Diputados giró al Senado la media sanción del proyecto de fórmula jubilatoria

El texto fue aprobado con dos tercios de los presentes en la Cámara baja y obtendría también una mayoría holgada en el Senado. Sin embargo, Milei anticipó que lo vetará.

La Cámara de Diputados giró al Senado el proyecto con media sanción sobre una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, consensuado entre la oposición dialoguista y Unión por la Patria, y aprobado la semana pasada en el recinto por dos tercios de los presentes con 160 votos positivos, 72 negativos y 8 abstenciones.

Aunque en la Cámara alta también se prevé que tendrá un holgado número a favor, y pese a lo que indica el artículo 83 de la Constitución Nacional respecto de las mayorías que pueden insistir con una ley si el Gobierno la observa, el presidente Javier Milei anticipó que vetará la norma en caso que el Congreso la sancione.

La iniciativa establece que los haberes se actualizarán mensualmente de acuerdo al índice de inflación y que “en ningún caso la aplicación de dicho índice podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario”.

Además, estipula un aumento adicional en marzo de cada año del 50% de la variación salarial (RIPTE) por sobre la variación del IPC.

También una recomposición en los haberes del 8,1% para alcanzar a la inflación de enero, la más alta del año, que fue del 20,6%. A través del DNU 274/24, el Gobierno había previsto en abril un incremento de 12,5%.

En el caso de quienes perciban un solo beneficio, la ANSeS deberá garantizar el pago de un suplemento dinerario que tendrá carácter alimentario al efecto de que estos ingresos totales no resulten inferiores al último valor disponible de la Canasta Básica Total, multiplicado por 1,09, indica uno de los artículos.

Por otro lado, se instruye a la ANSeS a cancelar, con los recursos tributarios estipulados por ley con asignación específica a la seguridad social, la totalidad de las deudas que mantiene con las provincias cuyos sistemas previsionales no fueron transferidos al Estado nacional, como así también con los beneficiarios del SIPA que cuenten con sentencia firme, en un plazo de seis meses a partir de la promulgación de la ley, que podrán ser prorrogados por seis meses más.

 

 

Fórmula jubilatoria: se firmaron cinco dictámenes y la oposición ya pidió sesionar el 4 de junio

Unión por la Patria junto al radicalismo y bloques federales se encaminaban a un consenso, pero no hubo acuerdo. No descartan arrimar posiciones de cara al recinto. 

Foto: HCDN

Tras un largo debate, que arrancó a fines de marzo, las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados concluyeron este miércoles con los dictámenes en relación a la fórmula de movilidad jubilatoria. Aunque Unión por la Patria junto a la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y bloques federales intentaron arribar a un consenso para lograr un despacho en común, no hubo acuerdo. 

De esta manera, se firmaron un total de cinco dictámenes, siendo el de UP el de mayoría, con 33 firmas. En segundo lugar, el de la UCR, CC, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal, con 19 firmas. El tercer despacho, en cantidad de firmas, fue el del oficialismo, con 12 -dos en disidencia de los aliados del MID-. Finalmente, el dictamen del Pro reunió 8 rúbricas y el del Frente de Izquierda, 2. 

Luego del plenario, los radicales, cívicos y federales pidieron formalmente una sesión para debatir el tema en el recinto el próximo 4 de junio

Unión por la Patria y este otro sector de la oposición acercaron posiciones respecto de la fórmula de movilidad y la recomposición de los haberes previsionales, pero el acuerdo se trabó en torno al uso de los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. El kirchnerismo no quiere tocarlo, mientras que el otro conjunto de bloques propone que con esos fondos se paguen las deudas con las provincias por las cajas no transferidas y los juicios de reajuste con sentencia firme. 

Sobre el cálculo para ajustar los haberes, ambos contemplan el índice IPC y la posibilidad de tomar el RIPTE si es más favorable; también buscan la recomposición de un 8,1% para alcanzar -con la ya otorgada por el Gobierno en abril- el 20,6% de inflación que hubo en enero; y buscan que ningún jubilado gane menos que lo representa una Canasta Básica Total, aunque UP sube ese piso mínimo un poco más. 

Por su parte, el dictamen de LLA ratifica el DNU 274/24 del Poder Ejecutivo; el despacho del Pro también lo hace, pero suma el pedido de una recomposición del 8,1%. Tras la polémica que despertó María Eugenia Vidal de que se haga en 12 veces, finalmente el texto faculta al Gobierno “a establecer la forma en que dicho incremento se hará efectivo”. Por último, el dictamen del Frente de Izquierda plantea que ningún jubilado gane menos que la Canasta Básica del Adulto Mayor y contempla el 82% móvil.

Durante la reunión, la diputada Romina Del Plá (FIT) defendió que el proyecto de su espacio es que el que otorgaría un “verdadero aumento jubilatorio”. “El FMI acaba de felicitar al Gobierno argentino por el sobrecumplimrnto del ajuste y las metas”, señaló, las cuales opinó se alcanzaron mediante “la brutal licuación de las jubilaciones”. 

Por su parte, la cordobesa Alejandra Torres (HCF) defendió el proyecto de la UCR, la CC y los bloques federales: “Respeta en todo momento el resguardo del equilibrio fiscal”. “Es un dictamen sólido y ético”, sostuvo, al tiempo que advirtió que “el ensamble de la fórmula vieja con la actual es indispensable que sea totalmente coherente”. 

A su turno, el diputado Juan Manuel López (CC) enfatizó: “Todos coincidimos en que hay plata, porque hay sobrecumplimiento de las metas del FMI”. En ese sentido, desafió al Gobierno diciendo que podría recaudar más sobre impuestos que hoy no se cobran y terminar con ciertas exenciones impositivas. Además, “de las privatizaciones (que plantea la ley de Bases) va a salir más plata”, dijo y agregó que “va a ir habiendo plata si tomamos más decisiones políticas para los jubilados”. 

“Lo que estamos proponiendo es razonable, posible y el financiamiento está”, insistió el legislador “lilito”, que completó: “Ojalá que el presidente, asesorado por el ministro (Luis) Caputo, no lo vete, porque va a tener el dinero para pagarlo”. 

Desde La Libertad Avanza, el salteño Julio Moreno Ovalle indicó que “hay más de 5,7 millones de jubilados, el 64%, que accedió a jubilación a través de moratorias” producto de “toda esta economía informal que venimos padeciendo en los últimos años”. “El deterioro de la jubilación empieza muy fuerte en 2017”, expresó y cargó nuevamente contra las moratorias, al decir que “llevaron a que este sistema de previsión se desfinancie”. “Debemos ratificar el decreto 274. Este Gobierno está cambiando muchísimo el país, le tenemos que dar tiempo”, sostuvo. 

Hacia el cierre, el jefe del principal bloque opositor, Germán Martínez (UP), celebró que “hay una enorme mayoría en este plenario de comisiones que quiere avanzar en una mejora de los haberes de los jubilados” porque “hay un reconocimiento que en estos meses ha habido un grave retroceso”. 

El santafesino recordó que en la ley ómnibus original “existía un claro objetivo de prácticamente hacer desaparecer al FGS” por parte del Gobierno, para exponer luego las diferencias dentro de la oposición. “Donde está habiendo las diferencias es en el financiamiento de las cajas no transferidas y qué pasa con aquellas sentencias que ya están firmes en los que son los juicios por ajuste. Qué se hace con el stock de deuda que tiene la Nación con las provincias”, explicó. 

“Estos dos temas, que no son el núcleo conceptual, que tiene que ver con la recuperación de los salarios de los jubilados, son los puntos de diferencia que nos impiden acordar una posición mayoritaria”, resumió. 

En la misma línea, el diputado Itaí Hagman (UP) manifestó: “Estuvimos muy cerca y por un aspecto al que no le quito importancia, pero que no hace al centro de las preocupaciones que motivaron este plenario, que era cómo recomponer los haberes jubilatorios, terminamos teniendo dictámenes separados”. 

El porteño valoró que desde su espacio cedieron en varios puntos. “Este dictamen no es nuestro proyecto de ley original, que era mucho más ambicioso. No puede ser que por una diferencia que tenemos sobre el Fondo de Garantía de Sustentabilidad o sobre cuál es la mejor manera de resolver las deudas del Tesoro Nacional con las provincias, o las sentencias, que por ese aspecto no podamos dar una respuesta efectiva e inmediata”, observó. En el final, llamó a “que podamos trabajar de acá a una próxima sesión para poder sancionar una ley” y buscar el consenso con el otro sector. 


Gabriela Brouwer de Koning, presidenta de Previsión y Seguridad Social 

Se estira la firma de los dictámenes sobre los proyectos de fórmula de movilidad jubilatoria

Los cuatro despachos que salieron de Previsión y Seguridad Social hace tres semanas atrás fueron debatidos en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, pero la firma de los textos se hará en un plenario el próximo miércoles. 

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados debatió este miércoles sobre los proyectos de fórmula de movilidad jubilatoria, pero la firma final de los dictámenes se retrasó una semana más. A pesar de que los despachos ya habían sido suscriptos en Previsión y Seguridad Social, se decidió que el próximo 15 de mayo a las 14 se hará un plenario de ambas comisiones y se terminará de completar el trámite. 

Al abrir la reunión, el presidente de la comisión, José Luis Espert, detalló el costo fiscal de los cuatro dictámenes que salieron de Previsión y Seguridad Social, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso, a la que además le pedirá un nuevo estudio sobre una propuesta del Pro. El oficialista señaló que el costo fiscal de las medidas tomadas por el DNU en relación a la fórmula de movilidad es de 7,14 puntos del PBI. “Ya el DNU tiene un costo fiscal del 0,31%. Si hay más gasto fiscal, respecto de la Ley 27.609, ya hay mejora de las jubilaciones”, dijo. 

En tanto, precisó que el costo fiscal del dictamen de Unión por la Patria se estima en 9 puntos del producto; el de la UCR, Hacemos Coalición Federal y la Coalición Cívica en 7,57 puntos del PBI; el de La Libertad Avanza, “que lo que hace es poner en letra de ley el DNU”, un 0,31 puntos del producto; y para el dictamen del Frente de Izquierda se estima un costo fiscal de 21,5 puntos del producto. 

“Para el oficialismo el déficit cero no es un capricho, sino un tema central para terminar con el peor impuesto” que es la inflación, aseveró el legislador de La Libertad Avanza, al defender los cambios realizados por el Poder Ejecutivo. 

A continuación, la diputada del Pro María Eugenia Vidal dijo: “Nosotros creemos que el DNU va en el camino correcto”. Al reconocer los reclamos que había por el empalme con la inflación de enero (20,6%) y la recomposición otorgada en abril por el Gobierno en el DNU (8,5%), explicó que “el 8% pendiente del mes de enero lo incorporamos como recomposición, pero entendiendo los problemas fiscales que enfrenta el Gobierno y la necesidad de lograr el déficit cero, le damos la posibilidad al Gobierno de que pueda pagarlo en un plazo de hasta 12 cuotas”, expresó, lo que provocó el murmullo. 

Desde Hacemos Coalición Federal, el diputado Nicolás Massot entendió la necesidad de “plantear estos debates con correspondencia fiscal” y consideró que “no debería ser más una cuestión ideológica que empecemos a legislar con la conciencia acabada de los gastos”. 

“Tenemos una porción significativa del PBI en regímenes de alícuota diferenciada. Dicho de otra manera, si todo el mundo pagara las mismas alícuotas de impuesto, la Argentina hoy tendría 2,5 puntos de superávit fiscal, sin ajuste a los jubilados, sin pisar gastos y nada”, resaltó y propuso que se analice el gasto tributario argentino. 

Al tomar la palabra, la libertaria Juliana Santillán defendió que el DNU “vino a dar una rápida y urgente respuesta a la pérdida del poder adquisitivo” de los jubilados, porque “la fórmula anterior sumergió a los jubilados en las penumbras de la pobreza”. “Nuestro Gobierno ha recibido la peor herencia de la que se tenga memoria”, enfatizó y reprochó que “ estamos con las maniobras de las moratorias desde 2005”. 

“Llevaron a la emergencia al sistema previsional argentino. En 2022 el déficit previsional de la ANSeS presentó 2,8 del PBI”, apuntó y habló de que el sistema presenta “deficiencias de tres áreas claves: sostenibilidad financiera, cobertura y nivel de prestaciones”. “Por eso nos debemos un debate integral de régimen previsional en Argentina, que seguro va a ocurrir en los próximos meses y lo vamos a dar cuando el Poder Ejecutivo envíe un proyecto, en el cual ya se está trabajando”, anunció la oficialista.  

Presidenta de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, la radical Gabriela Brouwer de Koning, señaló que “el sistema previsional necesita correcciones para dotarlo de previsibilidad, pero esas correcciones no deben influir en la capacidad del poder de compra de los haberes jubilatorios. Una movilidad no es igual a la recomposición de los haberes, con lo cual hay que dotar de herramientas para reparar lo que los haberes jubilatorios se deterioraron en todos estos años”. 

Al defender el dictamen de la UCR, HCF y CC, aseguró: “Es un dictamen muy serio, que debe ser tenido en cuenta, totalmente atendible, y si no lo quieren tomar como ese ahorro que se ha hecho el Estado, pueden tomar otras variables como exenciones impositivas o ingresos que pierde el Estado por tratamientos impositivos diferenciales con lo que se podría pagar lo que estamos incrementando a los haberes jubilatorios. Estamos hablando de prioridades. ¿Qué prioriza el Gobierno? ¿A los jubilados y pensionados o a algunas personas físicas para que no paguen impuestos como todos los ciudadanos?”. 

“Es un proyecto que no es descabellado, no tiene demagogia, sino que es totalmente pagable, y podemos mejorar el deterioro que han tenido los haberes en los últimos tiempos y darles un poquito mejor de calidad de vida” a los jubilados, completó la cordobesa. 

A su turno, el diputado de Unión por la Patria Carlos Heller aclaró: “Nosotros no somos hinchas del déficit fiscal, lo que somos es enemigos del ajuste como mecanismo para resolverlo. Nosotros no creemos que el déficit fiscal se resuelve con licuadora y motosierra”. Y mencionó la contradicción de la situación de los jubilados con aspectos que plantea la ley de Bases como el blanqueo de capitales o “la fuerte reducción en Bienes Personales beneficiando a las categorías más altas”. 

Durante la reunión, la jefa del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, subrayó que “el FMI viene pidiendo desde hace tiempo que el porcentaje que las jubilaciones representan en el PBI baje y que se termine con la moratoria”. Y reclamó que en este tiempo “pasaron cosas”, al referirse a la media sanción de la ley de Bases, la cual -aseveró- “destruye y desfinancia el sistema jubilatorio”.

En el cierre, el jefe de Unión por la Patria, Germán Martínez, se refirió a la importancia de contar con un Presupuesto actualizado: “Necesitamos recuperar las potestades presupuestarias que tiene el Congreso de la Nación”. Y opinó que se debería estar discutiendo una ley de ampliación presupuestaria ante la prórroga del Presupuesto 2023. 

El santafesino cuestionó que el Gobierno “cuando tiene que ajustar no le pide nada a este Congreso, decide solo; y cuando tiene más recursos, como con el impuesto PAIS, también decide solo”. “Nosotros veníamos a dictaminar, basta de jugar con los tiempos, los ingresos de los jubilados no son un chicle”, reclamó. 

 

Los proyectos de fórmula de movilidad jubilatoria se debatirán este miércoles en Diputados

Finalmente, los dictámenes que salieron de Previsión y Seguridad Social serán tratados en Presupuesto y Hacienda, presidida por el oficialista José Luis Espert. Qué propone cada una de las tres propuestas.

Luego de reclamos constantes por parte de la oposición, y sin que se haya logrado un emplazamiento votado dentro del recinto, la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados debatirá este miércoles, desde las 16, los proyectos que buscan implementar por ley una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

El pasado 25 de marzo, a través del DNU 274/24, el Gobierno nacional modificó el cálculo para la actualización de los haberes previsionales. Allí, estableció un cronograma de transición de tres meses, contemplando el índice IPC (inflación), pero la fórmula comenzará a regir plenamente en julio.

Después de esta decisión, la oposición aceleró el debate en la Comisión de Previsión y Seguridad Social, conducida por la radical Gabriela Brouwer de Koning, sin embargo el oficialista José Luis Espert no convocó a Presupuesto, la cual preside. Finalmente, pasado el objetivo que tenía La Libertad Avanza sobre la ley de Bases y el paquete fiscal, la comisión tratará el tema.

Mientras el oficialismo y su aliado Pro avalan lo dispuesto por el decreto del Ejecutivo, la oposición presentó sus distintas propuestas, sin consenso, pues hubo tres dictámenes distintos.

El despacho de mayoría (13 firmas) en Previsión y Seguridad Social fue el de Unión por la Patria, que propone mantener la fórmula que combina RIPTE y recaudación de la ANSeS -la que el Gobierno suspendió por DNU- de manera trimestral, incorporando adelantos mensuales atados a la inflación. Asimismo prevé un 30% de recuperación para los haberes.

En tanto, el dictamen de la UCR y HCF (7 firmas) estima un piso mínimo de las jubilaciones en el monto de la Canasta Básica Total, ajustar por IPC, pero contempla adicionales en caso que el RIPTE esté por encima de la inflación. A su vez, establece un plus de 8,1% para alcanzar el 20,6% de inflación de enero, al 12,5% que el Ejecutivo estableció para abril por DNU.

El dictamen del Frente de Izquierda (una firma) indica que ningún jubilado podrá percibir menos que el monto equivalente a la Canasta Básica del Adulto Mayor. Respecto de la actualización se podrá tomar IPC o RIPTE, según cual sea más favorable. E insiste con el 82% móvil.

 

 

Se oficializó la sesión pedida por UP para debatir sobre financiamiento universitario, FONID y jubilaciones

Fue citada para este miércoles a las 11, un día después de la marcha federal en defensa de las universidades públicas. El quórum dependerá de los bloques dialoguistas.

La sesión solicitada por Unión por la Patria para debatir sobre financiamiento universitario, restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente y fórmula de movilidad jubilatoria fue oficializada este lunes. La convocatoria es para el miércoles, a las 11, un día después de la marcha federal a favor de las universidades públicas, que se anticipa masiva.

“Si todas las y los diputados que suben flyers por la #MarchaFederalUniversitaria dan quórum al otro día en Diputados y sesionamos, podemos avanzar en una ley que garantice el financiamiento. El martes en las calles. El miércoles en el recinto”, desafió a sus pares Germán Martínez, jefe de la bancada peronista/kirchnerista que cuenta con 99 miembros.

El temario de la sesión incluye proyectos presentados por el Frente de Izquierda, bloque de 5 integrantes que dará quórum. Pero además hay iniciativas de radicales y uno de Margarita Stolbizer, de Hacemos Coalición Federal, sobre el FONID.

Al número de 129 para lograr el quórum, habrá que mirar con especial atención qué hacen algunos diputados de los llamados bloques dialoguistas. Por lo pronto, se sabe que hay un grupo de legisladores de la UCR referenciados en Facundo Manes y un puñado de sus compañeros del sector de Martín Lousteau, claramente identificados con la causa universitaria, como Danya Tavela, que podrían sumar.

Dentro de HCF, la cordobesa Natalia De la Sota -que suele desmarcarse de sus comprovincianos-, los socialistas Mónica Fein y Estaban Paulón y la mencionada Stolbizer fueron, por ejemplo, los integrantes de la bancada que conduce Miguel Pichetto que estuvieron presentes en la jornada contra el DNU 70/23 que se realizó días atrás con abogados constitucionalistas.

Ninguno de los proyectos incluidos en el temario cuenta con dictamen de comisión, por lo cual, en caso de abrirse la sesión, necesitarían dos tercios para su tratamiento sobre tablas. La estrategia sería en tal caso pujar por un emplazamiento de comisiones para que, con fecha y hora, se den esos correspondientes debates.

Como primer tema, aparecen las iniciativas referidas al financiamiento universitario, un tema que ocupará la agenda pública el día anterior con la marcha desde Congreso a Plaza de Mayo. El pasado miércoles, legisladores de la oposición escucharon a estudiantes en el Anexo de la Cámara baja. En la mesa principal estuvieron Blanca Osuna y Tomás Ledesma, de UP, pero también Tavela, Stolbizer y Paulón.

En el encuentro, los invitados reclamaron que el sistema universitario se encuentra atravesando una profunda crisis, provocada por la reducción presupuestaria del 72%, lo que ha impactado negativamente en los salarios docentes y no docentes, la suspensión de obras de infraestructura, la falta de actualización de las becas estudiantiles y el funcionamiento general de las instituciones.

Los proyectos contemplados para la sesión son pedidos de emergencia presupuestaria universitaria, impulsados por Romina Del Plá (FIT), Christian Castillo (FIT) y Julia Strada (UP). También hay otro de Mónica Litza (UP) con la modificación del incremento y actulización de presupuesto para las casas de altos estudios.

A su vez, una iniciativa de Danya Tavela (UCR) sobre un régimen de financiamiento universitario; una de Pablo Carro (UP) que propone financiamiento de las universidades a partir de recaudación que surge de la promoción de la economía del conocimiento; y otra de Martín Soria (UP) que establece la creación de una tarifa diferencial de gas y energía eléctrica para universidades nacionales e institutos estatales.

Por otra parte, hay un conjunto de proyectos referidos a la continuidad del Fondo Nacional de Incentivo Docente, al cual el gobierno de Javier Milei le puso fin. Con distintos plazos de prórroga, y algunos que promueven su vigencia permanente, hay propuestas de Máximo Kirchner, Ariel Rauschenberger, Silvina Ginocchio (UP); Julio Cobos, Danya Tavela (UCR); Margarita Stolbizer (HCF) y Romina Del Plá (FIT).

El tercer bloque tiene que ver con la fórmula de movilidad jubilatoria, tema sobre el cual ya hubo dictamen en la Comisión de Previsión y Seguridad Social, pero la oposición quiere acelerar su discusión en Presupuesto y Hacienda, presidida por José Luis Espert, quien se ha mostrado sin intenciones de convocar para tal fin.

La semana pasada se firmaron tres dictámenes. El de UP, de mayoría (13 firmas), propone mantener la fórmula que combina RIPTE y recaudación de la ANSeS -la que el Gobierno suspendió por DNU- de manera trimestral, incorporando adelantos mensuales atados a la inflación. Asimismo prevé un 30% de recuperación para los haberes.

En tanto, el dictamen de la UCR y HCF (7 firmas) estima un piso mínimo de las jubilaciones en el monto de la Canasta Básica Total, ajustar por IPC, pero contempla adicionales en caso que el RIPTE esté por encima de la inflación. A su vez, establece un plus de 8,1% para alcanzar el 20,6% de inflación de enero, al 12,5% que el Ejecutivo estableció para abril por DNU.

Finalmente, el dictamen de la izquierda (una firma) indica que ningún jubilado podrá percibir menos que el monto equivalente a la Canasta Básica del Adulto Mayor. Respecto de la actualización se podrá tomar IPC o RIPTE, según cual sea más favorable. E insiste con el 82% móvil.

