La verborragia internacional de Milei encontró un límite

Si bien el presidente había aprobado con un reposteo un comentario agresivo hacia Francia, cuando la vicepresidenta redobló la apuesta, Javier Milei activó los frenos inhibitorios. Para preservar la relación en vísperas de una visita, y de paso dejar expuesta a una compañera de ruta con juego propio.

Por José Angel Di Mauro

Julio Garro perdió la reelección en La Plata por apenas 566 votos y el mismo día en el que aceptó el resultado -tras la apertura de 79 urnas reclamada por él mismo- se propuso ir por la revancha en la capital bonaerense en 2027. Para favorecer sus chances, se sumó al gobierno nacional y era el encargado de defender la implementación de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) que Javier Milei relanzó los últimos días, con el poderoso Chiqui Tapia en la mira. Esta semana dio un paso en falso que probablemente le cueste la carrera.

Hombre del Pro, no tuvo en cuenta que María O’Donnell forma parte del periodismo que el presidente ha puesto en la vereda de enfrente y le concedió una entrevista que le costó el cargo. Con cierta lógica para el rol que hasta entonces ocupaba, cometió el error de sugerir que el capitán de la Selección debía “salir a pedir las disculpas del caso, lo mismo que el presidente de la AFA”, luego de los cantitos con absoluto contenido racista y homofóbico que se habían conocido el día anterior, al viralizarse un video subido a sus redes por un campeón que ya había salido a disculparse al ver que la estudiantina amenazaba con arruinarle su ascendente carrera en Inglaterra.

No fue suficiente que el ahora exfuncionario saliera a retractarse en las redes; el daño para su carrera en las fuerzas del cielo ya estaba hecho. En las redes ya le habían bajado el pulgar: el tuitero @elpittttt recordó que “el Javo ama y banca a Messi incluso desde que era totalmente criticado” y diagnosticó en consecuencia que “decir que Messi tiene que PEDIR DISCULPAS a unos europeos colonizadores por una canción que encima dice la verdad, es ir TOTALMENTE EN CONTRA de la ideología del Javo”. Ergo, concluyó: “GARRO TIENE QUE ESTAR FUERA YA MISMO”. Cuando el presidente reposteó ese tuit, todos supieron que el subsecretario de Deportes estaba de salida.

“Ya sabés cómo sigue esto”, le anticipó otro ilustre tuitero libertario, Gordo Dan, que dirige un streaming libertario y la semana anterior había provocado el despido del secretario de Agricultura, Fernando Vilella, cuyo propio destino marcó cuando le puso un “me gusta” a un tuit de Martín Lousteau. Reprendido por el referente tuitero, Vilella pidió disculpas -“Fue un error que ya enmendé. Jamás lo haría con alguien con quien disiento en casi todo”, tuiteó-, pero era tarde, pues Daniel Parisini (alias GordoDan) no tuvo contemplaciones: “No me interesa. Llévenselo”, escribió en la cuenta de X, donde se define la suerte de buena parte de los funcionarios nacionales. “Vaciá YA tu escritorio que estoy yendo para ahí”, le espetó al despedido cuando este regresaba desde París, ya eyectado.

En La Misa de Dan, el programa del canal de streaming libertario Carajo definieron como “el mejor comunicado de la historia de la Oficina del presidente” el que anunció la expulsión de Garro, informando que “ningún gobierno puede decirle qué comentar, qué pensar o qué hacer a la Selección Argentina Campeona del Mundo y Bicampeona de América, ni a ningún otro ciudadano. Por esta razón, Julio Garro deja de ser subsecretario de Deportes de la Nación”.

Eso sí, hasta en este gobierno todo tiene un límite, y ni al Gordo Dan se le ocurrió pedirle la renuncia a Guillermo Francos cuando por radio La Red coincidió en que un pedido de disculpas del capitán de la Selección “me parece que es lo que corresponde”.

El episodio desencadenado por Enzo Fernández, que el propio mediocampista del Chelsea trató de apaciguar con un acertado pedido de disculpas, se fue de madre cuando se metió de lleno la política. La propia vicepresidenta de la Nación abrazó el tema con una frase que cruzó el Atlántico: “Ningún país colonialista nos va a amedrentar por una canción de cancha ni por decir las verdades que no se quieren admitir”.

No fue la única voz que se elevó en La Libertad Avanza. Lilia Lemoine, que suele ser una de las voceras autorizadas para pronunciarse, empuñó también la lanza. Arrancó enredándose al considerar “muy llamativo que un país occidental y blanco tenga una selección de fútbol que más bien sería de un país africano”, y al día siguiente rozó lo escatológico al celebrar el despido de Garro señalando que “se lo veía como que estaba por ‘sobarle la quena’ a alguien”. “Yo no quiero un funcionario del gobierno que vaya a chuparle nada a ninguna potencia extranjera”, concluyó.

Estas expresiones dichas en vísperas de un nuevo viaje presidencial, nada menos que a Francia, donde el presidente Milei se verá con Emmanuel Macron, son por lo menos desafortunadas, y llevaron a la secretaria general de la Presidencia a reunirse prestamente el jueves por la noche con el embajador galo para disculparse ya no por las expresiones de la diputada libertaria, ni mucho menos por el reposteo de su hermano contra los “europeos colonizadores”, sino por las desafortunadas expresiones de la vicepresidenta Victoria Villarruel.

Esto es, la ocasión sirvió para reavivar la interna soterrada pero potente entre Karina Milei y la autora de la frase célebre “pobre jamoncito”. Encaramada en las encuestas casi al mismo nivel que el presidente, Villarruel tiene a veces un juego propio que incomoda en lo más alto del poder. Pero no solo a la hermana presidencial, como lo dejó claro el presidente el viernes en su entrevista con Alejandro Fantino. “No fue un tuit feliz”, dijo sobre los dichos de su copilota del 9 de Julio en el tanque de guerra. “Por una cuestión deportiva no podés generar un quilombo institucional en términos diplomáticos”, señaló Milei, sorprendentemente cauto en materia internacional. Qué tan “calientes” estaban los franceses -como admitió el presidente según la visión que le brindó su hermana- lo verificará en pocos días Milei cuando visite ese país, invitado para la inauguración de los Juegos Olímpicos. Probablemente la bilateral que espera tener con Macron no se dé, teniendo en cuenta que un centenar de mandatarios han sido invitados y tal vez el episodio de esta semana pueda haber dejado alguna secuela, aunque Milei aseguró que el tema “lo arregló Karina”.

Al menos esta vez no tuvo que acudir con la manguera para apagar incendios ajenos Diana Mondino, especialista en la materia en un gobierno que ya se ha peleado con los gobiernos de Brasil, Bolivia, Colombia, México, España, China, Rusia, Irán (con inquietantes consecuencias tal vez) y obviamente Venezuela.

Volviendo al internismo en el seno del oficialismo que delatan los palos a Victoria Villarruel por parte de los Milei -que a su vez se trasladaron a las redes sociales, donde se advirtió un notorio alineamiento con la vice en esta coyuntura, en detrimento de “El Jefe”-, esta semana volvió a quedar expuesto el clima espeso existente en el seno del bloque libertario de la Cámara baja. Dicho esto sin que represente un panorama contrario en el Senado, donde pasa lo mismo pero son muchos menos. En Diputados cada vez se nota más la diversidad reinante en un espacio donde no existía una militancia previa común y en el que el único elemento aglutinador es la figura presidencial. Un presidente al que le alcanzarían los dedos de una mano para enumerar a los legisladores que conoce.

Ese bloque de 38 miembros sufrió esta última semana un cimbronazo de imprevisibles consecuencias al trascender la reunión que mantuvieron seis de sus miembros el pasado 11 de julio con exmilitares condenados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

El episodio abrió grietas en el bloque que se verán reflejadas el 7 de agosto cuando se realice la próxima sesión convocada por el oficialismo en esa Cámara y donde La Libertad Avanza no podrá evitar que en el inicio se escuchen fuertes críticas al episodio, pero también -a instancias del bloque UP, que ya presentó un proyecto al respecto- se haga un pedido al pleno para que conforme a lo que habilita el artículo 66 de la Constitución nacional y establece el artículo 188 del reglamento del Cuerpo, se forme una comisión que establezca en el plazo de 20 días responsabilidades y medidas de sanción por el episodio. Unión por la Patria pedirá la expulsión de los diputados involucrados en el hecho, y encontrará la anuencia entre los sectores dialoguistas, Pro incluido, para que tal desafío reciba una sanción ejemplificadora, más allá de no habilitar la expulsión. Por lo menos un diputado de LLA ya adelantó su apoyo al pedido de UP.

En el caso del Pro, será una posibilidad concreta de que el macrismo pueda diferenciarse del gobierno que sigue mostrando cierto desdén hacia ese partido, como por ejemplo al desembarazarse de la forma que lo hizo de un miembro de ese partido como Garro. Aunque, nobleza obliga, esta vez Milei haya actuado distinto consultándolo luego a Macri para la designación del reemplazante.

Con todo, el expresidente compensó rápido al defender el viernes en las redes a Milei ante la acusación de Nicolás Maduro. Cuestión de no deber nada.

Diputado neuquino apuntó contra Milei y Cammesa por vaticinar cortes de luz para el verano

El diputado neuquino Pablo Todero publicó una carta en X en donde cargó fuerte contra Mario Cairella, recientemente nombrado vicepresidente del organismo, y quien fuera el titular de la compañía cunado ocurrió el recordado apagón masivo de junio del 2019.

Luego de conocerse el informe de Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) en donde realizan advertencias sobre posibles cortes del suministro eléctrico para el verano de 2025, el diputado nacional de Unión por la Patria, Pablo Todero, apuntó contra el presidente de la Nación, Javier Milei, por designar a Mario Cairella en la Vicepresidencia del organismo, quien fue el titular durante 2018 y 2019.

“Se vienen los apagones y Milei busca al mejor de todos”, tituló el neuquino en una carta publicada en X. En el comienzo, Todero remarcó que “el experto en dejar a todo el país sin luz, ahora nos anuncia que habrá mega cortes en verano”, en alusión al nuevo vice de Cammesa.

Asimismo, remarcó que “todos nos acordamos del tremendo corte de Luz con el que el Gobierno de (Mauricio) Macri nos hizo festejar el día del padre de 2019, que se extendió a todo el país, y a países limítrofes”, en alusión al gran apagón que sufrió toda la región (Argentina, Uruguay y Paraguay) el 16 de junio del 2019 a causa de un error operativo.

En tal sentido, Todero añadió: “En ese momento, el administrador de Cammesa era Mario Cairella, a quien se le cortó la luz en todo el país, y ni si quiera logró saber que era lo que estaba pasando”.

Luego, apuntó contra el actual Gabinete de la Nación: “Apenas asumió Milei, la canciller Diana Mondino le recomendaba a los industriales que fueran comprando generadores eléctricos porque la electricidad no iba a alcanzar para todos, anunciando un colapso eléctrico”.

“Como con el primer vicepresidente que nombraron en Cammesa no lo estaban logrando, decidieron traer al verdadero experto, al hombre que tiene el pergamino del mayor apagón de la historia, para que concrete el objetivo, entonces  Javier Milei designó como hombre fuerte de Cammesa a Mario Cairella, quien, de inmediato nos adelantó apagones por doquier para todos los argentinos en el próximo verano, lo que se dice, un funcionario muy eficiente”, aseveró.

Para terminar el texto publicado este viernes, el diputado neuquino Pablo Todero reiteró: “El máximo experto nacional en apagones nos está anticipando que nos dejará sin luz en verano, habrá que creerle”.

Volvió Javier Castrilli

El presidente ya despidió a 56 funcionarios de su gestión, a razón de uno cada 4 días. Todo esto pasa cuando aún no se produjo la primer crisis de gobierno, que inexorablemente algún día será.

Por Carlos Fara

Los memoriosos lo recordaran como “el Sheriff” por su estricta interpretación de las reglas en el fútbol. Hasta llegó a echar a 3 jugadores en una misma jugada y al DT de ese equipo. Polémico por donde se lo mire, ahora es crítico de la “casta futbolera” y le pidió al presidente que intervenga en el negocio de ese deporte. Se llama Javier igual que el primer mandatario, oh casualidad. Porque al libertario también le gusta echar gente intempestivamente y por las redes. Ya son 56 los funcionarios que se tuvieron que ir por decisión propia o ajena. Eso significa uno cada 4 días de gestión. El promedio se ha ido acelerando notablemente. Cuando cumplió los primeros cuatro meses, el récord era de uno cada 10 días. Acelera a fondo como con la baja de la inflación.

La semana anterior la víctima había sido el prestigioso experto en bioeconomía Fernando Vilella. En esta les tocó al empresario Karagozian y al subsecretario de Deportes Julio Garro, en un episodio que se convirtió en una auténtica comedia de enredos por el affaire del cántico desafortunado de la Selección. Hasta apareció la encendida proclama nacionalista de la vicepresidenta, digna de su antecesora en el cargo (¿la presidencia del Senado produce efectos traumáticos? Porque ahora Vicky está armando su propio partido nacional con un sugestivo nombre “Ahora vos” ¿o sea ella?).

Dejando de lado el fondo de la cuestión -¿las autoridades nacionales debían opinar / intervenir sobre el tema?- el caso trae mucha luz sobre las consecuencias de que no hubiera un equipo de gobierno pre constituido, sobre el modo de conducción presidencial, y sobre la expectativa que podrían tener figuras destacadas de sumarse a este barco. En todo gobierno hay conflictos personales y de gestión, falta de coordinación, gente que no se adapta a un determinado modelo de liderazgo, por lo tanto, ese no es el punto. Lo que surge en este caso es la dificultad de ordenar políticamente a los distintos cuadros, conteniendo a los valiosos, ya que soldados para la guerra no sobran. Por otra parte, el mensaje hacia los tentados para incorporarse y que tienen un prestigio que arriesgar, es muy malo: eso es una picadora de carne, que en cualquier momento salís eyectado.

Todo esto pasa cuando aún no se produjo la primera crisis de gobierno. Hasta acá hubo turbulencias de todo tipo, pero nada grave en función del contexto que debe administrar. Por eso venimos diciendo que al verdadero Milei lo vamos a ver cuando se produzca un movimiento telúrico que lo obligue a cambiar ministros y a barajar y dar de vuelta. Como el hombre resultó ser un gran pragmático en lo político, seguro no le va temblar el pulso. El punto es si acierta con la estrategia correcta. Hasta acá, cuando se cayó la ley ómnibus y tuvo contra las cuerdas al DNU, ascendió a Francos y la política empezó a tener la racionalidad que estaba faltando, y la mesa chica lo aceptó. La Ley Bases es la resultante de esa movida.

Como problemas no le van a faltar a “jamoncito” durante estos 4 años -aunque le fuera fantástico en la elección de medio término, va a ser un gobierno parlamentariamente débil todo el tiempo- hay algunas cuentas que debería sacar. Por ejemplo, para avanzar con sus propias iniciativas en Diputados, necesita 129 legisladores que levanten la mano para tener quórum y mayoría. Esa es una mesa de 4 patas: LLA + PRO + UCR + Pichetto y aliados. Donde se manque una -que ya juntaron 142 votos- la mesa se cae. El desaire al calabrés no va a salir gratis, y ahora se sumará el fastidio del ex candidato a vicepresidente porque Monzó no presidirá la Comisión de Inteligencia. No importa quién tiene la razón, si se incumplió un acuerdo o no. Lo relevante es que un enojado puede armar un desastre en esta debilidad congénita del oficialismo. Ojo cuando se juntan los heridos…

Junto a eso, la LLA se sigue moviendo en su armado partidario con mucho dinamismo. De todos los que están embarcados en la cuestión, los Menem son los que probablemente tengan el rancho más consolidado por su disciplina con Karina. Es difícil que le birlen la presidencia de la Cámara a Martín, más allá de los fastidios que expresan los diversos sectores opositores.

Las propias espadas libertarias están asombradas por el pragmatismo político del león, pero al mismo tiempo están preocupados por el esquema económico. Las últimas medidas que se están aplicando desde el lunes pasado confirman lo que aseveremos hace dos semanas: el Gobierno apuesta a full por bajar la inflación para solidificar su gran logro frente a la opinión pública, a riesgo de matar todo tipo de reactivación. Parte de la base que, si ordena eso, a los mercados los puede seducir más tarde con un hecho objetivo en la mano. Está claro que Milei funciona como un inversor de riesgo que mira las múltiples pantallas y toma decisiones segundo a segundo.

Si bien la inflación de junio estuvo por debajo de lo imaginado y julio pinta para romper el piso del 4%, hay superávit fiscal 6 meses seguidos y ya están los dólares para pagar los bonos de enero, las turbulencias van a seguir siendo serias por el resto del año porque los mercados ven cuánto tenemos en la billetera y la progresión de corto plazo. La idea de achicar la brecha cambiaria para que no se traslade a precios hasta ahora consigue un resultado bastante positivo, con las dudas que persistirán respecto a la necesidad de acumular reservas. ¿Puede haber así dolarización endógena con los “Franklin” que hay en poder de los ahorristas locales? Parece que no alcanza. Por el lado del consumo, las noticias son una de cal -en mayo hubo crecimiento intermensual- y una de arena -caída intermensual en los supermercados (termómetro de la calle) en junio.

En un debate en la campaña presidencial de 1995, el menemismo resaltaba que Menem era un piloto de tormentas, y alguien del equipo de Bordón respondió que el problema era que ese tipo de pilotos siempre se meten en tormentas. Milei no parece querer evitar ninguna.

 

PD: 30 años del atentado a la AMIA. MEMORIA Y JUSTICIA.

Milei reivindicó la presentación del proyecto de ley de juicio en ausencia

“El terrorismo iraní es un asunto de interés nacional que afecta de forma directa a la vida de los argentinos”, afirmó en el marco de un evento organizado por el Congreso Judío Mundial.

En un homenaje por los 30 años del atentado a la AMIA, el presidente Javier Milei aseguró este miércoles que la política y la justicia “le dieron la espalda a la tragedia” y responsabilizó a “sectores vinculados al Gobierno de Irán, Hezbolá y Hamas”, que perpetraron la masacre del 7 de octubre pasado en Israel, de ser “el mismo terrorismo que nos atacó a nosotros” hace tres décadas.

Al disertar en el Congreso Judío Mundial en el Hotel Hilton, una actividad previa a los homenajes que se realizarán este jueves, el presidente afirmó que “no pueden quedar dudas de que el terrorismo iraní es un asunto de interés nacional que afecta de forma directa a la vida de los argentinos”, y destacó que a tres décadas de impunidad “elegimos la palabra, no el silencio”.

En este sentido, Milei resaltó que “hemos declarado a Hamas como organización terrorista, algo que ningún gobierno se animó a hacer”, y recordó que “estamos impulsando una ley para extender el juicio en ausencia a delitos de extrema gravedad, entre los que se encuentra el financiamiento del terrorismo”, además de haber “instruido al Secretario de Justicia para que fortalezca la unidad especial de investigación para la causa AMIA”.

También, el presidente Milei sostuvo que “estamos fortificando la calidad de la inteligencia al servicio de nuestra seguridad nacional”, y que con ese objetivo “hemos resuelto reformar por completo nuestro sistema inteligencia nacional, creando tres agencias al servicio de la protección de los argentinos, despojados de intereses políticos particulares”.

“Venimos a plantear un quiebre con lo que hicieron los distintos gobiernos respecto a la causa AMIA. Estamos impulsando una Ley para extender el juicio en ausencia a delitos de extrema gravedad, entre los que se encuentra el financiamiento del terrorismo, lo que permitirá juzgar a los dirigentes del régimen iraní involucrados en el atentado”, expresó en un pasaje de su discurso.

Agregó que también instruyó al secretario de Justicia “para que fortalezca la Unidad Especial de Investigación para la causa AMIA, para abastecer a la querella de más y mejor información”.

“Celebramos la sentencia dictada por la Sala 2 de la Cámara Federal de Casación Penal el 11 de abril, en la que se calificó el atentado como crimen de lesa humanidad, lo que es de suma importancia y fundamental porque lo vuelve un delito imprescriptible”, señaló, resaltando que “también que se responsabilizó finalmente a la República Islámica de Irán y a Hezbollah por el atentado”.

Llamó a “ser firmes e intransigentes con el terrorismo, solo existen el bien y el mal. Por eso, hemos declarado a Hamas organización terrorista, algo que ningún gobierno se animó a hacer por especulación diplomática”.

“Por eso también estamos fortificando la calidad de la inteligencia al servicio de nuestra seguridad nacional: amenazas complejas requieren herramientas complejas”, agregó, recordando que “para hacer frente hemos resuelto reformar por completo nuestro sistema de inteligencia nacional, creando tres agencias al servicio de la protección de los argentinos”.

Wado de Pedro y la visita de libertarios a Ezeiza: “El Gobierno no oculta su simpatía por los genocidas”

El senador de UP publicó un texto en X donde cargó contra Javier Milei y Victoria Villarruel. De igual modo, afirmó que “vamos a seguir defendiendo la Memoria, la Verdad y la Justicia”.

Ante el trascendido de la visita de un grupo de diputados nacionales de La Libertad Avanza a a genocidas condenados por delitos de lesa humanidad en el penal de Ezeiza, el senador nacional Eduardo “Wado” de Pedro publicó un escrito en X y afirmó que “el Gobierno no oculta su simpatía por los genocidas”.

Del mismo modo, agregó: “Además de las conocidas visitas a varios de ellos en la cárcel, ahora buscan favorecer con el beneficio de la prisión domiciliaria a un asesino condenado a perpetua”, en relación a la visita para con Alfredo Astiz.

“En el año 2000 junto a HIJOS repudiamos en tribunales al genocida Alfredo Astiz para romper con la impunidad. Años después fue condenado a prisión perpetua por secuestrar, torturar y desaparecer personas en los vuelos de la muerte”, inició el senador de Unión por la Patria.

También apuntó contra Javier Milei y Victoria Villarruel: Hoy esos juicios por crímenes de lesa humanidad son reconocidos en todo el mundo, pero ellos (presidente y vicepresidenta) pretenden deshacer los consensos democráticos de la Argentina”.

En la sesión del 12 de junio en la Cámara alta, De Pedro tuvo un duro cruce con la presidenta del Senado quien le contestó que “no me haga entrar en su historia personal”, luego de que este le señalara que “usted reivindica un régimen distinto”. Cabe recordar que, durante la última dictadura militar en 1976, el padre De Pedro fue asesinado en la calle y su madre desaparecida.

“El Olvido y el Silencio nunca fueron una opción, vamos a seguir defendiendo la Memoria, la Verdad y la Justicia”, cerró el senador nacional Eduardo “Wado” De Pedro.

Paoltroni ratificó su rechazo a la postulación de Lijo para la Corte Suprema

El senador formoseño Francisco Paoltroni publicó un video acompañado por un texto en X donde explicó por qué rechaza a uno de los candidatos propuesto por el Gobierno de Javier Milei.

El juez federal Ariel Lijo y el abogado constitucionalista Manuel García Mansilla, los candidatos propuestos por el Gobierno de Javier Milei para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación, serán recibidos por la Comisión de Acuerdos del Senado el 21 y 28 de agosto para defender sus postulaciones en audiencias públicas.

Ambos edictos con las respectivas citaciones se publicarán entre el 19 y 22 de julio próximos. De igual manera, el período de presentación de impugnaciones correrá desde el 23 y hasta el 29 del corriente mes.

Pese a que las dos postulaciones son impulsadas desde el Poder Ejecutivo, el senador libertario de Formosa, Francisco Paoltroni, se opone a la candidatura de Ariel Lijo y señaló que esa postulación es “un retroceso en la lucha por una justicia imparcial”.

A través de un video posteado en X, el senador Paoltroni tituló: “El país se divide en dos”, y explicó que están “los que apoyan la candidatura de Ariel Lijo a la Corte Suprema y los que no”. “Su pasado genera controversia y desconfianza. Para muchos, Lijo no representa una garantía de justicia ni un cambio positivo en el sistema judicial argentino”, aseveró.

Del mismo modo, cuestionó que “quienes aspiramos a una Argentina distinta, basada en transparencia y ética, vemos en su posible nombramiento un retroceso en la lucha por una justicia imparcial y confiable”. “La Corte Suprema merece figuras intachables, no cuestionadas”, remarcó acompañando el texto con el hashtag “Lijo No”.

A diferencia de los bloques dialoguistas de la Cámara de Diputados que se manifestaron en contra de la postulación de Ariel Lijo (la Coalición Cívica y el radicalismo), Paoltroni es el primer legislador del oficialismo que se rechaza a uno de los candidatos propuestos por el presidente de la Nación, Javier Milei.

“La Libertad Avanza ya absorbió al Pro”, afirmó Bullrich

La ministra de Seguridad reforzó: “Yo como perteneciente al Pro tomé una decisión, como candidata a presidenta del partido, que fue apoyar a Javier Milei”, y adelantó que trabajará para la campaña del Gobierno en 2025. ¿Qué dijo de su relación con Mauricio Macri?

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que La Libertad Avanza, el partido del presidente Javier Milei, ya “absorbió al Pro”, y adelantó que trabajará para la campaña del gobierno en 2025, al tiempo que se refirió a su relación con el ex presidente Mauricio Macri.

En declaraciones televisivas, Bullrich fue consultada sobre si “¿Hay peligro de que La Libertad Avanza absorba al Pro a todos sus votantes?”, a lo que afirmó: “Ya están, porque yo soy parte de Pro, estoy en el Gobierno y los votantes nos están acompañando”.

La expresión de la titular de la cartera se da a pocos días de que el ex presidente Mauricio Macri la desplaza de la titularidad de Asamblea partidaria del partido amarillo y haber ungido al diputado Martín Yeza.

“Yo como perteneciente al Pro tomé una decisión, como candidata a presidenta, que fue apoyar a Javier Milei. Comprometernos con un gobierno de cambio, en contra de lo que podía ser la continuidad del populismo o de (Sergio) Massa”, agregó.

Sobre su con relación Macri, Bullrich explicó: “No tengo ni mejor ni peor relación de la que tenía antes. Lo que no me gusta es que haya un intento de decir estamos en la oposición. ¡No!”. “Nosotros nos comprometimos con 6,2 millones de votantes. Les dijimos: acompañen a Javier y ahora no lo podemos dejar en la mitad del río. Esa es mi convicción. Ese es quizás el debate que estamos dando”, añadió Bullrich.

En esa línea, continuó: “Mi compromiso no es mío personal. Yo le pedí a 6,2 millones de personas que voten a Milei. Tengo un compromiso de millones de personas y nuestra suma fue matemática. Los votos de Javier más los votos de Patricia”.

Además, diferenció a Macri de Milei en la gestión: “La diferencia es que Javier Milei, sin entrar en una disputa con Mauricio Macri, va a fondo, no tiene marcha atrás. El primer día yo le dije voy contra los piquetes y vamos. Nunca me dijo ¡ojo, tené cuidado!”.

Juliana Santillán celebró la medida del Gobierno sobre las SAD

La resolución de la IGJ, con los cambios publicados en el Boletín Oficial, habilita un marco normativo para el registro público de sociedades y entidades civiles. A partir de cuándo podrán los clubes transformarse en Sociedades Anónimas.

El Gobierno Nacional avanza con su plan de convertir a los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) y este martes, la Inspección General de Justicia emitió una resolución, publicada en el Boletín Oficial, que estableció una serie de desregulaciones y modificaciones del marco normativo para registrar públicamente sociedades y entidades civiles.

La normativa expresó que “atento a lo dispuesto en los artículos 346 y 347 del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 debe aceptarse la participación de las asociaciones civiles y fundaciones como accionistas en sociedades anónimas y la transformación de las asociaciones civiles en sociedades anónimas para el desarrollo de su actividad en la República Argentina”.

Del mismo modo, añadió que “las normas que se aprueban por medio de la presente Resolución General entrarán en vigencia el día viernes 1º de noviembre del año en curso”.

La medida fue celebrada por la diputada oficialista Juliana Santillán -principal impulsora del arribo de las Sociedades Anónimas en el futbol argentino en el Congreso-, quien publicó: “Las SAD son una opción, voluntaria y LIBRE. Ya nadie podrá decidir por los demás, a partir de sus privilegios”.

Unas horas antes, Santillán había expresado: “Decreto 70/2023 igual a ley. AFA igual a asociación de segundo orden”, agregó que el resultado fue “AFA adecuando estatutos”, y cerró: “consecuencia, clubes libres”.

Así las cosas, estos cambios mencionados en la resolución de la IGJ habilitan un nuevo marco legal para el registro y la aprobación de las entidades civiles. Mientras tanto, continúa vigente el DNU 70/2023 que habilita este tipo de entidades privadas en el país.

Esta medida de la IGJ propone repeler el fallo de la Cámara Federal de San Martín, que emitió la medida cautelar que suspendió la parte del DNU 70/23 que autorizaba a los clubes a convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD). A fines de enero, un juez de Mercedes ya había dejado sin efecto los dos artículos del decreto que firmó el presidente Javier Milei que autorizaban las SAD, ante un pedido de inconstitucionalidad que hizo una entidad civil.

En la previa a la final de la Copa América, el propio presidente de la Nación realizó una “pregunta técnica” y apuntó contra la AFA, presidida por Claudio “Chiqui” Tapia, respecto a la composición del equipo titular de la Selección Argentina, a quienes señaló en una imagen que todos juegan en SADs.

Durante las semanas previas al balotaje entre el actual jefe de Estado y Sergio Massa, varios clubes de Primera División habían manifestado su apoyo explícito a la candidatura del exministro de Economía, así como también su oposición al arribo de las SAD al futbol argentino.

 

Milei y los gobernadores: derritiéndose al sol del mediodía, o helados a medianoche

El presidente tuvo su Pacto de Mayo, con temperaturas muy crudas y una audiencia congelándose a la intemperie. El destrato al invitado especial y sus consecuencias. Milei se dio el gusto de desfilar también.

Por José Angel Di Mauro

Obsesionado por mantener la centralidad como eje principal de su gestión, el presidente Javier Milei se dio el gusto de celebrar finalmente el tan promocionado Pacto de Mayo… en julio. Lo que en un primer momento debió haber sido el sábado 25 de mayo en la provincia de Córdoba, terminó mudándose a una ciudad que a diferencia de la Docta no cuenta con un electorado mayoritariamente afín a La Libertad Avanza. Aunque le sirvió al líder libertario no solo para apropiarse del valor histórico que le significaba el lugar y la fecha, sino también para mostrarse con un conspicuo miembro del peronismo al que pudo cooptar durante el debate de la Ley de Bases y exhibirlo como “ejemplo” (por no decir trofeo).

Hubo múltiples reproches por el horario escogido para la escenificación de ese acto que el gobierno planeó como histórico, y ninguna explicación oficial sobre esa elección. Habrá que atribuirlas a que Milei se reconoce como una figura nacida en los medios, que como tal presta especial atención a los horarios centrales de los medios audiovisuales. En definitiva, si por él hubiese sido, la firma del Acta de Mayo se hubiera celebrado el martes 9 a las 21, que ya se sabe es el horario preferido por el presidente para este tipo de eventos (lo dejó claro con la Asamblea Legislativa del 1ro de marzo); pero la scaloneta jugaba ese día, a esa hora, así que las manos del Dibu ante Ecuador obligaron a un replanteo oficial.

El desfile del 9 de Julio era innegociable, y la firma del Acta merecía una fecha patria, así que nunca se barajó ningún horario del lunes 8. Solo quedaba la opción elegida, hacer el acto pasada la medianoche como fue. Resuelto eso, podrían haber pensado en organizar mejor el evento, pero eso no sucedió. Más bien fue un aquelarre, a juzgar por los comentarios de asistentes, por hechos tales como que el exsenador Esteban Bullrich tuviera que congelarse a la intemperie como lo hizo, sin considerar su precario estado de salud. A nadie se le ocurrió encontrarle un mejor lugar para hacerle más llevadero el interminable acto. Cuando el protocolo termina siendo manejado por Nación, la provincia y la capital tucumana… nadie maneja nada. Y fue lo que terminó pasando.

El marco era un dato central para el evento, y el presidente debía hablar con la Casa Histórica de fondo. Se ve que a nadie se le ocurrió montar una gran carpa climatizada donde pudieran instalarse los 600 invitados. Está bien que no exista mucha empatía entre el presidente y los gobernadores, pero es la segunda vez que los somete al clima adverso en la intemperie: recordar cuando se asaron al sol en pleno mediodía el 10 de diciembre en las escalinatas del Congreso cuando el presidente decidió cambiar el recinto por la calle.

Con todo, lo más llamativo fue el destrato al único expresidente presente en el evento (exceptuando a Adolfo Rodríguez Saá, que “gobernó” solo 7 días). Es más, a Mauricio Macri lo llamó especialmente Guillermo Francos para pedirle que asistiera. El estaba en Wimbledon, viendo el torneo Gran Slam, y si bien esperaba que le pidieran especialmente asistir -y no que la invitación se limitara a un frío mail-, tomó la decisión de viajar de urgencia. Mas ya en Tucumán, adonde llegó en avión privado acompañado por los gobernadores Nacho Torres y Rogelio Frigerio, se convirtió en el jarrón chino que siempre odió ser.

Ni siquiera le hicieron firmar el Acta, como expresidente, cosa que el jefe de Gabinete justificó este sábado diciendo que habían querido limitarlo al presidente y los gobernadores. Pero sí firmaron los presidentes de las cámaras y Karina Milei.

Cuando desde el propio entorno de Macri ya no se ocultaron las críticas por semejante desatención, el propio presidente salió a negar un ninguneo: “Decime, ¿a quién fue la primera persona que saludé? Rompí el protocolo para saludarlo a él”, le aseguró como prueba al periodista Esteban Trebucq el jueves. Así y todo, el expresidente no intuye una intencionalidad de parte del presidente en el destrato, al menos no tan puntual. Pero está seguro de que la hubo y ve ahí la mano de la secretaria general de la Presidencia, con quien la falta de afinidad es mutua. El hecho de que no hubiera un solo paneo de Macri durante la transmisión oficial, cuando se cansaron de mostrar rostros de los asistentes, es la confirmación oficial que supera la propia desmentida presidencial.

No solo se maltrató al expresidente, que se fue furioso de Tucumán; para muchos quedó la sensación de que le mojaron la oreja al líder del principal partido aliado del gobierno. Es lo que sienten en lo más alto del Pro, y vocero de esa sensación fue el ascendente Martín Yeza cuando en La Nación+ deslizó sin la menor intención de morigerar la crítica: “O se equivocó mucha gente, o hubo un plan… Entonces, ¿somos nosotros los que nos queremos pelear con el gobierno, o es el gobierno el que hace mucho esfuerzo para pelarse con nosotros?”.

Luego aclaró que no lo decía por el mandatario, “porque queda claro que no es el presidente Milei; pero a veces hay gente abajo que quiere ser más papista que el Papa”. Como después aclaró que no culpaba al asesor todoterreno Santiago Caputo, en una estructura piramidal tan reducida como es la que toma las decisiones en el mileísmo, no quedó ninguna duda de que las culpas se centralizan en “El Jefe”.

Despejado el hito de conseguir las primeras leyes para el gobierno de Milei, todo el interés se proyecta ahora en cómo evolucionará la relación entre el oficialismo y la oposición dialoguista. Ahí es clave el papel que jugarán quienes han sido los más fieles laderos de La Libertad Avanza: la bancada que en Diputados lidera Cristian Ritondo. Bisoños en las lides de la política, no faltan en el partido gobernante los que piensan que Milei ya se ha quedado con los votos de Juntos por el Cambio y eso tendrá inexorablemente un correlato proporcional en los legisladores, sobre todo los del Pro. Pero se equivocan si piensan que la buena relación que Milei tiene con el presidente del bloque de diputados del Pro le garantizará mantener esa alianza más allá de lo que pueda pensar Macri. Esa oportunidad la perdió cuando prescindió de Ritondo a la hora de designar al presidente de la Cámara.

Será ley por ley, afirman en el partido fundado por Macri, de cara al futuro en el Congreso, aunque en líneas generales no existen por ahora temas en los que difieran, al menos en la Cámara baja. Ya hay pedida ahí una sesión para el 7 de agosto, cuyos temas principales serán defendidos por el Pro, pues son proyectos del Ejecutivo relacionados con la seguridad que pasaron por comisiones manejadas por representantes de ese partido cercanos a Patricia Bullrich. Encontrarán anuencia también en la baja de edad de imputabilidad, reforma laboral y las leyes que mandará Federico Sturzenegger. Pero las diferencias podrían surgir con el propio Pro cuando el gobierno avance con la reforma electoral o, más probable, la ampliación de la Corte.

