Con números y ejemplos, Posse destacó la reducción de gastos en organismos del Estado

Habló de la eliminación de organismos, cargos políticos, e hizo un puntual cuestionamiento al INCAA, brindando datos sobre las películas filmadas.

“Tenemos  un Estado que no solo es muy grande e imposible de pagar, sino que también se ha vuelto tremendamente ineficaz. Da servicios de muy mala calidad. Queremos ir de manera gradual e inteligente achicando el Estado, haciéndolo más eficiente y bajando impuestos”, garantizó este miércoles el  jefe de Gabinete, Nicolás Posse, en su informe ante el Senado.

En un pasaje de su exposición destacó la reducción de la planta automotriz de los organismos del Estado y aludió así a la causa por los seguros tomados con el Banco Nación utilizando brokers, que involucra al expresidente Alberto Fernández. Con picardía, comentó sobre los automóviles del Estado que estaban “impagas las patentes y pagos los seguros”.

Este esquema incluyó a los corredores viales, comentó: “Se había generado un contrato que dejaba una utilidad  para el bróker de 7 millones de dólares”, apuntó.

En materia de reducción de gastos, puso el ejemplo registrado en ministerios y organismos. En el de Capital Humano, se registraron 25 mil millones de pesos de ahorro, reduciendo autos, celulares, contrataciones y compras. En la cartera de Salud, 140 mil millones de pesos, reduciendo la planta política y eliminando subsidios a empresas de salud privadas, como así también con la baja de vehículos.

Citó por último el PAMI, donde contó que ya hubo una auditoría, pero ahora se está realizando otra más profunda y ya hicieron un recorte de 90 mil millones de pesos, con la reducción de gerencias y cargos políticos en más de un 25%. Comentó también que “había instituciones de poca efectividad, como el Instituto de Agricultura Familiar Campesina e Indígena, que contaba con una planta de casi mil empleados, de los cuales uno de cada tres era delegado y tenía un presupuesto de 9 millones de dólares. 9.000 millones de pesos, con 160 delegaciones en todo el país. Esta entidad fue disuelta; sus funciones, como siempre, se absorbieron en otras áreas del Estado y no hemos tenido reclamos de ningún sector del sistema agropecuario”.

Citó el caso del INADI, que “gastaba 8 millones de pesos y tenía 7.000 expedientes sin tramitar”. En ese marco, Posse aseguró que “estamos eliminando todas las estructuras e infraestructuras innecesarias, y puso como ejemplo el Instituto del Cine, que si bien tenía un ingreso a partir de las entradas de 12 millones de dólares anuales, tenía un déficit adicional de 5 millones anuales, solventado por el Estado”.

Al respecto, suspendieron gastos discrecionales, y puso otro ejemplo. “El Comité de Selección de los proyectos estaba conformado por mucha de la gente que recibía luego esos financiamientos”, advirtió el funcionario, que habló de “una cadena de beneficios para pocos”.

Luego brindó datos sobre el nivel de interés que despertaron las películas filmadas en 2023. Se apoyó ese año la filmación de 176 películas, de las cuales dos de esas películas tuvieron 4 espectadores y otra 5. Doce no llegaron a los cien espectadores y cien películas no llegaron a los mil. Solo 5 películas superaron los mil espectadores, sin llegar a los 8.000.

“Hay sistemas mucho más eficientes y transparentes”, dijo el jefe de Gabinete, que puso como ejemplo el sistema español, donde “primero los beneficiarios no son parte del esquema de selección, y además quienes aportan los proyectos tienen que traer el 50% de financiamiento del mismo, de capitales privados”.

Posse: “Evitamos una crisis que probablemente hubiese sido la peor de la historia”

En su mensaje inicial ante el Senado, el jefe de Gabinete resaltó que el Gobierno de Javier Milei logró alcanzar más rápidamente de lo que se esperaba el déficit cero, y destacó que al llegar al poder en diciembre el país se encaminaba a la hiper.

FOTOS: COMUNICACION SENADO

En su debut en el Congreso de la Nación, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, arrancó trazando un panorama de lo que encontraron al llegar al Gobierno, en diciembre pasado. “Encontramos un largo proceso de parche sobre parche que habían llevado al país a una situación de gran estabilidad, con inflación reprimida y otros desajustes de la economía”, señaló.

En una larga enumeración de datos económicos que hizo al principio de su intervención, el jefe de Gabinete destacó la tasa de inflación que había en diciembre pasado, de 1% diario, con una proyección anual de 3.500% y una inflación reprimida que se estaba transformando en una hiperinflación. A modo de ejemplo, la inflación mayorista del mes de diciembre era del 54%, lo cual a su juicio verifica estas proyecciones.

“Había un faltante de caja del Banco Central de 12 mil millones de dólares, y un vencimiento de deuda inminente de 800 millones de dólares, además de 50 mil millones con importadores”, continuó, para destacar a continuación que tal como se había anunciado en la campaña, el Gobierno se propuso “arrancar el problema de raíz”.

“Bajar lo más rápidamente posible la financiación, frenar el proceso hiperinflacionario que ya se había lanzado”, señaló, destacando el exceso del gasto y el déficit que esto genera y los mecanismos que luego se utilizan para financiarlo. Habló de “un desequilibrio del Tesoro de 5  puntos del PBI y a nivel del Banco Central de 10 puntos del PBI, más el faltante de caja que ya comentamos”.

Posse destacó que “había que ir a una macro ordenada y asumir un proceso de disciplina fiscal y monetaria como Argentina hace tiempo que no transitaba”. Recordó que la inflación de diciembre terminó muy alta: 25,5%. “Pero es casi la mitad de lo que se estaba proyectando a inicios del mes. A partir de entonces se inició un camino descendente de la inflación, con 20% en enero, 13% en febrero, 11% en marzo y ayer vimos el registro de abril, de 8,8%”, detalló, afirmando enfáticamente que “estamos claramente en un proceso descendente de la inflación”.

Para el jefe de Gabinete, “el equipo económico está mostrando convicción y aplicando las distintas correcciones al sistema de mercado y regulaciones que estaban trabando la economía, levantando trabas de manera consistente o ajustando, como hicieron ayer las tasas para acomodarlas a los nuevos índices inflacionarios”.

“El objetivo fue bajar el déficit; siempre hablamos de ir a déficit cero, y la sorpresa que tuvimos fue que si bien todos consideraban que llevar el déficit argentino a cero en diciembre de 2024 era una meta inalcanzable, no solo en enero alcanzamos ese déficit cero, sino que llegamos a superávit, y eso se ha mantenido desde entonces”, enfatizó.

“El Banco Central ha comprado más de 16 mil millones de dólares, reponiendo el déficit de caja y pagando todas las obligaciones desde que asumimos”, informó el funcionario, remarcando que “superávit fiscal significa que somos un país solvente. Es la primera vez que sucede desde 2008”.

Según Posse, “entre otras cosas, se evitó un default de 50 mil millones de dólares en documentos entregados a importadores, y como reflejo, siendo un país solvente, el riesgo país bajó de casi 3.000 puntos en octubre a poco más de 1.200 en el momento actual”.

“En resumen, evitamos, como dijo el presidente, una crisis que probablemente hubiese sido la peor de la historia, ya que combinaba lo peor del Rodrigazo; lo peor de la inflación de 1989, y lo peor de la crisis de los años 2001 y 2002… Con un adicional: los niveles de pobreza que tiene hoy la Argentina no existía en esos tiempos”, admitió el jefe de Gabinete.

Insistió Nicolás Posse en que nuestro país tiene “un serio problema de credibilidad; hemos prácticamente destruido la credibilidad de nuestro país, sobre todo ante nuestros propios ciudadanos y ante el exterior. Hoy, por algún motivo, los argentinos tienen medio PBI bajo el colchón. Nuestro principal deber es reconstruir esa credibilidad, primero dentro del país, y luego en el exterior, para encarar un proceso de desarrollo”.

 

NOTA EN DESARROLLO

Senado: Nicolás Posse se presenta finalmente en sociedad

El jefe de Gabinete dará este miércoles su primer informe de gestión en  una Cámara alta abocada enteramente al debate de la ley de Bases y el paquete fiscal. Expectativa por conocer el comportamiento público de alguien con muy bajo perfil.

Propios y extraños coinciden en que la figura del jefe de Gabinete del Gobierno de Javier Milei es bastante enigmática, al punto tal de que el público en general no le conoce la voz. Seguramente por ello es que el propio Nicolás Posse “rompió el hielo” en vísperas de su presentación al postear en sus redes sociales un video institucional en el que anticipa que ese miércoles se presentará ante el Senado.

La visita fue oficializada el viernes pasado y así Posse, de bajísimo perfil desde el comienzo del Gobierno, hará su debut ante el cuerpo que preside Victoria Villarruel, en cumplimiento con lo que establece la Constitución Nacional en su artículo 101. El mismo indica que “el jefe de Gabinete de ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del Gobierno, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 71”.

El jefe de Gabinete estará puntualmente a las 11 de la mañana en la Cámara alta, donde ya se ha elaborado un organigrama con los tiempos tentativos del debate, comenzando por el mensaje inicial de Posse, estimado entre 40 y 60 minutos. A continuación podrán hacer preguntas Lucila Crexell, el bloque Por Santa Cruz y Cambio Federal que tendrán 10 minutos cada uno.

Tras la primera tanda de respuestas de Posse, será el turno de la rionegrina Mónica Silva, los misioneros del Frente Renovador por la Concordia y Unidad Federal, también con 10 minutos cada uno.

A las respuestas del jefe de Gabinete le seguirá el turno del Pro, cuyos miembros tendrán 14 minutos para hacer preguntas.

Luego será el turno del oficialismo, que contará con 14 minutos. 26 minutos serán para la UCR, 32 para los miembros de Unidad Ciudadana y 34 para el Frente Nacional y Popular, ambos integrantes del interbloque Unidad Popular.

El orden para las preguntas podría invertirse, pero lo cierto es que el cálculo de estos tiempos da alrededor de seis horas y media. Aunque este martes el senador José Mayans calculó una sesión de 8 horas.

Siguiendo con los números, 1.286 son las preguntas que el jefe de Gabinete recibió y debió responder de parte de los senadores en la previa de esta sesión especial, según grafica el informe difundido este martes, de 1.131 folios.

Entre ellas, el jefe de Gabinete debió responder sobre la dolarización que promovía en la campaña el hoy presidente Javier Milei, señalando que “no está en la agenda económica, pero sí la libre competencia de monedas vigente como fase final para el proceso iniciado en diciembre con el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central”. Señala además, basado en información del Ministerio de Economía, que “este régimen de ‘competencia de monedas’, requiere un marco macroeconómico disciplinado que incentiva a la autoridad monetaria a mantener la estabilidad del valor del peso y evitar así la emisión monetaria y consecuente inflación persistente que ha caracterizado a la economía argentina de los últimos veinte años”.

Aclara que “la prioridad sigue siendo afianzar el proceso de desinflación y fortalecimiento de las reservas internacionales y el balance del banco central. En la transición hacia un nuevo régimen monetario, la política monetaria evolucionará para seguir anclando las expectativas de inflación y la política cambiaria se hará más flexible, al tiempo que se seguirán reduciendo las restricciones y controles cambiarios a medida que las condiciones lo permitan”.

Se oficializó el 15 de mayo para el debut de Nicolás Posse ante el Senado

La convocatoria fue firmada por la vicepresidenta Victoria Villarruel. Será el primer informe de gestión del jefe de Gabinete, a quien no se le conoce públicamente la voz. 

Se oficializó este miércoles la convocatoria a la sesión informativa del próximo 15 de mayo en el Senado, que encabezará el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, a quien públicamente no se le conoce la voz. Será su debut ante el Poder Legislativo. 

La fecha había sido acordada en la última reunión de Labor Parlamentaria entre los jefes de bloques. Se estima que, según los planes del oficialismo, para esa fecha tanto la ley de Bases como el paquete fiscal ya se encuentren en tratamiento en la Cámara alta. 

Posse, de bajísimo perfil desde el comienzo del Gobierno, hará su debut ante el cuerpo que preside Victoria Villarruel. Asistirá para cumplir con lo que establece la Constitución Nacional en su artículo 101.

El mismo indica que “el jefe de Gabinete de ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del Gobierno, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 71”. 

En tanto, el artículo 71 reza: “Cada una de las cámaras puede hacer venir a su sala a los ministros del Poder Ejecutivo para recibir las explicaciones e informes que estime convenientes”.

Si bien se había anticipado que Posse estaría en el Senado los últimos días de abril, finalmente se estableció que sea a mediados de mayo. 

Aunque no hay declaraciones públicas del jefe de Gabinete, varios legisladores de bloques dialoguistas -además de los del oficialismo- ya han tenido contacto con él en las reuniones de negociaciones por la ley ómnibus, no realizadas en el Congreso sino en Casa Rosada. 

 

El jefe de Gabinete brindará este mes su primer informe en el Congreso

Según anunció el vocero presidencial, el jefe de los ministros concurrirá en los últimos días de abril a dar su primer informe de la gestión Milei.

Finalmente se confirmó que el jefe de Gabinete de Ministros, Nicolás Posse, concurrirá este mes al Congreso para brindar su primer informe de gestión, tal cual establece la Constitución Nacional.

Así lo anunció este miércoles el portavoz presidencial, Manuel Adorni, quien a través de su cuenta en la red social X precisó que el jefe de ministros asistirá “durante los últimos días del mes de abril” al Senado de la Nación para brindar el informe sobre la marcha del Gobierno según estipula la Constitución Nacional en su artículo 101.

¿Qué dice ese artículo? Que “el jefe de Gabinete de Ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del Gobierno, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 71”. De paso, veamos lo que refiere el artículo 71: “Cada una de las cámaras puede hacer venir a su sala a los ministros del Poder Ejecutivo para recibir las explicaciones e informes que estime convenientes”.

