El oficialismo no logró dictaminar sobre paquete fiscal y aceptó convocar nuevos invitados a responder preguntas

Fue tras el pedido reiterativo de UP y la UCR, que fue recogido por el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El tratamiento del proyecto pasó a un nuevo cuarto intermedio con fecha y horario a confirmar.

El oficialismo terminó este martes con un sabor amargo, tras haber experimentado en ambas cámaras sendos desaires. En Diputados, la oposición le infringió finalmente una derrota legislativa al forzar la sesión especial que había pedido para tratar el tema educativo. E inmediatamente después de concluida esa sesión en la que la oposición consiguió aprobar sendos emplazamientos para tratar proyectos relacionados al financiamiento universitario y la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente, concluía en el Salón Azul del Senado una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en la que no pudo conseguir dictamen. Contrariamente a lo que se proponía, el oficialismo seguirá esperando para tener listo el paquete fiscal para llevar al recinto, pues cerca de las 19 y tras casi 5 horas de debate el senador Ezequiel Atauche anunció un nuevo cuarto intermedio con fecha y hora a confirmar.

El primero en hacer uso de la palabra fue el vicepresidente de la comisión, el puntano Fernando Salino (UP), quien analizó: “Le estamos dando a la reglamentación un espacio que no tiene porque hay potestades que no se pueden tratar por esa vía”, y explicó que reglamentar “no es legislar, es hacer operativa la ley. No se pueden modificar cuestiones propias tan profundas como las que se plantearon a partir de la reglamentación”.

Al respecto, indicó que lo establecido en el artículo 35 “no se puede hacer ni poner en la ley. No puede decir cuáles van a ser las excepciones a un régimen que otorga facilidades, lo tiene que decir la propia ley. Tenemos que trabajar en la comisión para hacer la ley amplia y profunda para que la reglamentación sea un paso operativo nada más”.

Salino valoró que se siga trabajando, que se escuchen todas las voces, pero “deberían ser escuchadas muchas más que nos ayudarían en el tema que es complejo”.

Por otro lado, se refirió al blanqueo de capitales y cuestionó el monto de 100 mil dólares, que se paga en dólares y la base imponible se calcula en dólares: “Es una posición que no compartimos porque esta no es nuestra moneda. Es una cuestión de soberanía”. También criticó que “nada se dice sobre saber el origen de los fondos que, además de grave, es peligroso porque se dejan de lado controles, tiene que ver con el lavado de dinero, con el narco lavado y lo menos que se debería exigir es una explicación del origen de los fondos. Se sugirió una declaración jurada y en principio no fue contemplado”.

En esa línea, también cuestionó que “no puede ser el mismo tratamiento para quien nunca participó de un blanqueo y quienes sí”, pero destacó que se incluya en el artículo 47 a los hermanos que “es algo que falta”.

Foto: Comunicación Senado

“No compartimos el artículo 35 porque no se entiende el sentido del mismo, quiénes son los beneficiados. Esto es blanquear la figura del testaferro y no participamos de eso, no nos parece un tratamiento adecuado. Los funcionarios cuando explicaron parecen tener una voluntad, pero la ley dice otra cosa”, rechazó el puntano y sostuvo que “esto se soluciona trabajando poniendo en la ley lo que se quiera decir y cada legislador podrá coincidir o no. Las leyes no trasladan voluntades, sino una letra a la cual tenemos que atenernos todos y, en caso de diferencias, la justicia se va a tener a eso”.

Por otro lado, sugirió extender a 10 años la excepción de los funcionarios a la posibilidad de un blanqueo. “El blanqueo tiene que ver con bienes fuera del sistema, con quien ha evadido y hay un tratamiento similar a la moratoria, pero en una moratoria el contribuyente se auto determina. Se está facilitando las cuestiones para el blanqueo con bienes fueran del sistema con una serie de cuestiones que no compartimos”, manifestó.

El puntano cuestionó: “Es muy grave permitir blanquear a quienes han retenido dinero de los trabajadores y no lo han depositado y a esto se le da un trato exactamente igual que al resto de las cuestiones. Es un tratamiento demasiado ligero”.

Al hablar de bienes personales, Salino señaló: “El incremento del mínimo no imponible es del 786% hace que queden afuera del pago muchos grandes contribuyentes. Esto marca la tendencia de todo el proyecto y nos lleva a no acompañarlo porque en el impuesto a las Ganancias cada vez van a tributar más trabajadores, pero el impuesto a los bienes personales cada vez lo paguen una menor cantidad de grandes contribuyentes”, y anticipó que para fines del 2026 las provincias perderán de recaudación 1,6 billones de pesos por lo que alertó: “Esto no beneficia en nada a las provincias argentinas”.

En este sentido, indicó que uno de los puntos más graves es que por 5 años no están alcanzadas las incorporaciones al patrimonio: “Vemos difícil poder mejorar esta idea con un simple cambio, sino que requiere un cambio profundo”.

Sobre Ganancias, el senador de UP recordó que cuando se dictó el decreto 473/23 “al bajar el mínimo no imponible muchos trabajadores quedaron fuera de la obligación de tributar”. Así, señaló que el proyecto de ley dice que “el Ejecutivo puede aumentar el mínimo no imponible durante 2024, pero si el aumento no se produce, es mucho mayor el número de trabajadores que quedan alcanzados por el impuesto. Recién en 2025 está previsto que se aplique el IPC. Además, el aguinaldo que no estaba incluido, acá queda gravado”.

A su vez, Salino expresó su preocupación por el monotributo social porque “son 600 mil trabajadores los que se ven perjudicados. Lo más factible que suceda es que no tributen nada y esta posibilidad de acercarse a la formalidad, son trabajadores de muy bajos ingresos. Uno de los mayores perjuicios es que muchos dejen de tener su obra social”.

“Más de 1 millón de trabajadores van a quedar incluidos en el impuesto a las ganancias y 125 mil grandes contribuyentes se van a ver beneficiados con la reducción de los bienes personales”, advirtió y cuestionó: “Esto grafica una política y muestra bien hacia quiénes está dirigido este paquete fiscal y es fundamento suficiente para no acompañar. No representa ingresos tampoco ni beneficios”, cerró Salino y agregó: “Nos vamos a sentar para mejorar esta legislación que, en la situación que vive la Argentina, nos resulta difícil imponerlo”.

Foto: Comunicación Senado

A continuación, tomó la palabra la bonaerense Juliana di Tullio (Unidad Ciudadana) para consultar si se continuará con la modalidad de traer invitados, a lo que Atauche le respondió: “Desde la presidencia por ahora no vamos a admitir más oradores, vamos a continuar con el debate”.

De forma breve, el titular del bloque UP el formoseño José Mayans lo corrigió al jujeño y le aclaró: “Usted no puede decir que la presidencia no va a admitir, eso es muy arbitrario y muy propio de la visión que ustedes tienen del poder. Usted tiene que decir ‘voy a poner a consideración’ y ahí la comisión decide. Es importante el tema porque nos ayuda a tener una mejor comprensión desde distintos sectores”.

Luego, el senador radical Martín Lousteau pidió la palabra para manifestar: “Tenemos que legislar y entender bien la materia que estamos tratando porque estamos haciendo cambios significativos para la vida de los argentinos como estabilidad tributaria por 15 años. Si las preguntas que tenemos se zanjan técnicamente sin llamar a ningún especialista podemos dar tranquilos el debate, pero ¿eso va a ocurrir? Pero si las respuestas a las preguntas que tenemos no surgen de la comisión, funcionarios o expertos van a tener que venir”, pero aclaró: “No me parece correcto que traigamos 100 o 50 expertos porque es una materia tributaria. Vale la pena apelar a una lista corta porque es una cuestión técnica”.

Al tomar la palabra, el libertario Bartolomé Abdala (San Luis) explicó: “La ley tiene dos aristas claras, por un lado, un blanqueo y, por otro lado, una moratoria. Son particularidades diferentes, pero pareciera que nos sorprendemos cuando somos todos conscientes que todos los gobiernos han hecho este tipo de legislación y de oportunidades para la ciudadanía”.

El puntano aclaró que lo que se busca es “recaudar algo para llevar a las arcas vacías que encontró el Estado el 10 de diciembre y oxigenar a las PyMES que estaban bastardenadas con una economía que viene complicada desde hace tiempo con la inflación. La posibilidad de esta ley es enriquecedora y la gente la está esperando”, y solicitó que quienes no gobiernen acompañen esta ley que la gente está esperando.

El salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal) le enrostró al bloque opositor que el día del paro de la CGT, en el que UP no asistió a la reunión de comisión en la que disertaron funcionarios, se han “explicado largamente muchas dudas y hemos tenido respuestas de muchas de ellas. Acá se trata de saber si van a aceptar o si se puede hacer un texto modificado”, y cuestionó: “¿Qué nos puede venir a decir de nuevo la CGT acá, traer a las Madres de Plaza de Mayo?”, por lo que sugirió traer a dos o 3 funcionarios puntuales que terminen de aclarar dudas en torno a alunas modificaciones planteadas.

Tras la insistencia de Di Tullio y del senador Lousteau de traer expertos para que respondan preguntas técnicas sobre el paquete fiscal, el titular de la comisión afirmó: “Propongo que tras el debate llamemos a algún funcionario puntual del Ejecutivo a responder preguntas”. De la vereda de enfrente la bonaerense le planteó hacer un listado de pocos expertos y no solo invitar funcionarios.

A continuación, Di Tullio hizo consideraciones sobre el blanqueo que “habría que modificarlo, tengo muchas observaciones y es una herramienta de todos los Gobiernos que intentan evitar algunas cosas como captación de dólares, pero evitar dinero ilegal, o que se evite la elusión permanente, o que sean solo cinco años para atrás, evitar actos de corrupción”, y pidió prestar atención a los sujetos comprendidos en el artículo 53 y sugirió sacar cualquier suspicacia sobre los fideicomisos ciegos.

También expresó preocupación por el artículo 19 porque “nada indica en la redacción que no se pueda blanquear desde otro país. Yo lo evitaría, pero de no evitarse la trazabilidad sea seria y que el delito trasnacional no pueda blanquear en Argentina y no se convierta en un paraíso fiscal”.

Di Tullio calificó de “vergüenza” el capítulo sobre testaferros que va del artículo 35 al 40 y propuso eliminarlo por completo.

El secretario de la comisión, el chaqueño Víctor Zimmermann (UCR), sugirió que “no deberían poder blanquear aquellos que blanquearon últimamente y tiene que tener un plazo de 10 años como mínimo”. También sugirió sobre el artículo 28 de la base imponible de criptomonedas y criptoactivos para que “se pueda hacer una base imponible que tome la cotización al momento de la incorporación al blanqueo y no una fecha anterior como sugiere el proyecto”.

El chaqueño se refirió al artículo 32 sobre cuentas especiales de regularización y propuso que se incorporen las provincias para que “puedan tener una fuente de financiamiento propia”. Coincidió con sus pares de que los testaferros no pueden estar incluidos y no puedan blanquear y que el blanqueo de funcionarios sea de 10 años. Además, rechazó que se incorpore a los hermanos y descendientes.

Sobre bienes personales, sugirió que no se aplique el sistema especial y alícuota diferencial entre quienes tributan bienes y quienes tributarán producto del blanqueo, sino que “tiene que tener una tasa más alta”. Con respecto al impuesto a las Ganancias planteó que “se tenga en cuenta la deducción de los intereses de los Créditos UVA”, y expresó preocupación sobre la eliminación de la categoría del monotributo social.

En busca del dictamen, reanudan el debate del paquete fiscal

Continúa este martes a partir de las 16 el debate del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Este miércoles siguen con el proyecto de Bases.

Ya con la certeza de que el Pacto de Mayo no será, lo cual no implica que no se haga, sino que modificará su denominación con el nombre del mes en que se lleve a cabo, se reanuda este martes a partir de las 16 el debate del paquete fiscal en la Cámara alta. Presidida por el jujeño Ezequiel Atauche (LLA), la Comisión de Presupuesto y Hacienda se reunirá a partir de las 16, en la continuidad del trabajo que se inició el jueves 9 de mayo.

En esa oportunidad se realizó una sesión informativa a la que asistió el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, entre otros funcionarios del área, quienes respondieron preguntas que fundamentalmente giraron en torno al blanqueo de capitales y la restitución del impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría, en un encuentro al que no asistieron los senadores del interbloque de Unión por la Patria, quienes se adhirieron al paro general convocado por la CGT para ese día.

El objetivo del oficialismo es alcanzar dictamen este miércoles, en la tarde o noche, a fin de dejar listo al proyecto para llegar al recinto la próxima semana.

El proyecto recibirá seguramente modificaciones, según se anticipa ante las exigencias de la oposición, como así también la disposición del oficialismo de aceptar algunas de las mismas.

El proyecto fiscal, que contiene la restitución de Ganancias, un blanqueo de capitales, una moratoria y cambios en Bienes Personales y el régimen de monotributo, tuvo media sanción en la Cámara baja el pasado 30 de abril por 140 votos a favor, 103 en contra y 6 abstenciones.

Las miradas están puestas sobre los votos complicados para La Libertad Avanza en la cuestión Ganancias: todos los senadores patagónicos están en contra y, sin esas voluntades, más otras posibles de senadores federales, corre riesgo de ser rechazado.

El texto establece la vuelta de este tributo para trabajadores solteros a partir de los 1,8 millones de pesos y para casados con hijos desde los 2,2 millones de pesos.

También hay muchas objeciones en torno a la regularización de activos, más conocido como blanqueo. En su presentación ante la comisión, el secretario de Hacienda subrayó que “un blanqueo no es lavado; esto no tiene nada que ver con un lavado de activos. Estamos hablando de un blanqueo cumpliendo con las normas que fija la UIF”.

Sobre ese punto, los principales cuestionadores fueron los senadores Guadalupe Tagliaferri (Pro) y Martín Lousteau (UCR) quienes apuntaron fuerte contra ciertos aspectos que plantea el capítulo de blanqueo de capitales, haciendo énfasis en la figura de los testaferros y la falta de prohibición de que puedan acogerse al beneficio hermanos de funcionarios.

Este miércoles a partir de las 10.30 continuará el trabajo con la ley de Bases. En ese momento se volverá a reunir el plenario de las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para retomar el debate del proyecto de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Tendrán todo el día para ponerse de acuerdo, aunque en rigor de verdad los acuerdos sean alcanzados en otros ámbitos.

Si surge algún imprevisto, continuarán al día siguiente. Pero la idea original es poder dictaminar el miércoles 22 y dejar listo el proyecto para llevarlo al recinto el miércoles 29. Será ese día, o el jueves 30, pero son las fechas a priori elegidas para jugar todas las fichas y definir la suerte de las dos leyes del Ejecutivo que, si sufren modificaciones, como todo indica, deberán volver a Diputados.

Abad pide que se incluya el monotributo social a los proyectos de ley Bases y la reforma fiscal

El senador radical señaló que “6 de cada 10 trabajadores están en la informalidad y con la restitución del monotributo social, se puede avanzar en su inclusión y en la recuperación de sus derechos laborales”.

El senador nacional Maximiliano Abad (UCR) se mostró junto al intendente de Magdalena, el radical Lisandro Hourcade, en la inauguración de un Comité Radical en la localidad de Verónica en Punta Indio.

En un acto que contó con la participación de militantes, dirigentes del radicalismo bonaerense, con la presencia de dirigentes de diversos partidos políticos y Hourcade -único jefe comunal de la UCR de la Tercera Sección Electoral-, Abad volvió a poner el acento en las modificaciones de la ley Bases y en las propuestas que hace el radicalismo para incorporar al Pacto de Mayo.

El legislador afirmó: “Para los que abrazamos la democracia, los partidos políticos son instituciones fundamentales. Los comités, unidades básicas o casas partidarias son lugares de encuentro, de participación, donde se dan respuestas a los reclamos ciudadanos”, y continuó: “En estos lugares, nos juntamos a soñar, cómo construimos una mejor localidad, una mejor provincia y un mejor país. Con esta convicción estamos trabajando en el Congreso. Cómo lo hacemos con la educación, también lo hacemos con un tema que nos preocupa a todos, la desigualdad”.

Asimismo, Abad alertó: “La agenda social no puede esperar. La ley Bases tiene que tener correcciones de origen como venimos expresando y una de ellas – que consideramos clave – es que la Ley Bases y la Reforma Fiscal deben incluir el monotributo social”.

“Seis de cada diez trabajadores están en la informalidad y con la restitución del monotributo social, se puede avanzar en su inclusión y en la recuperación de sus derechos laborales”, detalló y aseguró que trabajarán “arduamente para poder incluir estas modificaciones”.

Cómo sigue el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal

Ya está la agenda para la continuidad del trabajo en comisiones en torno a los proyectos que el oficialismo buscará dictaminar esta semana.

Cuando el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, en su rol de titular de la Comisión de Legislación General -cabecera del plenario que analiza la ley de Bases-, no dio precisiones el jueves pasado sobre cuándo se reanudaría la reunión que acababa de entrar en cuarto intermedio, se justificaba la cautela. Era bien tarde, habían sido casi 12 horas de discusiones en el Salón Azul, pero no menos intensas que las que se desarrollan fuera de ese ámbito. Y que continuarían a lo largo del fin de semana, pues la idea es acercar posiciones respecto de todos los artículos de los dos proyectos del Poder Ejecutivo que deben llegar más temprano que tarde al recinto.

Y cuando eso suceda, debería el oficialismo tener la certeza de que no haya sorpresas.

Este viernes se confirmó que el debate del paquete fiscal será lo primero que sea retomado. Será el martes, a partir de las 16, cuestión de que ningún senador tenga problemas de vuelos para llegar en tiempo y forma. Ese día y a esa hora el Salón Azul volverá a ser abierto, esta vez solo para la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el jujeño Ezequiel Atauche.

Será la segunda reunión de esa comisión sobre el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes y el objetivo del oficialismo es tratar de emitir dictamen esa misma tarde/noche.

Este sábado parlamentario.com pudo confirmar cómo sigue el cronograma para la otra ley que reclama el Poder Ejecutivo. El miércoles, a partir de las 10.30 se volverá a reunir el plenario de las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para retomar el debate del proyecto de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Concluidas las reuniones informativas desarrolladas a lo lago de la semana pasada, será el momento de comenzar a avanzar con el dictamen que se lleve al recinto. Tendrán todo el día para ponerse de acuerdo, aunque en rigor de verdad los acuerdos sean alcanzados en otros ámbitos.

Si surge algún imprevisto, continuarán al día siguiente. Pero la idea original es poder dictaminar el miércoles 22 y dejar listo el proyecto para llevarlo al recinto el miércoles 29. Será ese día, o el jueves 30, pero son las fechas a priori elegidas para jugar todas las fichas y definir la suerte de las dos leyes del Ejecutivo que, si sufren modificaciones, como todo indica, deberán volver a Diputados.

Reanudan el martes el debate del paquete fiscal

Los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado fueron convocados para las 16 del 21 de mayo, a los efectos de reanudar el análisis del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, con la esperanza del oficialismo de emitir dictamen ese mismo día.

En una semana clave para las leyes que el Gobierno esperaba tener aprobadas para antes del 25 de Mayo, este martes se reanudará el análisis de las mismas en comisiones respectivas. Y retomarán precisamente ese día los planes que tenían para el jueves pasado, consistentes en reiniciar la discusión sobre el paquete fiscal inmediatamente después de concluido el desfile de invitados al plenario de las comisiones donde se discutió la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Ese cronograma no pudo cumplirse ese día, pues lo que originalmente se esperaba pudiera quedar concluido a las 16, se extendió mucho más y recién concluyó bien pasadas las 10 de la noche. Recién para entonces terminaron de responder preguntas los integrantes de la última tanda prevista para esa jornada. Igual, alrededor de las 16, ya se había tomado la decisión de suspender la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Este viernes el titular de la misma, el jujeño Ezequiel Atauche (LLA) convocó a los miembros de esa comisión para las 16 del martes 21 de mayo, en el Salón Azul, con el fin de reanudar la reunión que se inició el jueves 9 de mayo, oportunidad en la cual se realizó una sesión informativa a la que asistió el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, entre otros funcionarios del área, quienes respondieron preguntas que fundamentalmente giraron en torno al blanqueo de capitales y la restitución del impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría, en un encuentro al que no asistieron los senadores del interbloque de Unión por la Patria, quienes se adhirieron al paro general convocado por la CGT para ese día.

Cuando el jueves pasado el presidente de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, anunció un nuevo cuarto intermedio, dijo que continuarían probablemente el martes, pero que eso ya sería informado a los presidentes de bloque. Finalmente se resolvió avanzar con el paquete fiscal ese día, con la esperanza de firmar dictamen y avanzar probablemente el miércoles con el mismo objetivo para el proyecto de ley de Bases.

Dependerá de lo que vaya a acordarse en los próximos días con los senadores cuyos votos son indispensables para el oficialismo para garantizar la aprobación en general primero y luego los artículos que vayan a merecer algunos cambios acordados en las negociaciones de los últimos días.

Con modificaciones en el RIGI, Francos se mostró optimista de que la ley Bases tenga dictamen la próxima semana

El ministro del Interior aseguró que están de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen: “Algunos me parecen positivos”. A su vez, afirmó que están en conversaciones con gobernadores patagónicos por Ganancias.

Con más de 40 expositores que dieron su opinión respecto del proyecto de ley Bases y a la espera de que se retome el plenario de comisiones en el Senado el próximo lunes, desde el oficialismo tienen la confianza de emitir dictamen de mayoría la siguiente semana, pero no descartan modificaciones en el RIGI y en Ganancias.

En declaraciones en LN+, el ministro del interior, Guillermo Francos, expresó: “La ley Bases está hace 3 semanas en el Senado, sufriendo modificaciones e incluso mejoras”, y aseguró: “Algunas de ellas me parecen positivas. Estamos cerca. Hay vocación de tratarla”.

Creo que hay condiciones para que el dictamen salga por mayoría la semana que viene”, se mostró optimista y reafirmó que “va a ser un dictamen con modificaciones, por lo que va a volver a Diputados. En términos generales las normas que se trabajan mejoran mucho la redacción. Estamos de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen. Creo que en Diputados va a acompañar”.

Francos consideró que “la ley va a tener un gran impacto en el mundo. Su no aprobación retrasa el crecimiento del país. En el momento que salga la ley, se van a decir un montón de inversiones”.

Respecto de cómo votará el principal bloque opositor opinó: “No sé si los 33 de UP están dispuestos a votar en contra. Algunos tienen un pensamiento distinto. Pensamiento que ha fracasado, pero ellos lo mantienen. Tal vez con el tiempo lo cambien”.

Al ser consultado por el RIGI, título que generó fuertes críticas, el funcionario sostuvo que “va a tener cambios positivos. Se clarificarán algunos aspectos que generaban preocupación en las provincias, otras saldrán por reglamentación”, y explicó: “Se trata de una norma para el incentivo de grandes inversiones. Se propone el RIGI, más allá de las ventajas, porque la Argentina no es un país confiable para el mundo”.

“El mundo no nos cree y por eso hay que generar confianza. Además, competimos con Chile y Perú que son confiables”, planteó.

Al respecto, Francos avizoró: “Yo creo que los senadores lo van a aceptar. Con modificación, que son lógicas. Hay obras mineras de gran magnitud. El presidente de YPF dijo que (el RIGI) es fundamental para la producción de petróleo y gas. Sobre todo, en Vaca Muerta”.

Por otro lado, habló del tema del impuesto a las ganancias y afirmó que están en “conversaciones” con los gobernadores patagónicos porque “la Patagonia tiene costos más altos que el resto del país. Argumentan que el impuesto a las Ganancias es injusto para ellos por las condiciones de vida y costos altos”.

Sobre la reforma laboral, expresó: “Creo que la CGT la entiende. En el fondo creo que están de acuerdo. Estas reformas los beneficia. Porque los informales pasan a convertirse, de a poco, en formales”.

Por último, se refirió al Pacto de Mayo, cuya fecha de firma se puso en duda en torno a la demora de la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal: “El presidente había pensado en esta fecha simbólica para hacer un pacto y afirmar valores, principalmente libertades económicas. Él decidirá cuándo se firma el Pacto. No es importante la fecha sino los beneficios que tiene para el futuro del país”.

Ley Bases: Tras una última tanda de expositores, el plenario pasó a cuarto intermedio hasta el martes

Casi doce horas demandó una nueva jornada de debate de la ley de Bases en el plenario de comisiones del Senado. Cuarto intermedio hasta la semana que viene.

Foto: Comunicación Senado

Tras casi 12 horas de debate, concluyó este jueves a las 22.36 la que supuestamente sería la última sesión informativa del plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, pasando a un cuarto intermedio que en principio se informó sería hasta el martes, en una hora a determinar. “Ya se les informará a los presidentes de bloque”, aclaró el senador Bartolomé Abdala, que condujo la mayor parte de la reunión. Pasó así una nueva semana sin alcanzar el dictamen, ni de la ley de Bases, ni del paquete fiscal.

De  hecho, se había especulado con la posibilidad de que pudiera firmarse dictamen este jueves del proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que no llegó a tratarse siquiera en esta jornada. Es que se había calculado originalmente que el plenario podría concluir a las 14.30, aunque todos sabían que era una estimación voluntarista. Y ya para las 14, cuando recién concluyó la participación de los miembros del primer llamado a exponer, quedó claro que tenían para rato.

Luego de la visita este miércoles del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, los senadores se reunieron en un plenario de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales desde las 10.59, en el Salón Azul.

Tras las medias sanciones en la Cámara de Diputados, el Gobierno confiaba en avanzar de manera exprés en el Senado, algo que se fue diluyendo con el correr de los días, mientras se vio que el trámite iba a demandar más de lo deseado por el oficialismo y, a la vez, se convocó a numerosos expositores. El Poder Ejecutivo no se encontró solamente con un reclamo de la oposición dialoguista de trabajar con el tiempo necesario, sino además con muchísimos pedidos de modificaciones. Éstos fueron receptados recién esta semana por los negociadores de Casa Rosada, quienes deben dar sus devoluciones y al tiempo volver a tener respuestas de los legisladores.

Para asegurarse los votos, el Gobierno sabe no tendrá otra salida que aceptar modificar la letra de ambos textos, lo que generará su regreso a la cámara de origen.

Entre los senadores de la oposición dialoguista hay severos reclamos respecto del Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) y la eliminación de la moratoria previsional, en la ley de Bases; y al blanqueo de capitales y la restitución de Ganancias, en el paquete fiscal, entre otros puntos.

Las exposiciones

A favor del capítulo de impuestos internos al tabaco, incluido a instancias de la oposición en la Cámara de Diputados, Pedro Pascuttini, de la Cámara de Tabaco de Jujuy, expresó: “Estamos en una lucha que la llevamos hace varios años, de una pelea por un festival de evasión que algunas empresas tabacaleras realizan”. Mientras que Lucio Paz Posse, de la Cámara de Tabaco de Salta, reclamó que “hoy es fundamental resolver la situación de fondo, porque hay una pérdida enorme al Estado nacional y sobre todo a los productores”.

A su turno, Daniel Rosatto, presidente de Industriales PyMEs Argentinos (IPA), enfatizó que “la industria nacional PyME está atravesando una situación muy grave, que tiene que ver con una profundización de esta recesión que estamos teniendo desde enero. Estamos perdiendo más de una PyME por día”.

El expositor explicó que “los costos de la producción hacen que nos seamos competitivos” y resaltó que en el país hay “la misma cantidad de PyMEs manufactureras que hace 20 años”. Yendo a la ley de Bases, cuestionó: “El RIGI habla de favorecer y dar incentivos a las grandes inversiones. ¿Cuánto invertimos las PyMEs en Argentina? ¿Qué representamos las PyMEs? ¿Cuántos puestos de trabajo podemos generar si nos dan las condiciones para poder producir?”.

“Estamos armando un proyecto de ley donde las PyMEs no figuran, no puede ser. No estamos en desacuerdo con que las grandes vengan a invertir, pero si vienen a invertir para que dejemos de producir las PyMEs, no es un buen negocio para Argentina”, advirtió Rosatto y comparó que “las grandes empresas generan 400 mil puestos de trabajo, las PyMEs 6 millones, y podemos generar más si nos dan las condiciones”.

Foto: Comunicación Senado

En la ronda de preguntas, la senadora de Unión por la Patria Juliana Di Tullio subrayó que en pandemia “se pagaron salarios” de las empresas con “un Estado presente para la industria nacional”, mientras que la ley refleja “un Estado presente para los capitales extranjeros”. “Porque a ustedes nadie los benefició como van a beneficiar a los capitales extranjeros. Nunca nadie se ha sido tan generoso, y encima por 30 años”, reprochó.

“¿Escucharon alguna vez al presidente desde el 10 de diciembre hasta hoy de hablar de un plan de desarrollo para las PyMEs?”, consultó, a lo que Rosatto respondió: “No. Desde que asumió, y antes de que asumiera, nunca se reunió con las PyMEs. Nunca hemos logrado poder tener una reunión y tampoco con el ministro de Economía”.

Al contestar a la intervención del senador de La Libertad Avanza Juan Carlos Pagotto, quien dijo que hay PyMEs “que no piensan lo mismo” que los expositores convocados por UP, Mauro González, presidente de la Confederación Federal de PyMEs, precisó: “Según datos concretos del INDEC, la actividad industrial cayó entre un 20% y 45% entre marzo de 2023 a marzo de 2024. Esto inevitablemente significa desempleo. La utilización de la capacidad instalada en la industria bajó entre un 10% y 20% en el mismo período. Esto repercute en los 120 mi despidos nuevos, que se han dado en este último tiempo, según datos de la Secretaría de Trabajo”.

“El impuesto PAIS para importar insumos nos aumentó el 17,5% y los impuestos al combustible, que repercuten en la producción, tuvieron también aumento”, agregó y aseveró que “la actividad hoy en el sector PyME es crítica y caótica, eso no quita a que se avance en este Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones y la agrave aún más”.

Daniel Rosatto y Mauro González, por el sector PyME (Foto: Comunicación Senado)

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto al nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit y al genetista argentino Víctor Penchaszadeth expresaron preocupación por los artículos 3 y 6 de la denominada ley Bases y les pidieron a los senadores que “intervengan en defensa” del Banco de Datos Genéticos y del CONADI.

A continuación, Martín Reydó de la fundación FUNDAR habló sobre el RIGI y afirmó que el país necesita “un régimen especial para traer inversiones” porque “no hay patron de desarrallo sin inversiones”, pero alertó por el control de las inversiones porque “puede bajar la legitimidad social y política y haber reversión judicial”.
“El RIGI que se presenta en esta ley Bases es un problema grande por cómo está establecida porque genera demasiados incentivos fiscales aduaneros y cambiarios que no son necesarios; es un régimen horizontal y no favorece a ningún sector; no hay ningún requisito de integración socioproductiva y plantea desigualdad en la competencia entre las empresas”, detalló y alertó: “Esto va a terminar mal con reacción judicial y social”.

La titular de Monotributistas Asociados República Argentina, la contadora Noelia Villafañe, exigió modificar el titulo 6 del paquete fiscal y anunció que “van a hacer un daño gravísimo”. “El monotributo social es de inclusión y los artesanos del interior del país, a través de esto, tienen obras sociales para sus hijos”.
En contraposición, advirtió: “Con esto empujan a la clandestinidad y dejan a hijos sin sistema de salud”. “Termina siendo grave porque es como decirles ‘por ser los más pobres en el sistema quedan’”. “Les pido que no se elimine el monotributo social”, cerró.

En representación de trabajadores rurales habló José Voytenco, secretario general de la UATRE cuestionó la quita de multas al sector empresario por el empleo no registrado porque “no hace otra cosa que precarizar la actividad laboral rural y potencia el trabajo en negro, retrocede en el tiempo y es una merma de los derechos laborales”, y adviritó: “De avanzar con esta ley nos van a condenar a los trabajadores rurales”.

