Desde JxC reconocieron a los agentes que detuvieron a Jones Huala

A través de un proyecto, diputados de JxC -con Asseff a la cabeza- hicieron eco de la detención del líder de la Resistencia Ancestral Mapuche, al que catalogaron como “un terrorista que alteró la paz de los lugares más bellos del país”.

 El diputado nacional Alberto Asseff (Pro – Buenos Aires) presentó este martes un proyecto de declaración respecto a la detención de Jones Huala con el fin de reconocer a los miembros de las Fuerzas de Seguridad de la Policía de la Provincia de Rio Negro.

En tal iniciativa, se manifestó en favor de los agentes provinciales: “Quienes ante la denuncia de los vecinos acerca de la presencia del delincuente apátrida Jones Huala en una vivienda de la localidad del El Bolsón, actuaron de forma expeditiva e inmediata para llevar a cabo la detención del peligroso individuo”.

Además, expuso que Jones Huala “tuvo actos violentos, intimidatorios y amenazantes, al frente de su grupo llamado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), a toda la Comarca Andina”.

Ese mismo accionar terrorista desplegó en la República de Chile. Sus delitos los ejecutó con violencia y total desprecio hacia el prójimo, contrariando el orden y arrebatando la paz de las zonas más tranquilas y bellas de nuestro territorio Nacional como es el de la región de Bariloche y su zona de influencia hasta el norte del Chubut”, señaló el proyecto.

En el beneplácito, Asseff detalló que Huala se encontraba prófugo desde el 11 de febrero de 2022. Así También explicó que en el marco de la detención fue inmediatamente trasladado de El Bolsón a Bariloche, donde el Juzgado Federal local mantiene comunicaciones con el Juzgado de origen chileno que emitió la alerta.

Asseff-y-otros-diputados-presentan-proyecto-de-declaracion-expresando-el-agrado-ante-la-detencion-por-la-policia-de-Rio-Negro-del-delincuente-profugo-Jones-Huala.Exp_.-6998-D-2022pd

Acompañaron al proyecto los diputados nacionales: Alejandro Finocchiaro (Pro – Buenos Aires); Marilú Quiróz (Pro – Chaco), Aníbal Tortoriello (Pro – Río Negro), Ingrid Jetter (Pro – Corrientes) y Carlos Zapata (Ahora Patria – Salta)

Pedido de informes sobre ataques en la zona de Mascardi

Diputados solicitan información sobre los mismos y la probable participación de Jones Huala en los hechos conocidos.

El diputado nacional Gerardo Milman presentó este martes un proyecto ante la Cámara de Diputados para solicitar información respecto de los hechos ocurridos en la ciudad de Villa Mascardi, provincia de Rio Negro, cuando un grupo de desconocidos atacaron e incendiaron una casilla móvil de la Gendarmería Nacional.

El pedido solicita saber cuál ha sido el despliegue de la Gendarmería y/o otras fuerzas de seguridad dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación. También indaga sobre si es cierto que el mencionado ataque incendiario fue realizado con armas de fuegos. En ese caso, piden indicar si las pericias criminalísticas determinaron el calibre de los impactos de balas.

Si hay faltantes de equipamiento de seguridad, armas de fuegos, municiones, chalecos antibalas, o cualquier otro equipamiento de seguridad de la GNA, piden saber también los diputados encabezados por Gerardo Milman, como así también si en el mencionado ataque criminal se detectó la presencia de menores de edad participando de los hechos.

¿Cuál es el plan de seguridad estratégico del Ministerio de Seguridad sobre la problemática de usurpaciones ilegales de terrenos y ataques vandálicos premeditados al respecto?, pregunta también Milman, como así también qué hipótesis de seguridad estaría trabajando las dependencias de la Secretaria de Seguridad de la Nación como así también en la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal ante la sucesión de hechos delictivos ocurridos en gran parte de la Patagonia.