La cuestión es que todo parecía indicar que el jefe de Gabinete sería muy remiso a concurrir al Parlamento, y hasta habían circulado versiones de que no tenía intenciones de asistir. Sin embargo, recientemente el propio Adorni había anticipado que sí lo haría, cosa que ahora ha confirmado, aunque sin establecer la fecha precisa.

La presencia de Nicolás Posse en el Parlamento genera una gran atención, pues se trata de uno de los funcionarios más importantes del Gobierno, pero de perfil muy bajo. De hecho, no se le conoce la voz en los medios públicos.

Sí lo están conociendo los legisladores y gobernadores, ya que en esta etapa de la negociación de la ley de Bases, el jefe de Gabinete se ha involucrado directamente y ha participado de las reuniones con los mandatarios y también con los bloques dialoguistas con quienes el Gobierno está buscando aceptación para los proyectos que busca aprobar.

Precisamente en los inicios del debate en comisión del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, la presencia del jefe de Gabinete y la del ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, fueron muy reclamadas por la oposición.

El protagonismo de los jefes de Gabinete

Un informe elaborado por el profesor de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Austral, Marcelo Bermolén, destaca una particularidad sobre los jefes de Gabinete: su inasistencia al Congreso para informar sobre la marcha del Gobierno o la omisión del envío de informes, un mandato constitucional, carece en la práctica de cualquier tipo de sanción. Y recuerda que Juan Manzur, por caso, estuvo casi un año sin asistir a la Cámara de Diputados.

Alberto Fernández, Aníbal Fernández y Jorge Capitanich comparten como jefes de Gabinete la particularidad de haber desempeñado el cargo en más de una oportunidad, reseña Bermolén. Aníbal, junto a Cristina Kirchner: 886 días entre 2009 y 2011 y 287 días en 2015. El chaqueño, junto a Eduardo Duhalde (121 días en 2002) y Cristina Kirchner (463 días entre 2013 y 2015).

Alberto Fernández fue el jefe de Gabinete que más perduró en el cargo: 1886 días, la mayoría durante la presidencia de Néstor Kirchner (1660 días) y el resto durante parte del primer año de gobierno de Cristina Kirchner (226 días).

Con 1461 días, Marcos Peña fue el segundo jefe de Gabinete más perdurable, como único ministro coordinador de Mauricio Macri. Comparte con Alberto Fernández esa particularidad: fueron los únicos jefes de Gabinete que completaron un mandato presidencial.

Barra: “Si el Congreso se siente ofendido, puede anular el DNU o destituir al jefe de Gabinete”

Recordó que esa figura es la responsable de los decretos de necesidad y urgencia y quien debe presentarlos y defenderlos. Qué harán con las cautelares contra el decreto.

El procurador General del Tesoro, Rodolfo Barra, respaldó la emisión del decreto 70/2023 por parte del presidente Javier Milei, destacando la prerrogativa del mandatario de legislar a través de decretos de necesidad y urgencia (DNU) en un contexto de lo que él describió como “hiperpresidencialismo”.

Barra explicó sobre el mega DNU que “si el Congreso se siente ofendido por el DNU 70/2023, puede anularlo o destituir al jefe de Gabinete (Nicolás Posse) sin necesidad de causa, entre otras prerrogativas”.

Entrevistado por Clarín, señaló que “el jefe de Gabinete es el responsable del DNU y lo debe presentar y defender. Es el responsable político del DNU. Por el artículo 101 de la Constitución, el Congreso le puede hacer una moción de censura y removerlo. No por juicio político que tiene que tener causa, sino porque no le gusta cómo está gestionando”.

“Si el Congreso se siente ofendido por la cantidad de las leyes que se modifican puede hacerlo -agregó-. Insisto, primero lo puede anular y segundo le puede dar una cachetada al presidente removiendo al jefe de Gabinete, que es el hombre del presidente para este tema. Este sistema de los DNU que ideó la Constitución con la reforma del 94 no es malo. Tiene tonalidades de parlamentarismo como lo pensaron Raúl Alfonsín y el mismo Eduardo Duhalde. Desde el punto de vista económico, la situación está peor que en 1989 y en lo social está contenida por los gremios y otros factores. Y Milei no ha tenido la posibilidad de hacer este tipo de negociación. Creo que va a haber un acuerdo, el sistema político tiende a eso… a un acuerdo con el Congreso y la CGT”.

En relación con la estrategia judicial del Gobierno ante los amparos contra el DNU, Barra explicó que “la apelación del Gobierno a las cautelares será presentada ante la Cámara del Trabajo… tenemos un plazo de diez días para hacerlo, pero lo haremos antes”.

Defendiendo la constitucionalidad del DNU, Barra sostuvo que “el DNU no evita la intervención del Congreso, sino que insta a que este actúe con celeridad. Si hay ausencia de respuesta por parte del Congreso, el Poder Ejecutivo puede emitir normativas”.

Rossi dará su primer informe a fines de marzo

Será en la Cámara de Diputados, adonde concurrirá por primera vez a poco de cumplir un mes al frente de la Jefatura de Gabinete.

Diputado nacional durante mucho tiempo, el flamante jefe de Gabinete Agustín Rossi parece dispuesto a cumplir el mandato constitucional de brindar los informes de gestión ante el Congreso de manera mensual. Y arranca con el pie derecho, pues antes de que termine este mes de marzo se presentará en la Cámara de Diputados.

Según trascendió este miércoles, Rossi concurrirá a la Cámara baja el miércoles 29 de marzo y por tal motivo ya se informó a los legisladores para que comiencen a enviar las preguntas por escrito.

Se diferencia así de su antecesor, Juan Manzur, quien durante el más de un año que ocupó el cargo solo concurrió al Congreso en dos oportunidades, una vez a cada Cámara.

Se va Juan Manzur: números magros sobre sus visitas al Congreso

El tucumano, quien dejará la Jefatura de Gabinete para adentrarse en la contienda electoral de su provincia, estuvo 17 meses en el cargo y solo asistió a rendir informes en dos ocasiones, una vez a cada cámara.

Por Melisa Jofré

El gobierno de Alberto Fernández tendrá a partir de este miércoles un nuevo jefe de Gabinete de Ministros –Agustín Rossi-, el tercero durante su gestión, la que concluirá el próximo 10 de diciembre. Quien se va es el tucumano Juan Manzur, que regresará a su provincia para adentrarse en la contienda electoral local.

Durante los 17 meses que ejerció su cargo, el exgobernador del “jardín de la República” mostró números magros en sus visitas al Congreso, obligación fijada en el artículo 101 de la Constitución Nacional, que establece que debe concurrir mensualmente, de manera alternada a cada una de las cámaras, para brindar un informe de gestión.

Si se toman como excepción los meses de diciembre, enero y febrero -que no abarcan el período ordinario-, Manzur tuvo la posibilidad de presentarse en 11 ocasiones, pero lo hizo solamente en 2: una en el Senado, el 2 de junio de 2022, y una en la Cámara de Diputados, el 14 de septiembre de 2022.

Fuera del marco de sesiones informativas, el ahora exjefe de Gabinete (sugerido tras la derrota de las PASO en 2021 por la vicepresidenta Cristina Kirchner) asistió a ambas cámaras en el contexto del debate del proyecto de refinanciamiento de la deuda con el FMI, en marzo del año pasado, acompañando al por entonces ministro de Economía, Martín Guzmán, a sendas comisiones de Presupuesto y Hacienda.

El primer informe de manera presencial de Manzur fue el 2 de junio de 2022 en la Cámara alta. Durante esa sesión, se refirió a la inflación como “un problema” a “atender”, la guerra Rusia-Ucrania y los subsidios al transporte del interior.

Molesta por la demora, la oposición en la Cámara de Diputados reforzó los reclamos -que ya arrastraba- luego de la visita del tucumano al Senado. Durante el mes de julio, los diputados del Pro Cristian Ritondo y Gerardo Milman presentaron una moción de censura contra el jefe de Gabinete.

En el arranque de agosto se conoció que Manzur reprogramaría nuevamente su asistencia a la Cámara baja, que estaba fijada para el último día de ese mes y se pasó al 14 de septiembre, por los cambios que se habían dado en el Ministerio de Economía y “el gran volumen de preguntas realizada” de forma escrita.

Esa postergación provocó que el jefe de la UCR, Mario Negri, presentara otra moción de censura cuestionando “sus inasistencias recurrentes e injustificadas”. De acuerdo a esa herramienta, prevista en la Constitución, el jefe de Gabinete puede ser interpelado por el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cualquiera de las cámaras, y ser removido por el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cada una de las cámaras. Es decir, si la oposición unida hubiera reunido 129 legisladores, se lo podría haber interpelado. Pero finalmente eso no aconteció.

A horas de su presentación en el recinto, desde la Jefatura de Gabinete destacaron que se había enviado “el informe de gestión más extenso de la historia”, a través de un documento de casi 2.200 páginas en la que se respondieron 3.926 preguntas de los diputados.

Así las cosas, a una semana de cumplir un año en el cargo, Manzur asistió a la Cámara baja en la previa del envío del proyecto de Presupuesto 2023, uno de los principales temas en los cuales giró su discurso. En esa oportunidad también aclaró que desde el Poder Ejecutivo no había una iniciativa para eliminar las PASO y recibió reclamos por los incendios en el Delta del Paraná.

Aunque se habló de una segunda presentación suya en el Senado para noviembre del año pasado, eso no sucedió.

Saludan la designación de Agustín Rossi como jefe de Gabinete

El jefe del oficialismo en Diputados, Germán Martínez, quien responde al “Chivo”, destacó su “trayectoria, capacidad y trabajo al servicio del Gobierno y del Frente de Todos”.

El Gobierno nacional oficializó este lunes la salida de Juan Manzur de la Jefatura de Gabinete y el arribo en ese cargo de Agustín Rossi, quien actualmente estaba al frente de la Agencia Federal de Inteligencia.

“Gracias @JuanManzurOK por la dedicación, esfuerzo e inteligencia demostrado en la gestión”, agradeció el jefe del bloque oficialista en Diputados, Germán Martínez, junto a una foto de ambos.

El santafesino, del riñón del “Chivo”, le deseó: “Mucha fuerza @RossiAgustinOk en este desafío. Seguramente pondrás toda tu trayectoria, capacidad y trabajo al servicio del Gobierno y del Frente de Todos. Compañeros, siempre”.

Otro de los mensajes fue del diputado Marcelo Casaretto, quien felicitó a Rossi y lo calificó como “un dirigente político con una amplia trayectoria y prestigio”. “Trabajaremos juntos, desde el Congreso de la Nación”, aseguró y agradeció también a Manzur.

Además de director de la AFI, Rossi fue ministro de Defensa durante los dos primeros años del gobierno del Frente de Todos y diputado nacional en tres períodos -el último no llegó a completarlo porque asumió como ministro-. Durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner se desempeñó como jefe del Frente para la Victoria, lugar que también ocupó en los dos últimos años de la gestión de Cambiemos, siendo oposición.

De Marchi: “Manzur debió haber venido mucho tiempo antes”

Para el legislador mendocino, su llegada “tarde” representa “una muestra más del desprecio que el kirchnerismo tiene por las instituciones”.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio por la provincia de Mendoza y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de la Nación, Omar De Marchi, relativizó la llegada de Juan Manzur al Congreso de la Nación. “Ni más ni menos, está cumpliendo con parte de su tarea. No hay nada para destacar, Manzur debió haber venido mucho tiempo antes y no lo hizo nunca a Diputados en casi un año de gestión”, fustigó.

“Era hora que el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, se presente en el Congreso. Necesitamos saber qué está haciendo, hacia dónde vamos y cuál es el rumbo que el Ejecutivo nos propone para transitar este tiempo hasta 2023. Manzur debe dar explicaciones de un sin fin de interrogantes que tenemos los argentinos. Espero que pueda darlas”, pidió De Marchi.

Sobre el incumplimiento de Manzur de asistir al Parlamento para informar sobre la gestión el legislador mendocino afirmó: “La llegada tarde de Manzur al Congreso es una muestra más del despreció que el kirchnerismo tiene por las instituciones. El jefe de Gabinete incumple con una manda constitucional como es asistir al Parlamento cada 30 días. Nunca vino a la Cámara de Diputados. Recién lo hace hoy al cumplirse 1.000 días de la gestión de Alberto Fernández”.

“Al oficialismo le molesta dar explicaciones porque creen que son los dueños del gobierno. Y que nada deben explicar. Manzur, debe saber, que hace a la esencia del cargo que ostenta, Venir al Congreso a dar cuentas de la marcha de los asuntos del gobierno es una obligación Constitucional no una visita de cortesía”, afirmó afirmó el vicepresidente primero de la Cámara Baja.

“El Gobierno no cumple con la Constitución porque desprecia las instituciones, escapan de los controles, y no tienen nada para aportar salvo justificar el desastre al cual nos llevan desde hace casi 3 años”, concluyó Omar De Marchi.

El jefe de Gabinete brindará su primer informe de gestión en la Cámara baja

A punto de cumplir un año en el cargo, Juan Manzur se presenta este miércoles en el recinto de Diputados para hacer un repaso de su tarea en el cargo y responder preguntas.

Con la expectativa lógica abierta por quien al cabo de un año no se ha presentado nunca aún en la Cámara de Diputados, los legisladores aguardan la presencia de Juan Manzur, cuya participación allí está prevista a partir de las 11 de la mañana.

En la previa de esta postergada visita del jefe de Gabinete se conoció un documento de casi 2.200 páginas con las respuestas a las 3.926 preguntas formuladas por diputados de casi todos los bloques, con predominancia en el área económica, pero también bastante material relacionado con la educación y la salud.

