Tenso cruce entre Daer y Atauche por el paro general

El senador de LLA acusó a las centrales sindicales de tener “indignación selectiva”, tras las dos huelgas en este gobierno. Además, Daer explicó porqué no hubo medidas de fuerzas en la gestión de Alberto Fernández.

Luego de las preguntas respondidas por los referentes de las centrales sindicales, Héctor Daer y Hugo Yasky, el jefe de bancada de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche, cargó contra la CGT y acusó de “tener indignación selectiva”, con relación a que durante la gestión presidencial de Alberto Fernández no hubo paros generales.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en el Senado había pedido la palabra y expresó: “Entre 2019 y 2023 la inflación aumentó cuatro veces porque fue del 53% al 211, la pobreza aumentó 7 puntos y el salario perdió 39 puntos reales”.

¿Dónde estaban ustedes? ¿Cuántos paros hicieron? ¿Dónde estaban escondidos? A nosotros (al Gobierno del presidente Javier Milei) nos hicieron uno a los cincos meses y el primero a los 45 días”, enfatizó el legislador jujeño ante la mirada de Daer y Yasky, quienes estaban a menos de un metro de las autoridades del plenario.

Siendo el momento más tenso del plenario, la respuesta de Daer no tardó en llegar: “No voy a aceptar que me falte el respeto. No se lo voy a permitir, sino me levantó y me voy”. “Decir que estábamos escondidos es una falta de respeto”, aseveró el referente de la CGT.

Daer y Atauche empezaron bien, sobre el final se trenzaron.

En medio de gritos y acusaciones, Bartolomé Abdala, titular de la comisión cabecera de la reunión, pidió orden y le cedió la palabra al sindicalista, quien apuntó contra Atuauche: “No se ponga nervioso senador. La huelga es un ejercicio de la democracia. Mi organización sindical hizo huelgas durante 45 días en la pandemia, pero usted estaría en Jujuy y no miraba televisión”.

Además, remarcó que “en la puja distributiva, hubo muchas huelgas, entre ellas la de mi organización sindical”, y explicó que “la CGT discute políticas porque estamos en contra de la pérdida de derechos y las agresiones de estos proyectos de ley”.

Recordó, en esa línea, que “el capítulo laboral del DNU 70/2023 iba sobre los derechos individuales, colectivos, la acción sindical y la destrucción de los sindicatos”. “¿Usted cree que no teníamos derecho a una medida de fuerza?”, le cuestionó a Atauche.

Con relación a los paros generales que no se realizaron en la gestión anterior, Daer aclaró que “no hubo acciones contra los derechos de los trabajadores”. “Si la quiere entender la entiende”, cerró.

Las centrales sindicales rechazaron la reforma laboral en la ley Bases

El secretario general de la CGT Héctor Daer criticó a la Cámara baja por dictaminar la reforma laboral sin debate con las centrales sindicales. Por su parte, Hugo Yasky señaló que “tenemos la oportunidad en el Senado de no entregar el país y nuestros derechos”.

El primer expositor en la reanudación del plenario de comisiones que debate el proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, fue el secretario general de la CGT, Héctor Daer, quien cuestionó en profundidad a varios artículos de la reforma laboral y apuntó contra la Cámara de Diputados por dictaminar el texto sin un debate con las centrales sindicales.

La crítica de Daer, puntualmente, fue dirigida al oficialismo y a los bloques dialoguistas. Cabe recordar que el tratamiento de la reforma laboral comprendió dos reuniones en la Comisión de Legislación del Trabajo, a cargo del diputado radical Martín Tetaz.

Así las cosas, uno de los referentes de la Confederación General del Trabajo, junto a Pablo Moyano y Carlos Acuña, apuntó contra el artículo 93 y señaló que “aparece una figura inédita que convierte trabajadores en colaboradores”, Agregó, además, que “esto no tiene antecedentes en el mundo, ni en este país”.

En profundidad, Daer sostuvo que las modificaciones a la legislación laboral “deben ser especificadas y marcar cuales son los límites y las precisiones”. También, añadió: “Se habla de empresa con hasta 5 colaboradores, pero el abanico que genera es totalmente desacertado”.

Por otro lado, planteó su postura respecto al trabajo informal a partir de una anécdota: “¿Qué hacer con el sector ‘uberizado’? porque la intención fue llevarlos a la Ley de Contrato de Trabajo”. “Hay más de 9.000 empresas con menos de 5 trabajadores y con esta reforma estamos ‘deslaboralizandolos’”.

De ese modo, afirmó que “estamos yendo a una informalidad legal y eso, es grave”, y agregó: “No solo lo mandamos a la informalidad, sino que le damos un paragua legal” en alusión a las empresas que no registren trabajadores en tiempo y forma de la legislación actual.

A su vez, criticó el articulado que trata del Fondo de Cese: “Entra en contradicción con el despido discriminatorio y la liviandad con la que se trató este tema es un absurdo”. “Esto termina siendo un desfinanciamiento de la seguridad social”, sumó Daer.

“Con esta reforma se pone un valor nominal para la jubilación porque rompe absolutamente todos los criterios de la seguridad social en nuestro país y agregan en el mismo pago los aportes convencionales, pero va a terminar siendo de muy difícil implementación”, añadió Daer.

Propuso, en tal sentido, “discutir el tema de fondo y no discutir términos vagos para que después se termine destruyendo la seguridad social de nuestro país”. Asimismo, remarcó que “acá hay una base normativa legal que ante una discriminación se le pone una tarifa, no para que cese, sino que se admite un despido arbitrario”.

Para ese momento, el presidente de la Comisión de Legislación General del Senado, Bartolomé Abdala -que además es el presidente provisional del Senado-, le remarcó que se habían cumplido los 10 minutos. Daer le respondió que “soy el secretario general de la CGT, deme unos minutos más”.

Referido a los cambios que propone el texto en relación al empleo público, señaló que “rompe con los preceptos de la Constitución Nacional y mandan a las personas a cubrir cargos tercerizados por el Estado, y ese sector tercerizado termina siendo desplazado”.

Antes del cierre, expresó que también “se suprime la cuota de solidaridad del empleo público que no es un invento nuestro, es un invento anglosajón”. “En Estados Unidos e Inglaterra, países liberales, existe la cuota de solidaridad”.

Con relación al regreso de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias se dirigió a los gobernadores y manifestó: “Tengan en cuenta que con una inflación del 100% en 6 meses va a alcanzar al doble de los trabajadores que se establece ahora”.

En el final cuestionó al RIGI (Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones), se manifestó en contra de todas las privatizaciones de empresas estatales y señaló: “Argentina tiene los mejores metales del mundo y van a venir a explotarlo porque los necesitan con o sin ley. Nada se habla de educación, salud y los sectores vulnerables. Solo de equilibrar las cuentas fiscales. Me parece que Argentina está para más”.

La palabra de Yasky

Por su parte, el secretario general de la CTA y diputado nacional de Unión por la Patria, Hugo Yasky, se sumó a la crítica de Daer contra Diputados y aclaró que “fue una anomalía porque estábamos citadas las dos CTA, y la CGT y antes de eso llevaron el tema a sesión”.

En segundo lugar, contextualizó: “Tenemos un 42% de caída en construcción, un 21% en industria, un 13 % por retracción del consumo en recaudación, 24%en salarios del sector privado y 13% en los del sector público”, y sumó que “tuvimos un desplome histórico del Salario Mínimo Vital y Móvil, un 24% de deterioro en la jubilación mínima y 37% en el resto”. También afirmó que la indigencia “está en 13,5 que más de lo que teníamos en la pandemia (12%)”.

Enumeró, también, los puntos que consideró como perjudiciales a los trabajadores dentro de la reforma: “En las empresas con menos de cinco trabajadores, que comprende a 650.000, pasarían de estar registrados a informales; favorece el despido sin causa; permite el despido discriminatorio; y no hay un solo artículo que respete el artículo 14 bis de la Constitución Nacional”.

Además, sostuvo que “pasaríamos a ser el país con el periodo de prueba más dilatado del mundo”, con relación a la modificación que establece períodos de prueba superiores a los 6 meses; y consideró que “elimina la moratoria previsional y eso perjudica a 9 de cada 10 mujeres y a 3 de cada a 10 varones que se jubilan”.

“Vamos a un régimen absolutamente regresivo porque viola el principio de estabilidad laboral y se podrá despedir por actividad sindical”, siguió Yasky, quien agregó que “viola el 14 bis de la Constitución Nacional de proteger al trabajador con leyes en todas sus formas”.

También manifestó que la reforma “reduce la licencia por embarazo a 10 días antes del parto y rebaja el impuesto a los ricos y carga con impuestos a los trabajadores”.

Yasky indicó, a su vez, que “la modificación de Bienes Personales le significa una pérdida del PBI de 0,68% y la eliminación de la cuarta categoría de Ganancias es 0.50%”. “Se pierde más con el impuesto a los ricos que con el impuesto a los trabajadores”, afirmó.

En el cierre, criticó las medidas que implementan el RIGI y el cambio en Bienes Personales: “Si el capital repatriado es antes de diciembre del 2025 la alícuota será de cero. Esto habilita la llegada de fondos del narcotráfico y la trata de personas. Esta ley le extiende la alfombre roja a los narcotraficantes”.

Agregó, también, que “vamos a ver como se llevan nuestras riquezas a cambio de nada”, y señaló que “se pone en riesgo a la industria local, dando rienda a la importación”. “Tenemos la oportunidad en el Senado de no entregar al país y a nuestros derechos”, concluyó Yasky.

 

 

Con casi medio centenar de invitados, se reinicia el debate de la ley de Bases

Luego del cuarto intermedio dispuesto la semana pasada en el Senado, el plenario que analiza el proyecto que tiene media sanción reanuda su trabajo este lunes. Los convocados van desde Daer, a Andrés Gil Domínguez, Diego Golombek y Estela de Carlotto.

Luego del impasse dispuesto el jueves pasado, al cabo de la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que comenzó a analizar ese día el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, vuelve a reunirse este lunes el plenario de comisiones que debate la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Será a partir de las 15, en el Salón Azul, y han sido invitados 46 representantes de diversos sectores que expondrán tanto sobre la ley de Bases, como también el paquete fiscal.

Según la nómina a la que accedió parlamentario.com, las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y de Hacienda y de Asuntos Constitucionales escucharán este lunes a los siguientes oradores, que detallamos según los nombres de quienes los han invitado:

Héctor Daer (CGT); Hugo Yasky (CTA); María Eugenia Sconfienza (OIT); Luciano Galfione (Fundación Pro Tejer), y el abogado Carlos Nielsen Enemark, todos ellos invitados por la senadora Juliana di Tullio.

Convocados por el senador José María Carambia, estarán también Gustavo Fita (diputado provincial de Chubut, secretario general de la CGT de Comodoro Rivadavia); Sebastián Rodríguez (secretario de Asuntos Laborales de FUVA); y César Guatti (Instituciones Agropecuarias de la provincia de Santa Cruz FIASI).

Propuestos por la senadora Lucila Crexell estarán el consultor Juan José Carbajales y Mariano Llinas.

Los expositores propuestos por el bloque Pro son Eugenio José Maurette (abogado especializado en Derecho Laboral); Ezequiel Calcamani (Asociación de Emprendedores de Argentina); Gustavo del Boca (presidente de la Cámara Industriales Metalúrgicos y componentes de Córdoba, CIMCC), y  Gastón Utrera (Cámara Industriales Metalúrgicos y componentes Córdoba, CIMCC).