Además, “si desde el Ministerio de Seguridad de la Nación están trabajando sobre la probabilidad de involucramiento de Jonas Huala y sus secuaces en los actos vandálicos anteriormente referidos”, y qué medidas de intervención ha formalizado a posteriori del ataque, por parte de la fiscalía interviniente.

“Nuevamente, asistimos azorados a un episodio de violencia inusitada en la localidad de Villa Mascardi, en la provincia de Río de Negro, cuando este fin de semana último atacaron a palazos, piedras y, según los transcendidos del día de la fecha, también mediante disparos de armas de fuegos a una casilla móvil de la Gendarmería Nacional que estaba apostada allí para resguardar a los vecinos que han sufrido todo tipo de ataques criminales en los últimos tiempos”, manifestó Milman en su presentación.

Y continuó: “Hay que mencionar que la custodia fue dispuesta por orden judicial emitida por la Fiscalía Federal de Bariloche, es decir, por una orden judicial. Vemos que esta problemática violenta en el sur de nuestro querido país viene in crescendo y que desde las más altas esferas del Poder Ejecutivo no se hacen eco ni emiten ningún tipo de comentario o  respuestas efectivas  frente a la amenaza creciente de estas organizaciones transnacionales”.

Acompañan el proyecto los diputados Juan Martín, Waldo Wolff, Laura Rodríguez Machado, Pedro Galimberti, Alberto Asseff, Fabio Quetglas, Germana Figueroa Casas, Francisco Monti, Ana Clara Romero, Carlos Zapata, Héctor Stefani, Mario Barletta y Francisco Sánchez.

Jones Huala, terrorista con atuendo mapuche

Por Máximo Luppino, dirigente peronista. El autor define a Huala como un “un capitalista con vincha Mapuche, un delincuente con discurso revolucionario”.

Los Mapuches residentes en la Patagonia Argentina son personas pacíficas y trabajadoras con ansias de progresar y mantener el legado cultural de sus antepasados. En nuestro sur apreciamos con beneplácito que estos descendientes de pueblos originarios poseen concesiones de administración de cámpines municipales, administran con prudencia y mesura proveedurías produciendo dulces, confituras, ropas y souvenirs propios de su cultura y nuestra tierra.   

Los descendientes de Mapuches establecen lealtad a nuestros símbolos patrios y son una etnia más dentro del concierto cosmopolita de nuestra Argentina diversa que alberga en su seno un verdadero crisol de razas.   

El proceder de Jones Huala se emparenta más a la acción de un criminal que al de un líder mapuche. La violencia resentida y delictiva nada tiene que ver con la idiosincrasia pacífica y constructiva de los Mapuches.    

Sabemos que los pueblos originarios necesitan más ayuda e integración en nuestra Nación y creemos que este proceso de incorporación productiva y justa está en marcha.   

La Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) es una organización delictiva. Esto no implica estar de acuerdo con el millón de hectáreas que la empresa italiana de Luciano Benetton adquirió. Él es dueño de una parte de nuestra Patagonia de dudosa adquisición y autor de posibles delitos contra la soberanía territorial Argentina.   

Una sola bandera en nuestra patria con leyes claras para descendientes de pueblos originarios como para europeos que con un puñado de monedas desean “comprar” la autonomía propia de nuestra Nación.    

Cada vez que Jones Huala habla incurre en apología del delito, como base inequívoca de muchas más violaciones a las reglas de convivencia comunal que nuestra patria merece. Huala sienta un nefasto precedente de violencia y criminalidad manifiesta.   

¿Quiénes están detrás de este “líder” inventado por extranjeras pretensiones usurpadoras sobre nuestra Patagonia Argentina?  

La realidad de Bariloche, Esquel, El Bolsón y demás pueblos es que la comunidad Mapuche trabaja en armonía con las fuerzas vivas de nuestra Nación. No hay conflictos, más bien cooperación natural y moderada entre todos.    

