Varias empresas de hidrocarburos a favor del RIGI

Se llevó a cabo VI Forum Nacional de Energía y varios representantes del sector energético esperan que se apruebe en el Senado el RIGI que está dentro del articulado de la ley Bases.

Se llevó a cabo el VI Forum Nacional de Energía, organizado por LIDE Argentina, donde los oradores destacaron “la potencia que tiene el país de aumentar la producción y exportación energética con un mayor desarrollo de Vaca Muerta y otras fuentes de energía”, en vistas de que se apruebe el RIGI (Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones) en el Congreso de la Nación.

Rodolfo de Felipe, presidente de LIDE Argentina, y Martín Genesio, CEO de AES Argentina y de LIDE Energía, señalaron el rol vital que juega el sector en la economía. “Argentina tiene la oportunidad de ser un jugador fuerte como exportador de energía. Prueba de ello es que el sector energético explica más de la mitad del superávit financiero del primer trimestre, de $275 millones”, afirmó De Felipe.

Con relación al RIGI, Horacio Marín, presidente de YPF, advirtió el rol que tiene la aprobación de dicho régimen para el desarrollo del Gas Natural Licuado (GNL) en Vaca Muerta y que Argentina se convierta en el cuarto o quinto jugador a nivel mundial. “Sin el RIGI, no hay proyecto de gas natural licuado. Sin RIGI no es competitivo”, enfatizó Marín, tras detallar el Plan 4 x 4 (a 4 años) que impulsa la petrolera estatal. “La meta de YPF es liderar a la industria para que Argentina exporte u$s30.000 millones de acá a 8 años, con el foco en Vaca Muerta”, definió.

Ricardo Markous, CEO de Tecpetrol, resaltó la proyección de duplicar para 2030 tanto la producción de petróleo como de shale gas de Vaca Muerta: “Tenemos la tecnología, la geología y el talento para lograrlo. Argentina puede llegar a los 2 millones de barriles por día en Vaca Muerta; tiene la capacidad de poder abastecer internamente y exportar a los países vecinos”, expresó.

Alejandro Bulgheroni, presidente de Pan American Energy Group, se refirió la transición energética y los desafíos críticos para llevarla adelante, como la disponibilidad de materias primas esenciales. “No hay aún capacidad de reemplazar las energías fósiles en el corto o mediano plazo”, sostuvo. Destacó el aumento de la demanda global de gas licuado prevista para los próximos años y la posibilidad que ello abre para el país, enfatizando la importancia de “estabilidad, reglas claras y una macroeconomía estable”. “Esto no es posible si el Congreso no sanciona las leyes que dan previsibilidad a largo plazo”, dijo en alusión al RIGI.

También Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris para el Cono Sur, se explayó sobre las positivas perspectivas globales para el mercado del petróleo y gas y la oportunidad para Argentina.

Durante el foro, Marcos Troyjo, exviceministro de Energía de Brasil, empresario y economista político, realizó un detallado análisis del contexto global, resaltando la importancia de la seguridad energética para garantizar la seguridad alimentaria, otro de los grandes desafíos de escala global, mientras que Federico Pucciariello, presidente de Essential Energy, puntualizó el rol significativo que pueden jugar los biocombustibles en Argentina.

Por su parte, Daniel Ridelener, CEO de Transportadora Gas del Norte-TGN, y Gabriela Aguilar, VP de Latam de Exelerate Energy, destacaron la oportunidad que tiene el país de exportar a los países vecinos, en especial al sector industrial de Brasil, y la importancia de contar con una infraestructura adecuada (ductos) para que no haya “cuellos de botella”.

En sus encuentros, LIDE Argentina destaca la actividad de empresas y ejecutivos. Para esta ocasión, por su posición de liderazgo en la cadena de valor del petróleo y gas en el país y su contribución al desarrollo nacional, el premio LIDE Energía 2024, categoría “Empresa” se otorgó a YPF y fue recibido por su presidente y CEO, Horacio Marín.

Seguidamente, por su destacada trayectoria profesional en el negocio petrolero y su contribución relevante a la economía y el desarrollo de la Argentina, el Premio LIDE Energia 2024 en la categoría “Empresario” fue otorgado al ingeniero Alejandro Bulgheroni, presidente de Pan American Energy Group.

Las provincias petroleras exigen cambios en la ley ómnibus

A través de un comunicado, un grupo de gobernadores de UP y la UCR ratificaron “la defensa del dominio originario de las provincias sobre los recursos hidrocarburíferos situados en nuestros territorios y las facultades de administración sobre los mismos”. También, propusieron participar en los debates legislativos.

