Los discursos más largos, los cruces más duros y los desplantes de las asambleas legislativas

Con toda la expectativa puesta en el que será el primer mensaje del presidente Javier Milei ante los diputados y senadores, un repaso a los que sucedió en las últimas dos décadas.

recinto asamblea legislativa 2022

Por ahora, el presidente Javier Milei no se destaca por la extensión de sus discursos. Con 80 días al frente de la primera magistratura, no hay mucha experiencia de donde se pueda analizar al actual mandatario en esa materia. El antecedente más comparable es su mensaje desde las escalinatas del Congreso el día de su asunción. Esa vez habló apenas 33 minutos. También un discurso no más largo en Davos, y otro sí más extenso en su reciente viaje a Estados Unidos para participar de una convención conservadora.

Los discursos de su antecesor, Alberto Fernández, en general rondaron la hora y media. El más largo fue el de 2021, de 107 minutos. El último del exmandatario se extendió 92 minutos. El más breve fue el primero, en vísperas de la pandemia: 100 minutos.

Un análisis de parlamentario.com hecho en base a los discursos inaugurales de las sesiones ordinarias de los últimos 22 años, desde Eduardo Duhalde a Alberto Fernández, permite saber que entre todos suman 2.126 minutos, poco más de 35 horas. Un promedio de poco más de 96 minutos, algo más de una hora y media.

Para llegar a esos guarismos hay que contemplar que tenemos casos muy dispares que van desde los mensajes muy breves de Eduardo Duhalde, a los discursos XL de Cristina Fernández de Kirchner.

Precisamente quien estuvo los últimos cuatro años sentada a la izquierda de Alberto Fernández en cada apertura de sesiones ordinarias, es -previsiblemente- quien ostenta el récord en materia de extensión de discursos: conforme la regla que citábamos al principio, CFK lo alcanzó en 2015, cuando en el último mensaje de sus dos mandatos llegó a los 221 minutos: 3 horas 41 minutos. Como para dejar bien altas sus mediciones al irse y asegurarse de que sea muy difícil que algún presidente vaya a desplazarla alguna vez del primer lugar en la materia.

De hecho, quien la sucedió ni se le acercó. Mauricio Macri se caracterizaba por discursos de alrededor de una hora. Con la coincidencia de que en 2016 y 2017 habló el mismo tiempo: 61 minutos. Y en su último mensaje estuvo cerca de repetir: 58 minutos.

En cambio en 2018 sorprendió por su brevedad: 40 minutos.

De todos los mandatarios consignados en esta reseña, Cristina es la única presidenta que no leía los discursos. Y más allá del récord de 2015, cerca estuvo en 2013, cuando habló 3 horas 36 minutos. El año anterior también había superado las 3 horas en 17 minutos.

Su esposo, Néstor Kirchner, arrancó su gestión con un discurso de menos de una hora, pero ya al año siguiente, en 2005, llegó a la hora y media. Los dos años siguientes superó las dos horas.

Eduardo Duhalde en cambio, como dijimos, se caracterizaba por la brevedad de sus mensajes ante la Asamblea Legislativa que lo había ungido presidente: el primer año habló 44 minutos y en 2003, cuando le restaban dos meses de mandato, habló diez minutos menos.

El clima de las sesiones

Otro detalle a tener en cuenta para este viernes será sin duda la temperatura en el recinto. Con el presidente Milei instalado en un atril, más cerca de sus interlocutores, será todo un desafío la interacción que pueda llegar a darse.

No la pasó tan mal en la última asamblea Alberto Fernández, aunque debió soportar el canto irónico de Juntos por el Cambio “borombonbom, borombombom, para Alberto la reelección”. Los que estuvieron incómodos en cambio ese 1° de marzo fueron los miembros de la Corte Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, ubicados a la derecha del estrado, que con gestos petrificados debieron soportar la andanada de críticas que el jefe de Estado le dirigió al Tribunal Supremo al que su gestión estaba desarrollando un juicio político ese año.

En esa oportunidad, los integrantes de Evolución Radical, encabezados por el senador Martín Lousteau, se retiraron cuando Fernández se refirió a la coparticipación que Nación le había quitado a la Ciudad de Buenos Aires. En ese momento también se levantó Fernando Iglesias, que le daba la espalda en su banca, para gritarle al presidente “mentiroso” y “sinvergüenza”, y se fue. No se fueron en cambio los diputados del Pro, como sí lo habían hecho en la asamblea de 2022, luego de que el presidente Fernández pidiera a la justicia investigar a Mauricio Macri, pero sí se retiraron Javier Milei, Victoria Villarruel, José Luis Espert y Carolina Píparo; más los socialistas santafesinos Mónica Fein y Enrique Estévez. Más tarde se sumarían Graciela Camaño, Florencio Randazzo y Alejandro “Topo” Rodríguez, de Identidad Bonarense. Con la salida de estos cinco, los únicos que se quedaron por el interbloque Federal fueron los tres schiarettistas.

En su discurso de 2022, Alberto reconoció que la inflación era “el gran problema de los argentinos” y la “principal preocupación del Gobierno”, y denunció “complicidad judicial con el poder económico”.

En su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, en 2020, el dato saliente fue el estallido de euforia que causó el anuncio de Alberto Fernández de que enviaría el proyecto de legalización del aborto.

En su primer mensaje para inaugurar sesiones ordinarias, Macri también habló de inflación y atribuyó su existencia a que “el Gobierno anterior la promovió”. La característica saliente de esa sesión fue, a diferencia de los años anteriores, el toque sobrio y poco festivo, muy distinto de las ceremonias organizadas los ocho años anteriores para recibir a Cristina Kirchner. Una de las diferencias más visibles era entonces la ausencia de banderas y de militantes de agrupaciones en los palcos superiores de la cámara.

Luego de haber abogado en anteriores intervenciones contra la pobreza, poniendo a su reducción como el principal objetivo de su gestión, en su último mensaje ante los legisladores reconoció que ese flagelo había vuelto “a los niveles de antes”.

Esa fue la asamblea más caliente que protagonizó Macri. No era para menos: el FpV-PJ se había ido preparado con carteles con el hashtag #HayOtroCamino. Agustín Rossi, Leopoldo Moreau y Horacio Pietragalla fueron los más duros contra el presidente.

Los primeros gestos de ironía del bloque kirchnerista no se hicieron esperar. Brotaron cuando Macri relató el mensaje de una mujer que le dijo: “Quería contarles que este año, con mi esposo, no nos fuimos de vacaciones, pero conectamos las cloacas e instalamos el agua corriente. ¡No se imaginan lo que se siente!”. A partir de ese momento, el desorden se apoderó de la sesión. Macri tuvo que levantar la voz varias veces para hacerse oír entre los gritos. Hasta que se salió del libreto para retrucar: “Los gritos, los insultos, no hablan de mí, hablan de ustedes, señores. Yo estoy acá por el voto de la gente. ¡Yo estoy acá por el voto de la gente, señores!”.

La era Cristina

“Hemos desendeudado definitivamente a la República Argentina”, proclamó Cristina Kirchner en su último mensaje en 2015. En el que por supuesto la emprendió también contra la justicia: “El Partido Judicial se ha independizado de la Constitución”, disparó.

En 2014, el radicalismo había amenazado con retirarse del recinto en caso de que la militancia cometiera “excesos”. ¿Qué hizo entonces la juventud kirchnerista? Les arrojó pétalos de flores a la oposición cuando la presidenta finalizaba su discurso”.

En su primer mensaje como presidenta, CFK habló de la energía, citándola ya no como un problema argentino, sino regional y mundial. Ahí destacó la importancia de la presencia de Venezuela en el Mercosur, a fin de “cerrar la integración energética”. El detalle le sirvió para destacar que la buena relación con Hugo Chávez, a quien no citó como sí hizo con Lula, “no es una cuestión de simpatías personales o amiguismos personales, sino un ejercicio de racionalidad para integrar y cerrar la ecuación energética de América Latina”, dijo.

Un año después, ya pasada la crisis por la 125, la Asamblea Legislativa volvió a reunir a Cristina Kirchner con su vice, Julio Cobos. Fue la primera vez tras el “voto no positivo”: no se miraron y solo se apretaron dos veces las manos. Un dato de esa ceremonia: la presidenta se olvidó de inaugurar formalmente las sesiones ordinarias.

Los tiempos, año por año

Presidente            Año Tiempo
Alberto Fernández 2023 1 hora 32 minutos
Alberto Fernández 2022 1 hora 37 minutos
Alberto Fernández 2021 1 hora 47 minutos
Alberto Fernández 2020 1 hora 20 minutos
Mauricio Macri 2019 58 minutos
Mauricio Macri 2018 40 minutos
Mauricio Macri 2017 61 minutos
Mauricio Macri 2016 61 minutos
Cristina Kirchner 2015 3 horas 41 minutos
Cristina Kirchner 2014 2 horas 47 minutos
Cristina Kirchner 2013 3 horas 36 minutos
Cristina Kirchner   2012  3 horas 17 minutos
Cristina Kirchner 2011 1 hora 40 minutos
Cristina Kirchner 2010 1 hora 36 minutos
Cristina Kirchner 2009 1 hora 11 minutos
Cristina Kirchner 2008 1 hora 15 minutos
Néstor Kirchner 2007 2 horas 16 minutos
Néstor Kirchner 2006  2 horas 6 minutos
Néstor Kirchner 2005 1 hora 30 minutos
Néstor Kirchner 2004  54 minutos
Eduardo Duhalde 2003 34 minutos
Eduardo Duhalde 2002 44 minutos

Fuente: Indice de Calidad Legislativa

Vidal afirmó que “hay un consenso mayoritario” para que Macri presida el Pro

Por otro lado, la diputada dijo que espera que el presidente Javier Milei plantee en la Asamblea Legislativa “una agenda de trabajo”. “Tenemos la responsabilidad de acompañar al Gobierno”, agregó.

La diputada nacional María Eugenia Vidal afirmó este jueves que “hay un consenso mayoritario” dentro del Pro para que el expresidente Mauricio Macri sea el nuevo presidente. “Él fundó el partido y me parece absolutamente legítimo que si lo quiere presidir, lo pueda hacer”, sostuvo.

Y argumentó: “Sobre todo después de cuatro años con una elección perdida y donde la sociedad nos dio un mensaje muy claro que fue ‘dejen de pelearse, dejen las internas’. Ordenar el Pro y que lo haga Mauricio me parece muy buen camino”.

Por otro lado, en declaraciones a Radio Mitre, la legisladora dijo que espera que el presidente Javier Milei plantee en la Asamblea Legislativa “una Argentina de trabajo, una agenda de trabajo”.

“La Argentina está pasando un momento dramático y si hay un proyecto que pondría como número uno en la agenda es el de una nueva fórmula de actualización por inflación para los jubilados, para que dejen de cobrar con la fórmula de Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner)”, resaltó.

También consideró que habría que sumar la declaración de la educación como servicio esencial, algo que estaba contemplado en la ley ómnibus y que si se hubiera aprobado “los paros que están anunciando no tendrían el mismo efecto porque las escuelas estarían abiertas y funcionando”.

“Nosotros estamos para acompañar con responsabilidad como lo hicimos con la ley ómnibus y con el DNU (70/23). No diciendo a todo que sí, pero sí tratando de avanzar para que Argentina salga adelante de una vez por todas”, agregó.

Consultada sobre un acuerdo formal entre el Pro y La Libertad Avanza, la exgobernadora bonaerense expresó que “eso lo vamos a definir seguramente más cerca del año que viene”, cuando habrá elecciones de medio término.

Vidal insistió con que su espacio siente “la responsabilidad de acompañar a un gobierno que no tiene mayorías parlamentarias, no tiene gobernadores, no tiene intendentes y quiere hacer un cambio profundo, el cambio que votó la gente”.

“Si el presidente va en el mismo camino que nosotros proponíamos, que creemos que es bueno para el país, lo vamos a apoyar. Si eso después se traduce en un frente electoral, bueno, lo definiremos más adelante”, completó.

Suma apoyos el nombre de Mauricio Macri para presidir el bloque Pro

A través de un comunicado los presidentes provinciales del Pro y legisladores nacionales expresaron que el expresidente de la Nación “lidera la vocación de cambio de muchos en la Argentina” y “es la persona indicada para llevar el proceso de unidad”.

De cara a las elecciones dentro del bloque Pro a fin de renovar a sus autoridades en el mes de febrero, suma voluntades y cobra fuerza el nombre de Mauricio Macri para reemplazar en la presidencia a Patricia Bullrich.

A través de un comunicado, legisladores nacionales del espacio expresaron su apoyo al expresidente de la Nación entendiendo la “necesidad” de que el Pro “crezca y se fortalezca a través de una renovada dirigencia que conjugue los objetivos de vocación de cambio, apertura al mundo, igualdad de oportunidades, educación pública de calidad, reglas de juego claras y protección de los más vulnerables con los valores y bases éticas que lo hicieron surgir”.

Así, plantearon que “abrir la Argentina al mundo, económica y culturalmente, requiere la reconstrucción del tejido social y el marco político institucional del sistema democrático republicano que le sirve de sustento. El fortalecimiento de la libertad, la justicia, el progreso social, el federalismo, la disposición al diálogo pacífico, la participación ciudadana y el cumplimiento de la ley, entre otros valores, son indispensables para la consecución de las metas de desarrollo que caracterizan la actuación del Pro en la política local, regional e internacional argentina”.

“Debemos volver a ser un espacio transformador y disponernos a cambiar la realidad para impactar en cada argentino, mejorando la calidad de vida”, remarcaron.

En el texto, resaltaron que Mauricio Macri “sigue liderando la vocación de cambio de muchos en la Argentina. Los nuevos liderazgos territoriales gobernadores, jefe de gobierno, intendentes, legisladores nacionales y provinciales y concejales han dado muestra del valor de la transformación y el cambio. Ante la renovación de autoridades, nuestro partido debe reflejar estos liderazgos”.

“Por todo ello alentamos y damos nuestro apoyo a Mauricio Macri para la presidencia del Pro”, cerraron el comunicado que lleva las firmas de Mauricio Devoto, Pablo Torello, Jorge Triaca, Esteban Bullrich, Fernando De Andreis, Jorge Triaca, Guillermo Dietrich, Luciano Laspina, Hernán Lombardi, Humberto Schiavoni, José Torello, Julieta Altieri, Alejandro Finocchiaro, Pedro Roulet, Carlos Alberdi, Jorge Enríquez, Mauro Vazón, Diego Guelar, Julián Obiglio, Pablo Clusellas, Gabino Tapia, Fulvio Pompeo.

En la misma línea se pronunciaron los presidentes provinciales del Pro quienes plantearon la necesidad de “fortalecer el partido, potenciarlo como un espacio político que represente las demandas de los argentinos y, sobre todo, seguir trabajando por la unidad”.

“Sabemos que la diversidad de opiniones enriquece y queremos fomentar un diálogo abierto, constructivo y federal, trabajando en la generación de consensos necesarios para enfrentar los desafíos que tenemos como sociedad”, manifestaron.

Por ese motivo, consideraron que Macri “es la persona indicada para llevar adelante este proceso de unidad. Su experiencia, liderazgo y visión son fundamentales para fortalecer el espacio y que el PRO siga siendo un actor protagónico en la escena política de nuestro país”.

“En el marco de la renovación de autoridades, ponderamos al federalismo como parte esencial de este proceso y consideramos clave la presencia de los líderes del interior en el Consejo Nacional, acompañando a la presidencia en la conducción y dándole vida a las secretarías desde los territorios que representamos”, plantearon.

En el texto, señalaron: “Creemos en la fuerza del diálogo como herramienta, del trabajo en equipo como pilar, y sobre todo en el respeto por la República y las instituciones como valores fundamentales que identifican al Pro desde sus inicios. Sigamos adelante trabajando juntos para construir un futuro mejor para la Argentina”.

El comunicado lleva las firmas de Carlos Molina (Pte. Catamarca), Ernesto Blasco (Chaco), Oscar Agost Carreño (Córdoba), Damián Garavano (Corrientes), Eduardo Caminal (Entre Ríos), Enrqiue Ramírez (Formosa), Luciano Angelini (Jujuy), Enrique Juan (La Pampa), Julio Sahad (La Rioja), Horacio Loreiro (Misiones), Marcelo Bermúdez (Neuquén), Aníbal Tortoriello (Rio Negro), Enzo Cornejo (San Juan), Gabriela González Riollo (San Luis), Cristina Cunha (Santa Fe), Gabriel Santillán (Santiago del Estero), Álvaro Martínez (Mendoza), Inés Liendo (Salta), Héctor Stefani (Tierra del Fuego) y Mariano Malmierca (Tucumán).

Para Máximo Kirchner, “gobierna Mauricio Macri”

El diputado y líder de La Cámpora analizó el mega DNU y el proyecto de “ley ómnibus” de Milei. Además, se preguntó “por qué el presidente confía en alguien a quien acusó de despilfarrar 15 mil millones de dólares” en alusión a Caputo.

El diputado nacional Máximo Kirchner opinó este jueves sobre el mega DNU y el proyecto de “ley ómnibus” del presidente Javier Milei y consideró que “gobierna Mauricio Macri” porque “cuando uno mira todo esto, ve que el trabajo del DNU lo preparó (Federico) Sturzenegger para (Patricia) Bullrich; cuando uno recuerda los dichos de Macri en el 2019 (‘haría lo mismo dos o tres veces más rápido’), lo que uno ve es que las personas centrales de este gobierno son Bullrich, Sturzenegger (sin cargo, pero con un lugar preponderante en el anuncio del DNU), y el malogrado ministro de Economía, (Luis) Caputo, que ha conseguido, a pesar de haber demostrado una gran impericia en el gobierno de Macri, volver”.

“La pregunta que hay que hacerse es por qué el presidente confía en alguien a quien acusó de despilfarrar 15 mil millones de dólares, que no es un número menor”, lanzó el líder de La Cámpora en declaraciones a radio El Destape. En ese sentido, insistió que “habría que explicar por qué se confía en alguien al que se lo acusó el propio actual presidente de un tremendo despilfarro en el manejo de la economía durante la presidencia de Macri”.

Muy crítico de la gestión que comenzó el 10 de diciembre y del macrismo, el hijo de la expresidenta Cristina Kirchner sostuvo que “la meritocracia parece que se le quiere aplicar a trabajadores y trabajadoras, pero Caputo pasa derecho, puede hacer un desastre en la economía -tal cual lo dijo Milei-“.

“Hay que hacerse un replanteo grande. Esto que está sucediendo y las facultades que quiere arrogarse el Poder Ejecutivo Nacional, primero con un discurso falso sostenido por mucho tiempo de las instituciones, de la república, y las formas. Y en el contenido lo que no termina de aparecer es la casta. O si aparece, aparece la verdadera casta argentina, que es la que no vota nadie, la del poder económico, donde Sturzenegger casi fue un sastre en la confección del DNU”, observó.

Durante la entrevista, el titular del PJ bonaerense recordó: “Nosotros en octubre del 2022 hicimos un acto en Plaza de Mayo con gran parte del movimiento obrero organizado, donde estaba Pablo Moyano, (Mario) ‘Paco’ Manrique de SMATA, y tantos compañeros y compañeras de diferentes expresiones sindicales. Y ese día hicimos un planteo de que había tres flexibilizaciones en marcha de parte de quienes, del entramado que gobierna, porque yo digo que este es el gobierno de Macri, de lo que él planificó. La flexibilización laboral, la flexibilización ambiental y la flexibilización impositiva. Estos elementos se pueden encontrar tanto del DNU como también dentro de la ‘ley ómnibus’”.

“En lo laboral, las limitaciones al derecho huelga, y donde pone al trabajador y trabajadora en una situación de debilidad ante la patronal enorme. En lo ambiental podríamos hallar la modificación de la Ley de Bosques, donde se permite ahora el desmonte en la zona verde y amarilla que estaba prohibido. Y en lo impositivo la modificación de Bienes Personales”, señaló.

Para Kirchner, “lo que debemos tener en cuenta más allá de esta coyuntura es que este tipo de cosas que se llevan adelante, la fantasía de ese poder total para que funcionen las ideas, las ideas son malas en lo económico. La dictadura, por ejemplo, arrasó con toda resistencia, la desapareció, la torturó, le desapareció, se apropió de los hijos, implementó un plan económico muy parecido a este, y ese plan económico aún sin Parlamento, aún sin sindicatos o comisiones enteras de sindicatos arrasadas o desaparecidas, con un Poder Judicial de carácter totalmente complementario del antojo de (Rafael) Videla o de (Alfredo) Martínez de Hoz, fracasó”.

“En el 2001 existían las AFJP y la ANSeS, Aerolíneas Argentinas estaba en manos privadas, YPF estaba en manos privadas, AySA, estaba en manos privadas, todos estos elementos estaban en manos del sector privado. Te vuelvo a insistir con el Correo, vean el ejemplo del Correo, todavía la causa de Macri…20 años lleva la causa de Macri y van a volver a vender el Correo”, apuntó sobre las propuestas de privatizaciones de 41 empresas públicas.

Y amplió: “Lo que marca es que estamos yendo a un lugar que sabemos que no va a funcionar. Y que ahora tiene condimentos de época, que son diferentes los tiempos, que hacen que la situación se vuelva desde la forma y los contenidos muy agresivos para con la gente. Uno lo puede ver incluso con este famoso protocolo que pasa todo por cómo marchan, como si el problema que hubiera que resolver es si van por la calle o por la vereda. Y la verdad que lo que hay que resolver es la enorme inequidad que hay en los ingresos”.

“Hubo una gran manipulación mediática y discursiva que también aprovechó este sector político que tenía que ver con que aquellos trabajadores que no están dentro del mundo formal ven como privilegiados los derechos que tienen los trabajadores que están en relación de dependencia”, aseveró el diputado y resaltó que “al mismo tiempo hubo una operación muy grande sobre estos sectores formales, aquel que no está formalizado y tiene un recibo del salario no quiere trabajar. Y obviamente en el mundo formal hay una franja muy grande, la de más abajo que se vio totalmente perjudicada y vio caer su poder adquisitivo. Por eso tenemos un fenómeno de baja desocupación con alta pobreza. Estas son las cuestiones que la expresidenta y vicepresidenta marcó durante estos 4 años. Decir ‘che, nos está pasando esto’. Bueno, los resultados están a la vista”.

Respecto a ello, lamentó que su madre no haya sido “escuchada” durante el gobierno del Frente de Todos. “Creo que fue una pena que la presidenta no haya sido más escuchada durante el proceso, y si queres como autocrítica también delegar tanto la cuestión de la administración de la económica. Todo esto conformó una situación donde hay sectores que entendieron que no podían estar peor. Incluso el propio presidente en un momento les dice ‘conmigo, peor no van a estar’, y lo que está descubriendo un sector de la sociedad que se vio atraído por la figura y por lo disruptivo, por cómo era presentado en un momento, hoy ve que su voto en el sentido que esperaba”.

Para finalizar, Máximo Kirchner expresó que hay que “tratar de que esto no potencie las miserias que tenemos como sociedad, sino que saquemos a flote nuestras virtudes, que tengamos el mejor año nuevo posible, y entender que este tipo de situaciones se afrontan con más participación, más debate, más discusión, y con mucha entereza, mucha voluntad y mucho autoestima”.

 

 

 

El antecedente del mega DNU de Milei: lo impulsó Macri; cómo le fue

El de Cambiemos fue impulsado en 2018, tenía 170 medidas y fue muy resistido por la oposición. Qué tuvo que hacer ese gobierno en minoría ante el rechazo de la oposición.

Por José Angel Di Mauro

Mucho se ha escrito y dicho en torno al mega decreto de necesidad y urgencia impulsado por el Gobierno de Javier Milei, y la excepcionalidad que le corresponde por su extensión. Lo cierto es que, en realidad, hubo un antecedente. También le correspondió a un gobierno en minoría, como fue el de Mauricio Macri, que optó por la vía de un “súper DNU” en el penúltimo año de su mandato. Veamos cómo le fue a él.

Ese Gobierno de Macri padecía una inferioridad numérica importante, pero así y todo tenía el doble de legisladores en ambas cámaras que hoy La Libertad Avanza. En el caso de Cambiemos, las instancias creadas para saltear al Parlamento tampoco terminaron resultándole del todo viablels a un oficialismo condenado a negociar todo o soportar el máximo posible las presiones de la oposición. Si bien los DNU parecían ser una alternativa muy viable, sobre todo en tiempos de receso legislativo, no la tuvo fácil esa administración con tal herramienta. Es verdad que la ley de DNU hace difícil que a un gobierno le rechacen un decreto, pero varias veces el Gobierno de Cambiemos quedó al filo de esa derrota sin precedentes.

¿Qué le queda a Milei entonces?

La experiencia de Macri

Cada receso veraniego fue aprovechado por el Gobierno de Cambiemos para impulsar una batería de decretos a través de los cuales pudiera sortear las dificultades parlamentarias. Nunca terminó de convencerse de que ello implicaba un fuerte desgaste pues la oposición dura siempre objetó esa vía para legislar y una y otra vez le asestó derrotas en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, emitiendo dictámenes que se convertían en espadas de Damócles con las cuales amenazaba al oficialismo en el recinto.  

En el verano de 2018, el Gobierno de Macri volvió a aprovechar el receso legislativo ya no para impulsar una serie de decretos cuya validez después tuviera que salir a defender, sino directamente un gran DNU que presentó el 10 de enero en el marco de una conferencia de prensa encabezada por el entonces ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien lo justificó en la necesidad de reducir a través del mismo trámites que deben hacer las empresas para operar en el país, como así también establecer nuevas prácticas en el sector de finanzas y transportes, con el fin de reducir costos y ganar competitividad.

Pero la magnitud de ese decreto tan amplio y variado la daba el detalle de la cantidad de modificaciones de leyes o decretos que implicaba: 140. Además de derogar un total de 19 leyes o decretos.

El DNU más extenso de la administración Macri -y de los que pudiera recordarse hasta entonces-, agrupaba un total de 170 medidas en 22 capítulos, en las áreas de gestión de ocho ministerios: Modernización, Producción, Trabajo, Finanzas, Transporte, Cultura, Agroindustria y Energía.

Fue siempre una característica operativa de Cambiemos enviar al Parlamento un proyecto ambicioso en el que pudiera camuflar otro de características controvertidas. Ejemplo: la reparación histórica, en la que incluyó el blanqueo de capitales; o la reforma laboral, donde presentaban un blanqueo en el que todos estaban de acuerdo, pero incluían un artículo que modificaba el régimen de despidos.

Ahora, en este ambicioso megadecreto, se hablaba de medidas que permitirían bajar los costos del sector productivo a un punto del Producto Interno Bruto, lo cual significaba un ahorro de 100.000 millones de pesos en dos años. Y, paralelamente, se autorizaba al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS a realizar otras operaciones como la creación de fideicomisos financieros y otorgarle “modernos instrumentos para invertir sus activos en otras operaciones financieras”, explicó “Pancho” Cabrera.

Lo cierto es que conforme el resultado electoral de 2017, se daba la novedad de que la Bicameral de Trámite Legislativo debía reconstituirse y con esa nueva conformación Cambiemos se aseguraba por fin la mayoría en ese cuerpo estratégico: de los 16 integrantes de la comisión, al oficialismo le corresponderían 8. Y podría desempatar así a su favor con el voto del presidente, que después de haber estado a cargo un año el santafesino Marcos Cleri, ahora volvía a ser Luis Naidenoff. La diferencia radicaba en la nueva conformación de Diputados, donde al haber acrecentado Cambiemos su número, tendría 5 representantes en esa bicameral. Por la oposición estarían los diputados Marcos Cleri, Máximo Kirchner (FpV-PJ) y Pablo Kosiner (Justicialista).

En el Senado, en tanto, donde ahora había paridad de fuerzas, Cambiemos tendría tres integrantes y los otros tres serían del bloque de Miguel Pichetto; habría un lugar para el espacio cristinista y el restante sería para el interbloque Federal, del puntano Adolfo Rodríguez Saá.

Por lo pronto, la nueva composición de la comisión le aseguraba a Cambiemos el blindaje del mega DNU, y en realidad de todos los decretos que pasaran en el transcurso del año. Pero ya se sabe que asegurarse el dictamen de mayoría no garantiza nada.

La reacción de la oposición

Más allá de esas vicisitudes, al día siguiente de la aparición en el Boletín Oficial comenzaron los cuestionamientos de parte de la oposición. Para el presidente del bloque cristinista, Agustín Rossi, el megadecreto no era otra cosa que una “ley ómnibus” con la que estaba claro que “Macri se burla del Parlamento”. Y anticipaba que cuando comenzaran las sesiones ordinarias pedirían su derogación.

Tan controvertido resultaba un decreto de semejantes características que el propio exministro de Planificación Federal Julio De Vido le reclamó desde la cárcel a la oposición que se uniera para “voltearlo”. Desde las redes sociales donde difundía sus reflexiones, el suspendido diputado pidió a los legisladores “que peleen y acuerden para tener todos los votos que necesitan para voltear ese decreto que es contrario claramente a los intereses del pueblo argentino en su conjunto”.

Y mientras el Gobierno demoraba el envío del mega DNU al Parlamento, comenzaron las presentaciones judiciales en su contra. Primero fue el kirchnerismo, que a través de Eduardo Barcesat y Julián Domínguez denunció al presidente, a Marcos Peña y a los ministros que firmaron el decreto por “violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad”, y luego diputados del Frente Renovador fueron a la Justicia para reclamar la inconstitucionalidad del mismo.

Dos semanas tardó el gobierno en enviar el polémico DNU al Congreso, y ya dando por descontadas las complicaciones que despertaría semejante iniciativa, el titular del bloque Pro de Diputados, Nicolás Massot, dejó abierta la posibilidad de que un proyecto de ley lo reemplazara, tras poner como ejemplo que eso ya habían hecho con la modificación de la ley de ART. “Nosotros como gobierno tuvimos nuestras razones para avanzar con el decreto: el verano es largo, y habida cuenta de que el tratamiento de la reforma previsional nos llevó tanto tiempo y energías, dejando de lado incluso leyes que estaban programadas para ser tratadas en diciembre, y no pudieron por la complicación de la ley previsional, creímos que hay medidas muy importantes en este DNU de simplificación que no podían esperar”.

Puede que el Gobierno de Macri se haya confiado a partir de las prerrogativas  que le habían brindado el triunfo electoral, como la de dominar la Bicameral de los DNU, donde el 6 de febrero de 2018 consiguió dictaminar por la validez de ese decreto de reforma del Estado. Tras el empate en 8, el voto doble de Luis Naidenoff en su condición de flamante titular de la comisión desniveló la paridad. Pero habida cuenta de que tener la aprobación de la Bicameral de DNU no asegura nada, el mismo día de la reunión de esa comisión, el propio Naidenoff anticipó que el Poder Ejecutivo enviaría no uno, sino tres proyectos de ley para reemplazar al mega DNU de simplificación del funcionamiento del Estado.

El debate en el recinto

Los tres proyectos llegaron al recinto el 21 de marzo de 2018, pero lejos estuvo de ser ese un trámite amable. De entrada nomás la oposición mostró los dientes al buscar cambiar el orden del temario, cuestión de tratar primero el dictamen del megadecreto y votar su rechazo, para recién después avanzar con los proyectos que lo remplazaban. Agustín Rossi explicó al pedirlo que el decreto de necesidad y urgencia que los proyectos venían a reemplazar estaba todavía vigente, pues no había sido derogado, con lo cual se estaban tratando de aprobar “leyes que modifican lo que ya no existe”. Lo que “ya no existe” era lo que había sido modificado por el controvertido DNU.

La movida impulsada por el bloque kirchnerista fue apoyada por el massismo, pero no prosperó. Primero se votó el plan de labor, que necesitaba 2/3 de los votos, y se consiguieron; y luego la moción de Agustín Rossi, que perdió: obtuvo 88 votos afirmativos y 150 en contra.

El debate fue muy prolongado y la votación de las tres leyes se hizo a la 1.30 del día siguiente, cuando la sesión llevaba ya más de 13 horas. El proyecto relativo al área de infraestructura tuvo 141 votos a favor y 86 en contra; mientras que el de producción obtuvo 140 votos a favor, 69 en contra y 18 abstenciones, y el de la administración pública nacional, 138 votos afirmativos, 63 negativos y 25 abstenciones.

Por esos días, el Frente Renovador había dejado de ser el bloque colaborador del Gobierno, tal como había sucedido durante los dos primeros años de la gestión Cambiemos, que lo había reemplazado por el interbloque Argentina Federal, que respondía a los gobernadores. Ese fue el acompañamiento con el que contó Cambiemos para aprobar esos proyectos, no sin antes proceder a una serie de modificaciones de artículos controvertidos, como la marcha atrás que debió hacer el oficialismo con el artículo que permitía embargar las cuentas sueldo, y la autorización al Fondo de Garantía de Sustentabilidad para operar como actor financiero y crear fideicomisos.

Esa fue la primera sesión del año en la Cámara baja, y la primera ordinaria luego de 16 meses y medio, y terminó en un verdadero escándalo, cuando el oficialismo dejó sin quórum el recinto a la hora de tratarse el dictamen de la Bicameral de DNU sobre el megadecreto. Es que si bien los diputados acababan de aprobar los tres proyectos de ley que reemplazarían a ese DNU ómnibus firmado por Mauricio Macri en enero, tanto el kirchnerismo, como el massismo querían terminar la sesión propinándole una módica derrota al oficialismo al rechazar el decreto. Pasó lo que se presumía que iba a suceder y se explicaba así por qué la presión inicial de la oposición por tratar el rechazo al DNU en el inicio de la sesión.

La maniobra del oficialismo comenzó a quedar expuesta cuando ya sobre el final, el presidente del interbloque, Mario Negri, pidió que se leyera por secretaría el pedido de informe a la Corte Suprema sobre las escuchas telefónicas entre la expresidenta Cristina Kirchner y Oscar Parrilli. Previamente se había alterado el orden del día para aprobar un proyecto de resolución referido a la liberación de represores. En ese contexto el oficialismo intentó hacer lo propio con ese texto, ante lo cual Agustín Rossi pidió tratar primero el DNU y luego el pedido de informe. “Si nosotros lo incorporamos sobre tablas, se antepone al proyecto del DNU -le aclaró el presidente de la Cámara, Emilio Monzó-. Si lo incorporamos con los dos tercios sobre tablas, automáticamente tiene prelación sobre el otro tema”.

Previendo lo que iba a pasar, el jefe del bloque FpV-PJ le advirtió que “no quisieron votar el DNU como primer punto. Ahora estamos para tratar el DNU y después tratemos el pedido de informe”. Negri aclaró que lo suyo era una moción de orden, y terminó leyéndose finalmente el texto consensuado que pedía se votara.

Con el cuerpo muy curtido en todo tipo de estrategias parlamentarias, Graciela Camaño advirtió entonces: “Quisiera no estar frente a una maniobra, porque evidentemente cuando nos empezamos a enojar y pelear tanto por un tema, es porque nos queremos ir por el otro”. Y advirtió a sus pares que eran responsables por el contenido del decreto que, insistió, todavía tenía juridicidad. “Hasta que no se promulgue (la nueva ley), con el decreto se pueden seguir tomando las cuentas sueldo. Se puede hacer todo lo que dijeron que no se puede hacer”, advirtió la jefa del bloque massista, que agregó que el presidente además podía promulgar parcialmente, o vetar lo que acababan de aprobar. Y expuso su temor a “que se levanten los diputados del oficialismo, acá no haya quórum y no hagamos lo que constitucionalmente corresponde, que es rechazar o aceptar el DNU. Sean responsables, quedémonos hasta el final; comprometámonos con el número y pongamos a votación del decreto de necesidad y urgencia”, reclamó.

Rossi leyó un artículo del reglamento según el cual no podía hacerse a esa altura una incorporación de la moción como quería imponer el oficialismo, pero Monzó insistió en que se iba a votar la incorporación sobre tablas. “No, no voy a hacer lo que usted quiere, Kicillof; soy yo el presidente de la Cámara, no usted”, advirtió el titular del Cuerpo ante los gritos del exministro de Economía.

La votación tuvo 131 votos afirmativos, 80 en contra y una abstención. O sea, no obtuvo los dos tercios necesarios. La maniobra había sido consumada, pues los diputados del oficialismo empezaron a pararse e irse. La tensión iba en aumento y se temió por un instante que se reviviera el escándalo de diciembre pasado, pues Monzó reaccionó de manera destemplada ante los gritos de un diputado: “¡No te permito! ¿¿¿Qué te pasa???”, le gritó.

Eran las 2.35 de la madrugada y la situación estaba desmadrada. Ya más calmado, Monzó decidió seguir como si nada; ya no había quórum, le gritaron, pero él aclaró que no había que votar aún, y puso en consideración el dictamen de mayoría recaído en el proyecto sobre la validez del decreto en cuestión.

Volvió a tomar la palabra Rossi: “Le dije en el transcurso de la sesión que estábamos frente a un mamarracho parlamentario; está claro que esto es un papelón absoluto. ¡Es imposible construir un trabajo ordinario con este tipo de cuestiones!”, arrancó, para disparar a continuación: “Presidente, usted fue cómplice, claramente; lo llevaron hasta el final con un tratamiento. Usted incumplió con el reglamento, porque las mociones sobre tablas se tratan al final de la sesión”.

“La verdad que están haciendo pelota el Congreso de la Nación, están haciendo pelota la Cámara de Diputados porque no se bancan llevar adelante una discusión. No se bancaron sostener los decretos de necesidad y urgencia”, insistió. Rossi continuó señalando que “nos hicieron trabajar, nos hicieron votar, y se levantaron y se fueron al momento de la votación”. Más caliente, agregó: “Sabe del respeto que le tenía; usted fue cómplice de una decisión que dejó al recinto en esta situación. Y armaron todo para que este último punto en el orden del día no se tratara”. Y para concluir, le advirtió: “Estas cosas después se pagan, se lo quiero decir claramente, en cualquier momento y cualquier lugar… No pretenda juego limpio de ninguna fuerza política después de lo que hicieron”.

Tras el santafesino, volvió a hablar Graciela Camaño, que no fue más leve, y calificó de “bochorno” lo hecho por Cambiemos. “Me extraña del presidente del interbloque; de quien integra el bloque de la Coalición Cívica y pregona republicanismo. Me extraña de algunos diputados del Pro que en el pasado solían quejarse del kirchnerismo…”.

“¿Sabe una cosa presidente? El kirchnerismo siempre nos ganó y nosotros siempre pataleábamos, pero ellos tenían el número. La prepotencia del kirchnerismo era la prepotencia del número que habían sacado en las elecciones -agregó Camaño-. Yo no me quiero imaginar este Congreso con una mayoría de Cambiemos… Si esto logran hacer siendo nada más que la primera minoría, no me quiero imaginar de qué manera van a atropellar y llevarse por delante las instituciones”.

Fuera de sí, Camaño insistió en que “lo que ustedes hicieron es bochornoso, no tienen nada para envidiarle (al kirchnerismo). Ya están iguales y peor, porque ellos tenían el número para los abusos que cometían”.

Ahora oficialista, Alfredo Olmedo era el único de ese interbloque presente, y como tal quiso hacerlo notar, y salió a contestar: “Yo los escucho a todos con mucha atención, pero lo mismo que pasó hoy, pasó muchas veces cuando eran gobierno”, recordó. Y ante los gritos del kirchnerismo, retrucó: “Yo soy un laburante y no me robé absolutamente nada… ¡Prueben trabajando y no roben!”.

A continuación, siguió una serie interminable de intervenciones, en la que Cecilia Moreau calificó a Cambiemos como “lo peor de la política”; el socialista Luis Contiggiani advirtió que “diciembre fue un quiebre, porque de la (reforma) previsional no se vuelve”; Guillermo Carmona habló de “autoatenado contra la gobernabilidad, de consecuencias imprevisibles”: el kirchnerista salteño Sergio Leavy dijo que “la democracia se está cayendo a pedazos”, y Axel Kicillof calificó de “repugnante” a la sesión. La santafesina Alejandra Rodenas fue la última oradora, y habló directamente de un quiebre del Estado de Derecho.

A las 3.25, el presidente de la Cámara dio por levantada la sesión por falta de quórum, tras 15 horas de debate.