Jones Huala irrumpe con un discurso lleno de odio y maldad entre pueblos que aman el progreso y el desarrollo de mano del trabajo fecundo. Detrás de algunos reclamos territoriales de Jones, en verdad reina un monstruoso negocio inmobiliario que trasciende por lejos la raquítica imaginación de Huala. De manera similar a los delictivos incendios criminales de bosques y campos que diezman el equilibrio del ecosistema nativo.   

El fuego homicida arrasa con la naturaleza, animales incinerados, propiedades hechas cenizas, sueños estrujados entre las lenguas de fuego infernal. Fuego en la Patagonia es una mancha de alquitrán en el cristalino y bello cielo de nuestro indómito sur.   

Los latifundistas terratenientes deben una explicación genuina a nuestra Nación y a los pobladores de nuestra patria. Al igual que Jones Huala, deben respetar la ley argentina. 

“¡Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada!”  

Argentina abrió las puertas de su continente a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, pero no a los criminales, ni abusadores de la bondad nacional. Debe haber un límite a la posesión de tierras por particulares. Legislar a propósito se torna una necesidad imperiosa. Máxime cuando las empresas o personas físicas son extranjeras. No hablamos de leyes que no sean las que ya implementaron casi todos los países del mundo. Muchos de ellos de extremo capitalismo como sistema de gobierno.   

La “otra mejilla” de nuestra Argentina está llena de golpes. Es hora de colocar orden en una sociedad que se acrecienta velozmente y que clama por justicia. La propiedad privada es un pilar de la democracia, como la libertad de expresión y el libre albedrío de los individuos.   

Jones Huala, un activista con discurso nativo, un capitalista con vincha Mapuche, un delincuente con discurso revolucionario.   

Una campaña en la que Herminio y Napoleón tienen curiosa vigencia

Con pocos habitantes pero cuantitativamente valiosa para el futuro Parlamento, la Patagonia es un área electoral clave y donde el Frente de Todos perdió en las PASO. Ahora todas las medidas para revertir el resultado en esa región caen en saco roto por su postura ante el conflicto mapuche, que además mira todo el país.

Por José Angel Di Mauro

Por primera vez en el año se reunía la Comisión de Cultura de la Cámara baja. De manera presencial, como vuelve a funcionar Diputados 19 meses después. Todos los proyectos en consideración eran consensuados y la reunión pretendía ser un mero trámite. En ese marco Carolina Moisés expuso sobre su proyecto para crear en su provincia, Jujuy, el Museo Nacional de la Independencia Argentina. La diputada del Frente de Todos detalló entusiasmada las características de la iniciativa, hasta que su par radical Josefina Mendoza pidió la vuelta del proyecto a asesores. Aclaró que la oposición estaba de acuerdo con la iniciativa, pero consideraban que había aspectos de la redacción que debían ser corregidos. Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, se sumó a las observaciones, entre ellas, que se mencionara solo vagamente el lugar donde se instalaría el museo: la Quebrada de Humahuaca.

Desde el Frente de Todos, la diputada Claudia Bernazza objetó la postura de la oposición, pero luego expresó la disposición del bloque a acceder al pedido, con el compromiso de ponerle fecha a su aprobación posterior, y solo en el caso de que Moisés, vicepresidenta de la comisión, diera su conformidad. Esta se mostró molesta por la actitud de la oposición, pero terminó accediendo.

Este tema menor, que pasó desapercibido en medio de tantas complejidades que vive el país, merece ser destacado por ser absolutamente inusual. El oficialismo no suele dar marcha atrás con las iniciativas que impulsa, ni tampoco aceptar modificaciones. Muchos comienzan a preguntarse si hay un cambio de clima que está anticipándose al recambio legislativo que, según presagian las PASO, pondría al Frente de Todos en inferioridad de condiciones, al menos en Diputados.

