Diputados aprobó una declaración conjunta de condena al intento de golpe en Bolivia

La resolución se consensuó entre proyectos de UP, la UCR, el Pro e Innovación. Fue votada a mano alzada luego de la sanción de la Ley de Bases y el Paquete Fiscal.

Después de la sanción de la Ley de Bases y el Paquete Fiscal, la Cámara de Diputados aprobó a mano alzada en la madrugada de este viernes una resolución conjunta mediante la cual se rechaza el intento del golpe en Bolivia ocurrido el pasado miércoles.

El texto expresa la “condena al alzamiento golpista de una parte del Ejército de Bolivia contra las autoridades legítimamente constituidas de ese país”. Asimismo, llama a “reafirmar la defensa irrestricta e incondicional del sistema democrático, el orden constitucional y el Estado de Derecho en el país, la región y el mundo”.

El texto se consensuó durante la jornada, a partir de proyectos presentados por Julio Cobos (UCR), Germán Martínez (UP), Hilda Aguirre (UP), Pamela Caletti (IF) y Silvana Giudici (Pro). En tanto el Frente de Izquierda se abstuvo.

Al respecto, al fundamentar su postura la diputada del Frente de Izquierda-PO Vanina Biasi dijo que plantearon “el rechazo al golpe con un proyecto propio, pero no vamos a este consenso”. “En primer lugar, porque acá están los diputados que apoyaron el golpe de 2019 y que proveyeron armas también. En segundo lugar, porque acá están los que están protegiendo a los golpistas bolsonaristas dentro de este país. Y en tercer lugar, porque acá hay diputados que apoyan el golpe de Estado y el genocidio en este país. Y nosotros no vamos a acompañar semejante acto de cinismo”, enfatizó.

Luego, su par de la izquierda Christian Castillo anticipó la abstención de él y su par Alejandro Vilca. “No vamos a votar junto a quienes han ido a visitar a la golpista (Jeanine) Áñez, como la vicepresidenta y a quienes no se pronunciaron durante todo el proceso del golpe, como el Gobierno nacional”, expresó el legislador.

La Legislatura porteña repudiará el intento de golpe de Estado en Bolivia

Los diputados de Unión por la Patria (UP) pidieron a esa Casa que exprese su rechazo a la intervención militar contra el Gobierno democrático del presidente Luis Arce y manifieste su solidaridad con el pueblo boliviano.

Tras la intervención militar que se vivió en las últimas horas en La Paz, los legisladores de Unión por la Patria (UP) impulsaron en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un proyecto de declaración mediante el cuál buscarán expresar su “enérgico repudio” al intento de golpe de Estado contra el gobierno democrático del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, y manifieste su solidaridad con el pueblo boliviano.

La iniciativa lleva la firma de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro (UP), y los diputados María Bielli, Maia Daer, Claudio Ferreño, Alejandro Grillo, Berenice Iañez, Matías Lammens, Claudia Neira, Magdalena Tiesso, Juan Manuel Valdés, Delfina Velázquez y Franco Vitali (UP).

En los fundamentos de la iniciativa, los opositores afirmaron que “el comandante general del Ejército, Juan José Zuñiga, fue destituido días atrás al afirmar que no permitiría un nuevo gobierno de Evo Morales, en referencia a la posible candidatura del ex presidente”, por lo que “el 26 de junio del corriente año sectores de las Fuerzas Armadas identificadas con el comandante general destituido tomaron el Palacio Quemado, y sus inmediaciones apostando barricas en la Plaza Murillo para que la gente no pudiera acercarse a la Casa de Gobierno”.

“En dicho Palacio tuvo lugar un encuentro cara a cara entre el primer mandatario del Estado Plurinacional de Bolivia y el responsable del intento de Golpe de Estado. A resguardo en la Casa del Pueblo, cercana la sede del ejecutivo nacional, el presidente Arce llamó a la población a movilizarse contra las ‘intentonas golpistas’. Los hechos provocaron el repudio de toda la comunidad internacional y la inmediata solidaridad de presidentes y ex mandatarios de la región”, continuó.