Los gobernadores provinciales Alfredo Cornejo (Mendoza), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Alberto Weretilneck (Río Negro), Rolando Figueroa (Neuquén), Carlos Sadir (Jujuy), Gustavo Sáenz (Salta), Gildo Insfrán (Formosa) y Claudio Vidal (Santa Cruz) se reunieron este miércoles para fijar una postura en desacuerdo respecto a las políticas del presidente Javier Milei respecto a los hidrocarburos.

En la reunión,  la junta de gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) analizaron el proyecto de Ley de Bases y Puntso de Partida par ala Libertad de los Argentina, que propone modificaciones sobre las producciones provinciales. En una declaración conjunta, ratificaron su “compromiso con la defensa del dominio originario sobre los recursos hidrocarburíferos en sus territorios y las facultades de administración asociadas”.

Además, señalaron la importancia de buscar un marco jurídico que “proporcione previsibilidad y fomente la generación de empleo, la actividad económica y el valor agregado en cada provincia”. También, exigieron generar un “ámbito deliberativo para analizar en profundidad las modificaciones propuestas en la iniciativa”.

En el comunicado, ratificaron “la defensa del dominio originario de las provincias sobre los recursos hidrocarburíferos situados en nuestros territorios y las facultades de administración sobre los mismos”.

Del mismo modo, agregaron que “rechazan todos aquellos artículos que impliquen o puedan interpretarse como un menoscabo o limitación a las facultades de administración de las provincias hidrocarburíferas”.

También, exigieron “el dominio originario sobre nuestros recursos naturales, consagrado en el artículo 124 de la Constitución Nacional y la Ley 26.197”. “No solo la sustentabilidad económica de los inversores, sino también la sustentabilidad social y ambiental de las poblaciones y las regiones donde se desarrolla esta actividad”, indicaron.

Los mandatarios provinciales señalaron que “el objetivo de maximizar el beneficio tanto de las jurisdicciones que detentamos el dominio originario de los recursos naturales como de los inversores que buscan generar actividad, empleo y producción en el sector”.

“Manifestamos nuestro total desacuerdo con la derogación propuesta del artículo 32 de la Ley 17.319, toda vez que el mismo constituye una herramienta fundamental de las autoridades de aplicación de las provincias”, explicaron.

Asimismo, reiteraron que las provincias podrían hacerse cargo de las explotaciones petroleras consideradas “no estratégicas”.

En tal sentido, explicaron que en “aquellas áreas maduras de explotación convencional que no sean de interés estratégico” se deberán “arbitrar los procesos de cesión y/o reversión de las mismas hacia las provincias”.

Por último, los gobernadores señalaron que están dispuestos a “participar en los ámbitos legislativos pertinentes para realizar todos los aportes necesarios”, y cerraron que elevarán una “propuesta de texto normativo para su consideración”.

Proponen que la explotación de hidrocarburos financie la transición energética

El proyecto de ley de Presupuesto Presupuesto Mínimo de Explotación de Hidrocarburos para la Transición Energética Justa fue presentado por la diputada del Frente de Todos, Florencia Lampreabe.

La diputada del Frente de Todos Florencia Lampreabe presentó un proyecto de ley para que la explotación de hidrocarburos aporte al financiamiento de políticas de transición energética, que contribuyan a la mitigación del cambio climático.

La iniciativa, que propone la modificación del artículo 59 de la Ley de Hidrocarburos (17.319), plantea llevar del 12 al 15 por ciento las regalías que pagan los concesionarios de las explotaciones de hidrocarburos líquidos -petróleo- y gas natural, a la vez que eleva del 5 al 8 por ciento el tope mínimo para su reducción. Además, determina que el 20 por ciento de lo recaudado sea destinado al financiamiento de políticas de transición energética, tanto a nivel provincial como nacional.

“La crisis climática es una realidad. Estamos viviendo una sequía histórica y acabamos de dejar atrás un verano con olas de calor tremendas que nos advierten sobre la necesidad de impulsar acciones concretas tanto de adaptación como de mitigación al cambio climático”, señala Lampreabe y resalta que el objetivo de este proyecto es aportar en esa dirección: “Queremos crear una herramienta concreta para financiar y llevar a cabo políticas públicas de transición energética, que contribuyan directamente a la mitigación del cambio climático, de forma justa e inclusiva”.