Será el informe número 133 de un jefe de Gabinete y en la previa el mismo ha sido presentado como el más extenso en la historia desde la creación del cargo, en 1994. En efecto, el texto supera en más de 1.300 preguntas el récord anterior, alcanzado cuando el hoy canciller Santiago Cafiero respondió 2.596 consultas en junio de 2021.

A seis días de cumplir un año en el cargo, Manzur brindará su informe, que marcará también la primera experiencia en la materia de la nueva titular de la Cámara baja, Cecilia Moreau, quien sucedió a Sergio Massa el pasado 2 de agosto.

En esas preguntas que ya respondió por escrito el jefe de Gabinete no figuraba ninguna relacionada con el atentado perpetrado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el pasado 1 de septiembre. Por eso se espera que el tucumano haga referencia al tema en el tramo inicial de su exposición.

Volviendo al documento conocido en vísperas de esta presentación y según el análisis realizado por la Subsecretaría de Asuntos Parlamentarios, el Ministerio de Economía fue el organismo que más preguntas recibió con 1.151 (esta cifra incluye las preguntas enviadas a las desaparecidas carteras de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca), seguido por el Ministerio de Educación con 313, el de Salud con 254 y los de Seguridad y Cancillería, con 246 y 238, respectivamente.

En cuanto a los bloques legislativos, la bancada que remitió al Poder Ejecutivo la mayor cantidad de consultas fue el Pro con 2.128, seguido por la Unión Cívica Radical con 702 y el de Evolución Radical con 380. El oficialismo no formuló preguntas.

Entre las respuestas, se destacan las principales políticas destinadas a la recuperación del empleo registrado en el sector privado, el incremento en más del 40% del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y el aumento del 77% en las inversiones directas a las provincias, mayormente destinadas a proyectos de infraestructura vial y energética.

A su vez, en relación a las políticas educativas, el informe desarrolla las acciones tendientes a fortalecer el ingreso, permanencia y egreso de los estudiantes en el marco del Plan de Mejora Institucional (PMI). En ese sentido, se resalta el plan de conectividad a internet para escuelas que prevé cubrir al 90% de los estudiantes de la Argentina para fines de este año; la entrega de dispositivos para docentes de nivel primario y alumnos de nivel secundario a través del programa Conectar Igualdad; la continuidad del Programa Fines; la inversión en infraestructura escolar y la capacitación docente permanente.

Otro de los apartados pondera el éxito de programas de promoción turística como PreViaje, que en su última edición tuvo un impacto sobre la cadena turística de $150 mil millones. El documento detalla que, gracias a esta política, aproximadamente 32,3 millones de argentinos viajaron por el país, movilizando recursos en la industria por más de $635 mil millones.

Manzur brindará su informe anual ante Diputados

El jefe de Gabinete de ministros se presentará por primera vez al recinto de la Cámara baja desde que asumió el cargo.

El jefe de Gabinete de ministros, Juan Manzur, se presentará este miércoles a las 11 por primera vez al recinto de la Cámara de Diputados desde que asumió en el cargo para brindar su informe anual de gestión y, según informó la Cámara baja, el mandatario deberá responder un total de 3.926 preguntas efectuadas por los diputados de los diferentes bloques.

Dicha sesión tenía prevista realizarse el 31 de agosto pasado, pero la cita se postergó “en virtud de las modificaciones a la Ley de Ministerios y el gran volumen de preguntas realizadas, se cita a dicha Sesión Informativa para el día 14 de septiembre a fin de cumplimentar lo dispuesto en el artículo 101 de la Constitución Nacional e informar acerca de la marcha del Gobierno”, según explicaron desde la Jefatura de Gabinete en una nota que habían enviado a la presidenta del Cuerpo, Cecilia Moreau.

Viene en mora en esa materia el jefe de Gabinete, puesto que asumió el 20 de septiembre del año pasado y recién concurrió al Congreso por primera vez el 2 de junio pasado, al Senado de la Nación. Recordemos que el artículo 101 de la Constitución establece que el jefe de Gabinete debe concurrir todos los meses al Congreso, alternando cada mes entre las cámaras.

Negri planteó una moción de censura a Manzur por faltar durante un año a Diputados

El jefe de la bancada radical cuestionó la demora del jefe de Gabinete, quien volvió a postergar su informe en la Cámara baja, donde hasta ahora nunca asistió desde que asumió.

El presidente del bloque UCR en Diputados, Mario Negri, presentó un proyecto de resolución en el que plantea una moción de censura contra el jefe de Gabinete, Juan Manzur, por violar el artículo 101 de la Constitución, que establece la obligación de rendir cuentas mensualmente -de manera alternada- en ambas cámaras legislativas.

El radical recordó que el funcionario asumió el 20 de septiembre de 2021 y desde entonces no asistió nunca a la Cámara baja. Sumado a ese retraso, este lunes volvió a postergar su comparecencia prevista para el 31 de agosto hasta el 14 de septiembre.

“Manzur asumió en septiembre de 2021, es decir que lleva casi un año en el cargo. Han cambiado los ministros de muchas áreas, pero no la Jefatura de Gabinete. Es poco razonable que no pueda responder las casi 4.000 preguntas que se le formularon. Si el número es tan alto es justamente por la demora exorbitante en cumplir con el artículo 101 de la Constitución Nacional”, enfatizó el cordobés en referencia a los argumentos que dio el tucumano sobre el cambio de la fecha para asistir a brindar el informe.

En el proyecto de resolución, Negri subrayó que desde que asumió, Manzur “compareció solo una vez ante el Senado y nunca en la Cámara de Diputados. Da la impresión que el jefe de Gabinete de ministros no comprende cabalmente que en tanto funcionario público se encuentra sometido a la Constitución. Concurrir a rendir el informe del artículo 101 no es una opción, sino su obligación”.

“No debe perderse de vista que más allá de que el jefe de Gabinete es nombrado por el presidente de la Nación, el artículo 101 de la Constitución Nacional lo expuso a responsabilidad ante el Congreso al someterlo a la moción de censura para su eventual remoción. Con sus inasistencias recurrentes e injustificadas, el jefe de Gabinete se ha sustraído y ha frustrado el contralor de la marcha del gobierno que la Constitución le asignó al Congreso, característica además fundante de nuestra forma republicana de gobierno”, completó el diputado.

El artículo 101 de la Constitución establece que el jefe de Gabinete “debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus cámaras, para informar de la marcha del Gobierno, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 71”.

Asimismo, el artículo contempla que “puede ser interpelado a los efectos del tratamiento de una moción de censura, por el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cualquiera de las Cámaras, y ser removido por el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cada una de las Cámaras”. Es decir, si la oposición en la Cámara de Diputados juntara 129 legisladores, pueden aprobar la moción para interpelarlo.

Días atrás, también desde Juntos por el Cambio, los diputados del Pro Gerardo Milman y Cristian Ritondo presentaron una moción de censura bajo el mismo reclamo.

Tiene fecha el informe de Manzur ante Diputados: el último día de agosto

Así lo confirmó la Cámara baja. El jefe de Gabinete de Ministros se presentará en el recinto por primera vez desde que asumió para brindar un informe de su gestión.

La Cámara de Diputados confirmó la presencia del jefe de Gabinete de ministros, Juan Manzur, al recinto: será el 31 de agosto a las 11. El funcionario se presentará por primera vez ante ese cuerpo desde que asumió para brindar un informe de su gestión.

Por cierto, la información se comunica justo cuando arrecian las versiones referidas a la posible salida del jefe de Gabinete, quien podría ser reemplazado nada menos que por el actual presidente de la Cámara de Diputados.

Como sea, para la visita del jefe de Gabinete falta más de un mes.

Según informó la Cámara baja, el mandatario deberá responder un total de 3.926 preguntas efectuadas por los diputados de los diferentes bloques.

El pasado viernes quedó oficializada la visita a través de una nota enviada por la Jefatura de Gabinete al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, donde se anticipó su “disposición para concurrir en el mes de agosto a la Honorable Cámara de Diputados de la Nación y brindar el informe N° 133, a fin de cumplimentar lo dispuesto en el artículo 101 de la Constitución Nacional e informar acerca de la marcha del Gobierno”.

Viene en mora en esa materia el jefe de Gabinete, puesto que asumió el 20 de septiembre del año pasado y recién concurrió al Congreso por primera vez el 2 de junio pasado, al Senado de la Nación. Recordemos que el artículo 101 de la Constitución establece que el jefe de Gabinete debe concurrir todos los meses al Congreso, alternando cada mes entre las cámaras.

Manzur irá a Diputados en agosto

Así lo anunció el presidente del bloque oficialista en la primera parte de la sesión.

Finalmente el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, concurrirá en el mes de agosto a la Cámara de Diputados para brindar lo que será su primer informe en esa Cámara en lo que va de su gestión.

Así lo anticipó el titular de la bancada oficialista, Germán Martínez, durante su primera intervención en la sesión de este martes. Allí contó que la visita se había acordado con el presidente de la Cámara de Diputados y ahora se arbitrarían las medidas correspondientes para viabilizar la visita, en fecha a determinar.

Intiman al jefe de Gabinete a concurrir a Diputados

Ante el incumplimiento por parte de Juan Manzur del artículo constitucional que establece la obligatoriedad de concurrir al Congreso, la diputada Dolores Martínez realizó una presentación.

comision presupuesto juan manzur senado debate acuerdo fmi

La diputada nacional Dolores Martínez (Evolución Radical – CABA) presentó un proyecto de resolución para intimar al jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, a concurrir al Congreso de la Nación en los términos del artículo 101° de la Constitución.

“El jefe de Gabinete de Ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus cámaras, para informar de la marcha del gobierno”, señala el mentado artículo 101°.

En su proyecto, la diputada Martínez recuerda que el artículo 199 del reglamento de la Cámara dice que “el JGM con una anticipación no inferior a siete días hábiles, hará llegar a los presidentes de cada uno de los bloques políticos a través del presidente de la Cámara un escrito con los temas a exponer”. Para la autora del proyecto, esta obligación de informar y rendir cuentas es indispensable en tiempos de normalidad, pero “adquiere aún mayor trascendencia en períodos de excepcionalidad y crisis como los actuales”.

Según deslizó días pasados en el Senado el presidente del interbloque Frente de Todos de esa Cámara, José Mayans, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, concurriría a la Cámara alta el próximo 2 de junio.

Lo cierto es que es muy irregular el cumplimiento por parte de los jefes de Gabinete del artículo constitucional que los obliga a concurrir al Congreso. El antecesor de Manzur, Santiago Cafiero (2020-2021) fue 5 veces, con una asistencia del 36%.

En el caso de quien ocupó ese cargo durante la gestión de Cambiemos, Marcos Peña (2016-2019), fue 20 veces, con una asistencia del 55%.

Remontándonos en el tiempo, el actual presidente de la Nación, Alberto Fernández, debió haber dado 47 informes y brindó 12; Aníbal Fernández debió haber ido 23 veces y fue 5, pero en su segunda gestión -fue el último jefe de Gabinete de Cristina Kirchner-, de 9 informes no dio ninguno.

En el caso del chaqueño Jorge Capitanich, es el de porcentaje más elevado, pues de 9 informes, brindó 8.

En el caso de Juan Manzur, asumió el 20 de septiembre de 2021 y no brindó aún ni un solo informe. Solo concurrió a la Cámara de Diputados el 7 de marzo para exponer junto a Martín Guzmán sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Una semana después lo hizo en el Senado.

Informe de Cafiero en el Senado: confirman que “se inició el proceso institucional”

La visita de Santiago Cafiero a la Cámara alta ya está en marcha. En el proceso habitual, el Senado se encuentra recolectando las preguntas de los legisladores nacionales.

sesion senado informe cafiero octubre

La Subsecretaría de Asuntos Parlamentarios de la Jefatura de Gabinete aclaró este lunes que ya “comenzó el proceso institucional” para la concreción del próximo informe de gestión del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ante el Senado, ya que inició la recolección de preguntas de los senadores.

En los próximos días, la Jefatura de Gabinete “comenzará a trabajar con los ministerios y demás organismos públicos para contestar las consultas, como es habitual”, se explicó oficialmente.

Además, se indicó que la Cámara alta y la Jefatura de Gabinete “coordinarán para definir la fecha de la sesión informativa especial”, a la que asistirá Cafiero de manera presencial.

Ante versiones periodísticas, la subsecretaría a cargo de Cecilia López Mirada explicó que el proceso se inició con “una nota enviada a la Cámara alta en agosto (último) por parte del jefe de Gabinete para la realización del informe número 131”.

“El Senado Nacional respondió la nota informando que daba apertura al proceso de recolección de preguntas por parte de los y las legisladoras”, se indicó.

Desde la Secretaría de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete se difundió un comunicado en el cual se acompaña el texto de respuesta del Senado ante el envío de la nota de Cafiero, con la firma del secretario Parlamentario de la Cámara alta, Marcelo Fuentes, en el que se acusa recibo de la misiva de Cafiero.

“Le hago saber que arbitraremos los medios necesarios a fin de hacerle llegar las preguntas pertinentes para dar cumplimiento al informe número 131, tal como lo estipula nuestra Constitución Nacional”, señalaba la nota de recibo del Senado.

“La nota se envió para iniciar el proceso de informe, que ya está en marcha”, subrayó por su parte López Mirada y revindicó la tarea de la Cámara alta, al destacar que “desde el 10 de diciembre de 2019, el Senado conducido por Cristina Fernández de Kirchner realizó un excelente trabajo sosteniendo el funcionamiento parlamentario y sancionando las leyes que nuestro pueblo necesita para hacer frente a la pandemia”.