Brouwer de Koning destacó la labor realizada para alcanzar los dictámenes sobre movilidad jubilatoria

La presidenta de la Comisión de Previsión y Seguridad Social valoró el debate plural que se dio y la “necesidad” que había en que el Congreso “aborde una respuesta”.

Tras la firma de los dictámenes sobre fórmula de movilidad jubilatoria, la presidenta de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Gabriela Brouwer de Koning, se mostró satisfecha “por el resultado y el compromiso asumido por los diferentes espacios políticos”.

Después de la reunión, la cordobesa remarcó que “la necesidad de que el Congreso aborde una respuesta al desfasaje en la movilidad jubilatoria, causado por los altos índices inflacionarios, nos ha llevado a desarrollar este debate de manera metódica y plural”.

“Fueron cuatro jornadas, en donde los diputados explicaron los fundamentos de las 17 propuestas con estado parlamentario y expusieron 38 especialistas en sistema previsional, funcionarios públicos, abogados litigantes, docentes universitarios, economistas, referentes sindicales y especialmente jubilados/as propuestos por todos los espacios”, repasó y recordó que ahora los dictámenes deben ser tratados en Presupuesto y Hacienda.

La radical valoró que “desde diferentes miradas hemos coincidido en el diagnóstico referido al sistema previsional argentino, en la magnitud de las correcciones necesarias para su viabilidad y la prioridad de mantener el poder adquisitivo de los haberes que se encuentra garantizado por nuestro sistema constitucional”.

“Para nosotros hay cuestiones surgidas del debate que no podemos soslayar: en primer lugar, la insostenibilidad de la fórmula del kirchnerismo que no aseguró la actualización por inflación, por lo cual tomar la variable por IPC que se incorporó al DNU nos parece acertada. Luego la necesidad de recomponer los haberes ante la escalada inflacionaria de enero, ya que el 12,5% que incorporó el Gobierno en el DNU 274 resultó insuficiente para todos los bloques opositores. En nuestro caso proponemos equiparar al 20,6% de inflación del primer mes del año”, destacó sobre el dictamen de la UCR y Hacemos Coalición Federal.

Y continuó: “Otro punto fundamental que no contempló el Gobierno es una cláusula que asegure la actualización de los haberes ante posibles mejoras futuras en los indicadores salariales; sobre esto hay fallos de la Corte Suprema de Justicia que ni el Congreso ni el Poder Ejecutivo pueden evitar considerar. Y la última cuestión importante radica en asegurar un piso mínimo realista por ley, que hoy se viene parchando con bonos discrecionales por decreto. En nuestro caso planteamos que ningún haber pueda cobrar menos de la Canasta Básica Total por adulto promedio”.

Semino, sobre los jubilados: “Nadie puede vivir con 230 o 240 mil pesos en Argentina, dejémonos de joder”

El defensor de la Tercera Edad de la Ciudad habló de una “catástrofe humanitaria” que atraviesa la clase pasiva, a quienes el haber les dura “10 minutos”.

En el marco de la reunión de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados, el defensor de la Tercera Edad de la Ciudad, Eugenio Semino, enfatizó en relación a los jubilados que “nadie puede vivir con 230 o 240 mil pesos en Argentina, dejémonos de joder. No existe. ¿De qué estamos hablando? O con el reajuste de 40 mil pesos de este mes, mil pesos por día, no llegan a comprar medio yogur”.

Invitado a exponer en el debate sobre fórmula de movilidad, el abogado especialista en derecho previsional apuntó: “El problema que vemos nosotros es que todo esto está en el marco de una catástrofe humanitaria. Los viejos como yo se mueren, no ahora, hace tres meses, no pueden comprar medicamentos, no pueden comer, no puede tener una habitación. Y no hay tiempo de la recomposición y vamos a ver…”.

“De los 60 millones de específicos de farmacia que se vendían, hay 10 millones menos que se venden. ¿Y saben quién consume esto mayoritariamente? Los adultos mayores”, sumó para luego observar que “no hay tal vez la suficiente conciencia, y ha sido naturalizado socialmente, de llegar a viejo”.

En ese sentido, ahondó: “La biología, a los 65 años, nos da 20 o 25 años más de vida plena con calidad. Acá en esta enfermedad crónica que tiene el sistema, de la cual coparticipamos todos, a los 65 años nos aplican un rifle sanitario”.

En el cierre, Semino le agradeció a la diputada Alejandra Torres por haberlo invitado a participar, comentando que cuando lo hizo, le aclaró que tendría 10 minutos para hablar. “Me pareció muy razonable, muy razonable… Es proporcional a lo que le dura el haber a los jubilados todos los meses”, finalizó.

 

 

 

De los Heros defendió el cambio de la fórmula jubilatoria por DNU y afirmó: “Acá no nos estamos ahorrando nada”

“El Gobierno no tiene insensibilidad social”, dijo el titular de la ANSeS al presentarse ante los diputados de la Comisión de Previsión. Además, cuestionó las jubilaciones por moratoria.

Foto: HCDN

Hasta último momento no se sabía si funcionarios del Poder Ejecutivo iban a asistir este jueves a la reunión informativa de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados, cuando finalmente, entre los primeros expositores, se hizo presente el titular de la ANSeS, Mariano de los Heros.

El funcionario defendió el cambio de la fórmula de movilidad por DNU y afirmó que “acá no nos estamos ahorrando nada”. En ese sentido, precisó que los aumentos estipulados para abril, mayo y junio, antes que el cálculo comience a regir plenamente en julio por IPC, rondan alrededor de los 2 billones de pesos.

Si bien varios diputados se mostraron a favor, como contemplan la mayoría de los proyectos presentados, en que la fórmula contenga el índice de inflación, el cuestionamiento pasó por el “empalme” y el porcentaje tomado para la recomposición. Mientras desde un sector de la oposición insisten con que sea de un 20,6% -número de enero-, De los Heros defendió que se haya tomado un adicional de 12,5% como “la situación inflacionaria más cercana”.

En el arranque de su exposición, el director Ejecutivo de la ANSeS mencionó que con la fórmula que se acaba de anular (votada en 2021 bajo el gobierno del Frente de Todos), el aumento para junio hubiese sido de 34,1%. “Con los adelantos que se van a dar durante este período, de abril, mayo y junio, como adelanto a la movilidad que va a entrar en pleno vigor a partir de julio, se va a estar otorgando a los jubilados un 63,1%. Este es el esfuerzo fiscal que hace el Gobierno al establecer esta nueva movilidad”, señaló.

“La urgencia del DNU es justamente mejorar la situación de nuestra clase pasiva, con un costo fiscal que llega casi al billón novecientos mil pesos durante estos tres meses”, detalló y defendió que “las decisiones políticas del Gobierno no exponen solamente una preocupación sobre la situación de nuestros jubilados, sino también la convicción de otorgarles fondos públicos que son escasos, para tratar de resolver parcialmente la situación desastrosa que dejó la ley de movilidad anterior”.

Por otra parte, De los Heros aprovechó para cuestionar las jubilaciones por moratoria. “Una cuestión que quiero también poner sobre la mesa es la cantidad de jubilaciones mínimas que tenemos; siempre hay una tendencia de ver a los jubilados como titulares de jubilaciones mínimas y en realidad no debería ser así. ¿Por qué llegamos a esto? El 87% de todas las jubilaciones otorgadas con moratoria están en la mínima. Este achatamiento no es producto de la movilidad sino de las políticas adoptadas”.

“De las jubilaciones y pensiones 100% contributivas, que fueron adquiridas por los trabajadores con 30 o más años de aporte, solamente el 6% tiene jubilaciones mínimas”, precisó y continuó: “Evidentemente este proceso de achatamiento de la pirámide, que tanto se habla, no es producto de la movilidad, es producto de ciertas políticas que se han adoptado desde 2005, otorgando moratorias que ponen en una situación de igualdad situaciones totalmente distintas”.

El funcionario cuestionó que “hemos incorporado dentro de este universo a cinco millones de personas que no cumplieron con la ley previsional que establecía los 30 años de aporte”.

Si bien indicó que en el mundo “no hay un consenso absoluto acerca de cuál es el mejor sistema previsional”, algo que sí sucede es que “los regímenes previsionales son de largo plazo, no se los puede estar interviniendo, toqueteando o modificando permanentemente . Lamentablemente Argentina esta actitud no la ha mantenido”.

Al recordar la ley de moratoria que está vigente, que permite comprar aportes no efectivamente realizados, informó que “en el caso de las mujeres el promedio de aportes efectivos es de cinco años, y en el caso de los hombres tienen nueve años de aportes efectivos”.

“De 45.000 jubilaciones promedio que otorga el ANSeS, 30.000 corresponden a trabajadores que compran sus aportes por moratoria, sólo 15.000 son trabajadores que cumplen con los 30 años de aporte y la edad requerida”, apuntó.

Finalmente, pidió “buscar un acuerdo y consenso para no caer en injusticias” ya que “la Corte ha dicho que el principio de igualdad es para situaciones iguales, y deja de ser igualdad cuando a situaciones diferentes se les da el mismo tratamiento”.

Al momento de las preguntas de los legisladores, el radical Martín Tetaz remarcó que “el año pasado hubo 210% de inflación y las jubilaciones sacaron 110%”, con lo cual perdieron 100 puntos. “Ustedes están congelando la diferencia que se generó entre la inflación y las jubilaciones hacia adelante. ¿Usted sacó la cuenta de cuánto tiene que ser la compensación para que los jubilados perciban de bolsillo la misma jubilación que percibían a principio de 2023?“, consultó.

De los Heros insistió que con la fórmula anterior, los jubilados en abril y mayo iban a percibir 135 mi pesos y en junio 170 mil. “La diferencia que ya estamos obteniendo es del 34% al 63%”, reiteró y expresó: “Acá no nos estamos ahorrando nada, sino que estamos poniendo casi dos mil millones de dólares en estos meses para mejorar la situación de los jubilados. Si dejáramos las cosas como estaban, las víctimas serían los jubilados”.

Desde Unión por la Patria, Itaí Hagman cuestionó que “la recomposición del 12,5% está muy por debajo de la pérdida de estos últimos meses”. “Lo que ustedes proponen es, en el nivel más bajo (desde 2002), congelar las jubilaciones, ponerles un piso y techo”, observó y rechazó la “filosofía de que la movilidad es para mantener”, lo que iría en contra de que los jubilados puedan en el futuro “participar de una mejora” de la economía. Además, el porteño le preguntó a De los Heros “de qué piensa que deberían vivir los 3,8 millones de personas” que se jubilaron por moratoria.

Sobre esto último, el titular de la ANSeS aseguró que “el Gobierno no tiene insensibilidad social, de hecho la movilidad social es una demostración de eso. Que haya situaciones de necesidad que generan derechos y programas de asistencia por parte del Estado, como la AUH, la PUAM y pensiones por discapacidad, están dentro de los regímenes de seguridad social, pero el sistema previsional es un subsistema de la seguridad social, no es todo lo mismo, ni está todo dedicado hacia lo mismo”.

“No se le puede cargar el financiamiento a los trabajadores que pagaron los aportes, porque ahí está la injusticia. Se lo obliga indirectamente a financiar una situación asistencial, no previsional. La injusticia está en los mecanismos utilizados. El Gobierno está comprometido en asistir a todas las necesidades, pero utilizando los medios e instrumentos correctos, sin afectar los derechos de los demás”, sostuvo.

La cordobesa Alejandra Torres consultó a De los Heros “por qué no hacemos el empalme con enero” y que explique el desdoblamiento del pago en abril. “La idea del Gobierno fue cubrir lo más cercano la situación inflacionaria”, respondió y sobre el segundo tema dijo que “el problema es las fechas en que salieron los decretos” para las correspondientes liquidaciones.

La diputada de Hacemos Coalición Federal, esposa del extitular de la ANSeS, Osvaldo Giordano, indagó además respecto del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que “tiene una importante cantidad de recursos y lamentablemente no se utiliza para pagar juicios, jubilaciones o transferencias a las cajas previsiones provinciales”.

“El FGS fue modificado en su utilización por ley”, recordó De los Heros y señaló que “se acordaron más de un billón y medio de pesos a créditos no solamente de pasivos, sino a titulares de sistemas asistenciales y trabajadores activos del SIPA y con tasas rondando el 48%”. “Tiene que tener otra configuración, pero en eso deberían ponerse ustedes de acuerdo; tiene que estar destinado a los jubilados y pensionados”, agregó.

Consultado por diversos temas, el funcionario afirmó que “no se han afectado de ninguna manera las prestaciones de los servicios que brindan la ANSeS con los despidos que se han realizado. La ANSeS sigue funcionando como funcionaba cuando esos agentes no estaban, eran ingresos recientes”.

También aclaró que las jubilaciones otorgadas por moratoria “son derechos adquiridos y eso no se puede cambiar. El daño que se le provocó al sistema previsional ya está provocado”; al tiempo que “la reforma previsional que ustedes vayan a sacar tiene que durar 30 años”, sugirió.

 

Fórmula jubilatoria: funcionarios y especialistas exponen en la Comisión de Previsión y Seguridad Social

Una treintena de invitados asisten a la reunión que se realiza en el Anexo de la Cámara baja. Un sector de la oposición apunta a mejorar el cálculo por inflación que dispuso el Gobierno por DNU.

Con la presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo -que hasta última hora no se sabía si concurrían-, la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara de Diputados realiza desde las 11.12 una reunión informativa a la que fueron convocados una treintena de especialistas, en el marco del debate de una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

La intención de un sector de la oposición es acelerar el debate en esta comisión para que el cálculo que se utiliza para actualizar los haberes previsionales (jubilaciones, pensiones y asignaciones sociales) quede establecido por ley, más allá del DNU que emitió el Gobierno nacional.

Previamente, el pasado 21 de marzo, hubo una reunión de diputados en la que los autores explicaron sus proyectos. Hay 16 iniciativas presentadas. En esa jornada se cuestionó al libertario José Luis Espert, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, por no haber convocado a un plenario. Espert, en nombre del oficialismo, no estaba de acuerdo con anticiparse a este debate antes del envío de la nueva ley de Bases. Sin embargo, el Ejecutivo avanzó por DNU.

El decreto establece un esquema de aumentos para abril, mayo y junio, tomando el índice IPC (inflación) y distintas recomposiciones, mientras que la fórmula comenzará a regir plenamente a partir de julio. La oposición buscaba un porcentaje mayor de recomposición por la inflación de enero, que fue del 20,6%, pero el Gobierno contempló para abril un adicional de 12,5%. La medida, además, provocó que para abril el pago sea desdoblado.

La de este jueves será la única reunión informativa, y por el cronograma pautado se extenderá por alrededor de más de cinco horas.

En el arranque del encuentro, el jefe del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, pidió “llevar este tema al recinto lo más urgente posible” y que el próximo martes se dictamine. También dijo que, posteriormente, si la Comisión de Presupuesto no convoca “vayamos al recinto a emplazar a Espert”, es decir, a obligar -si se reúnen los votos- a una reunión a esa comisión con día y hora.

NOTICIA EN DESARROLLO

La oposición insistirá con el cambio de fórmula jubilatoria por ley: “El DNU sigue manteniendo un deterioro en los haberes”

La presidenta de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados aseguró que hay “mucha predisposición” en la oposición para “lograr puntos en común” y sacar un dictamen, e insistió que no coinciden con el Gobierno en el “empalme”. 

Gabriela Brouwer de Koning (Foto: HCDN)

Luego de la decisión del Gobierno nacional de avanzar con el cambio de la fórmula de movilidad jubilatoria por decreto -y establecer un esquema de aumentos para abril, mayo y junio-, la presidenta de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, Gabriela Brouwer de Koning, aseguró que la oposición insistirá con la reforma del cálculo por ley ya que “el DNU sigue manteniendo un deterioro en los haberes”

“La idea es mejorar el haber jubilatorio y darle mayor previsibilidad en el tiempo a los jubilados. Hay mucha predisposición (en los distintos bloques) para poder lograr puntos en común”, sostuvo la radical en diálogo con parlamentario.com y en la antesala de la reunión informativa con especialistas que se realizará luego de Semana Santa. 

La legisladora de la UCR observó como “positivo” que el Poder Ejecutivo haya contemplado el índice de inflación en la nueva fórmula de movilidad, porque “es algo que está en la mayoría de los proyectos” presentados por diferentes espacios, pero igualmente “en este tema tiene que jugar el Congreso”. 

“El Gobierno toma un 12,5% de incremento excepcional en abril, pero la inflación de enero fue del 20,6%. Nosotros queremos mejorar el tema del empalme porque consideramos que es insuficiente. Hay proyectos muy interesantes, que incorporan otras variables a analizar”, expresó. En ese sentido, ejemplificó que la iniciativa presentada por la macrista María Eugenia Vidal prevé qué salida tomar en caso que la inflación (a futuro) descienda y el IPC torne entonces nuevamente una fórmula de pérdida para los jubilados. “Vamos a analizar todas las variables, todo está en discusión”, afirmó. 

Brouwer de Koning destacó ante este medio que “hay mucha predisposición para poder lograr puntos en común”. “Creo que trabajando de la forma que lo estamos haciendo, con mucha seriedad y profesionalismo, el resultado que logremos va a tener mucha legitimidad como para que no lo traten en la Comisión de Presupuesto, y va a tener su propia fuerza también, si logramos mayorías, para una posible sesión”, amplió. 

“Hubiera sido importante haber tenido un plenario con Presupuesto”, la comisión que preside el libertario José Luis Espert, reclamó y recordó: “Nosotros nos habíamos comprometido en comenzar de manera urgente y por eso empezamos la discusión y la vamos a continuar, porque independientemente que esté el DNU, nosotros vamos a seguir trabajando y ver si encontramos puntos en común”.

Por otra parte, consultada por parlamentario.com por el anuncio del presidente Javier Milei en la Asamblea Legislativa de eliminar las jubilaciones de privilegio de presidente y vicepresidente, la diputada señaló que “es un tema que tiene que estar en la agenda, pero las jubilaciones de privilegio del presidente y vicepresidente es ínfimo a comparación de otras jubilaciones excepcionales. Por ejemplo, en el sistema judicial hay más de 7.000”. 

“En las jubilaciones del Poder Judicial y el servicio exterior de la Nación no le vemos la razón o el motivo para que tengan tanta diferencia con las demás. Me gustaría que lo discutamos para tratar de hacer un sistema previsional más justo”, sumó. 

También opinó sobre la idea del Poder Ejecutivo de promover una reforma laboral a la par de una reforma previsional. “El sistema previsional es muy amplio, tiene muchas aristas y obviamente depende de los aportes del trabajador que está formalizado. Y es hoy una realidad que el trabajo informal en Argentina es del 40%. Hay que hacer una reforma laboral para tratar de incorporar a todos a un trabajo formal. Desde el radicalismo siempre dijimos que estamos a favor de una reforma laboral; es un tema a debatir para que verdaderamente las leyes ayuden a los trabajadores”, completó. 

“Pura trampa”, “insuficiente” y “cinismo”, entre las reacciones de diputados por el cambio de la fórmula jubilatoria

Margarita Stolbizer aseguró que la reforma debe ser por ley, mientras que Del Caño habló de congelamiento de las jubilaciones. Por el contrario, un libertario lo calificó como “gran noticia”.

La Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados (Foto: HCDN)

Tras la decisión del Gobierno nacional de modificar la fórmula de movilidad jubilatoria por DNU, diputados de diferentes bloques se refirieron al tema, que había comenzado a discutirse la semana pasada en la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara baja.

Uno de los mensajes en las redes sociales este lunes fue de Margarita Stolbizer (HCF), quien cuestionó el cambio por decreto y enfatizó que debe hacerse por ley. “Sin instituciones no hay Democracia. Sin Democracia ni Derechos ni Desarrollo. Los jubilados siguen perdiendo y son víctimas de nuevas mentiras. El DNU 274 de hoy establece que la actualización por inflación será recién en los haberes de julio”, escribió.

La bonaerense cuestionó que “la compensación porcentual que fija para abril los sigue dejando afuera de los índices de precios de los meses anteriores. Y los aumentos adelantados serán descontados en junio. Pura trampa”. “El Congreso debe establecer POR LEY la fórmula de actualización de jubilaciones y pensiones”, afirmó.

Por su parte, la cordobesa Soledad Carrizo (UCR) opinó que “la reforma de la fórmula jubilatoria resulta insuficiente frente al impacto de la inflación, que erosiona mes a mes el poder adquisitivo de los jubilados”.

“Además, las bonificaciones solo benefician a quienes perciben las jubilaciones mínimas, dejando a muchos jubilados con recursos escasos”, aclaró y aseguró: “Continuaremos reclamando para que los jubilados no sean el único sector afectado por una economía que necesita mejorar su funcionamiento y adoptar medidas efectivas para resolver los problemas reales”.

El diputado Nicolás Del Caño (FIT) cuestionó que “por decreto Milei y Caputo vuelven a congelar en abril las jubilaciones mínimas que perciben 5 millones de adultos mayores. Volverán a cobrar 204.000 pesos. Ratifican el brutal ajuste a los que trabajaron toda su vida. El déficit cero es con el hambre de los jubilados”.

“El cinismo del Gobierno no tiene límites. Quieren presentar otra puñalada a 5 millones de jubilados como una buena noticia. Otra vez congelan la jubilación mínima y lo ‘venden’ como un aumento. Ya en 3 meses de Milei los haberes perdieron 20% en términos reales”, sumó.

En tanto, el diputado Esteban Paulón (PS) criticó que “los jubilados y jubiladas siguen pagando los platos rotos. Salió el DNU con la nueva fórmula de movilidad jubilatoria del Gobierno nacional y se consolida la pérdida de poder adquisitivo de las prestaciones”.

“Se desmiente el argumento de que el Congreso le impedía al Presidente hacer algo con las jubilaciones. Pudo hacerlo por DNU antes (y evitar la licuación). Ajustan mensualmente a partir de julio en base a inflación de mayo (justo cuando el Gobierno nacional pronostica que irá a la baja)”, advirtió.

Además, el santafesino observó que “el ’empalme’ en abril de 12,5% consolida el manotazo a las jubilaciones. En un período con un estimado de 88% inflación acumulada (diciembre 23/marzo 24) ni nos vimos. Los aumentos de mayo a julio son ‘a cuenta’, por lo que tendrán efecto neutro, para que siga la licuadora”.

“Por último, ¿cómo se determinan o calculan esos aumentos ‘a cuenta’? ¿De dónde salen los datos de junio? ¿Se refiere al bono? Poca claridad en varios aspectos que deben ser aclarados con urgencia”, reclamó.

Al contrario de la oposición, el diputado Gabriel Bornoroni (LLA) consideró que “el cambio en la fórmula de las jubilaciones es una GRAN NOTICIA”. “Los haberes de los jubilados se van a actualizar por inflación. Es una reparación histórica para quienes aportaron toda su vida. El gobierno de @JMilei tiene a los jubilados como una prioridad”, expresó el oficialista.