En la Argentina, el sector de la energía encabeza el ranking de emisiones de gases de efecto invernadero con un aporte del 53 por ciento, según el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero de 2019. La misma situación se repite a nivel global. “Ante este panorama, las personas que menos han contribuido con el calentamiento global resultan ser las más afectadas por sus consecuencias. La transición no puede ser cualquier transición, debe ser una transición justa, que entienda a la energía como un bien común y socialmente estratégico”, sostiene la diputada.

El proyecto también establece la creación del Fondo Fiduciario Nacional de Transición Energética Justa, que deberá ser utilizado para investigación científico-tecnológica; el desarrollo de capacidades instaladas de producción, transporte y comercialización de energías limpias; la promoción de infraestructura destinada a satisfacer las demandas de este tipo de energías en todo el país, y el fomento y distribución de insumos energéticos de reemplazo para aquellos que utilizaban fuentes hidrocarburíferas.

Al respecto, Lampreabe destaca que “la creación y consolidación de capacidades tecnológicas, industriales y científicas propias para la transición puede resultar estratégica para el país, permitiendo enfrentar restricciones económicas y reafirmar nuestra soberanía”.

“La realidad es que no hay transición energética posible sin financiamiento. Los procesos de transición a energías limpias requieren importantes niveles de inversión. En este sentido, el proyecto tiene como fin garantizar el cuidado del ambiente, creando empleo e inclusión social y apuntando a eliminar la pobreza energética, sin dejar de cuestionar la actual distribución de la renta del sector energético”, sintetiza.

El proyecto fue acompañado por el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Santiago Igon; la vicepresidenta de la comisión de Ambiente de la misma Cámara, Cristina Brítez y los legisladores Gabriela Estévez, Marisa Uceda, Lucila Masin, Leila Chaer, Rogelio Iparraguirre, Constanza Alonso y Lucio Yapor.

Sergio Massa anunció en Neuquén inversiones por 2.100 millones de dólares en Vaca Muerta 

El nuevo ministro de Economía afirmó además que habrá facilidades para acceder a la moneda norteamericana las empresas que aumenten su producción en la zona.

En su visita a la provincia de Neuquén, el ministro de Economía Sergio Massa anunció ante el gobernador Omar Gutiérrez, diputados nacionales de la región Patagónica y empresarios del sector hidrocarburos que reglamentará el decreto con facilidades para el acceso a divisas y estabilidad tributaria para empresas que inviertan en Vaca Muerta. 

Massa anticipó que acordó con un grupo de empresas dos proyectos de inversión por USD 2.100 millones y que pondrá en marcha una serie de beneficios para grandes proyectos productivos del sector de hidrocarburos. 

Tras participar en la exposición  Oil&Gas en la ciudad de Neuquén, el titular del Palacio de realizó una serie de anuncios ante algunos de los empresarios del sector más importantes. En ese sentido, el ministro de Economía habló sobre dos proyectos de inversión, por un total de USD 2.100 millones. Por un lado, serán USD 700 millones para el desarrollo de gas de la cuenca off shore de Tierra del Fuego. Y otra será por USD 1.400 millones para incrementar la producción de petróleo que sea transportado por la empresa Oleoductos del Valle. 

Más adelante, Massa mencionó que reglamentará el decreto de facilidad de acceso a divisas para la producción incremental de hidrocarburos. “Desde 1° de enero vamos a darle al sector una enorme cantidad de ventajas competitivas sobre el crecimiento de producción”. Luego dijo que “habrá libre disponibilidad de divisas en la medida de que haya crecimiento de producción. Sistema en el que cada proyecto va a tener un régimen de beneficios impositivos y aduaneros. Nace el canal verde Vaca Muerta”, dijo que incluirá equipos, maquinaria e infraestructura, para que les permita a las empresas “acelerar el proceso de importación” y que “les quite los trámites burocráticos que muchas veces sufren”. 

En su visita a la provincia patagónica, Massa estuvo acompañado por el ministro del Interior Eduardo de Pedro y la secretaria de Energía Flavia Royón. También estuvo presente el saliente secretario y dirigente neuquino Darío Martínez. 

Participaron de la reunión directivos de las empresas más importantes del sector. Como Manfred Böckmann (Wintershell), Ricardo Markus (Tecpetrol), Javier Rielo (Total), Germán Macchia (Pluspetrol), Marcos Bulgheroni (PAE), Horacio Turri y Marcelo Mindlin (Pampa Energía) y Pablo González, presidente de YPF y su CEO Pablo Iuliano. 