Cafiero respondió a las críticas de JxC con las estadísticas del Gobierno de Macri

Pobreza, inflación, Hidrovía Paraná-Paraguay, argentinos varados en el extranjero por la limitación en el ingreso al país y la educación fueron algunas de los cuestionamientos de Juntos por el Cambio con varios discursos encendidos cargados de chicanas políticas. El Jefe de Gabinete siguió la misma tendencia y respondió con chicanas.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, escuchó en silencio las intervenciones de los diputados nacionales de Juntos por el Cambio que pidieron más respuestas en varios temas como pobreza, inflación, educación, argentinos varados en el exterior y la Hidrovía Paraná-Paraguay, con discursos políticos encendidos utilizando varias chicanas.

Tras el bloque de preguntas de más de una hora y media de la oposición, Cafiero respondió con un tono sereno, pero también utilizó muchas chicanas políticas y cargó contra la oposición con las estadísticas de la gestión del gobierno de Mauricio Macri desde 2015 a 2019.

Cafiero inició su respuesta afirmando: “Lamento que hubo poco de datos y hubo mucho de posicionamiento personal político, lo que va en contra de poder avanzar porque el presidente Alberto Fernández no está pensando en esta elección ni en la campaña”.

“Ninguno de los diputados del Frente de Todos está pensando en una lista o cómo hace para ganar más bancas que evidentemente tanto los desvelan a ustedes”, remató.

Y continuó: “Estamos atravesando un momento de pandemia y a veces cuando reflexionan -desde JxC- parece que el coronavirus es un invento del peronismo”.

Ante las interrupciones del diputado porteño Fernando Iglesias (Juntos por el Cambio) el presidente de la Cámara, Sergio Massa, le dijo: “Tiene que aprender a respetar cuando otros hablan. Hay un acuerdo de escuchar cuando el jefe de gabinete responde y no de comentar cada cosa”.

Luego de esa breve interrupción, Cafiero sostuvo que “en este tiempo, estamos renegociando las deudas, el endeudamiento histórico que nos dejaron y lo hacemos sin excusas. Estamos renegociando la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que nos dejaron porque los que negocian rápido siempre le representan a la Argentina una deuda mayor y un verdadero cepo al desarrollo económico”.

“La deuda histórica que tomaron -en la administración de Mauricio Macri- lo hicieron en 5 minutos y no pasó por el Congreso para que se de un debate claro, plural, republicano y democrático, por lo que parece que estos valores se los adueña un sector, pero cuando gobierna se lo olvida cuando lo tiene que ejercer”, fustigó.

Asimismo, el jefe de Gabinete señaló que el Gobierno no está “exento de errores, pero estamos haciendo un trabajo diario con mucha convicción y todos los días trabajamos para levantar a la Argentina y eso implica no cortar a las siete de la tarde para ver series”, en referencia a Macri y sus dichos sobre mirar Netflix en época de crisis.

“Estamos convocando a un trabajo en conjunto, pero si eso no fuera posible, le pedimos un poco de humildad porque fracasaron como Gobierno y ya lo dijo la sociedad en las urnas”, remató.

En el segundo bloque de preguntas y con los ánimos más calmos, llegó el turno de los discursos de los diputados de los bloques opositores que, según los temas, oscilan en el acompañamiento al Frente de Todos.

Sin ataques directos ni chicanas, Cafiero respondió varios puntos entre ellos sobre los créditos UVA, detalló datos sobre la campaña de vacunación y envió un mensaje al resto de la oposición.

En ese momento, el jefe de Gabinete pidió: “Saquemos a la vacuna y a la pandemia de la campaña electoral. No la politicemos”, remarcó.

Sin aplausos oficialistas ni gritos opositores, Cafiero cerró ese segmento del primer informe de gestión del año en Diputados, con una exhortación: “Tenemos que volver a llamar a la reflexión a todos y tenemos que tener mensajes precisos para la sociedad que se encuentra angustiada y por eso entre toda la dirigencia política tenemos que encontrar los canales para llegar con políticas publicas a solucionar los problemas de la gente”.

Pobreza

Cafiero manifestó: “Se hicieron algunas reflexiones interesantes, pero acá se habló de la pobreza. Lo que ha sucedido que ha habido un impacto de la pandemia, pero parece que recién ahora se acuerdan de la pobreza y de la inflación”.

Bajo los aplausos de los oficialistas, el jefe de Gabinete cargó contra la oposición: “Ustedes aumentaron del 26 al 35,5 por ciento la pobreza sin pandemia; dejaron una inflación del 54 por ciento; hicieron caer el empleo industrial en 11 puntos; hicieron caer el PBI un 2,2 por ciento; nos endeudaron en 50 mil millones de dólares con el FMI”, lo que hizo alborotar el recinto por la reacción de los opositores.

Inflación

Sin calmarse los ánimos, Cafiero continuó: “Plantean el tema de la inflación y me llama la atención porque en su momento decían que iban a tener una inflación del 10 por ciento para 2018 y después fue de 47 por ciento. Pero de eso no hay ningún tipo de rendición de cuenta”.

Dólar

Con respecto a un tipo de cambio en el país, Cafiero sostuvo que “el tipo de cambio es competitivo y por eso no hay presión devaluatoria, más allá de las especulaciones. Desde el Banco Central se va a seguir sosteniendo este tipo de cambio”, aseguró.

Jubilaciones

“Los aumentos a los jubilados fuero 21,2 acumulado y lo que se fue haciendo fue compensarlo con bonos hasta que la ley de Movilidad de Jubilatoria empiece a rendir frutos después de septiembre, pero hasta entonces va a haber puentes para que los haberes jubilatorios le ganen siempre a la inflación y tengan un aumento real”.

Hidrovía

Al respecto, precisó: “Lo que se determinó es el traspaso del manejo de la Hidrovía a una licitación corta en manos de la Administración de Puertos y será solamente para el manejo y el balizamiento”.

“Lo que no cuenta la Argentina para hacer es el dragado por su alto costo, pero todo lo que tiene que ver con la administración necesitamos recuperar para el Estado nacional porque necesitamos recuperar soberanía. Necesitamos recuperar esa vía de exportación. El cobro del peaje pasará a manos del Estado”, destacó.

Varados

Otro de los temas que levantó los ánimos fue el caso de los varados en el exterior por la limitación desde el extranjero de residentes que viajaron en plena pandemia y el crecimiento de la cepa Delta.

En ese sentido, manifestó: “La Justicia rechazó todos los habeas corpus porque no existe una restricción ilegítima de la libertad ambulatoria. No existe inconstitucionalidad”, dijo Cafiero al citar uno de los fallos judiciales.

“Algunos diputados hicieron presentaciones en la justicia sobre esta cuestión solamente para las cámaras de televisión porque ni siquiera lo apelaron”, cuestionó.

Educación

Al finalizar el bloque más tenso de todo el informe N°130 en la historia del país, Cafiero respondió a las críticas de la oposición por las clases presenciales al señalar: “La inversión educativa a nivel nacional cayó 33 por ciento en los 4 años del Gobierno de Mauricio Macri, se recortó a la mitad las becas, dejaron abandonas en un depósito más de cien mil netbooks, desfinanciaron todos los programas de becas, durante la campaña de 2015 prometieron 3000 jardines y solo hicieron 107”.

Bajo un griterío, concluyó: “Sin embargo, nosotros para continuar con la educación en tiempos de pandemia y cumplir con todos los protocolos, desarrollamos un plan que garantiza que el 75 por cuento de los alumnos hoy tienen clases presenciales”.

Créditos UVA

Al respecto, Cafiero manifestó: “Hemos tomado una decisión a partir de nuestro inicio de gestión con el tema de los créditos UVA e hipotecarios UVA que fue primero congelar las cuotas y después avanzamos en una convergencia de las cuotas en la búsqueda siempre de que, a partir del descongelamiento de las cuotas, esto no represente más de un 35 por ciento de los ingresos de la familia”.

“Ya con la pandemia, entre abril de 2020 y enero de 2021 se estableció un nuevo congelamiento y esta vez con un alcance total de los créditos hipotecarios destinados a vivienda única. La refinanciación fue automática para todos los que tenían saldos impagos y se dieron facilidades de pagos y se volvió a establecer la suspensión de las ejecuciones y los desalojos”, apuntó.

En ese sentido, señaló: “Lo que llevamos adelante fue la tarea de ir acompasando las cuotas y que esto no quede a tiro del mercado. En ningún momento la cuota se puede pasar de los 35 por ciento del ingreso”.

Cafiero remarcó que “la morosidad es muy baja en los créditos Uva, es de 0.4 por ciento, lo que implica que está muy por encima de lo que es la morosidad de préstamo lamentablemente en nuestro país que es del 3,8 por ciento”.

Al finalizar su respuesta, destacó: “Cualquier familia que su cuota del crédito uva supere el 35 por ciento de sus ingresos, debe ir al banco y que le refinancien el crédito”.

Cafiero se presenta en Diputados con eje en la vacunación y la reactivación económica

En el primer informe del jefe de Gabinete en la Cámara de Diputados en el 2021 contestará más de 2.500 preguntas. Se espera un debate intenso y extenso con la oposición.

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, presentará este jueves a las 11, su informe sobre la marcha del gobierno en el marco de la sesión informativa N°130 en la Cámara de Diputados.

Según el análisis de la subsecretaría de Asuntos Parlamentarios, con 2.596 preguntas enviadas por los diputados y diputadas, se trata del informe más extenso desde la creación del cargo en 1994, informaron desde la Jefatura de Gabinete a través de un comunicado.

Durante su presentación, Cafiero “pondrá el foco en los avances del Plan Estratégico de Vacunación contra el COVID-19, los programas de asistencia desplegados durante 2021, la decisión del Gobierno de lograr una recuperación del salario real y la reactivación económica en el marco de un modelo de producción y trabajo”, adelantaron desde el Gobierno.

En esa línea, el jefe de Gabinete abordará los datos del Monitor Público de Vacunación entre los que se destacan (hasta ayer) las 23.182.898 dosis aplicadas, que representan la inmunización de cerca del 30 por ciento de la población total del país, y las 25.771.343 vacunas ya distribuidas en las 24 jurisdicciones.

Otro de los temas centrales del informe será el paquete de medidas del Poder Ejecutivo para hacer frente a esta nueva etapa sanitaria.

En ese sentido, se destacan los programas de asistencia como el Repro II, que cubre hasta $22.000 por trabajador; el Potenciar Trabajo, que llega actualmente a un millón de beneficiarios de los sectores más vulnerados; el refuerzo y ampliación de la Tarjeta Alimentar alcanzando a niños de hasta 14 años; el apoyo a sectores críticos como el turismo, la cultura y la gastronomía a través de programas como Impulsar, Promover Turismo Federal y Sostenible, Integrar es Salud o la sanción del nuevo Consenso Fiscal y las líneas de crédito a MiPyMEs y cooperativas tecnológicas.

En un contexto complejo de crisis económica, el jefe de Gabinete ratificará el modelo de producción y trabajo impulsado por el Gobierno nacional, que “se evidencia en las cifras de la recuperación de la actividad económica: el incremento del PIB, que registró en el primer trimestre una suba interanual de 2,5% -la primera desde el tercer trimestre de 2019-, y el crecimiento de la inversión en un 38,4%, representando el mayor aumento desde 2004”.

“También subrayará las subas en la construcción (21,3%), industria (11,4%) y comercio (9,8%)”, agregaron.

Por otro lado, la presentación del jefe de Gabinete tendrá además “entre sus ejes la decisión del Gobierno de lograr que los salarios superen a la inflación a través de medidas como la reducción del impuesto a las ganancias, el programa de alivio fiscal que beneficiará a más de 4 millones de monotributistas, el avance en acuerdos paritarios para que los ingresos crezcan en términos reales y el próximo aumento del salario mínimo, vital y móvil, entre otros”.

Desde la oposición, la mayoría de las consultas enviadas estuvieron relacionadas con el manejo de la pandemia por parte del Gobierno nacional, la provisión de vacunas y aspectos vinculados con la situación educativa.

El último informe de Cafiero ante la Cámara de Diputados fue ofrecido el 28 de noviembre pasado, cuando respondió por escrito 1.899 preguntas de los legisladores, mientras el pasado 3 de junio expuso ante el Senado.

Cafiero entregó su informe al Senado con eje en la ayuda por la segunda ola de Covid

Es de uso y costumbre que el jefe de Gabinete entregue las respuestas a las preguntas hechas por los legisladores previamente a su presentación en el recinto, que en este caso será este jueves.

santiago cafiero informe senado octubre 2020

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, elevó su informe escrito a la Cámara alta, en el marco de la sesión informativa especial prevista para este jueves a las 14.

A lo largo de 1.160 respuestas elaboradas por la Secretaría de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil, Cafiero detalló la marcha del Gobierno nacional y las principales iniciativas del Poder Ejecutivo para paliar los efectos de la segunda ola de Covid-19.

En el documento, de más de 1.000 páginas, se destaca el nuevo paquete de medidas con una inversión adicional de $480.000 millones (1,3% del PIB), por encima de la prevista en el Presupuesto 2021.

Los ingresos necesarios para financiar estas políticas surgen del Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas —que ya supera los $230.000 millones— y de la mayor recaudación producto de la recuperación del nivel de actividad económica.

Entre las medidas de asistencia social y productiva, se subraya en el informe la extensión y ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) a los sectores críticos y al sector salud, incorporando también a las y los monotributistas y autónomos del sector gastronómico. En abril, esta asistencia alcanzó a más de 13.000 empresas y 330.000 trabajadores y trabajadoras, con una inversión de más de $5.000 millones.

Por otro lado, en mayo se incrementó el monto del salario complementario para los sectores críticos y de salud (de $18.000 a $22.000 por trabajador/a) y se eximió del pago de contribuciones patronales a empresas de sectores críticos. También se amplió la definición de estos sectores para incorporar al comercio que fue afectado por las últimas restricciones de movilidad. A esto se suma la eximición del pago de Ganancias para quienes perciban hasta $150.000 de ingreso o reciban hasta 8 jubilaciones mínimas, medida que alcanza a 1.267.000 personas.

