La CC- ARI propuso una nueva fórmula de movilidad jubilatoria

A través de un proyecto, los diputados de HCF plantearon que los montos jubilatorios se actualicen conforme a la variación de la inflación publicada por el Indec.

Los diputados nacionales de la Coalición Cívica – ARI presentaron un proyecto de ley este jueves para proponer una nueva fórmula de jubilatoria que “asegure que los haberes sean actualizados mensualmente en función de la inflación”.

El texto presentado por los legisladores que integran el bloque Hacemos Coalición Federal buscan sustituir el artículo 32 de la Ley 24.241 para que en marzo del 2024 las prestaciones se actualicen en base a la movilidad prevista en el Anexo del artículo 1 de la Ley 27.609.

También, plantearon que la ANSES otorgue un 10% adicional en concepto de pago a cuenta de las prestaciones de abril de este año. Y así, las prestaciones se actualizarán mensualmente conforme a la variación del nivel general del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado y publicado por el Indec.

Por último, esta iniciativa propone un “retroactivo” para la prestación de enero 2024 y que la base de la movilidad sea a partir de marzo. En el cierre, plantearon que “en ningún caso la aplicación prevista podrá producir la disminución de la prestación que percibe el beneficiario”.

Firmaron el proyecto, los diputados nacionales Juan Manuel López, Maximiliano Ferraro, Paula Oliveto Lago, Victoria Borrego, Marcela Campagnoli y Mónica Frade.

Movilidad Jubilatoria CC - ARI

Según Julia Strada, los jubilados perderían más de 20 puntos de su poder adquisitivo

Eso se daría entre diciembre pasado y marzo de 2024, y lo explicó incluyendo gráficos aclaratorios. El problema que se da con una inflación creciente.

Muy activa en el plenario de comisiones que analiza la ley ómnibus, la diputada de UP Julia Strada salió a cuestionar duramente el proyecto en lo que hace a la parte previsional. La legisladora recordó que el Gobierno propone, ahora, impulsar la actualización de las jubilaciones por inflación a partir de abril.

“Esto implica que los jubilados pierdan más de 20 puntos de su poder adquisitivo entre diciembre 2023 y marzo 2024 y que no puedan volver a recuperarlo -tan solo mantenerlo-. Se consolida la pérdida”, sostuvo la legisladora santafesina, que paralelamente difundió el siguiente gráfico:

La diputada aclaró que ese gráfico se realizó con la jubilación mínima real incluyendo bonos, considerando una actualización de movilidad de 35% en marzo 2024 y para ello utilizando la inflación estimada en el REM (BCRA). Los bonos se actualizaron a la par de la movilidad e inflación en cada período. “El resultado es que las jubilaciones pierden otros 20 puntos, adicionales a los 20 que perdieron en el macrismo (con FdT se mantuvo el valor de la mínima). Ello colocaría a las jubilaciones mínimas, a abril, en un 60% del valor que tuvieron en 2015”, explicó.

Luego sugirió ver cómo funciona la fórmula previsional especialmente en la cuestión del rezago. Explicó Strada que “el problema de cualquier fórmula se da en contextos de inflación creciente porque en el cálculo hay un rezago, es decir, un atraso en la captación de los datos de actualización previsional. No importa si se actualiza por IPC o por recaudación o por salarios, siempre se actualiza con rezago o demora. Si la inflación es descendente, la fórmula capta datos altos de inflación (o salarios) pasados y beneficia a los jubilados. Si Milei espera bajar la inflación, continuar con la fórmula reportaría mejoras en el poder adquisitivo (siempre que baje la inflación).

“¿Cuál es la trampa en la fórmula de Milei? -se preguntó la diputada de UP-. La primera, y más general, es que los jubilados, desde abril, ya no podrían aspirar a ganarle a la inflación. No pueden ganarle sencillamente porque acompañarían la dinámica de precios: mantendrían su valor”.

La segunda “trampa” y a su juicio “central” es: ¿dónde se congela la jubilación para que, de ahí en más, se acompañe la evolución de precios? ¿Es razonable ese nivel de jubilaciones reales? “Lo que mostré en el gráfico inicial es que se congela consolidando 20 puntos de caída”, afirmó la diputada opositora.

A continuación, se refirió al punto de empalme, que “no incluiría la inflación de enero y febrero en ningún cálculo (dos datos elevados dada la devaluación de diciembre). Y eso significaría una brutal caída de los ingresos reales. No es algo nuevo: Macri lo hizo y generó una cantidad significativa de críticas por los entonces diputados opositores en 2017. Así funcionaría:

“Nuevamente, repetimos: de ocurrir el escenario planteado por el Gobierno, las jubilaciones tendrían un cambio en la fórmula una vez que registren una pérdida de más de 20% en sólo 3 meses. Si hoy son el 80% del valor que tenían en 2015, para el mes de abril equivaldrán al 60% del valor de 2015. De allí en adelante, actualizarían por inflación, no pudiendo crecer en poder adquisitivo real (aunque tampoco perdiendo)”.

O a la inversa, continuó: “La ventaja eventual de la nueva fórmula se produce, paradójicamente, si la inflación no baja en el mediano plazo. Si eso sucede, los jubilados lograrían sortear mejor el momento, no sólo porque las jubilaciones empalmarían mejor con precios, sino porque además se actualizarían mensualmente”.

Como el gobierno plantea que la inflación se reduce, Julia Strada considera “contradictoria” su propuesta que elimina la continuidad de una fórmula que les permitiría a los jubilados captar inflación pasada (recaudación/salarios pasados). A la inversa, afirmó, “es coherente con la política de ajuste que pretendan obviar los datos más inflacionarios de enero y febrero y que decidan otorgar una indexación una vez consolidada una jubilación real 20 puntos menor. Con ello también es coherente que hayan eliminado la actualización de los bonos, habiendo congelado en $55 mil para enero el bono de la mínima”.

Adorni: “Tenemos como prioridad terminar con la Ley de Movilidad Jubilatoria”

Así lo ratificó el vocero presidencial, quien aseguró que “la urgencia” tiene que ver con que la fórmula actual “no siga dañando el bolsillo del jubilado”. Habló de una “inminente” publicación del DNU sobre desregulaciones.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, ratificó este lunes la voluntad de dejar sin efecto la actual fórmula de movilidad jubilatoria y afirmó que es una “prioridad” para el Gobierno “terminar” con la ley vigente.

“La urgencia que tenemos es tener acciones en virtud de que la Ley de Movilidad no siga dañando el bolsillo del jubilado. Con este nivel de inflación claramente entendemos que el jubilado está condenado a perder un 40% del poder adquisitivo si no encaramos una composición distinta a la que está en la ley”, sostuvo.

En conferencia de prensa, el funcionario señaló que, una vez suspendida, “va a ser compensada en el mientras tanto” para que “el haber jubilatorio no pierda lo que entendemos va a perder si seguimos aplicando esta fórmula”.

Por otro lado, el vocero fue consultado por el DNU sobre desregulaciones que se anticipa extenso y no exento de polémicas. “Se están ultimando los detalles. Es un tema muy complejo, no sólo desde la propia redacción, sino que jurídicamente estamos prestando especial atención”. “Será en lo inminente”, agregó.

El Poder Ejecutivo trabaja en un decreto de necesidad y urgencia que abarque aquellas cuestiones que no requieren pasar por el Congreso. El mismo incluiría una serie de desregulaciones económicas y laborales, entre ellas la habilitación del “modelo Uocra”, para que las empresas puedan optar por un fondo de desempleo que reemplace las indemnizaciones.

En paralelo, el oficialismo enviaría al Congreso distintos proyectos de ley sobre reformas impositiva, política y del Estado. Entre otros temas, ya se ha anticipado la restitución del impuesto a las Ganancias (impositivo) y la eliminación de las elecciones PASO e implementación de la boleta única (política). Ambos temas son cuestiones que, según lo establece la Constitución, están vedadas para que el Poder Ejecutivo las modifique por decreto.

Adorni sugirió que el paquete de iniciativas incluirá la derogación de la Ley de Alquileres

Además, el vocero presidencial aseguró que si hay marcha atrás con el impuesto a las Ganancias, eso será por un “cortísimo plazo”.

En conferencia de prensa, el vocero presidencial, Manuel Adorni, sugirió que el paquete de iniciativas que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso incluiría la derogación de la Ley de Alquileres, sancionada hace dos meses.

“Dentro de lo que viene nosotros siempre promovemos la libertad de las partes en contratos privados, por lo tanto, seguramente haya novedades respecto a eso”, expresó y agregó: “Entendemos que la Ley de Alquileres le ha hecho mucho daño al mercado inmobiliario y todo lo que entendamos que le hace daño a la gente será subsanado y corregido”.

Por otra parte, respecto a la fórmula de movilidad jubilatoria que el Gobierno buscará suspender, el funcionario argumentó que “con la ley actual se espera que el jubilado tenga una gran pérdida adquisitiva en los próximos meses. No podemos permitir que un jubilado pierda un 40% de su poder adquisitivo en el corto plazo”.

Pero, sin dar mayores precisiones sobre la propuesta de un nuevo cálculo previsional, deslizó que recién en 15 días se conocerán las propuestas legislativas. “Dentro de las próximas dos semanas se va presentar el plan para la Argentina que viene, y ahí habrá mayores precisiones”, señaló.

Consultado sobre la marcha atrás que se prevé en el impuesto a las Ganancias, Adorni recordó que Javier Milei “efectivamente votó la rebaja o la modificación en el impuesto a las Ganancias, pero jamás dejó de aclarar en su momento que tenía que ir acompañada por una reducción del gasto y esa reducción tenía que ser ejecutada por el Ejecutivo nacional. Él actuó en calidad de legislador y en línea con sus pensamientos”.

“Este es un paquete de emergencia y cualquier corrección de impuestos va a ser de cortísimo plazo”, prometió.

Sobre el paquete de proyectos de reformas, el vocero presidencial expresó que “incluye cosas con las que por supuesto no estamos cómodos, no estamos de acuerdo, y no lo hubiésemos hecho si no fuese por la herencia cargada de bombas por desactivar que nos obliga a hacerlo”.

Un aperitivo de lo que viene: Casaretto gritó que “Tetaz, López Murphy, quieren volver a Macri”

La cuestión de la movilidad jubilatoria se coló en la Comisión de Relaciones Exteriores.

Bastante agitada fue la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de este jueves. Más allá del encendido debate que se generó en torno a la política exterior del Gobierno nacional, un fuerte cruce se dio en un pasaje entre la diputada de Juntos por el Cambio Silvia Lospennato y su par oficialista Marcelo Casaretto.

Disparador de la discusión fue la puesta en consideración de un proyecto totalmente consensuado, que era el proyecto para otorgar jerarquía constitucional a la Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos de las Personas Mayores, adoptada por la Organización de los Estados Americanos durante la 45ª Asamblea General de la OEA, el 15 de junio de 2015 y aprobada por la Ley 27360. Encargado de presentarlo fue el oficialista bonaerense Nicolás Rodríguez Saá, quien generó cierta polémica al final cuando fiel a su estilo disparó un dardo hacia la oposición al deslizar una crítica hacia la primer canciller de la gestión anterior, Susana Malcorra, a quien se encargaron de contestarle Alberto Asseff y Karina Banfi.

Pero se ve que la cuestión movilizó a la diputada Silvia Lospennato, que aclaró que no pensaba hablar, pero lo hizo entonces para recordar que “siguen acumulándose los fallos en la Justicia en contra de la eliminación por decreto de la movilidad jubilatoria, la suspensión luego por ley, pero también los decretos que hoy en trámite exprés se han ratificado para convalidar una política que significó un saqueo para los jubilados”.

La diputada del Pro recordó que eso ya no lo decían solamente desde la oposición, sino también desde el oficialismo, citando “los audios que circularon diciendo que habían tenido que votar algo con lo que no estaban de acuerdo”, en referencia a los dichos de la diputada Fernanda Vallejos.

“Hay que tener bastante humildad para venir a decir que tienen una política en favor de los jubilados, cuando han reconocido que suspendieron durante un año una movilidad previsional y dieron aumentos por decreto”, señaló la diputada, anticipando luego que presentarían un proyecto que esperaban que el oficialismo vote para que “nunca más un jubilado pueda pasarse años litigando para recibir lo que es suyo”.

Le contestó el diputado Marcelo Casaretto, quien aclaró que a lo largo de la historia muchas veces se litigó contra normas previsionales. Al llegar esta administración, votaron en 2019 nueve emergencias que atribuyó a “la situación recibida del Gobierno anterior. A partir de ahí nos encontramos con la pandemia; se fueron dando aumentos por decreto, también se litigó en relación a esos decretos. Pero también hay fallos que declaran la constitucionalidad de este proyecto”, aclaró en referencia a la ley en vigencia. “En algún momento llegará a la Corte Suprema y esta determinará cual es la validez o no”, concluyó.

Reivindicó la ley previsional vigente que a él le tocó defender en su momento y que sostuvo “corrige” errores de la ley anterior. “De aquella fórmula de ajuste semestral pasamos a una de ajuste trimestral”, dijo, asegurando que “para todos los jubilados de todos los tramos hubo un aumento del 52%, según datos de la ANSeS y el INDEC. Están teniendo, de diciembre a diciembre, 52,7% con una inflación por debajo de la que dejó Macri, así que no nos dén una receta los que dejaron 54% de inflación. Nosotros queremos bajar la inflación, pero no con la receta de ajuste que tuvieron”.

Y ante los gritos de Silvia Lospennato, el propio entrerriano fue elevando la voz, y terminó a los gritos afirmando que “cuatro años gobernaron y tres se achicó la Argentina… ¡Con ustedes aumentó la desocupación, la pobreza  aumentó el endeudamiento!”.

Sin atender los pedidos del presidente de la comisión, Eduardo Valdés, que buscaba moderar la situación, Casaretto continuó: “¡Nosotros nos hacemos cargo de que tenemos hasta el mes anterior una inflación acumulada de este año que lleva el 41%, y nosotros estimamos que vamos a terminar por debajo del 50%! ¡Este es el primer año que los jubilados van a tener aumentos por encima de la inflación, desde 2017 para acá!”.

Y concluyó gritando: “Yo los escuché, después hablan, aprendan a respetar… ¡Ustedes lo que quieren es el ajuste, Tetaz, López Murphy, quieren volver a Macri!”.

El Ejecutivo reglamentó la ley de movilidad jubilatoria

Lo hizo este sábado, a través de un decreto que modifica el artículo 32 que crea el Sistema Previsional Integrado Previsional Argentino (SIPA) y estableció una nueva fórmula para el cálculo de la movilidad.

En una modalidad cada vez más vigente en esta gestión, el Poder Ejecutivo Nacional publicó este sábado una nueva edición del Boletín Oficial, en la que aparece el decreto 104/2021, por el cual se reglamenta el artículo 32 de la Ley 24.241 y su Anexo, sustituidos por el artículo 1° de la Ley 27.609. a través del mismo se establece el nuevo sistema para los aumentos jubilaciones, determinándose que las mismas se ajustarán de manera trimestral a partir de una fórmula que se aplicará en un 50% en base a los recursos con destino a la ANSeS y en un 50% a la evolución de los salarios de los trabajadores estables.

Se establece que serán el INDEC el que elaborará los cálculos y la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo el encargado de elaborar y publicar dicho índice, como así también la metodología utilizada para su confección. Ambos organismos proporcionarán a la ANSeS antes del primer día hábil de los meses de febrero, mayo, agosto y noviembre de cada año los valores del Indice General de Salarios (IS) y del Indice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), respectivamente, con el fin de calcular el índice de movilidad.

La ANSeS, a su vez, en el ámbito de su competencia publicará cada uno de los valores de las variables que se tuvieron en cuenta para el cálculo del índice de movilidad correspondiente, así como la metodología practicada a tal fin.

Se publicó en el Boletín Oficial la Ley de Movilidad Previsional

El Poder Ejecutivo oficializó así la promulgación de la nueva norma que regirá los aumentos para el sector pasivo.

A través de su publicación en el Boletín Oficial este lunes, el Gobierno nacional promulgó la Ley 27.609 de Movilidad Jubilatoria.

La norma establece que los haberes del sector pasivo se actualizarán a partir de marzo con una fórmula que combina el crecimiento del crecimiento de la recaudación de la ANSeS y de los salarios. Dicha fórmula se aplicará a las jubilaciones, pensiones, pensiones no contributivas, asignaciones familiares, por Hijo (AUH), por Embarazo (AUE) y la Previsional del Adulto.

En ningún caso la aplicación del índice previsto podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario.

Según  la norma este lunes promulgada, los haberes del sector pasivo y las asignaciones sociales serán actualizadas a través de un índice que combina en un 50% el crecimiento de la recaudación y en el otro 50%, el aumento de los salarios medido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

La norma fue convertida en ley el martes pasado en el marco de la que fue la última sesión de la Cámara de Diputados, que dispuso así el reemplazo de la movilidad jubilatoria sancionada en el gobierno de Mauricio Macri, que estuvo en vigencia desde marzo del 2018 hasta diciembre del 2019.

El presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara baja, Marcelo Casaretto, destacó este lunes la publicación en el Boletín Oficial de la nueva ley remarcando que “los jubilados tendrán aumentos 4 veces al año. Se vuelve a la fórmula vigente de 2008 a 2017, con la que los jubilados tuvieron aumentos un 26% por encima de la inflación”.

El presidente promulgó la Ley de Movilidad Jubilatoria

En el marco del lanzamiento del Operativo Verano de ANSeS, Alberto Fernández señaló que “el Estado debe estar presente para reparar las inequidades”.

El presidente Alberto Fernández firmó este domingo el decreto de promulgación de la Ley de Movilidad Jubilatoria al encabezar por la mañana el acto de lanzamiento del operativo Verano de ANSeS en el Complejo Chapadmalal, ubicado en el Partido de General Pueyrredón.

“Para nosotros la Argentina es un país muy desigual y para equilibrarla tenemos que distribuir el ingreso de otra manera. Y eso debemos hacerlo entre todas y todos, con toda la firmeza que corresponda, sin agredir a nadie, esto no es, como diría el Martín Fierro, para el mal de nadie sino para el bien de todos”, reflexionó Fernández.

“Estoy muy contento de empezar este año 2021, de que el decreto número uno sea para los jubilados, porque cuando asumí en diciembre de 2019 les dije a todos los argentinos, yo tengo una prioridad, prestarle más atención a los que más necesitaban”, recordó el mandatario.

“Y entre los que peor estaban en 2019, estaban los jubilados que venían de tener una caída en sus ingresos reales del orden del 19 por ciento, con una formula jubilatoria que sirvió en su momento para sacarle plata a los jubilados y que después nadie podía cumplir”, señaló el presidente.

La Ley 27.609 de Movilidad Jubilatoria fue aprobada el 29 de diciembre último en la Cámara de Diputados. La norma incluye una nueva fórmula previsional que implicará una actualización trimestral y que combina en un 50 por ciento la recaudación de la ANSeS y en otro 50 por ciento la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Participaron también de la actividad el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta.

Kicillof sostuvo que, con la promulgación, el Jefe del Estado “modifica e instaura esta fórmula jubilatoria que la experiencia mostró, más allá del pizarrón y los análisis, que es efectiva y contribuyó a mejorar el poder adquisitivo a los jubilados de la Argentina”.

Por su parte, Raverta aseveró que “necesitábamos una nueva fórmula de movilidad que nos permitiera construir en la certeza y la previsibilidad de un aumento trimestral que lleve tranquilidad a esta enorme cantidad de argentinos”.

La titular de ANSeS destacó la decisión política del Presidente de tomar las “decisiones de protección y cuidado para la totalidad de los ciudadanos argentinos” durante la pandemia de Covid-19, al destinar “más de 600 mil millones de pesos, solo de nuestro organismo, en transferencias directas para que argentinos pudieran transitar la pandemia”.

El Operativo de Verano de la ANSeS consiste en que el organismo despliega puntos móviles en centros turísticos de todo el país, para adelantar los trámites de quienes se hayan podido tomar unos días de descanso.

Al respecto, el presidente Fernández destacó el compromiso de los trabajadores que forman parte del operativo, y dijo: “En el Estado hay gente como nosotros, como ustedes, que entienden que hay que dignificar la vida del otro, y no bajan los brazos ni siquiera en el verano y están aquí para ayudar a abuelos y abuelas que debieron jubilarse y por consecuencia de la pandemia y la complejidad del trámite no pudieron hacerlo. Acá están todos ellos y muchos más prestando este servicio”.

Anuario 2020: los debates que pasaron por el Congreso y las leyes que se aprobaron en el año de la pandemia

A pesar de la emergencia sanitaria, el Parlamento no dejó de trabajar y lo hizo hasta último momento. El año legislativo transcurrió con temas consensuados y otros conflictivos, y grandes discusiones en torno a la virtualidad. Hubo vaivenes en la relación entre oficialismo y oposición. Un repaso mes a mes.

Por Carolina Ramos

Enero

El Congreso venía de sancionar, en diciembre de 2019, la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, la primera del gobierno de Alberto Fernández, que declaró nueve emergencias en distintas áreas y delegó amplias facultades en el Poder Ejecutivo. Fue la herramienta que le permitió al presidente iniciar su gestión en un marco de excepcionalidad, aun sin haber comenzado la pandemia.

Massa debutó en diciembre como presidente de la Cámara baja.

En su primera sesión del año, el 29 de enero, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de sostenibilidad de la deuda externa y convirtió en ley el Consenso Fiscal 2019, el pacto entre la Nación y los gobernadores por el cual se suspendieron hasta el 31 de diciembre algunos de los compromisos asumidos en los acuerdos de 2017 y 2018, como la rebaja de Ingresos Brutos, Sellos y otros impuestos “distorsivos”.

En enero además juró como diputada Gisela Marziotta en reemplazo de Daniel Filmus, quien  asumió como secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur.

Febrero

Dos días antes de la apertura de sesiones, el Senado sancionó la denominada “ley de góndolas”, que había permanecido cajoneada tres meses. A pesar del apuro por tratar la norma en el período extraordinario, el Gobierno recién la reglamentó el 15 de diciembre para su entrada en vigencia.

En esa misma sesión, la Cámara alta saldó una deuda de 15 años y aprobó la designación de Marisa Graham como defensora de los Niños, Niñas y Adolescentes, cargo que estaba vacante desde su creación. La abogada recibió aval por 47 votos a favor y 21 en contra, tras un debate donde se coló la cuestión de la legalización del aborto.

Graham juró en el recinto del Senado. (Foto: Comunicación Senado)

Por otra parte, el oficialismo contó con un amplio respaldo de la oposición para sancionar, el 6 de febrero, la ley de sostenibilidad de la deuda externa regida por ley extranjera. Un gesto de apoyo institucional hacia las negociaciones que tenía por delante el ministro de Economía, Martín Guzmán, que días después se presentó ante la Cámara de Diputados. El funcionario asistió a una sesión informativa inédita en el recinto, con características similares a la presentación del jefe de Gabinete.

Pero una de las sesiones más recordadas en Diputados es la que se celebró el 27 de febrero, cuando se desató un escándalo en el recinto por la presencia de Daniel Scioli, avalado como embajador en Brasil. Juntos por el Cambio denunció una maniobra irregular del oficialismo para conseguir el quórum y tratar el proyecto que modificaba los regímenes jubilatorios de jueces y diplomáticos, sancionado finalmente el 12 de marzo en el Senado.

En la misma sesión de la polémica prestaron juramento dos nuevas diputadas: Liliana Schwindt, en reemplazo del canciller Felipe Solá; y Adriana Cáceres, en lugar de Guillermo Montenegro, electo intendente de Mar del Plata. Ambas asumieron tras librar sendas batallas en la Justicia por la Ley de Paridad de Género, que en sus casos no se aplicó.

Por otra parte, el Senado avaló las designaciones de los embajadores Rafael Bielsa (Chile), Jorge Argüello (Estados Unidos), Daniel Scioli (Brasil), Alberto Iribarne (Uruguay), Carlos Tomada (México), Carlos “Chacho” Alvarez (Perú), Alfredo Atanasof (Bulgaria), Rodolfo Gil (Portugal), Sergio Urribarri (Israel), Carlos Raimundi (OEA) y también de Fernando “Pino” Solanas (Unesco), quien falleció ocho meses después en París.

Marzo

El presidente Fernández inauguró por primera vez el período de sesiones ordinarias, en el marco de una movilización en la Plaza de los Dos Congresos. En un discurso de una hora y veinte, repasó los ejes de su gestión y anunció el envío de varios proyectos, como la reforma judicial -congelada desde septiembre en Diputados-, la legalización del aborto y la creación del Consejo Económico y Social.