El presidente de la Unión de Emprendedores, Rodolfo Llanos, explicó que la demora de la ley Bases tiene un “impacto económico y operativo en las empresas de inversión y financiamiento; en el empleo y desarrollo; relaciones laborales; el impacto legal y regulatorio”.

Ya sobre el final de la reunión, la periodista Nancy Pazos, última oradora de la  jornada, leyó en nombre del colectivo Periodistas Argentinas un texto muy crítico que ella misma  había escrito sobre la situación del periodismo en el país hoy. “Estamos ante el peligro de convertir por ley información en propaganda. Y ustedes, senadoras y senadores, pueden evitarlo. Lo que venimos a compartir con ustedes es una preocupación: la libertad de expresión está en peligro”.

Aseguró que “estamos en peligro cuando el presidente, a quien conozco y respeto en lo personal, aclaro, dedica una catarata de mensajes para estigmatizar a colegas y medios que informan sobre lo que las autoridades consideran impertinente. Cuatro de cada diez agresiones a la prensa en los últimos tiempos tuvieron como autores al presidente o sus ministros”, aseguró, citando como fuente el Monitoreo de Libertad de Expresión de FOPEA.

Sobre el final del largo debate en el plenario, cerca de las 22 habló el presidente del interbloque UP, José Mayans, quien en un pasaje de su extensa alocución lanzó que “lo que votó Diputados es una vergüenza. Yo creo que hay dos grupos ahí… Algunos arreglaron por temas personales, y  el grupo Macri arregló por el blanqueo de capitales. Porque acá el capital que viene es sin trazabilidad, sin saber de dónde viene… Es un llamado al delito organizado y el narcotráfico”.

Y deslizó en ese pasaje la uniformidad de su bancada: “Somos 33 acá, con todas las operaciones que nos hacen todos los días”. Y cerró: “Facilitar esto es traición a la Patria”.

Ley Bases: tras una nueva jornada de debate, el oficialismo ve cómo sigue postergándose el dictamen

Una veintena de expositores desfilaron por el Salón Azul del Senado, para exponer ante el plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucional. Nuevo cuarto intermedio hasta el jueves.

Una nueva y larga jornada de debate se dio este martes en el Senado, donde se escucharon fuertes críticas a varios artículos de la ley Bases. (Foto: Comunicación Senado)

Por más que bien temprano el ministro del Interior, Guillermo Francos, dijera lo contrario, tenía claro el oficialismo desde el día anterior que este martes no se firmaría el dictamen de la ley de Bases. Con la cantidad de expositores que habían quedado pendientes el lunes, era evidente que pasarían el día exponiendo.

Y así fue. La reunión arrancó a las 14.27, y se extendió más de 9 horas (terminó a las 23.38). A pesar de que el presidente de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, pidiera insistentemente limitar las exposiciones, casi nadie se circunscribió  a los 7 minutos previstos para cada orador. Promediando la noche el presidente provisional del Senado intentó señalando que el personal del Senado pedía dejar libre el salón a las 21, ya que debía acondicionarse todo para la sesión de este miércoles. Eso tampoco resultó.

El debate continuaba  las 21.30 cuando José Tamborenea, titular de ADIMRA Buenos Aires, tras pedirles a los senadores que votaran “a conciencia”, advirtió: “Créanme que voy a invertir hasta el último peso que me queda en mi vida si sale el RIGI, me voy a poner de lleno frente al Congreso y voy a crucificar a todos los diputados que lo votaron a favor. Porque no tienen idea de lo que hicieron, es un desastre”.

Ese fue el tenor de algunos pasajes de la cuarta jornada de debate de este plenario en el que el oficialismo se ilusionaba con alcanzar el dictamen el jueves pasado. Ahora piensa hacerlo este jueves, aunque no tiene muchas ilusiones. Cerca de la medianoche Bartolomé Abdala anunció un cuarto intermedio hasta el jueves a las 10.30, aclarando que quedaban todavía pendientes cuatro llamados y medio. Eran 14 los previstos para este martes y se alcanzó a hacer la mitad del décimo llamado.

Más allá de las informativas, la obsesión oficial es tener la certeza de que tendrá los votos para cuando el texto llegue al recinto, y en ese sentido sigue negociando fuera del Salón Azul en pos de las modificaciones que pueda realizar para conseguir las voluntades necesarias para sacar la ley.

Los oradores

El primer expositor de esta extensa jornada fue el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez quien resaltó la división de poderes y el principio republicano y comentó que en 1994 “se intentó limitar constitucionalmente el ‘hiperpresidencialismo’ y reforzar el rol del Congreso”. Así, precisó que la delegación legislativa funciona si se cumplen con los requisitos previstos en el artículo 76 de la Constitución”.

El abogado señaló que “las bases establecidas deben ser claras, concretas, precisas, no pueden ser indeterminadas, vinculadas a la situación de emergencia que se quiere superar. Si no se cumple con estos requisitos o la ley es inconstitucional o los DNU serán declarados inconstitucionales”, y advirtió que “hay determinadas materias que no deben ser delegadas”.

“Si uno analiza el artículo 2 inciso a y b estamos lejos de cumplir con los estándares constitucionales y jurisprudenciales que conducen y determinan al instituto. La base del artículo 2 habla de habilitar la delegación legislativa para facilitar una mayor eficiencia y gestión del Estado en aras del bien común, es una base amplia e indeterminada que no está vinculada a un fin constitucionalmente previsto. Siempre se lo usó para limitar derechos, no para ampliarlos”, planteó.

Gil Domínguez señaló que hay una contradicción porque, por un lado, hay una delegación en materia administrativa, pero por el otro lado, se declara la emergencia administrativa “hay una doble delegación sobre la misma materia”. “Hay otros problemas en el resto del articulado”, precisó y cerró que “la delegación legislativa que se propone lo que implica es una habilitación al Poder Ejecutivo para que pueda hacer una reforma constitucional encubierta de lo que es el orden socioeconómico previsto en la Constitución y en los Tratados Internacionales”. En ese sentido, precisó que eso se ve explícito en el artículo 162 del RIGI y propuso que establezcan que “todos los decretos delegados deben ser aprobados en el plazo de 30 o 60 días para el Congreso y de no ser aprobados, serán rechazados”.

En segundo lugar, Guillermo Baudino (INTI Regional NOA) defendió al Instituto Nacional de Tecnología Industrial e indicó que “es una institución del Estado, federal e integrada”.

Asimismo, agregó que “permite tener un patrón de ensamble de todas las piezas que se fabrican en el país, controla todas las balanzas de exportación del país y el sello del INTI garantiza que se cargue un litro de nafta y sea un litro y no tres cuartos”.

A su turno, Alberto Baruj del CONICET indicó que el sistema de ciencia y técnica en el país consta de 17 organismos que fueron creados por leyes que tratan distintos temas como energía nuclear, producción agroalimentaria y agrobioindustrial. “El CONICET es el organismo transversal que provee recursos humanos, científicos y tecnológicos a todo el sistema que siempre puede mejorar y ser direccionado según las políticas de los gobiernos. Hoy está en vigencia la Ley 27.738 que marca el Plan de Ciencia y la Ley 27.614 que establece que el sistema es de interés nacional”, explicó.

“La modificación de todo este sistema tan complejo de manera brusca, sin mayor debate y análisis pone en riesgo toda la enorme inversión que hizo el país en construirlo y en permitir que actúe en post del desarrollo de nuestras capacidades. Hay un desarrollo federal del sistema que es incipiente y se ve amenazado por esta ley”, alertó y explicó que “la orientación de esta ley hacia la reprimarización y la extranjerización de muchos recursos lo que hace es prescindir de los actores locales y las capacidades”.

Baruj señaló que hay artículos que “ponen en riesgo el sistema”, como el 3 que “es un peligro muy grande para el sistema de ciencia y tecnología porque quedan expuestos a su disolución la mayoría de las instituciones. Podría desarmarse toda la estructura federal de los organismos de ciencia y técnica y el Ejecutivo quedaría facultado de cerrar los centros científicos, atómicos, estaciones experimentales del INTA”.

Así, propuso que a fin de preservar el sistema se incluya en el capítulo 3 una frase que diga “quedan excluidas de las facultades las universidades nacionales, los órganos u organismos del Poder Judicial, Legislativo, Ministerio Público y todos los entes que de ellos dependan los organismos del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación”. Por último, alertó por la modificación o disolución de los fondos fiduciarios que establece el artículo 5.

“El proyecto de ley no provee ninguna justificación para una intervención masiva de los organismos lo cual viola la arquitectura institucional plural que se ha construido a lo largo de décadas”, sumó.

Al ser consultado por la situación del organismo, Baruj afirmó que “el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología sigue vigente”, y admitió que “no hay intención de reorientación, pero sí nos comunicaron que hay una intención de atraer inversión privada”.

Asimismo, agregó que “la ejecución presupuestaria de menos del 1% de su presupuesto real que no se ha actualizado en 2023”. Remarcó que “no tenemos una orientación clara hacia donde ir hoy”, pero aclaró: “Por supuesto que tenemos las herramientas”.

Al momento de las preguntas en la reunión plenaria que trata la ley Bases en la Cámara alta, el senador riojano Juan Carlos Pagotto (LLA) cuestionó la postura del abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez respecto a las facultades legislativas y cargó: “Hubo delegaciones en otros gobiernos y no han llevado a la disolución de este Parlamento”.

El abogado constitucionalista remarcó que “el uso y abuso de DNU y facultades legislativas de todos los gobiernos nos hizo llegar hasta acá”. Señaló, además, que en otros momentos ese uso y abuso fue “jugando dentro del sistema”.

Brevemente, Luciano Galfione, de la Fundación Pro Tejer resumió que “el sector textil lleva cinco meses de caída por más del 40%”, y explicó que “van 3.500 puestos de trabajo perdidos y 7.000 suspendidos”. “La verdad no la estamos pasando bien”, aseveró.

Por otra parte, el empresario Esteban Wolff defendió la reforma laboral implicada en la ley Bases y planteó desde su perspectiva que “tenemos una ley laboral obsoleta y abusiva que hace que los empresarios no quieran contratar empleo”.

A través de un breve relato, Wolff se presentó como emprendedor-empresario que va por su novena compañía. “Soy socio de una fábrica de helado en Garín, pero mi familia se fue de Argentina y yo creo en este país, pese a que me fundí por los juicios laborales”.

En esa línea, remarcó que “antes tenía 300 empleados, ahora tengo 30 porque le tengo terror y pánico a los juicios laborales”. En ese momento, citó una causa abierta de su empresa y sumó que “en 2020, un empleado de un año me ganó un juicio laboral y debí pagar 900.000 pesos y otros 14 millones de multa”.

“¿Qué empresa puede subsistir con una ley laboral deficiente e incoherente? ¿se imaginan la cantidad de emprendedores que cierran la persiana por un juicio laboral?”, cuestionó Wolff.  “En Argentina hay una empresa por cada millón de habitantes y podemos triplicar eso”, agregó.

En el cierre de su intervención a favor de la reforma laboral, el expositor invitado por el jefe de bloque Pro, Luis Juez, manifestó: “Necesitamos comprometernos, queremos condiciones para crear trabajo, podemos hacer historia, pero dependemos de ustedes”. “Necesitamos volver a poner a la Argentina de pie”, cerró.

Bensusán: “No voy a apoyar la ley Bases porque perjudica a La Pampa y a todas las familias argentinas”

El senador pampeano acusó al Ejecutivo de pretender que “el peso de las medidas económicas caiga sobre la clase media”, y que “el Congreso les brinde marco legal, para llevar adelante medidas que son ilegales”.

El senador nacional Daniel Bensusán (UP – La Pampa) adelantó su voto negativo a la Ley Bases y a la normativa Fiscal: “Aprobar esta ley sería profundizar los perjuicios que ya está haciendo el DNU a las familias argentinas”.

“Voy a apoyar leyes que verdaderamente propongan un crecimiento sostenido para nuestro país. Creo que se debe fomentar que haya más empleo registrado, que las empresas puedan desarrollarse y crecer, que las PyMES no estén todos los meses sin saber si al siguiente cerrarán sus puertas”, expresó.

Bensusán aseguró que “hay puntos muy ilógicos, y hasta ofensivos para toda la población. Por un lado, proponen blanquear los dólares que algunos vivos fugaron a paraísos fiscales, eliminándoles tasas y sanciones, pero por el otro lado quieren que vuelva el impuesto a las ganancias a los trabajadores. Es claro que pretenden que el peso de las medidas económicas caiga sobre la clase media, y dejan libres de culpa y a cargo a quienes perjudicaron al país”.

El pampeano mantuvo reuniones con médicos que “pidieron el voto negativo del proyecto en la Cámara de Senadores, con el intento de restituir el impuesto a las ganancias para las guardias médicas”, compartiendo los argumentos del “efecto negativo que causarían a las prestaciones de salud para toda la población”. Hizo lo propio con representantes de las PyMEs, ante quienes se comprometió a “no apoyar iniciativas que perjudican al sector productivo nacional”.

“A los escandalosos precios de los combustibles, transportes y alimentos, ahora quieren sumarle el cierre de PyMEs, quitar los derechos laborales y aumentar la desocupación. Pretenden que el Congreso les brinde marco legal, para llevar adelante medidas que, de hacerlas hoy, son ilegales”, añadió.

“Los legisladores nacionales tenemos un compromiso político con quienes nos votaron. No podemos entregar a las Pymes, a la industria nacional, a los trabajadores, la salud o la educación para que se manejen según los parámetros del mercado, sin ninguna responsabilidad social. No creo que ninguna persona de La Pampa haya votado a algún candidato pensando que le iban a dejar el sueldo sin valor, que le reventarían el presupuesto familiar con tarifazos de luz y gas, o que se iba a quedar sin trabajo. Ningún dueño de una Pyme, o un comercio tampoco habrá escuchado en la campaña de algunos que les iban a cerrar su fuente de ingreso”, reflexionó.

El senador de Unión por la Patria argumentó: “La producción nacional y las economías regionales no necesitan precarizar a los trabajadores para crecer. Necesitan políticas económicas que las tengan en cuenta y no que presenten un modelo de país que beneficia a las empresas extranjeras por sobre las locales. No vimos una señal a favor de defender lo nacional”.

También cuestionó lo expuesto sobre la cuestión energética. “La Pampa tiene una tradición, en cuestión de distribución de servicios con el sistema cooperativo. Nos preocupa que pretenden que la distribución quede en manos de cualquier empresa foránea, sin que contemple el trabajo conjunto que ya es histórico entre el gobierno provincial y las cooperativas, con el resultado que todos conocemos”.

Finalmente mostró preocupación por lo referente al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), propuesto en la Ley Bases porque “detrás de la idea de fomentar inversiones extranjeras, pone en riesgo la soberanía argentina sobre los recursos naturales. Parece que quieren que seamos un país proveedor de materia prima, y que después compremos productos terminados de los mismos que explotarían esos recursos nuestros”.

Francos se mostró optimista de que la ley Bases se apruebe en general en el Senado y no descartan modificaciones

El ministro del Interior afirmó que están analizando “clarificaciones” sobre el RIGI y el impuesto a las Ganancias, por lo que están “conversando para tener los votos necesarios para hacer esas modificaciones en particular. El texto va a volver a Diputados”.

Pese a que el oficialismo aceptó recibir invitados para el debate de la ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, lo que dilata la firma del dictamen y estira los tiempos para que sendos proyectos sean ley, desde el Gobierno nacional se mostraron optimistas de que las iniciativas se van a aprobar en general con “más de 38 votos” y no descartan que vuelvan a Diputados, ya que están en conversaciones para introducirle modificaciones.

Así lo reveló este viernes el ministro del Interior, Guillermo Francos, hombre clave para el oficialismo en las negociaciones por dichos proyectos con los bloques dialoguistas. “Hay un optimismo en general en el mundo con lo que sucede en la Argentina y tiene mucho que ver con las leyes que estamos tratando en el Congreso desregulación en el sistema energético, para producción de petróleo, minería, RIGI, incentivos, todo esto hace que se genere una enorme expectativa y se espera que se terminen de aprobar estas leyes para avanzar”, contó en declaraciones por Radio Mitre.

“Se está conversando mucho porque hay una posición mayoritaria de apoyo, y hay algunas diferencias en algunos temas que algunos sectores piden ciertas clarificaciones o modificaciones para darle un sentido más estricto. Estamos trabajando sobre eso y para eso están trabajando las comisiones del Senado y estamos en permanente conversación. Si estamos convencidos que va a haber un apoyo general, más de 38 votos”, afirmó de forma optimista.

Francos resaltó: “Evaluamos que en general la ley se aprueba en el Senado”, y explicó: “Hay algunas propuestas de modificación que estamos analizando en conjunto con los senadores en algunos aspectos del RIGI: algunos legisladores entienden una cosa y nosotros entendemos otra, así que estamos analizando cómo puede clarificarse el artículo”.

El RIGI ofrece una gran baja del costo de capital a las inversiones mayores a los US$ 200 millones, estabilidad tributaria con muy bajos impuestos, acceso libre a los dólares y preferencias aduaneras para las importaciones.

“También hay un reclamo con respecto a Ganancias por parte de los gobernadores patagónicos y algunos detalles más. Pero no diría que son temas que van a entorpecer el tratamiento de la ley. Se están conversando para ver si se llega a algún entendimiento”, agregó Francos.

Así como se aprobó en Diputados, en el paquete fiscal que se trató junto a la Ley Bases se fija un piso del Impuesto a las Ganancias de $1.800.000 para trabajadores solteros y $2,2 millones para casados. Esto significa que unos 800.000 trabajadores hoy exentos de Ganancias volverían a pagar el impuesto en alícuotas que van del 5% al 35%.

Francos detalló que las objeciones de los patagónicos pasan por ese piso que fija el paquete aprobado en la Cámara baja, ya que empujaría a cientos de trabajadores de sus provincias a volver a tributar sobre sus salarios. “Sobre el reclamo de los gobernadores patagónicos, de considerar Patagonia como zona desfavorable porque ellos tienen salarios más altos porque tienen costos más altos. Ellos están planteando una diferencia, un piso más alto de ganancias, y estamos en ese análisis”, indicó el funcionario.

 

“Estamos conversando para llegar a un entendimiento y tener los votos necesarios para hacer esas modificaciones en particular. Estamos trabajando con la perspectiva de que en general se apruebe”, reiteró y planteó: “Más temprano que tarde va a haber ley Bases”.

En ese sentido, el ministro afirmó que “si existen estas modificaciones, finalmente tendrá que volver a Diputados para que ratifique la norma. Y así como se aprobó la ley en Diputados con una cantidad de votos importante, me parece que también, si existe alguna modificación, se ratificarán las modificaciones. O no. Serán los diputados los que lo digan. Estamos optimistas”.

Tenemos el convencimiento que para el 25 de mayo vamos a tener las leyes aprobadas al menos en el Senado”, avizoró.

Francos admitió que esas modificaciones demorarán la promulgación definitiva de la ley, pero reiteró su optimismo en la aprobación final de la norma y se esperanzó con el impulso que le dará al Gobierno.

“Me imagino con la ley aprobada en general. Por ahí vamos a tener alguna discusión pendiente por si llega a haber una modificación en particular, porque va a tener que volver a Diputados para que se apruebe esa modificación y ahí puede ser que nos demoremos una semana más”, describió y cerró: “Pero una vez que esté aprobada la ley en general, para nosotros es ley. Más allá de diferencias pequeñas en algunos temas”.

Francos fue uno de los que expuso el martes en el arranque del debate de la Ley Bases en el Senado. El plan del oficialismo era dictaminar este jueves, pero eso no sucedió. Finalmente, La Libertad Avanza abrió la puerta a un debate con expositores y pasó a un cuarto intermedio para el próximo lunes a las 16.

Senadores patagónicos de UP piden a sus pares de la región que se opongan a la ley Bases y al paquete fiscal

A través de un comunicado, señalaron que “no existe un solo artículo y/o capítulo que beneficie a las provincias del sur argentino”. De la ley Bases indicaron que “es un avasallamiento al federalismo”, y el paquete fiscal “atenta contra el desarrollo de la industria soberana”.

Senadores patagónicos de Unión por la Patria solicitaron a sus pares de los distintos espacios políticos de la región que rechacen en general y en particular los proyectos del Gobierno de ley Bases y el paquete fiscal, ya que “no existe un solo artículo y/o capítulo que beneficie a las provincias del sur argentino”.

A través de un comunicado, indicaron que la ley Bases “es un avasallamiento al federalismo que tendrá consecuencias nocivas para nuestras provincias”, mientras que paquete fiscal “atenta contra el desarrollo soberano de nuestra industria; a la vez incorpora el impuesto a las ganancias a la zona patagónica”.

“Defender a la Patagonia es oponerse a la totalidad de los proyectos de ley del Gobierno que lleva adelante el presidente Javier Milei. No se puede justificar el voto en general, lavar culpas votando luego contra algún artículo en particular, ya que si se aprueba en general y se rechaza en particular no van a tener ningún efecto los cambios que se propongan. En Diputados insistirán en el texto original y se aprobará por mayoría simple”, plantearon.

A su vez, cuestionaron: “Decir que la norma ‘no es tan mala’ porque se logra mantener el fondo de zona fría para el valor del gas en los hogares de la Patagonia es una falacia”, y alertaron que “el voto en general, otorga en el artículo 1° la delegación de facultades al presidente Javier Milei para implementar tarifazos entre otras cosas”.

“La Ley Bases destruye la política de hidrocarburos promoviendo el desabastecimiento y la fuga absoluta de recursos. Paraliza la obra pública iniciada (como rutas, universidades, cloacas, agua, energía, viviendas, etc.) y anula definitivamente el inicio de cualquier obra nueva proyectada. Habilita la privatización de la ciencia y la tecnología, el cierre del Conicet, del INTA y disuelve el Fondo de Promoción a la Innovación”, precisaron.

Asimismo, señalaron que “permite la privatización de empresas estatales claves como Aerolíneas Argentinas -que impacta en la compleja interconectividad de la Patagonia y afecta el turismo, además de poner en riesgo incontables fuentes laborales- y la minera YCRT, que pondría en crisis toda la cuenca carbonífera de Río Turbio y afectaría la generación de energía para la nación. Como así también, nuestros medios públicos de comunicación como Radio Nacional y la Televisión Pública que llegan con su contenido a cada rincón de la Argentina ejerciendo soberanía comunicacional”.

También plantearon que “condena a la sociedad argentina y a nuestras provincias con más aumentos de medicamentos, elimina derechos laborales, destruye y manda a la quiebra a las pymes, la industria y el comercio”.

“Concediendo las facultades delegadas, el Poder Ejecutivo queda habilitado para disponer de los fondos fiduciarios que manejan el presupuesto ambiental promoviendo la desregulación de los recursos naturales de la Patagonia y la soberanía de nuestro país, lo que impactará negativamente en la preservación de los bosques, glaciares, y ecosistemas”, advirtieron.

Respecto de la implementación del RIGI (Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones) manifestaron que “permite la apertura indiscriminada de importaciones sin costo alguno, no se les condiciona, ni tienen ningún tipo de obligación en contratar empresas argentinas para proveerse de insumos, permite no tributar en el país y fomenta la fuga de divisas”.

“Todo esto tiene un solo resultado, la destrucción de nuestra industria nacional. A la vez atenta y se contradice con la ley de Promoción Industrial de Tierra del Fuego AIAS, la que a su vez puede ser modificada y/o eliminada por la incorporación del articulo 111 al Paquete Fiscal”, advirtieron.

Por último, coincidieron en mantener este bloque de unidad y “articular conjuntamente en el territorio para sentar una posición unánime en defensa de la agenda patagónica”. Además, solicitaron a gobernadores, intendentes y jefes comunales de la región que “rechacen de pleno esta ley que solo sembrará hambre y desidia a nuestra Patagonia”.

El comunicado es suscripto por María Eugenia Duré (TDF), Cristina López (TDF), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Carlos Linares (Chubut), Silvina García Larraburu (Río Negro), Martín Doñate  (Río Negro), Silvia Sapag (Neuquén) Oscar Parrilli (Neuquén) y Daniel Bensusan (La Pampa).

Fuertes objeciones al blanqueo: reclaman sobre la figura de testaferros y la prohibición para hermanos

Los senadores Guadalupe Tagliaferri y Martín Lousteau pusieron el foco sobre la regularización de activos que plantea el paquete fiscal. Carlos Guberman apeló primero a la reglamentación, pero luego admitió que podrán “aclarar” cosas en el texto.

En el comienzo del debate del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes en la Cámara alta, los senadores Guadalupe Tagliaferri (Pro) y Martín Lousteau (UCR) apuntaron fuerte contra ciertos aspectos que plantea el capítulo de blanqueo de capitales, haciendo énfasis en la figura de los testaferros y la falta de prohibición de que puedan acogerse al beneficio hermanos de funcionarios.

Al tomar la palabra para hacer consultas al secretario de Hacienda, Carlos Guberman, Tagliaferri sostuvo: “Estamos frente al blanqueo número cien en Argentina, es lamentable, es triste, es preocupante que no logremos mejorar esta situación. Es un blanqueo excesivamente generoso, se blanquea gratis, se blanquea sin tope y no tiene penalidad”.

La macrista recordó que durante la gestión de Cambiemos se llevó a cabo un blanqueo que “fue exitoso, concreto y tuvo muchas más condicionalidades” que éste; y también “en la pandemia se aprobó un blanqueo para la construcción”. Ahora, “se permite que todas esas personas que blanquearon hace 6 y 3 años puedan volver a hacerlo; es la alegría de los evasores que dañan la economía argentina”, advirtió.

Además, la porteña alertó que “el GAFI envió un documento informal planteando su preocupación sobre la imposibilidad de tener una trazabilidad legítima de estos fondos”, teniendo en cuenta también el RIGI (Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones) que plantea la ley de Bases.

Tagliaferri apuntó contra el artículo 35 del proyecto fiscal, que establece la regularización de bienes inmuebles a nombre de terceros. “Esto se llama testaferros. No terminó de entender cuál es el objetivo, la garantía de trazabilidad y cuál es el país que quieren construir ustedes, donde están permitiendo que testaferros blanqueen. Este es el sueño de Daniel Muñoz, Marcelo Ramos, Lázaro Báez“.

“En el artículo 39 exigen que se haga la transferencia de dominio, pero dice que si en dos años no se pudo hacer y la persona presenta documentación, bueno, la autoridad de aplicación evaluará si es posible que la persona no la haga”, agregó.

Guberman le respondió que están “completamente de acuerdo con lo negativa que es la política de blanqueo sistemático; claramente no es la solución. Tiene que ver con la falta de control y supervisión histórica de la AFIP y la ANSeS, órganos que deberían controlar lo que no controlan”.

Sobre lo resaltado por la senadora macrista, el funcionario dijo que “en la reglamentación se va a detallar qué tipo de información, documentación, debería contener; es la regla habitual. Se van a tener en cuenta las normas antilavado”.

“El testaferro ya tiene declarado los bienes, así que no es una cuestión impositiva. No apuntamos a esos casos, sino a los casos de personas que han adquirido inmuebles a través de vehículos no del todo regularizados, como fideicomisos”, explicó e insistió que “en la reglamentación se van a tomar las precauciones para cuál es el origen de los fondos, cómo los pudieron haber adquirido”.

Durante la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Lousteau afirmó que “lo que habilitan, a pesar que digan que no, es la intención, es que alguien blanquee inmuebles, edificios, propiedades o campos que tienen a nombre de otros”. “Eso de que la reglamentación lo va a subsanar a nosotros no nos deja muy tranquilos; primero, por la posición pública del presidente, y segundo porque en otra parte del proyecto están haciendo absolutamente lo contrario. Están limitando el poder de las entidades financiaeras para decir qué requisitos adicionales le pueden exigir a aquellos que vienen a exteriorizar bienes”.

“En el texto está explicitado que se van a cumplir las normas contra el lavado de activos. Contra la desconfianza no hay mucha acción ni texto que lo pueda salvar”, contestó Guberman y lanzó: “Se quedan con la parte del presidente diciendo ‘no me importa de dónde vienen los fondos’, pero nunca hacen el comentario que el presidente lo que todo el tiempo dice es que hay que cumplir la ley”.

Carlos Guberman (Foto: Comunicación Senado)

En una nueva intervención, Lousteau reiteró que “una persona puede blanquear algo que está a nombre de otro” y “los requisitos que se van a pedir son los mínimos”. “No es un tema de confianza o desconfianza, es lo que está escrito en una ley”, señaló y cuestionó que “este paquete tiene un régimen muy generoso para aquel que no pagó impuestos; yo me animo a describirlo como el más generoso de la historia de los blanqueos, de hecho permite blanquear a tasa cero”.

Y fue más allá, al graficar que la iniciativa prevé “una rebaja impositiva para los sectores con mejor condición patrimonial”, es decir que “los más ricos de la Argentina van a pagar menos”. “Tenemos un aumento del impuesto a las Ganancias para la clase media. Es un paquete que baja la presión tributaria a los más ricos y le carga presión tributaria a la clase media”, sumó.

Pero además subrayó que “permite, igual que en el blanqueo del gobierno de (Mauricio) Macri, que los hermanos de los funcionarios blanqueen. Tu suegro o suegra no pueden blanquear, pero tu hermano o hermana sí. Y esto es grave, porque es el vínculo más cercano”.

“Hay un montón de cosas de esta ley que son malas y se pueden corregir si trabajamos como corresponde. Y no hay chicanas en esto. Hoy a la mañana había un diario que tituló que yo pregunté ‘¿los hermanos pueden blanquear?’. No es por el presidente y la secretaria General (Karina Milei), porque son funcionarios y no pueden blanquear. Yo pregunté porque seguramente en el pasado hay funcionarios de hoy que los hermanos sí pueden blanquear; y funcionarios del pasado que también van a poder blanquear“, expresó.

A continuación, el radical aseguró que pedirá que “se excluyan a los hermanos” y que el plazo de 5 años se extienda a 10 para que abarque no solamente a una gestión para atrás. También manifestó: “Voy a pelear para que la tasa sea más alta, no del 0% o 5%”.

Al responder en otro tramo, el secretario de Hacienda leyó el artículo 35 (cuestionado por la figura de testaferros) y aseveró que “explícitamente solo se puede usar la figura del tercero si el que tenía en su propiedad el bien era una sociedad”. “Los Sauces es una empresa”, tiró Tagliaferri fuera del micrófono.

En tanto, sobre la prohibición de que hermanos de funcionarios blanqueen, Guberman expresó: “Podemos aclarar el tema, habíamos puesto ascendentes y descendentes. Nos faltó movernos para el costado también”.

En otro momento de las consultas, el senador Víctor Zimmermann (UCR) preguntó al funcionario “si tienen previsto prestarles (de los fondos que se recauden), a través de algún mecanismo, ya sea tipo bonos o créditos, a los gobiernos provinciales y que tengan una fuente de financiamiento”.

“En cuanto al destino de los fondos la norma plantea que se puedan dar determinados fines a los depósitos que estén en las cuentas especiales. En el momento de reglamentar se podrá establecer a dónde destinar, podemos tomar en cuenta el pedido de que haya una parte de esos fondos que esté habilitado para operaciones de crédito de las provincias proyectos de inversión de obra pública. Lo anotamos y lo dejamos como una cuestión a evaluar”, respondió Guberman.

 

Con cuestionamientos sobre el blanqueo y Ganancias, arrancó el tratamiento del paquete fiscal en el Senado

Se realizó la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda con la visita de Carlos Guberman. Se pasó a un cuarto intermedio sin día y hora.

Foto: Comunicación Senado

Con un debate centrado en el blanqueo de capitales y la vuelta del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría, se llevó a cabo este jueves durante tres horas una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado en la que se trató el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. A la misma asistió el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, quien respondió preguntas de los senadores.

Del encuentro participaron, además del oficialismo, legisladores de la oposición no K, pues el interbloque de Unión por la Patria se adhirió al paro general convocado este jueves por la CGT, que entre las 10 razones de la huelga incluyó la restitución de Ganancias.