En simultáneo, se profundizaron y fortalecieron programas sociales ya existentes. En ese sentido, se extendió el alcance de Potenciar Trabajo y Progresar. En el último mes, se amplió un 60% el universo de la Tarjeta Alimentar, que pasó de 1,6 millones de niños y niñas, a cerca de 4,2 millones. Además, se otorgó un bono extraordinario a jubilados en abril y mayo y se extendió el Plan 1.000 días.

En esta línea, se diseñaron medidas focalizadas en aquellas zonas con mayor riesgo epidemiológico, entre ellas, el bono a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo/a y monotributistas de las categorías A y B que perciben asignaciones familiares, destinado a la población del AMBA.

El informe también da cuenta de la continuidad en el fortalecimiento del Sistema de Salud, para el que se estima una inversión de $144.000 millones que incluye la compra de vacunas por $72.000 millones, el bono por 3 meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector, entre otras partidas.

Otras políticas implementadas para contener los efectos de la pandemia tienen que ver con el refuerzo de las partidas presupuestarias para asistir a los sectores de Cultura y Turismo en más de $4.700 millones.

El informe presentado es el más extenso realizado ante el Senado en la historia de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

Juntos por el Cambio lanzó una campaña para que Cafiero asista al Congreso

Bajo el hashtag #CafieroVengaAlCongreso, diputados de ese interbloque reclamaron la presencia del jefe de Gabinete, que tiene la obligación constitucional de asistir mensualmente al Congreso.

sesion senado informe cafiero octubre

Diputados de Juntos por el Cambio lanzaron este martes una campaña en las redes sociales para exigir que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, asista al Congreso para brindar su primer informe de gestión del año, tal como indica la Constitución Nacional.

Bajo el hashtag #CafieroVengaAlCongreso, integrantes del interbloque presidido por Mario Negri viralizaron un video que advierte que “hace 271 días que el jefe de Gabinete no se hace presente en Diputados”.

“Cafiero pelea a la oposición en los medios, pero no da respuestas al Parlamento en medio de la pandemia”, se quejó Negri, quien precisó que en 2020 Juntos por el Cambio presentó 1.017 pedidos de informe al Poder Ejecutivo, y en lo que va de 2021, 449.

La semana pasada, Negri, Cristian Ritondo (Pro) y Juan Manuel López (Coalición Cívica) enviaron una nota al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, para exigirle que Cafiero cumpla con la Constitución Nacional, que lo obliga a rendir cuentas ante el Congreso de manera mensual.

Los legisladores denunciaron que Cafiero “viene desoyendo el mandato constitucional” y por eso “incurre en la causal de mal desempeño”, y recordaron que la última vez que asistió el funcionario fue el 30 de julio de 2020.

“Han transcurrido nueve meses de la última sesión informativa. El Gobierno nacional viene transitando la pandemia del Covid-19 a través del dictado de innumerables Decretos de Necesidad y Urgencia, del uso de atribuciones delegadas, e incluso delega la toma de decisiones importantes en el jefe de Gabinete”, señalaron los diputados.

Diputados de la UCR piden que Cafiero concurra al Congreso

Tras los anuncios presidenciales sobre nuevas restricciones, Alfredo Cornejo y Luis Petri pidieron que el jefe de Gabinete brinde explicaciones sobre la gestión de la pandemia.

El diputado y titular de la UCR Alfredo Cornejo y su par Luis Petri presentaron un proyecto de resolución para que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, concurra a la Cámara baja tal como indica la Constitución Nacional para brindar su primer informe de gestión en lo que va del año.

“Esperamos que Cafiero decida venir al Congreso a explicar lo que aún no pudo explicar nadie respecto a la desastrosa gestión de la pandemia”, expresó Cornejo, y agregó: “Nos interesa que diga en qué se han basado para sostener la estrategia de vacunación, los vacunatorios VIP, la discriminación en la distribución de los recursos y la violación de los derechos humanos en provincias gobernadas por el oficialismo”.

Por su parte, Petri indicó que “en lo que va de gobierno ha venido sólo cuatro veces y las explicaciones que le debe a la sociedad son muchas: ¿Por qué no se cerró el acuerdo con Pfizer? ¿Qué medidas se van a tomar para cuidar la salud y la economía? ¿Por qué se cierran las escuelas?”.

“En circunstancias como estas, en las que los abusos de poder, la desviación de vacunas y la ineptitud han estado a la orden del día, el control del Congreso es imprescindible para evitar cometer los errores del año pasado”, advirtió el mendocino.

Los legisladores advirtieron que el incumplimiento de lo que marca el artículo 101 de la Constitución Nacional “debilita al Estado de Derecho, obstaculiza la labor del Congreso y sustrae al control ciudadano cuestiones que requieren de un minucioso y exigente escrutinio democrático”.

Cristina oficializó la convocatoria a Cafiero para su segundo informe ante el Senado

La vicepresidenta citó a la sesión informativa para el próximo miércoles 7 de octubre. Los senadores le enviaron al jefe de Gabinete 760 preguntas por escrito.

La vicepresidenta Cristina Kirchner convocó formalmente a una sesión informativa para el próximo miércoles 7 de octubre con el fin de escuchar, por segunda vez en el año, el informe de gestión del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

A través del decreto 84/20, la titular del Senado formalizó la citación a Cafiero, que asistirá al recinto junto a un grupo de colaboradores para exponer sobre la marcha de la gestión y responder preguntas de los senadores, conectados por videoconferencia en su gran mayoría.

Será la segunda sesión informativa de Cafiero ante la Cámara alta, donde se presentó por primera vez el 18 de junio, mientras que ante Diputados lo hizo el 30 de julio.

Los senadores le enviaron al funcionario un total de 760 preguntas por escrito, de las cuales la mayor cantidad fueron para los ministerios de Economía (104), Salud (84), Desarrollo Productivo (51), Obras Públicas (47) y Ambiente y Desarrollo Sostenible (46).

Los bloques que más consultas realizaron fueron la UCR con 294, seguido por el Pro con 197 y el Frente de Todos con 171.

Negri: “Le pedimos al presidente que convoque a pensar la post-pandemia y no quiso hacerlo”

“Ustedes dijeron que no tenían plan económico, no lo dijimos nosotros”, reprochó el jefe del interbloque Juntos por el Cambio. Acompañó al Gobierno en la negociación de la deuda.

El jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, advirtió al cierre de la sesión informativa de este jueves que el presidente Alberto Fernández se negó a “pensar la post-pandemia” y que además reconoció la inexistencia de un plan económico.

“Le pedimos al presidente que convoque a pensar la post-pandemia y no quiso hacerlo. En la última reunión nos dijo que tenía un plan, pero no lo comunicó”, cuestionó Negri durante la presentación del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El cordobés recordó que al inicio de la pandemia, Juntos por el Cambio acompañó a Fernández “como correspondía”.

“Me duele que quieran hablar del pasado, que es infinito. El pasado se terminó, me interesa hablar del presente y el futuro que nos compromete a todos”, planteó.

En tanto, le reclamó “ejemplaridad” al Gobierno y sostuvo que ese “es el mejor antídoto contra el odio” del que habló Cafiero en su discurso.

“No es una carrera por decir quién insulta, pero si tenés dirigentes sociales o gremiales que piden que se fusile a un expresidente en Plaza de Mayo, ¿no sería bueno que el actual presidente diga que no es ese el camino? ¿O acaso está bien que el jefe de Gabinete diga que si gobernaba el presidente anterior habría un genocidio por la administración de la pandemia?”, se preguntó.

Por otra parte, expresó: “Esperemos que se resuelva el tema de la deuda. Cada uno debe asumir su pedazo de responsabilidad. El 40% son bonos en reestructuración de 2005 y 2010, no vienen de (el gobierno de Mauricio) Macri”.

Negri alertó que como consecuencia de la pandemia, la economía caerá “dos dígitos” este año, produciendo “un salto de 16 años hacia atrás”, y además “se perderán el 10% de las pymes y un millón de empleos, la pobreza trepará al 50% y uno de cada dos argentinos será pobre”.

“Ustedes dijeron que no tenían plan económico, no lo dijimos nosotros. Cruzamos los dedos para que el Gobierno arregle la deuda”, insistió.

Por último, reclamó que “las instituciones funcionen con normalidad”. “Que no tenga que venir un jefe de Gabinete joven a llevarse el 100% de las partidas del Presupuesto. Dejen que los controlemos. Nunca ningún funcionario convocado por la Justicia puede tomar el Estado para defenderse, agarrar el Estado como herramienta para salvarse de los requerimientos de la Justicia”, concluyó.

“Estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en el Estado”, afirmó Cafiero ante Diputados

En su primer informe de gestión ante la Cámara baja, el jefe de Gabinete apuntó al discurso del odio, destacó el diálogo como “un ejercicio diario y no solo comunicacional”, y ponderó las medidas tomadas durante la pandemia.

“Estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en el Estado”, destacó este jueves el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al presentarse por primera vez ante la Cámara de Diputados, en una exposición inicial de casi una hora donde apuntó contra el discurso del odio, destacó el diálogo político y ponderó las medidas tomadas durante la pandemia.

Si bien habló de una “crisis preexistente” a la del coronavirus, Cafiero no hizo demasiadas referencias a la gestión anterior, sino que se abocó a la coyuntura y buscó dejar un mensaje conciliador de cada a o que viene, aunque no formuló anuncios ni adelantó medidas concretas.

El diálogo y el discurso del odio

“Atravesamos un momento donde a las crisis preexistentes se suman nuevas crisis. A una economía que ya venía dañada se suma la amenaza de la pandemia, la amenaza a la vida y al trabajo”, dijo Cafiero al principio de su exposición.

Apuntó que en 2019 “el voto popular expresó un claro cambio de prioridades” y “se dio una nueva alternancia en paz”, lo cual “fue mérito de los argentinos y los dirigentes políticos”.

“Somos conscientes de que todavía falta mucho, pero el diálogo político y democrático es para nosotros un ejercicio diario y no solo comunicacional”, señaló el funcionario.

En otro pasaje de su discurso, se refirió al “discurso del odio” y lo calificó como un acto de “violencia”. “La privación del ejercicio de derechos, los prejuicios, son violencia”, insistió.

Y agregó: “Nosotros somos parte de una generación que transita años de democracia sostenida. Al odio no se lo combate con más odio; se lo combate con democracia”.

Foto: HCDN

Para Cafiero, el discurso del odio “es el que le dice a la gente que ya no hace falta cuidarse, que es posible dividir provincias, que es posible incitar al golpismo contra un gobierno catalogado como dictadura”.

Además, dijo que este tipo de discurso “inventa noticias falsas y contamina a una sociedad que está asustada y conmovida y que todos los días pone el hombro para salir adelante”, y a su vez “impide avanzar en transformaciones que son necesarias”.

Específicamente, cuestionó las consignas como la del “aluvión zoológico” o la referencia al cáncer, al advertir que eso “obtura la discusión política”. “No tenemos que ser indiferentes frente al odio”, pidió.

El trabajo contra la pandemia

Cafiero destacó la coordinación con los gobernadores e intendentes, que “ha sido parte del éxito para generarle certezas a una sociedad que está asustada, que le reclama a la política soluciones y coherencia”.

“La pandemia ha destacado que la población, en estos casos extremos, busca respuestas en el Estado. Nadie espera que el mercado por sí mismo distribuya recursos o coordine cuidados específicos. El Estado es el que cuida en este tipo de circunstancias”, subrayó.

En esa línea, afirmó que “estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes en el Estado”, en cuanto al cuidado de la salud y fortalecimiento del sistema sanitario, el cuidado de los ingresos, de la actividad económica y de los “derechos prioritarios”.

“No hicimos el aislamiento para enamorarnos; lo hicimos para cuidar la salud y salvar vidas”, reforzó, y ponderó que en 21 días se hicieron “12 hospitales modulares en Buenos Aires, Santa Fe, Chaco y Córdoba”, a la vez que se puso en funcionamiento el Hospital René Favaloro en La Matanza.

También puso en valor el trabajo de las pymes y lo contrapuso a aquella propuesta del ahora senador nacional Esteban Bullrich respecto de “poner una cervecería artesanal” como solución a la crisis.

“Hoy podemos hablar de que nuestras pymes, cuando no son bastardeadas y cuando encuentran un Gobierno nacional que las acompaña, las ayuda y les tiende la mano a la hora de producir, lo hacen”, aseguró Cafiero.

Foto: HCDN

Por otra parte, elogió la labor de científicos e investigadores argentinos, así como la participación de la Universidad Nacional de San Martín en los ensayos clínicos con suero de caballo, aprobados por la ANMAT, para tratar a pacientes de Covid-19.

En tanto, el jefe de Gabinete sostuvo que el Programa Detectar “hoy está teniendo resultados muy promisorios” y se está aplicando “sin ningún cartel de banderías políticas”.

Los sinsabores económicos los provoca la pandemia, no la cuarentena, y esto lo podemos ver con claridad en distintos países. No entremos en una falsa dicotomía: esto es salud y economía”, enfatizó.

A continuación, hizo un repaso de las medidas económicas tomadas por el Gobierno durante la emergencia sanitaria, entre las que destacó el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), “una política de escala inédita en nuestro país y en la región: casi 9 millones de argentinos son alcanzados por esta política de ingresos”.

También destacó el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), los créditos a tasa cero, la moratoria que ahora se busca ampliar a todos los contribuyentes y la prórroga del programa Ahora 12 hasta fin de año, entre otras medidas.

“Aprendimos en este tiempo que nadie se salva solo y a valorar lo esencial”, expresó, y reiteró que “estamos en una crisis que se monta en una crisis anterior”, tras lo cual consideró que “tenemos que focalizarnos en el crecimiento inclusivo”.