El presidente y la vice, en una de las pocas oportunidades donde se los vio juntos. (Foto: Comunicación Senado)

Dos días después de la Asamblea Legislativa se conoció el primer caso de Covid-19 en Argentina y el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia, marcando un punto de inflexión en la historia del país y el mundo. El presidente decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) a partir del 19 y el Congreso adhirió a la medida. En un gesto de colaboración, Diputados giró 32.700.000 pesos al sistema de salud, en concepto de subsidios y de pasajes no utilizados por las restricciones en la circulación.

Recién a fin de mes, tras una discusión sobre cómo mantener la actividad durante la emergencia sanitaria, se realizó la primera reunión virtual en la Cámara baja: la Comisión de Educación escuchó al ministro del área, Nicolás Trotta, convocado a raíz de la suspensión de clases presenciales. Fue el puntapié inicial para una seguidilla de reuniones informativas con funcionarios.

En otro orden, el Senado dio ingreso formal al pliego de Daniel Rafecas, que nunca fue tratado. El Frente de Todos dejó de lado su tratamiento al no contar con la mayoría de votos necesaria para la designación, y en cambio impulsó, tiempo después, una reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

La Cámara alta también discutió en comisión, justo antes del inicio de la pandemia, un proyecto de Guillermo Snopek (Frente de Todos) para intervenir el Poder Judicial de la provincia de Jujuy, que finalmente no prosperó.

Abril

Fue un mes dominado por nuevos cruces entre oficialismo y oposición por la modalidad de funcionamiento de ambas cámaras. El 17 de abril, el presidente mantuvo una videoconferencia con los líderes parlamentarios, que ya habían respaldado el dictado de la cuarentena en una reunión en Casa Rosada.

Fernández recibió a la oposición parlamentaria antes de declarar el aislamiento.

En Diputados, las negociaciones finalmente llegaron a buen puerto y se aprobó en comisión el Protocolo de Funcionamiento Remoto que le permitió al cuerpo, a través de sucesivas prórrogas, funcionar durante todo el año, con algunas modificaciones a medida que se relajó el aislamiento.

En cuanto al Senado, la Corte Suprema rechazó un pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner y evitó expedirse sobre la validez de sesiones remotas. El máximo tribunal consideró que la Cámara alta tiene facultad para fijar e interpretar su propio reglamento, y de esa forma dio vía libre al funcionamiento virtual.

Ya se empezaba a hablar, para ese entonces, del denominado “impuesto a la riqueza”, aunque llegaría al Congreso mucho tiempo después.

Mayo

Diputados realizó el 6 de mayo la capacitación obligatoria de género de la Ley Micaela, con la presencia de la ministra de área, Elizabeth Gómez Alcorta. El encuentro se utilizó como simulacro para las sesiones virtuales y arrojó un resultado desalentador por fallas técnicas, sumadas a la falta de experiencia. Por el contrario, las primeras pruebas del Senado fueron exitosas.

Finalmente, el 13 de mayo se concretaron las primeras sesiones virtuales de la historia. El Senado avaló una veintena de Decretos de Necesidad y Urgencia vinculados a la pandemia -entre ellos, la prohibición de despidos y suspensiones- y Diputados aprobó la exención del pago del impuesto a las Ganancias para el personal esencial y la denominada “Ley Silvio”.

sesion virtual recinto senado 21 de mayo
En ambos recintos se colocaron pantallas LED. (Foto: Comunicación Senado)

En esa sesión también juraron como diputados José Luis Patiño, Claudia Bernazza y Lisandro Bormioli, en reemplazo de Elisa Carrió -renunció a su banca-, Daniel Scioli -asumió como embajador en Brasil- y Andrés “Cuervo” Larroque –fue nombrado ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense-.

Ambas cámaras volvieron a sesionar paralelamente el mismo día, el 21 de mayo. El Senado convirtió en ley los dos proyectos aprobados en Diputados y también una nueva regulación para la Cruz Roja, y la Cámara baja avanzó con la receta médica digital y la incorporación de la educación a distancia para casos excepcionales.

La armonía reinante comenzó a quebrarse a fin de mes, cuando el Frente de Todos avanzó con un dictamen de rechazo al DNU firmado por el expresidente Mauricio Macri que transfirió las escuchas telefónicas desde la Procuración General a la Corte Suprema. También hubo chispazos en otra bicameral donde el oficialismo pidió informes sobre la toma de deuda y la fuga de capitales en el gobierno anterior.

El mes cerró con la designación de la periodista Miriam Lewin para conducir la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual; y una sesión frustrada convocada por Juntos por el Cambio con el fin de derogar el DNU 457/20, que amplió las facultades del jefe de Gabinete para reasignar partidas presupuestarias sin control parlamentario. A la bancada presidida por Negri le faltaron cinco legisladores para el quórum.

sesion virtual minoria dnu superpoderes
En el año se realizaron dos sesiones en minoría en Diputados, a pedido de Juntos por el Cambio.

Junio

El Frente de Todos empezó el mes aprobando en el Senado una nueva tanda de DNU, entre ellos el de los “superpoderes” del jefe de Gabinete. También avanzó con la anulación del decreto referido a las escuchas telefónicas. La relación con la oposición, que ya venía algo resentida, empeoró: Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal denunciaron que el bloque de José Mayans se desviaba del acuerdo original de tratar solo temas vinculados a la pandemia.

En ese clima caldeado el Senado volvió a sesionar y, tras la sanción de la ley de educación a distancia, la oposición se desconectó y dejó al oficialismo votando en soledad la ley de alquileres -retomada tras meses de cajoneo- y otro proyecto de Oscar Parrilli que suspende por seis meses la constitución e inscripción de Sociedades de Acción Simplificada (SAS).

Una semana después, la Cámara alta recibió por primera vez en el año a Santiago Cafiero, quien brindó su informe de gestión desde el recinto ante las autoridades presentes y la gran mayoría de los senadores conectados desde sus provincias.

sesion senado informe cafiero octubre
Cafiero concurrió tres veces al Congreso en todo el año. (Foto: Comunicación Senado)

En el Congreso también se coló, con voces a favor y en contra, el tema de la expropiación de Vicentin, anunciada por el presidente y luego descartada. Lo que sí avanzó, aunque a medias, fue la creación de una comisión bicameral para investigar las deudas de la empresa con el Banco Nación. El proyecto, de Oscar Parrilli, fue aprobado en el Senado y nunca más se volvió a hablar de él.

También en junio comenzaron a conocerse los primeros contagios de coronavirus en el mundo de la política. En el caso de Diputados, el sindicalista Walter Correa inauguró el listado, que luego se ampliaría con Carlos Selva, Federico Fagioli, Miguel Bazze y Julio Sahad, entre otros que transitaron la infección sin mayores complicaciones.

Julio

Fernández volvió a escuchar los planteos de la oposición parlamentaria en una nueva videoconferencia, aunque primero dialogó con el Pro y la UCR y luego con el resto de los bloques. La Coalición Cívica no participó de ninguno de los dos encuentros, que sirvieron para aflojar la tensión política justo antes de que el Gobierno anunciara una nueva fase de la cuarentena, con aperturas escalonadas.

Con la pandemia en el centro de la escena, la oposición le trasladó sus inquietudes al presidente.

El 22 de julio, Massa le tomó juramento a Miguel Pichetto como auditor general. El excompañero de fórmula de Macri fue elegido por Juntos por el Cambio para completar hasta 2023 el mandato del radical Jesús Rodríguez, quien asumió como titular de la AGN.

Al día siguiente, el Senado convirtió en ley la Campaña Nacional de Donación de Plasma de pacientes recuperados de Covid-19, un proyecto de Máximo Kirchner. Y se sancionó otra iniciativa reclamada por la primera dama, Fabiola Yáñez, y otras personalidades, para la atención de la fibrosis quística, una enfermedad hereditaria que no tiene cura y requiere un tratamiento de por vida. También se aprobaron en esa jornada la ley de receta digital y dos proyectos sobre promoción de ingreso a carreras estratégicas y penas para la difusión no consentida de imágenes con contenido sexual o erótico.

A fin de mes, Cafiero tuvo su debut ante Diputados, donde volvió a defender las medidas tomadas durante la pandemia y habló de un “esfuerzo sin precedentes” desde el Estado. Paralelamente, el Senado sancionaba la ley de teletrabajo sin apoyo de la oposición.

La Cámara baja también avanzó con la declaración de la emergencia para procesos de concursos preventivos y quiebras; y la moratoria impositiva, previsional y aduanera para todos los contribuyentes con deudas vencidas al 31 de julio. Fue tras un debate picante donde Juntos por el Cambio denunció una “amnistía” para el empresario Cristóbal López.

El mes de julio tuvo otros dos datos salientes: Marisa Graham expuso por primera vez ante la Comisión Bicameral de Niños, Niñas y Adolescentes; y el presidente anunció en Casa Rosada el esperado proyecto de organización y competencia de la Justicia Federal, más conocido como reforma judicial, aunque luego Cristina Kirchner negó que lo fuera.

Fernández le dio un marco importante a la presentación de la reforma judicial.

Agosto

El mismo día que el Gobierno anunciaba un acuerdo con acreedores, Diputados convirtió en ley por amplia mayoría la reestructuración de la deuda bajo legislación argentina. La Cámara baja también sancionó la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, y la demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina.

El 13 de agosto, el Senado avaló la designación de Ricardo Alfonsín como embajador en España y convirtió en ley la moratoria universal, a la vez que dio media sanción a un proyecto de asistencia al turismo por la pandemia. La Cámara alta sancionó además la ampliación presupuestaria por 1,9 billones de pesos -un monto equivalente al 6,5% del PBI- para afrontar gastos derivados de la emergencia sanitaria, como los programas IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y ATP (Asistencia a la Producción y el Trabajo).

La reforma judicial fue aprobada el 28 de agosto con 40 votos a favor y 26 en contra, tras dos semanas de tratamiento en comisiones con la participación de funcionarios y especialistas y un fuerte debate en el recinto. El texto tuvo idas y vueltas y a último momento sufrió numerosos cambios que hicieron estallar a la oposición, entre ellos la creación de nuevos juzgados y cámaras federales. Parrilli tuvo que dar marcha atrás con una polémica cláusula que obligaba a los jueces a denunciar presiones de los “poderes mediáticos”.

Parrilli se convirtió en el portavoz de Cristina en el Senado (Foto: Comunicación Senado)

En la misma sesión, se renovó hasta el 31 de diciembre la licencia del tucumano José Alperovich, investigado por presunto abuso sexual.

Septiembre

El primer día del mes se vivió otra de las jornadas parlamentarias más calientes del año: Juntos por el Cambio congregó a la mayoría de sus diputados en Buenos Aires para sesionar presencialmente a pesar de la continuidad de la pandemia, mientras que el Frente de Todos y otros espacios de la oposición pretendían continuar con el funcionamiento virtual. Las negociaciones en Labor Parlamentaria se extendieron por siete horas y finalmente no hubo acuerdo: el interbloque conducido por Negri anunció que impugnaría la sesión por la supuesta invalidez del protocolo, que fue renovado sin su aval. Más de 90 diputados de ese espacio coparon el recinto y denunciaron que el quórum fue irregular. La discusión llevó otras seis horas de duros cruces. Finalmente, durante la madrugada, se aprobaron los dos proyectos del temario: el aumento de multas por pesca ilegal y la ley de reactivación del turismo.

sesion diputados 1 septiembre 2020
Durante seis horas, Juntos por el Cambio advirtió sobre la invalidez de la sesión. (Foto: HCDN)

En el Senado, el Frente de Todos convalidó el DNU 690/20, por el cual se declaró como servicios públicos esenciales a internet, la telefonía móvil y fija, y la televisión por cable. También se aprobó el decreto que dejó sin efecto la intervención de Vicentin.

La Cámara presidida por Cristina anuló en otra sesión los controvertidos traslados de los jueces federales Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, dispuestos durante el gobierno anterior. Los pliegos impulsados por el macrismo fueron rechazados por unanimidad, ya que la oposición se había retirado, esgrimiendo argumentos reglamentarios contra una nueva prórroga del protocolo virtual. A principios de noviembre, la Corte puso fin al entuerto y dispuso que los jueces permanezcan en los cargos a los que habían sido trasladados hasta que se realice el concurso para designar a los ocupantes definitivos.

Tal como indica la Ley de Administración Financiera, el Ejecutivo envió al Congreso el Presupuesto 2021, el primero de la gestión de Fernández. El ministro Guzmán expuso los lineamientos el día 22 en el Salón de Pasos Perdidos, donde definió al proyecto como un “puente” hacia la estabilidad económica post-pandemia.

Guzmán defendió el Presupuesto 2021 y a las siguientes reuniones asistieron ministros y secretarios.

El 24 de septiembre asumió como diputado el neuquino Guillermo Carnaghi en reemplazo de Darío Martínez, designado como secretario de Energía. Aquella sesión tenía como tema principal el proyecto de protección de los activos del Fondo de Garantía De Sustentabilidad (FGS), pero un escándalo inesperado pasó a ocupar el primer plano: un diputado del Frente de Todos, el salteño Juan Ameri, fue sorprendido en una escena erótica con su pareja en plena sesión virtual, y tras haber sido suspendido de inmediato por Massa, finalmente ofreció su renuncia.

En esa misma sesión, Diputados ratificó el Acuerdo Regional de Escazú sobre medioambiente. Otro proyecto sobre prohibición de ayuda estatal a empresas radicadas en paraísos fiscales también estaba listo para ser aprobado, pero cambios de último momento impulsados por Fernanda Vallejos provocaron su regreso a comisiones. La iniciativa volvió a recibir dictamen, pero no llegó al recinto.

En otro orden, obtuvo luz verde en el Senado la creación del Fondo Nacional de la Defensa para reequipar a las Fuerzas Armadas.

Tras el escándalo, Juan Ameri presentó su renuncia bajo presión, cerca de la medianoche.

Octubre

En su primera sesión del mes, el Senado introdujo cambios al proyecto de economía del conocimiento, que volvió a Diputados. También dio media sanción al recorte de la coparticipación de la Ciudad, en función de los gastos por el traspaso de la Policía Federal.

Juntos por el Cambio, que rechazó ese proyecto, además sufrió otro revés: el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nro. 1 rechazó el amparo presentado por el interbloque para declarar la invalidez de la sesión del 1 de septiembre en Diputados. Un fallo que convalidó el funcionamiento virtual de la Cámara, tal como había sucedido en el Senado meses atrás.

El 7 de septiembre, Diputados aprobó una resolución de repudio a la conducta del salteño Ameri y juró su reemplazante, Alcira Figueroa. Luego se aprobó el proyecto que fijó condiciones en los contratos para la adquisición de vacunas contra el Covid, y se sancionaron tres leyes: la prórroga de la emergencia citrícola en ocho provincias; la regulación del ejercicio profesional de la fonoaudiología; y el régimen de economía del conocimiento, con las modificaciones impuestas en el Senado.

Pablo Yedlin encabezó el debate sobre las vacunas como titular de la Comisión de Salud.

El mismo día, Cafiero volvió al Senado para brindar su tercer informe del año. La Cámara alta también aprobó, en otras sesiones, el etiquetado frontal de alimentos; la equidad de género en los medios de comunicación; la regulación de la “telesalud”; y una iniciativa sobre cuidados paliativos. Además, recibió aval el pliego de Roberto Carlés como embajador en Italia.

Otro hecho destacado fue la presentación de Miriam Lewin ante la Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización. La funcionaria defendió ante los legisladores la creación del Observatorio NODIO contra las fake news.

Lewin destacó la puesta en marcha de la Defensoría del Público pero la criticaron por NODIO.

También recibió dictamen un polémico proyecto de José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo) con el fin de crear una bicameral para el tratamiento de un nuevo Código de Defensa del Consumidor.

El 28 de octubre, Diputados sesionó por primera vez con mayoría presencial desde el inicio de la pandemia, gracias a un acuerdo entre los bloques. Tras un debate de 17 horas, se aprobó el Presupuesto 2021 con 139 votos a favor, 15 en contra y 90 abstenciones -de Juntos por el Cambio-. El mes cerró con la sanción, en el Senado, del proyecto para proteger los activos del FGS, habilitando paralelamente a las provincias a renegociar sus deudas con la ANSeS.

Más allá de la agenda parlamentaria, ambas Cámaras aprobaron sendas resoluciones para prohibir a legisladores nacionales que compren dólares para atesoramiento.

Tampoco faltaron los movimientos políticos: el riojano Felipe Álvarez abandonó Juntos por el Cambio y conformó un bloque de dos junto al santacruceño Antonio Carambia. Días después, la tucumana Beatriz Ávila conformó un bloque unipersonal. Con ella y Carambia, el interbloque presidido por Ramón pasó de ocho a seis integrantes.

Noviembre

El candidato del Ejecutivo para completar la Cámara Nacional Electoral (CNE), Daniel Bejas, recibió el visto bueno en el Senado con los votos del oficialismo y el rechazo de buena parte de la oposición. En la misma sesión avanzaron otros proyectos acordados, entre ellos beneficios laborales y previsionales para trabajadores y contratistas de viñas, y una corrección sobre el pago del aguinaldo a empleadas domésticas.

En Diputados comenzaron a tratarse, por impulso de Juntos por el Cambio, los proyectos de “ficha limpia”, que buscan que condenados por delitos de corrupción no puedan ser candidatos.

El 11 de noviembre, el interbloque comandado por Negri intentó sesionar para tratar diversos proyectos de su agenda -como la emergencia educativa y un protocolo nacional de circulación-, pero solo reunió 85 diputados presentes. Massa declaró fracasada la sesión y comenzó otra donde se votaron la declaración de 24 capitales alternas; la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); la acreditación inmediata de los pagos con tarjeta de débito para comerciantes; una iniciativa contra la deserción escolar; y una campaña contra el grooming.

El mes de noviembre también estuvo marcado por un suceso inédito: en el Senado se descubrió que al proyecto de Presupuesto le faltaban planillas y tuvo que volver a Diputados para su sanción definitiva, el 17 de noviembre. Ese día también se aprobó el aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas, un tema del que se habló durante meses pero recién ingresó a la agenda parlamentaria hacia fin de año. El proyecto, que creó un gravamen por única vez sobre los patrimonios superiores a 200 millones de pesos, fue convertido en ley el 4 de diciembre.

Carlos Heller fue uno de los protagonistas del año con el tratamiento de las leyes económicas. (Foto: HCDN)

Mientras Diputados trataba el aporte solidario, el presidente anunció, tras meses de incertidumbre y presión por parte del movimiento feminista, el proyecto para despenalizar y legalizar el aborto. El debate empezó al poco tiempo en las cuatro comisiones intervinientes con la participación de alrededor de 70 expositores, entre funcionarios y especialistas, muchos de los cuales ya habían desfilado por el Congreso en 2018.

A diferencia del Senado, donde el oficialismo no tuvo inconvenientes en extender el funcionamiento virtual hasta marzo, en Diputados Juntos por el Cambio opuso mayor resistencia: en una sesión caldeada, legisladores de ese espacio denunciaron una convocatoria irregular y pidieron un sinfín de cuestiones de privilegio y apartamientos del reglamento. La razón que se escondía detrás de esa maniobra era la de dilatar el tratamiento del proyecto sobre la coparticipación porteña, que finalmente fue aprobado, aunque con cambios.

Otro de los temas picantes del mes fue la reforma de la Ley Orgánica del Ministerio Público. El oficialismo logró aprobar el proyecto en el Senado con toda la oposición en contra, tras una serie de reuniones informativas en comisiones y en medio de un intento indisimulado por desplazar al procurador interino, Eduardo Casal, a través de distintas acciones en la Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. El Frente de Todos eligió tomar ese camino en lugar de avanzar con el pliego de Rafecas, que no reunía los dos tercios necesarios. Por ese motivo se estableció que el procurador podrá nombrarse con mayoría absoluta -la mitad más uno- y que su mandato ya no será vitalicio sino que durará cinco años. El debate continuará en sesiones extraordinarias.

El oficialismo se dedicó a recabar documentos y testimonios contra Casal. (Foto: Comunicación Senado)

La agenda medioambiental también estuvo presente: se sancionó la “Ley Yolanda” de capacitación a funcionarios de los tres poderes del Estado, así como la modificación de la Ley del Manejo del Fuego, y recibió dictamen favorable en Diputados la ley de humedales, aunque no llegó al recinto.

Finalmente, la muerte de Diego Maradona tuvo su eco en el Congreso: el Senado realizó una sesión exclusiva de homenaje y en Diputados también se recordó al ídolo futbolístico.

Diciembre

El último mes del año arrancó con la ratificación de Massa como presidente de Diputados y la renovación de las restantes autoridades, a excepción del vicepresidente primero, Álvaro González, que fue reemplazado por otro hombre del Pro, Omar De Marchi.

Horas después de la sesión preparatoria, se firmó el dictamen a favor de la legalización del aborto, en un plenario de comisiones que se realizó en el recinto para respetar el distanciamiento social. El texto del Ejecutivo recibió cambios y se trató al día siguiente, en un clima de expectativa por el voto de alrededor de una veintena de indefinidos. El debate, más calmo que el de 2018, duró 20 horas y media y fue seguido de cerca por varios funcionarios del Gobierno que se acercaron al Congreso para respaldar la ley. El final fue todo festejo “verde”: el proyecto se aprobó con 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones, con una movilización en las calles a pesar de la pandemia. Acto seguido, recibió aval el “Programa de los Mil Días”, que establece distintas medidas de asistencia para acompañar a las mujeres con embarazos deseados y a sus hijos durante la primera infancia.

diputadas frente de todos votacion aborto legal
Abrazos y atuendos verdes fueron la imagen final de una nueva jornada histórica. (Foto: HCDN)

Mientras se desarrollaba en Diputados esa jornada histórica, el Senado sesionó en un segundo plano, aunque con un proyecto no menos importante: la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que reemplaza a la que rigió en la gestión anterior y que combina recaudación de la ANSeS y variación salarial, sin contemplar la inflación.

En la última semana del año, el 29 de diciembre fue un “supermartes” en el que se invirtieron los debates en ambas cámaras: el Senado debatió el tema del aborto, mientras en Diputados el oficialismo convertía en ley la nueva fórmula jubilatoria. Fue en el marco de un debate de 10 horas, que concluyó con la aprobación por 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

El momento en el que se aprobó la nueva fórmula jubilatoria. (Foto: HCDN)

El debate sobre el aborto duró 12 horas y concluyó poco después de las 4 de la madrugada con la histórica aprobación por 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención. A continuación, en un breve debate se convirtió en ley el Plan de los Mil Días, iniciativa complementaria de la ley de IVE impulsada también por el Ejecutivo para acompañar el embarazo y la crianza de niños y niñas hasta los tres años.

El histórico momento en el que se convirtió en ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo. (Foto: Comunicación Senado)

Raverta: “Cuando se aplicó esta fórmula los jubilados le ganaron a la inflación por 26 puntos”

La directora de la ANSES celebró la aprobación de la Ley de Movilidad Jubilatoria, y advirtió que “con la del gobierno anterior perdieron casi un 20 por ciento respecto de la inflación”.

En el marco de la apertura de la oficina Garín, partido de Escobar, la directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, se refirió a la aprobación con 132 votos a favor de la Ley de Movilidad Jubilatoria en la Cámara de Diputados: “Esta fórmula que estuvo vigente de 2009 a 2017 permitió que nuestros jubilados y jubiladas tengan un incremento en su capacidad de compra de un 26 por ciento, mientras que con la del gobierno anterior perdieron casi un 20 por ciento respecto de la inflación. Por lo tanto, esta nueva ley actualizará ingresos para 17 millones de personas, entre jubiladas y jubilados, chicas y chicos de la Asignación Universal y el salario familiar”. 

Acompañada por el diputado nacional, Máximo Kirchner, y el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, la titular del organismo agregó que “el aumento de los haberes será cada tres meses -marzo, junio, septiembre y diciembre- y entrará en vigencia a partir del primero de marzo del año entrante”. 

Recibimos una Argentina hecha pedazos, un pueblo al que le buscaron quebrar la autoestima. Cuando vemos esta oficina en condiciones laborales absolutamente dignas demuestra como desde el Estado se trabaja para que las argentinas y argentinos vivan un poco mejor todos los días”, expresó Kirchner.  

En tanto, Sujarchuk le agradeció a Raverta por “la apertura de esta delegación. Este año, y con pandemia, en cuatro meses lo pudimos hacer para todos los vecinos de Escobar”.  

Ley de Mil Días y Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo 

Asimismo, Raverta resaltó tanto la aprobación por unanimidad de la Ley nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia (Mil Días) como la aprobación con 38 votos a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).  