El presidente del interbloque UP, José Mayans, ha convocado a Carlos Brassesco (Unión Personal de Casas Particulares); Andrés Gil Domínguez (abogado constitucionalista), María Lucila “Pimpi” Colombo (secretaria General del SACRA); Paula Litvachky (CELS), y Josefina Vaca (investigadora FCE-UBA y consultora CEPAL).

Por la senadora Guadalupe Tagliaferri se ha convocado al contador Román Guajardo (presidente de la Unión Industrial Pyme –Región Rosario); Luis Manini (ADIMRA sector Petróleo y Gas), y José Tamborenea (ADIMRA Sector Energía).

A instancias del senador radical Martín Lousteau estarán Guillermo Durán (decano Ciencias Exactas UBA); Eugenio García Huidobro (abogado administrativista), y Martín Reido (Fundación FUNDAR).

El bloque Unidad Federal también tiene sus convocados, que son Sofía  Frangie (INTI); Noelia Villafañe (titular de MARA, Monotributistas Asociados de la República Argentina); Javier Martín (Parque Industrial Sauce Viejo); Enrique Bertini (ADIMRA Maquinaria Agrícola) y Mariano Guizzo (ADIMRA Sector Minería).

El senador salteño Sergio Leavi convocó a Guillermo Baudino (INTI Regional NOA).

El décimo llamado también corresponde al senador Mayans, e incluye a Alberto Baruj (CONICET- Instituto Balseiro); Andrea Ozamiz (secretaria General AFAUDI); Guillermo Moretti (vicepresidente de la UIA); José Voytenco (UATRE), y Carlos Freytes (FUNDAR).

El décimo primer llamado corresponde también a la senadora Crexel, y es para Agustín Campero y Tomás Karagozian.

Otra tanda de expositores convocados por Martín Lousteau incluye a Diego Golombek (Ciencia y Tecnología) y Vanessa Ragone (Cámara Argentina Industria Cinematográfica).

El décimo tercer llamado es de la senadora Tagliaferri, para Rafael Rofman (especialista previsional) y Benjamín Naishtat (CINE).

Y el décimo cuarto y último llamado corresponde a la senadora Di Tulliio, para Hugo Ernesto Godoy (CTA Autónoma Nacional); Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo); Elio del Re (ADIMRA) y Nancy Pazos (Periodistas Argentinas).

Reforma laboral en la ley Bases: UP pide convocar a sindicalistas

Las tres centrales sindicales nacionales expresaron su rechazo al nuevo proyecto de ley ómnibus y al paquete fiscal, en la reunión que mantuvieron este martes con integrantes del interbloque de senadores nacionales de Unión por la Patria en el Palacio Legislativo.

Foto: Archivo

En el arranque del debate de la ley de Bases en el Senado, y además en la previa del paro general, representantes sindicales de todos los sectores se reunieron este martes con senadores de Unión por la Patria y pidieron ser escuchados en las comisiones.

Según anticipó la jefa de Unidad Ciudadana -uno de los dos bloques del principal interbloque opositor-, Juliana Di Tullio, pedirán mediante una nota que se convoque al plenario a representantes de las centrales obreras y también de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el próximo jueves está previsto un paro general de la CGT y una de las consignas es el rechazo a la ley de Bases que impulsa el Gobierno y que contiene un capítulo sobre reforma laboral.

Si bien Di Tullio no aclaró para qué día esperaban que se los invite a las comisiones, a la salida del encuentro con los senadores de UP, el líder cegetista Héctor Daer sostuvo que aguardaban asistir la próxima semana. Según los planes del oficialismo, la semana siguiente quieren ya dar la discusión en el recinto.

Al respecto, el presidente del interbloque UP, José Mayans, comentó que en el encuentro del que participaron representantes de la CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y de distintas organizaciones sindicales se analizó “el tratamiento de la Ley Base y del Paquete Fiscal y cómo afectan al trabajo en la República Argentina y al sistema previsional”.

También, los sindicalistas expresaron preocupación por la reforma del impuesto a las Ganancias, que puede volver a impactar sobre una masa de trabajadores que se habían beneficiado con la eliminación del pago de la cuarta categoría. “Para nosotros el salario no es ganancia y no la vamos a acompañar, como ya ocurrió en diciembre pasado”, explicó el formoseño.

Además de Mayans y Di Tullio, de la reunión participaron la presidenta del bloque Unidad Ciudadana, la senadora tucumana Sandra Mendoza; su comprovinciano Juan Manzur, el porteño Mariano Recalde, el bonaerense Eduardo “Wado” de Pedro, el chaqueño Antonio Rodas, los santiagueños José Neder y Gerardo Montenegro, la rionegrina Silvina García Larraburu, el riojano Fernando Rejal, el sanjuanino Sergio Uñac y el neuquino Oscar Parrilli.

Por la CGT dijeron presente Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, José Luis Lingeri, Cristian Jerónimo y Jorge Sola. En tanto, por la CTA de los Trabajadores hicieron lo propio Hugo Yasky, Rodrigo Borras y Edgardo Llano; y por la CTA-Autónoma Hugo Godoy, entre otros.

Los sindicalistas expresaron también su preocupación por la precarización laboral, que sostuvieron que se pretende presentar como modernización laboral, así como de la pérdida del poder adquisitivo del salario como consecuencia de la devaluación del 120 por ciento aplicada por el Gobierno al asumir y la inflación acumulada que alcanza al 90 por ciento desde diciembre pasado.

Otro elemento que genera intranquilidad en las filas sindicales es el aumento de la desocupación, como ocurre en gremios como la UOCRA como consecuencia de la paralización de la inversión y la obra pública en todo el país.

En el encuentro, los referentes de las tres centrales obreras se comprometieron a conversar con los dirigentes de las distintas organizaciones sindicales de las provincias para unificar el discurso y la acción frente a la embestida legislativa del Gobierno.

La Justicia invalidó seis artículos del DNU en el marco del amparo de la CGT

La jueza Rodríguez Fernández aclaró que “recuperarán la vigencia en caso de que se ratifique el DNU, a través de la ley ómnibus”.

La Justicia declaró inválidos a seis artículos del decreto de necesidad y urgencia 70/2023 del presidente Javier Milei en el marco del amparo presentado por la Confederación General del Trabajo, justamente, el día del paro general.

Sin embargo, la jueza nacional del Trabajo, Liliana Rodríguez Fernández, advirtió que recuperarán la vigencia si los ratifica el Congreso a través de la ley ómnibus.

La resolución confirma que “da parcialmente lugar a la acción de amparo iniciada por la Confederación General del Trabajo de la República Argentina contra el Estado Nacional”.

Además, declaró “la invalidez de los artículos 73, 79, 86, 87, 88 y 97 del DNU 70/2024 en el marco de este juicio de amparo y de las circunstancias fácticas vigentes”.

Quedan sin vigencia

El artículo 73 del DNU 70/2023, el cual proponía “sustituir el inciso c) del artículo 132 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744, respecto al pago de cuotas, aportes periódicos o contribuciones a que estuviesen obligados los trabajadores en virtud de normas legales o provenientes de las convenciones colectivas de trabajo”.

El 79 que establecía que “las convenciones colectivas de trabajo podrán establecer regímenes que se adecuen a los cambios en las modalidades de producción, las condiciones propias de cada actividad, contemplando especialmente el beneficio e interés de los trabajadores”.

También, el artículo 86 sobre convenios colectivos que “solamente mantendrá subsistentes las normas referidas a las condiciones de trabajo establecidas en virtud de ellas (cláusulas normativas) y hasta tanto entre en vigencia una nueva convención colectiva o exista un acuerdo de partes que la prorrogue”.

El 87 sobre derecho a Asamblea “sin perjudicar a la empresa”; el 88 que prohibía a diferentes modos de huelga; y el 97 que declara a una veintena de rubros como servicio esenciales.

 

 

Donati salió al cruce de Héctor Daer por el paro de la CGT

El legislador del Frente Liberal Republicano (FLR) denunció el “apriete” de la CGT hacia los sectores que están negociando con el oficialismo la aprobación de la Ley Ómnibus. “Estuvieron cuatro años en el más ignominioso de los silencios”, señaló.

Con la mirada puesta en el paro que la Confederación General del Trabajo (CGT) realizará el miércoles, el diputado del Frente Liberal Republicano (FLR) Pablo Donati salió al cruce del dirigente sindical Héctor Daer por el “apriete” de la asociación de trabajadores hacia los sectores que están negociando con el oficialismo la aprobación de la Ley Ómnibus y el mega DNU.

De esta manera, el republicano se hizo eco de las declaraciones de Daer, en las que afirmaba que los sectores que negocian con el oficialismo “no van a poder salir a las calles”.

Atento a esta situación, Donati manifestó que “estos jerarcas pseudo sindicalistas atornillados desde hace décadas en sus asientos, que se hicieron multimillonarios a costa de los trabajadores en nombre de una dudosa representatividad, estuvieron cuatro años en el más ignominioso de los silencios”.

“A poco más de un mes de un nuevo presidente no perokirchnerista salen no solo a hacer un paro general, sino a repartir amenazas desafiantes a diestra y siniestra como si no tuvieran nada que ver con el desastre que dejo ‘su’ gobierno de Alberto Fernández, causante de la tragedia que atraviesa Argentina en todos los órdenes”, aseveró.

Por lo que concluyó señalando que “deberían pasar los próximos cuatro años pidiendo cada día perdón de rodillas a los argentinos y especialmente a los trabajadores, a quienes empobrecieron y traicionaron. Son verdaderos crápulas”.

Daer amenazó a diputados y salieron a contestarle

El secretario cegetista apuntó contra los bloques considerados “dialoguistas”, advirtiéndoles que “no van a poder salir a las calles”.

Decididamente opositor contra el Gobierno de Javier Milei, Héctor Daer, uno de los titulares cegetistas, salió a militar contra la ley ómnibus que trataría el Congreso esta semana, lanzando una amenazante advertencia contra los diputados que puedan llegar a apoyar al oficialismo.

En declaraciones a Radio Splendid, el secretario general expresó que “los dialoguistas no van a poder caminar por la calle” si apoyan al Gobierno con la ley de Bases. El dirigente dijo que “si van y entregan el Banco Nación, no van a poder caminar porque no es un tema de los trabajadores sino que generó las posibilidades de desarrollo de todo el país”.

Para Daer, “el debate de fondo es si se va a destruir un instrumento, que no es el mejor pero que existe, para la actualización de las jubilaciones y el tema de las privatizaciones. Me extraña que hoy en los medios lo único que quieran sacar de las privatizaciones es YPF”.

Desde el Congreso salieron a responderle. El presidente de la Coalición Cívica y miembro de Hacemos Coalición Federal, Maximiliano Ferraro, replicó: “Es realmente cínico ver cómo algunos sindicalistas millonarios se mantuvieron en silencio durante cuatro años mientras la inflación devoraba los ingresos de trabajadores y jubilados. Ahora, con el descaro de amenazar y exigir, es evidente que su prioridad es mantener sus lujosos estilos de vida, alejados de la realidad de aquellos que realmente sufren las consecuencias de sus acciones”.

“Hace tiempo dejaron de representar a los trabajadores, ya que su falta de acción demuestra una desconexión total con las necesidades y preocupaciones de quienes dicen representar”, agregó el legislador.

