Macri tildó de “irresponsables” a los diputados que votaron la movilidad jubilatoria

Fuerte crítica de Macri a los legisladores de la oposición que dieron media sanción al proyecto que modifica la política del Gobierno en ese sentido y los acusó de haber aprobado un aumento del gasto previsional sin decir cómo lo van a financiar.

El expresidente Mauricio Macri renovó su apoyo al Gobierno de Javier Milei al reprocharle a los diputados nacionales haber votado una nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Calificó a la misma de “irracional”, y planteó la división entre la buena y la mala política.

“¿Hasta cuándo nos quiere seguir destruyendo la mala política?”, es el título de un largo posteo del presidente del Pro, para quien llegó el momento de preguntarnos “¿cómo puede ser que haya una mayoría de dirigentes políticos tan irresponsables como para aprobar el aumento del gasto previsional sin decir cómo lo van a financiar? Recordemos que son los mismos que acaban de oponerse al cierre y privatización de todas las empresas deficitarias del Estado, que cuestan miles de millones de dólares”, señaló Macri.

Para el expresidente de la Nación, “esos dirigentes dicen querer lo que todos queremos: que los jubilados cobren más”. Se preguntó “¿qué duda cabe de que queremos eso?”, para alertar luego que “son ellos los que se oponen a bajar el gasto de la política irresponsable que genera hiperinflación y destruye el poder adquisitivo, afectando no solo a los jubilados, sino también al resto de los argentinos”.

Macri dijo en su cuenta de la red social X que “en lugar de haber votado una ley irracional que no tiene fondos, tendrían que haber dicho antes ampliamente sí a la Ley Bases, que hubiese permitido deshacerse de todos los gastos inútiles del Estado. Eso les habría dado la autoridad moral para, en una situación de superávit, reclamar la justicia que todos queremos para nuestros jubilados”.

“Al final de este largo camino, estamos aprendiendo que no se trata de una división entre la vieja política o la nueva, sino que es más hondo: es una división entre la mala política y la buena. Estos dirigentes resultaron ser cínicos e indiferentes”, cerró Mauricio Macri.

El Frente de Todos se reunió para definir la propuesta de movilidad previsional

Con la presencia del ministro de Economía, la titular del ANSeS y jefes legislativos del oficialismo, se avanzó en el proyecto que el Ejecutivo enviará al Parlamento.

El oficialismo se reunió este lunes en el Ministerio de Economía para definir la propuesta de movilidad previsional que el Poder Ejecutivo Nacional pondrá a consideración de la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional. El proyecto es resultado de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la Anses y el Ministerio de Economía.


Dicha fórmula tiene como antecedente directo la establecida por la Ley N° 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017 y sus elementos constitutivos básicos, los salarios y la recaudación (en un 50% cada uno), han sido validados por los y las especialistas, nacionales e internacionales, convocados a exponer en la Comisión por la totalidad de bloques parlamentarios participantes con absoluta pluralidad política.



COMPARACIÓN DE FÓRMULAS
 
ANTECEDENTES
 
Fórmula
Periodicidad
Ley 26.417 (2008)
A= 0,5Xrt + 0,5xW     si A≤B
B= 1,03 x R                 si A>B
Semestral
Ley 27.426 (2017)
0,70xIPC Nacional + 0,30xRIPTE
Trimestral
 
PROPUESTA
 
Fórmula
Periodicidad
Nueva fórmula de movilidad
Movilidad en marzo:
mm = 0,5xRTm + 0,5xWm
 
Movilidad septiembre – ms:
a= 0,5xRTs + 0,5xWs            si a≤b
b= (1+ (1,03 x R)/(1+mm))-1 si a>b
Semestral



Según el oficialismo, la fórmula que se propone es sustancialmente la misma a la sancionada en el año 2008 y que resultó en una mejora sostenida en el poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas hasta el año 2015.


En igual sentido se espera que la fórmula que se propone y que deberá comenzar a regir en el año 2021, generará un incremento del poder adquisitivo de los haberes, gracias al aumento del salario real y de los recursos de ANSeS.

Una fórmula atada a la inflación no es deseable en la Argentina, afirman quienes trabajaron en la elaboración de la fórmula. Porque los ingresos de los jubilados han perdido poder adquisitivo y el objetivo político es recomponer esos ingresos. En diversos países, las fórmulas de movilidad se basan en inflación, siendo que los precios en esos países crecen menos que los salarios, lo cual quiere decir que no hay un objetivo de recuperación real de los ingresos. Además, los niveles promedio y las variaciones de la inflación en esos países son mucho más bajos que los que se observan hace lustros en Argentina, lo cual les permite dar cierta previsibilidad al gasto previsional.


Una fórmula que incorpora a los salarios, implica que el ingreso de los pasivos acompañe al de los activos. Por ese motivo, en el marco de la Comisión Bicameral mencionada, la posición de la mayor parte de los especialistas es que la evolución de los salarios debe ser parte de la fórmula de movilidad.

Es importante notar que los fallos de la Corte Suprema respaldan esta posición.


El presidente de la bicameral, Marcelo Casaretto expresó que incluir la recaudación en la fórmula permite compartir el crecimiento y, al mismo tiempo, cuidar la sustentabilidad fiscal. La fórmula de movilidad permitirá reducir el actual déficit previsional, dado que, si bien el salario real aumenta junto con el crecimiento económico, lo hace menos que los recursos tributarios. En este aspecto, lo importante es lograr la sustentabilidad a largo plazo del sistema, en el marco de una trayectoria fiscal que permita ganar espacio de política para ir generando más y mejores políticas redistributivas, sostuvo el diputado entrerriano.


Se afirma a su vez que se recupera el tope a los aumentos anuales, que no podrán ser superiores al crecimiento de los recursos totales de ANSES (multiplicado por 1,03). Este tope estuvo vigente entre 2009 y 2017 y es clave para garantizar la sustentabilidad del sistema de seguridad social, evitando que los gastos crezcan sistemáticamente más que los recursos y el déficit previsional crezca sin control (como sucedió entre 2016 y 2019). Esta condición de sustentabilidad había sido eliminada con la reforma del 2017.


Se incorpora una cláusula de “legislación constante” que establece que los cambios en la política tributaria o en las condiciones de acceso a los beneficios no tendrán efecto en la movilidad. Esta cláusula permitirá reducir el déficit previsional en forma más efectiva y rápida que sin ella y además protege a los jubilados y pensionados de los cambios legislativos que afectan de un año a otro en forma sustancial la evolución de las variables que componen la fórmula.


¿Por qué semestral vs. trimestral? La fórmula planteada es similar a la del 2008 en términos de que permite, a diferencia de la sancionada en 2017, achicar el “rezago” mientras que a la vez se reduce la indexación de la economía. Hacer ajustes semestrales con un rezago mínimo, disminuye la volatilidad y reduce la pérdida de poder adquisitivo ante shocks inflacionarios como los observados en 2018 y 2019.


Entre los indicadores vinculados con la evolución salarial, el RIPTE es el más adecuado. Se trata de un índice transparente que no ha sido objetado judicial ni políticamente. Se construye sobre la base de registros, de trabajadores formales y sobre remuneraciones ciertas. En cambio, las mediciones del INDEC (que son muy útiles a otros efectos porque captan la evolución de los salarios del sector informal) se basan en encuestas que incluyen trabajo informal.

Marcelo Casaretto dio detalles de la fórmula que el Poder Ejecutivo se dispone a enviar al Parlamento.


“Con la nueva Ley de Movilidad buscamos el consenso entre todas las fuerzas políticas y también recoger el jugoso y extenso debate que se ha producido a lo largo de estos meses en la Comisión Bicameral. La reglamentación e implementación de esta ley recaerá en el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Economía y en la ANSeS”, detalló Casaretto.
La fórmula de movilidad debe contribuir a la estabilidad macroeconómica, en términos de la recuperación real y en su efecto positivo sobre la demanda, sin convertirse en un elemento desestabilizante.


Asimismo, la fórmula de Movilidad debe ser leída como parte de nuestro programa macroeconómico. En todos estos meses, y en el marco de una situación compleja en el mercado cambiario, la discusión sobre el nivel y asignación del gasto pública ocupa un lugar relevante en el escenario político. Por tal razón, el pretendido cambio de fórmula jubilatoria tiene que partir de un consenso político amplio que le garantice su sostenibilidad en el tiempo.


De la reunión, encabezada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, participaron por el Poder Ejecutivo, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Trabajo; Claudio Moroni; la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.


Por el poder legislativo estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el titular del bloque del FdT, Máximo Kirchner; y su par del Senado, José Mayans; el presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social de Diputados, Marcelo Casaretto; su colega del Senado, Daniel Lovera; el presidente la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Heller, y su par en el Senado, Carlos Caserio.

A fin de mes la Bicameral de la Movilidad Previsional dictaminará la nueva fórmula

Su titular, Marcelo Casaretto, confirmó que esa comisión se dispone a elevar el dictamen para que antes de fin de año se debate la reforma previsional en ambos recintos.

El diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos-Entre Ríos) anticipó que a fin de mes la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Provisional elevará al Gobierno el nuevo proyecto que definirá desde enero de 2021 los aumentos a jubilados y pensionados.

El legislador entrerriano, titular de esa comisión, explicó que la intención es que durante los últimos tres meses del año se analice y debata en ambas cámaras la iniciativa, en la cual se trabaja en el Parlamento a pesar de la pandemia.

Al hablar en una videoconferencia de prensa organizada por la Asociación de Periodista de las República Argentina (APeRA), relató que ¨ya llevamos 16 reuniones, recibimos 27 expositores y participaron los miembros de la comisión y 60 legisladores¨.

“Nos hemos puesto el compromiso de tratar de cerrar a fin de setiembre una propuesta para poder elevarla al Ejecutivo y a los titulares de las cámaras, Cristina Kirchner (Senado) y Sergio Massa (Diputados)”, afirmó.

Casaretto explicó que la actual situación económica y laboral originada por la crisis del Coronavirus plantea nuevos obstáculos para definir la fórmula, ¨ya que hay tres rubros que atender, como lo son los salarios de los activos, la recaudación y la inflación¨.

En ese sentido, enumeró que ¨la cantidad de trabajadores activos es menor que antes de la pandemia y además la recaudación tanto previsional como tributaria en general ha caído, por lo que atar la suba a esos ítems no sería beneficioso para jubilados y pensionados”.

“Respecto a la inflación tal vez sí les convenga, porque podemos coincidir en que la de este año será 5 o 10 puntos menor a la del año pasado, pero el punto es que jubilados podrán ser alcanzados por esta mejora, porque la mayoría se encuentra en la base de la pirámide¨, remarcó.

Ante una consulta, valorizó el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema, e informó que “una de las ideas es que en épocas de crecimiento cuando haya aumentos se ponga un tope para que el excedente vaya al fondo y en cambio en períodos de sequía podamos acudir a él para sostener al menos los haberes más bajos y atenuar el impacto del ciclo negativo”.

La coparticipación porteña

En otro orden, el diputado entrerriano apoyó la decisión del presidente Alberto Fernandez de reasignar un punto de la Coparticipación Federal a la provincia de Buenos Aires para poder solucionar el conflicto originado con la policía provincial.

En el marco de la videoconferencia organizada por APeRA, Casaretto admitió no obstante que la repercusión de la crisis y su posterior resolución “impactó en toda la Argentina, ya que en muchas provincias hay reclamos similares¨.

“Es cierto que tienen lógica los pedidos salariales de policías, salud, docentes y de todos en general, cuando se hablar de sueldos de 30 o 32 mil pesos, pero me pareció desafortunado hacer esa movilización a la Residencia de Olivos y esperemos que con los anuncios este tema se solucione”, agregó.

Al ser consultado sobre la posición que podrían adoptar el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los bloques parlamentarios de Juntos por el Cambio ante la medida, Casaretto criticó que ya antes de esa decisión “algunos diputados de la oposición actúan como si fueran librepensadores”.

“Larreta (Horacio) iba a Olivos y hablaba con el presidente sobre algunas cuestiones, pero después los legisladores entraban al Congreso y no reconocían nada” de lo hablado, e incluso “entre las dos cámaras había diferencias porque en el Senado aceptaron trabajar a remoto y en Diputados no”.

El diputado entrerriano dijo esperar un “mejor clima político para poder resolver los temas importantes que quedan hasta fin de año, como la reforma judicial, el Impuesto a las grandes fortunas, el Presupuesto o el índice jubilatorio, pero soy pesimista de que ello ocurra, ya que hay algunos dirigentes de Cambiemos que están mirando para ver donde hay una chispa y echarle un bidón de nafta encima”.

“No pueden pedir diálogo político si cuando pierden una votación en el Congreso van a la justicia para reclamar que la cambie”, precisó.

Por último, insistió en reiterar su apoyo al gobierno de Alberto Fernández, aunque reclamó más participación en el gabinete nacional de dirigentes del interior.