Y hablando de la Corte, será un momento decisivo cuando se debata el pliego de Ariel Lijo en el Senado. Se especula con que la primera gran señal de diferenciación la dará Macri en los próximos días respecto de esa designación. Se verá allí si los seis senadores del Pro se alinean con ese rechazo. Por lo pronto, una curiosidad: Guadalupe Tagliaferri, proveniente del larretismo, es la presidenta de la Comisión de Acuerdos que manejará el debate de los pliegos para la Corte en la previa de la llegada de los mismos al recinto. Ella no se ha expresado públicamente aún sobre Lijo, pero se especula con que su voto sería afirmativo.

Más allá de esas vicisitudes, es en Unión por la Patria donde curiosamente tienen un pensamiento más alineado con el de La Libertad Avanza respecto del futuro de las leyes. Creen que esa afinidad del oficialismo con los sectores dialoguistas se mantendrá en el futuro, dejándolos a ellos como una oposición testimonial. “Somos, lejos, el bloque más numeroso, pero no nos alcanza para nada”, confesó a este medio un diputado de UP, con tono de resignación. “Saben que nos vamos a oponer a todo, así que ni siquiera nos consultan”, concluyó.

Como sea, el Presidente volvió a concentrar toda la atención el lunes, con la firma del Pacto de Mayo, y el martes con el desfile, donde dio la nota subiéndose a un tanque de guerra. Esa simpática decisión -que algunos atribuyen a su ministro Luis Petri, que hubiera querido acompañarlo, pero Victoria Villarruel se le adelantó- le garantizó ser tendencia en las redes y tapa de todos los diarios, incluso nada menos que el Wall Street Journal. Y bien se sabe que nada fascina más al líder libertario que verse reflejado en los medios extranjeros.

Strada: “¿Independencia del BCRA? Te la debo”

Luego del anuncio del Gobierno del inicio de una etapa de “recrudecimiento monetario”, por la cual el BCRA dejará de emitir dinero también para comprar divisas, con el fin de contener la inflación y la subida de los tipos de cambio paralelos, la diputada hizo su evaluación.

La diputada nacional de UP Julia Strada se hizo eco del anuncio de Javier Milei y el ministro Luis Caputo respecto de que terminan con la emisión. Pero en realidad, sostuvo la diputada kirchnerista, “arman un esquema para que el BCRA intervenga en la brecha (que escaló al 55% ayer viernes 12 luego de la suba de CCL)”.

“¿Por qué? Porque les preocupan los dólares financieros y el impacto en la inflación”, destacó Strada.

A continuación, en su cuenta de X la economista destacó cuatro aspectos importantes, a saber: “1. Quieren evitar un salto discreto del FX o acelerar el crawling peg, por eso arman un esquema de intervención del BCRA en los dólares financieros. 2. En la práctica, esto significa resignar acumulación de reservas (Milei hoy reconoció que tienen margen para perder USD 3.000 millones a septiembre). A la brecha actual de 55%, al BCRA le quedan 35 de cada 100 USD que compra. 3. Esto no resuelve el frente cambiario, dado que, el TCRM ajustado por términos de intercambio, implica regresar al momento previo a la devaluación del 12/12/23”.

Y cerró: “4. ¿Independencia del BCRA? Te la debo”.

El Gobierno declaró a Hamas “organización terrorista” y celebraron desde el Pro

El anuncio fue hecho a través de la Oficina del Presidente. La reacción de Sabrina Ajmechet y el presidente del bloque de diputados del macrismo.

Con el presidente Javier Milei ya en Estados Unidos, en el marco de su décimoprimer viaje al exterior desde que gobierna, el Estado argentino declaró al grupo Hamas “organización terrorista internacional”.

“Hamas se ha adjudicado la responsabilidad por las atrocidades cometidas durante el ataque perpetrado a Israel el pasado 7 de octubre. Estas se suman a un extenso historial de atentados terroristas en su nombre”, expresó la Oficina del Presidente este viernes, que resaltó el “compromiso inquebrantable” del presidente Milei para “reconocer a los terroristas por lo que son. Es la primera vez que existe voluntad política de hacerlo”, señalaron.

Inmediatamente después, la diputada nacional Sabrina Ajmechet, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja y voz muy crítica de Hamas, al punto tal de haber organizado en el Congreso una audiencia con familiares de secuestrados por esa organización en Israel, celebró la noticia y agradeció a Milei “por ponernos en el lado correcto del mundo”, como así también a los ministros Patricia Bullrich, Diana Mondino y Mariano Cúneo Libarona “por hacerlo posible”.

El presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo, tuiteó por su parte: “A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Luego de que hayamos presentado, junto a Javier Milei y Victoria Villarruel, el proyecto en noviembre de 2023 y representado este año, valoramos que oficialmente el Gobierno haya declarado a Hamas como una organización terrorista”.

El proyecto presentado el 10 de noviembre del año pasado estaba dirigido al entonces presidente Alberto Fernández, a los efectos de que dispusiera “la incorporación en el Registro Público de personas y entidades vinculadas a actos de terrorismo y su financiamiento a las entidades Hamas y el brazo militar, las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam”.

También requerían disponer la incorporación de las siguientes personas: “Ismail Haniych, jefe de la Oficina Política de Hamas; Yahya Sinwar, jefe político de Hamas en la Franja de Gaza; Salih al-Aruri, vicejefe de la oficina política de Hamas; Mohamed Al-Deif, jefe de las brigadas al-Qassam en la Franja de Gaza; Marwan Issa, subcomandante de las Brigadas; y Khaled Mashal, líder de la rama extranjera de Hamas.

“Se requiere al presidente que solicite a la Unidad de Información financiera que disponga el congelamiento de activos de dichas personas en los términos de los artículos 6 de la Ley 26.734 y el inc. 15 A del Decreto 918/2012”, cerraba la iniciativa.

Dentro de los fundamentos, los legisladores argumentaron que “el uso de la violencia por parte de Hamás contra objetivos israelíes ha sido una constante desde su creación por el Jeque Ahmed Yassin durante la primera intifada contra Israel en 1987”.

“Dada la utilización de la metodología terrorista de modo sistemático –incluyendo coches bomba, atentados suicidas, secuestros de ciudadanos israelíes y ataques con diferentes tipos de misiles contra población civil- gran parte de la comunidad internacional occidental ha decidido incluirlo en sus listas de organizaciones terroristas”, subrayaron los dirigentes opositores.

Y añadieron: “La brutalidad de Hamas contra civiles de diversas nacionalidades, entre las cuales nuestros conciudadanos fueron víctimas como en los atentados terroristas contra la Embajada de Israel en 1992 y la AMIA en 1994, requiere una respuesta terminante contra aquellos que organizaron, planificaron y legitimaron dicha acción terrorista”.

Milei y una “pregunta técnica” sobre las SAD que dividió las posturas entre los legisladores

El presidente de la Nación cargó contra la AFA y pidió por “no más socialismo pobrista en el fútbol”.

En la antesala de la final de la Copa América 2024 que disputará la Selección Argentina de Futbol, el presidente de la Nación, Javier Milei, publicó una fotografía en X de los once titulares de “La scaloneta” y cargó contra la Asociación del Futbol Argentino: “Si AFA se opone a las Sociedades Anónimas Deportivas ¿Por qué motivo permite que el plantel titular provenga de estas sociedades?”.

La imagen fue tomada del perfil de la diputada libertaria Juliana Santillán -principal impulsora de que los clubes, si a lo deseasen, puedan ser SAD-, donde el jefe de Estado agregó en la publicación: “¿Acaso será que los resultados son importantes y las SADs tienen a los mejores? No más socialismo pobrista en el fútbol”.

Rápidamente, la publicación dividió las opiniones de los usuarios y también de los legisladores del oficialismo, los aliados y la oposición que se pronunciaron al respecto.  “Así, las SAD son siempre y en todo momento, un fenómeno económico y de éxito, que capitaliza en resultados”, reposteó Santillán.

El diputado macrista Héctor Baldassi -exárbitro del futbol argentino- acompañó la postura del presidente de la Nación: “Quienes se oponen a las SAD le están quitando a los socios la libertad de elegir sobre la administración de su club. Nunca es bueno esconder la pelota. Hay que jugar. Lo que equivale a discutir y debatir sobre cómo mejorar el futuro de nuestros clubes”.

En contraposición a Milei, el diputado entrerriano de Unión por la Patria, Tomás Ledesma, le contestó al mandatario con una comparación: “¿Que es esta burrada? Todos los que están ahí se formaron en clubes que no son SAD. Yo entiendo que quieras mimarlo a Mauricio Macri después del destrato en Tucumán, pero vos entendes de fútbol lo que Cuti Romero entiende de ir flojito a una dividida”.

El pedido de Ferraro a Milei tras ratificar la candidatura del juez Ariel Lijo

El presidente de la Nación aseguró que insistirá con el intento de aprobar el pliego de Lijo en el Senado para ocupar un lugar en la Corte Suprema.

El presidente de la Nación, Javier Milei, ratificó que insistirá con el intento de aprobar el pliego del juez federal Ariel Lijo para ocupar un lugar en la Corte Suprema de Justicia, por lo que el diputado nacional y presidente de la CC-ARI, Maximiliano Ferraro, le hizo un particular pedido en redes.

“El Senado tiene su dinámica. Yo no voy a dejar de enviar reformas e instrumentos que van a mejorarle la calidad de vida a los argentinos… Yo ahora envié estos dos pliegos, tengo la esperanza de que pasen… voy a insistir con Lijo”, aseveró Milei en una entrevista realizada por LN+, a pesar de los múltiples cuestionamientos de diferentes entidades jurídicas, académicas y empresariales que enfrenta la nominación del juez federal.

Al respecto, el diputado Ferraro le pidió a través de sus redes sociales al jefe de Estado, a la presienta del Senado Victoria Villarruel, a los presidentes del Pro y de la UCR, a los senadores y a los gobernadores de JxC que “estamos a tiempo de impedir este grave retroceso institucional”.

El pliego de Lijo y de García-Mansilla deben ser debatidos en la Comisión de Acuerdos. En el caso del juez federal Lijo, para cubrir la silla que se encuentra vacante desde la renuncia de Elena Highton de Nolasco en 2021; y en el caso del académico García Mansilla para asumir en lugar de Juan Carlos Maqueda, quien se jubilará este año.

Las designaciones para la Corte necesitan de los dos tercios de los votos para su aprobación en el recinto. Lijo ya confirmó en su entorno tener los votos (hay aval desde Unión por la Patria, el bloque más numeroso de la oposición), mientras que García Mansilla todavía no reúne el número.

Milei, en “fase 2”, vuelve a mirar de reojo el cepo

El mandatario buscó despejar dudas tanto con definiciones sobre los puntos centrales de su estrategia, como echándole la culpa de ello a una supuesta “mano negra” y un “plan desestabilizador” de su rival en el balotaje.

El presidente durante la entrevista difundida la noche del jueves en La Nación+, en la que volvió a cargar contra un banco.

Por Fernando Ramírez

El presidente Javier Milei tuvo esta semana una actividad pública de alto perfil, con el lanzamiento del Pacto de Mayo, que incluye a una decena de políticas públicas con las que busca consenso con los gobernadores, el Congreso y fuerzas políticas, empresariales y sindicales; y un sugestivo y esperado avance de las definiciones económicas, especialmente sobre su prometido anuncio electoral de liberar el cepo cambiario, que podría ocurrir recién el año próximo.

Dos semanas atrás, a horas de sancionarse la Ley de Bases en la Cámara de Diputados, Milei había considerado esa aprobación legislativa como un paso “fundamental” para ejecutar las ideas libertarias y, por eso, anunció la “Fase 2” de la economía, pero a esa declaración le siguió una conferencia de prensa del ministro de Economía, Luis Caputo, considerada “confusa” por los mercados e incluso por economistas liberales como Fausto Spotorno, por ese entonces todavía asesor presidencial.

El anuncio de Caputo, calificado de “poco claro” e innecesario” sobre el pase al Tesoro de manera forzosa de la deuda en manos de los bancos, denominada “PUTs”, despertó especulaciones y nerviosismo en los mercados y el lunes siguiente aumentó el riesgo país y el dólar blue, y se encendieron las alarmas. Pero esta semana Milei buscó despejarlas, tanto con definiciones sobre los puntos centrales de su estrategia, como echándole la culpa de ello a una supuesta “mano negra” y un “plan desestabilizador” del excandidato presidencial neoperonista Sergio Massa, a través del Banco Macro.

Respecto de la restricción a la compra y venta de dólares estadounidenses u otra moneda extranjera a las personas y empresas -medida a la que había puesto fin el expresidente Mauricio Macri en el inicio de su mandato, en 2015, pero que reinstaló cuatro años después, en el fin de su gobierno, tras perder categóricamente en las elecciones frente al peronista Alberto Fernández– el presidente afirmó: “Se tienen que dar tres condiciones en conjunto… Terminar con los pasivos remunerados, terminar con los PUTs y convergencia de la inflación con la de devaluación en un entorno cercano a cero mensual…”.

Los pasivos remunerados son los que los bancos pagan al público por sus depósitos, mientras que un “PUT” es una opción de venta que da a su dueño el derecho -pero no la obligación- de vender un activo subyacente a un precio predeterminado dentro de un período específico.

En el contexto económico de los bancos de Argentina, esos PUTs están relacionados con títulos de deuda soberana emitidos en pesos.

Los bancos tienen la opción de vender esos bonos al Banco Central si su valor cae por debajo de un cierto nivel y eso actúa como una suerte de seguro, garantizando que los bancos no sufrirán pérdidas significativas si los bonos pierden valor.

El tercer ingrediente necesario para eliminar el cepo cambiario, según Milei, es un elemento central para la macroeconomía: una convergencia de la inflación con la devaluación del tipo de cambio oficial “en un entorno cercano al cero mensual”, algo que hoy está lejos.

De esa forma, el jefe de Estado avanzó con mayor profundidad respecto del futuro de la economía y de promesas electorales como poner fin al control cambiario, un mal de la economía argentina que impusieron varios gobiernos desde 1931, cuando el expresidente José Félix Uriburu inauguró esa modalidad.

Efectivamente, eliminar la restricción cambiaria fue uno de los caballitos de batalla de la campaña electoral de La Libertad Avanza, al igual que bajar la inflación y, también, cerrar el Banco Central e implementar la dolarización

Quizá el más avanzado de ellos sea el de la inflación, que está bajando y orillando ya el 5%, pero Milei asegura que aún no están dadas las condiciones para suprimir la restricción y, sin bien afirma que aún está en la “mira” el cierre del Banco Central, ya no es tan tajante como antes del 10 de diciembre, cuando asumió la presidencia.

ACDE celebró el Pacto de Mayo

Desde la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa pidieron que “en el futuro puedan promoverse acuerdos nacionales que defiendan la vida desde una mirada integral”.

Los integrantes de ACDE celebró la realización del Pacto de Mayo, encabezado por el Gobierno Nacional, y señaló que es la promoción de un gran acuerdo sobre políticas de Estado entre el presidente Javier Milei y los gobernadores.

A través de un comunicado, ACDE (Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa) expresó: “Valoramos la correcta dirección de esta búsqueda de consensos porque necesitamos dejar de lado personalismos y generar acuerdos que permitan forjar la unidad entre los argentinos, más allá de nuestras diferencias”.

De igual manera, señalaron que “anhelamos que el Acta de Mayo sea el punto de partida hacia un desarrollo pleno y una mejor calidad de vida de todos, sin exclusiones”. En tal sentido, añadieron: “Proponemos que sea puesta bajo la protección de Dios y que sus diez puntos sean discernidos a la luz de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, que nos impulsan a priorizar el Bien Común y los intereses de la Nación por encima de los intereses personales, partidarios y sectoriales”.

“Confiamos en la madurez de nuestros dirigentes para que siguiendo los lineamientos de los acuerdos alcanzados puedan hacer realidad la reconstrucción de nuestra Patria”, remarcaron.

De cara al futuro, ACDE exigió que “en el futuro puedan promoverse acuerdos nacionales que defiendan la Vida desde una mirada integral, tanto de los que aún no han nacido como de quienes viven en situación de pobreza afectados por la marginación y la exclusión”.

Guillermo Francos: el todoterreno “dialoguista” de Milei que irá al Consejo de Mayo

“El equilibrista”, como lo llaman en los pasillos de la Rosada, supo encontrar un punto de encuentro ideal con Javier Milei, su hermana Karina y Santiago Caputo, la mesa chica de conducción del Gobierno libertario.

Por Fernando Ramírez

Jefe de Gabinete, el abogado Guillermo Francos se ha convertido en la espada todoterreno del presidente Javier Milei, quien cada día lo valora más tras el logro de la aprobación de la meneada y demorada Ley de Bases, considerada por el líder libertario como la piedra basal del cambio de modelo.

El abogado integrará en nombre del Poder Ejecutivo el Consejo de Mayo, al que convocó Milei en Día de la Independencia en Tucumán, que debe debatir una decena de políticas públicas para tratar de arribar a un consenso.

Francos, “El equilibrista” -como lo llaman en los pasillos de Casa Rosada-, supo encontrar un punto de encuentro ideal hasta ahora con Milei, la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y el asesor Santiago Caputo, de bajo perfil público pero devenido en el gran estratega de La Libertad Avanza.

Inicialmente era Karina Milei la que desconfiaba del jefe de Gabinete, quien inició la era libertaria como ministro del Interior, pero la relación con el exjefe de Gabinete, Nicolás Posse, se volvió imposible y lo eyectó del primer piso de la Casa de Gobierno.

Así, la secretaría General de la Presidencia tuvo un aliado.

Paralelamente, los sucesivos traspiés del ala mileísta de la Casa Rosada en el Congreso durante los seis meses de debate de la Ley Bases, lo dejaron solo a Francos, negociando tanto en Senadores como en Diputados, como asimismo con los gobernadores.

Por eso, para gran parte de los políticos de la oposición, Francos es más “dialoguista” que “equilibrista”, y respetan su bajo perfil y códigos para entablar acuerdos.

Incluso ahora la estrategia de comunicación oficial también lo tiene como estrella: este miércoles hizo un anuncio sobre beneficios en vacaciones de invierno, nada menos que junto a los ministros de Economía, Luis Caputo, y de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger, para intentar anestesiar los rumores periodísticos que indican claramente que fueron rivales en Juntos por el Cambio y lo serían ahora en el Gabinete de LLA.

No es fácil la tarea de Francos, pero Milei lo tiene en alza. Cuando fue sancionada finalmente la Ley de Bases lo premió esa madrugada con el máximo galardón con el que suele distinguir el jefe de Estado: un posteo en la red social X que incluyó una foto de abrazo del jefe de Gabinete con Karina Milei.

Sturzenegger: El “topo” de Milei que… ¿intentará destruir el Estado desde adentro?

Menuda tarea inicia el flamante ministro de Desregulación y Transformación del Estado. Las resistencias que encontrará y los proyectos que deberá elaborar y pasarán antes por un tamiz.

Por Fernando Ramírez

El flamante ministro de Desregulación y Tránsito del Estado, Federico Sturzenegger, encarará desde ahora una ardua y desafiante labor para su pensamiento liberal: reducir al mínimo la influencia del Estado en la economía y en la planta de la administración pública, como asimismo acelerar la eliminación de leyes proteccionistas “obsoletas”.

“El coloso”, como lo llama el presidente Javier Milei -ferviente admirador del autor del DNU 70/23, dictado en el inicio de la era desreguladora libertaria- habita desde diciembre el segundo piso de la Casa Rosada, y en estos siete meses ya tiene un diagnóstico hecho desde “adentro del Estado”.

De esa forma, el economista -reconocido en la gestión del radical Fernando de la Rúa cono uno de los arquitectos del polémico megacanje y, también, bastardeado expresidente del Banco Central en la gestión de Mauricio Macri (le cambiaron las metas de inflación)- será el brazo ejecutor de Milei, quien se definió a sí mismo como “el topo que destruye al Estado desde adentro “.

Claro que la misión del “coloso” tendrá obstáculos: los gremios estatales ya están con la “guardia alta”, no sólo en la administración pública sino también en los entes descentralizados como la AFIP -único organismo recaudador del Estado y, paradójicamente, castigado con una fuerte reducción salarial-.

Fuentes gremiales recordaron a parlamentario.com que algo similar quiso hacer el macrismo y, al final, todo terminó en la creación de más cargos con altos salarios para los funcionarios “políticos”.

Pero sus mayores rivales estarán en el corazón del Gobierno: uno también en la Casa Rosada y el otro en el Ministerio de Economía: son Santiago Caputo, el asesor estrella y alter ego de Milei, y Luis Caputo, el que conduce el timonel de la economía.

El asesor recela de las ínfulas de poder de Sturzenegger y el ministro es un viejo rival del “Coloso” en la interna de Juntos por el Cambio, especialmente lo fueron en la gestión macrista.

Ya de por sií el economista no será el “Terminator” del Estado, como quería inicialmente, sino el autor de los proyectos y leyes cuya definición pasará por el tridente de poder integrado por Milei. Karina Milei y Santiago Caputo, más en algunos casos por el propio Luis Caputo.

Efectivamente, Sturzenegger hará el rastrillaje y será solo el “recolector” de proyectos de leyes que fueron eliminados de la Ley de Bases original (del 27 de diciembre) y de normas supervivientes de otros gobiernos (“obsoletas “)y, también, establecer parámetros para el ingreso a la administración pública, una idea de muchos gobiernos nunca concretada.

El primer paquete de leyes que irá al Congreso ha sido denominado por Milei y Sturzenegger “Ley de Hojarasca”, en referencia precisamente a que son proyectos que la Libertad Avanza no pudo plasmar aún en el Parlamento.

El flamante ministro explicó a la prensa que para redactar la Ley de Hojarasca “se hizo un trabajo de revisión de todas las leyes” de las últimas décadas.

“Te encontrás cada cosa…”, refunfuñó y citó que inicialmente irá por reformas en el área de justicia y educación.

Por eso, su ingreso al Gabinete no tendrá la mejor bienvenida: ya les pasó a los ministros que el exjefe de Gabinete, Nicolás Posse, era muy celoso de darles libertad de acción y ese fue uno de los motivos por los que terminó eyectado de su cargo.

Así las cosas, Sturzenegger -quien apareció aterciopelado en una foto divulgada con esmero por la comunicación oficial junto a Luis Caputo en Tucumán, en el Día de la Independencia- caminará por terreno fangoso y hasta cenagoso estos primeros días de gestión.

Su sostén es Milei, pero todo el Gabinete lo tiene entre ojos. Dependerá de él encontrar la salida del laberinto.

Pacto de Mayo: el análisis de los diputados de la Ciudad

Los legisladores de Vamos por Más, Frente Liberal Republicano y Unión por la Patria analizaron el pacto que se firmó en Tucumán y que fue suscripto por 18 gobernadores de todo el país.

Con el acuerdo de 18 gobernadores de todo el país, se llevó a cabo en Tucumán la firma del Pacto de Mayo y los legisladores de Vamos por Más (VxM), Frente Liberal Republicano (FLR) y Unión por la Patria (UP) analizaron el documento suscripto entre el presidente, Javier Milei, y los representantes de las diferentes provincias.

En ese sentido, Patricia Glize (VxM) aseveró que se trató de un “histórico Pacto de Mayo. Que se convierta en el compromiso real de los gobernadores de distintos espacios políticos para llevarnos a la prosperidad. ¡Viva la patria!”. Mientras que Silvia Imas (VxM) consideró que se trató de una “noche histórica en Tucumán donde 18 gobernadores firmaron el Pacto de Mayo, confiamos plenamente en los 10 puntos que el pacto establece. La Argentina volverá a ser libre y próspera”.

Sobre esa misma línea, Pablo Donati (FLR) afirmó que “el Pacto de Mayo expresa la voluntad de construir una Argentina liberal, moderna y abierta a comerciar con el mundo. Reafirma nuestro compromiso con la libertad y el progreso de todos los argentinos, a pesar de la ausencia de algunos temas de suma importancia como la lucha contra la corrupción, y del carácter selectivo que hubo para los invitados al acto en Tucumán”.

“Celebro este punto de partida para empezar a edificar el país que todos queremos. Los que vemos en las ideas de la libertad -muy bien reflejadas en el pacto- la salida a más de medio siglo de decadencia, esperamos que el mismo no quede en simples enunciados o en una foto, y contribuiremos con todo nuestro esfuerzo y compromiso para hacer realidad el sueño de un país libre y próspero”, completó.

En tanto, Marina Kienast (FLR) remarcó que “la firma del Pacto de Mayo deja en evidencia la convicción de Milei de querer cambiar el rumbo de la Argentina. A partir de ahora, entre todos, debemos trabajar con responsabilidad para construir un país más libre e independiente”.

En contraposición, la peronista Claudia Neira (UP) señaló: “ni un solo punto propuso Jorge Macri en favor de los porteños para sumarse a esta farsa. Se sumó a un pacto que no es pacto, mientras en la Ciudad se duplica la pobreza, el desempleo, la inseguridad y se derrumba la actividad económica. El día que empiece a gobernar va a ser demasiado tarde y va a tener que explicar por qué su compromiso no fue con los porteños”.

Finalmente, Andrés La Blunda (UP) concluyó aseverando que “la firma del Pacto de Mayo deja en evidencia la convicción de Milei de querer cambiar el rumbo de la Argentina. A partir de ahora, entre todos, debemos trabajar con responsabilidad para construir un país más libre e independiente”.

“Milei al Gobierno, Karina al poder”: el Gobierno bicéfalo

El delicado equilibrio en el que se maneja la actual administración. Los temas de los que se ocupa el presidente y los hilos que maneja su hermana.

El presidente interactuando en Tucumán con el gobernador local y la intendenta de la capital, bajo la atenta mirada de "El jefe".

Por Fernando Ramírez

Milei al Gobierno. Karina al poder”. Si alguien lo hubiese dicho en campaña electoral o apenas Javier Milei se sentó en la poltrona de Rivadavia de la Casa de Gobierno, el 10 de diciembre, todos hubiesen pensado que estaba loco.

Pero no.

Los más de 200 días del desordenado gestión de La Libertad muestran un Gobierno bicéfalo (sí, como el de Néstor y Cristina Kirchner): Milei conduce la economía -lo que más sabe y más le gusta- y la política internacional -lo que menos sabe y menos le gusta- y su hermana Karina -”El jefe”, como él la llama-, secretaria General de la Presidencia, la administración del Poder Ejecutivo y la política partidaria.

Ninguno opina ni se mete en las áreas del otro. Y ambos se apoyan.

Ambos son implacables y voraces. Y sumamente desconfiados.

No trepidaron en echar virtualmente a patadas al ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro; ni al jefe de Gabinete, Nicolás Posse; ni al jefe de la Casa Militar, Alejandro Guglielmi, entre otros.

Tampoco cavilaron demasiado en hacer una alianza a hurtadillas con la excandidata presidencial, la zigzagueante Patricia Bullrich, para intentar anestesiar y absorber a su partido aliado Pro, cuyas riendas ahora vuelve a conducir el expresidente Mauricio Macri.

Por caso, Macri en estos casi siete meses de gestión libertaria tiene varias cuentas pendientes con Milei, quien lo trató con ostensible desdén en ese lapso. Y ya las empezó a cobrar tras el alumbramiento de la Ley de Bases.

La voracidad y gestos arbitrarios es tal que en abril -cuando el comando bicéfalo ya le había bajado el pulgar a Posse-, era la secretaria General de la Presidencia la que encabezaba las reuniones de ministros en presencia del jefe de Gabinete.

Milei no iba adrede a la Casa Rosada con el argumento poco creíble de “cuestiones de agenda”.

La avidez llega a límites insospechados: “El jefe” se quedó con las oficinas del jefe de Gabinete, en el primer piso, contiguas a la del Presidente, algo que, según cuentan empleados de la Casa Rosada, “nunca había ocurrido”.

El actual jefe de Gabinete, Guillermo Francos -a quien ya lo llaman “El equilibrista” porque navega en ondulantes aguas bicéfalas-, sigue ocupando resignado el mismo despacho de la planta baja que tenía como ministro del Interior.

Mientras tanto, el Gobierno bicéfalo funciona a pleno: Milei se obsesiona con el “déficit cero” y ahora, con la “emisión cero”, y asimismo en aguijonear cada tanto a su par de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, o a los jefes de Estado de Colombia, Venezuela, Rusia, China o España, con los cuales no comulga.

Y Karina es un pacman que avanza casilleros sin retroceder: primero la Jefatura de Gabinete y después la Cancillería.

En Capital Humano no pudo. Hasta ahora, el único “no” de Milei.

Y la obsesión de “El jefe” es lograr la personería nacional del partido, trámite para el que en verdad le falta poco.

Por ahora, el Gobierno bicéfalo funciona: “Milei al Gobierno, Karina al poder”.

El eslogan emula a la fórmula setentista pergeñada en Madrid para que el expresidente Juan Perón volviese al poder. “Cámpora al Gobierno, Perón al poder”.

Así, Héctor J. Campora -”El Tío”- asumía la presidencia el 25 de mayo de 1973. Lo demás es historia.

Se firmó el Pacto de Mayo: “Argentina se encuentra en un punto de inflexión”

“Hoy nos reunimos para renovar nuestros votos patrióticos y firmar el Pacto de Mayo”, dijo el presidente de la Nación al encabezar el acto celebrado en la Casa Histórica de Tucumán.

El presidente Javier Milei encabezó en los primeros minutos del Día de la Independencia el acto de firma del Pacto de Mayo, ese acuerdo anunciado por el propio mandatario hace 4 meses, el 1° de marzo pasado en la Asamblea Legislativa, cuando lo condicionó a la aprobación de la ley de Bases y el paquete fiscal.

Milei fue el único orador del acto celebrado en la provincia de Tucumán, y en su mensaje señaló que “hoy nos reunimos para reafirmar nuestros votos patrióticos y firmar lo que hemos llamado el Pacto de Mayo”.

“Por eso quiero agradecerles a los integrantes del Gobierno nacional, a los gobernadores que hoy nos acompañan, a los dirigentes, diputados y senadores de distintos partidos y bloques. A los expresidentes, a los representantes de los distintos sectores de la economía, y a todos los que están acá, a pesar de haber estado enfrentados en el pasado”, remarcó.

El presidente junto a quien fue su anfitrión, el gobernador tucumano Osvaldo Jaldo.

“Argentina se encuentra en un punto de inflexión, los puntos de quiebre de una nación no son momentos de paz y tranquilidad, son momentos de dificultad y conflicto donde todo parece cuesta arriba. Son momentos en donde el abismo se hace tan claro que el cambio se convierte en una obligación y una urgencia”, declaró el mandatario.

Y agregó: “La conquista de esa dificultad ocurre porque quienes ocupan lugares de liderazgo tienen la valentía de ser más grandes que ellos mismos, hacer a un lado los egoísmos y realizar sacrificios para emprender juntos un rumbo común. Así es como se escribe grande la historia de los países. Una Argentina distinta es imposible haciendo lo mismo de siempre”.

El discurso de Milei se extendió más allá de la 1 de la madrugada.

Javier Milei hizo mención en su discurso a la ausencia de algunos nombres fuertes de la política y el mundo sindical. “A pesar de haber sido una demanda histórica de la dirigencia política y la sociedad, la posibilidad de sentarnos en una mesa a establecer pautas comunes y transversales a todas las fuerzas políticas pareció siempre una quimera en las últimas décadas. Por eso quiero agradecerle a todos los presentes por haberse congregado aquí en la Casa Histórica de nuestra Independencia después de décadas de pendular entre proyectos antagónicos que nos han hecho cada vez más pobres.

“Hoy nos reunimos para renovar nuestros votos patrióticos y firmar el Pacto de Mayo”, dijo el presidente de la Nación al encabezar el acto celebrado en la Casa Histórica de Tucumán.

, dijo.

Milei firmó el acta al final, en la parte superior del documento histórico.

Y apuntó: “El pueblo argentino el año pasado le exigió a la dirigencia política un cambio profundo de dirección. Que esto sea posible hoy después de tanta división es sin dudas el símbolo de un cambio de época. Ya lo hemos dicho, nosotros no miramos para atrás, no mantenemos rencores, creemos que lo único que tiene que hacer la política es discutir ideas y llevarlas a la realidad, no impugnar al adversario por cuestiones personales, perseguirlo por pensar distinto y vivir en una inquisición permanente”.

“Creemos que el desafío que enfrenta la Argentina hoy es demasiado grande y la promesa de un futuro mejor demasiado valiosa como para permitir que mezquindades o trifulcas del pasado nublen este camino. No obstante, hay muchos dirigentes políticos, sociales y sindicales que no están aquí para suscribir esta acta fundamental; en algunos casos porque sus anteojeras ideológicas los hacen desconocer la raíz del fracaso argentino, en otros casos por miedo o vergüenza de haber persistido en el error por tanto tiempo”, añadió y luego ratificó el rumbo económico.

Con los gobernadores ubicados a ambos lados del salón, y en el centro él junto a cada uno de los firmantes.

El acuerdo fue suscripto ante 18 gobernadores en la Casa Histórica de Tucumán. Los mandatarios provinciales que asistieron al acto fueron el anfitrión, Osvaldo Jaldo (Tucumán), y también estuvieron el jefe de Gobierno Jorge Macri, y los gobernadores peronistas Raúl Jalil (Catamarca), Martín Llaryora (Córdoba), Gustavo Sáenz (Salta); los de Juntos por el Cambio Alfredo Cornejo (Mendoza), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Gustavo Valdés (Corrientes), Marcelo Orrego (San Juan), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Ignacio Torres (Chubut), Carlos Sadir (Jujuy), Leandro Zdero (Chaco) y Claudio Poggi (San Luis); como así también Alberto Weretilneck (Río Negro), Rolando Figueroa (Neuquén) y Hugo Passalacqua (Misiones). A último momento se sumó también Gerardo Zamora (Santiago del Estero), pero se bajó Claudio Vidal (Santa Cruz).

Hubo solo dos expresidentes, Mauricio Macri y Adolfo Rodríguez Saá. Un dato saliente fue sin duda una ausencia: la de la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, quien sigue afectada por un fuerte estado gripal que ya la obligó a estar ausente en la sesión del jueves en el Senado.

Exactamente a la medianoche, con el inicio del Día de la Independencia, se entonaron las estrofas del Himno Nacional y luego firmaron el libro de visitas en el salón de los próceres.

Acto seguido, se procedió a firmar el Acta de Mayo, que rubricaron no solo los legisladores, sino también el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, y la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, tras lo cual el presidente brindó su discurso.

El Acta de Mayo

Estas son las diez políticas de Estado incluidas en el texto rubricado este 9 de julio:

  1. La inviolabilidad de la propiedad privada.
  2. El equilibrio fiscal innegociable.
  3. La reducción del gasto público a niveles históricos, en torno al 25% del Producto Bruto Interno.
  4. Una educación inicial, primaria y secundaria útil y moderna, con alfabetización plena y sin abandono escolar.
  5. Una reforma tributaria que reduzca la presión impositiva, simplifique la vida de los argentinos promueva el comercio.
  6. La rediscusión de la coparticipación federal de impuestos para terminar para siempre con el modelo extorsivo actual que padecen las provincias.
  7. El compromiso de las provincias argentinas de avanzar en la explotación de los recursos naturales del país.
  8. Una reforma laboral moderna que promueva el trabajo formal
  9. Una reforma previsional que le dé sostenibilidad al sistema y respete a quienes aportaron.
  10. La apertura al comercio internacional, de manera que la Argentina vuelva a ser protagonista del mercado global.

La Constitución Nacional de 1853 fue parte de la firma del Acta de Mayo. Durante la ceremonia de firma, se encontraba en el Salón de Jura la Constitución Nacional original de 1853, la Carta Magna que dio nacimiento a las libertades de cada argentino y fue redactada de acuerdo a los ensayos liberales clásicos de Juan Bautista Alberdi. Tanto el Acta del Pacto de Mayo como la Constitución Nacional se ubicaron sobre la histórica mesa en la que se firmó el Acta de Independencia de nuestra patria.

Alberdi, uno de los pensadores más importantes e influyentes del siglo XIX, nació el 29 de agosto de 1810 en San Miguel de Tucumán. En 1852 escribió “Bases y Puntos de Partida para la Organización Política de la República Argentina”, borrador de la Constitución que estará presente esta noche y que fue resultado de un trabajo y compromiso por parte de los líderes de aquel entonces que estaban conscientes de la necesidad de establecer un marco legal sólido que garantizara los derechos básicos y las libertades individuales.

