Contrapunto en el Congreso por el dígito de inflación

Desde el oficialismo y aliados celebraron el número difundido por el INDEC para el mes de abril, pero desde la oposición no faltaron cuestionamientos.

El índice de inflación de abril finalmente descendió a un dígito, ya que arrojó 8,8%, según informó el INDEC este martes. Así las cosas, en el primer cuatrimestre, el costo de vida subió 65%, mientras que en los últimos doce meses fue del 289,4%.

Conocido el dato, el economista y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, José Luis Espert, tuiteó: “8.8 % inflación de abril. El gobierno de @JMilei en solo 4 meses no solo evitó una hiperinflación sino que logró que abril tuviera una inflación de un dígito (octubre 2023 fue un dibujo, no cuenta) cosa que no ocurría desde julio de 2023. ¿La receta? Puro sentido común: déficit fiscal y emisión 0. Es por ahí”.

Desde el Pro, el diputado Diego Santilli celebró el dato que mostró una inflación “otra vez a la baja”, y agregó: “De a poco vamos saliendo de la terrible crisis que nos dejó el kirchnerismo”.

El legislador porteño de La Libertad Avanza Ramiro Marra planteó que “nos dejaron a las puertas de una hiperinflación, con una inflación  mayorista del 54% y una minorista diaria del 1% que anualizada daba 17.000%. A pesar de todo eso, en 5 meses logramos bajar la inflación a un digito”.

“Aún queda mucho por mejorar, pero estamos en el camino correcto”, cerró el diputado de la Ciudad.

Desde la otra vereda, la diputada del Frente Renovador Micaela Morán se preguntó: “¿FESTEJAN UNA INFLACIÓN ACUMULADA DEL 107%?”. Y agregó: “Después de una devaluación brutal, que dejó a miles de familias por debajo de la línea de la pobreza, una caída del consumo y de la producción estrepitosas, y el peor salario registrado promedio en 20 años”.

“Festejan alcanzar los niveles de inflación previos a que asuman su gobierno… ¿hurra?”, cerró Micaela Morán.

Desde la izquierda, Nicolás del Caño señaló por su parte: “El INDEC informa una inflación de casi 9%. Aunque bajó respecto a los picos de 25% de diciembre con la brutal devaluación de Milei, es a costa de una  licuación enorme de jubilaciones,  salarios, recortes en la obra pública, en las universidades y una profunda recesión”.

Y agregó a través de otro tuit: “Milei gritaba que la inflación era un robo de los políticos a la gente y ahora se jacta de haber licuado los ingresos de las mayorías y hasta festeja un 9% mensual que antes decía que era una locura”.

Marra: “desde que asumimos el Gobierno, la inflación no para de bajar”

El legislador de La Libertad Avanza (LLA) celebró en las redes sociales el descenso de la inflación y el ingreso de alimentos importados, los cuales tienen un valor menor al que se conseguían en el mercado local.

Mientras se aguarda que el INDEC informe los datos oficiales, el diputado de La Libertad Avanza (LLA) y hombre de confianza de Javier Milei, Ramiro Marra, celebró en las redes sociales el descenso de los índices inflacionarios en Argentina y valoró el ingreso de alimentos importados.

A través de su cuenta de X -ex Twitter-, el libertario aseveró que “desde que asumimos el gobierno, la inflación no para de bajar. El kirchnerismo nos dejó una bomba hiperinflacionaria, pero gracias al esfuerzo de toda la sociedad y a la decisión política de este gobierno, evitamos una crisis económica sin igual” y consideró que “con la Ley Bases, la recuperación y el crecimiento del país no tendrán límites”.

Además, compartió una captura de una noticia que aseguraba que mayo inició con deflación en alimentos y destacó un fragmento de la misma, en la que se sostenía que “todo parece indicar con un alto grado de probabilidad que en mayo se asistirá a un verdadero derrumbe de los precios y la inflación se ubicaría en un rango de 5% o 6%, impensado un par de meses atrás”. Atento a los dichos del articulo periodístico, Marra aseveró: “repito: estamos destruyendo la inflación. El esfuerzo va a valer la pena”.

Por otro lado, el diputado compartió en sus redes un video donde se puede ver en un supermercado mayorista decenas de cajas de latas de atún, las cuales tenían un costo de 499 pesos por unidad. “Comenzaron a ingresar los primeros productos alimenticios importados. En el caso del atún, podes comprarlos a 499 pesos cuando algunos supermercados vendían su propia marca (más barato) a 1750 pesos. La libre competencia es mejor para todos. ¡Viva la libertad!”, completó.

El Indec informó la inflación de marzo y el oficialismo celebró “la baja”

Desde la oposición cuestionaron al Gobierno por el Índice de Precios al Consumidor de marzo del 2024.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) informó este viernes que la inflación de marzo 2024 fue del 11%, con un 287,9% interanual y desde que asumió el Gobierno del presidente Javier Milei, acumula un 70,3%, a la baja.

Desde la bancada oficialista celebraron “la baja” en el nuevo Índice de Precios al Consumidor: El primero en reaccionar fue el nuevo integrante de La Libertad Avanza, José Luis Espert, quien posteó: “El 11% de inflación de marzo indica que nos acercamos al dígito mensual”.

“Extraordinaria tarea técnica de Luis Caputo, Pablo Quirno y Santiago Bausili y enorme claridad y coraje político del presidente Milei Vamos por buen camino. ¡Argentina tiene futuro y ese futuro es liberal!”, señaló.

En contraposición, la diputada nacional Romina Del Plá (FIT – Buenos Aires) aseveró: “Milei nos vende que está bajando la inflación, pero pospuso los aumentos de tarifas para abril. Todavía no se ve en los datos, pero ya lo sentimos en los bolsillos que no aguantan más la política de este gobierno”.

“Alta inflación en marzo a pesar de la brutal recesión que golpea a trabajadores, pequeños comerciantes y todo el pueblo que sufre la motosierra y la licuadora en sus ingresos. Milei en estos meses liberó todos los precios menos el del salario que está planchado”, apuntó su par de bancada Nicolás del Caño.

En un término medio, la vicepresidenta del bloque radical Karina Banfi se refirió al índice: “La inflación sigue siendo el principal problema de los argentinos. Cada punto implica más personas que no puede cubrir sus necesidades básicas. Un 11% en marzo y una acumulada de 287,9% anual es alarmante. Todos los esfuerzos deben estar puestos en este tema”.

“La inflación acumula 90,2% desde que asumió Milei, más del doble que el salario mínimo. Así, la canasta básica total de una familia tipo asciende a $773 mil, contra los $405 mil que suman 2 salarios mínimos. Están empujando a millones de argentinos a la pobreza y la indigencia”, apuntó la cordobesa Gabriela Estévez (UP).

Legisladores oficialistas celebraron “la baja” en la inflación

El anuncio del INdEC informó un 13,2% de Índices de Precios al Consumidor para febrero 2024. Desde la oposición cuestionaron el número y advirtieron que habrá un “disparada” el próximo mes.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) informó este martes que la inflación de febrero 2024 fue del 13,2%, con una suma interanual del 276,2%. El primer bimestre de este año acumuló un 36,6%.

Por el lado del oficialismo, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, publicó los últimos 3 índices y celebró con la frase “un paso más”.

El senador nacional Francisco Paoltroni (LLA – Formosa) afirmó que la inflación “sigue bajando”, y agregó que “el plan económico del presidente Javier Milei y el esfuerzo de todos los argentinos están dando resultados. Vamos por el camino correcto. No hay magia”.

También, la diputada nacional Lilia Lemoine (LLA – Buenos Aires) responsabilizó a Sergio Massa -exministro de Economía- por lo últimos índices de precios y sostuvo que “financió la fiesta política con emisión… y encima perdió”.

Así las cosas, el nuevo integrante de La Libertad Avanza, el diputado nacional José Luis Espert celebró “la baja” y agregó que “90 días de Milei presidente y ya tenemos déficit 0 desde 5% del PBI, la cantidad de dinero nominalmente congelada y cayendo 40% en términos reales y la inflación bajando, en tan solo dos meses, a casi la mitad de 25.5% en diciembre a 13.2% en febrero. Ese es el camino”.

Por su parte, el legislador porteño Ramiro Marra añadió: “Estamos convencidos que Argentina continúa en el rumbo correcto para terminar de una vez por todas con el problema que destruye nuestro nivel adquisitivo de forma sostenida hace 20 años”.

Desde el espacio aliado, el diputado nacional Diego Santilli (Pro – Buenos Aires) tituló que se “se desactiva la bomba kirchnerista”, y amplió que “se fueron dejando 25,5% de inflación en diciembre y al borde de una hiper. Este gobierno otra vez logra una inflación a la baja: 13,2% en febrero. El enorme esfuerzo de los argentinos va a dar sus frutos. Falta, pero este es el camino”.

Del mismo modo, la diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro – CABA) expresó: “La inflación de febrero fue de 13.2%, un número alto, pero a la baja”. En esa línea, cargó contra el gobierno anterior: “Estamos pagando la fiesta de Massa, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y en ese contexto, toda desaceleración de la inflación es buena noticia”.

Qué dijo la oposición

Al respecto, la vicejefa del bloque radical en Diputados, Karina Banfi, señaló que “la baja respecto a enero es una buena noticia. En marzo, por la suba de tarifas, el IPC se disparará de nuevo”. “Es imprescindible estabilizar los precios y acompañarlos con mejoras en salarios porque la gente la está pasando mal”, exigió.

También del radicalismo, el diputado nacional Manuel Aguirre consideró: “Es importante prestar atención a otras variables de nuestra economía, coordinar expectativas, presentar al Congreso el Presupuesto 2024, una fórmula jubilatoria, lograr un consenso fiscal y sobre todo tener un plan productivo”.

El diputado nacional y economista Martín Tetaz publicó: “La inflación de febrero fue menor que la esperada por el mercado (REM), que estimaba 15,8%, aun así los precios corren a una velocidad anualizada del 342% y el gobierno bajando las tasas y manteniéndolas en terreno negativo, confirma que está cómodo con la baja gradual”.

Del mismo espacio, pero lejos de celebrar, el diputado nacional Facundo Manes publicó en X que “los salarios cayendo en picada mientras el presidente dice que es un NUMERAZO. 276,2% de inflación anual no se celebra, se padece”.

Lejos de festejar el informe, el diputado nacional Nicolás del Caño (FIT-U – Buenos Aires) manifestó: “Algunos festejan el 13,2% de inflación de febrero, un número muy alto. Sin embargo, los tarifazos, fuertes aumentos de precios en lo que va de marzo y la presión devaluatoria, anuncian una alta inflación en los próximos meses. Sigue la brutal licuación de salarios y jubilaciones”.

A su vez, la diputada nacional Romina Del Plá aseveró: “El relato del ‘numerazo’ de Milei choca contra la realidad de salarios y jubilaciones por el piso y una caída abrupta en el consumo popular. Festeja la casta mientras millones siguen en la pobreza”.

 

Legisladores porteños se cruzaron en las redes por la inflación del 2023

Mientras desde el oficialismo aseguraron que “la inflación es la marca registrada del modelo k”, desde la oposición responsabilizaron a Javier Milei por el aumento inflacionario de diciembre.

Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) diera a conocer que la inflación del 2023 fue del 211,4%, los legisladores de las diferentes bancadas se cruzaron en las redes sociales: es que mientras desde el oficialismo aseguraron que “la inflación es la marca registrada del modelo k”, desde la oposición responsabilizaron a Javier Milei por el aumento inflacionario de diciembre.

En ese sentido, la vicepresidenta tercera de la Legislatura de la Ciudad y diputada del bloque Confianza Pública (CP), Graciela Ocaña, manifestó: “en la carrera contra la inflación todos perdemos, pero los que más pierden son los jubilados. No pueden esperar, es urgente presidente, la movilidad jubilatoria se debe actualizar de acuerdo a la inflación. Basta de los planeros… ¿qué pasa con los que con el trabajo de toda su vida construyeron nuestro país? No les dé la espalda, piense siempre en sus padres”.

Mientras que la legisladora de Vamos por Más (VxM) Silvia Imas aseguró que con el “211, 4% es la inflación interanual más alta en los últimos 30 años. Sin duda el Gobierno ha recibido la peor herencia, pero apoyaremos las medidas que el presidente y su equipo tomen para cambiar el rumbo económico del país”. Además, Facundo Del Gaiso (VxM) remarcó que la “inflación 25,5 % diciembre. Faltan actualizar transporte, tarifas, seguir actualizando nafta, prepagas, colegios. La herencia fue terrible. Pero hay q hablar de jubilaciones y salarios si no vamos a la destrucción de la clase media con niveles de pobreza e indigencia nunca vistos”.

Asimismo, Hernán Reyes (VxM) opinó que “la inflación es la marca registrada del modelo k. Tenemos que terminar de una vez por todas con este flagelo, teniendo en cuenta que es fundamental cuidar especialmente a los chicos y a los jubilados”.

Por otro lado, el jefe del bloque La Libertad Avanza (LLA) y mano derecha de Milei en la Ciudad, Ramiro Marra, afirmó que “con el desastre que nos dejó el gobierno kirchnerista, que esta publicación le sirva a todo el pueblo argentino para entender el problema que tenemos y que este gobierno no va a bajar los brazos hasta terminar para siempre con el flagelo de la inflación” e indicó que “no hay duda de que Milei evitó la hiper. ¡Vamos por más!”.

En tanto la legisladora del Frente Liberal Republicano (FLR) Marina Kienast señaló que “la inflación del 25,5% es una carga pesada para todos. Hay que recordar que el presidente Milei está lidiando con las consecuencias de decisiones pasadas, sobre las que muchos hicieron silencio. Aplaudo su determinación para poner fin a esta crisis económica”.

A la vez que Pablo Donati (FLR) destacó que “el INDEC informó que escaló a 25,5% la inflación en el mes de diciembre de 2023, subiendo a 211,4% la inflación anual y dejando a la Argentina como el país con mayor inflación en el mundo” y remarcó que “esta catástrofe es clara consecuencia del despilfarro de recursos de la gestión anterior a fines de lograr un resultado electoral que favoreciera sus intereses. Dejaron un país en ruinas y a la miseria con un ‘impuesto’ (el inflacionario) que afecta a los que menos tienen”.

“Por más que quieran responsabilizar a las reformas del gobierno actual, los argentinos sabemos quiénes son los verdaderos responsables. El plan de estabilización y recuperación económica ya está en marcha para que pronto volvamos a ser un país como los argentinos se merecen: un país estable y con reglas claras”, añadió.

En contraposición, el legislador de Unión por la Patria (UP) Matías Barroetaveña remarcó que “por culpa de sus decisiones de gobierno duplican la inflación en un mes y alcanzan la tasa más alta en 30 años, pero dicen que es un éxito. Desde el ‘estamos ganando’ de Galtieri que no nos mentían así”.

Finalmente, la diputada del MST Cele Fierro concluyó aseverando: “la libertad de morir de hambre… No hay bolsillo que aguante estos aumentos, se vienen más y también tarifazos (!!) Y el DNU y la Ley Ómnibus solo le da tranquilidad y el aval a los especuladores y empresarios para seguir profundizando el ajuste. El 24 tenemos que ser miles en las calles en todo el país y darle continuidad con un plan de lucha que no termine hasta derrotar toda la política hambreadora de Milei”.

Cómo repercutió en el Congreso el índice inflacionario

El INDEC midió para el último mes del año pasado un 25,5%, lo que marca un índice superior al 200% a lo largo de todo 2023.

Se conoció este jueves el índice de precios al consumidor, que registró en diciembre del año pasado una suba de 25,5%, lo que establece nada menos que un 211,4% a lo largo de 2023, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Previsiblemente, los legisladores reaccionaron en las redes, como el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert, que señaló: “La inflación de diciembre está totalmente impactada por el ‘plan platita’. La culpa de este numerazo es responsabilidad del gobierno de Alberto Fernández y la gestión de Sergio Massa”.

En el mismo sentido, el diputado del Pro Diego Santilli tuiteó: “Argentina quedó segunda en el podio de inflación mundial. Eso es lo que nos dejó el gobierno anterior. La maquinita, los parches, el ‘plan platita’ y las medidas electoralistas no fueron gratis, lo estamos sufriendo”.

Por su parte, el radical Fabio Quetglas dijo que “la altísima inflación, generada en gran parte por la gestión de Massa, no es el resultado de los ritmos del debate de la #LeyOmnibus. Tenemos que profundizar la discusión que los temas relevantes requieren”.

“La inflación que dejó el kirchnerismo llegó al 211,4% en 2023.

En los primeros 20 días del actual gobierno los precios se dispararon. Combatir este flagelo es la verdadera necesidad y urgencia”, señaló por su parte la diputada radical Karina Banfi.

Desde el Pro, María Eugenia Vidal expresó que “este nivel de inflación es, en gran medida, el resultado de años de kirchnerismo. Es el resultado del Plan Platita y de una candidatura personal que emitió sin medir las consecuencias, que pisó los precios con regulaciones que todos sabíamos que no servían. Es el resultado de un modelo que les mintió a los argentinos con tal de mantener su poder”.

“Sé que el dato de la inflación de diciembre es doloroso. Cada vez es más difícil llegar a fin de mes, los precios aumentan todos los días y los salarios rinden cada vez menos”, agregó la exgobernadora, que concluyó expresando su confianza en que “en los próximos meses el gobierno seguirá tomando las medidas que hagan falta para ordenar la macroeconomía, terminar con el déficit fiscal y lograr así la estabilización que necesita Argentina para volver a ser un país normal”.

El economista Martín Tetaz expresó por su parte: “La inflación de diciembre fue escalofriante. No tanto por la variación general del IPC, ni por el 211% acumulado en el año, sino porque los servicios subieron 14,1% y muchos precios desregulados de no transables (como Restaurantes y hoteles) subieron más de 20% vs 7,2% hace un año”.

A su vez, la senadora radical Carolina Losada tuiteó: “Hoy vamos a la góndola y los precios son un disparate. Cada punto de esta inflación que nos ahoga es responsabilidad del plan platita del kirchnerismo que le dio rienda suelta al gasto y la emisión y nos dejaron con la inflación más alta en 30 años”.

Desde la Legislatura porteña, el diputado libertario Ramiro Marra dijo que “con el desastre que nos dejó el gobierno kirchnerista, que esta publicación le sirva a todo el pueblo argentino para entender el problema que tenemos y que este gobierno no va a bajar los brazos hasta terminar para siempre con el flagelo de la inflación”.

También desde ese ámbito, el legislador porteño de la Coalición Cívica Hernán Reyes dijo que “la inflación es la marca registrada del modelo k. Tenemos que terminar de una vez por todas con este flagelo, teniendo en cuenta que es fundamental cuidar especialmente a los chicos y a los jubilados”.

La reacción desde el massismo

Como tantos cargaron contra la gestión del anterior ministro de Economía, Sergio Massa, adjudicándole la responsabilidad por la inflación, desde el Frente Renovador salieron a establecer lo contrario. La expresidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, dijo que “la libertad es en realidad la ley de la selva: devaluacion del 120%, aumento de impuestos, desregulacion de las relaciones económicas y sociales, multiplicación de la inflación”.

“El primer gobierno de Milei, el segundo Macri y el tercero de Sturzenegger pulveriza a la los sectores populares, a los laburantes y a la clase media. Los más fuertes abusan de los más débiles”, concluyó Moreau.

A su vez, Mónica Litza ironizó diciendo que “venían a pulverizar la inflación, pero la multiplicaron con una devaluación del 120% y suba de impuesto país a 17.5”.

“La inflación de Milei pega de lleno en la clase media, trabajadores y trabajadoras y jubilados. Enero viene todavía peor. Libertad o ley de la selva donde solo ganan los más fuertes?”, concluyó la diputada massista.

El diputado del Partido Piquetero Juan Marino dijo por su parte que “la inflación en alimentos de diciembre fue del 29,7%”, y se preguntó: “¿Qué van a hacer con el Servicio Alimentario Escolar? ¿Cuándo van a volver a aumentar la prestación AlimentAR? ¿Van a restablecer la asistencia a los comedores populares? Basta de crueldad y sadismo contra nuestro pueblo”.

D’Alessandro defendió la quita del impuesto a las Ganancias: “Los trabajadores no tienen por qué pagar ganancias”

El diputado puntano sostuvo que “la inflación bajará en tres meses”, y apuntó: “Ahora estamos pagando los costos de las medidas de Massa”.

El diputado nacional Carlos D’Alessandro (LLA – San Luis) analizó el panorama económico y sostuvo que “la inflación bajará en tres meses”, y apuntó: “Ahora estamos pagando los costos de las medidas de Sergio Massa”, y sumó: “Las fiestas kirchneristas y macristas de los últimos años hay que pagarlas, lamentablemente es el pueblo el que paga”. Por otro lado, respaldó la quita del impuesto a las Ganancias porque “los trabajadores no tienen por qué pagar ganancias”.

En declaraciones por la AM 990, el puntano contó: “Las negociaciones van bien, sabemos que son situaciones complicadas las que estamos viviendo en la política argentina que ha sufrido un cimbronazo muy grande a partir del triunfo de Javier Milei y un cambio de estructura incluso en la conformación del Congreso. Tenemos negociaciones por el lado del Ejecutivo que está encarando Guillermo Francos como ministro del Interior. Por el lado del legislativo, Martín Menem y Oscar Zago como referentes de nuestro bloque espían haciendo lo pertinente”.

“No son temas sencillos los que estamos tratando, porque son temas de fondo en el cual estamos planteando desde LLA una reestructuración de toda la política y la conducción social del país, y esto tiene que ser una medida de shock inminente sin gradualismo para que se empiece a corregir el rumbo que nosotros necesitamos a partir de los próximos días”, manifestó.

Así, apuntó: “En 25 días de gobierno la culpa de lo que está pagando el pueblo no la tiene Javier Milei, la culpa de lo que está pagando el pueblo es el Plan Platita, la emisión monetaria, la deuda macrista, son los últimos 20 años de la política”, y planteó: “Lo que tenemos que entender es que Argentina está sumida en una pobreza estructural del 45% de los argentinos bajo la línea de pobreza el mes pasado, este mes con los problemas económicos estamos por arriba de esa línea”.

“Todo esto tenemos que entender que no es en estos 25 días de gobierno, nosotros estamos intentando arreglar son los 40 años de descalabro macroeconómico, de déficit fiscal y de endeudamiento que ha tenido el país”, reiteró y ejemplificó: “Es como agarrar un paciente crítico y terminal donde el argentino promedio está cobrando 350 dólares por mes, los jubilados cobran 120 dólares por mes, donde las importaciones están cerradas por falta de dólares y no se pueden traer los insumos para que las industrias produzcan, un país donde las tarifas están retrasadas, los combustibles retrasados, un país inviable en la macro y nos golpeaba a los bolsillos de los argentinos, en los últimos 4 años el poder adquisitivo hemos perdido de forma atroz, tuvimos la inflación más alta en los últimos 20 años”.

D’Alessandro recordó: “Nosotros advertimos que este año iba a ser durísimo, la Argentina que los primeros 6 meses iban a ser terribles por que son de estabilización, las fiestas kirchneristas y macristas de los últimos años hay que pagarlas, lamentablemente es el pueblo el que paga”.

Le estamos metiendo fuerza para terminar con el sistema corporativo argentino. No son todas las leyes en contra de los trabajadores, son las leyes que involucran a los sindicatos y al problema que tenemos para generar empleo”, se refirió tras la cautelar de la Cámara de Apelaciones del Trabajo contra el capítulo cuarto del mega DNU.

El puntano expresó: “No podemos seguir así como estábamos, por ejemplo, con el combustible tenemos un retraso de tarifas impulsada desde el Estado nacional impulsado desde los 4 años que se va a ir acomodando con el mercado. Lo primero que se acomoda son los precios, las tarifas, el mercado y luego se empieza a acomodar y reestructurar el salario de los argentinos”.

“La inflación bajará en tres meses, es un proceso que viene con una velocidad poco habitual por lo que vivimos en la campaña política ahora estamos pagando los costos de las medidas de Sergio Massa”, criticó y cerró: “Los gobernadores viven el embrollo que los metió cuando sacó la cuarta categoría, algo que celebro porque los trabajadores que no tienen por qué pagar ganancias porque no fue creado para los que trabajan, pero ahora sufren una crisis económica grande”.

Marra advirtió que la inflación del 2023 fue la más alta desde 1990

El jefe del bloque de La Libertad Avanza se refirió a la crisis económica que atraviesa el país y responsabilizó al kirchnerismo por lo ocurrido. “Nos dejó la peor herencia inflacionaria en 33 años”, sostuvo el libertario.

El legislador de La Libertad Avanza (LLA) y mano derecha del presidente Javier Milei, Ramiro Marra, cuestionó con dureza la fuerte escalada inflacionaria que se vivió durante el 2023 y responsabilizó al kirchnerismo por lo ocurrido.

En ese sentido, el libertario aseguró que “la inflación de 2023 fue la más alta desde 1990 cerrando con un índice del 220%. Esto se da a partir del 29% logrado en diciembre (según consultoras privadas)” y precisó que “el kirchnerismo nos dejó la peor herencia inflacionaria en 33 años, ahora le toca a Javier Milei resolver este problema”.

“Estamos en frente de la inflación más alta en los últimos 33 años y con un ritmo de crecimiento altísimo. No solo no la ven, sino que tienen la caradurez de decirnos cómo solucionar los problemas que ellos mismos generaron. Háganse el favor y llámense al silencio”, destacó.

Por otro lado, el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, se sumó a la lista de mandatarios provinciales que se manifestó contra el DNU y la Ley Ómnibus, dado a que advirtió que no podrán extraer litio. Ante esta situación Marra salió al cruce: “la visión del kirchnerismo es completamente equivocada, nuevamente. En 2023, Argentina exportó litio por un valor cercano a u$s 1.100 millones, y el complejo litio se ubicó como el 18vo complejo exportador a nivel nacional, con una capacidad instalada de 55.000 toneladas”.

“Para 2030 se espera lograr una explotación anual de 210 mil toneladas, pero solo hay 2 proyectos trabajando. Es decir, si realmente queremos triplicar nuestra producción, tenemos que abrir paso a la inversión privada que apueste por nuestro país y genere más trabajo, más producción y más ingresos de dólares al país”, agregó y concluyó señalando que “estamos en un nuevo período del país, un período donde se apostará por el trabajo, por la iniciativa privada, por el desarrollo regional. Será el propio crecimiento económico y de la sociedad que busca vivir mejor quienes se encargarán de correr a gobernadores como Quintela”.

El Gobierno del Frente de Todos se fue con una inflación de más del 12% y salieron a pegarles

Desde la oposición hablaron del “descalabro económico” y tildaron la herencia como “bomba atómica”.

El último mes de gestión de Alberto Fernández y el ministro de Economía Sergio Massa tuvo una inflación de dos dígitos: 12,8%, con lo que acumula 160,9% en los últimos doce meses.

La reacción de los diputados no se hizo esperar. El presidente del bloque radical de la Cámara baja, Rodrigo de Loredo disparó: “Alberto, que aunque nos hayamos olvidado era presidente hasta hace 3 días, deja su gestión de 4 años con una inflación de más del 800%, y del 160% anual. No hay país que pueda resistir este descalabro económico. Los argentinos vamos a tener que seguir pagando por un buen tiempo el despilfarro de Massa durante la campaña. Finalmente quemó la pradera y hoy lo mira desde Tigre”.

A su vez, el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo tuiteó: “12,8% la inflación de noviembre, 160,9% anual y 894% acumulada en 4 años de gobierno kirchnerista. Un gobierno que arruinó a todos los argentinos”.

El economista José Luis Espert dijo que “12.8% la inflación de noviembre, 324% anualizada. Más que herencia es una bomba atómica. Que hdp que son”.

Desde el Senado, el flamante presidente del bloque radical, Eduardo Vischi expresó: “La herencia del kirchnerismo es tan nefasta como estos números de inflación: 12,8% el último mes y 894% en 4 años de gobierno. La nueva gestión deberá asumir la responsabilidad de gobernar, pero no tenemos que olvidar como se llegó a esta situación”.

Por su parte, Martín Tetaz lanzó: “Se van con 160% de inflación y depósitos a plazo fijo cayendo 6% nominal en el último mes (9% desde el balotaje). El desafío del gobierno es mayúsculo; si logra quebrar expectativas y construir confianza en el nuevo modelo, frenará la salida de depósitos  y evitará la hiper”.

https://x.com/martintetaz/status/1735042513969274985?s=20

Por su parte, Maximiliano Ferraro dijo que “la realidad mató al relato, los números con que recordaremos al kirchnerismo no serán 6 7 8, serán 8 9 4. El kirchnerismo nos deja un 894% de inflación acumulada en sus 4 años de gobierno. Así dejan el país y a todos los argentinos, mientras se van haciéndonos ‘Fuck You’. Ojalá el tiempo que vamos a sufrir estos números, no nos haga olvidar quienes lo generaron”.

“12,8% la inflación de noviembre. 894% de inflación acumulada en 4 años de gobierno kirchnerista. Esta es la verdadera bomba atómica que nos dejaron como herencia, destruyendo el bolsillo de los argentinos. #Massazo”, tuiteó Diego Santilli.

Julio Cobos alertó sobre los créditos: “Las medidas económicas anunciadas, en el corto plazo, acrecentarán la diferencia entre la evolución de la inflación y del salario, afectando tanto a los inquilinos como a los tenedores de #CréditosUVA”.

Por su parte, Silvana Giudici dijo que “la herencia que dejó el peor gobierno de la historia se seguirá expresando en los índices de los próximos meses. 12,8% de inflación para el mes de noviembre, 160,9%”.

“Los cambios van a ser fuertes y el plan de estabilización duro pero la irresponsabilidad del candidato y Ministro Massa nos llevó a un abismo casi terminal, tenemos que salir de esta inercia y crecer con esfuerzo y trabajo”, cerró la diputada del Pro.

Strada afirmó que el impacto de las medidas económicas será “la licuación salarial”

La diputada de UP observó que “es difícil hacer una estimación con un paquete tan desregulador” sobre cuál será la cifra de inflación mensual, pero opinó que “20% se queda corto”.

La diputada nacional Julia Strada (UP) afirmó este miércoles que el impacto de las medidas económicas será “la licuación de ingresos”. “La licuación salarial se produce igual, incluso negociando (paritarias); ni hablar si no negocias y sos monotributista”, señaló. 

Para la opositora, “es difícil que convaliden un 25% o 30% (de aumento), porque además este es el gobierno de (Javier) Milei, no es el gobierno de Alberto Fernández en el que, con todas las deficiencias, tenías un Ministerio de Trabajo que acompañaba a los sindicatos. Ahora hay una Secretaría de Trabajo que hay que ver qué hace”. 

Sobre la cifra de inflación de diciembre, la economista sostuvo que “es difícil hacer una estimación con un paquete tan desregulador”, pero la estimación del 20% “se queda corto”.

Por otra parte, dijo que “la convergencia al precio internacional requiere un aumento del 100% de la nafta. No digo que mañana va a aumentar 100%, pero la convergencia es aumentar el doble”. 

La legisladora apuntó que hay un “enorme signo de interrogación sobre la consistencia y sostenibilidad de este programa” porque “lo que plantea la ortodoxia es que tienen que hacer un plan de estabilización que, a modo de shock, de una vez modifique precios relativos, consolide una nueva distribución del ingreso y de ahí para adelante vas a una reducción inflacionaria. Varios problemas tiene este esquema que, claramente va a consolidar un nuevo esquema distributivo, pero no logra hacer consistente el tipo de cambio, nadie le cree al Banco Central”.

“Para llegar al -5,2% de reducción del gasto fiscal requiere una serie de consensos políticos que no están claros tampoco”, agregó y comparó: “Esto es más fuerte que lo de (Mauricio) Macri. Macri devaluó a 60%, esto es 120%; Macri tuvo una espera mayor a la suba de las naftas, y además había mayor colchón social”.  

En declaraciones a radio El Destape, Strada expresó que le “cuesta” pensar que “ceda la inflación de una manera tan veloz” con este plan. “Si logran dólares, y si fundamentalmente logran un gran acuerdo con los formadores de precios, tienen una chance. Ahora, eso requiere acuerdo político. Si no se ordena el mundo empresarial en relación a un programa en el que crea, la inflación va a seguir”, completó.  

Legisladores porteños apuntaron contra Massa por la disparada de la inflación en octubre

Desde Vamos Juntos, La Libertad Avanza y el Partido Obrero cuestionaron al ministro de Economía por los incrementos en los precios y advirtieron que las cifras “que generan angustia, miedo e incertidumbre”.

supermercado gondola

Los diputados de Vamos Juntos (VJ), La Libertad Avanza (LLA) y el Partido Obrero (PO) cuestionaron con dureza al ministro de Economía y candidato a presidente de la Nación por Unión por la Patria (UP), Sergio Massa, por el aumento del 8,3% de la inflación en octubre.

En ese sentido, el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, manifestó que “la inflación mensual de octubre fue de 8,3%. Otra vez un número que genera angustia, miedo e incertidumbre. Esta es la realidad lamentable y triste que estamos viviendo: millones de argentinos perdiendo mes a mes poder adquisitivo sin freno alguno. Otra vez un nuevo fracaso del kirchnerismo”.

Por su parte, el jefe del bloque Vamos Juntos (VJ) y hombre de confianza de Graciela OcañaDiego García Vilas, planteó en las redes sociales: “al ministro de Economía, Sergio Massa, le recomiendo que busque en Google: ‘inflación’. Demasiada chicana y muy pocas propuestas. Los argentinos necesitamos soluciones reales. Basta de show”.

Asimismo, la oficialista Gimena Villafruela (VJ) sostuvo que “los precios no paran de subir y llegar a fin de mes, a esta altura, ya es imposible: 8,3% la inflación de octubre y 142,7% en los últimos 12 meses. Esto es el kirchnerismo. Esto es Massa”.  Mientras que Daniel Del Sol (VJ) remarcó: “lo que Massa no quiere que busquemos en Google: 8,3% de inflación en octubre y 142,7% en el último año. Responsable de una gestión desastrosa que profundiza la decadencia argentina”.

Por su parte, Darío Nieto (VJ) hizo uso de una de las frases más repetidas por Massa a lo largo del último debate presidencial. “Por si o por no: ¿El ministro responsable de la inflación acumulada de 142,7% es candidato a presidente del kirchnerismo?”.

Además, el jefe del bloque LLA y mano derecha de Javier Milei, Ramiro Marra, consideró que “esta es la única verdad, 2023 va a terminar con una inflación mayor al 140% y el único culpable de eso es Sergio Massa” y resaltó que “mientras los kichneristas se la pasan inventando mentiras, el país está siendo destruido. Este domingo, podemos terminar con eso. Kirchnerismo o libertad”.