Adorni dijo que espera que para el Pacto de Mayo, “podamos tener ya discutida una reforma previsional”

El vocero presidencial sostuvo que si la oposición en el Congreso quiere sancionar un nuevo cálculo por ley, deberá ser “en pos de transformar el sistema en un sistema sostenible en el tiempo”.

Luego que el Gobierno oficializara el cambio en la fórmula jubilatoria por DNU, el vocero presidencial, Manuel Adorni, sostuvo que “esta nueva fórmula es absolutamente coyuntural y apelamos nuevamente a que la política esté a la altura y que en el Pacto de Mayo podamos tener ya discutida una reforma previsional, mucho más integral, como también una reforma laboral que haga que el sistema previsional sea mucho más sustentable”.

Consultado en conferencia de prensa sobre la discusión que la oposición impulsa en la Cámara de Diputados sobre distintos proyectos presentados, el funcionario afirmó que aceptarán “todas las recomendaciones” que sean “en pos de transformar el sistema en un sistema sostenible en el tiempo”.

“Si gustan proponer una fórmula que no sea el desastre que hicieron con la fórmula anterior, bienvenido sea. En tal caso lo analizaremos. En la fórmula anterior no tuvieron en cuenta una variable fundamental, que era la de la inflación”, expresó.

Adorni pidió que “dejen de proponer cosas que atenten contra los jubilados y el equilibrio de las cuentas públicas” o de “andar proponiendo cosas que suenan muy lindo”. “Hay un discurso populista que está muy instalado en un sector de la política”, cuestionó y consideró que si se plantea una nueva fórmula, ésta debe “ser con razonabilidad, que permita que el sistema sea sostenible en el tiempo y no estafe al jubilado”.

El vocero explicó que “desde el mes de abril los jubilados van a cobrar los aumentos mensuales ajustados por el IPC”, pero que “efectivamente en julio empieza a regir de manera plena esta fórmula”.

En ese sentido, indicó que en abril los haberes se ajustarán por la inflación de febrero (13,2%), con un adicional de 12,5% de recomposición y un bono de 70 mil pesos. “Va a ser una recomposición del 62%”, resaltó. Y defendió que “esto cambia radicalmente lo que iba a pasar con los haberes si no se cambiaba la fórmula; en abril y en mayo el aumento a los jubilados iba a ser 0%”.

Al responder a las críticas del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien opinó que el cambio de fórmula “es un atraco a los jubilados”, Adorni recordó que en los últimos 19 o 20 meses se dieron bonos “compensando la fórmula que su espacio político horrorosamente creó y viene estafando al jubilado”.

“La primera gran licuación que se le hizo al jubilado fue jubilar a 4 millones de personas sin aportes. Hoy el sistema tiene más aportantes en moratoria sin aportes completos que los que aportaron toda su vida. Los grandes responsables de haber devastado el sistema jubilatorio son ellos. Apelo a que recupere el sano juicio en el tema previsional”, completó.

Se oficializó la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que comenzará a regir plenamente en julio

A través del decreto publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno estableció un esquema de transición durante tres meses. En abril habrá un 12,5% extra.

El Poder Ejecutivo oficializó este lunes el decreto de necesidad y urgencia 274/24, por medio del cual modificó la fórmula de movilidad jubilatoria. La norma establece un cronograma de transición de tres meses, contemplando el índice IPC, pero el cálculo comenzará a regir plenamente en julio.

El jueves pasado, mientras la oposición arrancaba en la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados con el debate de los distintos proyectos de ley, sin la conformidad del oficialismo, que quería esperar a la nueva ley de Bases, el Gobierno decidió avanzar por decreto con el cambio.

“Esperar la cadencia habitual del trámite legislativo en el H. Congreso de la Nación, importa un perjuicio grave en el poder adquisitivo de los adultos mayores; es del caso recurrir al remedio constitucional establecido en el inciso 3 del artículo 99 de la Constitución Nacional”, argumentó el Ejecutivo sobre el uso del DNU.

En los considerandos, el Gobierno señaló que “la pérdida del poder adquisitivo de las jubilaciones como consecuencia del flagelo de la inflación y la vigencia de una fórmula de actualización de los haberes deficiente e injusta constituyen un problema ineludible y urgente que no puede ser postergado”.

“La gravedad de la crisis que enfrentan los adultos mayores hace que ellos no puedan aguardar hasta el mes de junio del corriente año para ver incrementados sus haberes”, agregó.

Con la nueva fórmula, los haberes se actualizarán mensualmente de acuerdo con las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional (IPC) publicado por el INDEC.
El DNU establece que la primera actualización “se hará efectiva a partir de las prestaciones previsionales correspondientes al mes de julio de 2024”.

“A los fines de la transición, para la determinación de la movilidad correspondiente al mes de junio de 2024, resultará aplicable la fórmula vigente a la fecha de dictado del presente”, detalla.
En tanto, en abril habrá un incremento de 12,5% “sobre los haberes prestacionales correspondientes al mes de marzo de 2024” y “un adelanto de la movilidad correspondiente al mes de junio de 2024”.

Mientras que en mayo se otorgará “un adelanto de la movilidad correspondiente al mes de junio” y en junio un incremento calculado conforme a la nueva fórmula.

Estos incrementos “serán a cuenta de la movilidad a pagar en junio de 2024 conforme el índice que se obtendrá de acuerdo a la fórmula de movilidad vigente a la fecha del dictado del presente”, precisa el artículo 5.

Asimismo, indica que “una vez obtenido el porcentaje que surja de esta, se descontarán los puntos porcentuales de los incrementos acumulados que la persona beneficiaria hubiera percibido. En caso de que estos superen el aumento calculado según la fórmula (…), no se descontará la diferencia, la que se considerará incorporada al haber. Si fueran menores a dicho aumento, se abonará la diferencia resultante”.

Sobre la fórmula que regía desde 2021, que combinaba RIPTE y recaudación de la ANSeS, sancionada durante el gobierno anterior, el Ejecutivo aseguró que “no cubre suficiente ni razonablemente el riesgo inflacionario que afecta los beneficios de los adultos mayores, pues no tiene en cuenta la variación de los precios; presenta un gran desfasaje entre la evolución de las variables económicas y su traslado a los haberes; se basa en datos que no son de fácil acceso para el público, lo que dificulta su control por parte de la ciudadanía; y supedita el resultado de la movilidad al éxito que tenga el Estado con la recaudación impositiva, cuya volatilidad e incertidumbre atentan contra la estabilidad y la previsibilidad que se espera de una fórmula de movilidad jubilatoria”.

 

 

Fórmula jubilatoria: en medio de diferencias entre la oposición y LLA por los tiempos, se reunirá la Comisión de Previsión Social

Fue convocada para este jueves a las 11. Se empezarán a tratar las distintas iniciativas presentadas. Desde el oficialismo consideran que hay que esperar que el Gobierno envíe su propuesta en la nueva ley de Bases.

Foto: HCDN

En medio de diferencias entre la oposición y el oficialismo sobre los tiempos para tratar la apremiante situación de los jubilados, castigados particularmente por la inflación, fue convocada este jueves la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados. El encuentro será a las 11 y en el mismo tomaría la posta como presidenta la cordobesa radical Gabriela Brouwer de Koning

La semana pasada fracasó una sesión pedida por Hacemos Coalición Federal, que buscaba acelerar los tiempos de esta discusión, pendiente desde el fracaso de la ley ómnibus en el verano. La idea era emplazar con día y hora a las comisiones, pero no se reunió quórum en el recinto. 

Posteriormente, el oficialismo habilitó la conformación de la Comisión de Previsión, cabecera de los proyectos presentados. Durante el encuentro, por cuestiones administrativas que no se previeron adecuadamente, asumió Karina Banfi de forma provisoria. El ofrecimiento a la UCR por parte de La Libertad Avanza para presidir la comisión se dio entre el final de la sesión en minoría y el comienzo de esa reunión. 

Durante el encuentro, varios diputados reclamaron establecer un cronograma de tratamiento, entre ellos lo hicieron con énfasis miembros de la Coalición Cívica. Allí se pidió ir prontamente a un plenario con Presupuesto y Hacienda, comisión presidida por el oficialista José Luis Espert

Sin embargo, para este jueves fue solamente convocada Previsión y Seguridad Social. Esto tiene que ver con la postura, tanto de Espert como del resto de La Libertad Avanza, de no anticiparse al debate antes que sea enviada por parte del Poder Ejecutivo la nueva ley de Bases, cuyo borrador conocido en los últimos días contiene una propuesta al respecto. Y esto pasaría recién después de Semana Santa. 

De acuerdo a ese texto, que circuló entre jefes de bloques dialoguistas y gobernadores, el Gobierno propone que los haberes previsionales se actualicen mensualmente por inflación y que la primera actualización “se hará efectiva a partir del 1° de abril de 2024”. Pero, a diferencia de lo que plantean diputados de la oposición, que buscan que se compense la inflación de enero (20,6%), el oficialismo estima un 10% de plus. 

En ese aspecto radica la mayor discrepancia, y de hecho el tema fue parte de las inquietudes que todos los visitantes a Casa Rosada -Pro, UCR y HCF- le transmitieron al ministro del Interior, Guillermo Francos

Entre las iniciativas para modificar la actual fórmula, hay presentadas por Juan Manuel López (CC-ARI), María Eugenia Vidal (Pro), Gisela Marziotta (UP), Pedro Galimberti (UCR), Alejandra Torres (HCF), Danya Tavela (UCR) y María Sotolano (Pro).

Este martes, el vocero presidencial, Manuel Adorni, negó que el Gobierno vaya a implementar una nueva fórmula de movilidad por decreto, porque es algo que debe debatirse en el Congreso. Sin embargo, la idea original de la ley de Bases -de diciembre- era suspender el esquema actual y dar aumentos discrecionales desde el Ejecutivo hasta tanto se sancione un nuevo cálculo. De hecho, fue lo que en 2020 hizo Alberto Fernández, hasta que en 2021 se aprobó la nueva fórmula, que combina el índice RIPTE y la recaudación para actualizar los haberes, hoy cuestionada por la pérdida que resultó en el poder adquisitivo de los jubilados ante la altísima inflación del último año.

 

Banfi aseguró que el tema de la fórmula jubilatoria “es urgente” y defendió la decisión de no haber bajado a la sesión

Tras la conformación -a medias- de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, en la que quedó provisoriamente como presidenta, la radical habló de la importancia de comenzar con reuniones informativas. 

Tras una insólita reunión constitutiva de comisión, la vicepresidenta del bloque radical, Karina Banfi, asumió provisoriamente la presidencia de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, cargo que quedará luego en manos de la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, quien no pudo ser designada por cuestiones reglamentarias. 

“Estamos en condiciones de debatir todos los temas. Hay varios proyectos para reformar la fórmula de movilidad jubilatoria y falta que ingrese la propuesta del Gobierno. Pero este tema es urgente”, sostuvo la legisladora en conversaciones con la prensa parlamentaria.  

En referencia a la sesión que se frustró este miércoles, impulsada por Hacemos Coalición Federal y a la que sólo bajaron cinco integrantes de la UCR, Banfi dijo: “Nosotros desde el bloque de la UCR consideramos que era fundamental no ir a la sesión para emplazar a una comisión, toda vez que estamos recién en 13 de marzo. Estamos en plena marcha de constitución de todas las comisiones, como se hace habitualmente en el calendario ordinario luego de la Asamblea Legislativa que hace la apertura el presidente de la Nación”.

“Una semana después citar una sesión para emplazar una comisión no nos pareció adecuado. Nosotros volcamos todos los esfuerzos efectivamente para que hoy se habilitara esta comisión y ya darle tratamiento. Hicimos un cuarto intermedio hasta este jueves, así que vamos a seguir debatiendo y discutiendo todos los temas que refieren a los proyectos de fórmulas de movilidad”, agregó.

La diputada vio con buenos ojos el planteo del cívico Maximiliano Ferraro, quien “propuso justamente una agenda y un calendario de tratamiento que nosotros desde la UCR sin duda vamos a respetar. Porque nos parece que es oportuno teniendo en cuenta la convocatoria de algunas reuniones informativas para que vengan especialistas, que vengan las autoridades del Gobierno, y que además estas reuniones deben hacerse de forma conjunta con la Comisión de Presupuesto, porque esto tiene una afectación presupuestaria. Ferraro pide el 9 de abril como límite para que se pueda estar sacando la media sanción de una nueva modalidad jubilatoria y ojalá que así lo podamos hacer”.

Durante la reunión, Ferraro solicitó que “el miércoles 20 a las 12 se dé inicio al tratamiento de estos expedientes en conjunto con la Comisión de Presupuesto y luego continuar en reuniones sucesivas no pudiendo emitir dictamen más allá del 9 de abril del corriente año”. 

Sobre la polémica que se generó en torno a la presidencia de la comisión, Banfi aseguró: “No es cierto que haya toma y daca como dicen en el kirchnerismo. Ojo, quizás ellos es lo que han tratado de hacer cada vez que han presidido esta Cámara. Pero nosotros nunca nos hemos prestado a ese tipo de manipulaciones. Presidir esta comisión es una gran responsabilidad. Yo lo dije, que estoy asumiendo provisoriamente por una cuestión incluso administrativa que ha tenido la Cámara con respecto a unas suplencias que se han dado sobre los miembros de mi bloque. Pero lo dije al principio, esto es una carga pública. Esto significa que tiene una responsabilidad pública poder presidir. Y es para nosotros, los radicales, no solo una responsabilidad, sino que es algo que sentimos realmente la representación de todos los sectores pasivos que hacen a la economía de la Argentina, que son nuestros jubilados”.

 

Se oficializó la sesión pedida por el bloque de Pichetto para discutir la fórmula jubilatoria

Fue convocada formalmente para este miércoles a las 12. Se trata de una iniciativa de la Coalición Cívica, que reclama se contemple la inflación.

El presidente de la Cámara baja, Martín Menem, habilitó la sesión que había sido pedida por el bloque Hacemos Coalición Federal, presidido por Miguel Pichetto, con el objetivo de discutir en torno a una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

La convocatoria, formalizada este lunes con la firma del secretario Parlamentario, Tomás Ise Figueroa, es para este miércoles a las 13.

El único proyecto que figura en el temario es el impulsado por los legisladores de la Coalición Cívica -dentro de HCF-, que proponen un cálculo de actualización en los haberes previsionales de manera mensual contemplando el índice de inflación.

Además, frente a la pérdida de poder adquisitivo de los últimos meses, en general, y del primer trimestre de este año, en particular, prevén que “la primera actualización que tenga lugar deberá ser complementada con un aumento generalizado de las prestaciones del 20,60%”, en referencia al número de inflación de enero. Además, dispone que “la primera actualización sobre la base de la movilidad se hará efectiva a partir del 1° de abril de 2024”.

Cabe resaltar que el proyecto no cuenta con dictamen de comisión, por lo cual se requieren dos tercios de los votos para habilitarlo dentro del recinto. No obstante, lo que sí podría aprobarse por mayoría simple es un emplazamiento a las comisiones, como ha sucedido con otros temas en años anteriores (Ley de Alquileres, boleta única de papel y humedales).

La primera prueba a sortear será la de alcanzar quórum, con 129 presentes. El bloque de Pichetto cuenta solamente con 23 miembros, a lo que se sumarían diputados de Innovación Federal, un bloque de nueve que responden a ciertos gobernadores.

En las primeras conversaciones entre HCF y Unión por la Patria, con 99 miembros, se barajó la posibilidad de que el bloque opositor más numeroso aporte al quórum a cambio de sumar otros temas para mandar a comisiones, tales como los proyectos relacionados a la prórroga del Fondo Nacional de Incentivo Docente y subsidios al transporte.

Desde el entorno de la presidencia del bloque radical consideraron que “el camino óptimo quizás no sea hacer esta semana una sesión especial, sino establecer un compromiso para dictaminar sobre el tema, una vez constituidas las comisiones”. Pero eso no asegura que un puñado de díscolos de la UCR quiera bajar al recinto si considera que el tema lo amerita.

La intención de un sector de la oposición, en el arranque de las ordinarias, es marcar la cancha al oficialismo y adelantarse a la discusión, cuando todavía no se sabe de qué manera el Poder Ejecutivo reflotará la ley ómnibus.

En el verano, durante el tratamiento del proyecto oficialista, que proponía suspender la actual fórmula sancionada durante el gobierno del Frente de Todos, el tema quedó afuera al retirarse el capítulo fiscal. La Coalición Cívica ya había advertido que buscaría dar la discusión durante la votación en particular, pero finalmente la ley fracasó.

Este lunes, durante una entrevista en el canal LN+, el presidente Javier Milei sostuvo que “está claro que la reforma del sistema previsional no es independiente de la reforma del mercado laboral” y afirmó que se necesita “una fórmula que no violente el déficit cero”.

Milei afirmó que la reforma previsional va atada a la reforma laboral

El presidente consideró que no se puede proyectar una nueva fórmula de movilidad que “genere déficit fiscal”. Criticó las moratorias y dijo que “en la transición hay parches”, en referencia a los bonos.

De vuelta en un estudio de televisión, pues las entrevistas que había dado desde que asumió fueron con periodistas invitados a Casa Rosada, el presidente Javier Milei sostuvo este lunes que “está claro que la reforma del sistema previsional no es independiente de la reforma del mercado laboral”.

Al ser consultado en LN+ por Antonio Laje sobre cuál es la fórmula de movilidad que planea el Ejecutivo, el mandatario señaló que “cualquier solución de cualquier tema que quieras enfrentar, tiene que respetar el déficit cero”.

En ese sentido, amplió: “Si se hace una fórmula que genera déficit fiscal hay varios problemas. Te endeudas y le cargas el costo del ajuste a todas las generaciones futuras. Si lo financio con emisión monetaria le cargo todo a la gente. Si lo hago con más impuestos, la economía no crece”.

Por eso, insistió que “la reforma previsional no puede estar escindida de la reforma laboral, porque hoy tenes 6 millones de personas en el mercado formal, privado, y tenes 8 millones afuera. Algo no funciona. Después están los empleados públicos y los monotributristes…”.

Con críticas a las moratorias otorgadas durante los gobiernos kirchneristas, Milei expresó que “si a los delirios populistas de la ‘Reina Polenta’ (en referencia a Cristina Kirchner) de duplicar jubilaciones metiendo gente sin aporte, le ponemos regulaciones laborales, tenemos una relación beneficiario-aportante que es un delirio”.

El presidente consideró que “en la transición (hacia otra fórmula) hay parches”, que son en realidad los bonos, “los que te están diciendo que la fórmula es tan mala”.

“Necesitas una fórmula que no violente el déficit cero y de modo tal que, cuando le des un recurso, sea genuino”, insistió, al tiempo que apuntó que con un blanqueo laboral “duplicaríamos la cantidad de aportantes al sistema”.

Aumento de las dietas de legisladores

A raíz de la polémica del fin de semana sobre el 48% de aumento a su salario y el de sus funcionarios, que este lunes quedó formalmente anulado, Milei anunció en vivo que echó al ministro de Trabajo, Omar Yasín.

Pero también se refirió al incremento del 30% en las dietas de los legisladores, que pidió retrotraer. “Antes cuando se subían las dietas quedaban expuestos, hoy muchísimo más con la penetración y velocidad de la información, quedan escrachadísimos”, expresó.

El jefe de Estado criticó que “se crearon mecanismos para que se disparen automáticamente (los aumentos) sin tener que levantar la manito. Estas cosas están escondidas, y salvo que seas un experto de toda esta maraña no te das cuenta y la verdad que nosotros somos outsiders”.

“Tanto Martín (Menem) como Victoria (Villarruel) dijeron ‘bueno, es aumento para la gente de la planta’, dieron el auemento y después se encuentran con que lo que implicaba”, dijo Milei, quien junto a la vicepresidenta fue durante dos años diputado nacional.

 

UP busca sumar temas a la sesión pedida por el bloque de Pichetto para tratar movilidad jubilatoria

El bloque más numeroso de la Cámara baja puede resultar clave para alcanzar el quórum, pero también quiere que se incorporen temas como el FONID y asistencia a las provincias.

Por Melisa Jofré

Tras el pedido de sesión que realizaron diputados de Hacemos Coalición Federal, el bloque presidido por Miguel Pichetto, para tratar la modificación de la fórmula de movilidad jubilatoria, se iniciaron los primeros contactos con parte de la oposición.

La bancada de 23 integrantes realizó la solicitud a Martín Menem sin consulta previa a otros de sus pares, incluso a la UCR. Sin embargo, de cara a alcanzar el quórum en esa reunión, el espacio de Unión por la Patria resulta clave con sus 99 integrantes.

El bloque que preside Germán Martínez todavía no tiene una postura tomada sobre si se sentarán o no en esa sesión, ni tampoco un análisis definido sobre la fórmula de movilidad que propone la Coalición Cívica. De hecho, es una cuestión incómoda para el otrora oficialismo, que impulsó el cálculo que hoy día se cuestiona desde el Gobierno y la oposición dialoguista.

Sin embargo, las incipientes conversaciones giran en torno a la posibilidad de ampliar el temario de esa sesión e incluir proyectos que el kirchnerismo también quiere discutir: Fondo Nacional de Incentivo Docente y asistencia a las provincias, principalmente en cuanto a subsidios al transporte del interior y obra pública (hay un proyecto presentado por Máximo Kirchner que reversiona lo que fue el Fondo Federal Solidario).

En cuanto al FONID, Hacemos Coalición Federal también pidió una sesión -para una semana después-, en base a un proyecto de Margarita Stolbizer. Este tema suma muchas iniciativas, que fueron presentadas desde UP, la UCR, el Frente de Izquierda e Innovación Federal.

Más allá de la propuesta de aunar proyectos, en UP buscan esperar con prudencia qué saldo dejará la reunión entre los gobernadores y el Poder Ejecutivo este viernes en Casa Rosada. Se verá también si después de ese encuentro se conoce algún tipo de reacción desde La Libertad Avanza, que por ahora no se sabe qué hará de cara a esa sesión.

Lo que sí prima desde el kirchnerismo es la postura de no entrar en una “guerra” de sesiones. “Hay bloques que ven más conveniente que la Cámara funcione a que esté cerrada, como quieren La Libertad Avanza y el Pro. (Javier) Milei quiere que esto esté congelado y eso es lo que se está viendo que no va a pasar”, expresaron con cierta satisfacción desde UP.

En caso de que la primera minoría se sume a la sesión pedida por HCF, que contaría además con sus pares de Innovación Federal, el bloque de 9 que responde a un grupo de gobernadores, el quórum alcanzaría sólo con la asistencia perfecta de esas tres bancadas.

En principio, más que la expectativa por alcanzar los dos tercios, pues los proyectos no cuentan con dictamen, la mirada estaría puesta en lograr la aprobación para emplazar a las comisiones a que debatan los temas -con fecha y hora-, una práctica que se vio en el último período del gobierno anterior, con los casos por ejemplo de la Ley de Alquileres, boleta única de papel y humedales.