En su preámbulo, la Constitución Nacional de 1853 reconoce en el pueblo y en sus representantes la fuente del poder que le otorga legitimidad. También reconoce la preexistencia de las provincias cuyos representantes conformaron el poder constituyente.

Zago sobre el Pacto de Mayo: “Es una oportunidad para unir a los argentinos”

El presidente del bloque MID se refirió a las críticas de Alberto Fernández al Pacto y agregó que “el objetivo es sentarnos y dialogar con distintos sectores, no es para destruir”.

En vísperas del Pacto de Mayo, acto que se realizará esta medianoche en el marco de un acuerdo encabezado por el presidente Javier Milei junto a mandatarios provinciales y exjefes de Estado, el jefe de bancada del bloque Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), Oscar Zago, afirmó que “es una oportunidad para unir a los argentinos”

El expresidente de bloque oficialista comentó que espera que el evento “sea un espacio de encuentro y escucha”. “Será una oportunidad para que los argentinos se reúnan y dialoguen en un ambiente más amplio y significativo de lo que se ha visto en los últimos años”, destacó.

Respecto a las críticas del expresidente Alberto Fernández, quien acusó al Pacto de Mayo de intentar “destruir el Estado y amenazar la Constitución Nacional”, Zago expresó: “No los escuché, pero el objetivo del Pacto de Mayo es sentarnos y dialogar con distintos sectores. No es para destruir, al contrario, es para tratar de unir, construir y lograr encontrarnos entre todos los argentinos”.

Además, el diputado destacó los diez puntos del Pacto: “Estos puntos incluyen la inviolabilidad de la propiedad privada, el equilibrio fiscal, la reducción del gasto público, y reformas en áreas como la educación, tributaria, laboral, previsional”. “Con estas bases, tenemos que empezar un camino de más diálogo y más consenso para que lo transitemos todos juntos”, concluyó.

Milei toma lista en el devaluado Pacto de Mayo: Macri dirá ¡presente!

En los primeros minutos del Día de la Independencia se firmará el acuerdo sobre 10 puntos de consenso entre el presidente y la mayoría de los gobernadores.

El acto tendrá lugar en la Casa Histórica de Tucumán

En los albores del Día de la Independencia, en Tucumán, el presidente Javier Milei mirará como nunca a derecha e izquierda para tomar nota de los presentes y ausentes en el devaluado “Pacto de Mayo”, una decena de propuestas de consenso que a su juicio deben discutir las fuerzas políticas, sin chicanas.

Milei firmará el acuerdo con el gobernador peronista local, Osvaldo Jaldo, y otros 17 mandatarios provenientes de Juntos por el Cambio y peronistas dialoguistas y de partidos provinciales.

Los principales ausentes serán los cuatro integrantes de la Corte Suprema de Justicia, nada menos que una de las tres patas del Estado en Argentina; y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, ya lanzado por lo bajo a la carrera presidencial para 2027.

La sorpresa, una “buena nueva” para el líder libertario, será la finalmente anunciada asistencia de su ¿aún socio? Mauricio Macri, el jefe del Pro, revalidado recientemente por su partido.

Macri había analizado en las últimas horas no concurrir a Tucumán, pero al final entendió que será el único expresidente presente y así cobrará mayor protagonismo, además de no querer romper puentes en momentos en que está pidiendo mayor participación en la toma de decisiones del gobierno de La Libertad Avanza.

En ese sentido, también cerca del exjefe de Gobierno porteño y expresidente ven que la presencia estelar de Macri oscurecerá la de su rival interna en el Pro: la ahora libertaria Patricia Bullrich, con quien los cortocircuitos tuvieron su mayor altisonancia la última semana.

La otra ausencia significativa será la del titular de la bancada Hacemos Coalición Federal, el peronista Miguel Ángel Pichetto, quien apoyó y hasta ayudó a la aprobación de la Ley de Bases, pero que despotrica continuamente por los errores legislativos -muchos “no forzados”, dice- y también por fallas del Poder Ejecutivo, especialmente cuando Nicolás Posse era el jefe de Gabinete.

Milei tendrá entonces su foto, pero no será de “unidad nacional”, como quería, sino una muestra de la Argentina fragmentada de hoy.

En todo caso, el dato central será el reclamo que le formularon recientemente los gobernadores cercanos y los mercados tras la aprobación de la demorada Ley de Bases, que tajantemente le dijeron que ahora tiene las “herramientas” para gobernar, como pedía, por lo que “es hora” de que lo haga.

Un sector de La Libertad Avanza le dice a Milei que los mercados están influidos en su reacción negativa de la pasada semana por empresarios vinculados al exministro de Economía y excandidato presidencial, el neoperonista Sergio Massa, a quien ven reaparecer amenazante para intentar ensombrecer la gestión económica libertaria.

Lo confirmó el jefe de Gabinete, Guillermo Francos. “Lo sabemos”, disparó a quemarropa acerca de la reacción negativa en el riesgo país y el dólar libre tras el “viernes negro” del 28 de junio, día de una fallida y confusa conferencia de prensa del ministro de Economía, Luis Caputo, en la que se esperaba el anuncio de día y hora del fin del cepo cambiario.

La sospecha de la “mano negra” -unidireccional- hace eje en el Banco Macro, a cuyos directivos se los vincula con Massa, quien se llamó a silencio tras la derrota en el balotaje y a quien Milei lo eligió para endilgarle ser autor de un “plan desestabilizador”.

Así, Milei iniciará hoy la segunda semana post Ley de Bases. La primera dejó mucho que desear. Veremos qué dicen hoy los mercados y el alcance de su discurso a la primera hora del Día de la Independencia.

¿Unidad nacional a qué costo?, se preguntan los gobernadores y, también cerca de su aliado Macri y la propia Corte, que prefiere tomar distancia. Recuerdan que el “Pacto de Mayo” fue lanzado el 1ro. de marzo por Milei en la Asamblea Legislativa para el 25 de mayo, con exigencias al Congreso para que apruebe la Ley de Bases, que con los traspiés que fue sufriendo pasó primero para el 20 de junio y, finalmente, para el 9 de julio.

En la previa del Pacto de Mayo, el Gobierno promulgó la Ley Bases y la Ley de Medidas Fiscales

Ambas normas fueron publicadas este lunes en el Boletín Oficial. Fueron sancionadas el pasado 28 de junio, tras seis meses de tratamiento.

En la previa del Pacto de Mayo que se celebrará en la noche de este lunes en Tucumán, el Gobierno nacional promulgó la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos (N° 27.742) y la de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes (N° 27.743).

Ambas normas fueron publicadas en el Boletín Oficial, con su respectivo decreto, firmado por el presidente Javier Milei, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y el ministro de Economía, Luis Caputo.

El pasado 28 de junio, tras seis meses de tratamiento, la Cámara de Diputados logró la sanción de las leyes, las primeras de la gestión libertaria.

Entre sus principales puntos, la Ley de Bases declara la emergencia pública en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un año y delega facultades en el Poder Ejecutivo.

Además, dispone la privatización de ocho empresas del Estado, al tiempo que prohíbe la disolución de una treintena de organismos públicos.

También prevé la creación de un Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones e introduce una acotada reforma laboral, que avanza sobre eliminación de multas a empleadores, ampliación del período de prueba, creación de un fondo de cese laboral y establecer que los bloques en empresas podrán ser considerados causal de despido.

En tanto, la Ley de Medidas Fiscales -más conocida como paquete fiscal- establece una moratoria, un blanqueo de capitales y cambios en el régimen de monotributo. Además, reforma el impuesto a los Bienes Personales y restituye el impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

Luego de largas negociaciones, que el oficialismo encaró con la oposición dialoguista en el Congreso y, en paralelo, con los gobernadores, el Ejecutivo se alzó con la aprobación de los proyectos, condición que el presidente Milei había puesto para la firma de un acuerdo sobre 10 puntos que será el documento del Pacto de Mayo entre Nación y las provincias.

 

La guerra de los Roses

Para el autor, el fundador del Pro no podía quedarse de brazos cruzados mientras lo que construyó con mucho esfuerzo se pierde como agua por la alcantarilla.

Por Carlos Fara

Una pareja se conoce en una subasta en una puja por un objeto. Se enamoran, se casan y parecen un matrimonio feliz, hasta que por un incidente terminan peleándose. Ellos se esfuerzan por quedarse con la casa donde vivían y ya que están en proceso de divorcio, tratan de hacerse la vida imposible el uno al otro hasta el fin. No, no estamos relatando el guión de una película, estamos describiendo la puja dentro del Pro.

Quién ganará en esta puja será imposible de saber hasta que dentro de un año se vea cómo haya evolucionado la gestión presidencial. Mientras tanto, será todo especulación. A priori se debería decir que Bullrich hoy tiene mejor imagen en la opinión pública, que está en un gobierno que, pese al fuerte ajuste, tiene un punto de equilibrio entre la aprobación y la desaprobación, y que la gran mayoría del voto a “Juntos por el Conflicto” de 2023 cree que se debe apoyar al libertario. Sin embargo, la realidad es muy dinámica y la política muy compleja.

El Emir de Cumelén no podía quedarse de brazos cruzados mientras lo que construyó con mucho esfuerzo se pierde como agua por la alcantarilla. La estrategia política básica parte de hacerse fuerte en algún lado que permita obligar a otro actor a moverse en la dirección que se desea. Macri hasta ahora no logró eso y esta semana obró en consecuencia. Primero apareció el informe crítico de la Fundación Pensar. Segundo, habló el primo Jorge sobre los fondos que le debe la Nación. Tercero, tuiteó el propio jefe. Cuarto, Ritondo presentó un proyecto por el mismo tema. Quinto y último acto, la dejaron a Patricia Reina sin la presidencia de la Asamblea partidaria (que decide las alianzas). ¿Cómo se llama la obra? La dirigió Danny De Vito… El que debe estar riéndose un rato es el pelado Larreta (“Yo te avisé” dirían Los Fabulosos Cadillacs).

Lo cierto es el Pro se fundó para cambiar la política en la Argentina, entre otras cosas, y lleva una seguidilla de escenas que dejan pésimas impresiones. Desde el desbarajuste interno que fue la primaria a “todo o nada”, el juego oscilante del líder con Milei, y ahora esto. Terminará transmitiendo que también es un partido donde se sacan los ojos como en los históricos. Lo nuevo mutó rápidamente a lo viejo.

Se generan muchos interrogantes sobre los modos del líder fundador. Se supone que se debe conducir al colectivo, hasta dónde sea posible, y en tanto y en cuanto no le desafíen su rol de gran sintetizador. Pero parece que Macri no leyó “Conducción Política” de Perón, ni analizó sus tácticas y estrategias para manejar a la distancia durante 18 años semejante movimiento de masas. Se decidió por el purismo del cambio antes que por la conducción del poder. Primero inclinando la balanza a favor de su -ahora- “traidora”. Luego zigzagueando, creyendo que podía conducir a Milei. Resultado: necesitó volver a la conducción formal del partido para recordarle a todo el mundo que él era el jefe. Cuando las decisiones se toman obligado por las circunstancias y no como una opción entre varias, todo se vuelve más difícil.

Dicho esto, Macri pudo haber cometido muchos errores políticos en el pasado, pero por sobre todas las cosas es calabrés, como a él mismo le gusta reconocerse. Esto significa que, aún con un capital mal manejado, tiene poder de veto (como Cristina… caramba, qué coincidencia!). Viene de familia ese aire de cobrarse cuentas pendientes. Esta semana tuvo su “5 x 1”: Patricia bajó a un soldado de Ritondo, y Mauricio respondió al mejor estilo Perón del ’55 (las cinco acciones las relatamos en el tercer párrafo).

Veremos qué consecuencias tendrá esto en la opinión pública, pero por lo pronto no es una buena noticia para el oficialismo más débil desde 1983. El calabrés tiene una influencia en la mayoría de la dirigencia partidaria, cuestión clave para ver cómo se reflejará esta crisis en los bloques del Congreso. Como ya lo anticipamos en esta columna, a “jamoncito” le iba a costar más sacar cada ley, post Bases y paquete fiscal. Ahora eso significará sangre, sudor y lágrimas.

Pero si el gobierno siempre tiene que remar con la política, esta semana siguieron apareciendo signos de que los mercados están dubitativos respecto a la sustentabilidad del esquema económico, como lo venimos mencionando. Traducido significa 3 cosas: 1) si hay que retocar el crawling peg, recrudecerá la inercia inflacionaria; 2) eso tendrá algún efecto negativo en la sociedad; y 3) hará más reticentes a los dialoguistas facilitar trámites parlamentarios. ¿Acaso apuesta a profundizar la recesión para bajar la inflación a palos, mostrar un gran logro y luego pasar a la unificación cambiaria?

A favor de la gestión libertaria se pueden anotar 2 factores: uno es el persistente conflicto dentro de UP, onda “La Cámpora vs. Resto del Mundo”, y el otro es que el caso Loan desplaza ampliamente en la atención ciudadana a los temas económicos, complicando además al gobernador Valdés quien, al igual que su ex jefe Ricardo Colombi, también quiere ungir a su hermano como sucesor (la otra vez terminó mal).

Por último –y quedan mil cosas en el tintero- la que se mostró muy activa esta semana fue la Corte Suprema de Justicia. Tomó definiciones al menos sobre cinco temas: caso Skanska, terrenos para los mapuches, sueldos de los legisladores del Parlasur, los afiches contra Cristina y la causa Nahir Galarza. Más allá de éste último, el resto implica lecturas políticas. En dos son claramente llamados de atención al kirchnerismo, y en otro –Parlasur- un alivio financiero para el gobierno (con tirón de orejas). Mientras, Milei quiere ampliar la Corte al estilo Menem (¿para tener una mayoría propia?), justo cuando se podría avecinar un fallo definitivo a favor del gobierno de CABA por el tema de los fondos.

Un cartel en la BBC dice que no se debe creer en un rumor… hasta que lo niegue el gobierno. Sugerencia: podrían buscar una forma distinta de decir que no van a devaluar. No sé… quizá decir “el que juega al dólar, pierde”, o algo parecido.

 

PD: mi solidaridad con FOPEA por las agresiones recibidas.

La desmesura presidencial utilizada como un activo que no es

Milei cultiva un perfil duro que reivindican sus seguidores y que vuelca a políticos, periodistas y -sobre todo- economistas que critican, pero también a las relaciones internacionales, con consecuencias imprevisibles.

Por José Angel Di Mauro

El presidente hace un culto de la desmesura. Lejos de avergonzarlo, Javier Milei considera que sus excesos son una cualidad, de la que hace gala cada vez que puede. Forma parte del personaje que ha creado y con toda lógica está convencido de que ese es un activo que le rinde.

Como “decir la verdad”, tal cual se vanagloria respecto de una frase que circunscribe al discurso de campaña en el que anticipaba un ajuste con motosierra que está aplicando y que la gente “soporta, apoya y justifica”, tal su convicción, basada en encuestas como la de Jorge Giacobbe (h) que se conoció el viernes, según la cual el presidente mantiene una imagen positiva del 54,7%. En esa encuesta, el ministro de Economía del ajuste, Luis Caputo, tiene 45 puntos; y el artífice de la motosierra, Federico Sturzenegger, 31,6%. Todo bastante alto, como se ve.

Milei cultiva un perfil duro que reivindican sus seguidores y que vuelca también a las relaciones internacionales. A priori, una decisión controversial, pues son actitudes que traen consecuencias, aunque a él eso lo tenga sin cuidado. A lo largo de estos poco más de seis meses, Milei ha fustigado no solo a Nicolás Maduro; ha sido impiadoso con los gobernantes de México, Colombia, Brasil y llevó la relación al borde de la ruptura con España y Bolivia. Al mexicano Andrés Manuel López Obrador lo llamó “ignorante”; al colombiano Gustavo Petro “asesino terrorista”; ni qué decir del español Pedro Sánchez, a quien calificó de “payaso” y a su esposa le dijo “corrupta”.

Respecto a Bolivia, Milei dio por probado que fue “falso” el intento de golpe de Estado allí -una estimación a todas luces probable, pero en boca de un presidente, una inapropiada intervención en asuntos internos de otro país-, coincidiendo en un todo nada menos que con Evo Morales. Con Lula Da Silva fue aún peor: lo acusó de “corrupto” y “comunista”.

Se sabe que Milei va siempre a fondo, y con Lula no fue la excepción, pues tras decidir no participar de la Cumbre del Mercosur que se hará en Paraguay, este fin de semana visitará en calidad de “turista” ese país para participar de un evento organizado por la ultraderecha, donde se verá con Jair Bolsonaro. Es todo un desafío que la primera visita de Milei como presidente a Brasil sea al principal rival de Lula.

Javier Milei muestra en el poder una elevada capacidad de rencor. No deja de recordar que tanto Lula como Pedro Sánchez se inclinaron públicamente en favor de Sergio Massa durante la campaña. Es menester observar también que lo que Milei hace ahora es exactamente lo mismo que les reprocha a sus rivales.

Esa desmesura la proyecta también con los epítetos que dedica a los economistas que lo critican. Ha roto relaciones con Carlos Rodríguez, de quien era amigo, y ya ha comenzado a rayar a Domingo Cavallo, al que llegó a definir como “el mejor ministro de Economía de la historia”; destrata a Roberto Cachanosky y Miguel Angel Broda, y se ha burlado y dicho de todo contra Ricardo López Murphy y Carlos Melconian.

“El es así”, lo justifican desde su entorno, pero en economía nunca nadie debe hacerse el superado. Tan severo fue con López Murphy que el bloque que él integra y lidera Miguel Pichetto salió a defenderlo: “Es una constante del presidente agraviar a quien piensa distinto o plantea algún tipo de crítica a su gestión. Ante su incapacidad para debatir ideas, Milei ataca a quien las profiere”, dijeron en un duro comunicado desde el bloque de diputados de Hacemos Coalición Federal, clave para la aprobación de la Ley Bases.

Una ley que, como dijimos la semana pasada, no alcanzó para potenciar las expectativas de este gobierno. Pareciera que su aprobación sirvió más para evitar tempestades, que para alentar expectativas. Los mercados se mostraron a partir de entonces y durante buena parte de la semana impiadosos con esta administración tan “pro-mercado”. Como tantas veces hemos visto, el dólar blue cobró vida y agigantó la brecha con el oficial. Los reproches a este equipo económico se multiplican desnudando cierta falibilidad. Emparentándolo con anteriores gestiones que cuando los mercados se encabritaron, la economía se les fue de las manos.

Quienes auguran un futuro adverso para la experiencia libertaria, afirman que más allá de la invulnerabilidad social que pareciera mostrar el presidente Milei, cuando le entre una bala, le entrarán todas. No faltaron los que imaginaron que ese momento había llegado esta semana.

Todos los datos de la economía están en rojo. En el Gobierno lo justifican recordando el cuadro que recibieron y el fenomenal ajuste que están implementando. Pero sectores que están blindados respecto del mismo muestran señales también adversas. Por caso, la liquidación de dólares por la exportación de cereales alcanzó en junio pasado 1.977.224 dólares, lo que implica un aporte de divisas para el primer semestre del año similar al volumen del mismo período de 2023, signado por una sequía histórica.

Si el tiempo de liquidación de divisas se termina, ¿qué futuro le cabe al plan económico? Como hemos dicho, se hace cada vez más imprescindible la salida del cepo y para eso el Gobierno necesitaría contar con un colchón de divisas que por lo menos debería ascender a 10.000 millones de dólares. Para contar a partir de ello con plata del Fondo Monetario y otras fuentes de recursos que garantizaran al menos 25.000 millones con los que estuviera en condiciones de sacar el cepo. Hoy esa posibilidad es utopía.

En ese marco surge el nombre de Rodrigo Valdés, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, figura que el Gobierno quiere apartar de las negociaciones con el Fondo. El chileno ha sido también destinatario de la ira presidencial, quien no lo nombró, pero lo señaló. Parte de las desmesuras de las que hablábamos.

El presidente se dio finalmente el gusto de designar a Federico Sturzenegger al frente de un ministerio creado para él mismo: el de Desregulación y Transformación del Estado. Los observadores prevén un horizonte de conflicto con su ahora colega Luis “Toto” Caputo, con quien no se lleva bien desde los tiempos de Cambiemos. De hecho, muchos adjudicaban la demora en nombrarlo a esa mala relación y al temor de que generara “inestabilidad” al frente del Palacio de Hacienda.

Para el exdiputado Alejandro “Topo” Rodríguez, el diseño organizacional con la irrupción de esta nueva cartera “alimenta el conflicto y hace prácticamente inevitable el choque entre Sturzenegger y Toto Caputo”.

Alerta el actual director del Instituto Consenso Federal sobre una serie de funciones que deberán compartir ambos ministerios, obligados entonces a trabajar juntos, de manera coordinada en torno a la elaboración de políticas para aumentar la competitividad, facilitar el funcionamiento de los mercados, impulsar el crédito, disminuir regulaciones y controles, aumentar la libertad económica y disminuir los costos del sector privado. También deberán impulsar acciones que permitan simplificar y/o suprimir restricciones a la oferta de bienes y servicios, así como las exigencias normativas que distorsionen los precios de mercado.

Además, deberán revisar juntos esquemas tributarios, exenciones impositivas y regímenes especiales que generen privilegios o distorsionen el funcionamiento de los mercados y la economía; e impulsar reformas estructurales para crear empleo privado, desarrollar la economía y equiparar estructuras tributarias.

“Pero las materias en torno a las cuales deben cooperar, son fuente de disputas conceptuales y fuertes diferencias prácticas entre ambos ministros. Eso, sumado a los conflictos preexistentes entre ambos, augura una crisis de gabinete en poco tiempo”, sostiene “Topo” Rodríguez.

El Pacto de Acasusso no se estaría cumpliendo, a los ojos de Mauricio Macri.

Con estos nubarrones que esta semana se vislumbraron claramente, una relación que sí ya se endureció es la de Milei con su principal socio político, Mauricio Macri, con el que no se reúne desde hace más de dos meses. Y con el partido que este fundó y preside, clave para que salgan las leyes. Sucede que Milei, y sobre todo su hermana, “El Jefe”, consideran que ya tienen los votos del Pro, así que no necesitan ninguna alianza formal con éstos, solo la resignación para ser absorbidos. Patricia Bullrich se sumó bajo esas condiciones y le costó la eyección del partido que presidía hasta hace poco tiempo.

Macri no está dispuesto a disolver su partido y mucho menos a perder la Ciudad, donde gobierna el Pro hace 16 años. Por eso reclamó los fondos de coparticipación que ordenó la Corte que se le pague y que Milei le retiró a Kicillof, pero no devolvió a CABA. El bloque de diputados secundó el reclamo de Mauricio Macri, con algunas bajas que responden al bullrichismo. Se verá si en un futuro inmediato existe un correlato en los bloques.

El expresidente sería partidario de establecer una alianza como la que él encabezó cuando le tocó gobernar, en la que los partidos que integraban Cambiemos y luego Juntos por el Cambio mantuvieron siempre su identidad.

Como sea, y a sabiendas de que la relación de fuerzas institucional y de medios no le es favorable, el macrismo quiere dejarle claro al Presidente que él podrá tener circunstancialmente sus votos, pero el Pro tiene el número y el expertise para sacar las leyes. De lo contrario, Milei no podrá impulsar ninguna reforma aun si ganara las próximas dos elecciones.

Milei y una primera semana de “fase 2” para el olvido

Los mercados tuvieron al Gobierno a maltraer desde el viernes pasado y la conferencia de prensa del ministro de Economía y el titular del BCRA. La presión de un aliado clave.

“Cada uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras”, advertía sabiamente el filósofo griego Aristóteles y esa reflexión cabe a pie juntillas para el presidente Javier Milei, quien hizo una pésima lectura política al creer que el apoyo de los mercados y de lo que fue Juntos por el Cambio -llámese Mauricio Macri– a la meneada Ley de Bases era un triunfo propio y un cheque en blanco a sus ideas de exterminar el Estado.

No. No lo era. Y esta semana que finaliza se lo hicieron saber. Primero el mercado, que reaccionó desfavorablemente -suba del dólar libre y del Riesgo País, y pidió medidas concretas, especialmente con la liberación del cepo cambiario-, tras el inentendible e inexplicable anuncio del ministro de Economía, Luis Caputo, que dio lugar al llamado “viernes negro” (28 de junio) del Gobierno de LLA.

En paralelo, el expresidente Macri reapareció ansioso para castigar a su aliado Milei, a quien le advirtió -al igual que lo habían hecho los seis gobernadores de JxC- que es hora de gobernar, porque ahora sí la tiene las leyes que quería y ya no tiene excusar para resolver lo que prometió.

Y, como si fuera poco, el creador de Cambiemos y JxC -al que Milei venía ninguneando asiduamente- le exigió al líder de La Libertad Avanza (LLA ) que restituya y cumpla con el culto de respetar la ley de la que tanto habla y devuelva a la Ciudad de Buenos Aires el dinero por coparticipación que le quitó la gestión de Alberto Fernández.

Quizá Milei haya aprendido por estas horas que la euforia dura poco en política y que, además, sea necesario leer, además de pensadores de la economía, a Aristóteles, quien al hablar de la prudencia la describía como el arte de saber “discernir” adecuadamente.

Al menos este viernes su gestión tiene una buena nueva: fue publicada en el Boletín Oficial la tan anunciada -casi desde el comienzo de la administración libertaria- designación del asesor presidencial Federico Sturzenegger como ministro de Desregulación y Transformación, y su jura está prevista para las 18 de esta tarde en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Así se producirá finalmente el ingreso al staff de gobierno de Milei del mentor del DNU 70/23, desregulador también de algunas áreas de la economía.

Igualmente no será para cumplir las tareas previstas inicialmente de ser el Terminator del Estado elefantíasico.

Ahora se lo anuncia como el desregulador de leyes intervencionistas y por eso Milei anticipó que trabaja en “ley de la Hojarasca “, en referencia a que darán de baja a un centenar de leyes -para LLA- obsoletas.

Su integración al Gabinete no pasará desapercibida: es rival interno y eterno del ministro Caputo, quien así ve que estos días no sólo se rumorea en los mercados su alejamiento del Ministerio tras el fallido anuncio del “viernes negro “sino que ahora intuye que deberá estar con la “guardia alta” porque la voz de Sturzenegger tendrá peso en las reuniones -y en el backstage- del Gabinete nacional de ministros.

Como están las cosas, Milei desea terminar pronto esta inesperada mala semana política y focalizar la atención en la firma del también meneado Pacto de Mayo en la noche del 9 de Julio, en la celebración del Día de la Independencia en Tucumán.

El presidente les propuso a los gobernadores firmar en el “jardín de la República una carta de intención sobre la búsqueda de consensos sobre políticas necesarias para sacar al país de la postración.

Estarán presentes los de siempre (aliados y peronistas dialoguistas) y pegarán el faltazo los esperables (los peronistas que rechazan la política de Milei, encabezados por el gobernador bonaerense Axel Kicillof).

Pero el líder libertario invitó también a la celebración a los expresidentes y así -sin saberlo al lanzar la convocatoria- se sumó otro dolor de cabeza más: ahora no se sabe si concurrirá Macri al convite. Y su ausencia sería un desplante que le generaría mayor incertidumbre a la gestión y a la economía.

No son días fáciles para el audaz e inexperto líder libertario. Son días en los que la política -de la que tanto reniega- le da la bienvenida.

Duelo por la AMIA: el proyecto que el presidente no votó

Este jueves la Cámara alta convirtió en ley una iniciativa que se votó durante el período ordinario anterior en Diputados, cuando habitaban ese cuerpo nada menos que Javier Milei y Victoria Villarruel.

A poco de cumplirse el 30° aniversario del atentado contra la AMIA, el Senado convirtió en ley un proyecto que declara el 18 de julio como Día de Duelo Nacional. Una iniciativa que había obtenido media sanción el año pasado en Diputados, oportunidad en la cual esa votación quedó envuelta en una polémica.

Sucede que en esa oportunidad, el texto fue tratado en los primeros minutos del 6 de julio de 2023, cuando el cuerpo llevaba casi 12 horas de sesión. Fue una reunión en la que la Cámara baja trató temas tales como un proyecto sobre créditos UVA; la Ley Olimpia; la profesionalización de acompañantes terapéuticos; y la promoción de la producción orgánica, entre otros muchos temas.

Pasada la medianoche, se anunció que por acuerdo de bloques se votaría de manera conjunta y sin oradores una serie de proyectos que tenían acuerdo. Y así se hizo, luego de aprobar el apartamiento de reglamento correspondiente para tratar esos temas, se votó de manera conjunta, aprobando todas las iniciativas por 171 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones.

¿Qué temas se aprobaron en esas circunstancias? El Acuerdo para la Eliminación del Cobro de Cargos de Roaming Internacional a los Usuarios Finales del Mercosur, celebrado el 17 de julio de 2019 en la capital de la provincia de Santa Fe; la institución del 27 de agosto de cada año como Día Nacional de la Comunidad Empresarial; la creación de la Red Federal de Bibliotecas Parlamentarias de la República Argentina, con sede en el área parlamentaria de la Biblioteca del Congreso de la Nación; la declaración del 19 de agosto de cada año como Día de las Luchas de las Personas en Situación de Calle; y la institución del 22 de noviembre como Día Nacional del Kimchi en la Argentina.

Asimismo se aprobó declarar de interés de la Cámara el proyecto “Alta en el Cielo”, del artista Abel Pintos junto a la Orquesta Académica del Teatro Colón, y una reforma a la Ley 24.449, de Tránsito, promovida por los diputados Carlos Selva y Jorge Rizzotti, como así también la eliminación del trámite de fe de vida a jubilados y pensionados y titulares de pensiones no contributivas.

Este último proyecto se convirtió en ley, por cuanto tenía media sanción del Senado.

Y en ese paquete de leyes, se aprobó la declaración del 18 de julio de cada año como “día de duelo nacional”, en homenaje a las víctimas del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA. Una iniciativa de la diputada del Pro Sabrina Ajmechet.

Los dos votos en contra correspondieron a Javier Milei y su compañera de bloque Victoria Villarruel. No era la primera vez que ambos se diferenciaban del resto; en general, siempre promocionaban votar en contra de proyectos que impusieran gastos del Estado, así fueran iniciativas de salud apoyadas por todos. Lo que no advirtieron esa vez que al votar de esa manera aparecían oponiéndose a la declaración de Día de Duelo Nacional al 18 de julio de cada año en homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA. Entidad que, por ejemplo, salió a criticarlos.

Ante ello, los diputados libertarios justificaron su postura. Primero lo hizo la hoy vicepresidenta, que a través de un tuit publicó la convocatoria a sesionar y el acta elaborada en Labor Parlamentaria, donde esos proyectos no figuraban, y argumentó que “a la medianoche votaron un paquete de ocho proyectos que no estaban en la orden del día, por lo que no habiendo sido analizados decidimos con Javier Milei no votarlos a favor”.

En rigor, ese proyecto fue el único que se leyó casi por completo antes de la votación. Finalmente, cuatro días después de la votación en cuestión, Milei le mandó una carta a la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, solicitando cambiar su voto en dos de los proyectos de ley a los que se había terminado oponiendo con ese voto. El pedido correspondía al duelo por la AMIA y a la fe de vida de los jubilados. El pedido fue rechazado, pues no puede rectificarse un voto cerrada la sesión.

El “fuego amigo”: a Milei le apareció el rival menos pensado

Los ruidos en la interna presidencial, matizados por la convulsión económica y la sorpresiva tirantez con el socio principal del Gobierno.

A casi una semana de aprobada finalmente la Ley de Bases y que el presidente Javier Milei anunciase la “fase 2” de su programa libertario, sumó -sorpresivamente- dudas sobre el plan económico y, también, un rival inesperado.

No habían pasado 72 horas de esos dos hechos cuando el expresidente Mauricio Macri, quien apoyó fervientemente a Milei en las elecciones del año pasado, alzó su voz, disconforme, no con el modelo sino con las formas.

Lo hizo a través de la Fundación Pensar, el think tank del Pro, el partido que fundó en los inicios del 2000 y con el que accedió a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y, luego, a la presidencia de la Nación.

Este miércoles, Macri -ofuscado hace tiempo porque el líder libertario le metió a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como cuña para pelearle la interna partidaria- hizo oír su voz altisonante nuevamente.

El expresidente apoyó tajantemente el reclamo de su primo y jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, de que la Nación le devuelva los fondos que el exmandatario Alberto Fernández le quitó a CABA y que la Corte ordenó restituir.

Sobre las críticas de la Fundación Pensar, el Gobierno prefirió ignorarlas. “Ni las leímos”, aseveró pícaramente el vocero presidencial, dejando traslucir la incomodidad por semejante crítica de un aliado.

De esa forma, a Milei le salió una llaga donde más le duele: en su propio cuerpo.

Lo cierto es que, como anticipó Parlamentario.com esta semana, ambos deberían verse las caras el próximo 9 de julio, en Tucumán, cuando Milei firme con gobernadores el denominada Pacto de Mayo, que contiene una decena de deseos sobre política doméstica para consensuar

Ahora se teme que Macri no concurra al convite y se sospecha que la idea del desplante sería arruinarle un acuerdo político que Milei lo necesita para su gobernabilidad, sabido es que tiene minoría en ambas cámaras legislativas.

Pero el ruido que causó ese “viernes negro” para el Gobierno también al alcanzó y lastima a la economía, ya que el dólar blue pegó un salto importante y los mercados reaccionaron en forma negativa.

La pérdida de credibilidad de las medidas anunciadas por Milei y, luego, por el ministro de Economía, Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, hasta fueron observadas por “fuego anigo” de economistas cercanos, como Fausto Spotorno.

Incluso este miércoles se hablaba incluso en los mercados de que Caputo había quedado muy debilitado.

Por eso, rápido de reflejos, mandó al Congreso un anticipo de préstamo con una inflación que orilla el 140% y un dólar oficial a 1.016.

El ministro buscó acallar el ruido que había en la City de su reemplazo. Hasta tenía nombre su sucesión.

Este jueves Milei irá a San Juan a lanzar un Plan de Alfabetización, nada menos que con la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, quien salvó su pellejo parece ser solo por ser amiga personal del Presidente, ya que su cartera fue blanco de errores, denuncias y críticas cruzadas.

Este viernes, hasta ahora, será la asunción de Federico Sturzenegger, el asesor presidencial y autor del DNU 70/23, la primera norma libertaria con la que se inició la desregulación de la economía en la era Milei.

El jefe de Estado le tomará juramento como ministro -se desconoce el nombre del ministerio- y ya adelantó que el economista -peleado hace años con el ministro Caputo- no sé encargará del desguace del Estado ni de las privatizaciones sino de continuar desregulando la economía.

Por eso, adelantó que su primera tarea será mandar al Congreso un centenar de leyes que quedaron vetustas, en un paquete que llamó la “Ley de Hojarasca”.

El bloque socialista de diputados solicita a Milei que “recomponga” el vínculo con “los países hermanos”

A través de un proyecto impulsado por los diputados Esteban Paulon y Mónica Fein, expresan preocupación por la no concurrencia del Jefe de Estado a la Cumbre de Jefes del Mercosur y advierten los impactos que puede generar.

Los diputados nacionales Esteban Paulon y Mónica Fein (Partido Socialista) presentaron un proyecto de resolución solicitándole al presidente Javier Milei que “recomponga” el vínculo con los países vecinos.

La iniciativa, expresa preocupación por la decisión comunicada oficialmente por la Presidencia de la Nación en torno a la no concurrencia del presidente a la Cumbre de Jefes de Estado del MERCOSUR, a celebrarse en Asunción, República del Paraguay, el próximo 8 de julio de 2024, alegando “cuestiones de agenda”.

Asimismo, advierten sobre los impactos que pueda tener dicha determinación por parte del primer mandatario en términos de integración económica, social, cultural de la región, y en las relaciones diplomáticas con los Estados miembros.

Por último, solicitan al Poder Ejecutivo Nacional “tenga a bien disponer de los mayores esfuerzos por recomponer la relación con el presidente de la República Federativa de Brasil, Luiz Inácio “Lula” da Silva, abstenerse de realizar actos o declaraciones que puedan generar una escalada en la confrontación, una mayor tensión diplomática y un deterioro en las relaciones bilaterales y la alianza estratégica entre ambas naciones”.