“A todos nos gustaría estar informando sobre la marcha del gobierno en otro contexto. Pero llevamos meses de pandemia y eso todavía no pasó. No podemos dar por ganada la batalla ni mucho menos”, manifestó Cafiero.

Asimismo, afirmó que “este virus también nos enseñó que no hay soluciones mágicas” y que “la única forma de prevenir más contagios es no relajarnos”, por lo que le pidió a la dirigencia política que tenga “espíritu docente a la hora de seguir explicando” los cuidados cotidianos que hay que tener.

Hacia el final, Cafiero recibió aplausos de los oficialistas presentes en el recinto cuando aseguró que “un peronista de ley no sabe lo que es renunciar a la esperanza”, y por último, sentenció: “Venimos a hacernos cargo”.

La labor legislativa

Cafiero agradeció “el tratamiento que se le dio a las iniciativas del Poder Ejecutivo y a los trabajadores que permitieron que se pudiera reanudar la tarea legislativa en muy poco tiempo”. En ese sentido, recordó que Argentina fue “el país número 14 en ponerse en funcionamiento de forma remota”.

A su vez, resaltó que con la sesión que se desarrollará este viernes, la Cámara baja “ya ha celebrado más sesiones que todo el año pasado”, lo que vinculó a “una época donde sí se valora el diálogo político”.

También mencionó que el presidente convocó a los legisladores “en tres oportunidades” y “a agenda abierta”. “El diálogo político se ejerce, no se declama”, insistió.

Además, el funcionario se mostró “conforme” con “la participación que el Ejecutivo ha tenido en esta Cámara y en el Senado: 70 funcionarios nacionales han participado de reuniones presenciales o remotas en estos siete meses, de los cuales 25 fueron ministros”, mientras que “en todo el año pasado solo un ministro vino” a Diputados.

La importancia de la rendición de cuentas del jefe de Gabinete

Por Dolores Martínez. La diputada analiza el papel de esa figura creada por la reforma constitucional del 94 y la obligación que le atribuye el artículo 101 de la Carta Magna.

Este 8 de julio se cumplieron 25 años del inicio del segundo periodo presidencial de Carlos Saúl Menem. Surgido de una reelección incorporada en la reforma constitucional de 1994, no era esta la única característica destacada de la nueva carta magna que hacía su debut ese día en el poder ejecutivo. Juraba también Eduardo Bauzá como primer jefe de gabinete de ministros.

El Jefe de Gabinete de Ministros (JGM) es una figura particular. Por un lado, es el único ministro individualizado por la constitución. Esto se debe en parte a su génesis, surgida de un espíritu de los tiempos políticos de aquellos años, de proveer en el ejecutivo una especie de administrador que atenúe el presidencialismo y la hipertrofia presidencial. En el artículo 100 se definen las tareas que le corresponden y se establece la responsabilidad que tiene ante el

Congreso Nacional, dándole a este último más presencia en el espacio público y herramientas específicas para el control de la gestión. Para esto, en el artículo 101, se especifica que debe asistir una vez por mes alternativamente a cada Cámara para informar sobre la marcha del gobierno.

Por otro lado, no cumplir con estos artículos tiene un castigo improbable. La “moción de censura”, así llamado el pedido de responsabilidad política, requiere de una mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cualquiera de las cámaras. Incluso en caso de avanzar, para que el JGM sea finalmente removido, se necesita una dificultosa – y casi imposible de conseguir- mayoría absoluta de ambas cámaras. Por ejemplo, Juan Pablo Cafiero, padre del actual jefe de gabinete y entonces diputado, con el proyecto 3518-D-97 fue uno de los primeros legisladores en presentar un pedido de moción de censura al entonces jefe de gabinete de Carlos Menem, Jorge Rodríguez, en relación a conflictos de interés respecto a la privatización de aeropuertos. El requerimiento de mayoría absoluta termina operando como una garantía de estabilidad del JGM, por lo que es claro que los incentivos para cumplir con uno de sus roles es baja. Ante la rigidez de este diseño institucional, que deriva en la frustración de un sistema de articulación de poderes y de frenos y contra pesos, es una buena oportunidad pensar cómo, sin generar la inestabilidad de la figura, el Congreso puede fortalecer los recursos necesarios para mejorar el cumplimiento de su función de control y coordinación, pudiendo no solo exigir la presencia del JGM, sino también acceder de una manera más ágil y eficaz a toda la información que concentra.

Del núcleo de coincidencias básicas para la reforma de la constitución se desprenden las funciones que podríamos denominar básicas del jefe de gabinete: administrar el país, coordinar el gabinete, hacer recaudar las rentas y concurrir al Congreso, tanto a los debates, pero sin poder votar, como a informar sobre la marcha del gobierno. Las tres primeras son funciones ejecutivas, aspectos que sería oportuno también discutir e innovar, y que como observan los expertos varía mucho y opera dependiendo de la dinámica que tenga con el presidente y esto demuestra algún grado de falla. Pero quiero concentrarme en su relación con el poder legislativo. En parte, también, porque siendo julio, y habiendo tenido que tener la presencia del jefe de gabinete al menos ya dos veces, lo estamos haciendo por primera vez.

En el contexto de los 25 años de la jefatura de gabinete de ministros, CIPPEC realizó una reunión entre algunos de los 15 hombres que han ocupado el cargo. Entre las muy ricas conclusiones, hay muchas respecto a las limitaciones o problemas que surgen de función ejecutiva pero pocas de su rol de trabajo con el poder legislativo. Luego de un inicio promisorio con una entrega casi perfecta de los informes y una alta asistencia para rendir cuentas, en el período 2001-2015 estos números cayeron sensiblemente, con la excepción de 2014, llegando a cero en 2015, algo que no había sucedido nunca, con Aníbal Fernández en la cartera.

Durante el gobierno de Cambiemos los números volvieron a un cauce más normal, con casi todos los informes esperados entregados y una mayor presencia del jefe de gabinete.

Ahora, ¿por qué es tan importante que esta dinámica entre legislativo y jefe de gabinete se mantenga? Si entendemos que entre los poderes hay un juego de contrapesos, el jefe de Gabinete es el brazo entre los platillos de la balanza. Una balanza de por sí inclinada, porque el brazo es electo por el ejecutivo, pero una balanza al fin.

El proceso que se lleva adelante en cada visita del jefe de gabinete involucra el envío de múltiples preguntas por parte de los legisladores. En esta ocasión han sido más de 2300, que tras un proceso de clasificación y depuración alcanzaron un total de 1651. El oficialismo no realizó ninguna. Estas preguntas fueron enviadas ya el 28 de mayo, el jefe de gabinete las recepcionó a principios de julio y recién dará su informe ahora; 30 días para recepcionar las preguntas, 30 para dar un informe. Podría considerarse que la situación de la pandemia puede haber influido, pero si la cámara se enorgullece públicamente de la cantidad de reuniones de comisión informativas que ha tenido en este tiempo, otra con el Jefe de gabinete, que tiene tiempos muy medidos por el reglamento, bien podría haberse llevado adelante.

Hay que reconocer, por otro lado, que desde el ámbito legislativo quedan pasos importantes que dar para mejorar el funcionamiento de la dinámica de preguntas como, el grado de sistematización y articulación hacia el interior de los bloques, la utilización de la tecnologías de la información y la comunicación para mejorar la estandarización, de modo tal de facilitar la interoperabilidad de los datos que produce, pudiendo operar como mecanismo de transparencia para permitir el acceso a la información por parte de la ciudadanía.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, fue uno de los jefe de gabinete que menos cumplió con esta faceta de su rol institucional. La posibilidad de hacerlo cumplir es limitada y descansa más que nada en la voluntad del partido de gobierno de hacerla valer. En vistas de la resignación por parte del poder ejecutivo de contar con presupuesto para el 2020, dado el contexto de emergencia que se votó en diciembre y sobre todo con el contexto de emergencia y excepcionalidad en el que vivimos desde la llegada de la pandemia, la presencia del jefe de Gabinete en el Congreso de la Nación actuaría como señal que permita generar los espacios para el tan esperado diálogo necesario para enfrentar y salir de la una de las crisis más importantes que transita la Argentina. Más aún, podría serle útil a un ejecutivo que no ha expresado o descree de los planes de gobierno. Su ausencia en estos meses frente a la Cámara que representa al pueblo de la Nación dice mucho al respecto.

Dolores Martínez es diputada nacional de la UCR-Evolución

Ante el Senado, Cafiero negó una intención de expropiar empresas y defendió la gestión de la pandemia

El jefe de Gabinete brindó su informe por primera vez desde la asunción del Gobierno. Habló 44 minutos y respondió preguntas de los senadores. Apuntó a la herencia macrista, aunque hizo un llamado a la unidad. No hubo definiciones concretas a futuro.

Por Melisa Jofré y Carolina Ramos

Ante una oposición encendida y muy crítica, Santiago Cafiero brindó este jueves su primer informe de gestión en el Senado. El jefe de Gabinete apuntó a la herencia macrista, destacó las medidas tomadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia e hizo un llamado a la unidad, aunque no ofreció ninguna definición concreta sobre la salida de la crisis.

Cafiero intentó mostrar un ánimo conciliador en los 44 minutos que duró su exposición inicial y en las respuestas a los planteos de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal. Ubicado a espaldas de la vicepresidenta Cristina Kirchner y acompañado de un puñado de funcionarios, el ministro coordinador defendió el rumbo tomado por el presidente Alberto Fernández.

Algo nervioso al principio, ganó seguridad con el avance de la sesión virtual, donde entre otras cosas negó que haya una intención oficial de expropiar empresas, elogió los resultados de la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y aclaró que los denominados “superpoderes” sirven en este contexto para “asignar los recursos necesarios para que la gente no muera”.

Además, resaltó el alcance del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y enfatizó que los aumentos de la jubilación mínima en lo que va del año superaron a la inflación, aunque no respondió sobre el DNU que prorrogó la suspensión de la movilidad jubilatoria.

Más allá de todo, llamó a “buscar coincidencias” y consideró que “tenemos que anteponer la responsabilidad política sobre nuestras diferencias”. “Entre todos vamos a poner a la Argentina de pie”, proclamó.

Cafiero habló de cara al video wall montado en el recinto. Solo dos senadoras estuvieron presentes: la presidenta provisional, Claudia Ledesma Abdala -quien condujo buena parte de la sesión- y Laura Rodríguez Machado (Pro). Martín Lousteau, vicepresidente de la Cámara, sesionó de forma remota a modo preventivo, tras haberse realizado un hisopado que dio negativo.

El jefe de Gabinete estuvo acompañado por su segunda, Cecilia Todesca; la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; y el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro.

La “pesada herencia”

Habían pasado unos 15 minutos desde el inicio del discurso cuando Cafiero abrió la grieta. “Habíamos prometido en la campaña no hablar de pesadas herencias, pero es importante reconocer el punto de partida”, sostuvo Cafiero, y tras hacer un repaso de los cuatro años de la gestión anterior, subrayó: “Nuestro país claramente ya estaba en pandemia”.

Advirtió en ese sentido que “la inflación llegó al 53,8%, y la deuda pública representaba el 90% del PBI”, y señaló que “la escalada de sobreendeudamiento en cuatro años es parte de los problemas que hoy aquejan a los argentinos”.

También mencionó que entre 2015 y 2019 “la desocupación alcanzó el 9,8%” y “se perdieron 230.000 puestos de trabajo privados”, como así también “25.000 pymes cerraron, y la pobreza -que había sido parte de una promesa de campaña- aumentó al 35% y también alcanzó al 52% de los jóvenes, niños y niñas”.

Asimismo, Cafiero puntualizó que “el 60% de las obras públicas estaban paralizadas” y que “el aumento de las tarifas de servicios públicos se padeció también en los comercios y en pymes”, sumado a que “5.000.000 de argentinos estaban endeudados con la ANSES”.

La pandemia y el rol del Estado

Defensor de cada una de las medidas que tomó el Gobierno nacional desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio -el pasado 20 de marzo-, Cafiero resaltó que “la pandemia, y no la cuarentena, es la que provocó una crisis de ingresos en las familias argentinas”.

“La pandemia demuestra que el rol del Estado es imprescindible, que el Estado es el que te cuida, que el mercado jamás, jamás, podría haber hecho alguna de estas políticas”, sostuvo.

Cafiero señaló que desde el inicio de la cuarentena “aprovechamos para fortalecer nuestro sistema de salud” con la construcción “en tiempo récord” de “12 hospitales modulares”, además del fortalecimiento de la infraestructura de los establecimientos de salud.

También ponderó la creación de una unidad especializada en Covid-19, en el ámbito del Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde “nuestros científicos, tantas veces denostados, desarrollaron algo que no tiene comparación” como lo fueron “tres kits de testeos rápidos”.

Foto: Comunicación Senado

Entre otras medidas, mencionó el bono especial para jubilados y beneficiarios de la AUH (Asignación Universal por Hijo), los precios máximos, la suspensión de cortes de servicios públicos, el congelamiento de tarifas y alquileres y la suspensión de desalojos.

Además calificó como “una política que no tiene antecedentes” al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que cobraron en abril 8.600.000 personas, alcanzado actualmente a 9.000.000. “Esta ayuda económica nos dejó un aprendizaje: hay una Argentina oculta, que estaba invisibilizada”, agregó.

Por otra parte, el funcionario dijo que la Cancillería “actuó con mucha velocidad en repatriar a los argentinos que estaban varados” y, respecto a la educación, valoró la creación de una plataforma educativa y la distribución de “millones de cuadernillos para que nuestros pibes y pibas puedan seguir estudiando y nuestros docentes educando”.