Esto también obligaría a la Presidencia de la Cámara baja a acelerar la conformación de algunas comisiones, para las cuales ya se les pidió a los bloques remitir el listado de los integrantes que quieren tener en cada una.

 

El bloque de Pichetto pone sobre la mesa la fórmula de jubilaciones y pide una sesión especial en Diputados

Hacemos Coalición Federal solicitó una sesión para el próximo miércoles a las 13. La bancada dialoguista busca “marcar la cancha” con un tema de alto interés social. 

En el arranque del período ordinario, el bloque Hacemos Coalición Federal en la Cámara de Diputados, presidido por Miguel Pichetto, decidió poner sobre la mesa un tema de altísimo interés social, con el pedido de una sesión especial para debatir una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. 

La bancada, catalogada dentro de los “dialoguistas” durante el tratamiento de la ley de Bases, pidió una sesión para el próximo miércoles 13 de marzo a las 12, con un único proyecto en el temario: el presentado por los legisladores de la Coalición Cívica -integrantes del bloque- que propone actualizar los haberes previsionales mensualmente por inflación

“La idea nuestra es tratar de marcar agenda política, de marcar la cancha con un tema que el Gobierno trata de invisibilizar”, aseguró a este medio uno de los miembros de HCF que participó este martes de una reunión con sus pares, tras la cual se conoció la solicitud que lleva las firmas de Emilio Monzó, Nicolás Massot, Juan Manuel López, Ricardo López Murphy y Margarita Stolbizer, entre otros. 

Cabe resaltar que el proyecto no cuenta con dictamen de comisión, por lo cual se requieren dos tercios de los votos para habilitarlo dentro del recinto, un trámite que no resultará sencillo sin acuerdos previos. No obstante, la intención es adelantarse al oficialismo, cuando todavía no se sabe de qué manera el Poder Ejecutivo reflotará la ley ómnibus. 

Pero, además, HCF tiene 23 integrantes y el quórum se alcanza con 129 legisladores sentados en sus bancas. Sin embargo, fuentes del bloque afirmaron a parlamentario.com que el pedido de sesión decidieron hacerlo sin que haya habido conversaciones previas con Unión por la Patria, la bancada que más número podría aportar. Y tampoco esperaron a acordar con la Unión Cívica Radical para que adhieran a la solicitud. 

Desde el bloque presidido por Pichetto está la sospecha de que el tema “el Gobierno lo va a volver a esconder en la ley ómnibus”. En el verano, durante el tratamiento del proyecto oficialista, que proponía suspender la actual fórmula sancionada durante el gobierno del Frente de Todos, el tema quedó afuera al retirarse el capítulo fiscal. La Coalición Cívica ya había advertido que buscaría dar la discusión durante la votación en particular, pero antes que eso llegara a suceder se dio el fracaso del texto. 

Al ser consultado sobre si bajarían el pedido de sesión en caso que La Libertad Avanza abra un camino de diálogo para avanzar sobre el tema en comisiones, un diputado de HCF expresó: “Si nos llaman y nos dan una demostración lógica y cabal, vamos a dialogar. Pero los jubilados no pueden esperar”. 

Además, según supo este medio, en un primer momento se evaluó la posibilidad de incorporar a la sesión el tema del Fondo Nacional de Incentivo Docente, donde hay presión de otros bloques de la oposición, entre ellos UP. Sin embargo, finalmente acordaron comenzar por “una causa que abarca a toda la sociedad” y “no mezclar los temas”. 

El proyecto de los “lilitos” propone que las jubilaciones se actualizarán mensualmente conforme la variación del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado y publicado por el INDEC. “La primera actualización que tenga lugar deberá ser complementada con un aumento generalizado de las prestaciones del 20,60%”, establece, en referencia al número de inflación de enero. Además, dispone que “la primera actualización sobre la base de la movilidad se hará efectiva a partir del 1° de abril de 2024”. 

 

La Coalición Cívica aseguró que insistirá con la fórmula de movilidad 

El titular del partido y diputado nacional, Maximiliano Ferraro, sostuvo que en marzo se “debe resolver esta situación”. 

El presidente del partido de la Coalición Cívica y diputado nacional, Maximiliano Ferraro, aseguró que su espacio insistirá con el cambio de la fórmula de movilidad jubilatoria cuando arranque el período ordinario. Días atrás, desde el bloque presentaron un proyecto de ley

Los legisladores que responden a Elisa Carrió planeaban plantear el tema durante la votación en particular de la ley ómnibus, pero finalmente se cayó. Originalmente la ley de bases proponía suspender la fórmula vigente (desde diciembre de 2020), pero no estipulaba un nuevo cálculo. Luego el tema se retiró junto al capítulo fiscal. 

En su perfil de la red social X, Ferraro advirtió que “cuando el ajuste de un plan económico usa de variable a uno de los sectores más vulnerables, como los jubilados, a lo injusto se suma lo inmoral”. 

“El tremendo ajuste lo están pagando nuestros jubilados, por eso seguiremos insistiendo con tratar un nueva fórmula de movilidad jubilatoria, para terminar con la fórmula del kirchnerismo que los empobreció”, señaló. 

Y, ante la finalización del período de sesiones extraordinarias, el legislador resaltó que “durante el mes de marzo el Congreso puede y debe resolver esta situación”.

 

 

Fernández negó que Cristina haya influido en los cambios a la movilidad jubilatoria en el Senado

En una entrevista radial, el presidente reveló que las modificaciones introducidas en la Cámara alta al proyecto original fueron producto de notas del diario Clarín.

El presidente Alberto Fernández defendió este miércoles la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, sancionada el 29 de diciembre último, y negó que haya habido influencia de la vicepresidenta Cristina Kirchner en los cambios introducidos en el Senado al proyecto original; por el contrario, reveló que esas modificaciones se introdujeron a partir de notas de diario Clarín.

“Cada vez que pasan estas cosas, enseguida parece que Cristina ‘mandó a hacer’… yo sé que a muchos les rinde para su público, pero ¿qué tiene que ver Cristina?”, se quejó Fernández en una entrevista en Radio con Vos, con el periodista Ernesto Tenembaum.

El presidente explicó: “Lo que pasó con la fórmula de actualización de las jubilaciones fue que nosotros mandamos al Congreso exactamente la fórmula de Cristina, la que estuvo vigente en aquel momento, que decía que dos veces al año se actualizaban las jubilaciones siguiendo un índice”.

“Nosotros tomamos ese índice y tomamos los dos períodos de actualización, marzo y septiembre. Ocurrió que los senadores advirtieron -porque el diario Clarín empezó a escribir sobre eso- que como hubo un aumento en diciembre y la actualización era cada seis meses, en Diputados -donde hay una presencia opositora mayor- podían empezar a embromar con que había que darle a los jubilados en marzo el aumento de los seis meses previos”, siguió.

“Yo dije ‘ya les di el 5%’ y ellos dijeron ‘ellos están planteando que les tenés que dar todo, porque es una nueva ley y hay que retrotraer de diciembre a marzo y pagar todo’. Lean los diarios Clarín de esos días y van a ver que ese era un caballito de batalla”, sugirió Fernández.

A raíz de eso, comentó que convocó a una reunión a los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni, donde resolvieron que la fórmula, que empezó a regir el 1ro de enero, contemplara aumentos cada tres meses en lugar de cada seis. “Hicimos el costo fiscal de eso, que era un poco más, y terminamos la discusión”, dijo.

Por eso, concluyó: “Lo que ocurrió en la realidad es que no hicimos lo de Cristina, hicimos algo distinto, pero todos están convencidos de que lo hicimos porque Cristina dijo ‘hagan esto’, y eso nunca pasó”.

La nueva fórmula de movilidad previsional, publicada este lunes en el Boletín Oficial, establece que los aumentos se otorgarán según un índice que combina en un 50% la recaudación tributaria de la ANSES, y en otro 50% la variación salarial.

Máximo K. dijo que los jubilados podrán “recuperar paulatinamente sus ingresos”

Con un discurso encendido contra la oposición, el jefe de la bancada oficialista aseguró que “lo que estamos haciendo es cumplir con lo que prometimos en la campaña electoral”.

maximo kirchner sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

Con un encendido discurso, que terminó entre aplausos de sus pares, el jefe del bloque Frente de Todos, Máximo Kirchner, defendió la nueva fórmula de movilidad y dijo: “Lo que estamos haciendo nosotros es cumplir con lo que dijimos en la campaña electoral, que creíamos que esta fórmula era la mejor para que jubilados y jubiladas paulatinamente pudieran recuperar los ingresos que perdieron con el cambio de fórmula que hizo Mauricio Macri, y no sólo por el cambio de fórmula sino con la política macro”.

“En el 2017, el jefe de Gabinete del macrismo, Marcos Peña, durante el proceso electoral, le aseguró a todos y a todas que no iba a haber una reforma previsional en la Argentina. Meses después, nos encontrábamos con la instalación de esta fórmula que hoy venimos a cambiar”, recordó.

En otro tramo, el hijo de la vicepresidenta señaló que su madre vetó el 82% vital y móvil para jubilados, algo que critica la oposición. Entonces, preguntó: “¿Por qué no lo hicieron cuando fueron gobierno? Uno no puede proponer cosas para joder al otro, uno tiene que ser racional. Tuvieron cuatro años para aprobar esa ley vetada por Cristina”.

“ANSES morigeró en esta pandemia de manera inteligente, sensible y humana el pago de intereses por el que jubilados y jubiladas se habían endeudado durante el gobierno de Macri, incluso para pagar los servicios públicos, la luz y el gas”, destacó.

Y levantó la tensión en el recinto cuando mostró en sus manos balas de gomas, para hacer mención a la votación de hace tres años atrás. “Como sabía que iban a traer una piedra, porque se han vuelto muy previsibles y su electorado no les pide más que eso, les traje las balas de goma. Estas son las balas de goma que ustedes usaron. Y las muestro solamente porque trajeron las piedras”, expresó.

“Acá están las balas que tiraron sobre la gente, que son los verdaderos resistentes. Ustedes no son resistentes, ustedes son el poder. Pueden haber perdido una elección, pero son el poder de la Argentina. Resistir, resistieron los compañeros y compañeras en la plaza afuera”, agregó.

Más adelante les pidió a los opositores que “reflexionen también por qué perdieron. ¿Por qué perdieron si tenían un Fondo Monetario que les daba 44 mil millones de dólares? ¿Por qué perdieron si los dos diarios más grandes de la Argentina decían que era la gestión más exitosa de la Argentina y que en la gobernación de la provincia había una leona? 20 puntos de diferencia le sacamos a ‘la leona’. Eso es la falta de gestión, la falta de sensibilidad, no entender lo que le pasa a la gente”.

“Griten todo lo que quieran, insulten todo lo que quieran, porque es la mayor certeza de que la próxima elección se las vamos a volver a ganar. Carecen de argumentos, les sobran insultos”, disparó y reiteró que “esta fórmula va a recuperar paulatinamente la calidad de vida de los jubilados y jubiladas”.

Negri afirmó que “con esta ley lo único seguro es que los jubilados van a ir para atrás”

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio rechazó la norma impulsada por el Gobierno y le pidió al oficialismo que “asuman que se ahorraron 100 mil millones de pesos ajustando sobre los jubilados durante este año”.

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri, afirmó que con la nueva ley de fórmula de movilidad “lo único seguro es que los jubilados van a ir para atrás”, al dar su discurso de cierre y expresando el rechazo de su interbloque.

“Esta piedra que tengo acá no es un acto chovinista. Me acompaña porque en mi vida me convencí que la democracia no es la violencia, les guste o no. Acá queda apoyada en esta banca, no agravio a nadie. Es un signo de madurez que hoy no haya violencia”, arrancó, en alusión a la votación polémica de tres años atrás, con incidentes en las afueras del Congreso.

Y continuó: “Tengo muchos años en el Parlamento, no generalizo. Digo que en la política uno tiene que poner pasión, equivocarse, rectificar. Pero el cinismo es la degradación de la política. Negar la violencia, hacerse aplaudir como justo, es un acto de cinismo”.

“Vemos que hoy decidieron nuevamente actualizar las jubilaciones teniendo en cuenta la recaudación impositiva y la evolución de los salarios. No decimos por capricho que no a la recaudación. Es muy sencillo: en 60 años hemos tenido 14 recesiones. Es impredecible la economía argentina y si, además le ponen un tope a la recaudación estableciendo que es sólo la de la Anses, lo que tenemos es la seguridad de que los jubilados van para atrás el año que viene, lo saben ustedes y lo sabemos nosotros”, señaló.

El cordobés remarcó que “en 2020 ya están los números, no hay un problema ideológico. Los de la mínima perdieron mil pesos por mes”. “Hay que poner los pies sobre la tierra, asuman que se ahorraron 100 mil millones de pesos ajustando sobre los jubilados durante este año”, le enrostró al oficialismo.

Negri recordó además cuando “Alberto Fernández decía en campaña que entre los bancos y los jubilados se quedaba con los jubilados. Decía que ‘el macrismo se robó la Argentina y nos llenó de Leliqs’. Resulta que ahora hay doble de Leliqs que durante el gobierno anterior”.

“Hay que cuidar mucho la palabra y buscar acuerdos de fondo. El presidente deberá recordar que se abrazó a los bancos, no se abrazó a los jubilados. En vez de votar hoy 29 de diciembre esta ley contra los jubilados la hubieran votado ayer 28, que era el día de los inocentes”, finalizó.

En la última sesión del año, el FdT logró en Diputados la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Con la ayuda de bloques provinciales, el oficialismo se alzó con la aprobación del nuevo cálculo, que combina recaudación de la ANSeS y variación salarial, formato similar al aplicado durante los mandatos de Cristina Kirchner.

Por Melisa Jofré

Tras un debate de más 10 horas, marcado por algunos momentos picantes, el oficialismo consiguió durante la última sesión del año en la Cámara de Diputados la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, impulsada por el Gobierno nacional. La norma cosechó 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

Para la aprobación de la iniciativa, el Frente de Todos logró el apoyo de distintos bloques provinciales. Uno de ellos fue la bancada de Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, con cuatro legisladores. Por el Interbloque Federal también acompañaron su titular, Eduardo “Bali” Bucca, y Andrés Zottos, ambos del bloque Justicialista.

El oficialismo contó, también, con el respaldo de los seis miembros del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón; de los dos diputados de Acción Federal, y de la neuquina Alma Sapag.

Una vez más, el Interbloque Federal se dividió a la hora de la votación, ya que lo hicieron negativamente los tres diputados de Consenso Federal -Alejandro “Topo” Rodríguez, Jorge Sarghini y Graciela Camaño-; y los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez, cada uno con su propio monobloque. Los únicos a favor fueron, como se mencionó, los cordobeses, Bucca y Zottos.

Con un enfático reclamo por la ausencia de una cláusula de garantía sobre la inflación, y haciendo referencia a palabras como “ajuste” y “robo”, rechazaron rotundamente la ley los diputados del interbloque Juntos por el Cambio y los dos legisladores de la izquierda -Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano-. Otro voto en contra fue el de la tucumana Beatriz Ávila.

Durante el debate hubo varios reclamos de diputados por el tratamiento de la ley en paralelo con la discusión del proyecto de legalización del aborto en el Senado, situación que algunos definieron como “cortina de humo”.

fernanda raverta sesion diputados 29 diciembre 2020
La titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, asistió a la sesión junto a funcionarios del organismo.

A pocos días de haber asumido Alberto Fernández hace un año atrás, mediante la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, se suspendió la fórmula de movilidad implementada desde diciembre de 2017, cuando fue votada con incidentes en las calles bajo la gestión de Mauricio Macri.

A lo largo del 2020, los haberes de jubilados y beneficiarios de distintas asignaciones sociales se actualizaron mediante decretos del Poder Ejecutivo, y en la recta final del año se envió al Congreso el proyecto de la nueva fórmula, previo trabajo de una comisión mixta especial, que contó todo el año con la participación de especialistas, pero la oposición denunció que no hubo consenso a la hora del dictamen final.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017 -durante las dos presidencias de Cristina Fernández de Kirchner y el comienzo del gobierno de Cambiemos-, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

A partir de la nueva norma, y mediante una modificación que se introdujo durante el debate en el Senado, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año. Otro punto es que el aumento del 5% otorgado en diciembre -por decreto- no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021.

Debate con reproches cruzados

El arranque del debate estuvo a cargo del entrerriano Marcelo Casaretto (FdT), titular de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, quien sostuvo que “el objetivo de este Gobierno es que crezcan la Argentina y los beneficios del crecimiento lleguen a los trabajadores y los jubilados. Por eso vinculamos dos variables esenciales: salarios de trabajadores en actividad y la mejora en la recaudación”.

El miembro informante del oficialismo comparó las dos fórmulas que tuvieron vigencia en las últimas dos décadas: “La de 2008, que les permitió a los jubilados mantener el poder adquisitivo y mejorar un 26% el poder adquisitivo; y la de 2017, que hizo que dos años después los jubilados perdieran un 19% frente al poder adquisitivo, si lo medimos en términos de inflación”. “Esta es una muy buena ley para los jubilados y los argentinos, y el tiempo nos dará la razón”, defendió.

Casaretto fue el encargado de abrir el debate.

Luego le siguió el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (FdT), quien reforzó que “tenemos una fórmula que se compone de dos partes: salarios e impuestos. Ambos indefectiblemente tendrán que aumentar porque las políticas públicas llevarán a eso. ¿Alguien imagina paritarias por debajo de la inflación? Las paritarias se van a cerrar todas por arriba de la inflación”.

“El piso de esta nueva fórmula está en la garantía de las políticas públicas, en que los salarios se van a incrementar, que la recaudación va a subir y eso va a dar una fórmula virtuosa”, aseguró el porteño.

De la vereda opuesta, el puntano Alejandro Cacace (UCR) afirmó que “el concepto” de la nueva fórmula de movilidad “es el ajuste” y “el único motivo por el cual se impulsa este proyecto es ahorrar recursos”. Con críticas hacia el presidente por sus promesas de campaña sobre los jubilados, el radical señaló que la suspensión de la fórmula de 2017 “resultó en una pérdida para todos los jubilados”.

“Bajo la ley de movilidad suspendida, todos los jubilados debieran haber recibido en este 2020 un aumento del 42% en sus haberes”, resaltó. Sin embargo, el legislador agregó que “ningún jubilado recibió lo que le correspondía por ley”, sino que el incremento fue de “un 35% para la mínima, y hasta un 24% para aquellos que cobran el haber máximo del régimen general”.

En el mismo sentido, la porteña Paula Oliveto (CC-ARI) enfatizó: “Llámenlo como quieran, en mi barrio esto se llama ajuste”. “Me resisto como clase dirigente, como clase política, a argumentar quién jorobó más a los jubilados, si ustedes u otros; a los jubilados hace años los viene jorobando la clase política y esto nos tiene que interpelar a todos. ¿Qué tienen para festejar esta tarde?“, reflexionó.

Además, la opositora cuestionó argumentos del oficialismo al preguntarse “¿qué dicen que los jubilados están mejor? El 60% gana 19 mil pesos, una pieza en un barrio popular no baja de 15 mil, un kilo de carne no baja de 500 pesos, ¿qué dicen que están bien? ¿En qué país viven?”.

Los diputados de JxC Cristian Ritondo, Mario Negri y Juan Manuel López denunciaron un “robo a los jubilados”.

En defensa de su propio dictamen de minoría, el diputado Nicolás Del Caño (FIT) dijo que “una vez más estamos asistiendo a un ajuste a millones de jubilados y jubiladas”. “Acá no hay grieta, todos los gobiernos le meten la mano en los bolsillos a los jubilados”, denunció.

Para el legislador de la izquierda, “está clara la voluntad política del Gobierno de que si los salarios y la recaudación van por debajo de la inflación, claramente los jubilados van a perder, esa es la decisión política de este Gobierno con esta ley”.

A favor del proyecto, el pampeano Ariel Rauschenberger (FdT) remarcó que el gobierno de Alberto Fernández vino “a recuperar y fortalecer el poder adquisitivo de nuestros jubilados y de nuestro sistema jubilatorio”.

“Suspendimos la fórmula que le había quitado un 20% de ingreso a los jubilados en el 2018 y 2019”, destacó y sumó que “ante una ANSeS devastada, fuimos por la recuperación y el fortalecimiento del FGS”.

El oficialista consideró que la nueva fórmula se inscribe bajo los “conceptos de solidaridad y redistribución”, al tiempo que “pretende dar sustentabilidad al sistema”. Para el diputado, el nuevo cálculo debe observarse en relación con el “proyecto de país”, y comparó que en la gestión macrista éste era “atado a la inflación, a la timba financiera y a la especulación”, mientras que “nosotros queremos un país atado al crecimiento, al desarrollo y a la inversión”.

A su turno, el santafesino Luciano Laspina (Pro) opinó que “lo que tenemos que garantizar” es “un piso ajustado obviamente por inflación, que les garantice a los jubilados que no van a perder en el tiempo”. “Si después se les quiere dar más, tiene que haber una discusión política, bienvenida sea, y si les quieren dar más, pues empiecen por cumplir la fórmula de 2017 que les daba entre 5 y 18% más de lo que les dieron este año”, siguió.

“Para qué prometer que en el futuro, cuando la economía salga del estancamiento kirchnerista estanflacionario que lleva más de 10 años, ahí sí quizás les mejoremos las jubilaciones”, lanzó el macrista y añadió que “el año que viene la inflación se va a acelerar, porque este año va a terminar alrededor del 35, 40%, con una caída de 12 puntos del PBI, congelamientos tarifarios, precios cuidados que están por explotar, ¿cómo podemos decir que la inflación el año que viene no va a aumentar?”.

Por su parte, el bonaerense Jorge Sarghini (Consenso Federal) advirtió que “el sistema previsional está quebrado” y “hay que financiarlo con el Tesoro”, por lo cual “no hay forma que pueda dar sustentabilidad”.

“No se abordan las cuestiones de fondo”, se quejó, y amplió: “El sistema previsional argentino es insustentable, porque el 50% de los trabajadores privados están en negro. Tenemos que buscar como resolver eso”. “El talón de Aquiles es el grado de informalidad de Argentina”, insistió el legislador.

A favor de la propuesta del oficialismo, el titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, valoró que “aun no siendo la mejor fórmula que se puede establecer, es una fórmula que mira en positivo. Y mirar en positivo es mirar una vida que se pueda proyectar, no una medida de caos”.

“La fórmula que se va a resolver en la votación es la que rigió durante ocho, nueve años, en un país que permitió que el haber de los jubilados se favoreciera en un 26%. Y la verdad que yo tengo el deseo de que la Argentina, rebote, porque esta Argentina se paralizó fruto de la pandemia… y en ese rebote tengo la visión de que los ingresos de las cajas de jubilación van a mejorar”, argumentó para anunciar su apoyo.