Proy Res Preocupación ausencia Cumbre MERCOSUR

Advertencia de la Fundación Pensar sobre el rumbo económico

Es el primer documento de la institución que preside la diputada del Pro María Eugenia Vidal. En materia legislativa, analiza que “es el peor arranque legislativo de la democracia” porque de 12 proyectos enviados el Congreso solo aprobó 2. Hay críticas por la caída del empleo, los salarios y el aumento de los piquetes.

La Fundación Pensar, presidida por la diputada María Eugenia Vidal (Pro), emitió un informe de análisis crítico de los primeros seis meses de gestión del Gobierno liberal y planteó: “Hay más interrogantes que certezas”.

El documento de 39 páginas también lleva la firma del expresidente Mauricio Macri. El mismo se estructura en cuatro capítulos que analizan aspectos económicos, políticos y sociales del primer semestre de Milei.

“Se realiza una evaluación de los avances de la gestión del macroeconómico presidente Milei en el ordenamiento macro y la reducción de la inflación, así como de los efectos negativos de ese proceso: la caída de la actividad, el empleo y los ingresos”, detalla el artículo en la introducción.

Además, el informe habla de “la gran apuesta” del Gobierno de Milei y siembra el interrogante respecto a si el plan libertario “tendrá éxito o no”. También plantea como incógnita: “¿La sociedad seguirá apoyando? Hasta este punto, la esperanza sigue siendo mayoritaria. ¿Es viable el proceso de cambio profundo iniciado teniendo en cuenta el grado de conflictividad social y la debilidad legislativa del gobierno?”.

En primer aspecto hace un repaso de la “herencia” que recibió el presidente Milei por parte del Gobierno de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa. Enumera ocho indicadores macroeconómicos negativos de la administración kirchnerista, centrados en el alto número de pobreza, la inflación acumulada, la caída en las jubilaciones, la situación frágil de las reservas del Banco Central y el déficit fiscal y comercial.

El documento destaca que desde el Gobierno se “consolida” el déficit fiscal cero, con los “mejores” números desde 2008, así como también pondera el avance en la baja de la inflación y resalta que se trata del “menor registro en 28 meses”.

En ese sentido, indica: “De los últimos 124 años, Argentina tuvo déficit financiero durante 113 años”, y compara que “2023 cerró con un déficit entre los más altos en 30 años. Argentina tuvo una inflación mayor al 5% durante 81 años”. “Se destaca con la mayor ponderación positiva la caída de la inflación por 5to mes consecutivo.  Contribuyen al indicador los resultados fiscales primarios y financieros positivos, la acumulación de reservas y la caída en el riesgo país”, detalla.

También destaca que “el riesgo país alcanzó un piso de 1.148 pts, el valor más bajo desde 2020, aunque aún por encima del piso de 342 pts en 2017. Las reservas alcanzaron los USD 30.000 millones por primera vez en 12 meses”.

Sin embargo, sostienen que “la actividad y el empleo siguen cayendo y aún no logran recuperarse. Los ingresos no logran ganarle a la inflación acumulada y arrastra al consumo”.

En esa línea, explica que “Argentina entró en recesión técnica en el 1er trimestre y la actividad registró su mayor caída desde 2020”.

“Los mayores detractores del indicador son la caída trimestral en el producto, el aumento de la desocupación y la pobreza. Contribuyen de manera negativa la elevada brecha cambiaria, la caída en el consumo y el estancamiento en los resultados de calidad educativa”, advierte.

El informe plantea que “si bien los salarios empezaron a acercarse a la inflación, aún acumulan pérdidas respecto al inicio de la gestión”, y precisan que un 51% no llega a fin de mes”. Respecto de la situación laboral, alerta que “se alcanzaron 7 meses en baja, la mayor desde 2002. Es el nivel de desempleo más alto desde 2021. En 2024 ya se perdieron 600.519 empleos (43.693 privados, 70.509 públicos)”.

“La demanda laboral es la más baja en 10 años Argentina registra la peor expectativa en el mundo de generación de trabajo”, alerta e indica que un 41% de la población “tiene miedo de perder el empleo”.

Además, cuestiona la capacidad política del Gobierno para construir consensos y lograr imponer su agenda en el Congreso, por lo que plantea que “es el peor arranque en paros generales de la democracia”, y también “el peor arranque legislativo de la democracia”, en alusión a las negociaciones que hubo para aprobar la Ley Bases y el paquete fiscal, siendo las primeras dos leyes aprobadas en seis meses.

Al respecto, destaca que hubo 162 reuniones de comisión en Diputados (contra 133 en todo 2023) y 43 en el Senado (contra 48 en todo el 202). Al tiempo que indica que un 13% de los artículos del DNU 73/24 fueron suspendidos por la Justicia.

Por último, critica que “los piquetes acumulan 4 meses de subas”, y detalla que hubo 643 cortes de calles.

PENSAR ARGENTINA Junio_mobile

El bloque de Pichetto salió a repudiar los dichos de Milei contra López Murphy: “Es una constante del presidente agraviar”

Desde la bancada Hacemos Coalición Federal le pidieron al mandatario que “deje de actuar de manera vilipendiosa”. En una entrevista, Milei llamó “fracasado” al diputado nacional.

El bloque de Hacemos Coalición Federal salió este lunes a repudiar los dichos del presidente Javier Milei hacia el diputado Ricardo López Murphy. “Es una constante del presidente agraviar a quien piensa distinto o plantea algún tipo de crítica a su gestión. Ante su incapacidad para debatir ideas, Milei ataca a quien las profiere”, sostuvieron los legisladores en un comunicado.

Los miembros de la bancada que conduce Miguel Pichetto repudiaron “enérgicamente las descalificaciones del presidente Milei hacia nuestro colega, Ricardo López Murphy, durante una entrevista que el mandatario brindó al canal de noticias TN” este domingo.

“La democracia es, ante todo, la pluralidad de ideas coexistiendo y conviviendo en el respeto por cada cual. Y su base principal es el derecho a pensar y expresar con libertad. No aceptar las diversidades, o descalificar a quien piensa diferente, es el mayor atentado a los valores de la libertad y la democracia”, enfatizaron.

Durante la entrevista, el presidente cuestionó en duros términos a López Murphy y Carlos Melconian, al llamarlos “fracasados” y decir que “son parte de la decadencia argentina, del fracaso argentino. Los dos”.

“¿Acaso no fue parte de la Alianza López Murphy? Fue ministro de Economía, lo volaron en 15 días; anunció y lo echaron. Melconian se quedó en boxes, porque terminó yendo al Banco Nación y se fue. ¿Cómo que no?”, expresó.

El presidente llamó “fracasados” a López Murphy y Melconián en el reportaje.

En otro tramo, el mandatario disparó contra el actual legislador: “Escuché a uno que se puede salir ya (del cepo) y le pegaron una patada en el traste a los 15 días cuando hizo los anuncios. Que antes se fije cómo le fue a él en la historia antes de estar dando opiniones. Si quiere tomar esas decisiones, que vaya, se presente y gane las elecciones y sepa lo que es estar sentado en aquel sillón”.

En su comunicado, el bloque de Pichetto exhorta a Milei “a que honre la investidura presidencial y deje de actuar de manera vilipendiosa. Debe gobernar para todos los argentinos, los que están de acuerdo con él y los que no”.

“Argentina debe salir de su crisis con estabilidad política, económica, institucional y también con las emociones contenidas en el marco de la convivencia democrática como único camino para el crecimiento y el desarrollo al que aspiramos y tratamos de contribuir en nuestra representación legislativa”, concluyeron los diputados de HCF, entre los que están también Emilio Monzó, Nicolás Massot, Oscar Agost Carreño, Margarita Stolbizer y Carlos Gutiérrez, entre otros.

Al final, Sturzenegger no será superministro ni Terminator

Esta semana el asesor presidencial pasará formalmente a ser parte del Gabinete nacional y tendrá como objetivo continuar con la desregulación de la economía.

Paso el verano y todo el otoño, pero finalmente el asesor presidencial Federico Sturzenegger ingresará esta semana como ministro al Gabinete de Javier Milei.

Claro que en esas dos estaciones el autor del DNU desregulador 70/23 perdió poder. Ya no será superministro ni avanzará sobre otras áreas del Gabinete.

Claramente, el economista del equipo de Domingo Cavallo en el gobierno de la Alianza y expresidente del Banco Central en la gestión de Mauricio Macri perdió la pelea con el ministro de Economía, Luis Caputo: Sturzenegger solo se abocará a continuar desregulando la economía y la vida de los argentinos.

El economista trabajó para la campaña presidencial de Patricia Bullrich el año pasado y su bagaje de leyes liberales o desregulatorias lo “compró” Milei, quien tomó una parte de ellas y dictó el mega DNU 70/23, que sufrió algunas amputaciones judiciales en el aspecto laboral.

Esa es la función que le encomendó Milei tras una charla de tres horas el jueves pasado, mientras ya se avizoraba que esta vez si sería aprobada la Ley de Bases.

Su asunción como ministro será esta semana, en día aún a definir. Ni bien lo haga, anunciará su aspiración al fin de unas 100 leyes que bajo el título simbólico de “Ley de Hojarascas” mandará al Congreso para tratar de dejarlas sin efecto.

Y, al final, el resto del Gabinete no se tocaría. Zafaron así la canciller Diana Mondino y el titular de la cartera de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.

De todos modos, hay un trío de funcionarios que obtienen el “muy bueno” en el boletín de calificaciones de “el Jefe” Karina Milei, la secretaria General de la Presidencia: el vocero presidencial Manuel Adorni, quien ha ido ganando un papel protagónico en la comunicación (hasta le transfirieron los medios públicos); Diego Chaher, quien como interventor de esos medios ejecutó el cierre de la agencia de Noticias Télam y ahora -de la mano del asesor presidencial estrella Santiago Caputo– se encargará de una unidad ejecutora que estará conformada por empresas públicas; y José Rolandi, vicejefe de Gabinete, premiado porque supo trabajar en equipo con el nuevo jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para el éxito de la sanción final de la Ley de Bases.

El foco político estará centrado estos días en la organización de la firma del Pacto de Mayo, el 9 de julio, en la primera foto institucional que podría mostrar juntos a Milei con Macri. Justo en momentos en que el creador de Cambiemos y Juntos por el Cambio cavila en cómo hacer para que su fuerza no sea fagocitada por la Libertad Avanza, de cara a las elecciones legislativas del año próximo. Sobre todo teniendo en cuenta que Bullrich -hoy su principal rival interna- encabeza el Ministerio de Seguridad, eje del jefe de Estado en su política a pie juntillas de “orden en la calle”.

La principal silla vacía de esa noche en Tucumán será la del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien tomó la delantera en el PJ para destronar a Cristina Fernández de Kirchner del liderazgo de ese partido y, en paralelo, convertirse en el candidato del espacio opositor para la presidencia en 2027.

 

Las leyes eran indispensables, pero no suficientes: hay que levantar el cepo

Con una cuota inédita de pragmatismo y el aprendizaje de la experiencia fallida del verano, el oficialismo consiguió alzarse con sus primeras leyes. Ahora es tiempo de replanteos, incluso dentro de la oposición más amigable.

Por José Angel Di Mauro

Hizo casi todo bien el Gobierno esta vez en el debate de la Ley de Bases y el paquete fiscal. A diferencia del verano, que consiguió la aprobación en general, pero terminó devolviendo el proyecto a comisión cuando se le deshilachaba todo el texto, esta vez cedió en las cuestiones necesarias para obtener el bien mayor: la ley.

A tiempo, terminó entendiendo el Gobierno que no hay peor ley que la que no sale, y así llegó al recinto el jueves pasado cumpliendo una regla básica para todo oficialismo: la certeza de que contar con los votos necesarios para ganar. Condición indispensable que no siguió en febrero -y así le fue-, pero cumplió el jueves; como también lo había hecho el 30 de abril en Diputados y el 12 de junio en el Senado. Más allá de que en esta última Cámara se encontró con alguna sorpresa en la votación en particular, pero hay imponderables que no se pueden evitar cuando los números están muy ajustados.

No es lo que pasó en la última sesión. Si bien circularon versiones de que los números estaban muy finos en Ganancias y hasta algunos encendieron luces de alarma, es muy probable que esas mismas especies hayan circulado a instancias del oficialismo y sus aliados, o la gente de UP, pues poroteos desinteresados que especialistas hicieron en la previa no hacían prever un revés, que no sucedió. Al final, esa votación “ajustada” terminó favoreciendo al oficialismo por 20 puntos de ventaja.

No es la megaley tan ambiciosa que el Gobierno mandó al Congreso a fines del año pasado; el ómnibus terminó siendo una combi, es el chiste ya remanido. Y hasta Unión por la Patria se permitió ironizar con el tema, como cuando en el discurso de cierre, el presidente de esa bancada, Germán Martínez, mostró una caja grande -que semejaba la que le llevó el entonces ministro del Interior Guillermo Francos el 27 de diciembre pasado a Martín Menem, con el proyecto de 664 artículos en su interior-, y en la otra mano una cajita pequeña representando cómo quedó el proyecto.

Podrán hacer los comentarios más sarcásticos, pero siguen siendo textos que abarcan una extensa cantidad de temas y rubros, aunque su aprobación representa mucho más que herramientas para esta administración: es la muestra de gobernabilidad que el Gobierno de minoría más extrema en la historia argentina necesitaba exhibir. Incluso esas concesiones caen bien, porque hablan de un gobierno dispuesto a consensuar.

Le costó bastante entenderlo a su líder, que se quedó ahora sin una excusa que le encantaba dar: la de que la oposición no lo deja gobernar. En plena sesión del jueves, se lo recordó la diputada Margarita Stolbizer al presentar una cuestión de privilegio contra el propio presidente, reprochándole entre otras cosas que dijera en Alemania (textual): “No solo la política no nos acompañó en estos primeros meses de gestión, porque no nos votó ninguna ley, sino que fue una máquina de impedir todo el tiempo”. Le recordó esta diputada -que votó casi todo a favor en la madrugada del viernes- que en lo que lleva de gestión, “el Poder Ejecutivo solamente envió una ley en diciembre; otra en enero, cero en febrero, cero en marzo, cinco en abril -que están en tratamiento en comisión-, dos en mayo -que están en tratamiento en comisión- y un solo proyecto de ley en junio”.

Esa cuestión de privilegio fue más allá de esa cita, pues Stolbizer se indignó porque el presidente dijera en Alemania que la oposición “no solo no ayudó, sino que además desde el primer momento intentaron hacer un golpe de Estado”, cosa que consideró “de una gravedad absoluta en boca de un presidente de la Nación”.

El oficialismo celebró con entusiasmo la aprobación de estas leyes, pero también lo hizo la oposición dialoguista, que sintió alivio. Y se ven con las manos libres para marcar ahora su propia agenda. O al menos intentarlo, pues tampoco es que vayan a romper los puentes que se han construido con el Gobierno. Por caso, en Diputados hay una sesión pedida para el próximo miércoles 3 de junio, para tratar los temas educativos. Desde esa oposición confesaron a este medio que están replanteando la cuestión, pues en la negociación por Ganancias hubo un pedido del Gobierno para que el tema educativo quedara para más adelante.

Quien también siente que sus manos están libres es el expresidente Mauricio Macri, que escribió el viernes temprano un tuit que bien vale desmenuzar. “A pesar de haber perdido casi seis meses en discusiones que podrían haberse evitado o acelerado, finalmente la Ley Bases fue sancionada. Felicito a los bloques del Pro por su impecable tarea”, expresó el presidente del Pro, que en breves palabras incluyó un reproche al Gobierno por haber demorado tanto en el tratamiento, y ponderó a los legisladores de su propio partido, a los que resalta como claves a la hora de defender la ley.

Y agregó: “Cambios fundamentales que nosotros impulsamos, apoyamos y en los que creemos ya pueden llevarse a cabo. El Gobierno nacional tiene ahora las herramientas para avanzar a la velocidad que la situación necesita”. O sea, ya no hay espacio para quejas, le dice al Poder Ejecutivo, que se muestra cada vez más distanciado de quien eligió para presidir su partido cuando él dejó el poder, y que es claramente partidaria de hacer “causa común” con La Libertad Avanza.

Fue una observación que dejó también quien fuera compañero de fórmula de Macri, Miguel Pichetto, en el cierre de su discurso: “Me parece que ahora toca gestionar, reglamentar, poner en marcha los mecanismos, es decir, esta visión del futuro de la Argentina. A ver cómo la implementan. Es una tarea que tendrá que abordar el Poder Ejecutivo con mucha decisión a partir de mañana”.

“No le tengan miedo a la verdad, porque sino construyen un relato”, le recomendó Pichetto al Gobierno.

Pónganse a gestionar, es lo que les dicen quienes asistieron al Gobierno en estas circunstancias. En el Pro, que a partir de la decisión de su fundador y la candidata presidencial derrotada en la primera vuelta, se sumó camino al balotaje al objetivo de llevar a Javier Milei a la presidencia, reina hoy cierto desconcierto. Pues todos allí saben la situación complicada en que está el partido que, según advirtió a este medio alguien que hoy está trabajando con Horacio Rodríguez Larreta -que jugará en las elecciones del año que viene- tiene su destino atado a la suerte del presidente: si le va bien, le espera el destino de la UCeDé, fagocitada por el peronismo y hundida en la intrascendencia; y si le va mal a esta gestión, el destino del Pro será el del Frente Grande de Chacho Alvarez. De un modo u otro, el destino sería desaparecer.

En ese contexto, Juntos por el Cambio ya sería una suerte del extinto FrePaSo, pues hoy solo pervive como sello en la decena de gobernadores ungidos en las últimas elecciones.

Con diálogo vigente, pero intermitente, con Javier Milei, Mauricio Macri analiza la manera como se plantará su partido en los tiempos que vienen. Mira preocupado el andar de la economía y lo inquieta un desbarranque. Está convencido de que un fracaso de esta gestión hundirá a las ideas que él representa con Milei. Pero le fastidia la certeza de que La Libertad Avanza no quiere compartir cartel con nadie, menos con el Pro, al que sí quiere absorber como, estima, ya hizo con su electorado.

El tema quedó expuesto a cielo abierto en la sesión del jueves/viernes. Luego de haber sido el sólido sostén legislativo durante el trámite legislativo de estas leyes, el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo, se proponía decir que su partido apoyaba a esta gestión porque desde hace “más de 20 años como partido trabajamos por un país moderno y libre, para fomentar al sector privado y promover la competencia”. Pero antes aclaró que “no somos cogobierno”, lo que despertó un “nooo” irónico del bloque Unión por la Patria, a lo que rápido de reflejos Ritondo replicó: “¡Si tienen más ustedes que nosotros!”, y se llevó los aplausos de su bancada.

En efecto, en el partido que preside Macri saben bien que en el Gobierno son especialmente refractarios a incorporar miembros del Pro, prefiriendo incluso mantener puestos ocupados por funcionarios que vienen de la gestión de Alberto Fernández. Y tiene la sensación también Macri de que una fusión para las próximas elecciones tendría los principales lugares ocupados por gente propia. Ya le llegó al expresidente el comentario despectivo de una encumbrada figura del partido gobernante que muy suelto de cuerpo lanzó: “Al Pro le damos del décimo lugar para abajo”.

Por eso Macri es cuidadoso en los pasos a seguir. Y como dijimos, lo preocupa, como al Gobierno en general, el andar de la economía. Los mercados no recibieron alborozados el viernes la aprobación de las dos leyes, pues ya lo descontaban. Ahora quieren ver al Gobierno andar con esas herramientas. Todos saben que ninguno de los planes funcionará hasta tanto no se haya salido del cepo. Por eso se acelera lo que definen como la “segunda fase”, para la cual es imprescindible una asistencia del Fondo Monetario, con el que el presidente acaba de protagonizar un incómodo -por no decir insólito- cortocircuito.

Milei, tras la sanción de la Ley de Bases: “Es un hito histórico y monumental”

El presidente celebró la aprobación de la norma, al destacar que se trata de una reforma “cinco veces más grande” que la que hizo Menem. Anunció que Sturzenegger impulsará ahora la “ley de hojarascas”.

Tras la sanción de la Ley de Bases, el presidente Javier Milei destacó la aprobación de la norma, al considerar que se trata de “un hito histórico y monumental” y anunció que el -hasta ahora- asesor del Gobierno Federico Sturzenegger será nombrado funcionario e impulsará ahora la “ley de hojarascas”.

“Hasta ahora hicimos la fase 1 del gobierno; por un lado, hemos pasado la reforma estructural más grande de la historia argentina. La Ley Bases de anoche es un hito histórico y monumental, es cinco veces más grande que la reforma que hizo (Carlos) Menem, que hasta ahora era la más grande de la historia argentina”, remarcó.

Durante una entrevista con Antonio Laje en el canal LN+, el mandatario señaló que “si a eso le sumamos que el DNU (70/23) está vigente, eso significa que Argentina acaba de poner en marcha 800 reformas estructurales”.

Para el presidente, el país “en términos de libertad económica va a escalar 90 puestos”. “Argentina empieza a parecerse a países como Alemania, Francia e Italia”, agregó.

Al repasar su gestión durante estos seis meses, Milei ponderó haber “logrado consolidar una de nuestras principales políticas, que fue el déficit cero”. “La consolidación fiscal está en marcha. Ya pasó la etapa del déficit cero, ahora vamos a la etapa de la emisión cero, ahora se viene el cambio de régimen monetario”, aseguró.

En otro tramo, el presidente afirmó que “se vienen más reformas estructurales, la semana que viene hacemos el nombramiento del doctor Sturzenegger y lo primero que vamos a sacar es lo que él llama ‘ley de hojarascas’, que son un conjunto de regulaciones que entorpecen el funcionamiento del sistema económico”. “Son cien leyes que se eliminan”, amplió.

“Y, por otra parte, en la medida que los ingresos fiscales mejoren, nuestro objetivo es bajar impuestos”, continuó. En esa línea, consultado sobre la promesa del ministro de Economía, Luis Caputo, de reducir el impuesto PAIS si se aprobaba la Ley Bases, Milei explicó: “Efectivamente, cuando termine de reglamentarse la ley y empiecen a correr los ingresos, a partir de ese momento se empieza a aplicar esa reducción. Hay cuestiones operativas que resolver, imagino que podrá ser en agosto”.

Durante otro momento de la entrevista, Milei volvió a llamar “degenerados fiscales” a los diputados, en relación a la media sanción del proyecto de movilidad jubilatoria. Ante la pregunta de Laje sobre si lo preocupaba la suba del dólar, el mandatario dijo que no, y argumentó que la suba del riesgo país afectó en la cotización de la moneda estadounidense.

“La conducta de algunos diputados, con tanta vocación por destruir el equilibrio fiscal, cuando nosotros teníamos el riesgo en la zona de 1.150, lograron hacerlo llevar hasta 1.600. Eso impactó sobre el precio de los bonos. Los degenerados fiscales lo llevaron a 1.600 (al riesgo país) y la contracara es que se manifiesta en un dólar más alto”, argumentó.

En el cierre, Milei manifestó: “Estamos revirtiendo más de 100 años de decadencia y ayer hemos dado el primer paso. Estamos gestando las condiciones para que Argentina vuelva a ser el país más libre y próspero del mundo”.

Cruzaron al presidente  por sus acusaciones sobre “golpe de Estado”

Diputados de la oposición calificaron como “grave” e “insostenible” los dichos expresados por el mandatario, alertando sobre “la importancia institucional que tiene que un presidente de la República diga que lo intentaron voltear por la fuerza”.

El presidente Javier Milei denunció el intento de un golpe de Estado en su contra, al recibir una distinción en Alemania.

Durante la sesión de este jueves, la primera cuestión de privilegio presentada fue contra el presidente de la Nación, y la presentó Margarita Stolbizer, quien aclaró que nunca había presentado una cuestión de privilegio y, por el contrario, tenía una posición bastante contraria a las mismas. Sin embargo para esta oportunidad recordó lo que establece la Constitución nacional en su artículo 61, donde dijo que según el mismo “no debemos ser molestados por nuestras opiniones vertidas en nuestra condición de legisladores”.

Sin embargo aclaró que “hemos llegado a un punto en el cual ya no podemos seguir recibiendo cachetazos” de parte del presidente de la Nación, y habló de “agravios de todo tipo que afectan el ejercicio en libertad de nuestra función legislativa, y de manera crucial la institución que representamos”.

“Equivoca el presidente su propia condición, que es la representación de una parcialidad de la sociedad, en relación a la representación que tenemos en esta Cámara, que sin duda expresa el 100% de nuestra nación”, advirtió, para aclarar luego que no se trataba de agravios de tipo personal, que en su caso particular no le molestaban. Citó puntualmente que en este caso “hay una afectación institucional realmente muy grave”.

Stolbizer recordó que a lo largo de estos meses de gestión, Javier Milei les ha dicho a los legisladores “ratas”, “coimeros”, “delincuentes”, “pero hay un hecho puntual y reciente que es el que me motiva en este planteo”. Citó las expresiones presidenciales vertidas en Alemania, al recibir el Premio Hayek. Allí señaló que “no solo que la política no nos acompañó en estos tres meses de gestión, porque no solo no votó nos votó ni una ley, no nos sacó ninguna ley, fue una máquina de impedir todo el tiempo”.

En respuesta a eso, Stolbizer recordó que “en siete meses de gobierno, el Poder Ejecutivo solo envió 10 leyes: una en diciembre, que vamos a tratar hoy; una en enero, que también vamos a tratar hoy; cero en febrero; cero en marzo; 5 en abril, que están en tratamiento en comisión; 2 en mayo, que están en tratamiento en comisión, y un solo proyecto en junio, que termina mañana”.

Tras recordar que no hay presupuesto, porque el Gobierno no ha querido mandar un proyecto, pero a continuación continuó con la cita presidencial: “No es que no solo no ayudaron, sino que además desde el primer momento intentaron hacer un golpe de Estado. Me parece de una envergadura y gravedad absoluta, refiriéndose al Poder Legislativo, justamente en el momento que estamos ejerciendo nuestra función en el Poder Legislativo”, señaló Margarita Stolbizer. Y continuó: “Para el presidente, que nosotros legislemos de acuerdo a nuestras convicciones y podamos votar o no votar, es un golpe de Estado… En un país como el nuestro, que ha sufrido las más crueles dictaduras y golpes de Estado, con todo lo que ha significado esto, realmente es algo que este Congreso no puede dejar pasar”. Y cerró: “Hablar de un golpe de Estado desde el ejercicio de nuestra actividad legislativa, es insostenible”.

Durante su cuestión de privilegio contra Milei, el diputado de Unión por la Patria Leandro Santoro resaltó que no se ha tomado “real dimensión” de que tras la movilización del pasado 12 de junio, el presidente “denunció un intento de golpe de Estado y además afirmó tener conocimiento de que en Argentina operan grupos terroristas”.

“Yo no sé si somos conscientes de la importancia institucional que tiene que un presidente de la República diga que lo intentaron voltear por la fuerza. No estamos hablando de un candidato a la presidencia, de un panelista de televisión, no estamos hablando de un economista outsider”, señaló, para agregar luego: “¿Y qué es lo que hace? Acto siguiente se va de vacaciones a Europa”.

Para el porteño, “como sociedad nos estamos acostumbrando peligrosamente a que el presidente pueda decir cualquier cosa” y apuntó la “gravedad” que significa que, por ejemplo, “a partir de una declaración de este tipo, el presidente podría declarar el estado de sitio”. “Deberíamos empezar a reclamarle como poder del Estado más mesura y racionalidad”, sumó.

Milei no está satisfecho con la ley de Bases final, pero sabe que “es lo que hay”

Una mezcla de satisfacción con decepción es la que siente el presidente de la Nación de cara a la aprobación de sus primeras leyes en el Congreso.

A pesar de los recortes a la ley de Bases, el presidente tiene que celebrar porque finalmente se llegue a la aprobación de sus leyes.

Javier Milei tendrá este jueves al fin aprobada la Ley de Bases, que desregula la economía como nunca, y no está satisfecho con el texto final porque demoró nada menos que seis meses el trámite parlamentario. Pero igual cantará las hurras porque sabe que “es lo que hay”.

Los 180 días de tramitación en el Parlamento tuvieron un rotundo fracaso en la Cámara de Diputados cuando Milei ordenó retirar el proyecto en plena sesión -pese a haberse votado afirmativamente en general-, ya que en particular iba a sufrir una dura derrota.

Tal es el grado de insatisfacción con la ley de Bases que dará sanción definitiva este jueves la Cámara baja, que anticiparon a parlamentario.com que irán a la carga por “todas las iniciativas que no prosperaron, como algunas privatizaciones”.

“Es lo que hay”, respondió la fuente a este medio al ser consultado sobre el texto final que quedó de la ley tras el esmerilamiento que tuvo en Diputados y luego en Senado, más la decisión final de no insistir en la Cámara baja con algunos temas.

De acuerdo con el conteo de votos que hace el Gobierno,  la ley de Bases no tendría problemas para ser sancionada definitivamente.

En cambio,  existían algunas dudas respecto de Ganancias y Bienes Personales, proyectos en los que en principio la votación sería ajustada.

Una de las iniciativas importantes que naufragó en estos seis meses es la privatización de Aerolíneas Argentinas,  tema central sobre el que se volverá a la carga pronto.

Entre tantas curiosidades que tuvo el trámite legislativo de la ley de Bases, dos se destacan. Milei inicialmente trató de arrinconar a los legisladores para que la aprobaran su ley y hasta los trató de “delincuentes” y “ratas”, algo que nunca había ocurrido por lo menos en la historia reciente de Argentina.

La otra fue que el exjefe de Gabinete, Nicolás Posse, nunca se involucró  personalmente en las negociaciones de esa ley central para Milei.

Milei, confiado, mira de reojo la ley de Bases y se vuelca de lleno a diseñar el nuevo Gabinete

Desde Casa Rosada afirmaron a parlamentario.com que “cuentan con los números” para sancionar ambas leyes. El nombre de Federico Sturzenegger cobra mayor fuerza para desembarcar en el Gabinete.

El presidente Javier Milei está confiado, ya que el jueves, exactamente a seis meses de enviar la ley de Bases a la Cámara de Diputados, tendrá sanción definitiva a su criatura libertaria. Y, como si fuera poco, también los diputados le aprobarán el retorno de la cuarta categoría a ganancias y el paquete fiscal. Será entonces la hora de arrancar julio con un nuevo Gabinete de ministros.

Fuentes de la Casa Rosada afirmaron a Parlamentario.com que sus colaboradores le cuentan que están los números para sancionar las leyes, a la que considera “fundamentales” para iniciar la segunda etapa de su gobierno libertario y, en ese marco, pule el diseño de un nuevo Gabinete que tendrá como novedad principal el ingreso del economista Federico Sturzenegger, quien es el autor del DNU desregulador de varias áreas de la economía.

Milei tiene mucha valoración profesional por Sturzenegger -quien estuvo en los gobiernos de Carlos Menem y Mauricio Macri– y por eso ya adelantó que será “ministro” y que se encargará de acelerar la desregulación de la economía.

Sin embargo, su inminente ingreso al Gabinete despertó recelos nada menos que en los dos Caputo del gobierno. Por un lado, Luis Caputo, el ministro de Economía, quien quiere que la mayor parte de las empresas públicas que estaban a cargo del exjefe de Gabinete, Guillermo Posse, pasen a su órbita. Por el otro lado, Santiago Caputo, el asesor estrella de Milei –que integra el triángulo de poder (dicho por el mismo jefe de Estado)-, quien pidió que las de empresas de comunicación RTA y Télam pasen al área del vocero presidencial, Manuel Adorni.

De hecho, Diego Chaher el interventor de la Televisión Pública, Radio Nacional y Télam -que está ya en “proceso de desmantelamiento”, según dichos de Adorni-, viene trabajando últimamente de la mano de Santiago Caputo.

Por eso, no está claro aún cuál será la competencia exacta que tendrá Sturzenegger ni cómo será el rediseño de la nueva jefatura de Gabinete, ya que el actual, Guillermo Francos, quiere que vuelva a ser la repartición que fija la Constitución, administradora del Poder Ejecutivo, con lo cual muchas dependencias irán a sus respectivos ministerios.

La atención no solo está en la función que cumplirá el padre del DNU desregulador, sino en José Rolandi, el vicejefe de Gabinete, quien es cercano a Posse, eyectado del Gobierno hace un mes.

Lo mismo les sucede a otros dos ministros que ya no tienen la misma confianza que el 10 de diciembre: la canciller Diana Mondino que está en el ojo de la tormenta por algunas decisiones de política que no cayeron bien en el “triángulo de poder” y hasta la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, le quitó de su área la oficina de comercio exterior.

El otro que no termina de convencer es el titular de la cartera de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, a quien se le achaca que no supo anticipar algunos fallos judiciales adversos.

El 27 de diciembre Milei envió la ley de Bases a Diputados y el jueves 27 de junio tendría aprobación. Si ocurre lo que anticipan sus asesores, el día después empezará otra etapa para el gobierno de la Libertad Avanza con un nuevo Gabinete y trabajar para lograr una foto con un espectro político diverso en la noche del 9 de julio, cuando -al celebrarse el Día de la Independencia en Tucumán- se firme el también demorado Pacto de Mayo, que incluye una decena de políticas de consenso para el crecimiento del país.

Por el caso Loan, un diputado señaló que “Milei destruyó las políticas contra la trata”

A través de un comunicado en X, el diputado Eduardo Toniolli recordó su preocupación por el DNU 195 de febrero pasado que disponía que el Consejo Federal para la Lucha contra la Trata de Personas pasara a manos del Ministerio de Seguridad.

Tras cumplirse once días desde la desaparición de Loan, causa por la cual hay imputados bajo el delito de trata de persona, el diputado nacional Eduardo Toniolli acusó al presidente de la Nación, Javier Milei,a través de un comunicado en X, de “destruir” las políticas contra la trata con el DNU 195.

El decreto presidencial fue publicado el lunes 26 de febrero pasado, por el cual el Poder Ejecutivo dispuso que el Comité Ejecutivo y el Consejo Federal para la Lucha contra la Trata de Personas pasen a depender del Ministerio de Seguridad, que actualmente comanda Patricia Bullrich. “Desde ese momento todas las políticas del área fueron degradadas”, afirmó el santafesino.

“En ese marco el Gobierno Nacional abandonó las políticas de prevención (dejando de actualizar las redes sociales oficiales y frenando las campañas de difusión), y de asistencia a víctimas (no más altas en programas, no entrega más viviendas, desmantelamiento de CDR’s)”, relató el diputado de Unión por la Patria.

Del mismo modo, Toniolli señaló que “limitó la persecución de estos delitos, resintiendo la capacidad de inspección del Estado, con el desmantelamiento de áreas en Trabajo y AFIP, el incumplimiento de convenios con UATRE, RENATRE y SENASA, y la falta de articulación con UIF y AFIP para cruzar información”.

Agregó también que el DNU “cesanteó a 30 trabajadores de la Línea Nacional Anónima y Gratuita 145 – Programa Nacional de Rescate (PNR), que hoy atiende con el 50% del personal necesario para su funcionamiento”, y aseveró que “se cortaron todas las acciones de coordinación con otros niveles y poderes del Estado, y con países limítrofes”.

En esa línea, el diputado de UP destacó la labor que venían haciendo gestiones anteriores y manifestó: “A contramano de lo que venía haciendo la Argentina en la materia, desde el 26 de febrero la elaboración de políticas públicas en materia de trata es abordada desde una perspectiva meramente policial, excluyendo el resto de las dimensiones que la problemática requiere para su abordaje”.

Finalmente, el diputado Eduardo Toniolli remarcó que el 30 de mayo pasado había presentado un pedido de informes al Poder Ejecutivo para exigir un plan de acción en relación a la acuciante problemática sobre la lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas.

 

En la previa de la sesión en la Cámara baja, Milei volvió a apuntar contra los “diputados degenerados fiscales”

En la recta final hacia la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal, el presidente habló de un “intento desestabilizador golpista” en referencia a la media sanción del proyecto sobre fórmula jubilatoria.

En una semana clave para el oficialismo en la Cámara baja, donde buscará finalmente sancionar la ley de Bases y el paquete fiscal, el presidente Javier Milei volvió a llamar “degenerados fiscales” a los diputados que aprobaron la media sanción de una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Desde República Checa, donde culminará su gira europea, que también lo llevó por España y Alemania, el jefe de Estado aseguró que “no hay país en el mundo donde no nos reconozcan nuestra tarea titánica en términos de bajar la inflación, del ajuste fiscal que estamos haciendo”.