Finalmente, Gabriel Solano (PO) argumentó que “la inflación del 142.7% anual dada a conocer por el INDEC pone en evidencia la bancarrota del país que ocultaron en el debate presidencial Massa y Milei”.

Para la izquierda, la inflación de octubre “evidencia el país que ocultaron Massa y Milei”

El legislador del PO Gabriel Solano se refirió al aumento de la inflación e indicó que “quienes más sufren esta confiscación son los trabajadores precarizados, cuyos salarios están quedando 40 puntos por debajo” de la misma.

Después de que se conociera que la inflación de octubre fue del 8,3%, el diputado del Partido Obrero (PO) Gabriel Solano cuestionó con dureza al Gobierno Nacional por esta situación y apuntó contra los candidatos a presidente por Unión por la Patria (UP), Sergio Massa, y el de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, por no haber expuesto esta crisis económica en el debate.

En ese sentido, el trotskista afirmó que “la inflación del 8,3% que anualizada alcanza el 142,7%, pone de evidencia el país que ayer ocultaron en el debate Massa y Milei” e insistió en que “la inflación opera como una confiscación de los trabajadores y sectores populares, en beneficio de los sectores capitalistas que ven incrementar sus beneficios. Quienes más sufren esta confiscación son los trabajadores precarizados, cuyos salarios están quedando 40 puntos por debajo de la inflación, y los jubilados, dado que incremento del 20.87% para el tercer trimestre contrasta con la inflación del período que se ubicó en un 34.65%”.

Sobre esa misma línea, el legislador aseveró que “aunque la inflación es la más alta de los últimos 32 años, lo cierto es que las previsiones para el año entrante son aún más temerarias, ya que se estima que rondará entre el 250 y el 300%” e indicó que “esto se debe a que tanto Massa como Milei preparan para después de las elecciones nuevas devaluaciones, tarifazos y naftazos, que agravarán la situación actual. Para los trabajadores esto representará menos salarios y jubilaciones y más pobreza e indigencia”.

“La decisión del Partido Obrero de no apoyar ni votar a Milei ni a Massa está fundada en esta caracterización de fondo. No le vamos a dar el voto a quienes descargarán la crisis sobre las espaldas de los trabajadores”, sentenció.

La inflación de octubre fue del 8,3% y la oposición fustigó a Massa

En la antesala al balotaje que definirá al nuevo jefe de Estado del próximo período, el INDeC arrojó una inflación interanual del 142,7%. Todos los espacios opositores se pronunciaron al respecto.

A menos de seis días del balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei, el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDeC) anunció que la inflación de octubre 2023 fue del 8,3% acumulando un 142,7 en los últimos 12 meses.

A comparación de los últimos dos meses (agosto y septiembre) donde el índice inflacionario superó el 12%, en esta ocasión hubo una baja de 4 puntos. Sin embargo, desde la oposición salieron al cruce del ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa.

El primero en pronunciarse fue el jefe de bloque de la Unión Cívica Radical de la Cámara de Diputados, Mario Negri, quien manifestó que “Massa es el autor de la inflación del 142,7% anual que dio a conocer hoy el Indec”. “Sus políticas son un rotundo fracaso. No hay sequía, ni programa con el FMI ni excusa válida para justificar una gestión tan mala. Dato mata relato”, aseveró.

Del mismo espacio, pero de la Cámara alta, el senador nacional Pablo Blanco (Tierra del Fuego) bromeó con la frase que el candidato del oficialismo utilizó durante el debate del domingo (por si o por no) y publicó una imagen del ministro en llamas. “¿Vas a bajar la inflación?”, ironizó el fueguino.

La vicepresidenta del bloque radical de la Cámara baja, Karina Banfi, se refirió al tema: “Triste momento el de Argentina. El ministro-candidato del oficialismo nos deja una inflación del 8,3% en octubre y de 142,7% en un año. La Argentina debe decidir el domingo entre dos populismos que presagian más pobreza”.

A su vez, la senadora cordobesa Alejandra Vigo lanzó: “Realidad mata relato: 143% de inflación anual en el país. La inflación de un mes en Argentina es similar a la de todo un año en los países vecinos”.

“La inflación en Argentina es del 143%. El ministro-candidato kirchnerista @SergioMassa, mientras hace campaña, debería dar algún indicio de solución a este grave problema, que es el verdadero calvario cotidiano que vivimos los argentinos”, dijo por su parte el jefe del bloque Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez

Asimismo, la diputada nacional Soledad Carrizo (UCR – Córdoba) también responsabilizó a Sergio Massa: “Con los datos de 8,3% de inflación en octubre y del 142,7% de inflación interanual, por si o por no ¿en algún momento de su gestión va a hacer algo para resolver el problema de la inflación?”.

El jefe de bancada de la Coalición Cívica – ARI, Juan Manuel López, fue otro de los que ironizó con la frase de Massa: “Por si o por no ¿Sergio Massa es usted el ministro del 142,7% de inflación interanual?”. Sin embargo, agregó que “Milei le tiene temor reverencial a Massa, le debe demasiado. Muy triste todo”.

También de Juntos por el Cambio, el diputado nacional Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos – CABA) añadió: “142,7% de inflación acumulada son miles de familias dejando productos en la caja del supermercado porque el sueldo no alcanza. El responsable se llama Sergio Tomas Massa, y es candidato a presidente del kirchnerismo. Acordate el domingo”.

Desde el Pro, la diputada nacional Dina Rezinovsky también ironizó con la frase de Massa y publicó: “Por SI o por NO ¿alguien cree este dibujo del 8,3 a tan solo 6 días antes de las presidenciales donde el ministro de Economía es uno de los candidatos?”.

Del mismo modo, la diputada nacional Laura Rodríguez Machado (Pro) sumó que “Massa es el responsable de estos números que golpean el bolsillo de los argentinos. Inflación de octubre 8,3%, interanual del 142,7%. El domingo necesitamos votar un cambio. Basta de kirchnerismo”.

A su vez, el diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad) se burló del anuncio y agregó que “la magia del postdebate nos bajó 4.4 puntos la inflación”. “Es el principal problema de los argentinos y no hay mejor termómetro que nuestro bolsillo. Sabemos bien que el 8.3% de inflación en octubre no es lo que vemos reflejado cada vez que vamos a comprar. ¿Hasta cuándo viviremos con incertidumbre e inestabilidad? Massa es una máquina infame de generar pobreza”, cuestionó entre ironías.

La excandidata a presidente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, quien apoya a Milei también opinó del tema y expresó: “Se terminó el relato, Massa”, y amplió: “Cada vez más claro cómo sufrimos las consecuencias de su mala praxis y de la corrupción kirchnerista que se robó la República”.

“Topo” Rodríguez calificó al vice de Economía de “provocador e irresponsable”

El diputado bonaerense apuntó contra Gabriel Rubinstein quien celebró que “la inflación está disminuyendo” tras conocerse los datos de INDEC de septiembre del 12,7%.

Luego de que el INDEC informara que los precios aumentaron un 12,7% en septiembre y acumulan un 103,2% anual, el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, salió a celebrar que la inflación está disminuyendo y le salió al cruce el diputado nacional y titular del interbloque Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez.

Rubinstein, secretario de Política Económica, consideró para su evaluación el ritmo de precios de las últimas cuatro semanas, de acuerdo a la última actualización del relevamiento semanal que implementó Economía tras la disparada. El nuevo índice fue publicado este jueves, coincidentemente con el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC.

“Se consolida baja del ritmo mensual de inflación, desde valores del orden del 15% en agosto al 7,5%, considerando las últimas 4 semanas”, escribió en su red social.

De la vereda de enfrente, el bonaerense le salió al cruce: “Lo de Rubinstein no es un tuit, es una mojada de oreja a toda la sociedad argentina, especialmente a los más humildes y a toda la clase media trabajadora”, y lo calificó de “provocador e irresponsable”.

La inflación trepó al 138,3% interanual y la oposición estalló contra Massa: “Es el candidato del Frente de la Inflación”

Según los datos que dio a conocer el INDEC el índice de precios al consumidor aumentaron un 12,7% en el mes de septiembre respecto de agosto y acumulan un alza del 103,2% en nueve meses.

Con un dólar que escaló esta semana a 1000 pesos, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dio a conocer los datos de la inflación del mes de septiembre: 12,7% respecto de agosto y acumulan un alza del 103,2% en nueve meses y un 138,3% interanual, lo que hizo estallar a la oposición quienes apuntaron contra el candidato presidencial y ministro de Economía, Sergio Massa.

A tan solo diez días de las elecciones generales, la candidata de JxC Patricia Bullrich apuntó: “El ministro de Economía Sergio Massa nos deja tierra arrasada con su incompetencia. La inflación mensual sigue subiendo. En septiembre fue de 12,7 % y ya acumula 138,3 % en un año”, y dejó un mensaje electoralista: “Nosotros tenemos un equipo sólido, un plan desarrollado por decenas de economistas y mayorías en el Congreso para ordenar la economía. Vamos por un país ordenado”.

Hizo lo propio la candidata del Frente de Izquierda y diputada nacional, Myriam Bregman: “Inflación feroz contra los bolsillos de las familias, no hay discurso del ministro Massa que pueda tapar esto. Milei y Melconian echan más leña al fuego porque juegan para el poder económico más concentrado”.

Y planteó que “hay otra salida que es la actualización mensual para que salarios y jubilaciones no pierdan con la inflación; hay que desconocer el acuerdo inflacionario con el FMI, es deuda odiosa; nacionalizar comercio exterior para evitar la fuga; control efectivo de precios por trabajadores”.

Su par de fórmula y de bancada, Nicolás del Caño, escribió: “La inflación de 12,7 en septiembre confirma el golpe brutal a los salarios y jubilaciones. El Massa candidato te promete defender el ingreso de los trabajadores, mientras el Massa ministro te empobrece cada día más”.

El jefe del bloque radical en Diputados, Mario Negri, expresó: “Massa es el candidato del Frente de la Inflación. Por su ambición desmedida de poder tomó decisiones irresponsables que clavaron la inflación de septiembre en 12,7% y la anual en 138,3%.  Repetimos al oficialismo: la inflación genera pobreza no presidentes”.

“Otro triste récord del gobierno de Alberto y Cristina y del ministro candidato Massa: 12,7 la inflación de septiembre y en 12 meses 138,3%. Sin embargo, el Ejecutivo convirtió al Congreso en una máquina de hacer leyes pro-gasto y emisión. Irresponsables los que alientan la híper”, posteó la vice del bloque UCR, Karina Banfi.

El titular del bloque Pro en la Cámara baja, Cristian Ritondo, disparó: “El plan platita electoral solo trajo otro récord de inflación y pobreza. Al caos del kirchnerismo se le responde con orden, seriedad y equipos preparados para gobernar de verdad”.

“Los precios corren a una velocidad anualizada del 319% (397% en Alimentos y Bebidas). Es urgente que Sergio Massa y Alberto Fernández entreguen las llaves del Banco Central, renuncien a la política monetaria y bajen el déficit”, exigió el economista Martín Tetaz.

Así, expresó: “Desde la oposición repudiamos el irresponsable Plan Platita; los bonos clientelares, el IFE miserable y las leyes populistas y demagógicas del gobierno, que bajan impuestos sin bajar el gasto, contribuyendo así a aumentar el déficit y la inflación”.

“Queremos llevarle a la población la tranquilidad de que Patricia Bullrich mandará dos leyes claves al Congreso el 10 de diciembre; un presupuesto equilibrado para terminar con el déficit y una reforma monetaria creando un nuevo Banco Central 100% Independiente para derrumbar la inflación”, cerró.

El formoseño Ricardo Buryaile pidió: “Dame una sola razón para votar a Massa presidente, en un año duplicó la inflación, triplicó el valor del dólar, aumentó el endeudamiento. Votemos un proyecto serio, con gobernabilidad, sin improvisación ni salto al vacío”.

“6 de cada 10 niños, niñas y adolescentes bajo la línea de pobreza, una inflación en alimentos superior al 14% y un gobierno dispuesto a despilfarrar toda la plata necesaria para ganar las elecciones a costa de llevarse puesto a los argentinos. El 22 de octubre digamos basta”, dijo la santacruceña Roxana Reyes.

Por su parte, la pampeana Marcela Coli agregó: “Otra vez la inflación supera los dos dígitos: 12,7% en septiembre y acumula un 138,3% interanual. Lo dije hace poco: ¿Todavía discutimos si Sergio Massa va a ser presidente? En 10 días decidimos el país que queremos, vayamos hacia un país ordenado y con estabilidad económica”.

A su vez, Soledad Carrizo señaló: “La inflación de septiembre fue 12,7%, lo que significa 138,3% interanual. La seguidilla de medidas irresponsables de Sergio Massa no podía terminar de otra manera. Un año de una gestión que fracasó y nos llevó puestos a todos los argentinos. ¿Qué podría hacer distinto en caso de ser presidente? Nada”.

La diputada Danya Tavela (Evolución Radical) planteó: “Inflación de septiembre 12,7%. Mientras, un candidato aferrado al plan platita y otro que, con absoluta irresponsabilidad, tira leña al fuego. En el medio miles de familias que son cada vez más pobres. En JxC tenemos equipo y un plan para ordenar de una vez por todas el país”.

En el mismo sentido, la entrerriana Marcela Antola remarcó la “incompetencia del kirchnerismo con Sergio Massa a la cabeza nos está dejando un país con más del 138% de inflación interanual”.

“Dólar a 1000, inflación de septiembre del 12,7% y del 14,3% en alimentos. Que la cuenten como quieran, nos están llevando a una hiper. Es la política económica de Massa allanándole el camino a Milei, que con sus declaraciones fomenta la corrida que licúa los ingresos populares”, denunció la diputada de izquierda Romina del Plá.

El jefe del bloque radical en el Senado, el formoseño Luis Naidenoff, enfatizó: “150,1% de inflación interanual en alimentos. Este gobierno hace pagar a los que menos tienen el plan platita que soltó Massa para rapiñar un voto de acá a octubre. Son la imagen de la inmoralidad y la inoperancia, el país no los aguanta más y lo vamos a ver en las urnas”.

En tanto, la senadora jujeña Silvia Giacoppo manifestó: “El ministro candidato que nos viene a ofrecer soluciones es el que causa los problemas. Por suerte, el 22 de octubre, vamos a empezar a poner el país en orden con Bullrich presidente”.

Ramiro Marra apuntó contra el Gobierno Nacional por la nueva corrida del dólar

El jefe del bloque de La Libertad Avanza aseguró que “el kirchnerismo es lo peor que le pasó al país y sus políticas destruyeron la economía”.

En medio de la nueva corrida cambiaria a días de las elecciones del 22 de octubre, el jefe del bloque de La Libertad Avanza (LLA) y mano derecha de Javier Milei, Ramiro Marra, apuntó con dureza contra el Gobierno Nacional y lo responsabilizó por esta disparada del dólar.

A través de sus redes sociales, el legislador se preguntó: “¿qué excusa van a poner los kirchneristas ahora? Solo una semana de diferencia y el dólar subió 130 pesos. La explicación es una sola: el kirchnerismo es lo peor que le pasó al país y sus políticas destruyeron la economía” y advirtió que “este 22 de octubre, vamos a cambiar el país para siempre”.

Sobre esa misma línea, Marra aseguró que esta disparada se debe a que “los mismos de siempre siguen emitiendo dinero y cagando el valor de lo que en algún momento fue una moneda” y recordó que “el dólar cotizaba a 60 pesos cuando el kirchnerismo asumió el gobierno. Hoy, cuatro años después, el dólar supera los 960 pesos”.

“Solo cuatro años necesitaron para destruir por completo el país. Serán recordados como el peor gobierno de la historia. Con Sergio Massa como ministro de economía, la jubilación mínima actual equivale a 130 dólares; reventaron el bolsillo de los abuelos, hipócritas”, afirmó y concluyó planteando que “el billete de mayor denominación del país (el de dos mil pesos) no alcanza ni para comprar un kilo de yerba. A esto nos redujo el kirchnerismo, nuestra moneda no vale nada”.

Diputados de JxC piden interpelar a Massa por no haber enviado una ley complementaria del Presupuesto

Los legisladores de la oposición advirtieron que el ministro de Economía y candidato presidencial de UP incumplió con la cláusula que establecía mandar un recálculo en el caso que la inflación superara el 60%.

En medio de la campaña electoral y tras el fuerte salto de la inflación, que registró en agosto 12,4%, la más alta en los últimos 32 años, diputados de Juntos por el Cambio presentaron un pedido para que se interpele al ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa.

Los opositores reclamaron que debe dar “las explicaciones correspondientes de por qué no ha cumplido con la obligación legal de enviar una ley complementaria al Congreso para determinar un nuevo cálculo de recursos y créditos de la Administración Pública Nacional y el plan de gastos para el cuarto trimestre, contenida en el artículo 131 de la Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal correspondiente al año 2023, Ley 27.701″.

En ese sentido, los legisladores recordaron que “desde Juntos por el Cambio logramos incluir una cláusula en el Presupuesto 2023 con la condición que si se superaba el 60% de inflación deberíamos volver a discutir su modificación en el Congreso”.

“A mediados de septiembre se conoció el dato de inflación de agosto 2023, publicado por el INDEC, donde la variación mensual fue de dos dígitos, de 12,4%, lo que arrojó un 80,2% acumulado en el año, superando ampliamente el tope fijado en la cláusula del artículo 131 del Presupuesto 2023, y activando la obligación legal del ministro de enviar al Congreso una ley complementaria”, subrayaron.

En el proyecto encabezado por el puntano Alejandro Cacace (Evolución Radical), cuestionaron que “ha transcurrido el mes de septiembre y el ministro de Economía no solo ha incumplido con su promesa, la cual, según él mismo fue incorporada como señal de buena fe para lograr consenso en la sanción del presupuesto, si no que, ya incorporada la cláusula como una obligación legal en cabeza del Poder Ejecutivo y, en particular, sobre el ministro de Economía, no ha cumplido con la ley”.

Sobre ello, recordaron que el 28 de septiembre de 2022, ante la propuesta de la diputada Margarita Stolbizer (Encuentro Federal), Massa había dicho en su presentación ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda: “No tengo ningún problema, no tengo ninguna dificultad. Al contrario, creo que puede servir inclusive para viabilizar el voto de todas las fuerzas políticas del Presupuesto”.

Tras el pedido de la oposición y la aceptación por parte del oficialismo en el dictamen, en la “ley de leyes” sancionada el año pasado, quedó establecido que “si al 31 de agosto de 2023 la tasa de inflación acumulada superara en un 10% la meta anual establecida en la presente ley, o si los ingresos del sector público nacional superaran en un 10% los previstos para el período acumulado, el Poder Ejecutivo nacional enviará una ley complementaria al Congreso para determinar un nuevo cálculo de recursos y créditos de la Administración Pública Nacional y el plan de gastos para el cuarto trimestre”.

“El proyecto deberá enviarse durante el mes de septiembre de 2023 y tratarse en un lapso de 30 días, no pudiendo el Poder Ejecutivo nacional ampliar el presupuesto por Decreto de Necesidad y Urgencia en ese lapso”, agregaba el texto.

En los fundamentos del proyecto presentado este martes, los diputados de Juntos por el Cambio aseguraron que “es necesaria una revisión del Presupuesto 2023 con una discusión basada en una sólida comprensión de la realidad económica del país, porque es necesario preservar la facultad constitucional del Congreso de sancionar la ley de Presupuesto y porque es imprescindible que en el contexto económico y social que vive el país, que además se encuentra transitando un proceso electoral donde el ministro de Economía es uno de los candidatos a presidente, venga a este Congreso a explicar las razones por las cuales no cumple con la ley”.

La iniciativa lleva las firmas de Alejandro Cacace, Margarita Stolbizer, Martín Tetaz, Héctor Stefani, Adriana Ruarte, Laura Carolina Castets, Danya Tavela, Ana Carla Carrizo, Soledad Carrizo, Gerardo Cipolini, Pablo Torello, Sofía Brambilla, Oscar Agost, Ana Clara Romero, Carlos Raúl Zapata, María Sotolano, Gabriela Brouwer de Koning, Francisco Monti, Juan Carlos Polini, José Luis Espert, Gabriela Lena, Germana Figueroa Casas, Gabriela Lena, Roxana Reyes, Claudio Poggi, Alejandro Finocchiaro, Marcela Antola, Sabrina Ajmechet, Soher El Sukaria, Pamela Verasay, Dolores Martínez, Lisandro Nieri, Graciela Ocaña y Marilú Quiroz.

Diputados porteños apuntaron contra el Gobierno nacional por la inflación del 12,4%

Los legisladores de Vamos Juntos, Republicanos Unidos y La Libertad Avanza advirtieron que la inflación de agosto fue la más alta en los últimos 32 años y pidieron “ordenar la economía”.

Después de que el INDEC diera a conocer que la inflación de agosto fue del 12,4%, los diputados de Vamos Juntos (VJ), Republicanos Unidos (RU) y La Libertad Avanza (LLA) cuestionaron con dureza al Gobierno Nacional y apuntaron contra el ministro de Economía y candidato a presidente por Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa.

En ese sentido, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, aseveró que “la inflación de agosto fue dramática: 12,4%. La más alta de los últimos 32 años. El dolor de los argentinos es la prueba más concreta del fracaso y engaño del kirchnerismo. Con todo el equipo de Juntos por el Cambio vamos a devolverles la tranquilidad a las familias para que puedan volver a vivir bien y en paz”.

Mientras que el jefe del bloque VJ, Diego García Vilas, aseguró que se trató de “la inflación más alta en 32 años, otro hito del kirchnerismo. Después dicen que los números tienen que cerrar con la gente adentro. Este 10 de diciembre se les termina el relato”; y que el presidente de la Comisión de Presupuesto, Claudio Romero (VJ), expresó: “no podemos vivir así. 12.4% de inflación mensual, la más alta de los últimos 32 años. Necesitamos ordenar la economía. Necesitamos cambiar de verdad con Patricia Bullrich”.

Sobre esa misma línea, la oficialista Gimena Villafruela (VJ) planteó que “la inflación más alta en los últimos 32 años: otra prueba contundente de que el modelo kirchnerista está agotado. Necesitamos recuperar la economía de nuestro país. Es con Bullrich” y que María Sol Méndez (VJ) señaló que “devaluar un 22% el peso después de las PASO, la inflación de agosto fue de 12,4%. Lo más alto registrado desde hace más de 30 años. Pero acá seguimos en una Argentina con un ministro de economía, poniendo parches para llegar al 10 de diciembre”.

En tanto la legisladora de RU Marina Kienast consideró que “este es el resultado de la pésima gestión de Massa. Mientras tanto, el ministro propone leyes mágicas y se concentra en su campaña presidencial. Una vergüenza”.

Finalmente, el legislador de LLA y candidato a jefe de Gobierno, Ramiro Marra, concluyó aseverando que “la inflación de agosto fue de 12,4%, la cifra mensual más alta en los últimos 30 años. Que esto sirva para demostrar el fracaso económico de Sergio Massa y del kirchnerismo. Los kirchneristas se encargaron de llevar el país a la pobreza, nunca más pueden volver a gobernar”.

La inflación se disparó en agosto (12,4%) y estalló la oposición

Y un día la inflación mensual volvió a los dos dígitos. Y, previsiblemente, los diputados de la oposición le dieron duro al Gobierno.

La inflación se disparó al 12,4% en agosto y acumula un alza del 124,4% interanual, informó el INDEC. Este fue el costo de vida más alto en los últimos 32 años, de acuerdo con la estadística oficial, y el índice provocó una ola de críticas opositoras.

“Gestión Massa. Inflación de agosto de 12,4% y acumulada anual de 124,4%”, arrancó el presidente del bloque radical de la Cámara baja, Mario Negri, que agregó: “El ministro-candidato tiene los peores indicadores y sigue haciendo demagogia con más Planes Platita”.

Y concluyó diciendo que “así es el populismo: gasta lo que no hay y emite a costa de pulverizar el bolsillo de los argentinos”.

“En un país normal un ministro de economía con la inflación más alta de los últimos 32 años jamás sería candidato a presidente”, advirtió Florencio Randazzo, de Identidad Bonaerense y candidato a vicepresidente de Hacemos por Nuestro País.

La diputada radical Roxana Reyes señaló que “la #inflación mensual de #agosto del 12,4% viene de la mano de quienes ofrecieron soluciones mágicas y no terminaron mas que en caos y palabras vacías. Este 22 de octubre tenemos la oportunidad de cambiar la historia, pero sin soluciones mágicas, con #orden y #trabajo”.

A su vez, la diputada del Pro María Eugenia Vidal refirió: “Tendría que tener una persona dedicada 24hs a rever precios”. Y agregó: “Esa es la vida con 12,4% de inflación mensual y 124,4% de inflación interanual. No son solo números, son familias enteras que no llegan a fin de mes, son comerciantes y emprendedores que no pueden planificar, es INCERTIDUMBRE TOTAL”.

“Merecemos un país con orden y estabilidad económica, pero para eso tenemos que elegir cambiar, en las urnas”, apuntó la exgobernadora bonaerense.

El radical Fabio Quetglas sostuvo: “Mientras el ministro presidente nos castiga con la inflación más alta en los últimos 30 años; el Ministro candidato habla de más fondos para la educación. El fraude económico lo sufrimos hoy. El fraude educativo que significa terminar el secundario sin comprender textos, lo sufrirá el país en el futuro”.

A su vez, su correligionario Marcos Carasso dijo: “Inflación de 12,4 % en agosto 124,4% la interanual. La desastrosa gestión de Sergio Massa en el Ministerio de Economía es un reflejo de lo que podría llegar a ser como presidente. No hay plan platita que tape esta realidad. En octubre vamos a ponerle fin a años de fracasos K”.

También desde la UCR, la legisladora Karina Banfi enfatizó que “el Gobierno deja un país lleno de pobres porque jamás tuvo política antiinflacionaria. Resultados a la vista. Agosto fue el peor mes en 21 años: 12,4% y en 12 meses se acumula 124,4%. “Los anuncios de Massa son manotazos de ahogado que dispararán más la inflación”, advirtió. 

En la misma línea, su compañera de bloque Soledad Carrizo expresó que “no hay promesas de campaña que puedan tapar otro lamentable récord de la gestión del ministro de Economía y candidato kirchnerista @SergioMassa. En agosto llegamos al de 12,4%, y un 124,4% de inflación interanual. Ni el presidente @alferdez ni las soluciones aparecen”. 

“Irresponsable”, calificó a Massa el radical Lisandro Nieri y disparó contra el ministro de Economía al publicar “su presente: inflación agosto anualizada 307%. Qué propone: aumentar la inflación y más pobreza (proyectos cargas patronales, derogar cuarta categoría Ganancias, aumentar financiamiento educativo, beneficios particulares a industrias, bonos que pagan otros). Y todo lo que vendrá”.

Además, acusó de que “acuerdan con @JMilei_ incumplir la Ley de Administración Financiera y no presentar el Presupuesto. Claro, hacerlo sacaría a luz lo inviable de todos los anuncios de más gasto y menos recursos. ¿Por qué proponen hoy lo contrario a lo que hicieron 4 años? Teorema Baglini a full”. “Hace campaña con $$$ del Estado, de las provincias y de las empresas. La irresponsabilidad es total”, completó. 

Por su parte, el legislador porteño Gabriel Solano tuiteó: “Se publicó el nuevo índice de inflación: 12,4%. Este salto inflacionario con dos dígitos y de las más altas en las últimas décadas no fue magia, fue el acuerdo con el FMI y los dólares para los sojeros. Los trabajadores y jubilados pagan las consecuencias de la devaluación, la inflación, se les impide comprar dólares para resguardar su poder adquisitivo. La canasta de indigencia escaló hasta $158.699 mientras que el salario mínimo sigue estancado en $118.000”.

Y concluyó: “Con estos números de inflación, Massa no puede enfrentar a Milei. Por eso este jueves junto a la Unidad Piquetera, organizaciones de derechos humanos y el sindicalismo combativo vamos a la Plaza de Mayo contra el ajuste del gobierno y el avance de los negacionistas”.

Legisladores porteños repudiaron en las redes la disparada de la inflación

Desde las diversas bancadas cuestionaron con dureza la devaluación que se está viviendo en el país y aseveraron que “necesitamos un cambio urgente”.

En medio de la fuerte corrida cambiaria y de la disparada inflacionaria que se está viviendo por estos días, los legisladores de las diferentes fuerzas cuestionaron con dureza la crisis económica que atraviesa la Argentina y responsabilizaron por la situación al ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa.

En ese sentido, el jefe del bloque Vamos Juntos (VJ), Diego García Vilas, aseveró que “el Gobierno nacional nunca tuvo un plan y, con el paso del tiempo, esa falta de rumbo se hizo insostenible. El domingo se vio en las urnas y el dato de inflación de hoy lo confirma: necesitamos un cambio urgente. Así no se puede vivir”.

Mientras que el oficialista Hernán Reyes (VJ) planteó que “Massa quiere reventar almacenes y mini mercados para echarles la culpa de la inflación. La industria sólo abastece precios justos a las grandes cadenas, él lo sabe muy bien porque así lo acordó. Los alimentos en los barrios están hasta 40% más altos. La inflación es toda suya”.

Por su parte, el jefe del bloque La Libertad Avanza (LLA) y candidato a jefe de Gobierno, Ramiro Marra, afirmó: “jubilados que no les alcanza para comprar carne, comerciantes que ya no aguantan la inflación ¿Hasta cuándo tenemos que aguantar esto? Si el Kirchnerismo solo se va a encargar de destruir el país, que mejor entreguen antes el gobierno. No podemos seguir así” y recordó que “cuando Massa asumió, el dólar estaba a 290 pesos. Poco más de un año después, el dólar se vende a 800 pesos”.

“Sergio Massa no solo debería renunciar ya mismo a ser ministro, sino también dar de baja su candidatura. Es imposible que pueda solucionar los problemas que él mismo generó”, completó.

A su vez, Rebeca Fleitas (LLA) explicó que “destruyeron el país, los jóvenes no pueden progresar y los jubilados no pueden tener una vejez digna. Indignación y bronca…se tienen que ir. Los tenemos que sacar a patadas y reventar las urnas con el voto liberal en octubre” y destacó que “la solución jamás estará en manos del problema. Massa es parte del problema, como ministro de economía no ha logrado bajar la inflación, sino todo lo contrario, en 12 meses la inflación superó el 113,4% y devaluaron llevando el dólar oficial a 365.50 pesos y el dólar blue a 780 pesos”.

“Las últimas cinco gestiones de gobiernos, cuatro de ellas kirckneristas, nos dejaron con una inflación acumulada más alta: Néstor Kirchner 32%; Cristina Fernández de Kirchner 104% y 161%; Mauricio Macri 227% y Alberto Fernández 565%. Una Argentina distinta es posible si Javier Milei es presidente”, cerró.

Finalmente, Gabriel Solano (FIT) concluyó aseverando: “no sabía que la campaña del miedo era devaluar un 22% de un saque”.

Luego de las PASO, el INdEC anunció la inflación de julio y la oposición cruzó a Massa

El acumulado interanual alcanzó los 113 puntos y los 60 en lo que va del año. “No se puede ser ministro y candidato a la vez” repitieron desde la oposición.

Dejando atrás las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Instituto de Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INdEC) informó este martes que la inflación del mes de julio 2023 fue de 6,3 por ciento, un 113,4 interanual y 60,2 en los primeros siete meses del año.

A pocos minutos de conocerse el índice inflacionario, la oposición salió con los tapones de punta contra el candidato a presidente de Unión por la Patria y ministro de Economía, Sergio Massa.

En los últimos meses de su mandato parlamentario, el jefe de bancada de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, expresó: “La inflación de julio fue de 6,3 por ciento y acumula 113,4 por ciento en un año. ¿La explicación? Recesión. El kirchnerismo se va del gobierno sin poder frenar los precios y paralizando la actividad económica. Massa no puede ser ministro y candidato”.

Asimismo, Karina Banfi, vicepresidenta del bloque de la UCR en la Cámara baja, agregó: “Massa fracasó como candidato. Puede pasar. Lo preocupante es que también falla como ministro de Economía. La inflación del kirchnerismo es imparable y seguramente se acelerará en agosto después de la devaluación de ayer. JxC tiene un plan serio para ordenar la economía”.

El diputado nacional Héctor “Tito” Stefani (Pro – Tierra del Fuego) fue otro de los que se refirió al tema y publicó que “no hay explicación para los argentinos que a diario pierden poder adquisitivo. Tenemos un candidato a presidente que lo único que hizo es estirar una mecha para que la bomba le explote al que sigue”.

A su vez, Graciela Ocaña enfatizó: “Ministro de Economía y Candidato. Las consecuencias del doble rol de Sergio Massa están a la vista. No hay precios en una economía desquiciada con un peso que cada vez vale menos y nos deja al borde del precipicio”.

Al igual que con lo de la medida del Gobierno nacional sobre las exportaciones de carne, la diputada nacional Soher El Sukaria (Pro – Córdoba) opinó: “Tenemos un ministro ocupado en su campaña política, mientras los precios están por las nubes con una inflación de julio que hoy no es la real asfixiando los bolsillos de los argentinos. ¡Todavía no lo vimos Sr. Massa poner la cara y que explique su plan!”.

Desde la Coalición Cívica – ARI, el diputado nacional Maximiliano Ferraro opinó de la inflación de julio y sostuvo que “sigue subiendo y el ministro de economía Sergio Massa está empecinado en su carrera presidencial en vez de frenar este flagelo descontrolado”. “Necesitamos urgente un plan serio que ordene y no destruya el ingreso de los argentinos”, añadió.

Del mismo modo, el diputado y economista Martín Tetaz manifestó que “los precios siguen corriendo a velocidad de tres dígitos anualizada y todavía no entró el impacto de la devaluación post PASO”. “¿Cuál es su plan ministro Massa? ¿Qué medidas concretas piensa tomar para evitar una hiperinflación?”, cuestionó.

Asimismo, la diputada cordobesa Soledad Carrizo expresó: “La ciudadanía pide cambios profundos, de reglas, de proyectos, de líderes que saquen a la argentina de este caos. Lo mejor que muestra el gobierno es el candidato responsable del 113% de Inflación anual. Somos el cambio o no somos nada”.

El líder de Avanza Libertad -la última incorporación a Juntos por el Cambio-, José Luis Espert, no dejó pasar esta nueva oportunidad para defenestrar al oficialismo: “Increíble. Otro dibujo grosero con la inflación. El 6.3% de julio no se lo cree nadie. Cuando vamos al supermercado, cargamos nafta o compramos en un kiosco, nos damos cuenta de la verdad. Al billete de $2.000 ya hay que agregarle otro igual para comprar lo mismo que a principios de año. El Mago Sin Dientes lo haría mejor. Truchos”.