El objetivo de la visita del flamante ministro de Economía a Neuquén fue anunciar planes de inversión y un nuevo marco de regulaciones que impulsen proyectos productivos en la principal cuenca de hidrocarburos de la Argentina. 

Martínez enfatizó la necesidad de lograr el autoabastecimiento en hidrocarburos

Ante un plenario de comisiones del Senado, el secretario de Energía explicó y defendió el proyecto del Gobierno sobre promoción de inversiones hidrocarburíferas. Destacó la “previsibilidad” a 20 años y aseguró que si se generan saldos exportables se “fortalecerán” las reservas del Banco Central.

Tras las elecciones PASO, el Senado retomó su actividad con un plenario de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda, en el marco de una reunión informativa a la que asistió el secretario de Energía, Darío Martínez, para defender el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo sobre promoción de inversiones hidrocarburíferas.

“El mandato ha sido muy claro por parte del presidente (Alberto Fernández) y la vicepresidenta (Cristina Kirchner) en cuanto a tener una herramienta legislativa que nos permita asegurar el autoabastecimiento, en este caso de hidrocarburos”, destacó el funcionario en el arranque de su exposición este miércoles.

En ese sentido, afirmó que “toda la normativa debe leerse entendiendo que el autoabastecimiento es la prioridad número uno. Resolver el mercado interno y luego de esto ir por un aumento de producción que nos permita generar saldos exportables y de esta manera conseguir divisas y fortalecer el Banco Central de la República Argentina, pero atravesado también por un esquema de sinergia entre trabajadores en sus puestos de trabajo y no suspendidos, por PyMEs incorporándose a una cadena de valor, y una industria nacional creciente, produciendo los bienes necesarios”.

Durante la reunión virtual, el neuquino subrayó que “las provincias que son las dueñas del recurso” figuran “administrándolo y fortaleciéndose en cuanto a ese aumento de producción va a ser reflejado en mayores regalías”, mientras que la Secretaría de Energía actuará como “un vehículo necesario” para la reglamentación de la ley.

Al explicar el proyecto, Martínez apuntó que los primeros artículos establecen esta idea de “ir por encima de la demanda del mercado interno y así conseguir esos saldos exportables”. “El producido de ese incremento y de esas exportaciones va a aumentar los ingresos y reservas del BCRA”, insistió.

“Garantizar el autoabastecimiento es un eje que atraviesa toda la normativa, lo mismo que promover el desarrollo regional”, enfatizó y remarcó la participación que tendrán las provincias, en cuanto se garantizan “sus derechos en cuanto a sus recursos y las potestades tributarias, por eso no se ha modificado ni hemos tocado nada de eso”.

Entre otros puntos, el secretario mencionó que la iniciativa promueve, en sus artículos del 67 al 73, “la perspectiva de género dentro del sector hidrocarburífero”. Además, busca “potenciar los planes de sustentabilidad energética”, de los artículos 62 al 66, algo que “para nosotros es fundamental”, sostuvo. En su exposición, también ponderó “la puesta en producción de pozos inactivos mediante un régimen de ventajas”.

“Estamos en un mundo de incertidumbre, con una pandemia y una economía global que tiene mucha incertidumbre”, expresó y, entonces, valoró que se apunta a “dar previsibilidad, estabilidad y reglas claras” con este régimen a 20 años, además de “la estabilidad tributaria federal”, de modo que “los que inviertan sepan que no se van a modificar las reglas de juego”.

El secretario expuso apoyado en una serie de placas que acompañaron su disertación.

Por otra parte, Martínez subrayó que se establece la “institucionalidad del plan Gas.Ar”, el cual “viene dando excelentes resultados”. “Hemos logrado frenar el declino que teníamos. Estamos con una producción por encima y 11.000 puestos de trabajo recuperados, con PyMEs sumándose. Se ha logrado un ahorro fiscal de 78 mil millones de pesos y 150 mil millones de dólares (divisas)”, añadió.

“Entre los beneficios adicionales que tienen los proyectos especiales están los cambiarios, los arancelarios con una reducción hasta del 40 por ciento de la importación de bienes que no se pueden producir acá que está entre los objetivos que se plantea el proyecto de ley, es decir, el desarrollo de la industria nacional también para exportar conocimientos, bienes y servicios. Y los tributarios que tienen una amortización acelerada en impuesto a las ganancias y devolución del IVA”, explicó y agregó que “todos los proyectos son importantes y el lugar dónde se desarrollan, la actividad por lo que los montos de inversión y los plazos son diferentes”.