Sobre la Ley de Mil Días, la directora ejecutiva sostuvo que “llegará a las mujeres y personas gestantes en situación de vulnerabilidad social durante el embarazo, nacimiento, puerperio y primeros años de crianza, para reducir la mortalidad infantil, la malnutrición y la desnutrición, y proteger los vínculos tempranos, el desarrollo físico y emocional”. Acerca de la IVE, afirmó que “fue una gran decisión del presidente Alberto Fernández enviar al Congreso esta ley en esta sociedad que pelea por construir una patria de iguales y de ampliación de derechos”. 

Estuvieron también presentes las siguientes autoridades de la ANSES: la subdirectora ejecutiva de Prestaciones, Marina Moretti; el jefe de la Regional Conurbano I, Santiago Debandi; y el jefe de la delegación Escobar, Leonardo Moreno. 

Abrevaya: “El ajuste a los jubilados pagará la reforma judicial de la impunidad”

El legislador del GEN criticó duramente la reciente modificación a la Ley de movilidad jubilatoria y advirtió que se trata de un “nuevo ajuste a los jubilados”.

Luego de que la Cámara de Diputados aprobara en su última sesión del año una modificación a la fórmula de movilidad jubilatoria, el diputado del GEN Sergio Abrevaya cuestionó duramente los cambios en esa Ley dado que consideró que se trata de un ajuste a los jubilados e insistió en que serán estos quienes “pagarán la reforma judicial de la impunidad”.

En ese sentido, el legislador afirmó que “nuevamente el Congreso aprueba una ley para saquear a los ciudadanos. Antes fuimos los porteños y la coparticipación, hoy son los jubilados” y remarcó que “siguen ajustando a quienes trabajaron toda su vida, encima lo hacen para pagar la reforma judicial de la impunidad”.

Asimismo consideró que “este Gobierno conservador de feudales ajustó a los jubilados otra vez” y concluyó advirtiendo que “van a cobrar menos que con la fórmula macrista. Ella ya había vetado el 82% móvil hace unos años; no confundan lo declamativo, al final se encuentran con esta realidad”.

En la última sesión del año, el FdT logró en Diputados la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Con la ayuda de bloques provinciales, el oficialismo se alzó con la aprobación del nuevo cálculo, que combina recaudación de la ANSeS y variación salarial, formato similar al aplicado durante los mandatos de Cristina Kirchner.

Por Melisa Jofré

Tras un debate de más 10 horas, marcado por algunos momentos picantes, el oficialismo consiguió durante la última sesión del año en la Cámara de Diputados la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, impulsada por el Gobierno nacional. La norma cosechó 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

Para la aprobación de la iniciativa, el Frente de Todos logró el apoyo de distintos bloques provinciales. Uno de ellos fue la bancada de Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, con cuatro legisladores. Por el Interbloque Federal también acompañaron su titular, Eduardo “Bali” Bucca, y Andrés Zottos, ambos del bloque Justicialista.

El oficialismo contó, también, con el respaldo de los seis miembros del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón; de los dos diputados de Acción Federal, y de la neuquina Alma Sapag.

Una vez más, el Interbloque Federal se dividió a la hora de la votación, ya que lo hicieron negativamente los tres diputados de Consenso Federal -Alejandro “Topo” Rodríguez, Jorge Sarghini y Graciela Camaño-; y los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez, cada uno con su propio monobloque. Los únicos a favor fueron, como se mencionó, los cordobeses, Bucca y Zottos.

Con un enfático reclamo por la ausencia de una cláusula de garantía sobre la inflación, y haciendo referencia a palabras como “ajuste” y “robo”, rechazaron rotundamente la ley los diputados del interbloque Juntos por el Cambio y los dos legisladores de la izquierda -Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano-. Otro voto en contra fue el de la tucumana Beatriz Ávila.

Durante el debate hubo varios reclamos de diputados por el tratamiento de la ley en paralelo con la discusión del proyecto de legalización del aborto en el Senado, situación que algunos definieron como “cortina de humo”.

fernanda raverta sesion diputados 29 diciembre 2020
La titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, asistió a la sesión junto a funcionarios del organismo.

A pocos días de haber asumido Alberto Fernández hace un año atrás, mediante la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, se suspendió la fórmula de movilidad implementada desde diciembre de 2017, cuando fue votada con incidentes en las calles bajo la gestión de Mauricio Macri.

A lo largo del 2020, los haberes de jubilados y beneficiarios de distintas asignaciones sociales se actualizaron mediante decretos del Poder Ejecutivo, y en la recta final del año se envió al Congreso el proyecto de la nueva fórmula, previo trabajo de una comisión mixta especial, que contó todo el año con la participación de especialistas, pero la oposición denunció que no hubo consenso a la hora del dictamen final.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017 -durante las dos presidencias de Cristina Fernández de Kirchner y el comienzo del gobierno de Cambiemos-, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

A partir de la nueva norma, y mediante una modificación que se introdujo durante el debate en el Senado, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año. Otro punto es que el aumento del 5% otorgado en diciembre -por decreto- no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021.

Debate con reproches cruzados

El arranque del debate estuvo a cargo del entrerriano Marcelo Casaretto (FdT), titular de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, quien sostuvo que “el objetivo de este Gobierno es que crezcan la Argentina y los beneficios del crecimiento lleguen a los trabajadores y los jubilados. Por eso vinculamos dos variables esenciales: salarios de trabajadores en actividad y la mejora en la recaudación”.

El miembro informante del oficialismo comparó las dos fórmulas que tuvieron vigencia en las últimas dos décadas: “La de 2008, que les permitió a los jubilados mantener el poder adquisitivo y mejorar un 26% el poder adquisitivo; y la de 2017, que hizo que dos años después los jubilados perdieran un 19% frente al poder adquisitivo, si lo medimos en términos de inflación”. “Esta es una muy buena ley para los jubilados y los argentinos, y el tiempo nos dará la razón”, defendió.

Casaretto fue el encargado de abrir el debate.

Luego le siguió el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (FdT), quien reforzó que “tenemos una fórmula que se compone de dos partes: salarios e impuestos. Ambos indefectiblemente tendrán que aumentar porque las políticas públicas llevarán a eso. ¿Alguien imagina paritarias por debajo de la inflación? Las paritarias se van a cerrar todas por arriba de la inflación”.

“El piso de esta nueva fórmula está en la garantía de las políticas públicas, en que los salarios se van a incrementar, que la recaudación va a subir y eso va a dar una fórmula virtuosa”, aseguró el porteño.

De la vereda opuesta, el puntano Alejandro Cacace (UCR) afirmó que “el concepto” de la nueva fórmula de movilidad “es el ajuste” y “el único motivo por el cual se impulsa este proyecto es ahorrar recursos”. Con críticas hacia el presidente por sus promesas de campaña sobre los jubilados, el radical señaló que la suspensión de la fórmula de 2017 “resultó en una pérdida para todos los jubilados”.

“Bajo la ley de movilidad suspendida, todos los jubilados debieran haber recibido en este 2020 un aumento del 42% en sus haberes”, resaltó. Sin embargo, el legislador agregó que “ningún jubilado recibió lo que le correspondía por ley”, sino que el incremento fue de “un 35% para la mínima, y hasta un 24% para aquellos que cobran el haber máximo del régimen general”.

En el mismo sentido, la porteña Paula Oliveto (CC-ARI) enfatizó: “Llámenlo como quieran, en mi barrio esto se llama ajuste”. “Me resisto como clase dirigente, como clase política, a argumentar quién jorobó más a los jubilados, si ustedes u otros; a los jubilados hace años los viene jorobando la clase política y esto nos tiene que interpelar a todos. ¿Qué tienen para festejar esta tarde?“, reflexionó.

Además, la opositora cuestionó argumentos del oficialismo al preguntarse “¿qué dicen que los jubilados están mejor? El 60% gana 19 mil pesos, una pieza en un barrio popular no baja de 15 mil, un kilo de carne no baja de 500 pesos, ¿qué dicen que están bien? ¿En qué país viven?”.

Los diputados de JxC Cristian Ritondo, Mario Negri y Juan Manuel López denunciaron un “robo a los jubilados”.

En defensa de su propio dictamen de minoría, el diputado Nicolás Del Caño (FIT) dijo que “una vez más estamos asistiendo a un ajuste a millones de jubilados y jubiladas”. “Acá no hay grieta, todos los gobiernos le meten la mano en los bolsillos a los jubilados”, denunció.

Para el legislador de la izquierda, “está clara la voluntad política del Gobierno de que si los salarios y la recaudación van por debajo de la inflación, claramente los jubilados van a perder, esa es la decisión política de este Gobierno con esta ley”.

A favor del proyecto, el pampeano Ariel Rauschenberger (FdT) remarcó que el gobierno de Alberto Fernández vino “a recuperar y fortalecer el poder adquisitivo de nuestros jubilados y de nuestro sistema jubilatorio”.

“Suspendimos la fórmula que le había quitado un 20% de ingreso a los jubilados en el 2018 y 2019”, destacó y sumó que “ante una ANSeS devastada, fuimos por la recuperación y el fortalecimiento del FGS”.

El oficialista consideró que la nueva fórmula se inscribe bajo los “conceptos de solidaridad y redistribución”, al tiempo que “pretende dar sustentabilidad al sistema”. Para el diputado, el nuevo cálculo debe observarse en relación con el “proyecto de país”, y comparó que en la gestión macrista éste era “atado a la inflación, a la timba financiera y a la especulación”, mientras que “nosotros queremos un país atado al crecimiento, al desarrollo y a la inversión”.

A su turno, el santafesino Luciano Laspina (Pro) opinó que “lo que tenemos que garantizar” es “un piso ajustado obviamente por inflación, que les garantice a los jubilados que no van a perder en el tiempo”. “Si después se les quiere dar más, tiene que haber una discusión política, bienvenida sea, y si les quieren dar más, pues empiecen por cumplir la fórmula de 2017 que les daba entre 5 y 18% más de lo que les dieron este año”, siguió.

“Para qué prometer que en el futuro, cuando la economía salga del estancamiento kirchnerista estanflacionario que lleva más de 10 años, ahí sí quizás les mejoremos las jubilaciones”, lanzó el macrista y añadió que “el año que viene la inflación se va a acelerar, porque este año va a terminar alrededor del 35, 40%, con una caída de 12 puntos del PBI, congelamientos tarifarios, precios cuidados que están por explotar, ¿cómo podemos decir que la inflación el año que viene no va a aumentar?”.

Por su parte, el bonaerense Jorge Sarghini (Consenso Federal) advirtió que “el sistema previsional está quebrado” y “hay que financiarlo con el Tesoro”, por lo cual “no hay forma que pueda dar sustentabilidad”.

“No se abordan las cuestiones de fondo”, se quejó, y amplió: “El sistema previsional argentino es insustentable, porque el 50% de los trabajadores privados están en negro. Tenemos que buscar como resolver eso”. “El talón de Aquiles es el grado de informalidad de Argentina”, insistió el legislador.

A favor de la propuesta del oficialismo, el titular del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, valoró que “aun no siendo la mejor fórmula que se puede establecer, es una fórmula que mira en positivo. Y mirar en positivo es mirar una vida que se pueda proyectar, no una medida de caos”.

“La fórmula que se va a resolver en la votación es la que rigió durante ocho, nueve años, en un país que permitió que el haber de los jubilados se favoreciera en un 26%. Y la verdad que yo tengo el deseo de que la Argentina, rebote, porque esta Argentina se paralizó fruto de la pandemia… y en ese rebote tengo la visión de que los ingresos de las cajas de jubilación van a mejorar”, argumentó para anunciar su apoyo.

El mendocino manifestó que “fuere como fuere, la fórmula es una que da previsibilidad hacia adelante” y confesó su “satisfacción” por el debate, no obstante, reclamó que “lo estemos haciendo a escondidas, cuando se está discutiendo la interrupción del embarazo en el Senado”.

eduardo wado de pedro sergio massa sesion 29 diciembre 2020
También pasó por el recinto el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. (Foto: Prensa Sergio Massa)

“Es una calamidad estar con dirigentes políticos que son cortoplacistas y que por ganar una elección son capaces, como Alberto Fernández, de prometerles 20% de aumento y luego, prácticamente, congelarles sus haberes jubilatorios”, cargó el mendocino Alfredo Cornejo (UCR).

Para el presidente de la UCR Nacional, ésta “no es cualquier fórmula, es una que está atada a la macroeconomía y a reducir el déficit fiscal”. En esa línea, fustigó que en el Gobierno “ni siquiera son capaces de decir la verdad, porque si aclararan que tenemos un problema de déficit fiscal y queremos congraciarnos con el FMI para ganar credibilidad” el debate “sería más honesto, más profundo y probablemente alcanzaríamos consensos”, señaló.

También recordando la promesa de campaña de Fernández, el porteño Fernando Iglesias (Pro) mencionó que el aumento a las jubilaciones “lo iban a pagar con los intereses de las Leliqs”, sin embargo, “el stock de las Leliqs -este año- más que se duplicó, está llegando a triplicarse. Va a andar por el billón y medio, duplicándose el año que viene”. “Entre los bancos y los jubilados, ¿a quién eligió nuestro presidente, que no decepcionó en nada?”, disparó.

La intervención del macrista levantó uno de los momentos más polémicos en la discusión, a raíz de que se preguntó “¿a quién eligen cuando liquidan los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad en dólares? Nadie vende dólares. El príncipe Massimino Dolcefarniente (en alusión a Máximo Kirchner), que no lo veo por acá, no vende sus activos en dólares; la reina Cleopatra (en alusión a Cristina Kirchner) no vende sus activos en dólares”. Y completó diciendo que “a los activos de los jubilados los están rematando para calmar el contado con liquidación”.

Avanzando el debate, la diputada Fernanda Vallejos (FdT) aseguró que la mejora de salarios, la actividad y el empleo “van a garantizar la mejora en la calidad de vida de nuestros jubilados y jubiladas, así como del conjunto de los argentinos y las argentinas”.

“Es ese sendero de recuperación, el que transitamos hasta 2015, el que queremos restaurar junto con esta fórmula, para que los salarios de los trabajadores activos y las jubilaciones de los trabajadores pasivos recuperen su rol vital en la economía y para que con ellos, vuelva a imperar la justicia social en nuestra Patria”, expresó la oficialista.

En su discurso, además, le recordó a Juntos por el Cambio que en 2015, cuando asumió el gobierno de Macri, la jubilación de Argentina “era la más alta de América Latina” en 436 dólares. Pero durante la gestión anterior “las jubilaciones retrocedieron desde los 436 dólares de 2015, a 224 dólares en diciembre de 2019”, indicó. “Es decir, medida en dólares -continuó-, la jubilación perdió la mitad de su valor, durante esos cuatro años. Y en el ranking regional, de ser los primeros, caímos al puesto once”.

Anunciando el voto a favor de su bloque, el titular de Córdoba Federal, Carlos Gutiérrez, rememoró que en la votación de diciembre de 2017 los diputados de su espacio votaron a favor porque “lo hicieron pensando en la gobernabilidad, un concepto que no he escuchado en este debate”. “Por eso se votó entonces y por eso vamos a votar hoy”, ratificó y justificó: “Apostamos a la gobernabilidad”.

“¿Si esta ley fuera tan buena la estaríamos tratando hoy, entre verdes y celestes y dándoles un futuro negro a los jubilados?”, planteó el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, quien recordó -al igual que lo hicieron varios de sus pares- la diferencia de contexto con el que se sancionó la fórmula de movilidad durante el gobierno de Macri.

El porteño subrayó que “este año no hay ningún trabajador que haya ganado contra la inflación”, al tiempo que reprochó al Gobierno que, a los jubilados, “en vez de darles lo que le prometieron, le sacaron lo que tenían”. “Que me muestren un solo dato que no sea un relato; hoy saben que les están mintiendo, y que van a tener que poner la cara con nuestros viejos para decirles lo que hicieron”, agregó.

El jefe del Frente de Todos, Máximo Kirchner, junto al presidente de la Cámara, Sergio Massa.

En el tramo de los cierres, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, exhibió en su mano una piedra -más temprano lo había hecho su par Javier Campos- y empezó: “En mi vida me he convencido que la democracia no es la violencia”. “Me parece un signo de madurez que se haya dado un salto en ese sentido”, dijo, en referencia a la votación de hace tres años atrás.

“Decidieron nuevamente actualizar sobre la recaudación impositiva y la evolución salarial”, apuntó el cordobés y aseveró que no estar a favor de la recaudación “no es un capricho”, sino que en Argentina “en 60 años hemos tenido 14 períodos de recesión” y “es impredecible” esa variable. “El año que viene van para atrás los jubilados, no van a para adelante”, exclamó el radical y habló de “incertidumbre previsional” porque “ignorar la inflación es tener una miopía sobre el grado de la crisis de la economía argentina”.

Finalmente, y con un discurso recargado, el presidente del Frente de Todos, Máximo Kirchner, enfatizó que “lo que estamos haciendo es cumplir con lo que dijimos en la campaña electoral”, para que los jubilados “puedan recuperar paulatinamente lo que hizo que perdieran la fórmula de Macri, y no solo con la fórmula sino con la política macro que se aplicó”.

Al mostrar en sus manos las “balas de gomas que ustedes usaron, y las muestro únicamente porque trajeron las piedras”, el diputado oficialista levantó la tensión en el recinto, y denunció también que en esa jornada de 2017, Cambiemos desplegó una “descarnada represión” y realizó “espionaje previo” sobre los grupos que se movilizaron al Congreso.

“No nos quieren escuchar a nosotros como no quisieron escuchar a la gente, ¿y saben por qué perdieron? Por ese tipo de situaciones. Viven agrediendo, están llenos de odio, y ojalá algún día reflexionen si quieren volver a ser gobierno en Argentina”, le disparó a los diputados de Juntos por el Cambio.

Ramón valoró que la nueva fórmula “da previsibilidad”

Para el legislador mendocino, “es lo mejor que se ha podido lograr” y reivindicó los cambios aplicados en el Senado.

El diputado de Unidad y Equidad para el Desarrollo José Luis Ramón anticipó este martes el acompañamiento de su bancada al proyecto de movilidad jubilatoria, en la creencia de que “aun no siendo la mejor fórmula que se puede establecer, es una fórmula que mira en positivo. Y mirar en positivo es mirar una vida que se pueda proyectar, no una medida de caos”.

En su discurso, el diputado mendocino se plantó en el papel de las terceras fuerzas, al señalar que “vemos en el Congreso que se discuten una y otra vez los mismos temas (…) Pareciera ser que siempre el que tiene la fuerza de los votos hace que se impongan las ideas políticas, pero al no haber consenso, para adoptar una decisión que se traslade en el tiempo como una política de Estado, así es como tenemos a nuestro país”.

En ese camino, auguró que “vamos a seguir teniendo estos problemas que tienen que ver con la indefinición de los temas que se deben tratar en el Congreso. Me preocupa esta situación, porque como diputado de la minoría del sector de la Cámara que necesariamente nos toca moderar y estar a favor y en contra de un proyecto, siempre caemos en la bolsa que la toma de decisiones siempre están signadas por la duda”.

Ramón recordó cuando en los 90 se  produjo el traspaso de las cajas de jubilación a las AFJP, cosa que calificó como “un negocio para las empresas y un tremendo mal negocio para quienes debíamos proteger. Y era un gobierno justicialista”. A continuación, recordó también la violencia registrada en las dos sesiones en que durante la gestión de Cambiemos, en 2017, se aprobó una nueva fórmula jubilatoria. “Veníamos de una fórmula que le había permitido estar un 26% por encima de la inflación, ¿cómo podía ser posible que fuéramos a tratar algo que disminuyera sustancialmente los haberes? Se priorizó el déficit de la caja de previsión, y no el mandato constitucional que es dar ventajas a nuestros adultos mayores”, apuntó.

Ramón señaló que “ese marco este año cambió. Dimos acuerdo para suspender la aplicación de esa fórmula porque vimos que las cuentas del Estado estaban en malas condiciones. Entonces vamos a acompañar eso, dijimos, porque en un plazo de 6 meses el que estaba gobernando dijo ‘vamos a establecer una fórmula’”.

Para Ramón, “si queremos lograr una política de Estado, todos tenemos derecho de participar y llegar a un consenso. Eso no es hacer arreglos espurios”. Así las cosas, reivindicó el rol de las terceras fuerzas, porque “nos damos cuenta de que los dos frentes en manera alternativa se disputan el poder, pero los temas fuertes que afectan los intereses de los trabajadores no se terminan de resolver”.

A continuación, consideró “muy loable discutir sobre la fórmula”. Defendió los temas “técnicos” de la misma, pero aclaró: “No nos engañemos, no digamos desde un frente que la fórmula que se está aplicando ahora es perniciosa para los jubilados; la verdad que la fórmula que se está aplicando ahora es lo mejor que se ha podido lograr. Incluso los bloques del medio fuimos los que sugirieron qué pasa que se tiene que ajustar cada 6 meses, y en el Senado lo entendieron, pusieron cada 3 meses. ¿Qué pasa con ese adelanto que dieron para el 2020, lo van a tomar a cuenta? No, echaron para atrás, y eso es correcto”.

La emprendió entonces contra “los agoreros del mal”, reclamando “que se pongan de acuerdo las fuerzas políticas, porque si hay algo que quienes están gobernando y quienes estamos en la oposición tenemos que resolver, es el mejor vivir del pueblo y aquellos que están en mala posición económica”.

En definitiva, consideró que “la fórmula que se va a resolver en la votación es la que rigió durante 8, 9 años, en un país que permitió que el haber de los jubilados se favoreciera en un 26%. Y la verdad que yo tengo el deseo de que la Argentina, rebote, porque esta Argentina que se paralizó fruto de la pandemia, y en ese rebote tengo la visión de que los ingresos de las cajas de jubilación van a mejorar. Entonces, a los agoreros del mal que quieren que (la fórmula) tenga un techo, la inflación es algo que se tiene que detener. No vamos a vivir toda la vida de inflación… No le pongamos un techo a los haberes de nuestros abuelos”.

Reconoció que este proyecto no tiene las mejores condiciones, “porque si el país continúa en las condiciones que estamos, la verdad que los jubilados la van a pasar muy mal”, pero reivindicó que esta fórmula “da previsibilidad hacia adelante”.

Y concluyó señalando que “fuere como fuere, la fórmula es una que da previsibilidad hacia adelante. Me satisface que lo estemos discutiendo; no me satisface que lo estemos haciendo a escondidas, cuando se está discutiendo la interrupción del embarazo en el Senado”. Por eso, advirtió que “picardía que esto pase livianito y que nadie se entere de que tratamos esta fórmula. Necesitamos dar un mensaje: hay que debatir los temas fuertes”.

Heller explicó por qué se excluyó a la inflación de la fórmula de movilidad

El referente económico del Frente de Todos en Diputados, cargó contra las previsiones “apocalípticas” del Relevamiento de Expectativas del Mercado, y garantizó que los jubilados van a ganar por encima de la inflación.

carlos heller sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

Como miembro informante del oficialismo junto a su par Marcelo Casaretto, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Heller, puntualizó este miércoles que “las fórmulas no son un fin en sí mismo, sino instrumentos que tienen que ver con quién las aplica, en qué modelo económico”.

En esa línea, sostuvo que “no es lo mismo en un modelo que tenía como objetivo ajustar salarios y que hubiera pérdida real de los salarios frente a los precios, que aplicarla frente a un proyecto en el que el presidente de la Nación, el ministro de Economía, cada uno de los referentes de este gobierno, insisten en que es imprescindible recuperar el valor adquisitivo del salario”, con lo cual tienen que aumentar más que los precios.

Destacó asimismo que otro objetivo del Gobierno actual es generar “nuevos puestos de trabajo, trabajo de calidad, con cobertura de aportes y fortalecimiento de todo el sistema”.

Heller recordó todos los dichos en referencia a lo que los jubilados perdieron con la fórmula anterior frente a los precios, pero agregó que además hubo “un fenomenal endeudamiento con la ANSeS, se les cobró tasas más caras, algo que resulta difícil de entender, pero es lo que sucedía; el 85% de los perceptores de la AUH llegó a tener créditos de la ANSeS”. Por el contrario, agregó, “el nuevo gobierno suspendió el cobro de las cuotas de créditos de la ANSeS, beneficiando a 2 millones; redujo tasa de interés, no capitalizó intereses acumulados de esos créditos”, y cuantificó esa erogación en 60 millones de pesos.

Además, resaltó el congelamiento de las tarifas de servicios públicos, y los medicamentos sin cargo a los afiliados del PAMI.

“Tenemos una fórmula que se compone de dos partes: salarios e impuestos, ambos indefectiblemente tendrán que aumentar porque las políticas públicas llevarán a eso. ¿Alguien imagina paritarias por debajo de la inflación? Las paritarias se van a cerrar todas por arriba de la inflación”, aseguró.