Ese tipo de gestos oficialistas debe enmarcarse en el mensaje que lanzó hace una semana el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, al proponerle a la oposición -junto a empresarios y trabajadores- un acuerdo para después del 14 de noviembre, cualquiera sea el resultado. A unos 20 días de una elección donde es banca, la oposición se apresuró a tomar distancia de cualquier diálogo con un gobierno con el que no quiere cogestionar en los próximos dos años. Pero de cara a 2023 debe dar señales de responsabilidad y se sentará a conversar, con condiciones: no irá a la Casa de Gobierno, el diálogo deberá circunscribirse al Parlamento; y sobre temas acotados, no tan amplios como el decálogo que propuso Massa. Los gestos que Juntos por el Cambio está dispuesto a dar son los que ya anticipó y tienen que ver con el Presupuesto 2022 y la negociación con el FMI.

El presidente de la Cámara baja propuso a la oposición un acuerdo sobre 10 puntos básicos después del 14 de noviembre.

Por lo demás, la principal oposición se limita a no abonar un clima triunfalista que puede jugarle en contra en las elecciones generales; así es que le dan crédito a las encuestas que muestran al oficialismo recuperando posiciones en la provincia de Buenos Aires y hasta ellos mismos las difunden. La estrategia de la principal oposición es simple: evitar que su electorado baje la guardia; preparar una buena fiscalización; acompañar con sus principales figuras a los candidatos de distritos clave y sobre todo cumplir a rajatabla la máxima de Napoleón: “Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error”.

Y eso es precisamente lo que el oficialismo hace casi a diario. Para desconsuelo del consultor catalán Antoní Gutiérrez Rubí, que había recomendado evitarlos, se llevaron adelante los actos recordatorios del 17 de Octubre. No uno, sino dos. El primero no podía haber resultado peor. Con participantes muy críticos del presidente Alberto Fernández, y algunos inadaptados que -alentados por muchos más- vandalizaron el memorial a las víctimas del Covid en Plaza de Mayo. No se exagera si se afirma que el Frente de Todos quema un “cajón de Herminio” cada día.

El episodio lamentable de la vandalización del memorial en Plaza de Mayo.

El Presidente iba a participar del acto, pero dicen que cuando conoció la lista de oradores hizo que su helicóptero pegara la vuelta. Al día siguiente fue el acto de la CGT, compartido con movimientos sociales. No hubo oradores, salvo un comunicado en el que no se nombra ni una vez al Presidente ni a su vice. El objetivo de los popes sindicales es marcar la cancha, como hacen desde hace décadas. Conscientes del tiempo que viene y el rol que pretenden cumplir, hasta 2023 y después.

Pero vayamos a la Patagonia, donde el gobierno puso la última semana muchos esfuerzos destinados a revertir los resultados de septiembre, aunque a la vez hizo todo lo suficiente mal como para que eso no suceda. El Presidente prorrogó el Régimen de Promoción Industrial en Tierra del Fuego, donde el Frente de Todos perdió en las PASO. Por la tarde y con la presencia de la vicepresidenta, se inauguró la zona franca en Río Gallegos, capital de Santa Cruz, cuna del kirchnerismo donde el FdT cayó el 12 de septiembre. Al día siguiente Alberto Fernández fue a Chubut, en el marco del programa Capitales Alternas. Llevó 14 ministros y promesas a una provincia clave, donde el oficialismo tiene tres senadores y puede perder dos, según el resultado de las PASO.

Pero tantas medidas resultaron eclipsadas por la postura que el gobierno viene exponiendo en el conflicto mapuche. La ola venía creciendo desde el fin de semana, cuando se conoció a través de medios trasandinos el papel cumplido por el embajador argentino en ese país, Rafael Bielsa, defendiendo ante la justicia chilena al autopercibido mapuche Facundo Jones Huala. Cosa que causó estupor en la dirigencia política de aquel país. Es verdad que las embajadas dan apoyo consular a sus compatriotas detenidos, pero no es para nada común que el propio embajador cumpla ese papel. Encima, para un ciudadano que no se reconoce argentino.