Al finalizar, el presidente de la comisión, el libertario Ezequiel Atauche, informó que se pasaba a un cuarto intermedio, pero sin precisar día y hora. Posteriormente, el presidente de Legislación General, Bartolomé Abdala, anunció que en el caso de la ley Bases se aceptará convocar a invitados, con lo cual se confirmó así la caída del trámite exprés que el oficialismo quería darle a ambos proyectos del Ejecutivo, intentando dictaminar esta misma semana.

De acuerdo a lo ocurrido en las distintas jornadas, las iniciativas se encaminan a tener modificaciones en la cámara revisora, lo que obligaría su vuelta a Diputados para la sanción final. Al correrse los tiempos, el Gobierno no llegaría antes del Pacto de Mayo con la sanción de las leyes, el cual era su objetivo.

El proyecto fiscal, que contiene la restitución de Ganancias, un blanqueo de capitales, una moratoria y cambios en Bienes Personales y el régimen de monotributo, tuvo media sanción en la Cámara baja el pasado 30 de abril por 140 votos a favor, 103 en contra y 6 abstenciones.

Las miradas están puestas sobre los votos complicados para La Libertad Avanza en la cuestión Ganancias: todos los senadores patagónicos están en contra y, sin esas voluntades, más otras posibles de senadores federales, corre riesgo de ser rechazado.

El texto establece la vuelta de este tributo para trabajadores solteros a partir de los 1,8 millones de pesos y para casados con hijos desde los 2,2 millones de pesos.

Foto: Comunicación Senado

En el arranque, Guberman detalló los aspectos centrales del proyecto y aclaró: “No son las medidas ni el programa estructural con el que queremos re-encauzar el funcionamiento de la Argentina para el futuro. Son medidas que apuntan más a solucionar cuestiones de corto plazo. Ajustar algunas medidas tributarias que se modificaron en los últimos años para tener una especie de puente al momento que tengamos el proyecto de reforma tributaria, para poder avanzar en una reforma más de fondo”.

Respecto a la moratoria, para regular deudas, señaló que “es convencional, sin demasiada diferencia respecto a moratorias que se han hecho en otras oportunidades” con “un tratamiento diferencial entre contribuyentes, apuntando a la capacidad financiera que pueden tener”.

Sobre la regularización de activos, más conocido como blanqueo, el funcionario subrayó que “un blanqueo no es lavado; esto no tiene nada que ver con un lavado de activos. Estamos hablando de un blanqueo cumpliendo con las normas que fija la UIF”.

Habrá tres etapas para acceder, en las cuales varían las alícuotas y “hay un tratamiento diferencial para el blanqueo en efectivo respecto de los demás activos” que se podrá “depositar en una cuenta especial, no se paga ningún tipo de alícuota y se fija un mínimo de 100 mil dólares”.

Guberman aseguró que los no residentes no podrán ingresar dinero en efectivo; y que al blanqueo tampoco podrán acceder funcionarios públicos y familiares de funcionarios de los últimos 5 años.

Luego habló de los cambios en Bienes Personales se unifican las alícuotas para los bienes en el exterior y los bienes en el país; y se establece una reducción progresiva de las escalas, “con la idea de llegar al 2027 con una alícuota de 0,25% para todos los contribuyentes” y que “en el año 2027 se termine el impuesto y no exista más”. También se plantea un beneficio para los contribuyentes cumplidores, con un descuento con una alícuota de 0,5%.

Además, en su exposición inicial mencionó la derogación del impuesto a la transferencia de inmuebles y el capítulo sobre transparencia fiscal al consumidor, que trata sobre la información que reciben los consumidores al obtener la factura o ticket de compra (con detalles sobre el IVA, por ejemplo).

El secretario de Hacienda destacó que tanto en el monotributo como en Ganancias “se han modificado las escalas, se le ha dado mucho más progresividad” para que “uno vaya mejorando sus ingresos y no sea empujado automáticamente a las escalas más altas”. Además, en el caso del régimen de pequeños contribuyentes, habrá una actualización semestral de las escalas y “durante 2024 el Poder Ejecutivo podrá hacer una modificación adicional, obviamente hacia arriba”. Mientras que en Ganancias, habrá “ajuste en el mes de septiembre con la inflación del trimestre previo”.

En las preguntas, los senadores Guadalupe Tagliaferri (Pro) y Martín Lousteau (UCR) apuntaron fuerte contra ciertos aspectos que plantea el capítulo de blanqueo de capitales, haciendo énfasis en la figura de los testaferros y la falta de prohibición de que puedan acogerse al beneficio hermanos de funcionarios. Mientras que, por su parte, las senadoras patagónicas Andrea Cristina (CF-Chubut) y Mónica Silva (JSRN-Río Negro) se refirieron a la cuestión Ganancias, entre otros.

Foto: Comunicación Senado

En tanto, la senadora mendocina Mariana Juri (UCR) consultó sobre el costo del paquete fiscal, a lo que Guberman aclaró que todo dependía de muchos factores, pero señaló que la expectativa estaba puesta en que el total del paquete fiscal pudiera generar 1 punto del PBI, si el blanqueo es exitoso y el acogimiento es alto en lo que refiere a Bienes Personales. De eso aproximadamente 60% es de provincias, 40% es de Nación.

Respecto de Ganancias, depende de cuándo entre en vigencia, aclaró el funcionario, que precisó que “el nuevo régimen empieza a pagarse cuando entra en vigencia. No se generan obligaciones para atrás”. El cálculo estimativo es de 1,3 billones adicionales para lo que resta del año en concepto de este tributo.

Por la modificación en monotributo, se esperan 152 mil millones de pesos, mientras que para Bienes Personales, “dependerá de cómo se distribuya la situación entre el adelanto del impuesto y las modificaciones de las alícuotas. Podría generar este año 500 mil millones de pesos, habiendo un acogimiento alto”. “Esos son los números globales”, dijo.

Sobre el final de la reunión, la senadora cordobesa Alejandra Vigo (UF) preguntó si estaban contemplando excluir específicamente a quienes ya participaron de otros blanqueos, y ejemplificó: “Queremos evitar la industria del juicio y ahora estamos haciendo la industria del blanqueo”.

Guberman aceptó esa observación, afirmó que estaban analizando qué hacer en ese tema, pero aclaró que dejar afuera a todos los que han blanqueado en algún momento podía generar una asimetría que los hiciera pasibles de “abrir frentes judiciales en contra de excluir a esos individuos”. Vigo concluyó advirtiendo entonces: “Esa es una de las cosas que voy a plantear modificar”.

 

 

 

Con polémica por la fe de erratas y la exposición de funcionarios, el Senado empezó el debate de la ley Bases

Asistieron el ministro del Interior, Guillermo Francos, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento, María Ibarzábal Murphy. Senadores de UP denunciaron que el texto que llegó a la Cámara alta “no es el mismo que salió de Diputados”. El debate continuará este miércoles a las 10.

Denuncias, pedido de cuarto intermedio y picos de tensión. Así fue el inicio en la Cámara de Senadores del tratamiento del proyecto de la ley de Bases -con media sanción de Diputados- en un plenario de comisiones a la que asistieron funcionarios del Ejecutivo a explicar los puntos centrales de ambas iniciativas, entre ellos, el ministro del Interior, Guillermo Francos, hombre clave del oficialismo a la hora de tejer puentes de consenso con los bloques dialoguistas. El debate fue por momentos áspero y dejó la sensación de que la aspiración oficial de avanzar rápido con un dictamen esta misma semana, para poder sesionar la próxima, podría ser un deseo demasiado ambicioso.

Este miércoles continuará el debate en comisiones y arrancará la discusión en torno a el otro proyecto que obtuvo media sanción la semana pasada: el paquete fiscal.

Al encuentro, que se extendió por casi seis horas en el Salón Azul, asistieron también el vicejefe de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo de la Presidencia de la Nación, María Ibarzábal Murphy. También participó el secretario de Hacienda, Carlos Guberman.

Previo a la exposición de los invitados, en nombre de Unión por la Patria el jefe de la bancada, José Mayans, volvió a reclamar por la constitución de las comisiones de forma “incorrecta” tanto en Diputados como en Senadores. “Seguimos reclamando el tema de la composición que nos corresponde por la representación que tenemos y se ha violado eso”, planteó y postuló para completar la integración de las autoridades de la Comisión de Asuntos Constitucionales a la tucumana Sandra Mendoza, para Legislación General al pampeano Daniel Bensusán y para Presupuesto y Hacienda al puntano Fernando Salino.

Además, el formoseño propuso que asistan a las reuniones de comisión “una lista de gente que nos ha pedido participar por la magnitud que tienen estas leyes que vienen de Diputados y que necesitamos escuchar todas las voces”. Así, propuso hacerlo los días martes, miércoles y jueves de la próxima semana para “escuchar las consideraciones que hacen esos sectores”.

El salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal) sugirió a la oposición que armen la lista y esta misma semana se la envíen al presidente de la comisión para “decidir cómo vamos a sesionar los días sucesivos y se puedan incorporar esas personas. Si no alcanza el tiempo se postergará, pero para no dejar todo para la semana que viene y podamos seguir en diálogo adhiriendo a la necesidad de que se incorporen otras personas”.

“Nosotros no somos jueces de la sanción de Diputados por lo tanto debemos trabajar con lo que nos remitió. No podemos interrumpir un tratamiento dudando de la remisión de la Cámara. No corresponde que seamos jueces de los despachos. No debe afectar la veracidad que nos mandaron”, expresó Romero.

La vicejefa del bloque UP, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, le respondió y afirmó que están trabajando en los listados para enviarlos a las comisiones y puedan ser citados.

Por su parte, el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Edgardo Kueider, expresó: “Es un tema que va a requerir una amplia discusión como en Diputados y problemas como los que estamos viendo y hay que resolver antes de que sea aprobado. Así como no somos jueces, tampoco somos escribanía”, y preguntó: “Quería preguntarle al Gobierno si pretende que en este Senado este tema quiere que se vote a libro cerrado o si van a habilitar las propuestas y discusión que proponen los distintos senadores”.

“De ninguna manera se va a hacer a libro cerrado, estamos en plenario para que cada uno exprese sus ideas”, le respondió Abdala.

El clima de la reunión se caldeó cuando los senadores de Unión por la Patria denunciaron que el texto que estaban tratando “no” era el mismo que se votó en Diputados, a instancias de la advertencia que más temprano hizo el jefe del bloque en la Cámara baja, Germán Martínez. A eso se sumó el ingreso de dos fe de erratas sobre dos artículos que fue calificado por la oposición dura como “ilegal y trucho”.

También trajeron sobre la mesa la denuncia que varios diputados hicieron respecto del sentido de sus votos en la sesión donde ambas iniciativas tuvieron media sanción. Al respecto, desde el espacio insistieron con pasar a un cuarto intermedio para solucionar esas cuestiones, pero el pedido fue desestimado.

La palabra de los funcionarios

El primero en intervenir fue el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien dio una breve introducción de la ley Bases y explicó que “si uno recorre los 40 años de historia democrática, cada nuevo gobierno tuvo que resolver problemas heredados”. En esa línea sostuvo que “el presidente (Javier) Milei se encontró con la peor crisis de la historia de la democracia”.

Además, el funcionario explicó ante los senadores los títulos referidos al RIGI, la reforma del Estado, las empresas estatales a privatizar y los cambios en el sistema previsional. También tuvo un fuerte cruce con el jefe del interbloque Unión por la Patria, José Mayans.

FOTO: Comunicación Senado

A su turno, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, explicó: “El título 1 son las declaraciones de emergencia son solo en cuatro materias, económica, financiera, administrativa y energética por el plazo de un año”, y comparó: “En la versión original eran 11 emergencias por un año”.

Sobre la reforma del Estado en el título 2 precisó: “Lo que pedimos al Congreso es una facultad para poder reorganizar los organismos descentralizados del Ejecutivo. La idea es poder seguir cumpliendo con la política pública de cada uno de estos organismos de una forma más eficiente con un Estado financiable por el resto de la sociedad. Estos organismos han crecido en los últimos años de forma desmedida. El camino que planteamos es el que iniciamos con INADI de poder centralizar algunas funciones, continuar la política pública desde los ministerios”.

Al hablar de los Fondos Fiduciarios señaló que “fue un tema que tomó relevancia en los últimos meses y el objetivo es ir contra el vehículo porque entendemos que los fondos fiduciarios escapan a muchos mecanismos de control del Estado y en los últimos años tuvieron muchos problemas”.

En el tema privatizaciones, Rolandi indicó: “El consenso que conseguimos es focalizar en las 11 empresas que generan el mayor déficit para el Estado y la sociedad. Esto lo abrimos en tres categorías basándonos en la ley de privatizaciones del 89 las empresas sujetas a concesión, empresas sujetas a privatización total y dos empresas que quedaron a la incorporación de capital privado, pero el Estado tiene la mayoría accionaria y el control”.

Respecto de los cambios laborales, sostuvo que es para “volver a dotar al Ejecutivo de herramientas para seguir en un proceso de lograr un Estado más financiable para el resto de la sociedad y más eficiente”.

Según Rolandi, la moratoria laboral “fue un pedido de varios sectores” y es algo que “impacta fuertemente en las PyMEs y el sector productivo para poder regularizar muchos trabajadores”.

FOTO: Comunicación Senado

Por último, se refirió al RIGI (Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones) y planteó que el objetivo es “promover grandes inversiones que son proyectos de larga maduración, donde los ingresos durante los 3 años no superan el umbral del 30% respecto de los montos de las inversiones de ese proyecto. El Ejecutivo propone beneficios impositivos, aduaneros y cambiarios para atraerlos y competir con los que existen en el mundo. Buscamos generar empleo, actividad y cubrir al FISCO de no resignar ingresos”.

“El RIGI nos fija un norte porque es diferente al que hoy existe. Lo que queremos lograr es que el régimen general impositivo argentino se vaya acercando a lo que proponemos como RIGI”, agregó y cerró: “El paquete fiscal viene a atacar la coyuntura, poder dotar al FISCO de recursos para poder seguir manteniendo el equilibrio fiscal de forma sostenible, hoy es un esfuerzo para la sociedad y el sector productivo, pero a medida que vayamos acomodando las cuentas y solidez fiscal vamos a proponer una reforma impositiva que reduzca impuestos y carga tributaria para que el régimen general converge con el RIGI”.

Al cierre de su presentación, Rolandi se refirió a la polémica ley del tabaco: “Estaba el dictamen anterior por pedido de varios bloques entendemos que fue votado afirmativamente y es parte de la media sanción. Eliminamos el impuesto mínimo que está objetado en la justicia por un sector de la industria y genera una carga impositiva desigual al sector y proponemos reemplazarlo por un único impuesto del 73% que solucionaría el problema de evasión y nivelaría”.

Luego, María Ibarzábal Murphy, titular de Planeamiento Estratégico, detalló en profundidad los artículos que refieren a la reforma del Estado y señaló que la administración pública “no puede ser regida por funcionamientos del siglo pasado”.

En línea con los fundamentos de la ley en cuestión, la funcionaria refirió que “existe una estructura sobredimensionada y deficitaria con procedimientos largos y engorrosos”. También indicó que “las tramitaciones se dilatan excesivamente sin razón, no se respetan los tiempos estipulados en la ley y el agotamiento de la vía administrativa busca incentivar la función pública”.

Por último, afirmó que las modificaciones “promueven la participación ciudadana en la formación de decisiones a través de mecanismos de consulta pública”, y agregó que “se incorpora un artículo para reglar los estándares que esos procedimientos deben tener en materia de tarifas y servicios públicos”.

A la hora de las preguntas, los senadores Martín Lousteau (UCR) y Anabel Fernández Sagasti (UP) pusieron el foco sobre el tema del RIGI. La mendocina puntualmente señaló que el artículo 163 “claramente viola la Constitución y la autonomía de las provincias” y procedió a leer detalladamente el mismo y marcó los aspectos contradictorios y “anticonstitucionales”.

Por su parte, el fueguino Pablo Blanco (UCR) adelantó que no votará a favor de la delegación de facultades, porque “nunca lo hice y este Gobierno no me genera confianza porque no están dispuestos a cumplir con la Constitución y se vio con el DNU. La delegación de facultades son cosas excepcionales”.

Senadores de UP advirtieron que enviaron otro texto de la Ley Bases y que “con la fe de erratas no sirve”

Desde el oficialismo explicaron que “ha habido un error de tipeo que ha sido responsabilidad de la Cámara de Diputados” y que han enviado dos fe de erratas. Desde UP pidieron un cuarto intermedio para resolver la situación y garantizar la legalidad de la media sanción.

El tratamiento de la Ley Bases y el paquete fiscal en el plenario de comisiones del Senado de este martes arrancó con una denuncia desde el bloque de senadores de Unión por la Patria: “Los textos que enviaron al Senado no son lo que se aprobó en Diputados”.

Fue tras la advertencia que hizo el jefe del bloque en la Cámara baja, Germán Martínez, respecto de diferencias entre la media sanción y lo que llegó a la Cámara alta. Por ese motivo, el titular de la Comisión de Legislación General, el puntano Bartolomé Abdala (LLA), explicó: “Han entrado dos fe de erratas. Lo que nos ha enviado la Cámara de Diputados es lo que vamos a tratar tal cual como ley. Nosotros como Cuerpo tenemos la responsabilidad de tratarlo”.

Al respecto, el titular de la principal bancada opositora, José Mayans (Formosa), expresó preocupación con respecto a lo que pasó en Diputados con la votación. “Hay un reclamo hecho por las autoridades de los bloques. Primero por el texto que llegó al Senado que tiene errores en cuanto a la diferencia que fue votada en el recinto y lo que tenemos de ingreso de expediente. Es importante porque una palabra en un artículo cambia todo. Estamos preocupados por eso porque si hubo realmente este error, esto hace un impedimento del tratamiento hasta que Diputados pueda aclarar cómo es el tema del texto y de la votación porque hay dos diputados que dijeron que le contabilizaron mal el voto”, precisó.

Por su parte, la vicejefa del espacio, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, comentó: “Hemos recibido una fe de erratas de la Cámara de Diputados en donde enmienda los errores de tipeo que había entre el texto votado y el remitido a la Cámara de Senadores”.

“No creo que lo que están reclamando en Diputados no sea algo que no podamos discutir porque trata básicamente del capítulo 1 del título 9 que es sobre el tabaco. Es todo un capítulo del cual no sabemos cuál va a ser el resultado del texto de la ley”, planteó.

La senadora mendocina le preguntó a Abdala: “¿Tienen conocimientos si en Diputados están resolviendo esta situación gravísima del reclamo de dos diputados que le contabilizaron los votos mal y si el texto va a ser este y si lo van a resolver?”, y agregó: “No nos podemos hacer los distraídos que este título de la Ley del Tabaco fue muy mediatizado por acusaciones de lobby por parte de algunos empresarios y por la aparición de este capítulo sobre la votación a último momento”.

A su turno, la neuquina Silvia Sapag manifestó: Tampoco podemos aceptar esto, se votó un texto y nos envían otro. Por más que nos pasen una fe de erratas, es lo que denuncia el presidente de nuestro bloque en Diputados. Ellos manifiestan que cambiaron los textos del artículo 152 y del 171 y una ratificación de ustedes con una fe de erratas no sirve. Esto cambia el sentido. Si estamos burlando la voluntad de Diputados si nosotros aceptamos estos artículos como ahora nos quieren hacer aparecer”, y preguntó: “¿Quién lo cambió y por indicación de quién?”.

“Es la primera vez que veo que pasa esto en una ley tan importante que se lleva por delante la Constitución, que modifica las relaciones económicas, políticas, sociales donde se deja el Congreso de lado. No podemos aceptar que cualquiera modifique la voluntad de los diputados y nos vengan a traer otro texto”, cuestionó.

De la vereda de enfrente, Abdala le aclaró: “Ha habido un error de tipeo que ha sido responsabilidad de la Cámara de Diputados y nosotros tenemos que tratar acá la ley como tal cual ha venido. La fe de erratas le da validez plena a lo que se va a tratar”.

A su turno, el salteño Sergio Leavy pidió que antes de tratar el tema se resuelva el problema de la votación en Diputados de los diputados Aldo Leiva, María Luisa Chomiak, Daiana Fernández, Germana Figueroa Casas en uno de los artículos.

“Si tratamos este proyecto y viene sin una legitimidad de origen es factible que luego se le de una anticonstitucionalidad. Me gustaría que resolvamos esta situación porque no es algo menor porque todo lo que vamos a tratar ahora no tendría legitimidad. Que nos manden un texto diferente al que se votó es muy grave”, expresó y sugirió pasar a un cuarto intermedio y tratar el tema de lo que pasó en Diputados para ver “si va a ser legal debatirlo”.

Leavy sostuvo: “Tenemos que tener un trabajo de varias semanas. Esto puede pasar a la justicia si no se corrige. Por la institucionalidad del Senado deberíamos tener la seguridad si todo lo que se trató en Diputados fue legal o no”.

Por último, la bonaerense y titular del bloque Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio, manifestó: “La fe de erratas es un recurso utilizado cuando no cambia el sentido del texto aprobado por la voluntad mayoritaria de la cámara. Cuando el texto cambia, el sentido de lo que votó una cámara no es fe de erratas, es trampa, es trucho, es ilegal”.

“Según la fe de erratas el artículo 152 se cambió la numeración, el Poder Legislativo tiene facultad para cambiar la numeración era el 151 del dictamen de mayoría. El cambio es ‘autorización de exportación’ por ‘permiso de exportación’ pero las cosas cambias en el derecho administrativo porque cambia el sentido de lo que se aprobó”, planteó Di Tullio sobre la primera fe de erratas.

La otra fe de erratas recae sobre el artículo 170 -que pasa a ser 171- por lo que la bonaerense resaltó que “lo que se votó en Diputados y no es el texto que estamos trabajando en teoría, no sé qué estoy tratando”.

Fernández Sagasti volvió a pedir la palabra y apuntó: “Esto que están haciendo es encubrir un delito que diputados de Unión por la Patria están manifestando en la Cámara baja, pero lo que sucede es que nos incumbe a nosotros porque no sabemos qué texto va a terminar siendo el del tabaco, es una ley trucha. Lo tienen que corregir y reparar por que sobre qué texto le vamos a preguntar a los funcionarios. Esto fue introducido en Diputados, no vino en el texto enviado por el Ejecutivo. O no tratamos e invitamos de nuevo a los señores funcionarios cuando todo esto se aclare para poder preguntarles es una cuestión de fondo lo que le estamos pidiendo”.

Ley Bases y paquete fiscal: arranca este martes una semana crucial para el oficialismo en el Senado

Los dos proyectos con media sanción de Diputados comenzarán a debatirse en comisiones, con el ambicioso deseo de LLA de que la semana próxima se traten en el recinto. Legisladores clave y el rol de UP, con su numerosa primera minoría.

Este martes se iniciará, con un plenario de comisiones, un nuevo desafío parlamentario para el oficialismo: será con el crucial trámite que tendrán los proyectos de la ley de Bases y el paquete fiscal en el Senado, donde La Libertad Avanza cuanta solamente con siete legisladores propios.

Tras el arduo trabajo que ambas iniciativas del Ejecutivo conllevaron en Diputados -con el antecedente de la derrota del verano-, será ahora el turno de la cámara revisora, donde otros son los protagonistas y el reparto de fuerzas.

El debate se dará además en una semana cargada por asambleas de trabajadores y el paro general del 9 de mayo. Las protestas en contra del contenido, y sobre todo de las privatizaciones, que plantea la ley de Bases se acrecientan.

Lo que Unión por la Patria no pudo evitar en la Cámara baja, buscarán sus pares del otro lado de Pasos Perdidos. Es que, en el Senado, la bancada peronista/kirchnerista reúne 33 senadores propios y, sí no presenta figuras, estaría a solamente 4 senadores de juntar una mayoría para rechazar en general la ley Bases. Sería el peor escenario para LLA, pues el proyecto no se podría volver a tratar durante todo el año.

En la oposición más dura hay quienes insisten en que ésta sea la estrategia, dado que lograr que se modifiquen algunos artículos no sería garantía: en la cámara de origen podrían insistir con la versión que de allí salió. Sí se complicaría para el oficialismo en caso que esos cambios lograran una mayoría de dos tercios (muy difícil), porque luego en el cuerpo que preside Martín Menem alcanzar ese mismo número sería imposible sin UP.

Tanto del lado de la primera minoría como del oficialismo, hay senadores de otros bloques sobre los que las miradas están puestas con particular atención. Entre ellos aparecen los peronistas disidentes -exUP- Edgardo Kueider y Carlos “Camau” Espínola, asociados en bloque con la cordobesa Alejandra Vigo, quienes no responden a sus gobernadores. Kueider, además, será protagonista en la conducción de los debates porque preside la Comisión de Asuntos Constitucionales. No estaría de acuerdo con un debate mega exprés.

Si los tiempos se retrasaran, en LLA saben que lo más probable es que no se llegue al Pacto de Mayo, el 25 de este mes, con las dos leyes aprobadas, lo que era objetivo del presidente Javier Milei. Pacto al que iban a ser invitadas todas las provincias, en un principio, pero ahora habrá gobernadores a los que la Casa Rosada avisó que no convocará.

Los nombres que también aparecen en el radar son los de algunos radicales, como Martín Lousteau -presidente del partido a nivel nacional-, el fueguino Pablo Blanco y el bonaerense Maximiliano Abad. Son quienes en la votación del rechazo del DNU 70/23 se diferenciaron dentro de su bloque: los dos primeros votaron en contra y el tercero se abstuvo. En Diputados, ningún radical votó en contra de la ley de Bases ni del paquete fiscal; sólo hubo un puñado de abstenciones del grupo Manes.

El tándem de los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano es también observado con atención. De los bloques provinciales, son de los que se han mostrado más críticos con el Gobierno nacional y también rechazaron el DNU. Más allá de las negociaciones del ministro del Interior, Guillermo Francos, con el gobernador Claudio Vidal, en Diputados los dos legisladores referenciados en el oficialismo provincial tuvieron votaciones llamativas: en la ley de Bases uno votó en contra y uno a favor; y en el paquete fiscal uno se abstuvo y el otro se ausentó.

En el proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, la restitución del impuesto a las Ganancias abre un panorama más complicado todavía. Pero en este capítulo hay quienes apuestan contar incluso con senadores de UP a favor. En la Cámara baja, un catamarqueño apoyó y los demás se abstuvieron. El gobernador Raúl Jalil salió a apoyar fuerte la aprobación de ambas leyes. En el Senado, por lo menos en lo que respecta al proyecto de Bases, sobre la que tiene interés en el RIGI (mineras), Lucía Corpacci ya avisó que “seguramente” vote en contra.

A diferencia de la Cámara baja, donde los tres legisladores de Independencia que responden a Osvaldo Jaldo ya actúan como aliados directos de LLA, los senadores Sandra Mendoza y Juan Manzur no estarían tan proclives a hacerle caso a su gobernador. Mucho más Manzur, quien siempre ha rivalizado con él.

En la ley de Bases uno de los capítulos que abrió polémica fue el que logró ser incorporado en el final, a instancias de la oposición dialoguista, sobre impuestos internos al tabaco. El tema generó una grieta dentro de UP, que habrá que ver qué define hacer como bloque en el Senado.

El cronograma de comisiones

Tal cual adelantó parlamentario.com, este martes a las 14 se reunirán las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para iniciar el debate de la ley de Bases. Será en el Salón Azul, con la presencia del ministro del Interior, Guillermo Francos; el vicejefe de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo de la Presidencia de la Nación, María Ibarzábal Murphy; el secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Carlos Guberman; y el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo.

El trabajo legislativo en el Senado continuará al día siguiente, el miércoles 8 de mayo, a partir de las 10 de la mañana. En el Salón Azul se reanudará el plenario informativo con la presencia nuevamente de Chirillo y, para hablar de la reforma laboral, del secretario de Trabajo, Julio Cordero.

A las 14.30 se reunirá la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el jujeño Ezequiel Atauche, para comenzar a analizar el paquete fiscal. Será con la presencia del secretario de Hacienda, Carlos Guberman.

El cronograma concluye el jueves 9 de mayo, a las 10, cuando en el Salón Azul volverán a reunirse los integrantes del plenario de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales, para tratar de firmar el dictamen correspondiente de la ley de Bases.

A continuación, la Comisión de Presupuesto y Hacienda haría lo propio con el proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Si el dictamen de esta norma también es firmado, quedará todo listo para llegar al recinto el jueves venidero.

De momento, para el miércoles 15 de mayo sigue firme la sesión informativa prevista para las 11 de la mañana, con la visita del jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Aunque fuentes legislativas consultadas por este medio no descartaron que esa sesión sea reprogramada, atento a la sesión en la que el oficialismo buscará debatir ambas iniciativas.

 

Se confirmó en el Senado el cronograma para el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal

Tal cual lo anticipado por parlamentario.com, ya está listo el organigrama de trabajo para las leyes que tuvieron media sanción de Diputados el último martes. Quiénes serán los invitados.

Igual que sucedió cuando el debate en Diputados, el ministro Guillermo Francos asistirá al plenario de comisiones en el comienzo del debate en el Senado.

Conforme la premura oficialista para aprobar los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, se oficializó este viernes a última hora el cronograma de reuniones para la semana entrante, en la que se iniciará formalmente el debate en comisiones de esas normas.

Recordemos que ambos proyectos ingresaron al Senado el jueves por la noche, tal cual adelantó parlamentario.com, que también detalló en forma exclusiva el organigrama que preparaba el oficialismo para debatir las leyes que el oficialismo quiere tener aprobadas antes del 25 de Mayo.

Según el detalle oficializado este viernes, que certifica el adelanto de este medio, el martes 7 de mayo a las 14 se reunirán las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para iniciar el debate de la ley de Bases. Será en el Salón Azul, con la presencia del ministro del Interior, Guillermo Francos; el secretario ejecutivo de Gobierno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, José Rolando; la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo de la Presidencia de la Nación, María Ibarzábal Murphy; el secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Carlos Guberman, y el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo.

El trabajo legislativo en el Senado continuará al día siguiente, el miércoles 8 de mayo, a partir de las 10 de la mañana. En el Salón Azul se reanudará el plenario informativo con la presencia de Eduardo Rodríguez Chirillo y, para hablar de la reforma laboral, el secretario de Trabajo Julio Cordero.

A las 14.30 se reunirá la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el jujeño Ezequiel Atauche, para comenzar a analizar el paquete fiscal. Será con la presencia del secretario de Hacienda, Carlos Guberman.

El cronograma de la próxima semana concluye el jueves 9 de mayo, a las 10, cuando en el Salón Azul volverán a reunirse los integrantes del plenario de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales, para tratar de firmar el dictamen correspondiente de la ley de Bases.

A continuación, la Comisión de Presupuesto y Hacienda hará lo propio con el proyecto de Medidas Fiscales paliativas y relevantes. Si el dictamen e esta norma también es firmado, quedará todo listo para llegar al recinto el jueves venidero.

De momento, para el miércoles 15 de mayo sigue firme la sesión informativa prevista para las 11 de la mañana, con la visita del jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Aunque fuentes legislativas consultadas por este medio no descartaron que esa sesión sea reprogramada, atento a la sesión en la que el oficialismo tratará de convertir en ley Bases y paquete fiscal.

Buscan acelerar los tiempos en el Senado y ya hay un cronograma de trabajo

El debate de las leyes de Bases y de Medidas Fiscales se daría a lo largo de la próxima semana. Cuándo sería la sesión y cómo están los números que se manejan.

Con el envión que le ha dado al oficialismo la media sanción de las dos leyes enviadas por el Poder Ejecutivo al Congreso como condición indispensable para firmar el Pacto de Mayo, La Libertad Avanza intentará no perder tiempo y avanzar de manera rápida con el tratamiento de la ley de Bases y el paquete fiscal en el Senado.

Por lo pronto, Diputados remitió a la Cámara alta este jueves por la noche los textos de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, con todas las modificaciones aplicadas el martes pasado durante el tratamiento en particular de ambas leyes.