“Macri se desvive por que Milei arranque rápidamente con la motosierra”, expresó Palazzo

El diputado del Frente de Todos advirtió que “no” ve en los anuncios del presidente electo “cosas que le mejoren la vida a los argentinos”.

A pocos días del recambio de gobierno, el diputado nacional Sergio Palazzo (FdT) expresó que “no” cree que Mauricio Macri “esté corrido o esté peleado” con el presidente electo y aseguró: “Es más, creo que se desvive por que (Javier) Milei arranque rápidamente con la motosierra que prometió, porque es lo que él quiso hacer y no pudo. La frustración que tiene como expresidente quiere tratar de encontrarla en el presidente actual”.

“Sabemos que son un co-gobierno con Macri, que no se saquen el sayo, que rápidamente se lo empiezan a sacar diciendo que son arreglos personales que una persona acepte un ministerio. Es un arreglo de Macri y el macrismo con Milei”, enfatizó el líder del gremio de los bancarios.

En ese sentido, se refirió a Luis Caputo: “El ministro de Economía es el que Macri tuvo en Finanzas y después en el Banco Central. ¿Cómo puede decirse ausente de la gestión de Milei?”. “Su excanciller (Jorge Faurie) le está organizando el acto de transición y la presidenta de su partido (Patricia Bullrich) va a ocupar otro ministerio. Así que, que no se haga el desentendido”, agregó.

En declaraciones a AM750, el dirigente sindical resaltó que “no” ve que “lo que se esté anunciando sean cosas que le mejoren la vida a los argentinos”. “Estoy mirando con la preocupación que tenemos todos respecto a las posibles medidas que anuncie el presidente o el proyecto de ley ómnibus que envíe”, señaló.

“Hasta ahora (Milei) ha manifestado procesos de privatización de empresas, quita de subsidios y estanflación, que no es otra cosa que pagar las cosas muy caras porque sigue la inflación y al mismo tiempo no se tiene empleo, porque no hay actividad económica. Habrá que ver cuántos de los anuncios se concretan y cuáles son los puntos álgidos de ese proyecto”, sumó.

Por otro lado, sobre el futuro del bloque que pasará a ser Unión por la Patria, Palazzo afirmó que “hasta ahora no hay ningún ruido interno, estamos unidos. Somos la primera minoría, pero obviamente es un Parlamento que va a requerir de mucha articulación entre todos los espacios”.

En otro tramo, el legislador recordó que Milei dijo en distintas entrevistas que mantendrá el beneficio sobre el impuesto a las Ganancias aprobado este año. Y, al recordar que ahora gobernadores de Juntos por el Cambio amenazan con judicializar la cuestión por la afectación en los recursos coparticipables, el secretario general de La Bancaria advirtió que “va a haber una reacción gremial si se pretende avanzar con eso”.

Juez sobre la designación de Bullrich: “Nos tiramos a la pileta en el balotaje y cuando ganó Milei hicimos lo mismo porque seguimos sin aprender”

El senador de JxC sostuvo que “si el ‘Titanic’ hubiese estado lleno de peronistas no se ahoga ninguno porque ellos son históricos sobrevivientes” y anticipó que el presidente Milei “deberá tomar decisiones de una complejidad monstruosa”.

Este viernes se confirmó la designación de Patricia Bullrich al mando del Ministerio de Seguridad del nuevo gabinete nacional del presidente electo Javier Milei. El senador nacional Luis Juez (Pro – Córdoba) evitó celebrar la decisión y expresó que transcurrida la primera vuelta “nos tiramos a la pileta a las 24 horas y ahora que ganó hacemos lo mismo y seguimos sin aprender”.

De carácter autocritico, el exembajador argentino en Ecuador durante los primeros años de la gestión de Mauricio Macri señaló que “nosotros deberíamos ser más ordenados”, con relación a Juntos por el Cambio. “Después va a ser muy dificil ordenar el trabajo parlamentario si no nos acomodamos desde ahora ¿Cómo le pedimos después a los diputados que nos acompañen si cada uno hace lo que se le ocurra?”, aseveró.

“¿Cómo le pedimos después a los diputados que nos acompañen si cada uno hace lo que se le ocurra?”

Luis Juez

En diálogo por Radio La Red, el senador cordobés remarcó que “la situación es de tal complejidad que cualquier ayuda debe ser ordenada y prolija”. Al mismo tiempo, añadió que “no me puedo enojar con Milei por robarnos la bandera, cuando fuimos nosotros los que la perdimos”.

“Despues del balotaje dije que había que esperar varios dias para dar apoyo a Milei para que sea más orgánico, ordenado y prolijo y luego, ganó con nuestros votantes que pedían hace tiempo que dejáramos de boludear y de pelear, pero hicimos todo al revés”, reflexionó Luis Juez.

En tal sentido, reafirmó que “hacemos mal las cosas”, y cargó contra el gobernador cordobés: “No podemos hacer como (Juan) Schiaretti que manda a sus funcionarios con acuerdos de hace mucho tiempo y te dice ‘ellos van solos porque lo buscan porque tenemos a los mejores jugadores’. Deberíamos ser más ordenados porque no aprendemos y seguimos sin aprender”.

Para culminar el tema, comparó que “En Europa no se tiran de cabeza al gabinete que no son propios y seguimos con un nivel de desprolijidad”. “Si a Javier Milei le va mal, no volvemos nosotros, vuelve el peronismo y vuelve lo peor de ellos porque todavía no se fueron y ya le están echando la culpa al que viene”, enfatizó.

De ese modo, cuestionó a la gestión saliente: “Este gobierno en retirada no va a asumir ninguna responsabilidad y el peronismo cuando no gobierna toma una postura destituyente”. “Están mucho más cómodos como resistencia que tomando decisiones”.

El miércoles pasado en la Asamblea Legislativa, Juez relató que “los vi a los senadores del peronismo frotarse las manos porque la historia dice que es más fácil rogar que fracasé quien le toca que reconocer tus propios errores”. “Al peronismo lo veo agazapado y no conocer cómo van a actuar es desconocer la historia”, agregó.

Asimismo, fiel a su estilo, Juez soltó que “si el ‘Titanic’ hubiese estado lleno de peronistas no se ahoga ninguno porque salen todos nadando a la orilla y ellos son históricos sobrevivientes”. “Va a haber que aguantar y resistir”, remarcó.

“Es claro que este nivel de tensión es insignificante al que vamos a padecer a partir de que se pueda poner en evidencia la realidad porque no hay un sector de la economía, sociedad o instituciones que pueda exhibir un nivel de normalidad”, indicó Juez.

Para terminar, el senador de JxC lanzó: “Está bueno que la gente vaya sabiendo lo que va a pasar porque dentro de 60 días el peronismo va a echarle la culpa al (nuevo) gobierno, pero este gobierno de Milei tiene respaldo y deberá tomar decisiones de una complejidad monstruosa”.

La reacción de Cristina ante la decisión de la Cámara Federal

A través de sus redes sociales, la vicepresidenta le apuntó a la Justicia y particularmente a Mauricio Macri. Y se metió en la interna xeneize.

Horas después de conocida la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones, que ordenó la reapertura de la causa de “la Ruta del dinero K”, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, difundió su respuesta a través de un posteo en la red social X.

“Postales de una mañana argentina: Macri confirmó su impunidad en la causa por la muerte de los 44 tripulantes del ARA San Juan, revocó mi sobreseimiento en la causa del “dinero K” y, como parece que no gana, consiguió que el poder judicial suspenda las elecciones en Boca a cinco días de su realización”, publicó.

En efecto, por la mañana, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó el sobreseimiento al expresidente Mauricio Macri en la causa por espionaje ilegal a familiares de las 44 víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan, ocurrido en noviembre de 2017. La misma sala que dispuso la vuelta de CFK a la investigación de la causa de la Ruta del dinero K, incluyó también en el sobreseimiento a los ex titulares de la AFI en su gobierno, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani y a 9 ex agentes del organismo que estaban imputados.

Para los camaristas Guillermo Yacobucci y Mariano Borinsky, la Cámara Federal porteña “realizó un tratamiento concreto y pormenorizado de los hechos” de la causa cuando revocó el procesamiento y sobreseyó a Macri.

Por otra parte, la Justicia ordenó la suspensión de las elecciones en el club Boca Juniors, previstas para el domingo próximo, por irregularidades en el padrón debido al traspaso de alrededor de 13 mil socios adherentes a la categoría de activos.

En esos comicios se enfrenta el oficialismo encabezado por Juan Román Riquelme y Jorge Ameal, contra la fórmula conformada por Andrés Ibarra y Mauricio Macri. Fue precisamente la oposición la que hizo una presentación que desencadenó el fallo de la jueza Alejandra Débora Abrevaya.

“Pensar que en Argentina todavía hay quienes hablan de la independencia del Poder Judicial y no se les cae la cara. ¡Mamita!”, concluyó el posteo de Cristina Fernández de Kirchner.

Topo Rodríguez: “El gobierno de Milei empieza con un brutal ajuste del 150%”

El diputado de Consenso Federal explicó que “no se aprobará el Presupuesto 2024, sino que se prorrogará el 2023”. Además, le sugirió a Milei que “no se deje rapiñar por Macri”.

El diputado nacional Alejandro “Topo” Rodríguez (Consenso Federal – Buenos Aires), quien cumplirá su mandato este 10 de diciembre -mismo día de la asunción del presidente electo Javier Milei-, anunció que el nuevo gobierno “empieza con un brutal ajuste del 150%”.

Entrevistado en DTV, el jefe del bloque Federal explicó que “no intentará aprobar una ley de Presupuesto para 2024, sino que prorrogará la de 2023”. “Así, ejecutará de inmediato un primer ajuste de 150% global. Luego profundizará el ajuste por partidas mediante decisiones administrativas”, amplió.

Del mismo modo, afirmó que esa prórroga del Presupuesto 2023 “congela el gasto público y va a eliminar las partidas de obras públicas y jubilaciones y pensiones”.

La Ley de Leyes empezó a debatirse en Diputados el 25 de octubre tras el primer puesto de Sergio Massa en las elecciones generales. Sin embargo, el resultado del balotaje cambió todo y aun no hay confirmaciones respecto a la composición del Presupuesto 2024.

En medio de la campaña electoral, los diferentes bloques habían acordado no avanzar con la ley hasta no saber quién iba a ser el nuevo presidente de la Nación.

Por otro lado, aseveró que “debe haber una voluntad explicita para que haya consenso”, pero advirtió que “no es lo que están haciendo el presidente electo y su socio Mauricio Macri”.

“Me parece que Macri le está metiendo en la agenda pública el tema de la represión y eso es rapiña política. Le sugiero al presidente electo que no se deje rapiñar por Macri”, indicó el Topo Rodríguez.

También, se refirió a la posible privatización de YPF y amplió que “no está obligado a dar razones, pero no dio una sola razón y sería malo que se equivoque en los procedimientos porque no se puede hacer por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU)”.

Así las cosas, el diputado afirmó que “Milei es el extremo del extremo de materia política en el mundo”, y agregó que “él propone medidas extremas que requieren un máximo consenso en el Congreso”.

Para cerrar, el “Topo” Rodríguez aclaró que “nos fuimos del interbloque porque no queremos quedar pegados con Milei”. “Vamos a ser una oposición férrea, responsable, lúcida y democrática frente al gobierno de Milei”, cerró.

El kirchnerismo pide investigar una grave advertencia de Gerardo Morales a Macri

El jujeño le lanzó una advertencia al expresidente sobre su situación judicial, que el senador Martín Doñate no dejó pasar y pidió explicaciones.

Un insólito e incendiario contrapunto mantuvieron el sábado por la noche el gobernador jujeño y presidente del radicalismo, Gerardo Morales, y el expresidente Mauricio Macri, con imprevisibles consecuencias, que por lo pronto ya comienza a recoger el kirchnerismo.

Arrancó el exmandatario con un tuit con fondo negro  y este texto: “País raro este, parece que Milagro Sala y Gerardo Morales van a votar al mismo”.

No se la dejó pasar el radical, que exteriorizando la ruptura total de relaciones entre ambos le contestó poco más tarde: “Tenés que estar muy enfermo @mauriciomacri para que saques un tuit así a esta hora. Creo que tu enfermedad es la ambición de poder, por eso querés a un loco que puedas manejar”.

No satisfecho, Morales le contestó puntualmente al tuit diciendo que “eso nunca ocurrirá @mauriciomacri, te gustaría pero mi lucha contra el kirchnerismo es de siempre y de ahora. Ese kirchnerismo que vos hiciste regresar con tu fracaso”.

Pero el remate, una hora más tarde, fue aún más grave: “País normal este, con Cristina y @mauriciomacri libres cuando tendrían que estar presos. Si querés Mauricio, puedo entrar en detalles”, concluyó el jujeño.

También intervino la senadora nacional Silvia Giacoppo, quien a través de X cargó contra el exmandatario, en defensa de su referente: “Lamentable actitud de @mauriciomacri -dijo-. Todos sabemos del combate que hizo @GerardoMorales a la corrupción del kirchnerismo, especialmente a la de #MilagroSala en Jujuy. No vale todo por un voto”.

La reacción desde el oficialismo

Cualquiera imaginaría al oficialismo en general y el kirchnerismo en particular comiendo pochoclo ante semejante cruce. Pero el senador Martín Doñate –fallido integrante del Consejo de la Magistratura- se sumó este domingo con un largo posteo en su cuenta de X, admitiendo su “perplejidad” ante lo que había leído en la madrugada, “en un intercambio cuasi epistolar entre las cuentas oficiales del gobernador de Jujuy @gerardomorales y el ex presidente @mauriciomacri, el presidente del radicalismo nacional y socio de Juntos por el Cambio, amenaza al presidente de la Argentina entre 2015-2019 con “entrar en detalles” sobre las eventuales conductas delictivas por las que debería estar preso”.

“Frente a la tamaña gravedad institucional y política de lo expresado, en primer lugar, señalemos que, le cabe la obligación legal establecida en el artículo 177 del Código Procesal Penal de la Nación, que dice: ‘Tendrán obligación de denunciar los delitos perseguibles de oficio: 1°) Los funcionarios o empleados públicos que los conozcan en el ejercicio de sus funciones. …’”, observó el legislador camporista.

Doñate continuó reclamando que “de manera urgente y expedita, algún integrante del Ministerio Público Fiscal en cumplimiento de los deberes a su cargo inicie de oficio la correspondiente investigación penal, conforme lo determina el artículo 71 del código penal, a fin de clarificar los hechos narrados y que denotan una gravedad institucional inusitada, tanto por el accionar eventual del ex presidente como por omisión de denunciar”.

Cecilia Moreau criticó a Macri: “Hubiera trabajado por su espacio como trabaja por Milei”

Para la presidenta de la Cámara de Diputados, al expresidente lo puso “nervioso” el anuncio de Sergio Massa sobre que el FMI investigará la fuga del préstamo tomado durante su gestión.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, apuntó este lunes contra el expresidente Mauricio Macri: “Me sorprende lo que está trabajando, en todo caso hubiera trabajado por su espacio político como trabaja por (Javier) Milei, capaz les hubiera ido mejor”.

Al ser consultada en Radio La Red por las críticas de Macri a Massa en relación a la entrevista que dio con Luis Majul en el canal LN+, la massista agregó que el exmandatario “siempre tiene necesidad de criticar al otro para que no se hable de que la situación que tiene hoy la Argentina en gran parte es por responsabilidad de este señor, que nos dejó la deuda más grande de la historia argentina y la deuda más grande que otorgó el FMI”.

“Me parece que lo puso muy nervioso que Sergio haya ido al que dicen que es su canal a anunciar que el FMI va a investigar en qué se fugó el crédito que le dio a él y que no está en obras públicas, educación, salud”, sumó.

Moreau observó que hubo “una campaña bastante irracional, agresiva, con pocas propuestas y descalificaciones”. Por eso, en el tramo que queda hacia el balotaje “sería importante que se pongan sobre la mesa los dos modelos de país que están en jugo en esta elección”, expresó.

En este sentido, abogó por que “podamos escuchar desde un lugar de mayor tranquilidad, mayor racionalidad, sin gritos, alguna propuesta, para saber, al momento de definir con nuestro voto el futuro de todos y de todas, hacia dónde vamos y no a este griterío donde no se entiende qué es lo que propone la alianza opositora”.

La titular de la Cámara baja le pidió al votante que “reflexione, que no vaya a votar con enojo, que todos tenemos un enojo atravesado por algo que pasó en estos últimos años. Nosotros sabemos que hay cosas que todavía están mal, nos hacemos cargo, pedimos disculpas por la parte que hay que pedir disculpas”.

“Cuando vayan a votar, sobre todo a las mujeres, voten con corazón, pensando en sus hijos y pensando en el futuro. Que cualquier enojo no puede significar un salto al vacío y que el 11 de diciembre en la Argentina no podemos estar discutiendo cosas que ya están saldadas, como que la educación y la salud son y deben seguir siendo públicas”, sostuvo.

Para la oficialista, “tenemos que pensar realmente con la cabeza fría y entender que lo que tenemos enfrente es un salto al vacío, esos saltos al vacío que asustan, que atemorizan, no que de alguna manera nos generan expectativa”.

Sobre Massa, elogió que “es una persona que tiene una capacidad de trabajo incansable, trabaja todos los días la mayor cantidad de horas que puede, y quiere darnos previsibilidad y certezas”. “Hay que darle una oportunidad a la racionalidad y a la sensatez de gobernar la Argentina”, continuó.

Al recordar su origen radical, y que cuando se sumó al Frente Renovador nadie le pidió dejar de serlo, Moreau resaltó que “Sergio tiene la capacidad de construir en la diversidad, de conseguir consensos en espacios completamente distintos”, por eso esta elección “no es peronismo-antiperonismo, es racionalidad-irracionalidad”.

Massa pide “no dormirse”, ante datos que lo inquietan y el revulsivo de Milei

Los antecedentes en las elecciones de agosto y octubre motivan al ganador de estas últimas a ser precavido en los cálculos. Sobre todo cuando los datos que empiezan a conocerse no ayudan. La clave de la fiscalización.

Aunque algunos piensen que el acuerdo con Mauricio Macri y Patricia Bullrich puede haberlo “descafeinado”, Javier Milei sigue concitando la máxima atención a su paso. Así es que su presencia en una estación de servicio en los momentos pico del desabastecimiento de combustibles que se vivieron la semana pasada sirvió para dar una muestra más de lo que su figura genera. Decidido a exponer los puntos flacos de su rival en el balotaje, el líder libertario no dejó pasar la oportunidad para hacer política de la manera que sabe y más le rinde: grabando un video que subiría luego a sus redes, con críticas por la falta de nafta en el lugar de los hechos; un tiro al pie que se generó el candidato oficialista, de esos que en serio hacen perder votos. Se verá si para el 19 de noviembre el tema se diluyó o generó algún efecto residual.

El arrastre que genera la figura de Milei se vio también a la salida del recinto de la Cámara baja el jueves pasado, con todo el periodismo detrás, provocando una verdadera avalancha, con algún camarógrafo caído en ese trance.

Para evitar esas aglomeraciones, había llegado bien temprano a la sesión especial al recinto de la Cámara. Ahí se supo que el líder libertario estaría presente en la ceremonia que luego se haría en el marco de la Asamblea Legislativa convocada a los efectos de proclamar las fórmulas que competirán el próximo 19 por la presidencia de la Nación. Atento a esa posibilidad, el candidato oficialista había despejado su agenda para asistir en ese caso a la asamblea: no le dejaría el escenario completo a su rival.

Sergio Massa esperó en la Presidencia de la Cámara que hoy ocupa su alfil Cecilia Moreau, y que él encabezó durante casi 3 años. Cuando precisamente esa diputada izaba la bandera en el inicio de la Asamblea Legislativa, él apareció en uno de los palcos del recinto. No por casualidad eligió uno de los que daban justo sobre donde se ubica el candidato de La Libertad Avanza. Las fotos lo mostrarían luego por encima del candidato que salió segundo en las elecciones generales. Para una elección tan relevante, hay que estar en todos los detalles.

Cada sector político dio su propia versión fotográfica del evento. El ministro/candidato se jactó de que los fotógrafos hicieran tomas de ambos candidatos en el recinto, con él por encima de su rival, como espera resultar el 19. Pero sus equipos difundieron fotos suyas solo, asomado en el balcón y expectante; los de Milei mostraron fotos de su referente parado contra la pared del fondo del recinto, como diferenciándose del resto de sus pares. Hasta Cristina Kirchner tuvo su propia versión: su gente distribuyó una fotografía donde se ve a la vicepresidenta borrosa, de espalda, mirando al candidato, que es el que sí aparece en foco. Una señal de apoyo de la Jefa al candidato, al que tal vez no convenza tanto esa imagen que puede dar lugar a diversas interpretaciones.

Massa se reunió después de la Asamblea Legislativa en el Salón de Honor de la Presidencia de la Cámara con los diputados del bloque oficialista. Ahí bajó línea: les pidió “no dormirse en los laureles” y también dio a entender que está abajo en las encuestas.

Muchos lo tomaron como un deliberado intento de evitar cualquier atisbo de relajación. Pero la realidad es que la elección está realmente pareja, y empiezan a aparecer varias encuestas donde lleva la delantera el libertario. Se conoció esta semana una de Aresco, que lo da a Milei 5 puntos arriba: 49,7 a 44,9%. El trabajo dice dónde necesita el candidato oficialista mejorar su intención de voto para ganar: entre votantes de Rodríguez Larreta y Schiaretti; en la provincia de Buenos Aires, las del NEA, NOA y Patagonia. También entre los menores de 30 y los sectores medios y bajos.

Hay dos antecedentes para tener bien en cuenta en materia de encuestas. Para las PASO, era favorito Juntos por el Cambio, donde la sumatoria de la electrizante interna entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta parecía que se alzaría con la mayoría de votos, mientras que Milei y Massa se esperanzaban con esgrimir el dato de haber sido los candidatos individuales más votados. Al final, fue el libertario el que encabezó en todo concepto, y si bien no hizo gran diferencia respecto de los otros dos, el haber liderado en lugar de salir tercero con menos de 20 puntos, como le auguraban en vísperas de la elección, le sirvió para encumbrarse como amplio favorito a partir de entonces. Con el correr de las semanas bajó la espuma, cometió errores y se amesetó. Al final, entre una elección y la siguiente, bajó casi un punto: 29,86% en las PASO, 29 en octubre.

Para las generales, el ganador fue Sergio Massa, y la gran diferencia alcanzada lo pintó como amplio favorito. Sin embargo corre el riesgo de que cuando baje la espuma, y de hecho eso empezaría a verificarse. Podría pasarle como a Milei en las generales. La realidad es que el libertario quedó bastante averiado en las generales, tras un resultado inesperado para él, y casi tan desorientado como se la vio a Bullrich durante los primeros días post PASO. Lo favoreció, eso sí, la acelerada decisión de Macri y Bullrich de sumarse a la campaña de LLA.

En el marco del 13° Foro ABECEB del que también participó el expresidente, el politólogo Andrés Malamud sostuvo que“la irrupción de Macri después del balotaje equilibró la balanza y hoy las encuestas dan empate técnico”.

El trabajo de Aresco indica que al 72,9% de los votantes de Milei le dan más ganas de votarlo ahora, y solo un 7,2 está desencantado por eso. Está claro que puede haberle resultado a La Libertad Avanza un revulsivo, más allá de los problemas que le haya originado puertas adentro, fundamentalmente entre los dirigentes, refractarios sobre todo a compartir con otros lo que consideraban propio. El ruido generado entre legisladores electos comenzó a revelar lo que estaba más cantado que Despacito: la endeblez en el seno de las listas presentadas por LLA en todo el país. Es un secreto a voces que el peronismo colaboró activamente en la provincia de Buenos Aires para nutrir las listas libertarias con gente propia, a cambio de garantizar fiscalización. Una fiscalización que ya no estará en este balotaje, pues los intendentes ya han hecho lo suyo y tienen lo que querían. La situación que se le plantea a Milei de cara a la elección definitoria fue graficada por un dirigente de UP con esta sentencia: “Es muy posible que Milei sea el más votado en el balotaje… si le cuentan todos los votos”.

Dependerá mucho de lo que pueda garantizarle la fiscalización del PRO, que tiene un afiatado equipo de fiscales que ha ido reuniendo a lo largo de estos años, mas no contará esta vez con los radicales, claves en la tarea territorial dentro de Juntos por el Cambio.

Los temblores internos que le causaron a La Libertad Avanza las negociaciones con Macri adelantaron dramáticamente los tiempos al mostrar grietas internas que alumbraron una declaración de protesta, hasta ahora confirmada solo por dos legisladores electos. Uno del Parlasur -o sea inocuo, aunque con bastante prensa-; el otro, alguien con antecedentes de portazos contra quienes le abren las puertas: el diputado nacional electo Pablo Ansaloni, introducido a último momento en el puesto 6° de la lista nacional bonaerense, en el marco del acuerdo postrero alcanzado con el Partido FE. Ansaloni es alguien que ya abandonó las huestes de Cambiemos cuando la derrota de 2019. Ahora anunció que formará un bloque propio y no descarta apoyar a Massa. “Si el pueblo necesita que se apoyen las propuestas de Sergio Massa, ahí voy a estar. Me van a encontrar votando lo que le haga bien a la Argentina”.

Ya sin Ansaloni, de los 38 diputados nacionales que sumó LLA, quedan en 37. Y si se tiene en cuenta lo que anticipó el diputado salteño Carlos Zapata, del interbloque JxC, pero ya armando las maletas, él conformará una bancada con los dos de La Libertad Avanza que entraron a la Cámara baja por su provincia, el bloque libertario será de 35.

A ese paso, si Milei no es gobierno, que a nadie sorprenda que esté en una veintena dentro de un año. Pensando en un triunfo, el massismo se frota las manos.

Tampoco es tanto lo que el PRO pueda llegar a proporcionarles. El jefe de esa bancada calcula que con aliados llegarán a ser 51 diputados, de los cuales una decena todavía no se ha pronunciado a favor de la movida de sumar apoyo a La Libertad Avanza. Todo dependerá del resultado del 19: si gana Milei, es seguro que el PRO macrista se va a autopercibir oficialismo; si pierde, hay una chance remota -pero chance al fin- de salvar JxC. Igual, no son muy optimistas, ni dan señales en ese sentido. El miércoles, en una jornada marcada por reuniones de comisiones de las que los diputados de JxC participaron a media máquina, se la escuchó a una diputada de ese espacio, de un partido que es gobierno en su provincia, decirle a un interlocutor a través del celular: “Nosotros estamos fuera de todo”.

No es lo que piensa Macri, entusiasmado con una eventual victoria de Milei en el balotaje que asumirá como propia.

Un diputado electo en las listas de Milei ya anunció que se va de ese espacio

A más de un mes de asumir en la Cámara baja, el espacio de Milei ya perdió a un integrante de su bloque. Se trata de Pablo Ansaloni, quien no descartó un acercamiento al massismo.

El 22 de octubre pasado en las elecciones generales, La Libertad Avanza obtuvo el 25,44% de los votos en la provincia de Buenos Aires alzándose con 9 bancas en la Cámara de Diputados. En el quinto lugar de la lista libertaria figuró Pablo Ansaloni, quien este jueves confirmó la salida del Partido Fe del espacio de Javier Milei por su acuerdo con Mauricio Macri.

Ansaloni ya tiene antecedentes en la materia, pues habiendo sido electo diputado nacional por Cambiemos para el período 2017–2021, se alejó también de Cambiemos. Eso sí: lo hizo recién cuando Macri perdió la reelección. En este caso argumentó que “Milei nos dijo que íbamos a combatir la mafia sindical y la casta y Macri es casta”. Según él, fue “perseguido, acosado y amenazado por este señor (por Macri), y nunca podríamos estar a la par de esta persona que endeudó a la Argentina por décadas”.

En declaraciones a Radio Provincia, dijo ser de origen peronista, y aseguró que su espacio “sufrió mucho cuando estuvo dentro de Cambiemos”, remarcando que  “no tenemos nada que hacer en el espacio porque fuimos destratados por este señor y no podríamos estar en el mismo lugar de Mauricio Macri”.

Al confirmar su alejamiento del espacio libertario, contó que “se los dije el miércoles cuando estuvimos reunidos en el Hotel Libertador con Javier y Karina Milei y todos los legisladores electos”.

“Les dije el desencanto que tenía, por eso daba un paso al costado como Partido Fe, porque nosotros no tenemos nada que hacer a la par de Mauricio Macri”, argumentó, e indicó: “Vengo del sindicalismo, y estoy acostumbrado a decir las cosas de frente por eso creí formar parte de La Libertad Avanza, pero cuando anuncia el acuerdo con Macri decidimos dar un paso al costado con varios legisladores”.

Respecto a la posibilidad de formar parte de otro bloque, Ansaloni expresó: “Cuando venga el desarrollo de los bloques deberemos tener un debate entre los compañeros y tomaremos la decisión”, y agregó: “Lo que le haga bien a la Argentina, ahí nos va a encontrar”.

En el cierre, el diputado elegido por La Libertad Avanza relató: “Soy de origen peronista y siempre voy a estar construyendo para la Argentina. Si el pueblo necesita que se apoyen las propuestas de Sergio Massam ahí voy a estar. Me van a encontrar votando lo que le haga bien a la Argentina”.

De la Sota le respondió a Macri: “El expresidente no entiende lo que son las convicciones”

Luego que el líder del Pro la acusara a ella y al “Topo” Rodríguez de estar “pensando en un carguito”, por el anuncio de apoyo a Massa en el balotaje, la cordobesa afirmó que “el macrismo ya es viejo”.

Luego de manifestar que apoyará a Sergio Massa en el balotaje, la diputada nacional Natalia de la Sota (Córdoba Federal) salió a responderle al expresidente Mauricio Macri, quien en diálogo con Cadena 3, al ser consultado por la postura de ella y su par Alejandro “Topo” Rodríguez, lanzó que se trata de “la rosca de la política miope” en la que “hay algunos que están pensando en un carguito”.

“El macrismo ya es viejo, es una discusión antigua. Me parece que el expresidente no entiende lo que son las convicciones, lo que es tener una formación, lo que es el Estado presente, defender un Estado solidario”, expresó la hija de José Manuel de la Sota.

En declaraciones a radio La Red, la cordobesa aseguró que “es una actitud muy poco democrática tildar a dos diputados, que expresan sus convicciones y posición, de buscar un cargo. Es una bajeza”.

En tanto, en diálogo con Radio 10, la legisladora opinó que “Macri nos ha demostrado su verdadera cara. Él cree en un Estado retirado, en un ‘sálvese quien pueda’, en un Estado ausente”. Y dijo que el pacto entre él, Patricia Bullrich y Javier Milei fue “una falta de respeto hacia la sociedad”.

Respecto de su apoyo a Massa, De la Sota sostuvo: “No tengo absolutamente nada que ver con lo que plantea La Libertad Avanza, estoy en las antípodas de lo que plantea Javier Milei”.

Y reflexionó que “a 40 años de las elecciones que nos devolvieron las elecciones” no se puede “volver a discutir en esta fecha, en este momento de nuestra historia, valores fundamentales que hacen a una sociedad sana”.

“Creo en la educación y salud pública, quiero un Estado presente y solidario, pero eficiente también, por eso tengo muy claro donde voy a estar. Voy a acompañar a Sergio Massa, con todas las diferencias que hemos tenido, con todos los reclamos que vamos a seguir manteniendo desde Córdoba, que no vamos a claudicar con el deseo de un país federal”, aclaró.

La dirigente de Hacemos por Córdoba apuntó que “lo que plantea Javier Milei no tiene nada que ver conmigo, y me animo a decir que tampoco con muchos hombres y mujeres del justicialismo de Córdoba“.

“Hay muchas cosas que hay que reflexionar más allá de la bronca, de la angustia y de las relaciones difíciles que hemos tenido con los gobiernos centrales”, expresó y completó: “Nosotros tenemos mucho más que ver con la propuesta de Sergio Massa, de un gobierno de unidad, que se abra al diálogo, al consenso”.

El destino de JxC atado a lo que pase en el balotaje, pero con una reconfiguración inexorable

El cisma generado por la decisión de los principales referentes del Pro de apoyar a Javier Milei en el balotaje y, más que eso, formalizar una suerte de nueva alianza, generó un verdadero cisma en Juntos por el Cambio. Cuál es la magnitud del apoyo que podría brindarle el Pro a LLA y las perspectivas distintas según sea el resultado del 19-N.

Ganador de las elecciones en 2015 a través de un balotaje parejo protagonizado por Mauricio Macri y Daniel Scioli, siempre se dijo que Cambiemos fue durante esa gestión una alianza parlamentaria, no una alianza de gobierno. Si así fue, resultó bastante buena, como la secretaria Parlamentaria de ese interbloque se encargaría de resaltar a modo de balance sobre el final de esa gestión, al destacar la cohesión que logró mantener a lo largo del tiempo. “La verdad que hemos votado juntos todo; es el bloque de mayor disciplina -destacó Silvia Lospennato-. Es verdad, hay discusión, somos partidos diferentes, pero en el momento de la verdad, a la hora de votar, votamos siempre juntos”.

Esa fue una realidad que se mantuvo a lo largo del tiempo: fueron pocas las veces en que se mostraron diferencias a la hora de votar; no es en definitiva como dijo Mauricio Macri en sus declaraciones rupturistas respecto de los radicales.

Prueba de la solidez que al menos en el Congreso alcanzó esa alianza fue que se mantuviera como tal aun en el llano, ya como Juntos por el Cambio.

Pero esa coalición pareciera estar llegando a su fin, a juzgar por las posturas expuestas los días posteriores a la fea derrota en las elecciones generales. Afloraron prestamente las diferencias, que evidentemente maduraron en el camino de una interna demasiado virulenta y -a juzgar por los efectos- demoledora para la alianza, y más temprano que tarde surgieron las voces destinadas a formalizar la separación. Aunque para ver semejante resultado habrá que esperar al menos hasta el 19 de noviembre, en función de lo cual se verá qué tipo de ruptura se registra.

Está claro que si La Libertad Alianza gana el balotaje, habrá triunfado la estrategia delineada por Macri para el caso de que fallara el plan A (léase Patricia Bullrich presidenta), y en ese caso veremos una nueva alianza oficialista. Se verá si termina siendo una coalición de gobierno, pero lo que seguro habrá es otra alianza parlamentaria, con la fuerza que puedan sumar el Pro y otros ex JxC para el caso de que Javier Milei sea presidente.

Con todo, habrá que tener en cuenta que, a priori, el aporte que pueda hacer el macrismo y quienes estén dispuestos a incorporarse será sumamente importante, mas no suficiente. Podrían sumarse algo más de una treintena de diputados nacionales, y muy poquitos senadores: apenas 4, que junto a los 7 con que contará La Libertad Avanza suman apenas el 15% de una Cámara que dominará Unión por la Patria. Con un detalle no menor para lo que pueda venir: el eventual gobierno de Milei no tendría en la Cámara alta un Miguel Pichetto dispuesto a brindarle a esa gestión los instrumentos para gobernar y no hacer un “gobierno de bloqueo”.

En el caso de que Sergio Massa termine ganando el balotaje, Mauricio Macri quedará muy debilitado puertas adentro, tras haber apostado un pleno que haya fracasado. Lo mismo sucederá con Bullrich, presidenta del Pro que pese a la derrota en las elecciones generales reivindica haber ganado la interna con Horacio Rodríguez Larreta. Ese efecto podría concluir con un resultado adverso en noviembre.

Se verá, pero está claro que Juntos por el Cambio se reconfigurará en el futuro. Con la mayoría de sus actuales miembros o muy distinto, el nombre al menos cambiará como hizo el actual oficialismo con el fenecido Frente de Todos. Pero ese es el dato menos relevante -aunque no menor-; la cuestión principal pasará por la conformación de las bancadas que vayan a estar sentadas en ambas cámaras a partir del 10 de diciembre.

La postura de los senadores

Inmediatamente después del cimbronazo generado por la conferencia de prensa de Patricia Bullrich y Luis Petri el miércoles 25 de octubre, los senadores de Juntos por el Cambio buscaron dar una señal de unidad, al menos con una foto conjunta donde se vio a radicales y miembros del Pro juntos, sin mostrar rastros de la refriega imperante.

Pero ese interbloque tiene ya de por sí problemas de raíz que deberá resolver prestamente, pues sus jefes principales ya no estarán en el futuro cuerpo. Alfredo Cornejo, presidente del interbloque y muy cercano a Bullrich, fue electo gobernador de Mendoza, así que dejará su lugar. Y Luis Naidenoff, titular del bloque radical, deberá dejar su banca que ocupa desde 2005, pues en Formosa la UCR quedó tercera. Naidenoff jugó con La Fuerza del Cambio (el espacio de Patricia Bullrich) en la interna que en su provincia fue bastante áspera y es una voz respetada en la Cámara alta que evidentemente faltará a partir de diciembre.

En el comunicado emitido el jueves pasado en la Cámara alta por el interbloque, que se reducirá fuertemente desde diciembre, de 33 a 24 miembros, ratificaron su “unidad y compromiso responsable frente a la agenda legislativa futura”, y en un mensaje acorde a lo expresado por las figuras de JxC que no abonan adherir a la estrategia de ir con Milei se remarcó que “la ciudadanía nos ha colocado en el lugar de oposición y seremos los encargados de cumplir ese rol para controlar a la presente y próxima gestión de gobierno”.

interbloque senado juntos por el cambio
Los senadores del interbloque JxC buscaron mostrar una foto de unidad.

Lo que pasa en la Cámara alta es que el Pro siempre fue minoritario dentro del interbloque. De los 24 miembros que tendría JxC en el futuro, más de la mitad (14) son radicales. Solo 6 podrían ser considerados del Pro, de los cuales 4 adherirían a la postura macrista: la cordobesa Carmen Alvarez Rivero, tal vezel entrerriano Alfredo De Angeli, la pampeana María Victoria Huala y por supuesto el presidente del bloque, Humberto Schiavoni.

Guadalupe Tagliaferri está con la postura de Horacio Rodríguez Larreta, y Andrea Marcela Cristina, quien completará el mandato de Ignacio “Nacho” Torres, gobernador electo de Chubut, y se alinearía entonces con la postura de los gobernadores de Juntos por el Cambio pidieron “preservar la unidad” y a través de un comunicado difundido la semana pasada ratificaron “el compromiso de seguir trabajando en Argentina como espacio opositor”.

Hay aliados que forman parte del interbloque que no adelantaron postura, como la tucumana Beatriz Avila, el salteño Juan Carlos Romero y la neuquina Lucila Crexell. Esta última no tiene buena sintonía con Javier Milei, quien la responsabilizó del resultado de la sesión en la que el oficialismo logró aprobar con lo justo el pliego de la jueza Ana María Figueroa, con la ausencia de Crexell. Ella aclaró entonces que no había estado “ni de vacaciones, ni escondiéndome”, sino representando a la Argentina en foros internacionales y pagándolo con fondos propios”.

Otro actor importante de JxC en la Cámara alta es el cordobés Luis Juez, quien adelantó la semana pasada en Perfil que el Frente Cívico que él encabeza “no será prescindente” en el balotaje. Esto es, no votará en blanco.

Luis Juez promete no ser prescindente.

El panorama en Diputados

Donde la cosa está más reñida es en la Cámara baja. Allí prestamente el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, anunció su alineamiento con la postura Macri-Bullrich de apoyar a Milei. El viernes, Ritondo anticipó que más de 30 diputados del Pro apoyarán el acuerdo y llegó a sugerir que superarían los 40, “no solo del Frente Pro”, sino que también citó a “otros partidos menores de la alianza, como Republicanos Unidos y Producción y Trabajo”.

Cristian Ritondo se alineó con la postura anunciada por Patricia Bullrich.

La realidad es que el comunicado “inminente” no fue difundido el viernes. Seguramente se está tratando de convencer a la mayor cantidad de legisladores que puedan sumarse a la movida, pero eso estaría costando más de lo esperado.

Según un conteo realizado por parlamentario.com, en el sector liderado por Ritondo habría alrededor de 18 diputados actuales que tienen mandato hasta 2025, y sumarían a 14 de los que llegan.

Habría que considerar de ese lado a figuras Sabrina Ajmechett, Sofía Brambilla, Gabriel Chumpitaz, Alejandro Finocchiaro, Fernando Iglesias, Florencia Klipauka Lewtak, Luciano Laspina, Hernán Lombardi, Gerardo Milman, Laura Rodríguez Machado, María Sotolano y Héctor Stefani, entre otros.

