Diputados se reunieron con exiliados nicaragüenses

Del encuentro participaron Esteban Paulon (PS), Nicolás Massot (HCF), Sabrina Ajmechet (Pro) y la secretaria parlamentaria de HCF, Alicia Ciciliani.

Los diputados nacionales Esteban Paulon (PS), Nicolás Massot (HCF), Sabrina Ajmechet (Pro) y la secretaria parlamentaria de HCF, Alicia Ciciliani, recibieron a los expresos políticos nicaragüenses Juan-Diego Barberena y Tamara Dávila quienes expusieron sobre la delicada situación que se vive en ese país en medio de la dictadura de Daniel Ortega.

La visita se enmarcó tras la Cumbre de la OEA en la que por primera vez el país centroamericano no participó.

“En los últimos años el 20% de la población nicaragüense ha sido expulsada o ha emigrado. Hoy hay más de 140 presos políticos y recientemente se ha expatriado a tres obispos de la iglesia católica”, explicó el legislador socialista y planteó: “Es imperioso denunciar la situación de Nicaragua para que se recuperen los derechos civiles y la democracia”.

En Nicaragua rige un sistema de partido único que “se auto adjudica victorias electorales en procesos de votaciones poco transparentes y fraudulentos”, explicó Paulón.

“Hay un deterioro grave de las personas, sus libertades y derechos civiles. Estamos trabajando con diferentes espacios políticos para apoyar la recuperación de los derechos y garantías constitucionales en el país”, concluyó.

Piden al Gobierno ofrecerle la nacionalidad argentina a nicaragüenses deportados

Un proyecto de Karina Banfi pretende que se atienda la situación de cientos de personas que han sido despojadas de su nacionalidad por el régimen de Daniel Ortega.

La vicepresidenta del bloque UCR, Karina Banfi, presentó un proyecto de resolución para pedir que el Gobierno nacional le otorgue la nacionalidad argentina a los opositores nicaragüenses que fueron declarados apátridas por la dictadura de Ortega.

Se trata puntualmente de 222 ciudadanos nicaragüenses excarcelados y deportados, que junto a 94 opositores al régimen de Daniel Ortega han sido “despojados ilegalmente de su nacionalidad”, señala el proyecto de Banfi, que advierte que esas personas han quedado en condición de “apátridas” como consecuencia de las medidas adoptadas por el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

Asimismo solicita el proyectoque el Poder Ejecutivo Nacional, amparado en la Ley 27.512 (de reconocimiento y protección de las personas apátridas) “ofrezca la concesión de la nacionalidad argentina a aquelas personas que perdieron su nacionalidad nicaragüense, fueron desterrada y quedaron en condición de personas apátridas, restaurando así el derecho consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos a tener nacionalidad”.

La iniciativa es acompañada por diputados de todos los sectores de Juntos por el Cambio: Sabrina Ajmechet, Maximiliano Ferraro, Graciela Ocaña, Pablo Torello, Ana Clara Romero, Ximena García, Juan Manuel López, Carlos Zapata, Marcela Campagnoli, Gerardo Cipolini, Ricardo Buryaile, Gabriela Lena, Mario Barletta, Fabio Quetglas, Juan Martín, Juan Carlos Polini, Lidia Ascárate, Marcela Colli, Jorge Vara y Jimena Latorre.

Cafiero respaldó las relaciones con Venezuela y Nicaragua: “Son tareas diplomáticas”

El ministro de Relaciones Exteriores aclaró la postura de Argentina respecto a los países bajo régimen dictatorial: “El país tiene que recomponer la misión diplomática, y las relaciones se hacen con el diálogo y la comunicación”.

En la ronda de preguntas en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta el canciller, Santiago Cafiero, habló de la relación que mantiene Argentina con Venezuela y Nicaragua: “Se busca completar la tarea diplomática”, y apuntó contra los medios de comunicación.

“En la OEA (Organización de los Estados Americanos) Argentina presentó denuncias sobre presos políticos, un llamamiento respecto a la violación de derechos humanos y eso derivó en que Argentina y México llamamos a dialogar a los respectivos embajadores que teníamos, actuamos concretamente sobre eso”, manifestó Cafiero y resaltó que “Argentina, una vez que Nicaragua planteó su retiro de la OEA, el país tiene que recomponer la misión diplomática y vuelve a emplear al embajador Darío Capitanich”.

En ese sentido, el funcionario afirmó que se busca “completar la tarea diplomática”, pero que eso “no implica estar de acuerdo con ese país, sino que es una tarea que se lleva adelante con la conversación con el gobierno de turno, pero también con oposición, medios, organizaciones, con empresarios, es una tarea mucho más integral, no es algo parcializado”.

“Se complementa de forma presencial para información fidedigna, en Venezuela sucede lo mismo, Argentina busca lo mismo completar la tarea diplomática, recomponer el diálogo. La misión diplomática se recupera porque las relaciones se hacen con el diálogo y comunicación, queremos recomponer las relaciones diplomáticas con el país”, expresó el ministro.

En tanto, apuntó: “Si el cuestionamiento viene a Argentina, debemos cuestionara a otros países como Francia, Alemania que también tienen embajadores. Las tareas diplomáticas tienen funciones que no son partidarias, independientemente de los gobiernos”.

En ese contexto, lanzó una crítica hacia el gobierno de Mauricio Macri: “Consideramos que fue muy nocivo perder esa relación en el gobierno anterior, el país se privó de tener información de primera mano, de perder un vínculo con empresarios”, y reiteró: “Lo que tenemos que caer como cancillería es avanzar en relaciones diplomáticas”.

“En Venezuela hay violación de derechos humanos, pero también hay en Colombia, en Chile, no nos obsesionemos. El punto es tratar de poder despejar esto, es fundamental que tengamos presente cuál es la tarea que el país tiene y puede llevar adelante en ese sentido”, consideró Cafiero y apuntó contra los medios de comunicación: “Es repetir un encuadre de la prensa dominante en lo que dicen de estos países”.

Milman habló sobre lo acontecido con Daniel Capitanich y Mohsén Rezai en Nicaragua

También, el diputado del Pro cuestionó a la titular de la AFI porque “no fue capaz de interactuar con las agencias internacionales de seguridad” y la tildó de “okupa”.

gerardo milman

Lo acontecido hace más de una semana durante la asunción de Daniel Ortega en Nicaragua sigue dando de qué hablar, donde estaban el embajador argentino, Daniel Capitanich, y un acusado terrorista del atentado a la AMIA, Mohsén Rezai. El tema, que despertó el enojo y repudio por parte de la oposición, lo retomó el diputado nacional Gerardo Milman (Pro – Buenos Aires) quien aseguró que “Argentina no debería tener embajador en Nicaragua porque es un país autócrata que no respeta los derechos humanos”.

En declaraciones a Radio Rivadavia, Milman expresó: “Argentina no debería tener embajador en Nicaragua porque es un país autócrata que no respeta los derechos humanos. Tiene encarcelados a los dirigentes opositores y en el mejor de los caos, a los exiliados, por lo tanto, ahí no hay democracia”.

“El embajador no se tiene que ir, de donde no tiene que estar. En todo caso debió llamar a consultas, a nuestro actual y lamentable Canciller”, apuntó.

En ese sentido, criticó que “quien tenía que responder a la detención de Rezai era la policía de Nicaragua, quien es parte de Interpol y no lo hizo por una orden de Ortega. Entonces, el Gobierno argentino tendría que romper automáticamente la relación con Nicaragua como con Venezuela porque el avión luego aterrizó en ese país”.

En tanto, Milman sostuvo que “ser amigo de países que respaldan a personas acusadas de haber cometido el atentado más grave que sufrió nuestro país, que trajo como consecuencia el fallecimiento de más de 80 compatriotas y más de 20 años sin conseguir tener justicia, hace Argentina tenga que repensar la manera en que establece sus relaciones internacionales”.

Por último, apuntó contra la titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, a la que tildó de “okupa” que “no fue capaz de interactuar con las agencias internacionales de seguridad, para prevenir semejante falta de respeto a los argentinos”.

Cornejo amplió el pedido de informes al Ejecutivo sobre la presencia de Mohsen Rezai en Nicaragua

El senador nacional pidió que prueben si hubo pedido de detención o extradición para el acusado del atentado a la AMIA.

Frente a diferentes trascendidos que indican que hubo gestiones infructuosas para detener a Mohsen Rezai y que, tanto la Agencia Federal de Inteligencia y la Embajada, conocían sobre la presencia de dicho representante del Gobierno iraní en el acto de asunción de Daniel Ortega en Nicaragua, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado de la Nación, Alfredo Cornejo (UCR – Mendoza), presentó una ampliación del pedido de informes que ya había realizado.

En dicha ampliación, Cornejo solicitó al Poder Ejecutivo que le informe si hubo reclamos formales para proceder a la detención o solicitar la extradición de Rezai, la fecha y hora del envío de solicitudes y copia de la documentación que compruebe y verifique su realización. 

“En caso de que hayan existido reclamos formales, el senador pidió le aclaren si hubo algún tipo de respuesta por parte del Gobierno de Nicaragua y -caso contrario- si se va a establecer algún tipo de medida diplomática”, agregó.

El legislador radical también requirió información sobre “si existen pruebas que demuestren que el embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, tenía conocimiento previo de la presencia de Rezai y si es cierto -tal como fue publicado en diversos medios periodísticos- que se posee la hoja de ruta del vuelo privado del iraní donde se deja claro el recorrido del mismo hasta Managua”.

Por último, el exgobernador de Mendoza solicitó le expliquen si se tuvo conocimiento del aterrizaje del avión que trasladaba a Rezai en Venezuela y si se realizaron gestiones frente al gobierno de dicho país.

Senadores de JxC piden la interpelación de Cafiero por lo ocurrido en Nicaragua

La presencia del terrorista iraní Mohsen Rezai en el acto de asunción de Ortega, en la que participó el embajador argentino Daniel Capitanich despertó el repudio de la oposición que exige explicaciones.

El senador nacional Pablo Daniel Blanco (UCR – Tierra del Fuego) presentó un proyecto para citar al canciller Santiago Cafiero al Senado de la Nación para que dé explicaciones sobre el posicionamiento en materia de política exterior con respecto a Nicaragua y, particularmente, sobre la actitud de la representación Argentina en ese país al no retirarse del acto de asunción del presidente Daniel Ortega al tomar conocimiento que allí se encontraba Mohsen Rezai, acusado de ser partícipe del atentado terrorista a la AMIA, y sobre quien pesa una alerta roja de Interpol.

El mismo fue acompañado por los senadores nacionales Luis Naidenoff, Víctor Zimmermann, Carolina Losada, Mario Fiad, Julio Martínez, María Belén Tapia, Gabriela Valenzuela, Alfredo De Ángeli, Eduardo Vischi, Humberto Schiavoni, Edith Terenzi y Gabriela González Riollo.

El proyecto expresa “la urgencia de la interpelación a Cafiero para que dé explicaciones sobre el posicionamiento y los lineamientos en materia de política exterior con respecto a Nicaragua y, particularmente, sobre la actitud de la representación Argentina en ese país al no retirarse del acto de asunción del presidente Daniel Ortega al tomar conocimiento que allí se encontraba Mohsen Rezai, funcionario iraní acusado de ser partícipe del atentado terrorista a la AMIA, y sobre quien pesa una alerta roja de Interpol”.

“Esta actitud aísla a la Argentina, la vuelve cómplice de gobiernos contrarios a las libertades y los Derechos Humanos, y ofende a la memoria de las víctimas del atentado contra la AMIA y a todo el pueblo argentino”, afirmó Blanco y agregó: “Es lamentable que nuestra delegación haya legitimado semejante presencia en lugar de haberla repudiado con energía y hecho todo lo que estuviera a su alcance para denunciar a este terrorista e intentar que se lleve a cabo su detención”.

En ese mismo sentido, cuestionó que “la política exterior argentina deja mucho que desear en materia de respaldo irrestricto a los derechos humanos apoyando a países cuyos gobiernos los violan sistemáticamente como en Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

“Uno podría afirmar que las contradicciones del presidente Alberto Fernández no se comprenden, pero en realidad, los hechos desmienten lo que sus palabras –pasadas y presentes– dicen”, señaló el vicepresidente del bloque UCR en la Cámara alta y fustigó: “Al frente del Poder Ejecutivo Nacional tenemos a la misma persona que denunció a su actual vicepresidenta por imponer el tristemente aberrante memorándum con Irán denunciándola públicamente por traición a la patria mientras que, ahora, no tiene el menor empacho en compartir un acto de apoyo a una dictadura con la presencia de uno de los principales sindicados como autor intelectual de uno de los atentados más tremendos que padeció la Argentina”.

Y criticó que “el Gobierno nacional salió a expresar tardíamente y de manera poco creíble su condena por lo sucedido a través de un comunicado emitido por la Cancillería donde plantea ‘su más enérgica condena”, y finalizó: “Obviamente, enviar representantes al inicio de este nuevo mandato es un aval a la perpetuación en el poder de Ortega dándole legitimidad a un proceso electoral que ha sido claramente oscuro. Pero compartir dicho acto con este funcionario iraní lo empeora todo porque se ha dado un paso del que será muy difícil excusarse y retornar”.

Apuntan contra Cafiero por la presencia de un acusado del atentado a la AMIA en la jura de Ortega

Mohsen Rezai compartió el mismo acto con el embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich. Diputados de JxC pedirán la interpelación del canciller. El comunicado de Cancillería.

nicolas madura mohsen rezai daniel ortega

La presencia de Mohsen Rezai, acusado del atentado a la AMIA y sobre quien pesa una alerta roja de Interpol, durante la reasunción de Daniel Ortega en Nicaragua, a la que asistió también el embajador argentino en ese país, Daniel Capitanich, despertó la ola de críticas por parte de la oposición, que anticipó pedirá la interpelación en el Congreso del canciller Santiago Cafiero.

“Ante presencia cómplice de nuestra Cancillería en acto en el que se encontraba presente oficialmente acusado por nuestra justicia de atentado a la AMIA con pedido de captura internacional estaremos presentando un pedido de interpelación urgente al canciller @SantiagoCafiero”, anunció en su Twitter el diputado Waldo Wolff (Pro).

En tanto, el legislador Maximiliano Ferraro (CC-ARI) señaló que “la presencia del embajador argentino avalando al dictador Ortega junto a un acusado del ataque terrorista a la AMIA es gravísimo. Vamos a exigir que @SantiagoCafiero y Capitanich rindan explicaciones en el Congreso. Es una deshonra para el país y un insulto a la memoria”.

Al retuitear el mensaje de su par, la diputada Mariana Stilman (CC-ARI) calificó al hecho como “un insulto a la memoria de las víctimas del atentado contra la Amia, a sus seres queridos y a todos los argentinos!”.

“Maduro, Ortega, Díaz Canel y Mohsen Rezai, uno de los acusados por el atentado a la AMIA. Esto es la que la diplomacia actual argentina estuvo acompañando. Dime con quien te juntas y te diré cómo te gusta hacer política. Acá lo mostraron: con dictadores y terroristas”, cuestionó la legisladora Sabrina Ajmechet (Pro).

Y agregó: “Venezuela, Cuba, Nicaragua. Y un acusado por el atentado a la AMIA. En la otra foto, el embajador Daniel Capitanich saludando sonriente al dictador Ortega. Lo que tendría que haber hecho la Argentina es seguir su tradición del ‘83: a dictaduras y terrorismo siempre el repudio”.

Por su parte, el diputado Gerardo Milman pidió directamente la renuncia de Cafiero. “Perdón la hora, pero la presencia de uno de los acusados por la Justicia Argentina de cometer el atentado a la AMIA en la asunción de Daniel Ortega como Presidente de Nicaragua, en las narices de nuestro canciller @SantiagoCafiero amerita la renuncia Cafierito”, escribió. Y sumó que “el apoyo del Gobierno nacional al acusado de ser el autor intelectual del atentado terrorista a la AMIA, en la reasunción de Ortega, deja en claro una vez más que el kirchnerismo trabaja para cancelar las alertas rojas de los acusados iraníes de la Justicia argentina”.

El senador Luis Naidenoff (UCR) resaltó que “el embajador argentino en Nicaragua decidió permanecer en la asunción del Presidente estando presente allí uno de los acusados del acto terrorista a la AMIA que tiene pedido de captura intencional”. “El silencio del Gobierno ya no es un acto de irresponsabilidad sino de complicidad”, consideró.

“¡El precio de apoyar dictaduras! Capitanich, en la asunción de Ortega en Nicaragua, junto a un acusado iraní por el atentado a la AMIA, con alerta roja de INTERPOL. Luchamos 4 años para mantener esas alertas y ahora las ignoran. El Memorándum fue una herramienta de impunidad”, fue el tuit de la presidenta del Pro, Patricia Bullrich.

Tras el comunicado de Cancillería, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio en el Senado, Alfredo Cornejo, enfatizó que “el gobierno de @alferdez repudia, tarde y mal, la participación de Mohsen Rezai en el acto de reasunción de Ortega, pero me gustaría que digan si, al saber que el acusado del atentado a la AMIA estaba allí, han arbitrado los medios para solicitar su urgente extradición”.

Tras lo cual, desde JxC emitieron un comunicado de prensa en el que ratificaron la “convocatoria de manera urgente la presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, para que de explicaciones sobre lo sucedido”, y remarcaron que es “inaceptable e inadmisible que se hayan pasado por alto alertas rojas de captura de INTERPOL y que el representante del gobierno argentino no haya denunciado a las autoridades la presencia del ministro iraní”.

“En memora de las 85 víctimas y de los crímenes de lesa humanidad perpetrados contra el pueblo argentino, decimos BASTA a la impunidad”, concluyeron el comunicado.

WhatsApp-Image-2022-01-11-at-15.46.46

El comunicado de Cancillería

Ante el repudio generado, Cancillería emitió este martes un comunicado en el que expresa que “la República Argentina expresa su más enérgica condena a la presencia de Mohsen Rezai en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega”.

“La Argentina reitera, como lo ha hecho en agosto pasado ante la designación de Rezai como vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, que su presencia en Managua constituye una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cometido el 18 de julio de 1994”, continua el texto.

Y añade que “el Gobierno argentino exige una vez más al Gobierno de Irán la cooperación de manera plena con la Justicia argentina, permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes”.

JxC reclama al Gobierno repudiar las elecciones en Nicaragua

La principal oposición rechazó categóricamente el resultado de los comicios registrados en el país que preside Daniel Ortega.

“Como fuerza política constituida sobre los valores y principios republicanos, los partidos políticos que integran Juntos por el Cambio rechazan categóricamente el resultado de las elecciones realizadas este domingo en Nicaragua, e instan al Gobierno a sumarse a la comunidad internacional en su repudio”, expresó este martes Juntos por el Cambio.

A través de  un comunicado, definieron a esas elecciones como “una parodia ilegítima y antidemocrática, sin condiciones ni garantías mínimas para ser consideradas elecciones transparentes, creíbles, independientes, libres, justas e inclusivas”, y consideraron que el único objetivo fue “silenciar la voluntad del pueblo nicaragüense y perpetuar en el poder a los dictadores (Daniel) Ortega y (Rosario) Murillo”.

Juntos por el Cambio repudió en los mismos términos “la anulación de las libertades políticas y civiles de los nicaragüenses, las violaciones a sus Derechos Humanos, los encarcelamientos de opositores y las intimidaciones del FSLN para forzar un resultado electoral contrario a la voluntad popular, a costa de muertos y decenas de miles de exiliados”.

Asimismo reiteraron que “las acciones efectuadas por el Gobierno de Nicaragua contra importantes actores políticos y sociales, líderes de oposición, grupos de jóvenes y medios de comunicación en ese país, contravienen el libre ejercicio democrático, la garantía del pluralismo político y libertad de expresión”.

El comunicado concluye recordándole al Gobierno argentino que “por nuestra historia y nuestros valores jamás avalaremos una dictadura, y lo instamos a apoyar de forma determinante la aplicación de los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana”.

Suárez Lastra: “Argentina es el soporte de las dictaduras de América Latina”

En el bloque de apartamiento del reglamento, el diputado Facundo Suárez Lastra pidió que se debata sobre el posicionamiento internacional del país respecto a la violación de los derechos humanos en América Latina, especialmente, en Venezuela y Nicaragua.

“Somos el soporte de las dictaduras de América Latina por la preferencia de una parcialidad y el Congreso le debe decir basta”, dijo el diputado porteño Facundo Suárez Lastra (Juntos por el Cambio).

Así lo consideró el legislador radical al pedir el tratamiento del proyecto 4179-D-2021 para que se rechace la abstención de Argentina en la OEA cuando este organismo le pidió a Nicaragua que cumpla con los derechos humanos y políticos en el marco de las elecciones presidenciales ya que hay muchos casos de candidatos a presidente que han sido arbitrariamente detenidos y no pueden participar del proceso electoral.

En su corta alocución, Suárez Lastra manifestó: “El Frente de Todos sistemáticamente bloquea todos los intentos de discutir la política internacional de nuestro país en este Congreso y particularmente bloquea las discusiones sobre posicionamientos en los casos de violaciones a los derechos humanos en países de América Latina”.

“Estamos ante el bochornoso ejemplo de que somos el soporte de las dictaduras de América Latina por la preferencia de una parcialidad y el Congreso le debe decir basta”, remató.

En tanto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Eduardo Valdés (FdT), le contestó a Suárez Lastra: “No tenemos problemas de llevar adelante una política de Derechos Humanos. En el tema de Nicaragua, el embajador argentino está aquí y no nos guía las discusiones de Almagro porque es esa OEA que no dijo nada sobre varios casos como el de Evo Morales en Bolivia”.

“Se ha logrado que el oficialismo y la oposición estén dialogando en Venezuela”, cerró Valdés.

Fuerte reacción de la oposición ante la abstención de Argentina en la OEA por Nicaragua

Diputados de Juntos por el Cambio criticaron al embajador Carlos Raimundi y al canciller Santiago Cafiero, al tiempo que advirtieron por el retroceso en materia diplomática de no condenar la violación a los DD.HH.

carlos raimundi

Diputados de la oposición criticaron fuertemente al embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, y al canciller Santiago Cafiero, luego que Argentina se abstuviera de votar una resolución que exige la liberación de presos políticos, opositores a Daniel Ortega, en Nicaragua.

“Es vergonzoso que representantes como (Carlos) Raimundi ensucien nuestra historia y olviden que los derechos humanos son un valor universal. Otra vez el Gobierno argentino se abstiene de condenar el régimen de Nicaragua en la OEA. No hay ‘tradición’ que justifique encarcelar opositores”, fustigó el legislador Maximiliano Ferraro.

Además, el presidente de la CC-ARI a nivel nacional resaltó que “es injustificable el alineamiento con regímenes autoritarios. Raimundi y el canciller (Santiago) Cafiero deben dar explicaciones por no exigir la inmediata liberación de candidatos presidenciales y presos políticos”.

“Defender la democracia y los derechos humanos es un imperativo moral, pero también un interés de política internacional concreto. La paz y la seguridad de la región no será posible con regímenes dictatoriales que anulan la libertad y la dignidad de las personas”, señaló.

En el final de su comunicado, el diputado advirtió que “el silencio frente a un claro incumplimiento de la Carta Democrática Interamericana es un hecho grave que sienta antecedentes preocupantes para la historia diplomática argentina”.

Por su parte, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, escribió en su Twitter: “Por segunda vez en pocos meses, Argentina se abstuvo de condenar a #Nicaragua en la OEA. Esta vez se negó a pedir -nada menos- la liberación de presos políticos”. “Esta es la política exterior kirchnerista que avergüenza a toda una nación por la doble vara con los derechos humanos”, lanzó el radical.

“Cuánta vergüenza me da la política exterior de nuestro Gobierno”, expresó el macrista Waldo Wolff, mientras que su par Álvaro de Lamadrid acusó que “sigue la diplomacia encapuchada de Cristina Kirchner privilegiando negocios y su sociedad delictiva con dictaduras que violan los DD.HH., haciendo que Argentina se abstenga de votar una resolución de la #OEA que exige la liberación de los presos políticos en Nicaragua”.

Diputados solicitan al Gobierno que se manifieste a en contra de la dictadura en Nicaragua

Desde Juntos por el Cambio presentaron un proyecto para pedirle al Gobierno Nacional que se exprese en defensa de los derechos humanos en Nicaragua lo cual es una “preocupación grave”.

facundo suarez lastra

Diputados nacionales de la oposición, encabezados por Facundo Suárez Lastra, presentaron un proyecto por el cual expresan una “profunda preocupación por el grave deterioro de los derechos humanos en Nicaragua”, debido a que eso “imposibilita el proceso electoral”, por lo que le solicitaron al Gobierno que se exprese contra la violación esos derechos.

“La profunda preocupación por el grave deterioro de los derechos humanos en Nicaragua que se materializa en la existencia de represión por parte de las fuerzas de seguridad, perseguidos políticos y más de 130 presos políticos en condiciones inhumanas”, explica el proyecto.

Al mismo tiempo, los diputados de la coalición opositora solicitan que” el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Cultura, se exprese de manera contundente en favor de la defensa de los derechos humanos en Nicaragua en nuestro país, y en los foros internacionales correspondientes”.

En el proyecto, los legisladores señalaron que “la situación de los derechos humanos en Nicaragua experimenta un acelerado deterioro que despierta nuestra más profunda preocupación”, debido a que “el régimen de Daniel Ortega viene persiguiendo líderes políticos de la oposición, encarcelando precandidatos y reprimiendo manifestaciones sociales”.

“Este escenario político hace imposible el desarrollo del proceso electoral en curso, que culmina en noviembre con las elecciones presidenciales”, precisaron y opinaron: “Frente a ello, creemos que el Gobierno Nacional Argentino debe asumir una posición contundente en defensa de los derechos humanos y la democracia en nuestro continente”. Asimismo, pidieron “al presidente, Alberto Fernández, y a su canciller, Felipe Solá, a alzar la voz en nuestro país y en foros internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU)”.

Por su parte, Suárez Lastra remarcó: “No podemos permanecer callados y asumir una posición de complicidad. No debemos tolerar las derivas autoritarias y dictatoriales en nuestro continente, vengan por izquierda o derecha. El lugar de la Argentina en el mundo debe ser al lado de las democracias, sosteniendo sus valores y no amparando las dictaduras y autocracias que los niegan”.

Además de Suárez Lastra, firmaron el proyecto el titular del interbloque, Mario Negri, y los diputados Maximiliano Ferraro, Silvia Lospenato, Ricardo Buryaile, Waldo Wolf, Karina Banfi, Dolores Martínez, Albor Cantard, Soher El Sukaria, Diego Mestre, Carmen Polledo, Alberto Assef y Fernando Iglesias.

En plena campaña, se viene un plenario de Relaciones Exteriores y de Trabajo del Senado

Los temas en agenda del plenario en la Cámara alta no son conflictivos pero la política internacional será uno de los puntos de mayor tensión.

comision relaciones exteriores senado septiembre 2020

A poco más de un mes de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el Senado realizará el próximo lunes 9 a las 16, un plenario de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Trabajo y Previsión Social en forma virtual, con el objeto de tratar dos proyectos de ley de convenios de seguridad social con otros países firmados en el gobierno anterior.

Uno de ellos, data de 2019 y es un proyecto de ley del Poder Ejecutivo que aprueba el convenio de seguridad social con la República de Corea, suscripto el 27 de noviembre de 2018, por el expresidente Mauricio Macri.

La otra iniciativa de ley prevé la aprobación del convenio con el Estado de Israel sobre seguridad social, firmado el 12 de septiembre de 2017, también durante el macrismo.

Si bien estos temas no son conflictivos, la política internacional será el tema principal que puede generar cruces entre los legisladores del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que hace tiempo piden la visita del canciller Felipe Solá por la postura adoptada por el Gobierno nacional respecto a la situación en Cuba y en Nicaragua.

Insisten en que Felipe Solá explique la posición argentina con Nicaragua y Venezuela

Diputados de Juntos por el Cambio reclaman conocer la postura de nuestro Gobierno ante la violación de derechos humanos en esos países.

Luego de la abstención de nuestro país en la OEA frente a la resolución que condenaba atropellos y violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, diputados nacionales de Juntos por el Cambio, encabezados por Facundo Suárez Lastra, volvieron a citar al canciller Solá a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.

Los legisladores exigen que Solá explique su postura frente a violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela, y frente a conflictos internacionales como los de Israel y el grupo terrorista Hamas.

“Desde hace meses la política exterior de la Argentina desarrollada por el gobierno de Alberto Fernández y el Canciller Felipe Solá demuestra una trayectoria errática y extremadamente nociva para los intereses nacionales. La abstención de nuestro país en la Organización de Estados Americanos (OEA) frente a la resolución que condenaba los atropellos y violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua se convirtió en la gota que revalsó el vaso”, explican.

Suárez Lastra, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló: “La tibieza de nuestra Cancillería es inaceptable. Felipe Sola debe venir al Congreso a explicar por qué protege al régimen de Daniel Ortega que reprime a su pueblo y hasta encarcela candidatos opositores”.

El proyecto de resolución, firmado también por Mario Negri, Maximiliano Ferraro, Silvia Lospenato, Karina Banfi, Diego Mestre, Alberto Asseff, Álvaro de Lamadrid, Albor Cantard y Dolores Martínez, solicita que Solá se presente para responder consultas de diputados sobre las decisiones que viene tomando en materia de política exterior en general, y frente a violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela, y frente a conflictos internacionales como los de Israel y el grupo terrorista Hamas.

“Las consecuencias de las malas decisiones y el papel de soporte principal de dictaduras y regímenes autoritarios como los de Maduro en Venezuela y Ortega en Nicaragua, generan costos inconmensurables para nuestro país y su reputación. Estamos en estado de alerta. El lugar de la Argentina en el mundo debe estar al lado de las democracias, sosteniendo sus valores y no amparando y sosteniendo a las dictaduras y autocracias que los niegan”, agregó Suárez Lastra.

