una buena vez, y obrar en función del mandato que el mismo pueblo les otorgó”.

Josefina (43), es una comerciante del barrio que se enteró de la movilización por redes sociales y se acercó llevando a su perro labrador consigo. Consultada sobre el motivo de su concurrencia indicó: “Yo voté a este diputado, por lo que creo que es justo que nos escuche. Pensé que iba a tener la dignidad de bajar a hablar con nosotros, pero hasta ahora no bajó. No defiendo para nada el aborto, es un crimen”.

Maricel (28), estudiante de periodismo oriunda de Lanús, que se enteró por el tuit del mismo Suárez Lastra, se sumó a la manifestación “en defensa de las dos vidas”. Consultada respecto del repudio de algunos diputados a la modalidad elegida como “escrache”, indicó “al contrario, creo que el diálogo y la libertad de expresión del pueblo fortalecen la democracia, si no pudiéramos venir aquí a manifestarle al diputado nuestra posición, ¿dónde quedaría la democracia?”.

Zulma (72), una jubilada que pasaba por el lugar, y que también fue consultada respecto a si estaba de acuerdo con el reclamo y con la modalidad de trasladarlo a la misma casa de los diputados, se manifestó a favor: “Esto es lo único que entienden”, afirmó.

Más de dos horas del inicio de la protesta, alrededor de las 18.30 y entre cánticos animados por el orador que llevaba el micrófono la mayor cantidad de veces, y diversas opiniones de vecinos que tomaban la palabra, y habiéndose lanzado algunas bombas de estruendo, se dio por finalizada la manifestación cuando se apagaron los parlantes del sonido, y poco a poco los asistentes comenzaron a desconcentrarse. No sin antes anunciar que en caso de avanzar el debate seguirán con los “escraches”.

https://twitter.com/martinezdolom/status/1330489540809781249?s=20