El presidente del Pro cordobés, Oscar Agost Carreño, admitió que el tema está siendo discutido en el interior de su espacio: “La mitad del partido quiere ir con Milei en contra del kirchnerismo. Y la otra mitad, no. Lo importante es que todos coincidimos en que hay que trabajar en contra de Massa y mantenernos unidos”.

Diego Santilli estuvo también en la reunión celebrada en la casa de Macri, pero se tomará unos días para resolver qué decisión adoptará.

Diego Santilli estaría distanciado de Rodríguez Larreta y analizando qué decisión tomar.

También se sumaría a Ricardo López Murphy, y es seguro que lo hará el salteño Carlos Zapata, que ya formalizó una alianza con los libertarios en estas elecciones. Lo mismo que la tucumana Paula Omodeo, cuyo partido CREO anunció a través de su fundador y referente, Sebastián Murga, que “la opción es votar por Javier Milei”.

Y entre los diputados que asumirán en diciembre estarían Patricia Vázquez, Maximiliano Guerra, Daiana Fernández Molero, Silvana Giudici, Damian Arabia, Belén Avico, el pampeano Martín Ardohain, el misionero Emmanuel Bianchetti, los santafesinos José Núñez, Verónica Razzini y Alejandro Boniovanni.

El entrerriano Francisco Morchio responde al futuro gobernador Rogelio Frigerio, así que mantendría la postura de los mandatarios provinciales; en tanto que el rionegrino Sergio Capozzi ya dijo que personalmente no votaría a Milei en el balotaje y que adherir a la candidatura de Sergio Massa sería ir contra sus principios, pero todo eso lo expresó antes del anuncio de Patricia Bullrich, con quien jugó en la interna. En el mismo sentido habría que considerar a la sanjuanina Nancy Picón Martínez y el puntano Néstor Ordóñez, alineados con sus gobernadores.

Rodríguez Larreta ya anticipó una postura a la que adhirió María Eugenia Vidal, Silvia Lospennato y que respaldarían el pampeano Martín Maquieyra, el mendocino Alvaro Martínez, el rionegrino Aníbal Tortoriello y Graciela Ocaña.

También el expresidente del bloque Pro Nicolás Massot, que cuestionó la estrategia de Macri y Bullrich, aclarando que no quiere ser “cómplice” de un cambio que “no es necesariamente un cambio deseado” y llamó a “honrar nuestra plataforma electoral sin ninguna neutralidad, con cojones, no transando, no negociando y sin ser neutral a las barbaridades que dicen desde los dos lados. No para que haya un cambio, para que haya una mejora coherente”.

Miguel Pichetto ya adelantó su prescindencia y es lo mismo que sostendría José Luis Espert.

Está dicho que todo se resolverá pasado el 19 de noviembre, lo cual no implica que hasta entonces no vayan a haber nuevos pronunciamientos y más novedades en esta novela en la que se ha transformado la discusión interna de la que todavía debe ser considerada como la principal oposición.

La estrategia rupturista de Macri en busca de un espacio más a gusto suyo

La asombrosa victoria de Sergio Massa lo dejó a las puertas de la Casa Rosada y activó el plan del expresidente de Cambiemos para desarmar su creación original y avanzar en una construcción que cree más afín a su ideología.

Por José Angel Di Mauro

Dijimos en este espacio en vísperas de las generales, que estábamos ante una elección con final incierto. A nadie debió sorprender entonces que el resultado fuera tan asombroso.

Curiosidades del domingo 22 de octubre: en la previa, todo el mundo daba como el resultado más predecible un balotaje, no un triunfo en primera vuelta de Javier Milei, como el candidato de la motosierra se animaba a predecir. Y que esa segunda vuelta, en base a lo que indicaba la mayoría de las encuestas, sería entre el libertario y Sergio Massa. ¿Por qué sorprendió entonces que jueguen la final esos dos contendores que casi todos daban por sentado que se verían las caras el 19 de noviembre?

¿Por qué razón, si todas las encuestas anticipaban con certeza que un balotaje entre Milei y Massa sería pan comido para el primero, ahora se piense con tanta convicción lo contrario?

Lo disruptivo de esta elección es que los detalles le imprimieron a este resultado previsible un carácter absolutamente inesperado. Lo que cambió fue el orden: se daba por descontado que Milei estaría en el balotaje, pero salvo un par de encuestas que en vísperas de la elección dieron a Sergio Massa primero -sin que en general se les prestara mayor atención-, todas tenían al libertario adelante. La novedad fue que el líder de La Libertad Avanza se estancara en su 30%, mejorando apenas unas décimas respecto de las PASO, y el ministro de Economía escalara quedando primero y sacándole 6 puntos al segundo. Ese simple hecho inesperado generó el efecto ganador que en agosto se le había asignado al economista; ahora se da por sentado que Massa tiene todas las de imponerse.

Los libros de historia indagarán respecto de las razones por las cuales el ministro de Economía de un gobierno con tres dígitos de inflación, dólar a mil, colas para cargar nafta, sin insumos médicos y pobreza en alza -entre tantas penurias-, logró dar vuelta esta elección. Y la pregunta obvia es qué cambió para que él sea favorito, cuando la lógica que llevó a las encuestadoras a vaticinar que un balotaje entre Milei y Massa sería ganado por el primero simplemente porque la mayoría de los votos de Juntos por el Cambio irían en ese caso hacia el libertario. La respuesta es que el resultado del domingo 22 cambió el efecto ganador que traía Milei.

Se notó en los días posteriores al sorpresivo resultado, cuando el bisoño candidato pronunció palabras que no debe decir: que no se baja del balotaje. En esos casos se termina generando el efecto contrario: da que pensar que esa alternativa puede ser posible.

Juntos por el Cambio era favorito para las PASO y salió segundo; Milei era candidatazo en las generales y lo relegó Massa… ¿Por qué no pensar que el favoritismo le juegue ahora una mala pasada al candidato oficialista? Puede pasar, sí, por eso las usinas massistas no han parado un minuto desde el triunfo del domingo. A su gente le atribuyen la difusión de esas versiones que sugerían la posibilidad de que Milei se bajara de la segunda vuelta, que de hecho continúan. Además, ya están trabajando fuerte en la fiscalización, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde los intendentes ya no tienen mucho interés pues ya obtuvieron lo que necesitaban.

Saben además que ese es el punto más flojo de La Libertad Avanza. Lo fue el 22-O, lo será más el 19-N, cuando ya no estará tampoco Luis Barrionuevo, si algo hizo en la fiscalización de esa elección.

Los reproches no paran contra el dirigente gastronómico, cuyo papel en el equipo de Milei fue en definitiva breve. Para muchos de los propios, resultó una suerte de “caballo de Troya” sumado a la campaña para hacer algo que no cumplió. Insidiosos, recuerdan que justo antes de recalar en el team Milei, ofreció sus servicios a Eduardo “Wado” de Pedro, candidato presidencial por un día, hasta ser desplazado por Sergio Massa.

Vale  recordar que los inicios en el peronismo del candidato presidencial de UP -después de su paso por la UCeDé- fueron en San Martín y sus padrinos políticos el matrimonio Barrionuevo-Graciela Camaño… Mera coincidencia, seguro.

Hace bien el candidato oficialista en no confiarse por el resultado de las generales. El balotaje es otro partido y muchos advierten que Massa ya consiguió todo el voto disponible para UP; tal vez no haya más dónde hurgar, habida cuenta de que entre una elección y otra obtuvo 9 puntos más.

Milei, como dijimos, creció apenas más de un punto; Juan Schiaretti +3; y Myriam Bregman solo una décima. Patricia Bullrich fue la única candidata presidencial que retrocedió, de una elección a otra: algo más de 4 puntos. Tomando siempre la sumatoria de JxC, pues ella por sí misma había cosechado el 13 de agosto 17%. Habrá que pensar que parte de los 11 puntos que ese día tuvo Horacio Rodríguez Larreta fueron a parar a las arcas de Massa; aunque también recibió Schiaretti, quien le debe a los debates la popularidad que le permitió hacer una elección más que decorosa. Esos 7 puntos del gobernador cordobés son mirados con avidez por el ministro de Economía. ¿Recordarán los votantes de Schiaretti que existió una gran cercanía entre ambos hasta 2019? La realidad es que si ese voto del gobernador no se fue en las dos elecciones previas a Milei, tampoco lo hará ahora. En última instancia, una parte irá a la abstención.

Massa confía en el voto de la izquierda, que por rechazo a Milei iría en su dirección sin mayor esfuerzo; pero opera con interés ahora sobre los votantes de Juntos por el Cambio, aunque los mismos puedan tener más puntos de contacto con el libertario.

Con el objetivo de ganar, todos los recursos del Estado están puestos al servicio del candidato de UP. Por eso resiste trasladar el feriado largo de ese fin de semana electoral, con la idea de darles a aquellos votantes ajenos la oportunidad de no tener que votar si no lo desean, aprovechando para irse unos días bien lejos. Mejor voto nulo o ausente, que voto libertario.

Bullrich y Petri al anunciar su apoyo a Milei.

Tampoco es novedad la implosión de Juntos por el Cambio. Siempre se supo que la misma noche de la elección, o al día siguiente, el espacio que quedara afuera del balotaje viviría sus peores días. Le hubiera pasado a Massa, cuya carrera política hubiera terminado ese mismo día de haber tenido un traspié que dejara de manera inédita al peronismo gobernante fuera de la segunda vuelta. El ministro/candidato se jugó un pleno ese domingo y acertó. Habrá que reconocerle el buen ojo a la vicepresidenta, que lo llamó “fullero” allá por fines de junio, cuando el último acto de campaña que compartieron.

A la luz de los hechos, solo un triunfo podía evitar el estallido de Juntos por el Cambio. Surge del nivel de los cruces entre las partes, que incluyen sorprendentes agravios. El encono no involucra a todos, y hasta podría delimitarse estrictamente a Mauricio Macri con Gerardo Morales y Martín Lousteau, y viceversa. Pero como una onda expansiva se extendió al resto del espacio. Para incomodidad sobre todo de muchos actores radicales que ven cómo el alejamiento se tornará definitivo, contra su real convicción e interés. Sorprendió, sí, la rapidez con la que se desató la escandalosa ruptura. Tuvo que ver la rapidez también con la que el tándem Morales-Lousteau operó la noche de la derrota sobre la fallida candidata para que no solo tomara distancia de Massa y Milei, sino también de Mauricio Macri. Cuando el expresidente lo supo -de boca de la propia Bullrich-, decidió apurar todo.

Igual no se hubiera demorado mucho; a lo sumo esta semana habría sucedido lo que terminó activándose a partir del miércoles.

La primera aparición pública de Milei con Bullrich tras las elecciones.

Si bien todas las partes coinciden en aclarar que el “pacto de Acassuso” no incluyó reparto de cargos en un eventual gobierno, va de suyo que lo que se ha puesto en marcha es una alianza permanente, de derecha, entre el Pro macrista y La Libertad Avanza. Si bien los referentes de Juntos por el Cambio -incluso aquellos que ya se han pronunciado abiertamente a favor de apoyar a Milei, como Cristian Ritondo– se resisten a confirmar la ruptura de la que por ahora sigue siendo la principal oposición, el propio Macri la confirmó de hecho cuando al negarla sugirió que se refería al JxC que él creó.

Lo que vaya a prosperar en ese marco dependerá del resultado del 19 de noviembre. Si gana Milei, está claro que el acuerdo se transformará en una alianza de gobierno; si pierde, Macri y Bullrich serán los derrotados y tendrá alguna chance un último intento de los dialoguistas de uno y otro lado para mantener vigente JxC. Será difícil.

Dicho sea de paso, le habrán regalado en ese caso a Massa poder afirmar que le ganó a toda la oposición unida, desactivando lo que hasta ahora podía decirse de que el 65% votó contra el kirchnerismo.

Lo cierto es que juntos representan una estructura no menor en la actualidad, con 94 diputados nacionales, un tercio del Senado, una decena de gobernadores y cientos de intendentes y legisladores provinciales en todo el país. Separados, la sumatoria no es tan generosa y está claro que minan definitivamente sus chances de ganar una elección. En el camino que van, estarían generando una profecía autocumplida respecto de lo que citan como “20 años de massismo”.  Habrá que ver la presión de los gobernadores propios, que son los menos interesados en una división del espacio opositor.

Así y todo, si La Libertad Avanza se transforma en gobierno, no es tampoco demasiado lo que vaya a poder aportarle el Pro a ese oficialismo. Menos de medio centenar de diputados y 3 o 4 senadores. Ninguna ley podría avanzar sin consenso.

Por lo pronto, Milei espera que le aporten capacidad de fiscalización, y ese acuerdo está; pero tampoco es mucho lo que pueda hacer al respecto una tropa de fiscales en la que no podrán contar con el aporte radical.

Una estafa a la sociedad

Por Silvia Giacoppo. La senadora jujeña descartó apoyar a Javier Milei, convencida de que no pueden acompañar algo en lo que no creen.

El acuerdo con Milei es una estafa a la sociedad. Es no haber escuchado lo que la gente nos dijo en las urnas. Es una traición, en apenas unas horas, a los que defendimos en nuestra campaña. Y durante mucho tiempo más.

En el camino hacia las PASO y luego hasta las elecciones generales sostuvimos que no había forma de avalar las cuestiones, en muchos casos irracionales, que planteaba La Libertad Avanza. Hicimos campaña en contra de su postura incompatible con la democracia, contra el negacionismo de su candidata a vicepresidenta -y de él, también-, en contra de su idea de romper con normas establecidas como única solución a los problemas que aquejan al país. Contra sus propuestas “novedosas” que nada traen de novedad porque ya fueron probadas y fracasaron.

Por ello, estoy convencida que hoy no podemos estar parados de ese lado, no podemos acompañar algo en lo que no creemos.

La postura de neutralidad de la Unión Cívica Radical mantiene la coherencia y defiende los valores que nuestra historia requiere. Javier Milei ha denostado e insultado a todos los integrantes de nuestro partido. Y ha mancillado la figura del padre de nuestra democracia actual, Raúl Alfonsín, con un nivel de maltrato inconcebible. Quienes militamos desde siempre este ideario no podemos permitirlo.

El otro punto central de la cuestión es lo que han hecho algunos integrantes del PRO. Mauricio Macri y Patricia Bullrich -sí nuestra candidata a presidenta hace días- decidieron de manera inconsulta hacer un acuerdo en la oscuridad de la noche para apoyar a Milei en el balotaje.

Aquel “secreto a voces” que circulaba acerca de que el expresidente prefería al candidato libertario por sobre la presidenta de su propio partido, se cristalizó en esa madrugada.

Queda pensar hoy si en realidad se cristalizó ahí o el acuerdo ya estaba sellado mucho antes.

Seguiremos trabajando porque creemos que Juntos por el Cambio como coalición tiene mucho por hacer y mucho para ofrecer. Hay dirigentes valiosísimos de todas las fuerzas que lo conforman. Y un capital político sostenido en una decena de gobernaciones, bloques potentes en ambas cámaras del Congreso de la Nación y unos 400 intendentes a lo largo y ancho del país.

La gente eligió otras opciones, como puede suceder en un ejercicio democrático. Nos han puesto en el rol de oposición a través de su voto. El núcleo duro del macrismo parece no querer aceptar eso y ha decido jugar un rol que no compartimos. Decidieron “abandonar” el espacio común de Juntos por el Cambio. Aunque quieran hacer creer otra cosa.

Nadie es dueño de los votos de la gente, el que así lo piense está totalmente equivocado.

Y en este caso, además, estará participando de una estafa a ese electorado. Sin dudas.

Se viene una etapa de reconfiguración política, con rearmado de espacios, con la necesidad de acuerdos en el Congreso y en la vida en general. Debemos conformar una oposición responsable que acompañe los proyectos necesarios y que señale los problemas y los errores. Que aporte soluciones y que fortalezca nuestro sistema democrático.

La UCR demuestra a estar a la altura de lo que la hora requiere. Defendiendo los valores de su historia, honrando la palabra.

*Giacoppo es senadora nacional por Jujuy (UCR/Juntos por el Cambio)

Lombardi duro contra Lousteau: “Falso sabelotodo, ni los radicales te quieren”

El senador radical acusó a Macri “por el fracaso de Juntos por el Cambio en las generales”, y el diputado Pro le recordó que fue funcionario de CFK.

El acuerdo de Patricia Bullrich y Javier Milei sigue generando conflictos internos en Juntos por el Cambio, ya que este viernes por la mañana, el vicepresidente de la Unión Cívica Radical, Martín Lousteau, responsabilizó a Mauricio Macri por “el fracaso” que los dejó fuera del balotaje. De inmediato, el diputado nacional Hernán Lombardi le respondió y acusó de “falso sabelotodo” y que “ni los radicales te quieren”.

Lejos de buscar la paz, el diputado del Pro empezó: “Hasta acá llegaste individualista soberbio, autor de la 125”, recordándole su paso en el Ministerio de Economía bajo la presidencia de Cristina Kirchner del 2007 al 2009. “Votá a (Sergio) Massa si eso es lo que pensaste siempre, funcionario del kirchnerismo”, aseveró.

También, cuestionó las críticas de Lousteau por “ensuciar a Macri que fundó el Pro, que ayudó a fundar una alternativa a estos mafiosos, que fue 2 veces jefe de Gobierno y luego presidente, pasa todos los límites”, y afirmó: “Tergiversas la historia”.

“Abandonaste irresponsablemente tu puesto de Embajador en Estados Unidos ¿Desde qué lugar hablas? ¿cuándo alguien te eligió para algo? falso sabelotodo, apréndelo bien: ni los radicales te quieren”, finalizó Lombardi en X.

Una hora antes del ata que de Lombardi a Lousteau, el senador nacional había posteado que “Mauricio Macri es el gran responsable del fracaso de Juntos por el Cambio y de traernos a esta situación angustiante de tener que elegir entre dos opciones pésimas para el futuro de la Argentina”

“Por graves errores en su gobierno, Macri trajo de vuelta a Cristina y al kirchnerismo en 2019. Luego, por su capricho personal, porque él no podía ser candidato, destruyó la candidatura de (Horacio Rodríguez) Larreta y, finalmente, la de Bullrich”, agregó.

Y cerró: “Ahora nos trae a Milei, o de nuevo a Massa con el kirchnerismo. Era él o nadie. Pero las cuentas las pagamos siempre los mismos: todos los argentinos. Encima, con infinita hipocresía, no se hace cargo de nada y responsabiliza a los demás”.

Lousteau advirtió por una ruptura en la Ciudad si Jorge Macri decide apoyar a Milei

El senador radical, quien compitió en la interna con el jefe de Gobierno electo, aseguró que el pacto entre el expresidente, Bullrich y el libertario es “una estafa y una traición a todo lo que se dijo”.

Parado del lado de quienes estallaron contra Mauricio Macri y Patricia Bullrich por su apoyo a Javier Milei en el balotaje, el senador nacional Martín Lousteau anticipó que Juntos por el Cambio se puede romper en la Ciudad si el jefe de Gobierno electo -tras bajarse Leandro Santoro-, Jorge Macri, decide manifestarse en la misma posición que su primo.

“Si Jorge Macri se pronuncia a favor de Milei y repite eso institucionalmente en la Ciudad, rompe Juntos por el Cambio en la Ciudad”, expresó el líder de Evolución Radical.

Muy crítico de la jugada del expresidente, el porteño señaló que “Mauricio Macri dejó JxC y fundó el macri-mileísmo o el milei-macrismo”. En cuanto a la conferencia de prensa que encabezó Patricia Bullrich este miércoles, dijo que fue “una estafa y una traición a todo lo que se dijo en la campaña y lo que JxC aspira a representar”.

“¿Qué hubiera pasado si hubiese sido al revés? Si Horacio (Rodríguez Larreta) y Gerardo Morales se hubieran sentado y hubieran dicho ‘nosotros representamos 2,7 millones de votos y entonces nos vamos, por ejemplo, con Sergio Massa‘. Todos hubieran dicho ‘se fueron de JxC’. Esto es exactamente igual, se fueron”, expresó.

Durante una entrevista en LN+, Lousteau analizó que “con el diario de hoy uno ve lo que hizo Macri durante todo este tiempo”. “Para que no le disputaran el liderazgo en Pro, tensionó mucho la primaria de un modo que a nuestro votante lo asustó y por eso a JxC no le fue bien. Se la pasó elogiando a Milei, inclusive el día de las PASO”, lamentó. También le cuestionó tener “un componente de autoritarismo” porque “no acepta las reglas de una coalición”.

Consultado sobre cómo será su voto en el balotaje, el economista contestó: “No sé bien que voy a hacer. Eso es un tema del ámbito personal. De mi responsabilidad pública, voy a ser oposición”.

En cuanto a Milei, lo calificó como “un demagogo extremista de derecha que niega cosas básicas y que no tiene conciencia de las cosas que dice. Además de negar el cambio climático y derechos de los demás, rompe el modo de convivencia por la forma que trata a los que piensan diferente”.

“Es una persona que, por sus características psicológicas, tiene muy poca resistencia a la frustración y cuando se frustra deriva en violento. No quiero una persona así a cargo de la presidencia”, agregó.

Del Gaiso: “Lo de Macri diciendo que Carrió buscó dañar, es canalla”

El legislador de la CC ARI repudió los dichos del ex presidente de la Nación contra la líder de ese espacio. “Ella vio su juego hace un año, limando a Larreta, para después destruir a Bullrich y llevar una parte del Pro a Milei”, aseveró.

El diputado de Vamos Juntos (VJ) y hombre de confianza de Elisa Carrió, Facundo Del Gaiso, disparó con suma dureza contra el ex presidente de la Nación Mauricio Macri, dado a que consideró que sus dichos en contra de la dirigente política son una “canallada”.

Todo comenzó cuando el ex mandatario salió a responderle a Carrió, en el marco de una entrevista con radio Mitre. “Cuando a la gente la gana el ego se transforma en alguien dañino que no puede construir nada bueno. Entonces, creo que lo que tenemos que lograr aquellos que hemos tenido poder es recordar quién nos dio el poder, que fue la gente, y que el poder está para construir, no para dañar. El poder está para transformar la realidad de la gente”, aseguró Macri.

“Cada vez creo más que para administrar poder hay que tener mucha generosidad y vocación de servicio, entender que lo lindo es dar, no recibir… Y la verdad es que, si uno es servidor público, tiene que ir a la función pública con lo puesto y salir con lo mismo. Si no, esto no funciona. Como Patricia dijo: las cosas se marcan con el ejemplo”, completó.

Atento a esta situación, Del Gaiso salió a cuestionar con contundencia al dirigente del Pro: “lo de Mauricio Macri diciendo que Lilita Carrió buscó dañar, es canalla. Ella vio su juego hace un año, limando a Horacio Rodríguez Larreta, para después destruir a Patricia Bullrich y llevar una parte del Pro a Javier Milei. Desesperado por las causas judiciales (Correo, etc). Vamos a una trampa electoral”.

“Vamos a una trampa electoral, Milei, ahora van a tener que moderar por 20 días lo que es. No va hablar más de motosierra, nada de dolarización, nada de legalización de venta de órganos, libre acceso a las armas, ruptura con el Vaticano, nada. Va a ser ‘un gatito mimoso’ 20 días”, siguió enfurecido el oficialista.

Por lo que concluyó planteando que “Sergio Massa va a seguir engañando, que no es de este Gobierno, que va a bajar la inflación, que no existe la corrupción, no va a nombrar a Cristina Kirchner ni se va a sacar fotos con sindicalistas por 20 días… toda una trampa. Las dos opciones son terribles para el país, ninguna es el cambio”.

En línea con Bullrich y Macri, Ritondo anticipó a quien acompañará en el balotaje

El presidente de bancada del Pro señaló que “nuestro adversario es el populismo kirchnerista que tanto daño le hizo al país”.

Luego del cimbronazo en Juntos por el Cambio por el anuncio de Patricia Bullrich sobre apoyar la candidatura de Javier Milei y la conferencia de prensa de Horacio Rodríguez Larreta con otra postura, el presidente del bloque del Pro en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, revalidó su apoyo a Mauricio Macri y anticipó que “acompaño la postura que ambos tomaron de cara al balotaje del 19 de noviembre”.

A través de X, el diputado nacional reelecto en las elecciones generales del domingo pasado expresó: “Desde el 2003 formo parte del Pro y acompaño a Mauricio Macri en la decisión de cambiar el país”, y agregó que “hoy soy primer diputado electo por la lista que lideró Patricia Bullrich”.

“Por eso nuestro adversario es el populismo kirchnerista que tanto daño le hizo al país”, aseveró Ritondo.

De esta manera, Ritondo se suma al senador Alfredo De Angeli y al diputado nacional Pablo Tonelli en la lista de legisladores electos que acompañarán la alianza de Juntos por el Cambio con el espacio libertario. Por el otro lado, quedaron Larreta y María Eugenia Vidal, quienes anticiparon que no acompañarán ni a Milei ni a Sergio Massa.

Milei publicó una carta titulada “casta o libertad”

Con la alianza consumada con Macri y Bullrich, el libertario también publicó un video donde hacen principal énfasis en la palabra “cambio”.

Un día después del anuncio de Patricia Bullrich respecto a anunciar su explícito a apoyo a Javier Milei en el balotaje donde enfrentará a Sergio Massa el próximo 19 de noviembre, el diputado nacional y candidato a presidente por La Libertad Avanza publicó una carta en X y la tituló como “casta o libertad”.

El escrito publicado por el libertario comenzó: “Argentina vive un proceso de decadencia histórico producto de un modelo empobrecedor que sólo beneficia a los políticos y a los amigos del poder”, y lanza que “mientras tanto, los argentinos de bien somos cada vez más pobres”.

Luego, desenfunda que “Massa es la representación más cabal de ese modelo empobrecedor. Massa es el candidato soñado del establishment. De los actores de poder. De los empresarios prebendarios. De los sindicalistas transas. De los medios ensobrados. Massa es el Rey de la Casta”.

Para liquidar, Milei expresa que “la elección que tenemos por delante es simple: ¿continuamos con este modelo al servicio de la Casta o cambiamos para volver a abrazar las ideas de la libertad?”.

Cabe destacar que a las pocas horas del anuncio de Bullrich, la cuenta de x del libertario publicó un video titulado como “nunca fue tan clara una elección”, dónde hace reiterado énfasis en la palabra “cambio”, en una clara alusión a su alianza electoral con la coalición liderada por Mauricio Macri de cara al balotaje.

Jorge Macri y Frigerio también estarán en el 13º Foro de ABECEB

Están confirmadas las presencias de Rajoy, Mauricio Macri, Santiago Peña y Lacalle de Herrera en el evento que se realizará el próximo miercoles en el Faena Art de Puerto Madero.

El próximo miércoles 1ero. de noviembre se llevará a cabo el 13° Foro de Negocios ABECEB en el Faena Art de Puerto Madero donde estarán presentes Jorge Macri y Rogelio Frigerio, recientemente electos como jefe de Gobierno porteño y gobernador de la provincia de Entre Ríos, respectivamente.

También disertarán Marcos Bulgheroni (PAE), Martín Migoya (Globant); Martin Ticinese (Quilmes); Florencia Davel (Bristol Myers Squibb Latin America), Anna Cohen (Grupo Cohen) y Diego de Leone (Natura), entre otros.

Cabe recordar que ya habían sido confirmadas las presencias de Mariano Rajoy (expresidente del Gobierno de España), Mauricio Macri (expresidente de Argentina), Santiago Peña (presidente de Paraguay) y Luis Alberto Lacalle de Herrera (ex presidente de Uruguay).

El encuentro sobre liderazgo, nuevos negocios, geopolítica, economía, innovación y cambio social de Iberoamérica se hará bajo el lema “Abre los ojos a un nuevo mundo de negocios. Despertó un nuevo orden mundial”.

Comenzará a las 8 del próximo miercoles y finalizará a las 18, donde los invitados expondrán las perspectivas de los principales líderes de Iberoamérica sobre el nuevo orden mundial, el impacto de la geopolítica en los negocios, la necesidad de repensar los nuevos liderazgos en el siglo XXI, así como también las oportunidades económicas para América Latina y su vinculación con el mundo.

Los distintos paneles que se darán a lo largo de la jornada contarán con la participación de exponentes de primera línea de la política local, regional y europea como Y también de los gobernadores electos: Jorge Macri, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Rogelio Frigerio, de Entre Ríos.

Además de las figuras de la política local, regional y europea, disertarán empresarios, CEOs y ejecutivos de las compañías más importantes del país y la región como Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy y Martín Migoya, CEO de Globant, Julia Bearzi, directora Ejecutiva Endeavor Argentina; Martin Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cerveza de Uruguay; Florencia Davel, CEO Bristol Myers Squibb Latin America y Diego de Leone, vicepresidente de Negocios de Natura América Hispana.

Losada: “No me representa ninguna de las dos opciones, pero hay cosas de Milei que me espantan”

La senadora de JxC remarcó que “no está representada por el kirchnerismo” y reflexionó que “perdimos una elección y estamos ubicados como oposición gane quien gane”.

Con el anuncio de este jueves de los senadores nacionales de Juntos por el Cambio respecto a la unidad del bloque en sintonía con los gobernadores, la vicepresidenta de la Cámara alta, Carolina Losada (UCR), se refirió al balotaje y consideró que “no me representa ninguna de las dos opciones, pero hay cosas de Milei que me espantan”.

Del mismo modo, opinó respecto a la reunión del martes a la noche entre Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Javier Milei: “Desconozco los pormenores de ese acuerdo, pero insisto en que hay cosas que me espantan de Milei como la venta de niños y la venta de órganos”.

En declaraciones a Radio La Red, Losada manifestó: “En ese acuerdo, quisiera saber realmente de que van a desistir. Ayer Milei insistió con que va a explotar el Banco Central y los pocos países que no lo tienen, no te sabes ni el nombre”. “Quiero saber los pormenores de porqué lo van a apoyar”, lanzó.

Con una mirada reflexiva, habló respecto al resultado de JxC en las elecciones generales y explicó que “perdimos una elección y es lo que pasó en Juntos por el Cambio”. Asimismo, agregó: “Creo en lo que teníamos como proyecto de país y hoy la gente nos puso como oposición, gane quien gane”.

“La gente eligió entre otras dos opciones y no me siento identificada con ninguna de las dos”, remarcó. Sin embargo, advirtió que “todavía no sé que hacer, pero está la opción de votar en blanco”, y cerró: “Por supuesto, no me representa el kirchnerismo”.

Yacobitti: “Hicieron un acuerdo entre gallos y medianoche para ver si pueden ocupar un cargo en un gobierno de Milei”

En referencia al acuerdo entre Macri, Bullrich y el candidato de LLA, el diputado radical señaló que “lo que pasó se veía venir” porque “era una decisión tomada desde hace mucho tiempo”.

Tras el terremoto generado dentro de Juntos por el Cambio a partir del acuerdo entre Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Javier Milei, el diputado nacional Emiliano Yacobitti (Evolución Radical) lanzó: “Es sorprendente que todos lo que decían que había muchos que teníamos acuerdos para formar parte del gobierno de Sergio Massa, en lugar que pase lo que ellos decían, ahora hicieron un acuerdo entre gallos y medianoche para ver si pueden ocupar un cargo en un gobierno de Milei”.

“Me parece que era una decisión tomada desde hace mucho tiempo. Lo que pasó se veía venir”, sostuvo el radical en alusión al apoyo que, luego de la derrota electoral, Bullrich le dio al candidato de La Libertad Avanza de cara al balotaje. El respaldo fue pactado entre ambos, junto al expresidente, sin aviso ni acuerdo previo con los demás sectores de la coalición opositora.

Para el porteño, “la decisión que tomó (Mauricio) Macri, que llevó adelante Patricia Bullrich, que no entiendo por qué no aparece él, para mí es una vergüenza. Ni siquiera se tomaron el trabajo de venir a discutir en las mesas de Juntos por el Cambio, ni siquiera en las del Pro”.

Sobre la continuidad del espacio, el legislador expresó que “los que nos quedamos en Juntos por el Cambio no tenemos que echarle la culpa a nadie, sino hacer una autocrítica fuerte de que nosotros fracasamos en generarle a la sociedad una alternativa a un muy mal gobierno, que sigue reproduciendo pobres, que no puede controlar la inflación; y a alguien que no respeta los principios democráticos, que agrede, que es violento, que dice que la gente puede estar armada, que se pueden vender los órganos, cosas demenciales”.

“Estuvimos mal, tendríamos que haber ampliado nuestro espacio y si a Macri no le gustaba, hubiera dado un paso al costado”, dijo sobre los pedidos que se habían dado previo a las PASO.

Yacobitti ratificó: “Nosotros por supuesto que no vamos a votar a Milei. No vamos a defraudar a los electores, nosotros tenemos que trabajar para reconstituir un sistema de partidos que permita controlar al que gobierna, apoyar las cosas que creemos que están bien”.

“La gente nos puso en un rol de oposición y legislativo. En un rol ejecutivo en cinco provincias radicales, más otro grupo que están dentro de Juntos por el Cambio y no piensan como Bullrich o como Macri”, señaló en referencia a gobernadores que no son de la UCR ni el Pro, pero sí compitieron bajo este sello.

En declaraciones a Radio 10, el vicerrector de la UBA añadió: “No hay que ir a un sistema de cooptación de partidos y personas, no sirve decir ‘tengo radicales adentro’, ‘tengo gente del Pro adentro’. La unidad nacional tiene que ser en el Congreso, no en el Ejecutivo, porque la gente no votó a Juntos por el Cambio para que gobierne, y eso lo tenemos que entender”.

Alejado de Macri y Bullrich, Larreta sostuvo que “Massa y Milei son opciones malas para los argentinos”

En una conferencia de prensa, Larreta pidió por la unidad de JxC, fustigó a Milei y a Massa y remarcó que “fue Macri el que le dio avales al libertario”, desde antes de las generales.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, comunicó en conferencia de prensa que “las dos opciones son muy malas para todos los argentinos”, en relación al anuncio de Patricia Bullrich respecto de apoyar a Javier Milei en el balotaje contra Sergio Massa.

El candidato que perdió la interna de Juntos por el Cambio en las PASO se mostró distante de Mauricio Macri y de Bullrich cuando manifestó que se sorprendió de la reunión entre ambos y Milei. “Me desayuné con esa noticia, no fui invitado y tampoco sabia nada”, aseveró.

Además, fue consultado respecto a la relacion Macri-Milei y enfatizó: “Mauricio fue quien le dio aval a Milei, de hecho, lo dijo la misma Patricia Bullrich”, y siguió: “Tengo una posición diferente a ella porque no sabía que hubo una reunión con Milei. Fue secreta y no sé qué acordaron”.

“Vengo a defender la unidad más grande posible porque las tensiones, rupturas y peleas no suma en nada y apuesto a la unidad de Juntos por el Cambio porque somos muchos los que la priorizamos”, expresó Rodríguez Larreta, y amplió: “Los gobernadores están en esta misma posición”.

Asimismo, recordó su derrota en las elecciones PASO del 13 de agosto y explicó que “con mi convicción perdi la elección y me la banqué porque honro mi compromiso”. “Le pido perdón a la Argentina de no tener una alternativa a la altura”, agregó.

En relación con los candidatos presidenciales que competirán en el balotaje del próximo 19 de noviembre, primero se refirió al de Unión por la Patria y aseveró: Massa es la reeleción del populismo kirchnerista y el fracaso de este gobierno”, y siguió: “Es darle la educación a los Baradel y seguir viviendo con miedo en un pais tomado por las mafias”.

“Siempre me enfrente al kirchnerismo y no hay ninguna posibilidad de que integre un gobierno kirchnerista porque voy a seguir trabajando inconscientemente”, remarcó.

Respecto al candidato libertario, Larreta fue un poco más duro: “Milei es un nuevo populismo, es un salto al vacio y no creo en nada de lo que dice respecto a la libre portación de armas, la venta de órganos y la dolarización”. “No creo en la educación con váuchers ni en los ataques al Vaticano”, agregó.

Además, señaló que Milei “creó su carrera en la agresión y los agravios”, y recordó viejos entredichos: “Lo más suave que me dijo fue rata y hasta dijo que me iba a matar”. “Milei no es bueno para el pais y no puedo acompañar a ningún candidato que lastime a los argentinos”, se diferenció de Bullrich.

Finalmente, Horacio Rodríguez Larreta, quien finaliza su mandato como jefe de Gobierno porteño, el próximo 10 diciembre remarcó que “las tensiones son obvias, pero voto por sostener la unidad”, y concluyó: “Todo lo que aumente la participación será bienvenido y yo voto por la unidad de Juntos por el Cambio”.

Valdés: “Macri es Terminator, liquidó Juntos por el Cambio”

Así opinó el diputado oficialista, quien por otra parte valoró que “la gente votó no volver a la edad de piedra”.

En medio del revuelto interno de la coalición opositora, tras la derrota electoral, el diputado oficialista Eduardo Valdés apuntó contra el expresidente Mauricio Macri, al compararlo con “Terminator” porque “liquidó Juntos por el Cambio”. “No quiso hacer campaña, se fue a jugar un mes al bridge. No quiso ir con Patricia Bullrich a recorrer el país”, agregó.

Por otra parte, sobre los resultados de los comicios, el porteño observó que “la elección del domingo no fue económica. La gente votó por los derechos personalísimos. El derecho a vivir en una sociedad donde no se vendan los órganos, donde no se porten armas libremente, donde los niños tengan alimentos. Votamos para no volver a la edad de piedra”.

“La sociedad pudo ver quién es quién y notó la diferencia entre vivir en una sociedad donde se quiera terminar con el que piensa distinto y una sociedad en la que se respete la diversidad”, agregó.

En diálogo con C5N, el legislador reelecto en CABA afirmó que “Sergio Massa propone una Argentina sin grieta” y “todos los opositores le reconocen el pluralismo y el diálogo. Tiene condiciones para encabezar una etapa de unidad nacional. Es el único con la capacidad de hacerse cargo de las necesidades urgentes que tiene la Argentina. Un Estado con Massa nunca va a abandonar a los sectores postergados, como las personas con discapacidad”.

“La Argentina que viene merece ser vivida, porque ya sin la sequía se viene un gran crecimiento económico”, concluyó.

Bazze responsabilizó a Macri por la derrota de Bullrich: “Tuvo posiciones erráticas, apostó a Milei y no aportó nada”

El diputado radical dejó abierta la posibilidad de una ruptura dentro del interbloque de JxC: “Va a depender de la actitud que tomen dirigentes del Pro”. En tanto, adelantó: “Será imposible para la UCR votar a Milei en segunda vuelta”.

Tras la dura derrota de las elecciones generales de JxC, el interbloque comenzó a crujir otra vez por las internas. Así, el diputado nacional Miguel Bazze (UCR) responsabilizó a Mauricio Macri del tercer lugar que obtuvo Patricia Bullrich porque “tuvo posiciones erráticas, apostó a Milei y no aportó nada”. En ese contexto, dejó entreabierta la puerta a una futura ruptura, pero indicó que “va a depender de la actitud que tomen dirigentes del Pro” y adelantó que para los radiales “será imposible” votar al liberal.

En declaraciones a la emisora Eco Medios AM1220, Bazze apuntó: “Macri tiene una responsabilidad importante en esta derrota. Tuvo posiciones erráticas, apostó en alguna medida a la figura de Milei. Él no entendió que en realidad teníamos que representar cosas distintas a las que representa Milei. Me parece que no aportó nada: decidió aparecer casi al cierre de la campaña de Bullrich y me parece que fue a destiempo”.

Además, el secretario del bloque de diputados de la UCR, dijo que, si Juntos por el Cambio “se rompe o no, va a depender de la actitud que tomen dirigentes del Pro, que bien podrían tener una actitud distinta”.

Bazze admitió que “la propuesta de JxC hoy no es la mejor alternativa para la mayoría de la sociedad”. En tanto, adelantó sobre el balotaje: “Va a ser difícil tomar una decisión”, aunque admitió que “Milei formula una propuesta de un salto al vacío y representa una propuesta vinculada a posiciones de derecha con la que no podemos coincidir”.