Vicentin y la supuesta “ola expropiadora”

Lógicamente, la oposición fue a la carga con el tema de Vicentin. Los senadores del Pro Alfredo De Angeli y Laura Rodríguez Machado, entre otros, cuestionaron tanto la intervención como la posible expropiación de la agroexportadora, aunque Cafiero negó que exista una intención de apropiarse de empresas.

“Pueden quedarse tranquilos. No está en nuestra política pública avanzar con expropiaciones”, respondió el funcionario, y aclaró que lo que se hizo fue “rescatar una empresa que estaba quebrada, que había dejado a miles de familias de productores sin pagarles. Una empresa que no estaba operando, no estaba trabajando y no tenía perspectiva de trabajar”.

“También tengamos en cuenta, cuando hablamos de Vicentin, hablar del rescate económico que se quiso hacer durante el gobierno anterior desde el Banco Nación. Yo sé que a algunos le molesta esto, pero eso fue hace ocho meses nomás”, apuntó el jefe de Gabinete.

En ese sentido, señaló que el “crédito extraordinario” de 18.500 millones de pesos que recibió la compañía, se otorgó “sorteando todos los mecanismos regulatorios del Banco y es un crédito que se está judicializando y que está en investigación”.

Jubilaciones y ATP

Cafiero no le respondió al senador radical Julio Martínez sobre el DNU publicado este jueves en el Boletín Oficial que suspendió hasta el 31 de diciembre la movilidad jubilatoria, permitiendo así que el Poder Ejecutivo continúe con los aumentos por decreto hasta la elaboración de una nueva fórmula.

El jefe de Gabinete se limitó a decir que “con la formula anterior, los jubilados perdieron un 20% del poder adquisitivo entre 2017 y 2019”, mientras que “la jubilación mínima en el primer trimestre de 2020 creció un 19% y la inflación fue del 14%”.

Además, resaltó que “en diciembre y enero se otorgaron dos bonos a jubilados de la mínima, de 5.000 pesos cada uno, y en marzo otro de 3.000 pesos”. “Prácticamente el 90% de los jubilados de la mínima tuvieron un aumento de un haber más”, resumió.

En otro orden, informó que 250.000 empresas accedieron a la primera entrega del ATP, y otras 200.000 lo hicieron al segundo mes de su vigencia, lo que hace a un promedio de entre 2.000.000 y 2.500.000 trabajadores que recibieron el beneficio.

Cafiero detalló que la segunda entrega del ATP se terminó de abonar la semana pasada y, ante una pregunta del senador Julio Cobos (UCR), anunció: “Vamos a continuar trabajando con los sectores críticos en las mismas condiciones de hoy”.

“Superpoderes” y la intervención de la AFI

“Estamos asignando los recursos necesarios para que nuestra gente no muera”, afirmó en otro tramo de la sesión al referirse a la facultad que se le otorgó en el DNU 457/20 para reasignar partidas presupuestarias a discreción en el marco de la pandemia del Covid-19.

Además, precisó cuál fue el destino de esos fondos: “La asignación de recursos fue en 9.000 millones de pesos para los medicamentos del PAMI; para la creación del FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo) y subsidiar los créditos a tasa cero en 800 millones de pesos; y para financiar los proyectos de investigación del CONICET que dieron como resultado los tres tests rápidos de detección”.

También explicó que se reasignaron recursos que estaban destinados a gastos reservados de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia). “A veces esto suena a arbitrariedades, pero tengamos en cuenta cuáles son los resultados y adónde fueron a parar esos recursos”, aseveró Cafiero.

Luego, ante un discurso de Oscar Parrilli (Frente de Todos), ratificó que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para “normalizar” ese organismo, ya que “hace falta una reforma de la normativa vigente”.

“Hasta acá la intervención ha sido exitosa porque ha podido transparentar recursos, blanquear estructuras, y la AFI se ha puesto a funcionar dentro de un marco democrático y normativo”, destacó.

Sobre el espionaje ilegal denunciado por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, Cafiero le respondió a Parrilli: “El presidente (Alberto Fernández) lo llama ‘sótanos de la democracia’, usted lo llama ‘cloaca de la democracia’, y yo no tengo más que coincidir con ambos”.

“Tenemos que ser el gobierno que diga ‘nunca más’ a este tipo de prácticas donde se inventan causas mediáticas y se persigue a opositores propios y ajenos”, afirmó el jefe de Gabinete.

“La pandemia, y no la cuarentena, es la que provocó una crisis de ingresos en las familias argentinas”

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió el rol del Estado y las medidas tomadas desde el comienzo del aislamiento obligatorio, el pasado 20 de marzo.

Defensor de cada una de las medidas que tomó el Gobierno nacional desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio -el pasado 20 de marzo-, Santiago Cafiero resaltó que fue “la pandemia” y “no la cuarentena” la que “provocó una crisis de ingresos en las familias argentinas”.

“La pandemia demuestra que el rol del Estado es imprescindible, que el Estado es el que te cuida, que el mercado jamás, jamás, podría haber hecho nada de estas políticas”, sostuvo el jefe de Gabinete durante su exposición inicial ante el Senado, en la sesión de este jueves.

El funcionario destacó que la medida de iniciar la cuarentena, a poco más de dos semanas de detectarse el primer caso de Covid-19 en el país, fue una decisión basada “desde la ética del cuidado y la solidaridad”.

Cafiero enumeró las acciones realizadas desde el Poder Ejecutivo en el marco de la emergencia sanitaria, y destacó que “aprovechamos para fortalecer nuestro sistema de salud” con la construcción “en tiempo récord” de “12 hospitales modulares”, además del fortalecimiento de la infraestructura de los establecimientos de salud.

También ponderó la creación de una unidad especializada en Covid-19, en el ámbito del Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde “nuestros científicos, tantas veces denostados, desarrollaron algo que no tiene comparación” como son “tres kits de testeos rápidos”.

Entre las medidas que mencionó, el jefe de Gabinete subrayó el bono especial para jubilados y beneficiarios de la AUH, los precios máximos, la suspensión de cortes de servicios públicos, el congelamiento de tarifas y alquileres y la suspensión de desalojos.

Además calificó como “una política que no tiene antecedentes” al Ingreso Familiar de Emergencia, el cual cobraron en abril 8.600.000 y actualmente alcanza a 9 millones. “Esta ayuda económica nos dejó un aprendizaje: hay una Argentina oculta, que estaba invisibilizada”, agregó.

Por otra parte, el funcionario dijo que la Cancillería “actuó con mucha velocidad en repatriar a los argentinos que estaban varados” y, respecto a la educación, valoró la creación de una plataforma educativa y la repartija de “millones de cuadernillos para que nuestros pibes y pibas puedan seguir estudiando y nuestros docentes educando”.

“El coronavirus va a pasar, la pandemia va a pasar, ¿y dónde vamos a estar nosotros? ¿Cuál va a ser el rol histórico de la dirigencia argentina? Ahí hay un libro que todavía no se escribió y lo tenemos que escribir entre todos”, aseguró, y añadió que “acá nadie se salva solo”.

El ministro coordinador habló de generar un “pacto con la ciudadanía” basado en “la sostenibilidad económica, la sostenibilidad social y la sostenibilidad ambiental”. “Desestimar cualquiera de esas tres sostenibilidades generaría una falta de equilibrio. Ninguna de esas tres se realiza a sí misma”, dijo.

En tanto, enfatizó que “las diferencias de opinión no pueden expresarse en términos de odio, ni mucho menos con adjetivaciones de enfermedades, como ‘cáncer’. Ese tipo de adjetivaciones obtura el debate”.

En ese sentido, llamó a “buscar coincidencias” y consideró que “tenemos que anteponer la responsabilidad política sobre nuestras diferencias”. “Entre todos vamos a poner a la Argentina de pie”, concluyó.

Cafiero, sobre la gestión de Macri: “Nuestro país claramente ya estaba en pandemia”

El jefe de Gabinete inició su primer informe ante el Senado con un repaso de la herencia recibida. “Habíamos prometido en la campaña no hablar de pesadas herencias, pero es importante reconocer el punto de partida”, dijo.

Habían pasado unos 15 minutos desde el inicio de la exposición de Santiago Cafiero ante el Senado cuando lanzó la primera definición fuerte de su informe de gestión. Tras repasar con abundantes cifras la herencia recibida por el gobierno de Mauricio Macri, el jefe de Gabinete sentenció que “nuestro país claramente ya estaba en pandemia”.

“Habíamos prometido en la campaña no hablar de pesadas herencias, pero es importante reconocer el punto de partida”, sostuvo Cafiero desde el recinto, acompañado por un puñado de funcionarios del Gabinete y con la vicepresidenta Cristina Kirchner sentada a sus espaldas, en el estrado principal.

Al hacer un repaso de los cuatro años de la gestión anterior, advirtió que “la inflación llegó al 53,8%, y la deuda pública representaba el 90% del PBI”, y señaló que “la escalada de sobreendeudamiento en esos cuatro años es parte de los problemas que hoy aquejan a los argentinos”.

También mencionó que entre 2015 y 2019 “la desocupación alcanzó el 9,8%” y “se perdieron 230.000 puestos de trabajo privados”, como así también “25.000 pymes cerraron, y la pobreza -que había sido parte de una promesa de campaña- aumentó al 35% y alcanzó al 52% de los jóvenes, niños y niñas”.

Asimismo, Cafiero puntualizó que “el 60% de las obras públicas estaban paralizadas” y que “el aumento de las tarifas de servicios públicos se padeció también en los comercios y en pymes”, además de que “5.000.000 de argentinos estaban endeudados con la ANSES”.

Al inicio de su exposición ante los senadores, el ministro coordinador expresó: “Para nosotros es central que exista un diálogo democrático entre las distintas áreas de gobierno”.

“Ha habido en este tiempo más sesiones que durante el año pasado, 65 presentaciones de funcionarios nacionales en ambas Cámaras y dos reuniones de alto nivel político del presidente de la Nación con los jefes de bancada”, destacó al referirse a la actividad parlamentaria, y pidió “que la democracia no quede en palabras, sino que se refleje en hechos”.

Muy crítico, recordó que cuando asumieron en diciembre había un proyecto de ley de Presupuesto 2020 que “era claramente ficticio” y “no contaba con herramientas reales”, sino que, por el contrario, “tenía todas las metas sobrevaloradas, sobrepasadas”.

“Era inaceptable para nosotros”, sostuvo y consideró que ese proyecto “también estaba deshilachado por este proceso de hiperendeudamiento que había tenido Argentina y tenía todos los vencimientos en fechas muy cortas”.

Defendió entonces que para el nuevo gobierno era “importante torcer la voluntad política del gobierno anterior, que lo único que había producido era más pobreza”, y por eso trazaron una “nueva arquitectura” con una “primera herramienta concreta y clara” que fue la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. “Esa ley para nosotros fue central”, resaltó.

Santiago Cafiero brinda su primer informe de gestión ante el Senado

La sesión se realiza de manera virtual desde las 15.27. El jefe de Gabinete está presente dentro del recinto, al igual que la vicepresidenta Cristina Kirchner y el resto de las autoridades.

A poco más de seis meses de asumir el nuevo Gobierno, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, brinda ante el Senado su primer informe de gestión. La sesión informativa, durante la que realizará una exposición inicial y luego responderá preguntas de los distintos bloques, comenzó a las 15.27.

Si bien la reunión de este jueves se realiza de manera remota, el funcionario -que asistió con un grupo reducido de colaboradores- está presente dentro del recinto, al igual que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el resto de las autoridades de la Cámara alta.

Previo a la sesión de este jueves, Cafiero recibió por escrito un total de 624 preguntas, que fueron contestadas en un documento de 702 páginas.

En su mayoría, las preguntas giran en torno a las decisiones que el Gobierno tomó en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus, la negociación de la deuda externa y distintas problemáticas provinciales.

También hubo consultas sobre jubilados, la cantidad de argentinos que continúan varados en el exterior, la reactivación económica tras la cuarentena, la continuidad pedagógica luego del aislamiento, entre otros aspectos.

Las preguntas fueron realizadas con anterioridad al anuncio del Gobierno sobre la intervención y expropiación de la empresa Vicentin, tema fuertemente rechazado por la oposición, con lo cual podría haber menciones al respecto durante la sesión informativa.

Esta es la primera vez que Cafiero asiste al Congreso, luego de numerosos reclamos por parte de la oposición, que insistió en que el jefe de Gabinete debía cumplir con lo establecido por el artículo 101 de la Constitución Nacional, donde se establece que deberá informar “al menos una vez por mes” alternativamente a cada Cámara.

La visita del funcionario se da a dos semanas de que el Senado haya avalado -únicamente con los votos del Frente de Todos y de Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana- el DNU 457/20 por el cual se lo facultó para reasignar partidas presupuestarias, en el marco de la pandemia por Covid-19, sin control parlamentario.

Además, el clima entre el oficialismo y la oposición en la Cámara alta se encuentra caldeado desde hace días: en las últimas dos sesiones los interbloques de Juntos por el Cambio y Parlamentario Federal, presididos por Luis Naidenoff y Juan Carlos Romero, respectivamente, se retiraron sin votar temas que no estaban vinculados a la pandemia.

Cafiero, que comenzó su discurso a las 15.34, asiste acompañado por la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; y el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro.

Cafiero se presenta por primera vez ante un Senado en máxima tensión

El jefe de Gabinete asistirá al recinto de la Cámara alta para responder preguntas. La sesión iniciará a las 15. Juntos por el Cambio, en pie de guerra con el oficialismo.

Santiago Cafiero se presentará este jueves por primera vez en el Congreso para brindar su informe de gestión. El jefe de Gabinete responderá preguntas ante el Senado, que vive momentos de máxima tensión por la negativa de la oposición a tratar temas ajenos a la pandemia del Covid-19.

La sesión informativa fue convocada para las 15 y será, por supuesto, de carácter virtual. Cafiero asistirá al recinto de la Cámara alta junto a un grupo reducido de colaboradores, para exponer desde allí junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner y el resto de las autoridades.