C.D. 1-24

Ahora las autoridades de la Cámara alta buscarán hacer la próxima semana reuniones informativas y tratar de dictaminar, de modo tal de quedar en condiciones de ir al recinto a la semana siguiente.

Según fuentes consultadas por este medio, el cronograma elaborado obligaría a postergar la presentación del informe de gestión del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, prevista para el miércoles 15 de mayo. De ser así, el debut de Posse en el Congreso se pasaría probablemente a la semana siguiente.

El plan de trabajo de los senadores al que accedió parlamentario.com comprendería toda la semana hábil que va del 6 al 10 de mayo. Comenzando por el lunes al mediodía, cuando se prevé una reunión de los presidentes de bloques del oficialismo y las bancadas más cercanas, aquellas que en diciembre del año pasado formaron una mayoría de 39 con la que consiguieron designar autoridades del Cuerpo y las comisiones. Allí se buscará organizar el trabajo de los días posteriores.

Para el martes 7 de mayo a las 14 se realizaría una reunión plenaria de las comisiones de Legislación General, de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda, que serán en definitiva las elegidas para analizar la ley de Bases, tal cual sucedió en Diputados. Será informativa, y asistirían, según pudo saber parlamentario.com, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y el secretario de Hacienda, Carlos Guberman.

Ese mismo martes, a las 18, habrá una reunión de presidentes de bloques de toda la Cámara, a fin de establecer la organización del debate de ambas leyes.

Un día después, el miércoles 8 de mayo, a las 10 de la mañana, se realizaráía un nuevo plenario de comisiones para seguir tratando la ley de Bases. Será en el Salón Azul, y al encuentro asistirán los secretarios de Energía, Eduardo Rodríguez Chirilo, y de Trabajo, Julio Cordero.

A continuación de esa reunión informativa, a las 14.30 sería convocada la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside Ezequiel Atauche (LLA – Jujuy), para realizar una sesión informativa sobre el paquete fiscal. Será en el Salón Azul, y tal cual sucediera cuando la presentación en Diputados, participarán Carlos Guberman y su equipo del Ministerio de Economía.

Un día más tarde, el jueves 9 de mayo, a las 10 de la mañana, será el momento de realizar una plenaria de comisiones para debatir la ley de Bases. A continuación, se reuniría la Comisión de Presupuesto para analizar entre sus miembros el proyecto de ley de Medidas Fiscales. El ideal para el oficialismo sería dictaminar ese mismo día ambos proyectos y dejar todo listo para que siete días después, el jueves 16 de mayo se realice la sesión del Senado para tratar ambos temas.

En caso de confirmarse este organigrama, y sobre todo de poder cumplimentarse, el oficialismo podría cumplir con los tiempos de modo tal de llegar holgado a la firma del Pacto de Mayo. Incluyendo la posibilidad de que haya alguna modificación en los textos que obligue a una sesión más de la Cámara baja para tratar esas eventuales modificaciones.

Por lo pronto, según pudo averiguar este medio, la confianza impera en las filas libertarias, donde aseguran contar al menos con 37 votos para la aprobación en general de ambas iniciativas. La confianza no es exactamente la misma para el debate en particular, aunque insisten en que en los días que vienen se terminará de dar garantías para los artículos más controvertidos, que a priori estarían en el articulado correspondiente a los impuestos al tabaco (ley de Bases) y las modificaciones en Ganancias (paquete fiscal).

La llave para la aprobación de los artículos más peleados estaría en los gobernadores, con los que se aceleran las negociaciones, de modo tal de no dejar nada librado al azar y tratar de llegar al recinto con certezas.

OD 8_0005-PE-2024

El cronograma que se maneja en el Senado para las leyes del Ejecutivo

Los proyectos con media sanción de Diputados pasarán por un plenario de comisiones de la Cámara alta la próxima semana. Cuándo llegarían al recinto.

Inmediatamente después de que se aprobara en la Cámara baja los dos proyectos del Poder Ejecutivo que tanto esperaba Javier Milei, se inició una cuenta regresiva en el Senado, urgido por lograr la aprobación de ambas leyes antes del 25 de Mayo, fecha impuesta por el presidente de la Nación para contar con la aprobación de ambas leyes para suscribir ese día lo que denominó como Pacto de Mayo.

Los tiempos urgen entonces en el Senado, aunque tranquilamente podrían cumplirse, en caso de contar el oficialismo con el número necesario para la aprobación de ambas leyes.

Estamos hablando del proyecto de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, aprobado el martes por la mañana con 142 votos a favor, 106 en contra y 5 abstenciones; y el de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que salió con 140 votos a favor, 103 en contra y 6 abstenciones.

Por lo pronto, no se espera una aprobación en general tan holgada en el Senado. Ni siquiera está la certeza de que los proyectos logren su aprobación sin modificaciones en la votación en particular. En ese caso, aquella iniciativa que experimentara alguna modificación -sino el rechazo- debería pasar de nuevo por Diputados, sin chances entonces de que el sábado 25 de Mayo se firme pacto alguno entre el presidente y los gobernadores.

La idea de las autoridades de la Cámara alta es darle celeridad al debate en ese Cuerpo. Por lo pronto, la semana que viene debería reunirse un plenario para una o dos reuniones informativas, tal cual sucedió en el verano en la Cámara baja, donde hubo dos jornadas dedicadas a los funcionarios y después otras para representantes de la sociedad civil. Esta vez no se espera tanto. Serán audiencias informativas con funcionarios nacionales. También podría limitarse a una reunión, dado que este proyecto es mucho más acotado que el que obligó en enero a la presencia por ejemplo de la ministra de Seguridad y los secretarios de Salud y Cultura.

Para el caso del paquete fiscal, sería igual que en Diputados, adonde concurrió el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, quien concurrió acompañado por un grupo de funcionarios, pero solo él expuso. Ese tema será discutido, como en Diputados, solo en la Comisión de Presupuesto y Hacienda que conduce el senador de La Libertad Avanza Ezequiel Atauche (LLA – Jujuy).

La ley de Bases tendría como marco un plenario. Se verá con qué comisiones, pues si bien en la Cámara baja participaron los miembros de Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales, no tendría sentido que esta última comisión participara esta vez. Asuntos Constitucionales fue convocada en enero porque en el texto puesto a consideración figuraba la reforma política, que fue eliminada del texto definitivo. Habría que ver en caso de ser cambiada esa comisión cuál es la elegida.

Recordemos que Legislación General es presidida por Bartolomé Abdala (LLA – San Luis). Y Asuntos Constitucionales está a cargo del entrerriano Edgardo Kueider (Unidad Federal).

El jueves 9 podría llegar a firmarse el dictamen, si se lograra darle un tratamiento acelerado a los proyectos. Caso contrario, podría quedar para la semana siguiente: martes 14 o jueves 16, teniendo en cuenta que el miércoles asistirá el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, para brindar su primer informe de gestión.

Siete días después, en la Semana de Mayo, sería el momento de debatir ambos proyectos en el recinto. En una sesión extensa, pero no tanto como en Diputados.

Todo dependerá de que para entonces esté la certeza de contar con los votos para el debate en general y en particular. Por ahora los números están muy ajustados, con una leve ventaja para la aprobación, que sería con lo justo: por 37 votos a favor.

Detalles de la votación del paquete fiscal

Fue con los votos propios, la totalidad del Pro, todos los de Innovación Federal y una mayoría de los bloques UCR y Hacemos Coalición Federal.

El oficialismo se alzó con la media sanción del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes por 140 votos afirmativos, 103 negativos y 6 abstenciones.

Los 140 votos positivos correspondieron a La Libertad Avanza (37), el Pro (36), la UCR (29), HCF (18) y los 8  de Innovación Federal.

También contó con los 3 diputados del MID, las 2 de Buenos Aires Libre y las 2 sanjuaninas de Producción y Trabajo; los 3 tucumanos de Independencia y los monobloques de Creo (Paula Omodeo) y el MPN (Osvaldo Llancafilo).

Los votos en contra fueron 103. UP aportó 96 votos para el rechazo, los 5 de la izquierda y los dos socialistas de Hacemos Coalición Federal, Mónica Fein y Esteban Paulón.

Las abstenciones fueron 6. Los radicales fueron 4, a saber: Fernando Carvajal, Marcela Coli, Pablo Juliano y Facundo Manes; el santacruceño Sergio Acevedo y Jorge Avila, de Hacemos Coalición Federal.

Hubo además 7 ausencias. Del radicalismo, Carla Carrizo;  3 de Unión por la Patria, Sergio Casas, Roberto Mirabella y Leopoldo Moreau; la cordobesa Natalia de la Sota (HCF); el santacruceño José Luis Garrido, y Alvaro González (Pro), que se operó la semana pasada de la cadera.

La Cámara baja dio luz verde también al paquete fiscal

El segundo tema debatido en esta maratónica sesión de la Cámara de Diputados consiguió la aprobación en general con 140 votos a favor. A la hora de la votación en particular, se hicieron modificaciones en monotributo.

Concluida la azarosa votación en particular de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y luego de la tercera tanda de cuestiones de privilegio, se procedió tal cual lo acordado a votar en general el otro proyecto debatido en la Cámara baja: el de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, más conocido como paquete fiscal.

La iniciativa fue aprobada en general a las 14.57 por 140 votos a favor, 103 en contra y 6 abstenciones.

El oficialismo se alzó con esta victoria legislativa con los votos propios, más los del Pro, la UCR, Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal y los bloques cercanos.

A continuación, se pasó a la votación en particular que, a propuesta de la diputada Margarita Stolbizer, fue por títulos y no por capítulos. Igual que con la ley de Bases, el oficialismo se alzó con una victoria también durante la votación en particular. La sesión concluyó a las 17.22, tras 29 horas de debate.

Sin debate, el oficialismo logró aprobar con 146 afirmativos, 102 negativos y 0 abstenciones el título I de Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social.

Blanqueo de capitales

En la previa a la votación del título II, llamado “Régimen de Regularización de Activos” (artículos del 18 al 45), también conocido como blanqueo de capitales, el diputado nacional Carlos Heller (UP – CABA) sostuvo que el dictamen del oficialismo debía ser “rechazado de plano” y señaló que el texto nombrado “exteriorización del ahorro argentino” con dictamen de agosto del 2023, cuando él presidia la comisión cabecera, sería el que ellos presentarían.

La principal crítica se dirigió a la creación de la condición “sujeto no residente”, donde planteó que “un extranjero no tiene registrado el dinero en su país, pero puede traerlo acá. En nuestro criterio tiene relación con el lavado de activos”. “Es extraño que estos exresidentes puedan regularizar dinero en nuestro país ¿Cómo aplicarías las leyes antilavado?”, cuestionó.

También se opuso a que la base imponible esté calculada en dólares porque “es un rechazo a nuestra moneda”. Agregó que “faculta para registrar bienes de terceros”, e ironizó que “los funcionarios del período macrista podrán blanquear”.

La propuesta del Frente de Izquierda en palabras de Nicolás del Caño fue retirar por completo el título segundo de Régimen de Regularización de Activos o blanqueo que “es de lo más grave que se está votando porque significa un premio para la evasión y la fuga”.

En tanto el cordobés Juan Fernando Brügge (HCF) propuso agregados en el artículo 22 respecto de la manifestación de adhesión para que dijera: “Deberá manifestar bajo declaración jurada el origen de los fondos tanto en efectivo o el utilizado para adquirir los bienes, acciones o títulos”. Y en el artículo 23 cuando habla de declaración jurada propuso determinar el siguiente párrafo: “Incluida la declaración de origen de los fondos, tanto en efectivo o el utilizado para adquirir los bienes o acciones o títulos en su caso”, y aclaró que “va en consonancia con las recomendaciones del GAFI. Por último, propuso un agregado en el artículo 41 sobre los beneficios que se obtienen de la regularización.

Por el lado de la CC-ARI, la diputada Marcela Campagnoli adelantó el no acompañamiento de ese bloque ya en la práctica escindido de HCF porque “puede ser que estemos en las puertas de permitir que entre dinero manchado de sangre”.

Por su parte, la radical Danya Tavela propuso una modificación en el artículo 46 para incluir como sujetos excluidos a los directores y gerentes de las empresas proveedoras del Estado en cualquiera de los niveles en los últimos cinco años a los “efectos de no vulnerar la transparencia entre las empresas respecto de las autoridades y funcionarios públicos”. También planteó establecer como sujetos excluidos “a aquellas personas que han sido beneficiarias de algún tipo de blanqueo en los último cinco ejercicios”.

El miembro informante, José Luis Espert, rechazó todo tipo de sugerencias y propuestas de modificación o adhesión. La votación resultó 131 votos afirmativos, 117 negativos y 4 abstenciones. 

Impuesto a los bienes personales

El título III que contempla el Impuesto sobre los Bienes Personales -artículos del 52 al 73- resultó con afirmativo con 142 votos a favor, 106 en contra y 2 abstenciones.

Al respecto, la diputada Julia Strada (UP) había cuestionado que era “absolutamente incoherente que propongan la reducción de la alícuota de 2,25 la máxima a 0,25%. No han aparecido razones suficientes en un contexto de búsqueda de recaudación tributaria y de eliminación del déficit. No se entiende porqué bajar el impuesto a los bienes personales que la cuota máxima lo pagan solo 125 mil grandes contribuyentes”.

Strada explicó que va reduciéndose la alícuota hasta 2027 a 0,25% “sacándole recaudación al próximo gobierno”. “El pago se hace una sola vez con una alícuota de 0,45% y pagan el 75% del impuesto”, cuestionó y agregó: “Para el régimen general van estableciendo una reducción de alícuota que lo lleva al 0,25% lo cual es su eliminación prácticamente”.

“Para 2024 se pierde 0,41% del PBI, para 2027 o,61% del PBI sobre una recaudación total del 0,68%”, alertó Strada y propuso dejar como estar la Ley de Bienes Personales y que incorpore la exención a inmuebles rurales situados en el exterior del país.

Por el Frente de Izquierda propusieron también ahí el retiro del título porque “se baja del 0,69 al 0,18 el impuesto. Esto es un robo descarado”. Sin embargo y otra vez, Espert desestimó las sugerencias y modificaciones.

Transferencia de inmuebles 

Luego se puso a consideración el título IV sobre la eliminación del impuesto a la transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas -artículo 74- que resultó aprobado con 147 votos afirmativos, 100 negativos y ninguna abstención.

El bonaerense Carlos Castagneto (UP) chicaneó al diputado Espert luego de solicitar que quede sin efecto el artículo 74: “Como se que me va a decir que no, pasemos a votación, para qué vamos a perder el tiempo”, lo que le valió algunos aplausos del Cuerpo.

Restitución del impuesto a las Ganancias

Uno de los ejes más polémicos del paquete fiscal fue el título V -artículos 75 al 95- que vuelve a instalar el impuesto a las Ganancias y que resultó aprobado con 132 votos afirmativos, 113 negativos y 4 abstenciones.

Previo al momento de votar por la modificación en Ganancias, la diputada nacional Romina del Plá (FIT- U – Buenos Aires) afirmó que “sepan, los trabajadores que nos están escuchando, que les están metiendo la mano en el bolsillo y esto se para con una huelga de los trabajadores”.

Al mencionar el conflicto en varios rubros, manifestó que este “es el reclamo de los trabajadores aceiteros y de la salud que van a ser alcanzados por esta confiscación”. “Los salarios son para alimentación y reclamamos el retiro de todo este paquete”, añadió.

A su vez, la diputada nacional Danya Tavela (UCR – Buenos Aires) consideró que “es un impuesto correcto”, porque “tiene mejoras”, y anticipó que “voy a insistir en restituir algunas exenciones como fallo de caja y horas extras en salud”.

Luego, el vicepresidente radical de la Cámara de Diputados, Julio Cobos, remarcó lo dicho durante el debate general de la ley bases: “voy a sugerir la incorporación de un artículo que tiene que ver con actualizar el monto a deducir de interiores hipotecarios ya que el vigente es del 2003 y está en 20.000 pesos”.

Finalmente, el miembro informante José Luis Espert (LLA – Buenos Aires) se dirigió a los antecesores: “La idea del oficialismo es que el impuesto a las Ganancias nos haga pagar el costo de aumentar el gasto público”. “Rechazamos los cambios y nos mantenemos en la letra original del proyecto”, concluyó.

Monotributo

Por la tarde, se trató el título VI de Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo) cuya votación resultó 142 votos afirmativos, 104 negativos y 2 abstenciones.

Desde los bloques dialoguistas solicitaron una incorporación en el artículo 100 del quinto título y el titular Martín Menem concedió un cuarto intermedio de 15 minutos para negociar. De vuelta en la sesión, Espert oyó el pedido de las diputadas Germana Figueroa Casas y María Eugenia Vidal, y confirmó que se agregaría un párrafo que propone empezar a regir (lo dictado en el mencionado artículo) a los 90 días de la publicación en el Boletín Oficial.

Diputados debate en particular la ley de Bases

Luego de recibir la aprobación en general con 142 votos afirmativos, 106 negativos y 5 abstenciones, el Cuerpo se aboca a votar por capítulos la Ley Bases. Desde la oposición más dura reclaman que la votación de algunos artículos se de manera diferenciada.

Luego de un debate de 20 horas, la maratónica sesión de Diputados continuó con el debate en particular de ambos proyectos del Poder Ejecutivo. Primero se inició el debate de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, con el antecedente para el oficialismo de un traspié el pasado 6 de febrero, cuando decidió la vuelta a comisión, tras una sucesión de fracasos con los primeros incisos del proyecto.

Por eso es que esta vez se votó al principio de la sesión, este lunes, no solo el tratamiento en forma conjunta de la ley de Bases y el paquete fiscal, sino también que la votación en particular se hiciera por capítulos. Empero, diputados de los llamados bloques dialoguistas reclamaron que algunos artículos se votaran de manera diferenciada. Algunos de los temas ásperos tenían que ver con la delegación de facultades, el poder del Gobierno sobre intervención de organismos, el RIGI y la eliminación de la moratoria previsional. Además de pedidos de agregados, como los impuestos internos al tabaco.

NOTA EN DESARROLLO

En defensa de la Ley Bases, Bornoroni aseguró que servirá para “terminar con el Estado elefante que tenemos en el país”

El jefe del bloque libertario destacó el trabajo en conjunto con los bloques dialoguistas y remarcó que la ley “es una reforma del Estado para que sea más ágil y eficiente”. También resaltó las reformas en materia energética.

Promediando la maratónica sesión y tras más de 150 oradores, el cierre del debate estuvo en manos del jefe del bloque de La Libertad Avanza, el cordobés Gabriel Bornoroni, quien defendió sendos proyectos del oficialismo de ley Bases y el paquete fiscal y aseguró que “servirá para terminar con el Estado elefante que tenemos en el país”.

“Estamos acá cumpliendo con el mandato que nos dieron los argentinos. Es una ley que va a ser la primera gran reforma que va a tener nuestro país en mucho tiempo. Es una reforma que el presidente envía para empezar a darle más libertad a la sociedad y a los argentinos”, destacó.

Así, recordó que la ley llegó al Congreso el 27 de diciembre y “desde ese día estamos analizándola, debatiéndola, trabajando sobre la ley. Hemos trabajado con la mayoría de los bloques que han colaborado y han trabajado para que hoy podamos tenerla en este recinto y poder votarla con la convicción de que estamos votando una ley para los trabajadores de la Argentina”.

Bornoroni señaló que el objetivo de esta ley “es hacer una reforma del Estado gracias a las delegaciones que vamos a realizarle al presidente (Javier) Milei vamos a construir un Estado más ágil y eficiente”. “Se van a eliminar trabas burocráticas que asfixian a la economía. Se van a disolver organismos que ya no cumplen funciones relevantes. Todo esto servirá para terminar con el Estado elefante que tenemos en el país. Menos Estado es más libertad”, precisó.

Sobre la reforma en materia energética, el cordobés explicó: “Vengo del sector y las reformas que se plantean es permitir liberar la energía que tiene el país y va a ser potencia en materia energética. Con esta ley estamos aprobando que el sector aumente sus inversiones, se va a exportar y se va a generar más trabajo. La energía va a ser el gran motor de la Argentina”.

“Tenemos esperanza, esta ley es de los argentinos a pie, que miraron durante años al Congreso y sintieron que se les estaba dando la espalda. Hoy le vamos a dejar de darle la espalda a los argentinos que trabajan todos los días, a los que se levantan temprano”, resaltó.

El libertario contó: “Vengo del mundo empresario de las PyMEs y se bien lo que cuesta armarla, generar puestos de trabajo y pagar impuesto. Se lo que es la burocracia y la presión fiscal como se comen los sueños de los argentinos”.

Por eso, indicó que “esta ley es para que el Estado saque los pies de la cabeza de los argentinos, es un primer paso, pero faltan muchos”, y cerró: “Es nuestra responsabilidad aprobar esta ley para darle al presidente Milei las herramientas que necesita y está a la vista que la economía empezó a mejorar. Los argentinos esperan que aprobemos esta ley. Sigamos caminando hacia una Argentina más libre y próspera”.

Ritondo: “El Pro vota hoy sin culpa, contento y satisfecho” 

El jefe del bloque macrista subrayó que “pocos gobiernos tardaron cinco meses desde el Congreso en tener herramientas para llevar su gobierno adelante”. 

En su discurso de cierre durante la maratónica sesión en la Cámara de Diputados, el jefe del Pro, Cristian Ritondo, afirmó que su bloque iba a votar las leyes promovidas por el Ejecutivo “sin culpa, contento y satisfecho”. “No somos gobierno ni cogobierno, pero sí sentimos la responsabilidad que nos dio el voto”, dijo.

El legislador defendió el apoyo incondicional del macrismo a La Libertad Avanza y sostuvo: “Nosotros tenemos una identidad y no tenemos hipocresía intelectual, muchísimas cosas que están en esta ley Bases nosotros la propusimos en campaña. La Argentina votó un cambio y somos responsables de llevar y acompañar este cambio”. 

“Hay un presidente que necesita el acompañamiento en estos proyectos, que le den los elementos para practicar la política que se comprometió con el pueblo argentino”, insistió. 

También consideró que “hoy nosotros tenemos una responsabilidad, pocos gobiernos tardaron cinco meses desde el Congreso en tener herramientas para llevar su gobierno adelante”. 

Para Ritondo, “tener un régimen de inversiones que nos permita competir en el mundo es importante. Sin inversión no hay empresas, no hay producción de trabajo. El trabajo en Argentina está estancado desde los últimos 13 años. Lo único que ha crecido es el trabajo en el Estado, y más que trabajo parece la extensión de planes sociales”. 

 

Pichetto aclaró que “la ley va a salir por el esfuerzo de la política” y le pidió a Milei “dejar de agraviar al Congreso”

En el cierre del debate de la ley de Bases y el paquete fiscal, el jefe de Hacemos Coalición Federal defendió particularmente el capítulo del RIGI y la reforma laboral, que aseguró “no va en contra de los trabajadores”. 

Foto: HCDN

Minutos antes de las 8 de este martes, el jefe de Hacemos Coalición Federal, Miguel Pichetto, dio su discurso en la extensa sesión por la ley de Bases y el paquete fiscal, y allí reivindicó el trabajo de la política para que la iniciativa pretendida por el Gobierno vea la luz, además de pedirle al presidente Javier Milei que “deje de agraviar al Congreso”. 

“Hemos escuchado desde que comenzó el debate todos discursos viejos, atrasan 50 años. Algunos creen que todavía está el Muro de Berlín y tienen la visión trotskista de la historia”, expresó cuando le tocó hablar después de Nicolás Del Caño, pero también apuntó a un libertario: “Otros, como el doctor (Alberto “Bertie”) Benegas Lynch, que tiene que cuidar las palabras, le digo que la política no son pirañas. La ley va a salir por el esfuerzo de la política”. 

Sobre los argumentos en contra de la ley de Bases, que hablan de “entregar la soberanía”, el legislador dijo que “como si en los hechos de la Argentina no hubiera habido eventos parecidos a lo que hoy es la promoción del famoso RIGI”. Y mencionó entonces el caso de Chevron , durante el gobierno de Cristina Kirchner, “un contrato secreto con todas las capacidades para la inversión y financiamiento, que era impenetrable”. 

“El RIGI es para la explotación minera, petrolera y gasífera, y estas son las inversiones que la Argentina necesita”, defendió sobre ese capítulo y afirmó que quería “desmitificar este tema de la entrega del patrimonio de la soberanía nacional”. 

Pichetto sostuvo que “ojalá vengan las inversiones para poner en marcha la minería en Argentina, que es uno de los temas centrales, que no se ha puesto en marcha también por falta de decisión política en muchas provincias” y criticó a “las tonterías que en muchas iglesias algunos curitas también bendicen para que no se haga minería”. 

No obstante, reconoció que en RIGI no estaba de acuerdo con “la posibilidad de traer equipamiento usado, no creo que sea bueno”, pero confió en “el veto o eventual reglamentación”. 

El diputado resaltó que en la ley Bases “las delegaciones han quedado más acotadas y precisas” y “son muchas menos que las que le han votado al Gobierno anterior”. “Todos los gobiernos desde la crisis de 2001 han tenido facultades”, agregó. 

Luego, en referencia a la reforma laboral, señaló que “no va en detrimento de los trabajadores, va a favor de la generación de empleo”. “Por supuesto a algunos les hubiera gustado una reforma integral, pero ese es un debate mucho más profundo y hay que hacerlo en el marco de la Comisión de Legislación del Trabajo”, continuó y remarcó los tres aspectos en los que hay consenso total, como la eliminación de multas, la extensión del período de prueba y el fondo de desempleo. 

“La ley tiene contenido”, valoró y rechazó a “los que dicen que la ley no sirve para nada”. Advertido por el tiempo que llevaba, lanzó contra la oposición más dura: “He escuchado a ustedes toda la tarde hablando tonterías, y además tienen un ejercicio de la perversidad, porque vienen a destruir”. 

Finalmente, pidió a Milei: “Venimos a apoyar esta propuesta, creo que la Argentina necesita estos instrumentos, vamos a dárselos, esperamos también que el presidente encuentre un camino razonable con el Congreso. Es imprescindible un camino de diálogo constructivo, dejar de agraviar al Congreso de la Nación”. 

 

El oficialismo consiguió su primer éxito con la aprobación de la Ley de Bases

Fue al cabo de un maratónico debate, que incluyó unos 150 oradores. Todavía resta la votación en particular del proyecto, que será por capítulos. El paquete fiscal ya se debatió pero también resta su aprobación.

Tras cerca de 21 horas de debate y habiéndose escuchado más de 150 discursos, la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. Fue con 142 votos a favor, 106 en contra y 5 abstenciones de los radicales Fernando Carbajal, Marcela Coli, Facundo Manes y Pablo Juliano, y la cívica Mónica Frade.

Luego de una tanda de cuestiones de privilegio, se inició una nueva instancia intensa: la discusión en particular. El gran desafío -a sabiendas de que el 6 de febrero pasado el debate se precipitó en el fracaso tras decidirse la vuelta a comisión, luego de una sucesión de derrotas parciales del oficialismo en la votación de incisos- fue resuelto con éxito. A las 14.01 el oficialismo se alzó con su primera gran victoria de la jornada.

El éxito parcial para el Gobierno se había conseguido con los votos propios, los de sus aliados -como el Pro-, y los bloques llamados “dialoguistas”, que fueron quienes negociaron la letra de ambas leyes: la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal.

En esta sesión la gran diferencia estuvo en el tipo de debate: sin cuarto intermedio, distinto de lo ocurrido en el verano, cuando el debate en general consumó tres jornadas, con tres interrupciones. A la cuarta, la primera en particular, sobrevino el traspié.

La sesión se inició a las 12.23 del lunes, con 135 diputados presentes y esta primera instancia concluyó con una votación que tuvo lugar a las 8.49 de la mañana.

El arranque fue previsiblemente caliente. Allí, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, sometió a votación el plan de Labor Parlamentaria, que resultó aprobado con 140 votos afirmativos, 109 negativos y 0 abstenciones. De esta manera, se estableció que la ley de Bases y el paquete fiscal se tratarían de forma conjunta y su votación fuera por separado. En tanto, la votación en particular se hará por capítulos, aunque algunos diputados reclamaron que algunos artículos se votaran de manera diferenciada. Lo volvieron a hacer después de la votación en general, pero Menem insistió que sería “por capítulos”. 

Tras una primera tanda de cuestiones de privilegio, arrancó el debate de la ley de Bases, con la exposición del presidente de la Comisión de Legislación General, Santiago Santurio, quien alertó que “venimos de décadas de decadencia, y tener un Estado ágil con los recursos necesarios para lograr el crecimiento fundamental no es menor. Es  un recuso que han usado muchísimos gobiernos, que muchos que hoy van a votar en contra se los dieron a otros gobiernos”.

Para Santurio, “hay una batalla cultural de entender cómo funciona el Estado. El Estado es el principal causante de la deuda, es el principal causante de la presión impositiva que cae sobre todos los argentinos, todas las empresas y en especial sobre las PyMEs, que son las que más les cuesta pagarlo”.

Santurio advirtió que “el mayor riesgo que tenemos en la Argentina es no cambiar, hacer que parezca que todo cambia, pero que nada cambie. Es lo que pasa con la reforma laboral”. Al respecto señaló que “hoy tenemos 6 millones de empleados en el sector privado de manera formal, y 8 millones en el sector privado de manera informal. Y por eso se hizo la vista gorda, se miró para un costado durante muchísimo tiempo, y no se cambió nada”.

De cara a la votación en particular se haga por capítulos. Sin embargo, en Labor Parlamentaria, la oposición pidió que en algunos temas puedan votarse artículos puntuales. Aunque el consenso es mayoritario, los bloques dialoguistas tienen planteos como, por ejemplo, la incorporación de impuestos internos al tabaco en la ley de Bases. En tanto, la UCR insistirá con sumar más cambios en la reforma laboral, precisamente los que rechazan desde el sindicalismo.

A continuación, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert, sostuvo que “Argentina se encaminaba a una crisis homérica, podemos discutir si era hiperinflación, un 2001, un Rodrigazo, o la crisis Martínez de Hoz. Estamos saliendo desde ahí y lo vamos a lograr”, sostuvo y defendió que “este paquete fiscal es el primer ladrillo de un sistema impositivo mucho más razonable que tenemos que lograr”.

Para el oficialista, “es solo el comienzo de un proceso de reforma impositiva que reduzca a no más del 10% los más de 150 impuestos que sufridamente los argentinos pagan”. “Tenemos que ir a un camino que implique un sistema impositivo más claro, más cristalino, que nos permitirá en un tiempo bajar los impuestos al consumo, para luchar efectivamente contra la pobreza; y también tener un sistema impositivo que no sea distorsivo para poder entrar a la OCDE, el club de los países más ricos del mundo, que espera que Argentina se abra al comercio”, continuó.

Por los dictámenes de minoría, el primero en hacer uso de la palabra fue el jefe del bloque de UP, Germán Martínez, quien advirtió sobre “la delegación abusiva de facultades que le estamos dando al presidente” y remarcó la “inconstitucionalidad” de ambos proyectos.

En nombre de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, anticipó: “Vamos a votar a favor lo que consideramos pertinente y en contra lo que nos parezca porque miedo no tenemos de criticar o de apoyar”.

Al exponer sobre el dictamen de minoría de su espacio explicó: “Proponemos una declaración de emergencia sin delegaciones”, y cuestionó: “En el dictamen de mayoría ahora falta la emergencia en seguridad me acuerdo algún ingrato diputado oficialista que dijo que porque no se había votado en la Ley Bases el narcotráfico estaba arrasando Rosario, ahora no trajeron nada de eso porque era mentira porque no paran de hacer campaña con las cosas más sensibles del país y con el humor social que está a flor de piel”.

Sobre privatizaciones coincidió y destacó que “han tomado algunas cosas que están bien como políticas de buen gobierno de empresas públicas, derogaciones de preferencia, de contratación directa”, pero criticó que sacaron Banco Nación y las subsidiarias y señaló: “Hay muchísimas empresas públicas para privatizar y con transparencia”. Respecto de procedimientos administrativos, empleo público, concesiones López afirmó su acompañamiento, pero se distanció sobre el capítulo de reforma laboral y apuntó: “Queríamos más. La cuota sindical evidentemente hay que hacer algo. Es la deuda de la democracia. Quiere tapar el acuerdo”.