También desde la Coalición Cívica, Mónica Frade dijo que “si alguno dudaba de la posición equilibrada de Hacemos Coalición Federal, que no lo haga. Nos amenaza Javier Milei, un presidente sin Plan B…quizá sin ninguno, más que romper lo que anda bien. Nos amenaza también la cúpula de la CGT, a través de Daer (una buena noticia). País normal”.

A su vez, la diputada radical Karina Banfi tuiteó por su parte: “Nos presiona el Presidente, nos presiona la CGT. ¿Diagnóstico? Estamos bien encaminados dándole al Gobierno herramientas pero sin exceder los límites fijados por la Constitución y cuidando a los trabajadores que la CGT dejó a la deriva. CERO paros le hizo la CGT a Alberto…”.

A su vez, el exdiputado nacional Alvaro de Lamadrid lanzó: “Inaceptable el matonerismo de los gordos de la CGT, extorsionando a Diputados, URGE acabar con el negociado que los mantiene artificialmente en el poder. Soy autor del proyecto de democratización, modernización y transparencia sindical que va en esa línea”.

A su vez, la diputada de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli retrucó: “Los que ya no pueden caminar por la calle son ustedes, Héctor Daer, que con vuestras prácticas cerraron empresas, creció el trabajo informal, y callados soportaron la merma del salario estos 4 años de alta inflación. Sigan de vacaciones en Miami”.

Desde el Pro, el diputado Hernán Lombardi expresó por su parte: “A 6 semanas de haber asumido el gobierno batieron  los récords: hacen paro los que se callaron 4 años. Descaradamente completan la acción amenazando diputados”. Y cerró: “No pasarán con su prepotencia y sus conductas antidemocráticas”.

Fernando Iglesias contestó en este tono: “Así es, Daer, bobina. No se puede caminar por la calle. La calle es para los autos. Hay que ir por la vereda. Si van por la calle los va a correr Pato Bullrich”.

Consultado por Radio Mitre al respecto, el diputado de Avanza Libertad José Luis Espert le contestó a Daer: “A mí nadie me mete miedo y mucho menos un mafioso de cuarta como lo son estos sindicalistas”.

Agregó que los gremialistas “son la causa de por qué la mitad de la población trabajadora está totalmente precarizada”, y concluyó: “Lo tomo como un desafío de un mafioso y, por lo tanto, enfrentaremos a la mafia con la Constitución, con el Código Penal”.

La CGT pidió a diputados federales derogar el DNU de Milei

La CGT visitó este martes al bloque Innovación Federal para coordinar una acción contra leyes y decretos del presidente Javier Milei. Hubo críticas a Techint y Mercado Libre. “El DNU es ilegal e inconstitucional, le solicitamos que no se le de curso legal en este Congreso”, dijo Héctor Daer al inicio de la reunión. Por […]

La CGT visitó este martes al bloque Innovación Federal para coordinar una acción contra leyes y decretos del presidente Javier Milei. Hubo críticas a Techint y Mercado Libre.

“El DNU es ilegal e inconstitucional, le solicitamos que no se le de curso legal en este Congreso”, dijo Héctor Daer al inicio de la reunión.

Por parte de la CGT participaron los dirigentes Pablo Moyano (Camioneros), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Alejandro Amor (SUTECBA), Abel Furlan (UOM) y el propio Héctor Daer (Sanidad).

“Nunca un gobierno fue tan gravitante para quitar derechos”, dijo Furlan, quien agregó: “Venimos con el corazón abierto a solicitarles que rechacen el DNU y así evitar el desguace de las fuentes laborales”. Para el titular de la UOM “el DNU y la ley ómnibus tiene nombre y apellido”.

Furlán coincidió con Pablo Moyano en que “la reforma a la ley laboral es a medida de Techint y Mercado Libre”.

“Quieren hacer desaparecer los gremios”, señaló enfáticamente el secretario general del Sindicato de Camioneros.

Daer enfatizó “con este DNU y esta ley ómnibus quieren la destrucción de la estructura administrativa del Estado y darle todo al sector privado. No se puede delegar facultades a un presidente que quiere regalar las empresas argentinas”.

“Tenemos que juntar los votos necesarios para rechazar el DNU”, dijo finalmente Daer quien ratificó el paro del 24 de enero “en defensa de la institucionalidad”.

“Nosotros vamos a trabajar a conciencia tema por tema. Nuestra intención es llevar un dictamen de minoría en defensa de las economías regionales”, dijo la titular del bloque de Innovación Federal, Pamela Calletti.

El bloque Innovacion Federal está integrado además de Pamela Calletti, por Pablo Outes y Yolanda Vega por Salta; Carlos Fernández, Daniel Vancsik, Yamila Ruiz y Alberto Arrúa por Misiones; Osvaldo Llancafilo por Neuquén y Agustín Domingo por Río Negro. La reunión fue generada a instancia del secretario Parlamentario del bloque, Horacio Rivero.

Para Calletti, “fue una jornada de trabajo importante donde pudimos saber la mirada de la CGT respecto a la ley ómnibus y el DNU y ellos nos trajeron la realidad diaria de los trabajadores y cómo estos proyectos del Poder Ejecutivo inciden en cada uno de los sectores.

La creación de este espacio federal surge con el objetivo de trabajar una agenda común en defensa del federalismo y los intereses provinciales, contribuyendo a la gobernabilidad de las provincias y el país.

“En este especial contexto político del país enfrentamos el enorme desafío de llevar la voz de las provincias al Congreso de la Nación, de defender sus intereses buscando el progreso de la Argentina con visión federal”, señaló Pamela Calletti. Al final del día, hubo reuniones también con entidades del sector turístico y la industria tabacalera.

Innovación Federal recibirá a la CGT

En el marco del tratamiento de la ley ómnibus, la bancada presidida por la salteña Pamela Calletti se reunirá con el sector tabacalero y el turismo.

El bloque Innovación Federal de la Cámara de Diputados, presidido por la salteña Pamela Calletti, se reunirá este martes a las 14 con las autoridades de la CGT Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña en el marco del debate del proyecto de ley ómnibus y el mega DNU del presidente Javier Milei.

A las 16, el bloque escuchará las preocupaciones de la Federación Argentina de Tabacaleros y a las 18 recibirá a las entidades del turismo.

El bloque está integrado además de Pamela Calletti por Pablo Outes y Yolanda Vega por Salta; Carlos Fernández, Daniel Vancsik, Yamila Ruiz y Alberto Arrúa por Misiones; Osvaldo Llancafilo por Neuquén y Agustín Domingo por Río Negro.

La creación de este espacio federal surge con el objetivo de trabajar una agenda común en defensa del federalismo y los intereses provinciales, contribuyendo a la gobernabilidad de las provincias y el país.

“En este especial contexto político del país enfrentamos el enorme desafío de llevar la voz de las provincias al Congreso de la Nación, de defender sus intereses buscando el progreso de la Argentina con visión federal”, señaló Pamela Calletti, presidenta del bloque Innovación Federal.

A partir de estos avances se promoverán acciones articuladas con los representantes provinciales en la Cámara de Diputados y el Senado de la Nación.

Daer ratificó el paro del 24 y apuntó que la ley ómnibus “no ataca privilegios sino a los derechos colectivos”

En la cuarta jornada del plenario del debate de la ley ómnibus, el líder de la CGT sostuvo que “nunca se ha visto en el mundo el pedido de delegar facultades legislativas al Poder Ejecutivo por cuatro años”.

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, estuvo presente en el plenario de Presupuesto y Hacienda, Legislación General y Asuntos Constitucionales y ratificó su oposición al proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos (ley ómnibus): “No ataca los privilegios, ataca derechos colectivos, sindicatos y economías regionales”.

“La ley ómnibus se fundamenta en falacias planteando que en la Argentina todo es un aquelarre en todos los aspectos de nuestra vida, sociedad y administración del Estado”, inició el referente sindical, y siguió: “Nunca se ha visto en el mundo el pedido de delegar facultades legislativas al Poder Ejecutivo por cuatro años”.

Además, señaló que “con las privatizaciones se plantea enajenar el desarrollo de la Argentina, eliminar la fórmula provisional, que va de atrás, pero garantiza una actualización y se habla de entregar los mares”.

También, se refirió a la seguridad y explicó que “no habla de las amenazas al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y su familia, sino que habla de invisibilizar los reclamos de los trabajadores y reprimir”.

Por último, opinó de los cambios en materia electoral: “Elegir de a uno (a los diputados) deja de lado los derechos de las minorías porque quieren que la política solo la ejerzan los famosos”, y cerró: “hay que firmar por no la ley ómnibus y suprimir el DNU y el día 24 vamos a venir a apoyarlos”.

El interbloque UP del Senado recibió a los referentes las centrales sindicales

Asistieron al encuentro representantes de la CGT y las dos CTA, quienes manifestaron su preocupación por el DNU que deroga más de 300 leyes.

El interbloque de senadores de Unión por la Patria, encabezado por el formoseño José Mayans, recibió, este martes por la tarde en el Senado de la Nación, a dirigentes de las tres centrales sindicales, entre quienes se encontraban: Héctor Daer (CGT), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) y Hugo Godoy (CTA- Autónoma). Además, participó Taty Almeida, referente de las Madres de Plaza de Mayo.

Durante el encuentro, los gremialistas expresaron su “preocupación” por el mega decreto de necesidad urgencia del Gobierno nacional que deroga más trescientas leyes de distinta índole y afecta tanto históricos derechos laborales como la continuidad de empresas públicas estratégicas.

Al término de la reunión, Mayans recordó que el interbloque de UP emitió un comunicado en el que “dejamos establecido que este DNU, primeramente, es inconstitucional, viola la Constitución nacional, viola el Estado de Derecho de la República Argentina y viola la división de poderes”. “La utilización de un DNU para derogar trescientas leyes, nunca pasó en la República Argentina. Es obviar directamente al Congreso”, afirmó.

Además, sostuvo que “el Congreso está para trabajar y tratar ley por ley; porque, aparte de eso, el pueblo tiene que saber de qué se trata. En cada ley que se analice, el pueblo merece escuchar el debate del Parlamento argentino, salga como salga. Pueden obtener mayoría, pero el pueblo va a estar sabiendo cuál es la ley que se quiere derogar, por qué se está derogando y cuál es la fundamentación. En cambio, no se puede aplicar un DNU que va a traer consecuencias que son irreversibles, y por eso la preocupación tanto de la CGT como de las dos CTA”.

En relación las conversaciones con las representaciones sindicales, contó que los gremialistas plantearon inquietud por los efectos del referido decreto puede acarrear, por ejemplo, sobre “el derecho de los trabajadores y cómo puede afectar a las empresas públicas argentinas. Que esas empresas, que cumplen servicios verdaderamente importantes para el país, no sean enajenadas por chirolitas”.

“Como ya dije: Nosotros estamos dispuestos a trabajar el tiempo que sea necesario, que el Poder Ejecutivo envíe las leyes que quiere reformar o derogar y que haya un debate público de esos temas. Por eso hemos convocado al bloque, que está atento, y también estamos trabajando con otras fuerzas políticas, en el mismo sentido”, explicó el senador peronista.

De la reunión formaron parte, además de los mencionados, las senadoras nacionales Anabel Fernández Sagasti (vicepresidenta del interbloque UP) y Juliana di Tullio (presidenta del bloque Unidad Ciudadana); y sus compañeros de bancada: Guillermo Andrada, Daniel Bensusán, Lucía Corpacci, Eduardo De Pedro, María Eugenia Duré, María Cecilia Giménez Navarro, María Teresa González, Alicia Kirchner, Carlos Linares, Cristina López, Florencia López, Oscar Parrilli, Mariano Recalde, Fernando Rejal, Fernando Salino, Silvia Sapag y Sergio Uñac.