Desde el Senado, el jefe de bloque de la Unión Cívica Radical, Luis Naidenoff, expresó: “Siguen destruyendo la Argentina, este gobierno no va más. La única salida es un plan serio de cambio, que vuelva a ordenar al país. Es el tiempo de Pato Bullrich presidente para sacarnos de la decadencia y la pobreza”.

Con un montaje de Massa y el billete de 1.000 pesos en llamas, el senador fueguino Pablo Blanco aseveró: “Cada día que pasa la plata alcanza para menos. El ministro candidato es un fracaso. Devaluó y el dólar libre se disparó a 725 pesos. Este es el resultado de un gobierno que nunca tuvo un plan. Ya sabemos que el mes que viene será peor”.

La ganadora de la interna para presidente en Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, aseveró que desde el Gobierno nacional “siguen destruyendo la plata de los argentinos. Tenemos la inflación de un país a la deriva”, y afirmó que “nosotros vamos a ordenar este caos”.

Por el aceleramiento de la inflación, Solano volvió a cuestionar al Gobierno nacional

“El informe de pobreza del INDEC que expresa que hay dos millones de nuevos pobres en el país. Esto es un fracaso del Gobierno Nacional en su conjunto”, aseveró el legislador porteño y precandidato a presidente de la Nación.

El legislador porteño del Partido Obrero (PO) y precandidato a presidente de la Nación por el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), Gabriel Solano, salió a cuestionar con dureza al Gobierno Nacional por el aceleramiento de la inflación y el aumento de la pobreza en todo el territorio.

En ese sentido, el trotskista precisó que “a días del cierre de campaña se conoció el informe de pobreza del INDEC que expresa que hay dos millones de nuevos pobres en el país. Esto es un fracaso del Gobierno Nacional en su conjunto” e indicó que “además deja en evidencia que Sergio Massa debería estar inhabilitado para ser candidato a presidente si ya fracasó como ministro de economía”.

“Toda la campaña estuvo atravesada por la caída de los salarios y las jubilaciones, inflación, devaluación. Lo que le hizo mucho más fácil la tarea a la oposición de Juntos por el Cambio o Javier Milei que avanzaron y profundizaron su discurso contra los convenios colectivos por una reforma laboral y endurecieron su discurso represivo contra quienes se organicen para resistir estos atropellos”, remarcó.

Sobre esa misma línea, Solano planteó que “mientras las fuerzas tradicionales que vienen gobernando el país desde hace décadas más allá de sus matices coinciden en mantener al país en manos del FMI contra las necesidades de los trabajadores para nosotros la mejor forma de hacerle frente es con una izquierda que esté organizando los barrios más golpeados por la crisis, las fábricas, las escuelas, los hospitales” y destacó: “nuestra campaña estuvo abocada especialmente en desarrollar una izquierda que sea la que dé la pelea junto a los trabajadores como lo hicimos en Jujuy, y como lo hacemos en todos lados de la mano de nuestros compañeros y compañeras. Como lo expresó Santa Fe donde nuestra lista se impuso en las PASO de la mano de nuestra compañera docente Carla Deiana o en Chubut donde por primera vez ingresa la izquierda a la cámara y con un diputado del Partido Obrero”.

“Empezamos esta campaña con una asamblea con 20 mil personas discutiendo y votando tanto las candidaturas como el programa y la cerramos de igual forma. Junto a cientos de trabajadores, luchadores y activistas con quienes vamos a votar un compromiso de lucha. En defensa del salario, las jubilaciones, de la protesta, contra la represión y el fondo monetario”, cerró el legislador.

La oposición cruzó al Gobierno por el 6 por ciento de inflación de junio

A un mes de las primarias, el principal apuntado por los números del INdeC fue el precandidato de UP y ministro de Economía, Sergio Massa.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INdeC) de la República Argentina informó esta tarde que el índice inflacionario del mes de junio fue del 6 por ciento. Además, en lo que va del 2023 lleva un 42,5 acumulado y un 115,6 interanual.

El principal apuntado por los legisladores de la oposición fue el ministro de Economía, Sergio Massa, y precandidato a presidente en la lista de Unión por la Patria junto al jefe de Gabinetes, Agustín Rossi.

El presidente del bloque radical de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, fue duro en su mensaje: “¡Fabrican pobres! La inflación de junio fue de 6% y acumula 115,6% en un año. El ministro Massa casi duplicó los peores indicadores de (Martín) Guzmán y, así todo, ordena a todo el peronismo detrás de su aspiración presidencial. Cuanto peor están los argentinos mejor líder sos para el PJ”.

El jefe de bancada del Pro, Cristian Ritondo, también se refirió al tema y manifestó que 1”15.6% de inflación interanual y el gobierno se preocupa por atacar a Patricia Bullrich”, y agregó que al Gobierno “no les importa los argentinos, solo atacar para mantener una miserable cuota de poder”.

La diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro – CABA) comparó la situación actual con los últimos meses del macrismo, donde recordó que antes de perder las PASO, la inflación era del 2,2 por ciento.

Otro referente del Pro, como el diputado nacional Diego Santilli, quien también será precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el “larretismo”, se sumó a las críticas contra el Gobierno Nacional y afirmó que “la imagen del fracaso” del Frente de Todos.

https://twitter.com/diegosantilli/status/1679568870820986885

Del mismo modo, la vicepresidenta del bloque radical, Karina Banfi, criticó a Gabriela Cerruti y expresó: “La portavoz presidencial dijo hoy que todo está bien en Argentina, unas horas después el Indec informa que la inflación de junio fue de 6% y en un año acumula 115,6%. Ni con todo el maquillaje retórico del mundo pueden tapar la realidad angustiante a la que sumieron al país”.

El precandidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, redactó una carta donde hizo énfasis en la comparación (negativa) con otros países de la región, la consideró como “hiperinflacionaria”, comparó la situación con la de la previa a la Ley de Convertibilidad y cerró: “Van a rogarme de rodillas que cierre el BCRA”.

Uno de los primeros en referirse al seis por ciento de junio fue el diputado nacional Florencio Randazzo (Identidad Bonaerense), y precandidato a vicepresidente por la lista de Juan Schiaretti, quien publicó la foto con los números en Twitter y expresó que “parte del relato es decir que la inflación baja”.

El nuevo integrante de Juntos por el Cambio, el diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad) viene adoptando una manera más moderna de comunicar y con un vídeo, ironizó en contra de Sergio Massa. “Contate otro, el día de los inocentes es el 28 de diciembre”, advirtió en forma graciosa el libertario.

La diputada nacional Romina Del Plá (Partido Obrero) expresó: “Que el gobierno festeje una inflación del 6% mensual y del 115% anual habla del grado de cinismo que maneja. En el año un 50,7%, cuando los salarios y las jubilaciones subieron muy por debajo de ese número y no hay crédito subsidiado que lo esconda”.

Por el lado del Senado, el precandidato a jefe de Gobierno porteño, Martín Lousteau, expresó que “el gobierno sigue sin hacerse cargo y este 6% junto al 115,6% interanual sólo significan más pobreza y desigualdad”, y añadió que “ya queda menos para comenzar a ordenar el país”.

También desde la Cámara alta, el senador fueguino Pablo Blanco (UCR) publicó una imagen con datos que critican la gestión de Massa en el Ministerio de Economía y afirmó que “el resto es cotillón”.

Los precandidatos de la oposición también opinaron del índice inflacionario

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y precandidato presidencial de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta, se refirió al número informado por el INdeC y expresó: “La inflación es mucho más que números y porcentajes, es la angustia que te da ver que la plata no te alcanza y no podés a llegar a fin de mes”.

“Mientras que en el resto de Latinoamérica la inflación es menor del 15% anual, este gobierno ya nos llevó a un 115,6% en el último año. Esto no da para más”, señaló Larreta, y concluyó: “Vamos a trabajar para cambiar juntos esta realidad. Por eso, mañana voy a presentarles propuestas concretas, que preparamos con nuestro equipo económico, para poner en marcha desde el 10 de diciembre y podamos vivir más tranquilos”.

El gobernador jujeño y precandidato a vicegpresidente por la boleta de Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, le apuntó a Massa y sostuvo que “aprovechan cada día que pasa para seguir llevando al pueblo argentino a la ruina y, encima, pretenden que los voten. En diciembre le ponemos fin”.

Al igual que en varios vídeos de sus redes, la otra precandidata a presidenta de JXC, Patricia Bullrich, cargó en su perfil un vídeo donde una empleada de comercio relata cómo le cuesta llegar a fin de mes y cargó contra Massa: “Escuche a la gente en lugar de querer tapar la realidad”.

En tal sentido, su compañero de fórmula y precandidato a vicepresidente, Luis Petri, también fue duro con el ministro de Economía. “El principal problema de los argentinos sin resolver y quien lo debe hacer está en campaña, con un nuevo “Plan Platita”, prometiendo bajar la inflación si gana las elecciones”, expresó.

NOTICIA EN DESARROLLO.

Espert sugirió desconfiar si la inflación de junio “sale en menos del 7%”

El diputado liberal aseguró que eso “no lo va a creer nadie”. Confiado en un triunfo de JxC, dijo que hay que “evitar que el kirchnerismo use de guarida la provincia de Buenos Aires”.

El diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad) sugirió desconfiar si la inflación de junio, que se conocerá a mediados de julio, “sale en menos del 7%”. “Eso no lo va a creer nadie”, aseguró al ser consultado sobre si cree que “tocarán el INDEC”.

Confiado en las chances de Juntos por el Cambio, el precandidato a senador por la provincia de Buenos Aires mencionó que Diego Santilli “ya ganó en (las elecciones legislativas) 2021 y va a volver a ganar en 2023”, postulado como precandidato a gobernador. “Vamos a evitar que el kirchnerismo use de guarida la provincia de Buenos Aires”, sumó.

“Hay que terminar con el kirchnerismo y Juntos por el cambio, con el liberalismo adentro, a partir del 10 de diciembre, no tengo la menor duda que el kirchnerismo va a terminarse”, pronosticó.

Por otra parte, en declaraciones a Radio Mitre, el liberal se diferenció del asesor económico de Juntos por el Cambio Hernán Lacunza, quien consideró que el cepo no se puede eliminar de un día para el otro.

“Argentina tiene que cruzar dos Aconcagua en paños menores. Uno es todo el desastre de control de precios, cepo cambiario y subsidios a las tarifas y transportes que el Gobierno ha hecho. Una vez que cruce ese Everest puede comenzar el segundo, que es la gran reforma estructural que debe hacer la Argentina: usar al mundo para comerciar, achicar el tamaño del Estado, bajar impuestos, tener nuevas reglas de contratación de trabajo, reformar el sistema de obras sociales, la salud y la seguridad. Hay dos Everest, uno de precios, y dentro de ese está el cepo. Todos los economistas más o menos civilizados estamos de acuerdo en que hay que eliminarlo”, expresó.

En esa línea, diferenció que “la dolarización es un experimento al que no hay que someter a la sociedad. Es un delirio dolarizar sin dólares”. “Es mentira que hay dólares para dolarizar. Que se dejen de hacer populismo de derecha”, dijo en referencia a la propuesta de Javier Milei.

Y completó: “El cepo es una cosa muy menor comparado con la dolarización y yo creo que hay que eliminarlo totalmente”.

“Nunca combatieron la inflación ni pelearon la guerra”, reclamó la oposición al Gobierno por el índice de mayo

El INDEC dio a conocer este miércoles que el índice inflacionario del mes de mayo fue del 7,8% respecto de abril y 114,2% interanual. A través de las redes, referentes del arco opositor se expresaron con mensajes de tinte electoral.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) dio a conocer en la tarde de este miércoles el índice inflacionario del mes de mayo: 7,8%, mientras que el acumulado interanual trepó a los 114,2%. Desde la bancada opositora le enrostraron al Gobierno su “guerra contra la inflación”.

“Nunca combatieron la inflación, ni sus demonios, ni pelearon la guerra, ni llamaron a un psicólogo. Solo mintieron para dejarle una bomba al próximo gobierno”, escribió el jefe del bloque Pro en Diputados, Cristian Ritondo.

En el mismo sentido se pronunció el diputado nacional Diego Santilli: “453 días de la ‘guerra contra la inflación’. El resultado: 7,8% mensual, 114,2% interanual. La única guerra es la que pelean los argentinos todos los días para llegar a fin de mes. Han fracasado rotundamente y le han dado la espalda a la sociedad”.

“La inflación no es psicológica ni autoconstruida. Duele en el bolsillo de cada argentino y en pensar en un futuro desesperanzador para sus familias. Cada punto de la inflación son miles de argentinos que viven en la pobreza. No podemos esperar hasta el 10 de diciembre, se necesita un plan económico y ponerlo en marcha. Es ahora. Es urgente”, planteó María Eugenia Vidal.

El mendocino y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, Omar De Marchi, comparó: “LA INFLACION DUELE MÁS EN MENDOZA. La alta inflación pega más duro en Mendoza porque los salarios públicos y privados están entre los más bajos del país, producto de una economía paralizada, altos impuestos y baja competitividad. Desafío: encender la economía”.

El jefe del bloque radical en la Cámara baja, el cordobés Mario Negri, manifestó: “Inflación de mayo: 7,8%. Anualizada: 114,2%. El Frente de Todos terminó siendo para muy pocos. Por eso ahora cambian el sello electoral, no vaya a ser que la gente cuando entre al cuarto oscuro se acuerde de que prometieron llenar las heladeras”.

La vice del bloque, Karina Banfi, retomó el informe de gestión que brindó este martes el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, que “describió un país de las maravillas en el Congreso”, y agregó: “Pero el relato tiene patas cortas. Inflación de mayo de 7,8% y acumula en 12 meses 114,2%. Le declararon la guerra a la inflación, cambiaron de ministro y los precios siguen subiendo. Peor imposible”.

La diputada Soledad Carrizo (UCR) cuestionó: “El presidente @alferdez afirma que ‘no se puede vivir con una inflación de 100%’. Lógicamente Sr. presidente, ojalá se hubiera dado cuenta antes, porque hoy tenemos 7,8% de inflación mensual, 114,2% anual, y la culpa es exclusivamente del fracaso de su gestión”.

“Nunca combatieron la inflación, lejos de atacar a sus causas, profundizaron la emisión monetaria y el aumento del déficit. 7,8% en el mes de mayo, evidencia la incapacidad del Gobierno para resolverla. Es hora de cambiar y transformar la Argentina con un plan productivista”, propuso el formoseño Ricardo Buryaile.

La diputada de Evolución Radical Danya Tavela preguntó: ¿Quién es el responsable de la inflación? ¿El Gobierno de @CFKArgentina o el de @alferdez?”, y alertó: “Están condenando todos los meses a más y más argentinos a vivir en la pobreza. Se pueden poner el nombre que quieran. Nunca se hicieron cargo”.

El presidente de la CC-ARI, Maximiliano Ferraro, expresó: “7,8% de inflación en mayo y 114,2% interanual. Los números no cierran, los números no entran, los números golpean a todos los argentinos. Mientras tanto, el gobierno nacional sigue sin un plan”.

“114,2% de inflación interanual. No hay piedras. No hay morteros. No hay gomas incendiadas. No hay actores llorando por la pobreza. Gobiernan los golpistas, pero en diciembre se van”, tuiteó el economista Ricardo López Murphy en clave electoral.

El diputado economista Martín Tetaz (Evolución Radical) remarcó que “los precios corrieron en mayo al 146% anualizado, aunque desaceleró alimentos y bebidas”, y consideró que “es urgente un plan antinflacionario porque habrá un proceso ineluctable de dolarización que siempre se produce en año electoral y esa caída en la demanda de dinero puede acelerar la inflación”.

El candidato a jefe de Gobierno Porteño y actual senador nacional, Martín Lousteau (Evolución Radical), comparó los precios de la yerba, la leche y el aceite entre diciembre de 2019 y junio de 2023.

“Como ningún otro indicador, la inflación muestra el fracaso del Gobierno actual. Y eso no sólo se ve en el 114,2% interanual, en el 7,8% de mayo y en los números altísimos mes a mes”, explicó y agregó: “Lo vemos todos los días cuando salimos a la calle y hablamos con los vecinos, con los estudiantes, con los comerciantes, con todos: la inflación nos complica la vida y no nos permite pensar a largo plazo”.

Y adelantó: “En Juntos por el Cambio tenemos un plan serio e integral para enfrentar esta problemática. Ya queda menos para empezar a ordenar el país que nos deja el kirchnerismo”.

“Nada para celebrar. Con estes índices de inflación, ningún ciudadano, familia, emprendimiento o país puede crecer o desarrollarse. A partir del 10 de diciembre, tenemos que terminar con los parches, la improvisación, la mentira y empezar a combatir de verdad este flagelo”, planteó la senadora nacional Guadalupe Tagliaferri (Pro).

El bonaerense Alejandro Finocchiaro (Pro), escribió: “7,8% de inflación en mayo.  El gobierno celebra el número, pero, en esto, estoy por primera vez de acuerdo con el presidente Alberto Fernández: “No se puede vivir con una inflación del 100%”. Imagínate con una de 114,2%”.

La senadora puntana Gabriela González Riollo manifestó: “La inflación de mayo fue de 7,8%. Un nuevo récord del gobierno que nos sigue asfixiando. La Argentina necesita urgente un cambio que nos permita vivir mejor. Falta poco”.

“REPITAN CONMIGO: La inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario que deriva de un exceso de oferta de dinero, el cual puede surgir de un aumento de la oferta, de una caída de la demanda o de las dos cosas a la vez. Negarlo no es gratis… STOP BCRA…!!!”, lanzó el precandidato a presidente por La Libertad Avanza, Javier Milei.

Su referente en la Legislatura porteña, Ramiro Marra, sostuvo: “7,8% dio la inflación de mayo y 114,2% en los últimos 12 meses. Es imposible proyectar a futuro con una economía completamente destruida. Controlar esto es nuestra MÁXIMA prioridad”.

Espert sobre el Gobierno: “Si no están dispuestos a arreglar las cosas que se vayan”

Para el precandidato presidencial liberal, la gestión de Alberto Fernández es la que “más nos endeudó en democracia”.

Lanzado para la presidencia en el marco de Juntos por el Cambio, el diputado de Avanza Libertad José Luis Espert cuestionó el nivel de endeudamiento de la actual administración, advirtiendo que “este camino de endeudar el país y aumentar la deuda externa para sostener un dólar atrasado, es lo mismo que le criticaron a Menem, a Martínez de Hoz y a Macri”.

En ese marco, el legislador consideró al cepo “una cosa espantosa, horrible e insostenible que destruye la actividad económica y el empleo”, y ante la falta de medidas para enmendar un poco la situación lanzó una advertencia contundente: “Si no están dispuestos a arreglar las cosas y solo se quedan a mirarse el ombligo, que se vayan”.

“Lo que tienen que hacer es hacerse cargo de esta bomba que armaron y desactivarla o detonarla antes de que asuma el nuevo gobierno porque sino los argentinos la van a pasar mucho peor”, advirtió por CNN Radio Argentina.

En ese marco, Espert hizo votos por la unificación del tipo de cambio, la eliminación del cepo, el congelamiento del gasto público y que el Banco Central deje de emitir para financiar al Estado. Además propuso la eliminación “del 90% de los impuestos nacionales” porque “la política tiene que pensar en la gente en serio”.

Explicó que “son 36 impuestos que podes eliminar como el impuesto al cheque, las retenciones a las exportaciones y solamente quedarse con cinco impuestos como el IVA, ganancias, internos, aportes personales y contribuciones patronales. Esos cinco impuestos generan el 80% de la recaudación, el resto es solo para joderle la vida a la gente”.

“El ajuste se hace desde la política, llevando a cero el déficit de las empresas públicas, reduciendo a la mitad la cantidad de ministerios a nivel nacional y provincial y reducir el gasto en bienes y servicios”, agregó el dirigente liberal.

En otro orden, se refirió a las marchas piqueteras constantes, frente a las cuales pidió por la aplicación de la ley, la Constitución y el Código Penal. ¿Qué haría con ellos si fuera presidente? “La pena para el que viola la ley es cárcel o bala, que podrá ser una Taser, gas pimienta o de goma. Pero no la puerta giratoria o que vaya un político a calentarle el mate, mientras le hacen la vida imposible a la gente de laburo. Si no estamos dispuestos a cambiar el país, entreguemos el país a estas mafias”.

Cuando Laura Di Marco le pidió hacer un cálculo sobre la deuda total que dejará la administración de Alberto Fernández, el economista estableció que será de 400 mil millones de dólares, más otros 30 mil millones de dólares provenientes del Banco Central. Y sentenció: “Este es el gobierno que más nos endeudó en la historia democrática, hay que decir las cosas como son”.

Sobre la interna nacional del PRO, Espert negó tener una inclinación por Patricia Bullrich u Horacio Rodríguez Larreta: “Voy a competir contra ambos”. “Para eso están las PASO –agregó-, para que se compita en un mismo espacio que comparte valores como la institucionalidad, la defensa de la democracia, la república, la independencia de poderes, la alternancia y el no personalismo, que son valores centrales para un país”.

Laspina: “Para bajar la inflación haremos lo que nunca se hizo”

El economista y diputado nacional anticipó dos iniciativas que implementará en caso de ganar Patricia Bullrich y cuestionó las medidas del equipo económico del Gobierno argentino.

El economista y diputado nacional anticipó dos iniciativas que implementará en caso de ganar Patricia Bullrich y cuestionó las medidas del equipo económico del Gobierno argentino.

Asesor económico de la precandidata presidencial del Pro Patricia Bullrich, el diputado Luciano Laspina se refirió a la inflación y realizó fuertes cuestionamientos a las medidas que está tomando el equipo económico de Sergio Massa.

Entrevistado por Marcelo Bonelli en Radio Mitre, Laspina señaló: “Vamos a recuperar la moneda nacional, haciendo lo que nunca se hizo, teniendo un Banco Central totalmente independiente con dos reglas muy claras. La primera será prohibirle emitir para financiar al fisco, y la segunda, que no pueda imponer el cepo cambiario”.

“Además, equilibraremos las cuentas del Estado. Eso es lo que hizo Latinoamérica en los últimos 30 años y el resultado fue una gran estabilidad económica”, agregó.

A su vez, cuestionó al kirchnerismo por sus últimas medidas: “Se rasgan las vestiduras hablando de la soberanía nacional y cierran acuerdos secretos con China que podría estar comprometiendo a nuestro país como ya hicieron con la base en Neuquén”, dijo el diputado.

Por último, Laspina fue muy duro respecto del manejo de la crisis económica que gestiona el Gobierno argentino: “Massa asumió en medio de una corrida cambiaria previa a la sequía. Por ende, no pueden argumentar que esa es la razón de la crisis. Deben responder al pueblo por la locura en que nos metieron expandiendo el gasto público de forma exorbitante a costa del sufrimiento de los argentinos”.

Vidal criticó la circulación del nuevo billete de $2000: “Esta medida no es ni más ni menos que una bomba de humo”

La diputada del Pro apuntó: “El gobierno insiste en tomar medidas a corto plazo, que son irracionales y de ninguna manera resuelven los problemas macroeconómicos reales que tiene el país”.

Ante la creciente inflación que padece el país, el Banco Central anunció este lunes la entrada en circulación del nuevo billete de $2.000. El nuevo billete, que a partir de ahora será el de mayor denominación del país, rinde un homenaje a la salud pública nacional, por lo que cuenta con imágenes del Instituto Malbrán, la doctora Cecilia Grierson y el doctor Ramón Carrillo, precursores en el desarrollo de la medicina argentina.

Al respecto, la diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro) cuestionó dicha medida a través de un largo posteo en sus redes y lo calificó como “una bomba de humo”.

“UN BILLETE QUE NACE VIEJO”, tituló su mensaje la exgobernadora bonaerense y explicó: “Hoy entró en circulación el nuevo billete de $2.000. Con una inflación de más del 100%, ya hace tiempo que la baja denominación de los billetes viene siendo un dolor de cabeza para los comerciantes, los empresarios y la gente en general. Además, es un gasto enorme de impresión de papel para el Estado”.

Al respecto, precisó: “Pero, ¿por qué la noticia de hoy nace vieja? Entre 2020 y 2021, la política absurda de no imprimir billetes de mayor denominación le costó al Estado argentino USD 180 millones”.

“Fue tan alta la emisión de billetes de los últimos meses que hace algunas semanas la Casa de la Moneda tuvo que pedir importar billetes de París y de Malta para dar abasto para la demanda de pesos del Banco Central”, recordó y agregó: “Con el billete de $2.000, el Estado apenas se ahorraría alrededor de USD 21 millones este año. Muy lejos de compensar todo lo que gastó en impresión de billetes en los últimos años”.

Para Vidal “si, en cambio, hoy tuviéramos un billete de $20.000, Argentina se podría ahorrar más de USD 300 millones. Así, podría recuperar los dólares que el gobierno malgastó entre 2020 y 2021”.

“¿Saben a cuánto equivalen esos USD 300 millones que se ahorraría el Estado? Con esa plata se podrían construir, por ejemplo, más de 100 escuelas nuevas”, ejemplificó.

En esa línea, cuestionó que “el gobierno insiste en tomar medidas a corto plazo, que son irracionales y de ninguna manera resuelven los problemas macroeconómicos reales que tiene el país. Una política monetaria exitosa debe ser consistente con la realidad”.

“Un billete de $2.000, al cambio paralelo, hoy equivale a USD 4 dólares. Con la inflación y el atraso cambiario que tenemos, esta medida no es ni más ni menos que una bomba de humo”, cerró.

Tetaz desafió a Milei a un debate público sobre cómo terminar con la inflación

A través de un vídeo, el diputado de Evolución Radical le puso día y hora a la invitación al líder de La Libertad Avanza.

A través de un vídeo en sus redes sociales, el diputado nacional Martín Tetaz (Evolución Radical) desafió a su par Javier Milei (La Libertad Avanza) a un debate público sobre cómo terminar con la inflación.

El radical le puso incluso día, hora y lugar a la invitación al precandidato presidencial, quien propone dolarizar la economía y eliminar el Banco Central.

“Querido Javier Milei, te desafío a un debate público sobre cómo terminar con la inflación en la Argentina. Te espero el próximo martes 30 de mayo a las 19 horas acá, en la Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires”, expresó.

En el vídeo, el legislador de Juntos por el Cambio resalta que “la inflación es una estafa, golpea a los salarios, multiplica la pobreza, reduce el crédito, mata el crecimiento, favorece la corrupción y nos quita la posibilidad de planificar el futuro”.

“Atravesamos la peor crisis económica en décadas pero la política está ocupada discutiendo nombres y peleando por candidaturas”, cuestiona y considera que “por eso la Argentina necesita un debate serio sobre las principales propuestas para terminar con la inflación”.

Tetaz agrega que “necesitamos una discusión profunda entre los economistas de los distintos espacios políticos que han presentado ideas concretas para combatir la suba de los precios y recuperar la moneda”.

López Murphy le respondió a Milei: “No tengo inconveniente de enfrentarlo cara a cara”

El diputado de JxC sostuvo que CFK “no tiene más nada para ofrecer” y pronosticó que la inflación del mes de mayo superará los dos dígitos.

El domingo pasado en la Feria del Libro, el precandidato a presidente libertario Javier Milei -con su estilo directo – afirmó que el diputado nacional Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos – CABA) es un “pseudo liberal”. Tras ello, la devolución del economista de JxC fue “No tengo inconveniente de enfrentarlo cara a cara”.

Del mismo modo, López Murphy expresó, desafiante, que “estaría encantado a que este señor se animara a un debate, pero sería muy bueno debatir y que lo hiciéramos en términos respetuosos y ordenados, dónde quiera, sobre inflación y cualquier otro”.

En declaraciones a Radio Mitre, manifestó: “Hay que tener en cuenta que en una sociedad libre y plural, no se puede pretender que hay un discurso único. Es natural la pluralidad de voces”, y bromeó: “Por suerte no me dijo hereje, porque me llevan a la hoguera”.

“Cuando uno adopta una moneda inflacionista como el dólar, lo que hace es pagar un impuesto enorme al emisor. Eso es lo que dije y es así. Usted paga por la inflación que Estados Unidos genera. Eso es lo que afirmé”, aclaró el economista.

Consultado por el anuncio de la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre no ser candidata a presidente, López Murphy disparó: “No se siente en condiciones de correr”. “El tema ha terminado. Esa narrativa, esos valores, concluyeron. El fracaso de este Gobierno y del kirchnerismo ha sido catastrófico”, aseveró.

Con más fervor, amplió que “no tiene nada que ofrecer, por eso se baja. La historia de ellos ha colapsado. Es un fin de ciclo”. También, sostuvo que “fracasaron de la manera más colosal con inflación inmensa y una crisis de una magnitud enorme”.

Respecto a la inflación anunciada el viernes pasado por el INDEC, el exministro de Economía de Fernando De La Rúa sostuvo que “la aceleración de la inflación está muy asociada a la sensación de inviabilidad e incapacidad de contestar y tener una política clara sobre los desequilibrios de las cuentas externas”.

Desde su punto de vista, eso provocará que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) llegue a los dos dígitos de forma inevitable. “Vamos camino a los dos dígitos de inflación y ese escenario, es muy probable que ocurra en el mes de mayo. Si no está en ese número, va a estar ahí nomas”, pronosticó.

Inflación en alza y dólares que faltan: el peor de los mundos

Ya se esperaba un número alto para el mes de abril, pero el 8,4 superó las expectativas. Y cuando se llega a esos niveles, es más fácil crecer que bajar. La difícil tarea de hacer campaña electoral en ese contexto.

Por José Angel Di Mauro

Comentarista de la realidad desde que su rol quedó limitado a cuestiones meramente formales y sin mayor futuro que el de figurar en los libros de historia -no necesariamente con el mejor perfil-, el Presidente ocupó parte de la mañana del viernes en recibir a periodistas afines en Olivos, ante los cuales volvió a filosofar sobre las razones de la inflación: “Hay muchas causas que están generando esto -reflexionó-; una es la especulación de que pueda haber una devaluación, que el dólar blue sube (…). El ‘por las dudas aumentamos’, eso por lo que muchos me criticaron y yo llamaba inflación autoconstruida, inflación psicológica… Es precisamente eso, que no está en el consumidor, está en el pequeño comerciante”.

Son palabras al viento. Ni siquiera tienen por objeto tranquilizar, augurando una reversión del problema. Ya ni hace el esfuerzo Fernández por reservarse algún protagonismo, como cuando el 15 de marzo del año pasado anunció que tres días después lanzaría la “guerra contra la inflación”. “Vamos a terminar con los especuladores y vamos a poner las cosas en orden”, garantizó ese día.

Hoy ni siquiera le reprochan ese fallido. Tan desdibujado está el papel de Alberto Fernández que ni siquiera le piden hoy rendir cuentas por esa otra promesa incumplida. La gestión pasa por otro lado. Se sabe que el poder real está en la vicepresidenta, pero Cristina Kirchner ha logrado que no se le demanden soluciones. Sus seguidores, porque la consideran ajena a esta administración y la eximen de todas las responsabilidades; sus detractores porque la imaginan desentendida de la gestión y solo preocupada por la cuestión judicial.

El común de la gente interpreta que la gestión ha quedado a cargo de la tercera pata del trípode en el que se asentó desde el principio el Frente de Todos, Sergio Massa. De ahí que el ministro de Economía se ilusione con que semejante cuota de poder se transforme en un camino seguro hacia la presidencia. Tiene un elemento de peso para exigir cosas: ya lo anticipó Malena Galmarini cuando advirtió que si su esposo dejaba el ministerio, sobrevendría “el final”.   

El 8,4% de inflación de abril, un mes en el que Massa había augurado una cifra que empezaría con 3, debería dinamitar toda expectativa suya, mas tan escasos están de candidatos que él sigue pareciendo la alternativa más conveniente. Y bien se sabe que el expresidente de la Cámara baja es un hombre optimista. Los convencidos de que Massa es lo mejor que pueden ofrecer se conforman ya no con llegar a una cifra que empiece con 3, sino al menos con evitar la espiralización del índice y alguna moderada baja cercana a las PASO.

Tampoco eso es fácil, y ya no queda tiempo para prueba y error: el cierre de listas es en 40 días. Solo habrá un índice más antes del 24 de junio, y algunos especulan con que sea entre 9 y 10.

Además, todo puede empeorar. El viernes mostraban en La Nación+ un gráfico de Fernando Marull -a quien muchos definen como “uno de los economistas preferidos del círculo rojo”- que aportaba datos inquietantes. Comparaba el año 1989 con la actualidad: la inflación mensual de entonces, muy similar a los datos del presente -incluso menor en los primeros meses-, y la advertencia alarmante de un mayo de dos dígitos. Esta era la correlación de 1989: enero, 8,9; febrero, 9,6; marzo, 17; abril, 33%…

En su informe ante el Senado, el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, dio su propia interpretación de la escalada inflacionaria. Recordó que en los primeros 15 días de enero “la evolución de los precios era similar a como venían evolucionando los últimos tres meses del año pasado”. Para el funcionario, “parecía que los precios empezaban a encontrar un sendero descendente”. Sin embargo, “en la segunda quincena de enero se dispararon. ¿Qué es lo que sucedió en ese momento? El mercado toma nota de los efectos de la sequía. Y dice: le van a faltar al gobierno 20 mil millones de dólares. Y concluye: como el gobierno no tiene esos 20 mil millones de dólares, va a tener que devaluar. Y como va a tener que devaluar, cosa que el gobierno no hizo, el mercado empieza a fijar precios para adelantarse a esa devaluación”.

Rossi culpó a la sequía y la falta de reservas por la inflación.

En efecto, Rossi concluyó que, producto de la sequía, a la economía argentina le faltan 20 mil millones de dólares. “No los tenemos, y la guerra el año pasado nos generó un déficit de 5.000 millones. Total, 25 mil millones”, calculó, concluyendo que la falta de reservas tiene impacto inflacionario.

La realidad es que no hay dólares y el gobierno urgido por conseguirlos. Por eso la desazón del viaje a Brasil, cuando la delegación argentina volvió sin un solo dólar. “Pero con mucha disposición política”, tal el comentario del presidente Lula que sonó casi a cargada. Por eso es que el ministro Massa viajará a fin de mes a Shangai, con la premisa de conseguir una asistencia de los BRICS. No hay garantías de que le vaya mejor que en Brasil. Tampoco debe descartarse que el gesto apunte a que sea Estados Unidos el que intervenga para destrabar una ayuda desde el Norte.