A continuación, recordó que el Presupuesto 2021 tiene una inflación prevista del 29%, con una oscilación de 4 puntos para arriba o para abajo. Paralelamente señaló que el REM -en referencia al Relevamiento de Expectativas del Mercado que elabora el Banco Central- calcula un 50% de inflación para el año que viene. “Es un promedio, porque un 10% de los encuestados propone hasta 60%. Esos son los datos que salen en los medios y los que se toman de referencia”, se quejó.

“De hecho, si hacemos historia de las previsiones para 2021, en noviembre de 2019 el REM para 2021 era del 33%, y paradójicamente a medida que 2020 fue bajando, las previsiones fueron aumentando hasta ese 50%. ¿Por qué? Porque las prestaciones previsionales son por lejos el gasto público más importante que tiene la Nación”, puntualizó, agregando que “si están atadas a la inflación, los analistas van a decir que el Presupuesto Público va a ser incumplible, el déficit se va a ir por las nubes, que el sistema previsional va a colapsar, que no se les va a poder pagar a los jubilados y que el Gobierno va a terminar teniendo que ajustar y otras perspectivas apocalípticas que nos tienen acostumbrados en sus discursos y que todo eso necesariamente va a repercutir sobre la economía, porque después nos van a hablar sobre las expectativas”.

Sobre el final, Heller afirmó que el piso de esta nueva fórmula “está en la garantía de las políticas públicas, en que los salarios se van a incrementar, que la recaudación va a subir y eso va a dar una fórmula virtuosa”. Y concluyó como Casaretto, pidiendo: “Dennos tiempo, vamos a ver si a fin de año las jubilaciones subieron 8 o 10 puntos por encima de la inflación”.

Casaretto garantizó que la nueva fórmula es “muy buena” y que el tiempo les dará la razón

El presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social sostuvo que los jubilados se beneficiarán porque las paritarias le van a ganar a la inflación y crecerá la recaudación impositiva.

marcelo casaretto sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

Miembro informante del oficialismo, quien presidiera la bicameral que trabajó en la nueva fórmula jubilatoria, Marcelo Casaretto, resaltó este martes que la misma tuvo 17 reuniones y de las mismas participaron 60 legisladores de todos los bloques, como así también fueron invitados 24 expositores. “Y terminamos en un informe de 131 páginas que pusimos a consideración de la sociedad”, señaló, precisando que “en base a eso el presidente días después elaboró un proyecto; el Senado le incorporó luego algunos aspectos adicionales y hoy estamos aquí debatiéndola”.

El presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social recordó luego que la semana pasada el tema fue debatido los días lunes, martes y miércoles, y sumando esas reuniones a las de la bicameral, estimó que “ha de ser el proyecto que más discusión tuvo en la Argentina en este año parlamentario”.

Señaló entonces que el proyecto se propone modificar el esquema de movilidad que tiene una incidencia directa sobre 7 millones de jubilados y pensionados, y una incidencia también sobre 17 millones, considerando a los beneficiarios de políticas sociales.

Casaretto sostuvo que la nueva fórmula tiene en cuenta las circunstancias del futuro de la Argentina. “Lo que proyectamos que va a ocurrir en los próximos años -dijo-. El objetivo de este Gobierno es que crezcan la Argentina y los beneficios del crecimiento lleguen a los trabajadores y los jubilados. Por eso vinculamos con dos variables esenciales: salarios de trabajadores en actividad y con la mejora en la recaudación”.

marcelo casaretto sesion formula movilidad 29 diciembre 2020

La vinculación con los salarios de los trabajadores tiene en cuenta dos indicadores: el RIPTE, que considera los salarios en blanco, y la vinculación del INDEC con salarios formales e informales. “Y le daremos lo que sea la mayor de esas variables, convencidos de que a partir de la recuperación económica, hay que discutir las paritarias y tiene que haber mejoras para los trabajadores y que esas mejoras también lleguen a los jubilados”, expresó el diputado entrerriano.

En cuanto a la recaudación, Casaretto dijo que “sabemos que hubo problemas en 2018 y 2019, y también en este 2020 por la pandemia. Pero vemos que la recaudación está aumentando y ya la recaudación en los últimos meses está aumentando por encima de la inflación”.

El diputado nacional sostuvo que el Presupuesto estima un crecimiento del 5% para la Argentina para el año que viene. “Si la vacunación que hoy comienza es exitosa, la recuperación puede ser aun más intensa y queremos que esos beneficios lleguen a los jubilados”, puntualizó.

Luego el legislador oficialista recordó que hubo dos fórmulas que tuvieron vigencia en las últimas décadas: “La de 2008, que les permitió a los jubilados mantener el poder adquisitivo y mejorar un 26% el poder adquisitivo; y la de 2017, que hizo que dos años después los jubilados perdieran un 19% frente al poder adquisitivo, si lo medimos en términos de inflación”.

Para Casaretto, “esta es una muy buena ley para los jubilados y los argentinos, y el tiempo nos dará la razón”. Y en ese sentido concluyó solicitando: “No me dén la razón, denme tiempo y el tiempo me va a dar la razón”.

Diputados sesiona con la premisa del oficialismo de sancionar la nueva fórmula jubilatoria

En la que se anticipa será una sesión “extralarge”, que se extenderá hasta la madrugada del miércoles, el oficialismo se propone aprobar la reforma con el apoyo de algunos bloques de la oposición. Le costó al Frente de Todos reunir el quórum.

Con dificultades para conseguir el quórum -que el oficialismo atribuyó a los cortes de tránsito en derredor del Congreso-, la sesión de la Cámara baja arrancó este martes a las 11.40, luego de que la vicepresidenta del bloque, Cecilia Moreau, pidiera aguardar media hora más para dar inicio a la reunión.

Una sesión que se descuenta se extenderá hasta bien entrada la madrugada, en la que se debate nada menos que la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que el oficialismo espera convertir en ley con ayuda de bloques de la oposición y sin el apoyo de Juntos por el Cambio, Consenso Federal y la izquierda.

Con 129 diputados -69 presenciales y 60 de manera remota- finalmente se alcanzó el quórum, La sesión que arrancó entonces con tanto retraso se estima que podría concluir alrededor de las 3 de la madrugada, dada la gran cantidad de oradores. Para cuando concluya, es probable que la sesión que se realiza en la otra Cámara, el Senado, avance hacia su definición precisamente a esas horas.

Con cierta resistencia por parte de Juntos por el Cambio, los jefes de bloque acordaron pasar las cuestiones de privilegio para el final de la sesión, y en el caso de los apartamientos de reglamento, se votarán a mano alzada y no a través del sistema virtual, para evitar demoras.

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y aprobado en el Senado establece una fórmula de actualización de las jubilaciones que combinará recaudación tributaria de la ANSES y variación salarial, medida por el INDEC o el índice RIPTE, el que resulte más alto.

La ley comenzará a regir en enero, con aumentos trimestrales que de esta forma dejarán de estar a merced de decretos del Ejecutivo, como sucedió desde la suspensión de la fórmula anterior, en diciembre pasado.

El Frente de Todos, que cuenta con 117 votos propios, lograría aprobar la iniciativa por un margen ajustado, gracias al apoyo del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, de José Luis Ramón, los cuatro diputados de Córdoba Federal y aliados como Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

En ese sentido, el dictamen de comisiones fue acompañado por el propio Ramón, el cordobés Paulo Cassinerio y Diego Sartori, del Frente de la Concordia misionero.

Juntos por el Cambio encabeza el rechazo con 115 diputados, y se suman Consenso Federal; los santafesinos Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social) y Enrique Estévez (Partido Socialista); y los dos del Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano.

Por otra parte, en la sesión se votarán -sin debate- la autorización al presidente Alberto Fernández para ausentarse del país en 2021, y un acuerdo con Qatar para evitar la doble imposición.

El oficialismo buscará sancionar la nueva fórmula jubilatoria en una sesión XL

El proyecto será tratado desde las 11 y se espera una votación de madrugada. El Frente de Todos conseguiría aprobar la ley con ayuda de bloques de la oposición. Juntos por el Cambio y el lavagnismo encabezan el rechazo.

En paralelo al debate sobre el aborto legal en el Senado, la Cámara de Diputados sesionará para tratar la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que el oficialismo espera convertir en ley con ayuda de bloques de la oposición y sin el apoyo de Juntos por el Cambio.

La sesión iniciará a las 11 y, según los cálculos que surgieron en la reunión de Labor Parlamentaria, podría terminar cerca de las tres de la madrugada dada la gran cantidad de oradores, y la votación podría coincidir así con la del proyecto de legalización del aborto.

Con cierta resistencia por parte de Juntos por el Cambio, los jefes de bloque acordaron pasar las cuestiones de privilegio para el final de la sesión, y en el caso de los apartamientos de reglamento, se votarán a mano alzada y no a través del sistema virtual, para evitar demoras.

Foto: HCDN

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y aprobado en el Senado establece una fórmula de actualización de las jubilaciones que combinará recaudación tributaria de la ANSES y variación salarial, medida por el INDEC o el índice RIPTE, el que resulte más alto.

La ley comenzará a regir en enero, con aumentos trimestrales que de esta forma dejarán de estar a merced de decretos del Ejecutivo, como sucedió desde la suspensión de la fórmula anterior, en diciembre pasado.

El Frente de Todos, que cuenta con 117 votos propios, lograría aprobar la iniciativa por un margen ajustado, gracias al apoyo del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, de José Luis Ramón, los cuatro diputados de Córdoba Federal y aliados como Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

En ese sentido, el dictamen de comisiones fue acompañado por el propio Ramón, el cordobés Paulo Cassinerio y Diego Sartori, del Frente de la Concordia misionero.

Juntos por el Cambio encabeza el rechazo con 115 diputados, y se suman Consenso Federal; los santafesinos Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social) y Enrique Estévez (Partido Socialista); y los dos del Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano.

Por otra parte, en la sesión se votarán -sin debate- la autorización al presidente Alberto Fernández para ausentarse del país en 2021, y un acuerdo con Qatar para evitar la doble imposición.

Juntos por el Cambio criticó al Gobierno por el manejo de la vacunación y la nueva fórmula jubilatoria

La mesa nacional de la alianza mantuvo su última reunión virtual del año. Hubo un saludo a los argentinos y un llamado de atención por “la falta de información sobre la vacuna”.

La mesa nacional de Juntos por el Cambio mantuvo este lunes su última reunión virtual del año, que tuvo como ejes, por un lado, enviar un saludo a los argentinos por las fiestas de fin de año y, por el otro, retomar las críticas al Gobierno por el manejo de la vacunación y por el cambio de la fórmula jubilatoria.

Voceros del encuentro contaron que se decidió enviar “un saludo especial a todo el pueblo argentino qué pasó un año difícil y de grandes sufrimientos”, informó la agencia Télam.

El punteo de la reunión difundido a la prensa señala en ese sentido que en 2020 “más de 42.000 familias perdieron a seres queridos; comerciantes, trabajadores y cuentapropistas perdieron sus trabajos y sus ingresos y la educación entró en un colapso tras un año entero sin escuelas presenciales”.

Además, los jefes partidarios y parlamentarios de la oposición volvieron a plantear su negativa al cambio de la fórmula jubilatoria que, consideraron, “golpea el bolsillo de los jubilados y sus familias”, y defendieron el esquema anterior utilizado durante la gestión de Cambiemos.

“Llamamos la atención sobre la falta de información sobre la vacuna y solicitamos con avidez que se exhiba la misma en forma transparente, para dar certidumbre a la población”, sostuvieron también en el borrador del encuentro.

Se planteó que tanto la vacuna como el operativo de inmunización que se inicia este martes en todo el país debe contar “con información científica comprobable” y se reclamó que el trámite de aprobación por parte de los organismos competentes sea “realizado con toda la seriedad y consistencia científica”.

Del encuentro, que duró una hora participaron, por el Pro, el expresidente Mauricio Macri; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; los jefes de los bloques parlamentarios en el Senado, Humberto Schiavoni, y en Diputados, Cristian Ritondo, y la titular del partido, Patricia Bullrich.

Estuvo ausente -con aviso- la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y por la UCR asistieron los diputados nacionales Alfredo Cornejo (presidente del partido) y Mario Negri (presidente del interbloque), y los senadores Luis Naidenoff (jefe del interbloque) y Martín Lousteau.

En representación de la Coalición Cívica-ARI estuvieron el presidente del partido, Maximiliano Ferraro; el titular del bloque en Diputados, Juan Manuel López, y Maricel Etchecoin, titular de la Asamblea Nacional de la fuerza.

Como es habitual, también participó el auditor peronista Miguel Pichetto, excandidato a vicepresidente de la fórmula que encabezó Macri en 2019.

Tundis defendió la movilidad jubilatoria y advirtió que JxC no se preocupó por los haberes mínimos

La diputada oficialista, especialista en temas previsionales, aseguró que “la experiencia y la historia han demostrado que siempre que se ha tomado este mix de recaudación y salarios, la movilidad ha sido efectiva”.

La diputada del Frente de Todos y referente en temas previsionales Mirta Tundis defendió el proyecto de movilidad jubilatoria que el oficialismo buscará aprobar en la sesión de este martes y advirtió que Juntos por el cambio, cuando fue gobierno, no se preocupó por mejorar el haber mínimo.

“Si Juntos por el Cambio no está de acuerdo, entendemos que ellos tienen un proyecto de país diferente al que nosotros queremos. Ellos gobernaron para un sector más acomodado, aumentaron las jubilaciones de quienes cobraban un poco más, que no está mal, pero no trataron de resolver el problema de los haberes mínimos”, señaló Tundis.

Y agregó: “Cuando uno escucha a los diputados que hoy son oposición preguntar a qué jubilado le alcanzan 19.000 pesos, que es un problema que ganen tan poco, yo me pregunto ‘¿y ellos qué hicieron?’”.

“Cuando hicieron la Reparación Histórica, ¿por qué no modificaron la situación de los jubilados con el haber mínimo? Hay cuatro millones de jubilados cobrando haberes mínimos. ¿Nos preguntamos por qué cobran haberes mínimos? ¿Alguien se ocupó de ver por qué han tantas personas que se jubilan y cobran un haber mínimo?”, se preguntó la legisladora.

En diálogo con Diputados TV, aseveró: “Fui muy defensora de esta fórmula de movilidad donde se tomaba recaudación y variación del salario. Es cierto que en nueve años, entre 2008 y 2017, hubo un año que dio un poco más bajo, pero en ocho años dio alto, fue una fórmula beneficiosa, superaba los aumentos de los salarios: mientras un trabajador recibía un 27%, 28% de aumento, la fórmula daba un 30%, un 31%, hasta llegó a dar un 33% anual acumulado”.

Por eso, consideró que “la experiencia y la historia previsional han demostrado que siempre que se han tomado los salarios, o este mix de recaudación y salarios, la movilidad ha sido efectiva, no ha sido negativa”.

De todos modos, realizó dos planteos sobre el proyecto venido en revisión del Senado: en primer lugar pidió que el ajuste sea mensual en lugar de trimestral “para que no se genere diferencia entre el que se jubila hoy y el que se jubila dentro de dos o tres meses, porque teniendo los mismos años y los mismos aportes, uno va a cobrar más y otro menos, y sé que esto va a generar juicios”.

También sugirió un agregado respecto del tope que se pone en el último trimestre, estableciendo que “con un tercio del excedente se forme un fondo fiduciario para tenerlo en cuenta por si en algún momento la fórmula no es positiva, o por si a fin de año hay que dar algún bono, o para dar créditos a menor tasa”.

“Del otro lado del mostrador”

En otro pasaje de la entrevista, en alusión a su pasado como columnista televisiva, Tundis confesó: “Es más gratificante estar del otro lado del mostrador, porque todo lo que hacés acá es criticable según el espacio en el que estés. La gente te califica de acuerdo al espacio en el que estés trabajando, no por lo que hacés, por lo que promovés o lo que presentás, sino por el espacio al que representás”.

“Lamentablemente los argentinos seguimos peleando esa diferencia, esa grieta que el presidente manifestó que quería eliminar, pero hay quienes están abocados a buscar siempre, como se dice vulgarmente, el pelo al huevo: si vino la vacuna rusa, por qué no compramos primero la de Pfizer, o por qué demoraron, o que cuando salió el avión de Ezeiza era un tema político… duele que los argentinos seamos de esa manera y que cuestionemos todo”, lamentó.

Por otra parte, recordó que el Frente Renovador acompañó la Reparación Histórica a pesar de que ella “no estaba de acuerdo con que era una Reparación Histórica”. “Lo dije formalmente, a pesar de que acompañamos, porque fue una forma de acompañar la decisión de un gobierno para salir adelante”, aclaró.

El oficialismo tratará de convertir en ley este martes el proyecto de movilidad jubilatoria

La norma que incluye una nueva fórmula para determinar los aumentos a la clase pasiva fue acordada luego de que en el Senado se le introdujera una modificación clave impulsada por los senadores del Frente de Todos, a instancias de la vicepresidenta.

plenario comisiones diputados formula de movilidad casaretto cacace

Tal cual lo convenido, antes de que concluya el año el Gobierno tendrá sancionada la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, de modo tal que el próximo aumento a determinarse en el mes de marzo 2021 se rija según esa norma. Así se logrará a partir de la sesión de la Cámara baja que se realizará este martes a partir de las 11 de la mañana y que si bien se plantea bien movida por las posturas diametralmente opuestas expuestas, tiene aprobación garantizada.

El proyecto aprobado en el senado combina en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida de la quE resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

De tal manera se vuelve a la fórmula de 2008 con la que los jubilados -sostiene el oficialismo- ganaron un 26% por encima de la inflación. Se abandona la fórmula aprobada en medio de incidentes graves en tiempos de Cambiemos, en 2017 con la que el Frente de Todos destaca que los jubilados perdieron un 19%.

El proyecto consiguió dictamen de mayoría el miércoles pasado, cuando el oficialismo logró reunir un total de 42 firmas que incluyeron el aval de tres  opositores. Fue el caso de Paulo Cassinerio, del bloque córdoba Federal, y de Diego Sartori, del Frente de la Concordia Misionero, que firmaron por ser parte de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. También suscribió el diputado José Luis Ramón, jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo e integrante de la Comisión de Previsión y Seguridad Social.

Esto implica que votarán a favor los 4 diputados de Córdoba Federal; los 3 misioneros y otros 3 del bloque de Ramón. El oficialismo espera contar con los 2 miembros del bloque Justicialista, y con ello ya tendrían los votos suficientes. Pero también contarían con Alma Sapag, y al menos otros 2 de Acción Federal.

De la vereda de enfrente plantean su absoluto rechazo los diputados de Juntos por el Cambio, los de Consenso Federal y la izquierda.

El oficialismo pidió debatir el martes la movilidad jubilatoria

Tal cual se preveía, el martes la Cámara baja realizará su última sesión del año, según solicitó este miércoles el bloque Frente de Todos. Tratarán además otros dos proyectos consensuados.

Luego de que el oficialismo consiguiera emitir dictamen para llevar al recinto antes de fin de año el proyecto que establece la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que cuenta con media sanción del Senado, el bloque que conduce Máximo Kirchner solicitó este miércoles sesionar el próximo martes.

La solicitud del bloque oficialista es para reunirse el martes a partir de las 11 para tratar el proyecto de ley proveniente del Senado por el cual se establece un nuevo índice de movilidad jubilatoria.

Pero ese es el tercero de los proyectos incluidos en el temario. El primero corresponde a la autorización al presidente de la Nación para ausentarse del país, una formalidad que ya cuenta con la aprobación del Senado.

Y por último, se tratará la aprobación del acuerdo con el gobierno del Estado de Qatar para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y su protocolo. La nota donde el bloque oficialista pide esta reunión lleva las firmas, además de la de Máximo Kirchner, de Cecilia Moreau, Cristina Alvarez Rodríguez, Germán Martínez, Federico Fagiolli, Marcelo Casaretto, Florencia Lampreabe, Ariel Rauschenberger, Alberto Vivero y Rosana Bertone.

CC-ARI: “El kirchnerismo promueve una cultura del descarte con nuestros jubilados”

El partido publicó un comunicado en el que repudian el proyecto del Gobierno para modificar la fórmula de movilidad, y sostienen que “el kirchnerismo se prepara para un feroz y cruel ajuste a los jubilados”.

La Coalición Cívica – ARI se pronunció a través de un documento sobre el proyecto que modifica la fórmula de movilidad jubilatoria que se pretende tratar el 29 de diciembre en la Cámara de Diputados, y denunciaron que el kirchnerismo se prepara “para un feroz y cruel ajuste a los jubilados a través de una fórmula que no los protegerá de la inflación ni de una economía sin plan o rumbo certero”.

El documento, firmado por los diputados nacionales de la CC ARI Juan Manuel López, Maximiliano Ferraro, Mariana Zuvic, Rubén Manzi, Lucila Lehmann, Marcela Campagnoli, Alicia Terada, la diputada provincial Maricel Etchecoin Moro, los senadores provinciales Elisa Carca y Andrés De Leo, el legislador porteño Hernán Reyes y el presidente de la CC ARI-Córdoba Gregorio Hernández Maqueda, sostiene que “el kirchnerismo suspendió la movilidad por ley y ahora avanza con una fórmula que viola la justicia conmutativa al retribuir los aportes con dinero depreciado. Al gobierno nacional sólo le importa cumplir un objetivo, especialmente, el de la vicepresidenta que es la búsqueda de impunidad”.

Para la CC ARI “es una maniobra perversa” del kirchnerismo dictaminar un 23 de diciembre y tratar el 29 este proyecto en el recinto, el mismo día que el Senado tratará la IVE.

“A pesar del relato del Gobierno, no caben dudas de que las jubilaciones y pensiones van a perder poder adquisitivo frente a la inflación en este año 2020, agravada con las estimaciones previstas para el 2021 del 50%, esto significa una pérdida para los jubilados de aproximadamente 20 puntos sólo en un año”, explica el documento de la CC ARI. “Si esto no es promover una cultura del descarte con nuestros adultos mayores… ¿Qué es?”

Y agrega: “El Gobierno pretende que la sanción de esta ley pase desapercibida para la sociedad y los medios, oscureciendo un debate trascendental, impidiendo una deliberación pública adecuada con tiempos y exposición de argumentos técnico”. 

Los legisladores señalan que la movilidad de las jubilaciones y pensiones tiene protección constitucional, y su objetivo es el de mantener el equilibrio entre el valor de lo que los trabajadores pagaron en su momento y lo que se les retribuye años más tarde.  

“Hoy no da respuesta a la alarmante situación social y económica que estamos atravesando y descarta a millones de jubilados -como lo hicieron en la década del 90- que se ven afectados por la crisis económica, mal manejo de la política sanitaria de la pandemia y, ahora, un ajuste utilitario”, afirma la CC ARI.  

Entre sus argumentos se recuerda que en campaña electoral Alberto Fernández prometió un aumento del 20% para todos los jubilados “con la plata de las Leliq, hecho que nunca sucedió, al contrario, fueron sujetos del más violento ajuste en sus haberes”. 

“Ese día comenzó a construirse su peor mentira que tiene como víctima al sector más sensible de la sociedad: nuestros jubilados”, dice el escrito de la CC ARI, que finalmente repasa cómo se llegó a la actual situación:  

“A fin del año pasado, a pedido del Gobierno recién asumido, el Congreso Nacional sancionó la Ley 27.541 de Emergencia Pública, que suspendió por 180 días la movilidad jubilatoria vigente – que contempla un 70% de inflación y un 30% del índice salarial RIPTE – y autorizó a que el Poder Ejecutivo fijara trimestralmente el incremento de los haberes previsionales. A través del Decreto Nº 542/2020, de junio del 2020, se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2020 la suspensión de la fórmula de movilidad vigente. El Gobierno anunció un aumento del 5% a los pasivos – dependiendo del monto de la jubilación- los incrementos otorgados por decreto este año acumularán un aumento de entre el 24,3% y el 35,3%. En caso de haberse mantenido la movilidad dispuesta en la Ley 27.426, sancionada en diciembre de 2017 durante el gobierno de Cambiemos, los haberes jubilatorios habrían aumentado en todo este año un 42%. Esto, significa que los jubilados cobraran entre el 7% y el 18% menos que lo que les corresponde por la Ley suspendida por el Gobierno Nacional. Este proyecto prevé una formula, que dicen es nueva, pero en realidad es la copia de la vigente durante la presidencia de Cristina Fernández, en el 2008, que consiste en aplicar el 50% del índice de variación salarial ( RIPTE) y el 50% de la recaudación para Anses (con el tope del 3% de la misma) dejando de lado el índice de Inflación (IPC), a esto se agrega que para calcular el índice de marzo 2021 sólo se toma el cuarto trimestre, omitiendo el tercero, por lo tanto en vez de ser un aumento de 11.9% solo será del 6.1%”. 