El mendocino manifestó que “fuere como fuere, la fórmula es una que da previsibilidad hacia adelante” y confesó su “satisfacción” por el debate, no obstante, reclamó que “lo estemos haciendo a escondidas, cuando se está discutiendo la interrupción del embarazo en el Senado”.

eduardo wado de pedro sergio massa sesion 29 diciembre 2020
También pasó por el recinto el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. (Foto: Prensa Sergio Massa)

“Es una calamidad estar con dirigentes políticos que son cortoplacistas y que por ganar una elección son capaces, como Alberto Fernández, de prometerles 20% de aumento y luego, prácticamente, congelarles sus haberes jubilatorios”, cargó el mendocino Alfredo Cornejo (UCR).

Para el presidente de la UCR Nacional, ésta “no es cualquier fórmula, es una que está atada a la macroeconomía y a reducir el déficit fiscal”. En esa línea, fustigó que en el Gobierno “ni siquiera son capaces de decir la verdad, porque si aclararan que tenemos un problema de déficit fiscal y queremos congraciarnos con el FMI para ganar credibilidad” el debate “sería más honesto, más profundo y probablemente alcanzaríamos consensos”, señaló.

También recordando la promesa de campaña de Fernández, el porteño Fernando Iglesias (Pro) mencionó que el aumento a las jubilaciones “lo iban a pagar con los intereses de las Leliqs”, sin embargo, “el stock de las Leliqs -este año- más que se duplicó, está llegando a triplicarse. Va a andar por el billón y medio, duplicándose el año que viene”. “Entre los bancos y los jubilados, ¿a quién eligió nuestro presidente, que no decepcionó en nada?”, disparó.

La intervención del macrista levantó uno de los momentos más polémicos en la discusión, a raíz de que se preguntó “¿a quién eligen cuando liquidan los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad en dólares? Nadie vende dólares. El príncipe Massimino Dolcefarniente (en alusión a Máximo Kirchner), que no lo veo por acá, no vende sus activos en dólares; la reina Cleopatra (en alusión a Cristina Kirchner) no vende sus activos en dólares”. Y completó diciendo que “a los activos de los jubilados los están rematando para calmar el contado con liquidación”.

Avanzando el debate, la diputada Fernanda Vallejos (FdT) aseguró que la mejora de salarios, la actividad y el empleo “van a garantizar la mejora en la calidad de vida de nuestros jubilados y jubiladas, así como del conjunto de los argentinos y las argentinas”.

“Es ese sendero de recuperación, el que transitamos hasta 2015, el que queremos restaurar junto con esta fórmula, para que los salarios de los trabajadores activos y las jubilaciones de los trabajadores pasivos recuperen su rol vital en la economía y para que con ellos, vuelva a imperar la justicia social en nuestra Patria”, expresó la oficialista.

En su discurso, además, le recordó a Juntos por el Cambio que en 2015, cuando asumió el gobierno de Macri, la jubilación de Argentina “era la más alta de América Latina” en 436 dólares. Pero durante la gestión anterior “las jubilaciones retrocedieron desde los 436 dólares de 2015, a 224 dólares en diciembre de 2019”, indicó. “Es decir, medida en dólares -continuó-, la jubilación perdió la mitad de su valor, durante esos cuatro años. Y en el ranking regional, de ser los primeros, caímos al puesto once”.

Anunciando el voto a favor de su bloque, el titular de Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, rememoró que en la votación de diciembre de 2017 los diputados de su espacio votaron a favor porque “lo hicieron pensando en la gobernabilidad, un concepto que no he escuchado en este debate”. “Por eso se votó entonces y por eso vamos a votar hoy”, ratificó y justificó: “Apostamos a la gobernabilidad”.

“¿Si esta ley fuera tan buena la estaríamos tratando hoy, entre verdes y celestes y dándoles un futuro negro a los jubilados?”, planteó el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, quien recordó -al igual que lo hicieron varios de sus pares- la diferencia de contexto con el que se sancionó la fórmula de movilidad durante el gobierno de Macri.

El porteño subrayó que “este año no hay ningún trabajador que haya ganado contra la inflación”, al tiempo que reprochó al Gobierno que, a los jubilados, “en vez de darles lo que le prometieron, le sacaron lo que tenían”. “Que me muestren un solo dato que no sea un relato; hoy saben que les están mintiendo, y que van a tener que poner la cara con nuestros viejos para decirles lo que hicieron”, agregó.

El jefe del Frente de Todos, Máximo Kirchner, junto al presidente de la Cámara, Sergio Massa.

En el tramo de los cierres, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, exhibió en su mano una piedra -más temprano lo había hecho su par Javier Campos- y empezó: “En mi vida me he convencido que la democracia no es la violencia”. “Me parece un signo de madurez que se haya dado un salto en ese sentido”, dijo, en referencia a la votación de hace tres años atrás.

“Decidieron nuevamente actualizar sobre la recaudación impositiva y la evolución salarial”, apuntó el cordobés y aseveró que no estar a favor de la recaudación “no es un capricho”, sino que en Argentina “en 60 años hemos tenido 14 períodos de recesión” y “es impredecible” esa variable. “El año que viene van para atrás los jubilados, no van a para adelante”, exclamó el radical y habló de “incertidumbre previsional” porque “ignorar la inflación es tener una miopía sobre el grado de la crisis de la economía argentina”.

Finalmente, y con un discurso recargado, el presidente del Frente de Todos, Máximo Kirchner, enfatizó que “lo que estamos haciendo es cumplir con lo que dijimos en la campaña electoral”, para que los jubilados “puedan recuperar paulatinamente lo que hizo que perdieran la fórmula de Macri, y no solo con la fórmula sino con la política macro que se aplicó”.

Al mostrar en sus manos las “balas de gomas que ustedes usaron, y las muestro únicamente porque trajeron las piedras”, el diputado oficialista levantó la tensión en el recinto, y denunció también que en esa jornada de 2017, Cambiemos desplegó una “descarnada represión” y realizó “espionaje previo” sobre los grupos que se movilizaron al Congreso.

“No nos quieren escuchar a nosotros como no quisieron escuchar a la gente, ¿y saben por qué perdieron? Por ese tipo de situaciones. Viven agrediendo, están llenos de odio, y ojalá algún día reflexionen si quieren volver a ser gobierno en Argentina”, le disparó a los diputados de Juntos por el Cambio.

Sarghini advirtió que “el sistema previsional está quebrado”

El diputado de Consenso Federal, en contra de la fórmula de movilidad propuesta por el oficialismo, criticó que no se aborden las “cuestiones de fondo”.

jorge sarghini sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

El diputado nacional Jorge Sarghini, del bloque Consenso Federal, advirtió este martes que “el sistema previsional está quebrado” porque la mitad de los trabajadores privados “están en negro”, por eso criticó que no se aborden las “cuestiones de fondo”.

El legislador observó como desde el Frente de Todos y Juntos por el Cambio “se echan las culpas unos a otros del castigo a los jubilados”. “Qué capacidad que tienen para forzar los números y demostrarle al otro que lo que hicieron fue mejor”, señaló, para remarcar que, sin embargo, los jubilados ven que “hoy sus mínimas no alcanzan a cubrir la canasta básica”.

En ese sentido, pidió a sus pares “un poco de autocrítica, un poco de reflexión de lo que cada uno ha hecho y piensa hacer”.

“El sistema previsional está quebrado, hay que financiarlo con el Tesoro”, enfatizó, por lo cual manifestó que “no hay forma que pueda dar sustentabilidad”. “Lo único que tenemos respecto del futuro es incertidumbre”, dijo.

En contra de la fórmula de la gestión macrista, el bonaerense resaltó que la misma “era de injusticia social” y “solo puede triunfar cuando la economía fracasa”.

Pero en referencia al nuevo cálculo propuesto por el Gobierno, Sarghini defendió el reclamo para que se incorpore una “cláusula de garantía” porque “el proyecto está pensado para una economía sana” y “no creemos que las previsiones del oficialismo sean las que dicen que van a ser, y van a terminar pagando el pato los jubilados”, alertó.

El diputado acusó al oficialismo de no hacer esa incorporación porque “le gustó confrontar con los otros”, en alusión a Juntos por el Cambio, y también criticó que “no se animan a ser cámara revisora de lo que el Senado determina”.

En otro tramo, el legislador observó que “si se cumplen las proyecciones del Presupuesto, los argentinos en el año 2023, después de tres períodos de gobierno, vamos a ser un 15% más pobres por habitante”. “Lo único que hay es una caída real de las jubilaciones y perspectiva de mayo caída”, continuó.

“No se abordan las cuestiones de fondo”, se quejó, y amplió: “El sistema previsional argentino es insustentable, porque el 50% de los trabajadores privados están en negro. Tenemos que buscar como resolver eso”. “El talón de Aquiles es el grado de informalidad de Argentina”, insistió.

Finalmente, consideró que “o seguimos por los atajos, por la política chiquita, por seguir manejándonos por las encuestas, o ajustando nuestras acciones de gobierno solo pensando en la elección que viene; o de una vez por todas nos ponemos de acuerdo y buscamos un serio diagnóstico de los problemas estructurales”.

Del Caño dijo que “una vez más estamos asistiendo a un ajuste a millones de jubilados”

El diputado del FIT criticó tanto al Frente de Todos como a Juntos por el Cambio. Además, afirmó que “la decisión política del Gobierno” es que “si los salarios y la recaudación están por bajo de la inflación, los jubilados van a perder”.

nicolas del cano sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

El diputado nacional Nicolás Del Caño afirmó este martes, durante el debate de la nueva fórmula de movilidad, que “una vez más estamos asistiendo a un ajuste a millones de jubilados y jubiladas”. “Acá no hay grieta, todos los gobiernos le meten la mano en los bolsillos a los jubilados”, denunció.

El legislador del Frente de Izquierda cuestionó, más allá de su apoyo a la ley del aborto legal, que la discusión se dé en paralelo con un debate tan transcendente en el Senado. “Están queriendo que pase desapercibido un ajuste que va a perjudicar sobre todo a las mujeres jubiladas y también a las más humildes, que reciben la Asignación Universal por Hijo”, señaló.

Durante su discurso, Del Caño reclamó que el Frente de Todos no haya aceptado incorporar una “cláusula de garantía de inflación” para que los haberes “no pierdan si esta fórmula da por debajo de la inflación”.

También criticó argumentos del oficialismo sobre que “son los salarios y las jubilaciones las que generan inflación”. “¿Por qué no desindexan a los grandes fondos de inversión?”, se preguntó y fustigó que “les dieron bonos en dólares atados a la inflación”.

“Está clara la voluntad política del Gobierno de que si los salarios y la recaudación van por debajo de la inflación, claramente los jubilados van a perder, esa es la decisión política de este Gobierno con esta ley”, subrayó.

Asimismo, dijo que “no es casual que (la fórmula) haya sido anunciada unas horas antes que llegara el Fondo Monetario Internacional”, porque es “parte de la hoja de ruta de ajuste para pagar la deuda fraudulenta”, consideró.

El diputado del FIT remarcó que “con la suspensión de la movilidad, el Gobierno se ahorró alrededor de 100 mil millones de pesos” y reprochó: “Ni siquiera el hecho de que llegara la pandemia y los adultos mayores fueran el principal grupo de riesgo los hizo cambiar de esa idea”.

En su alocución también disparó que “muchos de los que denunciaban el ajuste macrista hoy están aplicando ese ajuste”. “Otros son coherentes, estaban con (Mauricio) Macri, como los diputados de (Juan) Schiaretti, y hoy también dieron quórum”, lanzó contra el bloque Córdoba Federal.

Pero mencionó también a integrantes de la bancada oficialista: “La diputada Rosana Bertone que ahora nos habla fantástico de esta ley, pero fue la que apoyó junto con los gobernadores del peronismo la fórmula de Macri”.

Del Caño precisó que “en el 2011, la jubilación mínima cubría el 60% de la canasta básica; en el 2015, el 50%; y ahora un poco más de un tercio”. “El haber no es suficiente, está muy por detrás”, expresó y opinó que además de “recuperar lo perdido bajo el gobierno de Macri y este año bajo el gobierno de Fernández”, hay que “llegar al 82% móvil” a partir de restituir “los aportes patronales al 33%”, el blanqueo laboral e “impuestos progresivos a los grandes grupos económicos y el no pago de la deuda”.

Oliveto: “A los jubilados hace años los viene jorobando la clase política y esto nos tiene que interpelar”

La diputada de la Coalición Cívica fustigó que se está “legitimando un nuevo ajuste” a la clase pasiva, y negó los argumentos del oficialismo sobre que los jubilados “están mejor”. “¿En qué país viven?, se preguntó.

paula oliveto sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

La diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto aseguró que con la aprobación de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, “estamos estamos legitimando un nuevo ajuste a los jubilados de espalda, con vergüenza”.

En ese sentido, la legisladora criticó al Frente de Todos “porque no tuvieron la cara para hacerlo en un horario y un día de cara a los representados a los que hoy van a arruinar”, en alusión a que, en paralelo, el Senado tratará el aborto legal con movilizaciones afuera del Parlamento.

Para la opositora, desde la llegada del Gobierno “empezaron a terminar con la movilidad jubilatoria, a darles aumentos por decreto, a achatar las pirámides”.

“Volvemos a una fórmula que se maneja en parámetros absolutamente variables”, cuestionó Oliveto y, en referencia a la variación salarial, resaltó que “los sueldos están perdiendo contra la inflación”; mientras que, en cuanto a la recaudación, está “constantemente a la baja porque estamos en crisis”.

En ese sentido, la porteña enfatizó: “Llámenlo como quieran, en mi barrio esto se llama ajuste”. “Me resisto como clase dirigente, como clase política a argumentar quién jorobó más a los jubilados, si ustedes u otros; a los jubilados hace años los viene jorobando la clase política y esto nos tiene que interpelar a todos. ¿Qué tienen para festejar esta tarde?“, sostuvo.

Para la diputada de Juntos por el Cambio, “deberíamos estar todos tristes porque estamos incumpliendo lo que le prometimos a los abuelos y los votantes que es dejar la vida por la patria”.

Y disparó contra los argumentos del oficialismo: “¿Qué dicen que los jubilados están mejor? El 60% gana 19 mil pesos, una pieza en un barrio popular no baja de 15 mil, un kilo de carne no baja de 500 pesos, ¿qué dicen que están bien? ¿En qué país viven?”.

“Los jubilados no quieren subsidios, no quieren la dádiva del Estado, son de la generación del cuerpo cansado, se la pasaron laburando. Quieren pagar las cuentas, quieren vivir bien, les da vergüenza pedirles a sus hijos que los asistan todos los meses”, consideró.

En el cierre, la legisladora expresó que “hoy se vota una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, una nueva estafa que será aplaudida como tantas otras estafas en este recinto, con la complicidad de muchos, el silencio de algunos y con la tragedia de siempre”.

“El concepto de esta ley es el ajuste”, exclamó Cacace sobre la nueva fórmula de movilidad

El diputado radical dijo que “el único motivo” del proyecto impulsado por el oficialismo es “ahorrar recursos”. Criticó la ausencia de la variable inflación y pronosticó una posible caída de “20 puntos” para las jubilaciones el año próximo.

alejandro cacace sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

Miembro informante del dictamen de minoría propuesto por Juntos por el Cambio, el diputado radical Alejandro Cacace sostuvo este martes que “el concepto” de la nueva fórmula de movilidad “es el ajuste” y que “el único motivo por el cual se impulsa este proyecto es ahorrar recursos”, además de los “100 mil millones de pesos de ahorro” que hubo este año por la suspensión de la fórmula votada durante la gestión de Cambiemos.

El puntano recordó que el presidente Alberto Fernández “criticaba fuertemente la ley de movilidad jubilatoria diciendo que Macri perjudicaba a los jubilados” y “diciendo que cuando él asumiera le iba a dar un aumento a todos los jubilados del 20%”, además de prometer que “iba a usar todo el dinero que se pagaba en intereses de las Leliqs para dárselo a los jubilados”.

Sin embargo, “cuando asumió se olvidó de lo que había dicho” y “la primera medida que tomó y expuso ante este Congreso fue la suspensión de la ley de movilidad, que resultó en una pérdida para todos los jubilados”, señaló.

El legislador detalló que “bajo la ley de movilidad suspendida, todos los jubilados debieran haber recibido en este 2020 un aumento del 42% en sus haberes”. Sin embargo, “ningún jubilado recibió lo que le correspondía por ley”, sino que el incremento fue de “un 35% para la mínima, y hasta un 24% para aquellos que cobran el haber máximo del régimen general”.

El vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social mencionó que la jubilación mínima hoy es de 19.035 pesos, pero “si se aplicara la ley de Macri, aquella que tanto critican, cobrarían 19.925, casi mil pesos más por mes”.

Cacace enfatizó que “no se los ve acá a los jubilados festejando, están los funcionarios de la ANSeS que han venido a festejar el ajuste”.

Sobre la nueva fórmula, el radical criticó que “proponen incluir la recaudación, que casi en ninguna parte del mundo se utiliza para ajustar los haberes”, al tiempo que “proponen una recaudación que ha estado a la baja este año”. “Pero que, además, si los salarios crecen más que la recaudación, la ponen como límite; ahora, si la recaudación cae, ahí lo hacen a los jubilados socios en las pérdidas de la AFIP”, continuó.

Reclamó también la ausencia de la variable de la inflación, cuando se estima que “para 2021 que va a ser del 50%”. “¿Cómo no vamos a mirar que los haberes no pierdan en términos reales?”, se preguntó y pronosticó que “la caída de las jubilaciones en 2021 no va a tener piso y puede llegar a ser de 20 puntos”. “Si la inflación es alta, los jubilados van a perder y van a perder mucho”, agregó.

Además, el diputado cuestionó que en la nueva fórmula “no descontaron diciembre, pero lo que hicieron fue descontar del cálculo todo el tercer trimestre de 2020, por eso decimos que se robaron un trimestre”.

“Los jubilados están mirando y los jubilados le van a hacer rendir cuentas de esta acción y por eso nuestro voto es negativo”, cerró.

El FdT se alzó con el dictamen de mayoría del proyecto de la nueva fórmula jubilatoria

El oficialismo reunió 42 firmas, con el apoyo del cordobés Paulo Cassinerio, el misionero Diego Sartori y el mendocino José Luis Ramón. Juntos por el Cambio suscribió su propio dictamen -de rechazo-, al igual que Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda.

plenario comisiones diputados formula de movilidad

El Frente de Todos en la Cámara de Diputados se alzó con el dictamen de mayoría del proyecto de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria. El despacho reunió un total de 42 firmas que, además de la adhesión de los legisladores oficialistas, contó con el aval de tres opositores.

Se trata de Paulo Cassinerio, del bloque Córdoba Federal, y de Diego Sartori, del Frente de la Concordia Misionero. Ambos suscribieron por ser parte de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. En tanto, el mendocino José Luis Ramón, jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, acompañó el proyecto como miembro de la Comisión de Previsión y Seguridad Social.

De esta manera, se prevé que el Frente de Todos contará con los votos necesarios para lograr la sanción de la ley el próximo martes 29, que es rechazada enfáticamente por Juntos por el Cambio, la izquierda y una parte del Interbloque Federal que conduce Eduardo “Bali” Bucca.

Por su parte, 36 diputados del Pro, la UCR y la CC-ARI firmaron un dictamen de rechazo en minoría. También lo hizo, en soledad, el diputado del FIT Nicolás Del Caño.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Debate caliente

Arrancó como primer orador el vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Alejandro Cacace (UCR), quien defendió el dictamen de Juntos por el Cambio. Al recordar la “promesa” de campaña del presidente Alberto Fernández de que “iba a aumentarle a los jubilados” e “iba a utilizar las Leliqs” para beneficiarlos, criticó que “la primera medida” que tomó al llegar al Gobierno fue “la suspensión de la movilidad jubilatoria”.

Esto resultó “una pérdida para todos los jubilados”, señaló el radical y apuntó que este año “todos los jubilados en Argentina han recibido menos” de lo que les hubiera correspondido. En esa línea, habló de un “42% de incremento en los haberes” que “ningún jubilado ha logrado”.

“Los que cobraban 20 mil pesos en febrero de 2020 han tenido un aumento 11 puntos inferior a lo que marcaba la ley de movilidad, 31 contra 42. Por mes están perdiendo 2.000 pesos por beneficio. Los que cobraban 40 mil pesos a febrero de 2020 están cobrando 6.000 pesos menos por beneficio. Los que cobraban 80 mil pesos a febrero de 2020 están cobrando 13.800 pesos menos por beneficio. Estos son los datos”, detalló.

El legislador puntano aseguró que “la única razón” para suspender la fórmula fue “ahorrar recursos”, los cuales se estiman fueron por “100 mil millones de pesos”. “¿Dónde quedó lo del 20% de aumento, dónde quedó usar las Leliqs?”, se preguntó e insistió que fue “una año de pérdida” para el “grupo más vulnerable, el grupo de riesgo principal” durante la pandemia.

“Lo que más nos preocupa de la fórmula es que quitan la inflación como variable”, explicó, al argumentar que “es por definición, por concepto, la medida para preservar el poder adquisitivo”. “Lo que hacen es que la caída de las jubilaciones no tenga piso”, continuó y cuestionó que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dijera que “de ninguna manera iba a haber ninguna garantía, ninguna cláusula gatillo”.

En otro tramo, Cacace subrayó que “primero anunciaron que el 5% de aumento que había para diciembre ya no iba a ser un aumento, sino en realidad un pago a cuenta, que cuando se pagara lo de marzo, lo iban a descontar. Después, el proyecto que salió de la comisión bicameral le agregó esa disposición transitoria al Ejecutivo que no había sido nunca discutida”.

Pero en la media sanción del Senado, “resulta que no dieron marcha atrás”, aclaró el diputado, sino que “cambiaron la fórmula de cálculo para marzo: antes marzo era todo un pago del segundo semestre de 2020, y ahora se calcula solo sobre el cuarto trimestre. Entonces, claramente, se roban un trimestre”.

plenario comisiones diputados formula de movilidad casaretto cacace
La reunión se realizó en el recinto de la Cámara baja.

Por su parte, el pampeano Ariel Rauschenberger (FdT) defendió que el proyecto “no es del Poder Ejecutivo ni del Senado, sino del Frente de Todos” y fue “trabajado en conjunto” dentro del oficialismo. Haciendo referencia al “pasado”, el legislador recordó que el Gobierno anterior dejó “un déficit previsional de 250 mil millones de pesos” y un Fondo de Garantía de Sustentabilidad “totalmente devastado”.

También, el diputado le enrostró a la oposición que en la gestión de Cambiemos se registró “la inflación más alta de los últimos 27 años” y, en esa línea, afirmó que la fórmula aplicada desde diciembre de 2017 hizo que “los jubilados, los beneficiarios de la AUH y los veteranos de Malvinas” se vieran “perjudicados”. “Demostró, los datos son concretos, que hubo una pérdida del poder adquisitivo en un orden del 19,5%”, añadió.