Sobre esa misma línea, los peronistas señalaron que “en noviembre 2019, el Estado Plurinacional de Bolivia sufrió un golpe de Estado durante la presidencia de Evo Morales, cuando sectores de las Fuerzas Armadas, la oposición reaccionaria y la comunidad internacional obligaron a renunciar a Morales y a que este, y muchos de sus ministros tuvieran que exiliarse porque su integridad física corría peligro”.

“Frente a los acontecimientos sucedidos en el hermano país, es imprescindible que esta casa legislativa renueve una vez su compromiso con los más altos valores democráticos y se exprese al respecto, para que nunca más en América Latina haya golpes de Estado y prime los postulados democráticos en nuestro continente”, sentenciaron.

Cruzaron al presidente  por sus acusaciones sobre “golpe de Estado”

Diputados de la oposición calificaron como “grave” e “insostenible” los dichos expresados por el mandatario, alertando sobre “la importancia institucional que tiene que un presidente de la República diga que lo intentaron voltear por la fuerza”.

El presidente Javier Milei denunció el intento de un golpe de Estado en su contra, al recibir una distinción en Alemania.

Durante la sesión de este jueves, la primera cuestión de privilegio presentada fue contra el presidente de la Nación, y la presentó Margarita Stolbizer, quien aclaró que nunca había presentado una cuestión de privilegio y, por el contrario, tenía una posición bastante contraria a las mismas. Sin embargo para esta oportunidad recordó lo que establece la Constitución nacional en su artículo 61, donde dijo que según el mismo “no debemos ser molestados por nuestras opiniones vertidas en nuestra condición de legisladores”.

Sin embargo aclaró que “hemos llegado a un punto en el cual ya no podemos seguir recibiendo cachetazos” de parte del presidente de la Nación, y habló de “agravios de todo tipo que afectan el ejercicio en libertad de nuestra función legislativa, y de manera crucial la institución que representamos”.

“Equivoca el presidente su propia condición, que es la representación de una parcialidad de la sociedad, en relación a la representación que tenemos en esta Cámara, que sin duda expresa el 100% de nuestra nación”, advirtió, para aclarar luego que no se trataba de agravios de tipo personal, que en su caso particular no le molestaban. Citó puntualmente que en este caso “hay una afectación institucional realmente muy grave”.

Stolbizer recordó que a lo largo de estos meses de gestión, Javier Milei les ha dicho a los legisladores “ratas”, “coimeros”, “delincuentes”, “pero hay un hecho puntual y reciente que es el que me motiva en este planteo”. Citó las expresiones presidenciales vertidas en Alemania, al recibir el Premio Hayek. Allí señaló que “no solo que la política no nos acompañó en estos tres meses de gestión, porque no solo no votó nos votó ni una ley, no nos sacó ninguna ley, fue una máquina de impedir todo el tiempo”.

En respuesta a eso, Stolbizer recordó que “en siete meses de gobierno, el Poder Ejecutivo solo envió 10 leyes: una en diciembre, que vamos a tratar hoy; una en enero, que también vamos a tratar hoy; cero en febrero; cero en marzo; 5 en abril, que están en tratamiento en comisión; 2 en mayo, que están en tratamiento en comisión, y un solo proyecto en junio, que termina mañana”.