En diálogo con Radio Mitre, Milei destacó el dato de que en la tercera semana de junio la inflación en alimentos fue de 0%, según la consultora Econométrica. “Eso significa que vamos por el camino correcto, falta mucho pero aparecen indicios de que las cosas están funcionando”, expresó.

Más adelante, cuestionó “el intento desestabilizador golpista y de romper el equilibrio fiscal por parte de ciertos grupos de la oposición” en alusión a la votación del proyecto que la oposición más dura y la dialoguista consensuaron y aprobaron veinte días atrás.

En ese sentido, el presidente consideró que esa acción “hizo que el precio de los bonos caiga” y agregó: “El dólar no saltó por un problema de índole monetaria o por un problema del mercado de cambios, sino que el dólar saltó porque se contaminó el precio de los bonos con el accionar de estos diputados irresponsables”.

La discusión que viene, de cara a la aprobación de la ley Bases

Con el presidente otra vez fuera del país, la Cámara baja convertirá en ley las demoradísimas ley de Bases y el paquete fiscal. Con una discusión que dominará la semana en torno a qué pueden hacer los diputados con los cambios del Senado.

Milei al recibir la Medalla Hayek en Alemania.

Por José Angel Di Mauro

Embarcado en su octavo viaje por el Hemisferio Norte desde que es presidente, Javier Milei disfrutó en España de la sorprendente popularidad de la que goza, para sorpresa de propios y ajenos. Y  probablemente de él mismo. En la Madre Patria, el líder libertario despierta amores y odios, pero en absoluto indiferencia.

Reflejos de un país con muestra muchas coincidencias con esta parte del mundo. Allí se ha abierto una grieta de las que aquí conocemos de sobra. Entusiasmado, el presidente del país del 200% de inflación da lecciones de economía y libertad en el Primer Mundo mientras se llena el pecho de medallas de indefinido prestigio.

Antes de partir, Milei pasó por Rosario, en uno de los contados viajes al interior que lleva en estos seis meses. Se sabe que no le despiertan interés -y mucho menos entusiasmo- los viajes de cabotaje. Eso queda para su hermana Karina, que antes de acompañarlo a Europa pasó por Chubut, en compañía de Martín Menem, para seguir construyendo la red partidaria que se está encargando de armar de cara a 2025. También recorre mucho el país la vicepresidenta, que para la celebración de Martín Güemes anduvo por Salta, luciendo ropas de gaucho y hasta montó a caballo.

Victoria Villarruel construye sobre bases elevadas. En una encuesta conocida esta semana vuelve a aparecer sobre Javier Milei, a quien con un diferencial positivo de 50,4% aventaja por 6 décimas. Tercera, a 5 puntos, aparece Patricia Bullrich, y cuarto, con 41,9% el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Todo según un sondeo de Proyección Consultores sobre el que ya volveremos.

Como decíamos, Milei fue a Rosario, adonde desde tiempos de Cambiemos no había ido ningún presidente para el Día de la Bandera. Sí lo hacía asiduamente Cristina Kirchner, quien se auopercibía “fan” de Belgrano. Precisamente allí fue donde en febrero de 2012 expresó su recordado “vamos por todo”, según la lectura de labios que se hizo entonces. Ella venía de ganar la reelección por el 54% en primera vuelta. También venía de la tragedia de Once; otro jalón en la pendiente que el kirchnerismo ya había iniciado sin saberlo. Javier Milei tiene su 56% -pero en segunda vuelta-, y en Rosario mostró un perfil moderado acorde al momento: esta semana el Congreso aprobará finalmente la ley de Bases y el paquete fiscal, un punto de inflexión para su gestión. Nada de hacer olas con la oposición.

Javier Milei en su paso por Rosario.

Por eso en su breve discurso transmitido por cadena nacional el presidente habló fundamentalmente de Belgrano, y si bien dio señales en el sentido de trazar un parangón con su propia gestión, se ahorró improperios y -por el contrario- en tono conciliador convocó a todos los sectores para la cita del 9 de julio en Tucumán, para firmar el Pacto de Mayo.

Será con un mes y medio de demora respecto de la fecha inicialmente prevista; con leyes más flacas de lo originalmente escrito; pero un valor singular para esta administración que verá así consagradas sus primeras dos leyes. Un número escueto, pero exponencial si se tiene en cuenta la cantidad de reformas que abarcan ambas leyes. Qué características tendrá lo finalmente aprobado es la incógnita que se develará promediando el jueves que viene, si se cumplen los plazos previstos: martes, plenario de comisiones para dictaminar sobre la ley de Bases; luego reunión de Presupuesto y Hacienda para hacer lo mismo con el paquete fiscal; y el jueves, el debate de ambos temas en el recinto de Diputados.

Queda libre el miércoles por si la discusión del martes en el plenario de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales se extiende más de lo previsto, y obliga a postergar el dictamen para Medidas Fiscales.

No debería ser; ahora solo se trata de emitir un dictamen que conjugue lo sancionado en Diputados, con las reformas del Senado. Tal vez no sea solo un dictamen sino varios, pero la discusión no se circunscribirá a un “por sí o por no” entre lo que hicieron una y otra cámara, sino en si es válido o no que Diputados reponga artículos que la Cámara alta rechazó. La discusión ya está planteada incluso en el seno de los propios bloques dialoguistas. Por caso en el radical, Fernando Carbajal -alineado con Facundo Manes- ya ha dicho que la Cámara baja no puede insistir con Moratoria previsional, Ganancias, ni Bienes Personales. “Lo que el Senado rechazó, quedó afuera. El sistema es bicameral, ambas cámaras deben aprobar. Lo rechazado queda afuera”, sostiene el exjuez formoseño.

Carbajal enumera: 1) Moratoria previsional fue excluido de la votación en general. El tema fue desechado, no puede ser insistido. 2) Ganancias se aprobó en general, se rechazó en particular por 41 votos a 31. 3) Bienes Personales, se aprobó en general y se rechazó en particular por 37 a 35. “Ganancias y Bienes Personales fueron desechados por el Senado, no puede insistirse”, considera Carbajal, convencido de que “no es lo mismo modificar o adicionar un texto, que un capítulo votado en contra por el Senado. La insistencia solo opera cuando hay una aprobación con cambios, no cuando el Senado rechaza en forma expresa”.

El jefe del bloque radical, Rodrigo de Loredo, interpreta lo contrario: “Una amplísima mayoría sostiene a las claras que la correcta interpretación constitucional faculta a la Cámara de Diputados a insistir con su proyecto original cuando se rechazó del texto legal una parte del mismo. La supresión del capítulo de Ganancias y Bienes Personales configura en sí una modificación al texto y así tiene que ser interpretada”.

El constitucionalista Andrés Gil Domínguez se inscribe dentro de esa “minoría” para la que el artículo 81 de la Constitución deja clara la “imposibilidad constitucional de que una Cámara de origen insista respecto de un proyecto de ley que fue rechazado parcialmente por la Cámara revisora”.

“En un sistema bicameral federal el elemento central del proceso de formación y sanción de las leyes es la voluntad afirmativa mediante la cual se aprueba un proyecto de ley. Solo la concurrencia afirmativa puede transformar un proyecto de ley en una ley sancionada por el Congreso”, afirma.

Ex diputado y senador, pero sobre todo exconstituyente, Jorge Yoma, también sale al cruce de la posición de Rodrigo de Loredo. Para el riojano, no se puede “resucitar” la media sanción de Diputados “ignorando el rol constitucional del Senado como Cámara revisora”. En las redes le planteó al jefe del bloque radical que Diputados “tiene que expedirse por sí o por no sobre lo que el Senado les comunicó”. Terció en esta discusión el diputado radical Martín Tetaz, quien planteó que “si Diputados le dice NO a lo que aprobó Senado, queda en pie la versión de Diputados”, y lo mandó a leer el artículo 81 de la Constitución, a lo que Yoma le contestó: “Martín, hermano, no necesito leerlo. Yo lo redacté”.

Aperitivos de lo que se presume será la gran discusión que se planteará el martes en comisiones y seguirá el jueves en el recinto. El criterio que vaya a utilizarse se resolverá en definitiva con una votación, y quienes consideran que puede prevalecer lo resuelto en Diputados por sobre lo rechazado en el Senado son mayoría.

La Constitución dejó espacio para grises que darán lugar a que los jueces tomen intervención llegado el momento, y llegará el día en el que la Corte Suprema deba resolver. El Tribunal Superior es remiso a intervenir en cuestiones que deba solucionar la política… Y si la política ya lo ha resuelto con una votación, difícilmente modifique ese resultado.

Aprobadas ambas leyes, la sociedad se pondrá a esperar a ver los efectos de las mismas; si el Gobierno puede comenzar a gestionar a partir de tener sus leyes. Mientras tanto evalúa los resultados actuales con preocupaciones en las que el precio de los alimentos y otros gastos básicos del hogar (léase inflación) marcha al tope de sus problemas, con 53,9%; seguida por los bajos salarios (36,7%), la inseguridad (36,3) y aumentos de tarifas (34,1), según datos de Proyección Consultores. Y donde un 27,8% dice no llegar a fin de mes; un 36,9% admite tener que achicar gastos para llegar a fin de mes; y solo un 28,9% considera que les alcanza para lo que necesitan y un mínimo 6,3 jura que hasta puede ahorrar.

En ese contexto, el 44,7% cree que la economía de su hogar estará peor en los próximos 6 meses, contra un 34,9% que opina lo contrario.

Contra estos datos preocupantes para el Gobierno, esa misma encuesta muestra a un 49,8% viéndole al presidente “actitud para mejorar la situación del país”, contra un 37,3% que ve lo contrario; un 48,5% lo ve a Milei cumpliendo sus promesas (el 40,2 no); un 47% considera que Milei tiene un plan de gobierno (el 35,2% no) y también hay diferenciales positivos en materia de honestidad (45,9) y credibilidad (45). Están parejos quienes le ven a Milei capacidad para gobernar y los que no: 43,5 a 43; pero el balance es negativo para el presidente cuando se consulta sobre su estabilidad emocional (46,7 negativo); capacidad de diálogo (50,9) y empatía con los sectores más vulnerables (54%).

La vicepresidenta cruzó a una política española que pidió no premiar a Milei

Victoria Villarruel le respondió en las redes a la exfuncionaria española Irene Montero, que alertó al Parlamento Europeo sobre la situación imperante en la Argentina en materia de derechos civiles.

Un día después de haber confrontado en las redes sociales con Myriam Bregman por el acto del 20 de junio en Rosario, la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, salió este viernes al cruce de una dirigente política del partido Podemos, en España, Irene María Montero Gil, quien fue ministra de Igualdad del Gobierno español y realizó un pedido especial a la Comisión Europea “para garantizar los derechos del pueblo argentino”.

En efecto, Montero Gil envió una nota a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, para expresar su “honda preocupación por la situación que vive el pueblo argentino desde hace más de 6 meses y, particularmente, la dramática situación de los y las trabajadoras, las mujeres, las personas LGTBIQ+ y las personas racializadas y defensoras de derechos humanos en Argentina”.

Puntualmente se refiere allí a la distinción que le entregará al presidente argentino Javier Milei la presidenta de la Comunidad de Madrid, del Partido Popular español, Isabel Díaz Ayuso. “Nos preocupa que el PP use las instituciones para premiar a Milei, responsable de políticas de miseria y de criminalizar a las defensoras de derechos humanos”, señala Irene Montero en la red social X.

Victoria Villarruel le contestó a través de la misma vía: “Argentina es un pueblo libre que no se deja presionar por ningún país extranjero. Somos un país orgulloso que quiere a sus familias fuertes y a los delincuentes en las cárceles, especialmente a los violadores… todo lo contrario que ud., así que preocúpese por su país que nosotros nos ocupamos del nuestro”.

Inés Montero no se quedó callada y le respondió: “Ustedes no tienen otra patria que las grandes fortunas (extranjeras) a quienes son serviles vendiendo el país, aplastando los derechos que conquistaron madres y abuelas y creando miseria. Usted defiende a los genocidas y niega a los 30.000, representa lo más sucio de la historia”.

Milei volvió a convocar a la firma del Pacto de Mayo el 9 de Julio

“Depongamos las anteojeras partidarias y trabajemos juntos para volver a ser una potencia mundial”, expresó el mandatario en Rosario, atento a la inminente aprobación de las leyes que demandaba: Bases y paquete fiscal.

En el marco del acto por el Día de la Bandera, el presidente Javier Milei convocó a todas las autoridades políticas del país, a la justicia, los empresarios y los trabajadores a participar el próximo 9 de julio en Tucumán de la firma del Pacto de Mayo para “dar vuelta la página de nuestra historia”.

Junto al gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y el intendente Pablo Javkin, Milei dijo: “Quiero aprovechar este día para convocar a todas las autoridades políticas, los gobernadores de las provincias argentinas, los dirigentes de los principales partidos políticos, los expresidentes de la Nación, los miembros de la honorable Corte Suprema de Justicia, empresarios, trabajadores y, por supuesto, a toda la ciudadanía argentina que nos encontremos la noche del próximo 9 de Julio en Tucumán para firmar el Pacto de Mayo y finalmente empecemos juntos a dar vuelta la página de nuestra historia”.

El presidente Milei llamó a que “depongamos las anteojeras partidarias, nos desprendamos de nuestros intereses particulares y trabajemos juntos para establecer el nuevo orden económico que la Argentina necesita para volver a ser una potencia mundial”, y manifestó su deseo de que “este año sea recordado en la historia Argentina como el punto de inflexión en el que volvimos a empezar a ser grandes”.

Durante su discurso, el presidente también reivindicó la figura del creador de la insignia patria, el general Manuel Belgrano, por ser un “ejemplo de austeridad y honradez en el ejercicio de la autoridad pública” y porque “eligió no renunciar a la bandera, aún a pesar de las órdenes de Buenos Aires”, ya que la libertad “a la larga siempre se abre camino, por más que unos pocos se resistan o la quieran contener”.

El mandatario estuvo acompañado por la vicepresidente Victoria Villarruel; la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei; el jefe de Gabinete, Guillermo Francos; la canciller Diana Mondino; los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Defensa, Luis Petri; de Justicia, Mariano Cúneo Libarona; de Salud, Mario Russo; de Capital Humano, Sandra Pettovello; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo; el secretario de Prensa, Eduardo Serenellini; el subsecretario de Gestión Institucional, Eduardo “Lule” Menem, y el vicejefe de Gabinete Ejecutivo de la Jefatura de Gabinete, José Rolandi.

¿Adorni candidato? Las chances para 2025

El vocero crece en las mediciones de imagen y Milei lo quiere postular a diputado en la provincia de Buenos Aires.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, crece día a día en las encuestas de imagen y ya mide a la par de las principales figuras de la Libertad Avanza (LLA): el presidente Javier Milei, la vice Victoria Villarruel y el ministro de Economía, Luis Caputo, por lo que se analiza su posible candidatura en las legislativas del año próximo en territorio bonaerense, el principal bastión peronista en el país con casi el 40% del padrón de electores.

“Depende de él, es un tipo maravilloso”, dijo Milei al ser entrevistado en TN, cuando se lo consultó sobre esa posible postulación -incluso junto al “profe”, como le dice el presidente, José Luis Espert-, en la provincia de Buenos Aires, distrito en el que LLA quiere competir de igual a igual con las huestes del gobernador peronista Axel Kicillof, a quien en la Casa Rosada se avizora como el postulante presidencial del PJ para el 2027. A Espert, en tanto, Milei lo calificó de “candidatazo” y remarcó la “afinidad” que tienen ambos, al fin de cuentas economistas de profesión y liberales de pensamiento.

Ante la consulta de parlamentario.com, Adorni -quien actualmente vive en un country en Exaltación de la Cruz- prefirió el silencio, pero cerca de él dijeron que está “feliz” por la consideración que le tienen tanto el jefe de Estado como su hermana Karina, secretaria General de la Presidencia, de quien depende la vocería.

Las acciones de Adorni subieron mucho en las últimas semanas y una muestra de ello es que tras el despido del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, las empresas públicas pasarán a depender de las áreas relacionadas y en esa dirección Radio y Televisión Argentina (RTA, que agrupa a la televisión pública y radio nacional) y Télam pasarán a su órbita, la comunicación. Sobre la agencia de noticias Télam, cerrada el 3 de marzo por decisión del presidente y cuyo personal se desvinculó en su gran mayoría a través de planes de “retiro voluntario” (solo quedó un tercio del personal, algo más de 250 empleados), Adorni fue contundente: “Está en proceso de desmantelación”, aseveró, y así salió al cruce de informaciones periodísticas que indicaban que podría reabrirse con otro nombre y separarse del área de publicidad, ya que la agencia no solo es periodística sino que coloca las publicidades del Estado en los medios.

Adorni siempre busca mostrarse convincente y con un tono irrebatible en las conferencias de prensa, incluso con temas que escapan a su área de responsabilidad o competencia, y esa firmeza es apreciada y valorada por Milei y Karina. El vocero nunca se sale de libreto. Siempre se muestra defensor a rajatabla de sus jefes. Ese expertise demostrado en estos seis meses de administración libertaria le valieron no solo consideración y respeto en la Casa de Gobierno, sino en el mundo de La Libertad Avanza, y por eso las mediciones de imagen lo dan generalmente en la “pole position”, con Milei y Villarruel.

Si bien Adorni nunca habló en público sobre su candidatura, en la red social X -de la que es activo participante ya desde antes de ingresar al Gobierno- ha fantaseado un par de veces con su postulación para “2031” junto a la ministra de Desarrollo Humano, Sandra Pettovello.

Milei y el desempate en el Senado: “Para mí era importante que Victoria tuviera ese momento”

El presidente negó discrepancias con su vice y lo justificó en que “se la pasan creando fantasmas”. Insistió en que quieren voltearlo.

“El kirchnerismo está intentando hacer un golpe desde el primer momento”, insistió este martes por la noche el presidente Javier Milei, durante una entrevista por el canal TN, y a propósito de eso el periodista Jonatan Viale citó declaraciones del senador nacional Edgardo Kueider, quien sugirió que la oposición dura buscaba hacer caer la ley “para que explote todo”.

“Están confesando justamente que esa es la vocación de los kirchneristas”, dedujo entonces el presidente.

Ante la pregunta de si se caía la ley de Bases, Milei dijo que “nosotros sabíamos que estaba para que quedara empatada” la votación. “Nosotros teníamos conciencia de eso, que implicaba que nosotros ganábamos la votación”, agregó, en referencia a la posibilidad de desempatar por parte del oficialismo.

Para aventar fantasmas respecto de su relación con Victoria Villarruel, Milei dijo que “yo me podría haber ido de viaje. Iba a salir a las 9 de la noche y a mí me pareció que si yo me iba quedaba presidiendo la Cámara (Bartolomé) Abdala. Iba a votar como senador, quedaba empatado, y después (él) iba a desempatar… Pero me pareció que era lindo que Victoria estuviera en un momento tan importante para la historia argentina, porque eso va a implicar desde lo normativo el cambio de la Argentina”.

Al respecto, remarcó que “esta reforma es 5 veces más grande que la de (Carlos) Menem; es la más grande de la historia, y si sumás el DNU (70/23), es 8 veces más grande”.

El presidente de la Nación dijo haber hablado con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para pedirle que le diera una estimación sobre la hora en la que se votaría. “A mí eso me implicó una carga de 6 horas distintas sobre mi cuerpo para llegar a Italia… Pero para mí era muy importante que Victoria tuviera ese momento”.

Para negar una mala relación con su vicepresidenta, dijo que había retuiteado un video suyo cabalgando en Salta, que le pareció “hermoso”. E insistió en que si se llevara mal él se hubiera subido al avión, dejando que votara Abdala.

“¿Y qué hizo? Votó como tenía que votar. Cuando hubo que bancar la parada, la bancó -reconoció-. Se la pasan creando fantasmas; yo creo que lo hacen como parte de tratar de desestabilizar al Gobierno. Es parte de la runfla golpista”.

El ICF indicó su mejor registro desde 2018

El informe arrojó un incremento de 20 puntos en mayo considerando el mes abril 2024. Esta vez la mejora fue impulsada por el subíndice local, que revirtió de -204.5 en noviembre a 17.4 en mayo.

El Índice de Condiciones Financieras de mayo arrojó que Argentina tuvo su mejor registro desde ese mismo mes de 2018, cuando comenzó la crisis cambiaria.

El informe señaló que se debe en parte se debe al rally de bonos y acciones desde que ganó Javier Milei y parte a decisiones de política que no lucen del todo sustentables: La tasa de plazos fijos en 36% se parece al 28% de hace cinco años, pero con el doble de inflación núcleo mensual (con una estimación optimista para mayo) y brecha cambiaria que subió de 23 a 28% el mes pasado (el índice toma promedios mensuales).

Además, se indicó que el deterioro del mercado en las últimas semanas “nos marca para donde puede ir en junio”. La diferencia la siguen haciendo las condiciones externas, que rebotaron después del traspié de abril y siguen en máximos históricos.

En números, el ICF marcó 53.3 en mayo, 20 puntos más que los 32.8 de abril. Desde noviembre, cuando estaba en -184, ya ganó cerca de 240 puntos. El único movimiento comparable en la serie histórica fue en 2009 cuando subió 300 puntos en 10 meses, al dejar atrás lo peor de la crisis subprime.

Esta vez la mejora fue impulsada por el subíndice local, que revirtió de -204.5 en noviembre a 17.4 en mayo. En abril ya se había marcado -2.1, cerca del promedio histórico que es igual a 0, pero en mayo se volvió a teñir de verde después de 57 meses en “zona de estrés”.

De las 10 variables del subíndice local, las tasas de interés (Badlar) y la inflación núcleo mensual fueron las dos de mejor desempeño relativo en mayo. Al igual que en abril y en marzo, el Banco Central bajo 20 bps su tasa de política, llevándola de 100 a 40% TNA en pocos meses, o 8.3 a 3.3% en términos efectivos mensuales.

Según el informe, la apuesta del Gobierno es licuar los pasivos del Central y en lo posible, que la reaparición del crédito traccione la salida de la recesión. El riesgo, que se materializó sobre fines de mes, que ante un retorno en pesos debajo de la inflación, se despierten los dólares paralelos que venían quietos hace varios meses.

UP formalizó la denuncia contra Bullrich y apuntó contra el Gobierno Nacional: “Fue una represión planificada”

Los diputados damnificados dieron detalles sobre lo que sufrieron el miércoles en las calles del Congreso. Exigieron la liberación de los detenidos.

Tal como se anunció, el bloque de Unión por la Patria en la Cámara de Diputados brindó una conferencia de prensa y confirmó la presentación de una denuncia penal contra la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, por la represión que sufrieron los miembros de la oposición el miércoles pasado.

Del mismo modo, los legisladores presentes exigieron la liberación de los detenidos en la Plaza de los dos Congresos y desenfundaron críticas contra el presidente de la Nación, Javier Milei: “Está queriendo inocular con miedo a la sociedad y no le tenemos miedo”.

El primero en exponer fue el presidente de bancada kirchnerista, Germán Martínez, quien señaló que se trató de una “represión planificada contra los diputados de UP” y que demostró el “desprecio de Milei contra los diputados y el Congreso de la Nación”.

Asimismo, acusó al jefe de Estado y a la funcionaria de “desatar un claro plan represivo en Argentina”, e indicó que “hay presiones para que determinado periodista no diga lo que tiene que decir y un régimen de represión contra las garantías constitucionales”.

En segundo lugar, el diputado nacional Leopoldo Moreau catalogó a Patricia Bullrich como “una mercenaria de la violencia estatal”, y cargó: “Fue un pelotón contra nuestra integridad y se trató de delitos de tormentos, privación ilegítima de la libertad y abuso de autoridad”.

Del mismo modo, Moreau confirmó que la denuncia cayó en una de las cámaras a cargo del juez Ariel Lijo y puntualizó que “era una decisión ir sobre los diputados nacionales de Unión por la Patria”.

“Puntualizamos que, como ha ocurrido en otras marchas, es un derecho como simples ciudadanos con el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la protesta, pero cuando no interviene la ministra de Seguridad y las fuerzas a sus órdenes no se producen hechos de violencia institucional”, cargó el diputado de UP.

Damnificada en el ataque con gases, la diputada nacional Carolina Yutrovic relató que “nos tiraron gas y nos quedamos ciegos. También nos tiraron en la boca y nos seguían ‘topeteando’ con los escudos”. “No sé qué nos hubiera pasado si nos hubiéramos caídos porque estaban absolutamente sacados y vamos a usar todas las medidas legales para evitar que Bullrich haga este tipo de acciones”, sumó.

El diputado Castagneto contó lo que vivió durante la jornada del miércoles pasado.

De igual manera, el diputado nacional Carlos Castagneto manifestó: “Perdí la visión, sentí como un soplete de pintura en la cara y un calor muy intenso”. En esa línea, añadió: “Sentí que me explotaba la cabeza, aun siento la cara muy caliente y me cuesta la lectura”.

“No podemos entender esta manera de hacer política porque cuando en un proyecto de ley se quiere poner un protocolo antipiquetes, la ley no es buena para el pueblo”, enfatizó el legislador. “Salimos con la gente a acompañar”, aclaró.

También, le respondió al comunicado de la Oficina del Presidente: “No somos terroristas ni quisimos hacer un golpe de Estado”, y concluyó: “Nuestra política no es dar cargos, sino la convicción de que tenemos que defender a la mayoría del pueblo argentino”.

En última instancia, la diputada nacional Lorena Pokoik sumó su postura: “Lo peor que nos puede pasar es normalizar la violencia institucional”, y lanzó una serie de críticas contra Milei: “no ha parado de atentar contra el Congreso”.

Así las cosas, remarcó que “no somos terroristas ni golpistas, somos representantes del pueblo”, y cerró: “Estamos en un momento muy grave porque se está naturalizando la criminalización de la protesta social y la detención por cuestiones políticas”.

Finalmente, el titular de bancada Martínez enfatizó el pedido de liberación de los detenidos durante los incidentes en las afueras del Congreso y confirmó la presencia del bloque en la marcha de este martes en Plaza de Mayo.

Un éxito legislativo de un valor superior a lo que fue sancionado

Justo al cumplir seis meses de gestión, el Gobierno pudo festejar la aprobación en el Senado de sus leyes más deseadas. La importancia de Guillermo Francos, el papel de Victoria Villarruel y la colaboración incidental del senador Lousteau.

Por José Angel Di Mauro

No es la ley que Milei quería; con solo pensar en los 664 artículos del proyecto original, cuando el paquete fiscal estaba dentro de la iniciativa presentada el 28 de diciembre pasado y las empresas a privatizar figuraban en un anexo (y eran 44)… Aquel proyecto que eliminaba las PASO y nominaba diputados por circunscripción; y que recuperaba el martillo y la toga en la Justicia…

No es la ley que había entusiasmado al presidente. Pero es la ley posible.

Eso es lo que terminó aprobándose en la que fue la sesión más larga del Senado en estos 40 años de democracia. Veintiún horas y media, sin cuarto intermedio duró el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal. Solo para comparar, poco más de 12 se extendió la sesión en la que se aprobó la legalización del aborto, en diciembre de 2020, aun con pandemia. Casi 18 horas fueron las de esa dramática sesión por la 125, la del voto “no positivo” de Julio Cobos.

Le corresponde a Guillermo Francos el mérito inobjetable de haber conseguido los votos para aprobar las leyes fundamentales de esta gestión. Pero no menos valor le asiste por haber convencido al presidente de que tal era la importancia de conseguir la aprobación, que el contenido de lo que fuera a aprobarse sería secundario.

Porque Milei podría gobernar tranquilamente sin la ley de Bases; le alcanza con el decreto 70/23, dicen los que no lo quieren bien. Lo cierto es que, como ya hemos dicho y repetido en este espacio, no era inocuo lo que pudiera suceder con esta ley. Su rechazo podía marcar el principio del fin del experimento libertario.

El Gobierno de Milei venía de vivir lo que muchos consideraron “la peor semana de esta gestión”. Por el escándalo del Ministerio de Capital Humano, por las internas terribles en el seno del Gobierno; pero sobre todo por la derrota legislativa en la Cámara de Diputados y, más aún, los dos tercios de los presentes alcanzado al contabilizar la votación. Una semana pésima, con el dólar y el riesgo país en alza, en la continuidad de otra semana casi tan mala, en la que fue eyectado el jefe de Gabinete Nicolás Posse.

Esta que pasó, en cambio, las piezas encajaron. Y uno tras otro, el Gobierno enhebró éxitos módicos: la aprobación de los proyectos en el Senado, por lejos el hecho más rimbombante; pero también la inflación más baja en dos años, con un dígito inimaginable para esta altura del año cuando amanecía esta gestión; la renovación del swap con China, y en el mismo orden, la aprobación del desembolso de otros 744 millones de euros para la Argentina por parte del FMI. Y por si fuera poco, el presidente cerrando la semana en el G7, codeándose con los presidentes de los principales países de Occidente. Una semana soñada, qué duda cabe.

Javier Milei con Joe Biden en el G7, en Italia.

¿Qué importa si para cantar victoria el gobierno aceptó resignar la derogación de la moratoria previsional, o dejar de lado las privatizaciones de Aerolíneas, RTA y el Correo? Lo importante era mantener los proyectos vivos y evitar a como diera lugar que la oposición alcanzara los dos tercios en artículos clave. Ambas cosas se lograron, pero para eso fue que a instancias de Guillermo Francos se extirpó de la lista de las empresas privatizables a esas tres tan emblemáticas, o el capítulo de las moratorias. Eran partes de los proyectos en los que la oposición tenía serias posibilidades de alcanzar los dos tercios y blindar esos artículos. El Gobierno hizo política, ni más ni menos.

Atrás quedó el verano en el que la oposición dialoguista se quejaba porque dialogaba con un Martín Menem desempoderado, y un presidente señalando con un dedo al “nido de ratas”, mientras con la otra mano aferraba un bidón de nafta. A instancias de su flamante jefe de Gabinete, el Gobierno hizo política, repartiendo partidas, obras, modificando artículos y hasta dando cargos. Terminó de entender que el fin bien justifica los medios.

Propios y extraños recuerdan el efecto muy contraproducente que tuvo para el Gobierno de Raúl Alfonsín -en los albores de esta democracia- el rechazo del proyecto de democratización sindical, también conocido como Ley Mucci, que la gestión alfonsinista había presentado apenas 11 días después de asumir, y que fue rechazada en el Senado por apenas un voto el 14 de marzo de 1984. No son pocos los que sostienen que esa madrugada “le picaron el boleto” a ese gobierno radical. Ese presidente que había llegado al poder sorpresivamente, con una catarata de votos y parecía predestinado a sepultar al peronismo, se demostró falible entonces. ¿Cómo no iba a ser importante que el presidente Milei tuviera esta ley?

La aprobación no estuvo exenta de dramatismo, pues en vísperas de la votación, los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano anunciaron no solo que votarían en contra, sino que tampoco darían quórum. Dos semanas antes se los contaba a favor, parte de los 38 votos que el oficialismo soñaba reunir, luego de haber hecho una concesión en materia de regalías mineras, elevándolas de 3 a 5%. Sin esos senadores, el triunfo por desempate todavía era posible, mas no el quórum… Sorpresivamente el destino de la sesión quedó en manos de Martín Lousteau, demonizado las últimas semanas por el mundo libertario y sus satélites (trolls y periodistas afines). Autor del dictamen de minoría, tenía lógica que el presidente del radicalismo diera quórum, pero había que confirmarlo y para eso Victoria Villarruel lo convocó esa noche a su despacho, para escuchar de primera mano qué pensaba hacer, y el exministro de Economía de Cristina Kirchner le aclaró que estaría sentado en su banca al día siguiente, despejando temores.

Otro mérito del nuevo jefe de Gabinete fue haber logrado habilitar a la vicepresidenta para ser parte de las negociaciones, pues había sido “congelada” por Karina Milei, que le desconfía. El rol de VV fue decisivo no solo por los tres desempates que le tocó protagonizar el miércoles pasado.

El protagonismo de Lousteau no se limitaría en la sesión a dar quórum. También pasó a ser clave que votara en la ley Bases. Ya había dicho que estaba en contra, pero muchos especulaban con que se abstendría, para no quedar pegado al kirchnerismo al votar. Sin embargo un fantasma comenzó a sobrevolar el Senado luego de que los santacruceños llamaran a no boicotear la sesión: si Unión por la Patria decidía abstenerse y Lousteau hacía lo mismo, la sesión se caía por falta de quórum. Por eso es que nadie (y sobre todo los trolls) le reprochó al exembajador en Washington que hubiera votado en contra.

Tampoco sufrirán el escarnio los dos santacruceños, que luego de votar en contra en general, salieron presurosos del recinto. De haber estado presentes en los minutos siguientes, en la votación en particular le hubieran volteado a Milei la delegación de facultades. El oficialismo compensó ese gesto manteniendo la cláusula de las regalías, aunque les puso un condicionamiento nuevo que el propio Carambia objetó, pero igual terminó votando: que el 5% rija solo para los emprendimientos que se hagan a partir de la promulgación de la ley.

Toda la atención y tensión estaban puestas el miércoles en la ley de Bases, pero los principales traspiés los tuvo el Gobierno en la otra ley, que es la que desvela ahora de cara a lo que vaya a suceder en Diputados.

Quedó claro en la reunión del jueves pasado que Francos mantuvo con los principales referentes de los bloques oficialista y dialoguistas: “Hagan lo que quieran con la ley de Bases”, dicen que les dijo, pero pidió que refloten en el paquete fiscal Ganancias y Bienes Personales del paquete fiscal, cuyos proyectos fueron rechazados en el Senado.

Con todo, el diputado radical Fernando Carbajal -disidente de la conducción de Rodrigo de Loredo– ya encendió las alarmas al advertir que Diputados “no puede insistir con Ganancias, Bienes Personales y la moratoria previsional, porque fueron desechados” por el Senado. Sus propios correligionarios dicen que eso no es así, y sostienen que desechar parcialmente un proyecto es una corrección que puede ser revisada por la Cámara de origen, insistiendo con la misma.

Lo cierto es que se abre un abanico de opiniones muy diversas sobre lo que está por venir y no puede descartarse que lo que pueda resolverse termine en manos de la justicia. Puede que la Cámara baja decida insistir con lo que aprobó en abril, para satisfacción del Ejecutivo que debió ceder mucho en el Senado, pero eso afectaría la relación con los senadores que apoyaron las normas. ¿Con qué garantías podrían negociar en el futuro en ese caso? Ese es uno de los interrogantes que se plantean, pero hay más. Si Diputados reflota Ganancias y Bienes Personales, que fueron rechazados por el Senado, ¿no podría ser objetado en el futuro por los jueces?

El artículo 81 de la Constitución es claro en ese sentido, pues indica que “la Cámara de origen podrá por mayoría absoluta de los presentes aprobar el proyecto con las adiciones o correcciones introducidas o insistir en la redacción originaria, a menos que las adiciones o correcciones las haya realizado la revisora por dos terceras partes de los presentes”. Si puede insistir con la redacción original, eso indica que puede reponer artículos rechazados por la otra Cámara.

Ahora bien, en el caso de la moratoria previsional, el Gobierno la sacó del proyecto antes del debate… para evitar que fuera neutralizado el tema por la oposición con los dos tercios. ¿Vale el artilugio de reponerla al insistir la Cámara de origen con la sanción original? Se viene un gran debate que tal vez tenga que terminar resolviendo la Corte Suprema.

 

La Base está

El reconocido consultor valora el “éxito” legislativo alcanzado en el Senado. El presidente pasó de la amenaza de escrache a comerse sapo tras sapo en aras de conseguir resultados.

Por Carlos Fara

Lo más importante de todo lo que pasó esta semana no es tanto la ley, sino el aprendizaje que hizo el oficialismo para arribar a la aprobación en el Senado, más allá de las cosas que tuvo que resignar, y más allá del faltante tratamiento en Diputados. De todos modos, el Gobierno no debería quedarse dormido porque el diablo siempre puede meter la cola. Además, cuanto más tiempo pase, más probabilidad hay que haya un martes 13. Pero como ahora ya probó con éxito una metodología, es más difícil que ocurran contratiempos.

El presidente pasó de la amenaza de escrache frente a la sociedad, a comerse sapo tras sapo ya que al poder económico solo le interesan los resultados, no las buenas intenciones. Al final, alguna ley era mejor que ninguna ley con todo el dominó de especulaciones que se podrían haber disparado al no garantizar siquiera un logro legislativo. Como ya dijimos en esta columna, Milei es loco, pero no come vidrio.