De esta manera, procedió a detallar los proyectos y los costos de inversión de los cuales precisó: “Para Exploración y Sísmica para Explotación Convencional la inversión es de 6 millones en un plazo de 3 años. Para Refinación e Industrialización de Hidrocarburos en la cuenca de origen hay una inversión mínima de 10 millones en 3 años, para Almacenamiento Subterráneo de Gas 30 millones de dólares y plazo máximo de 3 años. Para GNL 50 millones de dólares en un plazo de 3 años, para Explotación de Petróleo y Gas Natural convencional 100 millones de dólares en 4 años”

En esta línea, continuó: “Para la Industrialización, separación, tratamiento, transporte y refinación de Hidrocarburos son 300 millones de dólares en 5 años. Para la Explotación de Origen no convencional tiene la mayor exigencia de inversión en un plazo de 5 años con 300 millones de dólares. En los no convencionales esta la mayor exigencia en costos y plazos”.

El senador Uñac presidió la reunión.

“Entre los objetivos generales del Gobierno de la sustentabilidad energética está crear un incentivo adicional a las empresas que presentan un plan de sustentabilidad energética y crear un fondo para desarrollar este tipo de proyectos”, destacó el secretario de Energía de la Nación e informó que “también la perspectiva de género atraviesa todo y es importante”, por lo que “se creó un fondo para becas de grado para perspectiva de genero que busca tener mas profesionales. Buscara facilitar tener esta perspectiva. Las empresas que presentan este tipo de plantilla tendrán reducción de aportes patronales”

Por último, Martínez manifestó que “lo que atraviesa todo es el incremento del Valor Agregado Nacional y hay que desarrollar que las Pymes se sumen a la cadena de valor de manera creciente”, y remarcó que la única modificación que se realizó a la Ley 17.319 es para que las provincias puedan realizar concesiones de almacenamiento subterráneo porque “no estaba la posibilidad y nos pareció una buena medida y hay varias provincias que están trabajando con eso. También se modificó la Ley 23.966 para establecer un impuesto que sea una alícuota”.

Este es el proyecto sobre el Régimen de Promoción de Inversiones Hidrocaburíferas

Conozca la iniciativa, que consta de 115 artículos, presentada este miércoles en la Casa Rosada y enviada al Congreso.

PROYECTO-DE-LEY-DE-PROMOCIÓN-DE-INVERSIONES-HIDROCARBURÍFERAS-PRESENTADO

“Tenemos un potencial enorme y no lo podemos desaprovechar”, afirmó Alberto F. sobre el proyecto de hidrocarburos

El presidente encabezó en Casa Rosada la presentación de la iniciativa, acompañado por el secretario de Energía, Darío Martínez, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien hizo una defensa de su gestión.

presentacion proyecto hidrocarburos casa rosada

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles la presentación del proyecto de ley de “Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas”, que tiene entre sus objetivos incrementar la producción e industrialización de hidrocarburos, aumentar el ingreso de divisas, promover el desarrollo regional y garantizar el autoabastecimiento.

Durante el acto, realizado en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, el mandatario sostuvo que esta iniciativa “va en un sentido muy claro que es tratar la capacidad productiva, en este caso la de hidrocarburos y gas, que la Argentina necesita” e “impulsar la producción gasífera, hidrocarburífera, petrolera concretamente”.

Además, destacó que la redacción del texto contó con la participación de todos los sectores, incluyendo gobernadores de provincias productoras que no son oficialistas, y resaltó que desde que asumió se ha ido trabajando en bajar “los niveles de importación de energía que teníamos años antes, que significaba salida de divisas y un desequilibrio de nuestra balanza comercial”.

En varios pasajes, el jefe de Estado subrayó que “en un contexto muy complejo, como fue el de la pandemia” se pueda mandar al Congreso “una ley construida entre el Estado, los inversores privados y los sectores del trabajo”.

“El plan tiene una ambición muy grande, la ambición de que Argentina produzca en exceso, exporte los excedentes e ingresen los dólares que hacen falta”, resumió y agregó que se prevé “un plan que de 20 años de previsibilidad”.