La cuestión es que el gobierno necesita 10.000 millones de dólares para llegar con cierta tranquilidad al menos hasta las PASO. Después se verá, pero la prioridad es agosto.

Vale la pena recordar que Mauricio Macri tuvo la misma urgencia y por eso acudió al FMI. El demonizado préstamo que le concedieron a ese gobierno ascendía a US$ 57.000 millones, pero los desembolsos efectivos solo alcanzaron los US$ 44.000 millones. Después de las PASO de 2019, el Fondo dejó de mandar plata y Alberto Fernández rechazó recibir lo que faltaba, que ahora tan bien le vendría.

Un informe de IDESA para analizar la magnitud de la inflación en la Argentina reconoce respecto del concepto presidencial de “inflación autoconstruida” que “las expectativas pueden llegar a jugar un rol a la hora de explicar la inflación. Básicamente si uno ve que la inflación pasada es alta, puede prever que en el futuro va a seguir siendo alta. Esto ayuda a perpetuar la inflación, pero no la genera. No se puede culpar a la psicología de la gente por valores cercanos al 100% anual.

Sí reconoce el informe de IDESA al déficit financiado con emisión monetaria como causa de la inflación. “La economía de un país es como la economía de un hogar; cuando uno no llega a cubrir sus gastos, debe endeudarse. Pero el Estado tiene una alternativa más: puede fabricar dinero. A la larga, termina siendo como un impuesto que pagamos todos sin darnos cuenta. Pero lo que sucede es que debería crearse dinero solo cuando la gente demande más dinero, por ejemplo porque producimos más y necesitamos más billetes para hacer transacciones de compra y venta. Si fabricamos más billetes y no producimos más, es probable que los precios aumenten para que las cuentas puedan cerrar. Es decir, cada billete va a valer menos.

Hoy en día producimos 4% más que hace diez años, y sin embargo la emisión monetaria aumentó un 3.100%. No debería sorprendernos entonces que la inflación en ese período haya sido del 2.900%”, explica Patricio Canalis, economista de IDESA, que concluye: “Hoy en día, la principal causa de la inflación es la emisión monetaria”.

“Hoy en día, la principal causa de la inflación es la emisión monetaria”.

En este contexto es que el oficialismo toma nota del impacto durísimo que la inflación tendrá en las elecciones. Algunos más que otros; Axel Kicillof lo nota en su distrito, razón por la cual se ha reservado la jugada del desdoblamiento. No hay prisa: esperará al cierre de listas y moverá sus fichas luego.

En la oposición también están moviendo fichas. Los últimos días crecieron los contactos entre Horacio Rodríguez Larreta y Juan Schiaretti. El jefe de Gobierno porteño siempre pensando en el 70% que cree necesita para gobernar. Y donde más puede avanzar es en los acuerdos estructurales.

Algunos hablan del gobernador cordobés como vice de Larreta; otros presentan el acuerdo así: Larreta presidente, Gerardo Morales vice y Schiaretti jefe de Gabinete de un eventual gobierno de ese tipo. Hay quienes hacen volar su imaginación sugiriendo una ruptura de Juntos por el Cambio, con Mauricio Macri y Patricia Bullrich jugando con Javier Milei en un frente de derecha. Cerca del exmandatario lo descartan de plano, pero él está preocupado por el avance del libertario.

Jugando con el sello político de la Democracia Cristiana, Schiaretti apuesta a consolidar su figura a nivel nacional para conformar el espacio del peronismo disidente no kirchnerista. De hecho, esta negociación no estaría siendo mal vista por Macri, que siempre tuvo buena relación con el cordobés y cree que le sacaría votos al FdT.

Así como al expresidente lo desvela no perder CABA, a Schiaretti lo obsesiona retener su provincia. Eso es lo que advierte, fastidioso, Luis Juez, que sabe de estas negociaciones y las atribuye a las elecciones provinciales donde él tiene grandes chances de desbancar al peronismo que gobierna allí desde hace 24 años. Alerta que es una trampa.

Las elecciones son el 25 de junio. Al día siguiente del cierre de listas.

“La hiperinflación está a la vuelta de la esquina”, alertó Milei

El candidato libertario aclaró que la dolarización que él impulsa no sería inmediata, sino producto de un proceso previo. Confirmó a su compañera de fórmula.

El diputado nacional y precandidato presidencial por La Libertad Avanza, Javier Milei, no se sorprende por el índice de inflación de 8,4%, anunciado este viernes por el Gobierno nacional, y afirmó que “la inflación se va a llevar puesto al gobierno”.

“Esto es el resultado de unos descalabros monetarios que tiene Argentina hace muchos años y hay una continua aceleración de la inflación. Y hoy básicamente lo que uno tiene que tener en cuenta es que este 8,4% viaja a niveles del 150%”, advirtió Milei.

En diálogo con CNN Radio, Milei confirmó que su compañera de bancada Victoria Villarruel será quien complete la fórmula presidencial que él encabezará.

También puntualizó que la actual administración nacional “emitió 16 puntos del PBI en los primeros tres años de su gobierno” y criticó la emisión monetaria presente para “financiar el fisco o las operaciones del Dólar Soja”.

Respecto a la hiperinflación sostuvo que él fue el primero en advertirla y estipuló: “La hiperinflación está ahí, a la vuelta de la esquina. Y la demanda de dinero te dice que eso es posible. Estamos frente a un problema social de escalas nunca vistas en la historia argentina”.

Para Milei, “Argentina tiene un desequilibrio monetario peor que en la previa del Rodrigazo. Eso implicaría multiplicar la inflación por seis e iríamos a una inflación en el orden del 650%. Y si nos basamos en el índice anualizado sería del 900%”.

Respecto de la dolarización que él impulsa, sostuvo que “es parte de un programa económico y nuestro programa estructural es de 40 años. Si no empezamos a pensar en otros términos, vamos a seguir en el sendero miserable que traemos hasta ahora”.

Aclaró respecto de ese sistema que no es un proceso instantáneo, ya que demanda una serie de cuestiones de instrumentación. Y detalló: “En el programa de reforma de primera generación, que está la reforma del Estado que implica bajar el gasto público y los impuestos, una fuerte agenda desregulatoria y reforma en el mercado laboral y apertura de la economía. Y dentro de ese conjunto de reformas está la reforma monetaria que a la postre terminaría con la existencia del Banco Central”.

“El tema de la dolarización tiene que ver básicamente con la complejidad financiera que se debe del actual gobierno, en cómo quede el Banco Central, en el acceso a financiamiento y la posibilidad de colocar los bonos del Banco Central en el mercado y estructurar las operaciones para hacer el rescate de su pasivo. Mientras más rápido podes hacer eso, más chances tenés de dolarizar. Y cuanto más desmadrado el proceso inflacionario, es mucho más rápido y simple de hacer”, agregó Milei.

También esclareció, respecto a su iniciativa de índole fiscal: “Nuestro plan de recorte fiscal es mucho más ambicioso que cinco puntos del PBI. Eso lo podes lograr recalibrando tarifas o cortando las transferencias discrecionales. Nosotros queremos cortar las transferencias discrecionales, los subsidios económicos, eliminar la obra pública yendo a un sistema de iniciativa privada a la chilena. De modo que podamos bajar impuestos”.

En cuanto a la política, Milei confirmó que cuenta con un candidato definido para la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, pero que aún no lo anunció. Y descartó que sean Fernando Burlando o Sebastián Pareja.

Solano: “El 8,4% de inflación desautoriza el plan de CFK”        

El precandidato a presidente por el Frente de Izquierda – Partido Obrero expresó su preocupación sobre el reciente dato de inflación del 8,4% y un interanual del 108%.

El legislador porteño Gabriel Solano sostuvo este viernes que “el 8,4% de inflación desautoriza el plan de Cristina para poner a Massa como candidato presidencial de su espacio”.

“Esta inflación es otro golpe enorme contra los trabajadores, una pulverización más del salario. Especialmente concentrado en los sectores de menores recursos que destinan casi todos sus ingresos en alimentos que tiene un aumento superior al 10%”, agregó.

Solano sostuvo que “con estos niveles de inflación que se repiten mes tras mes la pobreza y la indigencia va a seguir escalando, especialmente en las infancias que hoy ya son el centro de la pobreza en el país. Esto es el resultado de la política del Gobierno nacional, con una emisión monetaria de un billón de pesos para beneficiar a los sojeros, tarifazos crecientes y de aceleración de la devaluación a través del dólar oficial como se pactó con el FMI.

Solano planteó que “esta crisis que cada día toma mayores y más profundas dimensiones deja planteada la necesidad de la lucha inmediata de los trabajadores para evitar que la crisis la paguen ellos. Hay que organizarse para establecer la indexación mensual por inflación para salarios y jubilaciones. El nivel de bancarrota que han llevado al país todos los gobiernos de los últimos años dejan a la vista la necesidad de una reestructuración integral bajo el gobierno de los trabajadores. Con la nacionalizando la banca, el comercio exterior, rompiendo con el FMI”.

La inflación arrojó un incremento del 8,4% y la oposición defenestró al Gobierno

El índice inflacionario fue el más alto desde que Sergio Massa está a cargo del Ministerio de Economía. Legisladores de JxC se manifestaron vía Twitter.

El Instituto de Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INdEC) informó este viernes que la inflación del mes de abril 2023 es de 8,4 por ciento y acumuló un 108,8 interanual. Además, en lo que va del 2023, índice inflacionario se incrementó en 28,7 por ciento.

Es el número más alto desde que Sergio Massa arribó al Ministerio de Economía en julio pasado, superando los superando los siete puntos de julio 2022 y los 7,4 de marzo 2023.

Las respuestas y cuestionamientos de la oposición no tardaron en conocerse. En primer lugar, el jefe de bloque de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, quien expresó: “Mientras el Gobierno cae en un tobogán, la inflación ya está en la estratósfera. ¡La guerra contra la inflación del tridente Alberto, Cristina y Massa usa pólvora mojada!”.

Con un vídeo adentro de un supermercado comparando precios, el jefe de bancada del Pro, Cristian Ritondo, aseveró: “La inflación no es psicológica, está en la calle. El problema es que no salen de sus despachos”, en alusión a las declaraciones del presidente de la Nación.

El jefe del bloque radical de senadores, Luis Naidenoff, expresó a su vez: “Ni psicológica ni autopercibida, Argentina tiene la segunda inflación más alta del mundo en alimentos y los argentinos lo ven cada vez que van al supermercado. El peor gobierno desde el regreso de la democracia, no existe otra palabra para calificar su gestión más que fracaso”.

El presidente del bloque de la Coliación Cívica – ARI, Juan Manuel López, fue breve, pero no menos duro: “Una vergüenza que aumenta, Inflación”, posteó junto a la imagen del ente estatal de economía.

De la misma manera, el jefe de bancada de Evolución Radical, Rodrigo De Loredo, manifestó: “El presidente se ha rendido y el ministro de Economía continúa con las bombas de humo. Argentina corre riesgos de una hiper mientras los kirchneristas especulan con las elecciones. Abandonaron a la sociedad porque abandonaron el gobierno y la gestión”.

Al igual que los jefes de bloques de JxC, el vicepresidente tercero de la Cámara de Diputados, Julio Cobos, opinó sobre el 8,4 de abril y pidió tratar en el Congreso el proyecto sobre los créditos UVA y la modificación de la Ley de Alquileres.

Al igual que varios legisladores opositores, la diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro – CABA) sostuvo que “más de tres años gobernando sin plan económico y le da la cara para decir que los argentinos que no llegan a fin de mes alucinan”.

“¿Cuánto se necesita para sobrevivir? Trabajadores en blanco y jubilados hoy son pobres. ¿El Gobierno? Bien, gracias. Está ocupado con las causas de Cristina”, cuestionó la diputada nacional Graciela Ocaña (Pro – CABA) a través de Twitter.

También, la diputada nacional Silvia Lospennato (Pro – Buenos Aires) publicó un montaje de un colectivo con la leyenda “la inflacioneta”, con el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner a bordo y con la mirada caída.

El diputado radical santafesino Juan Martín apuntó directamente contra el Gobierno y afirmó que “cada mes, un dato más dramático”, y agregó que “la inflación fuera de control es síntoma del desgobierno del Frente de Todos”.

Con más profundidad, el diputado nacional Alejandro Cacace (Evolución Radical – San Luis) propuso que “si no adoptamos una reforma monetaria fuerte y estricta, ya sabemos cómo esto termina”, en referencias a una hiperinflación como sucedió en 1985.

En relación a la cifra, el diputado nacional Alejandro Finocchiaro (Pro – Buenos Aires) ironizó contra el gobernador bonaerense Axel Kicillof y publicó: “8,4 de inflación en abril. Todo lo sólido se desvanece en el aire. Kicillof, vos entendés de esto”.

El diputado libertario José Luis Espert publicó un vídeo donde se lamenta por el número que arrojó el INDEC y criticó duramente al presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Por otro lado, el diputado nacional Martín Tetaz (Evolución Radical – CABA) pidió por la renuncia del jefe de Estado y explicó que “la falta de independencia del Banco Central hace que la moneda esté atada a la imagen del presidente y se derrumbe con ella. No podemos esperar hasta diciembre”.

En esa línea, la diputada nacional Karina Banfi afirmó que “nunca tuvieron un plan para frenar la inflación. Echaron a un ministro y pusieron a un súper ministro, pero los precios tomaron más velocidad”. Del mismo modo, el diputado tucumano Domingo Amaya manifestó: “¿Hasta cuándo van a priorizar sus peleas internas? Asuman la responsabilidad de gobierno y trabajen para la gente”.

Desde la Cámara alta, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo, arremetió contra Massa y publicó que “lograron en abril que la inflación empezara con 3, pero no la mensual, sino la acumulada en el año. En cuatro meses, 32 por ciento de inflación. Un completo fracaso”.

NOTICIA EN DESARROLLO

La oposición estalló en críticas, hasta que el INDEC revirtió su decisión de cambiar la fecha del índice de inflación

Fue luego que el INDEC informara que la cifra se conocerá el lunes 15, cuando ya hubieran pasado las elecciones en cinco provincias. Al final, las autoridades del organismo revirtieron la medida.

El INDEC informó este miércoles que postergaría la publicación del índice de inflación de abril, que se iba a conocer el próximo viernes 12 de mayo. Con el argumento de que esa fecha coincidirá con la veda electoral en cinco provincias -el domingo 14 habrá elecciones provinciales en La Pampa, San Juan, Salta, Tucumán y Tierra del Fuego- la cifra recién se iba a dar a conocer el lunes 15. 

Sin embargo la reacción airada de la oposición llevó al director del INDEC, Marco Lavagna, a dar marcha atrás y dejar sin efecto la medida.

El director del INDEC lamentó que la intención de separar el anuncio estadístico del proceso electoral fuera “malinterpretada y se despertaran suspicacias sobre la integridad de los equipos técnicos del INDEC”. El funcionario aclaró que consideran que “es una buena práctica no dar información estadística en medio de la veda pero, dada la controversia ocasionada, las cuatro fechas se mantendrán en su esquema establecido originalmente”, y concluyó: “Les pedimos disculpas y a la brevedad estarán restablecidas las fechas en el sitio web www.indec.gob.ar”, señaló el INDEC.

De inmediato, el titular del bloque radical, Mario Negri, posteó en Twitter: “Menos mal que el @INDECArgentina y Marco Lavagna recapacitaron y darán el 12 de mayo la cifra de inflación de abril. La oposición levantó la voz y logró torcer una decisión que remitía a las peores prácticas del Indec de Guillermo Moreno”.

Previamente, el diputado cordobés había sido de los más críticos: “Rompen el termómetro para negar la fiebre. Posponen los datos de la inflación para después de las elecciones del domingo 14/5 en varias provincias. ¿Creen que los argentinos no se dan cuenta de que el salario se les escurre de las manos? Gobierno de ridículos”, publicó en Twitter, y hasta le había enviado un mensaje al titular del organismo: “Marcos Lavagna, una persona con la cual he tenido respeto personal, si no rectifica esta decisión, entonces inmediatamente que deje el cargo. Si no será recordado como el que trajo las viejas políticas del Indec del Kirchnerismo”.

Por su parte, el senador nacional de la UCR Martín Lousteau había señalado: “Otra vez los K metiendo mano en el Indec. Antes difundían estadísticas falsas. Ahora, nos ocultan el dato de la inflación para que no coincida con las elecciones. Combatan de verdad la inflación y dejen de mentirle a los argentinos”. 

“Esto es una barbaridad. El gobierno patea la comunicación de los datos de inflación porque tiene miedo de perder, entre otras, la provincia de La Pampa”, escribió el diputado de Evolución Radical Martín Tetaz

En tanto, el legislador de la CC-ARI Maximiliano Ferraro remarcó que “la manipulación de estadísticas del INDEC es de extrema gravedad y reconfirma una vez más lo que todos sabemos: oscurantismo, arbitrariedad, una inflación que no frena y la ausencia de un plan. Este país se fundó sobre la idea ‘el pueblo quiere saber de qué se trata’”.

“El kirchnerismo y su costumbre de utilizar las estadísticas del INDEC para ocultar la realidad de la Argentina con fines políticos”, sostuvo la diputada cordobesa del Pro Laura Rodríguez Machado

Para la legisladora radical Jimena Latorre, desde el oficialismo “creerán que ‘ojos que no ven, corazón que no siente’? El que sí siente es el bolsillo de los argentinos…”. “Las viejas y conocidas prácticas de manipulación de datos y estadísticas. Como si pudieran tapar el sol con un dedo”, agregó la mendocina. 

“¡NO EMPECEMOS! El INDEC debe dar explicaciones en base a la ley del cambio de calendario para publicar un dato de la inflación”, exclamó la diputada de la UCR Karina Banfi, quien aclaró que “la ley electoral no lo prohíbe, entonces están volviendo a las viejas prácticas del kirchnerismo? Deja vú”.

El diputado del Pro Fernando Iglesias manifestó: “Muy coherente. El gobierno suprimió la realidad y el INDEC, las estadísticas que la muestran. Sigan votando al peronismo. Argentina Presidencia”. 

También se refirió al tema el líder de Avanza Libertad, José Luis Espert, quien observó que “es claro que el motivo de la postergación (de la publicación de la inflación del INDEC) del viernes 12 al lunes 15 es porque puede romper un nuevo récord (+8%) y el domingo 14 hay elecciones en 5 Provincias en las que gobierna el peronismo o el peronismo kirchnerista…”.

“Los K manipulando el INDEC, 4ta y última temporada”, fue el mensaje de la diputada Carolina Píparo, quien recientemente creó su monobloque Buenos Aires Libre, aliada a Javier Milei, quien al respecto publicó: “TSUNAMI DE CHANES. Otra vez la historia de romper o tapar el termómetro para negar la fiebre…”.

Che, ¿cómo viene la cosa?

Por Nancy Sosa. La periodista analizó las cuatro gestiones kirchneristas y a la de Cambiemos. Además, habló sobre la economía del país, la deuda externa y la inflación.

Se ha vuelto una costumbre preguntar en Argentina: “Che, ¿cómo viene la cosa?”, frase generalmente acompañada de una juntura de dedos con las puntas hacia arriba. Tal es la incertidumbre, la ausencia de horizonte y obviamente la falta de dirección de la economía política, que el nativo y los millones de extranjeros que viven en este suelo lo resumen gestualmente y con tan pocas palabras.

Nadie espera una respuesta demasiado larga, ni una cátedra que le permita entender qué es esto que viene pergeñando el gobierno del Frente de Todos desde 2019 y que conduce a una nada transformada en un ovillo intrincado del cual poco puede elucidarse.

El ovillo es la realidad diaria comprimida, enredada en hilos sin principio ni final, una maraña de desaciertos producto de la ineficiencia de un grupo de perversos capaces de empobrecer a un país, de debilitar la producción y el crecimiento del país, incentivar un Estado elefantiásico, inhibir las voluntades de una población entera y deglutirse el futuro, como si respondieran a un plan preconcebido y macabro de destrucción masiva.

Semejante drama, generador de las penurias más inverosímiles, tiene una contrapartida más asombrosa todavía: quienes lo ponen en práctica lanzan discursos psicóticos al aire desde distintos lugares tratando de convencer a 47 millones de argentinos de que “las cosas van bien”, que “estamos creciendo”, y paralelamente que ellos no forman parte de ese gobierno que ha generado la hecatombe. Mucho peor aún: preparan una campaña para “volver”, con el objetivo de hacer “la Argentina que queremos”.

Como se ve el drama ya tiene contornos de esquizofrenia: ellos no están, pero se sienten perseguidos por otros que no gobiernan y son, a su modo de ver, los causantes del desbarajuste en que está envuelto el país conducido por ellos mismos. En resumen: en diciembre dirán que los cuatro años del gobierno del Frente de Todos en Argentina, entre el 2019 y el 2023, no existió. Se abrirá entonces una brecha -o mejor, una grieta- en el tiempo universal, y ese espacio temporal tampoco tendrá su reflejo en los libros de historia porque ellos “nunca estuvieron aquí”.

Por eso todos preguntan: “ché, ¿cómo viene la cosa?”, refiriéndose a lo que les importa, que es -nada más y nada menos- una inquietud para saber si mañana van a poder comer y pagar el tren o el colectivo, no solo porque los salarios ni el remanente de las changas no alcanzan para llegar al día quince, sino también porque los billetes de mil mangos no sirven para comprar nada, la inflación los aplasta irremediablemente, los precios se desorbitan, los servicios no se pueden pagar, los chicos carecen de lo elemental para ir a la escuela, no tienen atención en la salud, y no hay trabajo posible de conseguir.

Tal vez a muchos no les alcanza el entendimiento para comprender qué “catso” pasa con la economía, a la que los gobernantes fantasmas no le encuentran la vuelta para frenar una inflación de 104% anual, pero sienten que eso les jode y mucho. Tampoco entienden por qué sube el dólar a las nubes y ellos no ven ni un billete de un dólar; mucho menos están dispuestos a encontrar una razón para saber por qué el peso argentino está devaluado al punto de que mil pesos significan apenas 2,5 de dólares.

Escapan del raciocinio de la mayoría de los argentinos las abrumadoras gestiones ante el Fondo Monetario Internacional y los escuálidos mangazos a los organismos de crédito internacional que entran al Banco Central de la República Argentina y se esfuman a las 48 horas.

Pero hay una franja bastante informada que, con el estómago lleno y la movilidad resuelta, pueden tener apreciaciones sensibles sobre “cómo viene la cosa”, después del cimbronazo de las peleas de palacio entre el ministro de economía Sergio Massa y el “autobajado” presidente Alberto Fernández que tuvo repercusiones en los mercados.

Los que saben tienen en claro que, a partir del último viaje de Massa a los Estados Unidos, no habrá más plata para Argentina porque los yanquis están hartos de que los argentinos administren mal, usen políticas que no llevan a ningún buen puerto y los desembolsos pateados por el gobierno fantasma del kirchnerismo para 2024, 2025 y 2026, resulten imposibles de cobrar. Por eso le exigen al actual gobierno fantasma que, si quiere dinero, antes lo acuerden con la oposición que, seguramente, tendrá que hacerse cargo del desaguisado urdido y construido entre 2019 y 2023. Si no hay acuerdo político no hay más guita.

De entrecasa, Argentina seguirá lidiando con el tipo de cambio, atrasado en un 20%, con el crédito privado que cayó en un año casi dos puntos del Producto Bruto Interno. Los jubilados perderán cada vez más con la fórmula nefasta del kirchnerismo, y los asalariados tendrán conciencia de la “indexación” mensual sus haberes, como en la década del 60 con gobiernos militares.

Del dólar, ni hablar. Seguirá subiendo sin límites a la vista, gracias a la diversificación y el cepo que tanto les gusta a los K. Pero lo más lamentable es que tampoco habrá dólares fáciles; sin dólares la suerte de cualquier gobierno está echada. No será la primera vez.

Las políticas del actual gobierno, pese a que sostengan su inexistencia, seguirá emitiendo billetes a lo pavote. Parece mentira que ese sector partidario no entienda que emitir billetes sin control produce inflación. Si el jefe de gabinete Antonio Rossi cree que esa herramienta de la economía es inocua es porque no entiende cuándo se puede usar y cuando no.

Hasta el momento ningún miembro del “inexistente” gobierno reconoció públicamente la depreciación de la moneda argentina. Hoy no vale nada, y esa experiencia ya la tuvo Argentina, pero nadie aprendió. Como ejemplo: el peso argentino cumplió 31 años de vida, pero si se hace una comparación con el año 2001 la canasta básica entonces valía 61 pesos, hoy cuesta 10.267 pesos.

Semejante desfasaje señala que la moneda argentina no sirve como medio de pago, ni como unidad de cuenta, ni tampoco como reserva de valor. Está roto por donde se lo mire. Hay que recuperar el valor del peso argentino, y evitar la dolarización para no crear mayor desigualdad. Los cantos de sirena de Javier Milei son una falacia reconocida por los mejores economistas.

Argentina, después de esta cuarta experiencia kirchnerista y una gestión de Cambiemos, tiene enormes problemas estructurales que arrastran a la economía. Está amenazada por la expectativa de una devaluación, tiene destrozado el sistema monetario, la deuda externa creció al final del cuarto trimestre de 2022 hasta los 276.694 millones de dólares. ¿Se entendió? ¡¡¡276.694 millones de dólares de deuda externa!!!

Con 104% de inflación el país se encuentra en una situación crítica, según un economista que rozó en algún momento al kirchnerismo, Emmanuel Álvarez Agis. “Enfrentar la suba de precios exige dejar de lado los prejuicios y diseñar un plan integral que combine políticas ortodoxas (devaluación, aumento de tarifas, tasas de interés positivas) con otras heterodoxas (retenciones, aumentos salariales). Es el único camino”, expresa en su nota de Le Monde Diplomatique. ¿Se animaría el gobierno fantasma a aplicar este plan? ¿O seguirá aferrado a los preceptos ideológicos de una izquierda berreta que no quiere ver la realidad?

La autora de esta nota seguirá negando que el kirchnerismo sea lo mismo que el peronismo, pero no puede negar de donde nació este engendro que ni siquiera puede emular aquella caracterización de enfrentador de crisis que producia mejoras, especialmente en el consumo. Hasta el consumismo fue tergiversado por la líder de ese espacio y actual vicepresidenta del gobierno que detesta, Cristina Fernández Viuda de Kirchner. Juan Perón nunca alentó el consumismo, pero ella cree que es la fuente principal de la economía y por eso alienta los planes sociales sin que supongan formar parte de una política de estado. “Platita en el bolsillo”, pensaba ella cuando las papas quemaban durante sus gobiernos. No es así, estuvo siempre equivocada con ese concepto y ningún obsecuente se lo explicó.

En la inminente campaña presidencial se verán los slogans más desopilantes para seguir engañando a su electorado, sin la suerte que los acompañó en 2019. Afortunadamente habrá otros espacios más dispuestos a exponer planes reales y racionales para el futuro tortuoso que se avecina.

Quedan solo siete meses para comenzar otra etapa, dura, durísima, porque nada cambiará de un día para otro, mucho menos con el zafarrancho que quedará prendido como una escarapela a la banda presidencial de quien deba asumir los destinos del país. Entonces, volverá la pregunta: “ché, ¿cómo viene la cosa”? Y se le responderá: “será otra cosa”, a secas, pues lo de la sangre, sudor y lágrimas quedará corto como expresión del sacrificio requerido para salir del atolladero.

Casaretto: “Si encauzamos los problemas de Argentina vamos a ser una opción electoral competitiva”

Así lo consideró el diputado oficialista, quien analizó que en el país “se están pagando las consecuencias de lo que se ha hecho en los últimos años, no ahora”.

El diputado nacional Marcelo Casaretto (FdT) consideró este lunes que “a partir de ordenar el frente interno y la competencia política” dentro del Frente de Todos, “si encauzamos los problemas de Argentina vamos a ser una opción electoral competitiva en las elecciones de octubre”, afirmó.

En referencia a la actual situación económica, el entrerriano apuntó que “Argentina acumula déficit y emisión hace muchos años” y por eso “hoy no se están pagando las consecuencias de lo que se hace hoy, sino las consecuencias de lo que se ha hecho en los últimos años”.

“Hay países que tienen más déficit que Argentina, pero ellos tienen financiamiento y nosotros no”, señaló. Para el legislador, “al cabo de tres años de gestión podemos mostrar algunas luces y algunas sombras”.

En declaraciones con radio Continental, Casaretto destacó: “La Argentina crece, eso es bueno. La Argentina está batiendo récord en materia de exportaciones. La Argentina genera empleo y la desocupación es muy baja”.

Sin embargo, se “convive con una alta inflación, por encima de lo razonable, por encima del 100%, y eso afecta los salarios y las jubilaciones”, expresó y reconoció que “desde la convertibilidad para acá, estamos con la inflación más alta”.

“Cuando hay una remarcación constante de precios, eso afecta a ciertos trabajadores”, dijo, para ampliar después que se refería a los trabajadores informales, quienes no están dentro de un convenio colectivo de trabajo.

El diputado observó que “la situación de inflación es compleja, más allá de que algunos simplifiquen el tema como (Javier) Milei, y viene de décadas”.

“Yo no coincido con el pensamiento de Milei pero entiendo cómo es el proceso: de cada 10 elecciones que ha habido en el mundo, en 9 han perdido los oficialismos, porque ante los problemas del mundo, la gente responsabiliza a quien está en el gobierno en ese momento”, analizó.

El dólar sigue sin encontrar su techo y la oposición fustigó al Gobierno: “Es una máquina de producir pobreza”

A través de las redes sociales diputados y hasta legisladores porteños apuntaron contra el ministro de Economía y el presidente de la Nación por la inflación, la pobreza y el precio del dólar.

El dólar continúa subiendo sin tope alguno, lo que generó una reacción de enojo por parte del arco político opositor hacia el ministro de Economía, Sergio Massa, y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, a quienes también cuestionaron por la inflación y la pobreza.

“¿Y ESAS RISAS?”, preguntó el jefe del bloque UCR en Diputados, Mario Negri, sobre una foto en la cual se ve a Massa y a Fernández juntos riéndose. Y sumó al posteo: “La pregunta que se hacen los 46 millones de argentinos es de qué se ríen el presidente y el ministro de Economía si la inflación y el dólar están por las nubes y el gobierno es una máquina de producir pobreza”, y remató calificándolos de “caraduras”.

El santafecino Federico Angelini (Pro) lanzó: “El gobierno busca contener el dólar a cualquier costo, incluso si eso implica quemar las reservas, intervenir el mercado de bonos y emitir deuda a tasas irrisorias. ¿Qué lograrán? poner en riesgo al país, dilapidar nuestros recursos, ah… y que el precio del dólar frene un ratito”.

En esa línea, recordó que “con Ricardo López Murphy, Luciano Laspina y Germana Figueroa Casas presentamos un pedido de informe y solicitamos a la CNV y a los organismos correspondientes que se investiguen estas operaciones”.

“Que renuncie el presidente Alberto Fernández al manejo de la inflación. Que le devuelva al Banco Central la total autonomía, convirtiéndolo en un órgano profesional sin relación con el ejecutivo, que prohíba en una nueva Carta Orgánica, el financiamiento al Tesoro, para evitar la hiper”, expresó Martín Tetaz (Evolución Radical).

El entrerriano Pedro Galimberti apuntó: “Dólar a 440. El país herido. Alberto Fernández y Sergio Massa sonríen queriendo decir ‘aquí está todo bien’. La portavoz ‘chicanea’. Nada más irresponsable en un contexto de turbulencia donde hay que actuar con responsabilidad extrema”.

En tanto, el cordobés radical Marcos Carasso manifestó: “El dólar está por las nubes, vocera. Deje de tomarle el pelo a los argentinos. Debería darle vergüenza”. “Con el peso sin piso y el dólar sin techo, los K salen a pedir que ‘miremos el futuro y no votemos a la derecha maldita’. Payasos”, expresó la monobloquista Carolina Píparo.

“Los salarios y jubilaciones pierden contra la inflación hace más de 5 años y la CGT te anuncia una reunión. Son partícipes necesarios de este saqueo al bolsillo del pueblo trabajador”, sostuvo el diputado de izquierda Nicolás del Caño.

Para Yasky, “la oposición está queriendo generar un escenario de ingobernabilidad”

El diputado del FdT denunció que hay “grupos muy poderosos que quieren que vayamos a una mega devaluación”. Críticas a la ministra de Trabajo.

El diputado nacional Hugo Yasky (FdT) atribuyó a la oposición y “grupos económicos poderosos” el salto del dólar esta semana y consideró que “la oposición está queriendo generar, junto con los sectores que hoy promueven corridas cambiarias, un escenario ingobernabilidad y de estallido de la economía”.

“Lo necesitan para poder generar las condiciones para aplicar todos esos planes de ajuste que dicen que van a hacer dinamitando el Estado, con recortes, que son hachazos, con eliminación de derechos, con bajas de salarios”, continuó el oficialista.

En declaraciones a AM750, el líder de la CTA de los Trabajadores denunció: “Creo que nos están empujando con la corrida cambiaria. Hay grupos muy poderosos que quieren que vayamos a una mega devaluación, que significaría que los que hoy tienen millones de dólares van a pasar a ser super millonarios y el resto vamos a descender muchos escalones. Eso provocaría una profunda crisis social y que la gente pase a vivir a niveles de pobreza mucho más dramáticos”.

Para el legislador, “ese es el escenario que necesitan para justificar las barbaridades de (Javier) Milei, de Patricia Bullrich, de (Mauricio) Macri“. “Toda esta desestabilización la hacen porque saben que si llegamos en condiciones más o menos normales a la próxima elección, esos planes de ajuste brutal no van a tener el consenso social como para poder ser aplicados. Saben que antes nos tienen que hundir la cabeza, llevarnos a la asfixia”, agregó.

Producto de la depreciación del salario por la altísima inflación, Yasky insistió que “tenemos que buscar una manera de recomponer el ingreso de los sectores que están siendo afectados por el aumento de la inflación. El Gobierno no tiene que perder de vista que más allá de cualquier especulación electoral hoy es imprescindible, y hay elementos para hacerlo”.

“Tenemos que recomponer a través de una suma fija pensando en un aumento de las asignaciones familiares y yendo a las próximas reuniones del Salario Mínimo, Vital y Móvil con una propuesta que realmente signifique mover la aguja para que los salarios se recompongan”, reclamó.

En este aspecto, el diputado cuestionó a la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, a quien señaló de estar “repitiendo un argumento que hay alrededor de Alberto Fernández, con asesores que tienen que no conocen lo que está pasando en la calle, o no les interesa, y lo mantienen en una posición a la que se aferran”.

