Diputado del MPN llama a retomar el diálogo entre el presidente y gobernadores

Para Osvaldo Llancafilo, se debe llegara  un nuevo pacto fiscal que “dé previsibilidad económica al país y las provincias”.

El diputado nacional por Neuquén Osvaldo Llancafilo aseguró que el país necesita que haya respeto por la legitimidad de origen que otorgó de manera mayoritaria la ciudadanía en las elecciones del año 2023.

“La situación económica y social de millones de argentinos necesita de gestos en pos de unificar criterios, respetando la legitimidad de origen del presidente, los gobernadores, senadores y diputados, respetar el veredicto de las urnas que dio la representación a la Nación y a las Provincias”, planteó el legislador neuquino, quien aseguró que “el escenario actual requiere superar rápidamente las diferencias y trabajar en otorgar las herramientas que la Nación y las provincias necesitan para ingresar a la senda de la estabilización económica, para lograr el crecimiento del país en su conjunto. La ciudadanía está cansada de las peleas políticas. Creo que es momento de concretar un nuevo pacto fiscal que dé previsibilidad económica al país y las provincias, metas y objetivos comunes”.

El legislador sostuvo que “es urgente comenzar a trabajar objetivos comunes que estabilicen la economía argentina, lograr equilibrar el déficit fiscal y alcanzar las metas que comiencen a impactar de manera positiva en la vida de la gente, porque hasta aquí el ajuste lo viene pagando la sociedad, esa paciencia y esfuerzo de la gente necesita de un horizonte previsible”.

Frente a este escenario, Llancafilo aseguró que “hay acuerdo en objetivos, como la austeridad, disminución de los gastos de la política y hacer más eficiente el Estado, tanto para el sector público como para el privado, como está ocurriendo en la provincia del Neuquén, donde el Gobierno ha tomado medidas concretas en ese sentido, y también lo han hecho otras provincias”.

Agregó el legislador neuquino: “Con un 50% de pobreza, más de 220% de inflación y déficit fiscal a diciembre de 2023, el actual Ejecutivo nacional avanza en un plan de Gobierno con la intención de revertir la grave crisis económica que atraviesa el país. Se puede estar o no de acuerdo, pero sí está claro que necesita de tiempo”.

“Hay que decir que mucha gente la está pasando mal, por lo que no es bueno tensar la cuerda. Es cierto que mucho de lo que está ocurriendo ha sido heredado y que el actual presidente no puede resolverlo de la noche a la mañana, pero también es cierto que los gobernadores necesitan de una señal que otorgue previsibilidad”, indicó.

Finalmente, Llancafilo aseguró que “se hace imperioso deponer actitudes extremas y mediáticas que ante los ojos de los argentinos y del mundo generan aún más incertidumbre. Argentina, las provincias y la gente podrá salir adelante con diálogo maduro y cara a cara, alcanzando acuerdos, construyendo sólidamente sobre las bases de nuestro sistema representativo, republicano y federal donde haya respeto por la legitimidad de origen que otorgó la ciudadanía a cada uno de sus representantes”, concluyó.

Partidos provinciales se agruparán en Diputados

Rionegrinos, misioneros y neuquinos ya tienen decidido armar un interbloque en la nueva conformación de la Cámara baja.

Veintitrés son los diputados que no son parte de ninguno de los dos bloques principales de la futura Cámara baja. Y conscientes de que la unión hace la fuerza, varios de ellos buscan congeniar posturas para organizarse mejor y tener más poder de negociación a partir del próximo 10 de diciembre.

Hablamos específicamente de los partidos provinciales que tienen representación parlamentaria y que la mantendrán en la próxima conformación. En realidad son cuatro, si sumamos al Frente Cívico por Santiago, pero este espacio liderado por el gobernador Gerardo Zamora forma parte orgánica del Frente de Todos. Lo mismo que otros partidos más pequeños que se han integrado al bloque que conduce Máximo Kirchner que desde el vamos resolvió no ser interbloque.

Los partidos provinciales que tienen representación parlamentaria pertenecen a Río Negro, Misiones y Neuquén. Unidos conformarán un interbloque de cinco, que busca alcanzar entendimientos con otros espacios para ver si pueden engrosarlo.