Movilidad jubilatoria: JxC habla de “ajuste” y recuerda las protestas contra Macri

Ahora “todos están calladitos”, advirtió la diputada Paula Oliveto. Para Negri “es un ajustazo”.

En vísperas del dictamen del proyecto que propone la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, diputados de la oposición insisten en caracterizar la propuesta oficial como un “ajuste”.

El presidente del interbloque Juntos por el Cambio de la Cámara baja, Mario Negri, observó: “Estamos hablando de esta comedia de enredos con la vacuna en plenas Fiestas y el Gobierno llama a una sesión en Diputados para meter un ajuste a los jubilados en el pan dulce”. Y agregó: “Las víctimas son 7,2 millones jubilados, 4 millones de AUH, 4 millones de asignaciones. Es un ajustazo”.

Por su parte, la diputada Paula Oliveto recordó qué pasaba hace tres años: “Tiraron piedras, lloraron en la televisión. Fuimos a una sesión cargada de violencia. Hoy se está aprobando una fórmula que le va a robar a los jubilados y todos están  calladitos, los llorones, los tira piedras y la izquierda. Usaron a los jubilados para golpear a Macri”.

Por su lado, el diputado del Pro Luciano Laspina recordó que este miércoles se dictaminará en torno a “la fórmula previsional que desprotege a los actuales jubilados de los vaivenes de la inflación y que decreta la quiebra del sistema previsional a mediano plazo por sus groseros errores técnicos. Una verdadera tragedia. Los esperamos!!”.

En el mismo sentido, Maximiliano Ferraro advirtió que este miércoles “el oficialismo ‘Nac & Pop’ en @DiputadosAR comienza a consumar el ajuste, saqueo y manotazo en el bolsillo nuestros jubilados”.

Desde la oposición exigieron una cláusula para que las jubilaciones no pierdan contra la inflación

Fue uno de los principales planteos de Juntos por el Cambio, y también lo pidió Nicolás Del Caño, del FIT. Moroni, en cambio, habló de la necesidad de desindexar la economía.

Diputados de Juntos por el Cambio y el Frente de Izquierda exigieron este lunes que el proyecto de movilidad jubilatoria incluya una cláusula para que los aumentos no queden por debajo de la inflación, aunque el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, defendió la propuesta oficial.

Fue en el marco del plenario de comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda donde comenzó a debatirse, con la presencia de funcionarios, la iniciativa que establece un nuevo cálculo de actualización de los haberes.

“Ahora estamos discutiendo si se incorpora o no inflación. Y partiendo de la base de que el presupuesto plantea una inflación del 29% y que todos los consultores hablan de una inflación superior al 50%, quisiera saber cómo van a hacer para que los jubilados no pierdan poder adquisitivo”, preguntó Negri.

El legislador habló de “las contradicciones del relato kirchnerista” al señalar que en el acto del último viernes, la propia vicepresidenta Cristina Kirchner pidió “alinear inflación y jubilaciones, pero hoy debatimos en Diputados una ley para desenganchar jubilaciones del índice de precios”.

En el mismo sentido, los radicales Alejandro Cacace y Luis Pastori lamentaron que “está claro que no se quiere agregar ninguna cláusula que al menos garantice que no van a perder con la inflación”.

Para subsanar ese aspecto, Pastori pidió modificar el artículo primero del proyecto estableciendo que “en ningún caso” la aplicación del índice podrá significar la disminución del haber “real” (y no nominal) que percibe el beneficiario.

Por su parte, Nicolás Del Caño alertó que el proyecto “está pensado desde un criterio fiscalista, no desde la suficiencia del haber”.

“Si el Gobierno plantea que quiere cuidar el poder adquisitivo de las jubilaciones, ¿cuál es el problema de establecer una cláusula para que, si los aumentos que se dieron durante un año quedan por debajo de la inflación, no puedan ser compensados de manera automática?”, cuestionó el representante del PTS.

Al momento de las respuestas, Moroni llamó a “desindexar la economía”, ya que con este fenómeno “se termina generando mayor nominalidad y terminan afectados los sectores de ingresos fijos, que es a los que decimos que queremos proteger”.

“Lo que corresponde es que los jubilados sigan la situación de los (trabajadores) activos, que va a mejorar, porque ese es nuestro proyecto”, insistió el ministro de Trabajo.

Raverta sostuvo que la fórmula de movilidad da “certeza, tranquilidad y previsibilidad a los jubilados”

“No hay que hacer muchos pronósticos para ver que ha funcionado”, indicó la titular del ANSES al participar del plenario de comisiones desde Tierra del Fuego.

La directora ejecutiva de la ANSES, Fernanda Raverta, sostuvo este lunes que la fórmula de movilidad propuesta por el Poder Ejecutivo da “certeza, tranquilidad y previsibilidad a los jubilados”, y aseguró que “no hay que hacer muchos pronósticos para ver que ha funcionado”.

Raverta participó del plenario de comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados que debate el proyecto. La funcionaria se conectó desde Río Grande, Tierra del Fuego, donde viajó para acompañar al presidente Alberto Fernández con motivo de una reunión del Gabinete en esa provincia.

“Venimos de un año donde hemos hecho un gran esfuerzo desde el Poder Ejecutivo”, dijo Raverta, y añadió: “Hemos logrado que los jubilados puedan tener, en sus aumentos trimestrales por decreto, la garantía de no perder en el año de la pandemia”.

En ese sentido, recordó que el aumento anual, a partir de los distintos aumentos trimestrales, fue del 35,3%.

“Esta es una fórmula que puede otorgar certeza, tranquilidad y previsibilidad a los jubilados, y ofrece una estrategia virtuosa porque ya ha actualizado los haberes entre 2008 y 2017”, enfatizó la titular de la ANSES, y agregó: “No hay que hacer muchos pronósticos para ver que ha funcionado”.

Desde la sede de la ANSES, el secretario general, Santiago Fraschina, puntualizó que con la fórmula aplicada en el kirchnerismo la recomposición de los haberes previsionales en términos reales fue de casi el 26%, mientras que con la fórmula del macrismo -que combinaba en un 70% el IPC y en un 30% la variación salarial- hubo una caída del 19,5%.

“Si la fórmula de 2017 se hubiese aplicado en el período 2009-2017, los jubilados hubieran perdido poder de compra”, analizó.

Asimismo, destacó que la fórmula propuesta por este gobierno está vinculada a los recursos de la seguridad social, mientras que con la implementada durante la gestión de Cambiemos “se alcanzó un déficit récord de 250.000 millones de pesos”.

Fraschina coincidió con Raverta en que a pesar de la pandemia, gracias a los cuatro aumentos por decreto -en marzo, junio, septiembre y diciembre- y los tres bonos otorgados, termina el año con un “35,3%” de aumento en el haber mínimo, y “el 70% de los jubilados mantienen su poder de compra”.

Además de eso, el funcionario ponderó los ingresos indirectos, como la suspensión del cobro de las cuotas de los créditos ANSES, el congelamiento de tarifas de servicios públicos y la provisión de medicamentos gratuitos a afiliados del PAMI.

El secretario general de la ANSES informó que la fórmula impactará en 16,8 millones de beneficiarios, incluyendo 4,4 millones de personas que reciben la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo; 4,4 millones que reciben asignaciones familiares por hijo; 7,2 millones de jubilados y pensionados, y 0,8% receptores de asignaciones por cónyuge.

Las jubilaciones y el FMI

Al responder preguntas de los diputados, Fraschina se refirió a la supuesta incidencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el nuevo cálculo de los haberes.

“Si analizan los distintos comunicados del FMI, siempre criticó la fórmula de 2008 porque justamente implicaba un aumento de la jubilación real. La crítica del FMI a la fórmula de 2008, que es la que estamos promoviendo, era porque querían un criterio mucho más fiscalista”, aclaró el secretario general de la ANSES.

Y amplió: “Justamente el FMI es el que siempre insiste en que las jubilaciones se tienen que aumentar por inflación, porque el objetivo del FMI es que la jubilación no aumente en términos reales, sino que, como mucho, la empate, y tratar de congelar la situación que heredamos”.

“Si le haríamos caso al FMI, estaríamos congelando la situación de caída del 19,5% en los haberes de los jubilados”, dijo Fraschina, en alusión al resultado que dejó la fórmula macrista.

Moroni destacó que la fórmula de movilidad propuesta por el Gobierno “demostró que los haberes crecieron”

Así lo expresó el ministro de Trabajo al participar, en forma presencial, del plenario de comisiones que analiza el proyecto. Resaltó que los haberes jubilatorios aumentaron “más de 25 puntos” cuando se aplicó este esquema. Qué dijo sobre la ausencia de la inflación en el nuevo cálculo.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, destacó este lunes que la fórmula de movilidad jubilatoria propuesta por el Gobierno “demostró que los haberes crecieron” durante su aplicación, entre 2008 y 2017, y por otra parte defendió que el nuevo cálculo no contemple la variable inflacionaria.

El funcionario formuló esos conceptos al participar, desde el Anexo A de la Cámara de Diputados, del plenario de comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda, que analizará el proyecto y emitirá dictamen este miércoles.

“Prácticamente volvemos a la fórmula de 2008 porque fue la que demostró, a lo largo de su vigencia, que los haberes crecieron”, sostuvo Moroni ante los diputados, conectados en su mayoría de modo virtual.

El ministro recordó que la propuesta combina el RIPTE (el índice de remuneraciones promedio de los trabajadores formales) o el índice de variación salarial del INDEC (el que resulte más alto), y la recaudación tributaria de la ANSES.

“Este esquema permitió durante su vigencia que los haberes crecieran en términos reales más de 25 puntos”, repasó.

Además, explicó que “ninguna fórmula funciona en el vacío, ninguna fórmula es una abstracción que por sí sola explica que va a funcionar”, sino que “funciona en el marco de un proyecto político y económico”.

“El proyecto político y económico de este gobierno es de desarrollo, y en un proyecto de desarrollo los salarios en términos reales crecen”, puntualizó el funcionario.

En ese sentido, resaltó que “vamos a terminar el peor año de la historia económica del país con un promedio del 37% de incremento nominal en las remuneraciones”, y agregó que esto se debió, en parte, a que “en plena crisis se mantuvieron las negociaciones paritarias”.

“Si los salarios crecen, el modo de que los haberes previsionales crezcan es que acompañen la suerte de los salarios”, señaló, y concluyó que “el jubilado no tiene por qué quedar desenganchado ni del crecimiento de la economía ni del crecimiento del salario real”.

La cuestión de la inflación

Ante los cuestionamientos de la oposición respecto de la ausencia del componente inflacionario en el proyecto del Ejecutivo, Moroni descartó la necesidad de incorporar esa variable y sostuvo que “tenemos que desindexar la economía”.

“Lo ha planteado hasta el hartazgo el ministro (Martín) Guzmán, lo ha planteado el presidente: el modo para que la economía crezca es desindexar la economía. Si volvemos a meter la inflación, conceptualmente volvemos a incorporar la idea de que algo se ajusta por el Índice de Precios al Consumidor”, advirtió Moroni.

Según Moroni, con la indexación de la economía “se termina generando mayor nominalidad y terminan afectados los sectores de ingresos fijos, que es a los que decimos que queremos proteger”.

“Lo que corresponde es que los jubilados sigan la situación de los (trabajadores) activos, que va a mejorar, porque ese es nuestro proyecto”, insistió el ministro de Trabajo.

En esa línea, subrayó que “salvo algún período histórico de políticas equivocadas, los salarios y la recaudación superan a la inflación rápidamente”.

“Creemos que es una fórmula sustentable, empíricamente lo ha demostrado, funcionó muy bien y se enmarca dentro de un proyecto económico y político”, sintetizó.

Arranca en Diputados el debate sobre la movilidad jubilatoria

Este lunes se reunirán las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto para iniciar el tratamiento del proyecto con la presencia de funcionarios del Ejecutivo.

Arranca esta semana corta en Diputados el debate sobre la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que ya cuenta con aprobación del Senado y es resistida por el grueso de la oposición en la Cámara baja.

El proyecto será tratado este lunes a las 14 en las comisiones de Previsión y Seguridad Social, y de Presupuesto y Hacienda, que conducen, respectivamente, Marcelo Casaretto y Carlos Heller.

Asistirán al plenario el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de ANSeS, Fernanda Raverta, quienes ya se presentaron en el Senado.

La intención del oficialismo es sancionar la ley el próximo martes 29, pero lo cierto es que está obligado a negociar con bloques minoritarios de la oposición, ante el rechazo de Juntos por el Cambio y de parte del Interbloque Federal.

Tendrá tiempo de hacerlo durante toda la semana, pues las reuniones de las comisiones continuarán el martes a partir de las 10 y concluirán el miércoles a las 10, fecha en la que debe suscribirse el dictamen correspondiente.

La iniciativa que aprobó el Senado combina en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

“Volvemos a la fórmula de 2008 con la que los jubilados ganaron un 26% por encima de la inflación, y salimos de la fórmula de Macri de 2017 con la que los jubilados perdieron un 19%”, ratificó el diputado Marcelo Casaretto en vísperas del debate. Agregó el legislador que “la Argentina crecerá en 2021, y crecerán los salarios y la recaudación. Queremos que los jubilados tengan aumentos por encima de la inflación y mejoren su poder adquisitivo”.

Diputados de JxC ratificaron su rechazo a la nueva fórmula jubilatoria

Ante el inicio del debate en comisiones del tema previsional, legisladores del radicalismo reiteraron sus duras críticas.

Comenzará este lunes en comisiones de Diputados el tratamiento de la nueva movilidad jubilatoria, proyecto que ya cuenta con media sanción del Senado. Diputados nacionales de la UCR que integran las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda, donde se tratará el proyecto, anunciaron ya su rechazo al proyecto del oficialismo por “profundizar el ajuste que viene realizando el Gobierno sobre los jubilados”.

Alejandro Cacace, vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, remarcó que “la fórmula de movilidad propuesta por el gobierno es para seguir ajustando a los jubilados, como pasó durante todo este año. En 2020 los jubilados perdieron en valor de sus haberes entre 5000 y 140000 pesos por los aumentos por decreto. Esto significa que los aumentos fueron de entre 7 y 18 puntos menos de lo que correspondía por la Ley de movilidad, que hubiera sido de un 42% para todos los jubilados. Eliminar la variable de inflación de la fórmula es quitarle previsibilidad a la movilidad de los haberes, y prevenir de cumplir su principal objetivo, que es preservar el valor adquisitivo de las jubilaciones”.

Por su parte, Luis Pastori, secretario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, se refirió a la complejidad y la falta de transparencia alrededor de la fórmula que propone el oficialismo: “El Gobierno es el único que maneja los datos que se aplicarán a la fórmula de actualización, por lo que para conocer cuál será el porcentaje de ajuste que corresponde a cada trimestre habrá que esperar el anuncio oficial, ya que es muy difícil poder hacer los cálculos previos con esa fórmula. Por ejemplo, el dato sobre la recaudación tributaria, que no es el total sino la que va al sistema previsional, lo maneja exclusivamente el Gobierno, la manera en la cual se calculará va a estar fuera del alcance del común de la gente y solo quedará esperar el anuncio oficial, lo cual le quita transparencia al sistema”.

“No tener en cuenta como variable de la movilidad jubilatoria la inflación es muy perjudicial para los beneficiarios del sistema. Prácticamente todos los países ajustan los haberes teniendo en cuenta la inflación, ya que es justamente lo que evita la caída del poder adquisitivo. Más aún en un país como el nuestro, en que la inflación es el peor flagelo para el bolsillo de trabajadores activos y jubilados desde hace décadas”, señaló por su parte Albor Cantard, integrante de la Comisión de Previsión Social.

Atilio Benedetti, integrante de Presupuesto y Hacienda remarcó que “luego de tantas promesas de recomposición el gobierno no está ni siquiera manteniendo el nivel de los haberes jubilatorios. La fórmula del oficialismo atenta contra la posibilidad de mantener el nivel adquisitivo. Cuesta comprender por qué el Gobierno avanza con un proyecto de estas características, que cuando hay dificultades agrava el deterioro de los ingresos. En este contexto de aceleración del proceso inflacionario, caída del empleo y caída del PBI una fórmula de estas características es condenar a los jubilados a peores ingresos. Abandonar en esta situación la salvaguarda de la actualización por inflación no se entiende”.

“Vamos a insistir con el sostenimiento de la fórmula tan criticada que aprobamos a fines de 2017 y que contemplaba el aumento del costo de vida”, amplió Benedetti.

Arranca en Diputados el debate sobre la movilidad jubilatoria

El lunes se reunirán las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto para iniciar el tratamiento del proyecto con la presencia de funcionarios del Ejecutivo.

claudio moroni marcelo casaretto carlos heller

Comenzará la semana próxima en Diputados el debate sobre la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que ya cuenta con aprobación del Senado y es resistida por el grueso de la oposición en la Cámara baja.

El proyecto será tratado el próximo lunes -en horario a confirmar- en las comisiones de Previsión y Seguridad Social, y de Presupuesto y Hacienda, que conducen, respectivamente, Marcelo Casaretto y Carlos Heller.

Según supo parlamentario.com, ese día asistirían al plenario el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de ANSES, Fernanda Raverta, quienes ya se presentaron en el Senado.

La intención del oficialismo es sancionar la ley el próximo martes 29, pero lo cierto es que está obligado a negociar con bloques minoritarios de la oposición, ante el rechazo de Juntos por el Cambio y de parte del Interbloque Federal.

La iniciativa que aprobó el Senado combina en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Diputados tendrá una intensa actividad la última semana del año con leyes clave para el Gobierno

La Cámara baja sesionaría el martes 29 para tratar los proyectos de movilidad jubilatoria y sostenibilidad de la deuda externa, además de otras iniciativas consensuadas. El oficialismo negocia en busca de votos.

En un 2020 con un elevado nivel de actividad a pesar de la pandemia del coronavirus -producto, entre otras cosas, de la introducción de tecnología en el trabajo parlamentario-, la Cámara de Diputados cerrará el año con el tratamiento de leyes clave para el Gobierno.

Fuentes parlamentarias informaron que la Cámara presidida por Sergio Massa sesionaría el próximo martes 29 para tratar la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, el mismo día que el Senado tiene previsto debatir, en el recinto, la legalización del aborto.

El proyecto que establece el cálculo para la actualización de las jubilaciones tiene giro a las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda, presididas por los oficialistas Marcelo Casaretto y Carlos Heller, respectivamente.

La intención del oficialismo es convocar a un plenario -posiblemente el lunes 28- para dictaminar el proyecto y sancionarlo antes de fin de año, pero lo cierto es que está obligado a negociar con bloques minoritarios de la oposición, ante el rechazo ya anunciado de Juntos por el Cambio.

El interbloque encabezado por Mario Negri no es el único que se opone: también los “lavagnistas” Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez dieron a conocer su postura en contra, al igual que los santafesinos Luis Contigiani (Fte. Progresista Cívico y Social) y Enrique Estévez (Partido Socialista).

La iniciativa que aprobó el Senado combina en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Una de las principales críticas a esta fórmula es que ignora el componente inflacionario, a lo que se suma, según Juntos por el Cambio, una pérdida de arrastre para los jubilados, que “perdieron entre 1.000 y 18.000 pesos por los aumentos otorgados por decreto y frente a la suspensión de la ley de movilidad, que hubiera otorgado un aumento de 42% para todos”.

Otros proyectos pendientes

La Cámara baja también tiene en carpeta otro proyecto con media sanción del Senado sobre la sostenibilidad de la deuda externa, que dispone que el Congreso deba autorizar el endeudamiento cuando éste supere los límites establecidos en el Presupuesto.

La iniciativa, impulsada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, también establece que los futuros acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) deban ser aprobados por el Parlamento, y a su vez prohíbe la emisión de deuda para financiar gastos corrientes.

A diferencia de este proyecto, que aún no cuenta con dictamen de comisiones, hay otros dos que sí fueron despachados y hay consenso en tratarlos: el libre acceso y navegación por plataformas educativas estatales; y el incremento progresivo del financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Otro tema pendiente y con acuerdo es la prórroga, por cuatro años, de la Ley 26.093, que estableció un Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles, y que alcanza al biodiésel, bioetanol y biogás.

También figuran en la agenda de la Cámara baja, entre otros, dos proyectos del Ejecutivo sobre construcción en el sector privado y promoción de créditos hipotecarios.

El Congreso tiene prorrogadas las sesiones ordinarias hasta el 3 de enero, y luego comienza a regir la convocatoria a extraordinarias.

Dada la gran cantidad de temas incluidos en el decreto del Poder Ejecutivo, fuentes parlamentarias indicaron que Diputados entraría en receso la primera quincena de enero, mientras que en la segunda se reactivarían las comisiones.

La intención de Massa es realizar la primera sesión del año 2021 a fines de enero, sumando una o dos más en febrero, antes de la apertura de un nuevo período.  

Juntos por el Cambio ratificó su rechazo a la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones

En una videoconferencia de la que participaron representantes del interbloque de diputados, advirtieron que “la caída de las jubilaciones en 2021 no tendrá piso”.

Diputados del interbloque Juntos por el Cambio que integran las comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda analizaron este martes la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada por el Senado y volvieron a rechazar el proyecto, que se encuentra pendiente de tratamiento en la Cámara baja.

Fue en una videoconferencia de la que participaron, entre otros, los radicales Alfredo Cornejo, Alejandro Cacace, Miguel Bazze, Luis Pastori, Carla Carrizo, Atilio Benedetti, Albor Cantard y Víctor Hugo Romero; Graciela Ocaña, Luciano Laspina y Carmen Polledo por el Pro; y Alicia Terada por la Coalición Cívica.

Según expresaron los diputados en un comunicado posterior a la reunión virtual, “la eliminación de la variable de inflación (IPC) de la fórmula quita la garantía a los jubilados de preservar el poder adquisitivo de sus haberes”.

“Esta variable es la más utilizada en el mundo para preservar el valor de los haberes, especialmente en los momentos donde la economía está en recesión, y en un país como el nuestro con altas tasas de inflación”, consideraron los diputados.

En efecto, la nueva fórmula propuesta por el Poder Ejecutivo e impulsada por el oficialismo se compone en un 50% de la recaudación de la ANSeS y en otro 50% de la variación salarial más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE), excluyendo el componente inflacionario.

Los representantes de Juntos por el Cambio analizaron que “ya el año 2020 ha resultado en un profundo ajuste a los jubilados, que perdieron entre 1.000 y 18.000 pesos por los aumentos otorgados por decreto y frente a la suspensión de la ley de movilidad, que hubiera otorgado un aumento de 42% para todos los jubilados”.

Más aún, alertaron que “hay jubilados que han llegado a dejar de percibir hasta 140.000 pesos en el año como resultado de las medidas del presidente Alberto Fernández”, y agregaron que “100.000 millones de pesos ha sido el ahorro para el Gobierno, motivo único por el que tomó la decisión”. 

“Esta pérdida continuará hacia 2021 con la fórmula propuesta. Con el presupuesto ya aprobado para el año próximo, y bajo la inflación estimada por el propio Gobierno, la Oficina de Presupuesto del Congreso confirmó que habrá una caída en términos reales de las jubilaciones. Si la inflación fuera más alta, del orden del 50% como marca el relevamiento de expectativas de mercado del Banco Central, la caída de las jubilaciones podría llegar a 20 puntos en un sólo año”, proyectaron.

Los diputados, finalmente, lamentaron: “Los jubilados siguen siendo la variable de ajuste de este gobierno, han perdido poder adquisitivo sus haberes en el peor momento, durante la pandemia y con una fuerte recesión, y no vamos a acompañar ni consentir que sigan perdiendo hacia adelante”.

Paralelamente, Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez, del bloque Consenso Federal, sumados a Enrique Estévez, del Partido Socialista, y Luis Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social, emitieron otro comunicado donde también rechazaron el proyecto con media sanción del Senado.

El lavagnismo anunció que no apoyará la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

El bloque Consenso Federal consideró que la propuesta que fue aprobada en el Senado “sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”. La misma postura expresaron los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez.

Los diputados nacionales de Consenso Federal, sumados a los santafesinos Enrique Estévez y Luis Contigiani, anunciaron este martes que no apoyarán la nueva fórmula de movilidad jubilatoria aprobada en el Senado porque “sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”.

“No vamos a acompañar la fórmula de movilidad jubilatoria que aprobó el Senado de la Nación porque sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”, informaron Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez en un comunicado, al que también adhirieron Estévez, del Partido Socialista, y Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social.