“No jodamos más con mentiras, con un libreto que es imposible de sostener, por eso creo que la ministra de Trabajo lo que tiene que hacer es ir a la Casa Rosada y decirle al presidente que hay que tratar de resolver esto. Hoy tenemos un problema. Necesitamos que la gente sienta en el bolsillo una mejora y que hay un Gobierno que, además de todos los problemas que tiene que resolver, tiene prioritariamente este tema”, completó.

Legisladores porteños apuntaron contra el Gobierno Nacional por la disparada del dólar

Desde Vamos Juntos, La Libertad Avanza, Republicanos Unidos y el Partido Obrero exigieron medidas para evitar esta situación y aseguraron que el país “sigue sin un plan económico”.

En medio de la fuerte crisis económica que sacude a la Argentina, los diputados de Vamos Juntos (VJ), Republicanos Unidos (RU), La Libertad Avanza (LLA) y el Partido Obrero (PO) salieron a repudiar la disparada del dólar y exigieron al Gobierno Nacional que implemente “un plan económico”.

El presidente del bloque VJ y hombre de confianza de Graciela Ocaña, Diego García Vilas, se preguntó en las redes sociales: “¿se acuerdan cuando el kirchnerismo se indignaba por el dólar a $40? Hoy parece un chiste: sin plan, sin liderazgo y sin consensos, la economía se hunde y arrastra a millones de argentinos”.

Mientras que la oficialista Cecilia Ferrero (VJ) compartió una imagen en la que se puede ver al ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, y lo responsabilizó por la crisis en la que está sumergido el país. “Se los presento, él es Sergio Massa, ministro de ‘economía’ de Argentina. Su gestión en números: pobreza en 40%, dólar a 41 pesos y una inflación mensual del 7,7%.  Aunque los medios lo blinden, esta es la cara del responsable de la crisis económica actual”, remarcó.

A su vez el jefe del bloque RU y mano derecha de Ricardo López Murphy, Roberto García Moritán, planteó que “es un desastre lo que estamos viviendo, han roto el país”. Al mismo tiempo que su compañera de bancada Marina Kienast (RU) lanzó con dureza: “un nuevo día del peor gobierno de la historia y otro récord más de los que no alegran. El dólar a 421 pesos, resultado directo de más de 3 años de gobierno sin un plan económico”.

En tanto el legislador de LLA Ramiro Marra ironizó: “qué raro, el dólar llegó a 421 pesos y la pobreza al 45% pero no veo a ningún Kirchnerista llorando en televisión por los pobres y jubilados. ¿Dónde estarán todos esos chantas?”.

A la vez que Rebeca Fleitas (LLA) señaló que “el dólar Blue cerró a 418 de pesos. Sentí curiosidad por saber que habrá dicho la vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, que siempre fue tan ávida de twittear sobre la suba del dólar cuando no estaba en el Gobierno. ¡Ah! Que curioso. No ha dicho nada del desmadre que causó en la economía junto con Massa y Alberto Fernández. ¡Háganse cargo, gobiernan hace más de tres años!”.

Finalmente, el trotkista Gabriel Solano (PO) concluyó señalando que “el dólar blue ya superó los 420 pesos. Este Gobierno nos lleva al desastre y nos arrastra al la hiperinflación”.

La oposición estalló ante un nuevo récord de inflación

Tras la difusión del índice de marzo, legisladores opositores advirtieron que con este 7,7%, solo nos superan en la materia Venezuela, Zimbawe y El Líbano.

Se conoció este viernes el índice inflacionario de marzo, que resultó ser la más alta en más de dos décadas: 7,7%. No se conocía un índice tan elevado para el mes de marzo desde 2002, cuando fue del 10,4%. El interanual alcanza ya 104,3%.

Obviamente surgieron las críticas desde la oposición, que ya estaba esperando un número bastante adverso. El diputado nacional del Pro Diego Santilli, ironizó: “Teléfono para el kirchnerismo. ¿Piensan hacer algo o seguir tirando afuera la pelota mientras los argentinos viven la peor inflación en 30 años? 7,7 inflación de Marzo. 104,3 interanual.

“Prometieron asado para todos y lo único que pusieron a la parrilla es la economía”, señaló con ironía el diputado Maximiliano Ferraro. Y agregó: “Los números queman, a un país con el 39,2% de pobreza le impacta en la cara un 7,7% de inflación en marzo, con un aumento del 9,3% de los alimentos. Mientras tanto el gobierno, a pura improvisación, nos lleva a todos a lo que, según datos del Indec, será la mayor inflación de los últimos 30 años con una proyección interanual del 104,3%”.

“7,7% de inflación mensual, literalmente nos están reventando. La única forma para terminar con la inflación es dolarizar, no hay otra”, planteó el legislador porteño de La Libertad Avanza Ramiro Marra.

También desde la Legislatura, su titular, Emmanuel Ferrario, señaló: “7,7% de inflación en marzo. De este espiral tenemos que salir todos los argentinos! El gobierno nacional no tiene ninguna respuesta, pero este año podemos cambiarlo. Con decisión, trabajo y poniendo las ganas de salir adelante de la gente por sobre las discusiones políticas”.

“DEVASTADOR”, tuiteó con mayúsculas Mario Negri, que agregó: “Argentina tiene la cuarta inflación anual más alta del mundo, sólo superada por Venezuela, Zimbawe y El Líbano. Es 10 veces más alta que en Chile y 20 que en Brasil. No es la herencia ni la pandemia ni la guerra. Terminen con las excusas y el relato. Asuman el fracaso”.

La diputada radical Danya Tavela señaló por su parte: “No hay violencia más grande que la que ejerce el Gobierno con la inflación. @FernandezAnibal dijo que la oposición va a ‘lastimar gente’”. Y agregó: “¡Ustedes lo están haciendo TODOS LOS DÍAS Y LO PEOR ES QUE NO HACEN NADA!”.

El diputado de Evolución radical Alejandro Cacace señaló: “La inflación de marzo es de 7,7 nos sorprendemos todos los meses por la misma noticia, altísima y creciente #inflación. La respuesta es clara: una profunda reforma monetaria y fiscal que dé estabilidad a nuestra economía. Este gobierno ya no lo hará. Debemos hacerlo desde Juntos”.

“El kirchnerismo ha destruido la economía. La gestión de @alferdez @CFKArgentina @SergioMassa se derrumba día a día, sumergiendo a más ciudadanos a la pobreza”, tuiteó la mendocina Pamela Verasay. Y agregó: “18 millones de argentinos no cubren la canasta básica por este nivel de inflación”.

“Inflación de marzo 7,7%. Inflación interanual 104,3%. Pobreza 39,2%. Dólar a $400”, enumeró Ricardo López Murphy. Y remató: “No son ‘números’: es el fracaso del relato, la improvisación y el socialismo”.

A su vez, Martín Tetaz precisó: “El 7,7% de inflación de marzo es aterrador. Gravísimo. Los alimentos y bebidas corren a una velocidad anualizada del 190%. Tenemos que evitar que esto termine en una hiperinflación. Por favor @SergioMassa el anuncio de un plan antiinflacionario es urgente”.

En otro tuit, el economista advirtió que “la situación es dramática; los precios corren a una velocidad anualizada de 143% y ya nadie le cree a un gobierno que está completamente desorientado y devaluado. El Ejecutivo tiene que renunciar al Banco Central y mandar el lunes un proyecto para darle total autonomía”.

A su vez, la diputada mendocina Jimena Latorre señaló que “en manos del kirchnerismo los argentinos somos cada vez más pobres. Su política económica es  desastrosa. Las soluciones no están en los relatos, son tan dañinos el populismo de izquierda, como el de derecha”, en tanto que el senador nacional Alfredo Cornejo posteó: “La inflación sigue fuera de control. Las recetas populistas y perversas del gobierno de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa fracasaron y pulverizan el futuro de todos los argentinos”.

Economía suma instrumentos para la estabilidad económica

La medida permitirá absorber excedentes de pesos que de otra manera presionan sobre la inflación.

Actualmente hay organismos del Estado que cuentan con bonos denominados en dólares, tanto con legislación local (AL), como con legislación extranjera (GD). Los primeros (AL) no se utilizan para MEP/CCL.

Esta iniciativa apunta a: colocar en el mercado una parte de los AL para generar profundidad; que el Mecon (en coordinación con BCRA) concentre el manejo del resto de los AL que no se colocaron en el mercado; retirar del mercado bonos GD; y de esta manera Mecon va a contar con capacidad de actuar en el mercado de dólares financieros SIN afectar las reservas.

Qué se espera lograr con esta medida: permite absorber excedentes de pesos que de otra manera presionan sobre la inflación; logra reducir deuda en dólares con legislación extranjera; genera instrumentos para actuar en el mercado de dólares financieros SIN afectar las reservas; concentra el manejo de esos instrumentos (hoy diseminados en distintos organismos del Sector Publico) en el MEcon, en coordinación con BCRA; levanta algunas restricciones cambiarias, como primer paso hacia un principio de normalización; ayuda a reducir la volatilidad del mercado de dólares financieros en particular, y del mercado de capitales en general, evitando así su impacto entre otros en la inflación; equipara a los bonos con legislación local (AL) como benchmark del mercado de dólares financiero; sigue consolidando el programa financiero del tesoro; y de esa forma continuamos el camino de estabilización para superar la crisis de junio 2022.

“El problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes y el aumento de los precios de los alimentos”

Eso opinó el diputado oficialista Daniel Arroyo respecto al acampe en la 9 de julio por parte de movimientos sociales. Además, planteó la necesidad de un plan antiinflacionario y una mejora en los salarios.

El diputado nacional y exministro de Desarrollo Social de la Nación, el oficialista Daniel Arroyo, hizo un relevamiento de la coyuntura social del país y manifestó que “el problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes y el aumento de los precios de los alimentos”, al tiempo que planteó la necesidad de un plan antiinflacionario.

En declaraciones por la AM 870, Arroyo sostuvo: “El problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes, la protesta social frente al Ministerio de Desarrollo Social o de trabajadores frente a sus empresas, está asociado a eso que la gente no llega a fin de mes para el que tiene trabajo y para el que  no tiene trabajo, para el que tiene un plan o para el que no tiene, ahí está el núcleo o centro del problema en un contexto que, más allá de la validación de datos que entiendo que validó el 94%, el trasfondo del problema es que la mayoría de las personas no llegan a fin de mes y sobre todo con el aumento de los alimentos”.

En ese sentido, manifestó que “el nivel de tensión está dado por dos cuestiones por el precio de los alimentos y por el endeudamiento de las familias porque terminan tomando créditos al 200% y terminan debiendo plata y el mes se les hace larguísimo. La mejor política social sería estabilizar el precio de los alimentos”.

“Con el pan a 500 pesos, con la leche a casi 300 pesos es muy complejo para una parte importante de la población. El problema central es lo que les cuesta a las familias llegar a fin de mes, tenemos que ayudar entre todos que el programa Precios Justos y funcione para tener una referencia de lo que salen las cosas y luego hay que mejorar los ingresos, el núcleo está ahí”, consideró.

Y cerró: “Tenemos que hacer un debate profundo y un plan antinflacionario y un programa amplio para combatir la inflación y lograr que Precios Justos funcionen”.

Heller, sobre la inflación de febrero: “Es un golpe duro”

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja opinó que la cifra “efectivamente marca el no cumplimiento” de los acuerdos de precios.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Carlos Heller (FdT), opinó este miércoles sobre la cifra de 6,6% de inflación del mes de febrero y sostuvo: “Es un golpe duro porque efectivamente marca el no cumplimiento de los acuerdos (de precios)”.

“Hay políticas basadas en acuerdos y actitudes que no se corresponden con esas políticas”, agregó y adjudicó la suba a los empresarios porque “las causas de la inflación no son para nada las que históricamente se han esgrimido para explicarlo”.

En ese sentido, el oficialista apuntó que “la emisión monetaria está contenida. El tipo de cambio se ajustó por debajo de la inflación. Los salarios registrados lograron empatarle y los otros perdieron con la inflación. Las tarifas vienen por detrás. Entonces, ¿cuáles son las causas que generan esa inflación más allá de la especulación y las expectativas?”.

En diálogo con Radio 10, el legislador señaló que hay pensamientos que “se instalan como irremediables, irreversibles e inevitables y que hacen que todo el mundo actúe preventivamente”, tales como “seguro que va a haber una devaluación y me cubro; o cuando tenga que reponer seguro que me van a cobrar más caro, entonces aumento”.

Y en esa línea “colaboran desde luego las consultoras y los analistas tirando todo el tiempo nafta en el fuego”, consideró y continuó: “Ya están diciendo que marzo va a ser peor que febrero”.

Heller enfatizó que “una empresa puede no aceptar entrar al acuerdo, pero cuando entra es para cumplir no para la foto”, por eso reclamó que “el Gobierno tiene que actuar con mayor energía en el no cumplimiento” y “aplicar multas, clausurar y todas las medidas que sean sanciones a cualquier incumplimiento”.

Para el diputado del FdT, “hay que evitar lo que nos quieren presentar como inevitable que es el shock antinflacionario”. “Si metes una gran devaluación y de hecho devalúas el valor del salario, claro que vas a frenar la inflación, porque va a bajar el consumo de una manera drástica, pero eso es recesivo”.

“Estos muchachos están anunciando que si ganan van a aplicar toda la mano dura para poder cumplir con lo que saben que inevitablemente generaría reacciones sociales”, expresó sobre la oposición.

Respecto de la flexibilización de las metas con el FMI, el porteño subrayó que “no hay acuerdos buenos con el FMI, lo que no hay que hacer es entrar con el FMI. Acá el pecado, el crimen, son los 45 mil millones de dólares que se tomaron”.

“Nuestro Gobierno tiene que pelear por lograr el acuerdo lo menos malo posible. Y yo creo que en eso se trabaja bien”, manifestó y opinó que hay que “trabajar en la renegociación del costo del financiamiento”.

Legisladores porteños explotaron contra el Gobierno Nacional por la inflación

Representantes de los diferentes espacios políticos cargaron con dureza contra la gestión de Alberto Fernández y advirtieron que “una economía descontrolada, es reflejo de un Gobierno sin confianza y sin plan”.

A un año de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, le declarara “la guerra a la inflación”, los legisladores porteños de las diversas bancadas cargaron con dureza contra el Ejecutivo Nacional por el crecimiento de la inflación y aseveraron que la “economía está descontrolada”.

En ese sentido, el vicepresidente primero de la Legislatura de la Ciudad y diputado de Vamos Juntos (VJ), Emmanuel Ferrario, afirmó que “una economía descontrolada, es reflejo de un gobierno sin confianza y sin plan, da como resultado los números que vemos cada mes” y recordó que “en febrero, se registró 6,6% de inflación. Si el kirchnerismo insiste en ‘volver’ a algo, debería ser al -0,4% de inflación que había cuando asumió en mayo del 2003”.

Mientras que el jefe del bloque VJ y hombre de confianza de Graciela Ocaña, Diego García Vilas, planteó que “somos un 102,5 % más pobres que el año pasado. La inflación quemó los salarios de los argentinos y sus perspectivas a futuro. Tenemos que apagar el incendio que nos deja el kirchnerismo”.

Sobre esa misma línea, el presidente de la Comisión de Presupuesto y del Pro Capital, Claudio Romero (VJ), manifestó que “en vísperas del primer aniversario de la guerra contra la Inflación decretada por Alberto Fernández, cruzamos la barrera de los tres dígitos y llegamos al 102,5% interanual. La derrota es absoluta” y aseveró que este “es el peor Gobierno de la historia”.

En tanto la oficialista Gimena Villafruela (VJ) remarcó que “la ausencia de políticas económicas del kirchnerismo nos tiene acostumbrados a estos aumentos desmedidos. Es hora de poner un freno. Con un plan integral, bajar la inflación es posible” y que María Luisa González Estevarena (VJ) destacó que “el Gobierno no para de superarse, pero siempre con malas noticias. La inflación no da tregua y ya superó el 100% interanual por primera vez en más de 30 años. Sin un plan ni rumbo, la inflación cada día empobrece más a todos los argentinos”.

Al mismo tiempo que Natalia Fidel (VJ) graficó la delicada situación económica que se vive en el país con un ejemplo en el que involucró a Franco, uno de sus hijos, quien se encuentra ahorrando el dinero que el Ratón Pérez le deja cada vez que se le cae un diente. “Franco junta lo que le trae el Ratón Pérez para comprarse un juguete. Cómo explicarle que en una Argentina con 102% de inflación su constancia no sirve. Los desafíos de la educación financiera en un país sin moneda…”.

En ese sentido, el jefe del bloque Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev), Marcelo Guouman, replicó en sus redes un mensaje de Martín Lousteau. “Una vez más, el número de inflación mensual e interanual deja en evidencia los errores repetidos de un Gobierno que sigue sin pensar soluciones para resolverlo. No es un problema exclusivamente económico, es un problema político.  Basta de parches”, completó.

A su vez la legisladora del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) Mercedes De Mendieta le preguntó a sus seguidores en las redes sociales: “¿viste los números de la inflación nacional? En febrero llegó al 6,6% y la interanual al 102,5%. Pero si vas al rubro alimentos y bebidas se va al 9,8% solo en febrero. Posta, no se aguanta más…”.

Mientras que el trotskista Gabriel Solano (PO) consideró que “el nuevo salto de la inflación muestra el fracaso de la política del Gobierno y del supuesto plan de estabilidad suscripto con el FMI. Como lo dijimos oportunamente estamos ante una política inflacionaria deliberada para aplicar un fuerte ajuste contra el pueblo” e informó que “el golpe más duro lo reciben los sectores populares. El aumento de los alimentos llegó al 9.8%, lo que seguramente se traducirá en un nuevo salto de la pobreza y la indigencia. En este contexto el Gobierno quiere eliminar más planes sociales y reduce las partidas a los comedores”.

“Las paritarias del 60% que la burocracia sindical viene firmando a pedido del gobierno han quedado en ridículo y salta a la vista que sólo apuntan a rebajar los salarios y las jubilaciones”, continuó y concluyó señalando que “el fracaso de la política del Gobierno no tiene atenuantes. La oposición tradicional buscará explotar la crisis en su propio beneficio, pero la devaluación que promueve agravará la inflación ya fuera de control”.

La inflación de febrero superó el 6% y la oposición pide respuestas

El índice del INDEC volvió a dar muy elevado y previsiblemente la oposición salió a pegarle al Gobierno.

Legisladores de la oposición reaccionaron con dureza tras conocerse el índice inflacionario correspondiente al mes de febrero.

El titular del bloque radical, Mario Negri, tuiteó: “Inflación de febrero: 6,6 %. Anual: 102,5%. A ritmo sostenido, el Gobierno Nacional empobrece a los argentinos día a día. Mientras tanto en el Frente de Todos se tiran con munición gruesa por las candidaturas. ¿Para qué quieren seguir gobernando si no tienen respuestas?”.

Por su parte, Karina Banfi, vicepresidenta del bloque, agregó: “El silencio oficialista es aturdidor: 6,6% de inflación en febrero y 102,5% interanual. El país prendido fuego y no hay un anuncio de cómo frenar todo esto. ¿Cuál es el plan que tienen para los meses que les quedan? ¿Hay plan? El peor gobierno de la historia.

“La inflación de febrero fue de 6,6% y acumula 102,5% en los últimos 12 meses. Los que venían a declarar la guerra a la inflación, se perdieron en la guerra de sus internas”, señaló Soledad Carrizo, secretaria parlamentaria del bloque radical.

Desde el Pro, el mendocino Omar De Marchi planteó: “Tenemos una moneda que todos los días pierde mucho valor. Tenemos un gobierno sin rumbo, sin plan y alejado de los problemas de los argentinos. Solo esperamos que terminen sin hacer más daño del que ya han hecho. La peor marca inflacionaria desde 1991”.

Ricardo Buryaile señaló: “6,6 % la inflación de febrero, 102,5 de inflación interanual, los narcos controlando una provincia, mientras tanto el Ggobierno preocupado por el juicio a la corte. Ocúpense del desastre que están dejando el país. Peor Gobierno de la Historia.

A su vez, el diputado de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro, señaló que “mientras que a vos no te alcanza para llevar la comida a la mesa, la inflación se come todo a tu alrededor. Se come tu salario, tus ahorros, tus proyectos, tus ganas, tu futuro. 6.6% de inflación en febrero, 9.8% en alimentos, 102,5% interanual y el Gobierno Nacional sin reacción”.

Por su parte, el diputado Juan Martín agregó: “+100% interanual. A la guerra de @alferdez contra la inflación la pierden los argentinos que no llegan a fin de mes. Mientras, en el Frente De Todos la única guerra que interesa es la que mantienen en su interna chiquita por las candidaturas. Viven una realidad paralela”.

“La inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario causado por un exceso de oferta de dinero, ya sea porque sube la oferta, baja la demanda o ambas, lo cual hace caer el poder adquisitivo del peso. Esto es los precios expresados en moneda local suben”, expresó por su parte Javier Milei.

Agregó que “mientras que nos neguemos a aceptar dicho resultado empírico y sigamos hablando de modo complaciente para con los políticos ladrones de un fenómeno multicausal, seguiremos en este sendero calamitoso”. Y remató: “Mientras los políticos argentinos no entiendan este concepto (o no quieran entenderlo) porque son los principales beneficiarios de la inflación, vamos a seguir con estas tasas obscenas de inflación. Por eso, frente a estos políticos chorros, la única solución es eliminar el BCRA”.

Casi el 90% de la población piensa que el Estado en Argentina está ausente

Según una encuesta de la Asociación Civil Espacios Políticos, la mayoría de la población piensa que el Estado es incapaz de resolver la inflación y el Poder Ejecutivo es la institución que les genera menor confianza.

La Asociación Civil Espacios Políticos realizó una encuesta nacional, a cargo del licenciado Maximiliano Campos Ríos, sobre las percepciones que tiene la población sobre el Estado y arrojó “datos alarmantes sobre el malestar de la población ante la administración pública” de temas considerados urgentes como la inflación.

El estudio de 1.133 casos a nivel nacional presenta las percepciones que tiene la ciudadanía acerca del funcionamiento y rol del Estado. Los datos revelan una visión negativa sobre las capacidades que tiene el Estado para escuchar y resolver los problemas que la sociedad considera urgentes: la inflación, la inseguridad y la corrupción son los temas señalados como prioritarios a ser resueltos. Pero, a su vez, se considera que el Estado es incapaz de hacerlo.

“Dos de cada tres personas consideran que el Estado no se desempeña correctamente en ninguna de las áreas y el 84% no confía en el Estado a nivel general”, dijo Campos Ríos, y agregó: “Esto demuestra que la discusión actual no tiene que ver con el tamaño del Estado, sino con su capacidad para resolver problemas”.

Por otro lado, predomina una desconfianza general sobre el accionar del Estado. La falta de transparencia en las decisiones públicas y el desconocimiento sobre la correcta utilización de los recursos demuestran la baja credibilidad que tiene la sociedad frente a las instituciones políticas.

Del total de la población encuestada, el 81,3% piensa que el Estado es incapaz de resolver la inflación. Y el 44,6% cree que es el principal problema por resolver. Para el 58,9% de la ciudadanía el Poder Ejecutivo es la institución que les genera menor confianza.

Además, el 87,8% percibe que las decisiones públicas no son transparentes y el 86,2% considera que el Estado es ineficiente en el manejo de sus recursos.

La ineficiencia, la falta de transparencia y la desconfianza llevan a que el 88,4% de la sociedad considere que el Estado en nuestro país se encuentra ausente. Ante este escenario el 75,6% estuvo de acuerdo en que es necesario realizar reformas. Ocupando la “reforma monetaria” el primer lugar con el 28,8% de las preferencias.

Las reformas varían de acuerdo con el rango etario: mientras que los adultos consideran la reforma judicial como la segunda más importante, los más jóvenes centran sus preocupaciones en el mercado laboral. Pero, en definitiva, tanto jóvenes como adultos, consideran que el Estado “no escucha sus demandas, no es transparente en su accionar, no les genera confianza y que deberían producirse reformas en varias áreas”.

Encuesta-Nacional-ESTADO-Marzo-2023-Asociacion-Civil-Espacios-Politicos_230309_140710

Tetaz estimó que “la meta del 60% es viable si hay un cambio de régimen económico”

El diputado opositor sostuvo que JxC “está trabajando en un plan económico de cuatro patas”. Por otro lado, comentó la presentación que le hará a Axel Kicillof respecto de los datos del CENSO de La Matanza que “fueron adulterados adrede”.

El diputado nacional Martín Tetaz (Evolución Radical) analizó el panorama económico y político del país y estimó que “la meta del 60% es viable si hay un cambio del régimen económico”. Por otro lado, de cara a las elecciones presidenciales se refirió a la posible candidatura de Mauricio Macri: “Me gusta que la gente elija a los candidatos y no que los elijan los dirigentes”. A su vez, comentó la presentación que le hará al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, sobre los datos “adulterados” del CENSO de La Matanza.

En diálogo por CNN Radio, el economista estimó: “La meta del 60% es viable si hay un cambio de régimen económico”, y propuso: “Por ejemplo, un cambio de régimen en el Banco Central que nombre de manera independiente a su presidente y no financiar más el déficit de las empresas públicas”.

Sobre el cepo cambiario, Tetaz subrayó: “Si queres podes sacar el cepo en un día. La discusión de fondo es a qué dólar te vas”. A su vez catalogó como “desesperante” la situación actual del campo, a causa de la sequía.

En relación al plan económico desde la oposición, el diputado argumentó: “La oposición tiene cinco fundaciones que están trabajando en un plan. Ese plan tiene cuatro patas: reforma monetaria para bajar la inflación, reforma impositiva para sacarle los impuestos a la producción y las importaciones, la Ley de Emergencia Laboral para que se destrabe el mercado de trabajo y terminar con los planes, y la otra es la reforma del Estado”.

Por último, el referente de Juntos por el Cambio habló sobre la posible candidatura de Macri: “Me gusta que los principales candidatos se presenten en una PASO y que la gente elija a los candidatos, no que los elijan los dirigentes antes”.

Por otro lado, en declaraciones a Radio Rivadavia el diputado opositor comentó que, junto al intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, harán una presentación a Kicillof por los supuestos datos adulterados del Censo: “Son 70 mil millones de pesos que le dieron de más que fueron para La Matanza y no para otros municipios. Es dinero que le dieron de más al inflar el número de habitantes en el CENSO”.

“Nos dijeron que en INDEC tenían un problema porque no sabían si volver a dibujar los datos o decir la verdad, por todas las denuncias y la difusión no hubo otra que mostrar la realidad de que La Matanza no tiene 2 millones de habitantes, sino 1.800.000. Los números que agregaron implica más coparticipación y eso es plata que le sacan a otros municipios”, planteó.

En esa línea, disparó: “Inflaron medio millón de más y eso daba datos ridículos, insólitos. Fue adrede todo, no fue un error. Agregaron 500 mil personas más porque puede haber errores, pero se corrigen. Acá nunca corrigieron los datos y siguen dándole plata a La Matanza”.

“Vamos a entregarle el cheque al gobernador que tendría que darle al resto de los municipios y la lapicera simbólicamente para que firme la resolución para que utilice los datos del CENSO y darle a los municipios lo que corresponda por ley”, remató el economista.

Quetglas: “La inflación se lleva todas las luces pero el mundo del comercio tiene un montón de descalabros”

Así lo sostuvo el diputado radical Fabio Quetglas, quien resaltó que “el ajuste inflacionario” tiene “una víctima clarísima que son los jubilados”.

El diputado nacional Fabio Quetglas (UCR) sostuvo este miércoles que “la inflación se lleva todas las luces pero el mundo del comercio tiene un montón de descalabros”. Tras la visita del secretario de Comercio, Matías Tombolini, a la Cámara baja, el radical expresó que “el Gobierno no tiene un plan antiinflacionario”.

“Tiene medidas, algunas aisladas, algunas efectistas, otras no efectistas. Muestra vocación, activismo, junta gente en el microcine”, criticó y cargó contra Sergio Massa: “Porque el ministro de Economía tiene una alta sensibilidad respecto de la repercusión mediática de lo que hace, en eso es buenísimo; sabe que la puesta en escena de sus presentaciones también tienen un valor”.

En declaraciones a Radio Rivadavia, el legislador advirtió que “el ajuste inflacionario” tiene “una víctima clarísima que son los jubilados, que son los que más perdieron con este modelo de ajuste” que  “está pegando de lleno en un sector de extrema vulnerabilidad. No es homogénea la crisis”. 

Sobre las restricciones a las importaciones, algo por lo que fue consultado Tombolini, el bonaerense observó: “La idea de que ‘yo elijo que es estratégico y que no es estratégico’ te lleva por muy mal camino. Las economías que han bajado las posibilidades de elegir por parte de los ciudadanos se han hecho más pobres”. 

En referencia a los múltiples tipos de cambio, Quetglas apuntó que con el dólar oficial a 190 “incentivas el consumo y la importación de productos y desincentivas a su vez tu capacidad exportadora”. “En la mentira del 190 a la Argentina le faltan los dólares”, agregó. 

Y recordó que “lo más triste de esto es que Argentina vivió este mismo estrés en 2015”, pero cuando llegó el gobierno de Cambiemos, “sacó el cepo, entre comillas, y se comió el fogonazo inflacionario de los primeros meses en la adaptación de precios entre el 9 y 15 (en alusión al dólar oficial y el blue). Pero ese costo lo habíamos pasado”. 

El INdEC anunció la inflación de enero y la oposición salió al cruce del Gobierno

Legisladores de ambas cámaras criticaron al Poder Ejecutivo, puntualmente al Ministerio de Economía, por la inflación interanual que llegó a 98,8 por ciento.

El Instituto de Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INdEC) informó este martes que la inflación del mes de enero 2023 es de 6,0 por ciento y un 98, 8 interanual.

En bien se conoció el número de índice inflacionario, diputados de la oposición salieron a cruzar al Gobierno nacional, puntualmente -algunos- al ministro de Economía, Sergio Massa.

Pocos segundos después del informe, el jefe del bloque de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, cuestionó -a través de Twitter, “¿Cuánto de este número es ‘autoconstruido’ por los argentinos, Señor presidente? ¿Qué pasó con la guerra que declaró hace 11 meses? Lo alarmante no es que el Gobierno pierda por goleada sino la cantidad de ciudadanos que se empobrecen día a día”.

Del mismo modo, el diputado nacional Lisandro Nieri (UCR – Mendoza) expresó que los “pasivos remunerados del Banco Central (Leliqs) ascienden a 11.026.000.000.000 de pesos”, y agregó: “Sigue el descontrol monetario, las consecuencias las anunció el INDEC”.

En tal sentido, la diputada radical Karin Banfi fue más profunda y expresó: “El Gobierno arma una cumbre con sus propios integrantes para resolver candidaturas, pero la inflación de enero llegó a 6% y en el último año ya está en 98,8%. Esta es la explicación de por qué hay 70% de niños pobres en el conurbano. Un Frente ‘de Todos’ que se olvidó de la gente”.

la diputada macrista Sabrina Ajmechet (Pro – CABA) afirmó que desde el Gobierno “no son capaces de estabilizar la economía porque ya nadie les cree su mentira de que estamos bien”, y advirtió: “Ahora van por la intervención del INDEC”.

Luego de la visita del secretario de Comercio, Matías Tombolini, a la reunión de comisión homónima, la diputada radical Soledad Carrizo apuntó contra el funcionario massista y manifestó: “Se presentó hoy en el Congreso solo para la foto, responder incómodamente pocas preguntas y dejando a 18 diputados sin preguntar”. Además, agregó: “Muy lejos de las promesas, la inflación volvió a crecer un 6% y al Gobierno de (presidente) Alberto Fernández se le acaban las recetas”.

Fiel a su estilo, el diputado José Luis Espert (Avanza Libertad – Buenos Aires) criticó al programa que lanzó el Ministerio de Economía Precios Justos y publicó: “Hicieron lo que tenían que hacer, controla precios para bajar. Mas brutos no se consiguen”.

Así también, la diputada nacional Laura Rodríguez Machado (Pro – Córdoba) reposteó en su perfil la foto publicada por el INdEC y criticó: “Un Gobierno sin rumbo y sin ideas para combatir la inflación que fue del 6% en enero y alcanzó el 98.8% interanual”.

El diputado libertario Javier Milei (La Libertad Avanza – CABA) publicó su opinión respecto al índice inflacionario: “La inflación es un delito. Los políticos emiten billetes para financiar la fiesta del gasto público porque de ese gasto se roban el famoso ’15 por ciento’. Por eso no quieren eliminar el Banco Central. Para seguir afanando a costas de los argentinos”.

Desde la izquierda, también cruzaron al Gobierno nacional. La diputada nacional Romina Del Plá (FIT – Buenos Aires) expresó: “El 6% de inflación de enero expresa el fracaso de la política de Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa. Solo en alimentos, consumo central entre los trabajadores, llegó al 6.8%. Massa buscará imponer un 60 por ciento de techo en las paritarias, que debe ser rechazado por el movimiento obrero”.

Desde la Cámara alta, el senador fueguino Pablo Blanco (UCR) afirmó que el Gobierno “no le encuentra la vuelta”, criticó a Sergio Massa y reafirmó la postura de JxC respecto a que “el único plan económico es ganar tiempo para evitar que la bomba les explote a ellos”.

En esa línea, el senador nacional Martín Lousteau (UCR – CABA) hizo referencias al anuncio del INdEC y sostuvo que el nuevo billete de mayor denominación (dos mil pesos) “no alcanzará para comprar un kilo de carne”. “Necesitamos soluciones y no parches”, expresó.

Massa: “Bajar la inflación es un desafío que nos impone seguir tomando medidas desde la micro y la macro”

El ministro estuvo presente en el lanzamiento de Precios Justos para los cortes de carne.

El ministro de Economía, Sergio Massa, ratificó hoy el compromiso del Gobierno con la baja de la inflación, al sostener que “es un desafío que nos obliga, que nos impone la necesidad de seguir tomando medidas, desde la micro, como es la carne, hasta la macro”. En ese sentido, adelantó que habrá nuevos anuncios en los próximos dias para cumplir con ese objetivo.

“Hoy, mañana y pasado vamos a estar anunciando medidas vinculadas a lo micro, pero también medidas fuertes vinculadas a la macro, para que el orden fiscal, la acumulación de reservas y la defensa del valor de la deuda soberana argentina sean instrumentos que permitan estabilizar definitivamente la economía argentina para hacerla competitiva, y para que el ciudadano no sufra ese serrucho que muchas veces se da en los precios de nuestra economía”, sostuvo.