Tras recordar que no hay presupuesto, porque el Gobierno no ha querido mandar un proyecto, pero a continuación continuó con la cita presidencial: “No es que no solo no ayudaron, sino que además desde el primer momento intentaron hacer un golpe de Estado. Me parece de una envergadura y gravedad absoluta, refiriéndose al Poder Legislativo, justamente en el momento que estamos ejerciendo nuestra función en el Poder Legislativo”, señaló Margarita Stolbizer. Y continuó: “Para el presidente, que nosotros legislemos de acuerdo a nuestras convicciones y podamos votar o no votar, es un golpe de Estado… En un país como el nuestro, que ha sufrido las más crueles dictaduras y golpes de Estado, con todo lo que ha significado esto, realmente es algo que este Congreso no puede dejar pasar”. Y cerró: “Hablar de un golpe de Estado desde el ejercicio de nuestra actividad legislativa, es insostenible”.

Durante su cuestión de privilegio contra Milei, el diputado de Unión por la Patria Leandro Santoro resaltó que no se ha tomado “real dimensión” de que tras la movilización del pasado 12 de junio, el presidente “denunció un intento de golpe de Estado y además afirmó tener conocimiento de que en Argentina operan grupos terroristas”.

“Yo no sé si somos conscientes de la importancia institucional que tiene que un presidente de la República diga que lo intentaron voltear por la fuerza. No estamos hablando de un candidato a la presidencia, de un panelista de televisión, no estamos hablando de un economista outsider”, señaló, para agregar luego: “¿Y qué es lo que hace? Acto siguiente se va de vacaciones a Europa”.

Para el porteño, “como sociedad nos estamos acostumbrando peligrosamente a que el presidente pueda decir cualquier cosa” y apuntó la “gravedad” que significa que, por ejemplo, “a partir de una declaración de este tipo, el presidente podría declarar el estado de sitio”. “Deberíamos empezar a reclamarle como poder del Estado más mesura y racionalidad”, sumó.

El arco político de la Ciudad repudió el intento de golpe de Estado en Bolivia

Los diputados de las diferentes bancadas cuestionaron con suma dureza el levantamiento militar encabezado por el general Juan José Zúñiga y expresaron su acompañamiento al pueblo boliviano.

Después del levantamiento militar en Bolivia, los legisladores de los distintos espacios que conforman la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires manifestaron a través de las redes sociales su repudio al intento de golpe de Estado en ese país, el cuál fue encabezado por el general Juan José Zúñiga.

En ese contexto, el vicepresidente segundo de esa Casa y diputado de Unión por la Patria (UP), Matías Lammens, expresó su “repudio al intento de golpe de Estado en Bolivia y mi solidaridad con el presidente Luis Arce y su pueblo. En un mundo convulsionado y con guerras, en América Latina supimos construir una región en paz y democrática. No hay espacio para intentos de quiebre del estado de Derecho”.

Asimismo, la peronista Claudia Neira (UP) aseveró que es “gravísimo lo que está sucediendo en Bolivia. Con los tanques en la calle, unidades del ejército ingresaron por la fuerza a la Casa de Gobierno. Máximo repudio y solidaridad con Luis Arce y todo el pueblo boliviano. ¡El Gobierno argentino tiene que pronunciarse y rechazar el intento de golpe de manera urgente!”.

A su turno, la vicepresidenta tercera de la Legislatura y legisladora de Confianza Pública (CP), Graciela Ocaña, lanzó: “nuestro más ferviente repudio al intento de golpe de Estado en Bolivia. Se debe respetar y defender la voluntad del pueblo que ha elegido a sus representantes. Enviamos todo nuestro apoyo al pueblo de Bolivia”.

En tanto, el oficialista Claudio Romero (VxM) aseguró que “la democracia es el único camino para cambiar gobiernos. No hay lugar para golpes de Estado violentos. Bolivia necesita paz y respeto por la voluntad popular” y que Silvia Imas (VxM) condenó “totalmente el intento de golpe en Bolivia. Independientemente de las diferencias ideológicas, los golpes de estado nunca son opción. Si los gobiernos son democráticos, se debe respetar lo que la ciudadanía eligió en las urnas. La democracia es innegociable”.