Por lo pronto han decidido la continuidad del acuerdo entre los bloques de Juntos Somos Río Negro y el Frente de la Concordia Misionero, que en la actualidad integran el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo que hasta el 10 de diciembre conduce el mendocino José Luis Ramón.

Los dos de Juntos Somos Río Negro, junto a los otros dos misioneros, sumarán desde diciembre al bloque unipersonal del MPN y así es que juntos armarán un interbloque de al menos cinco.

Por lo pronto estarán entonces en el interbloque que aún no tiene denominación Luis Di Giácomo, Agustín Domingo (Juntos Somos Río Negro), Diego Sartori, Carlos Alberto Fernández (Frente de la Concordia Misionero) y Rolando Figueroa (Movimiento Popular Neuquino).

En Neuquén se impuso el MPN y el FdT fue la tercera fuerza más votada

El Movimiento Popular Neuquino se impuso con el 35,55% de los votos sobre Cambia Neuquén. “Para nosotros es un gran resultado que nos da un buen envión para lo que viene”, aseguró el gobernador Omar Gutiérrez.

En el marco de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Movimiento Popular Neuquino (MPN) se impuso con el 35,55% de los votos sobre Cambia Neuquén, que obtenía el 18,17%, y el Frente de Todos (15,49%). Los neuquinos definen candidaturas para renovar tres bancas en la Cámara de Diputados de la Nación.

Escrutado el 96,54% de los votos, las tres listas del MPN obtenían 128.612 votos (35,55%), con un “virtual empate técnico” dentro del espacio, según indicó el gobernador Omar Gutiérrez, entre la fracción 151 “F” Cuidemos Neuquén, encabezada por el exvicegobernador Rolando Figueroa (63.371 sufragios, 49,27%); y la 151 “A” Azul por Neuquén de la candidata María Eugenia Ferraresso (60.823 votos, 47,29%).

El mandatario provincial, en rueda de prensa, celebró que el Movimiento Popular Neuquino haya “prácticamente duplicado” a su principal competidor, Mario Pablo Cervi, de Cambia Neuquén.

“Para nosotros es un gran resultado que nos da un buen envión para lo que viene. Siempre tenemos la responsabilidad de mostrar en los hechos que en estos procesos ganamos todos. El MPN se encamina a una gran elección en octubre para ratificar la gestión de Mariano Gaido (intendente de Neuquén), y en noviembre para que dos de los tres diputados sean propios”, aseguró.

A su turno, Figueroa, con una luz de ventaja en la interna, festejó que “el MPN hizo una gran elección, una elección estupenda”, y felicitó a Gutiérrez como presidente del partido provincial “por la decisión que tomó de llevar la disputa interna que fue clave para poder ganar esta elección”.

Cambia Neuquén se ubicó en segundo lugar, con 65.757 de los sufragios (18.17%) de la mano del empresario frutícola Cervi, quien manifestó a través de Twitter: “Hoy somos la principal fuerza antikirchnerista de Neuquén, y vamos a ir al Congreso de la Nación a conformar una oposición seria y responsable para tener un país mejor con el resto de los diputados nacionales de Juntos por el Cambio”.

“Defender la República y el futuro de nuestros hijos, esos son nuestros valores, y esperamos que más neuquinos nos acompañen el 14 de noviembre”, expresó.

El tercer lugar lo obtuvo el Frente de Todos con 56.068 de los sufragios (15,49%) que se repartieron entre tres listas. La 501 “A” Celeste y Blanca, liderada por la secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Centenario, Tanya Bertoldi, ganó la interna con 34.269 votos (61,12%).

En el cuarto puesto quedó la Coalición Cívica-ARI con 45.121 sufragios (12,47%); mientras que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores llegó quinto lugar con 28.483 votos (7,87%). Por su parte, Movimiento Libres del Sur obtuvo 18.245 votos (5,04%) y el Partido Socialista 7.946 votos (2,19%).

Por último, el Movimiento al Socialismo con 4.351 sufragios (1,20%) quedó fuera de las elecciones en noviembre por no llegar al 1,5% requerido.