A modo de autocrítica, el diputado radical admitió que “lamentablemente a lo mejor no supimos transmitir las ideas principales, probablemente haya faltado capacidades para explicarlo mejor y hacer un planteo más concreto. Eso hizo que la sociedad termine eligiendo entre la actualidad del actual gobierno y Milei”.

“Somos un partido político centenario, con defectos y virtudes, pero no podemos ser sometidos a los caprichos de nadie, y en el Pro muchas veces se imponen los caprichos de algunos dirigentes como Macri”, acusó.

ABECEB realizará su 13° Foro de Negocios con grandes presencias

Estarán presentes en el evento que se realizarán en el Faena Art Center, Mauricio Macri, por Argentina, Lacalle de Herrera, por Uruguay, y Mariano Rajoy, en representación de España.

El próximo 1ero. de noviembre, ABECEB realizará su 13° Foro y tendrá la presencia de Mauricio Macri, Luis Alberto Lacalle de Herrera y Mariano Rajoy y también, figuras internacionales como Ian Bremmer y Bisila Bokoko.

Además, estarán en el Foro Marcos Bulgheroni (PAE), Martín Migoya (Globant), Julia Bearzi (Endeavor Argentina), Martin Ticinese (Quilmes), Florencia Davel (Bristol Myers Squibb Latin America) y Diego de Leone (Natura), entre otros,

Con el lema “Abre los ojos a un nuevo mundo de negocios. Despertó un nuevo orden mundial”, el evento, que comenzará a las a 8.00 en el Faena Art Center de la Ciudad de Buenos Aires, expondrá las perspectivas de los principales líderes de Iberoamérica sobre el nuevo orden mundial, el impacto de la geopolítica en los negocios, la necesidad de repensar los nuevos liderazgos en el siglo XXI, así como también las oportunidades económicas para América Latina y su vinculación con el mundo.

Los distintos paneles que se darán a lo largo de la jornada contarán con la participación de exponentes de primera línea de la política local, regional y europea como Luis Alberto Lacalle de Herrera (expresidente de Uruguay), Mariano Rajoy (expresidente del Gobierno de España), Mauricio Macri (expresidente de Argentina), y el candidato a jefe de Gobierno electo por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A su vez, el cierre del evento será con uno de los tres candidatos a presidente de Argentina.

Además de las figuras de la política local, regional y europea, disertarán empresarios, CEOs y ejecutivos de las compañías más importantes del país y la región como Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy y Martín Migoya, CEO de Globant, Julia Bearzi, directora Ejecutiva Endeavor Argentina; Martin Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cerveza de Uruguay; Florencia Davel, CEO Bristol Myers Squibb Latin America y Diego de Leone, vicepresidente de Negocios de Natura América Hispana.

“Esta nueva edición del foro ABECEB nos encuentra con un escenario mundial distinto. Si bien la guerra y la pandemia son eventos que han perdido centralidad, sus efectos siguen generando grandes transformaciones que desafían el orden establecido y que están conformando nuevas lógicas de relacionamiento y complementariedad. En este sentido, es un honor recibir a decenas de líderes destacados de la región y el mundo, reunir a los principales empresarios, personalidades y CEOs del país y debatir sobre temas que están en agenda y nos interpelan a todos”, sostuvo Mariana Camino, presidente y CEO de ABECEB y miembro de Women Corporate Directors (WCD).

Además, agregó: “Luego de un año de disrupción global y en un escenario económico y financiero más complejo, las organizaciones se encuentran revisando y evaluando múltiples aspectos de sus operaciones. Para repensar la agenda del futuro político y económico, los desafíos y oportunidades por delante en materia de negocios, energía, integración con el mundo y sustentabilidad, invitamos a todos a inscribirse una vez más y ser parte de esta nueva edición del Foro ABECEB”.

De la geopolítica global a la Argentina 2024: la agenda completa del Foro

El primer panel Geopolítica: una nueva era para la construcción de un poder global contará con la introducción de Ian Bremmer, fundador y presidente de Eurasia Group y GZERO Media, y experto en análisis de riesgo político global. Ese mismo espacio continuará con la disertación de los ex presidentes Luis Alberto Lacalle de Herrera -Uruguay-, Mariano Rajoy -España-, Mauricio Macri -Argentina-.

Del segundo panel, llamado “Inversión sustentable: el desafío de crecer con inflación y volatilidad financiera”, participará Juan Pablo Córdoba, presidente Holding Regional de Bolsas de Valores de Colombia, Chile y Perú; Sergio Abreu, secretario General de la ALADI y Anna Cohen, CEO y presidente Cohen Aliados Financieros.

El tercero será “La transición energética como impulsor de la transformación industrial”, donde estarán presentes Marcos Bulgheroni, CEO Pan American Energy y José López-Tafall director General de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones).

Por su parte, el eje “Liderazgos del siglo XXI” será abordado por Bisila Bokoko, conferencista, CEO y fundadora de BBES International.

El quinto panel “Sectores y negocios ganadores: la ventana de oportunidad para LATAM y los nuevos paradigmas de la creación de valor”, estará conformado por CEOs y referentes del ecosistema emprendedor como Martin Migoya, CEO Globant; Julia Bearzi, directora Ejecutiva Endeavor Argentina; Martin Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes y Fábricas Nacionales de Cerveza de Uruguay; Florencia Davel, CEO Bristol Myers Squibb Latin America y Diego de Leone, vicepresidente de Negocios de Natura América Hispana.

Posteriormente, Andrés Malamud, doctor en Ciencias Políticas e investigador principal en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa, hará una introducción al panel sobre “Renovación política: la visión de nuevos líderes” para luego dar pie a una mesa de discusión entre el jefe de Gobierno electo de la Ciudad de Buenos Aires y otros referentes del recambio generacional en la política.

El cierre del Foro estará a cargo de Mariana Camino, presidente y CEO de ABECEB.

Las personas interesadas pueden inscribirse aquí. Para más información sobre el foro y ABECEB, pueden visitar su sitio web: https://foroabeceb.com/.

El traspaso presidencial que no fue

Obviamente la discusión en torno a si debe ser regulado el traspaso de gobierno nace de lo sucedido en 2015, cuando se planteó por primera vez una discusión en torno a dónde y cómo debía ser la entrega del bastón de mando.

Por José Angel Di Mauro

En vísperas de un nuevo traspaso de gobierno –Alberto Fernández no es candidato, así que sí o sí los atributos los asumirá alguien nuevo- vuelve a la memoria lo sucedido en 2015, cuando la administración saliente y la entrante no se pusieron de acuerdo respecto de dónde debía ser y cómo la ceremonia de asunción del nuevo gobierno.

Por eso es que legisladores de Cambiemos en su momento plantearon regular el tema y ahora se busca retomar el tema para que lo que sucedió entonces no vuelva a ocurrir. Amén de que la discusión legislativa hoy es más amplia y no se reduce a esa ceremonia, pero vale recordar cuál fue el detonante de lo que hoy se discute.

En rigor, entre los proyectos puestos en discusión, el que presentó el 13 de marzo de este año la diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto plantea entre otras cosas que el juramento de la fórmula electa deberá prestar juramento ante el Congreso de la Nación reunido en Asamblea Legislativa, y el presidente de la Nación saliente le hará entrega de los atributos del mando al presidente de la Nación electo en un acto en la Casa de Gobierno, salvo que ambos de común acuerdo, convengan que se realice en el Congreso de la Nación.

Sucede que ese fue el eje de la discusión planteada en su momento entre Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri. Ella quería que fuera en el Congreso, como había sucedido a partir de que su esposo lo recibió de manos de Eduardo Duhalde, y el líder del Pro pretendía que fuera en la Casa Rosada.

Tiempo después, la hoy vicepresidenta transparentó lo que realmente ella pensaba en su libro Sinceramente. Allí escribió: “Quien se asumía como representante y significante de lo nacional, popular y democrático le entregaba el gobierno a quien había llegado en nombre del proyecto neoliberal y empresarial de la Argentina, más allá del marketing electoral cazabobos.

Muchas veces, después del balotaje, pensé en esa foto que la historia finalmente no tuvo: yo, frente a la Asamblea Legislativa, entregándole los atributos presidenciales a… ¡Mauricio Macri!

Lo pensaba y se me estrujaba el corazón.

Es más, ya había imaginado cómo hacerlo: me sacaba la banda y, junto al bastón, los depositaba suavemente sobre el estrado de la presidencia de la Asamblea, lo saludaba y me retiraba.

Todo Cambiemos quería esa foto mía entregándole el mando a Macri porque no era cualquier otro presidente. Era Cristina, era la ‘yegua’, la soberbia, la autoritaria, la populista en un acto de rendición”.

La polémica de 2015

Lo que se desató en los días previos al 10 de diciembre de 2015 fue una verdadera novela por entregas. En capítulos diarios se iba retratando un episodio que quedará en los anales de la historia como una muestra de la dificultad de los argentinos para ponerse de acuerdo en los temas más simples. Más que novela, para otros fue directamente una comedia de enredos. De hecho, esa fue una definición que por esos días utilizó el corresponsal de la BBC en Buenos Aires: “Lo que está ocurriendo en Argentina a pocos días de la asunción del nuevo presidente Mauricio Macri, podría haber salido del guión de un drama político televisivo… o hasta de una canción del dúo Pimpinela”, escribió el periodista Ignacio de los Reyes.

Así lo vieron en el mundo, donde reseñaban asombrados y hasta divertidos la interminable discusión en la que se enfrascaron para definir un tema tan simple como el lugar donde debía realizarse el traspaso presidencial.

El gobierno saliente había establecido que la ceremonia se hiciera en el Congreso de la Nación, tal cual venía realizándose y “establece la Constitución Nacional”, explicaban. Una y otra vez se citó el artículo 93 de la Carta Magna, aunque el mismo solo se refiere a la jura. “Al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de ‘desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina’”.

El gobierno entrante pretendía en cambio que Mauricio Macri jurara en el Congreso y luego se desplazara hasta la Casa de Gobierno para recibir allí los atributos presidenciales. En rigor, no hay ninguna regulación específica sobre cómo y dónde debe realizarse esa ceremonia, aunque el entonces presidente electo, al argumentar su postura pidiendo “respetar la historia y sus tradiciones”, decía basarse en el artículo 114 de Ceremonial de Presidencia, “que dice que los atributos se deben entregar en la Casa Rosada, en el Salón Blanco”, especificó.

El Reglamento de Ceremonial de la Presidencia de la Nación dedica al tema varios artículos, entre ellos el que puntualiza que el juramento se realiza ante la Asamblea Legislativa. En efecto, el artículo 141 habla de la llegada y recepción del presidente a la Casa de Gobierno, pero el 142 es específico: “El señor presidente saliente entregará al señor presidente electo, frente a la mesa colocada sobre el estrado, las insignias presidenciales que estarán sobre la misma”.

Como sea, ningún reglamento está por encima de la Constitución, que como vimos no establece obligatoriedad alguna respecto de los atributos presidenciales. En rigor, la práctica de realizar la ceremonia completa en el recinto de la Cámara de Diputados fue adoptada por Eduardo Duhalde en 2003. Fue la primera vez en la historia que así se hizo; de hecho él había recibido esos atributos en el Salón Blanco de la Casa Rosada, lo mismo que su efímero antecesor, Adolfo Rodríguez Saá. Su decisión de elegir el Congreso fue un reconocimiento al papel que esa institución tuvo en un momento tan aciago para el país como fue la crisis de 2001/02, en la que los mecanismos de la democracia funcionaron para salvar las instituciones. Néstor Kirchner repitió la ceremonia en el mismo lugar cuatro años después al traspasarle el poder a su esposa, quien no alteró esa nueva tradición en 2011, y quiso repetirla con Macri.

Muchos ponen en duda que alguna vez Cristina Kirchner haya estado dispuesta a participar de ese evento tan simbólico junto a Mauricio Macri. Dos años más tarde, ya en campaña para senadora nacional y después de las PASO, cuando ensayó un cambio en su estrategia comunicacional accediendo a dar algunos reportajes, Cristina Fernández se disculpó por no haberle puesto la banda presidencial a su sucesor. “Si alguien se ofendió, si el presidente se ofendió, pido disculpas”, le dijo a Luis Novaresio en la entrevista que concedió al portal Infobae; aunque fiel a su estilo, luego apuntó: “No podemos seguir discutiendo las formas y no discutir lo que está pasando”.

No puede ponerse en duda que  la exmandataria debe haberse sentido más satisfecha con la manera que se fue del poder. En su última jornada encabezó un acto en la Casa Rosada, en el que inauguró un busto de Néstor Kirchner; fue vivada por “los pibes para la revolución”, y luego se dirigió a miles de sus fieles que la esperaban en la Plaza de Mayo para despedirla. “Me hubiera gustado poder entregar los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa, máximo órgano popular y federal de nuestro país, pero bueno…”, ensayó ante la multitud. Fue la última foto que la retrató abandonando la Casa Rosada.

Hablando de multitud, inquietaba a Cambiemos la movilización convocada por el kirchnerismo al Congreso de la Nación para el día del recambio presidencial. En sus especulaciones, estaban atentos a la perspectiva de que los palcos del Congreso pudieran estar colmados ese día con militantes kirchneristas que podrían generar un clima adverso para el nuevo mandatario. La prevención del presidente electo respecto de compartir la ceremonia de entrega del poder con la mandataria saliente en el Congreso tenía como antecedente el destrato que se acostumbraron a sufrir -desde los palcos poblados por militantes- los legisladores de la oposición durante el tratamiento en Diputados de cada ley “emblemática” impulsada por el kirchnerismo.

En ese marco se planteó la discrepancia inicial entre las partes a diez días del traspaso. El 30 de noviembre Emilio Monzó visitó al presidente de la Cámara baja saliente, Julián Domínguez, quien lo llevó a hacer una recorrida por el Palacio Legislativo, tras lo cual se reunieron en el despacho del titular del cuerpo. Dos horas y media duró la reunión, que Monzó calificó luego como “muy buena”. Fue un episodio infrecuente en el contexto de esa transición tan áspera. En una conferencia de prensa brindada al cabo del encuentro, Monzó confirmó que Mauricio Macri asumiría la presidencia de la Nación en Balcarce 50. Juraría previamente en el Congreso y el traspaso se haría en el Salón Blanco de la Casa Rosada, donde Cristina Fernández de Kirchner le entregaría los atributos presidenciales.

Esa misma noche, la Secretaría General de la Presidencia insistía en que el traspaso sería en el Congreso, basándose en el artículo 91° de la Constitución. Ya estaba planteada la polémica respecto del momento en que termina un mandato presidencial, y en ese marco el entonces jefe de Gabinete Aníbal Fernández precisaba que “la presidenta cesa en el poder el mismo día que expira su período de cuatro años y no se establece ninguna hora”. El frustrado candidato a gobernador bonaerense explicaba que la presidenta podía traspasar el mando “entre las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche, porque cesa en el poder el mismo día en que expira el período de cuatro años”, y basado en la Constitución sostenía que el presidente electo juraba ante la Asamblea Legislativa y “cumplido este paso, ya la expresidenta en ese momento puede retirarse y dejar que siga la ceremonia”, luego de “hacerle entrega de los tres atributos, que son la banda, el bastón y la marcha Ituzaingó”.

“Los tres atributos se entregan en ese momento. No se puede hacer como uno quiere, no puede uno llevarlo, y lo digo con todo respeto, a Barrio Parque y entregárselo a la casa del presidente electo”, ironizaba. “No demos más vueltas, es un tema terminado para nosotros. Queda en claro como son las reglas de juego que se tienen que llevar adelante, que no es de otra manera que como dice la propia Constitución de la Nación y se cumplirá de esa manera”, cerraba Aníbal.

Pero la polémica estaba lejos de ceder. “No fue empezar de la mejor manera”, reconoce el diputado macrista Pablo Tonelli, para quien “la actitud del kirchnerismo fue irracional e infantil. Ellos no tenían ninguna posibilidad de impedir que Mauricio asumiera como presidente, que a lo mejor es lo que les hubiera gustado. Lo único que podían hacer era lo que hicieron: empañar las ceremonias, hacerlas menos republicanas, menos atractivas… eso lo lograron. Una verdadera tontería, sin perjuicio de lo cual nos costó y nos significó muchas horas de discusiones”.

El debate se extendió entonces a quién podía entregar los atributos presidenciales, si no era la presidenta. Emilio Monzó volvió a oficiar de vocero al cortar por lo sano y advertir que “Cristina puede dejar la banda y el bastón en la Corte Suprema”. En ese sentido aclaró que existía un antecedente y citó el de José María Guido en 1962, cuando por encontrarse primero en la línea sucesoria asumió las funciones en la Corte Suprema de Justicia, tras el golpe militar del 29 de marzo de 1962 que derrocó a Arturo Frondizi. No era precisamente la mejor comparación, ni lo que deseaba Macri, aunque él mismo abrió la puerta desde la mesa de Mirtha Legrand, donde aclaró que “si la presidenta no entrega los atributos en la Casa Rosada, lo hará la Corte Suprema”.

“Es un momento muy lindo: el presidente saliente te espera en la puerta, te pasan los atributos, vos lo acompañás por la otra escalera y se va. Los atributos son del Poder Ejecutivo, y se pasa en el Poder Ejecutivo. Lo constitucional es el juramento, esto es una formalidad muy linda”, le dijo a la diva en su programa la noche del sábado previo a la asunción, que sería el jueves venidero. Ahí contó que había hablado ese día por teléfono con la entonces mandataria, para pedirle que reconsiderara su postura, “y que nos acompañe en el Salón Blanco; espero que así sea. Cristina insistió en su punto… Hay que reconocer que cuando se le mete algo en la cabeza es difícil que cambie”, observó.

Esa conversación telefónica a la que hizo referencia Macri fue detallada al día siguiente por Cristina Kirchner a través de un extenso texto que publicó en su blog y repitió en una larga serie de tuits. Allí dio su versión en la que acusaba a Macri de haberle gritado. En tono coloquial, Cristina escribió: “Al llegar a Olivos lo llamé. Me pasan el celu y el presidente electo comenzó con un elevado tono de voz a exigirme que debía entregarle Bastón y Banda presidenciales en la Casa Rosada, porque era ‘su ceremonia’, y que si no lo hacía como él decía, ¡la Corte Suprema de Justicia de la Nación! le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado”.

“Debo confesar que me sorprendió la exaltada -eufemismo de gritos- verborragia del presidente electo. Cuando logré que me dejara hablar -debe parecerles raro, pero quien hablaba del otro lado del teléfono parecía otra persona totalmente distinta a la que aparece en los medios e inclusive con la que he tenido algunas charlas-, a tal punto que en un momento tuve que recordarle que más allá de nuestras investiduras, él era un hombre y yo una mujer, y que no me merecía que me tratara de esa forma”, siguió contando CFK.

Como no podía ser Macri quien le saliera al cruce, lo hizo su compañera de fórmula, Gabriela Michetti, que contestó por la misma vía: Twitter. “Reconozco que me da mucha pena tener que contestar los tuits de la Sra. presidente de la Nación porque es triste que justo ella falte a la verdad”, arrancó la vicepresidenta electa, que aclaró que “Mauricio Macri no es un hombre que falte el respeto a nadie. Es una persona muy educada, a quien nunca hemos escuchado subiendo su tono de voz”. Y agregó que “lo que nuestro presidente electo pretende es simplemente respetar el Reglamento de Presidencia y la tradición argentina en el traspaso de mando”. Esto es, agregó, “juraremos frente a la Asamblea Legislativa y luego el Presidente electo se trasladará a la Casa Rosada”.

“Una vez en la Casa Rosada, el presidente electo recibirá los atributos del mando de manos de la presidente saliente”, puntualizó, ratificando que “si la presidente saliente se niega a esta ceremonia, serán los miembros de la Corte Suprema quienes entreguen los atributos del mando”.

Pero el relato de Cristina Fernández referido a esa discusión telefónica era mucho más extenso. Ahí decía haberle explicado a Macri que lo que ellos sostenían lo fundamentaba la Constitución Nacional, y además de citar el ya mentado artículo 91°, agregó el 93°, que también ya hemos citado. Y agregaba Cristina que “más allá de lo dispuesto por la CN, el acto de transmisión de mando, por simple comprensión de texto, exige la presencia de 2 personas: la que entrega el mando y la que lo recibe. Que no se trata de una ceremonia de nadie en particular, sino de un acto institucional de un Estado democrático y republicano en general. Que debe hacerse en el Congreso (art. 93) porque hasta que no preste juramento ante la Asamblea Legislativa no es presidente, y que ni bien eso ocurra se le deben entregar en forma  inmediata los atributos del Poder Ejecutivo. Y quien lo tiene que hacer es la que ha dejado de ser presidenta en ese mismo instante, o sea la que suscribe”.

Luego expresaba la entonces mandataria su deseo de cumplir con ese trámite “cuanto antes”, para poder viajar a Santa Cruz para asistir a la jura de su cuñada Alicia como gobernadora, a quien le había hecho postergar su asunción hasta las 20 para poder estar en las dos ceremonias. Y que el vuelo regular de Aerolíneas Argentinas a Río Gallegos “sale a las 15 hs. y no me va a esperar”.

“Trato de explicarle que después que él jure como presidente yo ya no soy más presidenta y que por eso tengo que entregarle Banda y Bastón ni bien él termine de jurar, en forma simultánea, y es ahí cuando me dice, muy enojado, que yo lo tengo que acompañar -y me vuelve a repetir- porque es ‘su ceremonia’ -agregó Cristina-. Bueno, ahí pensé: hasta acá llegó mi amor, y le recuerdo 3 cosas: 1) que no soy su acompañante; 2) que el 10/12 no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como presidente y donde quien termina su período le entrega el mando; 3) que no pienso seguir tolerando en silencio, como hasta ahora, el maltrato personal y público que me viene dispensando desde el mismo día en que lo invité a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo, ni tampoco las mentiras que se siguen propalando merced a una impunidad mediática nunca antes vista”.

El referido encuentro tuvo lugar en la residencia presidencial el 24 de noviembre, fue a solas, sin ningún registro oficial: ni fotos, ni video, ni siquiera un comunicado del Poder Ejecutivo. Tampoco se le permitió al presidente electo usar la sala de prensa de la residencia para hablar después de la reunión con la multitud de periodistas que aguardaba fuera de la quinta, argumentando que la misma no estaba en condiciones.

Macri definió esa reunión como “cordial”, pero admitió que no habían podido avanzar demasiado en torno a temas concretos de la transición. Según detalló el líder de Cambiemos, el pedido de que sus ministros fueran habilitados para recibir a los nuevos funcionarios encontró como respuesta que “estarían a disposición después del 10 de diciembre, no antes”.

Lo dicho: no hubo imágenes del encuentro, a pesar de haber concurrido el presidente electo con su fotógrafo personal. Tal vez ella ya estuviera pensando en un desplante el 10 de diciembre. Lo que no se ve no existe, dice el imaginario K: en ese contexto no es descabellado considerar que Cristina pensara que como no la vieron entregando el poder, podría prevalecer la sensación de que lo retenía.

Presidente por 12 horas

El nivel de bochorno de la situación fue paulatinamente in crescendo, con las partes absolutamente dispuestas a no retroceder en sus posturas. Vocero del gobierno, no podía esperarse que Aníbal Fernández fuera quien aportara una cuota de cordura a la situación. Por el contrario, insistía en que el traspaso sería en el Congreso de la Nación. “Al momento de la jura, los atributos (de mando) van a estar en el Congreso; si él (por Macri) no los quiere recibir en el Congreso, que no los reciba”.

Protagonista principal de esos días confusos, Federico Pinedo tiene su propia interpretación de lo que el poder saliente pretendía y lo que el macrismo quiso evitar: “El kirchnerismo, y Cristina en particular, venían de una época monárquica… Entonces, la monarca sentía que tenía que seguir siéndolo aun después de la elección. Como está acostumbrada a hacer su capricho, decidió lo que decidió: que el traspaso se hiciera en el Congreso y que después ella iba a tener a su gente vivándola en la Plaza; entonces iba a entregar la banda y se iba a retirar. La Plaza llena de gente kirchnerista la iba a aclamar, ella se iba a ir por la avenida Callao en un auto rodeada del pueblo -como con Hipólito Yrigoyen cuando murió-, y la Plaza iba a quedar vacía mientras Macri hablaba. Ese era el maravilloso plan del kirchnerismo”.

Federico Pinedo fue un hombre clave durante la discusión por el traspaso del mando.

“Visto desde el otro lado, desde el macrismo -sigue el razonamiento de Pinedo-, el presidente debía hacerse cargo de la Argentina en un momento catastrófico -porque requería de mucho liderazgo sacar al país del desastre económico, cambiario, de deuda, de pobreza, de inflación-, y Macri no podía perder su prestigio de presidente para darle el gusto a esta señora que quería hacer ese show teatral. Entonces el presidente le dijo que no”.

El gobierno saliente basaba su decisión de hacer la ceremonia en el Congreso en lo que supuestamente establece la Constitución, aunque como hemos dicho, el primero en adoptar esa modalidad fue Eduardo Duhalde para entregarle los atributos a Néstor Kirchner. La esposa del hombre que eligió al santacruceño como su delfín para evitar que Carlos Menem volviera al poder, Hilda González de Duhalde, no tiene un buen recuerdo de lo que fue esa transmisión de mando. Entrevistada por esos días a propósito de la controversia desatada en torno al tema, “Chiche” Duhalde recordó que para ese acto ella había sido ubicada en la bandeja de los gobernadores, mientras que a su familia -sus hijos, nietos y las hermanas del presidente saliente- le dieron un palco. Pero durante el transcurso del acto, “alguien de ellos vino a sacarlos a todos, a echarlos -contó por FM Blue-. Yo no me di cuenta, nadie se dio cuenta, solamente cuando me reencontré con mi familia, terminado el acto, y vi a mis hijas que lloraban, ahí comprendí lo que pasaba. No las lograron sacar porque se defendieron y se quedaron, pero son así… son así… eso fue una cosa muy fuerte para mí, me dio muchísima bronca y lástima”.

Ante la falta de una letra clara que estableciera que los atributos presidenciales debían entregarse en la sede legislativa, el kirchnerismo apeló al escribano general de Gobierno. A  pedido del entonces secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, Natalio Etchegaray emitió un dictamen en el que aclaraba que el mandato de Cristina Fernández de Kirchner expiraba “el día 10 de diciembre de 2015, pues los plazos de años se cuentan de fecha a fecha y vencen a la hora 24 del día del vencimiento respectivo (art. 6° del Código Civil y Comercial de la Nación)”.

Sin embargo el texto resultaba ambiguo. Según el documento difundido por el propio funcionario, “el presidente electo asume su cargo al prestar juramento ante el Congreso de la Nación reunido en asamblea (art. 93° de la Constitución de la Nación Argentina), siendo en consecuencia esa hora la exacta del comienzo de su gestión, y el cese del ejercicio de la presidente saliente”. De tal forma, para el escribano general el presidente electo no gobierna desde las 0 horas del 10 de diciembre, pero sí desde que jura en el Congreso. O sea que persistían las dudas: mientras para el kirchnerismo eso implicaba que era Cristina quien podía decidir sobre la ceremonia, Etchegaray dejaba claro que ella cesaba en el cargo con la jura de Macri, lo que estaba previsto para las 12 del mediodía.

A todo esto, comisionados de ambas partes negociaban oficialmente un acuerdo, aunque estaba claro que la decisión correspondía a sus representados, que resultaban ser en ambos casos inflexibles. Los delegados del presidente electo eran Federico Pinedo; el futuro secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el nuevo secretario administrativo del Senado, Helio Rebot. Del otro lado estaban Amado Boudou, quien resultaba ser una persona clave pues era el vicepresidente de la Nación y debía presidir la sesión; Eduardo “Wado” de Pedro; el titular de la AFI, Oscar Parrilli, y Sergio Berni, encargado de garantizar la seguridad.

La última reunión celebrada como siempre en el despacho de Boudou en el Senado se inició a las 10.30 del 8 de diciembre, y alcanzaron algunos acuerdos. El gobierno ofreció una alternativa supuestamente razonable: la presidenta llevaría los atributos presidenciales al Congreso, permanecería junto a Macri hasta la jura y luego se iría. La organización del evento correría por cuenta del gobierno entrante, por lo que no habría militantes K en las gradas. Sí en la calle, pues la movilización prevista para ese mismo día se mantenía. Los seguidores kirchneristas se ubicarían en la avenida Entre Ríos, sobre la Plaza de los Dos Congresos, por lo que ella ingresaría por la explanada del Palacio. Macri lo haría por la calle Rivadavia, donde estarían sus adherentes. Tras la jura, ella se retiraría por Entre Ríos, y mientras él daba su discurso se produciría la desconcentración kirchnerista.

Si bien había acuerdo en los temas apuntados, surgían dudas entre la representación del futuro gobierno. ¿Qué impedía que mientras el nuevo presidente hablaba, la exmandataria no se despidiera de sus seguidores? ¿Alcanzaría el tiempo para la desconcentración K? Ni hablar del clima que se generaría entre ambos sectores, que seguramente llevaría a desistir de ir a muchos de los que quisieran saludar al nuevo mandatario. Además, ese supone que el protagonismo de esa jornada corresponde al nuevo presidente, no al que se va. De hecho, cuando Eduardo Duhalde decidió llevar toda la ceremonia al Parlamento, en 2003, el presidente entrante fue el que ingresó por la explanada de Entre Ríos; el saliente entró en escena después de la jura, brevemente, y se retiró antes del discurso.

En esa reunión también se acordó suministrarle a Macri un automóvil descapotable para desplazarse desde el Congreso a la Casa de Gobierno -después se sabría que el que le dieron debía $40.000 de patentes-.

Todo iba más o menos bien hasta que De Andreis informó a sus interlocutores que gente de Cambiemos había presentado un recurso judicial para que la Justicia clarificara la situación. En rigor, la presentación solicitaba que Mauricio Macri fuera considerado presidente desde el miércoles a las 24. Los funcionarios kirchneristas reaccionaron de manera destemplada: hubo gritos y recriminaciones. La reunión pasó a  un cuarto intermedio hasta las 17, pero nunca se reanudó.

El tiempo apremiaba y esa misma jornada el fiscal Jorge Di Lello hizo lugar a la cautelar, dictaminando que el mandato del presidente electo se iniciaba a las 0 del día 10 de diciembre. Se basaba para ello en los artículos 91° y 93° de la Constitución, y en los artículos 6° y 9° del Código Civil y Comercial. El primero de ellos establece que “el modo de contar los intervalos del derecho es el siguiente: día es el intervalo que corre de medianoche a medianoche. En los plazos fijados en días, a contar de uno determinado, queda éste excluido del cómputo, el cual debe empezar al siguiente. Los plazos de meses o años se computan de fecha a fecha. Cuando en el mes del vencimiento no hubiera día equivalente al inicial del cómputo, se entiende que el plazo expira el último día de ese mes. Los plazos vencen a la hora 24 del día del vencimiento respectivo. El cómputo civil de los plazos es de días completos y continuos, y no se excluyen los días inhábiles o no laborables. En los plazos fijados en horas, a contar desde una hora determinada, queda ésta excluida del cómputo, el cual debe empezar desde la hora siguiente. Las leyes o las partes pueden disponer que el cómputo se efectúe de otro modo”.

Cristina Fernández no esperó a que la jueza María Servini resolviera. Molesta por el amparo presentado por Cambiemos y el dictamen del fiscal, anunció que no entregaría los atributos presidenciales. En una conferencia de prensa, Oscar Parrilli, explicó que la presidenta temía ser acusada de “usurpación de títulos”, por lo que había resuelto dejar los atributos presidenciales en el Congreso de la Nación y no asistir a la jura ni al traspaso presidencial.

El amparo había sido presentado por los abogados José Torello y Fabián Rodríguez Simón, y el argumento fue la enorme “desconfianza” que había acompañado todo ese proceso, como así también una serie de medidas adoptadas por el gobierno nacional, como el DNU firmado por la presidenta que ordenaba la restitución de fondos coparticipables a las provincias, o centenares de nombramientos concretados en las últimas horas. El amparo solicitaba ordenarle a la presidenta abstenerse “de continuar ejerciendo tal función a partir de las 0.00 horas del día 10 de diciembre”.

A título personal, pero con la influencia que sabía que podía ejercer, el diputado Carlos Kunkel abrió las puertas a un faltazo de los diputados del oficialismo saliente a la Asamblea Legislativa. “No tiene mucho sentido ir”, señaló cuando él en realidad no podía estar pues su mandato cesaba ese día. Igual, sostuvo que “a los empujones no nos van a llevar”, enojado por la medida cautelar presentada por Cambiemos. Tras contar  por Radio del Plata que su postura era compartida por varios de sus colegas, concluyó señalando que “nadie concurre al Congreso si no hay un marco de respeto institucional”.

La jueza Servini hizo lugar a la medida cautelar del macrismo, determinando que a las 0 horas del jueves 10 de diciembre finalizaba el mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Aclaraba que Mauricio Macri y Gabriela Michetti serían  presidente y vice solo a partir de que prestaran juramento ante la Asamblea Legislativa. “Conforme surge de la Ley Fundamental, el juramento ante las cámaras del Congreso reunidas en asamblea es un requisito de validez ineludible para el ejercicio de la Presidencia de la Nación”, señalaba el fallo. De tal manera, si bien a partir de la medianoche Macri era presidente, como no juraría sino hasta el mediodía, la primera magistratura debía ser desempeñada en ese interregno de doce horas por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

El fallo terminó resolviendo el intríngulis respecto de quién entregaría los atributos presidenciales. No sería el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien ya le había manifestado a Macri que estaba dispuesto a hacerlo, sino Federico Pinedo.

“Yo había sido designado presidente provisional muy pocos días antes”, recuerda Federico Pinedo. De buen trato con la expresidenta, ella diría en la extensa nota en la que se quejó de que Macri le había gritado, que había sido quien “lo recomendó” para el cargo, “por ser un hombre de diálogo y un caballero”, tales sus palabras. Aunque el 9 de diciembre se refiriera irónicamente a él como “presidente cautelar”.

Como sea, Pinedo recuerda esas jornadas con una mezcla de nostalgia y humor. Está claro que si bien eran días tensos, los problemas que sobrevendrían todavía estaban lejanos. “A medianoche se acababa el mandato de Cristina Kirchner, y habían hecho una manifestación kirchnerista en Plaza de Mayo. A las 10 de la noche nos informaron que había renunciado todo el gabinete, con todos los secretarios, cosa que está prohibida por la ley, que dice que los funcionarios tienen que seguir en su lugar hasta ser reemplazados. No pueden dejar sin funcionarios a la Argentina”, relata quien a esas horas estaba por alcanzar su cuarto de hora mediático.

“Pero los kirchneristas renunciaron todos y se fueron, literalmente”, evoca el presidente fugaz, que a eso de las 22 iba en su auto por la avenida 9 de Julio y veía con inquietud que empezaba a desconcentrarse la manifestación kirchnerista en Plaza de Mayo de quienes habían ido a despedir a su líder. El todavía no era presidente, para eso faltaban dos horas… y no tenía funcionarios. Cuando asumiera, no iba a tener a quién decirle que apretara un botón, o hiciera nada. “Fue un momento de tensión”, reconoce.

Pinedo recuerda que Sergio Berni, el secretario de Seguridad saliente, le había dicho que había hablado con el jefe de Policía y que ellos iban a mantener el orden. “Pero yo no tenía a quién llamar -agrega Pineo-. Me acuerdo que hablé con Patricia Bullrich, y me dijo: ‘Si querés, hacé un decreto a las 0.01 y me nombrás a mí ministra, así me constituyo en el Departamento Central de Policía, y opero desde ahí’”, evoca divertido. El le dijo que no hacía falta.

A las 0.01, el flamante presidente llamó al jefe de la Casa Militar. “Me acuerdo que me dijo: ‘Señor presidente, estoy subordinado a la autoridad’. ‘Por supuesto, no se me hubiera ocurrido otra cosa’, le contesté. Me dijo que en Casa Rosada no pasaba nada, y que había una gente del Pro que estaba afuera… Eran unos amigos nuestros: el jefe de asesores del presidente, José Torello, y un par más”, recuerda riendo. Autorizó que entraran a las 11 de la noche y se tienta en comparar la situación con la película “Una noche en el museo”. El grupo entró, hizo una inspección ocular del lugar -vaya a saber qué habrán pensado que podían encontrarse, dadas las circunstancias-, y se retiraron.

El fugaz paso de Federico Pinedo por la presidencia fue sin dudas el detalle más simpático de esa comedia de enredos en la que se transformó el frustrado traspaso presidencial de Cristina a Macri. Que tuvo de todo, hasta la insólita participación de Zamba, el personaje emblemático del canal infantil PakaPaka. Icono del kirchnerismo, el personaje fue utilizado por los anti K que difundieron por las redes un fragmento de uno de sus programas en los que recorre la Casa Rosada y al pasar por el Salón Blanco cuenta que “es el lugar donde se le otorga la banda y el bastón a los presidentes”. No daba usarlo como prueba, pero no hubiera desentonado en semejante contexto surrealista.

El ingenio en las redes dio vida en esos días a la cuenta @presidentPinedo, que aún funciona en la actualidad, bajo el nombre “Ex Presidente Pinedo”, y llegó a tener casi 40 mil seguidores. Se la presenta como el “Twitter de la Presidencia de Federico Pinedo. 10 de diciembre de 2015 al 10 de diciembre 2015”, y en su encabezado, donde se ve la imagen de un Pinedo con bigotes -se afeitó en sus últimos tiempos como diputado-, dice: “Presidencia Pinedo. Cortita pero juguetona”.

Esas doce horas como presidente dieron mucha tela para cortar y hasta trascendieron fronteras, al punto tal que la cuenta oficial de House of Cards, la exitosa serie de Netflix protagonizada por Frank Underwood, en la piel del actor Kevin Spacey, tomó nota del “paso de Pinedo por el poder”… “Tu presidencia fue la más perfecta en la historia de la democracia. Espero tener tu apoyo el 4 de marzo”, le expresaron a Pinedo en Twitter, en vísperas del estreno de su cuarta temporada. Divertido, Pinedo le respondió directamente al personaje de la ficción: “Gracias Frank. Tenemos diferencias de metodología política. Trabajaremos juntos por la paz y la prosperidad de nuestros pueblos”.

En el despacho de Federico Pinedo en el Senado hay una fotografía suya saludando a Barack Obama, de cuando el expresidente norteamericano vino de visita al país en 2016. Fue en la cena de gala, donde Obama saludó uno  por uno a una hilera de figuras nacionales. Estaban el senador Miguel Pichetto, y los integrantes de la Corte de entonces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, entre otros. En la foto se ve a Mauricio Macri señalando a su presidente provisional, y Pinedo recuerda las palabras que Obama le dirigió: “Me dijeron que usted fue el mejor presidente de la historia de la democracia”.

El último acto de Cristina Kirchner como presidenta: el 9 de diciembre de 2015 en Plaza de Mayo.

Cristina dobló la apuesta

Podría hablarse de un “modus operandi” de ese kirchnerismo de salida, que al irse hasta se llevó la cuenta oficial en Twitter de la Casa Rosada, @CasaRosadaAr, que pasó a denominar “Casa Rosada 2003-2015”. Quienes la administraban, se quedaron con las contraseñas.

Hay quienes sostienen que Cristina Kirchner nunca pensó en ponerle la banda presidencial a su sucesor, a menos que fuera Daniel Scioli. Por entonces hubiera hecho cualquier cosa para evitar a Sergio Massa, pero llamó la atención que tampoco quisiera a Macri. En rigor, está claro que hubiera estado si el acto se transformaba en un homenaje compartido; no necesariamente para que las barras militantes abuchearan al nuevo presidente, sino para prevalecer al menos a la hora de los aplausos. No necesitaba gente en los palcos; le alcanzaba con que la aplaudieran los legisladores que ahora pasaban a ser oposición. Sería una fácil demostración de fuerza en el instante final.

Para esa sesión, Cristina dobló la apuesta cuando ordenó a los legisladores vaciar la Asamblea Legislativa. Una prueba de poder que le sirvió para demostrar que mantenía una cuota mayoritaria, aunque permitió también verificar algunas grietas. Hubo presencia de diputados salteños y un par de correntinos, mientras que por el Senado fueron más los que se animaron a asistir: los tucumanos, un misionero, el santafesino Omar Perotti, y hasta la bonaerense María Laura Leguizamón, amiga de Cristina. Y estuvieron los santiagueños, aliados hasta entonces incondicionales del kirchnerismo. Hubo más, pero el dato saliente fue la presencia de gobernadores peronistas como la fueguina Rosana Bertone, el formoseño Insfrán, el tucumano Manzur, el entrerriano Gustavo Bordet y el salteño Juan Manuel Urtubey. Sobre esos gobernadores se proponía trabajar el macrismo para generar respaldos en el Parlamento.