Fernández dijo también que para su Gobierno “el cuidado del ambiente no es un tema retórico, sino un tema que nos preocupa”, por eso toda la producción debe hacerse en el marco “del acuerdo social y la sustentabilidad ambiental”.

“Celebro que lo podamos hacer en un tiempo muy difícil para nuestra economía”, reiteró y señaló que “tenemos un potencial enorme en esta materia y no lo podemos desaprovechar”.

Finalmente, argumentó que la pandemia “nos ha obligado a tener que revisar mil veces cosas que ya teníamos muy definidas en nuestra cabeza”. “Tenemos por delante una Argentina que poner de pie y en eso estamos, y hoy con esta decisión que tomamos la estamos poniendo un poco más de pie”, cerró.

Cuestionado tras la derrota en las PASO, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aprovechó el acto para defender su gestión ante la mirada seria del presidente y citando, por momentos, a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, además de recordar la herencia recibida por la gestión de Mauricio Macri.

El funcionario sostuvo que este proyecto “se enmarca en la lógica de seguir construyendo una economía, una Argentina con más oportunidades, más producción, más trabajo, una Argentina con menos angustias y más previsibilidades”.

En esa línea, destacó que en estos menos de dos años de gobierno, hubo “una agenda integral en la cual el Ejecutivo y el Poder Legislativo han trabajado de la mano”, bajo la línea de que “el mercado interno continúe creciendo y, por otro lado, Argentina cada día tenga más capacidad de producir también aquello que genera divisas”.

Para el titular de la cartera económica, hay que “ir diseñando reglas de juego que permitan el desarrollo de sectores que tienen la capacidad de producir desarrollo”, como el hidrocarburífero.

En tanto, resaltó que en lo que va de la gestión de Alberto Fernández “se sancionaron 15 leyes económicas”, y “el resultado ha sido el de cuidar a nuestra gente”. También habló de las “condiciones históricamente difíciles” que se dieron para el proceso de recuperación económica y aseveró: “Estamos gestionando en el contexto de una doble crisis, buscando una doble recuperación”.

Apuntando a la gestión anterior, recordó que al asumir el Frente de Todos el país no tenía crédito y además “le llegó una pandemia”, y “no es lo mismo cómo le llega la pandemia a los países de Europa que a una Argentina que no tenía instrumentos”.

“Se ha hecho un trabajo de definir prioridades siempre cuidando a nuestra gente”, insistió, y citando a la vicepresidenta cuando habló de “adaptabilidad” en el cierre de campaña en Tecnópolis, Guzmán expresó que “ese contexto es cambiante y todo el tiempo hay que estar tomando decisiones” pero “el objetivo es el de cuidar a nuestra gente”. “Nos quedan cuestiones por resolver, una muy grave es el desendeudamiento con el Fondo Monetario Internacional”, añadió.

Centrado en la explicación del proyecto, el secretario de Energía, Darío Martínez, valoró la puesta en marcha del plan Gas.Ar que tuvo “resultados rápidos que se pueden valorar. No solo se frenó el declino del 8 por ciento, sino que tuvimos un 3 por ciento mayor al mes del año pasado”.

También, precisó que se recuperaron unos “11.000 puestos de trabajo y 9 meses después se ven esos resultados; logramos récords históricos de fractura de no convencional y en petróleo tenemos resultados positivos. Tiene que ver con decisiones que ha tomado el Gobierno nacional, pero el sector respondió como debía hacerlo”.

“Estamos con nuevas instrucciones y vamos por más producción, por más industrias nacionales, es el desafío que nos planteó, impulsar la actividad hidrocarburífera. Conformar un proyecto de ley con la mayor amplitud posible y trabajamos en eso”, señaló el funcionario.

El neuquino explicó que “los recursos que están en el subsuelo para transformarse en riqueza necesitan un proceso que debe ser coordinado, es importante que los profesionales y las empresas quieran invertir, el dinamismo de las PyMEs para sumarse y adaptarse, es importante cómo administran los recursos los gobernadores, hay que hacerlo de la manera más inteligente”. “Esta es una herramienta legislativa para dinamizar eso, para dar certezas y generar confianzas y reglas claras ante tanta inestabilidad e incertidumbre”, apuntó sobre la iniciativa.

En su discurso detalló que “el proyecto establece un horizonte de 20 años de estabilidad fiscal tributaria, de beneficios. No tengo dudas que dará sus respuestas. Los objetivos que busca es lograr aumentar la producción de hidrocarburos, asegurar la soberanía energética, resolver el problema del mercado interno, pero también resolver saldos exportables y conseguir divisas para fortalecer el Banco Central. Todo eso atravesado por un valor agregado nacional creciente que genera más trabajo e industrias. También es importante sostener en materia de recursos tributarios los derechos de las provincias y darle la participación necesaria”.