Sobre las políticas de calidad regulatoria manifestó: “Queremos establecer estándares claros de calidad de regulación para que los marcos regulatorios no sean un traje a medida como vienen siendo en el país, sino donde todos puedan competir. Energía es un capítulo que viene hacer rato. Previsional ya dijimos que estamos alegres que podamos tener dictamen la próxima semana”.

El diputado de la CC sostuvo que entre las medidas fiscales “hay algunas que faltan, estaban en el paquete inicial y se sacaron como tabaco, juego, reducción del gasto tributario que venimos haciendo, Tierra del Fuego porque no puede ser que en el país los celulares sean artículos de lujo entonces bajemos y liberemos ese tipo de comercio para que la gente pueda tener ese artículo de necesidad básica”, y cerró: “Tenemos que ser valientes, discutir las cosas y votar lo que está bien y votar con mucha fuerza lo que está mal”.

Por su parte la diputada Margarita Stolbizer explicó que el dictamen de minoría suscripto junto a la socialista Mónica Fein: “Reconoce que existe una emergencia administrativa, económica, financiera, pero pedimos un plan”, y cuestionó que el proyecto del Ejecutivo “carece de un plan”. Sin embargo, reconoció que “el nuevo gobierno necesita las herramientas para llevar adelante un plan, aunque no coincidamos con ese, pero necesitamos que lo expliquen”, y anticipó el recazo “a las facultades delegadas porque tienen que tener una base que expresen un plan de gobierno y la finalidad pública”.

“La delegación de facultades necesita siempre una declaración de emergencia, pero el propio presidente dice que todo está tan bien y prácticamente deberíamos decir que no hay emergencia”, cuestionó y agregó: “Compartimos el objetivo del equilibrio fiscal, pero no compartimos que se busque a costa de las espaldas de los sectores más pobres y sectores medios más perjudicados por las políticas de ajustes del Gobierno y lejos de poner fin a los privilegios y negocios que se siguen favoreciendo”.

Stolbizer expresó: “No creemos en que las herramientas que el presidente pretende sirvan para acompañar la crisis. Declaramos la emergencia, acompañamos las herramientas que creemos que sean necesarias y proponemos un trabajo en común porque así funciona la democracia. Evitar la convocatoria a comisiones específicas para dictaminar sobre un proyecto que tiene muchos capítulos no es buen camino porque nos lleva a mayores riesgos sobre malos resultados. Podemos combinar la emergencia con los principios democráticos. Queremos una ley que contenga estos dos puntos”.

“Vamos a votar en contra, no solo de todas las facultades delegadas propias del Congreso al Ejecutivo de la Nación que están en el capítulo de reforma del Estado artículos del 2 al 6, hay que votar en contra de todo el capítulo, vamos a votar en contra de muchas de las otras facultades delegadas que están encubiertas engañosamente en otros artículos como el 158, 159, 160 referidos al tema de energía”, resumió y cerró: “Vamos a plantear diferencias en el capítulo de empleo público en el que se quiere llevar al empleado público a la condición del sector privado violando el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. Todo el contexto de la ley es una proclama de privilegios que se destinan al sector privado de grandes grupos económicos y no hay ventajas para las PyMEs”.

Por el Frente de Izquierda, habló el diputado Christian Castillo quien alertó que el dictamen de mayoría “tiene violaciones al reglamento de la Cámara porque incluyó todo un capítulo de reforma laboral que no fue tratado en el debate y no pasó por comisión. Incluyó la liquidación de la moratoria previsional sin pasar por la comisión. Es un dictamen inconstitucional tanto en lo que hace a las facultades delegadas y a la violación del artículo 14 bis en la estabilidad del empleo y la regresividad de las relaciones laborales”.

“Estas dos leyes que se están sometiendo a debate son un agravio a los trabajadores, son un ataque de gran magnitud entre la reforma laboral, el retorno del impuesto a las ganancias, y el quite de moratoria previsional y privatizaciones. Estas leyes son antipopulares y de entrega nacional”, advirtió y agregó: “Esta es una ley de bases para la destrucción nacional”.

Castillo planteó que “tiene la inconstitucionalidad de facultades delegadas que se liga con el artículo 2 y 3. Este Congreso no puede delegar la facultad de legislar y ya sabemos que lo quieren emplear para los DNU, tarifazos, para cerrar empresas, echar empleados”. Así, advirtió que con la reforma del Estado “desaparecería el Conicet o la Agencia de Discapacidad”, y rechazó el tema de privatizaciones, contratos de obras públicas para liquidarla, blanqueo “como premio a evasores”.

“Le están sacando derechos a los trabajadores y violando tratados internacionales, mano libre a las petroleras para que suban el precio de los combustibles como quieran, moratoria previsional es repugnante. La Ley fiscal es un robo descarado, beneficio a los más ricos del país”, cerró, mientras que su compañera Romina del Plá calificó el proyecto como “una reverenda porquería”.

Expresiones de bloques

A su turno, el diputado de UP Carlos Heller apuntó contra el oficialismo porque con el proyecto “quiere bajarle impuestos a los que más tienen y a gravar a los que menos tienen, es lo que quieren hacer con Impuesto a las Ganancias y lo que quieren hacer con Bienes Personales. No es que no hay plata, quieren seguir favoreciendo a los ricos, en detrimento de las grandes mayorías populares”.

Por el contrario, el santafecino libertario Nicolás Mayoraz defendió que la ley Bases “es el principio de un camino que la gran mayoría de los argentinos ha decidido emprender. Para salir de esta situación crítica es necesario estos presupuestos que proponemos en el proyecto de ley que ha sido largamente debatida”.

“Este proyecto de ley es perfectamente conocido por ustedes. Los capítulos que estamos tratando apuntan a devolverle una parte de la libertad que los argentinos han ido perdidos con el tiempo en todos los niveles. La emergencia económica, administrativa, financiera y energética es necesario que se declara para que el Estado pueda intervenir y con las delegaciones que se le atribuye empezar con las reformas que necesita hacer para destrabar los procesos productivos demorados”, defendió el santafecino y agregó: “La reforma del Estado, privatizaciones, modificación de la ley de procedimientos administrativos, son indispensables. Tenemos un Estado elefantiásico que ha perdido su razón de ser”.

“La promoción del empleo registrado y la modernización laboral es indispensable para despegar y hacer que este país aproveche todos los recursos para no tener trabajadores en la informalidad. El RIGI es el puntapié que tenemos que dar para salir de esta economía empobrecida en la cual nadie quiere invertir”, destacó y cerró: “En materia de energía las reformas son indispensables porque tenemos recursos como gas y petróleo que necesitan modernizar su regulación para que las contrataciones y concesiones atiendan a las nuevas modalidades de explotación”.

La flamante vicepresidenta tercera de la Cámara, Silvia Lospennato, planteó que “esta ley no sería necesaria si no fuera para revertir la tragedia que produjo el relato kirchnerista”, y ratificó el apoyo de su espacio a los proyectos.

A su turno, la vicejefa del bloque UCR, Karina Banfi, manifestó que “es una ley fruto de la discusión y consensos”, y resaltó que “es una norma que apuesta a sacarnos en la trampa de la frustración en la que estamos, que nos permita tener una hoja de ruta renovada y nos de esperanza”.

“La ley Bases propone cambios profundos, una economía liberada de ataduras burocráticas y regulativas. Una reforma administrativa que pone al Estado en cumplimiento. Apunta a dotar en el proceso de privatizaciones de resguardos institucionales que aseguren transparencia y equidad. Esta novedosa propuesta nos permite contar de valiosos recursos de innovación en la administración pública como es el gobierno público, con mayor transparencia, con participación ciudadana, rendición de cuentas y adecuación a estándares internacionales”, describió Banfi y aclaró que “la delegación de facultades no son un cheque en blanco porque existen procedimientos institucionales que mantienen el control político del Congreso”.

El diputado Nicolás Massot (Hacemos Coalición Federal) afirmó: “Ni esta ley representa la salvación de la Argentina ni la refundación ni mucho menos el principio de solución de los problemas de inflación, empleo, inseguridad, pero ni esta ley ni el DNU son los culpables del estado de situación actual”.

“Esta ley ya no es más ‘la ley de Milei’, es la ley de este Congreso porque la hemos transformado”, planteó y detalló que se evitó la cuadruplicación de las retenciones a las exportaciones industriales, que los jubilados se queden sin fórmula de indexación, no hay un superpoder para privatizar sin ningún control 41 empresas del Estado, pasamos de 16 superpoderes a 3 super acotados.

La jefa del bloque Innovación Federal, Pamela Calletti (Salta) -uno de los denominados dialoguistas-, advirtió que “no somos ni de un sector ni del otro”, pero afirmó que “estos momentos requieren de humildad y grandeza para sentarnos en nuestra banca y buscar las soluciones para los argentinos”. “Hace semanas que venimos trabajando sin Tik Tok ‘berreta’ o videítos armados”, señaló la salteña, y enfatizó que “mantenemos la coherencia de que este Congreso debe brindar herramientas para afrontar la crisis”.

Valoró, en ese sentido, la baja de 664 a 232 artículos; las emergencias, de 11 a 4; y el límite legislativo a las privatizaciones. Para culminar, su intervención expresó: “Defendemos el federalismo y jamás vamos a convalidar medidas que perjudiquen en las provincias”. “Estamos del lado de los argentinos y queremos salir adelante”, remarcó.

Cercano al Gobierno provincial de Río Negro, el diputado nacional Agustín Domingo, en línea con lo expuesto por la jefa de su bancada, señaló que estas leyes “van a darle herramientas al Gobierno (nacional) para que deje de usar a la oposición como excusa”. “De cara al Pacto de Mayo, le pido al presidente que no sea un pacto de adhesión y que la educación esté en agenda”, cargó. Celebró el incentivo a las grandes inversiones y los cambios en la reforma laboral que para el rionegrino “van a fomentar el empleo y la formalidad”. Sin embargo, anticipó que no acompañará la modificación en Ganancias.

Luego, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, afirmó que “desde el 10 de diciembre quieren enterrar los valores, y lo que estaba mal, lo terminaron de destruir”. “Tengo la sensación de que eligieron el camino de la crueldad, el de enterrar en los escombros a sectores apuntados”, aseveró.

El diputado Martín Tetaz afirmó que el regreso de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias “es un delirio” y anunció que “le vamos a pedir al miembro informante que se prohíban las contribuciones sindicales que hoy son obligatorias y deberían ser optativas”.

La diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro – CABA) criticó duramente al kirchnerismo y señaló que “el 19 de noviembre la gente dijo ‘basta’”. En esa línea, fustigó la postura del anterior Gobierno, devenido en principal oposición: “La respuesta de ese Gobierno no fue la autocrítica porque rechazaron leyes, hacen movilizaciones y un paro general. Nada de humildad y poca grandeza”, añadió.

Recordó, también, que “a Alberto Fernández le dieron 9 emergencias a los 11 días”, expresó que “vamos a apoyar al presidente en darle las herramientas porque le queremos poner un límite a la inflación y esta ley se mete en cómo generar más trabajo”, y cerró: “Es necesario ser equitativos en quienes aportaron y quienes no, y esta ley subsana este problema con un nuevo régimen”.

La diputada libertaria Lourdes Arrieta (LLA – Mendoza) agradeció a las fuerzas de seguridad que la acompañaron a cruzar la calle por un “escrache” que sufrió antes de ingresar al Congreso, y afirmó que con estos proyectos “estamos cumpliendo con lo que prometimos en campaña porque una cosa es hablar bonito de los trabajadores y otra cosa es hacer por los trabajadores”.

A su turno, el diputado nacional Oscar Agost Carreño (HCF – Córdoba) advirtió que “son las herramientas que pidió el Gobierno, pero también para que deje de poner excusas”. A su vez, cuestionó que “me preocupa que el ajuste lo paguen los más vulnerables porque los jubilados ven licuados sus haberes”. También, remarcó que “vamos a insistir con el impuesto al Tabaco”.

La diputada nacional Germana Figueroa Casas (Pro – Santa Fe) se refirió al proyecto de ley de la reforma fiscal, puntualmente al capítulo sobre modificaciones en el monotributo, y lo defendió a través de dos relatos para ejemplificar los beneficios de la iniciativa.

Cerca de la medianoche y ya con un tercio de las intervenciones llevadas a cabo, el vicepresidente segundo de la Cámara baja, Julio Cobos, analizó que esta vez “los resultados serán distintos a los que se iban a votar en el verano”, debido a la reducción de 664 artículos a 232. Celebró, también, la quita del Banco Nación de la lista de empresas estatales a privatizar.

Dirigido al jefe de Estado, propuso debatir el tema de obras públicas copiando el sistema de Chile (financiación híbrida entre el sector público y el privado) y explicó que “para eso se necesita seguridad jurídica y estabilidad económica”. Por último, se refirió al Pacto de Mayo, y al igual que Agustín Domingo, le remarcó a Milei que “no es un pacto de adhesión y debe incluir a la educación en la agenda”.

En el tramo final del debate, el diputado Hugo Yasky (UP – Buenos Aires) sostuvo que “acá no estamos sentados para defender a los machos de la manada del empresariado argentino; acá no estamos sentados para besarle los pies a los que van a Llao Llao; acá no estamos sentados para ser una especie de oposición Manaos, la segunda marca del oficialismo. Venimos a defender los intereses de los trabajadores de los sectores populares, y nos hacemos cargo de nuestro pasado… de lo bueno y lo malo”.

Sobre esto último dijo que se hacen cargo “del menemismo; de Cavallo, de esa versión de neoliberalismo criollo… Pero eso se lo dejamos a ustedes, que comen de las sobras de lo que quedó de lo peor del menemismo”, lanzó Yasky, que a continuación reivindicó “a Perón, a Eva, la distribución de la riqueza, la justicia social, el Estado presente, la dignidad de los que trabajan y la necesidad de que la Argentina se construya sobre la distribución de la riqueza y no sobre el hambre, la desigualdad y la concentración de los más poderosos”.

Pasadas las 8 de este martes se iniciaron los discursos de cierre, a cargo de los jefes de bloques, y hablaron -entre otros- Miguel Pichetto, Cristian Ritondo y Gabriel Bornoroni.

Carbajal enfatizó: “La UCR nunca votó facultades delegadas y quien ahora lo haga deberá asumirlo ante el partido”

El formoseño aseguró que él no le tiene “confianza” al presidente Javier Milei “por su profunda inconsistencia ideológica”. 

Durante el extenso debate por la ley de Bases y el paquete fiscal, el diputado radical Fernando Carbajal se opuso con firmeza a que el Congreso le dé facultades delegadas a Javier Milei, recordó que la UCR “jamás votó” este tipo de superpoderes a ningún presidente y sostuvo que el actual jefe de Estado no le genera confianza. 

“La Unión Cívica Radical puede decir orgullosamente que ha sido coherente en no darle y no votarle delegación de facultades a ninguno de los presidentes. Y el motivo por el cual no le vamos a dar facultades a Milei es el mismo motivo institucional por el cual no se lo dimos a Alberto Fernández y no se la dimos a Cristina Fernández. No delegamos facultades. Nunca lo hicimos y no lo vamos a hacer. Y los que lo hagan, tendrán que asumir ante el partido y ante su propia conciencia abandonar esta línea de coherencia que el radicalismo ha venido sosteniendo”, enfatizó en su discurso.

El formoseño, ubicado dentro del grupo de radicales más duros contra el Gobierno, argumentó su posición en contra de la delegación de facultades: “¿Por qué no a Milei? Ahí tengo por lo menos 10 respuestas de por qué no estamos dispuestos a darles facultades a este presidente. Porque la delegación de facultades es finalmente un acto de confianza. Y por eso decía, seguramente el bloque hoy oposición, antes oficialista, tenía confianza en su presidente. Y por eso yo no cuestiono que los diputados de La Libertad Avanza quieran delegarle facultades a su presidente. Imagino que le tendrán confianza. Bien, yo no le tengo confianza y quiero decir por qué”. 

En ese sentido, Carbajal dijo que en primer lugar es “por su profunda inconsistencia ideológica. Porque se dice anarcoindividualista y sacó un DNU abriendo los mercados de las prepagas, pero apenas la realidad se impuso lo que hizo fue una brutal intervención en el mercado. Que yo, que creo en el Estado, no me preocupa mucho que intervengan en el mercado. Lo que me preocupa es que lo hacen con carácter selectivo. Porque resulta que los laboratorios han aumentado sus precios, pero esto por alguna razón no es motivo de discusión. Entonces, cuando depende de la cara del mercado o de los empresarios es que esto es lo peor del colectivismo que suelen denunciar”.

“Y esa es la inconsistencia ideológica de este presidente que hace pocos meses, sentado en este recinto, votó por la derogación de la ley de impuestos a las Ganancias y ahora manda un proyecto firmado por él reincorporando el impuesto a las ganancias. Entonces es un presidente que puede hacer cualquier cosa. Y a mí no me genera confianza”, agregó.

 

El debate de la ley de Bases y el paquete fiscal

Todos los detalles de la maratónica sesión de la Cámara baja sobre la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y el paquete fiscal.

Lospennato planteó que “esta ley no sería necesaria si no fuera para revertir la tragedia que produjo el relato kirchnerista”

La secretaria parlamentaria del Pro ratificó el apoyo del bloque a los proyectos del Ejecutivo porque “son una serie de herramientas para reformar el Estado, la emergencia administrativa, la reforma a la Ley de empleo y privatizaciones”, y criticó duramente al kirchnerismo.

En su intervención durante la Sesión Especial de la Cámara de Diputados en el debate por la Ley Bases y el paquete fiscal, la diputada nacional y secretaria parlamentaria del bloque Pro, Silvia Lospennato, ratificó el acompañamiento de su espacio a ambas iniciativas y apuntó duramente contra el kirchnerismo: “Esta ley no sería necesaria si no fuera para revertir la tragedia que produjo el relato kirchnerista”.

“Aún atravesando el mayor ajuste económico, la mayoría de los argentinos tiene esperanza de que podemos salir adelante y quiere que le demos al presidente esta ley”, arrancó su alocución.

Acto seguido disparó: “Hace 16 años nacía el relato kirchnerista porque fue la construcción simbólica necesaria cuando se empezó a terminar el efecto de salida de la crisis del 2001, sobre todo cuando se abandonaron los superávits gemelos y la política pública volvió a financiarse con emisión monetaria. Desde ese momento en que la inflación volvió a asomar como el asesino silencioso del progreso, comenzaron a tapar la realidad con un relato exitoso que hoy está agonizando”.

“El relato de un Estado que podía distribuir sin generar riqueza y la consecuencia fue un aumento descomunal del peso del Estado. Repartieron lo que no había, primero comiéndose los stocks, luego aumentando impuestos, luego endeudándose, y cuando no había con quién tomar deuda emitieron y generaron inflación”, criticó y sumó: “Ese crecimiento si lo vemos de cerca se explica básicamente por el aumento de los subsidios, la seguridad social y el empleo público, se llama relato kirchnerista, pero se apellida déficit fiscal”.

En esa línea, agregó: “El relato decía que se podía jubilar a todos, aunque no hubieran hecho aportes apropiándose del ahorro de quienes sí lo habían hecho como por ejemplo suspendiendo la movilidad jubilatoria o cambiándola permanentemente en detrimento de los jubilados”.

“El relato decía que sostenían el nivel de empleo en un país que hace 15 años no genera empleo genuino en el sector privado, lo hacían aumentando el empleo público formal e irregular. Tuvieron cuatro gobiernos para resolver esa situación y no lo hicieron”, añadió Lospennato a las críticas.

En tanto, sostuvo que “el relato de que se podía reducir la pobreza aumentando la asistencia social sin embargo terminaron el cuarto gobierno con el 60% de los niños pobres. El relato de un Estado presente pero detrás de cada obra pública había negocios millonarios para los amigos del poder con una justicia cómplice”.

Por ese motivo, planteó: “El Gobierno del presidente Milei debería instar urgentemente a la justicia que avance con esta investigación para que no terminemos regalándole la mitad de YPF a los Fondos Buitres socios de los empresarios amigos del kirchnerismo”.

“El relato no cambia la realidad y nos quedamos con jubilaciones de miseria, sin energía, con una masa salaria enorme, con 1 de cada 2 argentinos en pobreza sin ahorro sin inversión, esa es la herencia del relato que nos dejaron”, criticó duramente.

Para la diputad del Pro: “Esta ley de bases es la ley posible en un Congreso heterogéneo, pero conserva los tres núcleos esenciales que pidió el Ejecutivo en diciembre. Esas reformas son una serie de herramientas para reformar el Estado, la emergencia administrativa, la reforma a la Ley de empleo y privatizaciones. Un paquete de normas que son el primer paso para la modernización laboral con eje en combatir la industria del juicio y el blanqueo de trabajadores”.

“Para ellos a los que los gremios no protegen es esta reforma y un paquete de incentivos a la producción para la captación de inversión en sectores estratégicos de la económica capaces de generar divisas”, señaló y cerró: “Esta ley no sería necesaria si no fuera para revertir la tragedia que produjo el relato kirchnerista”.

La vicepresidenta tercera de Diputados enumeró los tres motivos por los que el Pro va a acompañar: “Tenemos honestidad intelectual y compartimos el diagnóstico, porque somos respetuoso del sistema democrático y porque estamos para representar al votante del Pro y que pongamos los límites necesarios y ayudemos a cambiar las propuestas que no compartamos sin mezquindad política”.

Del Plá calificó los proyectos del Ejecutivo como “una reverenda porquería”

La diputada de izquierda alertó que la reforma laboral “profundiza la precarización”, y el paquete fiscal “les llena los bolsillos a los empresarios”.

Durante la Sesión Especial convocada para este lunes para votar la Ley de Bases en el Congreso, la diputada nacional Romina Del Plá (PO/FIT-U) rechazó el paquete de leyes y los calificó como “una reverenda porquería”.

Del Plá declaró: “Estamos ante la legislación más reaccionaria de las últimas décadas y una de las peores de la historia: Por un lado, un cambalache de precarización, privatizaciones, vaciamiento de instituciones del estado y un nuevo robo a los jubilados con la eliminación de la moratoria. Por otro lado, una reforma laboral que profundiza como nunca la precarización, que contrasta con un paquete fiscal que le otorga beneficios a los empresarios y a los especuladores y fugadores seriales”.

Sobre el capítulo de la reforma laboral enfatizó que “es la biblia de la precarización”, porque “toda la legislación apunta a garantizar la informalidad del trabajo y las puertas giratorias. Sienta las bases para un futuro de inestabilidad laboral permanente al mismo tiempo que libera a las empresas de toda responsabilidad para con su empleado. Es una catástrofe, lo que oficialistas y falsos opositores llaman ‘modernización’ laboral es un guiño a la esclavitud”.

Más tarde, continuó: “Al mismo tiempo de todos esos ataques a la clase trabajadora, votan el paquete fiscal que le llena los bolsillos a los empresarios. Habilitan blanqueo de capitales, les reducen impuestos y le otorgan moratoria impositiva para quienes no pagaron los aportes de sus empleados, pero vuelven a poner el impuesto al salario”.

“Los laburantes se pagan su propia indemnización, los no registrados se quedan sin moratoria, y los parásitos patronales son premiados. En conjunto, esto es el comienzo de un plan que busca someter a la clase trabajadora, destruyendo su poder adquisitivo, pero también destruyendo su capacidad de organización”, apuntó.

Sobre las movilizaciones contra la legislación, la diputada declaró: “A pesar de que el paro no fue convocado para hoy porque la CGT decidió negociar la reforma laboral con Milei y darles la espalda a los trabajadores, desde la izquierda, organizaciones sociales y sindicatos independientes rechazamos este ataque en las calles y les exigimos a las centrales obreras que convoquen a movilizar. Que se apuren cuánto quieran para votar esta porquería, la derrota de este gobierno va a ser en las calles y ellos lo saben. Estamos preparando una huelga general y las y los trabajadores les vamos cobrar cada golpe, a este gobierno y a sus colaboradores”.

Martínez advirtió sobre “la delegación abusiva de facultades que le estamos dando al presidente”

Muy crítico del proyecto de Bases, el jefe de Unión por la Patria sostuvo que la reforma administrativa “es un desastre” y la ley “es claramente inconstitucional”.

Durante el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal, el jefe de Unión por la Patria en Diputados, Germán Martínez, advirtió sobre “la delegación abusiva de facultades que le estamos dando al presidente”.

“Sigue llamando la atención que el oficialismo no se anime a explicar el proyecto. Quieren hablar poco porque quieren que pase lo más rápido posible, porque no tienen manera de defender lo que está adentro”, cuestionó.

Para el santafesino, “es absolutamente falso que este dictamen sea mejor que el anterior, al contrario, incorpora aspectos que no estaban en debate antes”. Y enumeró, puntualmente sobre el paquete fiscal: “Trabajadores que no pagaban Ganancias van a volver a pagar, el escalón más alto de contribuyentes que pagan Bienes Personales van a tener una alícuota más chica, van a dejar prácticamente en la lona a los monotributistas sociales, van a llevar adelante un blanqueo de capitales que es tirarle la alfombra roja al producido por las economías delictivas en la Argentina, entre otros temas”.

Yendo a la ley de Bases, el legislador afirmó que “es falso que este proyecto tenga una delegación de facultades atenuadas” y explicó que “mientras que el DNU 70/23 no esté rechazado, las emergencias se complementan”. “Esta ley claramente es inconstitucional”, aseveró y explicó que es así porque “no hay bases de delegación” para tres de las cuatro emergencias.

En su discurso, Martínez señaló que los artículos 3 y 6 “profundizan el desguace que ya está haciendo Javier Milei” porque “se le permite hacer de todo con cualquier organismo”. “El dictamen es tramposo”, manifestó, a pesar de la lista de organismos exceptuados.

Más tarde dijo que “con los fideicomisos van a hacer un desastre” y “va a ser dañino para la República Argentina”. “Es falso que el impacto sea menor en materia de privatizaciones”, sumó y exclamó que “puede hacer todo Milei, no hay excepción que valga, la reforma administrativa es un desastre”.

También denunció que buscan hacer “un negocio inmobiliario con las empresas que van a liquidar” y criticó la incorporación de la reforma laboral que “la metieron para que un bloque se siente y dé quórum”, en referencia a la UCR. Sobre esto, añadió que “blindan el capítulo del DNU que está frenado por los fallos judiciales. Es perverso lo que están haciendo”.

Otro de los aspectos que remarcó el presidente de la principal oposición fue que “casi no se habló de la modificación de la Ley de Hidrocarburos” y “están votando que directamente no haya ningún objetivo de autoabastecimiento en Argentina”.

Sobre el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones aseguró “nunca haber visto una violación de las atribuciones de las provincias tan flagrante”. “Los aspectos tributarios del RIGI hay que leerlos en conjunto con el capítulo de blanqueo del paquete fiscal, las dos cosas al mismo tiempo, se le notan los hilos a los que están detrás de esto”, enfatizó.

Espert le agradeció a la gente “el esfuerzo” y dijo que “Argentina se encaminaba a una crisis homérica”

Miembro informante de los proyectos, como presidente de la Comisión de Presupuesto, el diputado se explayó sobre la restitución de Ganancias y abogó por “un sistema impositivo mucho más razonable”.

Miembro informante durante el arranque del debate de la ley de Bases y el paquete fiscal, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert, comenzó: “Le agradecemos desde este bloque oficialista profundamente a los argentinos el esfuerzo que están haciendo acompañando las medidas de un Gobierno que está tratando, con muchísimo esfuerzo, de encauzar el desastre heredado de la gestión anterior”.

“Argentina se encaminaba a una crisis homérica, podemos discutir si era hiperinflación, un 2001, un Rodrigazo, o la crisis Martínez de Hoz. Estamos saliendo desde ahí y lo vamos a lograr”, sostuvo y defendió que “este paquete fiscal es el primer ladrillo de un sistema impositivo mucho más razonable que tenemos que lograr”.

Para el oficialista, “es solo el comienzo de un proceso de reforma impositiva que reduzca a no más del 10% los más de 150 impuestos que sufridamente los argentinos pagan”. “Tenemos que ir a un camino que implique un sistema impositivo más claro, más cristalino, que nos permitirá en un tiempo bajar los impuestos al consumo, para luchar efectivamente contra la pobreza; y también tener un sistema impositivo que no sea distorsivo para poder entrar a la OCDE, el club de los países más ricos del mundo, que espera que Argentina se abra al comercio”, continuó.

El legislador de La Libertad Avanza se refirió puntualmente al proyecto de medidas fiscales, que “tiene grandes títulos, como la moratoria, el monotributo y Bienes Personales. Sé que lo más debatido y polémico puede ser el impuesto a las Ganancias, por eso lo estamos transformando en algo razonable”.

“El exministro de Economía Sergio Massa rompió, destrozó, el impuesto a las Ganancias irresponsablemente, desde la demagogia electoral más absoluta, sacando a 960 mil contribuyentes de este impuesto. Nos llevó al noveno subsuelo y nosotros desde ahí lo vamos a reconstruir”, argumentó.

Espert señaló que “gran parte de los que van a volver a tributar lo harán, pero no como lo hacían el año pasado, antes del desquicio generado por Sergio Massa”.

En su intervención apuntó que “casi en todo el mundo se paga impuesto a las Ganancias con escalas progresivas” y el mínimo no imponible que se prevé “es mayor que en Estados Unidos, Europa, Uruguay y Chile”. “Seguimos teniendo un mínimo no imponible altísimo comparado a estándares internacionales”, agregó.

El presidente de la Comisión de Presupuesto indicó que unos 700 mil trabajadores volverán a tributar, pero destacó “el gran ensanchamiento de las escalas”. En ese sentido, explicó que “solo una cuarta parte de los que vuelven a pagar lo harán con las alícuotas más altas del 27%, 31% y 35%”.

“Los políticos tenemos que servirle a nuestros ciudadanos, dar la cara, hablar incluso de las cosas que nos resultan incómodas, porque tenemos que ser responsables del manejo del bien público, sin demagogia, como en el pasado”, expresó.

El oficialista defendió que “estamos bajando el impuesto más injusto para los trabajadores, los pobres y los jubilados, como es el impuesto inflacionario, el que más afecta a los salarios”.

“Argentina es de los países que más grava al consumo. Tenemos que salir de este desquicio en materia fiscal. Lamentablemente sin costo no se sale, estamos dispuestos a asumirlo, pero para que nos permita a los argentinos de una vez empezar a crecer y salir adelante”, cerró.

El oficialismo logró aprobar que la votación en particular de los proyectos sea por capítulos

Se sometió el plan de Labor Parlamentaria a votación y resultó aprobado con 140 votos afirmativos y 109 negativos. La sesión no tendrá cuarto intermedio. Dialoguistas pidieron igualmente votar ciertos artículos de manera diferenciada.

Foto: HCDN

En un caliente arranque de sesión, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, sometió a votación el plan de Labor Parlamentaria, que resultó aprobado con 140 votos afirmativos, 109 negativos y 0 abstenciones.

De esta manera, la ley de Bases y el paquete fiscal se tratarán de forma conjunta y su votación será por separado. En tanto, la votación en particular se hará por capítulos, aunque diputados de los llamados bloques dialoguistas reclamaron que algunos artículos se voten de manera diferenciada. Además, Menem agregó que la lista de oradores se cierre a las 15, lo que despertó las quejas de la oposición más dura.

Al tomar la palabra, el jefe de Unión por la Patria, Germán Martínez, expresó: “Arrancamos mal una vez más”. Para a continuación considerar que los proyectos “claramente requieren que tengamos un tratamiento diferenciado” y remarcó que “en la práctica unificar los temas funciona como un límite para la libertad de expresión de los diputados”.