A su vez, el referente del Frente Liberal Republicano (FLR) Pablo Donati expresó: “cualquier intento que busque atentar contra el orden democrático y constitucional de un país debe ser, siempre y en todo lugar, condenado de manera enérgica. Lo ocurrido en Bolivia es inaceptable y tiene todo mi repudio, el mismo que espero que manifieste todo el arco político. La democracia es un valor supremo sobre el que se sostiene el orden público. Por eso no puede haber otra manera de terminar un gobierno legítimo que no sea en las urnas”.

Por su lado, el diputado de La Libertad Avanza (LLA) y hombre de confianza de Javier Milei, Ramiro Marra, compartió en sus redes sociales un tuit de Diana Mondino, en el que manifestó: “los gobiernos, sean buenos o malos, gusten o no, se cambian únicamente en las urnas. No se cambian con violentos golpes de Estado. La democracia no se negocia”.

Además, el trotskista Gabriel Solano (FIT) remarcó: “el pueblo boliviano corre de la plaza a los militares. Solo la huelga general, los piquetes y la movilización popular le van a dar una salida a los trabajadores. Todo mi apoyo al pueblo boliviano”.

Repudio masivo al intento de golpe de Estado en Bolivia

Legisladores de la oposición, el radicalismo y el Pro, entre otros, emitieron comunicados en relación al ataque militar que sufrió el Palacio de Gobierno de la República de Bolivia.

Cerca de las 16 de este miércoles, el presidente de la República de Bolivia, Luis Arce, denunció su país está atravesando un intento de golpe de Estado, luego del ataque que recibió la sede del Poder Ejecutivo boliviano ejecutado por el ejército, a cargo del comandante general Juan José Zuñiga.

Las imágenes que muestran el intento de levantamiento denunciado por Arce, presentan la avanzada de un tanque de guerra acompañado por una decena de militares intentando penetrar las puertas del Palacio de Gobierno de Bolivia. En la Argentina, legisladores de la oposición, bloques dialoguistas y aliados repudiaron el hecho.

El bloque de diputados nacionales de Unión por la Patria comunicó que “repudia enérgicamente el intento de Golpe de Estado sucedido hoy en nuestra hermana República de Bolivia, que está resquebrajando la institucionalidad del vecino país”.

Del mismo modo, agregaron que “hacemos un llamado a todos los actores políticos y sociales a que se resguarden las instituciones democráticas, el estado de derecho y el orden constitucional.”, y alertó al oficialismo: “El gobierno argentino no puede ser indiferente y tiene que expresarse con contundencia ante este levantamiento militar”.

De igual manera, la bancada radical en X manifestó su repudio: “Condenamos el intento de golpe de Estado en Bolivia. Repudiamos cualquier intento de desestabilización del orden constitucional y democrático y expresamos nuestra solidaridad con el legítimo Gobierno y con todo el pueblo boliviano”.

El bloque Pro también publicó un texto en X: “Ante el intento de golpe en Bolivia, el bloque de diputados del Pro reitera su histórica posición de defensa incondicional de la democracia, independientemente de las posiciones ideológicas y las simpatías o antipatías políticas que genere cualquier gobierno”.

En su último día como diputada nacional, Myriam Bregman expresó: “Repudiamos el levantamiento militar en Bolivia. Fuera los tanques de Plaza Murillo y de las calles de La Paz. Todo el apoyo a la lucha y la movilización de nuestros hermanos del pueblo boliviano”.

De Hacemos Coalición Federal, el socialista Esteban Paulon manifestó: “Repudiamos el intento de golpe de estado en #Bolivia. Es urgente restituir el orden constitucional y respetar el mandato popular del presidente Luis Arce”.

Desde la Cámara alta, la referente del interbloque de UP, Anabel Fernández Sagasti agregó en X: “Mi más enérgico repudio al levantamiento militar que pretende instalar un golpe de Estado en Bolivia”. “Fuerza al pueblo boliviano en estas horas oscuras. Democracia siempre para América Latina”, concluyó.