Rauschenberger justificó que era necesaria “una fórmula que realmente los contemple, mejore sus haberes, y a la vez haga sustentable el sistema”. En alusión a la participación de expertos en la comisión bicameral mixta de movilidad, el oficialista remarcó que “lo que dijo la Corte fue muy claro, que la movilidad no implica ajuste por inflación”, sino que los haberes de jubilados deben “seguir la lógica evolución de los salarios”.

“Cuando hay aumento de la recaudación en un contexto inflacionario, la inflación tiene un componente ahí”, dijo, y abundó que “las convenciones colectivas de trabajo” se discuten en base a una cuestión fundamental como es “el costo de vida”.

Por eso, concluyó que “implícitamente la inflación está contenida tanto en la recaudación como en el RIPTE y en el índice salarial del INDEC”. “Decir que hay falta de transparencia en estos indicadores es querer confundir”, reprochó y mencionó que el RIPTE estaba en una de las variables de la fórmula de Cambiemos.

A su turno, la chaqueña Alicia Terada (CC-ARI) enfatizó: “No vamos a consentir un nuevo despojo para nuestros jubilados”. Y reclamó que “no se llegó a ningún consenso” y “no fue conclusión de la comisión bicameral este proyecto”. Asimismo, la opositora rechazó el “trámite exprés e inconsulto” de la iniciativa “y en una fecha totalmente inesperada”. “Mire qué regalito de Navidad le estamos dando a nuestros jubilados”, ironizó.

A continuación, el bonaerense Jorge Sarghini (Consenso Federal) observó que lo que se “está postergando” es “el debate de fondo” que consiste en que “el sistema está quebrado”. “Lo único que reina es la incertidumbre y nadie sabe lo que va a pasar con las variables económicas”, sumó y señaló “qué paradoja que Juntos por el Cambio defiende una fórmula que se ajuste por inflación”.

Sobre eso, ahondó que una fórmula con componente inflacionario “se vuelve exitosa cuando la que fracasa es la economía”, porque “una economía sana se supone que crece y crece por estabilidad”. Entonces, tener una fórmula con inflación es “dejar afuera de los beneficios del crecimiento a los jubilados”.

Pero, además, el legislador expresó que “la otra preocupación” es que “no hemos visto a lo largo del año ninguna de las dos señales (por parte del oficialismo) que, a nuestro criterio, son absolutamente necesarias e indispensables”. Una de ellas es “la búsqueda de los consensos necesarios para encontrar un diagnostico común”, sostuvo, y la otra “ciertas medidas de política económica que dieran por entender” que una vez “despejada” la situación por la pandemia “iniciemos un camino de recuperación por la vía correcta”.

En contra del proyecto, el diputado Nicolás Del Caño resaltó que a los jubilados “se les recortaron 98 mil millones de pesos”, al suspender la fórmula del gobierno macrista que, recordó, hubo legisladores del peronismo que votaron en diciembre de 2017. También criticó que el nuevo cálculo se conociera “unas horas antes de la llegada de la misión del FMI” por un comunicado de prensa, y consideró que este año lo “fundamental” era “recomponer el haber” de “los 19 puntos que perdieron con Macri”.

plenario comisiones diputados formula de movilidad casaretto
Marcelo Casaretto, presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, condujo el debate.

En alusión a la votación de la fórmula de movilidad en diciembre de 2017, el santafesino Luciano Laspina (Pro) rememoró que esa ley salió en “un clima de violencia tanto dentro como fuera de este Parlamento”. “Era la barbarie, la imposición de una oposición por la fuerza, eso es lo que se intentó”, fustigó y aseguró que esa fórmula, enfáticamente rechazada por el kirchnerismo en ese momento, “hoy a la luz de la experiencia vemos que se comportó mejor de la que hoy propone el oficialismo”.

Para el macrista, se está discutiendo una nueva fórmula porque la anterior, que se suspendió, este año “le devolvía a los jubilados entre un 5% y 15% en términos reales, más de lo que le dio papá Noel Alberto Fernández por decreto cada tres meses”. “Lo demás es puro cuento, es verso, lo demás es toda retorica”, lanzó.

El vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda explicó que “cuánto mayor rezago tiene la fórmula, más prorrogado en el tiempo es la recuperación de las jubilaciones” y “esta fórmula aumenta el rezago promedio respecto a la de 2017”. Además, opinó que se trata de una fórmula “inentendible” que “no garantiza sustentabilidad” y la calificó como “un engendro que no existe en ninguna parte del mundo”.

“Esto es una pieza más del engranaje de la reinstauración populista que quiere imponer Cristina Kirchner. Repetir todo como si la historia fuera la misma”, exclamó, y pronosticó: “En septiembre del año que viene, justo antes de las elecciones, ahí es muy probable que el aumento sea muy significativo. Te van a devolver una parte de lo que te robaron este año, una parte de lo que te van a robar el año que viene, para seguirte robando después de las elecciones. Es un recurso típico de los populismos”.

A la extensa intervención de Laspina le siguió el discurso de Leopoldo Moreau (FdT), que dijo sentirse aludido, y se abrió el momento de más tensión durante el encuentro. Hacia al final del uso de la palabra, los integrantes de la bancada opositora comenzaron a los gritos, entre ellos se la vio vehemente a la macrista Silvia Lospennato.

Moreau consideró que Laspina hizo una exposición “dictada por el resentimiento, el revanchismo” y en la que incurrió en “enormes confusiones”, además de “mezclar cosas insólitas”. “Dice que se viene una reinstauración populista impuesta por la vicepresidenta y a la vez sostiene que esta fórmula es una fórmula de ajuste… En general, el populismo no se caracteriza por esa naturaleza, por promover fórmulas de ajuste”, manifestó.

“El Fondo de Garantía de Sustentabilidad se descapitalizó del 2015 al 2019 de 68 mil millones de dólares a 28 mil millones de dólares”, subrayó el kirchnerista y puntualizó que “el déficit de la ANSeS fue de 250 mil millones de pesos”. “¡Vaciaron el sistema previsional de Argentina, lo llevaron al colapso!”, disparó y enfatizó que las modificaciones al proyecto se dan porque “se escuchó”.

Entonces, completó: “Si ustedes hubieran escuchado en el 2017 no hubieran tenido que poner ni gendarmes ni prefectos a reprimir a la sociedad argentina en la puerta del Congreso, no hubiera habido cientos de detenidos y heridos, no hubieran perdido la vista por balas de goma ocho chicos. ¡Ustedes no escuchaban nada más que a los grupos concentrados y por eso desplegaron la represión ese día!”.

Le salió al cruce el diputado Fernando Iglesias (Pro), que señaló que esta vez “no hay nadie reventando una plaza, pagado con dinero público” y “no está ni el gordo mortero, que pertenecía al partido de un diputado que hoy estaba muy tranquilito, parece que había tomado un rivotril (en referencia a Nicolás Del Caño)”.

El macrista diferenció que hoy hay “una oposición que no es golpismo” y reclamó que el oficialismo actual, otrora oposición, intentó “durante 11 veces levantar una sesión que era regular. Eso son ustedes, el club del helicóptero. Nosotros somos una oposición”.

“Al decir que esta fórmula de movilidad implica un ajuste para los jubilados, siento que están tratando de construir una posverdad”, sostuvo el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (FdT), que consideró que uno de los “objetivos” es “tratar de desacreditar las acciones positivas de este Gobierno”.

Y el otro “es tratar de ocultar que la anterior fórmula sí evidenció un verdadero ajuste a los jubilados. Primero, porque les eliminó un trimestre. Y, además, porque el desfasaje de seis meses, con las enormes cifras de inflación que generó la gestión de Mauricio Macri, pegó muy duro en el poder de compra de los jubilados, jubiladas, beneficiarios de la AUH y otros”, remarcó.

El oficialista argumentó que “no es que no se quiere poner la inflación porque no se le quiere dar una garantía a los jubilados”, sino que “la Argentina necesita salir de dos trampas en las que está metida hace mucho tiempo, que son la indexación y dolarización”. Sin embargo, afirmó que la política del Gobierno “va a generar salarios que le van a ganar a la inflación y aumento de la recaudación impositiva”.

“No va a haber trimestres perdidos como acá se dijo, es mentira”, subrayó y añadió que “no hay opacidad, no hay secreto, no hay ocultamientos” en las variables, solo que “todavía no están todos los datos del mes de octubre”. “No construyan falacias de cosas que no son ciertas”, pidió.

Con el foco puesto en la inflación, Diputados continuó el debate de la nueva fórmula de movilidad

Durante un plenario de comisiones, legisladores debatieron el proyecto oficial, que el Frente de Todos buscará dictaminar este miércoles. La oposición volvió a reclamar modificaciones y pidió que mañana haya “tiempo libre” para expresarse.

plenario comisiones diputados debate formula de movilidad

Las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados retomaron este martes el debate de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que combina recaudación de la ANSeS y variación salarial, en partes iguales.

Tras la exposición de funcionarios, los legisladores avanzaron con la discusión, durante la que volvió a surgir el reclamo por parte de la oposición sobre el componente de la inflación, ausente en el nuevo cálculo para la actualización de los haberes previsionales.

La reunión para dictaminar se realizará este miércoles, a partir de las 10, en el recinto de la Cámara baja.

Reclamo por el tiempo del debate

Al comienzo, el radical Alejandro Cacace adelantó que varios de sus pares se expresarían este miércoles, cuando está prevista la firma del dictamen y el Frente de Todos tiene la intención circular la iniciativa para la firma al mediodía. Por ese motivo, el puntano solicitó que se garantice “que esté el tiempo para que todos los oradores puedan hacer uso de la palabra sin limitación de horario”.

En el mismo sentido, la macrista Silvia Lospennato recordó que el nuevo protocolo dejó “establecida la regla de la presencialidad”. “No nos oponemos a que se pueda adelantar el debate”, dijo, pero anunció que “muchos” de los legisladores de su bloque iban a hacer uso de la palabra “presencialmente”.

Entonces, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, en consonancia con su par Germán Martínez, afirmó que se había decidido pasar a la firma el dictamen a las 12 para no ser impedimento a quienes “quieren regresar mañana por la tarde (a sus provincias) en función de las fiestas”. “Desde luego no hay ningún problema que podamos seguir escuchando opiniones”, añadió.

Pero la discusión se reabrió hacia el final, cuando la catamarqueña Lucía Corpacci expresó su “preocupación” por que “mañana la oposición no quiera extender este debate más allá del mediodía, impidiéndonos tener dictamen y, por sobre todas las cosas, que muchos diputados vuelvan a sus lugares de residencia” para “pasar la Navidad con su familia”.

La legisladora del Frente de Todos cuestionó entonces que no hayan hecho uso de la palabra este martes y mañana puedan “llegar a decir que no les permitieron expresarse y terminar en un problema”.

La intervención de la oficialista levantó la temperatura sobre el final. Una de las que salió al cruce fue la macrista Carmen Polledo, que le enrostró al oficialismo: Ustedes decidieron la agenda, nosotros no. Hay que hacerse cargo de las cosas”.

“Lamento en el alma que no hayan pensado y no hayan sido solidarios con todos los diputados que tienen que viajar”, siguió y advirtió que “no corresponde limitar” las expresiones, porque no es propio de “un espíritu democrático”.

Otra de las voces desde Juntos por el Cambio fue la del macrista Luciano Laspina, que opinó que “el debate más intenso, más real, más fructífero va a hacer en el día de mañana”. “Lo de mañana no creemos que sea correcto hacer un trámite, juntarnos 15 minutos, y hacer venir del interior a un montón de gente para simplemente vernos la cara 10 minutos y pasar a la firma”, dijo.

Finalmente, y tras varias quejas, el titular de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Marcelo Casaretto, garantizó: “Les aseguro que todos los diputados mañana van a poder hablar”. Y sentenció que la reunión durará las horas que tenga que durar, “y estaremos hasta que las velas no ardan”.

plenario comisiones diputados debate formula de movilidad
Foto: Twitter @BetoVivero

La inflación, en el eje de la discusión

Al igual que sucedió este lunes, la oposición reclamó por la variable de la inflación, ausente en la nueva fórmula. Y el tema lo sacó nada más y nada menos que una oficialista, la salteña Alcira Figueroa. La legisladora calificó a la iniciativa como “muy acertada” teniendo “en cuenta este tremendo año de pandemia que prácticamente paralizó a toda la economía de nuestro país y del mundo entero”.

“El proyecto es acertado, atinado, coherente con la situación que estamos pasando hoy por hoy”, abundó, pero alertó sobre su “preocupación” por el tema inflación. “Si no hay un control de la inflación, si no podemos lograr el control sobre los fijadores de precios, nos va a llevar puestos a todos”, observó. “La gran preocupación y el tema que deberíamos trabajar en el dictamen es la inflación”, ratificó.

A su turno, el radical Luis Pastori manifestó la “disconformidad con la forma en que finalmente se presentó este proyecto” porque “este no es el proyecto de la comisión”, en referencia a la bicameral mixta de movilidad, que realizó a lo largo del año varias reuniones informativas con especialistas para elaborar un anteproyecto.

“Nos hemos enterado del proyecto a través de un comunicado de prensa del Ministerio de Trabajo, un día antes que llegue la misión del FMI”, se quejó y agregó que “ni siquiera es el proyecto del Poder Ejecutivo; este es el proyecto del Senado, esta es la verdad”.

Además, el misionero dijo que “no ha sido satisfactoria la presencia de los funcionarios” este lunes, que “no han respondido en gran medida varias preguntas que se formularon por parte de los legisladores”.

“El oficialismo no tiene la intención de que los haberes no pierdan con la inflación”, aseveró y se preguntó: “¿Por qué la obstinación de no querer colocar una cláusula? O ni siquiera una cláusula, yo propuse una palabra”.

Finalmente, Pastori advirtió que “esta fórmula es muy opaca, tiene falta de transparencia grave, porque el único que la va a poder elaborar es el Gobierno, específicamente la ANSeS”. “¿Quién va a poder controlar, tener la capacidad y contar con todos los datos?”, consultó, en alusión a los números de la recaudación.

“Esta fórmula ha sido hartamente discutida, está más que clara, mejora totalmente lo anterior”, enfatizó el oficialista José Luis Gioja, que remarcó que “los números son contundentes, cuando esta fórmula estuvo aplicándose hubo incremento en las jubilaciones. Cuando se cambió, fuimos para atrás”.

Para el sanjuanino, “no hay posibilidad que el salario del jubilado crezca si esto se actualiza solamente por la inflación”. También se expresó a favor de las modificaciones incorporadas en el Senado, que “mejoró” el proyecto, e indicó que “si hay algo transparente en cualquier gobierno son los números de la recaudación, no se pueden esconder, no se puede hacer magia”.

“Esto de la opacidad tiene que ver con tener cola de paja y no querer entender que esta fórmula tiene que ver con un país que va a empezar a crecer”, lanzó, para definir a la fórmula como “la más justa” y “absolutamente racional”.

Desde el Interbloque Federal, el santafesino Luis Contigiani pidió que se incorpore a la discusión un nuevo proyecto presentado por él y sus pares de Consenso Federal, además de su comprovinciano Enrique Estévez. La iniciativa tiene como objetivo “que patrimonialmente los jubilados no pierdan valor adquisitivo”, aseguró.

En ese sentido, el legislador detalló que contempla “recaudación, salarios y costo de vida, en forma casi similar”. En referencia a la inflación, consideró que tiene que haber “una cláusula de garantías, yo creo que el oficialismo la tiene que incorporar”.

Sobre la variable del costo de vida, Contigiani sostuvo que “se puede discutir que esté o no en la fórmula de movilidad”, pero “no se puede discutir que estamos en una Argentina en crisis y el costo de vida debe estar presente”, insistió y ratificó que votará en contra del proyecto si no hay cambios en esta línea.

En coincidencia con Pastori, el diputado señaló que “la variable recaudación es una variable que tiene una cuota de imprevisión muy grande, porque la caja de la ANSeS se nutre de muchas cajitas”, lo que le brinda una “alta discrecionalidad a la hora de determinar cuál es la recaudación final”.

Recogió el guante desde el Frente de Todos el diputado Itaí Hagman, quien explicó que “atar un precio a la inflación es básicamente congelar ese precio”, porque se trata de “sostenerlo en términos reales, ponerle un techo a una determinada variable”.

“Si uno congela, le pone un techo a las jubilaciones, claramente está perjudicando a los jubilados”, argumentó y defendió que “todos los datos muestran que entre 2008 y 2017 las jubilaciones aumentaron, los jubilados ganaron poder adquisitivo”.

Para el oficialista, introducir la inflación como variable “es decirles ‘listo, ustedes más que esto no pueden ganar'”. Además, afirmó que “los datos sobre los cuales se calcula son públicos, y además están los organismos de control”, y agregó que “la opacidad” se da “cuando tus jubilaciones están administradas por fondos de inversión”.

Durante el encuentro también habló el diputado del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño, quien valoró el proyecto de su espacio que “apunta a lograr el 82% móvil del mejor salario de los últimos años que han tenido los trabajadores activos”.

Para el legislador, “el debate de fondo pasa por que el sistema previsional fue desfinanciado durante décadas” y “han metido mano en la ANSeS para pagar deuda”.

Del Caño precisó que en 2011 una jubilación mínima “cubría el 60% de la canasta básica”; en 2015, el 50%; y este año “alrededor del 36%”. “La discusión debería ser sobre la suficiencia del haber”, consideró y se preguntó: “Si el Gobierno confía que esta fórmula va a ser beneficiosa, ¿cuál es el motivo para no poner una cláusula (de inflación)?”.

El lavagnismo anunció que no apoyará la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

El bloque Consenso Federal consideró que la propuesta que fue aprobada en el Senado “sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”. La misma postura expresaron los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez.

Los diputados nacionales de Consenso Federal, sumados a los santafesinos Enrique Estévez y Luis Contigiani, anunciaron este martes que no apoyarán la nueva fórmula de movilidad jubilatoria aprobada en el Senado porque “sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”.

“No vamos a acompañar la fórmula de movilidad jubilatoria que aprobó el Senado de la Nación porque sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”, informaron Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez en un comunicado, al que también adhirieron Estévez, del Partido Socialista, y Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social.

Los legisladores advirtieron que los jubilados “no pueden seguir siendo la variable de ajuste de los errores en que incurren los sucesivos gobiernos”.

“Mauricio Macri y Cambiemos los perjudicaron seriamente al cambiarles el sistema, con una fórmula de movilidad jubilatoria sólo defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación. También fueron perjudicados por la dolarización de las tarifas y su duro impacto en el costo de vida. Ahora, la propuesta del Frente de Todos y de Alberto Fernández no resuelve el problema del achatamiento y de la pérdida de poder adquisitivo”, argumentaron.

Según los diputados que integran el Interbloque Federal, “una vez más, sigue soslayándose el problema de fondo, que no se soluciona con una fórmula de actualización: el sistema previsional argentino está quebrado y es indispensable aumentar la cantidad de aportantes, lo que se puede lograr incorporando al 50% de los trabajadores privados que hoy están en la informalidad y creando trabajo. Ese es el gran mandato social que debe cumplir el gobierno”.

Además, señalaron que defenderán su propia propuesta, “una fórmula más justa, con garantía de que no se perderán ingresos reales sobre la base de considerar parámetros como el costo de vida, la recaudación, los precios y los salarios”.

“Pero no alcanza con discutir proyectos aislados. Argentina requiere, principalmente en este tema, una salida sostenida en consensos sociales amplios, profundos y permanentes”, concluyeron.

El proyecto de movilidad jubilatoria fue aprobado en el Senado el 10 de diciembre con 41 votos a favor y 26 en contra, y en la Cámara de Diputados todavía no tiene fecha oficializada de tratamiento, pero se especula con que sea el próximo 29 de diciembre.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Mayans: “Esta es una fórmula que está probada”

Durísimo con la gestión anterior, el jefe del FdT afirmó que los legisladores de JxC “no se hacen cargo del desastre que dejaron”, asegurando que en ese tiempo “el 90% del sistema previsional estaba bajo la línea de pobreza”.

El jefe del bloque Frente de Todos del Senado, José Mayans, dio un discurso sumamente crítico con la oposición, al salir al cruce de los duros cuestionamientos que habían hecho durante la sesión. “Vivimos en el país de la usura”, dijo en referencia a la gestión macrista.

“En ese momento los republicanos no decían absolutamente nada”, reprochó el senador formoseño, que acusó al Gobierno anterior de “dejar prácticamente destruida la economía nacional”, y recordó que esta gestión debió declarar “la emergencia general en el país causada por el desastre que dejó su gobierno”.

“Caída del PBI, la inflación del 55%, que decían que iban a resolverla tan rápido, lo que dejaron en el Banco Central en materia de Leliq… En materia económica fue desastroso, y no son capaces de reconocerlo”, insistió, agregando que “no se hacen cargo del desastre que hicieron, ni siquiera en pandemia”.

Mayans dijo que “encontramos el sistema previsional con un déficit tremendo”, y aseguró que durante los gobiernos kirchneristas nunca hubo déficit previsional. “Nunca, ni hablar del Fondo de Garantías Sustentable, cómo lo utilizaron”, continuó. Y luego la emprendió contra el titular de la ANSeS durante la gestión Cambiemos, Emilio Basavilbaso, que “no venía nunca a la bicameral a rendir cuentas, como lo hacía nuestro Gobierno”.

“Basabilvaso nunca vino al Congreso, ni una vez”, afirmó, achacándole “una acción delictiva, porque (lo que hacían) era un robo a cara descubierta. Estaba amparado con la complicidad de los legisladores de Cambiemos, que no querían que viniera porque no podían explicar lo que hicieron con el sistema previsional”.

Durante la gestión Cambiemos, agregó, “el 90% del sistema previsional estaba prácticamente bajo la línea de pobreza, y el 50% en la indigencia. Esto es lo que hicieron con la famosa Reparación Histórica, lamentablemente”, reprochó.

A continuación, señaló que “este es otro tiempo, recibimos un país en default, ese es el primer drama; el segundo es la pandemia”. Y en ese sentido dijo que “el FMI tiene que tener una contemplación por la situación que estamos atravesando los países latinoamericanos, especialmente la Argentina, después del paso de Macri, que nos dejó en ruina financiera”.

Yendo a la gestión actual, el jefe del bloque oficialista aseguró que “el ATP evitó la caída catastrófica del sistema. Si uno mira la recaudación, en los últimos meses comenzó a estar levemente por encima de la inflación”. Y al hablar de inflación, volvió a embestir contra Cambiemos: “La inflación que deja Macri es el 55% y ahora nos preguntan estos señores por qué no presentamos un plan económico, por qué o le aumentamos a los jubilados… Qué pena que no le decían esto a Macri”.

Luego habló de los 44 mil millones de dólares que le prestó el FMI a nuestro país durante la gestión anterior, señalando que de ese dinero “no hay una sola escuela, ni un hospital, de esos 44 mil millones solo fueron destinados a la usura plena, esa fue la gran fiesta de la corrupción de un gobierno que destruyó la economía de los argentinos”.