Además, a través del sistema de videoconferencia, participaron los senadores Silvina García Larraburu, Nora Giménez, Sergio Leavy, Marcelo Lewandowski, Sandra Mendoza, Gerardo Montenegro y José Neder.

Por el sector sindical, estuvieron presentes: Fabián Catanzaro (Corriente Federal), Alejandro Gramajo (Utep), Omar Plaini (Sindicato Vendedores de Diarios y Revistas), Rodolfo Aguiar (ATE), Claudio Britos (ATE-Congreso), Elena Pereyra (APL), Carlos Acuña (Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio) y Cristian Gerónimo (SEIVARA-CGT).

Senadores de UP se reúnen con las centrales sindicales

Al igual que el bloque de UP en Diputados, la bancada presidida por Mayans se reúne con Daer y Yasky para debatir sobre el mega DNU de Milei.

Los senadores nacionales de Unión por la Patria, presididos por José Mayans, se van a reunir esta tarde con los referentes de las centrales sindicales, Héctor Daer (CGT) y el diputado nacional Hugo Yasky (CTA) para debatir sobre el alcance de las reformas del Estado y el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que impulsa el gobierno del presidente Javier Milei.

 

La reunión se llevará a cabo, desde las 18, en las oficinas de la bancada que encabeza el formoseño en el Senado. Al igual que la bancada de UP en Diputados la semana pasada, los legisladores recibirán a los titulares de las centrales sindicales.

 

El encuentro se realizará previo a la marcha que este miércoles realizarán las centrales sindicales hacia Tribunales para pedirle a la Justicia que ponga un freno al decreto de necesidad y urgencia firmado por Milei que reforma y deroga más de 300 leyes.

 

Del encuentro participarán los senadores peronistas que se encuentren en Buenos Aires, mientras que los que no hayan viajado participarán a través de la plataforma Zoom.

Gremialistas pidieron a Diputados un tratamiento “urgente” y una resolución “rápida” sobre Ganancias

Fueron tres los expositores representantes de sindicatos que respaldaron el proyecto de Sergio Massa. Coincidieron en que “el salario no es ganancia” y le recordaron a la oposición que el expresidente Mauricio Macri “prometió eliminarlo, pero lo agravó más”.

Tras la exposición de funcionarios del Gobierno que respaldaron el proyecto enviado por el ministro de Economía, Sergio Massa, que propone modificar el piso del impuesto a las ganancias, la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, presidida por el oficialista Carlos Heller, también recibió a referentes del arco sindical que también manifestaron su apoyo a la iniciativa y pidieron un tratamiento “urgente” para una resolución “rápida”.

Además, le enrostraron a la oposición -que ya anticipó su rechazo- que el expresidente Mauricio Macri había prometido eliminar el impuesto a las ganancias, pero “durante su gestión lo agravó aún más”.  

En nombre de la CGT, Héctor Daer manifestó su “satisfacción de que encaremos una definición de cambio estructural, sacándole un impuesto a los trabajadores”. “Los tributos en Argentina vienen con un proceso bastante injusto”, señaló y opinó que medidas como éstas “hay resaltarlas y hay que considerarlas en el camino correcto hacia lo que debe ser un sistema tributario fiscal, que es generar equidad en términos del sostenimiento del Estado como estructura de redistribución de la riqueza que se genera en un país”.

El secretario general de la central obrera recordó las “movilizaciones, idas y vueltas y quejas” respecto a Ganancias, porque desde el sindicalismo “siempre consideramos que los ingresos altos tenían que estar tributando, tal cual como fue el origen de este tributo”, el cual “con el paso del tiempo quiso ser progresivo y terminó siendo regresivo”.

“Los médicos no hacen guardia porque cambian de categoría y pierden plata. Es parte de la crisis de la salud”, dijo el hombre del sector Sanidad -aunque no representa a los médicos, aclaró-.

Para Daer, “tenemos que dejar de pensar el porqué del momento” y, tras enfatizar que el FMI “estaba en contra de esto”, destacó que la medida provocará un vuelco al consumo: “Esto no es dinero que va a andar circulando por la timba financiera ni por las cuevas”.

Sin nombrarlo, se refirió al expresidente Mauricio Macri como “el líder de la oposición” y enrostró que, antes de su gobierno, “daba sueldos en la Ciudad de Buenos Aires para que participen en las movilizaciones” trabajadores en contra de este impuesto.

“Si estamos todos de acuerdo no preguntamos por qué ayer, por qué hoy, porque también tengo que reconocer la honestidad intelectual del ministro de Economía que, desde que se larga en el debate político, sostuvo como eje la eliminación del impuesto a las Ganancias”, reconoció a Sergio Massa.

El dirigente de la CGT sostuvo que se trata de “un paso trascendental en una reforma y una maduración de un sistema tributario que tiene que ser más equitativo en nuestro país, que tienen que pagar los que más ganan y más tienen”. “La distribución de la riqueza no es intra-trabajadores; el que gana un poquito más tiene que ser solidario con el que gana menos”, agregó.

Finalmente, ponderó la medida respecto a la devolución del IVA y completó: “Este es el camino. Les venimos a pedir que vayamos hacia una sociedad más equitativa y más justa. Esto es desfinanciar al Estado, no es que desaparece un tributo, desaparece la desproporción que genera el inciso de la cuarta categoría”.

En su intervención, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la CTA Autónoma, sostuvo que el tema es “importante y fundamental porque desde hace años los trabajadores afirmamos que el sistema impositivo en el país es regresivo”.

Así, recordó que en “varias oportunidades” discutieron en el Congreso por qué era “necesario establecer reformas que apuntaran a obtener ingresos en el Estado por parte de los sectores más concentrados de la economía”. Asimismo, aseguró que han “apoyado, promovido y planteado proyectos de ley a las grandes fortunas”.

Godoy consideró que el impuesto a las Ganancias “no solo es regresivo, sino que también es antiguo”, y planteó la necesidad de “incorporar una serie de nuevos mecanismos de la actividad económica que hoy no están incorporados y que son deudas y cuestiones pendientes”, y agregó: “El tema más regresivo es que sobre los salarios se imponga el impuesto a las ganancias. Creemos que más allá de cualquier discusión técnica que, sin ninguna duda se ha expuesto con claridad quienes me antecedieron, pero si hay un tema que es conceptualmente importante modificar es el impuesto porque el salario no es ganancia”.

“Es un paso trascendental avanzar en esta idea de modificar ese concepto y de establecer un mecanismo de un impuesto a los altos ingresos y garantizar mecanismos que no permitan que sobre el ingreso del salario de los trabajadores sea efectuado ninguna imposición”, ponderó.

En esa línea, recordó que han realizado “paros nacionales en el país abordando estos temas. No es algo nuevo”, y le enrostró a la oposición que “ha habido debates por candidatos a presidentes en campañas electorales como en el 2015 cuando el candidato Mauricio Macri planteó y garantizó a la sociedad que en su gobierno ningún trabajador iba a pagar un impuesto a las ganancias y muchos le creyeron, pero lamentablemente en su gobierno se duplicó el número de trabajadores afectados por este injusto gravamen”.

“Por eso este no es un tema nuevo, es de larga data que requiere urgente tratamiento y resolución y por eso valoramos y apoyamos desde la CTA esta iniciativa y solicitamos a esta comisión y a la cámara el rápido tratamiento porque es probable que alguien pueda analizar o argumentar porque es tema que tiene que ver con la coyuntura electoral, pero para nosotros no”, solicitó.

En el cierre de su presentación, calificó el impuesto a las Ganancias como “un grave peso, injusto, arbitrario y antiguo que recae sobre las espaldas de los trabajadores que deteriora las condiciones de vida o limita las posibilidades de desarrollo y obliga a situaciones de realizar tareas sin que se formalice el pago de salarios porque si no se produce la imposición de un impuesto”.

“No tenemos duda que es un tema que viene de lejos y ha significado muchos esfuerzos por la clase trabajadores para modificarlo. Estamos satisfecho que esto se aborde y se implemente de manera inmediata a partir del próximo periodo. Es urgente su tratamiento y resolución en un tema trascendental para nosotros. No solo venimos a apoyarlo y le transmitimos el mensaje a los distintos bloques”, concluyó.

A su turno, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, expresó: “Vengo acá a apoyar este proyecto, a decirles que muchos de los que están acá sentados desde hace años nos han visto reclamar y entregarles notas porque el salario no es ganancia. Hemos trabajado a lo largo de los años este concepto”. “Queremos agradecer porque hemos sido escuchados y se hizo un trabajo técnico. El límite es la ley y remarcamos la necesidad de modificar esta ley porque las paritarias resuelven parcialmente el tema”, sumó.

“Estuve escuchando estos días opiniones de algunos diputados y lo que les quiero contar es cómo es la vida de un docente que labura tres turnos porque es sostén de familia y termina pagando ganancias”, apuntó y comentó que “el 13% pagan el impuesto a las ganancias, un impuesto que es confiscatorio porque el salario tiene carácter alimentario”.

En tanto, agregó: “Cuando vi a diputados y diputadas que decían, por razones políticas, que no iban a votar este proyecto de ley me sorprendió y lo pensaba con mucha preocupación. Cuando tengan que votar, y ojalá se vote rápido, piensen en los camioneros, en los docentes, en estatales, en médicos que hacen horas extras con magos salarios que tiene que trabajar jornadas largas para poder sobrevivir. La importancia que tiene para nosotros este proyecto demorado mucho, porque hace rato debió ser votado. Algunos que prometieron sacarlo lo agravaron”.

Hoy el 13% de los docentes pagan el impuesto a las ganancias en el país y no son salarios altos. Tengan en cuenta que en el cordón industrial que son importantes pagan ganancias también y están en la pelea hace tiempo pidiendo que se modifique la ley. No voten en contra de los trabajadores”, pidió.

Palazzo apuntó a “contradicciones” opositoras

En su intervención, Sergio Palazzo arrancó citando a diputados de Juntos por el Cambio que en su momento se refirieron de manera crítica a la vigencia del impuesto a las Ganancias. Mencionó por ejemplo a la diputada del Pro Germana Figueroa Casas. Leyó también otro discurso, en este caso del diputado Víctor Hugo Romero: “La verdad que esta situación desalienta la posibilidad que los trabajadores intenten generar ingresos complementarios”, y agregó también del mismo legislador radical que “además, producto de la inflación, los acuerdos salariales provocan que normalmente se supere el umbral de los 330.000 pesos, así se genera una situación por la que muchos trabajadores pasen a convertirse en contribuyentes de este impuesto. Esto ocasiona una gran injusticia y fundamentalmente fomenta la informalidad en las relaciones laborales”.

Ante ello, advirtió “cómo vamos cambiando el discurso” y se reivindicó con “capacidad moral” para hablar del tema por tener una militancia extensa contra Ganancias. También rechazó el argumento opositor de pedir más tiempo para discutir el tema: “Ustedes ya fijaron una posición pública de que van a votar en contra. Así que si van a votar en contra, entonces demos todas las explicaciones que tengamos que dar, pero ya hay una posición tomada a partir de un preconcepto que tienen”.

Respecto del desequilibrio que un proyecto así puede generar en las cuentas públicas, recordó que los diputados de la oposición “han presentado 39 proyectos para reformular el impuesto a las Ganancias”, lo que consideró una incoherencia. “¿Podemos discutir o no si hay un plan integral?”, se preguntó entonces.