Al presentar un proyecto repudiando el golpe de estado en Bolivia y solicitando al Gobierno nacional que interactúe con otros gobiernos de la región para colaborar con la restitución del orden constitucional en ese país, el diputado radical Julio Cobos dijo que “seguimos con mucha preocupación los eventos que están sucediendo en Bolivia. Por eso, desde la Cámara Baja presentamos un proyecto expresando nuestro enérgico rechazo al intento de golpe de estado en curso, contra el Gobierno constitucional del presidente boliviano, Luis Arce, y nuestro total respaldo al pueblo boliviano. Este accionar representa una amenaza a la paz y la estabilidad en la región”. 

“Argentina, por su tradición e historia, siempre estará del lado del respeto irrestricto de la democracia y de los derechos humanos. Condenamos toda acción de fuerza de un sector del ejército de ese país y su intento por violentar la constitución y las leyes”, indicó Cobos, y agregó “No toleraremos ningún quebrantamiento del orden constitucional legítimo del Estado Plurinacional de Bolivia. Estos hechos son incompatibles con los compromisos asumidos por Bolivia con el Mercosur, bajo los auspicios del Protocolo de Ushuaia”.

“Repudio enérgicamente el intento de golpe de estado en Bolivia. La democracia y la voluntad del pueblo deben ser respetadas siempre. Hago un llamado a la comunidad internacional para que se pronuncie de forma contundente para que se restablezca el orden constitucional cuanto antes”, dijo por su parte el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo.

En el mismo sentido, el interbloque de senadores nacionales de Unión por la Patria expresó su más enérgico repudio al intento de golpe de Estado, e hizo llegar “nuestra solidaridad al pueblo boliviano y al legítimo gobierno democrático del presidente Luis Arce Catacora”.

“Rechazamos cualquier intento de desestabilizar la democracia en la región y hacemos votos por el restablecimiento pleno de la democracia en el vecino país. Somos solidarios con la acción del pueblo y del gobierno de Bolivia para garantizar el estado de derecho y la vigencia de la Constitución y de sus instituciones”, señalaron, advirtiendo a su vez que “el Gobierno argentino debería expresarse ya en respaldo al orden constitucional en el  país hermano y rechazar todo intento desestabilizador en la región”.

Presentaron otro proyecto en repudio al intento golpista del “Bolsonarismo” en Brasil

La iniciativa corresponde al Frente de Izquierda y apuntaron contra las fuerzas políticas y militares por haber tenido “abierta connivencia” en el ataque a los tres poderes del Estado.

myriam bregman diputados izquierda

El Frente de Izquierda presentó un proyecto de resolución para expresar su “más enérgico repudio” a las “acciones golpistas por parte de seguidores de Bolsonaro en Brasil” que tuvieron lugar el pasado domingo. También apuntaron contra las fuerzas políticas y militares por haber tenido “abierta connivencia” en el ataque a los tres poderes del Estado.

Entre los fundamentos, plantean que el ataque de “centenares de bolsonaristas” a la sede de los tres poderes en Brasilia “ocupando y produciendo destrozos” fue una acción “largamente anunciada incluso antes de conocerse el resultado electoral”.

“Los bolsonaristas fueron trasladados en micros desde los campamentos que instalaron en los cuarteles para reclamar a las Fuerzas Armadas un golpe frente a la derrota electoral de Bolsonaro”, informaron.

En ese sentido, denunciaron: “Queda a la luz la connivencia del del secretario de Seguridad de Brasilia quien se tomó vacaciones frente a los anuncios públicos de los fascistas sin toman ningún tipo de medidas dejó la zona liberada”.

El proyecto lleva las firmas de Romina Del Plá, Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca.

Senadores del oficialismo manifestaron su “repudio al intento golpista en Brasil”

“El problema no es la derecha sino su manera de hacer política”, afirmaron los senadores que integran el FdT bonaerense.