Al evocar esos días, Pablo Tonelli frunce el ceño enojado: “La mayoría de la gente ni sabe las discusiones que tuvimos que tener para resolver desde temas de las fuerzas de seguridad -quién las conducía, cómo era el operativo-, hasta los aspectos protocolares. Una energía que podríamos haber puesto en cosas más positivas; estuvimos días y días poniéndola en una discusión fatigosa y cansadora, porque además era como hablar con la pared”. Le cambia la cara cuando acota, entre risas, que “esa pelea sólo sirvió para que con Pinedo nos divirtiéramos a lo grande a raíz de su presidencia…”.

“Pero fue una vergüenza, un papelón, porque lo que ellos no se dan cuenta es que el mundo nos mira, y muchas veces, a la hora de hacer un negocio o una inversión en Argentina, piensan cómo van a hacer una inversión en un país donde no se ponen de acuerdo la presidenta que se va y el que viene a ver dónde hacen la ceremonia. Es un papelón y es perjudicial para el país, porque tiene consecuencias. Fue una pena y un mal comienzo desde el punto de vista institucional”, agrega Tonelli, quien cuestiona también el tipo de transición inédito que se dio en esas circunstancias: “Nos abrieron la puerta de un cuarto que tenía la luz apagada y donde no sabíamos qué había adentro, y nos dijeron: ‘Arréglense como puedan’. Salvo algún caso particular de algún ministro que desobedeció las órdenes de Cristina y fue razonablemente colaborador con quien lo iba a reemplazar -que fueron casos muy aislados-, en la gran mayoría de los ministerios y las dependencias del Estado entramos sin saber con qué nos encontrábamos. Y no solo nos encontramos sin información: nos encontramos con la administración saqueada, devastada. No había computadoras, no había escritorios, no había papel, no había nada. Costó poner en marcha el Estado. Mucho más de lo que la gente se imagina”.

Por primera vez después de 28 años, Cristina Fernández de Kirchner estaba fuera del poder. Desde que en 1987 su esposo ganó la intendencia de Río Gallegos por apenas 111 votos, estuvo cada vez más alto: 4 años después Néstor Kirchner se convirtió en gobernador y reformó dos veces la Constitución provincial para estar allí 12 años; y luego otros 12 en la presidencia de la Nación. Cuatro años él, 8 ella. Tanto tiempo en el poder tal vez expliquen el sainete del traspaso. Ella se propuso mandar hasta el último día y a punto estuvo de hacerlo hasta el último instante; eso explica la reacción que se le opuso. Desmedida, para algunos, que no pudieron explicar por qué Cambiemos fue a la justicia para determinar en qué momento vencía el mandato de CFK. Pero no se trata de razones, sino de gestos.

Como un gesto fue el de ella para no asistir a la ceremonia, decisión que adoptó finalmente cuando se conoció la presentación de la medida cautelar. Lo explicó Oscar Parrilli en esa conferencia de prensa del 8 de diciembre: “La presidenta no se va a exponer a que con este dictamen se la acuse de usurpación de título viniendo a hacer traspaso de mando”, se excusó, al considerar que ya no estaban dadas las condiciones para asistir al Congreso y dar por terminado el debate. Pero para concluir, deslizó un sugestivo: “Entre esto y un golpe de Estado no hay mucha diferencia”. Letra para que en poco tiempo la militancia K comenzara a corear el hit “Macri, basura, vos sos la dictadura”.

Un juez declaró la nulidad del decreto de Macri sobre el blanqueo

La medida había beneficiado a familiares de funcionarios. En el fallo se advierte que la reglamentación realizada en 2016 invadía la esfera exclusiva del Congreso en materia tributaria.

El juez en lo Contencioso Administrativo Federal Martín Cormick declaró la nulidad de los artículos del decreto que durante su presidencia Mauricio Macri rubricó para permitirles a funcionarios públicos ingresar al blanqueo de capitales.

De tal manera el magistrado hizo lugar a una demanda colectiva iniciada por la Asociación Civil Abogados por la Justicia Social de La Plata, Berisso y Ensenada (AJUS), como así también los legisladores nacionales Rodolfo Tailhade, Juliana Di Tullio y Diana Conti.

El magistrado dictaminó la nulidad de los artículos 1, 2, 5 y 6 del decreto 1206/2016 firmado por el ex presidente. Allí el entonces presidente Mauricio Macri había incorporado a los familiares de los funcionarios a las facilidades incluidas en el Régimen de Sinceramiento Fiscal impulsado durante su Gobierno.

En la sentencia, el juez señala que “más allá del análisis sobre si existe en el caso exceso en la reglamentación al desvirtuar en tanto modifica la ley que reglamenta, debe destacarse que dicha reglamentación invade la esfera exclusiva del Poder Legislativo en materia tributaria”.

Agrega el texto del juez Cormick que “no es ocioso tener en cuenta la respuesta de la Administración federal de Ingresos, en tanto sostiene que ‘de declararse la inconstitucionalidad de la norma impugnada por los actores, los contribuyentes involucrados deberán ingresar todos los tributos no abonados respecto de los bienes incluidos en el blanqueo, tales como Impuesto a las Ganancias, Impuesto al valor agregado, Impuestos a los Bienes Personales y todos aquellos que correspondan según el caso concreto, así como los intereses del pago fuera de término. Pudiendo la AFIP reclamar los mismos por los períodos no prescriptos”.

“De hacerse lugar a la demanda, el organismo estaría en condiciones, dependiendo de cada caso en concreto, de reclamar el pago de los tributos referidos en el punto anterior.”. Esto último, ajeno al presente proceso, deberá ser evaluado en cada caso por las autoridades competentes”, agrega la sentencia.

La Ley de Reparación Histórica 27.260 se sancionó el 29 de junio de 2016. El primer decreto reglamentario no contemplaba la inclusión de los familiares en el blanqueo, cosa que sí sucedería dos meses después, con otro decreto reglamentario que para los denunciantes “desnaturaliza la ley” permitiendo el blanqueo de familiares de funcionarios públicos.

Fue contra ese decreto que accionaron judicialmente, pidiendo su nulidad, siendo esa presentación rechazada, tras lo cual apelaron y en octubre de 2018 los jueces de Cámara Pablo Gallegos Fedriani y Guillermo Treasy, revocaron esa decisión y nos otorgaron la legitimidad para accionar.

Según detalló el diputado nacional Rodolfo Tailhade, contra eso el Estado interpuso recurso extraordinario ante la Corte, que fue rechazado, por lo que tuvieron que ir con recurso de queja ante el Máximo Tribunal. Ese recurso de queja no se había resuelto cuando el Ministerio de Economía desistió del recurso de queja hace unos meses.

De esta manera quedó firme la sentencia de la Cámara de 2018.

El expediente se radicó en el juzgado de primera instancia número 11. El juez Martín Cormick declaró la nulidad del segundo decreto de Macri, medida que va a quedar firme porque no hay nadie que apele y la AFIP quedará habilitada para ir en búsqueda de recuperar los fondos de los familiares que hayan blanqueado.

Santoro: “Milei sale tercero en la Ciudad porque el electorado de la Ciudad es sofisticado”

El diputado oficialista, candidato a jefe de Gobierno, observó además que “Jorge Macri está trabajando en tándem con Ramiro Marra como Mauricio Macri con Javier Milei”.

Con las elecciones generales cada vez más cerca, el diputado nacional Leandro Santoro (FdT), candidato a jefe de Gobierno de Unión por la Ciudad, resaltó que -de acuerdo a los resultados de las PASO- Javier Milei “sale tercero en la Ciudad porque el electorado de la Ciudad es sofisticado”.

Para el legislador, el discurso de “la motosierra” y “la venta de órganos o niños” es algo que “no cae simpático en la Ciudad de Buenos Aires”.

Además, observó que “Jorge Macri está trabajando en tándem con Ramiro Marra como Mauricio Macri está trabajando en tándem con Javier Milei”.

“Los Macri llegaron a la conclusión que su sociedad política con el radicalismo está terminada”, sostuvo el oficialista de origen radical y agregó: “Yo supongo que Mauricio piensa una reconfiguración del espacio aliado con Milei y Jorge sueña con ser jefe de Gobierno y reemplazar el interbloque de los radicales con el interbloque de los libertarios para poder gobernar la Ciudad”.

En esa línea, recordó que “Macri fue muy hostil con el radicalismo en los últimos meses y Milei llegó a decir que los problemas de Argentina arrancaron con (Hipólito) Yrigoyen“.

En declaraciones a Radio La Red, Santoro apuntó a su rival de La Libertad Avanza: “Marra participó tres veces en elecciones en la Ciudad de Buenos Aires y las tres veces salió tercero. En 2019 fue candidato del peronismo no kirchnerista (Consenso Federal), salió tercero como candidato a senador; en el 2021 fue candidato a legislador con Milei en la boleta y salió tercero; y en esta última elección como candidato a jefe de Gobierno salió tercero con 12 puntos”.

“Sin ser soberbio, todas las encuestas nos dan muy bien. Hoy se visualiza un escenario de balotaje”, afirmó el candidato de UxC. Y consideró que “no es lo mismo votar a Martín Lousteau que al primo de Macri, y eso genera ruido dentro de Juntos por el Cambio”. También analizó que “después de mucho tiempo el progresismo encuentra un espacio amplio, plural, que es capaz de construir una mayoría”, en referencia a su espacio.

Por otra parte, consultado sobre el escándalo de Martín Insaurralde, expresó: “Una bomba obviamente, muy doloroso todo, es inexplicable. A Martín prácticamente no lo conozco, lo vi una vez. Tendrá que explicar las cosas en los lugares que corresponda”.

Marra aseguró que quieren “jubilar” a Mauricio Macri en JxC y le dio la bienvenida a LLA

El candidato a jefe de Gobierno por La Libertad Avanza aseguró que el ex presidente votaría por Javier Milei e insistió en que el triunfo de los libertarios en los próximos comicios “es inevitable”.

A dos semanas de la próxima ronda electoral, el candidato a jefe de Gobierno por La Libertad Avanza (LLA), Ramiro Marra, coqueteó con la posibilidad de sumar al ex presidente Mauricio Macri a las filas libertarias y aseguró que lo quieren “jubilar” en Juntos por el Cambio (JxC).

Es que el actual legislador porteño se hizo eco de los dichos del ex mandatario durante una charla con estudiantes en el Instituto de Política de la Universidad de Harvard, que fue coordinada por Alicia Yamin, investigadora en Salud y Derechos Globales, y por Steven Levitsky, director del Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos. “Estoy abierto a trabajar con cualquier otro líder que realmente quiera, basándose en ideas liberales, construir un futuro diferente para los argentinos”, comenzó diciendo el ex funcionario.

“Realmente espero que (Milei) ayude mucho a Patricia Bullrich cuando esté a cargo de impulsar reformas severas contra esa terrible fuerza poderosa a favor del status quo”, sostuvo esperanzado en que JxC gane los comicios. No obstante, aclaró: “pienso que vamos a ganar las elecciones, pero en caso de que no sea así espero que nuestra coalición apoye cualquier decisión razonable de reforma en el Congreso para que Argentina pueda salir de este complicado sistema en el que estamos como una trampa durante tantas décadas. Entonces ese es el lugar desde el que ayudaremos”.

Atento a sus declaraciones, Marra opinó que “la victoria es inevitable” y concluyó refiriéndose al futuro político del ex presidente de JxC: “parece que ahora lo quieren jubilar a Macri por estos dichos. Mauricio, ya todos saben que votas a Javier Milei, y mientras otros te quieren echar, nosotros te damos la bienvenida a La Libertad Avanza”.

Espert mandó a Macri a afiliarse a LLA luego de sus dichos en Harvard

El expresidente dijo que espera que, si Milei gana la elección, Juntos por el Cambio lo acompañe en “propuestas razonables” en el Congreso.

Un nuevo cortocircuito surgió dentro de Juntos por el Cambio tras otro gesto del expresidente Mauricio Macri para con el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei.

“Vamos a ganar la elección, pero en el caso que eso no ocurra, y él gane la elección, espero que nuestra coalición apoye cualquier reforma razonable en el Congreso para que Argentina pueda dejar atrás este sistema tramposo en el que estamos encerrados desde hace décadas. Así que ese es el lugar desde el que nos ayudaremos”, dijo el líder del Pro durante una charla con estudiantes en el Instituto de Política de la Universidad de Harvard.

A continuación, Macri habló en caso que el escenario sea al revés, pero en favor de JxC: “Y esperamos que, como vamos a ganar, los liberales nos ayuden a pasar las medidas que necesitamos para hacer todas las reformas”.

“Básicamente el gran desafío de Argentina es recuperarse después de 70 años de déficit fiscal. Necesitamos cortar con las expensas del Estado, tenemos que reducir el Estado”, agregó en su exposición.

La repercusión no tardó en llegar y uno de los más ácidos fue el diputado José Luis Espert, incorporado a JxC con su espacio Avanza Libertad. “Yo le diría a Macri que se afilie a La Libertad Avanza y listo, terminemos con esta historia. En Juntos por el Cambio, el liberalismo es serio y en serio. Nada de kirchnerismo de segunda generación como el de Milei”, escribió en su perfil de la red social X.

En tanto, la propia candidata de JxC, Patricia Bullrich, consideró que “no es conveniente en este momento que Mauricio Macri diga una cosa así, porque justamente nuestra fortaleza en esta contienda electoral es nuestra capacidad parlamentaria”. “Cuando tenemos un punto fundamental para nosotros, no es el momento de discutirlo”, resaltó al ser consultada en radio Urbana Play.

“Yo me las peleo, estoy con todos los gobernadores, intendentes y diputados y senadores de nuestra fuerza, que estamos trabajando de manera absolutamente unida. Discutiré con Mauricio Macri por qué hace una definición de este tipo, en un momento en el que nosotros estamos en una lucha diferente”, expresó Bullrich, que fue fuertemente cuestionada por Milei durante el debate y tras el mismo.

También, en declaraciones a Radio Rivadavia, Bullrich aseguró que Macri le aclaró que “en todo momento habló del rol de JxC”, pero enfatizó que “no hay dos opciones para el cambio, hay una sola”.

Yacobitti: “Macri prometía que ningún trabajador iba a pagar Ganancias, eso demuestra que el populismo es contagioso”

La ironía del diputado de Evolución Radical fue en respuesta a los dichos del expresidente que se refirió de esa manera a quienes desde JxC supuestamente ayudaron con el quórum este miércoles en Diputados.

El expresidente Mauricio Macri abrió la polémica al referirse a la actitud de diputados de Evolución Radical que estaban presentes en el recinto el miércoles, en el momento del inicio de la sesión a la que Juntos por el Cambio había resuelto -como es habitual- no dar quórum. Si bien los cuatro diputados del bloque que preside Rodrigo De Loredo no estaban sentados al momento de marcar el tablero “129”, para muchos quedó la sensación de que esos diputados aportaban para el quórum. Fue lo que llevó a Macri a lanzar una severa crítica: “”El populismo es muy contagioso”, dijo este miércoles en Córdoba.

Uno de esos cuatro diputados era Emiliano Yacobitti, quien le salió al cruce: “Me parece que las declaraciones de Macri son un error, está mal informado”, dijo.

En diálogo con Diego Iglesias por Radio con Vos, el diputado cercano a Martín Lousteau expresó: “Creo que Macri está equivocado y estaba mal informado respecto al quórum. Y nosotros como diputados no podemos negarnos a discutir”.

Yacobitti también le apuntó a sus compañeros de interbloque que días pasados corrieron por izquierda al ministro Sergio Massa, en particular Cristian Ritondo, que azuzó al candidato de UP diciéndole: “Mandalo que te lo votamos”. “Cuando uno tiene una responsabilidad política y le gusta jugar con las redes sociales, después tiene que hacerse cargo de lo que dice. No podés decirle a alguien que mande un proyecto y después no das quórum, por eso yo no lo hice”, deslizó Yacobitti.

En relación al impuesto a las Ganancias, tema que fue un karma para la gestión Cambiemos, Yacobitti recordó que “Macri prometía que ningún trabajador iba a pagar Ganancias, eso demuestra que el populismo es contagioso, porque hay un montón de trabajadores que cobran sueldos que pueden pagar impuesto a la renta”.

Consultado respecto a la actitud adoptada por Juntos por el Cambio en la sesión del miércoles, en la que anunció su rechazo, el legislador de Evolución Radical dijo que “el oficialismo tenía los números para el quórum, algunos sentados y otros no”.

“Los nuestros votaron en contra, otros se fueron y otros se abstuvieron”, detalló, para agregar luego que “nosotros creemos que había que discutir la situación en la cual se encuentran los miles de trabajadores que están en relación de dependencia, terminan pagando impuesto a las ganancias y el mínimo no imponible no se actualiza con la inflación”.

“Termina siendo algo que se actualiza solamente en época de elecciones”, concluyó.

El legislador que durante el debate intervino pronunciando críticas hacia el proyecto oficial, dijo que “ayer podíamos arreglar algo de una manera buena y lo hicimos de una manera mala. No es justo que un trabajador que gana dos millones de pesos, no tiene hijos a cargo, pueda ir a comprar dólares y que pague cero impuestos. Me parece que eso está mal y se generó otra inequidad”.

Con todo, aclaró: “Si alguien encuentra un impuesto más justo que el impuesto a las ganancias bien cobrado, no como hasta ahora, que me lo demuestre”.

Consultado sobre el proyecto de devolución del IVA próximo a ser enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo, Yacobitti dijo que le parece que la iniciativa “está bien, pero podemos pensar que es algo que se puede hacer bien y se hace mal”.

“Para ser progresista de verdad no se debe decir que quiere bajar el IVA, sino que tiene que decir cómo lo va a financiar. Porque sino la única forma de financiarlo es darle a la maquinita”, sentenció el legislador, para agregar luego: “Hay un ajuste que es el más injusto y es el ajuste inflacionario”.

Respecto de las elecciones de octubre, el diputado de Evolución Radical dijo que “hasta ahora la experiencia de las PASO muestra que la gran mayoría de votantes conserva el espacio en el cual participó”.

Asimismo aclaró que “no veo la posibilidad de fractura dentro de Juntos por el Cambio. Hay que hacer lo imposible para que entre al balotaje”.

“Juntos por el Cambio es la fuerza política que tiene más chance de ganarle a (Javier) Milei en el balotaje”, aseguró.

Más allá de JxC, afirmó que “hoy hay un radicalismo mucho más fuerte y renovado que el que tenías en 2015. Hoy, si todo sale bien en Mendoza, el radicalismo va a conducir cinco provincias”.

“Hoy el radicalismo es una fuerza política que mostró que tenía que hacer algo muy importante en la política que es renovarse”, sentenció.

Sobre la relación entre el expresidente y la candidata presidencial del espacio, Emiliano Yacobitti dijo que “Macri fue claro en que Patricia era su candidata. Pero también es cierto que no se diferenció de Milei como a algunos les gustaría”.

Con todo, dijo que “Patricia Bullrich va a mostrar que puede ser candidata independientemente de lo que haga Mauricio Macri”. Y respecto del expresidente, sentenció: “Macri tiene un rol y lo está cumpliendo”.

Desde Evolución Radical le respondieron a Macri: “Acá no hay ningún populismo”

La cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, impulsora de la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, defendió su presencia desde el arranque de la sesión y dijo que el FdT “ya tenía el quórum”.

Tras la crítica del expresidente Mauricio Macri a los cuatro diputados de Evolución Radical que aportaron al quórum en la sesión de este martes, donde se trató el proyecto sobre impuesto a las Ganancias y la creación de universidades nacionales, entre otros temas, la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning le respondió.

Al ser consultado por medios locales en la ciudad de Villa Carlos Paz sobre la decisión de un puñado de legisladores que se referencian en Martín Lousteau, de estar presentes desde el arranque de la sesión, Macri expresó: “Me parece que no estaba hablado. El populismo es muy contagioso”.

“Yo respeto mucho a quien fue expresidente de la Nación, pero acá no hay ningún populismo, acá estamos hablando de educación, de educación de calidad, de darles oportunidades a un montón de jóvenes”, sostuvo este miércoles Brouwer de Koning.

La radical, impulsora de la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, afirmó que desde el oficialismo “ya tenían el quórum y la cantidad necesaria para sesionar”.

No obstante, en una entrevista con Radio Futurock, afirmó que en el hipotético caso de que su presencia hubiera sido determinante, “hubiese estado ahí” por su ciudad. “La creación de esta universidad era trascendental, para nosotros tuvo un valor histórico”, señaló.

“Para mí la educación es inversión. Vengo de un partido que defendió constantemente la educación pública y de la provincia donde se dio la reforma universitaria”, resaltó y, nuevamente sobre las declaraciones de Macri, opinó que “decir populismo es simplificarlo”.

Al recordar que el expresidente estuvo en Río Tercero, la legisladora manifestó: “Es muy difícil quizás que pueda sentir la importancia que tenía para nosotros esta reparación. A nivel personal siento una falta de respeto hacia mi ciudad y toda mi gente”.

CFK le dejó a su sucesor el Presupuesto aprobado; Macri le dejó las manos libres a Alberto

Néstor Kirchner, Cristina y Mauricio Macri tuvieron distintas posturas a la hora de decidir los tiempos del tratamiento de la ley de leyes en el Congreso. Veamos qué nos revela la historia.

Sorprendió a propios y extraños el pedido de Javier Milei de este martes al ministro de Economía de postergar la presentación del proyecto de Presupuesto Nacional 2024, siendo que una ley establece  expresamente la fecha límite en la que el texto debe llegar al Congreso.

El argumento del diputado libertario es que en las elecciones de este año se va a definir un nuevo presidente para los próximos cuatro años y recuerda que él es uno de los candidatos, de hecho el más votado en las PASO.

El pedido libertario causó la inmediata reacción de diputados de Juntos por el Cambio, entre ellos Graciela Ocaña, que concedió que podía pedir una postergación en el tratamiento, mas no incumplir la ley.

La realidad es que no hay antecedentes de que la presentación del proyecto se haya postergado. No oficialmente. Ha sucedido, sí, alguna dilación el 15 de septiembre, pero nunca sucedió que se reconociera y mucho menos se oficializara una postergación.

En la práctica, lo que sucede es que el presidente saliente tiene la potestad de decidir si le ordena al oficialismo de turno avanzar o no con el tratamiento del texto. Por ejemplo, en 2005, cuando no hubo elecciones presidenciales, pero sí elecciones intermedias, Néstor Kirchner decidió esperar a ver el resultado de las mismas, confiado en que el Frente para la Victoria ganaría con amplitud y postergó el tratamiento del proyecto para cuando asumieran los nuevos legisladores. Así las cosas, el Presupuesto 2006 se aprobó el 16 de diciembre de 2005 en Diputados y el 23 de diciembre en el Senado. Si bien contaba con el apoyo de los legisladores peronistas, el santacruceño no se sentía lo suficientemente empoderado y por eso quería antes vencer al duhaldismo, cosa que consiguió en la provincia de Buenos Aires en lo que se recuerda como “la madre de todas las batallas”.

En 2010, el kirchnerismo perdió las elecciones intermedias que había resuelto adelantar, para ver si podía evitar una derrota que al final sucedió. Y atento a que perdería la mayoría legislativa, mandó a votar el Presupuesto 2010 antes del recambio parlamentario. En la Cámara baja se aprobó el 15 de octubre y en el Senado el 12 de noviembre.

En 2015, cuando Cristina Fernández de Kirchner dejaba el poder, la aprobación del Presupuesto 2016 se resolvió en Diputados el 8 de octubre, y en el Senado 20 días después. Esto es, cuando se convirtió en ley ya se sabía que había balotaje, más no quién sería el nuevo presidente.

En el caso de Mauricio Macri, en las elecciones intermedias de 2017 también resolvió aguardar a la nueva conformación legislativa y el Presupuesto 2018 se aprobó el 22 de diciembre de 2017 en la Cámara baja y el 27 de diciembre en la Alta.

Mauricio Macri no hizo con Alberto Fernández lo que Cristina había hecho con él. El entonces ministro de Economía Hernán Lacunza cumplió con la formalidad de mandar al Parlamento el presupuesto el 15 de septiembre, y al día siguiente fue al Congreso a defenderlo. Pero fue una formalidad. Después del resultado de las PASO, lo más probable era que Cambiemos perdiera las elecciones y de común acuerdo se estableció dejarle las manos libres al ganador para avanzar con el proyecto pasadas las elecciones generales.

Hernán Lacunza cumplió con la presentación en tiempo y forma del Presupuesto 2020.

Cuando la victoria del Frente de Todos se concretó, el Gobierno que asumió el 10 de diciembre anunció que se tomaría su tiempo para armar un nuevo proyecto una vez vieran todas las cuentas, luego dijeron que lo harían en el transcurso de la primera parte de 2020, y cuando vino la pandemia ya no se habló más del tema.

El tratamiento más insólito se dio con Alberto Fernández como presidente y Martín Guzmán ministro de Economía, en 2021. Ese Gobierno decidió esperar el desarrollo de las elecciones y aun habiéndolas perdido, aguardó al recambio legislativo.

Casi tres meses después de haber presentado el proyecto de Presupuesto en la Cámara baja, el ministro Martín Guzmán lo defendió el 13 de diciembre en la Cámara de Diputados, en una carrera contra reloj para lograr su aprobación antes de fin de año. El resultado no podía ser peor: fue rechazado en Diputados durante la sesión del 17 de diciembre de 2021, con 121 votos afirmativos, 132 negativos y 1 abstención.

Mayans advirtió: “Lo contrario a la justicia social es la violencia social”

Durante un encuentro partidario, el senador formoseño alertó “prepárense para lo que viene” en referencia a un posible triunfo de Javier Milei.

El senador nacional José Mayans advirtió sobre las propuestas contrarias a la justicia social que enarbola el candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, y señaló que “lo contrario a la justicia es que no haya paz social, lo contrario a la justicia social es la violencia social”.

Candidato a renovar su banca por Unión por la Patria, el jefe de la bancada oficialista en la Cámara alta encabezó una reunión partidaria en la ciudad formoseña de El Colorado, junto a la diputada Graciela Parola -quien también busca la reelección. El encuentro con la dirigencia de la “Perla del Sur” fue organizado por el intendente local, Mario Brignole.

En su mensaje, el legislador apuntó que “Milei dice que va a achicar el Estado, va a echar a todo el mundo, no va a quedar ni el perro” y alertó: “Si eso es lo que van a votar, prepárense para lo que viene”. “Ya lo dije cuando vino (Mauricio) Macri -prosiguió-, fue irresponsable lo que hizo como presidente”, y recordó que el expresidente “endeudó el país en cien años”.

Mayans defendió que, desde el Gobierno nacional, se está “tratando de reparar el desastre que dejó el gobierno liberal de Macri” e insistió que “la propuesta que trae la oposición es el doble de liberal” que lo realizado en la administración de Cambiemos.

“Nosotros venimos a ratificar nuestro compromiso de que vamos a luchar por esa patria libre, justa y soberana que nos pedía (Juan Domingo) Perón, por esa provincia justicialista, donde se contempla el derecho a la vida, a la educación, a la salud, al trabajo, donde se busca la producción”, enfatizó el senador y sumó: “Formosa es la demostración de que un Estado justicialista es posible”.

Señales de tirantez en JxC: Carrió renunció a su candidatura al Parlasur

Argumentó problemas de salud, pero lo anuncia a una semana de la derrota del precandidato que ella apoyaba y en momentos de tensión por la postura de Macri respecto de Milei.

“Atento a que no me encuentro en condiciones de afrontar una campaña electoral en los próximos meses, por razones de salud y prescripción médica -tal como surge del certificado médico adjunto-, vengo a renunciar a mi candidatura a parlamentaria del Mercosur, distrito nacional, por la Lista 132”, anunció este sábado la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a través de una carta presentada ante la Justicia Electoral.

Esta decisión no pasa desapercibida, a casi una semana de las elecciones en las que el candidato que ella apoyaba, Horacio Rodríguez Larreta, resultó derrotado en la interna por Patricia Bullrich. Si bien ella nunca manifestó durante esta campaña críticas hacia la ahora candidata presidencial de Juntos por el Cambio, si las lanzó contra Mauricio Macri, principal sostén de la ganadora.

Ahora esa postura se habría tensado aún más, a partir de las señales positivas lanzadas por el fundador del Pro hacia el ganador de las elecciones, Javier Milei. Al punto tal de especularse dentro del mismísimo JxC con la posibilidad de que exista un acuerdo de parte de Macri con el líder de la Libertad Avanza para el caso de que él sea el vencedor en las elecciones venideras y se consagre presidente.

Milei, que ha recrudecido sus críticas hacia su examiga Patricia Bullrich, no deja de elogiar públicamente a Mauricio Macri, quien lo llamó para felicitarlo la noche del 13 de agosto, y ya había hecho un guiño especial al predecir hace ya un tiempo que el balotaje sería entre Juntos por el Cambio y el economista libertario. Y ahora abrió una grieta dentro de la principal oposición al anunciar este sábado por Radio Mitre que si llega a presidente planea ofrecerle “un rol destacado” a Macri dentro de su Gobierno. “Sería una figura por encima de Cancillería y demás… un representante del país, no sé cómo se define, habría que crear la figura, pero creo que es alguien que puede abrir mercados”, señaló Milei.

Tal comentario alcanzó para que el legislador porteño Facundo Del Gaiso, quien es nada menos que cabeza de la lista de candidatos a diputados por la Ciudad de Juntos por el Cambio, y forma parte de la Coalición Cívica, posteó este sábado la nota referida de Milei, y el siguiente texto: “Hace 20 años que a Elisa Carrió le dicen de todo cuando anticipa y cuando las cosas se cumplen le dicen ‘Lilita tenía razón’… Javier Milei: ‘Si soy presidente, Macri va a ser mi representante ante el mundo’”.

Cabe recordar que la noche del domingo, cuando Bullrich fue proclamada vencedora de la interna, subieron los principales dirigentes de Juntos por el Cambio, entre ellos Lilita Carrió, pero su nombre no fue mencionado durante el acto.

Kueider le respondió a CFK y Macri que pongan “el foco” en “solucionar los problemas de la gente”

El senador, uno de los mencionados por el expresidente, insistió con su caballito de batalla: la reducción de las tarifas eléctricas.

Edgardo Kueider, uno de los senadores que abandonó en febrero pasado el bloque oficialista y que insiste por el tratamiento de su proyecto sobre reducción de las tarifas eléctricas, salió este miércoles a responderle al expresidente Mauricio Macri y a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El entrerriano fue uno de los tres senadores mencionados por el líder del Pro durante una entrevista, en la que le pidió que no dé quórum en la Cámara alta para la aprobación de más de 70 pliegos judiciales.

De hecho, Kueider fue uno de los legisladores que no bajó al recinto el pasado 12 de julio, cuando la sesión fracasó. Lo hizo, en ese momento, molesto porque el día anterior no se había avanzado en comisiones con un proyecto por el cual viene insistiendo hace tiempo: la reducción de las tarifas eléctricas.

No obstante, la semana pasada finalmente esa iniciativa recibió dictamen en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles -sin pasar por Presupuesto y Hacienda-, con disidencias del oficialismo que, horas después, divulgó que trabaja en acelerar un régimen diferenciado para el Norte Grande.

A través de la red social X, Kueider no solo contestó a los dichos de Macri, sino también a la reacción de la presidenta del Senado, quien en un posteo cuestionó al exjefe de Estado por “amenazar” a los tres senadores que no estuvieron la vez pasada en el recinto.

“Los argentinos, y especialmente los entrerrianos, estamos preocupados por pagar una tarifa eléctrica más justa. Así me lo demandan desde hace mucho tiempo”, arrancó en su posteo el legislador de Unidad Federal, haciendo referencia al tema que es su caballito de batalla.

En ese sentido, recordó: “Impulso en el Senado un proyecto que pone en discusión todo el sistema energético nacional y propone aliviar el bolsillo de cargos, impuestos y distorsiones que hacen que la tarifa eléctrica sea insostenible de pagar para familias, comercios y PyMEs”.

Finalmente, Kueider escribió que invita “al expresidente y a la vicepresidenta a volver a poner el foco en solucionar los problemas del día a día de la gente”.

Para Moreau, “Argentina necesita un presidente con la firmeza de Sergio Massa”

Además, la presidenta de la Cámara de Diputados cuestionó duramente a Mauricio Macri y dijo que los precandidatos de JxC “son lo mismo y tienen el mismo jefe político”.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, expresó este miércoles que “la Argentina necesita un presidente con la firmeza de Sergio Massa, que comprende que el país que necesitamos es con educación, con más becas Progresar, con las universidades, con trabajo”.

En ese sentido, señaló que “necesitamos un país con inclusión, estabilidad, que continúen las condiciones de crecimiento y poder sacarnos al FMI, y esas garantías las puede asegurar Sergio”.

En declaraciones radiales, la titular de la Cámara baja sostuvo que “Sergio es un piloto de tormentas para estos tiempos difíciles de la Argentina, que lo estamos transitando con tranquilidad porque está él al frente del Ministerio de Economía”.

En la previa de las PASO, la massista resaltó que “es muy importante la participación popular en las urnas, por eso es fundamental que estemos en el mano a mano con los vecinos, en cada barrio, en cada casa llevando la propuesta de Unión por la Patria”.

Por otro lado, cuestionó “la foto del otro día de Mauricio Macri y sus ‘gerentes’ (Horacio) Rodríguez Larreta y (Patricia) Bullrich” con Jorge Macri, precandidato a jefe de Gobierno porteño. “Es preocupante porque solo garantizan los negocios con su primo”, opinó y fustigó al exmandatario: “Es un caradura que aprieta a senadores con la designación de jueces”.

“Es el mismo tipo que destituyó Cámaras enteras, que se juntaba a jugar al pádel con jueces y camaristas, y el mismo tipo que metió dos personas por la ventana en la Corte”, agregó.

Sobre la interna de Juntos por el Cambio entre Larreta y Bullrich, Moreau observó que “la tibieza de uno y el desquicio de otro no le hacen bien al país, quieren diferenciarse, pero son lo mismo y tienen el mismo jefe político”.

En el día que la jueza Figueroa cumple 75 años, CFK criticó a Macri por “amenazar” a senadores

La vicepresidenta compartió nuevas declaraciones del expresidente, quien particularmente pidió a Weretilnek, Snopek y Kueider no dar quórum para el tratamiento de pliegos. “Más mafioso no se consigue”, dijo la presidenta de la Cámara alta.

En el día en que la jueza de la Cámara de Casación Penal Ana María Figueroa cumple 75 años, sin que el Senado haya podido todavía aprobar el pliego enviado por el Gobierno para extenderle por 5 años más la magistratura, la vicepresidenta Cristina Kirchner cargó contra el expresidente Mauricio Macri por “amenazar” a senadores para que no den quórum.

La titular de la Cámara alta ya había dedicado este martes un posteo en sus redes sociales al líder del Pro, por el tema de la deuda con el FMI, pero este miércoles se explayó sobre una cuestión que marcó particularmente el fracaso de la última sesión convocada el pasado 12 de julio: el tratamiento de 75 designaciones judiciales y, puntualmente, la de Figueroa, quien debe intervenir en causas centrales para CFK.

“¿Alguna vez viste y escuchaste que un ex presidente y jefe de la oposición amenace y/o extorsione por televisión a un gobernador electo? ¿Alguna vez imaginaste al jefe del principal partido anti-peronista pidiéndole a dos senadores peronistas que no den quórum impidiendo, de esa forma, que el Senado funcione? Ah! ¿Nunca lo viste, ni lo escuchaste, ni te lo imaginaste? Bueno… te tengo una sorpresa”, arrancó en su mensaje la exmandataria.

Al compartir el video de la entrevista realizada a Macri en el canal TN, agregó: “Escuchá a Macri amenazando al gobernador electo de Río Negro, Alberto Weretilneck y pidiéndole a los senadores peronistas (Guillermo) Snopek de Jujuy y (Edgardo) Kueider de Entre Ríos, que no den quórum en el Senado”. “Más mafioso no se consigue”, lanzó.

Al ser consultado por la cantidad de nombramientos que el oficialismo quiere aprobar en el Senado, pero que hasta ahora no ha podido reunir el quórum para hacerlo, el exjefe de Estado consideró que es “muy peligroso, porque después tienen estabilidad por mucho tiempo y eso hace mucho daño”.

“Yo le pido ahí, a tres senadores, Snopek de Jujuy, Kueider de Entre Ríos y Weretilneck, que va a ser el futuro gobernador de Río Negro, que tengan compromiso con la Patria, que no dejen que nombren esos jueces militantes que han puesto en esas listas, porque, especialmente al que va a ser gobernador, espero que él piense en los rionegrinos, en el futuro, en cómo va a ayudarnos a volver a poner la Argentina en el mundo”, expresó Macri.

En ese sentido, recordó que cuando él era presidente y Weretilneck gobernador “viajó conmigo a Emiratos, a China. Está entusiasmado con exportar cereza, exportar sus vinos”. “Bueno, todas esas cosas requieren de que tengamos seguridad jurídica y jueces capacitados”, consideró.

En una reunión que mantuvo con sus colegas, en vísperas de su cumpleaños, Figueroa comunicó que dejará la presidencia de Casación, pero que no renunciará ni pedirá licencia, a la espera -hasta fin de año- de la decisión del Senado. Mientras tanto no firmará sentencias. Desde el entorno de la jueza se toman de una resolución dictada en 2017 por el Consejo de la Magistratura que, en relación al caso Schiffrin, le permitiría permanecer en el cargo mientras dure el trámite parlamentario al poseer pedido de acuerdo por parte del Ejecutivo.

CFK le recordó a Macri el préstamo con el FMI: “Lo trajiste vos papi”

La vicepresidenta salió a responderle al expresidente y le reclamó que “alguna vez” se haga “cargo de algo”.

cristina macri saludo 10 de diciembre

A días de las PASO, la discusión por la deuda con el Fondo Monetario Internacional, tomada en 2018 por la gestión Cambiemos, no deja de estar en el debate público. Y, esta vez, el cruce tuvo una vez más como protagonistas a los expresidentes Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

A través de Twitter, la vicepresidenta salió a responderle al líder del Pro, quien dijo durante una entrevista en el canal TN que el Fondo “ya está aca” y “propició este cepo asesino”.

“¿En serio? ¡Me estás jodiendo! ¿Cómo que el Fondo ya está acá? Si lo trajiste vos papi…”, recordó CFK y le reclamó: “Hacete cargo de algo alguna vez en tu vida. Por Dios!”.

Al hablar de un eventual gobierno de Juntos por el Cambio, Macri expresó que “los argentinos van a volver a confiar y también el mundo después que los argentinos confíen. El Fondo, que propició este cepo asesino y todo este desastre, va a tener que también, si el programa que presentamos es suficientemente serio, ya que ya está acá, a decir ‘bueno, avalo esto’. Y eso también va a ser una ayuda enorme frente a lo que viene”.

Además, durante la entrevista, el expresidente aseguró que la herencia que dejará el gobierno del Frente de Todos “es mucho peor” que la que él recibió en 2015.

Sobre las recetas de su espacio, afirmó: “Vamos a desregular la economía de vuelta como lo hicimos en nuestro período, sacar impuestos distorsivos. Todo eso junto, creando un shock de confianza. El cepo no puede existir”.

Lousteau respaldó a Vidal y cuestionó a Macri

El precandidato a jefe de Gobierno porteño consideró que en el Pro “no están acostumbrados a las PASO”, pero advirtió que después del 13 de agosto “vamos a estar todos juntos”.

El senador nacional y precandidato a jefe de Gobierno porteño de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, cuestionó a Mauricio Macri luego de que el expresidente haya criticado a María Eugenia Vidal por confirmar su preferencia por Horacio Rodríguez Larreta, y expresó: “Él apoya a su primo en la Ciudad y yo no me enojo”.