Durante la presentación de Precios Justos para la carne, Massa afirmó: “¿Por qué le prestamos tanta a atención a la carne? Porque cuando miramos la inflación de enero, uno de los temas que aparece como golpeándolos de manera estacional es la carne, no el único”.

 En esa línea, el ministro señaló: “Vemos por estas horas que por ahí algunos, haciendo mal uso de un objetivo nos pusimos como Ministerio, que es bajar la inflación a la mitad de lo que la recibimos, y ponernos plazos y ser autoexigentes con nosotros, empiezan a jugar con que el rebote del índice en enero es una frustración, es un problema. Es un problema para el bolsillo de todos los argentinos, sin duda”.

En el cierre, concluyó: “Para nosotros, más allá de la bronca que nos puede dar, es un desafío que nos obliga, que nos impone la necesidad de seguir tomando medidas, desde la micro, como es la carne, hasta la macro”.

Cacace, sobre la economía: “No se están corrigiendo las distorsiones sino que se están profundizando”

El diputado de Evolución Radical señaló que el problema de la inflación “no es de un gobierno” sino algo “sistémico”. “Hace falta un cambio del régimen monetario”, dijo a favor de su propuesta de dolarización.

El diputado nacional Alejandro Cacace (Evolución Radical) observó este miércoles que “claramente hay una situación económica que está empeorando” y la “distorsión cambiaria es central” porque “lejos de corregirse se van introduciendo nuevas medidas que generan nuevas distorsiones”.

“Hay 14 tipos de cambio que van costando en la inflación que se genera y en lo que el Gobierno hace para sostener eso”, explicó y advirtió: “No se están corrigiendo las distorsiones, se están profundizando y eso deteriora el estado de la economía. El índice crucial para medir eso es la inflación interanual que ha llegado al 95%, récord absoluto desde la salida de la convertibilidad”.

En diálogo con AM750, el radical analizó que la inflación “no es un problema de un solo gobierno, es sistémico. Es un problema cíclico. Generamos déficit fiscales muy fuerte, que no tenemos cómo financiar”.

“El déficit fiscal, este Gobierno lejos de reducirlo lo ha aumentado. Se había terminado en 2019 con un 0,5% y después saltamos al 9% en solo un año”, criticó. No obstante, apuntó que “hay mucho de echarse culpas entre las administraciones”.

En esa línea, el puntano sostuvo que “ni el Gobierno está siendo exitoso con lo que hace, que insiste con el control de precios, que han fracaso sucesivamente; pero también nosotros desde la oposición tenemos que tomar conciencia de que con ciertas medidas que se tomaron antes no fueron suficientes”.

Defensor de su propuesta de dolarizar la economía, Cacace opinó que hay que ejecutar “un programa mucho más fuerte en términos de medidas monetarias”. “Hace falta un cambio del régimen monetario porque la ciudadanía ya perdió totalmente la confianza en la moneda”, dijo.

“Estamos en 100% de inflación, estamos entre los cuatro países del mundo con más aumento de precios; con deterioro absoluto de salarios, mientras que los países dolarizados tienen los más altos de América Latina. Estamos muy mal con lo actual y es como que naturalizamos que es algo con lo que se puede vivir”, agregó.

Legisladores porteños cargaron contra Alberto Fernández por sus dichos sobre la inflación

Desde La Libertad Avanza, el Polo Obrero y Republicanos Unidos salieron a responderle con dureza y advirtieron que el mandatario “no tiene idea de lo que habla”. Además lo cuestionaron por su falta de comunicación con Eduardo ‘Wado’ de Pedro.

En medio de la delicada situación económica que atraviesa la Argentina, los diputados de La Libertad Avanza (LLA), el Polo Obrero (PO) y Republicanos Unidos (RU) salieron a responderle con dureza al presidente de la Nación, Alberto Fernández, por sus dichos respecto de la inflación que atraviesa Alemania y lo cuestionaron por su falta de dialogo con el titular de la cartera del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

Las críticas contra el máximo mandatario se dieron después de que este le diera una entrevista a Radio Urbana Play, donde se preguntó: “¿Cuánto creció la inflación de Alemania? Un 1000%, de 0% a 10%”.

Atento a estos dichos, el liberal Ramiro Marra (LLA) afirmó: “Alberto, durante tu gestión, el dólar pasó de $60 a $373. Lo único que creció fue la pobreza y la inseguridad, reventaron un país que apenas llegaba a fin de mes. Mejor tené un poco de dignidad y llámate al silencio” y lo criticó con suma dureza por sus dichos respecto de la inflación en Alemania, ya que remarcó que no puede “creer el tipo que nos gobierna, no tiene idea de lo que habla”.

En tanto sobre la falta de relación entre Fernández y De Pedro, el libertario consideró que el presidente “está detonado, no tiene más ganas de gobernar. Sus ministros no le responden y está vacío de poder. Es el fin del kirchnerismo”.

Por su lado el diputado del PO Gabriel Solano explicó que “Alberto Fernández demostró en el reportaje con María O’Donnell lo poco que sabe de matemática y de economía. Dijo que en Alemania la inflación pasó del 0 al 10%, lo que implica un crecimiento del 1.000%. Debiera saber que cualquier aumento porcentual sobre cero da cero” e indicó que “su error se debe a que quiso minimizar la inflación en Argentina. Para eso quiso usar porcentajes (que no sabe hacer) en vez de medir cuanto se suma de manera absoluta. Esto finalmente es lo que le importa a los consumidores”.

“Veamos esto: si la inflación pasa de 0 a 10, lo que siempre valía 100 pasa a valer 110. Si la inflación pasa de 50 a 100, lo que hace dos años valía 100 y hace un año 150, ahora vale 300.  ¿Están mejor los alemanes o los argentinos?”, completó.

A su turno, la legisladora de RU Marina Kienast se centró en la falta del dialogo del presidente con sus ministros. “Un presidente sin autoridad al que no le responden ni sus propios ministros. Este año tenemos que votar para que se vaya el kirchnerismo de una vez por todas, que nos tienen presos a todos los argentinos de sus propias internas por el poder”, sentenció.

Arroyo: “Es tiempo de dar una suma fija”

El diputado del FdT explicó que para combatir la inflación hay que “estabilizar los precios y mejorar los ingresos”. Además, afirmó que la Argentina es un país “muy desigual”.

El diputado nacional Daniel Arroyo (FdT – Buenos Aires) reafirmó este lunes que “es el momento de que el país brinde un gran bono o suma fija” para combatir a la inflación.

Además, el exministro de Desarrollo Social explicó que para combatir a la desigualdad hay que “tratar de estabilizar los precios de los productos de la canasta básica y mejorar los ingresos” de trabajadores públicas, privados y beneficiarios de programas sociales.

En diálogo con AM 530, Arroyo manifestó que la desigualdad se observa con “el gran consumo de gente que sale a comer, el aumento de personas que concurren a comedores comunitarios, el crecimiento del empleo y el aumento de la pobreza”.

Sin embargo, aclaró: “El consumo crece porque la gente gasta el dinero más rápido ya que tiene la intuición de que ese mismo dinero que dispone para ahorros, se devaluará, por lo que la gente nunca ve en su horizonte el acceso a un auto o a un bien durable”.

“Al que trabaja, el sueldo no le alcanza. Hoy tenes el pan a 500, con la leche a 280 y con el asado a 1400 pesos”, indicó el legislador. Además, relató una situación transitada: “Me impacta que mucha gente me dice que quiere contratar gente, pero no consigue, y del otro lado, habló con beneficiarios de programas sociales que te dicen que les ofrecen sueldos de 25 mil pesos”. “Hay mucha desigualdad”, aseveró.

En el cierre, sostuvo que “es tiempo de dar una suma fija, pero es un debate de llevar finito a los valores de la inflación con varios aspectos a la vez”, y cerró: “Entiendo que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) pone límites, pero creo que debe estar es Suma Fija o bono para los trabajadores privados, públicos y beneficiarios de programas sociales”.

Los legisladores porteños fustigaron al Gobierno Nacional por la disparada de la inflación

Desde Vamos Juntos, La Libertad Avanza y el Polo Obrero pusieron el foco sobre el incremento de los precios de los alimentos de la canasta básica y consideraron que los índices inflacionarios que maneja el Estado solo servirán para “imponerle a los trabajadores una nueva reducción salarial”.

Tras un año con una inflación de más del 90%, los diputados porteños de Vamos Juntos (VJ), La Libertad Avanza (LLA) y el Polo Obrero (PO) salieron a cuestionar con dureza la nueva disparada de la inflación y la forma en la que impacta sobre los alimentos de la canasta básica. Además advirtieron que podría haber una “nueva reducción salarial” para los trabajadores.

En ese sentido, el vicepresidente primero de la Legislatura porteña y legislador de VJ, Emmanuel Ferrario, afirmó que “los salarios no alcanzan. En diciembre: la inflación anual fue 94,8%; en enero: el índice de salarios mostró un deterioro interanual; y hoy: te aumentan la luz, la prepaga, el teléfono y la nafta” y se preguntó: “¿y dónde está el Gobierno? Preocupado por su agenda judicial”.

“Mientras los K se preocupan por sus agendas políticas, la gente sufre las consecuencias de una mala gestión económica. Hay que revertir estos números, dar más y mejor trabajo, generando oportunidades para que más se animen a invertir”, sentenció.

Al mismo tiempo que el libertario Ramiro Marra (LLA) se hizo eco de una noticia que informaba que “la carne ya subió 20% en enero y se espera otro aumento del 15% en el corto plazo”. Atento a esta situación lanzó con dureza: “el kirchnerismo hizo del asado un producto de lujo en Argentina”.

En tanto el trotskista Gabriel Solano (PO) se mostró preocupado por el impacto que podría tener en las paritarias el índice inflacionario que maneja para este año el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa. “Solo el FMI le cree a Massa cuando dice que la inflación será del 60%. Lo hace para que los sindicatos admitan paritarias con ese porcentaje, e imponerle a los trabajadores una nueva reducción salarial”, sentenció.

Los valores de los útiles escolares para el nuevo ciclo lectivo

Entre los precios relevados por una consultora para Naranja X, el artículo que más aumentó fue el guardapolvo, con un incremento interanual del 142%.

Con el objetivo de cuidar el bolsillo y consumir de manera inteligente, Naranja X mandó elaborar un informe exclusivo a la consultora Focus Market para su blog “Hablemos de Plata”, sobre los valores de los útiles escolares: guardapolvos, cartucheras, mochilas y dispositivos tecnológicos necesarios para volver al cole, y en qué porcentaje aumentaron alguno de estos productos con respecto al año pasado.

Según el trabajo, para comprar un kit de útiles escolares clásicos desde cero, sin contar los libros y la indumentaria, se necesitan en total unos $10.442. En 2022 ese mismo listado costaba alrededor de $4.470, lo que conlleva un aumento interanual del 135%.  

Este combo incluye una mochila escolar básica, una caja de 12 lápices largos de colores, una caja de 10 marcadores escolares, una caja de 12 crayones de color, un adhesivo de 30 ml, una tijera de 12 cm, un sacapuntas de metal, un repuesto de 8 hojas para dibujo N.° 5 y unode 6 hojas para dibujo a color N° 5, una regla de acrílico de 20 cm, 2 paquetes de papel glacé, dos lápices negros, dos gomas de borrar, 12 rótulos autoadhesivos, un cuaderno tapa flexible de 48 hojas rayadas, dos cuadernos tapa flexible de 24 hojas rayadas y un cuaderno de 42 hojas forrado. 

En el caso de que se utilice guardapolvo, comprar uno nuevo tiene un valor de $7.250, versus los $2.999 que costaba el año pasado; un 142% más. Y, si se opta por renovar la mochila y/o la cartuchera, existen modelos para todos los bolsillos y colores.

Una mochila con tiras básica lisa o reforzada de 16 a 20 litros va de $3.999 a $23.290. Una de carrito de 23 a 28 litros puede costar de $21.900 a $55.800, y una de carrito con luces de 18 pulgadas gamer o de unicornio, cuesta desde $35.599 a $52.699. En cuanto a las cartucheras, una clásica con cierre oscila entre $1.890 a $23.290 y, una de dos pisos, entre $2.990 y $9.800.

Entonces, para acceder al pack de un guardapolvo, una mochila básica y el listado de los 21 útiles, se necesitan alrededor de $17.692, contra los $7.470 que costaba el año pasado. Y, si se reemplaza la mochila clásica por una con carrito, y la cartuchera con cierre por una de dos pisos, ese mismo combo se va a $58.938. 

“En el caso de los productos específicos para el rubro escolar, como guardapolvo y calzado, tuvieron incrementos interanuales de hasta el 142 %. El gobierno puede intentar acordar una canasta de útiles escolares con los diferentes proveedores de artículos escolares, pero será un acuerdo hacia adelante ya que el arrastre de variación de precios en las diferentes categorías no se puede retrotraer”, señaló Damián Di Pace, director de la Consultora Focus Market.

En tanto, el combo de útiles escolares para el secundario vale $10.169, sin considerar libros ni indumentaria. 

El kit incluye 2 bolígrafos azules, 2 negros, 4 de colores y uno roller, una carpeta con solapa de colores, un cuaderno espiral de 84 hojas rayadas y uno similar de hojas cuadriculadas, 2 gomas de borrar, un lápiz corrector, un lápiz portaminas con un set de 6 minas, una regla transparente de 20 cm, 4 resaltadores gruesos color pastel y 2 finos, un sacapuntas de metal, un set de 6 microfibras de colores, una tijera de 17 cm y una voligoma de 30 ml. 

Sobre los dispositivos tecnológicos para estudiar, el informe revela que es clave contar con una buena compu o celular, junto con accesorios que simplifiquen estudiar y hacer las tareas del cole. En este sentido, hacerse de un kit tecnológico desde cero tiene un valor de alrededor de $119.596 versus los $57.657 que costaba el año pasado, lo que marca un 107% de aumento interanual.

Este contiene una impresora que cuesta desde $27.499; una notebook que arranca en $84.999; unos auriculares con micrófono integrado, que se puede conseguir por un valor de $4.199; y, por último, pero no por eso menos importante, el servicio de conexión a internet que como económico, vale $2.899.

Si en vez de una notebook se opta por comprar un teléfono inteligente 4G, y se decide no adquirir una impresora, el valor del kit desciende a $74.648, que tomando como referencia los $34.748 de 2022, se traduce en un aumento interanual del 115%.

La oposición estalló contra Alberto Fernández tras decir que la inflación “está en la cabeza de la gente”

Durante una entrevista con un medio brasileño, el presidente sostuvo que la inflación es “autoconstruida”. De la vereda de enfrente fustigaron al mandatario y le pidieron que se haga cargo de los problemas del país.

Una vez más el presidente de la Nación, Alberto Fernández, está en el centro de la polémica por sus dichos, en esta ocasión manifestó en una entrevista con un medio de Brasil que “gran parte de la inflación es autoconstruida, está en la cabeza de la gente”. La oposición estalló contra el jefe de Estado y le salió al cruce en redes.

“Primero le declara la guerra a la inflación, ahora dice que es imaginaria. Quedan 321 días de esta tortura. Parece una eternidad, pero tenemos la certeza de que antes de fin de año se termina”, le recordó el titular del bloque Pro, Cristian Ritondo.

Por su parte en referencia a la posibilidad de una moneda común entre Brasil y Argentina, el presidente del bloque UCR, Mario Negri, explicó: “Para que dos estados soberanos tiendan a una moneda común, sus economías -entre muchos otros factores- no deben tener marcadas asimetrías. O Argentina baja la inflación al 5,7 % o Brasil la sube al 94,8%. Si no, es sólo una expresión de anhelos. O sea, humo, relato”.

El radical y jefe del interbloque de JxC en el Senado, Alfredo Cornejo, disparó: “’La inflación es autoconstruida’, dijo Alberto Fernández. El Gobierno tiene la facultad innata del kirchnerismo que es culpar al otro de su fracaso. Para ellos era primero la gente, ahora es la culpa es de la gente”.

El presidente del bloque Evolución Radical, Rodrigo De Loredo, sostuvo: “El problema no es que digan gansadas. Es que las repiten tanto que se las creen. Entonces en lugar de tomar medidas se pelean con el pensamiento de la gente. Por eso te dijeron que la inseguridad era una sensación y terminamos sin poder sacar la basura de casa sin que te afanen”.

 “Nos gobierna un delirante. La inflación está en la cabeza de la gente que no llega a fin de mes”, lanzó el economista Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) y preguntó de forma irónica: “¿Quién hace las compras en Olivos, Alberto? Pídale que le muestre un par de tickets”.

En el mismo sentido, el rionegrino Aníbal Tortoriello (Pro) manifestó: “Los argentinos venimos sufriendo la inflación mes a mes, con los salarios que se derriten frente a los precios. Estas palabras del presidente son una burla a las familias que hacen malabares para poder alimentar a sus hijos”.

La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal escribió: “La inflación está en las góndolas, presidente. Una familia con 2 salarios mínimos y 2 AUH no llega a cubrir la canasta básica. ¿Hace cuánto no pisa un supermercado? Lo invito a salir del escritorio y visitar un rato la realidad”.

“’La inflación argentina es autoconstruida. Es la inflación que está en la cabeza de la gente’” dijo Alberto Fernández. Hay que admitir que como presidente es un buen humorista”, chicaneó el diputado radical Pedro Galimberti (Entre Ríos).

Su coterránea Gabriela Lena expresó: “Para el presidente Alberto gran parte de la inflación es autoconstruida. No solo es el responsable de una pésima administración y gestión económica, sino que también ahora culpa a los argentinos de ella. ¡Háganse cargo!”.

“Gran parte de la inflación es autoconstruida, está en la cabeza de la gente, dice Alberto. Seguro que el déficit fiscal, la emisión, el despilfarro en el sector público y el plan platita no tienen nada que ver. ¿Por qué no manda a las patotas de camioneros a ‘convencer’ a la gente?”, criticó el bonaerense Alejandro Finocchiaro (Pro).

Otra que también recordó las polémicas frases del mandatario fue Graciela Ocaña (Pro) quien escribió: “De la sensación de inseguridad, ahora llega la inflación psicológica. Presidente, vaya a hacer las compras y se va a dar cuenta que las cosas no paran de aumentar”.

De igual modo se expresó Diego Santilli: “De la ‘sensación de inseguridad’ a la inflación ‘en la cabeza de la gente’. No tienen soluciones y no tienen vergüenza, solo saben patear la pelota afuera”.

“Sí, presidente, la inflación está en la cabeza de la gente y es el tema que más les preocupa a los argentinos, a quienes el sueldo les rinde cada día menos. Y eso es resultado de las políticas de su gobierno, que cree que los problemas son sensaciones o pura imaginación”, enfatizó Emilio Monzó (Encuentro Federal).

La diputada Mercedes Joury cuestionó: “De los creadores de la ‘Inseguridad es una sensación’ ahora llega ‘La inflación es autoconstruida’. Dos máximas que se repiten en el kirchnerismo: los problemas son imaginarios y la culpa siempre es del otro”.

“Si Ud. nos falta así el respeto a los argentinos, no pretenda que lo respetemos. Es Ud. un mitómano desfachatado, presidente. La investidura le quedó inmensa”, sumó la sanjuanina Susana Laciar.

El radical santafesino Juan Martín disparó: “La hipocresía de Alberto Fernández y su gobierno reluce en la cumbre de la CELAC. Ante los sucesos en Brasil, eran los paladines de la democracia. Ahora bien, con los gobiernos autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua, invitaciones, relativizaciones y justificaciones”.

“¡Guau! Inflación AUTOCONSTRUIDA. Sí claro. Somos el único país del mundo con inflación crónica récord mundial durante un siglo entero por desconocer la LEY DE GRAVEDAD en inflación de que es un fenómeno MONETARIO. Sí, nuestra propia estupidez es AUTOCONSTRUIDA. Bien autóctona”, ironizó entre críticas el liberal José Luis Espert.

Por el Frente de Izquierda, la diputada Myriam Bregman cuestionó: “Decir que ‘gran parte de la inflación es autoconstruida, está en la cabeza de la gente’ es una tomada de pelo a quienes no llegan a fin de mes, no pueden pagar las tarifas, les pesa el costo del transporte y todos los aumentos q el propio gobierno alienta x su acuerdo con el FMI”.

¿Cuántos proyectos se presentaron en el Congreso para que se emitan billetes de mayor denominación?

El Gobierno nacional estaría dispuesto a emitir billetes de mayor denominación tras conocerse la inflación del 2022 del 95% y un dólar que no para de trepar. Las diferentes propuestas en el ámbito legislativo.

billetes de mil pesos

Por Déborah González

Con un 2022 que cerró con un índice inflacionario del 95% y ante el valor del dólar que día a día se dispara hacia arriba, diferentes propuestas se han presentado en el Congreso a lo largo de los años para que el Gobierno nacional emita billetes de mayor denominación y parece ser que, finalmente, estaría dispuesto a hacerlo.

En los últimos días esa medida se coló en la agenda económica. Por lo menos así lo dejó trascender el ministro de Economía, Sergio Massa, quien analizará el tema con Ángel Mario Elettore, el nuevo titular de la Casa de Moneda, tras la abrupta renuncia de Rodolfo Gabrielli al frente de la institución. Sin embargo, desde el Ministerio de Economía prefirieron no precisar detalles sobre esta eventual decisión, aunque se habla de la emisión de billetes de 2.000, 5.000 e incluso 10.000 pesos.

Pero más allá de los factores económicos, la decisión de ampliar la familia de billetes es netamente política. Cuando recién había llegado al Banco Central, Miguel Pesce intentó en plena pandemia instalar la necesidad de crear un billete de 5.000 pesos. La idea fue rechazada inmediatamente por Alberto Fernández al argumentar que introducir billetes “más grandes” era una forma de aceptar la pérdida de valor de la moneda y que incentivaría la inflación.

Incluso en mayo del 2022 el Gobierno anunció la emisión de nuevos billetes, pero solo se reemplazaban las figuras de los animales -elegidos durante la gestión anterior- por figuras de la historia argentina. Así, el billete de 100 pesos contendría la imagen de María Eva Duarte de Perón y el de 1.000 pesos la de José de San Martín, mientras que las denominaciones de 200 pesos homenajearían a Martín Miguel de Güemes y a Juana Azurduy, y las de 500 pesos a María Remedios del Valle y a Manuel Belgrano. Sin embargo, aún no están en circulación.

Pese a eso, ni el hornero ni el General San Martín pueden luchar contra la pérdida de valor adquisitivo, ya que desde que el billete de 1.000 pesos -el de mayor denominación en Argentina- fue emitido allá por el 2017 ya perdió el 90% de su valor y apenas equivalen a USD 2,68 si se tiene en cuenta la cotización de $372 del dólar “blue” a la que cerró este viernes.

Los proyectos en el Congreso

Lo cierto es que hay numerosos proyectos presentados en el Congreso de la Nación para que el Gobierno emita billetes de mayor denominación. A pocos días de comenzado el 2023, la senadora tucumana Beatriz Ávila un proyecto de ley solicitando al Estado Nacional que avance en la creación de billetes de 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 pesos.

Si nos remontamos al 2022, el último proyecto que se presentó en este sentido fue el 18 de octubre del 2022 por parte de la diputada del Pro Graciela Ocaña. Si bien dicha iniciativa solicitaba al Ejecutivo un informe sobre los siguientes puntos en referencia a la importación, acopio y distribución de pesos argentinos, también pedía saber los motivos “por los cuales no se producen billetes de más alta denominación que salden la demanda existente en la actualidad en la Argentina”. Dicho proyecto tiene como antecedente el Expediente 6094-D-2020.

El 28 de junio el diputado fueguino Federico Frigerio (Pro) presentó un proyecto de ley de Actualización obligatoria, periódica y desmonetización de billetes y monedas, que establecía que el Banco Central y la Casa de Moneda “dispondrán las medidas necesarias para actualizar el valor de los billetes y monedas en circulación con el objeto de que el billete de mayor denominación, actualmente de $1.000 (pesos mil), represente un poder de compra similar al del momento de su primera emisión en el año 2017”.

Incluso, proponía sustituir el artículo 17 inciso “A” de la Carta Orgánica del Banco Central para que tenga la facultad de emitir billetes de 10.000, 5.000, 2.000, 1.000, 500 y 200 pesos; y monedas de 100, 50, 20 y 10 pesos.

Entre los fundamentos, Frigerio planteaba que “ante la inflación, resulta necesario establecer un método de actualización periódica de los valores de los billetes y monedas que sostenga el poder de compra de los mismos”.

“Es inentendible el capricho del Estado Nacional, en no querer imprimir billetes de mayor denominación, cuyos beneficios son de variada índole: desde reducir costos al no tener que imprimir inmensas cantidades de billetes de menor denominación, recuperar la independencia en la impresión de los mismos, evitar el faltante y rápido agotamiento de circulante en cajeros automáticos en los que se generan largas filas a principio de cada mes, ocupar menos espacio físico en toda la cadena de traslado, etc.”, explayaba.

La Coalición Cívica, encabezados por la diputada Victoria Borrego, el 1 de junio solicitaron al Ejecutivo una serie de informes sobre diversas cuestiones relacionadas con la presentación de una nueva serie de billetes. En particular hicieron hincapié en que indiquen: “Los motivos por los cuáles no se ha dispuesto la impresión de nuevos billetes de mayor denominación a la que se encuentra actualmente en circulación ($ 1.000); Si el Banco Central de la República Argentina ha aprobado con anterioridad la emisión de billetes de mayor denominación; y si se han emitido informes sobre cuál ha sido el costo generado por la impresión de billetes por no emitir billetes con mayor denominación”.

Borrego argumentó que “la desvalorización en términos de poder adquisitivo que ha sufrido nuestra moneda en los últimos años y la austeridad con que deben utilizarse los recursos públicos especialmente en época de emergencia económica, requiere que el Gobierno a través de su autoridad monetaria, reconozca la necesidad de imprimir billetes de mayor denominación a fin de reducir la cantidad de billetes en circulación así como con la finalidad de ahorrar el innecesario gasto que se produce por la necesidad de impresión y/o importación de billetes”.

Del otro lado del Salón de Pasos Perdidos, el 31 de mayo el chubutense Ignacio “Nacho” Torres presentó un proyecto de ley para que el Ejecutivo emita billetes de mayor denominación para la creación de un Fondo de Emergencia Educativa.

Básicamente, Torres proponía la emisión de billetes de 5.000, 10.000, 20.000 y 50.000 pesos, cuya imagen estampada en el papel deberían ser sucesos históricos vinculados a la independencia, constitución, consolidación de la unidad nacional y organización de la Republica; figuras públicas del S.XIX; sucesos y próceres vinculados al establecimiento de la democracia y a la libertad del sufragio. En esa línea, planteaba que con el ahorro que “de lugar la emisión de billetes de denominación más alta será afectado a un Fondo Especial de Emergencia Educativa”.

Senador Ignacio Torres

Torres entre sus fundamentos apuntó contra el Gobierno por el “empecinamiento” de no emitir billetes de mayor denominación “para no confesar la mayor inflación anual que registra el país en los últimos 30 años”.

Otro de los proyectos presentados el 27 de mayo proponía sacarle dos ceros al peso. La iniciativa del diputado Gerardo Milman (Pro) establecía en su primer artículo que el Banco Central emita billetes y monedas de curso legal “sobre la paridad de un peso equivalente a cien pesos. La centésima parte del peso se denominará ‘centavo’”.

“Los valores fijados en pesos hasta la fecha de emisión de la nueva denominación, será convertidos a pesos y centavos sobre la base de la paridad establecida en el artículo 1°”, agregaba. “Motiva el presente proyecto de ley el marcado crecimiento de circulación de dinero en efectivo, por el efecto inflacionario que este Gobierno promueve disimular, al no querer emitir billetes de mayor denominación, pero si gastar en emitir billetes con nuevas imágenes. Bueno, dado ese contexto, hoy se propone la quita de dos ceros en nuestra moneda de curso legal”, concluyó Milman en los argumentos de su iniciativa.

El diputado del Pro ya había presentado el 15 de diciembre de 2021 un proyecto para emitir billetes de curso legal de $2.000; $5.000 y $10.000.

Un día antes, el 26 de mayo de 2022, el diputado santafecino José Carlos Núñez (Pro) presentó un pedido de informes al Gobierno para que explique la causa por la que no se han impreso billetes de mayor denominación a los emitido. Al igual que sus pares, Núñez también hizo hincapié en que el billete de 1.000 pesos -de mayor denominación- “ha quedado desvalorizado a raíz de los elevados índices inflacionarios”.

A principios de mayo del año pasado Graciela Ocaña ya había solicitado informes al Ejecutivo interesada en conocer cuestiones relacionadas con la fabricación de billetes de $1.000. La iniciativa tenía que ver con la existencia de posibles dificultades que estaría atravesando la fabricación de los billetes de mayor denominación.

“Este problema está íntimamente relacionado con la obtención del hilo de seguridad que posee el billete, una deficiencia en el llamado a licitación para la provisión de materia prima para la producción del mismo, así como la emisión desenfrenada de moneda”, alertó Ocaña.

También planteó que “informen si tienen instrucciones de reactivar la creación del billete de cinco mil pesos ($5000), e indiquen los motivos por los cuales aún no ha sido creado, siendo que sus autoridades lo han aprobado durante el año 2020”.

Martín Tetaz (Evolución Radical)

A su vez, el 2 de marzo Martín Tetaz, acompañado entre otros por sus pares Luciano Laspina, Gerardo Milman y Rodrigo De Loredo reclamaron la emisión de billetes de curso legal de 5.000 y 10.000 pesos. Esa emisión, agrega la iniciativa, permitirá un ahorro al que hasta le da un destino: en su artículo 2°, el proyecto sugiere que ese dinero sea destinado a la constitución de un Fondo permanente para atender Emergencias climáticas y/o de Recursos Naturales.

A principios de febrero, el radical Ricardo Buryaile presentó un proyecto para crear billetes de 2.000; 5.000 y 10.000 pesos. Recuerda la iniciativa que nuestro billete de mayor denominación es el de mil pesos y data del 30 de noviembre de 2017, siendo que apenas alcanza para comprar alrededor de u$s5 en promedio, según la cotización que se tome.

Un detalle no menor en el que hace hincapié el proyecto de Buryaile es el indicador de que el billete de $1.000 se quedó sin letras en el abecedario y, por tanto, debe recurrir a la doble letra para no repetir las series de impresiones anteriores.

El primer día de febrero de 2022, el diputado del Pro Federico Angelini también fue autor de una iniciativa en el mismo sentido solicitando la emisión de billetes de 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 pesos. Justamente el “Repasando la cronología, el billete de $1.000 nació en diciembre de 2017 y cuando comenzó a circular equivalía a unos U$S 57, según el tipo de cambio oficial de ese momento”.

Así llegamos al 2021, donde los últimos meses de dicho año Gerardo Milman ya había presentado un proyecto para emitir billetes de curso legal de $2.000; $5.000 y $10.000. En su iniciativa, el diputado del Pro incluyó un cuadro en el que puede observarse que la circulación de billetes que más ha aumentado es la de mil pesos ($ 1000) en un 73,56 %.

“Evidentemente la emisión de estos nuevos billetes no solucionará el problema inflacionario ni pondrá fin al déficit fiscal, pero si permitirá una adecuación en los billetes en circulación para el desenvolvimiento de la actividad económica basada en transacciones con efectivo y generará además un sustancial ahorro en el costo de emisión atento que la cantidad necesaria a imprimir para satisfacer la demanda sería mucho menor”, señaló Milman en su iniciativa.

gerardo milman
Gerardo Milman (Pro)

El mendocino Omar De Marchi propuso también emitir billetes de denominación de 2.000, 5.000 y 10.000 pesos. En su iniciativa también hacía referencia a los 57 dólares estadounidenses que permitían comprar el billete de mil pesos para la fecha de su presentación. “Menos de cuatro años después, entre inflación, corridas cambiarias y cepo, ese poder de compra se aniquiló. Hoy, al valor del dólar oficial, ese billete ilustrado con el hornero vale 9,84 dólares estadounidenses”, señalaba el diputado del Pro el 8 de julio de 2021, advirtiendo que si se tomaban en cuenta el valor del denominado “contado con liquidación” equivalían a 5,19 dólares. “En otras palabras, en ese período perdió un 83% de su valor en dólares”, detalló De Marchi.

También en la Cámara alta hay iniciativas en el mismo sentido. El radical fueguino Pablo Daniel Blanco viene insistiendo con la emisión de billetes de mucha mayor denominación. Puntualmente en febrero del año pasado promovió una iniciativa para emitir billetes de $5.000 y de $10.000 pesos.

En su proyecto, Blanco hace un repaso de lo que fue la inflación en cada Gobierno desde 1983 a la fecha. “La alta inflación en la Argentina es un tema recurrente. Con excepción, de la presidencia de Fernando De la Rúa, en la que hubo deflación, no hay registro de gobierno alguno desde el regreso de la democracia que no la haya tenido”.

José Luis Martiarena (FdT)

Incluso, en el primer año de gestión de Alberto Fernández, el entonces diputado del Frente de Todos José Luis Martiarena (Jujuy) presentó un proyecto para que se emitan billetes de 2.000 pesos con la figura de Juan Domingo Perón. El jujeño planteaba que la iniciativa “viene a proponer una solución a los inconvenientes que trae a los ciudadanos y al sistema bancario no contar con un billete del ‘peso’, de moneda de curso legal argentino con un calor más alto al actual circulante”.

Además, remarcaba que “emitir un billete de mayor valor va a mejorar sustancialmente el abastecimiento de los cajeros bancarios, reducirá el costo por impresión de billetes”.

Así podríamos seguir enumerando de forma cronológica todos los proyectos que se presentaron, tanto en Diputados como en el Senado, para que el Poder Ejecutivo anuncie la emisión de billetes de mayor denominación. ¿Habrá en 2023 nuevos valores en los billetes?

Blanco destacó el análisis que hace el Gobierno de emitir billetes de mayor denominación

El senador radical recordó que dicha medida es reclamada por la oposición desde hace dos años, aunque reconoció que “esto no solucionará el problema inflacionario, pero ayudará de manera práctica a la gente”.

billetes de mil pesos

Hace unos días la senadora Beatriz Ávila presentó un proyecto para que el Gobierno Nacional emita billetes de mayor denominación ante el índice inflacionario registrado en 2022. Parece que desde el Ejecutivo recogieron la propuesta y estarían dispuestos a llevar a cabo dicha medida, lo cual fue destacado por el senador nacional Pablo Blanco (UCR – Tierra del Fuego).

“¡Era hora! Parece que al gobierno le cayó la ficha de la inflación y van a lanzar billetes de mayor denominación. Algo que desde la oposición venimos reclamando desde hace 2 años”, escribió en su cuenta de Twitter el radical.