“Los senadores y senadoras del Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires manifestamos nuestro enérgico repudio al intento de golpe de estado ocurrido ayer en la ciudad de Brasilia, mediante la toma de las sedes administrativas de los tres poderes de gobierno de la hermana República Federativa de Brasil”, consignaron para comenzar.

Y continuaron “no es una novedad ni para el mundo ni para América Latina la visibilidad adquirida por movimientos y expresiones de ultraderecha, como tampoco el uso de la violencia en cualquiera de sus formas, en tanto, principal vía de expresión”.

Según los legisladores esto “ocurrió en 2019 con el golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia, en 2021 con el asalto al Capitolio en los Estados Unidos y también en Argentina meses atrás con el intento de magnicidio a la Vicepresidenta de la Nación. Y ayer se repitió en Brasil”.

“Estos movimientos tienen la facilidad de expandirse rápidamente a través de discursos anti política y anti Estado. Las redes sociales y los medios de comunicación amplifican y contribuyen en su diseminación. Esta circunstancia, sumada a una sociedad descontenta y polarizada genera un caldo de cultivo propicio para incitar a hechos de violencia que tienen siempre el mismo objetivo, la desestabilización de gobiernos populares elegidos por el pueblo”, agregaron.

Para los comandados por la senadora Teresa García “la extrema derecha puede cambiar de formas a través de los años, pero ha sido y continúa siendo profundamente antidemocrática”.

“Acompañamos al presidente Luis Ignacio Lula Da Silva y al pueblo brasileño en este momento difícil para la democracia latinoamericana y manifestamos total repudio a la violencia como forma de hacer política” afirmaron y concluyeron que “la salida para los pueblos es siempre más democracia”.

Piden citar a Duhalde al Congreso

Desde la oposición quieren que explique sus polémicas afirmaciones sobre un posible golpe de Estado.

El diputado nacional Martín Berhongaray (UCR La Pampa) presentó un proyecto en el que pide  “invitar al ex Presidente de la Nación Argentina Dr. Eduardo Alberto Duhalde a concurrir a la Comisión de Asuntos Constitucionales de esta Cámara de Diputados de la Nación,  a fin de que precise los alcances de sus afirmaciones sobre los riesgos de golpe de estado que corre el sistema político argentino, y la supresión del acto electoral previsto para el año 2021 cuya realización, asevera, que es ‘ridículo pensar’”.

“El Congreso de la Nación no puede permanecer impasible frente a la grave afirmación de que se encuentra en peligro la subsistencia del orden constitucional. Constituye una preocupación central de la sociedad el sostenimiento del sistema democrático, más allá de las dificultades que su ejercicio puede atravesar”, señaló el diputado.

Berhongaray relató que en el marco de una entrevista televisiva Duhalde aseguró que en la Argentina se podría producir un nuevo golpe de Estado si la crisis se agrava y no se llevan adelante los consensos  y que agregó que  entre el 30 y el 83 catorce dictaduras militares, quien ignore hoy que el militarismo se está poniendo nuevamente de pie en América es porque no conoce lo que está pasando, y que no va a haber elecciones porque la Argentina es la campeona de las dictaduras militares.

Cuando una de las entrevistadoras le preguntó si  Alberto Fernández va a tener un golpe la respuesta de Duhalde fue contundente y dijo ‘Por supuesto’ y dio a entender que la  clase militar se encuentra preparada para ello. Al día siguiente reafirmó sus dichos en declaraciones radiales y agregó que no tiene información de lo que pasa en los cuarteles y que la anarquía tiene olor a sangre.

El diputado pampeano destacó que “la gravedad que entrañan semejantes dichos, y el hecho de que ellos provengan de una persona que ha ocupado la máxima magistratura del país, determinan la imperiosa necesidad de convocarlo de manera urgente a fin de que exponga las razones en que fundamenta tales conclusiones de modo que, en su caso, se puedan adoptar las prevenciones suficientes a fin de evitar cualquier nivel de riesgo institucional de esta democracia”, explicó el diputado.