La decisión de la exgobernadora generó malestar en el espacio de la precandidata a presidente Patricia Bullrich, quien cuenta con el velado apoyo de Macri desde hace meses. En esa línea, Lousteau sostuvo que “el tono de interacción está generando lesiones”.

Entrevistado en CNN Radio, el senador radical manifestó: “En el Pro no están acostumbrados a las PASO y entonces las disputas se transforman en una suerte de disputa personal en los medios y me parece que eso no es bueno”.

“Mauricio Macri apoya a su primo y yo no me voy a enojar por eso. Es su derecho y punto. Me ocupo de construir nuestro espacio”, indicó Lousteau, y agregó: “El tono de interacción está generando lesiones en la expectativa colectiva y yo lo adjudico en parte a que el Pro no conoce mucho las internas”.

Además, aseveró que “me parece un exceso criticar las posturas personales de distintos dirigentes. Hay dirigentes que están con Jorge Macri dentro de Juntos por el Cambio y otros que están con nosotros”. “A mí no se me ocurriría criticar a alguien porque está con otro porque es su postura personal”, señaló.

Por otro lado, el precandidato porteño diferenció al radicalismo del Pro: “Estoy excesivamente acostumbrado a las PASO por venir del radicalismo. Es una competencia como cualquiera, pero tiene algo de pimienta. Igualmente, tenés que entender que estás en el mismo espacio político y entonces tiene un límite, porque al día siguiente tenemos que estar juntos”.

Por último, consideró que luego del próximo 13 de agosto “vamos a estar todos juntos”, y recordó que “lo mismo pasó en Santa Fe, donde Maximiliano Pullaro fue acusado de tener vínculos con el narcotráfico por parte de Carolina Losada”.

Tonelli: “Bullrich tiene más carácter y determinación para evitar los excesos del kirchnerismo”

El jurista del Pro diferenció a Macri de Alberto F. respecto a “fracaso de gobierno y fracaso de reelección” y opinó positivamente del juez Rosenkrantz.

Luego de que la carta del jefe de bancada de la Coalición Cívica – ARI en la Cámara baja, Juan Manuel López, reavivará la interna de Juntos por el Cambio, el diputado nacional Pablo Tonelli (Pro – CABA) salió este miércoles a bajar los decibeles, pero advirtió: “La veo a Patricia Bullrich con más carácter y determinación para evitar los excesos del kirchnerismo”.

Además, el jurista del Pro se mostró tranquilo y afirmó que “las invocaciones a la prudencia siempre son buenas”. Del mismo modo, se refirió a la elección del candidato en Santa Fé y opinó: “Las declaraciones (acusaba vínculos narcos de su competidor) de Carolina Losada son responsabilidad de ella, no de Patricia. (Maximiliano) Pullaro dijo que es un tema superado. Terminó la interna y empezamos de cero”.

En diálogo con Radio 10, Tonelli manifestó que está encolumnado detrás de la precandidatura presidencial de Patricia Bullrich “porque tiene más carácter y determinación para evitar los excesos del kirchnerismo”. No obstante, aclaró que “Horacio Rodríguez Larreta es más conciliador”, en una clara alusión al episodio en el que el jefe de Gobierno buscó sumar a Juan Schiaretti.

Por otro lado, diferenció al actual presidente de la Nación, Alberto Fernández, por no postularse en las próximas elecciones, del exjefe de Estado Mauricio Macri, a pesar de la derrota en 2019: “Una cosa es que Mauricio haya fracasado en su reelección y otra cosa es que su gobierno haya sido un fracaso que, para mí, no lo fue”.

Respecto a las diferencias entre los precandidatos de Juntos por el Cambio, Tonelli señaló que “no advierto diferencias entre Horacio y Patricia respecto al Poder Judicial porque ambos son respetuosos”. De ese modo, diferenció a toda la oposición del oficialismo: “Tenemos un modo de seleccionar a los jueces de forma más idóneos y el kirchnerismo busca poner jueces afines y militantes”.

“Los jueces militantes son aquellos que se basan mas en su ideología que en la ley”, definió el diputado Pro. Para cerrar, fue consultado sobre sí el miembro de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, no era afín a Cambiemos, y respondió que “no fue así porque es un excelente juez”.

CFK contra Macri, otra vez: “Usted es muy mentiroso ingeniero”

El ida y vuelta entre los exmandatarios arrancó con acusaciones sobre las gestiones energéticas de ambos gobiernos y Cristina terminó chicaneó a Macri por su derrota electoral del 2019.

En una jornada intensa, los expresidentes Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri se enfrascaron en cruces tuiteros que tuvieron a la vicepresidenta de la Nación empecinada en quedarse con la última palabra -y lo logró-.

En rigor, arrancaron los cruces con una crítica del fundador del Pro cuestionando la demora en el inicio del gasoducto, aunque concluyó felicitando a quienes llevaron adelante la obra inaugurada este 9 de Julio.

Cristina Kirchner le salió al cruce este lunes; Mauricio Macri le contestó… Y la vicepresidenta cerró el intercambio con un nuevo posteo en contra de su antecesor.

Pero fue más allá que limitarse al gasoducto. También ironizó con la derrota de Macri en 2019 y le recordó que su compañero de fórmula fue el jefe de bancada oficialista en la Cámara alta durante los gobiernos de Néstor Kirchner y el suyo: “Le recuerdo que en su fracasado intento reeleccionista llevó como compañero de fórmula a quien fuera el Presidente de nuestro bloque de Senadores durante los tres gobiernos… Tan desastrosos no deben haber sido… ¿No ingeniero?”, dijo en relación a Miguel Ángel Pichetto.

En relación a las acusaciones de la gestión energética de su gobierno, Cristina enfatizó: “Voy a obviar lo de Vaca Muerta y su gasoducto, porque la realidad es más fuerte que cualquiera de sus mentiras y, además, todo el mundo sabe que usted y su partido, no sólo nunca hicieron nada por YPF y Vaca Muerta sino que, incluso, votaron en contra de su recuperación en el año 2012”.

“¿Pero que no hizo el gasoducto porque no le dejamos gas para transportar? ¡Por favor ingeniero! Recuerde que no sólo incrementamos el transporte de gas en 26 millones de m3/día en los 12 años y medio de nuestros gobiernos, sino que además, en febrero de 2016, apenas comenzaba su mandato, ingresaron a la red los 5 millones de m3/día generados por el yacimiento de Vega Pleyade en Tierra del Fuego producidos por la empresa francesa Total. Dicha empresa había anunciado la inversión de 1.000 millones de dólares en ese yacimiento en el año 2013, durante mi segundo gobierno”, publicó la exmandataria.

Asimismo manifestó: “¿Usted sabe por qué la Total hizo esa inversión? Porque antes, en mi primer gobierno, construimos el segundo gasoducto que cruzó el Estrecho de Magallanes. Fueron 36KM de caños de 24 pulgadas entre Cabo Espíritu Santo en Tierra del Fuego hasta Cabo Vírgenes en Santa Cruz que ingresó en operaciones en el año 2010 y, sumado al primer cruce del Estrecho, aumentó la capacidad de transporte desde Tierra del Fuego de 11 a 18 millones de m3/día”, y añadió: “Lo dicho… Usted es muy mentiroso ingeniero”.

El primer cruce

Este domingo 9 de julio fue inaugurado el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, donde CFK estuvo presente junto al presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y los integrantes de la fórmula presidencial de Unión por la Patria: el ministro Sergio Massa y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

Concluido el evento, el expresidente Mauricio Macri se atribuyó haber impulsado la obra: “En 2019 dejamos la licitación lista y el financiamiento preparado. Solo tenían que avanzar. En lugar de eso, tuvimos discursos rimbombantes sobre soberanía, autoabastecimiento e independencia”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que Alberto Fernández dio de baja la licitación lanzada por Macri y se le reprocha al Gobierno haber demorado 26 meses en iniciar la nueva obra.

Este lunes, la vicepresidenta de la Nación cruzó temprano al expresidente: “A propósito de los números sobre los que charlábamos ayer en la inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner que, con sus 573KM, permite incorporar, en esta primera etapa, 11 millones de m3/día a la red troncal de gas”, tuiteó.

“Entre 2003 y 2015 se instalaron 3.211 kilómetros de gasoductos troncales y 290.690 HP en plantas compresoras que permitieron ampliar la capacidad de transporte de producción de gas nacional en 26 millones de m3/día”, vanaglorió CFK de su gestión y la de Néstor Kirchner.

Asimismo, acusó a la gestión de Macri de ser la que menos obras realizó por el Gasoducto y expresó que “entre 2016 y 2019 se instalaron 53 Km de gasoductos troncales y 3.100 HP en plantas y turbocompresoras, cifras que -como los propios valores indican- no tuvieron impacto alguno en el sistema de transporte”.

En el final, la expresidenta de la Nación había apelado a la ironía para rematar: “Ahora se entiende por qué su mamá lo castigaba por mentir”, lanzó en referencia a Mauricio Macri.

Horas mas tarde, Macri publicó una imagen con gráficos sobre inversión en materia energética, acusó al gobierno kirchnerista de dejar “un país sin gas”, y le pidió a la exmandataria que “no se meta con mi madre”.

Cecilia Moreau dura con Macri: “La plata que te dio el FMI la fugaste con tus amigos”

El picante cruce en Twitter entre los expresidentes aportó un capítulo más: Macri le pidió a CFK que no se meta con su madre y criticó la gestión energética del matrimonio Kirchner.

Tras la dura respuesta de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, contra la gestión del expresidente Mauricio Macri por la construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner ,y la posterior devolución de este último, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, se entrometió en la disputa y tuiteó “¿Qué hiciste con los u$s 47.500 millones que te dio el FMI?”.

“En obra pública no está. No está en la Argentina, no la pusiste en hospitales, escuelas, caminos, comisarias, universidades, ferrocarriles y tantas otras cosas que no hiciste por qué la fugaste con tus amigos”, acusó Moreau en contra de la gestión macrista.

El expresidente de la Nación le había contestado a CFK cuando publicó un gráfico respecto a la gestión energética de la gestión kirchnerista: “La vicepresidenta me acusa de no haber construido gasoductos. ¿Para qué iba a hacerlo, si nos había dejado sin gas para transportar? Su gobierno y el de su marido fueron desastrosos en energía, los peores de la historia”, expresó.

Así también, Macri salió en defensa de su madre por las acusaciones de CFK respecto a los castigos que le daba por mentir. “No se meta con mi madre, vicepresidenta, que fue una buena madre”, en tono irónico.

“Ahora se entiende por qué su mamá lo castigaba por mentir”, la respuesta de CFK a Macri

La expresidenta de la Nación sostuvo que durante su gestión y la de Néstor Kirchner se instalaron más de 3.000 kilómetros de gasoductos troncales, mientras que durante la gestión de Cambiemos, solamente 53.

Este domingo 9 de julio fue inaugurado el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, donde estuvieron presentes el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y los integrantes de la fórmula presidencial de Unión por la Patria: el ministro Sergio Massa y el jefe de Gabinete, Agustín Rossi.

Concluido el evento, el expresidente Mauricio Macri opinó del tema y se adjudicó haber impulsado la obra: “En 2019 dejamos la licitación lista y el financiamiento preparado. Solo tenían que avanzar. En lugar de eso, tuvimos discursos rimbombantes sobre soberanía, autoabastecimiento e independencia”, expresó a través de su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que Alberto Fernández dio de baja la licitación lanzada por Macri y se le reprocha al Gobierno haber demorado 26 meses en iniciar la nueva obra.

Este lunes, la vicepresidenta de la Nación salió al cruce del expresidente: “A propósito de los números sobre los que charlábamos ayer en la inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner que, con sus 573KM, permite incorporar, en esta primera etapa, 11 millones de m3/día a la red troncal de gas”, tuiteó.

“Entre 2003 y 2015 se instalaron 3.211 kilómetros de gasoductos troncales y 290.690 HP en plantas compresoras que permitieron ampliar la capacidad de transporte de producción de gas nacional en 26 millones de m3/día”, vanaglorió CFK de su gestión y la de Néstor Kirchner.

Asimismo, acusó a la gestión de Macri de ser la que menos obras realizó por el Gasoducto y expresó que “entre 2016 y 2019 se instalaron 53 Km de gasoductos troncales y 3.100 HP en plantas y turbocompresoras, cifras que -como los propios valores indican- no tuvieron impacto alguno en el sistema de transporte”.

En el final, la expresidenta de la Nación apeló a la ironía para rematar: “Ahora se entiende por qué su mamá lo castigaba por mentir”, lanzó en referencia a Mauricio Macri.

López Murphy remarcó que está en “el bando” de Bullrich

El diputado de JxC sostuvo que el expresidente de la Nación, Mauricio Macri, tiene más afinidad con la exministra de la Nación.

El diputado nacional Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos – CABA) opinó este lunes de la interna para ser el candidato presidencial entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich para remarcar que está del lado de la exministra de Seguridad de la Nación.

Además, López Murphy se mostró autocrítico del gobierno de Cambiemos y expresó que “hubo errores de diagnóstico y de implementación”, y agregó: “No fue inteligente proponer los beneficios al comienzo y los costos al final, y puedo decirlo porque no pertenecí a ese gobierno”.

En diálogo con Radio 10, López Murphy engrandeció la figura de Bullrich y manifestó: “Ella tiene una gran identificación con la reforma necesaria, una gran convicción y coraje personal sobresaliente porque el próximo gobierno va a recibir una situación extremada”.

Consultado por la interna de Juntos por el Cambio, el diputado republicano explicó que “hay diferentes apreciaciones, pero a veces se exagera la diferencia, y es lógico que alguno va a sobresalir”. Así también, afirmó que “en el fondo hay un programa bastante común y ese programa común, tiene diferencias de énfasis y de cómo se subraya”.

Respecto a cuál de los dos está más cerca de Mauricio Macri, el economista aseguró que “ella tiene una afinidad más grande que el actual jefe de Gobierno y tiene claro lo esencial”. Además, destacó que “ella tiene claro que el país se va a desarrollar con más exportación y más empleo privado. Necesitamos centenares de miles de millones de PyMEs más”.

Para Milei, “Massa es la última página del kirchnerismo”

El diputado de La Libertad Avanza se desligó de la elección de los libertarios en Córdoba y explicó que “aparece gente que se apropia de la marca”.

El precandidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, habló este lunes sobre las elecciones PASO y afirmó que Sergio Massa “es la última página del kirchnerismo”.

Además, expresó: Él es el ministro de Economía del kirchnerismo con un comportamiento camaleónico a lo largo de la historia”, y agregó: “Dijo que iba a sacar a La Cámpora, y ahora, tiene la lista llena de chicos de La Cámpora”.

Entrevistado en Radio Mitre, explicó que tiene candidatos a diputados y senadores en 23 de 24 distritos: “Solo en Santa Cruz iremos con lista corta”. Además, se despegó de los dos puntos obtenidos por Agustín Spaccesi en Córdoba y afirmó que “nosotros no habíamos avalado a ningún, pero después aparece gente que se apropia de la marca”.

Sin embargo, Milei consideró: “La Justicia Electoral autoriza a jugar, pero me parece positivo más allá de que resulte negativo para mí. No hemos participado de esa elección”.

“El terror que nos tiene la casta es que, en los 23 distritos, hay 21 lugares que se han desdoblado”, señaló. Sin embargo, advirtió que “(Mauricio) Macri antes de ser presidente, perdió todas las elecciones previas, donde si participó”.

Por último, señaló que “la gente vota más al candidato que al partido porque hay una sociedad presidencialista, y por eso hay un nivel de ausentismo en varias elecciones”. “Muchas estructuras partidarias y espacios no tienen línea o coherencia ideológica porque son alianzas para buscar ganar y luego fracasan. Son experimentos para ganar una elección y despues estrellan la calesita”, cerró.

CFK, sobre el juez que revisará el sobreseimiento de Macri en la causa ARA San Juan: “Es joda”

Al cuestionar el título de una noticia de La Nación, la vicepresidenta apuntó a Mariano Borinsky, quien “jugaba al paddle” con el expresidente en la Quinta de Olivos.

cristina macri saludo 10 de diciembre

La vicepresidenta Cristina Kirchner cuestionó este martes el titular de una noticia de La Nación, en relación a los camaristas que resultaron designados para revisar la condena en su contra por la causa Vialidad y, por otra parte, el sobreseimiento del expresidente Mauricio Macri en la causa de espionaje ilegal a los familiares de víctimas del ARA San Juan.

“Anoche, en el portal de La Nación, leí este título: ‘Mala noticia para CFK. Se completaron los tribunales que revisarán la condena de Cristina y el sobreseimiento de Macri. Diego Barroetaveña intervendrá en el caso Vialidad y Mariano Borinsky analizará el caso del espionaje sobre los familiares de los marinos del ARA San Juan'”, arrancó.

A continuación, irónicamente, la titular del Senado se preguntó: “¿Mala noticia para CFK? ¿Por qué Julio Saguier? ¿Ya sabés cómo va a votar Barroetaveña? Tal como adelanté en el año 2019… la condena ya la tienen escrita”.

Pero puntualmente sobre el expresidente, consideró que “les faltó agregar” un “muy buenas noticias para Macri”.

“¿Por qué buenas para el jefe del PRO? Porque el camarista Alejandro Slokar, que lo iba a juzgar por el espionaje a los familiares de las víctimas de la tragedia del ARA San Juan, fue apartado porque según los acusados no daba garantía de imparcialidad. ¿Y a que no sabés por quién lo reemplazaron? Por Mariano Borinsky. Sí… el camarista que jugaba al paddle con Macri en la Quinta de Olivos”, subrayó y completó: “Es joda. Más explícito no se consigue”.

No era la Ruta K, era la Ruta M

Por Blanca Inés Osuna. Para la diputada oficialista, la justicia actuó lento y mal contra la expresidenta, mientras que hizo “la vista gorda” con Mauricio Macri “y sus cómplices”.

La solicitud, forzada por la falta de pruebas, del fiscal Marijuan para la absolución de Cristina Fernández de Kirchner, y la decisión de sobreseimiento dispuesta por el juez Casanello, ratifican que esa determinación se debió a la ausencia de elementos probatorios. Buscaron de muchas maneras, las inventaron, generaron show mediático, con actuaciones de Jorge Lanata, Leonardo Fariña y Elisa Carrió y demás, con coberturas de excavaciones, con allanamientos y escaneos en viviendas particulares, con mentiras sobre cuentas en el exterior e incluso queriendo intervenir en el Mausoleo donde descansa su compañero de vida, Néstor Kirchner. Fue vergonzoso todo el proceso.

Hay dos cuestiones que son claves y que impactan plenamente en el funcionamiento de la Justicia, y se vinculan al formato de persecución sistemática contra Cristina y todo lo que se asemeje a posicionamientos que defienden los intereses y los derechos de nuestro pueblo.

Una razón tiene que ver con el tiempo, porque nada se parece más a la injusticia que cuando la justicia demora. Queda efectivamente una gran deuda respecto a Cristina, pero también a quienes vivimos con vergüenza y bronca todo un proceso caracterizado por el cúmulo de acusaciones, que aún hoy la siguen afectando, porque esto es solo una parte de la persecución.

La segunda cuestión tiene que ver con la parcialidad, porque dentro de todo este proceso de investigación no pudieron encontrarse pruebas contra Cristina. Sí se encontraron pruebas contra Mauricio Macri. De hecho, la Oficina Anticorrupción ha hecho denuncias en julio de 2022, producto de un proceso de investigación donde la consistencia de los fundamentos, sobre lavado de activos y ocultamiento de coimas, ratifican el valor de estas pruebas que fueron presentadas a la Justicia, aunque ninguna de esas denuncias vinculadas a Macri avanzó.

Acá tenemos a Cristina, sobreseída después de un martirio de diez años, de mentiras tras mentiras, pero con lo significativo del factor tiempo que deja una gran deuda a Cristina, al país y a la democracia. Por eso, necesitamos el esclarecimiento real de toda esta persecución, y de las responsabilidades de la mafia judicial y del macrismo en cada una de las operatorias y su campaña de odio.

Quienes tenemos responsabilidad en la gestión o en la representación política no estamos exentos de investigaciones. Una funcionaria o un funcionario deben responder, estar a derecho y presentarse, tal  como hizo siempre Cristina, incluso yendo a ocho indagatorias en un día con el juez Bonadío. Pero el factor tiempo es determinante, con esa morosidad perversa, donde mientras se regodeaban entre pruebas inventadas, que nos pasaban todos los días en la televisión, escondían la verdad de la inocencia.

Por eso es necesario repudiar la morosidad del  Poder Judicial y sus efectos de condena previa, al mismo tiempo que su antidemocrática parcialidad, que hace la vista gorda, ante los delitos de Macri y sus cómplices.

Yedlin: “Las declaraciones de Mauricio Macri son vergonzosas”

Airada reacción del senador tucumano ante los dichos del expresidente en su provincia, adonde concurrió para hacer campaña por los candidatos de JxC.

El senador nacional tucumano Pablo Yedlin, candidato a legislador del Frente de Todos, salió al cruce del expresidente Mauricio Macri, quien este martes, al visitar Tucumán afirmó que en esa provincia existía “un sistema político mafioso”.

En efecto, el expresidente sostuvo que “este modelo político, que se inició con (el exgobernador José) Alperovich y que luego se fue consolidando, es un sistema corporativo, mafioso”.

En declaraciones al diario La Gaceta, dijo que “es un modelo que no permite el correcto funcionamiento de las instituciones; en particular, ejerce un control sobre la Justicia, con una Corte Suprema de Justicia de Tucumán integrada por funcionarios del Gobierno peronista”.

En una entrevista radial concedida a David Correa en LV12, Yedlin remarcó que “de Mauricio Macri uno espera cualquier cosa, pero es importante entender que (Horacio Rodríguez) Larreta y (Patricia) Bullrich son todo lo mismo. Y en Tucumán, (Germán) Alfaro y (Roberto) Sánchez son lo mismo que Macri”.

A su vez, sostuvo que “es una persona que no solamente ha espiado a opositores, también ha espiado a dirigentes de su propio espacio político y a sindicalistas. Todavía ‘Pepín’ Rodríguez Simón, que era su interlocutor con el sistema judicial, está prófugo en Uruguay y no está viniendo a derecho a declarar, y nadie dice nada de esto”.

“Macri tiene el tupé de hacer esas declaraciones cuando fue de lo más mafioso que hay con el Correo Argentino, las deudas con las autopistas, con los parques eólicos y podría seguir con todo lo que endeudó al país”, apuntó el senador nacional.

“Creo que lo que tiene que hacer Macri es escribir libros y seguir paseando por el mundo y no opinar de lo que no sabe, porque la verdad es que sus declaraciones son vergonzosas”, concluyó.

Heller: “Nos tiene que unir la propuesta, qué cambiar y cómo queremos vivir”

El diputado del FdT recordó cuando enfrentó a Macri en Boca Juniors y en la Ciudad de Buenos Aires. Además sostuvo que el plan de Larreta es “recortar el gasto público, social y previsional”.

El diputado nacional Carlos Heller (FdT – CABA) habló este martes de las posibilidades del Frente de Todos en las próximas elecciones presidenciales y afirmó que “nos tiene que unir la propuesta, qué cambiar y cómo queremos vivir”.

Además, recordó que con Daniel Filmus, actual ministro de Ciencia y Tecnología, fueron los primeros en enfrentar a Mauricio Macri -con Gabriela Michetti– en las elecciones porteñas del 2007. “Me atribuyo que fui uno de los primeros que advirtió lo que Macri quería hacer. Él tenía un claro objetivo político que finalmente logró y lo avisé en 1995 en Boca”.

En declaraciones a AM 750, criticó al precandidato presidencial Horacio Rodríguez Larreta por su plan de “emisión cero, déficit cero y tipo de cambio unificado”, y le respondió: “Cada una de esas palabrejas significan un montón de cosas y ese déficit cero implica recortar el gasto público, social y previsional”.

Del mismo modo, Heller manifestó que “cuando dicen emisión cero hablan de algo parecido a la convertibilidad. Hay que hacerle acordar a la gente”. “Cuando ellos dicen tipo de cambio único, significa que van a devaluar y en el ellos incluyo al poder mediático y al partido judicial”, indicó.

Consultado por la frase de la vicepresidenta Cristina Kirchner respecto a la Argentina circular, explicó que “refiere al pasado que se hace presente y amenaza al futuro”. En el final, habló sobre el plan del Frente de Todos y expresó: “El programa está, no es tan difícil, y tiene un eje central mercado o estado. El mercado asigna los recursos según mérito y te dice quien está bien y quien está mal”, y cerró: “Nunca teníamos que haber entrado con el Fondo Monetario Internacional, pero ya que estamos adentro debemos pelear”.

Por el endeudamiento con el FMI, Cristina Kirchner volvió a apuntar contra Nicolás Dujovne

Ante su reciente cruce con un exfuncionario del Fondo Monetario Internacional, la vicepresidenta de la Nación cuestionó al exministro de Economía y también a Mauricio Macri a través de las redes sosañes.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, volvió a utilizar las redes sociales para abordar la temática sobre el endeudamiento nacional con el Fondo Monetario Internacional y, en esta ocasión apuntó contra el extitular de Economía, Nicolás Dujovne, y Mauricio Macri.

A través de su cuenta de Twitter, la exmandataria compartió “un pequeño compilado de confesiones públicas de un exministro de Economía del Gobierno de Cambiemos”. Si bien no lo mencionó directamente al extitular del Palacio de Hacienda, las críticas de Cristina Kirchner resultaron explícitas debido a los videos adjuntados en su posteo, en los que es el propio Dujovne quien aparece realizando declaraciones en diversos programas de televisión.

En uno de los videos, el exfuncionario macrista comentó que el gobierno encabezado por Macri -entre 2015 y 2019- contó con un país “solvente” y con una deuda estabilizada en el inicio. Luego, en otro material audiovisual, el señala en el marco de su gestión: “La tasa de interés, por primera vez en muchos años y desde que está este gobierno, le gana a la inflación. No hay bicicleta financiera, lo que hay es una transferencia de recursos desde las familias hacia las empresas”.

Al respecto, la vicepresidenta precisó en la red social que “algunas de esas confesiones públicas” fueron formuladas “ante periodistas estrella de los medios de comunicación hegemónicos que hoy, cuando hablan, escriben, analizan y publican, parecieran haber olvidado el desendeudamiento del país, de las empresas y las familias logrado en nuestros gobiernos -hasta el 9 de diciembre del 2015- y el origen del actual y eterno problema argentino: el endeudamiento financiero, su consecuencia crónica e inevitable -la falta de dólares- y el retorno del FMI”.

En su tuit, la abogada también apuntó contra el referente de Juntos por el Cambio: “Sobre el retorno del FMI y su carácter completamente político, podrán escuchar confesión explícita del expresidente de la Nación, Mauricio Macri”.

“Nunca el Fondo, en tan poco tiempo, puso tanto dinero. Cuando uno ve la torta de préstamos hoy del Fondo, Argentina tiene la mayor parte de la cartera. Eso es algo inédito, producto de un apoyo político”, enfatizó el expresidente durante su gestión, según el video difundido por Cristina Kirchner.

Estos tuits van en sintonía con el reciente cruce que la vicepresidenta tuvo con el exdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

CFK le respondió a una autoridad del FMI: “Descabellado es el préstamo político que le dieron a Macri”

La vicepresidenta de la Nación enalteció la figura de Néstor Kirchner y le avisó al FMI que si quiere cobrar la deuda “van a tener que conseguir alguno como él”.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, cuestionó la opinión del exdirector del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner, quien tildó a la estrategia de pago de la deuda como “descabellada”. “Descabellado fue haberle dado un préstamo político por 45 mil millones de dólares al gobierno de Mauricio Macri”, respondió por Twitter la exmandataria.

Del mismo modo, resaltó la figura del expresidente Néstor Kirchner y enfatizó: “Si quieren cobrar la totalidad del préstamo político que dieron van a tener que conseguir alguno como él, que le pagó al FMI en el 2005 toda la deuda”.

Cristina Kirchner habló la semana pasada sobre la posibilidad de que el pago de deuda al FMI ante los desembolsos a una variable macroeconómica. Sin embargo, desde la entidad financiera estadounidense le respondieron que, además de ser “descabellado”, “hace que el instrumento se parezca a una acción”.

Ahora, la vicepresidenta publicó en su perfil de Twitter las capturas con esas respuestas de Werner y expresó que el préstamo acordado en 2018 fue “para que Macri ganara las elecciones como reconocieron de los dos lados del mostrador, Mauricio Claver Carone, expresidente del BID y Carlos Melconian expresidente del Banco Nación”.

Además, aseveró: “Descabellado es, además, haber pretendido que le devuelvan los 45 mil millones de dólares en cinco años y con vencimientos de hasta 19 mil millones de dólares por año, como señaló el presidente del bloque del Frente de Todos de la Cámara de Diputados, al momento de renunciar a ese cargo por negarse a votar a favor del nuevo acuerdo”, en alusión a la salida de la titularidad de Máximo Kirchner en la Cámara baja.

En esa línea, la presidenta del Senado manifestó: “Atar el pago de una deuda a una variable macroeconómica no es descabellado ni de un simplismo extraordinario”, y le recordó al “mister” (de forma irónica) Werner y Claudio Loser que “es lo que hizo Néstor Kirchner cuando reestructuró de forma exitosa la deuda que otros habían defaulteado en el año 2001 y ató el pago del cupón al crecimiento del PBI de nuestro país”.

Para finalizar su defensa ante las autoridades del FMI, CFK expresó que “entre el año 2005 y el 2015, que ustedes no estuvieron en nuestro país, los argentinos y las argentinas vivíamos mejor”, y finalizó con un video donde Melconian reconoce que el préstamo fue por una potencial victoria de Juntos por el Cambio en 2019.

Ilusionada, Cristina le sube el precio a Milei y ningunea a JxC

Sin decir nada novedoso, la vicepresidenta obtuvo centralidad con un discurso en clave electoral en el que encumbró a Milei. Ya sin Macri en carrera, ella pone al líder libertario en la mira, para desangelar a un Juntos por el Cambio que necesita un golpe de efecto.

Por José Angel Di Mauro

La elección del lugar fue tal vez lo que confundió. El Teatro Argentino de La Plata es para el kirchnerismo un escenario icónico, a partir de haber sido el lugar elegido para el lanzamiento en 2005 de la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires: lo que se conocería como “la madre de todas las batallas”. Dos años después fue donde se dio por terminado el juego “pingüino-pingüina” al anunciar allí ella su candidatura presidencial. Y en 2009, fue el lugar elegido para lanzar la Ley de Medios.

Por eso muchos tenían la impresión (o deseo) de que la vicepresidenta anunciara el jueves pasado, al cumplirse 20 años de la elección que terminaría consagrando a Néstor Kirchner presidente en 2003, que contrariando su anuncio de diciembre pasado sí sería candidata.

Quienes tenían algo de información, o bien se manejan con el conocimiento de quien suele ser previsible hasta algún punto, sabían que CFK no entraría en contradicción consigo misma. No ahora al menos. Faltan dos meses para el cierre de listas y queda bastante tiempo para esconder las cartas. Aunque en este caso no hay nada demasiado alentador para el Frente de Todos en el mazo.

En definitiva, la vicepresidenta no hizo anuncios en La Plata, ni tampoco dijo nada que moviera demasiado el amperímetro. Para sus críticos, muestra de que su poder de fuego ha menguado.

No podía esperarse tampoco que fuera a quemar las naves con el Fondo Monetario Internacional. Sí lo criticó, como siempre, adjudicándole a partir de ahora la responsabilidad de la inflación.

Novedad de este tiempo: mientras el presidente atribuye el alza de precios a la pandemia, la guerra y la herencia de Macri, ella sumó ahora al FMI. A su juicio, la causa está en el incremento del dólar, y en ese sentido la imposibilidad oficial de intervenir para frenarlo, según lo acordado por su ahora denostado Martín Guzmán con ese organismo.

En realidad, es lo que arregló Sergio Massa, pero no podía esperarse que esbozara alguna crítica hacia el ministro de Economía, a quien tampoco iba a complicar, cuando parece ser definitivamente el elegido para ofrecer como candidato presidencial por parte del FdT. Se nota en los modos como a él se refieren en el kirchnerismo y también se notó el jueves en las referencias de Cristina. “Sergio”, lo citó en tono coloquial.

Sergio Massa avanza hacia una candidatura oficialista.

Al presidente en cambio no lo nombró, ni siquiera hizo referencia alguna hacia quien aparece absolutamente desdibujado. Previsible, a partir de su anuncio de que no buscará competir. El tampoco se ayuda demasiado: el lunes, mientras el dólar escalaba a cifras inauditas, Alberto Fernández se desplazó hasta la casa de un artista militante en Caballito para concederle una entrevista, donde entre otras cosas sugirió a Robert De Niro para interpretarlo en una eventual película suya, y resaltó el “sacrificio” que impone la tarea de ser presidente, al punto tal de tener que resignar una siesta un domingo por la tarde por una reunión pautada…

Causó escozor ver su grado de disociación con la realidad en momentos tan complicados.

El grado de inquietud que debía reinar por esas horas en el seno del gobierno lo graficaría al finalizar la semana el ministro bonaerense Andrés “Cuervo” Larroque, al confesar que “el martes no sabíamos si llegábamos al viernes”. Sin embargo el presidente hacía la suya, como si la suerte de su gobierno ya no lo preocupara. De por sí, ya está claro que para él, eso ya no es su responsabilidad.

Larroque y una definición inquietante.

Curiosidades de un gobierno parcelado, donde el presidente percibe que no es el que manda y una vice que se siente ajena también. Durante su extensa “clase magistral”, se despegó todo el tiempo de esta gestión.

Sergio Massa es en la práctica el destinatario del poder real. Valorado por la vicepresidenta, como dijimos, y por el kirchnerismo también, que se va haciendo a la idea de que es “el elegido” por la Jefa, Massa ya no insiste con bajarse de una eventual candidatura que nunca dejó de anhelar. Ya sabe que es mejor no hablar del tema, como tampoco hacer pronósticos de inflación, como cuando habló de un abril cuyo índice confiaba que “comenzara con 3”, y hoy nadie imagina más bajo del 7.

¿Podría ser candidato con una inflación tan elevada?, se siguen preguntando muchos, pero la respuesta la daba esta semana -cuando el dólar comenzó a descender- un miembro de esta administración cercano al ministro: “Alcanzará con que sea el que evite el colapso”.

Íntimamente Cristina Kirchner está convencida de que es imposible que un gobierno con inflación de tres dígitos pueda ganar, pero eso no la lleva a no dar pelea. Si ella no compite -al menos para la presidencia- es porque sabe que no puede ganar y no piensa arriesgarse a que su último capítulo en la política sea con derrota. Juega a mantener el poder dentro del peronismo, a una fuerza fuerte en el Congreso y a retener la provincia de Buenos Aires. Son sus tres apuestas para esta elección, y para eso necesita a un candidato dispuesto a inmolarse, pero competitivo.

Y mientras tanto, deja señales como una frase que deslizó sobre el final de su mensaje en La Plata, cuando se refirió al litio, la nueva panacea argentina: “Tenemos que ver cómo vamos a manejar nuestros recursos. Chile acaba de presentar un plan estratégico del litio. Tenemos que saber qué vamos a hacer con el litio; si lo vamos a declarar recurso estratégico y conformar una asociación con privados, con provincias que son las que manejan los recursos”. Palabras que generaron inquietud entre los inversores.

Para muchos, el dato saliente de la exposición de CFK del jueves fueron sus referencias a Javier Milei. Sin nombrarlo, tal es su estilo, lo subió al ring. Fue al hablar durante toda la primera parte de su “clase” sobre dolarización, caballito de batalla del líder libertario, convertido el tema en su plataforma de campaña, aunque el diputado de Evolución Radical Alejandro Cacace le advirtió que él no es el padre de la idea, recordando que él fue quien el 28 de marzo del año pasado presentó concretamente un proyecto de ley para implementarla.

Cristina lo emparentó en ese pasaje con Domingo Cavallo, de quien los Kirchner llegaron a ser muy cercanos. En rigor, la vicepresidenta defenestró en su discurso a la convertibilidad, pero la reivindicó fuertemente durante los años dorados del sistema. Volvió a referirse a Milei sobre el final, incluso sin reparos en admitirse miembro de “la casta”.

Hay dos razones para su actitud: por un lado, la certeza de que el líder de La Libertad Avanza está creciendo en electorados que el kirchnerismo considera propios, la juventud y el conurbano bonaerense. Por otro -y sobre todo-, la deliberada intención de subirle el precio frente a Juntos por el Cambio, al que ninguneó. La posibilidad de que Milei termine escalando hasta aventajar a la principal oposición lleva al kirchnerismo a ilusionarse con un balotaje con Milei. Si eso sucede, dan por descontado que pueden ganar perfectamente.

En este marco la principal oposición ha tomado nota de que “la marca Juntos por el Cambio está estancada en las encuestas”. El internismo extremo, las peleas recurrentes que solo las PASO podrán enmendar, han hecho mella en las posibilidades de una oposición que hasta ahora se imaginaba gobierno a partir de diciembre. Hoy eso está opinado, y la responsabilidad está en el partido principal de la alianza, el Pro. Por eso la reunión del viernes pasado, que sirvió tan solo para la foto y para que volvieran a verse Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, después de la decisión del jefe de Gobierno sobre las elecciones porteñas, que rompió la relación entre ambos.

La multiplicidad de candidatos para distintos rubros conspira contra esa fuerza, a ojos de una sociedad desencantada con la política. No se ponen de acuerdo ni siquiera en el principal distrito que gobierna el Pro, la Ciudad de Buenos Aires, donde Larreta sigue apostando a Fernán Quirós y no baja a Soledad Acuña. A estas alturas, el expresidente esperaba que su primo Jorge Macri fuera el único candidato del Pro. El jefe de Gobierno mantiene a sus referentes para negociar la imparcialidad de Mauricio Macri con Patricia Bullrich. En este contexto crecen las chances de una alternativa que citamos hace dos semanas: la de María Eugenia Vidal como prenda de unidad en el distrito. No es lo que quiere ella, que siempre se vio como la más capacitada para la candidatura presidencial del espacio, pero ella misma confirmó esta última semana estar dispuesta a poner en juego su capital político “desde el lugar que lo tenga que hacer”. Podría ser la candidata unificada a suceder a Rodríguez Larreta.

Sería un golpe de efecto de los que necesita JxC. Antes, o simultáneamente, Vidal se bajaría de la candidatura presidencial.  

Los principales referentes del Pro se mostraron en una foto de unidad en medio de las tensiones internas

Protagonizaron un desayuno este viernes en San Isidro. Al salir, aseguraron que se habló mayormente de la situación económica. Buscarán una reunión con Espert para su incorporación a JxC.

En medio de las tensiones internas por las candidaturas a nivel nacional y en la Ciudad de Buenos Aires, los principales referentes del Pro encabezaron este viernes un desayuno en la localidad de San Isidro.

Con el objetivo de mostrar unidad, pese a los tironeos que se exacerbaron cuando el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió convocar a elecciones concurrentes en la Ciudad, los dirigentes del partido amarillo se unificaron ante el discurso de la situación económica que atraviesa el país.

A la cumbre se llegó en medio de los rumores que hablan de María Eugenia Vidal como posible candidata a jefa de la Ciudad -está hasta ahora anotada en la interna presidencial- y, por otro lado, del inminente desembarco del liberal José Luis Espert a la coalición, algo que ya avalaron públicamente la UCR, la CC-ARI y Encuentro Republicano Federal.

A la salida de la reunión, el presidente del Pro, Federico Angelini, quien asumió luego de que Patricia Bullrich presentara su licencia, aseguró que no se habló de la decisión sobre las elecciones concurrentes: “Ya dimos vuleta la página, bajo ningún punto de vista se trató ese tema”.

“Fue un claro gesto de unidad del Pro y de cómo nosotros resolvemos los problemas: nos juntamos, charlamos y proponemos cómo darle soluciones a la gente”, expresó el diputado en declaraciones a la prensa y destacó el uso de las PASO al decir que “el poder de la gente es lo mejor que nos puede pasar y no que se decida a dedo”.

También, consultado sobre el discurso de Cristina Kirchner, consideró que fueron “ninguneados por una persona que está condenada y que no se hace cargo de su propio Gobierno”, cuando en JxC “creemos que tenemos la posibilidad como partido y espacio político de gobernar la Argentina a partir del 10 de diciembre”.