Más allá de todo lo que se diga, está claro que el mejor ministro es Francos, quien tiene una semi “suma del Poder Ejecutivo”, al controlar inéditamente la Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior. El tema es que el primer mandatario necesita más espadas políticas como el multipartidario heredero de Francisco Manrique. Dentro del esquema actual, lo que tiene más a mano en ese sentido es la Pato. El resto juega en una liga inferior y queda excluido de la consideración Toto.

Si el Gobierno es hábil en mantener el texto original que salió de Diputados, todo lo que se modificó en el Senado quedará en agua de borrajas. Tener que convencer a los dialoguistas a que modifiquen su proyecto ahora porque tomaron compromisos con algunos senadores es un dolor de cabeza (y tampoco le conviene el nuevo texto, que es menos ambicioso en reformas). Pero… ¿qué actitud tendrán en el futuro los senadores que dieron su voto a favor bajo algún compromiso de inclusión en el proyecto definitivo, pero que ahora no tendría validez? ¿Cómo y cuándo se cobrarán el destrato? Complejo.

El texto definitivo no se sabrá hasta el último minuto, más aún después del exitoso experimento de que los K astutamente hayan apoyado una iniciativa radical en Diputados con la actualización jubilatoria. Ese modelo podría hacer estragos en la votación en particular. En definitiva, la ley saldrá, pero cuál, no se sabe. Como contrapartida, el Gobierno puede ejercer el veto parcial, anulando algunos artículos que conspiren contra el espíritu de la ley, y armando el combo a su gusto. Y, como ya mencionamos en otra nota, después de todo eso están los decretos reglamentarios y las resoluciones ministeriales que pueden transformar a un caballo en un dromedario.

¿Villarruel gana poder político con su doble voto? Obvio que le sirve en su relación con los hermanos Milei, que no le podrán achacar falta de compromiso y disciplina. Sin embargo, Javier y Karina no parecen ser muy generosos con el sistema de premios (sí con el de castigos). De modo que quizá la vicepresidenta no debería entusiasmarse demasiado con alguna retribución sustantiva.

Otra de las preguntas que rondaban al final de la sesión es a qué juega Lousteau. Repasemos: 1) lo más importante dentro del radicalismo son los generales con mando de tropa, o sea los gobernadores (que conducen 2 de los 5 distritos más importantes del país; 2) el electorado radical quiere que le vaya bien a Milei para que no vuelva el kirchnerismo; 3) el senador termina su mandato el año que viene, pero como estalló Juntos por el Cambio, resulta difícil que esa alianza se vuelva a producir en CABA; 4) él representa una tendencia más socialdemócrata, más palpable en la dirigencia y la militancia que en los votantes; y 5) su imagen personal está algo deteriorada.  Es cierto que la Capital no es un distrito muy favorable a “jamoncito”, pero si le va bien en lo económico, eso pondrá en aprietos tanto al presidente de la UCR como a los Macri (caramba, ¡qué coincidencia! diría Les Luthiers).

¿Le sirve al kirchnerismo la violencia callejera? Definitivamente no. No solo porque la inmensa mayoría rechaza la metodología, sino porque además quedó claro que la mayoría social no los quería más en el poder. La conducción debería recordar que una herramienta de lucha tiene sentido en tanto y en cuanto amedrente al adversario y obstaculice su accionar. Después de la famosa pedrada de diciembre de 2017 que sufrió Macri, Milei podrá cometer muchos errores, menos dejarse asustar por una barra brava política. “¿So what?”, diría Miles Davis. Solo sirve para que la propia tropa sienta que hay una épica de la resistencia. Stop. Demasiado costo para tan poco rédito.

La aprobación en el Senado, la vigencia del swap chino, el seguro desembolso de los 800 millones de dólares por parte del FMI y el 4.2 % de inflación de mayo, son 4 hermosos regalos de cumpleaños por los 6 meses del gobierno, sobre todo cuando había tenido fuertes dolores de cabeza en las semanas previas. Recuérdese que se está terminando el famoso “trimestre de oro” de la economía argentina, cuando fluyen las divisas de las exportaciones agrícolas. Por la estadística histórica sabemos que el segundo semestre es más complejo en el frente externo –sobre todo cuando se pretende usar el valor del dólar oficial como ancla anti inflacionaria- y que atrás de las tensiones cambiarias vienen las tensiones políticas (más aún si los productores siguen reticentes a liquidar sus granos). Por las dudas, Toto dijo que se acabaron las tasas de interés negativas (ahora que van a faltar dólares, mejor no tentar al demonio). La caída económica pudo haber tocado piso, pero la recuperación es una incógnita y eso afecta a la opinión pública.

Al final del camino, las sociedades votan liderazgos que tengan poder. De nada sirven las buenas intenciones si no se logran objetivos, cueste lo que cueste. Las épicas de lucha duran poco en la era de la política líquida. La épica más atractiva es la que está a un click en una app. Hoy el cierre no lo pone Bilardo, lo pone el Bambino: “la(s) base(s) está(n)”.

Argentina le está dando al mundo un dirigente de importancia superlativa

Consolidando el cambio que llevará a la Argentina a ser potencia, además de invitado por Italia el G7, Javier Milei ya trasciende las fronteras argentinas.

Por Eugenio Sangregorio

Doblemente fortalecido, por la sanción de la ley de Bases por parte del Senado y la invitación al G7 por parte de la primera ministra Georgia Meloni, el presidente de la Nación, Javier Milei, empieza a ganarse un lugar entre Lionel Messi, Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón, como Pedro Eugenio Aramburu y Arturo Frondizi, han  logrado destacarse y ganarse la presencia en la revista Time, en todos los casos, ganándose la portada por sus contribuciones significativas al país.

Además, figuras revolucionarias como Ernesto “Che” Guevara capturaron la atención mundial. Sí… todos ellos, han sido argentinos que han ganado una portada en la revista más prestigiosa del mundo… Sí, ellos y además Javier Milei, primer mandatario de la nación Argentina.

Pero veamos un poco más allá de la revista Time y empezaremos a entender que nuestro presidente está empezando a dejar de ser “nuestro”, para convertirse en un activo de la humanidad. Es decir, la Argentina le está dando al mundo un dirigente de una importancia superlativa.

Creo que el batacazo, o el hecho más fuerte que proyectó a nuestro presidente como un líder internacional, fue su presencia en el Foro de Davos, en donde dio una verdadera clase magistral, en la que ilustró al mundo sobre los beneficios que tiene el desarrollo del capitalismo y cómo el surgimiento del mismo a lo largo del recorrido de la evolución de la humanidad fue la mejor respuesta a la subsistencia y al desarrollo de la sociedad moderna. Es decir, en forma directa y abierta reivindicó el capitalismo como único modo de vida posible para una sociedad y para un estado ya que otras formas de organización política como por ejemplo el comunismo, han fracasado estrepitosamente en distintas naciones donde se lo ha puesto en marcha.

La agenda de Javier Milei se ha convertido en la agenda de la discusión del mundo, el rumbo del mundo moderno. Así las cosas, el presidente del país más austral del mundo, se convierte en la figura más preciada y más buscada de los más importantes hitos de la política internacional. Un ejemplo de ello, es la asunción del presidente de El Salvador Nayib Bukele.

Pero es más impactante el hecho de ver que nuestro presidente ha sido invitado especialmente a la reunión del G7 a realizarse en junio, y la invitación provino nada más y nada menos que de la presidenta del G7 y primera ministra italiana, Giorgia Meloni.

Elon Musk, Mark Zuckerberg y otras reconocidísimas figuras forman parte hoy de la agenda del presidente de nuestra gran Nación, que está buscando el camino para dejar de ser subdesarrollada.

Con fuerza, con polémica, con los números en la mano y demostrando que con coraje la realidad se puede cambiar, el presidente de la nación Argentina Javier Milei, está lentamente dejando de ser un patrimonio del capital humano de los argentinos… para pasar a ser un líder de las naciones de todo el globo…

Los argentinos tenemos la fortuna y el mérito de tener un presidente que es una especie de balizador internacional, es decir, es alguien que va marcando el camino marcando el rumbo y colocando indicadores para que las naciones y las sociedades sepan la dirección que deben tomar para lograr la prosperidad. Y en el caso de los argentinos para nosotros para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo de la nación Argentina.

 

Eugenio Sangregorio es diputado nacional de Italia (MC) USEI, América Meridional. Ex-cappogrupo de la Comisión de Finanzas del Parlamento italiano. Empresario.

¿Golpe de Estado?

Salen al cruce de los dichos desde el Gobierno respecto de los objetivos de los que promovieron incidentes el miércoles frente al Congreso.

Por Juan Carlos Giordano

Milei catalogó de “terroristas” a los manifestantes que, según su mensaje delirante, “intentaron un golpe de Estado”. Además, felicitó “a las fuerzas de seguridad por su excelente accionar”, es decir, por la brutal represión. Está claro, para este gobierno ultraderechista: es “terrorista” una maestra que se moviliza contra la poda antieducativa de Milei, el médico que percibe un salario miserable en un hospital público o una jubilada que cobra la mínima, como se vio hoy con una de ellas, a quien le robaron el celular y encima vino un policía y la gaseó impunemente.

¿Cómo puede ser que este gobierno que reivindica el genocidio y niega los 30.000 sea el mismo el que tilda a una gran movilización como “golpe de Estado”? Es una barbaridad. En todo caso, el ataque antidemocrático es el del gobierno, cuando dice que quiere destruir el Estado. O cuando compromete al pueblo argentino apoyando al gobierno genocida sionista israelí cuando asesina al pueblo palestino.

Ahora queda claro a qué se debe el fortalecimiento del aparato represivo o la compra de armas o de aviones por parte del gobierno “para combatir el terrorismo”. No se refiere a los que lavan dinero o a los narcos. Se refiere a los que luchan.

El Gobierno habla de “golpe de Estado” a una marcha pacífica que cuestiona su plan motosierra para justificar su plan represivo siniestro, mientras aplica una política salvaje llevando la pobreza 55% y a quitarles la comida a los comedores populares.

Repudiamos esta campaña sucia del gobierno y a su plan represivo. Llamamos a la más amplia unidad para enfrentar esta campaña siniestra y sucia contra quienes reclamamos dignamente, y poder derrotar este plan motosierra siniestro de Milei, el FMI y sus cómplices, con un nuevo paro general de 36 horas como se lo estamos exigiendo a la CGT ¡Defendamos el derecho a la protesta, las libertades democráticas atacadas por este gobierno, repudiando la criminalización contra quienes luchamos diciendo abajo el protocolo represivo de Milei y Bullrich!

Giordano es diputado nacional electo de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad

Mayans, Terminator y la recomendación a Milei

Promediando el debate por la ley Bases en la sesión del Senado de este miércoles, el jefe del bloque de Unión por la Patria, José Mayans, hizo reír a la mayoría de los senadores presentes tras narrar las películas de la saga Terminator por los dichos del presidente Javier Milei y pidió que alguien le diga “cómo terminan las tres versiones de Terminator”.

La senadora que llamó “enfermo mental” a Milei

En un fuerte discurso contra Javier Milei, la senadora de Unión por la Patria Cristina López calificó al presidente de “enfermo mental” y consideró que “tendría que renunciar ya o deberíamos estar pensando seriamente en un juicio político”.

Mayans pidió que le cuenten a Milei “cómo terminan las tres versiones de Terminator”

El jefe del bloque UP narró las tres películas de la saga Terminator, por los dichos del presidente de la Nación que se comparó con el personaje de ficción, e hizo reír a la mayoría de los presentes.

Promediando el debate por la ley Bases en la sesión del Senado de este miércoles, el jefe del bloque de Unión por la Patria, José Mayans, hizo reír a la mayoría de los senadores presentes tras narrar las películas de la saga Terminator por los dichos del presidente Javier Milei y pidió que alguien le diga “cómo terminan las tres versiones de Terminator”.

“Nosotros no estamos de acuerdo con esto… menos darle a este que dice que es Terminator, pero me gustaría que le cuenten cómo terminan las tres versiones de Terminator”, arrancó Mayans y procedió a explicar de forma graciosa: “El primero termina con la cabeza aplastada, se ve que no vio bien la película porque, en realidad, el Terminator era el depravado de la película. No la entendió o le contaron mal la versión de la uno que termina con la cabeza achatada. Alguien que le cuente cómo terminó el Terminator primero, ese que Sarah Connor, una mujer, le revienta la cabeza”.

“El segundo Terminator, el T-1000, termina derretido en una… cuéntenle cómo terminó el segundo Terminator. El tercer Terminator, que es la modelo avanzada que es la mujer que no sé si es Karina (Milei) o quién o cómo es el guion acá, los dos terminan matándose entre los dos y terminan aplastados la mujer Terminator y el varón Terminator”, contó.

Y reiteró chistosamente: “Cuéntenle un poco cómo es el cuento de los Terminator a este muchacho… alguien que le diga ‘presidente no hable más de los Terminator porque todos terminaron mal’…”.

“Hasta Sturzenegger… digo Schwarzenegger hasta de la casa lo echaron, fue gobernador y la señora hasta lo echó, terminó mal también. Un desastre los Terminator. No quiero apostar a eso yo… no se puede creer que una persona desquiciada así esté conduciendo el país”, cerró Mayans su relato que hizo sacarle lágrimas de risa a más de uno en el recinto.

Los radicales Víctor Zimmermann y Eduardo Vischi riendo al escuchar el relato de Mayans

Senadora K disparó con todo contra Milei: lo llamó “enfermo mental” y dijo que “tendría que renunciar ya”

“Deberíamos estar pensando seriamente en un juicio político”, lanzó la fueguina Cristina López, quien consideró que el presidente “no está capacitado” para su cargo. 

En un fuerte discurso contra Javier Milei, la senadora de Unión por la Patria Cristina López calificó al presidente de “enfermo mental” y consideró que “tendría que renunciar ya o deberíamos estar pensando seriamente en un juicio político”. 

“El presidente influencer que tenemos se cree apocalíptico y, entre otras barbaridades, un topo, ama ser un topo que odia al Estado y dice públicamente que lo va a destruir desde adentro. Un topito que insulta y maltrata a todo político y ciudadano que piense diferente. Es obvio que no está capacitado en términos políticos para seguir siendo jefe de Estado”, lanzó. 

La legisladora arrancó diciendo que “hoy puede ser un gran día o el día más triste para el pueblo argentino” y destacó la movilización en las afueras del Congreso. Luego hizo un llamado a sus pares: “Necesitamos trabajar urgente en un proyecto de ley para proteger al pueblo argentino de futuros presidentes como Milei, que considero que es un enfermo mental”. “Por definición se denomina a un enfermo mental como aquel que tiene un trastorno de la salud que afecta en el estado de ánimo, del pensamiento y del comportamiento de las personas”, siguió. 

En ese sentido, la opositora señaló que ese proyecto sería “para que el que desee sentarse en el sillón de Rivadavia u ocupar otro cargo y quiera dirigir al pueblo argentino sea apto psicológicamente, que es evidente que no es lo que está pasando”. 

“Solamente un enfermo mental, manipulado por un grupito de cómplices, caraduras, endeudadores seriales, mandan al Congreso una ley Bases y un paquete fiscal donde todo lo que está escrito es en contra del pueblo trabajador y los beneficiados son los grandes grupos empresarios”, disparó. Y pronosticó que si se aprueban ambas leyes, “la Argentina va a estar en miseria” y “el 80% va a ser pobre y el 20% millonarios”. 

Muy dura, López expresó que “solamente un enfermo mental sin sensibilidad social quita los subsidios a la Patagonia y más aún a Tierra del Fuego, sabiendo que es una zona fría y la más austral del mundo”. “Hay que ser cruel, despiadado y enfermo mental para festejar un déficit cero a costa del hambre y sufrimiento de la gente. El déficit cero no lo está pagando la casta, como el presidente Milei prometía y mentía en campaña”, resaltó, para pedirle luego: “Señor presidente, no somos mierda, no nos trate como tal”. 

La fueguina también cargó contra diputados de la oposición dialoguista y mencionó puntualmente a “(Rodrigo) De Loredo, (Margarita) Stolbizer y (Juan Manuel) López, funcionales a la crueldad de un Gobierno que le da placer dejar sin comida a su pueblo, les pido que dejen de meterse con Tierra del Fuego, su pueblo y economía”, en referencia al régimen impositivo especial de la provincia.

“¿En serio le vamos a otorgar facultades extraordinarias a un odiador serial?”, se preguntó y, en el final, le solicitó a sus pares que “no queden marcados en la historia argentina como traidores a la Patria”. 

 

Los ataques presidenciales contra los legisladores

La áspera relación entre el presidente Javier Milei y los diputados y senadores viene desde un primer momento, pero creció a partir de que el mandatario definió como “nido de ratas” al Congreso y se reavivó la semana pasada.

Si bien el presidente es el primer caso en estos 40 años de democracia de un presidente que llega al cargo desde una banca legislativa, Javier Milei tiene una mirada muy crítica para con los habitantes del Congreso de la Nación. Que arrancó desde que en su asunción decidió dar su mensaje al Congreso fuera del Palacio Legislativo, y se potenció cuando directamente habló de “nido de ratas” al referirse al Congreso en una exposición que hizo en el Club de La Libertad, en Corrientes.

Tras algunas semanas de moderación, la semana pasada redobló sus críticas en sucesivos discursos, en el Latam Económico Forum y en Agroactiva. Aquí veremos un compilado de esos ataques de Milei contra los diputados y senadores.

Manes y los 6 meses de Milei: “Argentina no votó un influencer”

Para el diputado radical, el país sigue esperando que el presidente “arme un gobierno profesional y decente”, y reseñó que fueron “seis mese de licuadora, motosierra, Twitter y crueldad”.

Un balance muy crítico trazó el diputado nacional Facundo Manes del Gobierno de Javier Milei al cumplirse este lunes sus primeros seis meses. “Seis meses sin plan”, tal la definición que le pone desde el título a su comentario difundido en redes.

“Se cumplen seis meses desde que asumió el presidente. Mientras la sociedad está haciendo un esfuerzo enorme para dar vuelta la página, el gobierno responde con improvisación, con clases de teoría de anarcopopulismo y con un internismo feroz que recuerda al que acaba de terminar”, comenzó el legislador radical.

El neurocientífico estimó que “como país, ya acumulamos demasiadas frustraciones y oportunidades perdidas. Demasiados desencuentros. Demasiados ‘ideólogos’ que utilizan la Argentina como un experimento para implementar sus ideas”.

Muy crítico de la gestión mileísta, continuó diciendo que “ya pasaron seis meses. Y estamos esperando que arme un gobierno profesional y decente, que nos muestre un plan de estabilización y crecimiento, y nos cuente de qué manera vamos a acompañar en esta transición a los más humildes”.

Manes concluyó diciendo: “Seis meses de licuadora, motosierra, Twitter y crueldad. Seis meses sin un plan de desarrollo. Y que nadie se confunda. Exigir no es poner trabas en la rueda ni ser enemigo. Es pedirle al gobierno que trabaje y cumpla su mandato con la sociedad. La Argentina no votó un influencer, votó un presidente”.

Informe de IDESA sugiere no vetar la ley previsional, sino instrumentarla bien

Con el argumento de cuidar el superávit fiscal el presidente Milei amenaza con vetar el proyecto de ley que modifica la movilidad. Sin embargo, el proyecto protege más las cuentas públicas que el DNU del Gobierno, señala el informe elaborado por ese organismo privado.

El Gobierno nacional sancionó en marzo el decreto de necesidad de urgencia N° 274/24 modificando la fórmula de movilidad previsional. Estipuló que las jubilaciones se ajustarán mensualmente con la tasa de inflación de 2 meses atrás. Como la nueva fórmula se comenzó a aplicar en abril, las jubilaciones se actualizaron con la inflación de febrero.

Esto generó una inconsistencia debido a que, en marzo, con la vieja fórmula, se aplicaron actualizaciones que tomaron variaciones hasta diciembre 2023. Así, el DNU cubre parcialmente el “bache” de enero 2024 ya que para abril, además de la inflación de febrero, se sumó otro aumento, por única vez, de 12,5%, cuando la inflación en enero fue del 20,5%.

La intencionalidad del Gobierno al fijar arbitrariamente un incremento muy por debajo de la inflación de enero es contribuir al superávit fiscal, señala el informe de IDESA conocido esta semana. Allí se indica que la contrapartida es que potencia las debilidades jurídicas del DNU. Con la intención de corregir esta situación –que es fuente generadora de alta judicialidad– la oposición avanzó con la media sanción de un proyecto de ley estipulando que el aumento por única vez en abril sea igual a la inflación de enero. Esto reduce los riesgos de litigiosidad, pero aumenta el gasto público. La reacción del presidente Javier Milei fue amenazar con vetar la ley si sale sancionada.

La pregunta que se hace IDESA es cuál de las dos alternativas es más consistente con el objetivo de un superávit fiscal sustentable. Para responderla sirve el siguiente ejercicio elaborado por el Instituto:

    • * En junio 2024 el haber medio, incluyendo el bono que no está sujeto a la movilidad, se ubica aproximadamente un 37% por debajo del nivel registrado en el 2017.
    • * Con el proyecto con media sanción en Diputados el haber medio sube 6%.
    • * Esto significa que el haber medio, aun con el aumento del proyecto de ley de Diputados, todavía queda en junio 2024 un 33% por debajo del haber medio del 2017.

Estos datos muestran que el proyecto de ley aprobado en Diputados mantiene la fuerte licuación que se produjo en el gasto previsional desde el 2017, con la crisis inflacionaria que se desató en el 2018 y que persiste hasta la actualidad. Desde este punto de vista, IDESA indica que el proyecto no aparece como desestabilizante de las cuentas públicas. Por el contrario, mantiene el gasto previsional muy por debajo de los niveles históricos.

Pero, además, la expansión del gasto que implica hacer un empalme más consistente con la vieja fórmula es menor a las erogaciones que demanda el bono de $70 mil que se le viene pagando a los haberes más bajos. Como este bono es definido discrecionalmente por el Poder Ejecutivo, cabe la posibilidad de que, por decreto simple, se establezca una regla de pago del bono más restrictiva que focalice mejor entre los beneficiarios más vulnerables. De esta forma, se podría lograr un ahorro similar que compense el mayor costo que genera la nueva regla de movilidad del proyecto de Diputados.

Para disipar polémicas en torno al proyecto de ley de Diputados hay que tener en cuenta que la contabilidad pública, a diferencia de la privada, registra el gasto de un juicio cuando se paga, no cuando se produce el hecho que lo genera. Esto es consecuencia de que en el Estado no se contabilizan las previsiones durante el periodo en el que el gasto se devenga como ocurre en el sector privado. Al no registrar previsiones por juicios de movilidad, se sobrevalora el superávit fiscal que se logra con el DNU. Por el contrario, el proyecto de Diputados, al reducir los riesgos de juicios, no genera “erogaciones ocultas” por futuros juicios.

Planteada objetivamente la comparación, el proyecto de Diputados preserva más el superávit fiscal que el DNU. La razón es que hay una frondosa jurisprudencia que advierte que la movilidad tiene que ser regulada por ley y que el ensamble con la fórmula que se sustituye tiene que ser consistente. El DNU por su naturaleza jurídica y su empalme arbitrario crea un campo extremadamente fértil para que florezca la litigiosidad. El proyecto de ley corrige esta debilidad jurídica, mantiene el gasto muy por debajo del promedio histórico y permite que el mayor costo pueda ser compensado con el rediseño del bono.

Neira calificó a los seis meses de Milei en el poder como “de dogmatismo, fanatismo y tragedia”

Salió así al cruce de los dichos de Federico Sturzenegger en las redes sociales, donde resaltó los “logros” alcanzados por esta gestión en materia económica.

La legisladora porteña Claudia Neira salió al cruce del asesor presidencial Federico Sturzenegger, que en vísperas de cumplirse los primeros seis meses de gestión publicó en las redes sociales un análisis ponderatorio de la gestión económica del presidente Javier Milei.

“Todo lo que decís es ideológico y abstracto”, le contestó la diputada de Unión por la Patria, para quien “no hay equilibrio fiscal: hay dibujo fiscal… pisan pagos mes a mes para que les cierren los números”.

Pero lo que es peor, agregó la diputada porteña, es que “en todo lo que decís no hay absolutamente nada que le mejore la vida a la gente. Que no haya obra pública puede parecerte una gran idea y construir un nuevo dogma, pero en la práctica es gente sin rutas, sin cloacas,  sin gas…”.

Y continuó Neira: “Que no se gaste en jubilaciones implica que nuestros padres y abuelos la estén pasando mal. Que el DNU-70  haya liberado las prepagas implica un sistema de salud colapsado: enfermeros y médicos que cobran poco, mientras la gente paga sumas exorbitantes”.

“En definitiva, que lo único que les importe sea dar ‘un giro copernicano en el debate público’ habla de un presidente que tiene como objetivo liderar la ultra derecha fanática mundial, en lugar de trabajar para en interés de los argentinos”, sintetizó Claudia Neira, para quien estos seis meses que se cumplen este lunes “son de dogmatismo, fanatismo y tragedia para el país”.

Para Sturzenegger, hay “un Congreso con propuestas infantiles y un presidente adulto”

El asesor presidencial valoró que “se acabó la escribanía del Congreso”, y resaltó en ese sentido que el Parlamento tuerce y modifica leyes, por lo que habló de una democracia “más vibrante que nunca”.

En vísperas de cumplirse los primeros seis meses del Gobierno de Javier Milei, el asesor presidencial Federico Sturzenegger hizo una detallada enumeración de los primeros pasos dados por la administración libertaria.

Allí analiza desde el superávit fiscal a la supresión de la obra pública, y al llegar al tema parlamentario, hace hincapié en “la necesidad de cuidar el equilibrio fiscal”.

El Congreso puede legislar más gasto. Pero sin financiamiento, es un pedido algo infantil, como el de un niño que le pide un regalo a su mamá sin considerar el costo”, señala en un largo hilo publicado en la red social X.

Señala que “cuando el presidente dice que vetará cualquier propuesta legislativa que no contemple su financiamiento, lo único que tiene es una actitud adulta. Un adulto sí pondera los costos de las decisiones que toma”.

Para Sturzenegger, “hoy tenemos un Congreso con propuestas infantiles, y un presidente adulto. Por más que el Congreso hable como un adulto con discursos altisonantes y atildados. Ojalá madure el Congreso. Por suerte son cada vez más las voces allí que demuestran adultez”.

“Esto es importante porque con Javier Milei estamos viviendo un momento único de nuestra democracia. Se acabó la escribanía del Congreso. El Congreso tuerce y modifica leyes, las cámaras se contradicen entre sí, el Congreso emite leyes propias. Nuestra democracia está más vibrante que nunca”, afirma el economista.

Sturzenegger sostiene que “truena el silencio de aquellos que cuestionaban las credenciales democráticas del presidente. El conflicto entre poderes es una señal de solidez de nuestras instituciones. No de lo contrario. Pero a muchos analistas parece gustarles más la sumisión silenciosa que la libertad ruidosa”.

En ese marco, el asesor presidencial cuenta una anécdota de sus tiempos como diputado nacional, con mayoría kirchnerista. “Le expliqué un error en una ley al miembro informante K. Ok, me dijo, pero “no puedo cambiar una coma yo”. Quienes aceptaron esta sumisión hoy cuestionan que el Ejecutivo pelee por sus reformas con un Congreso independiente”, remarcó Sturzenegger.

“Han sido seis meses sorprendentes. Pero no por el DNU-70, o la discusión de la ley bases, sino por el giro copernicano que el gobierno ha logrado darle al debate público. Mucho, considerando que es un gobierno que lleva tan solo 6 meses”, concluye el ministro (todavía) sin cartera.

Tetaz también le contestó a Mauricio Macri

El radical le recordó al expresidente que ellos ya votaron la ley Bases y que le agregaron elementos positivos al texto. Además de aclararle que el proyecto tiene casi el mismo costo fiscal que el proyecto del Pro.

Luego de que el expresidente Mauricio Macri la emprendiera contra los diputados que dieron media sanción la última semana al proyecto que modifica la movilidad jubilatoria, el diputado radical Martín Tetaz salió a contestarle.

Como entre otras cosas el exmandatario sostuvo que los legisladores deberían haberle dicho antes “ampliamente sí a la ley Bases”, el legislador radical dijo que “por suerte primero votamos a favor de la ley Bases en Diputados dándole a Javier Milei las herramientas que Argentina necesita”. Recordó entonces que “dentro de Bases repusimos el impuesto al tabaco que su reforma del 2017 criteriosamente había diseñado y lo hicimos contra el voto de la mala política”.

“También pusimos un capítulo que le da al presidente 60 días para indicar cuáles gastos fiscales está dispuesto a recortar comprometiéndonos a apoyarlo para terminar con privilegios como el de tierra del fuego. Ese artículo suma 2 puntos del PBI de financiamiento, para jubilaciones por ejemplo”, destacó Tetaz, que aclaró también que “finalmente esta semana votamos en contra del proyecto del kirchnerismo que pretendía subir el gasto en jubilaciones 2 puntos del PBI, justamente por irresponsable”.

En su enumeración, Tetaz agregó que “luego por suerte pudimos imponer el proyecto radical que no solo es el más responsable fiscalmente, sino que según la OPC tiene prácticamente el mismo costo que el proyecto de su propio partido (Pro), que impulsaba María Eugenia Vidal, donde las diferencias eran en qué cuotas y de qué modo se pagaba ese 8% de inflación de enero que el decreto 274 se había comido”.

“Déjeme ser aún más claro; hay pleno consenso, incluyendo los proyectos impulsados por los diputados de su propio partido, en el sentido de que hay que reponer el 8% que nuestro proyecto finalmente repuso”, continuó Tetaz, que le pidió al presidente no olvidar que “a usted le tocó asumir con un gasto en jubilaciones y pensiones que representaba el 11% del PBI y que Milei, ajuste brutal del peronismo mediante, ya asumió con solo 8 puntos del PBI de gasto previsional”.

“No hay más margen para seguir ajustando jubilados”, concluyó Martín Tetaz.

El fantasma de los 2/3 hizo su irrupción e inquieta al Gobierno

La moderación que había aceptado mantener los últimos tiempos y de la que hizo gala en el Cabildo cordobés, Javier Milei la perdió esta última semana en la que llenó de epítetos a la oposición a partir de un nuevo traspié legislativo. Que fue mucho más que una inocua media sanción. Deberá entender que su endeblez legislativa no puede ser compensada con vetos y decretos.

Por José Angel Di Mauro

El que avisa no traiciona, es la consigna que enarboló parte de la oposición dialoguista una vez aprobada en la Cámara baja la ley de Bases y el paquete fiscal. Si bien los proyectos tan reclamados desde el Poder Ejecutivo todavía continúan su peregrinar legislativo, a la espera de su tratamiento en el recinto del Senado, con su posterior y seguro retorno a la Cámara baja, cuando el último día de abril ambos proyectos consiguieron su aprobación por amplia mayoría a partir del apoyo de esas bancadas, algunas voces anticiparon desde el seno de las mismas que cumplido ese objetivo ahora comenzarían a trabajar con temas de su propia agenda.

Esto es, avanzarían con iniciativas tales como la nueva fórmula jubilatoria y los temas relacionados con la educación. Es lo que terminó sucediendo.

Recién al experimentar un fuerte traspié en la sesión del martes pasado en Diputados, el oficialismo más débil de la historia legislativa argentina pareció caer en cuenta de la adversidad que se le presenta delante en el Congreso de la Nación. Por cierto, no fue la del 4 de junio la primera derrota en las cámaras, pero sí la más dura, simbólicamente hablando.

Podría decirse que el primer traspié oficial fue en la sesión preparatoria de diciembre pasado en Diputados, cuando Unión por la Patria impuso el método por el cual se elegiría a los integrantes de las comisiones. Pero esa situación fue resuelta prontamente cuando La Libertad Avanza se alió con la oposición dialoguista y repartió con los más confiables las principales comisiones.

El segundo revés fue obviamente al devolver a comisión el 6 de febrero el proyecto de ley de Bases, cuando ya había logrado la aprobación en general, pero el debate en particular se le iba de las manos. Revirtió esa situación meses después, con la media sanción del 30 de abril pasado.

El golpe más duro hasta entonces lo vivió en el Senado, cuando la oposición rechazó el DNU 70/23; pero ese resultado no tendrá efecto real en tanto y en cuanto la Cámara baja no resuelva avanzar contra ese decreto, cosa que de momento no parece ser la idea.

Lo de la última semana fue impactante por la magnitud que revistió. Si bien la media sanción estaba cantada, lo que no esperaba el oficialismo era un resultado tan contundente en la votación, en la que la oposición alcanzó los dos tercios. Algo que ningún oficialismo puede permitirse nunca, por todo lo que ello implica. Contribuyeron a semejante traspié las ausencias: 7 del Pro, donde un sector se inclinaba por la abstención, pero se impuso la decisión de acompañar a La Libertad Avanza con el voto en contra. Se advierte un reproche a esa decisión en las ausencias, dos de ellas notorias: Silvia Lospennato y María Eugenia Vidal.

Eso no fue todo: los tres integrantes del bloque Independencia, nuevos aliados del oficialismo, pegaron el faltazo a la hora de la votación; también faltaron tres diputados alineados con los gobernadores del Pro Nacho Torres y Rogelio Frigerio.

No está bueno para ningún oficialismo acostumbrarse a perder en el Congreso. Ese resultado tiene que ser algo excepcional, y sin embargo es lo que sucederá cuando este proyecto de movilidad jubilatoria llegue a la Cámara alta, donde se superarán los dos tercios de los votos (52 senadores lo apoyarían). Lo que puede hacer la presidenta del Senado -y lo hará- será demorar el tratamiento de esa iniciativa. Pero inexorablemente sucederá, y cuando Javier Milei cumpla su promesa de vetarlo, ambas cámaras podrían rechazar tal decisión reuniendo los dos tercios cada una.

Esta última semana se demostró que pueden, y ese es el principal motivo de preocupación del Gobierno. Con todos sentados en sus bancas, La Libertad Avanza debería garantizarse la presencia de 85 diputados para bloquear toda posibilidad de dos tercios; contaría con 84. Debería garantizarse la anuencia de dos diputadas sanjuaninas que el martes se abstuvieron, para elevar ese número a 86.

Al presidente se le saltó la chaveta inmediatamente después del traspié. A través de las redes anunció el veto inexorable, e insistió con ello en dos apariciones públicas posteriores. Si solo eso hubiera hecho no era tan grave. Pero por el contrario, Milei acompañó su anuncio de veto con incalificables insultos contra los legisladores opositores. Les dijo “degenerados fiscales”, “chorros”, “casta inmunda” e “hijos de p…”. “Él es así”, justifican los mileístas moderados al ser interpelados por los opositores moderados. Esa argumentación comienza a cansar a quienes son los encargados de darle la gobernabilidad a este oficialismo carente de números en ambas cámaras y cada vez más enmarañado en materia de gestión.

Por caso, no entienden que el presidente se haya dedicado especialmente a pegarle a Miguel Pichetto, por su resistencia a votar la eliminación de la jubilación especial para presidentes y vices. En rigor, el excandidato a vice de Macri reaccionó porque “ya estaba acordado previamente que eso se eliminaba del dictamen”, explicó a este medio una fuente legislativa. Como eso no sucedió, intervino Pichetto. La situación obligó a todos a resolver sobre la marcha, y ahí por ejemplo se dio la curiosidad de que el bloque MID, satélite oficialista comandado por el expresidente del bloque LLA, Oscar Zago, votó dividido: dos contra el artículo 11 y una a favor. También votaron en contra Carolina Piparo y su cuñada Lorena Macyszyn, con quien forma un bloque de dos. Tanto Zago, como Piparo fueron entonces presas de la ira de los trolles libertarios, lo que hartó a la diputada, que se hartó de sus exsocios políticos a los que calificó de “enjambre de violentos, ignorantes e intolerantes”.

Milei sueña con tener una mayoría legislativa en 2025, pero a fuerza de internas e intolerancia, este gobierno no puede contener siquiera a los propios.

Pichetto es un diputado clave capaz de tender los puentes que necesita el oficialismo para tener gobernabilidad. Hasta ahora, actuó como tal. “Pero pareciera que el Gobierno no quiere dejarse ayudar”, advirtió un miembro de ese espacio del medio.