“No he visto en la plataforma electoral de Juntos por el Cambio ese proyecto integral de impuestos. Solo he visto nada más que la quita de impuestos a las retenciones, que significa 3,7 veces más en materia de recaudación que lo que significa eliminar la cuarta categoría… Entonces cuidamos los recursos del Estado cuando se trata de los trabajadores, pero pareciera ser que cuando vamos a eliminar 3,7 la recaudación, les sirve a los oligopolios, ahí no cuidamos los recursos del Estado”, agregó el titular de La Bancaria.

Sobre la progresividad del impuesto, Palazzo dijo que la misma se da cuando se paga la seguridad social, y luego reclamó saber “por qué no acompañaron el voto cuando se trató el Aporte Solidario a las grandes fortunas, porque eso sí era progresivo en la Argentina”.

Observó también que los trabajadores del Fondo Monetario Internacional que trabajan en la Argentina “no pagan Ganancias”.

Negó finalmente que el proyecto tuviera un “sesgo electoral”, por cuanto sostuvo que sí lo sería si hubiera sido si se limitaba a lo que resta del año. “No es electoralista, porque no es un decreto, es una ley para que perdure en el tiempo, y el ministro (Massa) tiene toda la autoridad moral para elevarlo, porque siempre ha trabajador en consecuencia y en esa línea… Muy distinto al autor de la saga ‘En mi gobierno nadie pagará Ganancias’ y después 1.200.000 argentinos más pagamos Ganancias”.

La CGT celebró eximición de Ganancias a los adicionales salariales

La medida del Ministerio de Economía beneficiará a 600.000 trabajadores en relación de dependencia.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo (GCT), Héctor Daer, celebró la decisión del Ministerio de Economía, encabezado por Sergio Massa, de eximir del pago de Ganancias a los adicionales salariales, el cual había sido reclamado por la asociación gremial.

A través de su cuenta de Twitter, expresó: “Desde CGT celebramos la decisión del ministro y compañero Sergio Massa de aclarar definitivamente que los adicionales salariales establecidos en los contratos colectivos de trabajo que se vinculen a un aumento medible de la productividad no formarán parte de la base para el cálculo de Ganancias”.

Para Daer, esta medida “responde a un pedido directo de CGT y es un avance más en la recomposición del valor de compra del salario de los trabajadores”. Del mismo modo, añadió una carta que el Gobierno envió a la central obrera, en donde se estipula que los adicionales son aquellos vinculados con bonos por productividad, fallo de caja o conceptos de similar naturaleza.

También se incluye a la retribución por movilidad, viáticos y otras compensaciones análogas; horas extras, adicionales por turno rotatorio y similares.

Según estimaciones del Ministerio de Economía, la decisión beneficia a más de 600.000 trabajadores en relación de dependencia. El Palacio de Hacienda consideró además que la mejora salarial de bolsillo, según los rubros en los que se desempeñe cada trabajador, será de hasta un 16 por ciento.

El Gobierno elevó el mínimo no imponible de Ganancias a $280 mil

Así lo anunciaron en una conferencia de prensa realizada en la explanada de la Casa de Gobierno de la que participaron Martín Guzmán, Sergio Massa, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano.

Al cabo de una reunión de la que tomaron parte Alberto Fernández, Martín Guzmán, Sergio Massa, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, el Gobierno anunció la decisión de elevar el piso para el pago del impuesto a las ganancias a 280.792 pesos, beneficio que entrará en vigencia a partir del 1° de junio y que deja exento gravar el aguinaldo. Cabe recordar que desde principios de año y hasta ahora tributan los sueldos brutos por encima de $225.937 mensuales.

Tras la reunión, que se inició en la Casa Rosada poco antes de las 12 del mediodía, salieron a conversar con la prensa Martín Guzmán, Sergio Massa y los tres integrantes de la conducción cegetista, Daer, Acuña y Pablo Moyano, aunque estos dos últimos no hicieron uso de la palabra.

La conferencia de prensa se inició pasadas las 13 y abrió el fuego el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien contó que antes de arrancar la presente gestión más de 2.100.000 trabajadores llegaron a tributar el impuesto a las Ganancias “en un contexto de caída del empleo” y crecimiento de la inflación.

“En el año 2021, con un trabajo muy importante del presidente de la Cámara, Sergio Massa, en el Congreso de la Nación y del Gobierno nacional, se pudo reformar y redefinir esta situación y se logró actualizar los topes a partir de los cuales se tributa este impuesto y se logró reducir en aproximadamente en 1.200.000 la cantidad de trabajadores que tributan este impuesto”, graficó el funcionario.

A continuación, Guzmán habló de las políticas que lleva adelante el Gobierno en busca de “defender los intereses de los trabajadores, mientras durante los cuatro años que nos precedieron hubo una caída de la producción, una caída del empleo y una caída del salario real, hoy se está verificando  un crecimiento de la producción, un crecimiento del empleo y una mejora del poder adquisitivo del salario, y nuestro gobierno seguirá firmemente trabajando para mejorar el bienestar de los trabajadores y las trabajadoras”.

Tras ello destacó que salvo dos gremios que aún no han concluido sus negociaciones se ha logrado un cierre de paritarias  que permitió un aumento de los salarios, y para evitar que se reduzcan los haberes, se está definiendo aumentar el tope de Ganancias de $225.000 a $280.792. “Esto implicará que 1.200.000 trabajadores menos que en 2019 tributen este impuesto”.

Guzmán concluyó afirmando que este es “un esquema de políticas económicas que transforma realidades de los trabajadores y trabajadoras para que la Argentina siga en la senda de la recuperación”.

En nombre de la CGT habló uno de sus cosecretarios generales, Héctor Daer, quien aseguró que “este es un paso más que comenzó hace un tiempito, cuando tomamos la decisión conjuntamente con el Ministerio de Economía, el de Trabajo y el de Desarrollo Productivo, de plantearle al Gobierno el adelantamiento de paritarias para que nuestros salarios vayan ganándole al proceso inflacionario. La recuperación del salario tiene que ser el objetivo que se mantenga permanentemente en el país para tener un círculo virtuoso con mayor trabajo y calidad de vida de los argentinos”.

Destacó luego que “esto es también consecuencia de las reuniones que

Se vinieron teniendo y la posición clara que viene teniendo el compañero Sergio Massa, que no es de ahora, y mantiene la idea firme de sostener la cantidad de trabajadores en un número y no que haya más trabajadores que tributen este tributo”.

Tras destacar el consenso alcanzado para “sostener la capacidad de compra del salario y que el salario le termine de ganar a la inflación”, concluyó reconociendo “el proceso que arrancó en el año 2019”, por el cual se redujo a menos de la mitad la cantidad de trabajadores que pagan este tributo.

Por último habló Sergio Massa, quien destacó la decisión del presidente Alberto Fernández de “ayudar al deseo que tenemos como Gobierno de que el ingreso se vaya recuperando paulatinamente después de casi 5 años de caída”. En ese sentido hizo hincapié en la decisión de adelantar las paritarias, que “trajo como impacto positivo el incremento de los sueldos de la mayoría de los trabajadores. El impacto en la mejora veremos que ha tenido un resultado concreto para tratar de recuperar lo que habían perdido los trabajadores frente a la inflación. Pero ese esfuerzo de trabajadores y empresarios, de alguna manera requiere de un esfuerzo adicional, el que como Estado tenemos que hacer para que lo que el trabajador gana en la paritaria no lo pierda frente al Estado a la hora de cobrar los impuestos”.

A continuación, Massa sostuvo que esta decisión permite no solamente mejorar el ingreso de miles de trabajadores argentinos, sino también mantener la idea de que “el esfuerzo del trabajador debe tener como resultado su salario y el salario no es ganancia, y nuestra actitud como Estado, como legisladores, tiene que propender a defender el poder de compra de los salarios”.

Resaltó la necesidad de subir el mínimo no imponible para “proteger el aguinaldo, para que no se lo coma el impuesto a las Ganancias, para que lo que de alguna manera representa la mejora en paritarias no se lo coma Ganancias”

Por último, el presidente de la Cámara baja hizo referencia a algunas cosas que había leído y escuchado en las últimas horas, donde estaban palabras como “presión, extorsión, apriete”, ante lo cual aclaró que “no se trata de que gana uno y otro: ganaron los trabajadores que van a pagar menos ganancias a partir del trabajo coordinado entre los que somos parte del Gobierno y tenemos la responsabilidad de darle respuestas a la gente”.

Tras ello se inició la ronda de preguntas, en las cuales Massa precisó que la decisión del presidente es que la semana que viene, cuando se terminen de cerrar las dos paritarias que faltan y quede consolidado el RIPTE, salga el decreto que incluye la exclusión del aguinaldo del pago del impuesto a las Ganancias.

Guzmán precisó que este beneficio quedará efectivo a partir del 1 de junio y que la medida no tiene impacto en las metas fiscales acordadas con el FMI, porque “estaba contemplado en los números”.

Consultado sobre un eventual rédito político buscado por él mismo en esta movida, Sergio Massa replicó que los que así hablan, no conocen la ley. La ley vigente establece que para el mes de septiembre se debían actualizar los topes. Pero la misma ley establece la facultad que tiene delegada el Ejecutivo, por la cual está tomando esta decisión, explicó.

Respecto de las cartas que se conocieron y que envió el 13 y el 26 de mayo al ministro de Economía, aclaró Massa que “no son una rareza. Intercambiamos habitualmente muchas propuestas que tienen resultados como el que tenemos hoy y otras que a lo mejor no tienen el impacto que tiene Ganancias, ni tampoco el impacto público porque son temas más específicos, de detalle”.

En relación a una pregunta sobre los monotributistas, adelantó Massa que el diputado Leandro Santoro está trabajando con la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont en el tema y que la semana próxima habrá novedades.

Sobre el final de la conferencia de prensa se le preguntó a Sergio Massa sobre la inquietud del gobierno norteamericano respecto de la posible ausencia del presidente Alberto Fernández de la Cumbre de las Américas, ante lo cual el presidente de la Cámara aclaró que eso no tenía nada que ver con lo que estaban anunciando y se habían comprometido a hablar. Pero admitió que a continuación había quedado con el presidente en volver a reunirse “para charlar sobre este tema. No quiero anticiparme porque primero quiero hablarlo con él”.

La CGT expuso a favor del acuerdo con el Fondo Monetario

Héctor Daer valoró que el acuerdo suscripto con el Fondo no afecta beneficios sociales ni laborales.

Acompañado con el cosecretario Carlos Acuña, el secretario general cegetista Héctor Daer resaltó este martes ante los dipuatdos naconales que analizan el entendimiento con el FMI que este acuerdo haya sido enviado al Parlamento para ser tratado. Y destacó también el hecho de que haya cambiado la decisión de sucesivos gobiernos “que iban al Fondo Monetario a plantear créditos stand by a costa de derechos sociales y derechos laborales”.

“Los que ofrecieron sistemáticamente cambios en las estructuras sociales de nuestro país fueron los sucesivos gobiernos llevándolos al FMI como garantía de los sucesivos préstamos”, sostuvo.

El dirigente sindical recordó que no hace mucho tiempo invitaron al ministro de Economía a la CGT, y allí le plantearon las dudas que les generaba la negociación con el Fondo respecto de cuestiones sociales y de derecho laboral, pero destacó el compromiso de Martín Guzmán, que a su juicio quedó plasmado en el acuerdo de facilidades extendidas firmado. “Es la primera vez en la historia de las discusiones con el Fondo Monetario Internacional que no se hace con el lomo de los trabajadores”, resaltó Daer.