No fue el único episodio grave del gobierno en materia de política exterior, pues después se abstuvo en una moción de la OEA a favor de la liberación de opositores políticos en Nicaragua. La Argentina apareció así alineada con Belize, Bolivia, República Dominicana, Guatemala, Honduras, San Vicente y las Granadinas, Barbados y México. El embajador argentino Carlos Raimundi consideró “improcedente y extemporánea” esa declaración y estimó poco pertinente una resolución de ese tipo tan cerca del proceso electoral. Un proceso electoral en el que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha ordenado detener a todos los opositores…

Lo que terminó minimizando el efecto patagónico de la intervención de Bielsa fue la actitud del gobierno nacional respecto del pedido de ayuda de la gobernadora rionegrina -otra provincia donde el Frente de Todos perdió en las PASO-, tras haberse registrado el tercer ataque incendiario en la ciudad de El Bolsón por parte de la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). La carta enviada por el presidente Fernández a la gobernadora parece haber sellado la suerte electoral del FdT al menos en Río Negro: “No es función del gobierno nacional reforzar el control en las rutas nacionales o brindar mayor seguridad a la región”, expresa la misiva.

Carta-de-Alberto-Fernandez-a-Arabela-Carreras

La declaración del ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, no fue más feliz que la del mandatario: “No señora, está equivocada, no es nuestra obligación” respondió ante el pedido de fuerzas federales de Arabela Carreras. Unos días antes el propio Fernández había rechazado un pedido similar de la mandataria provincial. Curiosamente, se dice que una de las causas de la salida de Sabina Frederic de la cartera de Seguridad fue su rechazo al pedido de gendarmes hecho por el gobernador Omar Perotti para Santa Fe, antes de las PASO, frente al incremento de los crímenes narcos en esa provincia donde también se eligen senadores en noviembre.

Mientras estas cosas suceden, un desdibujado Martín Guzmán se desentiende de la lucha contra la inflación que emprende con polémica metodología el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. El titular de Economía no tuvo buenos resultados en su última incursión ante el FMI, donde su titular, Kristalina Georgieva supeditó el avance de la negociación a “un compromiso de ambos lados” para definir un plan que sirva para que la Argentina “pueda tener políticas firmes para inducir el crecimiento privado, generar empleo genuino y el buen uso de los recursos públicos para apuntalar a aquellos que más necesitan apoyo”. En otras palabras, quieren conocer el programa que aplicará un país cuyo presidente dijo en julio de 2020 al Financial Times que “francamente no creo en los planes económicos”.

En este marco, en un gobierno que se manda mensajes entre sí a través de los medios y las redes sociales, comenzó a circular un video de La Cámpora, en el que se ve a Máximo y Cristina Kirchner (en orden de aparición),donde la militancia canta con tono festivo y desafiante: “Esa deuda que dejaron no la vamos a pagar / con el hambre de la gente no se jode nunca más”.

A esa misma hora el dólar blue cerraba a 195 pesos.

https://twitter.com/la_campora/status/1451347636028588035?s=20

Quieren que Aníbal Fernández vaya a dar explicaciones al Senado

Es por la situación planteada en el sur argentino con los sectores mapuches, y la pasividad expuesta por el propio ministro de Seguridad.

El senador nacional de Juntos por el Cambio Pablo Daniel Blanco pidió citar a Aníbal Fernández a la Cámara alta a dar explicaciones respecto a los atentados perpetrados por la Resistencia Ancestral Mapuche, en las provincias patagónicas.

El proyecto de resolución fue acompañado por los senadores Víctor Zimmermann, Claudio Poggi, Gladys González, Pedro Braillard Poccard; Humberto Schiavoni, Martín Losteau, Carolina Vucasovich, Mario Fiad, Pamela Verasay, María Belén Tapia y Esteban Bullrich.

“El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, debe brindarle al pueblo de las provincias el porqué de su pasividad y qué planes tiene en mente para detener el accionar de este grupo terrorista, aunque todo indica que poco y nada hará”, afirmó el senador fueguino.

“Desde sus inicios la RAM le ha declarado la guerra al estado argentino y también al chileno en la pretensión de establecer en territorio de ambos países una nación escindida. Esto no sólo es un disparate en términos prácticos sino también en términos políticos. Es el sueño violento de una agrupación que nada tiene que ver con la cultura Mapuche sino con una minoría terrorista infiltrada que pretende desestabilizar, promover el miedo, abolir la propiedad privada y afectar la institucionalidad”, expresa el proyecto presentado.