En ese sentido, recordó que el 5 de agosto de 2021 presentó un proyecto solicitando la emisión de billetes de 5 y 10 mil pesos que “jamás fue tratado”. En ese sentido, sostuvo: “Esto no solucionará el problema inflacionario, pero ayudará de manera práctica a la gente”.

“Emitir billetes de 5 y 10 mil pesos reducirá costos al no tener que imprimir inmensas cantidades de billetes de menor denominación, evitará el rápido agotamiento de los cajeros automáticos y ocupará menos espacio en toda la cadena de traslado”, explicó Blanco.

Por último, planteó: “Más de dos años tardó el gobierno en entender que aceptar la realidad no es una derrota sino la única forma de comenzar a poder cambiarla”.

Espert sobre el número de inflación anual: “En 30 años no aprendimos nada”

El diputado libertario sostuvo que Argentina “debe reflexionar hacia atrás sobre porque tiene 95 por ciento de inflación anual”, se mostró a favor de la dolarización de la economía y criticó al presidente Fernández por el temario de las extraordinarias.

Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informe el valor de la inflación acumulada del año 2022 (95 por ciento) -la más alta desde 1991-, el diputado nacional José Luis Espert (La Libertad Avanza – Buenos Aires) sostuvo este viernes que “durante 30 años no aprendimos nada”.

Además, el legislador libertario consideró: “Argentina debería subir a reflexionar y mirar hacia atrás para ver qué cosas hace mal. No puede ser que seamos una ‘lámpara de Aladín’ y dejemos todo a la suerte”. En ese sentido, agregó: “La inflación es un fenómeno monetario que requiere control del déficit fiscal”.

En diálogo con Radio La Red, Espert afirmó: “La gente no viene a ser esclava del Estado, para pagar impuestos todo el tiempo”. Además, apuntó contra los sindicatos: “Por las leyes que tenemos, estamos llenos de mafias sindicales que dicen defender al trabajador y, con casi 100 por ciento de inflación, no hacen nada”.

“Hace un año que soy político profesional, el 99 por ciento de mi vida fui un trabajador del sector privado que se tuvo que bancar a los arreglos y los atropellos de estos sindicalistas corruptos”, señaló.

Consultado por una potencial dolarización de la economía como solución a los problemas monetarios, el libertario explicó: “La dolarización se intentó en 1998 con el expresidente (Carlos) Menem y su ministro de Economía (de ese entonces), Roque Fernández, pero para dolarizar necesitas dólares y acá no tenemos”.

En tal sentido, añadió: “Lo que está en el Banco Central son dibujos”. “Dolarizar es la ‘frutilla del postre’, pero no el plato principal. Antes, debes reducir el Estado, cambiar las leyes laborales y generar competitividad. No es la prioridad, pero en otro contexto se podría dar”, siguió.

Del mismo modo, definió: “Primero hay que destruir la Argentina populista y mafiosa, y luchar contra los Moyano, los Capitanich y los Insfrán”, en referencias al líder de la CGT, y a los gobernadores de Chaco y Formosa.

Por otro lado, lanzó críticas contra el presidente Alberto Fernández: “Debería olvidarse de su relección y hacer cosas por la gente. No puede mandar un decreto de extraordinarias con 27 delirios. En el temario no hay un solo proyecto que le resuelva algo a la gente”.

Además, criticó a la vicepresidenta Cristina Kirchner y al expresidente Mauricio Macri: “Le pido a CFK que siga ‘acobachada’ como está haciendo, es lo mejor que puede hacer, y a Macri le pido que, en vez de segundo tiempo, se dedique al tercer tiempo, ya que tuvo la oportunidad de hacer algo y solo generó que el kirchnerismo tenga más fuerza para volver a gobernar”.

Por último, Espert habló sobre su precandidatura a la gobernación de la provincia de Buenos Aires: “Mi preocupación son los bonaerenses. Estoy concentrado en las reformas de la provincia”. “Voy a ir con chaleco antibalas y ‘huevos de acero’ contra las mafias”, cerró.

La apuesta que, por poquito, perdió Laspina

El diputado del Pro había advertido sobre una inflación de tres dígitos y en plena sesión lanzó un desafío que un diputado oficialista aceptó.

La vocera presidencial, Gabriela Cerruti, aseguró este jueves que el objetivo del Gobierno era que la inflación no llegara este año a los tres dígitos, y finalmente pueden darse por satisfechos, pues con el dato de diciembre, el costo de vida redondeó 94,8%.

Ese número significa que el diputado Carlos Heller le ganó a su par del Pro Luciano Laspina la apuesta que ambos hicieron en plena sesión el 15 de junio del año pasado. El santafesino le debe entonces un lechón al presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja.

¿Cómo llegaron a esa apuesta? En la sesión referida, Laspina estaba hablando de la inflación y en ese contexto advirtió: “Yo me arriesgo a decir que vamos a tener una inflación de tres dígitos. Y le juego un lechón a más de uno”, se animó a desafiar.

Recogió el guante Heller y ahí Laspina cerró su oferta: no tomaría más de una “porque no tengo tanto patrimonio”, aclaró.

“Le acepto la apuesta, ojalá me equivoque y va a ser el lechón que con más ganas pagaré si el Gobierno logra bajar la inflación, que ya navega los 3 dígitos… Pero no lo veo posible”, advirtió.

Por 5 puntos, Laspina deberá ponerse con el lechón.

La inflación del 2022 fue del 95% y la oposición estalló contra el Gobierno: “Creen que la agenda del país es hacerle juicio a la Corte”

Lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En el mes de diciembre se registró un incremento del 5,1% y rompió el récord de ser la inflación más alta en los últimos 30 años.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer este jueves la última medición de 2022: en diciembre la inflación fue del 5,1 %, según el índice de Precios al Consumidor (IPC) y, de esta manera, el acumulado de los últimos doce meses fue 94,8%, cerrando el peor año en más de tres décadas.

De forma inmediata, la oposición estalló contra el Gobierno. Uno de ellos fue el jefe del bloque UCR en Diputados, Mario Negri: “Festejan una inflación del 95 % anual, la más alta en 30 años:  La epopeya de un Gobierno que solo busca esconder su incapacidad generando nuevos problemas, mientras cada vez más argentinos caen en la pobreza”.

Y agregó en otro tuit: “Argentina se afirma como el segundo país con más alta inflación en la región, sólo superada por Venezuela. No es casualidad. No va a bajar la inflación sin inversiones, sin seguridad jurídica, sin respeto a la Constitución Nacional y sin un plan económico en serio”.

“Según INDEC la inflación subió 5,1% en diciembre de 2022 respecto de noviembre y un acumulado del 94,8% en el año. Déjense de joder con las trasnochadas ideas de CFK y resuelvan los problemas de millones de argentinos que no les alcanza la guita para vivir”, disparó La vicepresidenta del bloque, Karina Banfi.

En el mismo sentido, Soledad Carrizo, secretaria parlamentaria del Bloque, remarcó: “¿Buscar resolver el 94?8% de inflación en el 2022, peor registro en 30 años, o defender los intereses personales de su vicepresidenta en su lucha contra el Poder Judicial? Único mensaje presidencial: juicio a la Corte Suprema. Están claras las prioridades”.

El titular de la CC-ARI, el diputado Juan Manuel López, cuestionó: “Pero el gobierno cree que la agenda de la Argentina y del Congreso tiene que ser hacerle un Juicio Político a la Corte Suprema por dos sentencias que no le gustaron. Fenómeno”.

“El presidente y el Kirchnerismo deben dejar de perseguir a la Corte y ponerse a trabajar. 94,8% de inflación en 2022, la cifra más alta de los últimos 32 años. Los argentinos no llegan a fin de mes, nuestros jóvenes se van del país, no hay empleo genuino. ¡Déjense de joder!”, exigió la diputada Graciela Ocaña.

El senador radical Pablo Blanco escribió: “El INDEC, que nos sigue debiendo el resultado del CENSO, anunció la inflación mensual del 5,1%. El gobierno festeja no haber llegado al 100% como un gol. La prioridad de la gente no es juzgar a la Corte ni garantizar la impunidad de CFK, es poder llegar a fin de mes”.

La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal escribió: “La inflación más alta de los últimos 31 años. Un gobierno sin Plan Económico”, y sumó: “La inflación no son “números”, son millones de argentinos que trabajan, se esfuerzan y no llegan a fin de mes. Gobierne quien gobierne, en 2024 hay que asumir el costo de decir la verdad, presentar un plan realista y enfrentar la inflación de una vez”.

Su par Diego Santilli posteó una imagen que tiene, en el lado izquierdo, la foto del presidente de la Nación con la frase que lanzó en marzo de 2022 ‘el viernes vamos a empezar la guerra contra la inflación’, y del otro lado, la inflación anual acumulada del 95%.

“EMPARCHAR SALE CARO”, encabezó en mayúsculas su mensaje el mendocino Omar De Marchi y siguió: “Este es el resultado del combate que el gobierno le ‘declaró’ a la inflación. Una derrota estrepitosa, marcada por la improvisación y aplicación de parches que jamás atacaron la cuestión de fondo. Basta de jugar con los argentinos”.

La diputada Soher El Sukaria lanzó: “La gente va a reconocer la epopeya de este gobierno”: ¡Claro! 94,8 % de inflación anual 2022″. En el mismo sentido se pronunció la secretaria parlamentaria del interbloque de JxC en Diputados, Silvia Lospennato: “La inflación más alta de los últimos 20 años”.

“Durante el 2022, los argentinos nos empobrecimos de nuevo. Desde que asumió el kirchnerismo acumuló una inflación del 300%. Somos mucho más pobres que lo que éramos con Macri, solo el peronismo puede vivir tan escindido de la realidad como para no ver la dimensión de su desastre”, comparó la diputada del Pro, Sabrina Ajmechet.

Y agregó: “Los irresponsables que nos gobiernan militaron la mesa del hambre. Cínicos como ellos solos, no tienen ningún plan de estabilización, solo aumentan tasas, emiten sin respaldo; crean cien tipos de dólares y esperan a ver cuál es la inflación del mes siguiente”.

“Mes a mes se reportan estos datos y ya naturalizamos el nivel de inflación que tenemos, pero no debemos. 95% en el año 2022 es la evidencia que el peso ya no sirve como moneda y debemos reemplazarlo por una que nuestro Gobierno no pueda destruir”, sugirió el puntano Alejandro Cacace (Evolución Radical).

El economista Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos) cuestionó: “Cuando asumí como Diputado, el kirchnerismo nos quiso vender un Presupuesto con inflación proyectada de 33%. Finalmente, la inflación 2022 fue de 94,8% y se llevó puesta la economía de miles de familias. Son una fábrica de mentiras y fracasos”.

El diputado liberal José Luis Espert disparó: “La inflación 2022 fue 94.8%. El rubro que más creció fueron los Textiles, 120%, industria ultra protegidas si las hay. Alimentos, señalados por todos como los malos de la película (guerra al campo a diario), 95%. Pero en Argenta, relato mata dato. País de boludos incurable”.

Su par de bancada Carolina Píparo manifestó: “El 94,8% fue la inflación que sufrimos en 2022 todos los argentinos, pero el kirchnerismo anda ocupado en llamar a extraordinarias para enjuiciar a la Corte… ¡Qué gobierno tan de cuarta!”.

“NOTIFICACIÓN La única manera de terminar con la inflación en Argentina para siempre es cerrando el Banco Central. Soy el único que dispuesto a hacerlo. El resto son cómplices de la estafa de la inflación. SI TE ROBAN ES PORQUE QUERÉS”, expresó el liberal Javier Milei.

Los legisladores porteños se cruzaron por la escalada inflacionaria

Las diferentes bancadas mantuvieron un fuerte cruce en las redes sociales por el aumento de la inflación, la cual escaló a 4,9% durante noviembre. “La inflación es una realidad, no una ‘sensación’”, advirtió el oficialismo.

Luego de que la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, anunciara que durante noviembre se “desaceleró” la escalada inflacionaria, los legisladores porteños del oficialismo y la oposición se cruzaron en las redes sociales y se mostraron preocupados por los 4,9% de inflación que se registraron el mes pasado.

En ese sentido, el legislador de Vamos Juntos (VJ) y vicepresidente primero de la Legislatura, Emmanuel Ferrario, advirtió que “las dificultades para llegar a fin de mes siguen siendo las mismas. 92,4% de inflación es una realidad, no una ‘sensación’” e indicó que “necesitamos volver a darle valor al esfuerzo de cada uno de los argentinos”.

Mientras que el jefe del bloque VJ, Diego García Vilas, aseguró que su “deseo para estas fiestas: un Gobierno que se tome en serio la inflación” y precisó que hubo un 100% de inflación con las prepagas, más de un 86% en la canasta básica alimentaria y un 45% en combustibles.

Sobre esa misma línea la oficialista Natalia Fidel (VJ) afirmó que “se conoció el dato de inflación de noviembre, acumulamos el 92,4% anual. Lo que más subió fue lo básico: vivienda, agua, gas y electricidad” y resaltó que “van tres años y el Gobierno Nacional sigue con la misma fórmula, no tener una. Niegan la realidad y con ella el dolor de millones”.

A la vez que Sol Méndez (VJ) consideró que “el hecho de que la vocera presidencial no sea consciente de la realidad que atravesamos los argentinos afirmando que la inflación está descendiendo y que estamos en un contexto de calma económica es una burla hacia todos. Continúan demostrando lo alejados que están de la gente”.

En tanto el legislador del Polo Obrero (PO), Gabriel Solano, coincidió con el oficialismo al señalar que “la inflación de noviembre del 2021 fue de 2.5%. La de noviembre del 2022 fue de 4.9%. Casi un 100% superior. Lo digo porque veo funcionarios que festejan”.

Atenta a todos estos dichos, la diputada del Frente de Todos (FdT) Claudia Neira aseveró que “la inflación bajó del 7,4% al 4,9%. En un mes bajó 1,4%. Los alimentos 3,5%. Para cualquier analista son datos alentadores” y concluyó planteando que “sería bueno que la oposición tire un poquito para el lado de los argentinos. Si nos va bien, le va bien al país, no se olviden”.

El INDEC informó la inflación de noviembre y dividió las miradas en Diputados

Es la primera vez que el número desciende con respecto al mes anterior desde que Massa está a cargo del Ministerio de Economía. Los diputados de la oposición manifestaron su “descontento” con el número.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó este jueves que la inflación de noviembre 2022 fue del 4,9 por ciento -en octubre había sido del 6,3- presentando un 92,4 interanual. Los diputados de los diferentes espacios observaron el número desde distintas perspectivas.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, citó el tuit de la cuenta oficial del INDEC y tituló “bajó la inflación”. Es la primera vez que el índice de precios al consumidor es menor al del mes anterior desde que Sergio Massa asumió como ministro de Economía en julio pasado.

Previsiblemente, desde Juntos por el Cambio observaron de manera negativa el comunicado del INDEC respecto a noviembre 2022. El presidente del bloque radical, Mario Negri, atribuyó la baja a “un plan electoral”, y afirmó que el Gobierno “aprieta empresas, ‘alarga la mecha’ y ‘alimenta’ el relato.

Con más dureza, la diputada nacional Karina Banfi (UCR – Buenos Aires) expresó vía Twitter: “El Gobierno que llegó para llenar las heladeras y le declaró la guerra a la inflación sólo puede exhibir fracasos. Con este ritmo, todos los días más argentinos se convierten en pobres. Dramático e injusto”.

El vicepresidente de la Cámara baja, Omar De Marchi (Pro), sostuvo que “no sorprende el número”, y agregó: “La inflación interanual quedó a unos pasos de llegar al 100 por ciento”. Del mismo modo, cerró la publicación con una referencia al 2023: “El cambio es urgente y necesario”.

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó este jueves que “el descenso de la inflación se nota en los supermercados”. Tras esas declaraciones, la diputada macrista Graciela Ocaña (Pro – Buenos Aires) le respondió: “Debe ser en el supermercado de Narnia seguramente. Los argentinos nos encontramos todos los días con precios más altos y los productos de precios justos están desaparecidos de las góndolas”.

Del mismo modo, la diputada Soher El Sukaria (Pro – Córdoba) publicó una foto con las declaraciones de Cerruti e ironizó: “Que la vocera diga a qué supermercado va porque debe estar en algún multiverso de este gobierno que no conocemos”.

Salió la inflación de octubre y estallaron las críticas

La oposición no le dejó pasar al Gobierno el índice elevado registrado el último mes: 6,3%, lo que representa un 88% en el último año. A las puertas de los tres dígitos.

El jefe del bloque UCR de la Cámara baja, Mario Negri, advirtió este martes que “el Gobierno arrastra a los argentinos a la pobreza”. Así lo expresó tras conocerse los datos de la inflación registrados por el INDEC: 6,3% en octubre, 76,6% en lo que va de 2022 y 88% en el último año.

“La inflación es la única política que el gobierno del Frente de Todos sostiene a capa y espada. Los resultados están a la vista”, concluyó el diputado cordobés.

El senador fueguino Pablo Daniel Blanco eligió el camino de la ironía: “El INDEC acaba de anunciar que el índice de inflaciÓn es del 6,3% y en el gobierno se encomiendan a la Scaloneta. Más irresponsables y fuera de la realidad no se consigue. Massa no es Messi”.

La diputada de Evolución Radical Danya Tavela advirtió que “los meses pasan, seguimos sin plan económico y los que sufren la inflación son siempre los mismos. El Gobierno está pensando en el Mundial desde que empezó el año”.

Fabio Quetglas enumeró: Oct. del ’21: Asume Roberto Feletti con una inflación mensual del 3,5% y anuncia ‘Precios congelados’. Oct. del ’22: El Min. de Economía Sergio Massa lanza ‘Precios Justos’ para combatir una inflación estancada en +6%. ¿La próxima fórmula mágica será precios mundialistas?”

“La inflación de octubre fue del 6,3% y la interanual está en 88%, pero el gobierno está más preocupado porque Argentina gane el mundial. Esas son las prioridades del peor gobierno de la historia”, advirtió la radical María de las Mercedes Joury, en tanto que la cordobesa Soher El Sukaria sostuvo que “somos el país con más inflación de la región (incluyendo a Venezuela) Avísenle al presidente y a su equipo económico que la guerra no estaría funcionando.

El legislador porteño libertario Ramiro Marra tuiteó: “Despidan a la economía argentina que se va. Inflación Argentina (6,3%)  > Inflación Venezuela (6,2%)”.

A su vez, el diputado provincial Alex Campbell expresó: “La inflación está fuera de control y el gobierno sólo intenta con parches y pateando los problemas para adelante. Con sus peleas, errores y malas decisiones este gobierno se ha convertido en una máquina de generar pobreza y de sembrar desesperanza”.

Por la inflación de más del 100%, Marra y Solano se cruzaron con dureza

El legislador de La Libertad Avanza y el del FIT se encontraron en un estudio de televisión y mantuvieron un fuerte entredicho. Mientras el trotskista acusó a los liberales de “dictadores”, Marra pidió “terminar” con los espacios de izquierda.

Mientras se espera que el INDEC informe el índice inflacionario del último mes y se proyecta una inflación anual de más del 101%, el diputado de La Libertad Avanza (LLA) Ramiro Marra y el del Frente de Izquierda (FIT) Gabriel Solano visitaron un estudio de televisión y protagonizaron un tenso cruce de palabras debido a la forma en la que cada uno piensa que se puede solucionar la crisis económica que atraviesa la Argentina.

En ese sentido, el trotskista planteó que “no tienen autoridad política todos los que ya gobernaron para presentarse como candidatos a las elecciones. Hay 100% de inflación, jubilados que pierden 25%. 50 % de pibes pobres. 40% de precariedad. Son parte del problema no de la solución” e indicó que “la inflación está devorando el salario de los laburantes y están discutiendo candidaturas mientras la gente no llega a fin de mes. El jubilado que gana 60 mil pesos son dos mil por día, nadie llega a fin de mes así y si tienen que pagar alquiler ni hablar”.

“Hay una pelea entre los que no se hacen cargo de lo que hizo. Cristina Fernández de Kirchner gobierna y habla como si fuera opositora. Tienen que hacerse cargo, son responsables de la situación en la que estamos. Si nos van a gobernar siempre los mismos nos va a ir siempre igual”, continuó en diálogo con Crónica TV y sentenció que “el mundo lo dirigen gobiernos capitalistas que traen guerras, hambre, pobreza y destrucción ambiental. Ese es el mundo que defienden los Javier Milei y Marra, defendiendo a Jair Bolsonaro que nada tiene que ver con la libertad”.

Fue entonces cuando el liberal intervino para señalar que “le mundo que planteamos nosotros no está basado en individuos, en personas físicas, sino en la construcción de la concatenación de las diferentes personas. No es que hay dictadores, como lo plantea Solano” y remarcó que “en el mundo de izquierda siempre hay un jerarca, acá no es así… cada uno desarrolla lo que puede desarrollar y se acopla a lo que pueda desarrollar el otro, así nos vamos potenciando”.

“Lo que no resiste la izquierda es la historia, demostró lo que es y en que terminan los espacios que Solano quiere defender, y claramente hay que cortar con todo eso. El mundo está yendo hacia las ideas de la libertad, hace mucho tiempo el capitalismo viene logrando muchas cosas, sobre todo a lo largo del último siglo. Esto hay que reconocerlo y la Argentina se tiene que alinear a esa realidad, no podemos ir hacia el lado contrario porque hacer eso es ir hacia donde esta Gabriel”, sentenció Marra.

Kelly Olmos priorizó que Argentina gane el Mundial antes que bajar la inflación y la oposición la destrozó

Legisladores de diferentes espacios políticos criticaron a la ministra de Trabajo luego de que expresara: “Primero que Argentina salga campeón, después seguiremos trabajando”, en relación a combatir la inflación.

La ministra de Trabajo consideró que en medio del Mundial de Qatar combatir la inflación este mes “no va a hacer la gran diferencia”, y expresó: “Primero que Argentina salga campeón, después seguiremos trabajando”. Minutos más tarde, legisladores de distintos espacios políticos la destrozaron en redes sociales.

“Kelly Olmos, ministra de Trabajo, prefiere que Argentina gane el Mundial antes de bajar la inflación. Señora ministra: a Uds le pagan por trabajar en la función pública”, escribió el jefe del bloque radical en Diputados, Mario Negri, quien le remarcó que “hinchas de la Selección somos todos”, y la mandó a que “cumpla con su deber”.

La diputada Carla Carrizo (UCR) expresó: “Sra ministra de Trabajo Kelly Olmos; es justo al revés: para miles de niños/as un día con esta inflación que impide una buena alimentación hace una gran diferencia. Ofensivo; enorme subestimación a la ciudadanía. La democracia no es pan y circo”.

El fueguino radical Pablo Daniel Blanco Ver para creer, escuchar para repudiar. El país no puede perder un minuto en su lucha contra la inflación y disparó: “@kellyolmos propone un ‘paréntesis mundial’ de un mes y que ganemos la copa para recuperar el ánimo. Señora: recupere la mesa de los argentinos que la prioridad es esa”.

El titular del bloque Evolución Radical, el cordobés Rodrigo de Loredo, manifestó: “Kelly Olmos blanqueó el ‘Plan Messi’, que no era otro que llegar hasta el mundial y consolidar el ‘vamos viendo’ que significa esta penosa gestión”, y comparó: “Como Cerruti, ya ni siquiera se cuidan de medir sus palabras. No tienen idea lo que pasa en la calle”.

“Lo único que tienen que hacer los funcionarios de este gobierno es trabajar para bajar la inflación, para que todos los argentinos podamos tener una vida un poco más ordenada. Pero algunos prefieren tomarse un mes para mirar el mundial. Son el peor gobierno de la historia”, escribió con indignación la diputada Sabrina Ajmechet (Pro).

En el mismo sentido se manifestó la diputada Graciela Ocaña (Pro): “No me sorprende el desconocimiento de la realidad y falta de empatía. Aconsejó a la Mtra. Kelly Olmos que pregunté a sus vecinos, vaya a la cola de un banco con jubilados, para que se enteré que los argentinos no llegan a cubrir la canasta básica”.

“Estas son las prioridades del Gobierno. Si los propios funcionarios no reconocen la magnitud de esta crisis, va a ser difícil que las cosas cambien. Necesitamos que le pongan fin al ‘vamos viendo’ y que demuestren empatía por lo que están sufriendo millones de argentinos”, disparó la senadora nacional Guadalupe Tagliaferri (Pro).

El liberal y economista Javier Milei (La Libertad Avanza) tildó de “CASTA IGNORANTE”, y explicó: “El salario real viene determinado por la productividad marginal del trabajo y en eso es clave la acumulación de capital, por lo que la ministra propone un falso dilema. La inflación es un problema monetario y que por el efecto HC daña a los más vulnerables”.

“La ministra de Trabajo, Kelly Olmos, dice que no es prioridad bajar la inflación, que lo importante es ‘Argentina campeón’. ¿Qué carajo tendrá que ver una cosa con la otra?”, preguntó la diputada Carolina Píparo (Avanza Libertad) y lanzó: “Un ministro peor que el otro!!!”.

“Precios Justos”: Las repercusiones en el arco político tras el anuncio de Massa

Desde la bancada opositora lo calificaron como “un parche” que “han fracasado decenas de veces”, mientras que desde el FdT lo ponderaron.

Mientras la inflación sigue trepando mes a mes, el Gobierno nacional a través del ministro de Economía, Sergio Massa, presentó este viernes el programa “Precios Justos” para mantener el precio congelado de 1.823 productos por un plazo de 120 días, cuyo listado incluye productos de los rubros de alimentos, bebidas, lácteos, limpieza e higiene personal.

Sin embargo, desde el bloque opositor salieron a criticar esta nueva medida, uno de ellos fue el jefe del bloque radical en Diputados, Mario Negri: “Los anuncios de Massa son parte del ‘Plan Estirar para Llegar’. Los Precios Justos han fracasado decenas de veces”.

Además, el cordobés comparó: “A diferencia de Guillermo Moreno, Massa utiliza los modales. Pero la ‘estabilidad’ que ofrece es por 4 meses. Acá no hay ninguna respuesta integral a la inflación”.

“BASTA DE PARCHES INÚTILES”, encabezó su tuit el senador radical Martín Lousteau y agregó: “El ministro de Economía anunció Precios Justos. Quieren enfrentar los mismos problemas con soluciones inútiles. La inflación en 2022 no paró de acelerarse, afectando a millones de argentinos”.

En el mismo sentido se pronunció el puntano Alejandro Cacace (UCR) quien manifestó: “Intento de control de precios número 1000 del Gobierno”, y preguntó: “¿No se les cae otra idea para bajar la inflación?”.

A su vez, el liberal y economista Javier Milei (La Libertad Avanza) desde Córdoba vaticinó el fracaso del programa “Precios Justos” que el gobierno nacional lanzó para intenta frenar la escalada de precios y criticó la situación inflacionaria que azota al país al considerar que “se trata de un fenómeno monetario que debe ser atacado para que deje de ser un problema”.

Su par en la Legislatura Porteña, Ramiro Marra expresó: “Un gobierno que usa la fuerza del Estado para limitar el libre mercado, es justo lo que una empresa no necesita. NUNCA sirvió controlar los precios, prepárense para otro fracaso”.

De la vereda de enfrente respaldaron la medida. Uno de ellos fue el diputado bonaerense Daniel Arroyo quien acompañó a Massa en la presentación y destacó que el programa “es un mecanismo para estabilizar los precios de la canasta básica por cuatro meses. Y es la forma de empezar a combatir la inflación”.

“Más de 1700 productos que van a tener el precio, que van a poder acceder claramente a través del celular, a través de distintas aplicaciones durante 4 meses. Es estabilizar el precio de la canasta básica de alimentos. Es una forma para empezar a combatir la inflación”, ponderó Arroyo.

En el mismo sentido se pronunció el diputado Ramiro Gutiérrez: “Cada actor público y privado con responsabilidad en frenar la suba de los precios acompañó a Massa y el equipo económico en el lanzamiento de Precios Justos”.

¿De qué trata el nuevo programa?

“Precios Justos es un acuerdo voluntario por 120 días entre el Estado Nacional, las empresas proveedoras de bienes de consumo masivo y los supermercados para mantener con precios constantes más de 1500 productos de los rubros alimentos, bebidas, lácteos, higiene personal y limpieza”, anticiparon fuentes oficiales.

Según detallaron, el acuerdo consta de dos ejes:

  • Los productos de la lista que se mantendrán con precios fijos ingresan en el programa a un precio hasta un 4% superior al promedio registrado durante el mes de octubre pasado y se mantendrán estables los próximos 120 días.
  • El resto de los productos que comercializan las empresas que se suman al programa tendrán una pauta de aumento mensual de hasta el 4% para los mismos 120 días en el precio de venta a los supermercados y mayoristas.

Los principales puntos del nuevo programa

  • El objetivo de la medida es lograr la estabilidad de los precios de productos esenciales que consumen los hogares argentinos por un período de tiempo determinado.
  • La medida estará vigente por 120 días a partir de la firma de los convenios.
  • Participan del acuerdo alrededor de 100 empresas que representan el 86% del consumo masivo en Argentina. Entre ellas, Molinos, Coca Cola, Unilever, Quilmes, Mastellone, AGD, Ledesma y Las Marías. Además, los supermercados podrán abastecer con productos de marcas propias.
  • Los productos del programa se podrán comprar en supermercados minoristas y mayoristas de todo el país. La Secretaría de Comercio confeccionó una señalética específica de Precios Justos para que los supermercados indiquen de forma clara y precisa cuáles son los productos alcanzados por la medida. Los carteles deben estar visibles en las góndolas.
  • Se podrá consultar los productos, precios y comercios adheridos en la página oficial de programa: https://www.argentina.gob.ar/preciosjustos (la página ya está disponible).
  • En la aplicación Precios Justos (disponible en Android e IOS) se podrá realizar un seguimiento de los productos. La app permite escanear el código de barras de un producto y saber si está dentro del acuerdo, conocer el listado de productos y también realizar denuncias por incumplimiento del programa.

“Este presupuesto nos da una mejora en el orden fiscal y nos posibilita hacer realista la inflación del 60%”, afirmó Rubinstein

El secretario de Programación Económica del Ministerio de Economía expuso los lineamientos de la “Ley de leyes”. Además, alertó que “estamos en un proceso de caída de la demanda de dinero que alimenta permanentemente a la inflación”.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, arrancó este miércoles el debate sobre el proyecto de Presupuesto 2023 con la exposición de diversos funcionarios del Ministerio de Economía, el primero de ellos fue Gabriel Rubinstein, secretario de Programación Económica, quien remarcó que “este presupuesto nos da una mejora en el orden fiscal y nos posibilita hacer realista la inflación del 60%”.

Al comienzo de su presentación, Rubinstein agradeció la invitación a la Cámara alta y se refirió a aspectos de tipo macroeconómico del proyecto, respecto del que explicó que han asumido “niveles de crecimiento del PBI para este año del 4% y 2% para el año que viene”, pero aclaró que son “estimaciones” que están sujetas a revisión porque “es posible que este año termine más alto y eventualmente puede haber algún crecimiento mayor”.

“Algunos han estimado que ese 2% viene más bajo, peor lógicamente son conjeturas que recogen el espectro de situaciones, cómo vemos que se desenvuelve el comercio exterior, como se lleva el comercio internacional que está más difícil, qué pasa con la sequía, etc. Todas las estimaciones que van cambiando permanentemente, pero creemos que es suficientemente realista y que da un buen marco de lo que podría llegar a ser la actividad económica que viene con un arrastre positivo del año pasado, pero que se espera un arrastre negativo de las bajas de actividades de los últimos meses de este año”, explayó el secretario de economía.

Respecto a la inflación que se contempla de un 95% para este año reconoció que “estará en ese orden”, y del 60% para el 2023. “Un nivel de ingresos del PBI para el año que viene que baja de 17,6% a 16,8% hay una baja de 0.7; y una baja de gastos del 20,0% al 18,7% del PBI con una caída del 1,8”, alertó.

De los supuestos macroeconómicos, Rubinstein manifestó que “el que genera más dudas es el de la inflación del 60%, uno puede preguntarse si es realista una inflación del 60% cuando venimos con una inflación más alta, y ajustes en tarifas, y en general cuando las consultoras locales e internacionales están previendo una inflación del 90 o 100% o incluso más”.

 “Ahí caben varias apreciaciones porque si el Congreso vota este Presupuesto, para nosotros es realista ese nivel de inflación porque es muy importante en los niveles de déficit que vote finalmente el Congreso para hacer las estimaciones financieras y monetarias que le dan el marco general a la inflación”, explicó el funcionario.

Por otro lado, retomó las explicaciones de Sergio Massa sobre el orden fiscal y aclaró que “el orden fiscal es diferente para cada país, para cada situación dentro de cada país. El orden fiscal tiene que ver con las formas de financiamiento sobre ¿qué posibilidades hay de endeudamiento externo de un país?”, y ejemplificó: “Uruguay acaba de renunciar a un bono que coloca 1,20% adicional, una tasa muy baja y nosotros no podemos ni siquiera acceder porque estamos con bonos que rinden 30% van fluctuando en valores de un riesgo país del 2.600% entonces no tenemos esa posibilidad porque hay bajísimos niveles de reservas”.

“Hemos vivido un stress muy grande en junio que hemos superado felizmente, pero la situación no es fácil, no es para nada holgada, entonces lo que queda es la emisión monetaria. Algo puede acompañar el crecimiento del producto en un 2 o 3%, no crece el 50%. Lo que queda es ver si hay demanda de dinero porque a veces hay situaciones donde hay demanda de dinero”, sumó a su disertación.

En ese sentido, siguió: “Se dice que al emitir es una causa de la inflación porque aumenta la demanda de dinero. En la pandemia aumentó la demanda de dinero de la gente porque no la gastaba”, y agregó: “En los planes de estabilización exitoso como el Plan Austral aumentó la demanda de dinero, pero nosotros tenemos los casos que cae la demanda de dinero le pasó al gobierno en 2018-2019 que por más que intentó un control monetario por las devaluaciones y la crisis financiera, hay un desequilibrio monetario que convalidaba tasas de inflación altas y lo mismo pasó en momentos de hiperinflación que se define como una violenta caída de demanda de dinero”.

“Eso nos está pasando ahora”, alertó el secretario y continuó: “En un año la relación base monetaria- PIB era de 6 puntos y ahora está en 4.5 estamos en un proceso de caída de la demanda de dinero que alimenta permanentemente a la inflación”.