La moderación que había mostrado el presidente en sus últimas presentaciones desapareció por completo. Era obvio que reaccionaría mal ante el resultado adverso del martes, tal su naturaleza. Y como se sabía que era imposible que el oficialismo pudiera revertir una derrota ese día, hay quienes imaginan que el anuncio bien temprano del fuerte aumento a los diputados tenía como fin darle elementos al presidente para más tarde castigarlos con mayor dureza.

No faltan quienes especulan con que la ira presidencial contra los legisladores podría haber sido sobreactuada por el mandatario, a fin de tapar el escándalo creciente que involucra a su ministra preferida, Sandra Pettovello.

No pareciera ser un buen negocio para el Gobierno la irascibilidad presidencial. Los mercados se hicieron eco de todo el combo: el traspié legislativo en Diputados; la demora eterna con la ley de Bases; la ira presidencial; las internas infinitas en el oficialismo; la impericia expuesta en la gestión del Ministerio de Capital Humano y, en definitiva, las dificultades por conseguir resultados concretos, salvo el laudatorio éxito que está teniendo con la inflación.

Tanto ruido generó Javier Milei con sus improperios contra los legisladores, que comenzó a percibirse un malestar creciente en el Senado, donde aún falta la aprobación de la ley Bases. Ante esas perspectivas, cuando ya se especulaba con postergar una semana más el debate para asegurarse los votos de los artículos más ríspidos, la presidenta del Cuerpo oficializó la convocatoria a sesionar: será este miércoles a partir de las 10 de la mañana. A cara o cruz. Con un Congreso sitiado por manifestaciones varias convocadas por los más duros para presionar a los senadores.

Con el presidente de nuevo en el exterior, Victoria Villarruel no podrá presidir la trascendental sesión del miércoles en el Senado. La sesión quedará a cargo entonces del presidente provisional Bartolomé Abdala, que es justamente quien manejó el plenario que debatió la ley. Salvo por privarse de la conducción de la sesión por parte de la vicepresidente, la situación no tendrá consecuencias para el oficialismo, ya que el reglamento le permite al presidente provisional votar, y hacerlo dos veces si es necesario un desempate.

Mientras tanto en el Congreso la oposición en su conjunto se apresta a dar otras batallas. El martes la esperan a Sandra Pettovello en la Comisión de Acción Social y Salud Pública, adonde fue convocada aunque no tiene obligación de ir. No lo hará. Hay una recomendación que en tiempos de Cambiemos la entonces enlace parlamentario Paula Bertol le hizo a ese gobierno: los funcionarios deben ir a las comisiones, pero asegurarse antes tener el manejo de las mismas. La comisión convocante debe ser conducida por el oficialismo, o de lo contrario armar un plenario con una que sí presida el partido gobernante. El presidente de esa comisión es Pablo Yedlin, un diputado de UP razonable y de buen diálogo con todos, pero opositor al fin. Y la oposición más dura espera a la ministra “con cuchillo y tenedor”…

Ya tomó nota el Gobierno de su vulnerabilidad en el Parlamento. De que los 2/3 es una alternativa alcanzable para la oposición. Ese número no es solo capaz de revertir un veto (cosa inédita en estos 40 años de democracia); también puede posibilitar habilitar un juicio político. Procedimiento que, por cautela, por ahora nadie cita en público.

Máximo Kirchner le respondió a Milei por la reforma jubilatoria: “Es una demostración de pereza intelectual”

El presidente de la Nación había acusado el diputado de UP de impulsar una “trampa legislativa” luego de la media sanción al proyecto que busca una nueva movilidad jubilatoria.

Luego de la media sanción al proyecto que establece una nueva movilidad jubilatoria, el presidente de la Nación, Javier Milei, había acusado al diputado nacional Máximo Kirchner (UP) de impulsar una “trampa legislativa” y este viernes le salió a responder: “Es una demostración de pereza intelectual”.

“Que el Presidente nombre a alguien es una anécdota, no me cambia nada, me da lo mismo. Es una demostración de la pereza intelectual, tratar de utilizar el apellido para decir ‘el kirchnerismo hizo esto o lo otro'”, planteó Kirchner en declaraciones a AM750.

El diputado culpó al actual gobierno por la caída del poder adquisitivo de los jubilados: “No hay que ser muy lúcido para darse cuenta que los jubilados tienen un grave problema y vienen perdiendo de manera dramática desde que asumió Milei”, sentenció.

“Se dio una síntesis del proyecto de (Martín) Tetaz y bienvenido sea por los jubilados y jubiladas. Cada uno, desde su motivo, desde su óptica, mira la realidad y actúa en consecuencia. Más cuando pertenece a una fuerza como a la que pertenezco”, sumó.

Kirchner se refirió a la decisión de Milei de vetar todo lo que atente contra el equilibrio fiscal y, si bien reconoció que “el presidente tiene la capacidad de veto”, dijo que “habrá una parte de la sociedad que va a saber que hubo esfuerzo por defender los ingresos de los jubilados”. “Creo que se encendió una luz de esperanza para entender que tenemos que tener acuerdos de bases. Y sí, después discutir. Pero por lo menos fue un paso y un poquito de esperanza para quienes han trabajado toda la vida”, afirmó.

El referente de La Cámpora trató a Milei de conservador y dijo que muestra su verdadera identidad cuando se corren las luces y la actuación: ““Sus ideas son viejas. Están expresadas por una persona que tiene las características que tiene. Creo que la sociedad deberá ver y entender que significa que se llame enemigo del Estado. Creo que es correcto discutir el rol del Estado. Y con los desafíos de pensar un futuro mejor. Ahora, destruirlo, no sé. Si yo fuera una persona que va a invertir en Argentina, quisiera tener un Estado presente y previsible”, opinó.

“Acá este tipo de políticas en la Argentina se aplicaron y de una manera cruel entre 1976 y 1983. No voy a hablar del carácter inhumano, cruel, desaparecedor, torturador, apropiador de niños, de la dictadura. ¿De la parte económica, qué resistencia tuvo para llevar adelante su plan económico? La poca que hubo, la poca que quedó fue barrida, torturada, expulsada, exiliada y sin embargo fracasaron las ideas”, planteó el diputado bonaerense.

En esa línea, manifestó: “De hecho, cuando Cristina (Fernández de Kirchner) saca su documento, había un dato: en 1983, con la inflación que recibe el gobierno de Alfonsín, con la deuda y cómo multiplica la deuda la dictadura, obviamente que muchas veces se aborda más por el lado de lo que fue el genocidio, la tortura, la violación de mujeres, un desastre. En la parte humana, hicieron un desastre. Ahora en lo económico, otro desastre”.

De cara al tratamiento de la ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, Kirchner sostuvo: “Tenemos que sacar el RIGI de este proyecto y discutir un régimen de inversiones entre todas las fuerzas políticas”, y alertó: “El problema es que si esto se aprueba en 3 años si el pueblo argentino decide dar marcha atrás no vamos a poder porque van a definir tribunales extranjeros”.

“Creo que también el empresariado nacional debería mirar con atención esto y expresarse en un sentido porque la verdad que aparte uno conoce diferentes proyectos”, expresó y explicó: “Chevron funcionó y fue, digamos, uno de los aceleradores de la producción en Vaca Muerta, podría decir allá al costadito de Perito Moreno, en Santa Cruz, la producción de oro y plata, o lo que es Cerro Vanguardia también desde el año 97 y con participación del Estado, están sacando, digamos, minerales en la Argentina hace 27 años y en asociación con el Estado y funciona, funciona. Hay que tener la inteligencia suficiente y salir de molduras que nos conducen a fracasos”.

En otro tramo de la entrevista, apuntó contra Mauricio Macri a quien calificó de ser “responsable y tendría que tener más humildad en vez de ver qué cuota o parte del gobierno puede manotear para hacer daño o negocios”.

“Tratan de abusarse de las condiciones en las que quedó Argentina después de la fiesta del endeudamiento de la que Macri”, criticó y apuntó: “El ministro de economía de Milei es el ministro de economía de Macri. La ministra de seguridad de Milei es la ministra de Seguridad de Macri. Entonces que dé la cara, porque después no vaya a ser que me lo presenten en 60 días como un salvador”.

“Macri es el máximo responsable de la situación que tiene nuestro país hoy y por eso ni siquiera pudo presentarse en una elección. Entonces tendría que tener más humildad, entender que sus ideas no son tan buenas como dice y tratar de sacar la Argentina adelante en vez de ver qué cuota o parte del gobierno puede manotear para hacer daño o negocios”, ratificó el b

“¿En serio le van a votar superpoderes a este presidente?”

La senadora Juliana di Tullio psoteó en X un fragmento televisivo donde Javier Milei afirma que está dispuesto a soportar todo “con tal de destruir al Estado”.

En la antesala del tratamiento de la ley Bases en la Cámara alta, la senadora nacional Juliana di Tullio (UP – Buenos Aires) arremetió contra el presidente Javier Milei y publicó en X: “¿Enserio los senadores y senadoras de la nación le van a votar superpoderes a este Presidente?”.

Lo que planteó Di Tullio fue a partir del fragmento de una entrevista televisiva internacional, donde el mandatario se muestra efusivo y afirma que “amo ser el topo dentro del Estado porque soy el que destruye el Estado desde adentro”. “Es como estar infiltrado en las filas enemigas”, siguió Milei entre risas.

https://x.com/ditulliojuli/status/1798801945924342121

“La reforma del Estado la tiene que hacer alguien que odie el Estado y yo odio tanto al Estado que estoy dispuesto a soportar todo este tipo de mentiras, calumnias e injurias tanto sobre mi persona como mis seres más queridos que son mi hermana, mis perros y mis padres con tal de destruir el Estado”, afirma Milei.

Por lo pronto, la ley Bases ya está lista para ser debatida en el recinto -se prevé que será la semana que viene- y Unión por la Patria ratificó que los 33 integrantes del bloque rechazaran el proyecto en general y en particular.

Para Monzó, “Milei está destrozando la posibilidad de hacer transformaciones con sus constantes agresiones”

El diputado de HCF se refirió a las posibilidades que tiene la ley Bases de ser sancionada. También, sugirió que “hay que tener gente profesional en el gabinete que lleve adelante la gestión”.

El diputado nacional Emilio Monzó (HCF – Buenos Aires) cuestionó las formas del presidente de la Nación al referirse al Congreso y afirmó que “Milei agrede porque impacta en la sociedad y tienen resultados electorales”.

Del mismo modo, sostuvo que “no he visto mejor momento que el de Milei para hacer las transformaciones, para hacer acuerdos en la Cámara de Diputados y en el Senado que le permitan hacer esos cambios”.

En declaraciones a Radio Con Vos, el expresidente de la Cámara baja señaló que “el equilibrio fiscal lo estamos buscando todos en el Congreso, no hay nadie que esté haciendo alguna trapizonda para que esto se arruine”. Sin embargo, indicó que Milei “con sus constantes agresiones, está destrozando la posibilidad de hacer esas transformaciones”.

“Inflama mucho su discurso para esconder su propia incompetencia a la hora de gestionar y con la estrategia de apelar a lo emocional con frases grandilocuentes para generar una expectativa, parece más cerca de Cositorto que de Alberti o de Mises”, cargó Emilio Monzó.

A su vez, agregó que “tiene que entender que ya terminó la campaña”. “Ahora hay que tener un gobierno sólido, hay que tener gente profesional en el gabinete que lleve adelante la gestión”. Siguió.

Por último, destacó el trabajo de la oposición para que la Ley Bases obtenga media sanción y sostuvo que puede convertirse en ley para fines de junio: “El Gobierno se demoró en enviar el proyecto al Congreso, los ministros no tenían conocimiento de lo que afectaba a sus propias áreas y nos pusimos a trabajar nosotros, la oposición, y hoy el presidente va a tener Ley Bases por ese trabajo”.

Milei tildó a los legisladores de “casta inmunda” y les advirtió: “Voy a seguir bajando el gasto público hasta que les duela”

El presidente de la Nación arremetió contra los legisladores a quienes calificó de “degenerados fiscales”, los cuestionó por bloquear las jubilaciones de privilegio y aumentarse las dietas. Además, ratificó su postura de “vetar todo lo que atente contra el equilibrio fiscal”.

El presidente de la Nación, Javier Milei, brindó este jueves un breve discurso en Agroactiva 2024 donde estuvo acompañado del diputado José Luis Espert, y apuntó fuertemente contra los legisladores a quienes tildó de “degenerados fiscales” y de “casta inmunda” al tiempo que los acusó de querer “voltear su programa económico”. Así, les advirtió que seguirá bajando el gasto público “hasta que le duela a la política”.

Desde la localidad de Amstrong, provincia de Santa Fe, las palabras de Milei van en línea con lo que aseguró el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, quien se expresó en contra del proyecto de reforma jubilatoria, que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

“La política lo único que quiere hacer ahora es romper porque saben que si esto funciona no vuelven más los chorros”, apuntó y planteó: “Lo que tiene tan nervioso a los políticos es que no solo está bajando la inflación, sino que empezó a rebotar la actividad económica. La economía está rebotando y va a rebotar fuerte, si a pesar del ajuste más grande de la historia de la humanidad mi imagen sigue estando como cuando asumimos, y si fuéramos a una elección general ganaríamos por escándalo”.

El jefe de Estado ratificó: “Los chorros están nerviosos, es porque la casta tiene miedo y tiene tanto miedo que lo único que hacen es querer sabotear a este gobierno”.

Durante su exposición ante los productores agrícolas, el presidente apuntó contra los legisladores: “Lo que hacen los degenerados fiscales que están en el Congreso están todo el tiempo enviando leyes para tratar de sabotear la columna vertebral del programa económico que es el superávit fiscal”.

En esa línea, cuestionó la media sanción del proyecto de nueva movilidad jubilatoria y el incremento de las dietas: “Una muestra de ello lo dieron ayer, pero, además, no podían dejar de mostrar que son una casta inmunda porque se subieron un 80% las dietas”. Vale aclarar que el aumento de las dietas de los diputados nacionales fue algo que trascendió durante la sesión del martes en la Cámara baja, pero todavía no se concretó por medio de ninguna resolución. Fuentes del oficialismo incluso se esforzaron por hacer saber que será “en cuotas” y podría ser menos a ese porcentaje.

En tanto, los criticó por la demora en aprobar la ley Bases y el paquete fiscal: “Para pasar las reformas estructurales que necesitamos los argentinos de bien llevan tomándose seis meses, para aprobar el aumento de ellos rapidito lo hacen, que eficientes que son cuando es la de ellos”.

“Bloquearon el tema de eliminar las jubilaciones de privilegio, me importa un rábano yo voy a renunciar a mi jubilación de privilegio porque si yo hago bien mi trabajo, después voy a poder seguir trabajando en el sector privado cuando deje este puesto”, ratificó Milei y disparó: “Estos están acostumbrados a ser zafarranchos durante los últimos 100 años entonces tienen un seguro que son las jubilaciones de privilegio. No, basta, si hiciste las cosas mal mereces cagarte de hambre por hijo de puta y por eso hay que eliminarlas”.

“La voluntad de voltear el programa económico del Gobierno, la oposición, o Corea del Centro, la realidad es que nosotros sí van contra el equilibrio fiscal y vamos a vetar todo. No voy a entregar el déficit cero de ninguna manera y, si aun así buscaran el mecanismo para romper el equilibrio fiscal, voy a bajar más el gasto público hasta que le duela a la política”, afirmó.

Además, acusó nuevamente a los “degenerados de la política del Congreso” por la suba del dólar de los últimos días, que este jueves abrió a $1.250 que “están tratando de entorpecer el superávit fiscal”.

“No estamos nerviosos y nos causa gracia a todos los apocalípticos pifiandores seriales que quieren que todo salga mal para poder convalidar los modelos pedorros que pifiaron siempre”, expresó.

Milei sostuvo que “la ley Bases, que pronto va a salir, y el DNU sigue funcionando es una reforma ocho veces más grande que la que hizo Carlos Menem, es la reforma histórica más grande y después dicen que no tenemos programa económico. Vamos camino a parecernos a un país como Alemania o Francia”.

Promediando su discurso, aseguró que aún tienen pendiente 3.200 reformas estructurales más y agregó: “Nos vamos a convertir en el país más libre del planeta y más próspero del mundo”.

Por último, adelantó: “Como creemos que emitir dinero es un delito, vamos a enviar una ley de no emisión y va a ser que cuando haya emisión monetaria quien lo haga vaya preso el presidente de la Nación, el ministro de Economía, el presidente del Banco Central y todo su directorio y todos los diputados y senadores que estafen a la gente con la emisión monetaria”.

La ley de no emisión es una de las leyes “anticasta” que el presidente había anunciado en la apertura de la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo

“Es cierto que pueden decir que hubo leyes y se las llevaron puestas, pero también es cierto que le vamos a dar a esta ley categoría de delito de lesa humanidad por lo tanto es imprescriptible. Puede venir otro Gobierno, volver a emitir y seguramente andar a las andadas y van a querer cambiar la ley y dar un montón de motivos muy sensibleros como hacen siempre, pero siempre cuando vuelva la inflación la gente va a recordar que los liberales terminamos con la inflación y ahí cuando venga otro Gobierno les van a recordarles que ese es un delito imprescriptible y los van a meter a todos presos”, cerró.

Milei anticipó que irá a la ANSeS para renunciar a la jubilación de privilegio

La Oficina del Presidente de la Nación emitió un duro comunicado donde lamenta la actitud “de la mayoría de la diligencia”, a la que acusa de haber dilatado el tratamiento de la ley Bases y tratar de “entorpecer el programa económica de este Gobierno”.

Durante toda la jornada el mileísmo siguió la “guerra” contra el Congreso en las redes sociales. Esta fue una de las imágenes que el propio presidente reposteó.

Por tercera vez desde que se aprobó en la madrugada del miércoles el proyecto que modifica la movilidad jubilatoria, el Poder Ejecutivo volvió a pronunciarse de manera crítica y ratificando que vetará esa y cualquier ley que vaya en el mismo sentido.

La primera vez fue inmediatamente después de la media sanción, cuando el presidente Javier Milei tuiteó con dureza contra lo votado por los diputados, ratificando que votaría esa norma. Volvió a hacerlo este miércoles por la mañana, con su durísimo discurso en un foro económico, y cerró la jornada con un comunicado emitido por la Oficina del Presidente de la Nación, no menos duro que los anteriores pronunciamientos.

Allí ratificó que el presidente Javier Milei vetará “cualquier ley que atente contra el equilibrio fiscal de la República Argentina”.

“Esta madrugada, tras aumentarse 80% el salario, diputados opositores otorgaron media sanción a un proyecto de ley promovido con el objetivo de reinsertar al país en la senda de la decadencia: reincidir en el déficit, en la espiral inflacionaria y en la obligación de contraer deuda. Un proyecto irresponsable que, de entrar en vigencia, destruiría todo el esfuerzo y los logros fiscales obtenidos en los últimos seis meses”, expresó el comunicado.

Por tal motivo se anticipa que el presidente presentará ante la ANSeS su decisión de no ejercer el derecho a la jubilación de privilegio. Sostiene al respecto el comunicado que “este Gobierno tiene el mandato de rescatar al país de la miseria a la que ha sido relegado como consecuencia de la irresponsabilidad fiscal de aquellos que, paradójicamente, proclaman defender a los jubilados mientras sostienen jubilaciones de privilegio multimillonarias”.

La nota difundida por el Gobierno sostiene que lamentan que “diputados bien intencionados participaran de la trampa legislativa de Máximo Kirchner, y reitera su decisión inquebrantable de mantener el equilibrio fiscal utilizando todas las herramientas que proporciona la Constitución Nacional, incluyendo el veto, de ser necesario”.

“El presidente de la Nación ha demostrado de sobremanera la voluntad de cooperar con la dirigencia política recurriendo al Congreso de la Nación en búsqueda de las herramientas necesarias para salir de la crisis, y proponiendo el Pacto de Mayo para acordar políticas de Estado con todos los actores de la vida económica y social de la Argentina”, añade el comunicado.

Sostiene el comunicado que “al día de hoy esa buena voluntad no ha sido recíproca por parte de la mayoría de la dirigencia. Han dilatado el tratamiento de la ley Bases, han agredido sistemáticamente al Gobierno nacional, y todas las semanas proponen una nueva agenda legislativa dedicada a entorpecer el programa económica de este Gobierno”.

El comunicado cierra diciendo que “algunos actores quieren que la Argentina siga por el mismo rumbo que nos ha condenado al fracaso. Eso no va a pasar con este presidente. La Argentina ha cambiado y el mandato popular será defendido con todas las herramientas del Poder Ejecutivo”.

Milei: “Les voy a vetar todo; me importa tres carajos”

El primer mandatario continuó así su reacción airada contra la derrota legislativa que el oficialismo sufrió en Diputados. Fue en un discurso, pero ya había criticado fuerte desde las redes sociales.

“Cada vez que los degenerados fiscales de la política quieran ir a romper el equilibrio fiscal, se lo digo yo ahora; lo dije antes, lo voy a repetir hasta el cansancio: ¡les voy a vetar todo! Me importa tres carajos”. De esa manera se expresó este miércoles el presidente de la Nación, Javier Milei, en el cierre del Latam Economic Forum.

En el encuentro celebrado en Parque Norte, el primer mandatario tuvo así la oportunidad de expresarse en vivo respecto de la media sanción alcanzada en las primeras horas de este miércoles por la oposición en su conjunto, de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Fue un severo traspié legislativo para el Gobierno, y el presidente ya se había manifestado en las redes sociales inmediatamente de la aprobación del dictamen consensuado entre toda la oposición, menos el Pro.

En su discurso de este miércoles, Milei alardeó sobre el ajuste que viene practicando resaltando el hecho de haber echado a 25 mil empleados estatales, pero fue más lejos al anticipar que despedirá “a 50 mil más” próximamente.

“A diferencia de otros, que con ajustes de medio punto terminaron volando por los aires, nosotros hicimos un ajuste de siete puntos. Estamos acá parados y vamos a seguir dando la pelea”, sostuvo el presidente, que a continuación lanzó su sentencia dirigida a los legisladores. “Y cada vez que los degenerados fiscales de la política quieran ir a romper el equilibrio fiscal, se lo digo yo ahora; lo dije antes, lo voy a repetir hasta el cansancio: ¡les voy a vetar todo! Me importa tres carajos”.

Para Milei, en el Congreso hicieron “alarde de ser casta”, se quejó porque la ley Bases está ahí “estacionada”, mientras que, por el contrario, los legisladores son “muy rápidos” para subirse el sueldo.

En referencia al diputado Miguel Pichetto, clave en la oposición dialoguista con el Gobierno, Milei dijo que “ayer un diputado se puso a defender las jubilaciones de privilegio. Algo a lo que vamos a renunciar es a eso. Yo puedo estar cuatro u ocho años; pero después, ¿qué hago? Voy a tener que salir a laburar”.

Y agregó: “Como tengo que hacer eso, me tengo que ocupar activamente de hacer cosas que están bien, porque si no, el día después me quedo sin laburo y me cago de hambre. Eliminar las jubilaciones de privilegio es un incentivo para hacer las cosas bien. Se les terminó el seguro. Si hacen las cosas mal, que se caguen de hambre por ser una mierda”.

El presidente del bloque Hacemos Coalición Federal cuestionó el artículo contrario a las jubilaciones de privilegio para presidentes y vices que figuraba en la ley que tuvo media sanción, pero el mismo resultó rechazado por 111 votos contra 109.

Tetaz: “Si yo fuera el presidente no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso”

El diputado radical celebró la media sanción al proyecto de una nueva movilidad jubilatoria y remarcó que tiene un costo fiscal del 0,45 punto del PBI total.

El diputado nacional Martín Tetaz (UCR) destacó la media sanción que obtuvo en la Cámara baja el proyecto de modificación de la fórmula jubilatoria y le aconsejó al presidente de la Nación, Javier Milei, que “no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso”.

“Dos tercios del Congreso votó la reforma jubilatoria que implica que le devolvamos a los jubilados el 8% que el decreto 274/24 de Milei misteriosamente no reconoció de la inflación de enero, porque dispuso que a partir del mes de abril los jubilados debían recibir la devolución de la inflación de enero, febrero y marzo, pero era solo 12,5% de la inflación de enero, o sea, le estamos recomponiendo lo que la licuadora les quitó durante el mes de enero, ese es el punto más importante”, explicó Tetaz en diálogo en Radio Rivadavia.

Tras advertir que el sector pasivo “perdió en 2023 con el gobierno anterior, donde hubo 211% de inflación, solo tuvieron 110% de aumento y perdieron más de 100 puntos”, precisó que la iniciativa “establece que una vez por año, si los salarios se recuperan, una parte se traslade a mejoras jubilaciones y una jubilación mínima equivalente a la canasta básica”.

Al respecto, Tetaz precisó que “eso tiene un costo fiscal del 0,45 punto del PBI la mitad de la baja de ganancias que votó el presidente el año pasado con el kirchnerismo, ese es el costo total del proyecto”.

“El proyecto salió con 2/3 de los votos que son suficientes para insistir contra el veto del presidente”, planteó.

El radical le aconsejó a Milei: “Si yo fuera el presidente, no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso, porque la Constitución es muy clara y el Congreso puede insistir en la formulación original del proyecto con una mayoría especial de dos tercios. Vetar una ley que tiene dos tercios no tiene mucho sentido”, y agregó: “El presidente puede hacer lo que quiere porque está en su derecho que la Constitución le confiere”.

El diputado nacional consideró que “ayer se le sacó la pila a la licuadora, que, según el Presidente, era el 10% del ajuste”.

“Si el cambio era que el ajuste fiscal lo paguen los jubilados, es lo mismo que venía haciendo el kirchnerismo hasta ahora, eso no fue lo que votó la sociedad y no es lo que dijo Milei en campaña y es insólito que el argumento ahora sea que por culpa de que los jubilados van a cobrar lo mismo que cuando llegó él, no puede conseguir el equilibrio fiscal, es insostenible. Esto es medio punto del PBI todo el costo fiscal del proyecto es 0,45% es el proyecto más responsable desde lo fiscal”, planteó el economista y cerró: “Se queda sin pila la licuadora y ahora tiene que empezar a producir otro tipo de ajuste en otras variables, si es que quiere continuar ajustando”.

La advertencia de Milei tras la media sanción a una nueva fórmula jubilatoria: “No voy a entregar el equilibrio fiscal”

En la madrugada de este miércoles la Cámara baja aprobó el proyecto acordado entre UP y la oposición dialoguista. Al mensaje del presidente de la Nación, se sumó la ministra Patricia Bullrich y el diputado Diego Santilli.

La Cámara de Diputados aprobó en la madrugada de este miércoles el proyecto que establece una nueva fórmula jubilatoria que fue el resultado de negociaciones entre UP con la oposición dialoguista –menos el Pro- lo que fue un cimbronazo para el oficialismo y que desafía al presidente de la Nación, Javier Milei, quien ratificó que no va a entregar el equilibrio fiscal.

El dictamen que resultó aprobado fue el primero en minoría, tras un acuerdo previo que existía, correspondiente a los bloques UCR, HCF, IF y CC, que resultó aprobado por 160 votos a favor, 72 en contra y 8 abstenciones.

A través de su cuenta “X”, Milei compartió un posteo para que “le que quede claro a todo el mundo: no voy a entregar el equilibrio fiscal de ningún modo. Defenderé la caja a veto puro si es necesario”.

“A puro déficit fiscal empobrecieron al país, por lo que de ningún modo voy a permitir que esto se repita. VLLC!!!”, cerró su mensaje ratificando su advertencia de que vetará toda ley que atente contra su objetivo de equilibrio fiscal.

En paralelo al fuerte mensaje de Milei, se expresó también La Libertad Avanza. “Recién en la Cámara de Diputados de la Nación, 160 legisladores acaban de votar una Ley para quebrar al Estado Nacional el mismo día que se aumentaron los sueldos”, se cuestionó.

“Mientras tanto, el Congreso sigue sin aprobar la Ley Bases para que los argentinos podamos volver a crecer y salir de la crisis”, apuntó la cuenta oficial libertaria.

En apoyo salió la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien apuntó: “Juntos para quebrar al Estado y empobrecer a los jubilados y sus familias. Ni un paso atrás. 100 años de progreso o la vida en decadencia. ¡El pueblo ya eligió!”.

En el mismo sentido se expresó el diputado del Pro Diego Santilli: “La misma noche en que sufrieron amnesia y descubrieron que los jubilados ganan una miseria, votaron EN CONTRA de eliminar las jubilaciones de PRIVILEGIO. Más kirchneristas no se consigue”.

“Es cínico que los autores del FRACASO en la Argentina quieran venir a brindar ‘soluciones’, USANDO a los jubilados y a las universidades, después del desfalco que dejaron en el Estado. Háganse cargo y dejen de tomar como rehenes a los argentinos para desestabilizar al gobierno”, agregó en otro posteo.

Campagnoli apuntó contra la postulación de Lijo a la Corte y le exigió a Javier Milei que designe en ese rol a una mujer

La diputada de la Coalición Cívica calificó al juez federal de “inoperante” y de ser “el peor juez de Comodoro Py por su lentitud, por la falta de eficacia en sus sentencias y procedimientos,”, al tiempo que lo acusó de “cajonear causas de corrupción”.

La diputada nacional Marcela Campagnoli (Coalición Cívica) planteó una cuestión de privilegio contra el presidente de la Nación, Javier Milei, por la postulación a la Corte Suprema del juez federal Ariel Lijo y le pidió que respete ese rol para una mujer.

“Hay muchos senadores que a mí me preocupa el silencio que mantienen frente a esta postulación. Los he visto marchar a favor de la justicia, sin embargo, callan con un silencio que aturde”, apuntó la diputada.

Campagnoli planteó que “la Corte necesita gente idónea, gente ejemplar, son el último intérprete de la Constitución Nacional, sus integrantes deben ser un espejo donde los ciudadanos queremos que se refleje el ideal de justicia que perseguimos, Lijo empaña ese espejo con su inoperancia”, y lo acusó de hacer un “cajoneo permanente que ha hecho de causas de corrupción que le ha valido una auditoría que ha demostrado que es el peor juez de Comodoro Py por su lentitud, por la falta de eficacia en sus sentencias y procedimientos, por las sospechas que hay sobre su patrimonio que le ha valido una denuncia de la doctora Elisa Carrió por enriquecimiento ilícito y varias denuncias por su desempeño en el Consejo de la Magistratura”.

“Mi postura no es ideológica, no tengo temor como tienen los senadores que si hablan en contra y no es electo en la Corte pueden ir contra ellos porque el juez Lijo sabemos que es muy influenciable para estos procederes contra alguno de los senadores que no lo quiso votar”, manifestó y apuntó: “Lijo ha cajoneado causas de todos los colores es un juez tiempista, ineficiente, lento, inidóneo, no es ejemplar”.

Al respecto, preguntó: “¿Eso queremos para la Corte Suprema? ¿No hay otros jueces con más méritos? ¿No hay otros académicos con más méritos? ¿no hay mujeres que puedan ocupar ese rol con la cantidad de juezas admirables que hay a lo largo y ancho del país? ¿No hay académicas que puedan cumplir ese rol?”.

“Somos la mitad de la población, merecemos un lugar en la Corte y debemos mantener esa silla en la Corte para una o dos mujeres al menos y me animo a darle nombres si el presidente Milei no tiene tiempo”, sostuvo Campagnoli y le mencionó a la constitucionalista María Angélica Gelli y a “la gran abogada Delia Ferreira Rubio que ha estado a cargo de transparencia internacional”.

La diputada las calificó como “mujeres prestigiosas”, y señaló: “No puede el presidente ningunear como ningunea a las mujeres y no proponer una mujer idónea, hay muchísimas mujeres que pueden ocupar ese lugar con muchísima eficiencia y con mucha más ejemplaridad que tiene el juez Lijo”.

“Hay muchos que creen que el problema del país es el déficit cero, para otros es la dirigencia política, yo soy de las que creo que el problema de la Argentina es la justicia. Si tuviésemos una justicia que actúa en tiempo y forma, que juzga no después de 20 años a aquel que no cumple su rol con eficiencia, con responsabilidad e idoneidad y ejemplaridad, en esta Argentina no se cumple eso de ‘el que las hace las paga’ muchísima gente que debería estar con una sentencia, anda por los canales de televisión”, manifestó.

Y cerró: “Creo que la justicia tiene un rol fundamental en la democracia porque sin justicia no hay República. Le pido al presidente que reflexione a quién quiere poner en la más alta magistratura, postulemos gente idónea, ejemplar, no lijemos la Justicia”.

Senadora de UP alertó que los despidos en el Correo Argentino “ponen en juego la realización de las elecciones 2025”

A falta de un año de las elecciones legislativas, Nora Giménez realizó un posteo en X donde apuntó contra el presidente Javier Milei y su intromisión con la empresa encargada de la distribución de urnas.

La senadora nacional Nora del Valle Giménez (UP – Salta) apuntó contra el Gobierno Nacional por llevar cabo “el desmantelamiento” de las oficinas del Correo Argentino. Además, alertó que esto “pone en juego la realización de las elecciones 2025”.

A través de su perfil de X, la salteña posteó un recorte periodístico que encuadra el despido a 5.000 trabajadores en la empresa estatal. “El desmantelamiento de las oficinas del Correo Argentino que está llevando adelante el Gobierno de Javier Milei, además de complicarle la vida a vecinos de pueblos de toda la provincia y el país y de contribuir a su aislamiento, pone en juego la realización de las elecciones 2025”, cargó.

https://x.com/noragimenezok/status/1797705928512540706

Del mismo modo, planteó que “la justicia electoral está preocupada porque con 5.000 trabajadores desvinculados del Correo hoy es imposible la planificación y ejecución del operativo electoral, y los intentos de hacerlo con privados en el pasado han fracasado”. “Mi duda es ¿esto no se habrá hecho a propósito?”, sumó.

A falta de un año de las elecciones legislativas del 2025, la senadora de UP mostró su preocupación ante la situación ya que es Correo Argentino la empresa que se encarga de la distribución de las urnas en todo el país, el padrón de votantes y luego, retirarlas para el recuento provisional.

Villarruel cruzó a Grabois por sus críticas a Javier Milei: “Vos usas a las pobres para lucrar

El dirigente social comparó al presidente con lucifer tras brindarle el apoyo a la ministra Sandra Pettovello en medio de la polémica por la entrega de alimentos.

En medio de la polémica por el manejo de los alimentos acopiados en dos depósitos del Estado y las críticas a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, cruzó duramente a Juan Grabois a quien acusó de lucrar con los pobres y de usar a los católicos y su fe para “existir políticamente”.

La titular del Senado salió al cruce de un extenso mensaje del exprecandidato a presidente por Unión por la Patria, quien había cuestionado el apoyo público de Javier Milei a la ministra Pettovello.

“Vos ofendes a Dios cuando tomas Su Santo Nombre en vano. Vos ofendes cuando usas a los pobres para lucrar con ellos y hacer política. Vos ofendes cuando a personas rectas las acusas de conspirar contra el Presidente sabiendo que mentís arteramente. Dejá de usarnos a los católicos y a nuestra Fe para polemizar y existir políticamente. Tené dignidad Grabois”, fue la respuesta de Villarruel.

Grabois comparó a Milei con Lucifer y agregó: “Te crees dueño de la verdad que es peor que mentir: es el pecado de la soberbia”. Así, lo acusó de estar “totalmente desconectado de la realidad, perdido en la vanidad y el narcisismo, disfrutando de robarle una foto a cualquier ricachón que te cruzas”.

“No sabes dialogar con argumentos, datos, ideas, alternativas. No sabes aceptar al que piensa distinto. Ese fanatismo fundamentalista te impide entender lo que está pasando”, apuntó.

El cruce coincide con el momento en el que el Gobierno decidió salir a hacer una fuerte defensa de la gestión de Pettovello, quien había sido apuntada por la oposición cuando se comprobó que había leche próxima a vencer entre los alimentos acopiados en los depósitos de Villa Martelli (Buenos Aires) y Tafí Viejo (Tucumán).

El mismo Milei publicó una foto con la funcionara y un mensaje en el que afirmaba que los ataques en su contra “revelan el modo miserable en que opera la política” y acusó de “amorales, hipócritas, chorros y mentirosos” a quienes cuestionan su labor.