“Para el petróleo establecemos un régimen general, donde se establece la figura de las exportaciones garantizadas crecientes a medida que aumenta la producción en el país. Lo importante es reactivar la producción de hidrocarburos en todo el país”, continuó.

Martínez especificó que “hay un régimen para proyectos especiales donde la provincia donde se ejecute tiene la decisión de participar de esos, pero tienen otros objetivos. Planteamos la necesidad de inversiones en origen con incentivos adicionales a las inversiones de hidrocarburos en origen porque es una herramienta de desarrollo regional. Contemplamos el almacenamiento subterráneo”.

“Lo que también atraviesa este proyecto es la perspectiva de género, hay un incentivo y fondos para financiar becas para tener profesionales formados en la materia y una disminución de los aportes patronales en esas plantillas que tienen al momento de presentarla. En materia de medio ambiente, debemos trabajar en eso y está plasmado buscando un fondo para financiar proyectos a aquellas productoras que nos presenten proyectos más amigables con el medio ambiente van a tener beneficios por encima”.

Finalmente, el secretario de Energía destacó que “toda la ley siempre es con los trabajadores adentro y atravesada con el esquema de cuidar el trabajo. Esta herramienta va a dinamizar toda la economía del país. El Congreso terminará de debatir este proyecto para aumentar la producción de gas y petróleo en el país con estos parámetros que presentamos”.

De la presentación del proyecto participaron, de manera presencial, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Mariano Arcioni (Chubut), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego), además de mandatarios provinciales que participaron virtualmente como Gerardo Morales (Jujuy).

También estuvieron en el Museo del Bicentenario el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el titular de YPF, Pablo González; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el diputado y presidente de la Comisión de Energía y Combustibles, Omar Félix; empresarios; entre otros.

El Gobierno presenta este miércoles el proyecto de promoción de inversiones hidrocarburíferas

Será durante un acto en Casa Rosada, en el que participarán representantes de sindicatos y empresas, además de gobernadores de provincias petroleras, entre otros.

El presidente Alberto Fernández, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Energía, Darío Martínez, presentarán el proyecto de ley de “Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas” el próximo miércoles en Casa Rosada.

“Estamos muy satisfechos porque el trabajo de consulta y participación realizado, de elaboración del texto, llegó a su fin, y tenemos ya un proyecto de ley que va a motorizar la actividad”, destacó Martínez en la previa del acto.

El funcionario reveló que el presidente le pidió que “el contexto de la presentación sea tan amplia como lo fue la dinámica de elaboración del proyecto”, por eso “nos instruyó que invitemos a todos los actores que de una u otra forma participaron y aportaron sus ideas”, señaló.

En ese sentido, Martínez enumeró que se ha invitado a “todas las organizaciones de trabajadores vinculadas a la actividad, a las cámaras de PyMEs y de empresas regionales, a los gobernadores de las provincias productoras, a las empresas petroleras y a las organizaciones de la industria nacional, porque este proyecto es de toda la actividad petrolera, que participó activamente durante todo el proceso de elaboración”.

Se viene un proyecto de ley para incentivar las inversiones petroleras

Por más gas y petróleo. El Gobierno presentará una iniciativa que busca un esquema de incentivos con mayores autorizaciones a la exportación garantiza y de disponibilidad de divisas.

El Poder Ejecutivo nacional presentará en los próximos días en el Congreso un proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, con el objetivo de establecer un esquema de incentivos a partir de mayores autorizaciones de exportación garantizadas y de disponibilidad de divisas para iniciativas que se encaren en todas las cuencas que aseguren un incremental de producción en gas y petróleo.

Desde la Secretaría de Energía señalaron que el articulado de la iniciativa ya está a disposición del presidente Alberto Fernández con los detalles de un nuevo régimen de promoción de Inversiones para los próximos 20 años, que “genere un horizonte de estabilidad y reglas claras en materia tributaria federal”.

“Es una ley con perspectiva federal, con incentivos a la especificidad de cada una de las regiones del país”, manifestaron al explicar que la futura norma “está destinada a garantizar el abastecimiento interno con valor agregado, empleo, sustitución de importaciones y mayores exportaciones”.