Los legisladores advirtieron que los jubilados “no pueden seguir siendo la variable de ajuste de los errores en que incurren los sucesivos gobiernos”.

“Mauricio Macri y Cambiemos los perjudicaron seriamente al cambiarles el sistema, con una fórmula de movilidad jubilatoria sólo defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación. También fueron perjudicados por la dolarización de las tarifas y su duro impacto en el costo de vida. Ahora, la propuesta del Frente de Todos y de Alberto Fernández no resuelve el problema del achatamiento y de la pérdida de poder adquisitivo”, argumentaron.

Según los diputados que integran el Interbloque Federal, “una vez más, sigue soslayándose el problema de fondo, que no se soluciona con una fórmula de actualización: el sistema previsional argentino está quebrado y es indispensable aumentar la cantidad de aportantes, lo que se puede lograr incorporando al 50% de los trabajadores privados que hoy están en la informalidad y creando trabajo. Ese es el gran mandato social que debe cumplir el gobierno”.

Además, señalaron que defenderán su propia propuesta, “una fórmula más justa, con garantía de que no se perderán ingresos reales sobre la base de considerar parámetros como el costo de vida, la recaudación, los precios y los salarios”.

“Pero no alcanza con discutir proyectos aislados. Argentina requiere, principalmente en este tema, una salida sostenida en consensos sociales amplios, profundos y permanentes”, concluyeron.

El proyecto de movilidad jubilatoria fue aprobado en el Senado el 10 de diciembre con 41 votos a favor y 26 en contra, y en la Cámara de Diputados todavía no tiene fecha oficializada de tratamiento, pero se especula con que sea el próximo 29 de diciembre.

La nueva fórmula de movilidad es similar a la aplicada durante los años 2008 a 2017, al combinar en un 50% la recaudación de la ANSeS y en otro 50% la variación salarial, surgida ésta última de la más alta entre las medidas por el INDEC y por el Ministerio de Trabajo (índice RIPTE).

Datos del debate sobre el aborto y los límites que impone el Congreso

Tras una semana corta pero muy intensa, las expectativas están puestas ahora en ver si el Senado vuelve a ponerle freno a la ley, como en 2018. Lo que se juega el gobierno con esta apuesta, y otros debates que avanzan paralelamente. A pesar de todo, la tensión extrema con la Corte es una novedad.

Por José Angel Di Mauro

Pasadas las 5 de la mañana, el debate sobre el aborto transitaba su última parte y uno de los oficialistas presentes en el recinto sorprendió con su discurso. Era uno de los 24 diputados que permanecieron hasta último momento indefinidos en el “poroteo” previo, de ahí la importancia de lo que fuera a decir, pues si se había anotado para hablar, adelantaría su voto. Y el tono de su discurso no hacía más que anticipar un voto positivo más.

Héctor “Cacho” Bárbaro es el presidente del Partido Agrario y Social de la provincia de Misiones, un aliado del Frente de Todos. Pero no formó un monobloque al asumir, porque la consigna establecida por el kirchnerismo en ambas cámaras fue no armar un interbloque, sino alinear a todos dentro de una misma bancada, cuestión de mostrar homogeneidad, más allá de la extrema diversidad del Frente de Todos. Sobre todo hacerlo en la Cámara baja, para reforzar el poder del flamante presidente de ese bloque, Máximo Kirchner.

“Cacho” Bárbaro es un duro y lo exhibió en ese discurso, donde se ensañó especialmente con el expresidente Mauricio Macri y sus promesas de campaña “incumplidas”. “Prometió que no vamos a devaluar y devaluó; vamos a terminar con la pobreza y aumentó; iba a venir la lluvia de inversiones y vino la sequía de inversiones”, dijo en un pasaje. Como contrapartida, se deshizo en elogios hacia Alberto Fernández, quien cumplió en cambio con su promesa de mandar el proyecto para legalizar el aborto, resaltó.

Pero sobre el final de su discurso recordó que él en campaña le había dicho al electorado misionero que no iba a votar a favor del aborto. E iba a honrar su palabra, “como lo hizo el Presidente de la Nación”, anticipó. Y él mismo graficó la situación generada al cerrar su mensaje felicitando “la fuerza” de las mujeres del Frente de Todos, “que por ahí me miran heladas”.

“Cacho” Bárbaro, uno de los indefinidos que terminó absteniéndose.

Un voto más y uno menos no era poca cosa en esta votación sobre el aborto legal que siempre estuvo ganada en esa Cámara, pero por eso el oficialismo se había puesto como premisa hacer una gran diferencia, o al menos superar ampliamente los 129 votos que la aprobación tuvo allí hace dos años. No es que se propusieran llegar a 140 -tampoco tanto optimismo-, pero sí quedar bien cerca. Sobre todo cuando en la previa aparecían 123 a favor, con 24 indefinidos. Con solo 6 de esos votos ya ganaban, pero estaban convencidos de que más de la mitad de esos 24 votarían a favor y esa era la apuesta.

Por eso las 131 voluntades que cosechó la aprobación del aborto lució cuanto menos exigua. Y abre interrogantes de cara al debate decisivo en el Senado, donde a priori arrancan en desventaja. Porque si bien han circulado sondeos optimistas de los “verdes”, los “poroteos” más serios basados en la votación de hace dos años y lo expresado por los propios protagonistas anticipa en principio un resultado 35 a 33 a favor del rechazo. Hay 3 indefinidos, de los cuales al menos uno votaría en contra, y si los 35 citados se mantienen irreductibles, con eso la ley volvería a fracasar en la Cámara alta. Con un senador de licencia –José Alperovich, que en 2018 votó en contra-, 36 es el número que le dará el triunfo a verdes o celestes.

votacion aborto legal diputados diciembre 2020
El proyecto fue aprobado con dos votos más que en 2018.

Con todo, a diferencia de 2018, se trata de un proyecto del Poder Ejecutivo, y ningún gobierno “se tira a la pileta” sin tener la convicción previa de que no perderá. Máxime en una Cámara como el Senado, donde Cristina Kirchner ha demostrado tener la capacidad de imponer todo lo que desee y no requiera los 2/3.

Pero el del aborto es un debate bien distinto, transversal, donde los mandatos partidarios no cuentan y hay libertad de conciencia. Así y todo, los operadores del oficialismo tratarán de modificar algunas posturas originales de los propios, que necesitarán argumentos convincentes para justificar un eventual cambio. A priori, se presume que operarán muy especialmente sobre dos legisladores propios que en 2018 votaron en contra: uno del norte y otro del sur; un varón y una mujer; ambos muy K. Con dos voluntades al oficialismo le alcanzaría para alzarse con la ley. Parece poco, pero no es sencillo.

Vale aquí también el ejemplo reciente de Diputados, donde hubo 6 legisladores que cambiaron su voto respecto de 2018. El dato tampoco es auspicioso para los “verdes”. De los seis, solo uno (una) fue del rechazo a la aprobación: Flavia Morales, del Frente de la Concordia de Misiones -partido aliado del oficialismo nacional-, quien dijo haber “reflexionado” respecto de su postura anterior. Cuatro diputados pasaron de “verdes” a “celestes”, todos de Juntos por el Cambio. Y la cordobesa Alejandra Vigo, esposa del gobernador Schiaretti, que en 2018 fue la única abstención, ahora votó en contra, junto al resto de su bancada.

Alejandra Vigo se abstuvo en 2018. Esta vez votó en contra.

El bloque oficialista fue el que más votos aportó para la aprobación: 82 sobre 131, el 62,5%. Pero 32 diputados del Frente de Todos votaron en contra. Hay que sumar 3 abstenciones oficialistas. Así, casi el 30% de la bancada que conduce Máximo Kirchner se diferenció de los deseos de su gobierno.

Será el último tema importante a tratar por el Senado al cabo de un año intenso, en el que sesionó ya 32 veces a pesar de la pandemia, como se encargó de remarcar su titular al difundir esta semana un balance del cuerpo. Tanto se trabajó en esa Cámara, que hasta se reunió el jueves, mientras en Diputados se desarrollaba el histórico debate sobre el aborto. En esa sesión, los senadores le dieron media sanción al proyecto que establece una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Paradójicamente la calle volvió a ser protagonista mientras en el Congreso se votaba una reforma previsional, pero esta vez nadie de los que allí estaban se interesaba por ese tema. Esta vez no hubo 14 toneladas de piedras como hace tres años, remarcaban desde Juntos por el Cambio.

También se trató -y ya es ley- el proyecto que reduce drásticamente los fondos de la coparticipación que percibía hasta ahora la Ciudad de Buenos Aires: pasa de 3,5 puntos a 1,4. La medida supone complicaciones serias para la administración de Horacio Rodríguez Larreta, que tiene por delante tres años en los que deberá ser austero para revertir tamaña merma. No la tendrá fácil, como ya anticiparon los camioneros, cuya rama Recolección de Residuos se declaró el viernes en estado de alerta y movilización, ante “el intento del gobierno porteño de recortar la jornada laboral”, lo que redundaría -dijo Pablo Moyano– en una merma de entre 20 y 25 mil pesos en los salarios de sus afiliados. El gremio de los Moyano no se perderá esta oportunidad de ser protagonista en la pelea del gobierno nacional con Larreta. Toda una señal en este contexto la dará la presencia de Alberto Fernández este martes en el cierre del congreso anual del gremio camionero que se celebrará en la sede de la federación. Estará también el gobernador Axel Kicillof. Toda una demostración de fuerza a las que Hugo Moyano es tan afecto.

tablero votacion coparticipacion ciudad senado
El Senado convirtió en ley el recorte a los fondos que recibe la Ciudad. (Foto: Comunicación Senado)

El Presidente, que abandonó definitivamente su reclusión pandémica en Olivos, volvió a aparecer la última semana en un acto público junto a Cristina Kirchner después de varios meses. La imagen no alcanzó a revertir la sensación imperante desde hace tiempo, pues en la exESMA Alberto parecía ser el invitado y no al revés.

Ella volvió a tener protagonismo, pero no porque se le volviera a escuchar la voz más allá del Senado, sino a través de un nuevo pronunciamiento epistolar, esta vez con su balance hecho al cabo del primer año del gobierno del Frente de Todos, en el que dedica un 22% del texto a la labor en la Cámara que conduce, cuatro párrafos al Poder Ejecutivo (9,5%), elogiosos mas sin mencionar al Presidente, y el resto al Poder Judicial, “representado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, escribió. Un 68% de la nota lo dedica al Tribunal Supremo, con el que es lapidaria: “la actuación de ese poder no hizo más que confirmar que fue desde allí desde donde se encabezó y dirigió el proceso de Lawfare”, afirma CFK, en una nota en la que recuerda cómo en 2003, con apenas el 22% de los votos, dieron inicio a “un proceso virtuoso que culminó con la Corte Suprema más independiente y prestigiosa de las últimas décadas”.

En esa misma nota desgrana críticas contra los integrantes actuales del tribunal, uno por uno, con nombre y apellido. El Presidente, como de costumbre, avaló esas críticas, generando inquietud ante lo que se vislumbra como un eventual choque de poderes. El texto de Cristina remite claramente al deseo de recrear un proceso similar de renovación del tribunal, aunque con una diferencia clave: no están los votos en el Congreso para acompañar los juicios políticos que emprendieron en 2003. Si bien el oficialismo tiene hoy mucho más que ese 22% al que siempre hace referencia el kirchnerismo, tiene límites, como se ve incluso en un debate transversal como el del aborto.

La vicepresidenta fue la verdadera protagonista del acto en la exESMA.

Cristina convocó a sesionar por el proyecto de movilidad jubilatoria

La sesión del Senado se desarrollará de manera paralela con el inicio del debate sobre el aborto en la Cámara de Diputados.

sesion senado 30 noviembre 2020

Se oficializó este miércoles la convocatoria del Senado de la Nación para realizar una sesión especial este jueves. Así lo estableció la presidenta de la Cámara alta, Cristina Fernández de Kirchner, a través de un decreto por el cual llama al Senado a sesionar este jueves a partir de las 14, para tratar solo tres temas.

Según establece el decreto convocatorio, en primer lugar los senadores tratarán el proyecto por el que se autoriza al presidente de la Nación para ausentarse del país durante el próximo año, cuando las razones de gobierno así lo requieran.

En segundo lugar, se abordará el Convenio de Transferencia Progresiva de Facultades y Funciones de Seguridad en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esto es, el recorte de fondos a CABA, que el Senado se propone convertir en ley luego de las modificaciones implementadas en Diputados.

Por último, se abordará el proyecto de ley del Poder Ejecutivo por el que se modifica la Ley de Movilidad Jubilatoria.

El Senado tratará la movilidad jubilatoria este jueves

También se espera que convierta en ley el proyecto que reduce los fondos que percibe la Ciudad de Buenos Aires.

En un año hiperactivo, el Senado de la Nación volverá a reunirse este jueves para tratar dos proyectos clave para el Gobierno y bastante ríspidos para la oposición: el que establece una nueva fórmula jubilatoria y el que reduce los fondos que percibirá a partir de ahora la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En este último caso, cuando la mayoría oficialista imponga su número, el proyecto se convertirá en ley.

Fuentes del Frente de Todos confirmaron a parlamentario.com que la Cámara alta se reunirá este jueves para dar media sanción al proyecto que establece la nueva fórmula de movilidad jubilatoria. El mismo obtuvo dictamen el pasado 3 de diciembre, luego de un informe presentado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta.

La nueva fórmula presenta un esquema similar a la aplicada durante los años 2008-2017, al combinar en partes iguales la recaudación de la ANSeS y la variación salarial, teniendo en cuenta el aumento salarial más alto que haya otorgado un gremio o sector.

A instancias del Frente de Todos, y tras reuniones con la Casa Rosada, se introdujo una modificación por la cual el aumento del 5% otorgado recientemente no será a cuenta del que se otorgará en marzo de 2021. Además, las actualizaciones en los haberes no serán semestrales sino trimestrales.

Por otra parte el Senado avanzará de ley que aprueba el Convenio de transferencia progresiva de facultades y funciones de seguridad en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, firmado entre el Estado nacional y el Gobierno de CABA el 5 de enero de 2016.

El proyecto reduce fuertemente la coparticipación percibida por la Ciudad de Buenos Aires y ya había sido aprobado en la Cámara alta oportunamente, pero luego el proyecto sufrió fuertes modificaciones en la Cámara de Diputados, a instancias de los diputados cordobeses, que condicionaron los cambios a brindar su apoyo.

El oficialismo mayoritario en el Senado aceptó las modificaciones y se descuenta entonces que el proyecto será convertido en ley el jueves que viene.

Con la fórmula de movilidad hubo una confirmación de lo muy obvio

Semana agitada en el Congreso, dentro y fuera de los recintos. Con decisiones impuestas desde ese poder, aceptadas en la Casa Rosada. Y el Fondo atento al doble comando. Semana clave para la fórmula jubilatoria, con toda la atención en el aborto.

tablero votacion diputados coparticipacion ciudad

Por José Angel Di Mauro

Tan acelerados son los tiempos de la política argentina -aun en pandemia- que resulta lejano el último lunes en el que oficialismo y oposición se trenzaron en una sesión kilométrica en Diputados, en la que los primeros se armaron de paciencia y los segundos se dedicaron a estirar los tiempos para llegar a la medianoche, con la tenue esperanza de que el proyecto que le rebana más de la mitad de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires se transformara en calabaza. Pero no sucedió: previsiblemente cerca de la medianoche se conoció el decreto presidencial prolongando las sesiones ordinarias unos días, cuestión de desbaratar la jugada de Juntos por el Cambio.

Así y todo, la principal oposición pasó entonces al plan B y al hacerse las 12 pasó a jugar la carta del final de la vigencia del protocolo para las sesiones remotas, que vencía el 30 de noviembre. El Frente de Todos respondió con un argumento cuanto menos endeble: que valía la fecha de inicio de la sesión, no el calendario. Pese al planteo irrisorio, Juntos por el Cambio esta vez no se retiró y se limitó a votar “con reservas” por considerar “inválida y nula” la sesión, mas no irá más allá, a sabiendas de que un planteo judicial tiene destino de “cajoneo”: los jueces prefieren no meterse en ese tipo de cuestiones reglamentarias que hacen a otro poder. Pero las huestes de JxC no tenían otro camino más que forzar al máximo la situación y fue lo que hicieron, mientras la principal preocupación del oficialismo pasaba por juntar los votos que evidentemente no tenían seguros al inicio de la sesión.

Quedó claro cuando pasadas las 8 de la mañana y casi 20 horas después de iniciada la sesión, el oficialismo reunió solo 129 votos para aprobar con lo justo el proyecto sobre los fondos de la ciudad. Demasiado ajustados; ya le había pasado al oficialismo en la anterior reunión, cuando se aprobó en esa Cámara el proyecto de Máximo Kirchner para cobrar un aporte extraordinario a las grandes fortunas del país, y apenas logró reunir 133 votos, sumando a los dos diputados radicales que responden al gobernador jujeño, Gerardo Morales, cada vez más necesitado de acercarse al gobierno nacional para mantener la gobernabilidad en su provincia.

Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa posterior al recorte a la Ciudad.

El gobierno consiguió aprobar el impuesto a las grandes fortunas con el aporte clave de los cuatro diputados que responden al cordobés Juan Schiaretti, otro gobernador que tuvo que terminar accediendo a las presiones del gobierno nacional. Para desencanto de Horacio Rodríguez Larreta, que dice que tenía la palabra del gobernador mediterráneo en que no apoyaría el recorte a CABA. Ya había entrado en duda el jefe de Gobierno cuando vio que dos diputados de Córdoba Federal sumaban para el quórum bien temprano, pero dicen que en ese momento Schiaretti le aseguró que era lo máximo que estaban dispuestos a hacer. Se ve que no.

Necesitado de buenas noticias y “triunfos”, el día anterior una delegación del gobierno nacional había desembarcado en Río Cuarto para festejar la reelección del intendente Juan Manuel Llamosas. Presente en los festejos, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero tuiteó: “El peronismo unido es invencible”, y suena certero pero incompleto. El PJ cordobés es muy refractario al kirchnerismo; ergo, lo que se evitó fue dividirle el voto con otra lista. El Presidente recibió en la semana al intendente ganador en la Rosada, en el marco de un trabajo fino que ya desarrolla con vistas a las elecciones del año que viene, donde el gobierno nacional espera una lista conjunta con el “cordobesismo”. Habrá que ver cómo soporta en ese caso Schiaretti el tironeo oficial, en la provincia donde más fuerte es Cambiemos en general y el antikirchnerismo en particular.

Lo cierto es que para acceder a dar su apoyo, los cordobeses maquillaron la situación forzando cambios que luego, en una situación inédita, el oficialismo mayoritario en el Senado aceptó. Fue una sorpresa que se anunció cuando arrancó el debate a las 3 de la mañana del martes y el miembro informante del oficialismo dio cuenta de los cambios con tonada cordobesa, al punto tal que cuando a Carlos Heller le tocó hablar quiso cederle su espacio al diputado cordobés Carlos Gutiérrez para que detallara las modificaciones. Juntos por el Cambio no lo aceptó, a menos que el cordobés se transformara en “miembro informante”. Hubiera sido demasiado para ese bloque y Gutiérrez ni siquiera habló.

Sobre el final, el diputado Cristian Ritondo le pasó una factura a los cordobeses: “Ya veremos en los boletines oficiales cuál fue la prenda de  unidad que los hizo preocupar tanto por esta ciudad”.

Muy cercana al Presidente, la ministra de Justicia, Marcela Losardo, es una de las funcionarias apuntadas desde el Instituto Patria. Lo cual, como a otros, la lleva a sobreactuar y es por eso que el miércoles salió a responderle a la conferencia de prensa de Larreta reclamándole no presionar a la Corte. Lo hizo por Twitter, en un texto similar al que horas antes había escrito por la misma vía el ministro del Interior. También a la Corte se dirigió el viernes Santiago Cafiero al salir a defender los derechos “pisoteados” de Amado Boudou, reclamándole a la Corte “hacerse cargo de un proceso plagado de irregularidades y arbitrariedades”. Muchos se preguntan quién les pide tanto, cuando el actual presidente escribía en 2014 que “todas las excusas dadas por él hasta aquí se han ido desvaneciendo con la misma velocidad con la que el agua se escapa entre los dedos. Boudou ya no tiene coartadas. Los argentinos saben cuánto ha mentido en su alocada carrera por escapar de los hechos que se le atribuyen”. El título de la columna en la que ese Alberto Fernández defenestraba así al entonces vice de Cristina era más que elocuente: “Boudou, game over”.

Nadie como el Presidente debe haber comprendido tanto esta última semana al rugbier Pablo Matera, salvaje tuitero en su atolondrada juventud.

plenario senado proyecto formula de movilidad
La nueva fórmula de movilidad se tratará esta semana en el Senado.

La omnipresencia de la vicepresidenta quedó demasiado expuesta en vísperas del debate en comisión de la fórmula de movilidad jubilatoria, cuando desde el propio cristinismo se difundieron cambios que los senadores del Frente de Todos impondrían en el proyecto al día siguiente. Se dejaba de lado el descuento en marzo del 5% de aumento dado en diciembre a los jubilados, algo que había desatado fuertes críticas. Horas después, desde la Rosada maquillaron la situación señalando que por decisión presidencial se establecía que los reajustes fueran trimestrales y no semestrales. “Se nos ocurrió que la mejor solución era volver a la fórmula original de Cristina en su integridad”, explicó al día siguiente el Presidente, tratando de adjudicarse los cambios, cuando había parecido todo lo contrario.

El que debió resignarse fue el ministro de Economía, Martín Guzmán, que había redactado el texto original, que conformaba al Fondo Monetario en plena negociación. No es la primera señal contradictoria que el FMI recibe en los últimos tiempos: ya habían leído la carta de los senadores del Frente de Todos con advertencias a ese organismo, y esta semana se habían molestado con las declaraciones que el canciller Felipe Solá atribuyó al Presidente en su diálogo con Joe Biden, defenestrando al representante norteamericano actual en el Fondo. Y ahora este cambio.

Mientras tanto, el Presidente se ilusiona con la llegada de la vacuna, que espera represente un punto de inflexión para su gobierno. Con todo, su optimismo a veces parece demasiado extremo. Como cuando anunció en la semana que antes de fin de año “vamos a vacunar a 300.000 personas”. En su informe diario “En 4 Minutos”, el periodista Orlando Dipino cuantificó así la patriada: “Quedan 16 días hábiles, habrá que vacunar a 18.750 personas por día con una vacuna que todavía no llegó y que hay que distribuir en distintas zonas del país”.

De todos modos, esta semana se hablará de otros temas. Con el primer fin de semana largo sin ASPO en muchos meses, todos los ojos estarán puestos en los resultados de esta prueba piloto para el turismo. Y cuando se reanude la actividad plena, llega el debate sobre el aborto. En Diputados ya se acordó la vigencia del protocolo de funcionamiento remoto, pero con mayoría de legisladores presentes: solo trabajarán desde sus casas los que sean de riesgo. El miércoles se suscribirá el dictamen y al día siguiente se iniciará una sesión que durará más de 30 horas, con final cantado y verde.

En el Senado, tal vez, sea otro el cantar.

A pedido del Frente de Todos, se modificará el proyecto de movilidad jubilatoria

El oficialismo buscará firmar dictamen este jueves en el Senado. El aumento del 5% no será a cuenta del que se otorgará en marzo. Los incrementos serán trimestrales según la fórmula que combina evolución salarial y recaudación.

A pedido del Frente de Todos en el Senado, el proyecto de movilidad jubilatoria enviado la semana pasada recibirá cambios que fueron acordados con el Poder Ejecutivo, según pudo confirmar parlamentario.com.

El oficialismo buscará firmar dictamen este jueves en una reunión conjunta de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda, convocada para las 11.

La sorpresa es que el bloque presidido por José Mayans promoverá una modificación por la cual el aumento del 5% no será a cuenta del que se otorgará en marzo.

Además, los aumentos serán trimestrales -no semestrales- y se definirán, en partes iguales, por la recaudación de la ANSES y por el aumento salarial más alto, en lugar del índice RIPTE.

Por lo tanto, el aumento del 5% otorgado recientemente no será a cuenta sino que se sumará al aumento de marzo de 2021.

“Es una modificación que surge desde el bloque que fue conversada con el Ejecutivo con el objetivo de mejorar los ingresos de nuestros jubilados y jubiladas”, indicaron desde el bloque del Frente de Todos.

La fórmula previsional entró al Senado

El Poder Ejecutivo envió al Parlamento el proyecto de ley para su debate, que será durante las sesiones extraordinarias.

En 2017 el Gobierno de Cambiemos envió al Senado la fórmula de movilidad jubilatoria que tras un reajuste sugerido por el entonces jefe de la principal oposición en esa cámara se aprobó allí sin mayores problemas. El entonces oficialismo acababa de ganar las elecciones de medio término y las perspectivas parecían muy favorables para el Gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo todo cambió cuando el proyecto llegó a la Cámara baja y terminó con la aprobación, pero en un marco de gravísimos incidentes, con 14 toneladas de piedras arrojadas en la Plaza de los Dos Congresos.

El Gobierno de Alberto Fernández suspendió dicha fórmula a poco de llegar al poder y tiene plazo hasta fin de año para elaborar otra que ponga en práctica a partir de 2021. Para cumplir con ese objetivo el Poder Ejecutivo acaba de enviar al Senado el proyecto de ley que incluye la fórmula, que se conoció hace pocos días y ya tiene dictamen de mayoría de la Comisión Bicameral Mixta, y es producto de 17 reuniones desarrolladas de manera virtual en la misma, con 60 Legisladores, 24 exposiciones y un informe final de 131 páginas.

Más allá de que desde la oposición se sostenga que este proyecto no tuvo en cuenta lo allí expuesto, sino que es producto de la determinación del Ministerio de Economía, lo cierto es que el proyecto ya fue plasmado en un texto que ingresó por el Senado para su tratamiento en lo que resta del último mes del año.

El objetivo es sancionar esta ley antes de fin de año para que se otorgue el primer aumento por esta fórmula en marzo de 2021, en base a la evolución de los salarios y la recaudación.

La fórmula elaborada por el oficialismo se compone de una combinación entre la evolución salarial (índice RIPTE) y la recaudación de la ANSeS, por partes iguales, similar a que se aplicó entre 2008 y 2017.

El proyecto de ley incluye en su artículo 3 una modificación sobre la periodicidad de la aplicación del Índice de Actualización de las remuneraciones para que el mismo sea consistente con las nuevas disposiciones relativas a la movilidad.

Incorpora entonces una cláusula transitoria para la aplicación de la primera actualización semestral de las prestaciones, teniendo en cuenta que el período de referencia de la misma se desarrolla durante la emergencia pública declarada por la Ley Nº 27.541 y su modificatoria.

El artículo 2° del anteproyecto aprobado por la Comisión Mixta Bicameral, establece que la entrada en vigencia del nuevo esquema de movilidad comenzará a ser aplicado a partir del 1° de marzo de 2021. A tales efectos, se tendrá en cuenta para su cálculo, la evolución de los salarios y la recaudación de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) durante el segundo semestre de 2020.

El proyecto incorpora entonces una disposición transitoria por la cual la actualización correspondiente a partir del 1° de marzo de 2021 estará dada por la diferencia entre el incremento que resulte de la aplicación de la nueva fórmula en el mes de marzo de 2021 y el incremento dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional para el mensual diciembre de 2020, la que en ningún caso producirá la disminución del haber que percibe el beneficiario o la beneficiaria.

02_Mensaje_INLEG-2020-82555422-APN-PTE

03_Proyecto_INLEG-2020-82555379-APN-PTE

04_Anexo_IF-2020-81993526-ANSES-SLYTANSES

El bloque lavagnista le hace un guiño a la fórmula jubilatoria del Gobierno, pero sugiere cambios

Los diputados de Consenso Federal aclararon que lo presentado por el Gobierno requiere importantes modificaciones, aunque recordaron que “estamos ante un sistema previsional en crisis”. Qué reclaman.

El bloque de diputados nacionales de Consenso Federal se manifestó sobre el proyecto de fórmula de actualización jubilatoria, señalando que la propuesta del Gobierno requiere importantes modificaciones, pero aclararon que “estamos ante un sistema previsional en crisis”.

Fuentes del bloque señalaron a parlamentario.com que su apoyo a la fórmula oficial dependerá de la recepción que tengan los cambios que sugieren.

A través de un comunicado, los legisladores señalaron que “el sistema previsional argentino está quebrado y no hay fórmula de actualización de haberes que lo haga sustentable. No cierra de ninguna manera con el 50% de los trabajadores privados en la informalidad”.

Para los diputados alineados con Roberto Lavagna, la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada durante la gestión de Mauricio Macri no era buena. “Solo es defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación”, advirtieron.

Además, agregaron, “las cláusulas exclusivamente indexatorias contradicen toda política anti inflacionaria. Esa misma fórmula, aplicada en el período 2003-2007, que fue de crecimiento con estabilidad, hubiese sido marcadamente injusta por excluir a los jubilados de los beneficios del crecimiento”.

¿Qué posición tienen respecto de la fórmula decidida por el Gobierno nacional? Para Jorge Sarghini, Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez, la fórmula que propone el actual gobierno “va en sentido apropiado”, aunque reconocen que “no tiene cláusulas de salvaguarda que garanticen a los jubilados no seguir perdiendo, especialmente mientras la economía no recupere un sendero de crecimiento con estabilidad de precios”.

Con todo, aclaran que la propuesta “está bien orientada porque incorpora la variable ‘precios’ al ajustar por variaciones del salario (ajusta un 50% por variación salarial, que es el precio más relevante al que debe asociarse un haber jubilatorio) y porque también incluye una variable vinculada a la evolución económica (ya que ajusta el 50% por la recaudación, con la que aquella se correlaciona directamente)”.

Por otro lado, sostienen que la fórmula “tiene un techo que puede aceptarse, en nombre de no agregar insustentabilidad al sistema”, pero aclaran que la propuesta requiere “dos modificaciones imprescindibles, a favor de los jubilados”. En ese sentido señalaron que la fórmula debe tener un piso asociado a la variación de la canasta básica de consumo; y los aumentos deben ser cuatrimestrales y no semestrales, como prevé el proyecto oficial.

“De todas formas, como ya se ha señalado, llegó la hora de no seguir postergando el debate de las causas estructurales que han puesto en quiebra al sistema jubilatorio en su conjunto”, expresaron, para concluir diciendo que “el primer paso para salir de esa situación es la incorporación masiva de aportantes, es decir, convertir en registrados a millones de trabajadores que hoy están en la informalidad”.

“El Gobierno sigue sin presentar una fórmula y aplica un fuerte ajuste a los jubilados”

La CC-ARI reaccionó luego de la actualización de los haberes previsionales anunciada por las autoridades.

La Coalición Cívica-ARI apuntó contra el Gobierno que “sigue sin presentar una formula y aplica un fuerte ajuste a los jubilados”, tras el aumento por decreto para los haberes previsionales que anunciaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de ANSeS, Fernanda Raverta.

“El aumento de las jubilaciones del 5% para el mes de diciembre significa que, en el acumulado entre los meses de marzo 2019 y febrero 2021 en los cuales estuvo suspendida la fórmula de movilidad votada en el 2017, el haber medio se incrementará un 31,6% mientras que la fórmula arrojaba un aumento del 42%”, afirmó el partido.

De esta manera, la CC detalló que “el haber medio pasa a $28.729 en lugar de los $31.000 que daría la fórmula suspendida. El ahorro acumulado por el gobierno en esos 12 meses de fórmula suspendida es de 135.500 millones de pesos, equivalentes al 0,5% del PBI”.

“Como consecuencia de que el primer aumento por decreto, realizado en marzo de 2020 no fue homogéneo, sino que se hizo con una suma fija más un porcentaje, la pérdida de los beneficiarios respecto del 42% que hubiera dado la fórmula no es igual. Un jubilado o jubilada que en febrero de 2020 cobraba la mínima acumulará un aumento del 35,3%, o sea 7 puntos menos que con la fórmula. Alguien que cobraba $30.000 acumulará un aumento del 28,4%, es decir 12 puntos menos que con la fórmula. Alguien que cobraba hasta $103.000 acumulará un aumento del 24,3%, son 16 puntos menos que con la fórmula. Quienes cobraban jubilaciones especiales (“de privilegio”) no tuvieron pérdidas ya que sus movilidades no se suspendieron”, finalizó la CC ARI.

Jubilaciones: la CATT rechaza la vuelta a la fórmula anterior

Trabajadores del transporte denunciaron la pérdida de poder adquisitivo de los haberes

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que lidera Juan Carlos Schmid, manifestó este lunes sus críticas al proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso de la Nación para regresar a la fórmula de cálculo de jubilaciones que planteaba la Ley 26417/2008, y consideraron que “se instrumentará otra fórmula de ajuste”.

“Cuando se anuló la norma sancionada por la gestión Macri (fuertemente resistida en soledad por la CATT), esto llevó a que se establecieran aumentos para marzo de 2020 del 2,3 % más $1500, en junio del 6,12 % y en septiembre del 7,5%, mientras que por ley correspondía en marzo el 11,56 %, en Junio el 10,89 % y en septiembre 9,88 %, causando un serio deterioro en los haberes de nuestros mayores”, argumentaron desde la CATT en un comunicado firmado por Juan Pablo Brey, Secretario de Prensa y conductor de la Asociación Argentina de Aeronavegantes.

“Dentro de un contexto económico impactado por la pandemia, se debería prever un mecanismo de excepcionalidad por los efectos distorsivos (caída de recaudación, reducción de empleo, estancamiento de ingresos)”, plantearon desde la CATT, concluyendo que “de lo contrario, como viene ocurriendo, lamentablemente los jubilados serán los perjudicados de siempre”.

Juntos por el Cambio defenderá su fórmula jubilatoria

La principal oposición oficializó su postura para el debate parlamentario a través de la Mesa Nacional de conducción del espacio.

La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio defenderá su fórmula jubilatoria en el debate parlamentario. “Debate que deberá ser serio, responsable y por supuesto sin violencia”, señalaron a través de un comunicado.

La conducción de JxC señaló que el oficialismo “deberá explicar frente a la sociedad por qué recurrieron a la violencia y la mentira de campaña para ejecutar hoy una fórmula menos beneficiosa para los jubilados. Es decir, el oficialismo debería explicar su contradicción entre las promesas de campaña y la violencia desatada en el 2017 que abrió y profundizó una grieta en la sociedad a partir de la actitud de legisladores que instigaron la violencia, en vez de utilizar los métodos democráticos de una discusión parlamentaria”.

“Hoy deben explicarle a la sociedad por qué respondieron con piedras para atacar una fórmula que preveía una mejor jubilación. Además este año suspendieron la fórmula y la reemplazaron por un mecanismo discrecional que, al partir de una base más baja para la nueva ecuación, ha significado una importante pérdida para los jubilados”, agregó la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.

Agregaron que “al quitar la inflación como variable de actualización y reemplazarla por la recaudación, se perjudican los aumentos. La fórmula oficialista se actualiza 2 veces en lugar de 4 veces al año y utiliza un artilugio matemático para poner un tope al aumento del mes de septiembre relegando a los jubilados en relación con otros sectores de la sociedad”.

Proponen que el ajuste jubilatorio se amplíe a funcionarios

La oposición presentaron un proyecto para que los aumentos de los cargos jerárquicos del PEN se calculen en base a la nueva fórmula.

Los diputados nacionales (Juntos por el Cambio) Jorge Enríquez y Waldo Wolff presentaron un proyecto para extender la aplicación de la fórmula de ajuste jubilatorio propuesta por el Poder Ejecutivo a todos los funcionarios públicos.

La iniciativa surge como reacción al proyecto enviado al Congreso por el Gobierno para cambiar la fórmula de reajustes de haberes jubilatorios, dejando de lado la adoptada en 2017, basada en la actualización por el índice de inflación. “Es lo que permitió preservar las asignaciones jubilatorias de un deterioro mayor, pese a que al actual oficialismo se opuso tenazmente al cambio y llegó a promover inéditos disturbios en las inmediaciones del Congreso. Decían entonces que les preocupaba el ajuste a los jubilados, pero el verdadero ajuste es el que avalan ahora”, dijo Enríquez.

El proyecto, que también lleva la firma de otros legisladores de Juntos por el Cambio, sostiene que si se cree que el camino debe ser que los jubilados “sacrifiquen sus ya magros ingresos”, los funcionarios superiores del Poder Ejecutivo y los restantes poderes deberían ponerse “al menos simbólicamente” a la par y aplicarse a sí mismos esta fórmula a sus salarios e ingresos funcionales, de modo tal que también se vean sometidos a contingencias como las que pretenden imponerles a los jubilados.

Definen el índice para la movilidad jubilatoria antes del envío del proyecto del PEN

Este lunes se realizará una reunión virtual entre legisladores y funcionarios para terminar de definir las características de la norma que llegará al Congreso.

Concluido el trabajo grueso de la bicameral encargada de la redacción del proyecto de ley que definirá la nueva fórmula jubilatoria que deberá regir a partir de enero próximo, llega el momento de las definiciones. Por eso este lunes será un día clave en ese sentido, pues está prevista para las 18 una reunión por zoom a la que asistirán los miembros de la comisión bicameral que preside el entrerriano Marcelo Casaretto, los presidentes de bloques, funcionarios de los ministerios de Trabajo y Economía, y de la ANSeS.

El encuentro, que fue anticipado a este medio por una alta fuente legislativa, sería la única actividad oficial de la que participarían los legisladores este lunes en el que fueron suspendidas todas las reuniones de comisión por celebrarse el Día del Trabajador Legislativo.

Sobre lo que se resuelva en esa reunión decisiva se elaborará luego el proyecto que enviará el Poder Ejecutivo al Parlamento, donde antes de fin de año tendrá que emitirse una ley que entrará en vigencia a partir de enero, aunque el primer aumento se aplicará en marzo del año próximo.

Según transcendió, el nuevo esquema para el ajuste de los haberes del régimen general y otros beneficios, como la Asignación Universal por Hijo, estaría compuesto en un 70% por la variación de los salarios (RIPTE) y en un 30% por la recaudación de los recursos de la seguridad social.

De esta manera, la nueva fórmula será similar a la utilizada entre 2009 y 2017. Sin embargo, los aumentos serán trimestrales y, además, la ANSeS podrá otorgar un bono extraordinario en caso que la inflación supere la variación de la Recaudación Total (RT) del organismo.

La bicameral, que finalizó hace semanas atrás las reuniones informativas con especialistas, se conformó por legisladores del oficialismo y la oposición y funcionarios del Ejecutivo, según lo dispuesto por la Ley de Solidaridad Social.

De acuerdo con esa norma sancionada en el comienzo del gobierno de Alberto Fernández, se suspendió la fórmula establecida en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, y a lo largo de este año todas las actualizaciones se realizaron por decreto.

Casaretto adelantó cómo sería la nueva fórmula de movilidad jubilatoria

Finalizadas las reuniones informativas de la comisión, su presidente anticipó qué variables se tomarían para calcular los futuros aumentos. Esperan cerrar el proyecto de ley este mes.

El diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto adelantó este lunes que la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, que comenzará a aplicarse el año próximo, se basaría en una combinación entre los índices de evolución salarial, inflación y recaudación.

El legislador anticipó que esas serán las variables que se tomarán para el cálculo, e informó que la comisión bicameral mixta que preside buscará cerrar el proyecto de ley en el transcurso de este mes, para tratarlo en ambas Cámaras antes de fin de año.

“La fórmula futura tendría básicamente tres componentes: por un lado, la evolución de los salarios de los trabajadores en actividad; por otro lado, las actualizaciones de precios derivadas de la inflación; y por otro, la vinculación con la recaudación del sistema previsional”, explicó.

Casaretto sostuvo que “de la combinación de esas tres variables va a salir la fórmula propuesta, que estaría más cerca de la fórmula de 2008 que de la fórmula de 2017”.

En diálogo con Radio Nacional Córdoba, el oficialista destacó que la comisión realizó 16 reuniones con la participación de especialistas nacionales e internacionales, funcionarios y sindicalistas.

“Nuestro objetivo es cerrar el trabajo de la comisión en el transcurso de este mes y cerrar el proyecto para elevarlo al presidente de la Nación y a los presidentes de ambas Cámaras, y que pueda ser tratado antes de fin de año” para comenzar a regir “a partir de enero del año que viene”, indicó.

El diputado explicó que “en la época de la convertibilidad, a partir del ’91, había movilidad a partir de lo que se autorizaba en las leyes de Presupuesto, lo que fue prácticamente un congelamiento”, y luego de esa etapa “empezaron a darse aumentos por decreto”.

Así fue hasta 2008, cuando “se sancionó una fórmula en la cual las jubilaciones le ganaron a la inflación prácticamente todos los años, excepto en 2014”, especificó Casaretto, y finalmente a fines de 2017 la gestión de Mauricio Macri “cambió la fórmula y los jubilados perdieron un 19% en su poder adquisitivo”.

Casaretto apuntó que luego de suspender esa fórmula, el Gobierno otorgó aumentos por decreto en los meses de marzo, julio y septiembre, además de aumentos de sumas fijas, y así “los jubilados que ganan la mínima y un poco más -alrededor del 94% de los jubilados- están recibiendo aumentos por encima de la inflación”.

Además, precisó que actualmente “la mitad de los recursos del sistema” se financia con aportes y contribuciones de los trabajadores en actividad, y la otra mitad se financia con impuestos.

“En este momento de pandemia, con la caída de la recaudación y los aumentos jubilatorios que se dieron, los recursos propios representan el 26%. El 74% restante de los recursos para pagarle a los jubilados proviene de impuestos”, dijo.

Centrales sindicales expusieron ante la Bicameral de Movilidad Jubilatoria

Integrantes de la CGT y las CTA coincidieron en reclamar mejores ingresos para los jubilados.

Representantes de la Confederación General del Trabajo, de la Central de los Trabajadores de la Argentina y de la CTA Autónoma Nacional expusieron este lunes en la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Jubilatoria y dieron su punto de vista acerca de una nueva fórmula previsional.

En representación de la Confederación General del Trabajo (CGT), estuvieron presentes Federico West Ocampo y Marta Pujadas. En su exposición, West Ocampo recordó el reclamo de la central obrera por un “aumento de emergencia para los jubilados” y argumentó que “aumentar la base permitiría mantener un ingreso distinto al que tienen los jubilados hoy, con cualquier fórmula que podamos acordar”.

En nombre de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), expuso el secretario general y diputado nacional de Frente de Todos, Hugo Yasky, quien llamó a “garantizar que ningún jubilado quede en situación de pobreza, esa es la premisa que nos tenemos que plantear como punto de llegada”. En representación de la CTA, también expuso Jorge Molina, que realizó una presentación detallada sobre la perspectiva de la central en cuanto a movilidad previsional.

En tanto, por la CTA Autónoma Nacional, estuvieron presentes el secretario adjunto, Hugo Godoy, y Horacio González. En la comisión, Godoy destacó que “los haberes están sumamente retrasados y la mayor parte de los jubilados tiene ingresos por debajo de la línea de pobreza”. “Debemos pensar en un mecanismo que permita preservar y elevar los ingresos de los jubilados”, sostuvo.

Se trató de la reunión número dieciséis de la Comisión creada por los artículos 55 y 56 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, cuyo propósito es elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

La Oficina de Presupuesto informó a los legisladores sobre los beneficiarios del sistema previsional

En una nueva reunión de la comisión que analiza la movilidad jubilatoria, autoridades de este organismo expusieron sobre la composición del universo de beneficiarios.

Autoridades de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el organismo de asesoramiento técnico de los legisladores, participaron este lunes de la quinceava reunión informativa de la comisión bicameral mixta que trabaja en una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Marcos Makon, director general de la OPC, y María Eugenia David Du Mutel Pierrepont, directora de Análisis, Estudios y Evaluación, informaron a los integrantes de la comisión que preside el diputado Marcelo Casaretto sobre la composición del universo de beneficiarios del sistema previsional.

Para el próximo encuentro, en tanto, fueron convocados el secretario general de la CGT Héctor Daer, y Hugo Yasky y Hugo “Cachorro” Godoy por la CTA y la CTA Autónoma.

En la viceoconferencia de este lunes, los directores de la OPC detallaron que, según datos al mes de marzo, existen 9,7 millones de activos aportantes -lo que representa el 30,5% de la población mayor de 18 años y el 81% de los trabajadores registrados- y 5,7 millones de pasivos beneficiarios.

Dentro de los activos, casi el 93% aporta en el marco de la Ley 24.241 y solo el 7,1% a regímenes especiales, y en cuanto a los pasivos, el 96% de los beneficios se otorgaron en el marco del régimen general y 3,9% mediante regímenes especiales.

Del total de aportantes, el 75% se desempeña en actividades en relación de dependencia, mientras que en las actividades independientes, el régimen de monotributo es el que concentra la mayor cantidad de aportantes, y finalmente los regímenes especiales contienen más de 612.000 aportantes.

Además, los especialistas especificaron que dentro del régimen general figuran 51 regímenes diferenciales –aquellos que requieren menor edad o menos años de aportes-, con más de 763.000 aportantes.

En cuanto a la distribución de aportantes y beneficios por edad y sexo, Makon y David Du Mutel Pierrepont indicaron que el promedio de edad es de 41 años, mientras que en los pasivos, las edades promedio rondan los 74 años.

La mayor cantidad de aportantes se encuentra en el rango etario entre los 26 y 45 años, tanto para mujeres como para hombres, señalaron desde la OPC.

Asimismo, la mayor cantidad de beneficios los concentran personas entre los 68 y 73 años, en el caso de los varones, mientras que en las mujeres el rango con mayor cantidad de beneficios es entre 63 y 71 años. La mayor cantidad de beneficios jubilatorios se concentra entre los 65 y 69 años, en ambos sexos.

Por otra parte, la remuneración media a partir de la cual se realizan los aportes y contribuciones fue de 54.086 pesos, mientras que el beneficio previsional medio fue de 24.430 pesos.

Los directores de la OPC informaron que en el régimen general, el 86,1% de los beneficios es igual o menor a dos jubilaciones mínimas.

El 40,6% de los aportantes son mujeres y 59,4% son varones, lo que los expertos consideraron “un indicio de que una gran parte de la fuerza laboral femenina se encuentra fuera del mercado formal”.

Por otro lado, los regímenes especiales con mayores haberes promedio fueron los del Servicio Exterior y del Poder Judicial: en el primer caso, el haber medio de jubilación fue de 386.463 pesos, y en el segundo, el haber medio jubilatorio fue de 290.868 pesos.

El informe de la OPC

Informe-Caracterización-Población-Sistema-Previsional

Recomiendan considerar la litigiosidad en el diseño de la nueva fórmula jubilatoria

De una nueva reunión de la comisión que preside Marcelo Casaretto participaron la presidenta de la Cámra Federal de la Seguridad Social y el titular de la sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social.

Por videoconferencia, la Comisión Mixta de Movilidad Previsional integrada por legisladores de ambas cámaras y funcionarios del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Economía y ANSES, continuó este lunes con la ronda de expositores hacia una nueva fórmula para calcular los haberes de las jubilaciones.

Asistieron esta vez la presidenta de la Cámara Federal de la Seguridad Social, Victoria Pérez Tognola y el presidente de la Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social, Néstor Fasciolo. Ambos juristas realizaron un análisis histórico de la legislación previsional y coincidieron en la necesidad de evitar la litigiosidad.

Victoria Pérez advirtió que “hubo buenas leyes, mal aplicadas” e instó a que “se debe buscar una fórmula de equilibrio”. En el mismo sentido, Néstor Fasciolo recomendó “considerar la jurisprudencia de la Corte, donde se inclina por la justa proporcionalidad entre el haber del pasivo y las remuneraciones de los trabajadores activos”, concluyó.

La Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional fue creada por los artículos 55 y 56 de la Ley 27541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y tiene como propósito elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, acorde a los tiempos actuales.

En cada reunión, se invita a especialistas en materia previsional a aportar su experiencia y punto de vista.

Dos especialistas expusieron ante la comisión de movilidad jubilatoria

En una nueva reunión informativa, la bicameral mixta que debe proponer una nueva fórmula escuchó a una representante de la FACA y al director de la Revista Jubilaciones y Pensiones.

La comisión bicameral mixta encargada de proponer antes de fin de año una nueva fórmula de movilidad jubilatoria realizó este lunes una nueva reunión informativa con la participación de dos especialistas.

La bicameral, integrada por legisladores y funcionarios de los ministerios de Trabajo, Economía y ANSES, escuchó a Elsa Rodríguez Romero, directora de la Comisión de Previsión de la Federación Argentina del Colegio de Abogados (FACA) y Guillermo Jáuregui, director de la Revista Jubilaciones y Pensiones.

Jáuregui realizó un repaso histórico de las diferentes leyes de movilidad en el país que puedan tener o no sustentabilidad actuarial, movilidad sustentable y movilidad segmentada. “La fórmula en la Argentina tiene mucho que ver con la sustentabilidad de cada sistema y está atada intrínsecamente a la inflación”, analizó.

Además, el abogado recordó y defendió la fórmula establecida en la Ley 26.417, a la que consideró “una fórmula más conservadora y prudente de ajuste semestral pero que le pone un tope al importante flujo de beneficios y evita que se caiga el sistema”.

“Primero se debe construir un mecanismo de movilidad que proteja a las prestaciones contra la desvalorización monetaria y que sea sustentable del sistema, y luego dicha movilidad puede segmentarse para mejorar el poder adquisitivo de aquellos que perciben menores ingresos”, reflexionó Jáuregui. 

En tanto, Rodríguez Romero se refirió a los distintos índices de movilidad que fueron implementados en nuestro país y “han fracasado por discrecionalidades y por movilidades automáticas que han sido derogadas cuando se tenían que otorgar sumas importantes”.

“El régimen debe tener el atributo de la sustentabilidad y no de la movilidad del haber, y también la perspectiva desde el afiliado y el beneficiario. Es la única manera de sostener la seguridad social”, señaló.

De igual modo, la abogada previsional dijo que los problemas de litigiosidad son una constante de los últimos 40 años y concluyó que “es imprescindible la elaboración de un índice salarial que refleje fielmente la evolución de las remuneraciones percibidas por los activos que deber ser automática y de mantenimiento del nivel de vida”. 

Tres especialistas participarán de una nueva reunión de la comisión mixta de movilidad

La bicameral encargada de elaborar una nueva fórmula jubilatoria recibirá invitados durante un encuentro virtual que se realizará este lunes desde las 16.

marcelo casaretto

La comisión mixta encargada de elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria continuará con la ronda de invitados, a fin de recibir distintos aportes de especialistas.

Para el encuentro de este lunes, a partir de las 16, la bicameral recibirá a Claudia Danani, Licenciada en Trabajo Social y en Ciencias Políticas; a Sergio Rottenschweiler, Magister en Economía de la UBA; y a Marcelo Copello, Magister en Economía, Georgetown University, con mención en Políticas Sociales.

La bicameral está presidida por el diputado Marcelo Casaretto (FdT), e integrada por los diputados Carlos Heller (FdT) y Luciano Laspina (Pro), por la Comisión de Presupuesto; el mencionado Casaretto (FdT) y Alejandro Cacace (UCR), por la Comisión de Previsión Social; Luis Pastori (UCR) e Hilda Aguirre (FdT), por la Comisión de Análisis y Seguimiento del Cumplimiento de las Normas Tributarias y Previsionales.

En tanto, los representantes del Senado son Carlos Caserio (FdT) y Esteban Bullrich (Pro), por la Comisión de Presupuesto; Daniel Lovera (FdT) y María Belén Tapia (UCR), por la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

La comisión también la conforman miembros del Gobierno: el jefe de Gabinete de Asesores, Miguel Baelo; el secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Luis Goñi; y el secretario de Política Tributaria del Palacio de Hacienda, Roberto Arias.

Continúa la ronda de expertos en la comisión encargada de elaborar la fórmula de movilidad

La bicameral, integrada también por funcionarios del Poder Ejecutivo, realizó su novena reunión informativa y recibió el aporte de Leonardo Eric Calcagno y Eduardo Levy Yeyati.

marcelo casaretto

La comisión bicameral mixta encargada de elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, presidida por el diputado oficialista Marcelo Casaretto, recibió este lunes los aportes de Leonardo Eric Calcagno, doctor en Economía Universidad de Orleans, Francia; y Eduardo Levy Yeyati, ingeniero en la UBA y doctor en Economía en Universidad de Pensilvania, USA.

Levy Yeyati manifestó que para elaborar una fórmula pueden utilizarse diversos instrumentos como el índice de salarios, de inflación, o de recaudación, o una combinación de ellos en diversas proporciones. Asimismo, aseguró que en la actual coyuntura de crisis económica, agravada por la pandemia del Covid-19, aplicar la fórmula de movilidad suspendida en diciembre de 2019 por la ley 27.541 “solo agravaría sustancialmente la delicada situación fiscal”.

Por su parte, Calcagno presentó un modelo con proyecciones de diversas alternativas hasta el año 2040, pero señaló que una eventual fórmula de movilidad jubilatoria, que como base para el análisis contiene salarios y precios al consumidor con límites de acuerdo a la evolución de la recaudación, solo podría comenzar a aplicarse en 2022 cuando las variables económicas se hayan estabilizado y que, entre tanto, este año solo podría intentarse empatar de alguna manera con la inflación.

Ambos especialistas coincidieron en que la actual coyuntura impone grandes desafíos para arribar a una solución que apunte a la sostenibilidad del sistema previsional, y que además de las cuestiones de movilidad debe buscarse la formalización del empleo y el aumento de la recaudación revisando los esquemas de financiamiento del sistema previsional en conjunto con la relación con las provincias.

Estuvieron presentes los miembros de la comisión, por el Poder Ejecutivo: Luis Bulit Goñi y Miguel Baelo del Ministerio de Trabajo; Roberto Arias del Ministerio de Economía; la jefa de asesores de la ANSES; y la secretaria técnica de la Comisión, Adriana Micale.

Por el Frente de Todos participaron los diputados Marcelo Casaretto (presidente) y Carlos Heller, y los senadores Carlos Caserio y Daniel Lovera. Por Juntos por el Cambio participaron la senadora María Belén Tapia y los diputados Alejandro Cacace, Luciano Laspina y Luis Pastori. Fueron invitados y participaron además otros legisladores de distintos bloques, entre ellos los oficialistas Florencia Lampreabe, Eduardo Fernández y Victoria Rosso.

Para la décima reunión del próximo lunes 20, a las 16, se citó a Claudia Dadani, Licenciada en Trabajo Social y en Ciencias Políticas, y Doctora en Ciencias Sociales por la UBA; y Marcelo Capello del IERAL, Magister en Economía, Georgetown University, con mención en Políticas Sociales.

Nueva reunión informativa de la comisión especial de movilidad jubilatoria

La bicameral mixta que preside el diputado Marcelo Casaretto mantendrá un nuevo encuentro desde las 16, con la participación del consultor internacional Andras Uthoff Botka.

marcelo casaretto

La comisión mixta encargada de elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, para lo cual tiene plazo hasta el mes de diciembre, realizará este lunes una nueva reunión informativa.

La videconferencia se realizará a partir de las 16, con la participación del consultor de Eurosocial y doctor en Economía de la Universidad de California en Berkeley, Andras Uthoff Botka.

De la bicameral, presidida por el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos), forman parte además funcionarios del Poder Ejecutivo.

Ocaña reclamó que el Gobierno derogue el decreto que suspende la movilidad jubilatoria

Poco después de que se publicara en el Boletín Oficial, la diputada de Juntos por el Cambio pidió la derogación de ese DNU.

La diputada nacional de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña pidió este jueves que se derogue el decreto 542/2020 que suspende la movilidad jubilatoria y reclamó que se vuelva a la fórmula anterior por la que los jubilados deberían estar cobrando un incremento superior al 23 por ciento en sus haberes previsionales.

A través de un proyecto de ley presentado en la Cámara baja y con el acompañamiento de la diputada Mónica Frade, Ocaña señaló que “los casi 6 millones de jubilados y pensionados nacionales, incluyendo los del haber mínimo, están cobrando desde este mes menos de lo que les hubiera correspondido con los incrementos según la fórmula suspendida”

En ese sentido, la presidenta de la Comisión de Personas Mayores agregó que “los aumentos dictados por decreto fueron de entre el 10,2 y 19,9 por ciento, según los rangos de haberes, mientras que con la fórmula suspendida correspondería un aumento de 23,72 por ciento para todos los jubilados y pensionados del régimen general”.

“La suspensión de la fórmula de la movilidad deja librada a la discrecionalidad del Poder Ejecutivo la decisión de realizar los aumentos trimestrales que considere oportuno”, subrayó.

“Esta es una medida inconstitucional ya que menoscaban los derechos adquiridos de nuestros jubilados y atentan contra los principios de igualdad ante la ley, irretroactividad y progresividad de los derechos fundamentales”, advirtió Ocaña.

Asimismo, indicó que “la Comisión que debía trabajar en una nueva fórmula jubilatoria, aún no ha tenido avances significativos en su labor y los perjudicados son una vez más lo jubilados y lamentablemente se está utilizando como excusa los efectos económicos del Covid 19 para justificar un perjuicio insoslayable a nuestros jubilados”.

Desde JxC quieren derogar el DNU que suspende la movilidad jubilatoria

Presentaron un proyecto de ley contra el Decreto de Necesidad y Urgencia que prorroga la suspensión de fórmula aprobada por el Gobierno de Cambiemos en 2018.

Diputados de Juntos por el Cambio, encabezados por el diputado nacional Alejandro Cacace (UCR San Luis), presentaron un proyecto de ley para derogar el artículo 1° del Decreto de Necesidad y Urgencia 542/ 2020.

“El Gobierno, con el DNU 542,  prorrogó la suspensión de la movilidad jubilatoria y con esto va a hacer dos ajustes más en septiembre  y en diciembre,  como ya lo ha hecho en los meses de marzo y junio, con los decretos con los que les quitó a los jubilados entre 540 y 14000 pesos mensuales de beneficios y por los que hay algunos beneficiarios q van a cobrar hasta 100 mil pesos menos en el año, de lo que les hubiera correspondido por la ley de movilidad”, explicó Cacace.

Destacó que “ahora con este decreto con el que se arroga facultades que son propias del Congreso, y se da a sí mismo la posibilidad de otorgar los aumentos trimestrales en los próximos 6 meses, lleva este mismo mecanismo hasta diciembre, que ciertamente no compartimos, y por eso hemos presentado los diputados de Juntos por el Cambio, este proyecto”.

“Haciendo un balance de los argumentos previsionales por decreto, al contrario de lo que argumentó el gobierno cuando impulsó la ley de emergencia que se proponía mejorar la situación de los jubilados y proteger a los más vulnerables, la discrecionalidad del Presidente en la fijación de los haberes jubilatorios ha sido en perjuicio de estos”, señaló Cacace.

“Los aumentos jubilatorios por decreto, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), le permitirán ahorrar al gobierno 34.000 millones de pesos entre enero y agosto. Esto, sumado a la falta de voluntad del gobierno de proponer un nuevo índice de movilidad permiten dilucidar la verdadera razón para suspender -y mantener la suspensión- del artículo 32 de la Ley 24.241”, concluyó Cacace.

Acompañan esta iniciativa los diputados Alfredo Cornejo, Gustavo Menna, Hugo Romero, Sebastián Garcia de Luca, Ximena Garcia, Claudia Najul, Lorena Matzen, Soledad Carrizo, Luis Pastori, Adriana Ruarte, Mario Arce, Juan Martin, Dina Rezinovsky, Sebastian Salvador, Gonzalo del Cerro, Luis Petri, Gabriela Burgos, Federico Zamarbide, Brenda Austin, Ignacio Torres, Silvia Lospennato, Carlos Fernandez, Martin Maquieyra, Gerardo Cipollini, Hernán Berisso, Albord Cantard, Estela Regidor, Héctor Stefani, Alicia Terada, Martin Medina, Camila Crescimbeni, Jose Riccardo, Graciela Ocaña, Jimena Latorre, Dolores Martinez, Carla Carrizo, Pablo Torello, Humberto Schiavoni, Federico Frigerio, Luciano Laspina, Virginia Morales Gorleri, Josefina Mendoza, Eduardo Cáceres, Diego Mestre y Lidia Ascarate.

La oposición alerta sobre un “recorte” a los jubilados

Es por la prórroga por decreto de la suspensión de la fórmula de Movilidad Jubilatoria, publicada este jueves.

Luego de que por Decreto de Necesidad y Urgencia el Poder Ejecutivo prorrogara hasta fin de año, la posibilidad de fijar por decreto los aumentos jubilatorios legisladores de la oposición salieron a criticar la medida.

El presidente del bloque Coalición Cívica-ARI, Maximiliano Ferraro, alertó que con el DNU N° 542/20 “le siguen metiendo la mano en el bolsillo a nuestros jubilados. Que construyan el ‘relato’ o lo vendan como quieran, pero llamemos las cosas por su nombre: esto es un nuevo escandaloso ajuste y robo a nuestros adultos mayores”.

“Al sector más vulnerable al virus es al que le están recortando el sustento, es directamente cruel y abandónico”, agregó Ferraro, que concluyó exigiendo que se aplique “la fórmula de movilidad jubilatoria votada por el congreso de la nación en 2017. Pasaron meses y solo convocaron una sola vez a la comisión que debía analizar una nueva fórmula”.

Por su parte, el diputado radical Luis Petri considera que con el decreto 542 se oficializa “un despojo por 180 días más a los jubilados argentinos, a esos jubilados que en la campaña les decían que les iban a aumentar con las Leliqs ahora les congelan por todo un año su haber en nombre de la progresía”.

Su correligionario chubutense Gustavo Menna afirmó que con esta medida “les siguen metiendo la mano en el bolsillo a los jubilados. Esta vez por decretazo”, al tiempo que Mónica Frade tuiteó: “Prorrogan el hambre de nuestros jubilados. Por DNU 540/20 el Ejecutivo prorrogo la facultad de decidir aumentos por decreto. Te cuidan, pero no te dan los aumentos que tendrían que estar cobrando según la fórmula que apededrearon los ‘sensibles’ militantes K y zurdos de salón”.

También desde la izquierda surgieron los duros cuestionamientos. El diputado nacional Nicolás del Caño sostuvo que “la prórroga de la suspensión de la movilidad a través de un nuevo DNU es para seguir ajustando a las jubiladas y jubilados. Al desastre de Macri hay que sumar un mayor deterioro de los ingresos de los adultos mayores que son la principal población de riesgo frente al Covid”.

A su vez, el legislador porteño Gabriel Solano consideró que “extender la suspensión de la movilidad por decreto es un atropello desde todos los puntos de vista. El más importante es a los jubilados, que debían cobrar en junio 9.8% y recibirán solo el 6.1%. Mientras tanto la ANSeS sigue siendo usada para financiar gastos de todo tipo”.

También criticó la senadora Silvia Elías de Pérez: “Se trata de otro golpe artero contra los miles de jubilados y pensionados a los que se les mete la mano en el bolsillo. El presidente Alberto Fernández se siente muy cómodo en la excepción permanente y pretende seguir gestionando el Estado con su voluntad como único contrapeso”.

“Los jubilados pierden por partida doble. Por un lado, porque la decisión del gobierno los priva de la certeza de tener una actualización previsible y razonable en determinado lapso de tiempo, dejando librado al aumento a la voluntad del presidente. Por el otro, porque las subas que ya se han otorgado por decreto las han generado pérdidas en sus haberes de entre 540 y 14 mil pesos mensuales”, manifestó la senadora radical, quien recordó que quienes hoy integran el Gobierno destrozaron la plaza del Congreso cuando la gestión de Cambiemos impulsó cambios en el régimen de Movilidad Jubilatoria. “Entonces, dijeron que a los jubilados no había que tocarlos. Hoy, les saquean sus bolsillos sin ninguna explicación y dejando de lado un sistema de actualización que claramente es mucho más ventajoso. Vamos a plantear en el Senado la derogación de ese decreto y que se aplique la ley tal y como fue aprobada”, concluyó.

El Ejecutivo prorrogó por decreto la suspensión de la movilidad jubilatoria

Ante la imposibilidad de aprobar el proyecto de ley que prorroga lo dispuesto en la Ley de Emergencia Económica, el Gobierno apeló a un DNU.

fernanda raverta alberto fernandez designacion anses

“Prorrógase hasta el 31 de diciembre de 2020 la suspensión de la aplicación del artículo 32 de la Ley Nº 24.241, establecida en el artículo 55 de la Ley Nº 27.541. Durante este período el Poder Ejecutivo Nacional determinará el incremento de los haberes previsionales correspondiente al régimen general de la Ley Nº 24.241 con el fin de preservar el poder adquisitivo de los mismos, atendiendo prioritariamente a los beneficiarios y las beneficiarias de menores ingresos”, expresa el artículo 1° del Decreto de Necesidad y Urgencia publicado en el Boletín Oficial este jueves.

El DNU 542/20 prorroga entonces la suspensión de la Ley de Movilidad Jubilatoria, con lo cual los aumentos previsionales los determinará el Poder Ejecutivo hasta el 31 de diciembre de 2020,  con el fin de “preservar el poder adquisitivo de los mismos, atendiendo prioritariamente a los beneficiarios y las beneficiarias de menores ingresos”.

También se prorroga hasta esa misma fecha la comisión bicameral encargada de elaborar una nueva fórmula.

El pasado 4 de junio, el Gobierno había enviado a la Cámara de Diputados un proyecto de ley con ese mismo objetivo, aunque ante la imposibilidad de sancionarlo antes del 30 de junio -fecha en que vence el plazo de la bicameral- apelaron al recurso del DNU.

Ante el retraso de la comisión y las dificultades para elaborar una fórmula por las consecuencias de la pandemia, que alteraron todas las variables económicas, desde esa misma bicameral se había recomendado al Ejecutivo de ampliar el plazo hasta fin de año para seguir fijando la movilidad jubilatoria por decreto. Una medida que había despertado el rechazo de Juntos por el Cambio, que hasta llegó a impulsar un proyecto para derogar ese artículo en la Ley de Emergencia Económica.

Técnicos de la Oficina Nacional de Presupuesto expondrán ante la comisión mixta de reforma previsional

Así lo acordaron legisladores y funcionarios del Poder Ejecutivo, que además realizaron pedidos de informes a la ANSeS.

marcelo casaretto

Durante su cuarta reunión -remota-, la comisión mixta encargada de elaborar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria programó la invitación a organismos y especialistas en seguridad social de nivel nacional e internacional.

La ronda de expositores comenzará el próximo lunes 15 con la presentación de técnicos de la Oficina Nacional de Presupuesto.

El presidente de la comisión, el diputado entrerriano Marcelo Casaretto (FdT), recordó que el plazo para redactar la propuesta vencía el 20 de junio, pero el presidente Alberto Fernández “presentó un proyecto de ley para prorrogar la emergencia y el funcionamiento de la comisión hasta fin de año”.

Tras el encuentro, el legislador agradeció al doctor Daniel Elías, profesional experto en seguridad social, quien se sumó a su equipo como asesor ad honorem, “siguiendo con sus funciones como presidente de la Caja de Jubilaciones de la provincia de Entre Ríos, con autorización del gobernador Gustavo Bordet”, aseguró.

Petri pidió no dar quórum y rechazar el “ajuste” a los jubilados

El diputado Cacace sostuvo que se está violando la pauta constitucional que señala que la movilidad jubilatoria debe estar establecida y protegida por ley.

Finalmente, y a pedido de la comisión creada por la Ley de Emergencia aprobada en diciembre, el presidente Alberto Fernández envió un proyecto de ley para prorrogar la suspensión de la movilidad jubilatoria por 180 días más hasta diciembre.

El diputado nacional Luis Petri estalló en las redes sociales luego de que ingresara a la Cámara de Diputados la ley que prorroga hasta el 31 de diciembre la suspensión de la movilidad jubilatoria. “Un año de discrecionalidad y pérdida del poder adquisitivo de los jubilados, donde el Gobierno establece aumentos por debajo de la inflación”, remarcó el mendocino.

Además, señaló que “los ‘aumentos’ por decreto de Alberto Fernández le han causado un grave perjuicio a los jubilados. Si la fórmula de movilidad no hubiese estado suspendida en junio, les hubiera correspondido un incremento de 10,9%, casi el doble del 6,12% que se fijó”.

“Según Instituto Argentino de Análisis Fiscal, el Gobierno entre enero y agosto se va a ahorrar 34.000 millones de pesos por el brutal ajuste a los jubilados. Toda la oposición debe decir #NoAlAjuste de Alberto Fernandez a los Jubilados y no dar quórum para que se trate”, exigió el legislador radical.

Por su parte, su correligionario Alejandro Cacace expresó su oposición a “que se le quite previsibilidad a nuestros adultos mayores sobre los aumentos que tendrán”.

“Con esta iniciativa se viola la pauta constitucional que señala que la movilidad jubilatoria debe estar establecida y protegida por ley, sumado además al perjuicio a los aumentos de marzo y de junio, que otorgaron entre 540 y 14.000 pesos por mes menos por beneficio de lo que hubiera correspondido de acuerdo a la Ley de Movilidad”, agregó el legislador puntano, para quien “la movilidad es un derecho constitucional amparado en el artículo 14 bis de nuestra Carta Magna. Dicha cuestión debe estar establecido por ley, así lo ha indicado la Corte Suprema de Nación, y hasta tanto discutamos una nueva ley de movilidad debe regir la actual y no debe haber discrecionalidad absoluta por parte del Ejecutivo”.

Vuelve a reunirse la Comisión de Movilidad Previsional

Elaborarán este lunes la agenda de trabajo para abocarse a la búsqueda de una nueva fórmula de movilidad para los haberes jubilatorios.

Integrada por representantes del Poder Ejecutivo y miembros de las dos cámaras del Congreso, volverá a reunirse este lunes la Comisión de Movilidad Previsional y Regímenes Especiales Jubilatorios, que preside el diputado entrerriano Marcelo Casaretto.

Será a partir de las 16, en la modalidad de videoconferencia y se reunirán luego de que el martes pasado se registrara una discusión en torno a la prórroga de la suspensión de la movilidad. El oficialismo con su mayoría emitió una resolución para solicitar que se prorrogue la suspensión de la ley de movilidad por 180 días más y que se sigan otorgando los aumentos por decreto, con la negativa de los representantes de Juntos por el Cambio, quienes expresaron que el 20 de junio debe recobrar vigencia la ley de movilidad previsional, suspendida por 6 meses mediante la ley de emergencia.

Previamente se había resuelto la conformación definitiva de la comisión, que será  presidida, como hemos dicho, por el oficialista Marcelo Casaretto, y fue designada vicepresidenta la senadora radical María Belén Tapia y como secretaria técnica a Adriana Micale, del Ministerio de Trabajo.

Completan la comisión los senadores del Frente de Todos Daniel Lovera y Carlos Caserio, y el diputado Carlos Heller; el senador de Juntos por el Cambio Esteban Bullrich y los diputados de ese sector Luciano Laspina y Alejandro Cacace. También están la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, y los funcionarios Miguel Baelo, Luis Bulit Goñi y Roberto Arias.

En abril comienzan a elaborar la nueva fórmula jubilatoria

El titular de la Comisión de Previsión Social, Marcelo Casaretto, confirmó que el 20 de abril se reunirán para comenzar a trabajar con ese objetivo.

La crisis generada por la pandemia de coronavirus ha obligado a decretar una cuarentena general que entre otras cosas paralizó al Congreso de la Nación. Sin embargo ya se ha anticipado que se buscará la forma de trabajar a distancia, y si bien en el futuro inmediato los recintos permanecerán cerrados, la actividad se reanudará en las comisiones de ambas cámaras, con reuniones a desarrollarse de manera virtual.

Como sea, una comisión que se abocará al trabajo el próximo mes es la de Previsión y Seguridad Social, para iniciar la tarea de proponer junto al Poder Ejecutivo una nueva fórmula de ajuste automático. Así lo confirmó a parlamentario.com el presidente de esa comisión en Diputados, el oficialista Marcelo Pablo Casaretto, quien en función de ese cargo fue designado por el Congreso para realizar esa tarea.

La reunión de la comisión se hará, anticipó Casaretto, el 20 de abril.

“A mi entender, la nueva fórmula deberá estar más vinculada a la vigente desde 2009 a 2017, en base a la recaudación del sistema y la evolución de la actividad económica, más que a la inflación”, expresó el legislador entrerriano, que agregó que “mientras tanto, desde diciembre, los aumentos por decreto están por encima de la inflación, y de lo que establecía la fórmula anterior, para más del 80% de los jubilados”.

En el mismo sentido, Casaretto recordó que además no se están descontando los créditos de Anses y se establecieron 170 medicamentos gratuitos para afiliados del PAMI, entre otras medidas favorables al sector, priorizando a los más vulnerables.

Lo cierto es que la Ley de Emergencia sancionada por el Congreso de la Nación en diciembre pasado eliminó la fórmula de movilidad elaborada en tiempos de Cambiemos, y dio tiempo al Parlamento para elaborar una nueva fórmula en el término de 180 días. Así las cosas, ese tiempo se cumple en junio, por lo que a partir del 20 de abril tienen tiempo para concluir su tarea.

Con ese fin trabajarán el presidente y el vice de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (Frente de Todos) y Luciano Laspina (Pro) y los de Previsión y Segurida Social, el mencionado Casaretto y el puntano Alejandro Cacace (UCR). Por el Poder Ejecutivo fueron designados el jefe de Gabinete de Asesores Miguel Baelo; el secretario de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Luis Goñi; y Roberto Arias, secretario de Política Tributaria del Palacio de Hacienda.