Sobre la votación particular, el santafesino afirmó que comprendía que “no quieren que les pase lo que pasó en la jornada del 6 de febrero último”, cuando la ley se cayó en la votación por incisos, pero recordó: “No fue nuestro bloque el que pidió votar inciso por inciso, es más yo dije que no estaba de acuerdo. Entre eso y lo que están proponiendo hoy, lo que está faltando es sentido común”.

“Quedamos en eso”, apuró Menem a Martínez, refiriéndose sobre el plan de Labor (la reunión donde están todos los jefes de bloques). Por fuera de micrófono, Cecilia Moreau gritaba: “No, no quedamos en eso Moreau”. Y Martínez completó denunciando que hubo “acuerdos políticos que fueron por fuera de Labor” en “una famosa reunión por Zoom el viernes por la noche, con el club de amigos”.

Desde el Frente de Izquierda, la diputada Myriam Bregman cuestionó que “se está cercenando el debate desde el inicio” cuando “entre gallos y medianoche” se introdujo “la eliminación de la moratoria previsional y una terrible reforma laboral”. Rechazó que “solo se escuche el lobby que hacen los de arriba; al pueblo trabajador que va a ser afectado por esta reforma no lo escucharon”.

Además, en alusión a las extraordinarias, enfatizó que “hace dos meses nos dijeron que estábamos cambiando el funcionamiento de la casta” y “hoy lo único que les importó en Labor es que esto se vote entre gallos y medianoche cuando nadie lo está viendo. ¡Queremos que haya cuarto intermedio, que se trate en horarios normales y que todo el pueblo pueda ver lo que aquí se está votando!”.

Luego, el presidente de Hacemos Coalición Federal, Miguel Pichetto, aseguró que habían “adherido en Labor al tratamiento que usted expresó” y le pidió a Menem que lo someta “a votación de manera nominal, no votemos nada a mano alzada, y que haya claridad donde está la mayoría y las posiciones de minoría”.

El diputado Maximiliano Ferraro reconoció que “el reglamento habilita por cuestión de economía procesal a votar por capítulos”, pero anticipó que él pedirá en particular que “se aparte lo que es el artículo 3ro. y esa votación sea en forma nominal, si es que el oficialismo no mejora sustancialmente la redacción” la cual “es pésima”. Se refería al tercer artículo de la ley de Bases referido a la facultad del PEN sobre organismos públicos.

Enfático, el radical Fernando Carbajal expresó que esta metodología “no suma a la calidad democrática”. “El ámbito de discusión de los proyectos es el Congreso de la Nación, no es la Casa de Gobierno”, aclaró y advirtió que “hay un cercenamiento al debate del Congreso, y esto no sucede en cualquier contexto político, sucede en un contexto donde el Congreso está sometido al ataque político del presidente de la Nación y a una permanente defenestración de la labor del Congreso y la política. En ese contexto nos quieren limitar el uso de la palabra”.

Además, el formoseño anunció que el artículo 1 y 2 de la ley de Bases debían votarse en particular porque “la delegación de facultades y la emergencia son decisiones de extrema gravedad”.

Finalmente, tras algunos oradores que se sumaron y una discusión a los gritos entre las diputadas Carolina Gaillard y Karina Banfi -en un pasaje se la escuchó gritar a la radical: “Dale un Rivotril a Gaillard que está sacada…”- el jefe del bloque UCR, Rodrigo de Loredo, pidió poner a votación la propuesta porque “en el planteo de una especie de simplificación en el tratamiento de la ley, subyace un dato no menor, que es la segunda vez que debatimos estos textos”. Y se pasó a votar el acuerdo de Labor.

Ley de Bases: Último tramo de la prolongada sesión de Diputados

La Cámara baja debate desde el lunes al mediodía los dos proyectos del Gobierno incluidos en el temario. Ambas iniciativas fueron consensuadas entre el oficialismo y la oposición dialoguista y el oficialismo cuenta con los votos para conseguir este martes bien temprano su aprobación en general. Después será el momento del arduo debate en particular.

Con todos los diputados de Unión por la Patria presentes anotados para intervenir, avanza el debate de las leyes que más interesan al Gobierno nacional, que busca su primer éxito legislativo. La sesión arrancó este lunes a las 12.23, con 135 presentes, con un oficialismo que buscará la media sanción de la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y la Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes.

En un caliente arranque de sesión, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, sometió a votación el plan de Labor Parlamentaria, que resultó aprobado con 140 votos afirmativos, 109 negativos y 0 abstenciones. De esta manera, se estableció que la ley de Bases y el paquete fiscal se trataran de forma conjunta y su votación fuera por separado. En tanto, la votación en particular se haría por capítulos, aunque diputados de los llamados bloques dialoguistas reclamaron que algunos artículos se voten de manera diferenciada. Además, Menem agregó que la lista de oradores se cerrara a las 15, lo que despertó las quejas de la oposición más dura.

Tras los miembros informantes y los tiempos por bloques, se conoció promediando la tarde el listado final de los anotados para intervenir, lo que hace presumir que se estaría votando en general ambos temas alrededor de las 7 de la mañana de este martes. A continuación, se iniciará el debate en particular: otra sesión en sí misma.

Tras una primera tanda de cuestiones de privilegio -de las tres acordadas para esta sesión-, arrancó el debate de la ley de Bases, con la exposición del presidente de la Comisión de Legislación General, Santiago Santurio, quien alertó este lunes que “venimos de décadas de decadencia, y tener un Estado ágil con los recursos necesarios para lograr el crecimiento fundamental no es menor. Es  un recuso que han usado muchísimos gobiernos, que muchos que hoy van a votar en contra se los dieron a otros gobiernos”.

Para Santurio, “hay una batalla cultural de entender cómo funciona el Estado. El Estado es el principal causante de la deuda, es el principal causante de la presión impositiva que cae sobre todos los argentinos, todas las empresas y en especial sobre las PyMEs, que son las que más les cuesta pagarlo”.

Santurio advirtió que “el mayor riesgo que tenemos en la Argentina es no cambiar, hacer que parezca que todo cambia, pero que nada cambie. Es lo que pasa con la reforma laboral”. Al respecto señaló que “hoy tenemos 6 millones de empleados en el sector privado de manera formal, y 8 millones en el sector privado de manera informal. Y por eso se hizo la vista gorda, se miró para un costado durante muchísimo tiempo, y no se cambió nada”.

Está previsto que la sesión se desarrolle sin cuarto intermedio, es decir, de corrido, y que la votación en particular se haga por capítulos. Sin embargo, en Labor Parlamentaria, la oposición pidió que en algunos temas puedan votarse artículos puntuales. Aunque el consenso es mayoritario, los bloques dialoguistas tienen planteos como, por ejemplo, la incorporación de impuestos internos al tabaco en la ley de Bases. En tanto, la UCR insistirá con sumar más cambios en la reforma laboral, precisamente los que rechazan desde el sindicalismo.

Por los dictámenes de minoría, el primero en hacer uso de la palabra fue el jefe del bloque de UP, Germán Martínez, quien advirtió sobre “la delegación abusiva de facultades que le estamos dando al presidente” y remarcó la “inconstitucionalidad” de ambos proyectos.

En nombre de la Coalición Cívica, el titular del bloque Juan Manuel López, anticipó: “Vamos a votar a favor lo que consideramos pertinente y en contra lo que nos parezca porque miedo no tenemos de criticar o de apoyar”.

Al exponer sobre el dictamen de minoría de su espacio explicó: “Proponemos una declaración de emergencia sin delegaciones”, y cuestionó: “En el dictamen de mayoría ahora falta la emergencia en seguridad me acuerdo algún ingrato diputado oficialista que dijo que porque no se había votado en la Ley Bases el narcotráfico estaba arrasando Rosario, ahora no trajeron nada de eso porque era mentira porque no paran de hacer campaña con las cosas más sensibles del país y con el humor social que está a flor de piel”.

Sobre privatizaciones coincidió y destacó que “han tomado algunas cosas que están bien como políticas de buen gobierno de empresas públicas, derogaciones de preferencia, de contratación directa”, pero criticó que sacaron Banco Nación y las subsidiarias y señaló: “Hay muchísimas empresas públicas para privatizar y con transparencia”. Respecto de procedimientos administrativos, empleo público, concesiones López afirmó su acompañamiento, pero se distanció sobre el capítulo de reforma laboral y apuntó: “Queríamos más. La cuota sindical evidentemente hay que hacer algo. Es la deuda de la democracia. Quiere tapar el acuerdo”.

Sobre las políticas de calidad regulatoria manifestó: “Queremos establecer estándares claros de calidad de regulación para que los marcos regulatorios no sean un traje a medida como vienen siendo en el país, sino donde todos puedan competir. Energía es un capítulo que viene hacer rato. Previsional ya dijimos que estamos alegres que podamos tener dictamen la próxima semana”.

El diputado de la CC sostuvo que entre las medidas fiscales “hay algunas que faltan, estaban en el paquete inicial y se sacaron como tabaco, juego, reducción del gasto tributario que venimos haciendo, Tierra del Fuego porque no puede ser que en el país los celulares sean artículos de lujo entonces bajemos y liberemos ese tipo de comercio para que la gente pueda tener ese artículo de necesidad básica”, y cerró: “Tenemos que ser valientes, discutir las cosas y votar lo que está bien y votar con mucha fuerza lo que está mal”.

Por su parte la diputada Margarita Stolbizer explicó que el dictamen de minoría suscripto junto a la socialista Mónica Fein: “Reconoce que existe una emergencia administrativa, económica, financiera, pero pedimos un plan”, y cuestionó que el proyecto del Ejecutivo “carece de un plan”. Sin embargo, reconoció que “el nuevo gobierno necesita las herramientas para llevar adelante un plan, aunque no coincidamos con ese, pero necesitamos que lo expliquen”, y anticipó el recazo “a las facultades delegadas porque tienen que tener una base que expresen un plan de gobierno y la finalidad pública”.

“La delegación de facultades necesita siempre una declaración de emergencia, pero el propio presidente dice que todo está tan bien y prácticamente deberíamos decir que no hay emergencia”, cuestionó y agregó: “Compartimos el objetivo del equilibrio fiscal, pero no compartimos que se busque a costa de las espaldas de los sectores más pobres y sectores medios más perjudicados por las políticas de ajustes del Gobierno y lejos de poner fin a los privilegios y negocios que se siguen favoreciendo”.

Stolbizer expresó: “No creemos en que las herramientas que el presidente pretende sirvan para acompañar la crisis. Declaramos la emergencia, acompañamos las herramientas que creemos que sean necesarias y proponemos un trabajo en común porque así funciona la democracia. Evitar la convocatoria a comisiones específicas para dictaminar sobre un proyecto que tiene muchos capítulos no es buen camino porque nos lleva a mayores riesgos sobre malos resultados. Podemos combinar la emergencia con los principios democráticos. Queremos una ley que contenga estos dos puntos”.

“Vamos a votar en contra, no solo de todas las facultades delegadas propias del Congreso al Ejecutivo de la Nación que están en el capítulo de reforma del Estado artículos del 2 al 6, hay que votar en contra de todo el capítulo, vamos a votar en contra de muchas de las otras facultades delegadas que están encubiertas engañosamente en otros artículos como el 158, 159, 160 referidos al tema de energía”, resumió y cerró: “Vamos a plantear diferencias en el capítulo de empleo público en el que se quiere llevar al empleado público a la condición del sector privado violando el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. Todo el contexto de la ley es una proclama de privilegios que se destinan al sector privado de grandes grupos económicos y no hay ventajas para las PyMEs”.

 

Por el Frente de Izquierda, habló el diputado Christian Castillo quien alertó que el dictamen de mayoría “tiene violaciones al reglamento de la Cámara porque incluyó todo un capítulo de reforma laboral que no fue tratado en el debate y no pasó por comisión. Incluyó la liquidación de la moratoria previsional sin pasar por la comisión. Es un dictamen inconstitucional tanto en lo que hace a las facultades delegadas y a la violación del artículo 14 Bis en la estabilidad del empleo y la regresividad de las relaciones laborales”.

“Estas dos leyes que se están sometiendo a debate son un agravio a los trabajadores, son un ataque de gran magnitud entre la reforma laboral, el retorno del impuesto a las ganancias, y el quite de moratoria previsional y privatizaciones. Estas leyes son antipopulares y de entrega nacional”, advirtió y agregó: “Esta es una ley de bases para la destrucción nacional”.

Castillo planteó que “tiene la inconstitucionalidad de facultades delegadas que se liga con el artículo 2 y 3. Este Congreso no puede delegar la facultad de legislar y ya sabemos que lo quieren emplear para los DNU, tarifazos, para cerrar empresas, echar empleados”. Así, advirtió que con la reforma del Estado “desaparecería el CONICET o la Agencia de Discapacidad”, y rechazó el tema de privatizaciones, contratos de obras públicas para liquidarla, blanqueo “como premio a evasores”.

“Le están sacando derechos a los trabajadores y violando tratados internacionales, mano libre a las petroleras para que suban el precio de los combustibles como quieran, moratoria previsional es repugnante. La Ley fiscal es un robo descarado, beneficio a los más ricos del país”, cerró, mientras que su compañera Romina del Plá calificó el proyecto como “una reverenda porquería”.

Expresiones de bloques

A su turno, el diputado de UP Carlos Heller apuntó contra el oficialismo porque con el proyecto “quiere bajarle impuestos a los que más tienen y a gravar a los que menos tienen, es lo que quieren hacer con Impuesto a las Ganancias y lo que quieren hacer con Bienes Personales. No es que no hay plata, quieren seguir favoreciendo a los ricos, en detrimento de las grandes mayorías populares”.

Por el contrario, el santafecino libertario Nicolás Mayoras defendió que la Ley Bases “es el principio de un camino que la gran mayoría de los argentinos ha decidido emprender. Para salir de esta situación crítica es necesario estos presupuestos que proponemos en el proyecto de ley que ha sido largamente debatida”.

“Este proyecto de ley es perfectamente conocido por ustedes. Los capítulos que estamos tratando apuntan a devolverle una parte de la libertad que los argentinos han ido perdidos con el tiempo en todos los niveles. La emergencia económica, administrativa, financiera y energética es necesario que se declara para que el Estado pueda intervenir y con las delegaciones que se le atribuye empezar con las reformas que necesita hacer apa destrabar los procesos productivos demorados”, defendió el santafecino y agregó: “La reforma del Estado, privatizaciones, modificación de la ley de procedimientos administrativos, son indispensables. Tenemos un Estado elefantiásico que ha perdido su razón de ser”.

“La promoción del empleo registrado y la modernización laboral es indispensable para despegar y hacer que este país aproveche todos los recursos para no tener trabajadores en la informalidad. El RIGI es el puntapié que tenemos que dar para salir de esta economía empobrecida en la cual nadie quiere invertir”, destacó y cerró: “En materia de energía las reformas son indispensables porque tenemos recursos como gas y petróleo que necesitan modernizar su regulación para que las contrataciones y concesiones atiendan a las nuevas modalidades de explotación”.

La secretaria parlamentaria del bloque Pro, Silvia Lospennato, planteó que “esta ley no sería necesaria si no fuera para revertir la tragedia que produjo el relato kirchnerista”, y ratificó el apoyo de su espacio a los proyectos.

A su turno, la vicejefa del bloque UCR, Karina Banfi, manifestó que “es una ley fruto de la discusión y consensos”, y resaltó que “es una norma que apuesta a sacarnos en la trampa de la frustración en la que estamos, que nos permita tener una hoja de ruta renovada y nos de esperanza”.

“La ley Bases propone cambios profundos, una economía liberada de ataduras burocráticas y regulativas. Una reforma administrativa que pone al Estado en cumplimiento. Apunta a dotar en el proceso de privatizaciones de resguardos institucionales que aseguren transparencia y equidad. Esta novedosa propuesta nos permite contar de valiosos recursos de innovación en la administración pública como es el gobierno público, con mayor transparencia, con participación ciudadana, rendición de cuentas y adecuación a estándares internacionales”, describió Banfi y aclaró que “la delegación de facultades no son un cheque en blanco porque existen procedimientos institucionales que mantienen el control político del Congreso”.

El diputado Nicolás Massot (Hacemos Coalición Federal) afirmó: “Ni esta ley representa la salvación de la Argentina ni la refundación ni mucho menos el principio de solución de los problemas de inflación, empleo, inseguridad, pero ni esta ley ni el DNU son los culpables del estado de situación actual”

“Esta ley ya no es más ‘la ley de Milei’, es la ley de este Congreso porque la hemos transformado”, planteó y detalló que se evitó la cuadruplicación de las retenciones a las exportaciones industriales, que los jubilados se queden sin fórmula de indexación, no hay un superpoder para privatizar sin ningún control 41 empresas del Estado, pasamos de 16 superpoderes a 3 super acotados.

La jefa del bloque Innovación Federal, Pamela Calletti (Salta), -uno de los denominados dialoguistas- advirtió que “no somos ni de un sector ni del otro”, pero afirmó que “estos momentos requieren de humildad y grandeza para sentarnos en nuestra banca y buscar las soluciones para los argentinos”. “Hace semanas que venimos trabajando sin Tik Tok ‘berreta’ o videítos armados”, señaló la salteña, y enfatizó que “mantenemos la coherencia de que este Congreso debe brindar herramientas para afrontar la crisis”.

Valoró, en ese sentido, la baja de 664 a 232 artículos; las emergencias, de 11 a 4; y el límite legislativo a las privatizaciones. Para culminar, su intervención expresó: “Defendemos el federalismo y jamás vamos a convalidar medidas que perjudiquen en las provincias”. “Estamos del lado de los argentinos y queremos salir adelante”, remarcó.

Cercano al Gobierno provincial de Río Negro, el diputado nacional Agustín Domingo, en línea con lo expuesto por la jefa de su bancada, señaló que estas leyes “van a darle herramientas al Gobierno (nacional) para que deje de usar a la oposición como excusa”. “De cara al Pacto de Mayo, le pido al presidente que no sea un pacto de adhesión y que la educación esté en agenda”, cargó. Celebró el incentivo a las grandes inversiones y los cambios en la reforma laboral que para el rionegrino “van a fomentar el empleo y la formalidad”. Sin embargo, anticipó que no acompañará la modificación en Ganancias.

Luego, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, afirmó que “desde el 10 de diciembre quieren enterrar los valores, y lo que estaba mal, lo terminaron de destruir”. “Tengo la sensación de que eligieron el camino de la crueldad, el de enterrar en los escombros a sectores apuntados”, aseveró.

El diputado Martín Tetaz afirmó que el regreso de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias “es un delirio” y anunció que “le vamos a pedir al miembro informante que se prohíban las contribuciones sindicales que hoy son obligatorias y deberían ser optativas”.

La diputada nacional María Eugenia Vidal (Pro – CABA) criticó duramente al kirchnerismo y señaló que “el 19 de noviembre la gente dijo ‘basta’”. En esa línea, fustigó la postura del anterior Gobierno, devenido en principal oposición: “La respuesta de ese Gobierno no fue la autocrítica porque rechazaron leyes, hacen movilizaciones y un paro general. Nada de humildad y poca grandeza”, añadió.

Recordó, también, que “a Alberto Fernández le dieron 9 emergencias a los 11 días”, expresó que “vamos a apoyar al presidente en darle las herramientas porque le queremos poner un límite a la inflación y esta ley se mete en como generar más trabajo”, y cerró: “Es necesario ser equitativos en quienes aportaron y quienes no, y esta ley subsana este problema con un nuevo régimen”.

La diputada libertaria Lourdes Arrieta (LLA – Mendoza) agradeció a las fuerzas de seguridad que la acompañaron a cruzar la calle por un “escrache” que sufrió antes de ingresar al Congreso, y afirmó que con estos proyectos “estamos cumpliendo con lo que prometimos en campaña porque una cosa es hablar bonito de los trabajadores y otra cosa es hacer por los trabajadores”.

El diputado nacional Oscar Agost Carreño (HCF – Córdoba) advirtió que “son las herramientas que pidió el Gobierno, pero también para que deje de poner excusas”. A su vez, cuestionó que “me preocupa que el ajuste lo paguen los más vulnerables porque los jubilados ven licuados sus haberes”. También, remarcó que “vamos a insistir con el impuesto al Tabaco”.

La diputada nacional Germana Figueroa Casas (Pro – Santa Fe) se refirió al proyecto de ley de la reforma fiscal, puntualmente al capítulo sobre modificaciones en el monotributo, y lo defendió a través de dos relatos para ejemplificar los beneficios de la iniciativa.

Cerca de la medianoche y ya con un tercio de las intervenciones llevadas a cabo, el vicepresidente de la Cámara baja, Julio Cobos, analizó que esta vez “los resultados serán distintos a los que se iban a votar en el verano”, debido a la reducción de 664 artículos a 232. Celebró, también, la quita del Banco Nación de la lista de empresas estatales a privatizar.

Dirigido al jefe de Estado, propuso debatir el tema de obras públicas copiando el sistema de Chile (financiación híbrida entre el sector público y el privado) y explicó que “para eso se necesita seguridad jurídica y estabilidad económica”. Por último, se refirió al Pacto de Mayo, y al igual que Agustín Domingo, le remarcó a Milei que “no es un pacto de adhesión y debe incluir a la educación en la agenda”.

Diputados debatirá la ley de Bases y el paquete fiscal en una sesión maratónica

Según los planes previstos, no habrá cuarto intermedio y la discusión de ambos proyectos será en conjunto. El comienzo tendrá pedidos de todo tipo.

Con el objetivo de sancionar la ley de Bases y el paquete fiscal, promovidos por el Gobierno nacional, la Cámara de Diputados realizará una sesión maratónica, que se iniciará este lunes cerca del mediodía y está previsto culmine este martes.

A diferencia de lo sucedido en el verano, no habrá cuarto intermedio para el descanso por la noche y se volverá así al estilo tradicional de sesionar de corrido. En esta ocasión, ambos proyectos se discutirán en conjunto, aunque la votación en general será por separado.

La instancia que llevará su buen tiempo será la votación en particular de cada una de las iniciativas. La ley de Bases cuenta con 232 artículos, mientras que el proyecto de medidas fiscales tiene 112. Esto buscaría hacerse “por capítulos” y no por artículos, salvo que haya pedidos al respecto.

En la primera parte de la sesión habrá cuestiones de todo tipo, por lo cual se verá en qué horario arranca efectivamente el debate de las leyes. Seguramente algo que esté presente sea la sesión que pidió Unión por la Patria para el martes a las 11 y que Martín Menem se negó a conceder. Desde la principal oposición insistirán con que es antirreglamentario lo que ha hecho el presidente de la Cámara baja.

Además, se espera que haya pedidos de emplazamiento de comisiones. Por un lado, a la de Presupuesto y Hacienda, para que trate el tema de la fórmula de movilidad jubilatoria; y por otro a Educación, por los proyectos sobre la restitución del FONID. En el caso del financiamiento de universidades, esta comisión ya citó a una reunión para el próximo jueves.

El oficialismo se ilusiona con tener resueltas ambas leyes promediando la jornada del martes. Y ofrendarle así al presidente Javier Milei el primer triunfo legislativo, aunque todavía falta para que este Gobierno tenga aprobada alguna ley propia. Eso lo resolverá el Senado, y ahí es otra historia.

 

 

Cómo será el debate que se inicia este lunes en Diputados

A diferencia de lo que ocurrió en el verano, el oficialismo llega al recinto con más certezas y la convicción de que antes del 1° de mayo tendrá las medias sanciones tan ansiadas. Dudas por la extensión de la sesión, si habrá cuarto intermedio y la modalidad del debate.

Todos esperan que el oficialismo haya aprendido de la experiencia. Sobre todo los bloques dialoguistas, que en el verano y ahora también insistieron en la necesidad de aceptar modificaciones y llegar al recinto con la certeza de tener los votos no solo para la aprobación en general -que ya se comprobó en febrero pasado que se consigue-, sino también para la votación en particular. O las votaciones, pues recordemos que esta vez se llegará al recinto con dos leyes y no una sola, como fue en el verano.

Pero mucho más acotadas. Recordemos que originalmente la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos tenía 664 artículos. Está bien que al recinto se había llegado esa vez con muchos menos, pero también con un panorama medio caótico -pues había tantos dictámenes dando vueltas que nadie sabía bien cuál era el definitivo-, pero ahora el dictamen de Bases -que obtuvo más firmas que la vez anterior- tiene 232 artículos.

Está también el paquete fiscal, denominado Medida Fiscales Paliativas y Relevantes, con otros 102 artículos. 332 artículos en total. Será clave entonces lo que vaya a resolverse este lunes en la reunión de Labor Parlamentaria, donde se debatirá la modalidad de trabajo de esta sesión.

Vayamos primero al final: la votación, ya que estamos hablando de la cantidad de artículos puestos a consideración esta vez. Como ya informamos oportunamente, la intención ahora es votar por capítulos, no directamente por artículos. Recordemos que el 6 de febrero, cuando el fracaso de la votación en particular, el desenlace negativo para el oficialismo se dio cuando estaban votando incisos…

El problema para el oficialismo y lo que se pactó durante el debate de las últimas semanas con las bancadas dialoguistas es que la manera votar será resuelta en Labor, o a la hora de la votación en particular. Recordemos que el martes 6 de febrero, cuando se cayó el debate, el radicalismo había pedido votar por incisos y eso terminó siendo aceptado.

Así y todo, es un derecho de todo diputado poder votar o consignar su voto en particular para un artículo puntual. Pero por ejemplo el bloque radical, que ha planteado numerosas disidencias, busca con las mismas “incorporar artículos, no rechazar ninguno”. Sí hay algunas disidencias en particular que pueden formular los diputados individualmente.

Con todo, la realidad es que el reglamento habla de votación “por artículos”. Hay antecedentes de votaciones por incisos, como la del 6 de febrero pasado, pero esta vez Rodrigo de Loredo, el que lo pidió entonces, no lo reclamará.

Varias son las dudas que deberían resolverse este lunes en la reunión de Labor Parlamentaria prevista para las 10 de la mañana. En primer lugar, si las dos leyes se debatirán al mismo tiempo. Es lo deseable para quienes esperan un tratamiento más acelerado. No sería lo más conveniente, legislativamente hablando, pues es mezclar peras con manzanas. Pero dos debates consecutivos son garantía de una sesión maratónica con más de 300 discursos. De la otra manera, los oradores podrían hablar solo una vez, englobando ambos temas. Consultadas diversas fuentes por parlamentario.com, la respuesta fue que no estaba resuelto eso, que lo verían este lunes.

Lo mismo sucede con el cuarto intermedio. La experiencia del verano fue muy loable: pararon por la noche las dos primeras jornadas de debate. Recordemos que la ley de Bases insumió tres días hasta la votación en general: miércoles 31 de enero, jueves 1 de febrero y viernes 2, con votación promediando la jornada. Ahí se resolvió un nuevo cuarto intermedio para la votación en particular, y la sesión se reanudó no el sábado, ni el lunes venidero, sino el martes 6 de febrero. Con el recordado final de la vuelta a comisión.

Si bien es siempre bienvenido no sesionar en horas de la madrugada, el manual legislativo recomienda que para ese tipo de debates no haya interrupciones. No porque vaya a peligrar el quórum -que siempre es un riesgo-, sino porque la reapertura de la sesión implicará un trámite engorroso, en el que volverán las cuestiones de privilegio con las que arrancarán la primera jornada. Y el debate central se prolonga. Pasó en el verano, ¿pero por qué lo aceptó La Libertad Avanza? Porque llegaron al recinto sin tener todo resuelto. Entonces las interrupciones eran para seguir negociando. Ni qué decir en la previa del debate en particular, cuando se decidió aprovechar el fin de semana, aunque se dio la situación insólita de que esos días no se negoció. Terminaron llegando al debate en particular a la buena de Dios, y el resultado era inevitable.

Con todo, se dijo siempre que lo que ese martes 2 de febrero debió pedir el oficialismo era un nuevo cuarto intermedio, no la vuelta a comisión, pero esa ya es historia escrita.

Ahora todo indica que lo que había que resolver se resolvió, lo cual no implica que no vaya a haber sorpresas o diferencias durante la sesión que hagan que hasta pueda darse algún rechazo. Puede pasar, suele pasar.

El oficialismo en general y el Gobierno en particular llegan a este debate mostrando una cuota de pragmatismo que no existió en el primer capítulo de esta historia. Se dio por ejemplo con la reforma laboral. Había originalmente 60 artículos y solo quedaron 17. El radicalismo, autor del texto, insistirá con algunas cosas que había propuesto, pero todo lo que podía generar discordia quedó afuera. Fundamentalmente lo que más le inquietaba a la CGT. Lo justificó Miguel Pichetto este domingo, al señalar que “una reforma profunda laboral” merece un debate especial con ley especial, no metido dentro de otra norma. Y con consultas a todos los sectores, CGT incluida, sobre todo. Haber forzado un tratamiento amplio sobre ese tema hubiese implicado desviar la atención, generar manifestaciones fuera del Congreso y un debate más incierto en el Senado.

Así y todo, la CGT quiere sacar más artículos. Se verá en la votación en particular.

La polémica del comienzo

En esa primera parte de la sesión, estará presente el debate en torno a la sesión que pidió Unión por la Patria para el martes a las 11 y que Martín Menem se negó a conceder, argumentando que es más que probable que la sesión del lunes se extienda al día siguiente. Desde la principal oposición insistirán conque es antirreglamentario lo que ha hecho el presidente de la Cámara.

Ya se sabe contra quién irá la primera cuestión de privilegio… Y habrá también una especial contra José Luis Espert, por inmovilizar la Comisión de Presupuesto.

En ese sentido, habrá dos emplazamientos a las comisiones, por el dictamen previsional y por el Fonid.

Quedan cosas irresueltas, como por ejemplo la incorporación del capítulo de impuestos internos, léase el tema del tabaco: la UCR, Innovación Federal, y Hacemos Coalición Federal van a votar eso.

El oficialismo se ilusiona con tener resueltas ambas leyes promediando la jornada del martes. Y ofrendarle así al presidente Milei el primer triunfo legislativo, aunque todavía falta para que este Gobierno tenga aprobada alguna ley propia. Eso lo resolverá el Senado, y ahí es otra historia.

Con la restitución de Ganancias unos 800 mil trabajadores volverán a pagar el impuesto

Ante la presión opositora la medida sufrió modificaciones respecto del proyecto original sobre las actualizaciones que serán trimestrales durante el 2024 y, a partir del año próximo, será dos veces al año. El Gobierno pretendía que el monto se actualizara sólo una vez por año.

Uno de los ejes centrales del llamado “Proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes” es la restitución del Impuesto a las Ganancias o también llamados ingresos personales para la cuarta categoría, que había sido eliminado el año pasado en plena campaña electoral, y que sufrió modificaciones en el dictamen final que se firmó este jueves respecto del texto original que envió el Ejecutivo.

El proyecto, que se debatirá en el recinto el lunes, reinstala en el capítulo quinto este tributo y fija un mínimo no imponible de $1.800.000 brutos (1.494.000 netos) para los trabajadores solteros y en $2.200.000 ($1.981.278 netos) para los trabajadores casados con hijos.

Esto significa que unos 800.000 trabajadores que hoy están exentos de Ganancias volverían a pagar el impuesto con alícuotas que van del 5% al 35%. En valores que arrancan en casi $ 3.000 mensuales hasta unos $ 60.000 mensuales para los que hoy están excluidos del tributo. Y que supera los $ 100.000 mensuales para los que ganan más de $ 2.500.000 brutos.

Así, el mínimo no imponible volvería a niveles de agosto de 2023 en pesos constantes cuando se impulsó la primera reforma. No obstante, señalaron que no todos los trabajadores que pagaban entonces volverán a hacerlo, debido a que los salarios no acompañaron la inflación.

El Gobierno pretendía que la actualización de estos pisos mínimos fuese anual, pero ante la presión opositora, los funcionarios de la Casa Rosada accedieron a que haya una actualización trimestral este año (sería en septiembre) y que, a partir del año próximo, sea semestral y detalla: “Inclusive, en los meses de enero y julio, por el coeficiente que surja de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)”.