“Sin lugar a dudas cualquier deuda que se haya tomado en la gestión de Cambiemos fue una deuda para achicar el déficit fiscal”, defendió sobre el crédito con el FMI.

El tuit de Larreta tras la cumbre de este viernes

Por su parte, el jefe de la bancada macrista en Diputados, Cristian Ritondo, manifestó: “La reunión fue muy buena y lo que se habló tiene que ver mucho con la reunión que vamos a tener el martes con Juntos por el Cambio, que tiene que ver con encontrar un programa común para la situación que está viviendo Argentina. Eso fue el 80% de la reunión”.

“No hablamos de (Javier) Milei, hablamos de poder tener una reunión con Espert. Nosotros siempre tenemos la actitud de ampliar Juntos por el Cambio. A nosotros no nos tiene que preocupar Milei, sino las propuestas nuestras”, dijo el precandidato a gobernador bonaerense que se enfrentará con Diego Santilli.

Sobre el paso previo para que el Pro termine de bendecir la entrada de Espert, Ritondo anticipó que buscarán reunirse con el diputado de Avanza Libertad, con quien “tenemos muy buena relación en la Cámara (de Diputados) y hace tiempo, y quisimos incorporarlo en las últimas elecciones”.

“No se habló de candidaturas, sino de economía e inflación, el problema galopante que tiene Argentina”, insistió y recordó el encuentro de los equipos económicos de la coalición que habrá el próximo 2 de mayo.

En la cumbre estuvieron el expresidente Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Diego Santilli, Federico Angelini, María Eugenia Vidal, Cristian Ritondo y Fernando de Andreis.

Yasky: “Si Massa supera el golpe de mercado, y CFK no se postula, será una figura principal en la fórmula”

Entre varios temas, el diputado del FdT sostuvo que la vicepresidenta “va a hablar para orientar en este crisis”, e hizo referencias sobre la denuncia de Héctor Marchi sobre el enjuiciamiento a la Corte.

El diputado nacional Hugo Yasky (FdT – Buenos Aires) hizo referencias este jueves sobre las posibles candidaturas dentro del oficialismo y postuló al ministro de Economía, Sergio Massa, en caso de que la vicepresidenta Cristina Kirchner no se postule: “Si el golpe de mercado es superado, será una principal figura principal en la fórmula”.

Además, mencionó que la vicepresidenta, en presentación de la Escuela Justicialista Néstor Kirchner, en el querido y restaurado Teatro Argentino de La Plata de esta tarde, “sin dudas va a hablar sobre la crisis generado por los grupos especuladores que pretenden empujar al gobierno a una devaluación”.

Entrevistado en FM La Patriada, Yasky agregó que “va a ser un ámbito multitudinario y fervoroso”. Del mismo modo, expresó: “Seguramente la palabra de CFK va a orientar en este momento donde, además, de tener que resolver la crisis y dar respuestas a los sectores populares, estamos a dos meses de cerrar las candidaturas”.

Sin embargo, el líder de la CTA advirtió que “restan dos meses para la inscripción de la formula”, pero “estamos en una situación donde la gente quiere ver medidas para frenar la escalada”. “Los precios están aumentando y los salarios corren por detrás, por eso no debemos caer en el error de pensar que el problema central es ver quien irá en cada distrito”, señaló.

En esa línea, Yasky añadió: “La gente paga los platos rotos de los movimientos especulativos sobre el dólar que hace que los precios crujan”, y manifestó que desde la CTA “proponemos una serie de cuestionamientos de necesidad como congelar precios y tarifas de luz, agua y gas”.

Así también, consideró que “hay que adelantar los aumentos de mayo y junio, y definir uno nuevo, para volver con la idea de una suma fija”. “Es clave que nuestro pueblo vea que hay un gobierno atento con una mirada atenta en el bolsillo del ciudadano”, indicó.

En esta oportunidad, recordó al expresidente Mauricio Macri y sostuvo que en su gestión (/2015-2019) el salario perdió 20 puntos que “lamentablemente no pudimos recuperar y poner al nivel que estaba en el 2015”. “El salario mínimo debe andar en el precio de la canasta básica que son 190.000 pesos y el objetivo es llegar a 130.000”, siguió.

Consultado por la denuncia de Héctor Marchi, quien fue administrador general de la Corte Suprema durante los últimos 15 años y tuvo a su cargo a partir del 2021 la supervisión de la Obra Social, en la última reunión de Comisión de Juicio Político, Yasky opinó que “me parece insólito que un sindicato que representa a los trabajadores del Poder Judicial haya estado sometido a una acción descalificada, sin controles, con modas en la aprobación de prácticas de salud, sin director médico y sin administración de los recursos”.

Además, agregó: “Quedó demostrado y documentado que el gremio de los trabajadores sale a defender a los miembros de la Corte Suprema”, y manifestó: “Marchi vino con la documentación de lo que fue su testimonio”.

Por último, remarcó que “hay que enfrentar esto que es un golpe de mercado y hay sectores que empujan al gobierno a devaluar y a generar pobreza generalizada porque los que pierden son todos los argentinos que ganan en pesos”, y cerró: “Sergio Massa está manejando con reflejo e hiperactividad una situación difícil”.

Máximo K: “Tenemos que poner los recursos en nuestra gente y no en los empresarios que después extorsionan”

El diputado nacional habló en el cierre del plenario de la militancia “La ciudad con Cristina”, del cual participaron más de 5 mil personas. Afirmó que el acuerdo es inflacionario e incumplible.

Un día después de conocerse la decisión del presidente Alberto Fernández de bajarse de una eventual postulación a la reelección, La Cámpora realizó un plenario en la Ciudad de Buenos Aires, que fue cerrado por su líder, Máximo Kirchner, quien sostuvo que “tenemos compañeros y compañeras con salarios en blanco que están siendo explotados en sus lugares de trabajo. Hay que dar vuelta la taba: paritaria, suma fija, o doble aguinaldo… pero que hay que dar el presente, y realmente poner los recursos en nuestra gente, y no en los mismos empresarios que después extorsionan para llevarse la plata afuera y romper el mercado cambiario argentino”.

Además, pidió “poder empezar a debatir realmente un programa de gobierno más allá de las plataformas que se preparan para las elecciones. Creo que de cara a lo que viene debemos tener un programa claro, que tenga entre 10 y 15 puntos, y asumir el compromiso inquebrantable de cada una de las partes del Frente de Todos de llevarlo adelante definitivamente para no después  tener dolores de cabeza”.

También se refirió a la importancia de la militancia y la dirigencia porteña en un distrito donde “reside el poder financiero y económico de la Argentina que viene trayendo de rodillas a nuestra gente. Es importantísima la batalla que va a dar este espacio político en CABA para seguir creciendo e intentar gobernar, y demostrarle al resto del país que las porteñas y porteños no se han olvidado que pertenecen a este país grande, hermoso, y que necesita ser promovido y protegido”.

“De esta ciudad también han salido presidentes. De la Rúa, Mauricio Macri y hay otro, al que se le está complicando un poco, parece que la presidenta del partido lo trae cortito. Le tiene miedo”, ironizó en referencia a Horacio Rodríguez Larreta.

“Cuando uno mira a Cambiemos, o Juntos por el Cambio… no sé qué nombre o razón social tendrán para su próximo plan de negocios. Decía, que me puse a mirar quienes eran sus candidatos. Y pensé también en quienes están hoy en esos lugares. Por ejemplo, hoy al frente del PAMI tenemos una gran compañera como Luana Vuolnovich, que hizo realidad las palabras del presidente en la campaña, cuando dijo que iba a haber medicamentos gratis para nuestros jubilados y jubiladas. Cuatro millones, de los 5 millones de afiliados hoy tienen acceso a eso. Y es verdad, el otro día hablaba con ella y me decía son aproximadamente en promedio 9000 y 10000 pesos por jubilada y jubilado. Sé que no es suficiente. Pero también sé que eso que hoy no destina a sus remedios los puede destinar a tener un poco de comida en su casa o de comprarle un librito de colores a su nieto para colorear”.

“¿Quién estaba en el PAMI en épocas de Fernando de la Rúa? -se preguntó-. El jefe de Gobierno de la ciudad, vaya sorpresa, Horacio Rodríguez Larreta. Segunda, Cecilia Felgueras. Pero me seguí preguntando más cosas. Viceministro de Desarrollo Social de Graciela Fernández Meijide en el gobierno de Fernando de la Rua, y dije, bueno, ¿dónde están nuestros compañeros hoy? Y me acordé del compañero Cuervo Larroque. Y miren que distintos somos, que es el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires”.

Continuó diciendo Máximo Kirchner: “Seguí pensando, y vi que hay una candidata también en Cambiemos y me fui a ver dónde estaba. Es difícil a veces porque ha pasado por muchos lugares. Y era la ministra de trabajo de Fernando de la Rúa, la ministra de Trabajo, les pido que escuchen por favor. Era la ministra de Trabajo para quien la palabra orden que hoy la pueden ver en los carteles significaba 13% de recorte para nuestros jubilados y jubiladas. Trece por ciento  más de recorte que Clarín llamaba poda poéticamente para los trabajadores públicos. Y dije, bueno,

¿dónde están mis compañeros también para hacer una comparación? Y bueno, ahí en la provincia de Buenos Aires donde también tenemos al compañero Walter Correa, que es un gran ministro de Trabajo que defiende los intereses de los trabajadores y de las trabajadoras. Ahora, la pregunta que tenemos que hacernos entonces, es ¿dónde estaban Luana, el Cuervo y Walter Correa cuando esta gente hambreaba al pueblo?”.

Creo que de cara a lo que viene debemos tener un programa claro, que tenga entre 10 y 15 puntos, y asumir el compromiso inquebrantable de cada una de las partes del Frente de Todos de llevarlo adelante definitivamente para no después  tener dolores de cabeza”.

También habló de “la proscripción” sobre Cristina Kirchner y expresó: “Siempre la lapicera la tuvieron las y los militantes. El problema que tenemos hoy es que las biromes quieren escribir un nombre y el Poder Judicial saca el nombre que quieren escribir esas biromes para esta elección. Que nadie se pase de vivo acá, que nadie se pase de viví”.

En otro pasaje, recordó que “las reservas son las mismas que en 2019; gran parte del trabajo argentino se ha ido para financiar la deuda contraída, ¿por quién? Otra vez los mismos que los de la ATP, los de los precios, los de Telecom, para pagar las deudas privadas que las empresas contrajeron durante el gobierno macrista… Estas son las cosas que la compañera Cristina fue marcando, no con el diario del lunes, sino con el diario del día. Y maldigo hoy todavía que no hay sido escuchada. No por ella sino por mi gente que la está pasando mal. No eran posicionamientos de poder, queríamos que a nuestro gobierno le fuera mejor. Esa fue nuestra intención”.

“Pero miren: y acá está lo que realmente viene y es la discusión de este año. Esta tapa del diario Clarín de hace unos meses atrás dice: el achicamiento de la clase media por la crisis ya es el más grave en 18 años. Mientras la clase media se achicó en nuestro país, ¿quién creció? ¿Quién se quedó con Telecom? Entonces le recomiendo a la clase media, cuando va a pagar la factura de Fibertel, de Personal, de Telecom y se queja de la dirigencia política, empiece a mirar un poquito mejor quiénes se están quedando con la parte que le corresponde a millones de argentinas y argentinos en este país. Porque si no da todo lo mismo y no es todo lo mismo”, concluyó.

Santoro contra Larreta: “Se desenfocó de la gestión y se dedica a la interna del Pro”

El diputado del FdT señaló que desde la licencia de D’Alessandro “todo empeoró” en materia de seguridad de la Ciudad. Además, se refirió al acercamiento de Macri con Milei.

El diputado nacional Leandro Santoro (FdT – CABA) criticó este martes al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y afirmó que “se desenfocó de la gestión y está dedicado a la interna del Pro”.

Del mismo modo, mencionó que la seguridad en la Ciudad “es un desastre”, y amplió que, desde el pedido de licencia del ministro de Seguridad y Justicia, Marcelo D’Alessandro, “todo empeoró”. “Casi mataron en Retiro a un turista para robarle el celular. Hay zona liberada”, señaló.

En declaraciones a FutuRock, el diputado oficialista siguió con sus críticas a la gestión porteña y manifestó que “es increíble la desinversión en materia de seguridad social”. Además, afirmó que “se desvían recursos y es un problema en salud y políticas sociales”.

Con relación a la interna del oficialismo, Santoro aseguró que la situación se ve “afectada por la crisis socioeconómica”, y añadió: “No podemos estar en actitud contradictoria de que los sueldos no alcanzan y a los 5 minutos decir yo voy a hacer tal o cual cosa”.

Del mismo modo, advirtió que “hay que ser cuidados con los tiempos (los cierres de precandidaturas son el 24 de junio)”. “Una pelea interna agrava la relación de la sociedad con la política porque la desilusión y la esperanza se puede traducir en malestar y voto antisistema”, aseveró.

En tal sentido, expresó: “Los candidatos antisistema cuestionan la organización política”, pero afirmó que “las derechas reaccionarias con discursos infantiles están logrando el apoyo de sectores populares”, en relación a precandidatos como los diputados José Luis Espert y Javier Milei.

“La espectaculizacion en los medios televisivos deteriora a la política, por eso debemos recuperar la templanza. Los sectores reaccionarios de ultraderecha van a las villas y dicen que van a quitar el Estado y la gente los vota”, relató.

Respecto a los dichos de la líder de Coalición Cívica – ARI, Elisa Carrió, al expresidente Mauricio Macri, por un acercamiento a los libertarios, Santoro explicó: “Macri tomó la decisión de disputarle el voto ultraconservador a Milei”.

En el final, sostuvo que “en el mundo las derechas logran votos de sectores populares como Donald Trump en Estados Unidos”, y amplió: “Macri corrige su línea porque sabe que Milei interpreta mejor que él esta postura”.

Angelini contra Carrió: “Si no fuera presidente del Pro, le respondería de forma más dura”

El presidente provisorio del Pro sostuvo que las idea de Macri “están cerca de Bullrich que de otros candidatos”, y anunció que “JxC se acercó al oficialismo rosarino” para ir por la gobernación de Santa Fe.

El diputado nacional Federico Angelini (Pro – Santa Fe) cargó este lunes contra la líder de la Coalición Cívica – ARI, Elisa Carrió, tras sus acusaciones contra el expresidente Mauricio Macri: “Si no fuera presidente del Pro le respondería de forma más dura”.

La confundadora de Cambiemos había manifestado en LN+ que Macri “no quiere estar con el Pro, con el radicalismo, ni con la Coalición Cívica. Quiere estar con Milei” que manifestó su postura en contra de la incorporación del libertario, al igual que la UCR y una parte del Pro.

En declaraciones a FM La Patriada, Angelini indicó que “sus dichos solo perjudican a JxC. Es una necesidad de buscar que la gente hable de ella y Macri no necesita hacer este tipo de declaraciones para que la gente valore o no su presidencia. Decir que él busca romper es una falsedad absoluta”.

Además, el presidente provisorio del Pro -tras el pedido de licencia de Patricia Bullrich– aclaró que “hay distintas voluntades personales de participar de la elección y es lógico que haya tensiones y discusiones”, pero advirtió que desde su espacio “buscamos la unidad del Pro y de JxC”.

Respecto a las elecciones de Neuquén y Río Negro, Angelini aseguró que “hay que trabajar en los acuerdos nacionales con la UCR y la CC – ARI”, y agregó: “Lo que se logró en Neuquén tiene que ver con una provincialización de la campaña porque hay sugerencias e ideas de dirigentes locales”.

Consultado por la precandidatura de Bullrich, relató que “Patricia dijo que se corre del lugar que tiene para trabajar por su campaña”. Del mismo modo, afirmó que “no está ni bien ni mal correrse del lugar donde uno está para avanzar con la campaña”.

Sobre la decisión de Macri apoyar a un candidato, expresó que “sus ideas están más cerca de las de Patricia que las de otros candidatos de JxC”, pero aclaró: “Lo siento con vocación de apoyar el proceso desde su experiencia porque él ya gobernó y terminó su mandato no siendo peronista, algo que no ocurría hace más de 90 años”.

Del mismo modo, hizo saber que no estuvo de acuerdo con la decisión del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, sobre desdoblar las elecciones: “Es un cambio de las reglas del juego a poco tiempo de las elecciones, pero se lo planteé y está dentro de la legalidad”.

Por último, habló sobre la composición de un frente opositor para ir por la gobernación de Santa Fe y explicó: “Vengo trabajando fuerte en las propuestas, tengo ganas de contribuir para ganar las elecciones en septiembre”, y cerró: “Estamos ampliando JxC con el oficialismo rosarino”.

Lousteau: “JxC es más grande que el Pro y la UCR”

El senador de JxC criticó a “las figuras emergentes que se rodean de lo peor de la política”, y cuestionó al expresidente Macri.

El senador nacional Martín Lousteau (UCR – CABA) hizo referencias sobre la interna de Juntos por el Cambio y afirmó: “Creo que Juntos por el cambio es más grande que el PRO y el radicalismo porque es una coalición y los partidos son más grandes que las personas”.

Además, expresó que “estuvo mucho tiempo comandado por el Pro por falta de potencia del radicalismo”, y agregó: “Juntos por el Cambio es una coalición que tiene visiones diferentes y matices sobre las cosas”.

En diálogo con Radio Con Vos, el precandidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sostuvo que “las personas que son buenas mediáticamente empiezan a tener una relevancia muy grande”, pero advirtió que esas “figuras emergentes se empiezan a rodear de lo peor de la política”.

“Actualmente hay una puja por tu atención. Entonces las personas que son buenas mediáticamente empiezan a tener una relevancia muy grande. El inconveniente de eso es que están desancladas de todo. Para modificar la realidad no lo podés hacer solo. Muchas veces pasa que las figuras emergentes son una estrella fugaz y se caen o se empiezan a rodear de lo peor de la política, los runflas”, indicó.

 En esa idea, Lousteau agregó que “vos podés ser Milei, pero te estás rodeando de lo peor de la política y la gente no se entera. La simbiosis es un candidato que mide con un montón de gente que no lo hace pero maneja plata”.

Por otro lado, el senador refirió a la discusión sobre los distintos modelos económicos en JxC y remarcó que “la parte más dura del Pro habla de superávit fiscal, pero las que ordenan las provincias son las gobernaciones radicales”. Además, ratificó que “el problema no es el déficit, sino que el Estado gasta de una manera tal que genera desorden” y llamó a “reconducir al Estado hacia la sobriedad, no a la austeridad”.

En tal sentido, amplió: “No soy alguien que se espanta por el déficit. El déficit es el síntoma de un problema más profundo: si gastamos bien o gastamos mal, el Estado gasta de una manera tal que genera desorden. No me gusta hablar de austeridad, tenemos que reconducir el Estado hacia la sobriedad, que no se gaste en pelotudeces”.

Asimismo, explicó que en el sistema previsional “lo primero que hay que eliminar son las jubilaciones de privilegio”. “Hay que eliminar las exenciones de ganancias. El Estado tiene que demostrar que puede bajar impuestos y mejorar la calidad de los bienes y servicios”, siguió.

A su vez, Lousteau sostuvo que “no se puede hacer una unificación cambiaria en Argentina el primer día”, pero consideró que “si se genera una expectativa de acuerdo, va a haber interés por invertir en Argentina”.

Finalmente, el senador aludió a las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires y afirmó que “le gusta el modelo de elecciones separadas totalmente” y resaltó que “(Mauricio) Macri tiene todo el derecho del mundo a decir me gusta mi primo, pero no tiene derecho a sesgar las reglas”.

Máximo Kirchner: “Los precandidatos de JxC fueron parte de aquella Argentina del que se vayan todos”

El líder de la Cámpora se refirió a la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores y le pidió a la gente “involucrarse y acompañar”.

El diputado nacional Máximo Kirchner (FdT – Buenos Aires) afirmó que los precandidatos presidenciales de JxC “fueron parte de aquella Argentina del que se vayan todos”.

En la reunión con intendentes, legisladores y autoridades partidarias de la Sexta sección electoral, el presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos se refirió a la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Del mismo modo, expresó: “Creo que la prioridad es ocuparnos de resolver estos problemas, de hacer una propuesta en este sentido y muchas veces también entender que nuestro debate en el Frente de Todos tiene  que ver primordialmente con hacia dónde va el país”.

Así también, sostuvo que “la oferta electoral del macrismo no es nueva, sino que está compuesta por referentes de la Alianza”, y agregó: “Lo que vemos en Cambiemos es que sus tres candidatos a presidente, tanto (Patricia) Bullrich, como Horacio Rodríguez Larreta, y Gerardo Morales fueron integrantes de la Alianza”. “Los tres fueron parte de aquella Argentina del que se vayan todos”, manifestó Kirchner.

“Larreta era el segundo de Cecilia Felgueras (interventora del PAMI) quien integraba el Grupo Sushi con Antonio de la Rúa. Patricia Bullrich era la ministra de trabajo del gobierno de la Alianza, y también respondía a Antonio de la Rúa, y Gerardo Morales era viceministro del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de la ministra Graciela Fernández Meijide”, siguió.

En esa línea, Máximo Kirchner detalló: “Entonces lo que vemos es que aquellos que dicen que vienen a transformarlo todo, son los que Argentina echo bajo el canto de que se vayan todos 22 años atrás”.

Para Kirchner es fundamental “la participación de la gente” para dar respuestas a una realidad compleja donde trabajadores asalariados no llegan a fin de mes. En este sentido insistió en que además de las paritarias es necesario incorporar una suma fija que permita a los trabajadores recuperar poder adquisitivo.

“La gente debe volver a involucrarse y acompañar como acompañó en su momento a Néstor Kirchner y a Cristina Kirchner. No es casualidad que en el 2015 quien había sido presidenta se haya ido con una plaza llena y no con un país que no tenía problemas, sino con un país que había resuelto parte de sus problemas. Mientras que Mauricio Macri no fue ni siquiera reelecto y llegó a un ballotage, y ahora ni se puede presentar”, concluyó.

Lospennato apoyó a Larreta por las elecciones concurrentes: “La Ciudad no está cambiando ninguna regla”

La diputada del Pro analizó: “No veo un desafío entre Macri y Larreta, sino un desafío en cumplir la ley”. Por otro lado, cuestionó que Cristina Kirchner “frenó” en el Senado el proyecto de Boleta Única.

La secretaria parlamentaria del interbloque de JxC en Diputados, Silvia Lospennato (Pro), se refirió a las críticas del expresidente Mauricio Macri hacia el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tras tomar la decisión de desdoblar las elecciones y sostuvo que “la Ciudad no está cambiando ninguna regla”. A su vez, analizó: “No veo un desafío entre Macri y Larreta, sino un desafío en cumplir la ley”, y cuestionó que Cristina Kirchner “frenó” en el Senado el proyecto de Boleta Única.

En diálogo por Radio Rivadavia, la macrista fue consultada sobre el voto concurrente y explicó que “la ley electoral nacional otorga la posibilidad a los distritos de que se unifican la fecha de la elección nacional y local puedan utilizar dos métodos distintos, uno se llama simultáneo y el otro se llama concurrente. Cuando se adopta el método simultáneo lo que hace es dejar de lado el mecanismo electoral que tenga esa provincia y utilizar el mecanismo nacional. Cuando uno elige el método concurrente puede votar ese mismo día, pero respetando la ley electoral local es decir el mecanismo que tenga cada constitución”.

“El mecanismo concurrente, una provincia que lo utiliza regularmente es Santa Fe es la primera provincia que tuvo boleta única en el país y nunca quiso cumplir con la ley local de la boleta única, pero a su vez no desdoblar la elección para no encarecer el costo, entonces utilizó la concurrencia que es que el mismo día la gente va una sola vez al cuarto oscuro, pero vota en un solo mecanismo las categorías nacionales y con el otro mecanismo la categoría local”, explayó Lospennato.

En ese sentido, consideró que “siempre hay como una subestimación del ciudadano pensando que es el procedimiento y el mecanismo lo que va a ser que defina su voto y no la decisión, y valerse de que hay una confusión del elector para lograr un resultado no parecería ser la regla que uno quiere para un sistema. Uno quiere que cada elector pueda, con el mecanismo que sea, decidir qué es lo que quiera votar”.

“Lo importante en este debate me parece que, independientemente de cuál sea la decisión, lo primero que hay que decir es que tanto el Código Electoral de la Ciudad de Buenos Aires como la Ley Nacional le dan estas facultades al gobernador de la provincia, o sea el jefe del Gobierno de la Ciudad. Él es el único que puede decidir cómo aplica la legislación”, precisó la diputada del Pro.

En segundo lugar, planteó que “en la Ciudad, porque hablaron de cambiar de sistema, toda la historia de la Ciudad salvo el 2019 siempre la elección a jefe de Gobierno y a presidente fueron en fechas separadas. La Ciudad siempre votó con su sistema y el sistema fue cambiando”.

“En el 2013 el Pro durante el gobierno de Macri propuso y adoptó la boleta única en su formato electrónico que se utilizó en el 2015 y en ese momento la ley electoral era una opción que podía tomar el jefe de Gobierno”, sumó. Asimismo, recordó que “a partir del 2018 el Código Electoral de la Ciudad dice que el mecanismo de votación en la Ciudad es la boleta única en el artículo 111”.

En esa línea, remarcó: “Es el sistema que nosotros como legisladores nacionales también promovemos a nivel nacional. Nosotros queremos que toda la argentina vote con boleta única ese es nuestro objetivo y por eso conseguimos en 2017 la envió el presidente Macri y no logramos los votos. En 2021 logramos la media sanción en Diputados y lamentablemente Cristina Kirchner la frenó en el Senado”.

Respecto de las disidencias entre Macri y Larreta, la legisladora opinó: “Tienen todo el derecho a no estar de acuerdo y cada uno pensar que hay un mecanismo mejor que el otro. Lo cierto es que la ley electoral de la Ciudad le da esta facultad al jefe de Gobierno y él decide con qué forma y en qué fecha votan los porteños”.

“La mayoría de las provincias desdoblan su elección en el país para tener una discusión sobre lo provincial separada de la discusión nacional, esa es la mayoría inclusive la de todo JxC, todas desdoblan su elección”, insistió.

Además, subrayó que “desdoblar una elección no sería tampoco una rareza, es casi la regla en las provincias argentinas. Evidentemente desdoblar implica más costo, pero las provincias que desdoblan creen que ese costo está justificado para poder tener una discusión sobre el futuro de la provincia separado del nacional. Las provincias de JxC como Jujuy, Mendoza y Corrientes también desdoblan”.

“También la ley electoral da esa posibilidad de hacerla en la misma fecha, pero respetando la autonomía de cada distrito y que se vote como hace Santa Fe con un sistema propio, son facultades que está en la ley”, agregó Lospennato.

La legisladora, aseguró que “el sistema propio de la Ciudad de Buenos Aires es la boleta única porque nosotros somos los promotores a nivel nacional y nosotros creemos en el sistema”, y lamentó que “en la provincia no se tenga este sistema”. “Es muy valioso de que si hay una decisión de tener este sistema de boleta única en la Ciudad y que está en el Código Electoral se utilice y ojalá logremos con este ejemplo que lo usen más provincias como Mendoza”, bregó.

“El 2019 fue la excepción de la historia de la Ciudad, hoy la circunstancia es diferente está gobernando el FdT, la mayoría de las provincias tiene elección desdoblada y sostienen su sistema electoral a través de la concurrencia. Muchas provincias modificación la ley electoral en los últimos meses”, enumeró.

Y respaldó: “La Ciudad no está cambiando ninguna regla. La regla es la boleta única que está en el código electoral, hay provincias donde adoptaron la Ley de Lemas que nos parece una barbaridad eso si es un cambio y una manipulación de las reglas, no es el caso de la Ciudad”.

“No veo un desafío entre Macri y Larreta, sino un desafío en cumplir la ley, aunque a veces no sea lo que más me beneficia. Ese es el desafío que tenemos los políticos en argentina que es cumplir la ley y la regla”, opinó y cerró: “Me lamento mucho realmente es no haber podido impulsar cuando gobernamos la provincia la boleta única porque la elección sería muy diferente y poder fiscalizar con boleta única y eso cambiaría la Argentina”.

El juego de la silla

Por Carlos Fara. Las incógnitas que despejó la salida de la grilla presidencial por parte de Mauricio Macri. El efecto dominó dentro de JxC.

Se empezaron a despejar incógnitas en la ecuación electoral. Finalmente, Macri comprendió que su indefinición implicaba más un costo para la coalición que un beneficio, empezando por sus propias pre candidatas más cercanas, quienes estaban en la dulce espera en su búsqueda de más apoyos políticos y económicos. Ya lo comentamos en esta columna hace dos meses que algunos agujeros en las finanzas de la campaña de Bullrich los cubrió el propio Emir de Cumelén. Vidal directamente dijo públicamente que, si su líder competía, ella se bajaba.

Macri terminó su gestión con balance negativo y de ahí su derrota. Advirtió -como Alfonsín en su momento- que quizá podía ser mejor ex presidente que presidente, con todo el prestigio y eventualmente el poder que eso puede redituar. Como dice “la jefa”, no hace falta tener un cargo para hacer política. Existen muchos ejemplos, como Perón desde el exilio. Claro, la mayoría no puede, pero los que pueden es porque acreditan un gran aprendizaje de conducción y de vida.

Pues Macri aprendió de la jugada de Cristina en 2019, que puso a Alberto de primer candidato y, aun con ella detrás, la sociedad plebiscitó a la administración Pro, no a Ella. Ahora con su paso al costado, el ex presidente les facilitará a sus candidatos que se discuta menos de sus errores de gestión y más de la herencia que deja el actual gobierno. Deja así en la primera línea a las figuras más competitivas de Juntos por el Cambio, reforzando el valor de la marca. Pura racionalidad política porque además desactiva que se produzca “la final de la Copa del Mundo” entre El y Ella.

Todos los indicios llevan a confirmar lo que la mayoría del mundo político suponía: que CFK no será candidata a presidenta, y quizá a nada. La Argentina entonces debatirá con otra camada política sobre cómo sale de la crisis. Gane quien gane, es positivo que no insistan las dos figuras políticas más importantes de sus respectivas coaliciones, pero con fuerte imagen negativa.

El paso al costado de Macri actuará como un catalizador de decisiones políticas dentro de la coalición. Despejado ese factor de la ecuación, ahora se aceleran las negociaciones por la definición de fórmulas y de candidaturas del paquete nación – CABA – provincia de Buenos Aires. Por lo pronto, “el pelado” ya confirmó que habrá un solo candidato del Pro en la capital del país. Así se deberían bajar del ring Quirós y Acuña ¿para ir en qué lugares? Mientras se buscan fórmulas políticas para darle garantías a Lousteau. Si eso falla, ¿podría haber un dominó radical en contra de Larreta por ruptura de contrato?

Lo cierto es que el mencionado catalizador ya le dio luz verde para que el radicalismo entre a jugar dentro de la interna del Pro, con todo lo que eso podría alterar el cuadro que arrojan las encuestas, ya que la presencia territorial es una clave que desestabiliza cualquier especulación. Uno podría decir que la que vota es “la gente”, no las estructuras de base, y que en el público de clase media los referentes inciden menos. Sí, pero. Son varios los ejemplos en elecciones provinciales en donde la mayor presencia de dirigentes de un bando radical terminó alterando lo que asomaba de otra forma (por ejemplo, en las últimas PASO de Santa Fe, la popular Losada le sacó solo una ventaja de 18.000 votos a Pullaro, quien contó a su favor con una amplia red de intendentes). Se viene un punteo fino de dirigentes de uno y otro bando.

Dicho esto, suben las apuestas: iría camino a concretarse la esperada fórmula LarretaMorales, por un lado, y Bullrich – un radical del interior (¿el gobernador Valdés?) por el otro. Va a ser para alquilar balcones. ¿Y Vidal? ¿siempre fue una candidata muleto de Macri para complicarles la vida a los otros dos, como sospechan los aludidos? ¿el ex presidente se habrá sentido atraído por los vínculos del ahora marido Sacco en el mundo de los deportes televisados, dada su carrera hacia la presidencia de la FIFA?

Pero hay otros personajes en el tintero. Carrió se supone que se lanzó para negociar cargos legislativos. Miguel Angel Pichetto -luego de haber incidido en la perentoria decisión de Macri por sí o por no para despejar incertidumbres- pondrá en valor el hecho de que es una de las cuatro grandes patas de la coalición opositora. ¿Y Manes? ¿quedará aislado de todo apoyo radical? Suena a lo más probable, ya que sigue sin levantar vuelo electoral pese a su reconocido prestigio. La UCR juega a poner el próximo vicepresidente, mejorando su valorización respecto a 2015 y 2019, y probablemente el próximo vicegobernador bonaerense. En ese marco el neurólogo se queda sin masa crítica, aunque lo haya alentado a competir el Emir de Cumelén para que le quite votos moderados al alcalde porteño. A veces parece que el chorro qatarí da para todo.

El corrimiento de la competencia electoral de Macri ¿le traslada sus votantes automáticamente a Patricia Reina? ¿algo se va a Milei? Ambos interrogantes merecen respuesta negativa. Primero, lo que estaba recogiendo el ex presidente era más cercano a “Pato”, pero también se podría decir que era un votante más promedio dentro del espacio. Las diferencias entre lo que recogen ella y Horacio son de estilo, no ideológicas. Segundo, ese segmento que iba con Macri tiene una buena oferta interna como para pensar en irse a otro lado. El estilo del economista suena a veces demasiado agresivo y sus posturas un tanto extremas como para que se filtren más votos cambiemitas hacia el libertario. 

Pues, así como Cristina movió una ficha en 2019 y se generó un dominó en todo el resto del tablero, ahora eso lo provocó el creador del Pro. El juego de la silla ya se activó. Ya se bajaron dos explícitamente. Quizá otros se hayan quedado sin dónde sentarse como secreto a voces. La música está sonando y los participantes bailan al ritmo mientras se mantienen lo más cerca posible de las poltronas. ¿Quién será el próximo o próxima que quedará fuera del juego?

La pobreza, espada de damócles electoral sobre el oficialismo

El empleo y (hasta hace un tiempo) la economía crecen bastante, pero la pobreza y la inflación les ganan. Un fenómeno que esta vez le toca sufrir al peronismo. El relajado viaje de un Alberto Fernández que se siente “fortalecido”.

Por José Angel Di Mauro

Mientras la política argentina debate candidaturas y la toma del poder a partir del 10 de diciembre, los datos duros de la macro y micro economía impactan de lleno en una sociedad cada vez más complicada por la crisis. No alcanza con los datos positivos que desde el gobierno algunos funcionarios se empeñan en resaltar con tono exultante. La economía crece, pero más la inflación y la pobreza.

Datos concretos se conocieron esta semana, cuando el INDEC confirmó lo que todos presumían: la pobreza ya roza el 40%; un 39,2% promedio que habla de 18,6 millones de argentinos sumidos en ese infierno. Una cifra astronómica si se tomara en serio la afirmación que Cristina Fernández de Kirchner hizo el 8 de junio de 2015 en Roma, cuando ante la FAO afirmó que el índice de pobreza se ubicaba en ese entonces por debajo del 5%, y el índice de indigencia en 1,27%, “lo que ha convertido a la Argentina en uno de los países más igualitarios”, se vanaglorió. Se basaba en datos publicados por el INDEC en diciembre de 2013, según los cuales el nivel de pobreza de la población era del 4,7%. Un INDEC intervenido y que brindaba cifras mentirosas. Tal vez quien entonces era presidenta creyera ciertos esos datos, quién sabe…

El dato actual brindado por el organismo que encabeza el dirigente renovador Marco Lavagna marca un incremento respecto del 36,5% del semestre previo al medido ahora, el segundo de 2022. Esto es, la medición de la pobreza no es como la de la inflación: se considera siempre a plazos más largos y se brinda tres meses después de los períodos considerados. Los datos que tanto conmueven contrastan con una economía que creció 5% el año pasado. Pero que ha dejado de crecer, según todos los indicadores, lo que prevé que cuando se difunda la próxima medición, la pobreza habrá superado con cierta holgura el 40%.

Esa medición se difundirá el 27 de septiembre, 25 días antes de las elecciones generales de octubre. Es de imaginar el impacto que podrá tener ese dato; se verá qué proyección electoral tiene en consecuencia.

Los datos son más alarmantes si se considera el principal distrito electoral, la provincia de Buenos Aires, donde la pobreza se asienta ya en el 45%. El distrito clave del kirchnerismo, donde se afinca su mayoría más fiel, es donde más asentada está la pobreza hoy. De ahí que en su reunión del viernes el PJ bonaerense abogara por reclamar por los fondos de coparticipación. Muchos verían con buenos ojos una reasignación especial para ese distrito, atendiendo las necesidades del mismo, similar a la otorgada durante la gestión macrista a la Ciudad de Buenos Aires, que convalidó ahora la Corte Suprema, para enojo del actual oficialismo. La provincia de Buenos Aires percibió durante la actual gestión nacional recursos importantes al punto tal de no haber sufrido las estrecheces que vivieron por ejemplo Daniel Scioli y hasta María Eugenia Vidal, y es allí donde el kirchnerismo pretende dar este año “la madre de todas las batallas”, cuestión de seguir gobernando, más allá de un destino nacional que vislumbra adverso.

Volvamos a una economía cuyo crecimiento no se ve reflejado en los indicadores sociales. La propia vicepresidenta ha dicho en algunos de los discursos que pareciera pronunciar desde un llano que no habita, que se da hoy la novedad de argentinos que tienen trabajo y así y todo están bajo la línea de pobreza. Parecieran darle la razón los dichos del jefe de Gabinete, que en su presentación ante la Cámara de Diputados habló de un desempleo del 6,3%. “Los niveles de empleo siguen siendo muy altos”, remarcó el miércoles Agustín Rossi, quien detalló que “hay mayores niveles de ocupación en el interior, que en el centro del país. En el noroeste argentino hay menores niveles de desocupación, llega al 3,9%. En La Pampa húmeda, se elevan al 7%. Eso es lo que da ese promedio”.

Agustín Rossi durante su exposición del miércoles 29 en Diputados.

Con todo, no se han verificado datos que permitan observar una migración inversa desde el Conurbano hacia ese interior tan prometedor en materia de empleo.

Hay que considerar de qué manera se mide el desempleo en la Argentina. En principio, se considera solo a las personas dispuestas a trabajar. Esto es, la estadística no incluye a aquellas personas que están disponibles para trabajar, pero que no buscan empleo activamente. Son considerados desocupados quienes buscaron activamente un empleo en la semana previa a la encuesta. El INDEC considera como “búsqueda activa de empleo” al hecho de “enviar currículums, responder a avisos de diarios/internet, consultar a parientes o amigos, en algún momento de los últimos 30 días”.

Este tema tan controversial marcará seguramente una campaña electoral que tuvo la última semana una noticia impactante, al anunciar el expresidente Mauricio Macri su decisión de no ser candidato. No por presumible, el dato dejó de ser resonante. Para muchos, lo que más sorprendió fue el momento en el que se difundió, faltando tanto para el cierre de listas previsto para el sábado 24 de junio.

Mauricio Macri y su impactante confirmación a través de las redes sociales.

La noticia se conoció justo cuando crecían las informaciones referidas a presiones que desde ciertos sectores empresariales y políticos se estaban desarrollando sobre el expresidente para que fuera candidato presidencial. La decisión finalmente conocida tuvo que ver con eso: si ya sabía Macri que no iba a jugar, la situación que se estaba planteando estaba afectando las posibilidades de la principal oposición, que desde hace meses viene cayendo en las encuestas.

Desde aquí hemos dicho varias veces que no es que Macri tuviera muchas dudas respecto de su suerte en una eventual elección que lo tuviera como protagonista. Daba por descontado que ganaría las PASO y se imaginaba triunfante en octubre contra la o el candidato oficialista, así fuera Cristina Kirchner. El problema estaba en el después, cuando le tocara gobernar y no contara con la fuerza política necesaria para implementar las cosas que considera ahora indispensables; por el contrario, vislumbraba a un kirchnerismo tirando piedras desde el minuto cero.