Bajo la atenta mirada de la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, presente desde uno de los palcos, Mayans elogió luego la fórmula de movilidad jubilatoria propuesta por esta ley, afirmando que “esta es una fórmula que está probada”.

Sobre el final, introdujo un párrafo sobre las protestas de Juntos por el Cambio por el recorte a los fondos de la Ciudad de Buenos Aires. Y puso el ejemplo de la obra del Gasoducto del Norte, que la gestión macrista suspendió cuando “faltaba menos del 20%”. “La neutralizaron porque dijeron que no tenían fondos. Cuando nos neutralizaron las obras, ningún legislador de Cambiemos salió a decir ‘no podemos hacer eso’… Todo el gasto iba a la Ciudad de Buenos Aires”.

Mayans concluyó reiterando que acompañarían la fórmula de movilidad “que ya demostró que es exitosa. Vemos que es un año difícil, pero vamos superando las circunstancias”.

“No tienen cómo disimular que el ajuste pasó por los jubilados”, exclamó Naidenoff

El presidente de Juntos por el Cambio en el Senado criticó al Gobierno por haber decidido “ir por todo” pero “sin un plan”. “Todo fue improvisación”, cuestionó, a un año de la asunción de Alberto Fernández.

luis naidenoff sesion senado 10 diciembre 2020

Con un duro mensaje al oficialismo, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, exclamó: “No tienen cómo disimular que el ajuste pasó por los jubilados”.

Durante el debate de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, el radical hizo mención al balance publicado por la vicepresidenta Cristina Kirchner a un año de la asunción del Gobierno.

En ese sentido, y sobre los ejes de “deuda, salud y contención a los vulnerables”, el formoseño consideró que “en materia de salud, el Gobierno tiene muy poco para exhibir”. “Nos mantuvieron encerrados, apostaron a una cuarentena prolongada y terminamos siendo el séptimo país en decesos por Covid-19”, añadió.

“En esta carta omiten a los jubilados, los jubilados no están en un proceso de reflexión de lo que se ha avanzado o trabajado para la contención de los vulnerables en el año”, apuntó y lanzó: “El Gobierno eligió el camino del ajuste, pero no tienen cómo disimular que el ajuste pasó justamente por los jubilados”.

Naidenoff señaló que el próximo año habrá “ajuste” sin el IFE y el ATP, además de que “van a perder los jubilados frente a la inflación”. “Ustedes fueron por todo. Desde el Ejecutivo se decide ir por todo pero sin plan”, enfatizó.

Y entonces criticó que el Gobierno “asumió sin plan, sin hoja de ruta, estaban a la espera de la reestructuración de la deuda”. “El Poder Ejecutivo en el trascurso del año no ha hecho ningún abordaje serio de ningún tema. Todo fue improvisación”, siguió.

“¿Donde está el Gobierno, dónde está la contención?”, se preguntó, para advertir que “el 70% de los jubilados no cubre la canasta básica”.

En referencia a la Corte Suprema, el legislador subrayó que “si terminamos en la Corte es porque las decisiones fueron muy mal instrumentadas”. “No busquen culpables en la Corte. No culpen a nadie”, pidió y habló del “desencanto y desconcierto de la sociedad con un presidente que no encuentra la brújula”.

El oficialismo en el Senado dio media sanción a la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

La iniciativa fue aprobada con 41 votos a favor y 26 en contra. El cálculo combina, en partes iguales, recaudación de la ANSeS y variación salarial. La discusión pasa a la Cámara de Diputados.

senado sesion 10 diciembre 2020

Por Melisa Jofré

En el día en que se cumple un año de la asunción de Alberto Fernández, y en medio de un debate histórico en la Cámara de Diputados por el aborto legal, el Senado dio media sanción este jueves a otro tema clave: la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Luego de un debate de cuatro horas, el proyecto impulsado por el Gobierno recibió 41 votos a favor y 26 en contra. Al Frente de Todos lo acompañaron los aliados Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro).

Los senadores de Juntos por el Cambio y el interbloque Parlamentario Federal rechazaron la iniciativa. Un dato saliente fue la ausencia de los radicales jujeños Mario Fiad y Silvia Giacoppo, que responden al gobernador Gerardo Morales, tal como pasara durante la votación del aporte solidario y extraordinario a las grandes fortunas.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

A instancias del Frente de Todos, y con el aval de Casa Rosada, se introdujo una modificación al proyecto por la cual el aumento del 5% otorgado en diciembre -por decreto- no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021. Además, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales.

En diciembre pasado, mediante la Ley de Solidaridad Social, el oficialismo suspendió la fórmula que regía desde 2017, la cual contemplaba la inflación dentro de sus componentes. A lo largo del 2020, los haberes se actualizaron mediante decretos del Poder Ejecutivo.

Cruces entre oficialismo y oposición

Arrancó el debate el pampeano Daniel Lovera (Frente de Todos), quien cuestionó que el sistema previsional “fue destruido sistemáticamente por el gobierno anterior”, y defendió que la gestión de Alberto Fernández suspendió la fórmula para “reconstruir el sistema de seguridad social reforzando la dimensión solidaria, universal, inclusiva”.

“Durante este año, el Gobierno garantizó trimestralmente el ingreso de los haberes”, destacó el miembro informante del oficialismo y aseguró que “el 80% de las jubiladas y jubilados tuvo este año un aumento superior a la inflación en plena pandemia”.

Con críticas a Cambiemos, el titular de la Comisión de Trabajo y Previsión Social señaló que “han dejado al Estado con la capacidad financiera agotada” y “con la inflación más alta de los últimos años”, pero “hoy quieren dar discusiones como si acá no hubiera pasado nada”.

Lovera dijo que la fórmula votada en 2017 “contribuyó a que los haberes perdieran casi un 20% de capacidad de compra”, al tiempo que “lograron que nuestro sistema previsional tuviera un déficit de más de 250 mil millones de pesos”.

En su discurso, el oficialista resaltó que “varios” expositores que se presentaron en comisión ponderaron “la fórmula impulsada en el 2008 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner” como “un ejemplo y que debería ser el norte que teníamos que seguir”.

Foto: Comunicación Senado

En nombre de Juntos por el Cambio, la santacruceña María Belén Tapia (UCR) criticó que tras meses de trabajo en la comisión mixta de movilidad, con la participación de especialistas incluida, “a principios de noviembre nos enteramos por los medios que ya existía la nueva fórmula previsional” que “no nació en el seno de la comisión y no fue fruto del consenso”, sino que “fue elaborada unilateralmente por el Ejecutivo”.

Por eso, la vicepresidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social consideró que esa bicameral “fue una escenografía montada para dilatar tiempos” que “pone al descubierto el ahorro que significó para el Estado la suspensión de la fórmula jubilatoria”.

En ese sentido, la radical apuntó que con la fórmula anterior este año “a los jubilados de la mínima les hubiera correspondido un 9,88%” de aumento, frente “al contraste de 7,5%” que se otorgó por decreto.

Por último, Tapia se quejó que mientras “se consuma en forma de ley el saqueo a nuestros adultos mayores”, en la Cámara de Diputados se discute el aborto legal y acusó: “La coincidencia de los debates seguramente fue fríamente calculada para evitarse las toneladas de piedras”.

“Si algo quedó claro es que posiblemente ninguna fórmula sea perfecta, acá estamos hablando de elegir la fórmula más sensata”, sostuvo el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio (Frente de Todos).
También disparando contra la gestión de Cambiemos, el cordobés enfatizó: “No solamente ahora tenemos que tratar de pagarle a los jubilados, tratar de hacer una fórmula mejor, sino también de ver cómo hacemos para levantar una ANSeS fundida que dejó el gobierno anterior”.

El oficialista ponderó que la fórmula vigente de 2008 a 2017 “acumuló un 25,8% de ganancias en términos reales” para los jubilados, mientras que la aplicada a partir de diciembre de 2017 representó “una pérdida de 19,5%”. Y esto fue a causa, argumentó, de que en los años de gobierno K “Argentina aumentó el PBI, los salarios, la recaudación”, mientras que en los últimos dos años de Macri “cayó el PBI, cayeron los salarios y la recaudación”.

Desde la oposición, el riojano Julio Martínez (UCR) reconoció que la fórmula de movilidad de 2008 “fue un paso adelante”, pero la de 2017 “se ataba a la inflación y claramente, lo dicen los números, las matemáticas, los economistas, menos el oficialismo, que durante los dos años actuó mejor de lo que hubiera actuado la fórmula anterior”.

Al calificarla como “la fórmula de las piedras” por el escenario en el que se sancionó hace tres años atrás, con jornadas calientes en las calles, el radical precisó que “si hubiera estado vigente este año hubiera actualizado el haber jubilatorio en promedio un 42%” y no “un 34, 35%”.

El opositor advirtió sobre las críticas del oficialismo al 13% de recorte a los jubilados que hizo en su momento Fernando de la Rúa, y opinó que la suspensión de la fórmula de 2017 “costó mucho más que el 13%; y lo que van a hacer de ahora en adelante va a ser mucho peor que el 13% si el país sigue el derrotero que viene teniendo hace 10 años”. “Fueron 98 mil millones de pesos que ahorraron de la plata del bolsillo de los jubilados este año”, subrayó.

Durante el debate, el chubutense Mario Pais (Frente de Todos) afirmó que “volvemos a un sistema virtuoso” que “funcionó y funcionó muy bien”, ya que de 2008 a 2017 “los haberes de los jubilados crecieron más de un 26%”. “Existió una mejora sustancial y además apreciable de todos los jubilados”, elogió sobre el cálculo impulsado durante el mandato de Cristina Kirchner.

“Queremos un sistema sustentable pero que además mejore los ingresos de nuestro mayores”, continuó y expresó que está proyectado para el próximo año “un crecimiento del PBI” y “del empleo”, además de “una mejora de todos los salarios”. “Aspiramos a que este índice nazca aún mejor que en 2009”, completó.

En contra de argumentos del oficialismo, el senador Esteban Bullrich (Pro) manifestó que “lo que destrozó la economía en Argentina no fue la pandemia, fue la cuarentena”. El bonaerense disparó contra la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, porque “no respondió y después nos mintió” sobre lo que hubieran ganado los jubilados este año si se aplicaba la fórmula. Y fue más allá, en referencia a la falta de cálculos actuariales, al decir que la funcionaria “combina ignorancia y arrogancia”.

“Varios senadores que criticaron la fórmula supuestamente de Macri la votaron a favor: senadora Mirkin, senador Montenegro, senador Mayans, senador Caserio, senador Durango, senadora Teresa González, senador Lovera y senador Mera. Todos la votaron a favor. No era tan mala entonces. Tres años. Memoria. Sí, tengamos memoria, seamos conscientes de lo que hacemos con este relato”, enrostró el macrista a los legisladores del Frente de Todos.

La titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, estuvo presente en el recinto.

En el tramo de los cierres, el rionegrino Alberto Weretilneck señaló que “el problema no es la fórmula”, sino “lo más importante del bienestar de jubiladas y jubilados es una política de crecimiento”. “Si hay crecimiento, si hay empleo formal y decente, si hay baja de desempleo, seguramente estas discusiones y estos cambios van a disminuir”, explicó.

En tanto, el salteño Juan Carlos Romero sentenció que el proyecto “es pésimo” y “tiene fallas técnicas”. Para el jefe del interbloque Parlamentario Federal, con esta iniciativa “va a haber mayor volatilidad en las jubilaciones”, además de que “no se garantiza el poder adquisitivo, porque el índice de precios está ausente”.

Muy duro contra el Gobierno, y en referencia al primer año del Frente de Todos, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, exclamó: “No tienen cómo disimular que el ajuste pasó por los jubilados”.

El formoseño pronosticó que el próximo año habrá “ajuste” sin el IFE y el ATP, además de que “van a perder los jubilados frente a la inflación”. “Ustedes fueron por todo. Desde el Ejecutivo se decide ir por todo pero sin plan”, enfatizó.

Y entonces criticó que el Gobierno “asumió sin plan, sin hoja de ruta, estaban a la espera de la reestructuración de la deuda”. “El Poder Ejecutivo en el trascurso del año no ha hecho ningún abordaje serio de ningún tema. Todo fue improvisación”, cargó.

Por último, el jefe del Frente de Todos, José Mayans, disparó con críticas al gobierno de Mauricio Macri: “Estamos tratando de resucitar a un muerto como nos dejaron a nosotros, y encima en el medio de la pandemia”. En ese contexto, destacó que “la recaudación en los últimos meses comenzó a superar levemente a la inflación” que -resaltó- “Macri nos dejó en un 55%”.

“Esta es una fórmula que está probada“, defendió y dijo que cuando se aplicó “recuperó en un 26%” los haberes, pasando las jubilaciones “de 100 a 400 dólares”. En cambio, aseguró que en la gestión anterior “le afanaron a los jubilados, les robaron” a través de créditos, que tomaban “porque no podían comprarse medicamentos, pagar los servicios”.

El formoseño fustigó: “Dicen que debemos hacer una fórmula mejor, ¿no vieron ustedes cómo dejaron el quebrado el Estado?”. “Vamos a trabajar para que crezca la economía del país”, prometió e insistió que “ya se demostró que es una fórmula exitosa y que trabajó en beneficio de los jubilados y pensionados”.

El Senado sesiona para dar media sanción a la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Además, el oficialismo en la Cámara alta convertirá en ley la quita de recursos a la Ciudad de Buenos Aires. La sesión arrancó a las 14.13.

Mientras del otro lado del Congreso se realiza un nuevo debate histórico de aborto legal, el Senado comenzó a las 14.13 una sesión en la que el oficialismo buscará alzarse con la media sanción del proyecto de nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

El nuevo cálculo para los ajustes de haberes, impulsado por el Poder Ejecutivo, tendrá un esquema similar al implementado durante los años 2008-2017, al combinar en partes iguales la recaudación de la ANSeS y la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

A instancias del Frente de Todos, y con el aval de Casa Rosada, se introdujo una modificación por la cual el aumento del 5% otorgado en diciembre -por decreto- no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021. Además, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales.

Por otra parte, la Cámara alta se apresta a convertir en ley el proyecto que quita recursos a la Ciudad de Buenos Aires, llevando el coeficiente de coparticipación de 2,32% al 1,40%, en el marco de la ratificación del traspaso de la Policía Federal al distrito porteño durante el comienzo del gobierno de Mauricio Macri.

De acuerdo al proyecto, el gasto anual que demande la transferencia y su mecanismo de actualización trimestral serán acordados “en forma bilateral” por el Poder Ejecutivo nacional y el Gobierno de la Ciudad en un plazo de 60 días corridos contados a partir de la sanción de la ley.

“La Comisión Federal de Impuestos (CFI) tomará intervención en el proceso de acuerdo a efectos de emitir una opinión técnica para la determinación del monto anual en pesos de los componentes efectivamente transferidos a la CABA en el año 2016”, agrega.

Además, prevé que “hasta la entrada en vigencia” del acuerdo Nación-Ciudad “se transferirá en forma mensual y automática desde el Tesoro Nacional a la Ciudad 24.500 millones de pesos, que se considerarán a cuenta del monto que finalmente se acuerde”.

En tanto, dicha suma será actualizada trimestralmente de acuerdo a un índice compuesto en un 80% por el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal Argentina, y en un 20% por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad, ambos correspondientes al período precedente.

El temario incluye un proyecto que autoriza al presidente para ausentarse del país durante el año 2021, cuando razones de gobierno así lo requieran.

El Frente de Todos avanzó con el dictamen del proyecto de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Tras las exposiciones de Claudio Moroni y Fernanda Raverta, el oficialismo pasó la firma el despacho, con las modificaciones que se acordaron en las últimas horas con la Casa Rosada. Juntos por el Cambio rechazó la propuesta.

fernanda raverta plenario senado proyecto formula de movilidad

Por Melisa Jofré

Luego de casi tres horas de debate, el bloque Frente de Todos en el Senado pasó a la firma el dictamen del proyecto de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, en el marco de un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda.

Tras las exposiciones del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y de la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, el oficialismo avanzó con el despacho para poder tratarlo en el recinto la semana próxima. El interbloque Juntos por el Cambio ratificó su oposición a la propuesta.

La nueva fórmula presenta un esquema similar a la aplicada durante los años 2008-2017, al combinar en partes iguales la recaudación de la ANSeS y la variación salarial, teniendo en cuenta el aumento salarial más alto que haya otorgado un gremio o sector.

A instancias del Frente de Todos, y tras reuniones con la Casa Rosada, se introdujo una modificación por la cual el aumento del 5% otorgado recientemente no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021. Además, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales.

Las exposiciones de los funcionarios

En primer término, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, recordó que la fórmula de movilidad sancionada durante la gestión de Cambiemos se suspendió en diciembre pasado en “una situación de emergencia”.

Luego, con la llegada de la pandemia, el funcionario habló del 2020 como “el peor año de la historia económica argentina”. “No tengamos duda, esto fue peor que 2002”, agregó, y dijo que en ese momento los jubilados “perdieron más de 20 puntos”.

Sin embargo, ante este contexto “hemos conseguido que el 75% de los haberes previsionales van a terminar el año levemente arriba o empatando con la inflación, cosa que no sucedía hace muchos años”. En ese sentido, Moroni destacó que los haberes mínimos tuvieron “un 34,9% de incremento, sin contar lo que dimos como bonos fijos”, que representó “un 8% más de incremento”.

“No puede considerarse esto un fracaso, al contrario es un gran éxito”, resaltó el titular de la cartera laboral, al tiempo que aseguró que la nueva fórmula debe verse “acorde con nuestro proyecto económico, político y social” de “una Argentina en crecimiento”, por eso justificó las variables de variación salarial y recaudación.

En su exposición también defendió que a partir de 2008, cuando empezó a regir la fórmula impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner, se dio “el período de mayor incremento de los haberes previsionales”. A continuación, el ministro valoró que se volverá a este esquema y que además “el período de ajuste en vez de ser semestral va a pasar a ser trimestral”.

Esta fórmula, en un proyecto de país creciente, es lo que debe ser. Hay que atar los ingresos de los queridos pasivos a los ingresos de los trabajadores activos. Es el mejor modo de garantizarles un crecimiento real. No podemos seguir pensando que solo hay que mantener el nivel adquisitivo, tenemos que lograr el crecimiento del salario, y logrando ese crecimiento vamos a lograr el crecimiento de los haberes previsionales. Ese es el proyecto de país y eso es lo que vamos a hacer”, completó.

claudio moroni plenario senado proyecto formula de movilidad
Moroni afirmó que la fórmula va en línea con “el proyecto de país” del Gobierno. (Foto: Comunicación Senado).

Luego fue el turno de la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, quien mencionó que “en la historia argentina hubo solo dos leyes que implementaron fórmulas de movilidad” y ambas “han tenido características muy distintas”.

Con diapositivas en pantalla, la funcionaria comparó que el esquema utilizado entre 2008 y 2017 “logró que los jubilados y jubiladas crecieran en su valor adquisitivo y capacidad de compra un 25,8%”, mientras que el cálculo impulsado por el gobierno macrista hizo que “los jubilados perdieran en un 19,5%, casi 20 su capacidad de compra”.

Al referirse a la pandemia, la directora del organismo mostró los números de “un año que puso de manifiesto una crisis mundial, global y sanitaria”. Entre ellos, apuntó que se registró un 4,4% de caída del PBI mundial; un 8,1% de caída del PBI en América del Sur; y un 12,1% de caída del PBI de Argentina.

A pesar de ese escenario, Raverta defendió que la decisión del Gobierno fue “no dejar sin cuidado, sin protección a una enorme cantidad de argentinos”. Por ello, se realizó “un esfuerzo presupuestario en términos de acompañamiento”, con medidas que alcanzaron el 6,7% del PBI, y específicamente en las relacionadas con la ANSeS representaron más de dos puntos del PBI -IFE, ATP, bonos de salud y bonos Sostener Cultura-.

“Durante este año el Estado nacional estuvo a la altura de acompañar a cada argentino y argentina”, enfatizó y habló de la “preocupación” por los jubilados: “Los aumentos que se dieron por decreto durante 2020 lograron que los jubilados crecieran en su haber un 35,3%, mayor al de cualquier actividad de trabajadores”.

La titular de la ANSeS afirmó que se logró “que más del 70% de los jubilados le ganara a la inflación”, sumado a “medidas de ingreso indirecto” para el sector pasivo como la reducción de la tasa de interés de los créditos del organismo, la suspensión de la capitalización de los intereses en los meses que no pagaron, el congelamiento de tarifas de servicios públicos y la provisión de medicamentos sin cargo a los afiliados de PAMI.

“Los decretos fueron decisiones a favor de los jubilados”, ponderó y sobre la nueva fórmula, que restituye la de los años de los mandatos de Cristina Kirchner, consideró que “trae certeza y seguridad” y es “una ecuación que les da previsibilidad” a los jubilados.

La funcionaria diferenció: “El círculo virtuoso de la producción, la industria, el trabajo, el salario y el consumo hace que las dos fórmulas sean bien distintas, antagónicas. En una obviamente aumentó el PBI, aumentaron los salarios, aumentó la recaudación, por el modelo económico instrumentado en 2008, y obviamente aumentaron los haberes. Y en la otra obviamente cayó el PBI, los salarios, la recaudación y los haberes de las jubilaciones”.

Raverta manifestó tener “orgullo” por el “día histórico” de presentar una fórmula que “le permite a los argentinos y argentinas crecer” y “dejará a los jubilados por encima de la inflación”. “Se proyecta una recuperación de los salarios y, obviamente, que aumente la recaudación en términos reales”, pronosticó y añadió: “Estos aumentos van a ser superiores a la fórmula que fue suspendida”.

plenario senado proyecto formula de movilidad
El plenario se extendió casi por tres horas. (Foto: Comunicación Senado).

Intercambio con los senadores

Durante la extensa reunión, Raverta contestó varias preguntas de los senadores, incluyendo en algunos tramos las quejas de senadores de Juntos por el Cambio por las “no respuestas” de la funcionaria, o incluso la “tergiversación” de los dichos, como le reprochó Martín Lousteau (UCR). Por momentos, el encuentro se vio envuelto con gritos por interrupciones en los discursos, protagonizados por Lousteau y también Esteban Bullrich (Pro).

Tras hacer un repaso de la historia del sistema previsional argentino desde el ’94 hasta la actualidad, Lousteau planteó la necesidad de contar con “cálculos, análisis de sustentabilidad y evolución de los beneficios reales”, y pidió a los funcionarios que si los tenían “por favor nos lo den, porque es la manera más responsable que tenemos de votar”.

“Para poder discutir esto en profundidad necesitamos poder estar tranquilos que lo que se vota hoy no tiene un problema mañana”, reiteró. Al momento de las respuestas, el secretario general de la ANSeS, Santiago Fraschina, aseguró que durante la gestión de Cambiemos “no se hizo ningún estudio actuarial” y que “el último se había hecho en 2015”. “Este año lo hicimos y lo vamos a mandar”, afirmó.