Al explicar la restitución del gravamen eliminado el año pasado a instancias del ministro/candidato Sergio Massa y que había sido votado afirmativamente por el presidente de la Nación, Javier Milei, el proyecto resalta que tiene por finalidad “reestablecer el equilibrio dentro del esquema de la Ley del Impuesto a las Ganancias, incorporando dentro del impuesto a los ingresos a aquellos sujetos que evidencian una capacidad contributiva suficiente para ser alcanzados por el tributo, respetando la progresividad que es el principio rector de dicha norma”.

Los ejes claves del proyecto de paquete fiscal para “sanear la situación económica”

El texto contiene 112 artículos y contempla cambios al monotributo y Bienes Personales, además de un nuevo blanqueo de capitales y una moratoria impositiva, entre otros.

Además de la restitución del impuesto a las Ganancias, el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes enviado por el Poder Ejecutivo, que será debatido en paralelo con el proyecto de Ley Bases el lunes en el recinto, también incluye la modificación en el impuesto a los Bienes Personales, blanqueo de capitales, moratoria y monotributo, entre otros.

El paquete fiscal que envía el Gobierno pretende establecer un “proceso de saneamiento de la dramática situación económica en la que está sumido nuestro país”, y hace hincapié en la “crisis fiscal” en la que Argentina se encuentra debido al “desbalance de las cuentas públicas generado por el Estado, quien en forma recurrente y continua ha realizado erogaciones por encima de sus ingresos. Este proceso de crisis se ha visto fuertemente agravado por las medidas adoptadas en materia impositiva en los 4 meses anteriores al 10 de diciembre de 2023”.

Bienes Personales

El proyecto sufrió modificaciones respecto de la Ley de impuesto a los Bienes Personales, ya que el oficialismo propone eliminar el tratamiento de alícuotas diferenciales entre bienes locales y en el exterior, que se había incorporado durante la administración de Alberto Fernández, y modificar a escalas más progresivas.

Así, mediante estos cambios el mínimo no imponible subirá de $11 a $100 millones y la deducción por la vivienda familiar pasará de $56 a $350 millones.

Pero la polémica en este punto surgió por la opción del pago adelantado de 5 años con una tasa reducida, que después habilita el “equilibrio fiscal”, con el pago de un porcentaje irrisorio para el contribuyente hasta 2038.

Pese a las críticas, el oficialismo no quiso cambiarlo, aunque aceptó incluir un beneficio para el contribuyente cumplidor, de medio punto de alícuota a fin de fomentar el pago regular, en la versión original era de un cuarto de punto.

Para poder calificar como contribuyente cumplidor esa persona no deberá haber ingresado al blanqueo, deberá haber presentado “en tiempo y forma” las declaraciones juradas de Bienes Personales de 2020, 2021 y 2022 y haber cancelado ese monto ante AFIP antes del 30 de noviembre de 2023.

Al respecto se introdujo otra modificación en el aumento de la reducción de la alícuota que pasó del 0,25% al 0,5% para los contribuyentes cumplidores para los periodos fiscales 2023 a 2025 que cumplan con todas sus obligaciones de bienes personales de 2020 a 2022. Originalmente el texto cubría hasta 2026 y la reducción era de un cuarto de punto. También se incorporó un beneficio al contribuyente sustituto cumplidor, que antes no estaba, y es del 0,125%.

También se introdujo una modificación de escalas progresivas del impuesto a partir del período fiscal 2023, con una alícuota inicial del 0,50% y hasta el 1,50%, eliminándose el último tramo de la escala por cada período, y desde 2027, una única tasa de 0,25 por ciento. A su vez, “las escalas serán actualizadas anualmente según Índice de Precios al Consumidor (IPC)”.

Además, el Poder Ejecutivo propondrá un esquema de pago anticipado del tributo por los montos que corresponden a los próximos años, hasta 2027. Se trata del Régimen Especial de Ingreso del Impuesto sobre los Bienes Personales (REIBP) con una alícuota reducida de 0,45% por año (2,25% en total) precisa el articulado.

Entre los beneficios adicionales, se cuenta que “los contribuyentes que se adhieran gozarán de una estabilidad fiscal hasta el año 2038 respecto de este impuesto y todo otro tributo nacional que se cree y tenga como objeto gravar todos o algunos activos sin que supere la carga tributaria máxima”.

Blanqueo de capitales

Para tratar de compensar la caída de la recaudación que podría generar la suba del piso de Bienes Personales, el Gobierno lanzó el Régimen de Regularización de Activos con el objetivo de captar fondos por esa vía. El proyecto permite regularizar activos no declarados hasta US$ 100.000 sin pagar el impuesto especial. Contempla alícuotas progresivas hasta el 15% para montos superiores a US$ 100.000

En la primera etapa, que se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2024, la tasa sobre el excedente será del 5%; en la segunda etapa, hasta el 31 de diciembre de 2024, será del 10%; y en la tercera, hasta el 31 de marzo de 2025, del 15%. No obstante, las personas no residentes no podrán blanquear dinero en efectivo.

Monotributo

El Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo) actualiza los topes de facturación y cuotas, con subas de entre 300% y 330%. El ingreso tope anual sería de $68 millones, con la novedad de que será para actividades de comercio y servicios por igual.

Los monotributistas con menores ingresos inscriptos en la categoría A podrán facturar hasta $6.450.000 de forma anual, en tanto que los que están en la categoría K, la más alta, pasarán a $68 millones.

Moratoria

A su vez, el texto incluye un Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social que permitirá pagar las obligaciones impositivas y de la seguridad social vencidas al 31 de marzo de 2024 en hasta 84 cuotas con diversos beneficios como la condonación de la totalidad de las multas y de hasta el 70% de los intereses por los saldos adeudados, dependiendo la modalidad de pago que se elija para poner al día las deudas.

Otras medidas fiscales

En su cuarta sección, el proyecto contempla la eliminación del impuesto a transferencia de inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisa.

En la séptima sección establece el Régimen de Transparencia Fiscal al consumidor introduce modificaciones a la Ley de Impuesto al Valor Agregado (IVA) para que los consumidores tengan “mayor claridad” al momento de realizar sus compras sobre lo que están pagando.

“Cuando un responsable inscripto realice ventas, locaciones o prestaciones de servicios gravadas a consumidores finales, deberá discriminar en la factura o documento equivalente el gravamen que recae sobre la operación, el cual se calculará aplicando sobre el precio neto indicado en el artículo 10, la alícuota correspondiente”, modifica y se aplicará a quienes revistan la condición de pequeños contribuyentes.

También propone que “todos aquellos sujetos que realicen ventas, locaciones de obra o prestaciones de servicios a consumidores finales deberán indicar, en la publicación de los precios de los respectivos bienes o prestaciones, el importe final que deba abonar el consumidor final. Además, deberán indicar el importe neto sin la incidencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y de los demás impuestos nacionales indirectos que incidan en los precios, el cual deberá estar acompañado de la leyenda ‘PRECIO SIN IMPUESTOS’”.

Además, los tickets o comprobantes fiscales emitidos deberán detallar el importe discriminado del IVA y de los demás impuestos nacionales indirectos que incidan en los precios con el objetivo que todos los consumidores finales tengan conocimiento del importe pagado en concepto de esos impuestos en cada operación realizada.

Por último, la octava sección contempla otras medidas fiscales para las entidades administradoras de tarjetas de débito, crédito, compra y similares, los agrupadores, los agregadores y los demás procesadores de medios electrónicos de pago, por los pagos que se realicen a través de los sistemas que administran, procesen u operen; y las entidades financieras, por los pagos que realicen en concepto de liquidaciones correspondientes a los pagos realizados a través de los sistemas administrados, procesados u operados por los anteriores sólo podrán realizar retenciones impositivas, cuando así lo dispongan las autoridades tributarias nacionales, en tanto y en cuanto los montos que procesen excedan el equivalente a 10.000 Unidades de Valor Adquisitivo mensuales por contribuyente y deberán, con una periodicidad mensual, poner a disposición de las autoridades jurisdiccionales o interjurisdiccionales competentes, cuando así lo determinen, la información relacionada con los cobros realizados a través de los medios que administran.

Postergaron una hora el inicio de la sesión XL

La reunión estaba prevista para las 11 de la mañana y este viernes se resolvió que se inicie una hora más tarde. Las razones.

El jueves fue el día D. Con “d” de dictamen. O dictámenes, pues fueron dos los que el oficialismo consiguió ese día. Y aun antes de que se alcanzaran las firmas para conseguir el correspondiente al paquete fiscal, ya las autoridades de la Cámara baja habían convocado a sesionar este lunes 29 de abril, para debatir en el recinto las leyes que más le interesan al Gobierno nacional, y que espera finalmente aprobar este 30 de abril.

En efecto, a pedido del nuevo titular del bloque La Libertad Avanza, Gabriel Marcos Bornoroni, se dispuso sesionar el lunes 29 de abril próximo, a partir de las 11 horas. Pero este viernes se conoció una modificación del horario de inicio, que será al mediodía.

Si bien nada se informó oficialmente, está claro que la postergación tiene que ver con los vuelos. Tengamos en cuenta que esta sesión está prevista para un día infrecuente para sesionar: lunes. Buena parte de los legisladores llegarán esa mañana, de ahí que se haya decidido mover el horario una hora, cuestión de evitar disgustos. Así y todo, en el oficialismo y los bloques dialoguistas se recomendó a los legisladores tratar de llegar el domingo, no sea cosa de que el lunes haya problema con los vuelos y el quórum peligre.

Vale tener en cuenta que para el lunes se pronostican lluvias en Buenos Aires desde la mañana.

Cuestión de tener que evitar pedir una prórroga para el inicio, luego de que el presidente de la Cámara se mostrara inflexible en ese sentido el miércoles pasado, cuando se cayó la sesión pedida por la oposición. Esa vez, desde UP, le reprocharon a Martín Menem ser tan estricto con el reglamento y alguno le advirtió que alguna vez podría pasarle al  oficialismo estar en la misma situación.

Conozca el texto del paquete fiscal

El dictamen de mayoría del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes puesto a consideración de los diputados nacionales.

MEDIDAS FISCALES PALIATIVAS Y RELEVANTES (1)

Del Plá sobre la Ley Bases y el paquete fiscal: “Estos dictámenes constituyen una biblia de las grandes patronales”

La diputada de izquierda denunció que los proyectos “son un festival para los empresarios y un ataque directo para los trabajadores”, y calificó la reforma laboral como “aberrante”.

Luego de que el oficialismo se alzara con el dictamen de mayoría de la nueva Ley Bases y del paquete fiscal en la Cámara baja, la diputada del Frente de Izquierda Romina Del Plá denunció que “estos dictámenes constituyen una biblia de las grandes patronales”.

“Todas las maniobras que se vivieron en la comisión responden a querer ocultar que los proyectos que se dictaminaron son un festival para los empresarios y un ataque directo para quienes producimos riqueza, es decir, los trabajadores”, denunció la bonaerense y apuntó: “Los bloques colaboracionistas que estuvieron en la marcha educativa pero no dieron quórum para el presupuesto y ahora dictaminaron estas legislaciones, finalmente se recibieron de chupamedias de este gobierno”.

Sobre el contenido de los proyectos denunció: “La reforma laboral es aberrante. Limita de manera anti constitucional el derecho a huelga, que alarga el periodo de prueba y busca atar de manos a los trabajadores para que no enfrenten este ni ningún otro plan anti obrero”.

“Nos quieren imponer un país sin derechos laborales, tratando de barrer las conquistas que logramos con decenas de décadas de lucha. Rechazamos también todo tipo de acuerdo que pueda llegar a haber con la burocracia sindical, que se prepara para manejar la caja de los fondos del cese laboral”, alertó.

Respecto del proyecto fiscal del oficialismo planteó que “para los trabajadores hay impuesto sobre los salarios, liquidación del monotributo social y derogación de las jubilaciones por moratoria. Para los empresarios hay moratoria impositiva, blanqueo de capitales y reducción de la alícuota a bienes personales. Si atamos los puntos, una vez más a los trabajadores nos hacen pagar la fiesta de los fugadores, de los narcos y de los empresarios”.

Finalmente, Del Plá concluyó: “Pero la fiesta de la casta tiene los días contados, la gente no va a seguir permitiendo estos atropellos. Están hundiendo al país en la miseria, pero la movilización del 23 fue un punto de inflexión. De esta crisis vamos a salir los trabajadores, pasándoles por encima a todos los que se enriquecen a costa nuestra”.

El Pro ratificó su acompañamiento sin disidencias a la Ley Bases y al paquete fiscal

A través de un comunicado señalaron que sendos proyectos le van a dar al Gobierno nacional “las herramientas que necesita para sacar al país adelante”. Ambos serán tratados en el recinto el próximo lunes 29 de abril.

El bloque Frente Pro ratificó su acompañamiento al dictamen de la nueva Ley Bases y del paquete fiscal -que firmó sin disidencias- de cara al tratamiento en el recinto que comenzará el próximo lunes 29 de abril y se extenderá, a priori, hasta el día siguiente.

A través de un comunicado titulado “vamos a acompañar los cambios que el país necesita”, señalaron que “los argentinos votaron un cambio” y plantearon que ambos proyectos “le va a dar al Gobierno nacional las herramientas que necesita para sacar al país adelante”.

Además, comentaron que han trabajado “con responsabilidad haciendo los aportes y mejoras a las diferentes propuestas que contienen las leyes”, por lo que se mostraron convencidos que las iniciativas serán aprobadas en el recinto durante la sesión especial solicitada.

“Votaremos en este primer paso de reforma fiscal para bajar la inflación y devolverle a país la producción, la competitividad y el desarrollo económico que necesita”, indicaron y sumaron: “Estamos convencidos que las reformas en materia laboral, tributaria y fiscal van a servir para atraer inversiones”.

Y cerraron el texto: “La reforma para transparentar y dotar de mayor eficiencia al Estado es necesaria para que la Argentina vuelva a ser un país normal, como nos merecemos”.

El proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes del Ejecutivo obtuvo dictamen

La iniciativa propone un régimen de Regularización de Activos, modificaciones al impuesto sobre los Bienes Personales, un régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social, entre otras propuestas.

Oficializaron la fecha del debate de Bases y el paquete fiscal

La Cámara baja confirmó que el lunes a partir de las 11 comenzará la discusión en el recinto. Un debate que demandará un tiempo que trascenderá esa jornada.

Aun antes de que el paquete fiscal tuviera dictamen en la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que se inició pasadas las 16 de este jueves, las autoridades de la Cámara baja oficializaron la convocatoria a debatir en el recinto las leyes que más le interesan al Gobierno nacional, y que espera finalmente aprobar la próxima semana.

En efecto, a pedido del nuevo titular del bloque La Libertad Avanza, Gabriel Marcos Bornoroni, se dispuso sesionar el lunes 29 de abril próximo, a partir de las 11 horas.

Será una sesión especial en la que se debatirá el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, como así también el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes.

Ambos temas fueron debatidos este jueves para sacar sendos dictámenes, luego de meses de debate, a pesar de que el paquete fiscal en realidad tiene fecha de ingreso a la Cámara de Diputados 17 de abril. En rigor, ese proyecto es un desprendimiento de lo que se presentó originalmente junto a la ley de Bases, y que fue apartado por decisión del ministro de Economía Luis Caputo, tal cual lo anunció en una conferencia de prensa brindada un día viernes, con el objeto de agilizar el tratamiento del resto del proyecto. Cosa que en definitiva no sucedió, pues la iniciativa del Poder Ejecutivo terminó volviendo a comisión durante la frustrada sesión del 6 de febrero pasado.

Si bien estos temas vienen siendo debatidos con intensidad desde que el presidente anunció el 1 de marzo que reenviaría el proyecto original, como prolegómeno del Pacto de Mayo que espera firmar el 25 de mayo,  es verdad que esas discusiones se han circunscripto a los bloques oficialistas y dialoguistas. Quedaron excluidos los diputados de Unión por la Patria y la izquierda, tal cual reprocharon este jueves varios de ellos, en el marco del debate en comisiones.

El debate de la próxima semana se espera que trascienda el lunes, y ocupe buena parte del martes. Es posible incluso que el cierre de la sesión se dé en la madrugada del 1° de Mayo. Lo cierto es que en la primera parte de la sesión del lunes se espera que haya un buen espacio destinado a homenajes, cuestiones de privilegio y apartamientos de reglamento.

En ese marco es muy probable que la oposición más dura trate de impulsar un emplazamiento al oficialismo para forzar el debate de temas como los que no pudieron tratarse este miércoles en la frustrada sesión sobre presupuesto universitario, FONID y movilidad jubilatoria.

Esos debates consumirán un buen tramo de ese primer día de debate.

El paquete fiscal quedó listo para ser tratado en el recinto

En una reunión con muchas disputas entre la oposición más férrea y el oficialismo, el proyecto que establece un blanqueo, moratoria y restablece el impuesto a las Ganancias, acompañará a la ley Bases en el recinto. El FIT anunció qué medidas tomará durante los días de sesión.

Con el dictamen de la ley Bases listo, la Comisión de Presupuesto y Hacienda, a cargo del liberal José Luis Espert, avanzó este jueves por la tarde con el proyecto de ley de medidas fiscales, paliativas y relevantes que entre otras cosas incluye blanqueo, moratoria, reforma para Bienes Personales y la modificación del impuesto a las Ganancias.

El dictamen de mayoría obtuvo 27 firmas sobre 49 diputados presentes y será tratado junto a la ley Bases en la próxima sesión convocada para este lunes 29 de abril. Christian Castillo presentó un dictamen de minoría por la izquierda y Unión por la Patria tenía previsto hacer lo propio.

De las 27 firmas, 21 de las cuales fueron sin disidencias, a saber: LLA (6): José Luis Espert, Alberto Benegas Lynch, Facundo Correa Llano, Lilia Lemoine, María Celeste Ponce y Carlos Zapata; Pro (7): Germana Figueroa Casas, Martín Ardohain, Florencia De Sensi, Daiana Fernández Molero, Marilú Quiroz, Laura Rodríguez Machado y Diego Santilli; UCR (3): Lisandro Nieri, Atilio Benedetti y Roberto Sánchez; Innovación Federal (2): Carlos Fernández y Yolanda Vega; MID (2): Eduardo Falcone y Oscar Zago; y Producción y Trabajo: Nancy Picón Martínez

Hubo 6 firmas con disidencia: HCF (2): Ignacio García Aresca y Nicolás Massot; UCR (4): Mariela Coletta, Pedro Galimberti, Jorge Rizzotti y Martín Tetaz.

El debate

El primer expositor fue el mendocino Facundo Correa Llanos (LLA), quien celebró el texto en cuestión y agregó que “viene a mejorar las condiciones de desarrollo de la actividad privada que actualmente está en situación calamitosa”. “Es importante la reducción de carga impositiva”, señaló.

En contrapartida, el diputado nacional Nicolás Del Caño (PTS – Buenos Aires) sostuvo que “asistimos a una de las mayores estafas electorales porque Javier Milei, acompañado de Victoria Villarruel, votó eliminar la cuarta categoría del impuesto a las ganancias y ahora incluyen la vuelta de la cuarta categoría”.

“En campaña, se la pasaron diciendo que iban a bajar los impuestos y ahora los están subiendo”, cargó el legislador del FIT, y añadió: “Este paquete va a profundizar la situación actual porque las tarifas que han aumentado van a aumentar aún más”.

Luego, la diputada santafesina Germana Figueroa Casas (Pro) se refirió a un punto de los fundamentos, explicando que “se trata de tomar una decisión sobre qué impuesto queremos pagar en la Argentina. Si queremos pagar el impuesto inflacionario o tener un sistema tributario más lógico”.

“¿Esto es lo ideal? No, falta y mucho porque hay gente que paga una gran carga tributaria y esto (el paquete fiscal) tiene el compromiso del Gobierno de poder avanzar en un sistema y no tener un régimen”, manifestó. “Que todos paguen de la misma manera y que no pase, como está pasando ahora, que gente que gana lo mismo termina pagando distinto”, consideró.

Así las cosas, afirmó que “sabemos que falta más, pero se ha avanzado” y amplió el tema de las moratorias: “si seguimos con blanqueos afectamos al sistema tributario porque es beneficiar al que se endeuda y no paga”. “El cepo ha contribuido a la informalidad y estamos parados en una situación fiscal compleja”, siguió. Además, sostuvo que “dar la posibilidad de exteriorizar activos viene en un buen momento que es con un nuevo gobierno”, y profundizó que “si la gente está evadiendo tiene que ver con la situación presente y es justo que se plantee una baja en impuestos patrimoniales”.

Con relación a Bienes Personales, señaló que “la clase mas alta tiene formas de evadir legalmente, que en realidad es eludir”. “La clase media es quien paga BP. Tenemos que pensar en eso. Necesitamos que el argentino saque los dolares del colchón, pero que cuando lo haga no le aumentemos Bienes Personales”, añadió.

Asimismo, manifestó que “necesitamos que vengan capitales del exterior y que la Argentina vuelva a confiar en la Argentina. No vamos a poner límites a la exportación”.

De igual manera, explicó la situación de los capitales exteriores: “Se creó la figura del ‘no residente’ para evitar el blanqueo de dinero que proviene del delito”. De ese modo, explicó que “no pueden blanquear efectivo, bienes de terceros y solo podrá hacerlo con inmuebles que al ser registrados por un escribano hayan identificado de donde proviene ese dinero”.

En esa línea, la diputada santafesina afirmó que “estamos más cubiertos ante el dinero que proviene del delito”, y añadió que “no queremos que se mezcle esta moratoria y blanqueo con el dinero que proviene del delito”.

Asimismo, manifestó que “necesitamos que vengan capitales del exterior y que la Argentina vuelva a confiar en la Argentina. No vamos a poner límites a la exportación”.

A su turno, la diputada nacional Lilia Lemoine (LLA – Buenos Aires) defendió la iniciativa y afirmó que “estas reformas buscan que Argentina sea un lugar para invertir”. En ese momento, tuvo un cruce de acusaciones con la diputada Myriam Bregman del Frente de Izquierda.

En línea con su bloque, el diputado nacional Sergio Palazzo (UP – Buenos Aires) cuestionó el paquete fiscal y manifestó: “Estas medidas son favorables para los grandes capitales, a la concentración económica, a los evasores, a los que incumplen y a los que son victimarios”, y advirtió que “no favorece en nada a los trabajadores”.

El diputado santafesino Eduardo Toniolli (UP) señaló que la reforma laboral “es una medida regresiva”. Asimismo, cruzó al oficialismo: “No somos antiempresarios, pero ustedes sí son antiobreros. Esto es un ataque a la acción colectiva como la Jorge Videla en el 1979”. “Esta reforma laboral es inconstitucional”, cargó.

Llegado el turno del diputado nacional Carlos Heller (FIT – Buenos Aires), en primer lugar, anunció que su bloque presentaría un dictamen propio y luego cuestionó al del oficialismo: “¿A quién se le está tratando de aliviar el dolor? Porque acá hay beneficios para algunos y perjuicios para otros”.

Explicó también fundamentos, diferencias y los puntos que rechazan respecto al dictamen del oficialismo y mencionó que el dictamen que presentará Unión por la Patria será de un texto tratado en agosto del 2023.

En medio de la reunión, Espert comunicó que el oficialismo se había alzado con el dictamen de mayoría, con 27 firmas sobre 49 diputados presentes, y agregó que solo había hasta el momento un dictamen de minoría, del diputado Christian Castillo.

Germán Martínez, jefe de bloque de UP, pidió prorrogar el tiempo de entrega para los dictámenes en disidencia. El argumento que se utilizaba era la necesidad de que los textos ingresaran en tiempo y forma a imprenta, y en ese sentido el diputado de UP le dijo que era una cuestión de buena voluntad, pues no llegaban a terminar su dictamen para las 20, bien fundamentado y no alteraba nada que ingresara a imprenta a las 8 de la mañana del viernes. El titular de la comisión le respondió que no era una cuestión suya sino técnica, pero que lo consultaría. Al cierre de la reunión, Martínez le informó a Espert que ya había resuelto el tema con la gente de técnica.

Cerca del final, el diputado Christian Castillo reiteró sus criticas y ratificó que su oposición ante los dos proyectos dictaminados (ley Bases y reforma fiscal) y anunció que “lunes y martes estaremos con toda nuestra militancia, con asambleas populares, con sindicatos y con el movimiento estudiantil en las calles enfrentando estas dos leyes que son parte de un ataque de conjunto contra el pueblo trabajador”.

Tras una jornada de negociaciones frenéticas, convocaron a dictaminar este jueves la nueva ley de Bases

Dos temas empantanaron las conversaciones de este miércoles entre el oficialismo y la oposición dialoguista en Diputados. A última hora, el Gobierno acercó una nueva propuesta de reforma laboral para intentar conformar a las partes. La reunión fue finalmente convocada para este martes a las 12.15.

Por Melisa Jofré

Bandejas con tazas de café y más café ingresaron durante toda la jornada de este miércoles al despacho de la Presidencia de la Cámara de Diputados, donde las negociaciones por la ley de Bases entre el oficialismo y los bloques dialoguistas parecieron empantanarse, pero al final del día se destrabaron y se acordó ir al plenario de comisiones este jueves para dictaminar. 

A las 11.30 está previsto que en la Comisión de Legislación General asuma como presidente el libertario Santiago Santurio, quien reemplazará al cordobés Gabriel Bornoroni, jefe del bloque de La Libertad Avanza tras el desplazamiento de Oscar Zago. Cuarenta y cinco minutos más tarde arrancará el plenario de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales para tratar la ley de Bases. Mientras que a las 16 será el turno de Presupuesto por el paquete fiscal. 

Numerosas expresiones en minoría se sucedían dentro del recinto, en la sesión caída que había pedido Unión por la Patria, cuando Martín Menem abandonó el estrado y se encargó de encabezar en su oficina las conversaciones entre funcionarios y diputados por el proyecto que ambiciona hace tiempo el Gobierno y que fracasó en febrero pasado. 

El diálogo entre las partes, que días atrás se dio en Casa Rosada, se trasladó esta semana ya al Congreso, donde se analizó la letra chica de la renovada ley ómnibus. Este miércoles, hubo trabas por la reforma laboral que la UCR propuso incorporar y por el capítulo de impuestos internos al tabaco. 

La inclusión de unos 60 artículos sobre “modernización” del trabajo no contó con la anuencia de otro bloque dialoguista, el que lidera Miguel Pichetto. Fue el experimentado legislador quien salió a quejarse este miércoles por la mañana de que se hayan sumado cuestiones que “no estuvieron en el diálogo” con el Ejecutivo e incluso apuntó contra el secretario de Trabajo, Julio Cordero

Durante la tarde, desde la UCR llegaron a advertir: “No va a salir la ley de Bases si no está la reforma laboral. Es un compromiso que el Gobierno asumió con nosotros desde el primer minuto”. “Nosotros sabemos que si lo sacan (del proyecto), el tema no sale más”, agregó un diputado del espacio. 

Además de los gobernadores -preocupados más por la cuestión fiscal-, quienes dijeron que “si la reforma laboral es un obstáculo, que se trate más tarde”, hubo también diputados de la oposición “friendly” que sugirieron al oficialismo no avanzar con tantos cambios porque “no pasa en el Senado”. 

Sí desde Hacemos Coalición Federal, el bloque de Pichetto, estaban a favor de tres puntos de la reforma laboral: la eliminación de multas por trabajo en negro, la extensión a ocho meses del período de prueba y la creación de un fondo de cese laboral. Son cambios en los que había coincidencia con el Pro y la UCR. 

Tras horas de negociaciones, desde el Gobierno acercaron una contrapropuesta a los jefes de bloques, que la analizarán en sus respectivas reuniones antes del plenario. Contendría los temas en los que todos estarían de acuerdo. 

Al culminar la cumbre en el despacho de Menem, pasadas las 19 de este miércoles, desde la UCR le bajaron el tono al asunto: “El radicalismo está para dictaminar, no está entorpeciendo”. La misma fuente afirmó que “en general” este sector estaría a favor de la nueva redacción de reforma laboral, tema que desde ese bloque se pujó por sumar al proyecto. 

Otro de los puntos que este miércoles generó tensión en las conversaciones fue el del porcentaje de impuestos internos al tabaco, algo que se pronostica no tendrá acuerdo total, sino más bien disidencias. Mientras la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal (donde salteños y misioneros están especialmente plantados en el tema) irán con una propuesta, el Pro y el oficialismo tendrán otra. 

El día anterior, el diálogo había avanzado de manera más fluida, al cerrarse cuestiones relacionadas a la reforma administrativa, fondos fiduciarios, la eliminación de un artículo que otorgaba amplias facultades al Ejecutivo, la creación de una prestación previsional proporcional a los años de aporte -ante la eliminación de la moratoria jubilatoria- y cambios en el capítulo del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI). Sobre este último punto, la oposición más dura alertará por el informe del GAFI a la UIF sobre cómo este nuevo régimen podría favorecer al lavado de dinero. 

Citacion y Temario RC LG-PyH-AC 25-04-24 DipLG

Hubo fumata blanca y el jueves dictaminarán Bases y el paquete fiscal

La reanudación del debate en el plenario de comisiones se esperaba que fuera este miércoles, pero la demora en alcanzar acuerdos hizo postergar un día ese trámite. Finalmente por la noche se llegaron a los últimos entendimientos y los dictámenes serán en dos reuniones de comisiones sucesivas.

Concluyeron las intensas negociaciones en la Cámara de Diputados en torno a los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que el oficialismo se propone debatir en el recinto el lunes 29 y martes 30 de abril.

Finalmente el oficialismo y los bloques dialoguistas llegaron a acuerdos con respecto a los dos proyectos, que quedaron listos para llevar a las comisiones para emitir sendos dictámenes.

La idea original era convocar al plenario para retomar el debate sobre la ley de Bases este miércoles, para dictaminar ese mismo día; en tanto que harían lo mismo con el paquete fiscal al día siguiente.

Sin embargo la negociación fina sobre los artículos se extendió más de la cuenta y al caer la tarde se acordó dejar el debate en comisión de la ley de Bases para el jueves, el mismo día que tratarían también el paquete fiscal. Eso sí: se mantuvo la idea de que este miércoles a partir de las 9 se realice una reunión informativa de la Comisión de Legislación del Trabajo para analizar la reforma laboral, tal cual se preveía.

Así las cosas, en la mañana del jueves se debatirá el proyecto de Bases y al mediodía el paquete fiscal.

La ley de Bases

El proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos llega a la comisión para conseguir su dictamen con 346 artículos.

Según pudo saber parlamentario.com, en la reforma administrativa se ha agregado un listado de organismos que se excluyen de la facultad de disolver (artículo 3°) o intervenir (artículo 6°).

Se establece una modificación en el artículo 5° (fondos fiduciarios) para preservar la integridad de la masa coparticipable (recursos con asignación específica).

Se elimina el ya famoso exartículo 70 (últimamente consignado como 143, antes 71, y previamente 13), que implicaba una amplísima e indeterminada facultad delegada.

Se crea la Prestación Previsional proporcional para quienes tienen aportes parciales (toma la idea del dictamen de Juntos por el Cambio de cuando se trató la moratoria previsional).

Se modifican algunas disposiciones del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), entre ellas limitaciones para la posibilidad del VPU de modificar el plan de inversión, y se quita la alícuota 0% de dividendos (ahora pagan 7% los primeros 7 años y luego 3.5%).

Asimismo se incorpora al proyecto Bases la reforma laboral.

Medidas Fiscales

En el paquete fiscal -que quedó con 112 artículos- se amplía el beneficio por buen contribuyente en el impuesto sobre los bienes personales; se pasa de anual a semestral la actualización del mínimo no imponible del impuesto a los ingresos personales, y por este año 2024 se hace una actualización extraordinaria trimestral en el mes de octubre

En cuanto al monotributo, habrá actualización semestral por IPC; también se revén los montos de alquileres y pueden volver los excluidos 2024, una modificación conseguida a instancias de la diputada del Pro Germana Figueroa Casas.