Conforme se aproximan los cierres de listas, no solo nacional, sino distritales, los acuerdos van alcanzándose en líneas generales dentro de Juntos por el Cambio. Sucedió en Salta, donde el diálogo estaba roto; en Tucumán, donde intervino Macri personalmente; también en la estratégica Córdoba, donde se resolvió a través de las encuestas. No será en todo el país, pero en líneas generales se van acercando posiciones. Se espera que también suceda en Ciudad de Buenos Aires, donde el expresidente ha bendecido a su primo Jorge, y ya Emmanuel Ferrario bajó su candidatura. Más temprano que tarde lo hará también la ministra Soledad Acuña, y más cerca del cierre de listas Fernán Quirós. Las demoras son atribuidas al deseo de “estirar para negociar” de Horacio Rodríguez Larreta.

En la provincia de Buenos Aires habrá interna dentro del PRO, pero se reducirá el número de candidatos.

En la vereda de enfrente, ya esta semana se daba por descontado que la vicepresidenta no será candidata. A nada, como ella misma anticipó inmediatamente después de ser condenada en la causa Vialidad. Si bien el operativo clamor se mantendrá, el kirchnerismo aparece hoy más obsesionado por reclamar por la “proscripción” de su líder. Es una estrategia de largo plazo que apunta a desacreditar el resultado electoral.

Alberto Fernández en su esperado encuentro con Joe Biden. (Foto: Presidencia de la Nación)

Alberto Fernández mantiene su decisión de no bajar su candidatura el mayor tiempo que pueda. Volvió de Estados Unidos, tras su estirado periplo por Dominicana, Nueva York y Washington, autopercibiéndose “fortalecido”. Los viajes al exterior le sientan bien al Presidente, que en los mismos se aleja ya no de los problemas -que encomienda a su ministro de Economía-, sino del clima adverso del oficialismo hacia sí mismo. En esta oportunidad, la nutrida comitiva argentina tuvo una relajada agenda a la espera de la reunión con Joe Biden del miércoles. Con todo, le resultó incómoda al Presidente la cena que mantuvo con empresarios en el Consejo de las Américas, cuya presidenta, Susan Segal, debió llamar personalmente a varios para garantizar una asistencia razonable.

Sí considera Fernández que le fue bien con su par norteamericano, con el que tuvo el encuentro en el Salón Oval que Cristina nunca logró con Barack Obama. Allí se lo vio al presidente argentino asistirse con un papel que llevó consigo para evitar olvidar algo de lo previsto para plantearle a Biden. Tuvo que dejar de lado esta vez su consabida autosuficiencia, que tan en contra suele jugarle.

Allegados a Alberto aclaraban que su intención no era ser candidato, solo no bajarse anticipadamente. Hoy no podrían afirmar lo mismo. El peronismo, siempre tan remiso a las internas, hoy reconsidera si no serían convenientes. El propio Máximo Kirchner pareció habilitar la posibilidad incluso de competir con el propio Presidente al señalar el 24 de marzo que “si alguien se enoja, se enoja, vamos a elecciones y la sociedad define”, lo que Alberto escuchó con ilusión.

Por lo pronto, el presidente del PJ bonaerense envió un guiño a las internas en los municipios. En lo más alto, donde JxC tendrá una atractiva e imprevisible interna, también el Frente de Todos podría tener también la suya.

Di Tullio: “No entiendo cómo la oposición puede tener tanta falta de empatía”

La senadora kirchnerista sostuvo que CFK “es la única que puede encausar los problemas graves de los argentinos”.

La jefa del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado, Juliana Di Tullio, opinó este viernes sobre lo ocurrido en el recinto de la Cámara alta en la sesión del 30 de marzo y expresó que “no entiende cómo la oposición puede tener tanta falta de empatía con la gente presente”.

La legisladora kirchnerista puntualizó su preocupación por el no tratamiento de la iniciativa sobre el Certificado Único de Discapacidad y la Lengua de Señas: “Soy hipoacúsica de nacimiento y uso dispositivos auditivos para poder escuchar”. “Es una vida difícil como la de cualquier persona que tenga dificultad”, enfatizó.

En declaraciones a Radio Perfil, Di Tullio repudió la salida de los bloques de Juntos por le Cambio y Unidad Federal del recinto y expresó: “Lo del jueves no puedo explicarlo. Me parece que hay una falta de empatía muy grande”. Del mismo modo, puntualizó: “Sabíamos que se iban a oponer a la ley de alcohol cero, pero podían votarla en contra y no pasaba nada”.

Además, agregó: “No saben manejar su propia mayoría porque los temas fueron propuestos en el temario”. “No entiendo cómo pudieron levantarse y tener falta de empatía con la gente presente, cuando la convocatoria la hicieron ellos”, siguió.

Consultada por el futuro del Frente de Todos en las elecciones presidenciales, la senadora manifestó: “Hay que esperar a que la conducción política se ordene porque un proceso electoral ordena la conducción política y la único que la ordena es Cristina Kirchner”.

En tal sentido, definió que la vicepresidenta de la Nación “es la única que puede garantizar que la economía, la inflación y los problemas graves de los argentinos puedan encausarse”, y relató que “ya lo hizo una vez” cuando fue presidenta entre 2007 y 2015.

En el final, indicó: “Yo no quiero un país con 40 por ciento de pobres y 8 de indigencia”, y cerró: “La única en poder arreglar este lío que nos dejó (el expresidente) Mauricio Macri con la deuda al Fondo Monetario Internacional es CFK”.

Espert confirmó un acercamiento a JxC para ir a una “mega” PASO

El diputado libertario adelantó que podría competir en una interna con Santilli en la provincia de Buenos Aires, y agregó que “sería para derrotar al kirchnerismo y que no vuelva más”.

El diputado nacional José Luis Espert (Avanza Libertad – Buenos Aires) anunció que se reunió con varios precandidatos de JxC y no descartó ir a una “mega PASO” en las próximas elecciones.

Desde el anuncio del expresidente Mauricio Macri, el diputado libertario y precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires sostuvo que “la noticia de los últimos días es que hemos comenzado a conversar con Juntos por el Cambio”.

En diálogo con LN+, el legislador libertario explicó: “Me he reunido con los principales referentes con Patricia Bullrich, con Horacio Rodríguez Larreta, con Elisa Carrió, con Raúl Cornejo y Gerardo Morales”, y agregó: “Con Maximiliano Abad me voy a reunir la semana que viene”.

Consultado por una elección primaria con el diputado y precandidato del

 Pro para la gobernación bonaerense Diego Santilli, Espert respondió que “podría ser”, y añadió: “Nosotros los liberales somos buscamos competir, y competir, y competir. Eso es bueno para la gente y para las ideas”.

“Estamos empezando a conversar para algo muy importante que es la conformación de un nuevo espacio opositor donde el liberalismo forme parte. Un hecho histórico luego de que yo propusiera en el 2021, para las legislativas de ese año de conformar una gran PASO. Ahora iríamos más allá”, indicó.

En tal sentido, aseveró: “Estamos viendo la posibilidad de que el liberalismo institucionalmente forme parte de una nueva alianza, un nuevo espacio opositor”. Además, sostuvo que “la idea es que las ideas de la libertad y el sentido común lleguen lo más alto posible”.

En el cierre, apuntó contra el oficialismo: “No solo sería una mega PASO opositora el kirchnerismo, sino para que se vaya en la próxima elección, sea derrotado y no vuelva nunca más”. “Cuanta más competencia, dentro de un espacio opositor al kirchnerismo, mejor creo yo”, cerró.

Manes elogió el anuncio de Macri, pero discrepó con su discurso

El diputado de JxC sostuvo que la única grieta en la argentina “es la de los privilegiados que extraen del Estado y la de los que no tenemos privilegios”.

El diputado nacional Facundo Manes (UCR – Buenos Aires) opinó este lunes sobre el anuncio del expresidente Mauricio Macri de no participar de las próximas elecciones presidenciales y discrepó de algunas líneas del discurso.

En tal sentido, Manes advirtió: “Fue una decisión inteligente del expresidente para distender y disminuir la incertidumbre, sobre todo en el Pro”, pero enfatizó: “Tengo discrepancias con cosas que manifestó, porque no creo que haya un sector de la Argentina que sea el problema”.

En declaraciones a FM La Patriada, el diputado radical añadió: “Tendemos a pensar que el otro sector es el problema, pero creo que fracasamos todos y la solución debe ser para todos”, manifestó: “La novela de la candidaturas hacia no salir del voto histórico”.

“Creo que la grieta en la sociedad no existe sino no hubiera seis millones de argentinos festejando el mundial”, señaló. A su vez, explicó que la situación actual de que todo se divide entre FdT o JxC genera que “en Argentina gane una facción y es una victoria trágica”.

Del mismo modo, amplió: “La única grieta es la de los privilegiados que extraen del Estado y le roban, y los que no tenemos privilegios”. Así también, agregó: “El plan de desarrollo de la Argentina debe tener revolución educativa, científica y tecnológica. Probamos de todo menos el camino al desarrollo”.

Consultado por medidas económicas, Manes explicó: “Soy promercado, pero a mi me educó el Estado”. “Debemos tener Estado y mercado como sea posible, pero no como el actual porque este esquema colapsó, necesitamos eficiencia, inteligencia y dinámica”, indicó.

Así también, sostuvo que “hay modelos como el liberalismo infantil que propone todo mercado y no hay países que no progresen sin Estado”, y evidenció algunas críticas contra algunos precandidatos: “Hay un sector de ir con los tanques y le va a pasar como la ministra inglesa que duró 44 días”.

“Necesitamos tanto mercado como estado, necesitamos un liderazgo, pero la política actual se transformó en pensar mantener los privilegios”, siguió.

Por otro lado, explicó que “una cosa es populismo y es otra cosa es popular”, y desarrolló: “El populismo es, si a mi hijo de 13 años le regalo chocolates todos los dias para causarle placer inmediato, pero a los tres meses tendrá diabetes y obesidad”.

En el cierre, agregó que “la recompensa inmediata sin mirar el largo plazo es igual a dar soluciones simples a problemas complejos”, y cerró: “Argentina tendrá una época de prosperidad si hay un liderazgo que destrabe”.

Primer signo de caída de la verticalidad política

Por Nancy Sosa. Para la periodista la renuncia de Macri a la candidatura presidencial constituye el comienzo del abandono del verticalismo político para la designación de candidatos.

El renunciamiento de Mauricio Macri a una candidatura presidencial, y la consecuente libertad para la presentación de candidatos del PRO, constituye en sí mismo un signo elocuente del comienzo del abandono del verticalismo político para la designación de postulantes, como -en cambio- continúa vigente en la alianza oficialista Frente de Todos, que dependen de la voluntad y el capricho de Cristina Fernández de Kirchner.

La manifestación de este cambio sustancial viene a corroborar que es posible en el mundo de la política funcionar dentro de un esquema de poder horizontal, donde el sistema democrático fluye de un modo más ecuánime y permite el libre juego de la competencia sin necesidad de ingresar en una lucha despiadada o soportar injustas designaciones a dedo.

La autora de esta nota expuso en su libro “Poder Femenino: el liderazgo político en el siglo XXI” la hipótesis de una fuerte transformación en la forma de ejercer el poder, eludiendo hasta destronar paulatinamente al viejo sistema que requería de liderazgos carismáticos basados en el verticalismo, para reemplazarlo por otro horizontal en el que el diálogo, la negociación y los consensos fuesen los instrumentos para dirimir las opiniones internas y arribar a decisiones de común acuerdo. Cuando esta no se alcanzara, la confrontación estrictamente democrática tendría su última palabra y convocaría a la unión de todos detrás del ganador.

No es sin embargo este resultado el que respalda la antigua frase “el que gana gobierna y el que pierde acompaña”, tan atada a la antigua usanza como deshilachada por aquella otra frase que incitaba a “pasar con la ambulancia a recoger a los heridos” para generar un polo opositor.

El poder horizontal no se limita a la cuestión de las candidaturas, es una forma de ejercer el poder otorgándole a los seguidores de cualquier fuerza política la posibilidad de aportar criterios y acciones a un líder que escucha, aprueba y reelabora con el fin de darle carnadura a la participación política real.

La idea de horizontalizar el poder político, cualquiera sea el lugar en el que se lo ejerza, corresponde a una mirada más actualizada de la realidad, capaz de darle lugar a los renunciamientos en favor del conjunto, y favorecer también a aquellos que con genuina voluntad se sienten en condiciones de ofrecer una opción a la sociedad. Al interior de un agrupamiento partidario se convierte en un mecanismo legítimo para discernir las proyecciones personales mediante diálogos previos, acuerdos y resoluciones consensuadas.

Es de público conocimiento que los liderazgos carismáticos caducaron en el mundo entero, si bien fueron la referencia inevitable durante el siglo XX. La mayoría del electorado, entonces, esperaba que ese líder haya sido ungido por el óleo de Samuel y se convirtiera en el salvador del pueblo. El liderazgo carismático en sus principios siempre aportó imágenes de hombres y mujeres que, dotados del sentido del habla y la comunicación, terminaron ensalzados por las masas. Ni el líder carismático ni las masas existen en la actualidad, y si persisten son simples rémoras de tiempos idos cargados de la violencia que aporta la militancia fanática. Ese líder tenía una mirada masculina.

Hoy, gracias a los cambios provocados por la revolución tecnológica y las nuevas generaciones humanas que confían más en sí mismas que en la magia que pudieran exhibir los políticos, se cree más en el talento para hacer bien las cosas, gestionar con efectividad y comunicar correctamente los planes que tienen previstos. El líder, en estos casos, no lleva corona ni un aura de elegido por la divinidad, seduce con la eficiencia y considera a la multitud como  ciudadanos que piensan y saben lo que quieren, y son difíciles de convencer con un simple discurso apasionado y mentiroso. Este tipo de líder conlleva una mirada femenina, a diferencia del anterior.

Esta última concepción sobre el poder político nace de Hanna Arendt, de su libro “La Condición Humana”. Para ella “el poder es la capacidad humana de actuar concertadamente y en tal sentido es propio de toda la comunidad. La “autoridad” es el poder que ejercen unos pocos con el reconocimiento de aquellos a quienes se les pide obedecer (las normas) y que, no obstante, no necesita del miedo ni la coerción. La fuerza o violencia se utilizan cuando la autoridad fracasa”.

Por esa razón, Hanna Arendt considera que “en sentido estricto, el poder solo puede ser realmente efectivo si incluye el consentimiento de los gobernados”. Y aclaro: de todos los gobernados, no solo de una parte.

El poder vertical, representado por una pirámide cuya cúspide es ocupada exclusivamente por un líder carismático, funciona realmente cuando prima un conjunto de conceptos ideológicos inamovibles, férreos, cuyo objetivo principal es “hacer una revolución”, excusa que no es necesariamente a favor del crecimiento de un pueblo. De todos los ejemplos que hay a la vista esos emprendimientos dieron en su mayoría resultados obtenidos mediante la violencia, las guerras civiles, la dominación de la población y el sufrimiento por el desborde de la pobreza. El ímpetu por combatir normas económicas medianamente razonables fue el motivo de las caídas de esos proyectos y el sometimiento de las poblaciones, además de conculcar derechos civiles y libertades ciudadanas. En ello estuvieron involucrados desde los imperialismos comunistas o los mal llamados socialistas, hasta los populismos de mediados del siglo XX hasta la segunda década del siglo XXI, causantes de la desintegración de varias sociedades.

Esas ideologías dieron fundamento a gobiernos autoritarios en todas sus expresiones, privilegiando con falacias solo a algunos sectores de la sociedad con la intención de sojuzgarlos y sostener en el poder vigente a un puñado de dirigentes enriquecidos por sus lugares de privilegio.

Esos dirigentes exhiben la misma cualidad: nunca renuncian a sus poderes, buscan eternizarse en los cargos, se rodean de obsecuentes y alimentan muy especialmente a una corona de seguidores obtusos premiándolos, sin que tengan mérito, con cargos que permiten hacerse del dinero necesario para solventar el ejercicio de la política. La vida de esta franja de opresores tiene un solo destino: la corrupción, y si el país en que se anclan lo permite, puede ser que al final, y después de muchos años de gobernar, terminen su carrera política, enjuiciados, como corresponde.

Pero el verticalismo está en caída también por el hecho de que la participación política se expandió hacia una franja mucho más ancha de la sociedad; las personas se interesan y participan, se autoconvocan para reclamar lo que consideran justo y se niegan a ser arriadas por un dirigente político. Tienen pensamiento propio, hacen uso de su capacidad de elegir a quien los representen, discuten y se informan permanentemente. Son seres activos en las nuevas formas de comunicación, sin importar la edad; exigentes en cuanto a las potencialidades de los candidatos; no tienen planes sociales que los condicionan y si los aceptan es porque les conviene.

Tal vez sea demasiado pronto para otorgarle al verticalismo un certificado de defunción, porque las mañas políticas se sostienen duramente en el tiempo. No obstante, puede decirse que se ha iniciado un nuevo camino hacia otras formas de ejercer el poder en el mundo, con líderes más humanizados que en otros tiempos, sin dioses que participen de las elecciones.

El tiempo de estadía en el poder también se está achicando y eso facilita las alternancias que, en algunos casos, resultan beneficiosas y en otras poderosamente negativas, según la cara con que se las mire.

Macri destacó la actitud de legisladores y dirigentes radicales

El expresidente de la Nación elogió a Martín Tetaz, Alejandro Cacace, Rodrigo de Loredo y a Carolina Losada. “El radicalismo hace mucho tiempo que se transformó en un conjunto de dirigentes con distintas ideas y territorialidad”, ponderó.

Luego de comunicar que no se postulará como candidato a presidente en los comicios 2023, Mauricio Macri destacó la actitud de legisladores y dirigentes radicales, al tiempo que ponderó que “el radicalismo hace mucho tiempo que se transformó en un conjunto de dirigentes con distintas ideas y territorialidad.

En diálogo por Radio Mitre, el expresidente fue consultado por la actitud de los radicales y manifestó: “Es difícil decir los radicales porque el radicalismo hace mucho tiempo que se transformó en un conjunto de dirigentes con distintas ideas, pensamientos, territorialidad. Yo veo dirigentes en ellos muy valiosos con mucho futuro. Algunos salieron de las inferiores de Lanata, por ejemplo, hay de todo como (Martín) Tetaz que intenta crecer y crecer en su acción política”.

“Hay muchos como (Alejandro) Cacace, Rodrigo de Loredo que tiene mucha energía y claridad en las ideas que expresa. Carolina Losada tiene mucha actitud. Los mendocinos están muy bien parados”, destacó y sumó: “Para mi Gustavo Valdés es un gobernador muy bueno, hay muchos que puedo seguir nombrando”.

Y cerró: “La vieja guardia también tiene sus valores, pero no son lo mismo, entonces algunos están mas convencidos que esta etapa es de audacia y de desprenderse del populismo que ha sido contagioso y hoy se ha llegado a pensar que hacer política es regalar”.

Finocchiaro: “La decisión de Macri lo pone en otro nivel de liderazgo”

El diputado bonaerense destacó la decisión del expresidente. Por otro lado, apuntó contra el oficialismo: “Viven la realidad de la mezquindad. Están viendo qué alquimia utilizan para ver si retienen una parte del poder”.

El diputado nacional Alejandro Finocchiaro (Pro – Buenos Aires) aseguró que el expresidente Mauricio Macri “es un político distinto, que no toma decisiones con la lógica que todos entienden en el universo de la política”, tras el anuncio de que no se va a presentar como candidato a presidente este año.

El diputado sostuvo que “otro político para hacer lo que él hizo habría negociado con Patricia, con Horacio, con María Eugenia, futuros cargos en el gabinete. Mauricio es otra cosa. Él hizo, como siempre, lo que creyó correcto”.

“Sigo pensando que es muy bueno estar en un espacio político que tiene para ofrecer a la sociedad candidatos que van desde Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales y Miguel Ángel Pichetto hasta Elisa Carrió. Se trata de gente que, con los mismos valores, aporta propuestas de gobierno quizás con matices en cuanto a los tiempos y las formas”, opinó.

En declaraciones periodísticas, Finocchiaro también observó la realidad del Frente de Todos y apuntó: “Viven en una diametralmente opuesta. La realidad de la mezquindad que ha llevado a poner en el Poder Ejecutivo Nacional como presidente a una persona que está muy por debajo de sus capacidades sólo por sostener el poder, y el poder solo sirve, en definitiva, si cambia para mejor la vida de la gente. Si no, no tiene ningún sentido”.

Ahora están viendo qué alquimia utilizan para ver si retienen una parte del poder y aún en la derrota se puedan refugiar en la provincia de Buenos Aires. Siempre es la misma lógica. La lógica autocrática, totalitaria. La que sostiene que el que no está conmigo es mi enemigo. Es un desastre”, disparó.

Y concluyó: “Hay que pensar en cómo reconstruir este país porque bastante arruinado lo van a dejar el 10 de diciembre. Y debemos pensar mucho en cómo hacerlo de forma tal de poder salir con el menor dolor posible”.

Para Asseff, “la decisión de Macri es ejemplar y ordenadora”

El diputado del bloque Pro valoró la decisión del expresidente y consideró que JxC “indudablemente estaba trabado por la incertidumbre de su candidatura o no”.

El diputado nacional Alberto Asseff (Pro) calificó como “ejemplar y ordenadora” la decisión del expresidente Mauricio Macri de no competir por un segundo mandato en las elecciones de este año.

“El escenario nacional es complejo y confuso. Juntos por el Cambio indudablemente estaba trabado por la incertidumbre de la candidatura o no del expresidente. La resolución que adoptó Macri fue oportuna, ejemplar y ordenadora”, expresó en declaraciones radiales.

El legislador consideró que “este era el momento (de definir), ya que dilatar la decisión podía conmover a nuestra coalición y desacomodarla de cara a erigirse en alternativa al desastre actual”.

“La sociedad está con mucha bronca y desconfianza. En ese escenario dar buenos ejemplos no sólo es sinónimo de grandeza, sino que despeja el horizonte. Ahora Macri es el hombre de consulta, el ordenador del gran espacio opositor y el mentor. Su rol se encumbra”, agregó Asseff.

Y dejó en claro su apoyo a la precandidatura de la presidenta del pro, Patricia Bullrich, “quien siempre, al igual que todos nosotros, apostamos por un JxC unido, ampliado y comprometido con las reformas a fondo. Macri ayuda enormemente a ese objetivo”.

Tras la renuncia de Macri, los legisladores porteños se cruzaron en las redes sociales

Es que mientras el oficialismo consideró que se trató de una decisión que “prioriza el trabajo en equipo”, para la oposición fue producto “del fracaso de su gobierno”. Mientras que el liberalismo advirtió que “la interna de JxC la ganaron los tibios”.

Con la mirada puesta sobre los comicios de este año, los legisladores porteños del oficialismo y la oposición porteña se cruzaron en las redes sociales respecto de la decisión del ex presidente Mauricio Macri de dar un paso al costado y no formar parte de la interna de Juntos por el Cambio (JxC).

En ese sentido, el vicepresidente primero de la Legislatura de la Ciudad y legislador de Vamos Juntos (VJ), Emmanuel Ferrario, aseveró que el ex mandatario decidió “priorizar la unidad y el trabajo en equipo” y remarcó que con su determinación “vuelve a demostrar su entrega absoluta por la Argentina que queremos. Gracias Mauricio por tu humildad. ¡Seguiremos trabajando juntos por nuestro país!”.

Mientras que el jefe del bloque VJ y hombre de confianza de Graciela Ocaña, Diego García Vilas, aseveró que se trata de “una decisión que muestra una visión de futuro y construcción por encima de cualquier interés individual. Gracias Mauricio por dar el ejemplo: se puede hacer política pensando en los argentinos”.

A la vez que el presidente del Pro Capital, Claudio Romero (VJ), aseveró: “al gesto de honestidad política e intelectual de Macri le debemos poner responsabilidad y madurez para honrar esta decisión desde nuestro espacio”. En tanto Daniel Del Sol (VJ) le agradeció al ex mandatario “por demostrar tu valentía y generosidad, y por anteponer siempre los intereses de los argentinos por encima de los individuales, apostando al trabajo en equipo, la democracia y la libertad”.

Sobre esa misma línea, la oficialista y protegida de Patricia Bullrich, María Luisa González Estevarena (VJ), planteó que “este gesto de grandeza y generosidad por parte de Macri no hace más que confirmar su don de gente y sus dotes de líder que señala el camino para una nueva Argentina a partir de los renunciamientos personales”.

“Gracias por tanto Mauricio. Una vez más, demostrás que sos el uno y que no necesitas un cargo para liderar ni representar el cambio. A muerte con vos”, añadió Darío Nieto (VJ), quien fue ex secretario personal de Macri.

Además Gimena Villafruela (VJ) consideró que es un “gran ejemplo el de Mauricio. Aportando claridad para lo que viene. Dejando de lado los egos de la política y apostando por la unidad de JxC. Este año, los argentinos tenemos una enorme oportunidad para dejar atrás al populismo”.

Sobre esa misma línea el vicepresidente tercero de la Casa y legislador del Partido Socialista (PS), Roy Cortina, explicó que “la decisión de Macri fortalece la unidad de JxC, ayuda al país porque es un gesto de grandeza que escasea, pero sobre todo, es un ejemplo para la política al priorizar la generosidad y el desprendimiento personal en aras de la renovación. Sin dudas, para felicitarlo”.

Lejos de acompañar esta postura y en la vereda contraria, el jefe del bloque La Libertad Avanza (LLA), Ramiro Marra, apuntó con dureza contra JxC. “Se bajó Macri. Ganan los tibios la interna de Juntos por el Cambio”, aseveró.

En tanto el legislador del Frente de Todos (FdT) Juan Manuel Valdés decidió ironizar con lo sucedido: “es una decisión más cantada que la de Bizarrap y Quevedo”.

A la vez que Gabriel Solano (PO) apuntó que “amenazaba con el segundo tiempo pero abandonó en el vestuario. Arrugó Macri”.

Milei elogió la decisión de Macri y dijo: “Me hubiera gustado ir a un balotaje con él”

El líder de La Libertad Avanza consideró que “muchos en la casta política tendrían que copiar esto de dar un paso al costado”.

Luego del anuncio del expresidente Mauricio Macri de no ir como candidato en las próximas elecciones presidenciales, las repercusiones continúan. Uno de los que fue consultado al respecto este lunes fue el diputado Javier Milei, que elogió la decisión y lamentó no poder competir con el líder del Pro en un eventual balotaje.

“Es una cuestión de otro espacio, Juntos por el Cambio es otro espacio, es un problema de ellos, y si nosotros estamos intentando llegar a la presidencia eso es independiente de quién nos pongan enfrente. Si nosotros queremos ganar, le tenemos que ganar al que esté enfrente”, sostuvo el líder de La Libertad Avanza.

Sin embargo, reconoció que le “hubiera gustado llegar a un balotaje con Macri, por el click que implica en la sociedad argentina”. “Eso implicaría que la sociedad hizo un click hacia el lado correcto. Después podemos discutir el cómo o con quiénes”, ahondó y consideró sobre la gestión de Macri que “la dirección” no estaba “mal”, sino que “el problema es quiénes lo acompañaron y eso impactó sobre la velocidad y el tipo de reformas”.

“Él dijo que tiene buen diálogo conmigo y que no comparte cuando a miembros de la casta le digo ratas”, expresó el libertario, para afirmar que no lo llama así a Macri y agregó: “Es alguien que era exitoso en el sector privado y para tratar de cambiar las cosas se metió en el barro de la política, y eso no es fácil”.

En declaraciones a Radio Continental, Milei resaltó: “Rescato algo que él dice de que ‘no se puede seguir con los liderazgos de siempre’. Muchos en la casta política tendrían que copiar esto de dar un paso al costado, con todo el daño que le han hecho al país sería hora que se den cuenta que aplicando las mismas ideas y personas no se va a ir a ningún lado”.

“Sería bueno que todos esos den un paso al costado porque son los que hundieron al país. Y a los que proponemos la receta que funciona en todas partes del mundo, nos tratan de locos, o nos calumnian e injurian”, añadió.

Por otra parte, el legislador se refirió a la medida del Gobierno sobre el canje de deuda y observó que “el zarpazo al Fondo de Garantía de Sustentabilidad, el robo a los jubilados presentes y futuros lo podés entender en la lógica de un gobierno de saqueadores, que frente a la situación de que no le dan los números raspa el fondo de la olla”.

“O lo podés ver como un problema de índole estructural, eso pasa porque necesitan financiar el déficit fiscal”, apuntó y recordó que “Argentina tuvo 22 crisis, de las cuales 20 tienen origen fiscal, algunas por alto déficit fiscal y otras por escandaloso”.

El libertario se preguntó entonces “por qué sistemáticamente queremos gastar más de lo que ingresa”, para responder -contra la manda peronista-: “Es por esta idea nefasta de que donde hay una necesidad nace un derecho. El problema es que el derecho alguien lo tiene que pagar”.

Para la izquierda, la renuncia de Macri fue por “fracaso de su gobierno”

Gabriel Solano (FIT) cargó con dureza contra el ex mandatario y advirtió que el referente de JxC renuncia porque sabe que el programa que quiere aplicar llevará a una nueva rebelión popular”.

Después de que el ex presidente Mauricio Macri revelara que no competirá por la presidencia de la Nación en estos comicios, el legislador del Frente de Izquierda (FIT) Gabriel Solano cargó con dureza contra el referente de Juntos por el Cambio (JxC) dado a que consideró que fue “resultado del fracaso de su gobierno entre el 2015 y el 2019”.

En ese sentido, el trotskista advirtió que “Macri es corresponsable junto al Frente de Todos de la crisis actual. Quien venía a terminar con la inflación y la pobreza terminó incrementando tanto una como la otra” y remarcó que “el fracaso macrista incluyó una corrida financiera que significó la dilapidación de los 45.000 millones de dólares prestados por el FMI y que terminó agradando la hipoteca del país”.

Sobre esa misma línea, planteó que “en su vídeo Macri quiere ocultar ese fracaso apelando a un relato sobre su gobierno. El ex presidente habla de democracia omitiendo que nombró a dos jueces de la Corte Suprema por decreto. Habla de los jubilados como si su gobierno no hubiese realizado una reforma previsional para robarle un trimestre de inflación. Se refiere a la pobreza como si entre el 2015 y el 2019 no hubiera crecido al mismo ritmo que el endeudamiento del país”.

“Macri renuncia porque sabe que el programa que quiere aplicar llevará a una nueva rebelión popular, como ya sucediera en diciembre del 2017. Y como lo muestra en la actualidad la rebelión en Francia contra Emmanuel Macron, quien es tan amigo del propio Macri como de Alberto Fernández”, añadió.

Por último agregó el precandidato a presidente del Frente de Izquierda – Partido Obrero consideró que “no se puede pasar por alto que si Macri aún se anima a hablar como un estadista se debe sólo al fracaso del gobierno del Frente de Todos, que ha continuado en lo esencial una política favorable a los mismos intereses sociales. Si Macri terminó como un peón del FMI hoy todas las fracciones del peronismo siguen sus pasos con los resultados negativos a la vista”.

“La salida a esta crisis es echar a los Macri y a todos los políticos capitalistas para reorganizar el país con un gobierno de la izquierda y de los trabajadores”, completó.

Lombardi: “Creo que Patricia Bullrich tiene sólidas posibilidades de ser la candidata de JxC”

Eso expresó el diputado del Pro tras la no candidatura a presidente de Mauricio Macri, respecto de lo que sostuvo: “Me parece que no se hizo con una actitud especulativa en los términos de candidatura, sino pensando en el país”.

El diputado nacional Hernán Lombardi (Pro) se refirió al anuncio que dio Mauricio Macri este fin de semana de que no se presentará como candidato a presidente en los comicios de este año, y consideró que “Patricia Bullrich tiene sólidas posibilidades de ser la candidata de JxC”.

En diálogo por la AM 990, Lombardi opinó: “Macri no se bajó porque nunca se subió, pero evidentemente había mucha gente que pensaba que, sí que tenía que ser él el candidato, entonces prefirió reafirmar la decisión de que no va a ser candidato en estas elecciones”.

“Me parece importante en un país que se apuesta muchas veces a los personalismos o a los liderazgos mesiánicos, Mauricio prefirió decidir que fuera un equipo el que tome las postas de las candidaturas de JxC y evitar esa deformación y decir que lo importante es cómo construir en el futuro una tripulación que pueda llevar adelante a la Argentina”, sostuvo.

A su vez, analizó: “Hay mucha gente y encuestas que muestran que al bajarse Macri favorece más la imagen de Patricia que de Larreta, yo prefiero elogiar la actitud de Mauricio. Me parece que no se hizo con una actitud especulativa en los términos de candidatura, sino pensando en el país”.

“Hay una sintonía en ideas y valores entre Mauricio y Patricia, pero me parece que la decisión vino por una cuestión más profunda de lo que le estaba pasando a Mauricio, por supuesto no dejo de ver que va a haber mucha gente que va a opinar que eso favorece más a Patricia, desde mi punto de vista es darles a los ciudadanos la posibilidad de elegir”, planteó.

En esa línea, el diputado del Pro manifestó: “Es lógico que aparecieran una cantidad de candidatos en año electoral, pero antes de las PASO eso se va a sintetizar en menos posiciones”, y avizoró: “Va a haber PASO y van a ser muy competitivas. Creo que Patricia Bullrich tiene sólidas posibilidades de ser la candidata de Juntos por el Cambio, pero es evidente que no va a haber tantos candidatos en el momento de votar”.

“Quien asuma primero se debe hacer reflexiones por las representaciones reales y, seguramente, va a terminar habiendo conversaciones para buscar políticas de largo plazo porque mostrando tu identidad van a surgir claramente las posiciones políticas”, opinó Lombardi.

Consultado por la grieta política, expresó: “No creo que la gente se levante a la mañana pensando en cómo se sale de la grieta, la gente se levanta a ala mañana pensando en cómo se le solucionan los problemas. En esta época de verdades objetivas es muy difícil el diálogo. Hay una diferencia de diagnóstico muy fuerte entre variantes muy distintas”.

“Es un momento de ser fuerte en ideas, pero cuidadoso con las palabras”, aseguró y cerró: “Lo importante hoy es cómo solucionamos dos problemas básicos la enseguida y la caída brutal de los ingresos de los argentinos tanto sueldo o jubilación”.

Elecciones 2023: el Pro porteño apoyó la decisión de Macri

Desde ese espacio aseveraron que la decisión del ex mandatario fue para “dar lugar a nuevas voces” y consideraron que “la Argentina necesita liderazgos como los de Mauricio”.

Luego que Mauricio Macri anunciara que renunciaba a su candidatura como presidente de la Nación, desde el Pro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se emitió un comunicado en el que se apoyó la decisión de su líder político y consideraron que “ser parte de un espacio es saber jugar en equipo y dar lugar a nuevas voces”.

Sobre esa misma línea, aseveraron que “la Argentina necesita liderazgos como los de Mauricio. Que trabajan incansablemente con un gran compromiso en la defensa de los valores que nos unen y nos representan, y que priorizan los intereses del país y la construcción de un futuro mejor”.

“Contamos con todo su apoyo y experiencia para que el próximo gobierno pueda impulsar los cambios que la Argentina necesita”, agregaron.

El comunicado completo

¡Gracias Mauricio! Ser parte de un espacio es saber jugar en equipo y dar lugar a nuevas voces. Esta decisión nos honra y nos representa. Así, se abre la posibilidad a que una nueva generación de líderes compitan libre y sanamente para decidir quién encabezará el equipo que continuará el camino del cambio que arrancamos en 2015.

Estamos convencidos de que la Argentina necesita liderazgos como los de Mauricio. Que trabajan incansablemente con un gran compromiso en la defensa de los valores que nos unen y nos representan, y que priorizan los intereses del país y la construcción de un futuro mejor.

Nuestro espacio cree firmemente que los equipos logran los cambios y que los liderazgos mesiánicos guiados por el ego no nos llevan a ningún lugar. Desde sus comienzos, el PRO se gestó como un partido de la gente para la gente, con vocación de cambio y transformación. Eso es lo que nos guía y nos guiará en los años que vienen.

Por último, destacamos la enseñanza que nos deja y el camino que nos marca. Contamos con todo su apoyo y experiencia para que el próximo gobierno pueda impulsar los cambios que la Argentina necesita.

Cómo repercutió entre los legisladores el anuncio de Macri

El oficialismo no emitió opinión sobre el paso al costado del expresidente, pero sí lo hicieron desde Juntos por el Cambio y otros espacios opositores.

Entre los primeros en reaccionar por la decisión de Mauricio Macri de abstenerse de participar en las próximas elecciones estuvo el presidente del bloque Pro, Cristian Ritondo. A su juicio, “solo es posible cambiar el país si estamos juntos y en equipo. Con las ideas claras y con la decisión de mejorar para siempre. Gracias

Mauricio Macri por tu ejemplo, valor y compromiso con todos los argentinos”.

El radical Mario Negri consideró “sabias” las  palabras del ex presidente Macri, y habló de un “excelente mensaje”. Y resumió: “Me quedo con estos puntos: los argentinos no deben buscar líderes mesiánicos; Juntos por el Cambio ha demostrado unidad y fortaleza; al populismo que nos pisotea hay que decirle nunca más”.

El diputado del Pro Pablo Torello aclaró que el exmandatario “no se bajó”. Y agregó que macri siempre dijo “no me bajen de donde nunca me subí”. Para el diputado macrista, lo de su líder “demuestra su grandeza y visión de largo plazo, además de su amor por el país!”.

El diputado santafesino Federico Angelini sostuvo que “Mauricio Macri es el ejemplo de liderazgo, generosidad y amor profundo por el país. Sigue marcando el ritmo y el camino hacia el cambio en Argentina”. Y sumó: “Me llena de orgullo ser tu amigo y caminar la política con vos Mauricio Macri”.

También reaccionaron desde el espacio libertario. El legislador porteño Oscar Zago sostuvo que “el ingeniero Macri dijo que las elecciones a la presidencia son como la selección argentina, que no alcanza con tener a Messi, sino que también es necesario un equipo. GRACIAS POR EL CONSEJO, TENEMOS AL 10, Y AL EQUIPO. #VLLC #Milei2023”.

Otro legislador porteño de La Libertad Avanza, Ramiro Marra, tuiteó: “Se bajo Macri. Ganan los tibios la interna de Juntos por el Cambio”.

A su vez, el exsenador Miguel Pichetto consideró que “es una decisión profunda de parte de Macri. Este renunciamiento puede ayudar a Juntos por el Cambio”.

Entrevistado en Futurock, Pichetto sostuvo que “siempre pensé que su liderazgo era indiscutido”, y adelantó que “este escenario abre otras alternativas. Desde Encuentro Republicano vamos a pensar en una participación”.  Y si bien reconoció que “Macri ha decidido y yo respeto su decisión”, lamentó que se bajara porque “tenía una plusvalía sobre los demás candidatos”. 

El legislador porteño socialista Roy Cortina consideró que la decisión de Macri “fortalece la unidad de JxC, ayuda al país porque es un gesto de grandeza que escasea, pero sobre todo, es un ejemplo para la política al priorizar la generosidad y el desprendimiento personal en aras de la renovación. Sin dudas, para felicitarlo”.

Desde la izquierda, Romina Del Plá consideró la decisión de Macri “producto de la debacle a la que nos llevó durante su gobierno. Pero el hecho de que aún pudiera presentarse es responsabilidad del fracaso del gobierno actual que nos lleva por el mismo camino”.

A su vez, el senador salteño Juan Carlos Romero valoró la “grandeza y espíritu patriótico” del exmandatario. “Cede su aspiración por la unidad y lo prioritario, que es sacar al país de este angustiante momento tras el peor gobierno de la historia. Para dar fin al kirchnerismo, debemos estar juntos y con actitudes así, lo lograremos”, agregó.

A su vez, el radical Ricardo Buryaile lo consideró “un gesto de grandeza que antepone lo colectivo sobre las legítimas aspiraciones personales. Estoy seguro que JxC construirá una opción potente que permitirá a nuestro país salir del populismo y del aislamiento”.

“Un presidente. Un líder. Un grande. Un amigo”, sintetizó por su parte el diputado Luciano Laspina.

A su vez, el diputado Diego Santilli lo consideró “un ejemplo democrático” y “un mensaje para toda la dirigencia, desprendido de los egos que tanto daño le han hecho a nuestro país. Ahora más que nunca tenemos que sostener la unidad de JxC y presentar una propuesta superadora al populismo kirchnerista”.