Los problemas de gestión de un presidente itinerante

Los defensores a ultranza del Gobierno asignan una importancia superlativa a los encuentros presidenciales con figuras como Elon Musk o Mark Zuckerberg. Y tienen parte de razón. Pero quedó muy expuesto en una semana complicada el poco interés que Milei asigna a la gestión de su gobierno. De momento, eso no se nota en las encuestas.

Por José Angel Di Mauro

Una de las modificaciones más importantes incluidas en la reforma constitucional de 1994 fue sin dudas la creación de la figura del jefe de Gabinete de Ministros. Fue a instancias de Raúl Alfonsín, inspirado en el parlamentarismo europeo y con la expectativa de que esa figura pudiera descomprimir el papel del Presidente de la Nación, en medio de las crisis recurrentes que vive la Argentina.

A lo largo de estos 29 años que pasaron desde la creación de ese cargo clave en cualquier administración, hubo 18 jefes de Gabinete –Guillermo Francos todavía no asumió, lo hace este lunes- y difícilmente pueda encontrarse aun entre los propios convencionales que redactaron la Constitución alguno que esté satisfecho con el papel que han tenido quienes ocuparon tan alto cargo. De hecho, cuando hace poco más de dos semanas se realizó en la Cámara baja una jornada evocatoria de los 30 años de la sanción de la nueva Carta Magna, el actual presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti –que por entonces era el joven vicepresidente de la bancada de convencionales justicialistas-, reconoció tener algunas reservas respecto de los contenidos de esa reforma, citando en primer lugar la figura del jefe de Gabinete, que para él “no terminó de funcionar”.

El décimo octavo de los jefes de Gabinete lejos estuvo de cumplir medianamente sus objetivos, mucho menos los de actuar como “fusible”. No lo fue Nicolás Posse, el amigo personal del presidente Javier Milei que terminó yéndose por la puerta de atrás. Y contrariamente a lo que pudiera corresponderle a un cargo de semejante envergadura, resultó eyectado cuando la gestión actual ni siquiera ha cumplido medio año.

No es el primer ministro de este Gobierno que se va, recordar a Guillermo Ferraro, otrora titular de Infraestructura y sobre todo la mala manera como le tocó irse. El despido de Posse fue también hostil, acorde a cómo fueron sus últimos días en el cargo. El exjerárquico de Corporación América arrancó la semana con la certeza de que estaba “de salida”, y no alcanzó a sobrevivir siquiera ese primer día. Si bien había dicho que esperaría al desenlace de la ley de Bases para reconfigurar su gabinete, Javier Milei lo despidió -con un ninguneo notorio en las redes- antes de partir a Estados Unidos.

La importancia de Posse en el esquema mileísta de gobierno la daba el hecho de integrar él la mesa chica de esa administración. Algo debe haber cambiado, pues al tiempo el jefe de Gabinete dejó de compartir ese selecto grupo con Milei, Karina y Santiago Caputo. Siguió ocupándose, sí, de manejar la relación con Estados Unidos, aunque ya de capa caída no había sido integrado a la comitiva que viajaba el lunes pasado a ese país.

Nicolás Posse dio su primer y único informe ante el Congreso pocos días antes de ser echado del cargo.

Otro botón de muestra de que la relación había dejado de ser armoniosa la da lo que el representante de un fondo inversor muy importante que se reunió con Milei tiempo atrás contó a quien esto escribe. Interesado, y tras evacuar sus principales dudas, el Presidente mandó a ese representante de un sector muy lejano a los intereses de Washington a continuar el diálogo con representantes del Palacio de Hacienda. ¿Por qué no con Posse?, le preguntaron, a lo que el mandatario contestó con naturalidad: “Porque es hombre de Estados Unidos”.

Más allá de las causas que desencadenaron la caída en desgracia del ex jefe de Gabinete, algunas de las cuales se conocieron los últimos días y fueron generadoras de gran inquietud, la realidad es que la tarea de coordinación del Gobierno, que es la función principal que corresponde a ese cargo, ha dejado mucho que desear en el tiempo que esa administración lleva de gestión, según coinciden propios y extraños. La cobertura de cargos ha sido siempre un punto flaco y prueba de ello es el gran porcentaje de segundas y terceras líneas sin nombrar. Motivo por el cual muchos son los funcionarios de la anterior gestión que permanecen en sus cargos y hasta han sido promovidos. Más de uno -o una- se han transformado en fervientes libertarios; pero amén de ese dato anecdótico, lo cierto es que hay permanentes falencias en la gestión, y en las últimas semanas se han puesto más en evidencia.

Se dio en la cartera que conduce Sandra Pettovello, un ministerio gigantesco que nuclea demasiadas áreas muy diversas y cuyos resultados ponen en duda el modelo de gestión. Lo sucedido con el reparto de alimentos en un país donde hay hambre roza el escándalo. Pero también fue muy grave la situación planteada en materia energética, donde afloraron la última semana problemas que muchos creyeron superados cuando se inauguró el gasoducto Néstor Kirchner.

Sandra Pettovello al frente de un ministerio gigantesco que ha tenido ya muchas polémicas.

Los últimos días el país se quedó sin Gas Natural Comprimido (GNC), desnudando la falta de previsión del Gobierno, que debió revertir esta semana un mandamiento de la Biblia libertaria: la decisión de eliminar la obra pública. El lunes pasado se publicó en el Boletín Oficial la autorización para realizar una obra para llevar el gas de Vaca Muerta al norte del país. Se trata del reversal que permitirá abastecer a siete provincias que antes recibían el gas de Bolivia, pero ahora que ese país se está quedando sin fluido, necesitan recibirlo desde el sur. Se trata de una obra sencilla, no más de 100 kilómetros, que debió haber arrancado el año pasado.

En esta crisis energética hubo errores compartidos entre la administración actual y la anterior. El Gobierno de Alberto Fernández debió haber comenzado esas obras, pero no lo hizo, y éste no se ocupó tampoco: ni del reversal, ni del Néstor Kirchner. No llegaron a terminar la construcción de las plantas compresoras que son las que permiten poner más gas dentro de los caños.

Por eso el gasoducto funciona a medias: podría transportar 22 millones de metros cúbicos, pero está transportando la mitad, ya que no se hicieron las plantas compresoras. No eran un gran gasto: el gasoducto costó 2.500 millones de dólares y las dos plantas que faltan valen 50 millones.

Los expertos en energía coinciden en que las autoridades energéticas “se durmieron” también con los barcos gasificadores. El Gobierno solo importó 20, cuando el año pasado para esta época ya había comprado 40. Fue, claramente, para gastar menos dólares, en aras de mostrar el mantenimiento del superávit, pero el invierno llegó antes y ese “ahorro” saldrá caro, porque hay que importar a las apuradas.

Providencialmente ubicaron un buque de GNL de Petrobras, cuya carga quisieron adquirir sin licitación el último martes, pero una vez aquí, la petrolera se negó a descargar, exigiendo el pago en dólares “cash”. El “no hay plata” no conmovió a los brasileños, aunque finalmente el Gobierno de Lula accedió al pedido expreso de Diana Mondino y pudimos superar la emergencia. Debiera aprender Milei que en la relación entre Estados, los resquemores personales se dejan de lado.

Pero el presidente argentino tiene una particular visión de las relaciones exteriores y está convencido de que es preferible privilegiar los encuentros con figuras de otros rubros por sobre las visitas de Estado. Así es que estuvo toda esta última semana fuera del país, alejado de los problemas de la Argentina, siendo su hermana la que estuvo en contacto permanente para ser interiorizada sobre el día a día, según se afirma. Empoderado con su nueva designación, Guillermo Francos tuvo esta vez vía libre para definir e hizo más concesiones el miércoles pasado, cuando nuevamente parecía que la obtención del dictamen se diluía ante más reclamos. Finalmente consiguió revertir las posturas de tres senadores y se aseguró no solo el dictamen, sino también la votación en general de la ley de Bases y el paquete fiscal, lo que implica que habrá ley en tres o a lo sumo cuatro semanas.

Entre tantos errores, fue una buena decisión presidencial encaramar al frente de la Jefatura de Gabinete al ministro más político. Pero sobre todo, darle las herramientas suficientes para negociar.

Así y todo, pese a las complicaciones que se multiplican y en otra semana donde las únicas buenas noticias para el Presidente fueron esos dictámenes y su foto con Mark Zuckerberg, Milei siguió celebrando porque las encuestas le siguen sonriendo.

Amén de la relativa confiabilidad que puedan tener, el Presidente prefiere ver la parte del vaso lleno que lo muestra con una imagen positiva del 58,7%, mientras que el ministro de Economía que lleva adelante un monumental ajuste está quinto con 51,6 puntos. Así lo muestran la encuesta de Giacobbe Consultores, que tiene a Manuel Adorni tercero, con 56,2% -¿se está gestando un candidato para CABA o PBA?-. No solo eso, Milei se entusiasma con el 57,3% que dice creer que lo peor en materia económica ya pasó, soslayando el 42% que por el contrario cree que lo peor está por venir.

Menos alineada con los deseos oficialistas, pero también bastante positiva, una encuesta de la Universidad de San Andrés muestra un 41% de satisfacción con la marcha general de las cosas a 6 meses de asumir Milei, 10 puntos más respecto del mes de marzo.

El Presidente tiene un 48% de aprobación, 3 puntos menos que en marzo. Pero hay un dato que se lleva toda la atención. Mérito del Gobierno, la preocupación por la inflación ha descendido al 34%. Pero ahora figura en primer lugar la preocupación por los bajos salarios, con el 36%. En segundo lugar está un tema que no suele figurar alto: la pobreza (35%), relegando incluso a la inseguridad al tercer lugar (31%).

Días Francos

El ascenso de Francos es una noticia muy interesante porque significa que el león termina por asimilar ciertas cuestiones conceptuales, absolutamente imprescindibles para el gobierno más débil políticamente desde 1983.

Por Carlos Fara

Se supone que el jefe de Gabinete es una suerte de alter ego del presidente, en la práctica, más allá de lo constitucional. Una mano derecha que sigue los temas y controla la administración, además de hacer política. Lo fue Alberto para Néstor, Marcos Peña para Macri, o Santiago Cafiero para Alberto (hasta que la crisis con CFK lo obligó a desplazarlo). En ese esquema, los ministros son fusibles para desactivar situaciones indeseables.

Pero con Milei todo lo esperable puede dejar de serlo. El primer gran cambio es precisamente… el jefe de gabinete, al revés de la milanesa, porque con el presidente libertario todo será diferente, extraño, disruptivo. Más allá de los errores que pudo haber cometido Posse durante su gestión, durante la campaña era claro que el ex ministro coordinador le imponía al candidato un respeto particular, porque había sido su jefe en Corporación América, se tenían confianza y hasta se permitía ponerle límites en público. Pues eso concluyó.

El ascenso de Francos es una noticia muy interesante porque significa que el león termina por asimilar ciertas cuestiones conceptuales, absolutamente imprescindibles para el gobierno más débil políticamente desde 1983. Triunfó la política sobre la “impronta management privado” que implicaba Posse. La media sanción en diputados y el dictamen reciente en el senado hablan a las claras que Francos fue empoderado a medida que pasó el tiempo. Recuérdese que cuando se cayó la ex ley ómnibus, hasta corrieron rumores de que el nuevo jefe de gabinete podría haber salido de su entonces cargo de ministro del interior. Ahora no solo ascendió, sino que también acumuló poder, conservando en la práctica el puesto anterior.

En este sentido “jamoncito”, con el giro pragmático que venimos señalando en esta columna desde hace un mes y medio, de a ratos parece tener una capacidad de aprendizaje muy distinta a la del Emir de Cumelén. Macri entronizó a Marcos Peña acompañado del grupo musical “ellos son yo”, uno de los cuales se jactaba de ser un “ensamblador de egos”. Lo único que lograron fue desensamblar la gestión. Ahora están aprendiendo a bajar la montaña. En buena hora.

Un ruido puede aparecer con el tablero con la llegada del “joven maravilla” Sturzenegger, no solo porque viene con impronta talibán, sino porque si se produjera un cortocircuito en el esquema de Toto, todo el mundo empezaría a mirar al dos veces ex funcionario a ver qué piensa sobre la situación. Nunca es lindo para el ministro de economía de turno sentir que está siendo auditado en silencio por colegas internos que desean ocupar la misma silla con ansias de “hoy te convertís en héroe”.

Si Francos logrará aceitar una maquinaria que cruje cotidianamente, está por verse. La última gaffe fue la falta de previsión que produjo una mini crisis con la provisión de gas. Ya sabemos que faltan 1) funcionarios, 2) experiencia de gestión estatal, 3) autonomía para resolver problemas, y 4) garantía de estabilidad en los puestos. Ese combo se va haciendo notar cada vez más para que la gestión se luzca (además de bajar la inflación), o al menos para que no se generen más problemas de los que ya tiene.

En este cuadro, el que ruge no es solo el león presidencial. También ruge la Corte Suprema. Esta semana le cortó las piernas al Sr. Tabaco y mandó a revisar la sentencia contra Cristóbal López y compañía. Más allá del contenido jurídico, desde lo político tiene varias lecturas sobre su rol institucional y el “pasa o no pasa” en materia de corrupción. Los dos casos mencionados tienen que ver con situaciones producidas ¿amparadas? durante gobiernos kirchneristas. Milei puede sentirse cómodo porque defenestra el pasado, pero por las dudas también debería poner las barbas en remojo respecto a las desprolijidades que pueda padecer su propia gestión. La ministra Pettovello hace un trabajo constante de desmarcarse con cualquier situación sospechosa. Obviamente tiene mucha tela para cortar con el área social, pero también en otros rincones de su amplio ministerio.

Mientras esto sucede localmente, el presidente inició una nueva gira para auto proclamarse líder mundial de la lucha por la libertad. Como dijo el propio Francos, dado que el presidente no entiende mucho de política, prefiere cultivar un rol simbólico –ideológico– heroico a nivel internacional. Eso genera un contraste significativo al no haber casi viajado al interior de la Argentina, aunque no le trae costos en la mayoría de la sociedad.

Lo que sí es una amenaza concreta es el desplazamiento en la opinión pública de la preocupación por la inflación, a la inquietud por el desempleo. Semana a semana se van conociendo nuevos indicadores de la profunda recesión y/o de falta de expectativas. Solo para citar dos de estos días: 1) la maquinaría agrícola sigue en baja, teniendo en cuenta que este es un año mucho mejor para el campo que el desastroso 2023; y 2) sube mes a mes el uso de tarjetas de crédito en las compras, señal de que hace falta patear pagos para adelante. Eso sí, los que tuvieron grandes ganancias fueron los bancos: fue el mejor primer trimestre para ellos desde 2010.

Por último, el presidente mutó el Pacto de Mayo por un Consejo de Mayo, bajo la impronta de definir grandes consensos nacionales. Como lo venimos marcando, esos anuncios no son relevantes en la medida que no haya acuerdos políticos sustentables. Lo sí que fue relevante son dos detalles: 1) sigue insistiendo con bajar impuestos de modo de generar expectativas respecto a que “no son todas pálidas” o “los ciudadanos de a pie tendrán algún premio por su esfuerzo”, y 2) el tono de concordia.

Consejo de Mayo, senda de pragmatismo, desplazamiento de la lógica CEO, tono menos beligerante, dictamen en el senado. Todo eso ayuda a la hora de equilibrar el debe y el haber, sobre todo cuando la calle sigue en vía muerta y las inversiones no llueven, ni lloverán por un rato, y los sectores amigos sigue en modo cautela. Para todo eso, el bilardista Milei necesita que alumbren días “Francos”.

Solano acusó a Milei de comprometer a la Argentina en la guerra de la OTAN

El legislador del Partido Obrero (PO) rechazó el despliegue de la Armada Argentina para recibir al portaaviones de Estados Unidos. “Las políticas de Milei y Petri comprometen de forma muy peligrosa al país en una guerra imperialista”, advirtió.

Después de que se conociera que un portaaviones nuclear de Estados Unidos llegó a Argentina para ejercicios militares conjuntos, el diputado del Partido Obrero (PO) Gabriel Solano salió a cuestionar con dureza la iniciativa y acusó al presidente de la Nación, Javier Milei, de “comprometer” al país en la guerra de la OTAN.

En ese sentido, el trotskista consideró que “el operativo militar con EEUU debe ser rechazado. Además, Milei está comprometiendo a la Argentina en la guerra de la OTAN” e indicó que “la llegada de los portaaviones, como también la presencia de Volodímir Zelenski en la asunción presidencial o las incontables visitas tanto de funcionarios yanquis al país como viceversa se dan en un momento donde la Unión Europea y Estados Unidos están a punto de autorizar el uso de las armas de Ucrania en territorio ruso”.

“Lo que puede derivar en un salto muy grave en la guerra y puede terminar con una expansión del conflicto a otros territorios. Las políticas de Milei y Luis Petri comprometen de forma muy peligrosa al país en una guerra imperialista en un recrudecimiento total de las guerras del mundo”, advirtió el legislador.

Sobre esa misma línea, Solano ponderó que “este alineamiento, además de la cuestión militar tiene una faceta económica que corresponde a la entrega de los recursos naturales como el petróleo y el gas de nuestro país a manos del imperialismo”.

“Este ejercicio naval llamado ‘Gaucho-Gringo II’ señala su continuidad con la primera edición del mismo que fue en el año 2010 con la llegada de otro portaaviones yanqui a nuestro territorio durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Por eso para terminar con el sometimiento colonial que no solamente saquea nuestros recursos, sino que también compromete al país en una escalada bélica hay que rechazar la presencia de los portaaviones nucleares yanquis bajo este y todos los gobiernos”, sentenció.

El sector cooperativo alertó por su situación en Diputados

Con más de una decena de expositores, la cámara baja recibió en comisión a cooperativistas que apuntaron contra el Gobierno Nacional y señalaron que la situación es muy complicada.

La Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y de Organizaciones No Gubernamentales recibió a más de una decena de invitados del sector cooperativo, quienes expusieron ante Diputados sobre la complicada situación del rubro en los últimos meses.

 En el inicio de la reunión, el presidente Eduardo Toniolli (UP – Santa Fe) dio lugar a la finalización del trámite de designación de autoridades: Primero, el diputado nacional Facundo Correa Llano (LLA – Mendoza) fue propuesto y nombrado vicepresidente segundo por el oficialismo; luego, el chubutense Jorge Ávila (HCF) fue elegido secretario.

El integrante de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACT), Manuel Leiva, fue el primer expositor y señaló que “nucleamos 40 cooperativas y hacemos tecnología, pero no tenemos la posibilidad de localizarnos en otros países”. “Es decir si a la Argentina le va bien, a nosotros nos va bien y nosotros acercamos herramientas para que se destrabe el techo productivo”, remarcó.

En profundidad, Leandro Monk, también de la FACT, afirmó que “la situación, en términos generales, es que está todo caído y frenado”. También, cargó que “a nosotros nos preocupan una serie de resoluciones del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) que fueron publicadas en base a la prohibición de formar cooperativas con menos de 6 empleados”.

“El 80% de las cooperativas en los últimos dos años son de menos de 6 asociados y esa resolución es un ataque a la innovación porque la INAES debe fiscalizar y promover, sino es una ‘racia’ o una guillotina”, aseveró. Sin embargo, cuestionó al órgano estatal: “Al INAES no le interesa el crecimiento del movimiento cooperativo”.

Denunció, además, que existe “un aparato de difusión que dice que somos todos truchos, que vivimos de la teta del Estado y que, si lo hiciéramos, no estaría mal”. “Necesitamos que el INAES nos ayude, no que nos entorpezca”, cerró.

Integrante de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (FECOOTRA), Cristian Horton, afirmó que “la etapa nos está poniendo al borde de la quiebra o el cierre”, y mencionó al aumento de tarifas y al mercado en recesión como causales de esta delicada situación.

Además, sostuvo que “muchas veces hay que tomar crédito para afrontar coyuntura y nos pasa lo mismo que a todas las pymes del país donde esta etapa amerita pensar esquemas recuperatorios”. Alertó respecto a una “ausencia de políticas públicas desde el 10 de diciembre”, en alusión a la asunción del presidente Javier Milei.

Del mismo modo, Néstor Veneciano, de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados, expresó que “la problemática marcada es que estábamos vinculados al Estado Nacional y a la construcción de viviendas sociales, pero el retiro empezó el 10 de diciembre”. “No vemos mejoras (en el corto plazo) y se ven afectados cerca de 600 trabajadores”, acusó.

Por su parte, Serena Verónica Colombo, en representación de la Federación de Cooperativas de Enseñanza y Entidades Afines (FECEABA), sumó que “nosotros tenemos que poder albergar al sector de la economía social y solidaria como corresponde y no tratando de meterlo en el cuentapropismo ni en relación de dependencia porque nosotros no tenemos salarios, repartimos las ganancias”.

A su vez, María Josefa Ávila, de la Federación de Cooperativa de Trabajo de Cuidados Integrales de Argentina Ltda. (FECOOP CUIDAR), expuso que “hay muchas cooperativas que integran cuidado de personas mayores, personas con discapacidad e infancias, el cual es un trabajo feminizado del 95% mujeres”. “Las mujeres que trabajamos en cooperativas de trabajo, somos jefas de hogar, venimos de sectores vulnerables y pedimos que se legisle también para la economía del cuidado”, enfatizó.

En medio de la reunión, Jonatan Omar Castillo, titular de la Federación de Cartoneros Faccyr, afirmó que “el año pasado éramos 180.000 y hoy hay 500.000 cartoneros en la calle”. Del mismo modo, planteó que “el contexto es muy preocupante porque hoy tenemos dos alternativas en la vida. O se sale a ‘cirugear’ en la basura y en la mierda de la sociedad o salís a robar o a vender falopa en un barrio popular”.

Agregó, también, que “el cooperativismo cartonero recibe a todos esos compañeros que fueron descarados del sistema”, y sumó que “sufrimos la gravedad de que la gente no consume y eso se ve en que no se desechan botellas de vidrio o plásticos”.

“No es fácil empujar un carro desde la 6 de la mañana y revolver una bolsa que tiene el olor a la caca del gato”, relató Castillo, quien añadió que “en la pandemia nos reconocieron como trabajadores y de ahí para acá conquistamos muchas cosas, pero las políticas de este gobierno llevaron a que nuestra obra social quiebre”.

Además, comparó la situación de los cartoneros con otros rubros de limpieza en las calles: “Es merecido y digno que los recolectores y barrenderos sean reconocidos, pero nosotros no tenemos los mismos derechos”. Cargó, además, que “hacemos que el 50% del plástico duro vuelva a la industria y la torta se reparte de igual manera para todos porque abrazamos a 57.000 compañeros cartoneros”.

Para culminar, Castillo aclaró que “los cooperativistas no somos empresas, hacemos un trabajo social excepcional”, al relatar que su labor ayudó a muchos jóvenes a escapar de la droga. “Milei nos está trayendo todos esos quilombos que no queremos”, concluyó.

A su turno, Jorge Medina de Madygraf (Cooperativa Gráfica Ex-Donnelley) apuntó contra la ley Bases: “Estamos en una situación muy difícil y con la eliminación del monotributo social que se propone en la ley Bases, implicaría que se disparen los costos de la obra social ¿Cómo hace una familia con 3 o 4 hijos? Se les haría imposible afrontar ese costo”.

Luego, Luis Palmeiro, abogado laboralista de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (FeTraES), expresó que “un trabajador percibiendo el Potenciar Trabajo, AUH y la Tarjeta Alimentar se encuentra alcanzando solo el 39% de la canasta básica alimentaria”.

En esa línea, Ana María Nuciari, de la cooperativa La Pascana, manifestó que “los aumentos de tarifas es lo que más repercute a la retribución de los trabajadores”, y amplió que desde diciembre a la fecha aumentó el servicio de electricidad un 317%, al igual que el gas y un 219 el agua. Además, afirmó que “cualquier emprendimiento gastronómico ha dejado de vender pizza muzzarella en un 60% desde diciembre hasta la fecha, desde la empresa más fuerte al emprendimiento más chico”.

También expusieron Federico Tonarelli de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados; Gisela Bustos de Empresas Recuperadas; Gastón Reyes de la Federación de Cooperativas de Construcción para la Integración Urbana; Gustavo Urbeña de la cooperativa del plástico recuperado; Juan Carlos Estrada Vásquez presidente de la Federación Textil 30 de marzo; Emanuel Barbosa cooperativa Provincias Unidas; Valeria Benítez de cooperativa “constructores de un mundo mejor”; y Rubén Iglesias de la cooperativa de reparación de ascensores.

Nuestra Nación merece un milagro como el italiano

A propósito de la invitación especial a la Argentina para participar de la reunión del G7 en Italia.

Por Eugenio Sangregorio

La Argentina necesita su propio milagro, como lo fue el milagro italiano de los años 1958/1963 de la Italia contemporánea.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, invitó oficialmente al presidente de Argentina, Javier Milei, quien viaja a Estados Unidos, para participar en la cumbre del G7, entre el 13 y 15 de junio. enG7-en Puglia, en Borgo Egnazia, provincia de Brindisi, en el sur de Italia.

Italia ocupa este año la presidencia rotatoria del G7, desde ese sitio estratégico es que se invitó a la Argentina a participar.

Milei intentaría incluir en su agenda europea reuniones con el canciller alemán, Olaf Scholz, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el líder ucraniano, Volodimir Zelensky.

¿Qué fue el milagro italiano?

Ese período representó un cambio fundamental en el desarrollo social y económico de Italia, por entonces, el país pasó de ser marginal, agrícola y pobre a una de las mayores potencias industriales del mundo, ocupando el quinto puesto en el ranking de las naciones industrializadas.

El milagro fue posible gracias a las pequeñas y medianas empresas que hicieron historia debido a la gran capacidad de proyectos que desarrollaron.

Triángulos industriales y desarrollo regional

Pero en virtud del aprendizaje los argentinos debemos ver cómo fue que se desarrolló ese milagro en Italia y tratar de tomar Lo bueno que allí pasó para copiarlo e implementarlo en Argentina. En Italia existió el famoso triángulo industrial “del nord” donde cada zona tenía su especialización de producción; Emilia Romagna e Lombardia, ahí hubo una fuerte “industrialización alimentaria” de las manos de Parmegiano Regiano, Parmalat, Cirio Barilla, entre otras.

En la zona nord este Udine-Vicenza, Veneto, especializadas en la elaboración de la madera para los muebles, la decoración y todo lo relacionado al equipamiento decorativo de las casas.

Siguiendo con la zona nord occidental focalizándose en la industria de recepción y producción de artículos edilicios.

Todo este gran desarrollo se dio gracias al acuerdo de la política, bajo la presencia de Einaudi; en ese acuerdo todas las fuerzas políticas se unieron incluyendo a los sindicatos.

¿Qué necesita la Argentina?

En Argentina se necesitan emprendedores y cerebros como los tuvo Italia, donde lograron hacer el boom como Agnelli, Ferrari, Berlusconi, Cecchi Gori, Barilla entre otros.

Y precisamente esa posibilidad la Argentina la tiene con presencia deslizantes empresarios y elocuentes mentes.

Argentina es un país que lo tiene todo, cuenta con riquezas intelectuales inexplotadas solo necesita el cambio que hoy propone el presidente Milei, pero para ello necesitamos el acuerdo de todos los políticos y de todos los sindicatos de todos los empresarios, en ese pacto propuesto por Milei.

Pacto de Mayo y Ley de Inversión

El “Pacto de Mayo” propuesto realizada recientemente en el Congreso Nacional por nuestro presidente Javier Milei para establecer un “nuevo orden económico argentino” con estabilidad creativa y desarrollos de las pymes para ello necesitamos la ley de inversión urgente para que las pymes comiencen a desarrollar alimentos para exportar al mundo, para matar el hambre de los países más vulnerables.

Basta de ser Argentina el granero del mundo; debemos formar un centro industrial productivo alimentario para exportar junto a un partner de referencia como Italia para darnos un know how de alto valor y así adquirir todos los conocimientos necesarios para desarrollar nuestra industria con las máximas garantías con la experiencia que Italia tuvo en los años 60.

Reitero que debemos apoyar todo el programa del libertario presidente Milei para salir de la situación disvaliosa que hoy envuelve a nuestra rica Argentina.

Argentina tiene todos los minerales vírgenes sin explotar y cuenta con los mejores del mundo.

Los acuíferos que no pasaran más de 20 años y tendremos la guerra del agua, ya no habrá más guerra por el petróleo.

Por lo tanto, debemos de ocuparnos de comenzar a explotar las riquezas que tenemos y sin hablar de vaca muerta que tiene un enorme potencial para la obtención de gas y cuenta con importantísimos recursos de petróleo que alcanzan los 16,2 miles de millones de barriles, contando con más de 12 vacas muerta en la argentina.

Comencemos ya creando las leyes generando marco jurídico apropiado que nos permita explotar el gas y el petróleo que tenemos en el mar de Mar del Plata, por ejemplo que constituye una riqueza incalculable.

Comencemos ya, Italia está para ayudarnos y enseñarnos como hacer el milagro argentino.

Destino

Argentina tiene un solo destino: volver a hacer una potencia, lograr su propio milagro, ponerse de pie y brindar una buena vida a todos sus habitantes. Ahora es tiempo de sacrificio, pero un sacrificio que vale la pena por este tiempo nos toca evocar al gran estadista Winston Churchill cuando dijo es tiempo de “sangre sudor y lágrimas”. Tras el esfuerzo está generosa y noble tierra y este pueblo aguerrido y amoroso lograrán el sueño de todos.

 

Eugenio Sangregorio Diputado Nacional de Italia (MC) USEI, América Meridional. Ex-cappogrupo de la Comisión de Finanzas del parlamento italiano. Empresario.

“No es necesario volvernos colonia para salir adelante”, opinó Máximo Kirchner sobre las propuestas de Milei

En una entrevista al diario El País, el diputado nacional se reifirió al conflicto entre el presidente y Pedro Sánchez. Qué dijo sobre Insaurralde y su relación con Kicillof.

Poco apresto a las declaraciones en medios, el diputado nacional Máximo Kirchner concedió una entrevista al diario español El País, durante la que sostuvo que “Milei es un conservador”. “Si corremos las luces, apagamos las cámaras y lo bajamos del escenario lo que queda es un viejo conocido. No hay nada nuevo, ajuste, privatizaciones, entrega de recursos y tres flexibilizaciones: la laboral, la impositiva y la ambiental. No es necesario volvernos colonia para salir adelante”.

Para el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, “la llegada de Milei no es por un solo motivo” y, en referencia al gobierno del Frente de Todos, observó que “el día que Argentina formaliza su acuerdo con el FMI (en febrero de 2022) agranda la posibilidad de una derrota por las propias condiciones que impusieron en un contexto de pandemia y de guerra de Rusia con la OTAN”.

Por otro lado, consultado por la crisis diplomática con España, a raíz de los cruces entre Milei y el presidente español, Pedro Sánchez, el líder de La Cámpora opinó: “Muchas veces puede haber roces entre jefes de Estado. En el caso de Milei son mucho más habituales. Fueron con (Gustavo) Petro, con (Andrés Manuel) López Obrador, con Lula (da Silva). Dicho esto, no deja de ser el presidente de mi país, aunque no coincida en nada o en casi nada. Ahora que el ministro de Transporte de España diga que consume sustancias no es el mejor camino para tener mejores relaciones”.

“Hay muchas más coincidencias de una parte del PSOE con Milei con respecto al FMI que con uno. Entiendo que esté molesto el presidente (de España). Quizá si su postura durante el debate del acuerdo con el FMI hubiera sido más proactiva en entender la posición argentina Milei no hubiese llegado a la presidencia”, lanzó.

Consultado por Martín Insaurralde, quien durante la campaña del año pasado protagonizó un escándalo por su lujoso viaje a Marbella, Kirchner respondió: “Yo no me puedo hacer cargo de todos los dirigentes y de cómo desarrollan sus vidas. Renunció a su candidatura y a la Jefatura de Gabinete y fue lo correcto. A mí me molestó y me agarró militando, yendo todos los días al Congreso, con mis hijos a 3.000 kilómetros”.

“¿No tiene una responsabilidad política?”, le preguntaron y presidente del PJ bonaerense expresó: “Claro que siento responsabilidad política”. Pero para esquivar, sumó: “El mayor peso que siento es el de Alberto Fernández. Nosotros le propusimos una cosa a la sociedad y los hechos y resultados son los que son”.

Sobre la relación con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que tiene “muchísimas coincidencias” y “diferencias lógicas”. “Por eso no se entienden las novelas y culebrones que se arman detrás. Axel dio una pelea con los fondos buitres muy importante. En las cosas que importan a los argentinos y argentinas las coincidencias están a la vista”, dijo.

En tanto, sobre las diferencias, aclaró que “no es una interna como la de la década de 1980. La conductora es la misma y es Cristina. Podemos tener miradas de cómo se lleva el día a día, pero me paro sobre las coincidencias, no sobre las diferencias que no son dramáticas”.

“Usted quería a Kicillof como candidato a presidente en 2023. ¿Lo quiere como candidato en 2027?”, le consultaron y Kirchner contestó: “¿Por qué voy a cambiar? Es un más que posible candidato a presidente como puede ser “Wado” (Eduardo de Pedro); hay que ver qué define (Sergio) Massa y quién surge también. En el 2000, Néstor no estaba en el radar de nadie.

 

Senadores de UP salen al cruce del discurso de Milei del 25

Luego de que el mandatario prometiera reducir impuestos una vez que estén aprobadas la ley de Bases y el paquete fiscal, el bloque de José Mayans le hizo una propuesta.

“Señor presidente: no deje para mañana lo que puede hacer hoy”, le dijeron a Javier Milei desde el bloque de senadores de Unión por la Patria, que conduce José Mayans, a través de un comunicado.

Allí le indicaron que lo escucharon tanto en el acto de este sábado como en la campaña “prometer lo que ya no cumplió: reducir impuestos”.

Le recordaron al presidente los legisladores que “desde que asumió el gobierno usted eliminó la devolución del IVA de la canasta básica; aumentó el impuesto a las Ganancias; subió el impuesto País a más del doble, y lo amplió a giro de utilidades”.

“También subió el impuesto a los combustibles y quiso hacer lo mismo con las retenciones”, agregaron.

Ante ello, los senadores de UP advirtieron: “Entonces, señor presidente, el momento de la reducción de impuestos es hoy en el tratamiento de la ley Bases”. Por eso le propusieron: “1) Que se abstenga de reponer el impuesto a las Ganancias a la clase media trabajadora; y 2) Baje ahora el impuesto País a 7 5 por ciento, que es la alícuota que tenía hasta diciembre pasado. Además en tanto esté vigente, coparticípelo con las provincias”.

Por último, remarcaron que “hasta ahora, señor presidente, solo subió impuestos. La única verdad es la realidad”.

Milei en la licuadora política

Un pacto fracasado y el vacío anuncio de un consejo mínimo.

Por Alejandro "Topo" Rodríguez

Está confirmado; el Gobierno de Javier Milei está pasando por la licuadora política.

Cumplirá sus primeros seis meses de gestión sin haber aprobado una ley en el Congreso y se desdibuja su futuro.

Arrancó pretendiendo refundar la Nación con la original Ley Bases. Hoy discute la décima versión disminuida y desflecada del proyecto inicial, que sigue siendo un engendro invotable, difícil de aprobar.

Si fuera por Milei, tiraría a la basura el proyecto de Ley Bases, pero grandes empresarios exigen que se apruebe la norma porque allí se incrustan, desubicados, dos proyectos de ley en sí mismos: el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) y un eventual nuevo Régimen de Hidrocarburos.

Sin nada que anunciar en Córdoba, el presidente sacó de la galera una novedad de bajo vuelo y difícil de cumplir. Dijo que luego de firmar el Pacto de Mayo, cuando estén sancionadas la ley Bases y el Paquete Fiscal, el Poder Ejecutivo Nacional creará el Consejo de Mayo, integrado por un representante del gobierno nacional, un representante de las provincias, uno por la Cámara de Diputados, otro por el Senado, un sindicalista y un empresario.

El Consejo trabajará en los proyectos de ley que materializarán los principios adoptados en el Acuerdo de Mayo. Por ejemplo: una nueva Ley Previsional que incorpore un subsistema de jubilaciones privado, como las AFJP, e incluya un aumento de las edades jubilatorias para mujeres y varones.

No puede aprobar las leyes. No pudo concretar el Pacto de Mayo. Pero anuncia la etapa que vendría después de hacer lo que no puede.

La licuadora política los está desdibujando sin remedio.

 

Alejandro “Topo” Rodríguez es director del Instituto Consenso Federal