Asimismo, planteó que el orden fiscal tiene que ver con “la situación que uno enfrenta y, en este caso, significaría tener el menor déficit posible que es idealmente 0 e idealmente ir hacia el superávit fiscal. Nuestra estimación para este año con un déficit primario del 1,9% considerando todos los aspectos financieros y el financiamiento, nos da esa posibilidad de decir que podemos tener una inflación del 60% incluso menos, pero no 100% porque eso significaría con un proceso de continuidad fuerte de la caída de demanda de dinero que no podamos contener”.

Por otro lado, se refirió al desorden fiscal al que definió: “Cuando un déficit desfinanciado por el impuesto inflacionario que es la permanente desvalorización del dinero”, y relató: “Hace tiempo antes salíamos a la calle con un billete de 100, después salíamos con 500, 800, después con mil, tres mil. Uno si no tiene 10 mil siente que se queda sin plata”.

Este Presupuesto nos da la posibilidad de tener una inflación del 60%, incluso menos”.

“Por eso la emisión monetaria que no tiene contrapartida en un aumento de la demanda real de dinero, es netamente inflacionaria. Esto no es ni de derecha ni de izquierda, ni liberal ni marxista”, aclaró Rubinstein y agregó: “Si uno tiene 1,9% de déficit, la base monetaria es 4,7% del PBI, no hay posibilidad de financiamiento externo, no hay posibilidad de financiamiento con reservas, el financiamiento interno es un rollover de la deuda, la inflación va a ser del orden del 50% y si se quiere manejar eso con controles, no va a funcionar”.

Sin embargo, aseguró que “las políticas de ingresos, de precios, salarios, tipo de cambio, pueden ayudar para acomodar las cosas a una inflación de financiamiento macroeconómico. Pueden hacer su trabajo para que baje la inflación en un 4%”.

“Para bajar el impuesto inflacionario lo más importante es bajar el déficit todo lo que sea necesario”, resaltó el funcionario y sumó: “Esto lo vemos como un presupuesto de transición en este orden fiscal, tener la situación más ordenada fiscalmente, menos impuesto inflacionario, más impuestos legislados por el Congreso”.

En suma, bregó por tener la macroeconomía de hace 20 años atrás que “logramos tener un superávit fiscal primario del 3% del PBI donde ese ahorro del sector público se traducía en el ahorro externo, con un tipo de cambio unificado sin brechas, sin controles de cambio. En esa situación logramos una inflación del 5% anual”.

“Volver a esos índices macroeconómicos está bien y la economía crecía. Este presupuesto es una transición en ese camino, una mejora fiscal, un orden fiscal, que nos debería posibilitar hacer realista esa inflación del 60% y una macroeconomía para que florezca la inversión, el crecimiento y el empleo”, cerró.

Máximo Kirchner: “Creo que Cristina no va a ser candidata”

El diputado nacional opinó que Alberto Fernández no debería ir a PASO con otros candidatos, aunque admitió que “hace mucho” no habla con el presidente y no tiene “idea en qué andan”. Afirmó que, en la oposición, el que tiene “posibilidades electorales” es Larreta y no Bullrich.

Poco asiduo de dar entrevistas, este lunes el diputado nacional Máximo Kirchner habló públicamente durante una hora y dejó varias definiciones sobre la cuestión electoral, la economía, la inflación y el atentado contra su madre, la vicepresidenta Cristina Kirchner, sobre la que además dijo: “Creo que no va a ser candidata”.

En una charla por Radio El Destape con Roberto Navarro, el líder de La Cámpora fue consultado por las diferencias con la CGT y el Movimiento Evita, y qué opinaba de ir a internas dentro de la coalición oficialista.

“Siempre hemos competido”, expresó y, respondiendo un tanto esquivo, opinó que el plazo entre las PASO y la elección general tendría que “ser mucho más corto”, porque sino se puede llegar a hacer “un terrible daño” como el que “hizo” Mauricio Macri en 2019. “Tenemos que acordar entre todos el mejor sistema para elegir, a mí competir es lo que siempre me gusta, ganas o perdes”, afirmó y rechazó estar pensando en tal o cual “pirueta electoral”.

Lo que sí advirtió es que “Macri fue a PASO en 2015 no en 2019”, a lo que el periodista le preguntó si eso quería decir que el único candidato del oficialismo tendría que ser Alberto Fernández. Máximo gesticuló pero no dijo ni una palabra y, ante la insistencia de Navarro, señaló: “Digo que para el oficialismo que su presidente vaya a PASO con otros candidatos por lo menos es extraño”.

Y admitió que no sabe qué hará el presidente porque “hace mucho” que no habla con él. “No tengo idea en qué andan”, agregó.

Entonces, sobre los candidatos presidenciales del peronismo, apuntó: “Alberto creo que ha dicho que sí. Por lo que he leído (Sergio) Massa ha dicho que no, y creo que Cristina tampoco va a ser”.

Sobre su madre, la vicepresidenta, el diputado sostuvo que “el desgaste es muy grande en una presidencia y el esfuerzo que ha hecho Cristina es enorme, de ceder cuando era naturalmente la candidata a presidenta en 2019 y seguramente habría ganado”.

Por otra parte, definió a Eduardo “Wado” de Pedro como “muy capaz” y en una “buena edad” para ser presidente, al tiempo que aseguró que ” hay gobernadores muy capaces dentro del peronismo”, pero prefirió no dar nombres.

En cuanto a la oposición, el líder de La Cámpora consideró que “el que tiene posibilidades electorales reales es (Horacio Rodríguez) Larreta, (Patricia) Bullrich no, además de que sería muy malo para el país”. “Que haya alguien que la vote, seguro, han votado a (Ricardo) Bussi en Tucumán”, lanzó contra la exministra de Seguridad.

Al analizar una eventual futura conformación del Congreso, con un incremento de bancas para Juntos por el Cambio y el sector que lidera Javier Milei, Máximo alertó a “los compañeros que están preocupados por lugares y no viendo lo que se está generando o lo que puede suceder; hay que estar más atentos a este tipo de cosas”.

“Estas formaciones que aparecen de derecha y ultraderecha, que proponen dolarizar la economía argentina, ya sabemos cómo termina”, resaltó y sumó: “Quieren un país chiquito, nosotros queremos un país que sea amplio y contenga a la mayor cantidad de los argentinos, porque ese el desafío real”.

Relación con Sergio Massa

Consultado sobre distintas visiones en cuanto a la economía con el ministro Sergio Massa, Máximo reconoció que “diferencias siempre hay, es extraño que digan ‘no hay diferencias’, pero se discute, se intenta en llegar a un buen punto”.

Al criticar que Martín Guzmán se fue de una “manera irresponsable”, y además quedó demostrado que tras un acuerdo con el FMI “la situación empeora”, el diputado subrayó que Massa “está administrando consecuencias”.

“(Massa) tiene un conocimiento enormemente superior al de Martín Guzmán sobre el Estado argentino, largamente superior”, elogió.

Inflación y planes

“A mí lo que me interesa es que la situación de la sociedad mejore, las elecciones ya vendrán”, respondió cuando le preguntaron si a causa de la gran inflación se pueden perder los comicios, y continuó: “La situación inflacionaria no me preocupa tanto en términos electorales, sino en términos de alimento para nuestra gente”.

Pero recordó: “Nosotros con 22 puntos de inflación en el 2015 perdimos la elección. No sé a cuánto podemos atar eso, pero lo cierto es que se perdió”.

“Después del 9 de diciembre de 2015 Argentina entró en un tobogán del que no salió más”, lamentó y aseveró que “hay que tener mucha gestión y mucha autoridad” para “hablar muy bien con los dueños de las empresas para explicarles y hacerles entender que el pueblo y el Estado argentino hicieron un gran esfuerzo”.

El hijo de la vicepresidenta ponderó que en el último mes “se produjo una leve baja, de 7 a 6,2, ojalá siguiera así”. Y, nuevamente en un mensaje al empresariado, observó que “estos empresarios que se quejan de todo, que arman grandes coloquios, que hablan de ceder…el pueblo argentino viene cediendo desde diciembre de 2015, hace siete años que viene cediendo la gente”.

En otro tramo de la entrevista, sobre los planes sociales, Máximo Kirchner lamentó que “la gran mayoría de las personas que reciben un ayuda del Estado, ni siquiera una mano, una partecita de una mano, son estigmatizadas, denigradas”.

“Es verdad que tenemos que abordar un problema que cuando Cristina terminó su gobierno no era de esta profundidad. El macrismo duplicó, triplicó y la pandemia generó una potenciación de esta cuestión”, enumeró y señaló: “Si hay una porción que no merezca recibirlo, no lo sé, para eso están las auditorías que ha encargado el Ministerio”. Pero cuestionó a “los sectores del poder económico que buscan dividir a la sociedad”.

Atentado contra CFK

En referencia al atentado contra su madre, el diputado recordó el ataque a un local partidario de La Cámpora en Bahía Blanca y los carteles contra Cristina Kirchner que aparecieron en la Ciudad en abril pasado, dos hechos sobre los que criticó a la Justicia por no investigar. “Se va generando un contexto para que después operen este tipo de grupos”, advirtió.

“No es el país en el que uno quiera vivir”, se sinceró y reveló: “Yo había dejado la custodia, la había rechazado incluso, y ahora otra vez toda esa lógica. Es más, la había rechazado porque Bullrich en 2017, 2018 la retira, va achicando la custodia de Cristina. Incluso se la retiran a mis hijos también en el sur”.

Consultado sobre si le aconsejaron subirse al escenario en un acto con chaleco antibalas, Máximo contó que dijo que no porque “no podemos resignar la manera de hacer política en Argentina”, ya que si hay que llegar a eso “es que obviamente no estamos funcionando bien como sociedad”, opinó.

Sobre la investigación del financiamiento de la empresa de los hermanos Caputo a la agrupación Revolución Federal, cuyo líder argumentó que fue a pedido de muebles, Máximo ironizó: “¿De qué madera serán, no? Bueno, me parece que no son de buena madera”. Y al preguntarse, “¿qué sucedería si fuera al revés?”, es decir, si el atentado hubiese sido contra alguien de la oposición por parte de una agrupación ligada al oficialismo, el diputado dijo entre risas lo que dirían: “Que yo hubiera aprendido carpintería por Youtube”.

INDEC dio a conocer la inflación de septiembre y la oposición apuntó nuevamente contra el Gobierno

Según los datos relevados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo la inflación de septiembre fue 6,2% y acumula un 83% en los últimos doce meses. Legisladores del arco opositor remarcaron la “falta de un plan económico”.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer este viernes que la inflación del mes de septiembre fue de 6,2% y la acumulada interanual trepó al 83%, lo que despertó una ola de críticas por parte del arco político opositor hacia el Gobierno nacional y remarcaron la falta de un plan económico.

Uno de ellos fue el titular del bloque UCR en Diputados, Mario Negri, quien cuestionó: “Para poder ‘bajar’ la inflación del 7% al 6,2% el Gobierno suspendió el aumento de las tarifas y emitió en un mes un billón doscientos mil millones de pesos para pagar el ‘dólar soja’”, y expresó: “Alargan la mecha y le ponen más pólvora a la bomba que armaron para que le explote a otro”.

“El peor gobierno de la historia aplica otro golpe al bolsillo de los argentinos”, calificó el vicepresidente primero de la Cámara baja, el diputado del Pro Omar de Marchi, y enumeró: “La Argentina del dólar Soja, del dólar Catar, del dólar Coldplay”, advirtiendo que “se dirige descontrolada a los tres dígitos para la inflación interanual en 2022”.

El presidente del bloque Evolución Radical, Rodrigo De Loredo, relató: “Primero fue el Plan Guzmán, luego el Plan Platita, después el Plan Massa, pero la inflación en 6,2% en septiembre, una vez más”, y chicaneó: “En unos días largan el Plan Messi, que llegue el mundial, que nos vaya bien y tirar hasta el verano. Sin gestión y sin horizonte”.

“83% de inflación interanual, pero seguimos haciendo de cuenta que no pasara nada y actuando como si el peso fuera una moneda con algún valor. Hora de reaccionar frente a esta altísima inflación, entre los peores países del mundo, y de estabilizar los precios”, criticó el diputado radical Alejandro Cacace (San Luis).

En el mismo sentido se expresó la diputada entrerriana Gabriela Lena (UCR): “6,2% de inflación: menos salarios, menos jubilaciones, más pobreza. Ya es la inflación de Massa, el que según se dijo vino a salvarnos del desastre”.

“Los precios corren al 105% de velocidad anualizada y los Alimentos y bebidas al 117%. Argentina necesita una reforma monetaria radical; una convertibilidad con Brasil que derrumbe a la inflación”, advirtió el diputado Martín Tetaz (Evolución Radical).

Por el Frente de Izquierda se manifestó Nicolás Del Caño quien apuntó: “En marzo decían que el plan de “estabilización” era el acuerdo con el fondo. Duplicó la inflación prevista en pocos meses. Ahora, después de este nuevo zarpazo al bolsillo, el plan de Massa es congelar salarios para ‘estabilizar’ la economía”.

También se sumó a las críticas el diputado bonaerense Florencio Randazzo: “Por más humo que vendan, la única verdad es la realidad. 83% de inflación interanual. Entre este gobierno y el anterior han pulverizado el poder adquisitivo de los trabajadores… Ojalá tengamos memoria a la hora de votar”.

Lisandro Nieri, vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara baja, señaló: “Nuevos datos de inflación y sigue el efecto de la emisión descontrolada. Esta clarísimo que no es la guerra ni la absurda cuarentena. Esto es y seguirá siendo producto de la política económica de Alberto y Cristina”.

Karina Banfi, vicepresidenta del bloque radical, remarcó que “el aumento de ropa, calzado y alimentos ya acumula en un tres dígitos anual. Sin rumbo. Necesitamos un plan para tener certidumbre. Seguimos esperando, seguimos demandándolo. #ElPeorGobiernoDeLaHistoria”.

Alderete: “De ningún modo votaría la eliminación de las PASO porque dan inclusión a candidatos que se han ganado el lugar”

El legislador oficialista consideró que “si no se combate a la inflación y a la pobreza será difícil ganar en 2023”.

El diputado nacional y líder de la Corriente Clasista Combativa Juan Carlos Alderete (FdT) sostuvo este miércoles que “será muy difícil lograr una elección positiva en 2023, si no se toman medidas para combatir a la inflación y a la pobreza”. Además, dijo que “hay una contradicción muy grande en el INDEC porque hay trabajadores cada vez más pobres y empresarios más ricos”.

En una entrevista por Radio Belgrano, el legislador oficialista se mostró crítico ante la situación social y económica de los trabajadores al señalar que “es una contracara muy desfavorable ver a los trabajadores más complicados para llegar con la plata y a los empresarios monopólicos obteniendo ganancias obscenas”.

“El INDEC se contradice cuando publica que creció el empleo porque también crece la pobreza. Tampoco toma la tasa de ganancias de las empresas. Los terratenientes han ganado muchísimo en este tiempo, y ni hablar las empresas monopólicas que remarcan precios constantemente a costa del sueldo de los trabajadores”, cuestionó Alderete.

Del mismo modo, el legislador del Frente de Todos mencionó que, a excepción de las reuniones previas a las sesiones, con todo el bloque “solo se han juntado dos veces desde el triunfo en 2019”.

Respecto a la idea de eliminar las elecciones PASO Alderete adelantó que “de ningún modo votaría la eliminación porque las PASO dan inclusión a candidatos que se han ganado el lugar”. En tal sentido, se alejó de la idea de “militar” la continuidad de las PASO porque consideró que “hay temas más importantes para debatir, como leyes para favorecer al pueblo trabajador”.

En el final, el legislador sostuvo que, sin las PASO, “las candidaturas las definen cuatros tipos en una oficina”, pero advirtió que, más allá de brindar su postura, “es un tema que no debería ser tratado ahora en este contexto critico económicamente”.  

Rubinstein aclaró que la culpa de la inflación no la tienen las empresas

“Es nuestra responsabilidad que todo esto mejore”, planteó el viceministro de Economía, que insistió en considerar realista la meta inflacionaria prevista en el Presupuesto. Y pareció contestarle a CFK.

El viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, acompañó este miércoles al titular del Palacio de Hacienda en su presentación del Presupuesto en el Congreso. En ese marco, explicó las razones por las que el 60% de inflación prevista para 2023 sería una meta “realista”.

“Atacando inercia inflacionaria y procurando una razonable caída de márgenes empresariales, podremos lograr que la inflación real se acerque a la ‘teórica’ (impulso monetario de origen fiscal)”, planteó el funcionario, que no había hablado públicamente desde su designación hasta que este miércoles se presentó en Diputados.

“Y si el Congreso mejorase el Presupuesto, eliminando el déficit fiscal primario, nos brindaría una gran herramienta para podamos volver a obtener una inflación normal, del orden 10% anual, en menos tiempo de lo que casi todos creen”, estimó.

A través de Twitter, Rubinstein le contestó a la vicepresidenta Cristina Kirchner, que el día anterior le había apuntado a las empresas alimenticias por los fuertes aumentos de precios que generan un incremento de la indigencia. Sin nombrarla, dijo que “la culpa del desorden cambiario, las altísimas brechas,  la obligación a financiarse a 180 días para importar, cupos, etc., etc., no la tienen las empresas. Aunque haya abusos normativos y corrupción. Es nuestra responsabilidad (gobierno) que todo esto mejore. En eso estamos”.

Agregó Rubinstein que “lo antes que podamos deberíamos volver a la macro del 2003-2005: superávit primario del 3% del PIB. Por ende superávit externo (cuenta corriente del 2% PIB). Dólar único. Inflación del 5% anual (sin controles de precios). Tasa Lebac (Leliq) 6% anual.  u$s 40,000 millones de Reservas Netas”.

Según el viceministro de Economía, “el exceso de demanda agregada que provoca el déficit fiscal seguirá impulsando una alta inflación. Actuando sobre la inercia, y sobre márgenes (bajando brecha cambiaria, acuerdos y otras acciones), podremos bajar el IPC del 90% al 60%. Sólo un primer paso”.

Y concluyó señalando que “hasta que no logremos la unificación cambiaria, habrá cierto desorden y márgenes empresariales más altos que los normales.  Pero unificar el mercado de cambios, sin robusto Superávit Fiscal Primario, y casi sin Reservas, luce demasiado riesgoso. El norte (3 años?) debería ser ese”.

Especialistas advierten el incremento del gasto en el Presupuesto 2023 

“Invaden el mercado de pesos cada vez que hay elecciones”, consideró Daniel Adler, especialista en educación financiera y emprendedurismo.

Invaden el mercado de pesos cada vez que hay elecciones y no les importa la inflación, los precios, los problemas fiscales, nada”, aseguró Daniel Adler, especialista en educación financiera y emprendedurismo, tras conocerse detalles del ante proyecto de Ley de Presupuesto para 2023

“Uno ve cómo fluye el dinero para las masas, aunque sin contrapartida. Como estrategia electoral es buena porque les aportan dinero a unos 25 millones de personas, pero si miramos en forma más abarcativa, nos damos cuenta que es pan para hoy y hambre para mañana. De nunca acabar”, comentó Adler. 

El especialista explicó: “El incremento en los planes sociales que pretenden dar supera 100%, de hecho, es 117.2%, 57 puntos por arriba de la inflación medida hasta la fecha. Esto, claramente, va en contramano de lo que Massa anunció semanas atrás, cuando realizó un anuncio político importante. Tomó la dura decisión de anunciar reducciones necesarias en diferentes carteras, algunas entendibles, otras no tanto como la Salud y la Educación”, y continuó: “en las últimas semanas ¿qué hizo el Gobierno? Vio que va perdiendo las elecciones, que perdería por 20/25 puntos con Cambiemos, según las encuestas, y apunta a aumentar los Planes Sociales: el Potenciar Trabajo subiría un 160% y la Tarjeta Alimentar un 78%. Son cajas estratégicas, que representan el 90% del área”. 

Imprimiendo más billetes podrían reducir la diferencia que vislumbran los sondeos –expresó-, pero al mismo tiempo perjudican a la misma gente que les transfieren dichos fondos, a la clase media y clase baja. Esa gente va a necesitar cada vez más dinero para comprar alimentos, medicamentos, etc, por la inflación creciente que genera esa medida”. 

“A los gobiernos les conviene que la gente no tenga educación financiera y dependan del Estado para estar siempre endeudados o necesitados de más subsidios y poder manejarlos a placer de los funcionarios de turno”, agregó.  

Por otra parte, sostuvo, que “cuando un ciudadano se acostumbra a que ‘papá Estado’ vaya en su rescate cada vez que está mal la situación económica, su nivel de agudeza en materia comercial, su creatividad, sus ganas de crear algo nuevo para sobrevivir, tal vez un emprendimiento propio, va a ir desapareciendo y pierden el incentivo, lo que también es nocivo. El Estado debe apoyar y ayudar al que menos tiene, está claro. Debe colaborar con la gente para crear futuro, para progresar; ya sea con capacitación o créditos blandos que deban devolver y, pero no regalarle dinero que no le servirá de nada”. 

Es muy difícil cumplir las metas con el FMI o bajar la inflación con medidas como estas”, finalizó Adler. 

Lapeña: “el Gobierno pretende combatir la inflación sin ideas ni políticas concretas”

El legislador de la UCR-Ev se mostró sumamente crítico con la escalada inflacionaria que golpea al país y aseveró que esta situación se debe a una falta de políticas por parte de la gestión del presidente Alberto Fernández.

Después de que el INDEC diera a conocer la inflación de agosto, el diputado de la Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev) Lucio Lapeña criticó con dureza la disparada de los precios y responsabilizó por esta situación a la gestión del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

En ese sentido, el radical señaló que “el Gobierno pretende combatir la inflación sin ideas ni políticas concretas” y destacó que “con una inflación del 7% mensual vamos a una inflación del 100% anual sin escalas. En lo que va del 2022, el aumento de precios acumuló 56,4% y la inflación alcanzó 78,5% interanual. Estamos hablando de la inflación más alta en los últimos 30 años que, además, se da en un contexto de estancamiento incipiente de la actividad económica”.

A la vez que aseveró que “el Gobierno Nacional no entiende la gravedad del problema y carece de un plan concreto y razonable para hacer frente este aumento de precios descontrolado como consecuencia de una política económica irresponsable”.  

“El Gobierno pretende combatir la inflación sin ideas ni políticas concretas. Será muy difícil revertir esta crisis que está atravesando Argentina si el gobierno no empieza a tomarse en serio este problema. No se puede combatir la inflación ni la descomunal pérdida del poder adquisitivo de la gente con incertidumbre y sin ningún tipo de plan a largo plazo”, finalizó Lapeña.

Quince minutos antes de medianoche, ingresó a Diputados el Presupuesto 2023

La ley de leyes que envía Sergio Massa al Congreso de la Nación prevé una inflación del 60%, un crecimiento del PBI del 2% y un dólar que para fin de año debería estar en 269 pesos.

El Ministerio de Economía envió este jueves 15 de septiembre el proyecto de ley de Presupuesto 2023, cuyos datos fueron revelados por fuentes del Palacio de Hacienda. Según pudo saber parlamentario.com, el proyecto ingresó a Mesa de Entrada de la Cámara baja a las 23.45.

Los datos salientes del mismo establecen una predicción de crecimiento del PBI del 2%, con una inflación del 60% para todo el próximo año.

La cotización del dólar para el próximo año llegaría a 269 pesos en diciembre de 2023, luego de arrancar en diciembre de 2022 en 166,50 pesos. El valor promedio del año sería entonces de 219 pesos.

El déficit primario proyectado para el próximo año es de 1,9% del PBI, contra el 2,5% previsto para el presente año, con lo cual se estaría cumpliendo el compromiso con el FMI.

Para alcanzar esta baja, el Presupuesto prevé una reducción de subsidios y la eliminación de ciertas excepciones impositivas vigentes.

Se prevé una baja del 0,6% del producto por la citada baja de subsidios, como así también los recursos generados por los planes Gas IV y Gas V anunciados.

El gasto público subirá, según el proyecto, 65%, por encima entonces de la inflación prevista.

Los subsidios al transporte bajarán levemente: del 0,5% del PIB al 0,4%.

El proyecto de Presupuesto prevé un crecimiento de la inversión muy por debajo del nivel actual, pasando del 10% de 2022 al 2,9% el año entrante.

Bajaría también el consumo privado, que pasaría del 6,5% este año a un crecimiento de solo 2% en 2023.

La previsión de exportaciones es de un crecimiento de 7,1% en 2023, en tanto que las importaciones subirían 2%.

El superávit comercial calculado pasaría de 7.751 millones de dólares a 12.347 millones de dólares en 2023.

La estimación del desempleo es de 7%, con una recuperación salarial de solo 2%.

Advierten que se impone “un tratamiento de shock” si se quiere evitar la hiperinflación 

Víctor Beker, director de estudios en la Universidad de Belgrano, consideró que en la actual coyuntura “difícilmente el gradualismo sea una opción”.

Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, analizó el escenario inflacionario que sufre nuestro país, ratificado por el 7,4% que alcanzó el alza de los precios minoristas de julio, y advirtió que “las perspectivas para el año pasan por un incremento de precios en el orden del 100%”. 

“Por si faltara algún otro elemento para alertar acerca de la gravedad del actual proceso inflacionario en la Argentina, el guarismo registrado en julio puso de manifiesto que estamos cada vez más cerca de la hiperinflación”, enfatizó. 

“El 7,4% mensual verificado el mes pasado equivale a una inflación del 135% anual. Si no se adopta un plan antiinflacionario, las perspectivas para el año pasan por un incremento de precios en el orden del 100%”, subrayó el economista. 

“Este es el mayor desafío que enfrenta la flamante conducción económica: poner en marcha un plan coordinado y consistente de medidas fiscales, monetarias, cambiarias y de ingresos que asegure una drástica baja de la inflación. La clave reside en tomar este grupo de medidas conjuntamente. Cualquier medida parcial no dará resultado”, explicó. 

“Como venimos señalando, difícilmente el gradualismo sea una opción. El desborde inflacionario impone un tratamiento de shock si se quiere evitar recaer en la hiperinflación”, completó el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano. 

Por la inflación de julio, la oposición exigió al Gobierno: “Dejen de emitir y sáquenle la pata de encima a los que producen”

Los precios al consumidor subieron 7,4% en julio siendo el índice de inflación mensual más alto de los últimos 20 años. Desde el arco opositor cuestionaron al Gobierno: “Para el presidente la economía se está recuperando”.

Mientras el presidente de la Nación, Alberto Fernández, expresó desde Chaco: “El tiempo me dio la razón, la economía se podía recuperar”, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dio a conocer los datos de la inflación de julio: 7,4% siendo el índice de inflación mensual más alto de los últimos 20 años, tras lo cual desde la oposición le exigieron al Gobierno que “dejen de emitir y sáquenle la pata de encima a los que producen”.

“El índice de inflación mensual más alto de los últimos 20 años. Para el presidente, estas son las señales de que la economía se está recuperando. ¡Dios mío!”, escribió la presidenta del Pro, Patricia Bullrich.

En el mismo sentido se pronunció el jefe del bloque UCR de Diputados, Mario Negri, quien expresó: “7,4% mensual, la inflación más alta de los últimos 20 años. Argentina es el país con la mayor inflación de Latinoamérica y el quinto a nivel mundial. El gobierno dice que está bajando la pobreza y creciendo la economía. Mienten con impudicia y cinismo”.

“Otro triste récord para el gobierno de Alberto, Cristina y Massa. La inflación más alta en 20 años: 7,4 por ciento en julio. Este gobierno es una fábrica de pobreza”, lamentó Negri y exigió: “¡Dejen de emitir y sáquenle la pata de encima a los que producen!”.

También tuiteó la vicepresidenta del bloque, Karina Banfi: “La inflación de julio fue de 7,4%. El valor más alto de la región. Sí, estamos peor que Venezuela (5,3%) y a años luz de Brasil que tiene deflación (-0,68%). El gobierno tiene que dejar de echar culpas -primero la pandemia, después la guerra- y presentar un plan de gobierno”.

“Estados Unidos tuvo inflación 0. En Brasil los precios bajaron 0,5% por la baja del petróleo. Ucrania tuvo 3%. Mientras que acá la inflación de este mes fue de 7.4%. Se ve que la guerra solo afecta a Argentina”, comparó el jefe del bloque Pro en Diputados, Cristian Ritondo.

El titular del interbloque de JxC en el Senado, el radical Alfredo Cornejo (Mendoza), sostuvo: “El día que la inflación alcanza el dato más alto desde 2002, el presidente @alferdez dice incoherencias. No hay vuelta atrás, se les agotó el relato”.

El senador radical Martín Lousteau aseguró: “7,4% de inflación en julio. El kirchnerismo alcanza un nuevo récord: la inflación mensual más alta de los últimos 20 años y el peor incremento interanual (71%) de los últimos 30”.

“Las malas decisiones hacen récord histórico: 7,4% la #inflación de julio. Entre los juegos de poder, sus internas y la persecución a la justicia, la inflación mensual alcanzó el valor más alto en los últimos 20 años”, indicó la diputada cordobesa Soledad Carrizo. Su par Gabriela Lena (Entre Ríos) señaló que “la inflación acumula en doce meses 71%. Eso es más pobreza, salarios y jubilaciones devaluadas. La prioridad de todo el gobierno debe ser solucionar este grave problema que afecta el sustento de los argentinos”.

El diputado del Pro Waldo Wolff comparó: “El mismo día en que la Argentina registra su mayor número de inflación en 20 años, el presidente @alferdez viaja al Chaco para contarnos que estamos creciendo. Hay que tener la cara de piedra para burlarse de una sociedad abatida, en donde ya no le alcanza ni al que labura”.

“La inflación más alta de los últimos 20 años #ElPeorGobiernoDeLaHistoria”, expresó de forma breve la secretaria parlamentaria de JxC, Silvia Lospennato (Pro). “La inflación de Julio evaporó el aumento de los jubilados que anunciaron con bombos y platillos. Y todavía falta agosto. Una vez más los que trabajan y han trabajado pierden. El peor impuesto es el inflacionario”, manifestó la diputada Graciela Ocaña (Pro).

Además, el legislador Fernando Iglesias recordó que “hoy se cumplen 3 años de las PASO 2019. Dos días antes, el PBI crecía al 2,1% mensual (industria +3,6%-construcción +2,8%-energía +4,7%) la inflación era del 2,2 % mensual, el riesgo país era 871 pb, las reservas eran de us$64.278 millones y el dólar valía 46 pesos. ¡Viva Perón!”.

Desde el bloque Encuentro Federal se manifestó el diputado Emilio Monzó: “El Gobierno insiste con que la economía se recupera, pero el único dato que crece es el de la inflación mensual, hoy el más alto de los últimos 20 años. Y con la inflación aumenta la pobreza. El cambio de rumbo debe ser con hechos y resultados concretos, no con discursos vacíos”.

¿Te acordás cuando los heterodoxos se reían porque le decíamos que tanta emisión haría volar la inflación? Es más, llegaron a decir que emitir la bajaba. Heterodoxos, estructuralistas, hijos de Keynes y zurderío de todos los pelajes conozcan los rezagos de la política monetaria”, disparó el liberal Javier Milei.

El representante de su bloque en la Legislatura porteña Ramiro Marra sostuvo: “7,4% la inflación de julio, la suba más alta de los últimos 20 años y, a nivel interanual, la más alta desde 1992. Tenemos que retroceder a la peor crisis financiera de la historia del país para ver algo igual, así de grave es el Kirchnerismo, reventaron la economía”.

Por el lado del Frente de Izquierda se pronunció el legislador porteño Gabriel Solano quien calificó la inflación como un “massazo contra los trabajadores”.

La intendencia de Chacabuco adelanta aumentos para compensar la inflación 

El alcalde radical Víctor Aiola decidió que en julio cobren el 8% pactado para agosto, que sumará al 5 por ciento acordado para julio.

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, anunció un nuevo paquete de medidas para atender las consecuencias de la inflación. 

Desde el municipio sostuvieron que, entre ellas, estará el adelanto del incremento a julio del 8% de aumento previsto para agosto para los empleados de la comuna, quienes ya tienen un cinco por ciento para el este mes. 

Así, los sueldos de los trabajadores recibirán un aumento del 13% en sus haberes del séptimo mes del año, abriéndose una etapa de negociación con ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales. 

“Nosotros entendemos la situación por la cual está pasando el país, sobre todo, la inflación que es un impuesto que lo paga el que menos tiene y nosotros habíamos dicho en marzo que en esta fecha se iba a reabrir paritarias y hoy nos vamos a sentar para poder discutir estos temas de la recomposición salarial”, aseguró el alcalde radical. 

Por otra parte, Aiola señaló que “hay una determinación política de, a partir de la nueva impositiva, reducir las tasas, como así también la agilización de los trámites en todo lo que tiene que ver con las habilitaciones. Cuando un negocio de Chacabuco, un emprendedor, una pyme quiere invertir en estos momentos difíciles apostar a la Argentina, al trabajo, que la burocracia del Estado Municipal sea lo mínimo posible y con costo cero”, dijo. 

Arroyo: “El país debe ser accesible para los que vivimos acá”

El diputado oficialista insiste en un plan antiinflacionario. Además, hablo sobre los agroexportadores y criticó “a la oposición por extremar el discurso”.

El diputado nacional Daniel Arroyo (FdT) insistió este martes en la idea de “crear un plan antiinflacionario rápidamente”, ya que “el problema central en la vida cotidiana es que el pan está arriba de 300 pesos, la leche está en más de 280 y el asado en más de 1.200”.

En dialogo por FM La Patriada, el exministro de Desarrollo Social afirmó que “el problema con el tipo de cambio y la corrida cambiaria requiere un plan integral articulado todo junto a la vez”. Asimismo, amplió: “El país debe ser accesible para los que vivimos acá”.

Por otra parte, consultado por los agroexportadores, el legislador dijo que “el problema con el tipo de cambio y la falta de dólares, más la falta de reservas con el Banco Central de la República Argentina, genera que el mercado interno se deba acoplar a los precios internacionales”.

En esa misma línea, el diputado bonaerense pidió: “Establecer un mecanismo para que los 47 millones de habitantes puedan acceder a los alimentos”. “En Argentina se producen los alimentos y la gente no puede comer a precios accesibles, es un problema que se debe resolver rápidamente”, reiteró.

Para cerrar, el oficialista manifestó que “la oposición está corrida por el discurso de extrema derecha”, y explicó que “actores que antes eran moderados, ahora extreman su discurso y toda crítica la extreman en término de blanco o negro”.

“Es evidente que estamos frente a una corrida con ninguna variable económica; hay que avanzar en dos planos: tomar medidas económicas, con el plan antiinflacionario, y generar cohesión política, generando un acuerdo con la oposición en dos o tres medidas”, concluyó Arroyo.