Para ello “se atienden los requerimientos cambiarios y de disponibilidad de exportaciones que necesitan las inversiones, mediante un esquema que genera beneficios para el productor y el abastecimiento interno”, agregaron.

A su vez, trata uno de los históricos reclamos de las empresas del sector que es la estabilidad fiscal y de todos los beneficios adquiridos desde el momento de adhesión al programa, en cuanto a derechos, aranceles, impuestos, tributos y tasas, en el ámbito nacional y en los ámbitos provinciales y municipales que adhieran oportunamente a la norma.

Para este impulso, se creará un régimen general de promoción de inversiones hidrocarburíferas, que tendrá una vigencia de 20 años y que contendrá regímenes particulares orientados a la promoción de actividades de exploración y producción de petróleo, de exploración y producción de gas natural y de exploración, producción, industrialización y transporte de hidrocarburos, obras de infraestructura energética y prestación de servicios.

La futura norma comprenderá a los proyectos nuevos, así como a los que están en desarrollo y tienen capacidad de incrementar su producción, y a los que están paralizados y requieren de una arquitectura de incentivo especial para ser considerados viables.

En particular se ofrecerá a los proyectos, que deberán cumplir montos mínimos de inversión anuales y sostenidos por plazos de hasta cinco años, niveles de exportaciones garantizadas que arranca en un piso del 20% y se extiende hasta el 50% de los volúmenes de producción incrementales.

Para delimitar esos volúmenes se tomará como base el máximo anual del bienio 2019-2020, o los últimos 12 meses a abril de 2021, cuando se comenzó a discutir la ley con la industria y los sindicatos del sector.

Además, se propone libre disponibilidad a las divisas provenientes de la exportación incremental que se calcularán en hasta un 50% del piso de 20% de permisos de exportación, y que se irá incrementando en la medida que lo haga la producción.

El esquema de inversiones mínimas será para los proyectos de exploración sísmica convencional de US$ 6 millones en un plazo máximo de 3 años; y en almacenaje subterráneo de gas desde US$ 30 millones a 3 años.

Para proyectos de producción convencional un mínimo de inversión de US$ 100 millones a 4 años; para los procesos de industrialización de hidrocarburos de US$ 300 millones a 4 años y en la producción de gas y petróleo no convencional como los de Vaca Muerta, de US$ 400 millones anuales sostenidos en 5 años.

En este último caso el 25% de la inversión comprometida deberá estar destinada al desarrollo de nuevos proyectos pilotos de manera de asegurar su sostenibilidad, en tanto que también se contempla proyectos más chicos en cuencas con declino marcado para los cuales se reducen compromisos y se amplían plazos.

En cuanto a otros beneficios fiscales regulares sólo tenderán a reducir el costo del gasto inicial de los bienes de capital para asegurar la viabilidad de la inversión de los proyectos mejorando la actual estructura, pero una vez en funcionamiento tributarán con las cargas impositivas previstas.

Se trata de beneficios en el Impuesto a las Ganancias, en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), aranceles y derechos de importación a bienes de capital, en particular con una mención a los proyectos costa afuera que son más onerosos.

Finalmente, se aborda otro tema sensible para el sector como lo son los derechos de exportación, los que podrán oscilar en tasas del 0% al 8% de acuerdo a una fórmula de cálculo en base al precio internacional del crudo Brent, mientras que se ratifica que los volúmenes adicionales se mantendrán dentro de lo contemplado en el Decreto 488 del año pasado.

De esta manera, se explicó que en conjunto se asegura que se logrará fortalecer el ingreso de divisas y las reservas del BCRA, promoviendo, desarrollando e incrementando el valor agregado regional y nacional en la cadena de valor de la actividad hidrocarburífera.

El esquema apunta a alentar la participación de las empresas regionales y nacionales como proveedores de la actividad, e incrementando la proporción de bienes y procesos tecnológicos elaborados y diseñados por trabajo argentino.

La iniciativa prevé dar un impulso al sector promocionando la producción convencional como no convencional -con distintos incentivos y requerimientos- y en todas las cuencas del país, así como todas las actividades que directa o indirectamente están relacionadas.

También se promueve el transporte, compresión, separación, tratamiento, almacenaje y la industrialización de los hidrocarburos y sus derivados a través de procesos que los utilicen como materia prima, incluyendo -sin limitación- la petroquímica, la producción de fertilizantes, la separación, la licuefacción de gas natural y la refinación de combustibles.