Admitió que “no hay acuerdo con el Fondo que se pueda festejar, ni mucho menos”, pero remarcó que “esto es salir de la tragedia”.

“Nuestra posición es acompañar este acuerdo y nos alegra que este Congreso nos haya dejado esta posibilidad de opinar”, cerró.

La CGT pidió sumar beneficios al proyecto de Ganancias, que empieza a tratarse la semana próxima

La exención de horas extra, viáticos y gastos de escolaridad fue el principal planteo que la central obrera llevó a una reunión con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de que el propio Alberto Fernández pidiera acelerar la sanción de la ley.

La cúpula de la CGT dio un fuerte respaldo este martes al proyecto de ley que eleva a 150.000 pesos el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y pidió sumar beneficios a la iniciativa del Frente de Todos. Fue en una reunión que mantuvieron los líderes de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, con el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, en la previa del debate que comenzará formalmente la semana próxima.

El encuentro se desarrolló en el Salón Delia Parodi y tuvo como espaldarazo el mensaje del propio presidente Alberto Fernández, que en su discurso ante la Asamblea Legislativa pidió acelerar la sanción de la ley para que más de 1.200.000 trabajadores y jubilados dejen de tributar Ganancias.

En ese sentido, Massa confirmó que la semana próxima arrancará el debate en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo, y ratificó que se evaluarán mejoras a la iniciativa del oficialismo, puesto que la CGT reclamó incorporar una serie de exenciones.

Además de representantes de numerosos gremios nucleados en la CGT, participaron de la reunión los diputados oficialistas Carlos Heller y Vanesa Siley, titulares de las comisiones intervinientes, junto a Walter Correa (Federación del Cuero y el Sindicato de Obreros Curtidores) y Daniela Vilar.

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias, Fernández sostuvo que “recuperar el salario medio en la Argentina es un desafío que debemos asumir en este tiempo de recuperación económica”, y por eso pidió al Congreso que “apure el tratamiento de la ley que facilita la reducción del impuesto a las Ganancias en los salarios”.

Foto: HCDN

Los pedidos de la CGT

“Vinimos desde la CGT a brindarle apoyo al tratamiento del proyecto que modifica el mínimo no imponible de la cuarta categoría de Ganancias. Es un tema que viene planteado desde la propia campaña electoral. Hay que reconocer que lo que se dice en campaña se cumple, y no como le pasó a los argentinos hace cuatro años con lo que se dijo en campaña y no se cumplió”, dijo Daer en un tiro por elevación a la promesa de Mauricio Macri de eliminar el impuesto.

El cosecretario de la central obrera advirtió sobre lo que sucede “en esta época de pandemia donde los trabajadores se reemplazan permanentemente, porque tienen que cumplir otros turnos producto de aquellos que quedaron excluidos por patologías preexistentes, o los que se tienen que aislar. En todos esos casos el trabajo recae en una mayor cantidad de horas que la jornada habitual”.

Por eso, Daer pidió eximir de Ganancias a las horas extra, así como los gastos de escolaridad, viáticos y refrigerios. Otros ítems que están bajo evaluación, según surgió de la reunión, son el aguinaldo, los adicionales por productividad y gastos de guardería.

Por su parte, Antonio Caló (Unión Obrera Metalúrgica) expresó: “Esperamos que esto tenga sus frutos, que los demás diputados entiendan que ningún trabajador tiene que pagar Ganancias porque el trabajo no es ganancia”.

El sindicalista explicó que si bien cada gremio llevó sus propios planteos en función de las distintas ramas de actividad, el reclamo por la exención de horas extra atraviesa a todos los sectores. “Cuando uno gana más salario es porque hace un sacrificio: doble turno, horas extra feriados, domingos”, dijo.

Otros presentes fueron Roberto Fernández (UTA), Gerardo Martínez (UOCRA), Roberto Solari (SUGARA), Jorge Sola (Sindicato del Seguro), Carlos Sueiro (SUPARA), Omar Maturano (La Fraternidad), Argentino Geneiro (UTHGRA), Carlos Frigerio (FATCA), Luis María Cejas (FUBA), Sergio Romero (UDA), Hugo Benítez (OAT), Julio Piumato (UEJN), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria), Guillermo Moser (FATLyF), Armando Cavalleri (FAECYS), Rodolfo Daer (STIA), Andrés Rodríguez (UPCN) y Pablo Biró (APLA).

“Abiertos a discutir”

Massa afirmó que se analizarán algunos de los pedidos de la CGT y sostuvo que “el espíritu es trabajar junto al movimiento obrero en la recuperación del ingreso medio y en un alivio fiscal para los trabajadores”.

Además, anunció que el sindicalismo será invitado a participar del debate en comisiones, donde también tomarán parte funcionarios del Ministerio de Economía y la AFIP.

“Todos los acuerdos están siendo coordinados para que esta iniciativa se transforme lo más pronto posible en ley. Estamos buscando la solución a un problema enorme para la gran mayoría de los trabajadores”, aseguró Massa.

Recordó que “en enero de 2016 pagaban impuesto a las Ganancias el 11,6% de los trabajadores formales, y desde enero de 2021, producto de un profundo retroceso y de una enorme voracidad fiscal, y a pesar de la supuesta teoría de algún gobierno de que los trabajadores no iban a pagar Ganancias, el 25,5% de los trabajadores pagan Ganancias”.

“A partir de un trabajo coordinado con el Ministerio de Economía, con la AFIP y sobre todo con la profunda decisión política del presidente Alberto Fernández, pudimos poner en discusión este proyecto, que nos va a permitir que menos del 10% de los trabajadores paguen Ganancias a partir del momento de la sanción de la ley”, destacó.

Massa subrayó que “desde la ‘Tablita de Machinea’ hasta acá, es el avance más importante que van a sentir los trabajadores en términos de recuperación de ingresos y de alivio fiscal”.

“Argentina necesita recuperar ingresos porque es la mejor forma de volver a poner en marcha la economía, de que ese alivio fiscal se transforme en mejoras en el mercado interno, en el consumo, en mejor calidad de vida”, insistió, y precisó que 1.267.000 trabajadores y jubilados son los que dejarán de tributar.

Gestos y señales del poder, con destinatarios bien precisos

Con una pandemia que está lejos de alejarse de nuestras vidas, la política decidió que es tiempo de avanzar sobre temas postergados. Y así es que mientras se anticipa un plan de 60 medidas que se verá cuándo se anuncian, se avanza sobre cuestiones postergadas que pasaron a ser prioritarias, como la reforma judicial.

Por José Angel Di Mauro

Si bien hubo hechos concretos y notorios, fue una semana de gestos y señales. Son días en los que el coronavirus sigue omnipresente -tal cual lo certifica una cuarentena que al concluir esta nueva etapa anunciada habrá cumplido cinco meses-, pero la marea va bajando -mas no los casos y las muertes- y permite observar otras cuestiones notorias como una crisis económica sin precedentes que sucederá a la pandemia aun antes de que la misma haya pasado, o cuestiones que la política decidió dejar de postergar, a riesgo de ser considerados inoportunas. El riesgo es menor, consideran los que se animan a echar a rodar esas movidas: con la sociedad atenta a otros temas, el ruido que generan es menor, razonan.

Tal vez una muestra la haya dado Mario Ishii. Pasó porque todo se graba y las redes se ocupan del resto, y son implacables. Pero lo que en otras circunstancias o en otros países hubiera sido un escándalo, se apagó sin mayor revuelo. El intendente de José C. Paz no representa un peligro para políticos con aspiraciones, pero puede ser un aliado importante. De ahí que lejos de condenarlo, terminaron saliendo a respaldarlo, aun con argumentos insólitos. De eso hablamos también cuando hablamos de gestos. Tampoco la oposición aprovechó para hacer leña de ese árbol a derribar. Debe haber pesado la cercanía que en su momento existió entre el gobierno de Vidal y ese intendente.

Lea también: Piden la renuncia de Ishii y exigen un pronunciamiento del Frente de Todos

A propósito, los que han hablado con ella en este tiempo sugieren que no tiene intenciones de ser candidata a gobernadora. Sí lo será el año que viene a diputada nacional. Esa elección es clave, mucho más de lo que podría llegar a pensarse, pues Juntos por el Cambio pondrá en juego demasiadas bancas, producto de la elección ganada en 2017. Mujer de partido y consciente de que debe revalidar títulos, Vidal será candidata entonces. ¿Y en 2023? A la oposición no le faltan aspirantes bonaerenses, y hay quienes imaginan a la exgobernadora candidata para suceder a Rodríguez Larreta. Ella lo negará si le consultan. ¿Y si termina integrando el binomio con Larreta en 2023?

Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal: ¿la fórmula de JxC para 2023?

En todo caso se definirá en internas. Para entonces se supone que habrá vacuna, pero es improbable que eso suceda para la tercera semana de junio 2021, fecha del próximo cierre de listas. La oposición tiene la certeza de que con el argumento de que para entonces seguirá el riesgo, suspenderán las PASO el próximo año. Alcanza con un decreto. Muy pendientes a los ejemplos que le sirven desde el exterior, en el Frente de Todos vieron atentos el gesto de Donald Trump de sugerir la posibilidad de postergar las elecciones en Estados Unidos, con la excusa de la pandemia. El candidato demócrata lo aventaja en las encuestas y esa parece ser la verdadera razón.

La insólita sugerencia de Trump sería muy viable en nuestro país, no así la posibilidad de que esa movida prospere en el Congreso norteamericano. Aquí sí todo es posible, en un Parlamento donde el oficialismo no ha sufrido aún ningún traspié. Lo volvió a corroborar esta semana, cuando aprobó sin cambios la regulación del teletrabajo. En el mismo seno del oficialismo admitían que el proyecto proveniente de Diputados tenía falencias e iban a revisarlas -hay una tradición a la que el peronismo del Senado es muy afecto, a hacer valer su potestad de imponer sus propios criterios, sin suscribir siempre lo que viene de Diputados-, pero el deseo revisionista se apagó cuando desde lo más alto de esa Cámara llegó la orden de aprobarlo como estaba. Uno de los más enfáticos en celebrarlo fue el líder de la CTA, Hugo Yasky -muy cercano al Instituto Patria-, dejando claro el sesgo de esa imposición.

Yasky había sido ninguneado el 9 de Julio en ese acto al que no fue invitado y cuyas presencias Cristina criticó, vía el columnista de Página 12 Alfredo Zaiat. El lunes pasado Alberto Fernández recompuso el desaire al participar de forma remota del plenario de la CTA. Allí el Presidente sostuvo que “fuimos víctimas de un capitalismo que le dio prioridad a lo financiero sobre lo productivo”.

El que sí estuvo en el acto del 9 de Julio fue Héctor Daer, quien fue “atendido” por Máximo Kirchner al cerrar en Diputados el debate sobre la ampliación de la moratoria. El del hijo de los Kirchner fue un discurso inusualmente duro, el más severo de los que ha pronunciado en el Congreso desde que es legislador. En un pasaje hizo alusión a una reunión de la que tomaron parte AEA y la CGT. “Vi que hicieron todos zoom desde sus casas… mientras les piden a los trabajadores y a las trabajadoras que vayan a producir, a riesgo de enfermarse, algunos se quedan en sus casas… lo cual me parece bien, aparte, por la edad que tienen”, deslizó con ironía. Pero cambió el tono cuando comentó el comunicado final suscripto por ambas entidades, en el que afirman que “Argentina viene de muchas décadas de un mal desempeño económico”. Ahí Máximo hizo un gesto muy notorio de fastidio y le preguntó a Héctor Daer cuántos afiliados tenía el 25 de mayo de 2003, cuántos en 2015 y cuántos en 2019. “O a los otros gremios, también”, agregó. De esa reunión tomaron parte además Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri, Gerardo Martínez y Antonio Caló.

Lea también: “A Macri le prestaron 44 mil millones de dólares para que ganara las elecciones y las perdió”

El kirchnerismo no digiere a la Asociación Empresaria Argentina, como quedó claro cuando CFK mandó a leer el artículo de Alfredo Zaiat sobre el 9 de Julio. Tomó nota el empresario textil Teddy Karagozian, un encendido crítico del macrismo, que la última semana dejó AEA.

Máximo Kirchner puso bajo la lupa la reunión de AEA con la CGT.

En esa sesión que cerró Máximo Kirchner hubo un gesto notorio hacia otro empresario: Cristóbal López, el dueño de Oil Combustibles, que será beneficiado por el artículo 11 de la ley de moratoria que le permite acogerse a las empresas en procedimiento de quiebra. El debate sobre una ley en la que oficialismo y oposición aparecían a priori de acuerdo, estuvo cruzado por ese polémico artículo. Los votos estuvieron ajustados con ese artículo, pero no lo suficiente como para que estuviera en riesgo: 130 a 121, se impuso el oficialismo. Son los números que marcan la realidad hoy imperante en la cámara donde el gobierno está más estrecho: es el techo que Juntos por el Cambio no logra perforar y la cifra que al Frente de Todos le alcanza para ganar todas las votaciones que no requieran 2/3. Demasiado ajustado, eso sí, pero aún pueden darse el lujo de tener a José De Mendiguren en el BICE y dejar vacante su banca.

Lea también: Con la abstención de Juntos por el Cambio, Diputados aprobó la moratoria ampliada

Son señales que da el gobierno en el Congreso, para los debates por venir. Como el de la reforma judicial, cuyo texto fue finalmente presentado, junto con un consejo asesor lleno de peronistas (solo tres no lo son), que ya se sabe de antemano que terminará sugiriendo una ampliación de la Corte. Porque aun antes de escogerlos se sabía qué pensaba al respecto la mayoría de sus miembros. ¿Era necesaria la presencia de Carlos Beraldi, un especialista reconocido, pero en definitiva el abogado defensor de la vicepresidenta? No, pero ese es otro gesto que se pretendió dar hacia la Justicia en general, coinciden en concluir.

En líneas generales, la oposición no está en desacuerdo con la reforma judicial; el tema es que ello conlleva una renovación de jueces cuya llave tiene el Senado, dominado por el kirchnerismo duro. La reforma se aprueba con mayoría simple, y el oficialismo tiene los votos para hacerlo. Lo mismo que para ampliar el Tribunal Superior. La mayoría del Senado le alcanzará para nombrar los nuevos jueces, o imponer los subrogantes que ocupen las vacantes del principio. No tiene, eso sí, los dos tercios que necesitará cada nuevo integrante de la Corte ampliada. Para eso falta.

El narcomenudeo se reinventó y le ganó a la policía. Así seguiremos durante lo que resta del año”.

Jorge Luis Vidal
Experto en Gestión Pública de la Seguridad

Propios y extraños coinciden en que la Justicia debe ser reformada. No pareciera en cambio ser prioridad para una sociedad atemorizada por el crecimiento de la inseguridad, que se prevé mayor en el pospandemia. Lo anticipa Jorge Luis Vidal, experto en Gestión Pública de la Seguridad, que advirtió para este medio que la inseguridad en la provincia de Buenos Aires tendrá una “curva ascendente” como la del Covid. “Especialmente en el GBA, va a seguir aumentando en el segundo semestre -anticipa-, inclusive con delitos menores en los que se ejerza una violencia inusitada e innecesaria”.

“La delincuencia está tomando impulso y recuperando el tiempo perdido que tuvieron de inacción entre marzo, abril y parte de mayo. Aquellos que viven de las rentas ilegales, no dejarán de hacerlo. Nada indica que esto vaya a ceder, y nada tiene que ver el nivel mayor de pobreza de la población”, alerta Vidal. Y cierra: “En estos meses se perdió lo poco que se venía haciendo en la lucha contra el narcotráfico, que ya era poco y malo en la provincia de Buenos Aires. No hubo secuestros de estupefacientes de relevancia. El narcomenudeo se reinventó y le ganó a la policía. Así seguiremos durante lo que resta del año”.

El cruce entre Gladys González y Héctor Daer

Fue en la reunión de comisión en la que se debatió el tema teletrabajo, luego de que el gremialista pidiera que la representación de los trabajadores se la dejaran a los sindicatos.

Al intervenir en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado para hablar sobre el proyecto de teletrabajo, el líder sindical Héctor Daer sostuvo en un pasaje que “acá lo que vamos a regular son trabajadores que quizá migraron a su hogar en estos días, quizá venían de antes, pero no estamos generando una avalancha de pedidos que todo el mundo quiere ir a trabajar a su casa… Más allá de las encuestas que hacen, que la representación de los trabajadores se la dejen a las organizaciones sindicales… Respetando las encuestas, pero son los sindicatos los que representan a los trabajadores”.

Al concluir, pidió la palabra la senadora Gladys González -que precisamente había mostrado datos de una encuesta sobre la adhesión al teletrabajo- para expresar “cierto malestar”, porque “Daer no debe olvidar que es un invitado de esta comisión, que está en el Senado, no puede decirnos usted que se arroga la representación de los trabajadores”.

La senadora del Pro le reprochó “un nivel de soberbia que ofende… Nosotros sancionamos leyes que ustedes deben cumplir, estamos todos amablemente escuchando todas las voces y eso es lo que debe prevalecer”.

En ese marco, Gladys González señaló que “hoy hubo dos patas de la conversación, porque nosotros representamos a todos, y están los representantes de algunos sectores de los trabajadores sindicalizados”. Por eso reclamó que “tengamos al oportunidad de escuchar a los empleadores”.

En buen tono, Daer ofreció sus disculpas y apuntó que “nos eligen para representar un colectivo con intereses claros, que tiene que ver con la representación de los trabajadores, y a nosotros nos eligen democráticamente también los trabajadores. No entramos por la ventana a ninguna institución y organización sindical”.

Pero el que no quiso dar por concluido el tema fue el presidente de la comisión, Daniel Lovera, quien apuntó luego que el beneficio del teletrabajo “tiene que ser para ambas partes. Yo no sé si va a ser una fuente infinita de generación de empleo, no va a haber más empleados”.

Y respecto de los pedidos para que puedan ser escuchados los empresarios, el pampeano señaló que “vamos a escuchar a todos, lo hemos hecho, pero también, por escuchar mucho a esas partes, perdimos más de 300 mil puestos de trabajo registrados en la Argentina”. Por eso pidió “valorizar lo que hacen las organizaciones sindicales para proteger y generar empleo”, y defendió la presencia de los representantes de los trabajadores. “Si no están presentes, los únicos afectados van a ser los trabajadores”.

Analizó el Senado la regulación del teletrabajo y emitirán dictamen la semana próxima

Estuvieron presentes en la Comisión de Trabajo y Previsión Social el ministro de Trabajo, y Héctor Daer y Hugo Yasky en representación de los sindicatos. La oposición pidió que el sector empresario pueda participar de la próxima reunión.

Con la presencia del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y los titulares de la CGT y la CTA, Héctor Daer y Hugo Yasky, respectivamente, la Comisión de Trabajo y Previsión Social comenzó a debatir este jueves el proyecto de teletrabajo que obtuvo media sanción en Diputados el pasado 25 de junio. Durante el encuentro desarrollado de manera telemática, desde la oposición se solicitó la presencia del sector empresario para que pueda expresarse sobre el tema; el oficialismo no puso reparos en que eso suceda, pero anticiparon que tratarán de firmar dictamen la próxima semana.

En el inicio de la reunión, la vicepresidenta de la comisión, la santacruceña María Belén Tapia, señaló que había pedidos del sector privado para que les dieran espacio para hacer sus planteos ante la comisión, por lo que consultó si se pretendía emitir dictamen este mismo jueves, a lo que el titular de la comisión, Daniel Lovera, aclaró que se trataba de una reunión informativa y que no iban a sacar dictamen todavía. Admitió que la idea es avanzar rápidamente con el tema, por lo que tratarán “la semana próxima, lunes, martes o miércoles, avanzar con un dictamen”.

El tema es que los senadores tienen desde hace tiempo sus propios proyectos. Nueve en particular, correspondientes a los senadores Gladys González, Silvina García Larraburu, Eugenia Catalfamo, Daniel Lovera, Antonio Rodas, Alberto Weretilneck, Mariano Recalde, Mario Pais y Julio Cobos. Pero el que está en tratamiento es el proyecto proveniente de Diputados. “Veremos cómo consensuamos esto”, puntualizó el pampeano Daniel Lovera, “atento a que no es un proyecto del Poder Ejecutivo el que estamos tratando”, subrayó.

Sobre el final del debate, el presidente del bloque Frente de Todos, José Mayans, señaló que se reunirá en estos días el oficialismo para analizar si deciden introducir modificaciones al proyecto. “Vamos a tomar una decisión y con la misma vamos a ir a la firma de un despacho”, señaló el formoseño.

En su intervención, Moroni planteó dos problemas que genera el tema del teletrabajo. Uno, cómo mantener con el trabajo en el domicilio la vinculación grupal, esto es, que el que no está trabajando dentro de la empresa “no se desconecte del grupo”. Y el otro, que obviamente “estamos mezclando el ámbito laboral con el personal”.

El ministro de Trabajo definió el tema como “un fenómeno irreversible”, aunque luego minimizó su alcance, pues una vez que la pandemia sea superada va a disminuir tal metodología. “Pero no podemos desconocer que va a estar ahí cuando termine esto”, admitió, destacando también que el coronavirus es algo que “ha venido para permanecer con nosotros un tiempo”.

“Hay una necesidad de regular esto”, puntualizó Moroni, que consideró que el tema registra dos problemas: uno, el impacto en la vinculación grupal del trabajador que pasa a hacer teletrabajo; el otro, es la mezcla del ámbito laboral con el personal. Como sea, esos trabajadores deben tener “los mismos derechos que el que está en la empresa”, señaló el ministro, que por otra parte consideró “exageradas” las críticas formuladas al tema de la “reversibilidad”.

A la hora de las preguntas, la senadora del Pro Gladys González -autora de un proyecto sobre el tema en la Cámara alta- consideró que esa es “una modalidad tan dinámica que no hay que encorsetarla. Estamos experimentando sobre la marcha”, dijo, y comentó que los jóvenes desarrollan sus tareas no necesariamente desde su casa, sino también desde la universidad, desde un bar, o desde otra provincia, por lo que desaconsejó “definir en un artículo cómo legislamos”, atento a que la norma tiene en cuenta que el trabajador se desempeñe desde su domicilio. Por eso recomendó tener “una mirada federal” que permita “generar empleo”.

“Me da temor que en vez de promover la modalidad, la obstaculicen, en el afán de regular, regular y regular”, añadió la senadora, que sostuvo que “los empleos del futuro no van a tener nada que ver con los que estamos acostumbrados”.