A su turno, el chaqueño Víctor Zimmermann (UCR) consultó, entre otras cuestiones: “¿En qué plazo se estima que se va a dar la recuperación de los haberes jubilatorios de nuestros jubilados a partir de la aplicación de esta fórmula?”.

“Nosotros estamos partiendo la recuperación de los haberes de los jubilados y jubiladas no en cero, no en menos diez, sino en menos veinte. Por lo tanto, la temporalidad para poder recuperar los haberes no la podemos precisar”, sostuvo Raverta, que hizo énfasis entonces en la “recuperación del 35% de los haberes mínimos” este año.

Y remarcó: “Con la fórmula anterior, la que estuvo vigente entre 2017 y 2019, que contemplaba la inflación, los jubilados y jubiladas perdieron ante la inflación”.

A favor de la iniciativa, el chubutense Mario Pais (FdT) opinó que la nueva fórmula “implica una absoluta mejora”. Además, recordó que cuando se votó la fórmula en diciembre de 2017 “no se requirió ningún cálculo actuarial y se votó”.

Para el oficialista, “las paritarias hacen prever que el año que viene va a haber una recuperación de salario”. “Esta movilidad es realmente positiva y me remito a los antecedentes”, expresó y agregó que “estamos reinstalando un mecanismo que cumple el artículo 14 bis de la Constitución”.

“¿Los jubilados con la suspensión de la fórmula en 2020 ganaron más o ganaron menos?”, preguntó el macrista Esteban Bullrich, que argumentó que la fórmula impulsada por Cambiemos “tenía virtuosismo en el largo plazo”, y por eso lamentó que se suspendiera.

“Los jubilados tienen más ingreso de lo que hubieran tenido con la fórmula de Macri”, respondió la titular de la ANSeS. Pero más tarde Bullrich reclamó que no le había contestado, al igual que sus pares los radicales Julio Cobos, María Belén Tapia y Julio Martínez, que consultaron la misma duda.

Al final de su exposición, Raverta informó: “Entre los aumentos por decreto y los bonos, los jubilados de la mínima en Argentina ganaron 7.000 pesos más que lo que hubieran ganado con la fórmula macrista”.

En el cierre, el jefe del Frente de Todos, José Mayans, cuestionó que durante la gestión anterior los jubilados “sufrieron” y “vieron cómo día a día iba cayendo el valor de las asignaciones que tenían”. También, recordó que cuando Cristina Kirchner dejó el gobierno en 2015 “no había déficit del sistema previsional”.

“Ahora volvemos a la fórmula que les dio garantía de crecimiento. Está en las pruebas”, manifestó y advirtió que la caída de la economía, producto de la pandemia, “no está para nada superada, por supuesto”, pero “la visión es recuperar los ingresos de los jubilados”. “No venimos a improvisar, venimos con una fórmula que ya demostramos que funciona, por eso Macri la cortó”, añadió.

Fernández respaldó los cambios que el Frente de Todos planteó en la fórmula de movilidad

El presidente dijo que se trabajó “muy bien” con el bloque oficialista y destacó que se vuelve al cálculo que estuvo vigente durante los mandatos de Cristina Kirchner.

El presidente Alberto Fernández respaldó este jueves las modificaciones al proyecto de fórmula de movilidad jubilatoria, impulsados por el bloque Frente de Todos en el Senado.

“Había que empalmar el viejo régimen con el nuevo, algo que también le ocurrió a (Mauricio) Macri en su momento, y lo que terminó haciendo Macri fue hacerle perder a los jubilados el primer trimestre de actualización que les correspondía”, señaló.

El mandatario reveló que durante una reunión este miércoles en Casa Rosada, “se nos ocurrió que la mejor solución era volver a la fórmula original de Cristina (Fernández de Kirchner) en su integridad, la combinación entre los ingresos fiscales más el promedio de los salarios formales o el índice salarial de trabajo informal según sea el más alto”.

Entonces, destacó que “quedó exactamente la misma fórmula que durante ocho años rigió y le permitió a los jubilados un aumento real de las jubilaciones”, en referencia al esquema adoptado entre 2008 y 2017, aunque esta nueva fórmula incluye el factor “inflación” como alternativa con la recaudación.

En declaraciones a radio El Destape, el presidente expresó que los senadores “plantearon una preocupación que era que en marzo, de acuerdo a este sistema, debería actualizarse el valor de la jubilaciones teniendo en cuenta el período septiembre 2020-marzo 2021 y en ese caso había tres meses desde los últimos tres meses de este año que se superponen al aumento que nosotros ya dimos que es 5%”.

Y consideró que el cambio es “una buena idea, porque resuelve el problema del empalme, no deja a los jubilados desamparados un solo día y además permite que los jubilados vean recomponer su ingreso cada tres meses y no cada seis como era antes”.

“Yo estoy satisfecho con lo que hicimos el primer año porque no solo le ganamos a la inflación, sino que cuando uno revisa las paritarias, el 85% de los jubilados terminó estando entre las dos paritarias más altas de la Argentina”, agregó.

Fernández sostuvo que “definitivamente los jubilados necesitan mejorar sus ingresos. Tenemos que ir corrigiendo y tender a una mejora de las jubilaciones”.

Se pasó para este jueves el debate en comisión de la nueva fórmula de movilidad

Con la presencia de Moroni y Raverta, el plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda se realizará este jueves a partir de las 11.

Un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda del Senado, presididas por los oficialistas Daniel Lovera y Carlos Caserio, respectivamente, iniciará este jueves el debate de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Al encuentro, previsto originalmente para este miércoles a las 14, se pasó por razones de agenda para este miércoles a las 11, y asistirán a defender el proyecto el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta.

El nuevo cálculo prevé una combinación entre la evolución salarial (índice RIPTE) y la recaudación de la ANSeS -recursos de la seguridad social-, por partes iguales, es decir 50% y 50%. La fórmula es similar a la aplicada desde 2008 a 2017, con una diferencia en los porcentajes de ambos componentes.

Poco después de asumir, en diciembre del año pasado, el Gobierno nacional a través de la Ley de Solidaridad Social suspendió la fórmula establecida en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, y a lo largo de este año todas las actualizaciones se realizaron por decreto trimestralmente.

De acuerdo con el proyecto, el nuevo esquema comenzará a ser aplicado a partir del 1ro. de marzo de 2021, por lo cual la actualización correspondiente a esa fecha estará dada por la diferencia entre el incremento que resulte de la aplicación de la nueva fórmula en el mes de marzo de 2021 y el incremento dispuesto por el Poder Ejecutivo para el mensual diciembre de 2020, “la que en ningún caso producirá la disminución del haber que percibe el beneficiario o la beneficiaria”.

El bloque lavagnista le hace un guiño a la fórmula jubilatoria del Gobierno, pero sugiere cambios

Los diputados de Consenso Federal aclararon que lo presentado por el Gobierno requiere importantes modificaciones, aunque recordaron que “estamos ante un sistema previsional en crisis”. Qué reclaman.

El bloque de diputados nacionales de Consenso Federal se manifestó sobre el proyecto de fórmula de actualización jubilatoria, señalando que la propuesta del Gobierno requiere importantes modificaciones, pero aclararon que “estamos ante un sistema previsional en crisis”.

Fuentes del bloque señalaron a parlamentario.com que su apoyo a la fórmula oficial dependerá de la recepción que tengan los cambios que sugieren.

A través de un comunicado, los legisladores señalaron que “el sistema previsional argentino está quebrado y no hay fórmula de actualización de haberes que lo haga sustentable. No cierra de ninguna manera con el 50% de los trabajadores privados en la informalidad”.

Para los diputados alineados con Roberto Lavagna, la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada durante la gestión de Mauricio Macri no era buena. “Solo es defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación”, advirtieron.

Además, agregaron, “las cláusulas exclusivamente indexatorias contradicen toda política anti inflacionaria. Esa misma fórmula, aplicada en el período 2003-2007, que fue de crecimiento con estabilidad, hubiese sido marcadamente injusta por excluir a los jubilados de los beneficios del crecimiento”.

¿Qué posición tienen respecto de la fórmula decidida por el Gobierno nacional? Para Jorge Sarghini, Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez, la fórmula que propone el actual gobierno “va en sentido apropiado”, aunque reconocen que “no tiene cláusulas de salvaguarda que garanticen a los jubilados no seguir perdiendo, especialmente mientras la economía no recupere un sendero de crecimiento con estabilidad de precios”.

Con todo, aclaran que la propuesta “está bien orientada porque incorpora la variable ‘precios’ al ajustar por variaciones del salario (ajusta un 50% por variación salarial, que es el precio más relevante al que debe asociarse un haber jubilatorio) y porque también incluye una variable vinculada a la evolución económica (ya que ajusta el 50% por la recaudación, con la que aquella se correlaciona directamente)”.

Por otro lado, sostienen que la fórmula “tiene un techo que puede aceptarse, en nombre de no agregar insustentabilidad al sistema”, pero aclaran que la propuesta requiere “dos modificaciones imprescindibles, a favor de los jubilados”. En ese sentido señalaron que la fórmula debe tener un piso asociado a la variación de la canasta básica de consumo; y los aumentos deben ser cuatrimestrales y no semestrales, como prevé el proyecto oficial.

“De todas formas, como ya se ha señalado, llegó la hora de no seguir postergando el debate de las causas estructurales que han puesto en quiebra al sistema jubilatorio en su conjunto”, expresaron, para concluir diciendo que “el primer paso para salir de esa situación es la incorporación masiva de aportantes, es decir, convertir en registrados a millones de trabajadores que hoy están en la informalidad”.

Casaretto afirmó que la nueva fórmula va a mejorar los ingresos de los jubilados

El titular de la bicameral mixta de movilidad sostuvo que a la salida de la pandemia “los salarios y la recaudación van a tener una evolución favorable”.

El titular de la bicameral mixta de movilidad, Marcelo Casaretto, defendió este martes el nuevo cálculo que el Gobierno propone para la actualización de los haberes jubilatorios.

“El objetivo es sancionar una ley de movilidad previsional con una actualización automática para los jubilados en forma semestral, en los meses de marzo y septiembre de cada año”, señaló en diálogo con AM750.

El legislador del Frente de Todos recordó la fórmula que se sancionó en 2008, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la cual consideró “dio previsibilidad y permitió que los jubilados ganaran ante la inflación”.

Y criticó: “En 2017 eso cambió e hizo que perdieran un 19% frente a la inflación”. Ahora, se volverá “a aquella fórmula de 2008, con ligeros cambios, vinculando los aumentos a los jubilados a los salarios de los trabajadores en actividad y a la recaudación del sistema”, apuntó.

El entrerriano dijo que en el oficialismo estiman que “a la salida de la pandemia, los salarios y la recaudación van a tener una evolución favorable y eso va a significar el sostenimiento y el mejoramiento de los ingresos de los jubilados para el año que viene y los años siguientes”.

En ese sentido, Casaretto remarcó que las “negociaciones de paritarias libres” y “el crecimiento de la recaudación en septiembre y octubre, que aumentó por encima de la inflación” representan una “mejora de la actividad económica que queremos que llegue a los trabajadores y a los jubilados”.

Juntos por el Cambio rechazó la fórmula de movilidad jubilatoria que impulsa el Gobierno

Legisladores nacionales de la oposición advirtieron sobre el “ajuste” a los jubilados por el nuevo cálculo que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso.

Diputados del interbloque Juntos por el Cambio rechazaron este martes la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que el Poder Ejecutivo enviará para su aprobación en el Congreso.

El nuevo cálculo, en base a salarios y recaudación, fue confirmado este lunes tras una reunión que referentes parlamentarios del Frente de Todos mantuvieron con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

A través de su Twitter, el jefe de la bancada opositora, el radical Mario Negri, hizo alusión a la fórmula que se votó en diciembre de 2017 -y se suspendió en diciembre pasado mediante la Ley de Solidaridad Social- con jornadas violentas en las calles.

“Tiraron toneladas de piedras cuando Cambiemos incorporó la inflación al cálculo de la movilidad jubilatoria. Como era favorable a los jubilados, suspendieron la fórmula en diciembre. Ahora directamente sacan a la inflación y ponen la recaudación. ¡Ajustan con los jubilados!”, enfatizó.

En tanto, el macrista Waldo Wolff habló de “ajuste sin diálogo” al indicar que “vuelve la fórmula previsional que no contempla inflación. Solo salarios y recaudación. De esta manera licúan el haber jubilatorio perdiendo frente a la inflación”. “Si cuidaran a los jubilados con el mismo amor que a los proveedores de fideos seríamos Suecia”, agregó.

“Los jubilados con esta decisión van a recibir un ajuste brutal de sus haberes, no contemplarán la inflación y se actualizará cada seis meses, pero sin un Congreso tomado, sin piedras, ni plazas destruido”, escribió el radical Luis Petri.

Además, el mendocino acusó a la oposición de aquel entonces por lo ocurrido cuando se votó la ley impulsada por Cambiemos: “Lo de diciembre del 17 fue armado por el peronismo”.

La diputada Paula Oliveto, de la Coalición Cívica, se preguntó: “Qué recaudación va a aumentar si el país está en medio de una crisis? Los sindicalistas cierran aumentos de salarios muy por debajo de la inflación y están calladitos”. “Se viene un gran ajuste a los jubilados con discurso progresista de aquellos que tiraron piedras y lloraban por TV”, anticipó.

El oficialismo destacó que la nueva fórmula guarda similitud con la aplicada entre los años 2009-2017, pero si bien las variables son las mismas, los porcentajes no. Mientras el antiguo cálculo, puesto en marcha bajo la gestión de Cristina Kirchner, estaba compuesto en un 70% por la variación de los salarios (RIPTE) y en un 30% por la recaudación de la ANSeS, ésta nueva será en partes iguales, es decir un 50% y 50%. Además, volverán las actualizaciones de haberes cada seis meses.

También se manifestó sobre el misionero Luis Pastori, quien subrayó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) “está prácticamente en la mayoría de los países, porque es el que puede asegurar la preservación del poder adquisitivo de los haberes previsionales”. “Sacar eso es una regresión injustificada que no estamos dispuestos a acompañar”, anticipó.

Asimismo, el radical lamentó “que la comisión especial no haya discutido en su seno la propuesta, y quienes la integramos por parte de la oposición nos enteramos por vía de un comunicado del oficialismo cuál será la fórmula que impulsarán, que es prácticamente la misma que existía durante el gobierno kirchnerista”.

Por su parte, el puntano Alejandro Cacace explicó que “la inclusión de la recaudación como variable de movilidad no es acertada. Primero, no es necesario para asegurar la sustentabilidad del sistema. Un tema que fue largamente debatido en la Comisión Bicameral, es que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) asista al Tesoro con el pago de haberes cuando sea necesario. De hecho, se aprobó recientemente una ley que explicita esta circunstancia, que ya estaba prevista en la normativa que regula al FGS”.

“En segundo lugar, la recaudación es una variable procíclica, lo cual implica que cuando la economía vaya bien, los haberes van a crecer, pero cuando la economía esté en recesión, los haberes van a disminuir, ajustando sobre los jubilados en el peor momento, como ha sucedido durante todo este año. Esto, además, es malo para la economía, porque profundiza los ciclos económicos”, remarcó el vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social.

Para el radical, “los haberes debieran actualizarse utilizando la variable de la inflación, que permite mantener el poder adquisitivo de las jubilaciones ya sea en ciclos positivos o negativos de la economía. En los casos que sea necesario asistir al Tesoro en el pago de las jubilaciones, como ha sucedido este año, el FGS debería intervenir, ya que ese fue uno de los fines para los cuales fue creado”.

Por su parte, el santafesino Juan Martín ironizó: ” ‘La fórmula de movilidad permitirá reducir el actual déficit previsional’, dice el parte de prensa del Gobierno sobre la propuesta de fórmula de movilidad jubilatoria. ¿En qué parte entraría lo del 20% de aumento a los jubilados que fue promesa de campaña del Frente De Todos?”.

“Tras casi un año con la ley de Movilidad Jubilatoria suspendida y aumentos por decreto y discrecionales, por debajo de los que hubiesen sido por ley, el Ejecutivo propone una nueva fórmula jubilatoria. La nueva fórmula propuesta es similar a la del 2008, abandonando la variable inflación; variable que preserva el poder adquisitivo”, publicó Dolores Martínez.

La legisladora recordó que “desde 1985 al 2020 se reformó nueve veces el Sistema Previsional argentino, seis de estas reformas se sucedieron entre 2002 y 2020”. “Este patrón sigue vigente en el 2020. Seguimos lejos de discutir una reforma equitativa y sustentable, en la que no sean nuestros Adultos Mayores los que paguen los ajustes de la política”, completó.

La nueva fórmula de movilidad combinaría variación salarial y recaudación de la seguridad social

La bicameral encargada de elaborar el nuevo índice deberá presentar el proyecto que tendrá que aprobarse antes de diciembre.

La bicameral encargada de la redacción del proyecto de ley sobre una nueva fórmula de movilidad jubilatoria avanzaría este mes con la presentación de la iniciativa, que deberá ser aprobada antes de diciembre, según lo estimado por el Poder Ejecutivo.

Según transcendió, el nuevo esquema para el ajuste de los haberes del régimen general y otros beneficios, como la Asignación Universal por Hijo, estaría compuesto en un 70% por la variación de los salarios (RIPTE) y en un 30% por la recaudación de los recursos de la seguridad social.

De esta manera, la nueva fórmula será similar a la utilizada entre 2009 y 2017. Sin embargo, los aumentos serán trimestrales y, además, la ANSeS podrá otorgar un bono extraordinario en caso que la inflación supere la variación de la Recaudación Total (RT) del organismo.

La bicameral, que finalizó hace semanas atrás las reuniones informativas con especialistas, se conformó por legisladores del oficialismo y la oposición y funcionarios del Ejecutivo, según lo dispuesto por la Ley de Solidaridad Social.

De acuerdo a esa norma sancionada en el comienzo del gobierno de Alberto Fernández, se suspendió la fórmula establecida en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, y a lo largo de este año todas las actualizaciones se realizaron por decreto.

La intención es que el nuevo índice comience a regir desde enero, aunque el primer aumento se aplicaría en marzo del año próximo.

Días atrás, en declaraciones a la agencia Télam, la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, había hablado de “una fórmula que tenga en cuenta la evolución de los salarios y los ingresos totales de la ANSeS y la recaudación tributaria”.

“Nuestro objetivo es que los jubilados y jubiladas, pensionados y pensionadas tengan un haber justo, y que su fórmula de ajuste sea fruto del aporte y discusión de los distintos bloques políticos, sindicatos, especialistas y organizaciones que defienden los intereses de los jubilados. Eso es lo que estamos haciendo en el Congreso”, agregó.

Se constituirá el lunes la comisión especial a cargo de elaborar una nueva fórmula jubilatoria

Será de manera virtual, a partir de las 16. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dispuso que se avance con la conformación. Quiénes son los integrantes.

claudio moroni marcelo casaretto carlos heller

Luego de casi cinco meses de sancionada la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, mediante la cual se suspendió la fórmula de movilidad jubilatoria, se avanzará el próximo lunes 18 de mayo, a partir de las 16, con la conformación de la comisión especial que tendrá a su cargo la elaboración de un nuevo índice de actualización de los haberes previsionales.

Según informó el presidente de la Comisión de Previsión Social de Diputados, el entrerriano Marcelo Casaretto (Frente de Todos), el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni; convocó mediante una nota a que se avance con la constitución de este grupo de trabajo. La reunión se realizará de manera virtual.

A través de la Ley 27.541, se estableció un plazo de 180 días en los cuales funcionarios del Poder Ejecutivo y un puñado de legisladores nacionales debían revisar “la sustentabilidad económica, financiera y actuarial” y proponer “al Congreso de la Nación las modificaciones que considere pertinentes relativas a la movilidad o actualización de los regímenes especiales”.

Ese tiempo se vence en junio, por lo cual urge que se avance con la conformación de la comisión, algo que, cuando recién se inició el aislamiento obligatorio, se había estipulado para fines del mes de abril. Finalmente, será la semana que viene.

De acuerdo a la ley, formarán parte los presidentes y vicepresidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Previsión Social de ambas cámaras del Congreso. De esta manera estarán los diputados Carlos Heller (Frente de Todos) y Luciano Laspina (Pro), por la Comisión de Presupuesto; Marcelo Casaretto (Frente de Todos) y Alejandro Cacace (UCR), por la Comisión de Previsión Social.

En tanto, los representantes del Senado serán Carlos Caserio (Frente de Todos) y Esteban Bullrich (Pro), por la Comisión de Presupuesto; Daniel Lovera (Frente de Todos) y María Belén Tapia (UCR), por la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

Los representantes del Gobierno serán el jefe de Gabinete de Asesores, Miguel Baelo; el secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Luis Goñi; y el secretario de Política Tributaria del Palacio de Hacienda, Roberto Arias.

Cafiero solicitó designar a los representantes del Congreso que elaborarán una nueva fórmula de movilidad

El jefe de Gabinete envió una nota al presidente de la Cámara de Diputados para que se conformen las comisiones competentes. También informó quiénes serán los miembros por el Poder Ejecutivo.

santiago cafiero

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, le envió este viernes una nota al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en la que le solicita que se designen a los representantes parlamentarios para la comisión que tendrá a su cargo la elaboración de una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

De acuerdo a los artículos 55 y 56 de la ley de emergencia económica, sancionada a fines del año pasado, el Poder Ejecutivo tenía que convocar a la conformación de un grupo de trabajo que deberá proponer “un proyecto de ley de los haberes previsionales que garantice una adecuada participación de los ingresos de los beneficiarios del sistema”.

La comisión tendrá para dicha tarea un plazo de 180 días, lo mismo que dura la suspensión en el método de actualización que se aplicaba hasta diciembre pasado. La creación de este cuerpo fue una incorporación que se hizo a la ley a instancias de un pedido del Interbloque Federal.

En la nota, Cafiero informa que el Poder Ejecutivo estará representado por Miguel Baelo, jefe de Gabinete de Asesores; Luis Bulit Goñi, secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo; y Roberto Arias, secretario de Política Tributaria del Ministerio de Economía.

En tanto, a fin de que haya “representantes de distintos bloques políticos”, el jefe de Gabinete indicó que deberán ser designados “los presidentes y vicepresidentes” de las comisiones de Presupuesto y Hacienda; de Previsión y Seguridad Social; y de Análisis y Seguimiento de las Normas Tributarias y Previsionales.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda ya se constituyó, por lo cual serán representantes el oficialista Carlos Heller (presidente) y el macrista Luciano Laspina (vicepresidente). En tanto, resta que se conformen las otras dos comisiones.

Además, se agrega que se comunique al Senado para que éste avance en el mismo sentido. Allí, la Comisión de Presupuesto y Hacienda también ya está en marcha, con Carlos Caserio (FdT) al frente, secundado por Esteban Bullrich (Pro). En tanto, la otra competente en la materia será la de Trabajo y Previsión Social, todavía no constituida.