El Senado recibió anoche el informe escrito de Cafiero, el número 125 de la Jefatura de Gabinete, con las respuestas a las preguntas formuladas por el oficialismo y la oposición, vinculadas fundamentalmente a las consecuencias de la pandemia, la negociación de la deuda y distintas problemáticas provinciales.

Según la dinámica habitual, Cafiero contará con un tiempo inicial para brindar su informe sobre el estado de la Nación, y luego pasará a responder preguntas que los senadores harán por bloque.

En las dos últimas sesiones se vivió un clima caldeado dado que Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal, presididos por Luis Naidenoff y Juan Carlos Romero, se retiraron sin votar los temas que no estaban vinculados a la pandemia, como la ley de alquileres y dos DNU de la gestión anterior.

Según denunciaron, el oficialismo incumplió el decreto firmado por la propia Cristina, donde se estableció que las sesiones virtuales se limitarían a temas relacionados al coronavirus y sus consecuencias.

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, hizo saber que el oficialismo aplicará su mayoría numérica para avanzar en la agenda parlamentaria, lo que agitó aun más los ánimos.

En ese contexto es que Cafiero brindará su primer informe, para luego presentarse, el mes próximo, ante la Cámara de Diputados.

Cafiero puso fecha a su presentación ante el Congreso: será el 17 de junio en el Senado

La decisión se conoció horas después de que fracasara, en la Cámara de Diputados, la sesión especial pedida por Juntos por el Cambio para derogar el DNU que amplió las facultades al jefe de Gabinete.

Tras varias idas y vueltas e insistentes reclamos de la oposición, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, puso fecha a su presentación ante el Congreso: será el miércoles 17 de junio en el Senado, donde encabezará la primera sesión informativa desde que asumió el cargo.

La decisión se conoció horas después de que fracasara, en la Cámara de Diputados, la sesión especial pedida por Juntos por el Cambio para derogar el DNU 457/20, que precisamente le otorgó mayores facultades al jefe de Gabinete en el marco de la pandemia.

Lo cierto es que, tras el paso de numerosos ministros del Gobierno por reuniones de comisión informativas, ahora será el turno de Cafiero, quien se presentará primero ante el Senado ya que su antecesor, Marcos Peña, asistió por última vez a la Cámara de Diputados.

Si bien la sesión informativa será virtual, es probable que Cafiero asista al recinto para exponer desde allí, junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner y el resto de las autoridades de la Cámara alta, según informaron fuentes oficiales.

La subsecretaria de Asuntos Parlamentarios, Cecilia Gómez Mirada, especificó que el próximo 3 de junio a las 18 se recibirán las preguntas de los senadores para elaborar el informe escrito, previo a la sesión informativa, como establece el procedimiento de rutina.

Cabe recordar que el 1ro. de abril, Cafiero remitió al Senado la nota formal poniéndose a disposición del Cuerpo para cumplir con el mandato constitucional de informar a las Cámaras sobre la marcha del Gobierno.

La realización de la sesión informativa especial fue demorada debido a la pandemia del Covid-19, que obligó al Congreso a modificar su funcionamiento para implementar las sesiones de manera remota o mixta”, señaló en un comunicado la Subsecretaría de Asuntos Parlamentarios.

Mientras tanto, en la Cámara de Diputados todavía no hay fecha prevista para la sesión informativa, aunque ya inició el proceso de elaboración de preguntas escritas para remitir al funcionario.

El oficialismo bloqueó un pedido de Juntos por el Cambio para tratar el DNU de los “superpoderes”

El diputado Gustavo Menna, de la UCR, pidió que el DNU 457/20 fuera incorporado al temario de la sesión, pero la moción no reunió la mayoría necesaria.

Por Carolina Ramos

El Frente de Todos logró bloquear este jueves en la Cámara de Diputados, con ayuda de dos bloques de la oposición, un pedido de Juntos por el Cambio para incorporar al temario de la sesión el DNU 457/20, que le otorgó mayores facultades al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para reasignar partidas presupuestarias sin aval parlamentario.

El diputado radical Gustavo Menna, integrante de la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, pidió un apartamiento del reglamento para poder tratar sobre tablas el polémico decreto, que en la comisión recibió dictamen a favor.

Menna pidió que la moción fuera votada de manera nominal -no a mano alzada-, pero el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, aclaró que la moción necesitaba tres cuartos de los votos y que el Frente de Todos estaba en condiciones numéricas de bloquear el pedido.

En ese contexto, Massa propuso, “para ahorrar el procedimiento de logueo y VPN de cada diputado”, que fueran los jefes de bloque quienes anunciaran el voto de sus diputados, pero ante un pedido de Eduardo “Bali” Bucca, y para evitar dudas, aceptó realizar la votación nominal, que demoró varios minutos.

El resultado fue el esperado: no se logró la mayoría necesaria, ya que hubo 118 votos afirmativos -de Juntos por el Cambio- y 127 negativos, provenientes del oficialismo y de los interbloques liderados por Bucca (Interbloque Federal) y José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo).

La postura de Ramón llamó la atención, pues en la sesión de la semana pasada fue uno de los diputados que rechazó el DNU de los “superpoderes”. Lo mismo hizo en aquella oportunidad Graciela Camaño, que esta vez se diferenció de Bucca y votó a favor de tratar el decreto.

Los “superpoderes” y la crítica de Juntos por el Cambio

El DNU 457/20 eliminó el tope del 5% que establecía la Ley de Administración Financiera en su artículo 37 para transferir recursos presupuestarios de una partida a otra sin aval del Congreso.

Menna planteó que “este DNU avasalla las competencias de este Parlamento” porque “se reimplantan los denominados ‘superpoderes’ poniendo en cuestión una atribución del Congreso, tal vez la más importante, que es aprobar la ‘ley de leyes’”.

“Este decreto le delega al jefe de Gabinete, un funcionario que ni siquiera es electo, la función de trastocar el destino de las partidas y la asignación de recursos públicos”, advirtió el chubutense.

Para el radical, esta decisión “nos retrotrae a un pasado que habíamos dejado de lado en 2016”, y además “en un escenario agravado” porque la Ley de Emergencia Pública sancionada en diciembre ya había delegado competencias propias del Congreso al jefe de Gabinete.

“No podemos permitir que el 100% del Presupuesto pueda ser alterado por la decisión de un funcionario que además no ha rendido cuentas” ante el Congreso, señaló Menna en alusión a la ausencia de Santiago Cafiero en el recinto para brindar su informe de gestión.

Massa anunció que Cafiero dará su informe ante Diputados el mes que viene

Ante un planteo de Fernando Iglesias, el presidente de la Cámara baja informó que el jefe de Gabinete tiene previsto concurrir en junio.

santiago cafiero

Tras los insistentes pedidos de todos los bloques de la oposición, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se presentará ante el Congreso en las próximas semanas para brindar su informe de gestión. Así lo anunció este jueves el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en la sesión virtual.

Fue luego de que el diputado Fernando Iglesias (Pro) planteara una cuestión de privilegio contra el presidente Alberto Fernández por “limitar fuertemente todos los derechos y obligaciones que tienen los diputados” por distintos motivos, entre ellos la ausencia de Cafiero.

Iglesias recordó que según la Constitución Nacional, “es obligación del jefe de Gabinete” concurrir al Parlamento para brindar su informe de gestión, pero “van seis meses y todavía no lo hemos visto”.

A raíz de este planteo, Massa aprovechó para informar que Cafiero se presentará la semana próxima ante el Senado, y que en junio lo hará ante la Cámara de Diputados, después de responder por escrito las preguntas de los legisladores, como establece el mecanismo habitual.

Del Caño: “El Congreso parece un decorado para el Gobierno”

Desde la izquierda también salen a rechazar enfáticamente el DNU a través del cual se le dieron poderes al jefe de Gabinete para reasignar partidas sin límites.

Nicolás del Caño, diputado nacional por el PTS-FIT, rechazó el decreto presidencial por el cual el jefe de Gabinete podrá disponer de todo el presupuesto y reasignar partidas a su antojo sin pasar por el Congreso. Del Caño cuestionó que el Poder Ejecutivo “podrá disponer de todo el presupuesto nacional y reasignar partidas hasta fin de año sin pasar por el Congreso. Es muy grave: el decreto de Alberto Fernández suspende el límite del que puede disponer el Ejecutivo para realizar modificaciones presupuestarias establecido en la Ley 24156. Con un decreto cambian lo fundamental de una ley y le quitan atribuciones al Congreso”.

Y agregó: “Este decreto no hace más que confirmar que el parlamento es solo un decorado para el gobierno. Justo cuando se prepara una sesión, luego de dos meses donde el Congreso extendió su cuarentena habitual, por medio de un decreto se le quitan funciones”.

Por ultimo insistió en que “la sesión de consenso que preparan el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para este miércoles excluye del temario proyectos como el de impuestos a las grandes fortunas. Si va a sesionar el Congreso tiene que ser para discutir medidas de emergencia como ese impuesto a las grandes fortunas y las altas rentas que presentamos desde el Frente de Izquierda, único proyecto ingresado a pesar de los amagues del oficialismo. Un impuesto de emergencia y medidas urgentes contra los despidos, las rebajas salariales y la caída brutal en los ingresos de las grandes mayorías junto con aumentar el presupuesto de salud: esta es nuestra agenda que está expresada en los proyectos que hemos presentado y que pediremos que se traten”.

Cafiero daría su primer informe de gestión ante el Senado de forma virtual

El jefe de Gabinete tomó contacto con senadores del Frente de Todos y les manifestó su intención de exponer sobre las medidas que se están tomando contra la pandemia.

santiago cafiero

Santiago Cafiero se puso a disposición de los senadores para brindar en los próximos días su primer informe de gestión ante la Cámara alta. El jefe de Gabinete tomó contacto con legisladores del Frente de Todos y, aunque no hay aun una fecha definida, manifestó su intención de exponer y responder preguntas sobre las medidas tomadas en el marco de la pandemia.

En rigor, el reclamo por la presencia de Cafiero surgió desde el interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, presidido por Mario Negri, quien desde hace días exige que el ministro coordinador brinde explicaciones, ya sea de manera presencial -ante jefes de bloque, para evitar una congregación de personas- o en formato virtual.

De hecho, varios diputados de la principal bancada de la oposición unificaron este lunes un mensaje que fue difundido a través de Twitter. “Así como los diputados estamos trabajando de forma digital, seguimos elevando proyectos y en reuniones permanentes, pedimos a Santiago Cafiero que cumpla con su obligación y rinda cuentas al Congreso. Es su obligación como Jefe de Gabinete”, expresaron, con el hashtag #CafieroAlCongreso.

Lo cierto es que, mientras en la Cámara de Diputados encontró en la modalidad virtual la posibilidad de seguir funcionando casi diariamente, el Senado marcha a un ritmo más lento y recién la semana pasada tuvo su primera actividad desde el comienzo del aislamiento social obligatorio, con la presencia de la ministra de Género y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta, ante la Banca de la Mujer.

En este contexto, Cafiero manifestó su intención de dar su primer informe ante la Cámara que preside Cristina Kirchner. Desde Jefatura de Gabinete argumentan que último informe -presencial y escrito- del anterior jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue ante la Cámara de Diputados, por lo que ahora “correspondería que vaya al Senado” para respetar la alternancia.

Fuentes consultadas por este medio señalaron que, probablemente, la sesión informativa sea también por videoconferencia, con el fin de no alterar la cuarentena y evitar que los senadores se trasladen a Capital Federal. Días atrás, el propio jefe del bloque oficialista, José Mayans, le bajó el pulgar a la posibilidad de sesionar de manera tradicional, al advertir que “es la mejor forma de propagar el virus”.

Negri reclamó la presencia de Cafiero en Diputados

Pidió que el jefe de Gabinete brinde su informe de gestión y propuso que, si el contexto no permite la presencia de todos los legisladores, exponga solo ante legisladores y autoridades de la Cámara.

Desde que se declaró la pandemia por el coronavirus, y en sintonía con lo que pasa en todo el país, el Congreso vio paralizada su actividad, al menos de manera presencial. El aislamiento social obligatorio, que durará en principio hasta el 12 de abril, provocó que las reuniones de comisión pasaran a ser virtuales y dejó deshabitados los recintos.

A pesar de este contexto tan particular, el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, consideró que es momento de que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, brinde su informe mensual ante el Parlamento según lo indica la Constitución Nacional en su artículo 101.

“Es tiempo, luego de nuestro reclamo, que el jefe de Gabinete se presente en la Cámara de Diputados -como lo establece la Constitución- para brindar su informe”, consideró Negri desde su cuenta de Twitter, y propuso que “si no pueden trasladarse todos los legisladores”, Cafiero exponga “ante las autoridades de la Cámara y jefes de bloque”.

Negri formuló el pedido tras participar de una reunión virtual del Comité Federal de la UCR, integrado por los presidentes de cada distrito, que contó con la participación del exministro de Salud Adolfo Rubinstein.

El titular de la bancada de Juntos por el Cambio ya le había transmitido a Sergio Massa, presidente de la Cámara baja, su reclamo para que Cafiero brinde su primer informe de gestión.

Cabe recordar que el período ordinario de sesiones inició el 1ro. de marzo; dos días después se registró el primer caso de coronavirus en el país; y el día 11 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al Covid-19 como pandemia, marcando el punto de inflexión a nivel mundial.

Si bien Cafiero aun no dio al Congreso explicaciones sobre este tema, sí lo hicieron los ministros Ginés González García (Salud) y Daniel Arroyo (Desarrollo Social), quienes participaron este miércoles de una reunión de la Comisión de Salud de Diputados, mientras que este viernes Claudio Moroni (Trabajo) expondrá ante la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado.