Tetaz: “Si yo fuera el presidente no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso”

El diputado radical celebró la media sanción al proyecto de una nueva movilidad jubilatoria y remarcó que tiene un costo fiscal del 0,45 punto del PBI total.

El diputado nacional Martín Tetaz (UCR) destacó la media sanción que obtuvo en la Cámara baja el proyecto de modificación de la fórmula jubilatoria y le aconsejó al presidente de la Nación, Javier Milei, que “no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso”.

“Dos tercios del Congreso votó la reforma jubilatoria que implica que le devolvamos a los jubilados el 8% que el decreto 274/24 de Milei misteriosamente no reconoció de la inflación de enero, porque dispuso que a partir del mes de abril los jubilados debían recibir la devolución de la inflación de enero, febrero y marzo, pero era solo 12,5% de la inflación de enero, o sea, le estamos recomponiendo lo que la licuadora les quitó durante el mes de enero, ese es el punto más importante”, explicó Tetaz en diálogo en Radio Rivadavia.

Tras advertir que el sector pasivo “perdió en 2023 con el gobierno anterior, donde hubo 211% de inflación, solo tuvieron 110% de aumento y perdieron más de 100 puntos”, precisó que la iniciativa “establece que una vez por año, si los salarios se recuperan, una parte se traslade a mejoras jubilaciones y una jubilación mínima equivalente a la canasta básica”.

Al respecto, Tetaz precisó que “eso tiene un costo fiscal del 0,45 punto del PBI la mitad de la baja de ganancias que votó el presidente el año pasado con el kirchnerismo, ese es el costo total del proyecto”.

“El proyecto salió con 2/3 de los votos que son suficientes para insistir contra el veto del presidente”, planteó.

El radical le aconsejó a Milei: “Si yo fuera el presidente, no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso, porque la Constitución es muy clara y el Congreso puede insistir en la formulación original del proyecto con una mayoría especial de dos tercios. Vetar una ley que tiene dos tercios no tiene mucho sentido”, y agregó: “El presidente puede hacer lo que quiere porque está en su derecho que la Constitución le confiere”.

El diputado nacional consideró que “ayer se le sacó la pila a la licuadora, que, según el Presidente, era el 10% del ajuste”.

“Si el cambio era que el ajuste fiscal lo paguen los jubilados, es lo mismo que venía haciendo el kirchnerismo hasta ahora, eso no fue lo que votó la sociedad y no es lo que dijo Milei en campaña y es insólito que el argumento ahora sea que por culpa de que los jubilados van a cobrar lo mismo que cuando llegó él, no puede conseguir el equilibrio fiscal, es insostenible. Esto es medio punto del PBI todo el costo fiscal del proyecto es 0,45% es el proyecto más responsable desde lo fiscal”, planteó el economista y cerró: “Se queda sin pila la licuadora y ahora tiene que empezar a producir otro tipo de ajuste en otras variables, si es que quiere continuar ajustando”.

El FdT porteño debatió acerca de la movilidad en la Ciudad

Los legisladores de ese espacio se reunieron con trabajadores del subte y premetro para conocer las problemáticas que enfrentan los vecinos a la hora de viajar por el distrito capitalino. “Hace 15 años que el macrismo gobierna para unos pocos”, aseguraron.

En medio de la polémica por el aumento de la tarifa de la red de subterráneos, los legisladores del Frente de Todos (FdT) que conforman la Comisión de Transporte de la Legislatura porteña se reunieron con la Asociación Gremial del Subte y Premetro para llevar a cabo el “Foro por una Ciudad para Todos”, en la que se debatió al respecto de la movilidad en el distrito capitalino.

En el encuentro participaron los diputados Juan Modarelli y Juan Manuel Valdés (FdT) y el senador nacional Mariano Recalde (FdT), quienes escucharon y dialogaron con los trabajadores del sector a fin de conocer las dificultades y problemáticas a las que se enfrenta la ciudadanía a la hora de movilizarse en la Ciudad.

Al respecto de esta situación, Modarelli afirmó que “hace 15 años Macri, Larreta y sus aliados, vienen gobernando para unos pocos” e insistió en que “nos mienten en la cara prometiendo nuevas líneas de subtes, extensiones de las líneas existentes, mayor frecuencia de colectivos urbanos, mejora de accesos en todos los medios de transporte y muchas cosas más”.

“Vamos a seguir trabajando juntos para dejar de sobrevivir en la Ciudad que nos prometen y conseguir la ciudad que merecemos, para disfrutarla todos y todas”, completó.

Moroni destacó que la fórmula de movilidad propuesta por el Gobierno “demostró que los haberes crecieron”

Así lo expresó el ministro de Trabajo al participar, en forma presencial, del plenario de comisiones que analiza el proyecto. Resaltó que los haberes jubilatorios aumentaron “más de 25 puntos” cuando se aplicó este esquema. Qué dijo sobre la ausencia de la inflación en el nuevo cálculo.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, destacó este lunes que la fórmula de movilidad jubilatoria propuesta por el Gobierno “demostró que los haberes crecieron” durante su aplicación, entre 2008 y 2017, y por otra parte defendió que el nuevo cálculo no contemple la variable inflacionaria.

El funcionario formuló esos conceptos al participar, desde el Anexo A de la Cámara de Diputados, del plenario de comisiones de Previsión y Seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda, que analizará el proyecto y emitirá dictamen este miércoles.

“Prácticamente volvemos a la fórmula de 2008 porque fue la que demostró, a lo largo de su vigencia, que los haberes crecieron”, sostuvo Moroni ante los diputados, conectados en su mayoría de modo virtual.

El ministro recordó que la propuesta combina el RIPTE (el índice de remuneraciones promedio de los trabajadores formales) o el índice de variación salarial del INDEC (el que resulte más alto), y la recaudación tributaria de la ANSES.

“Este esquema permitió durante su vigencia que los haberes crecieran en términos reales más de 25 puntos”, repasó.

Además, explicó que “ninguna fórmula funciona en el vacío, ninguna fórmula es una abstracción que por sí sola explica que va a funcionar”, sino que “funciona en el marco de un proyecto político y económico”.

“El proyecto político y económico de este gobierno es de desarrollo, y en un proyecto de desarrollo los salarios en términos reales crecen”, puntualizó el funcionario.

En ese sentido, resaltó que “vamos a terminar el peor año de la historia económica del país con un promedio del 37% de incremento nominal en las remuneraciones”, y agregó que esto se debió, en parte, a que “en plena crisis se mantuvieron las negociaciones paritarias”.

“Si los salarios crecen, el modo de que los haberes previsionales crezcan es que acompañen la suerte de los salarios”, señaló, y concluyó que “el jubilado no tiene por qué quedar desenganchado ni del crecimiento de la economía ni del crecimiento del salario real”.

La cuestión de la inflación

Ante los cuestionamientos de la oposición respecto de la ausencia del componente inflacionario en el proyecto del Ejecutivo, Moroni descartó la necesidad de incorporar esa variable y sostuvo que “tenemos que desindexar la economía”.

“Lo ha planteado hasta el hartazgo el ministro (Martín) Guzmán, lo ha planteado el presidente: el modo para que la economía crezca es desindexar la economía. Si volvemos a meter la inflación, conceptualmente volvemos a incorporar la idea de que algo se ajusta por el Índice de Precios al Consumidor”, advirtió Moroni.

Según Moroni, con la indexación de la economía “se termina generando mayor nominalidad y terminan afectados los sectores de ingresos fijos, que es a los que decimos que queremos proteger”.

“Lo que corresponde es que los jubilados sigan la situación de los (trabajadores) activos, que va a mejorar, porque ese es nuestro proyecto”, insistió el ministro de Trabajo.

En esa línea, subrayó que “salvo algún período histórico de políticas equivocadas, los salarios y la recaudación superan a la inflación rápidamente”.

“Creemos que es una fórmula sustentable, empíricamente lo ha demostrado, funcionó muy bien y se enmarca dentro de un proyecto económico y político”, sintetizó.

La comisión que trabaja sobre la nueva movilidad jubilatoria realizó su décima reunión

Con la participación de tres especialistas, la bicameral mixta que preside el diputado Casaretto avanzó en el debate sobre la nueva fórmula previsional.

marcelo casaretto

La comisión bicameral mixta encargada de elaborar una nueva fórmula de movilidad previsional realizó este lunes su décima reunión virtual con la participación de tres especialistas y avanza en el debate de cara al anteproyecto de ley que deberá proponer al Congreso antes de fin de año.

El encuentro fue presidido por el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos) y a la comisión -integrada por legisladores de las dos principales fuerzas y representantes del Poder Ejecutivo- se incorporaron los senadores Roberto Mirabella (Frente de Todos) y Silvia Elías de Pérez (UCR), en calidad de autoridades de la Comisión de Economía Nacional e Inversión de la Cámara alta.

El primero en exponer fue el economista Marcelo Capello, máster en Economía de la Georgetown University, docente y titular del Instituto de Estudios sobre la Realidad de Argentina y Latinoamérica (IERAL).

“Para una nueva fórmula de movilidad hay que tener en cuenta que Argentina, durante varias décadas, ha mostrado un bajo crecimiento, una alta volatilidad en ese crecimiento y mucha inflación”, arrancó Capello.

El economista explicó que las variables que suelen utilizarse para las fórmulas jubilatorias son la inflación, los salarios, la recaudación y algunas restricciones para mantener sustentabilidad del sistema o el poder adquisitivo.

Capello sostuvo que se debe tener en cuenta un mecanismo que “maximice la tendencia de las jubilaciones reales a largo plazo, minimice volatilidad y evite caídas muy profundas de los haberes en crisis”.

El especialista analizó las fórmulas de movilidad utilizadas en países de la OCDE y América Latina y concluyó que en 15 países se utiliza el IPC (inflación); en tres se utilizan salarios; en cinco una combinación entre IPC y salarios; y en tres ponen algún tipo de restricciones de sustentabilidad.

“Cuando hay crecimiento, la recaudación previsional crece más que los salarios, y los salarios crecen más que la inflación; en cambio, cuando hay una recesión, esto se da vuelta y lo que más aumenta es la inflación, más que los salarios y la recaudación”, razonó.

En ese marco, consideró que “resulta conveniente una movilidad que mejore (o no empeore) el resultado financiero sin deteriorar los haberes jubilatorios en términos reales”.

“Si la economía argentina crece a futuro, la movilidad por IPC asegurará un poder adquisitivo constante en los haberes y permitirá bajar el déficit financiero genuino del sistema”, opinó, y agregó que “si Argentina continúa con una economía muy volátil en el futuro, la movilidad por IPC minimiza la volatilidad de los haberes reales y evita caídas profundas en las grandes crisis”.

También expusieron Claudia Danani (politóloga, doctora en Ciencias Sociales e investigadora docente de la UBA y la Universidad Nacional de General Sarmiento) y Sergio Rottenschweiler (economista, doctorando de la UCEMA, investigador y docente universitario).

Los especialistas hicieron una comparación entre las fórmulas aprobadas en las leyes 26.417 (2008) y 27.416 (2017), y evaluaron que la movilidad acumulada en 2019 hubiese sido del 34,5% con la fórmula de 2008, y del 51,1% con la posterior.

En cuanto a los aspectos comunes entre ambas fórmulas, mencionaron la utilización de índices salariales y la presencia de la inflación (primero de forma implícita, y luego explícita), y como diferencia marcaron el tope anual dispuesto en 2008, y los ajustes primero semestrales y luego trimestrales.

Para los expertos, “la utilización de la inflación puede ser negativa desde el punto de vista fiscal si existe inflación con recesión, como en el caso de 2019”, y por otra parte “el ajuste trimestral provoca que los aumentos sean en cuotas”.

Consideraron entonces que los salarios, “por cuestiones históricas, sociales y legales tienen que estar representados en la fórmula”, así como también “variables asociadas a los recursos”.

Finalmente, propusieron “constituir un tope anual para la movilidad que garantice ajuste de los haberes pero sin comprometer la sustentabilidad”, además de fijar un “tope mínimo para garantizar cierta movilidad previsional”.

Se realizó la octava reunión de la comisión de movilidad jubilatoria

Expusieron el economista Oscar Centrangolo y el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino.

claudio moroni marcelo casaretto carlos heller

El economista Oscar Centrángolo y el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, expusieron este lunes en una nueva reunión de la comisión bicameral mixta que debe proponer antes de fin de año una nueva fórmula de movilidad jubilatoria que reemplace a la anterior, que se encuentra suspendida por un DNU.

La comisión que preside el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos) se reunió por octava vez, de forma telemática, para escuchar a los invitados, que disertaron sobre movilidad previsional y regímenes especiales. 

En nombre del Poder Ejecutivo, estuvieron presentes Luis Bulit Goñi y Miguel Baelo del Ministerio de Trabajo; Roberto Arias del Ministerio de Economía; la jefa de Asesores de la ANSES; y la secretaria técnica de la comisión, Adriana Micale.

Por el Frente de Todos participaron los diputados Casaretto, Hilda Aguirre y Carlos Heller, y el senador Daniel Lovera; y por Juntos por el Cambio estuvieron los senadores María Belén Tapia (vicepresidenta) y Esteban Bullrich, y los diputados Alejandro Cacace y Luis Pastori.

En la próxima reunión, prevista para el lunes 13, expondrán Leonardo Eric Calcagno -doctor en Economía, y sobrino de quien fuera legislador y embajador, Eric Calcagno- y el economista Eduardo Levy Yeyati.

Continúan las exposiciones en la comisión especial de movilidad previsional

Legisladores y funcionarios del Ejecutivo que deben elaborar la nueva fórmula jubilatoria escucharon un informe del director de la OIT para América Latina.

La comisión bicameral mixta encargada de elaborar una nueva fórmula previsional realizó este lunes una nueva reunión informativa, de carácter virtual, con la participación del economista Fabio Bertranou, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina.

El encuentro fue encabezado por el presidente de la comisión, el diputado Marcelo Casaretto (Frente de Todos), y estuvieron presentes legisladores del oficialismo y la oposición, así como funcionarios del Poder Ejecutivo.

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 542/20, el Ejecutivo prorrogó hasta diciembre la suspensión de la movilidad jubilatoria, extendiendo a su vez el plazo para que la comisión elabore una nueva fórmula que reemplace a la anterior.

De esta forma, los aumentos jubilatorios continuarán siendo otorgados de forma discrecional, lo que despertó críticas de legisladores de la oposición, que ya presentaron proyectos para derogar el DNU.

En la jornada de este lunes, Bertranou expuso sobre las normas principales de la OIT en materia de pensiones, como el Convenio 102, de 1952, que estableció criterios mínimos para los regímenes de seguridad social; el Convenio 128, de 1967, sobre las prestaciones por invalidez, vejez y sobrevivientes; y la Recomendación 202 sobre los “pisos de protección social”.

También detalló el marco normativo de la OIT sobre la movilidad de las prestaciones y los regímenes especiales.

Bertranou precisó que, según se expuso en la Conferencia Nro. 89 de la OIT, en 2001, “no existe un modelo idóneo único de seguridad social” sino que “cada sociedad debe elegir cuál es la mejor forma de garantizar la seguridad de ingresos”.

La función prioritaria del Estado es facilitar, promover y extender la cobertura de la seguridad social. Todos los sistemas deberían ajustarse a ciertos principios básicos. En especial, las prestaciones deberían ser seguras y no discriminatorias; y los regímenes deberían administrarse de forma sana y transparente, con costos administrativos tan bajos como sea factible y una fuerte participación de los interlocutores sociales”, se indicó en las conclusiones de aquella conferencia.

El especialista formuló entonces una serie de propuestas, como “lograr un consenso suficiente acerca de las reformas con el objeto de asegurar su permanencia en el tiempo”; y “evitar soluciones de emergencia con beneficios de corto plazo y costos de largo plazo difíciles de sostener”.

Bertranou también sugirió “considerar una variedad de instrumentos para tratar los diversos objetivos del sistema de protección social para la población adulta mayor”, y “consolidar una prestación universal sin requisitos para su obtención que ofrezca beneficios suficientes a la población que no acceda a los beneficios contributivos”.

De la reunión participaron, por parte del Poder Ejecutivo, Luis Bulit Goñi y Miguel Baelo del Ministerio de Trabajo; Roberto Arias del Ministerio de Economía; la jefa de asesores de la ANSES; y la secretaria técnica de la comisión, Adriana Micale.

Por el Frente de Todos estuvieron el diputado Casaretto y los senadores Daniel Lovera y Carlos Caserio, mientras que por Juntos por el Cambio participaron la senadora Belén Tapia y los diputados Alejandro Cacace, Luciano Laspina y Luis Pastori.

La próxima reunión será el lunes 29 a las 16 y contará con la exposición de Andras Huthoff, consultor de Eurosocial y doctor en Economía de la Universidad California Berkeley.

El Gobierno quiere disponer por decreto los aumentos a jubilados hasta fin de año

Así lo expresaron sus representantes en la reunión de la Comisión de Movilidad Jubilatoria, y fue el dictamen que obtuvo la mayoría de firmas, con la oposición de Juntos por el Cambio.

Se reunió este  martes la Comisión de Movilidad Previsional y Regímenes Especiales Jubilatorios, integrada por representantes del Poder Ejecutivo y miembros de las dos cámaras del Congreso. Al encuentro virtual se sumó como integrante la directora ejecutiva de ANSeS, Fernanda Raverta, con lo cual llegan a 15 los integrantes y se aprobó un reglamento de funcionamiento de la comisión.

Se acordó también un plan de trabajo con reuniones semanales donde asistan especialistas y representantes de diferentes organizaciones.

Tal cual había sucedido ya en el encuentro del lunes de la semana pasada, volvió a producirse una discusión en torno a la prórroga de la suspensión de la movilidad. El oficialismo con su mayoría emitió una resolución para solicitar que se prorrogue la suspensión de la ley de movilidad por 180 días más y que se sigan otorgando los aumentos por decreto, con la negativa de los representantes de Juntos por el Cambio, quienes expresaron que el 20 de junio debe recobrar vigencia la ley de movilidad previsional, suspendida por 6 meses mediante la ley de emergencia.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados, Carlos Heller, se ocupó de  pedir la prórroga de la facultad para que el Poder Ejecutivo defina por decreto los aumentos a los jubilados de septiembre y diciembre, ante la profundización de la emergencia declarada en diciembre pasado, por los efectos de la pandemia.

Al oponerse, el diputado nacional radical Alejandro Cacace dijo que “los jubilados deben tener previsibilidad sobre lo que cobran, hemos visto que los incrementos que se dieron han sido inferiores a los que corresponderían por la ley de movilidad -en junio hubieran tenido un incremento del 10,9 % contra el 6,12 que recibieron-; los jubilados  tendrían en septiembre una garantía de un aumento del 9,88 % y además la movilidad es un derecho constitucional establecido por la Constitución y que debe ser reglamentado por ley”.

Luego de un intercambio de opiniones, la moción se puso a votación, y fue aprobado un despacho de mayoría de 8 votos de los representantes del Poder Ejecutivo y los legisladores del Frente de Todos, y un despacho de minoría de 4 votos, firmado por los legisladores de Juntos por el Cambio.

Previamente se había resuelto la conformación definitiva de la comisión, que será  presidida por el oficialista Marcelo Casaretto, y fue designada vicepresidenta la senadora radical María Belén Tapia y como secretaria técnica a Adriana Micale, del Ministerio de Trabajo.

Participaron del encuentro los senadores del Frente de Todos Daniel Lovera y Carlos Caserio, y el diputado Carlos Heller; el senador de Juntos por el Cambio Esteban Bullrich y los diputados de ese sector Luciano Laspina y el mencionado Alejandro Cacace.

También asistieron los funcionarios Miguel Baelo, Luis Bulit Goñi y Roberto Arias.