“La ley no lo impide”, aclaró Moroni a su turno, en referencia a la posibilidad de que alguien trabaje desde otra provincia, y atento a los reparos de Gladys González sobre la reversibilidad, dijo que “tal como está puesta no resiste análisis jurídico; lo que dice la ley es que debe ser reversible; la fantasía de que el trabajador diga ‘mañana vuelvo’ (a la oficina) no es así, porque el resto del derecho establece determinadas condiciones y un marco de buena fe. El proyecto de Diputados deja abierta la reversibilidad a los convenios colectivos a los que les tengo mucha confianza”, enfatizó, asegurando que los mismos representan “una herramienta muy ágil”.

El presidente de la comisión, Daniel Lovera, apuntó que no coincidía en nada de lo que había dicho la senadora del Pro. Y lo explicó: “Lo que digo es que esta es una modalidad, no estamos ante una nueva actividad, y este proyecto de ley, si logramos avanzar y es ley, va a entrar en vigencia cuando se termine el aislamiento. Las empresas van a decidir o no tener la modalidad de teletrabajo, y hay que regular para que no se afecten derechos. No estamos promocionando el teletrabajo, es una modalidad de distintas actividades que se vienen dando y regulando”.

“Hay regulaciones que pueden ir contra la ampliación del empleo”, observó más tarde el senador Esteban Bullrich, muy participativo durante la reunión, quien puso reparos respecto a que el texto del proyecto aprobado en Diputados plantee la necesidad de establecer cuál es la plataforma utilizada. “Para nosotros es un obstáculo”, sostuvo, y luego expresó sus reparos respecto de que una excesiva reglamentación lleve a empresas extranjeras a no contratar aquí. Dijo que el teletrabajo “elimina las fronteras, si obstaculizamos, van a buscar otros lugares. Competimos contra nuestros vecinos. Por cercanía, una mala ley provocaría un flujo de trabajadores”.

“Hay reglamentaciones que obstaculizan y otras que promueven, trabajemos para que sea la que promueve”, sugirió.

Como respuesta, Moroni señaló que “tenemos que hacer que esa herramienta funcione en base a parámetros adecuados”. Y respecto de los reparos de Bullrich, señaló que no le parecía adecuado “entrar en la competencia de naciones con las regulaciones laborales, porque entramos en algo que no forma parte de los objetivos tradicionales de Argentina”.

“Lo aprobado en Diputados deja apertura para no hacer una reglamentación rígida, no debemos interpretar tan severamente los principios que pone la ley de pensar que está puesto de forma negativa para complicar las relaciones del trabajo”, agregó.

La voz de los gremios

Al tomar la palabra, el titular de la CTA, Hugo Yasky, consideró que la aprobada en Diputados es “una ley que parte de la idea de establecer presupuestos mínimos, porque acordamos las centrales sindicales que hay que poner un piso a partir del cual los convenios colectivos son los que deberán definir temas como la modalidad y especificidad”.

Recordó que el teletrabajo abarca diferentes ramas laborales, y al ser todas de distintas características, “eso no se puede contener en una ley, de manera tal que acordamos una norma que  pudiera dejar después al convenio colectivo de cada sector margen para resolver después cuestiones específicas”.

“Es un buen proyecto de ley, creo que se le hicieron muchos cambios, pero hay algo que quiero resaltar: es un proyecto que salió con el aporte y apoyo de los distintos bloques”, señaló, advirtiendo más tarde que “la ausencia de regulación es fuente de abusos o fuente de conflictos”.

Por su parte, el titular cegetista Héctor Daer advirtió que “en el mundo lo que hay es un camino hacia la precarización laboral de todos los que ejercen el teletrabajo. Esa es parte de la mirada que tenemos todos, porque no hay una promoción específica de este tipo de empleo; lo que hay es una transferencia de los que están en las empresas al seno de los hogares. Pero es una transferencia, y no una promoción” del empleo.

A su juicio, “tenemos que poner normas que no generen ese ‘dumping’ social, tener trabajadores sin derechos que compiten en una globalización cavernícola en el sentido de cómo afecta esa competencia hacia debajo de los derechos laborales. Argentina no debe caer en esas circunstancias”.

“Estamos generando una norma para no caer en lo que en muchos lugares del mundo sucede: transferencia de trabajadores incorporados a una legislación a la precarización del sálvese quien pueda”, expresó Daer en otro pasaje, para alertar sobre “una ofensiva muy grande de quienes tienen otra mirada y nos hablan de promover empleo. La ley laboral lo que  hace es achicar las asimetrías que tiene el que tiene todo resuelto, que es el capital, y el que no tiene nada, solo su capacidad física e intelectual para ir en busca de su sustento”.

Promediando la reunión, Daniel Lovera apuntó que el beneficio del teletrabajo “tiene que ser para ambas partes. Yo no sé si va a ser una fuente infinita de generación de empleo, no va a haber más empleados”.

A su turno, el senador Juan Mario Pais, puso sus reparos para convocar a más invitados, porque ya lo habían hecho en Diputados. Sugirió en cambio que los que tengan algo que decir lo envíen a través de los medios digitales, pero “habilitar un debate interminable para que nos digan lo que ya se dijo en Diputados no tiene sentido. Volver a hacer un debate interminable en esta materia es dilatar la discusión”.

“Nadie quiere hacer un debate interminable”, repuso la cordobesa Laura Rodríguez Machado, que reclamó porque las empresas de su provincia quieren expresar su opinión.

Sobre el final, José Mayans reconoció que el teletrabajo es una modalidad que “viene para quedarse”. “A muchos en vez de tener oficina les va a convenir que el trabajador lo haga afuera, respetando las condiciones de trabajo. Cuidar la dignidad del hombre es un deber”.

El jefe del bloque Frente de Todos señaló que ese es “un tema que estamos discutiendo y lo vamos a resolver. Vamos a sacar una conclusión y como bloque vamos a expresar lo que pensamos que debe ser la ley de trabajo, y vamos a tener en cuenta los aportes que han hecho Bullrich, Gladys González…”. Dejó claro entonces que no necesariamente aprobarán el texto proveniente de Diputados. “Si no nos conforma, tenemos derecho a hacerlo”.

“Estamos llamando a una reunión de bloque y el resultado que tengamos va a ser la propuesta de despacho que tendremos. Como cámara revisora, si decidimos ratificar lo votado por Diputados, eso va a ser ley; si decidimos en el bloque reformar esa propuesta, va a tener Diputados que tener el número suficiente si quiere ratificar su ley”.

Y concluyó anticipando que su bloque va a tomar una decisión y con ella van a ir a la firma de un despacho, probablemente el martes.

La CGT dijo que “esperaba otro momento” para debatir el teletrabajo, pero avaló el proyecto

Héctor Daer y Carlos Acuña consideraron que el tema debería discutirse post-pandemia, pero se mostraron de acuerdo con el proyecto e hicieron aportes. La opinión de las dos CTA.

Héctor Daer y Carlos Acuña, secretarios generales de la CGT, reconocieron este martes que “esperaban otro momento” para discutir sobre la regulación del teletrabajo, aunque se mostraron de acuerdo con el proyecto unificado que se empezó a tratar en la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados.

Estábamos esperando otro momento, post-pandemia, para el tratamiento de este tema, que viene desde hace muchos años, pero la pandemia ha acelerado todos los procesos”, observó Daer al exponer en la comisión que preside Vanesa Siley (Frente de Todos).

De todos modos, el cegetista expresó que tienen “una mirada correcta” respecto de la iniciativa, más allá de “algunos matices”, y aclaró que el teletrabajo “es una modalidad laboral y no una actividad laboral”.

Al referirse a los detalles, destacó la decisión de no fijar un plazo para articular la ley con los convenios colectivos de trabajo, dado que originalmente se establecía un período de 180 días.

“Si persiste esta situación y no tenés fuerza sindical, es muy difícil discutir en el marco de un convenio colectivo. Que no existan plazos abre una negociación que es libre para las partes”, consideró.

Respecto a la compensación de gastos, Daer sostuvo que debe ser excluida del cálculo de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias.

“Si bien creemos que la oportunidad del debate tendría que ser a posteriori, creemos también que los consensos que se generaron en la comisión ameritan que esto avance”, admitió el secretario general de la CGT.

Acuña coincidió en ese aspecto, al indicar que el teletrabajo es “algo que tenemos funcionando y que había que reconocerlo y ordenarlo” más allá del momento de la discusión.

La opinión de las dos CTA

En nombre de la CTA de los Trabajadores, el diputado Hugo Yasky (Frente de Todos) consideró que “estamos en condiciones de llegar a un acuerdo que nos permita tener un amplio consenso en torno a este tema”.

“El movimiento sindical en Argentina tiene una larga tradición de haber logrado siempre sobreponerse a los intentos que hubo en distintos momentos de achicar, soslayar, relativizar la representación del sindicato en los lugares de trabajo, y ahora que viene el teletrabajo, hay que garantizar esa presencia del sindicato, de lo colectivo”, subrayó, y agregó: “En momentos como este necesitamos más que nunca la unidad sindical”.

Claudio Marín, secretario gremial de la CTA de Yasky, advirtió que “todas las iniciativas que aparecen como formas organizacionales del trabajo muchas veces terminan siendo mal utilizadas”, en un país donde “más del 40% del trabajo es no registrado”.

Para Marín, esto “puede llegar a terminar en una situación trágica: que aumente la cantidad de trabajadores no registrados o encuadrados en convenios colectivos que no corresponden”. Por eso, dijo que “el punto central es la registración” del trabajador, acompañada de su participación sindical.

Sobre el derecho a la desconexión laboral, comentó que “los gerentes están llamando a la casa de los compañeros los días sábados, domingos, a cualquier hora. No se respetan las jornadas, y esto genera no solo un estrés sino un aumento de la carga de trabajo. Es un problema psicológico individual, pero también una extracción mayor de plusvalía”.

Según el secretario gremial de la CTA, “el piso establecido en la ley tiene que ser lo suficientemente alto para que en ningún convenio exista una condición desigual”.

También consideró que “la conectividad tiene que estar a cargo del empleador” y apuntó a la posibilidad de que puedan implementarse regímenes mixtos donde el empleado pueda ejercer su tarea algunos días de la semana en su lugar de trabajo, y otros desde su domicilio.

Por parte de la CTA Autónoma, Ricardo Peidró opinó que “deberían incluirse disposiciones específicas que tiendan a fortalecer la negociación colectiva, es decir, establecer que el teletrabajo solo puede ser utilizado previa habilitación en la negociación colectiva”.

Además, propuso que “el consentimiento solo pueda establecerse forma colectiva y no individual”, dado que “lo voluntario en las relaciones laborales por lo general es decisión de los empleadores”.

“El teletrabajo potencia el proceso de individualización de las relaciones laborales y dificulta instancias de organización y reclamo colectivo”, alertó.

Peidró apuntó también que los trabajadores que utilicen esta modalidad deberán estar encuadrados en el convenio aplicable a la actividad principal de la empresa en la que prestan servicio; y que “deberán tener derecho como mínimo a los mismos derechos previstos en la legislación general y en los convenios colectivos”.

Entre los aspectos que deberían regularse, mencionó el límite de la jornada laboral, la cobertura de gastos, el derecho a la privacidad y a la desconexión, además de incorporar beneficios para las mujeres, a fin de “no acentuar las desigualdades” que existen respecto de los hombres.