En el mismo sentido, Karina Banfi encabezó un proyecto de resolución para expresar repudio ante la postura argentina en la votación en la OEA. Y, además, manifestó una gran preocupación por la detención domiciliaria de numerosos dirigentes sociales y políticos opositores, como Cristiana Chamorro, mujer periodista y precandidata opositora a la presidencia de Nicaragua.

“La postura de abstención de nuestro país lamentablemente se enmarca en una línea diplomática que no hace más que alejarnos de nuestros socios hermanos de las Américas. No alcanza con manifestar “preocupación”, debemos condenar la violación de derechos humanos”, afirmó Banfi.

La expresión de repudio lleva también la firma de los diputados Luis Pastori, Lidia Ascarate, Gonzalo Del Cerro, Martín Grande, Aída Ayala, Ximena García, José Luis Riccardo, María Luján Rey, Alicia Fregonese, Jorge Enríquez, Silvia Lospennato, Alicia Terada, Waldo Wolff, Gustavo Menna, Mónica Frade, Carmen Polledo, Federico Zamarbide, Claudia Najul, Graciela Ocaña, Mariana Stilman, Roxana Reyes, Pablo Torello, José Luis Patiño, Camila Crescimbeni, Juan Aicega, Lorena Matzen, Gabriela Lena, Leonor Martínez Villada, Javier Campos, Alberto Asseff y Fabio Quetglas.

La oposición criticó al Gobierno por la postura sobre Nicaragua en la OEA

Varios diputados y senadores de los sectores opositores cuestionaron la decisión del Gobierno nacional de abstenerse en la votación sobre la condena a Nicaragua en la Organización de los Estados Americanos (OEA), por el arresto de dirigentes opositores al gobierno de Daniel Ortega en las últimas semanas.

Tras la postura nacional en la OEA, Twitter fue el espacio elegido por los legisladores nacionales de Juntos por el Cambio y por el expresidente Mauricio Macri para salir al cruce del Gobierno nacional.

“Otra vez, Argentina guarda silencio frente a violaciones a los DDHH. En este caso absteniéndose de votar en la OEA la condena al régimen de Ortega que arrestó, entre otros, a cuatro aspirantes a la presidencia anticipando que las próximas elecciones carecerán de toda legitimidad”, dijo Macri.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, escribió: “Un retroceso más del gobierno en materia de DDHH y política internacional. Primero se negaron a reconocer las violaciones a los derechos humanos en Venezuela y ahora deciden abstenerse en la OEA ante la condena al régimen de Ortega en Nicaragua”.

A su turno, el titular del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, publicó: “La política internacional del Gobierno lleva a la Argentina al peor de los mundos. Primero decidieron hacer de cuenta que Maduro no violó los DDHH de miles de venezolanos”.

“Hoy en la OEA evitaron condenar la persecución del régimen de Ortega a opositores en Nicaragua. Alarmante”, sentenció el radical cordobés.

Asimismo, el diputado y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, señaló: “La abstención de nuestro país en la votación de la OEA para condenar la violación de los DD.HH. en Nicaragua es inexplicable. Se persiguió y encarceló a cuatro candidatos opositores a Ortega”.

“¿Tiene alguna duda Alberto Fernández de que en democracia no se encarcela al que piensa distinto?”, se preguntó.

“Nuevamente el Gobierno Nacional opta por defender a dictaduras, absteniéndose a condenar en la OEA a un régimen tirano como el de Daniel Ortega que mete presos a sus opositores y viola los Derechos Humanos de los nicaragüenses. ¡Es alarmante la política exterior de @alferdez!”, tuiteó el diputado radical Sebastián Salvador.

El puntano José Luis Riccardo señaló a su vez que “si en la Argentina detienen arbitrariamente e ilegalmente a dirigentes políticos opositores cómo hace #Ortega en Nicaragua ¿el gobierno también va a mirar para otro lado?”.

Por su parte, la diputada Marcela Campagnoli señaló: “Con 13 candidatos opositores detenidos por el gobierno nicaragüense, Argentina no debería abstenerse en la condena por violación a los DDHH en la OEA. Como Nación, no podemos mantenernos indiferentes a estos atropellos”.

De esta forma, el Consejo Permanente de la OEA resolvió “condenar inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes, y pedir la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos” en Nicaragua, indicó el texto, según reportó la agencia AFP.

Además, expresó su “grave preocupación” porque las autoridades nicaragüenses no hayan implementado a mayo de este año las reformas electorales para garantizar la transparencia de los comicios del 7 de noviembre, un plazo que había sido fijado por la Asamblea General de la OEA en octubre pasado.