El jueves dictaminarán Bases y el paquete fiscal

La reanudación del debate en el plenario de comisiones se esperaba que fuera este miércoles, pero finalmente se resolvió postergar un día ese trámite. Será en reuniones sucesivas para ambos temas. Discusión por la letra chica en la reforma laboral.

Siguen las febriles negociaciones en la Cámara de Diputados por los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que el oficialismo se propone debatir en el recinto el lunes 29 y martes 30 de abril. En ese marco, se van postergando las metas autoimpuestas por los protagonistas de las negociaciones -oficialistas y bloques dialoguistas-, pero persiste la convicción de que se llegará con los tiempos.

En efecto, la idea original era convocar al plenario para retomar el debate sobre la ley de Bases este miércoles, para dictaminar ese mismo día; en tanto que harían lo mismo con el paquete fiscal al día siguiente.

Para eso, se tenía que llegar a buen puerto con las negociaciones que siguen a pie firme, cosa que no ha sucedido, por lo que lo que se preveía hacer este miércoles, quedó para el día siguiente. No todo: este miércoles a partir de las 9 se realizará una reunión informativa de la Comisión de Legislación del Trabajo para analizar la reforma laboral, tal cual se preveía.

Así las cosas, en la mañana del jueves se debatirá el proyecto de Bases y al mediodía el paquete fiscal.

Esto no significa que estén “trabados” en la negociación, según aclararon a este medio fuentes que participan de las tratativas. “Simplemente no hemos terminado”, precisaron. La discusión gira en torno a detalles de la reforma laboral.

En ese sentido se precisó que el paquete fiscal está “bastante cerrado”. La actualización del mínimo no imponible para Ganancias sería este año trimestral. Esto es, se haría en el mes de septiembre.

En cuanto a la ley de Bases, la oposición logró incluir un listado de exclusiones de organismos a disolver o intervenir, lo cual los ha dejado bastante satisfechos.

El famoso artículo 70, que ahora era el 143, aquel , que faculta al Ejecutivo a intervenir en el mercado, finalmente será eliminado.

En cuanto a los beneficiarios del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), los beneficiarios vuelven a pagar dividendos. Los primeros 7 años, será un 7%, y luego 3,5%.

Según pudo saberse, en cuanto a la moratoria, se creará una Prestación Previsional Proporcional por aportes parciales.

En cuanto al monotributo, habrá actualización semestral por IPC; también se revén los montos de alquileres y pueden volver los excluidos 2024, una modificación conseguida a instancias de la diputada del Pro Germana Figueroa Casas.

Respecto de la reforma laboral, subsiste la discusión por la obligatoriedad del aporte sindical.

Bases y paquete fiscal: esta semana, recta final hacia el recinto

Luego de intensas negociaciones hasta última hora del viernes pasado, se acordó una suerte de cronograma para esta semana. Este lunes se conocería el texto final de la ley principal. Cuándo se dictamina y cuándo se vota.

Más allá de que el mismo día que Javier Milei le dio “una nueva oportunidad” al Congreso de la Nación, puso en marcha también una cuenta regresiva que vencerá el 25 de mayo, fecha en la cual deberían haberse aprobado los proyectos que pide el Ejecutivo, para poder firmar ese día el Pacto de Mayo, sucesivamente se fueron alargando los tiempos en el tratamiento de esas normas.

No obstante las dilaciones, habrá que reconocer que la demora obedece a la necesidad de llegar esta vez al recinto con todo medianamente acordado entre el oficialismo y aquellos que se supone darán los votos para aprobar las leyes. Por eso es que la negociación fue con los gobernadores y los diputados, de manera prácticamente paralela, de modo tal de ir limando las asperezas que fueran surgiendo respecto de textos finales que, a decir verdad, todavía no se conocen.

Lo cierto es que se negoció prácticamente en forma diaria y las negociaciones se aceleraron el jueves y viernes pasado. Ese último día las reuniones se desarrollaron en Presidencia de la Cámara baja, con la presencia de representantes del Pro, la UCR y Hacemos Coalición Federal. Allí está el núcleo de los votos necesarios para la aprobación en general y particular que espera el oficialismo.

Ese viernes se habló específicamente sobre la ley de Bases y la reforma laboral, que formará parte del proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. El día anterior las negociaciones tuvieron como sede el mismo sitio y los mismos protagonistas, pero para hablar estrictamente del paquete fiscal. Recordemos que esa iniciativa fue presentada ese mismo día en la Comisión de Presupuesto por una serie de funcionarios encabezados por el secretario de Hacienda, Carlos Guberman.

En ambas reuniones se han recolectado todos los planteos de los bloques dialoguistas, los cuales hicieron contraofertas sobre las que ahora el Gobierno deberá responder.

Si bien hay puntos que se sabe que han sido recibidos positivamente, todos esperan conocer el texto que llegará a las comisiones, para verificar que los cambios sugeridos están confirmados en la redacción ¿definitiva?

El día D, en ese sentido es este lunes. Para entonces los bloques dialoguistas esperan ver el texto para confirmar que todo lo conversado figura en la redacción. Durante este tiempo se ha hablado de disolución e intervención de organismos; de fondos fiduciarios; del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI); de la moratoria previsional; del artículo 70, que faculta al Ejecutivo a intervenir en el mercado… Cuando este lunes -si el Gobierno cumple y lo presenta este 22- vean el texto, muchos podrán tener una idea muy aproximada de lo que terminará sucediendo en el recinto, y qué tan cerca está la posibilidad de que haya Pacto de Mayo.

El debate en comisiones

Según pudo saber parlamentario.com, el miércoles por la mañana habrá una reunión informativa por la reforma laboral, respecto de la cual subsisten algunas discusiones en torno a las multas, la extensión del período de prueba y la obligatoriedad del aporte sindical. No se habilitará una comisión nueva para tal fin, pues los artículos en cuestión estarán dentro de la ley de Bases. De tal manera será el reencuentro de los integrantes de las tres comisiones que debatieron en el verano la norma original, Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales, que por la tarde volverán a reunirse, como así también el jueves, para dictaminar sobre Bases y el paquete fiscal.

Será entonces un dictamen exprés, para garantizar que se pueda sesionar los días lunes 29 y martes 30 de abril.

La elección de esa fecha tiene sentido: el feriado del 1° de Mayo altera todo y al caer un miércoles divide la semana. Asimismo oficiará de límite para acotar el debate de las leyes de Bases y de Medidas Fiscales, Paliativas y Relevantes a esos dos días. Por eso se espera que, a lo sumo, se esté votando en la madrugada del Día del Trabajador. Todo un símbolo.

La ley de Bases y el paquete fiscal podrían quedar aprobados el 1° de Mayo

Sería al cabo de una sesión maratónica que se extendería las dos jornadas previas al Día del Trabajador. Los dictámenes estarán la próxima semana y habrá un cambio sustancial en la manera de votar.

Mientras la cuestión del aumento de las dietas del Senado concentraba toda la atención de la política y el Congreso se convertía en un hervidero, por los ecos de la breve sesión en la que se registró esa votación que tanto dio y dará que hablar, las máximas autoridades del oficialismo se reunían con los popes dialoguistas de Diputados para diagramar los pasos futuros de las leyes que más le interesan al Gobierno nacional.

Justo el día en el que comenzó el debate del paquete fiscal -complemento de la ley de Bases-, se realizó en la tarde de este jueves una reunión en Presidencia del Senado para establecer una hoja de ruta posible para el debate que concentra todo el interés y que ya quedó trunco en el verano.

Luego de la reunión informativa en la que comenzó a analizarse el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, a partir del martes que viene se dará inicio al debate en las comisiones, para llegar al dictamen. En esa comisión se discutirá el proyecto de ley para dar dictamen en el transcurso de la semana, en tanto que paralelamente se reanudarán el plenario que analizará el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. Confirmado, serán las mismas tres comisiones que trabajaron en el verano: Legislación General, Presupuesto y Asuntos Constitucionales, para emitir un nuevo dictamen para llevar al recinto.

En esa discusión estará incorporada la reforma laboral, que incluirá solo tres puntos: cese, período de prueba y multas. En principio se sumará como artículos a la ley de Bases, según confió a parlamentario.com una fuente consultada este jueves. Pero no se descarta tampoco la posibilidad de que vaya como proyecto paralelo. Veamos cuáles son los puntos que se llevarían al recinto:

Reducción de la litigiosidad: Derogación de artículos y leyes que complejizan el marco laboral actual y fomentan la litigiosidad, incluyendo aspectos de la ley N° 24.013, ley N° 25.013, ley N° 25.323, entre otras, y reducción sustancial de las multas. Esta medida tiene como objetivo reducir la litigiosidad y disminuir la incertidumbre sobre los costos de contratación y despido que produce la determinación en juicio de la indemnización.

Mecanismos sustitutivos de indemnización: Establecer por convenio colectivo un fondo de cese laboral a cargo del empleador (con un aporte de hasta 8% de la remuneración) y dar la opción a un sistema de capitalización o seguro para solventar la indemnización.

Período de prueba: Extender el período de prueba a seis meses, con posibilidad de terminación de la relación laboral sin derecho a indemnización, pero con obligación de preavisar.

¿Cuándo se iría al recinto? Según pudo saberse de fuentes legislativas, la semana siguiente: lunes 29 y martes 30 de abril. Para las fuentes consultadas, “dos días son suficientes” para el debate y se estaría terminando el debate en la madrugada del 1° de mayo.

El tema del tabaco entrará en el dictamen, según confiaron también las fuentes.

A diferencia del debate en el verano, esta vez la votación no será artículo por artículo, sino por capítulo. Si recordamos la manera como se estrelló el proyecto de ley de Bases el 6 de febrero pasado, en el marco de una intrincada discusión de incisos, esta será una buena manera de “curarse en salud”.

El Pro anticipó su apoyo a la ley Bases y el paquete fiscal

A través de un breve comunicado los diputados del partido amarillo adelantaron su postura en el recinto.

De cara a la recta final hacia el recinto de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, como así también el paquete fiscal, desde el bloque de diputados nacionales del Pro reafirmaron su acompañamiento a las leyes que impulsa el Gobierno nacional “porque entendemos que son las herramientas que necesitan para poner en marcha el plan que han anunciado en los últimos meses”.

Asimismo los diputados que integran el bloque que conduce Cristian Ritondo consideran que “muchas de las reformas e iniciativas que no han sido incluidas en este tratamiento, deben tratarse por separado para dar los debates en profundidad que los temas requieren”.

El secretario de Hacienda detalló las 8 secciones del paquete fiscal

Carlos Guberman señaló que en líneas generales el texto coincide con el presentado a fines del año pasado, con la inclusión del tema Ganancias.

Abrió el debate en la Comisión de Presupuesto el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, quien se encargó de detallar el contenido del proyecto de ley, que presentó como un complemento de la ley de Bases, como parte de las iniciativas de política económica y de gestión que tiene este Gobierno”.

Abrió el debate Carlos Guberman, para detallar el contenido del proyecto de ley, que presentó como un complemento de la ley de Bases, como parte de las iniciativas de política económica y de gestión que tiene este Gobierno”.

Sobre el tema contó que “hay algunas diferencias respecto de lo que se había trabajado en enero”, pero aclaró que las mismas no son “sustanciales”. La diferencia sustancial es, dijo, la inclusión del impuesto a los Ingresos Personales, que esa vez no estaba. En el verano, la intención era tratarlo por separado, ahora se unificó, comentó.

El proyecto en particular tiene ocho secciones, dijo, y a continuación las detalló.

La primera sección gira en torno a la moratoria, estableciendo un Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social. Guberman contó que ese es un proyecto que no tiene grandes diferencias con otros proyectos de moratoria que se han llevado adelante en otros momentos. “Se incluyen en este régimen la posibilidad de regularizar el Aporte Solidario y Extraordinario -comentó-. Dentro del texto van a encontrar una serie de tratamientos que tienen que ver con los plazos de adhesión. Y de acuerdo a los mismos, hay distintos beneficios a los que se pueden acceder”.

El funcionario comentó sobre los planes de facilidad de pagos que hay diferentes clases, según el sujeto que se acoja al régimen, que varían entre los 36 meses a los 84; depende de si son empresas grandes, micro o pequeñas, o si son individuos.

La segunda sección corresponde al blanqueo, el régimen de regularización de activos. “No hay mucha diferencia con respecto a procesos similares; se plantea en una serie de etapas, como son los blanqueos de los últimos años. Dependiendo de la etapa, la alícuota se va incrementando a lo largo del tiempo”, señaló el secretario de Hacienda, que aclaró también los montos a partir de los cuales se debe ingresar el impuesto o no. Teniendo en cuenta que de 100 mil dólares para abajo la tasa es cero, aclaró que eso es para todo tipo de bienes que se quieran ingresar al régimen. “Pero si es dinero en efectivo depositado en el sistema financiero, o una cuenta comitente especial, y siempre y cuando se mantengan hasta el 31 de diciembre de 2025, eso paga tasa cero, independientemente del monto”, precisó.

El resto de los bienes, superados los 100 mil dólares, empiezan a pagar las distintas cuotas.

Con relación a los residentes en el exterior, un tema que había recibido cuestionamientos de parte de la oposición, Guberman expresó que “no está habilitada la posibilidad de blanqueo en efectivo”.

También está aclarado que en la medida que el dinero en efectivo depositado en el momento que se retira antes del plazo, le corresponderá el pago del impuesto como si no lo hubiese ingresado a través del sistema financiero.

La tercera sección corresponde a Bienes Personales. Ahí hay dos cuestiones: una, la posibilidad de generar el adelanto por 5 años del impuesto y las modificaciones en las escalas del impuesto hacia adelante, hasta 2027.

El funcionario aclaró que hay un beneficio adicional a los que deciden ingresar, que es que queda una especie de estabilidad hasta 2038, a los que no se les puede cobrar una alícuota mayor por conceptos relacionados a lo que es hoy el impuesto a Bienes Personales.

“La idea es dar una trayectoria decreciente y plantear un panorama de reducción hasta llegar a 0,25 para todos los impuestos a partir del año 2027”, completó.

Con relación a la cuarta sección, corresponde a la eliminación del impuesto a transferencia de inmuebles, algo que estaba planteado en el texto anterior.

La quinta sección es la del impuesto a Ingresos Personales. Una nueva modificación, con la idea de retomar la forma que tenía el impuesto a la 4ta categoría del Impuesto a las Ganancias hasta 2022. Se fijan nuevas escalas, nuevas deducciones a términos de montos. Se genera un cambio en las exenciones que se venían admitiendo. Guberman dijo que se estaría llevando el mínimo no imponible a 1.800.000 para un soltero y unos 2.300.000 pesos mensuales para una persona casada, con dos hijos.

“La idea es plantear la actualización anual por IPC”, explicó, señalando que se busca ir paulatinamente simplificando el sistema tributario, para que no haya muchos índices de actualización, y que se opte por un indicador sencillo que todo el mundo entiende.

Precisó a continuación dos cuestiones importantes: la derogación del impuesto cedular y la ratificación de las deducciones y de las escalas que estuvieron vigentes en la última parte de 2023.

La sección seis es el Régimen Simplificado, o monotributo. Ahí hay un ajuste en los tramos de ingresos. Además, “estamos generalizando la escala a todo tipo de contribuyentes. Permitimos que la prestación de servicios vaya hasta la misma categoría que podía llegar la venta de bienes”, agregó.

Guberman dijo que “estamos incrementando los límites hasta los cuales se puede pagar y se está haciendo un ajuste en todas las alícuotas para hacerlo de manera que sea un impuesto más progresivo, que no sea tan barato. Se trata de equiparar en las escalas más baratas lo que está  pasando con autónomos, que el salto no sea tan costoso como hasta este momento”.

La séptima sección es la transparencia fiscal al consumidor. “Que los consumidores tengan mayor claridad al momento de realizar sus compras sobre lo que están pagando y cuánto es el impuesto de esa transacción –explicó-. Hasta ahora se discriminaba el IVA solo para los contribuyentes que estaban registrados en el régimen general; ahora estamos proponiendo que en la factura esté discriminado el IVA, como mínimo. Y se invita a que las distintas jurisdicciones se sumen a esto y se pueda discriminar todo”.

Por último, la octava sección contempla otras medidas fiscales. Lo más relevante es, dijo, “tratar de evitar una situación que muchos consumidores, pequeños comerciantes o empresas, ven afectados sus ingresos por un cúmulo de retenciones que se hacen sobre las transferencias electrónicas, en base a las aplicaciones de impuestos nacionales, provinciales o municipales. El monto mínimo a partir del cual se pueda aplicar el impuesto sería hoy de 247 mil pesos.

 

Ingresó formalmente a la Cámara de Diputados el proyecto de ley de medidas fiscales y arranca el debate

El texto contiene más de 100 artículos e incluye la restitución del Impuesto a las Ganancias, modificaciones a Bienes Personales y Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes. El oficialismo convocó rápidamente para este jueves a una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda para iniciar su tratamiento.

Este miércoles por la tarde ingresó formalmente a la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes enviado por el Poder Ejecutivo, que va de la mano con el proyecto de Ley Bases, y que incluye la modificación en el impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, entre otros, cuyo debate en comisión arranca este jueves.

El paquete fiscal que envía el Gobierno pretende establecer un “proceso de saneamiento de la dramática situación económica en la que está sumido nuestro país”, y hace hincapié en la “crisis fiscal” en la que Argentina se encuentra debido al “desbalance de las cuentas públicas generado por el Estado, quien en forma recurrente y continua ha realizado erogaciones por encima de sus ingresos. Este proceso de crisis se ha visto fuertemente agravado por las medidas adoptadas en materia impositiva en los 4 meses anteriores al 10 de diciembre de 2023”.

El texto explica que las medidas implementadas tienen como consecuencia directa “una merma de los recursos fiscales del Estado, elevando aún más los ya altos niveles de déficit fiscal, hecho que dificulta seriamente el proceso de saneamiento de las cuentas fiscales”.

“El Estado Nacional se encuentra obligado a balancear sus cuentas fiscales, debiendo para ello apoyarse en dos pilares fundamentales: la reducción de gasto público y la mejora en la recaudación impositiva”, fundamenta.

El paquete fiscal será debatido en paralelo con la Ley Bases, ya que el oficialismo espera tener ambas iniciativas aprobadas en la Cámara de Diputados para principios de mayo para que sean giradas al Senado y que estén sancionadas antes del 25 del mismo mes, fecha en que el Gobierno aspira a firmar el Pacto de Mayo sobre políticas de Estado con las provincias.

Por eso, y tal como había anticipado parlamentario.com este mismo jueves el oficialismo pone en marcha el tratamiento de la iniciativa, ya que el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, José Luis Espert (LLA) convocó una reunión de carácter informativo para las 11 en el Anexo “C” a la que fueron invitados a exponer el Secretario de Hacienda, Lic. Carlos Guberman y el director de Análisis y Estadísticas Tributarias, Lic. José Antonio Salim. Los planes de los libertarios es llevar ambos proyectos al recinto en la semana del feriado del 1ro. de mayo.

Los puntos centrales del paquete fiscal

Según explicaron en el texto, los regímenes propuestos “encuentran su causa en la delicada situación económica y financiera de las empresas argentinas y de los contribuyentes individuales”, y que tienen por fin “abordar en forma directa el complejo escenario, ofreciendo opciones para reincorporar a la economía formal a los contribuyentes que opten por adherir a estos y aliviando la situación financiera del país al efectivizar el cobro inmediato de impuestos adeudados u omitidos”.

“El sistema fiscal argentino registra una de las mayores tasas de presión fiscal en el mundo cuando se analiza el sector formal de la economía. La existencia de numerosos impuestos distorsivos dificulta y margina a muchos individuos, empresas y emprendimientos del sector formal”, planteó el Gobierno.

En línea con el borrador enviado días atrás a las bancadas, se trata de un proyecto de 101 artículos que incluyen modificaciones sobre Bienes Personales, la restitución del impuesto a las Ganancias que, tras varias rondas de negociación con los gobernadores y los bloques de la oposición dialoguista, tendrá un mínimo no imponible de $1.800.000 brutos para los solteros y en $2.200.000 para los casados con hijos actualizables de manera anual según el Índice de Precios al Consumidor.

Al explicar la restitución del gravamen eliminado el año pasado a instancias del ministro/candidato Sergio Massa, el proyecto resalta que tiene por finalidad “reestablecer el equilibrio dentro del esquema de la Ley del Impuesto a las Ganancias, incorporando dentro del impuesto a los ingresos a aquellos sujetos que evidencian una capacidad contributiva suficiente para ser alcanzados por el tributo, respetando la progresividad que es el principio rector de dicha norma”.

Es el blanqueo de capitales que se extenderá hasta el 30 de abril de 2025, con la posibilidad del PEN de prorrogar dicho plazo hasta el 31 de julio de 2025, inclusive.

En su artículo 19°, el proyecto establece que los sujetos no residentes en el país podrán adherir al Régimen de Regularización de Activos por sus bienes ubicados en Argentina o por las rentas que hubieran obtenido de fuente argentina, excepto moneda nacional o extranjera en efectivo. Este último punto referido al efectivo se sumó a instancias de la oposición.

El proyecto establece una moratoria, denominada Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social. Podrán acogerse al mismo aquellos contribuyentes y responsables de obligaciones tributarias y aduaneras y de los recursos de la seguridad social, por las obligaciones vencidas al 31 de marzo de 2024, inclusive, y por las infracciones cometidas hasta dicha fecha relacionadas o no con aquellas obligaciones.

El acogimiento podrá formularse desde la fecha de entrada en vigencia de la reglamentación que dicte la Administración Federal de Ingresos Públicos y hasta transcurrido 150 días corridos desde aquella fecha, inclusive.

Las personas humanas (excepto las que califiquen como pequeños contribuyentes) ingresarán un pago a cuenta equivalente al 20% de la deuda y por el saldo de deuda resultante, hasta 60 cuotas mensuales, fijándose un interés de financiación calculado en base a la tasa fijada por el Banco de la Nación Argentina para descuentos comerciales que la reglamentación especificará.

Las Micro y Pequeñas Empresas y las entidades sin fines de lucro ingresarán un pago a cuenta equivalente al 15% de la deuda y, por el saldo de deuda resultante, hasta 84 cuotas mensuales, fijándose un interés de financiación calculado en base a la tasa fijada por el Banco de la Nación Argentina para descuentos comerciales que la reglamentación especificará.

0005-PE-2024

Ley Bases: Francos recibió al bloque Pro en el cierre de las negociaciones en torno al nuevo proyecto

Del encuentro, que tuvo lugar en Casa Rosada, también participó el jefe de Gabinete, Nicolás Posee, y el titular de la Cámara baja. Los diputados macristas luego se reunieron con los ministros Bullrich y Petri por los proyectos de seguridad.

El Gobierno comenzó a cerrar las negociaciones por la nueva Ley Bases y el paquete fiscal, por lo que este lunes el ministro del Interior, Guillermo Francos, se reunió con diputados del bloque Pro para tratar de alcanzar un acuerdo entre las partes sobre los puntos que seguían generando diferencias, como es el caso del impuesto a las Ganancias.

Cerca de las 16 ingresaron al despacho de Francos en Casa Rosada el jefe del espacio, Cristian Ritondo, y sus pares de bancada Silvia Lospennato y Silvana Myriam Giudici. De esa reunión participaron también el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el secretario ejecutivo de Gobierno, José Rolandi; el secretario de Interior, Lisandro Catalán; el secretario de Hacienda Carlos Guberman, y el presidente de la Cámara baja, Martín Menem.

Tras la reunión, Ritondo confirmó que el Pro volverá a votar a favor del proyecto del Gobierno, en su nueva versión más acotada que la original, para avanzar en desregulaciones de la economía, entre otras iniciativas que encierran sus 266 artículos más sus anexos.

“El bloque del Pro va a volver a acompañar. Esta ley es necesaria sobre todo para el tema de atraer inversiones”, confirmó Ritondo a un grupo de periodistas acreditados. Al respecto, se mostró confiado en que ahora la iniciativa sí sea aprobada y que no fracase como en enero pasado: “No creo que vuelva a pasar lo de antes, ahora los artículos se conocen, son más claros, no hay lugar para el tema de votarla en general pero después no en particular”, consideró el titular de la bancada.

Se espera que la iniciativa, que aún se conoce a través de un borrador y su versión final debe girarse al Congreso, se comience a tratar en comisiones a mediados de abril y que para alrededor del 24 de ese mes llegue al recinto.

Una de las claves para que el oficialismo pueda sacar adelante el proyecto será la postura que adopten los diputados del bloque que lidera Miguel Ángel Pichetto: “Esperemos que ahora pueda ordenar a la tropa”, deslizaron los representantes del espacio macrista.

Por otro lado, Francos se reunirá este martes en Salta con 10 gobernadores del norte argentino, mientras que la semana próxima hará lo propio con los mandatarios provinciales de lo que era JxC, debido a que una de las cuestiones que todavía genera conflicto es el impuesto a las Ganancias, ya que los mandatarios de las provincias del sur se niegan a que se retrotraiga la cuarta categoría, mientras que los del norte reclaman que se haga.

Así las cosas, el oficialismo busca generar un cierto consenso entre todos los sectores antes de enviar la nueva Ley Ómnibus al Congreso, para evitar que la oposición vuelva a rechazarla, como ocurrió a principios de febrero pasado, pero para eso primero debe garantizar que no haya diferencias en algunos puntos clave.

Es el segundo encuentro que mantiene el Gobierno con los amarillos, la primera fue el pasado 15 de marzo. En esa ocasión, le habían transmitido su total apoyo a la Ley Bases y al DNU 70/23, pero habían planteado observaciones en torno a Ganancias y fórmula jubilatoria.

En otro plano, los macristas también mantuvieron una reunión con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y con el ministro de Defensa, Luis Petri, con el objetivo de conversar y analizar los cinco proyectos respecto de las reformas en políticas de seguridad.

Qué propone la nueva ley de Bases que pondrá el Gobierno a debatir

Según pudo saber parlamentario.com, el proyecto tendrá menos de 200 artículos, e incluirá el paquete fiscal que en enero pasado había sido quitado del debate por el ministro de Economía. Detalles de la norma que continúa en elaboración.

Al cabo del primer encuentro de los gobernadores con el Gobierno nacional para avanzar en el camino hacia el Pacto de Mayo, que incluye la aprobación previa de la ley de Bases y el alivio fiscal, tal cual dejó claro el presidente de la Nación en su presentación en el Congreso, comenzaron a develarse dudas respecto de esas iniciativas.

Por lo pronto, habrá que hablar en singular, pues ambas iniciativas estarían incluidas en el mismo texto, según lo que pudo saber parlamentario.com en función de lo conversado el viernes en la Casa Rosada.

A ese encuentro se refirió este fin de semana el ministro del Interior, Guillermo Francos, al calificar como “buena” la reunión, resaltando el “muy buen diálogo” mantenido durante casi cuatro horas con los 24 representantes de todos los distritos argentinos. “Hemos conversamos sobre la Ley Bases. Sentimos un apoyo mayoritario para avanzar en ese tratamiento”, señaló el ministro, que encabezó junto al jefe de Gabinete, Nicolás Posse, esa reunión.

“La ley incluye delegación de facultades, desregulación energética, el tema biocarburífero, etcétera. Todo lo que es el régimen de protección para las grandes inversiones y una serie de cosas más, pero -fundamentalmente- son esos temas que llevan a fomentar la inversión, el crecimiento, el desarrollo de la actividad económica”, precisó Francos en diálogo con Radio Mitre, donde aclaró que el tema de “las retenciones y la ley fiscal, no están incluidas en el proyecto que presentaremos. Será una ley reducida de 200 artículos”.

Uno de los temas más ríspidos es la restitución del Impuesto a las Ganancias. “Lo estamos conversando. Los gobernadores del sur no están de acuerdo”, admitió Francos, que aclaró que “este es un impuesto progresivo que existe en todas partes del mundo. Son temas que hay que tener en cuenta dentro de la organización tributaria”.

“Nosotros los vamos a promover, pero tenemos que contar con las mayorías parlamentarias. Hay gobernadores que están muy interesados porque incrementaría el flujo de los recursos coparticipables”, aseguró Francos.

Detalles de la norma 

Ante los gobernadores, los representantes del Gobierno exhibieron un borrador de la ley Bases al que tuvo acceso parlamentario.com, en el cual figura como primer título la declaración de emergencia. Allí figuran solo cuatro emergencias pedidas por el Poder Ejecutivo, por el plazo de un año: administrativa, económica, financiera y energética.

El título siguiente está dedicado a la Reforma del Estado, y en su primer capítulo figuran las delegaciones legislativas. En el marco de la administración central o descentralizada figura la reorganización, fusión, transformación, disolución parcial o total de órganos u organismos de la administración central o descentralizada creados por ley o norma de rango equivalente. Se excluye puntualmente a universidades, CONICET e INTA.

En cuanto a los fondos fiduciarios, la nueva ley de Bases prevé la modificación, disolución o extinción de los fideicomisos públicos y la reversión de sus recursos al Tesoro Nacional hasta la próxima ley de presupuesto.

El capítulo II de la Reforma del Estado está referido al proceso de privatización de empresas, con un listado mucho más acotado (se habla de no más de 13). En tanto que el capítulo III corresponde a la reforma de la Ley de Procedimientos Administrativos. El capítulo IV refiere al empleo público.

El título III de la nueva ley de Bases refiere a la consolidación de deuda del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). La nomenclatura correspondiente refiere a la consolidación de deuda pública y aclara que se mantienen acciones de empresas dentro del FGS en ANSeS.

Título IV: contratos vigentes y acuerdos transaccionales. A través del mismo se dispone por razones de emergencia la renegociación o rescisión de los contratos de determinadas características y montos. Además, se regula la posibilidad de celebrar acuerdos transaccionales.

En el título V, aparece la movilidad de las prestaciones previsionales. Prevé la modificación de la fórmula previsional, con ajuste mensual por IPC a partir de abril, más 10 puntos porcentuales de recomposición.

El título VI tiene que ver con la promoción de empleo registrado, y a través del mismo se crea un régimen de “blanqueo laboral”.

Desregulación económica, es el nombre que figura al tope del título VII, y prevé delegar al Poder Ejecutivo la modificación de regulaciones sobre la actividad económica privada que importen un incremento de costos, atenten contra la libre competencia, generen escasez o distorsiones en los precios de mercado.

El título VIII está dedicado a la Energía. Alcanza la Ley de Hidrocarburos, gas natural y transición energética. Allí se contempla el tema de biocombustibles y en líneas generales no habría grandes cambios.

El título IX es el que corresponde al Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI).

Paquete fiscal

En la misma ley de Bases y Principios para la Libertad de los Argentinos figurará lo que se denomina el paquete fiscal, que en la anterior experiencia con el proyecto había sido dejado de lado por el ministro de Economía, Luis Caputo, que así lo anunció en una conferencia de prensa brindada el viernes previo al inicio del debate en el recinto.

El primer título corresponde a la moratoria impositiva; esto es, el blanqueo de capitales.

El título II tiene que ver con la modificación de impuestos internos al tabaco.

Título III: eliminación del impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas y Sucesiones Indivisas.

El Título IV corresponde al tema Ganancias. Recibe como denominación Ley de Ingresos Personales (Ganancias cuarta categoría), e incluye la eliminación de ciertas exenciones que aplican sobre la cuarta categoría.

Este tema es uno de los que más discrepancias despiertan con los gobernadores y sobre todo los patagónicos -como dijo Francos- son los que más objeciones ponen. Sobre todo a partir del hecho de que el piso de ganancias estaría en un millón y medio de pesos.

“Ganancias es el punto con más desacuerdos. El Gobierno nacional propone restaurar la cuarta categoría, con un piso de $ 1.500.000”, expresó la vicegobernadora santafesina Gisela Scaglia, quien asistió a la reunión en Casa Rosada en representación de Maximiliano Pullaro.

El título V es la modificación del monotributo y aumenta las escalas de montos de facturación, como así también sube las cuotas fiscales.

El título VI es el que corresponde al régimen de transparencia fiscal al consumidor.