Agrega Blanco: “En las últimas semanas se registraron varios atentados en la provincia de Río Negro; uno de ellos fue el ataque incendiario en el centro de información turística de la ciudad de El Bolsón. El último, y solo para referirme a hechos próximos, fue incendiado el Club Andino Piltriquitrón en el centro de la misma ciudad. Nuestro gobierno debería preocuparse por la situación que viven nuestros compatriotas patagónicos desprotegidos, llenos de miedo y sabedores de que el estado nacional los desprotege en vez de entrometerse en cuestiones judiciales de un país soberano”.

Para el legislador de JxC, “es importante destacar que el Gobierno nacional pocos días atrás, avaló y evidentemente ordenó al embajador argentino en Chile a asistir a una audiencia judicial donde al condenado líder de RAM Facundo Jones Huala se le podía otorgar el beneficio de la libertad condicional. Esto resulta absolutamente inadmisible ya que un embajador tiene prohibido inmiscuirse en asuntos judiciales de otro país y asistirlos en los tribunales”.

“La presencia del embajador (Rafael) Bielsa en esa audiencia muestra a las claras que el gobierno argentino se solidariza con los victimarios en lugar de atender las necesidades y vicisitudes de las víctimas”, finalizó el senador Pablo Daniel Blanco.

Pedido de informes en el Senado por la defensa de Bielsa a Jones Huala

Lo presentó el senador Blanco, que solicitó que el Gobierno dé cuenta de la participación del embajador argentino en la audiencia de libertad condicional del detenido dirigente mapuche.

El senador nacional de Juntos por el Cambio Pablo Daniel Blanco presentó un proyecto solicitando que el Poder Ejecutivo Nacional a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, de cuenta de la participación del embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, en la audiencia de libertad condicional de Facundo Jones Huala.

“Resulta absolutamente inconcebible que un embajador argentino se inmiscuya en asuntos internos y judiciales de otro país en contra de nuestra tradición diplomática. Es por ello que exigimos saber qué instrucciones ha recibido por parte de canciller Santiago Cafiero, pues cuesta creer que Bielsa se haya presentado por voluntad propia”, afirmó el senador fueguino.

El senador Blanco recordó que “la propia Cancillería en sus reglamentaciones internas establece que los diplomáticos no pueden ser parte de procesos judiciales en otros países e interceder para obtener eximiciones de prisión ni proporcionar asesoramiento legal. La presencia de Bielsa constituye entonces una vulneración de las disposiciones de la propia cancillería y una intervención directa en asuntos que no le competen, lo que constituye una falta gravísima que ameritaría su remoción”.

“El kirchnerismo siempre defendió a Jones Huala quien es un delincuente peligroso que, como en este caso, parecería aceptar ser argentino por conveniencia -sentenció Blanco-. Él es uno de los principales promotores de las tomas de tierras en la Patagonia Andina mediante actos violentos, intrusiones, tomas de tierra y atentados contra propiedades y personas. El gobierno nacional, fuera del signo que fuere, jamás puede defender a delincuentes probados que reniegan de nuestra bandera y la ley”, finalizó el senador de Juntos por el Cambio. El viernes 15 de octubre el diario chileno El Mercurio publicó información sobre la participación del embajador Bielsa en la Comisión de Libertades Condicionales de la Corte de Apelaciones de Temuco. Ante esto, se pide al Ejecutivo que informe: Si el embajador efectivamente participó de dicha audiencia; de ser afirmativa, que se envíe copia certificada del contenido de su participación, si recibió órdenes expresas de la Cancillería para esta participación; Se envíe el listado de ciudadanos argentinos que se encuentran privados de su libertad en Chile, cuántos están en condiciones de solicitar su libertad condicional, cuántas audiencias se han celebrado y a cuántas ha asistido el embajador.