“La sociedad no debe caer en la trampa de la animosidad y el rencor entre unos y otros, sentimientos que en nada contribuirán para seguir construyendo una democracia basada en la paz y el diálogo”, concluyó Berhongaray.

Desde todos los sectores criticaron a Eduardo Duhalde

Oficialistas y opositores se unieron para repudiar las expresiones del expresidente y descartar su verosimilitud.

Desde el Frente de Todos, pero también desde Juntos por el Cambio, legisladores criticaron los dichos de Eduardo Duhalde, quien sacó a la palestra una palabra casi olvidada para nuestra democracia: “golpe de Estado”.

Así es que la diputada oficialista Gabriela Cerruti ironizó con este tuit: “Duhalde toma Nostradamus y le pega mal”, mientras que el diputado kirchnerista Leopoldo Moreau dijo por Radio 10 que Duhalde dijo “una enorme irresponsabilidad”, aunque advirtió que “sí es cierto que hay sectores de la vida argentina que no resignan a que la derecha haya perdido la elección”.

Desde la oposición, Graciela Ocaña consideró “muy irresponsables las declaraciones del Dr. Duhalde”, y dijo que “debería aclarar las mismas. En momentos donde estamos sufriendo las consecuencias de la pandemia en salud y la economía, los argentinos salimos con más democracia, más instituciones”.

“Desestimo las declaraciones del ex presidente Duhalde, en las que asegura que “en la Argentina no va a haber elecciones” sugiriendo que podría producirse un golpe de Estado. Llama la atención que un dirigente con tanta experiencia formule declaraciones propias de un aficionado hablando en la tertulia de parroquianos de la vecindad. No se puede agregar incertidumbre a la mucha que hoy nos alarma. Creo que Duhalde debe dar consejos reservados -si es que tiene ideas útiles- en lugar de hacer sensacionalismo declarativo en el más inoportuno y complejos momentos del Pais”, afirmó el legislador del partido Unir e integrante de Juntos por el Cambio Alberto Asseff.

El diputado del Frente de Todos Nicolás Rodríguez Saá señaló que “Duhalde que sacó al Adolfo con apoyo de Clarín, porque el puntano no quería devaluar la deuda del grupo! Ahora los defiende vehemente ante la declaración de interés público de las Telecomunicaciones! Es claro Duhalde es Clarín!”.

Por su parte, Héctor “Toty” Flores repudió las declaraciones de Duhalde y agregó que “en 2023 Juntos por el Cambio tendrá un gran candidato e intentará ganar las elecciones con las reglas de la democracia, a la que siempre vamos a defender”.

El diputado y líder de la Corriente Clasista y Combativa Juan Carlos Alderete relacionó los dichos del expresidente con algunas manifestaciones de sectores de la oposición durante la marcha del 17A, estimando que “en Argentina hay sectores que trabajan para generar desestabilización”.

Desde la Legislatura bonaerense, el diputado provincial Maximiliano Abad señaló que “si el ex presidente Duhalde tiene información en el sentido que lo ha expresado, debe denunciar inmediatamente tales intentos o aventuras golpistas ante la Justicia”, mientras que su compañero de bancada Daniel Lipovetzky expresó que “mas allá de no compartir sus dichos, Duhalde los fundamenta en la creciente militarización de América Latina incluyendo la situación en Bolivia. Es una muestra de porqué debemos ser siempre muy claros repudiando los golpes d estado,como el ocurrido en Bolivia el año pasado.#NuncaMas”.

El legislador porteño Leandro Santoro aclaró que “no hay que sobredimensionar lo que dijo Duhalde. Hay que dar vuelta la página y discutir sobre los problemas reales que preocupan a la gente”.