Massot cuestionó que “el gran ausente de los anuncios es el salario”

El diputado de Cambio Federal resaltó que lo dicho por Javier Milei en campaña, sobre que el ajuste lo pagaría la casta, “obviamente era falso”.

Tras las primeras medidas económicas tomadas por el nuevo gobierno, el diputado nacional Nicolás Massot (Cambio Federal) cuestionó que “el gran ausente de los anuncios económicos es el salario. Cualquier programa de ajuste de precios tiene que contemplar todos los precios. Acá se habló de casi todos y se omitió el más relevante”. 

“El sentido de las medidas en muchos casos era inevitable”, señaló, pero recordó: “Muchos sabíamos que (Javier) Milei no era preciso cuando decía que el ajuste lo iba a pagar la política y la casta, porque eso obviamente era falso y será uno de sus grandes desafíos ver cómo el electorado propio de él interpreta esa suerte de desilusión, si aguanta, lo tolera o lo toma como traición”. 

Para el legislador, “es difícil pensar que se va poder transitar por uno o dos años con inflación, recesión y falta de empleo, si no contemplamos también un incremento de salario y de ingresos”. 

En relación a la versión de que se buscaría retrotraer el beneficio en el impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría, Massot enfatizó que “es la prueba más clara de cómo Milei aprendió a engañar al electorado en campaña”. “No se explica de otra manera. Él es economista y no puede alegar nunca que no sabía de la insustentabilidad de esa medida”, aseveró. 

En diálogo con radio Futurock, el bonaerense insistió que “el equilibrio es lo que va a permitir o no que este programa sea sustentable en el tiempo, pero si empezamos hablando de impuestos, que es lo recauda el Estado, de precios, que es lo que reciben las empresas, y sin hablar de salario, bueno, empezamos con una pata menos”.

Respecto de la situación de los jubilados, el diputado criticó que “uno de los gobiernos donde peor la pasaron los jubilados es con el gobierno que acaba de terminar”. “Hay un mandato constitucional y moral de darle movilidad a las jubilaciones. Es razonable darle el beneficio de la duda a cada gobierno de que proponga la manera en que considera la movilidad”, consideró y evitó opinar sobre los cambios de la fórmula ya que todavía no se conocen. 

Sin embargo, alertó que “a los jubilados le va a repercutir todo esto en un ajuste de su propia economía, el secreto está en que se transite de manera proporcional y que no sean los jubilados los que otra vez se lleven la peor parte”. 

En otro tramo de la entrevista, Massot apuntó que “Milei dijo que se iba a dolarizar, que se iba a cerrar el Banco Central y bajar impuestos, y hoy se sepultó la dolarización, la clausura del Banco Central y se está llevando un programa de ajuste con suba de impuestos, eso implicó un cambio de equipo”.

Sobre las promesas de Milei, el legislador observó que “está a las claras que hay un cambio muy notable, y probablemente uno de los cambios más notables de los que podamos tener registro respecto de un presidente y su campaña”.

Consultado por el rol del Poder Legislativo, aclaró que “el Congreso no puede sustituir al Poder Ejecutivo en el diseño de la política económica. Hoy estamos en el tiempo de mirar las iniciativas con una lupa de que el gobierno acaba de llegar y tiene que comenzar, y que para comenzar tiene que pedir autorizaciones del Congreso, que probablemente si las pidiera en tres años no se las daría”. 

“No es un cheque en blanco de ninguna manera”, aclaró, pero opinó que “la oposición intransigente puede comenzar en el momento en donde uno ya le dio el suficiente tiempo a un gobierno para que despliegue sus estrategias y uno lo ve en posiciones necias o anegadas a una realidad que no pudo modificar. No estamos en ese punto ahora”. 

Del Plá presentará un proyecto de piso salarial para trabajadores municipales

La diputada de izquierda realizará este viernes una Audiencia Pública para explicar los lineamientos de su iniciativa que establece un piso salarial equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles.

La diputada nacional Romina Del Plá (PO/FIT-U) realizará una Audiencia Pública para presentar un proyecto de ley que establece un piso salarial para los trabajadores municipales de todo el país equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles.

El evento se llevará a cabo este viernes 24 de noviembre a las 17 en la Sala 2 del Anexo C de la Cámara de Diputados de la Nación y contará con la presencia de los diputados del Frente de Izquierda y de los trabajadores-Unidad, organizaciones sindicales, delegados, activistas y trabajadores municipales que impulsan este proyecto de ley.

El expediente 3954-D-2023 establece “un piso salarial equivalente a dos salarios mínimos, vitales y móviles. Este piso será la base de cálculo a partir del cual se estructura la escala salarial de los trabajadores municipales de todo el país”.

El mismo será para “todo trabajador/a municipal ingresante de cualquier localidad del país, que desarrolla tareas propias del servicio público encasillado dentro de la planta permanente o transitoria del régimen de empleo público incluyendo aquellos que presten funciones bajo cualquier otro régimen contractual”.

El proyecto también contempla la obligación de promover cada cinco años como máximo a todo trabajador a la categoría inmediata superior y en los últimos años de su carrera laboral se verá beneficiado con una categoría adicional para garantizar una jubilación digna.

“Las y los trabajadores municipales son de los más precarizados y peores pagos, sometidos a la discrecionalidad de las intendencias y con salarios por debajo de la línea de indigencia”, fundamentó la diputada.

Proyecto-de-Ley-Piso-Salarial-del-los-trabajadores-MunicipalesEXPTE-No3954-D-2023

“La candidatura de Alberto Fernández ya fue, está claro que simplemente está haciendo un juego especulativo”, lanzó Yasky

El diputado oficialista ratificó el operativo clamor por la candidatura de Cristina Kirchner: “El papel de Cristina es determinante en un plan A y un plan B”. A su vez, afirmó que la mesa de diálogo del FdT “está en un impasse”. También habló de los salarios y la economía.

El diputado nacional Hugo Yasky (FdT) se refirió al futuro electoral del oficialismo y lanzó: “La candidatura de Alberto Fernández ya fue, está claro que simplemente está haciendo un juego especulativo”. En ese sentido, ratificó el operativo clamor por la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner y sostuvo que su participación en una fórmula es “determinante”.

En diálogo por Futurock, el dirigente sindical fue consultado por la mesa de diálogo que mantuvo el Frente de Todos hace un mes y afirmó que “está en impasse”. “Yo creo que quienes estamos postulando las necesidades que se pueda romper la proscripción y que Cristina sea candidata hemos puesto toda la energía en la iniciativa en el acto que hicimos en Avellaneda”, planteó.

En ese sentido, contó: “Ahora estamos trabajando intensamente para que el 24 de marzo, la movilización de 40 años de democracia por Memoria, Verdad y Justicia, tenga un marco imponente y después vamos a seguir convocando acciones. En abril cuando sea el aniversario de la oportunidad de que cristina concurrió por primera vez concurrió a Comodoro Py en 2016 vamos a hacer una convocatoria frente a la Corte”.

“Por el momento estamos inmersos en esas iniciativas. Está previsto en abril el inicio de los actos por todo el país y esperamos ir definiendo gran parte de los interrogantes que fueron planteados en la mesa del FdT con la movilización popular”, sumó.

En ese contexto, manifestó: “El plan B de mínima sería que Cristina tenga un papel determinante en la conformación de la fórmula que vamos a llevar a la disputa electoral a nivel nacional. Que podamos garantizar también que el papel de Cristina sea protagónico en la definición de un programa y una estrategia para el próximo Gobierno, de manera de no repetir los errores que cometimos por falta de acción, por no tener definiciones claras como en el actual gobierno”, y ratificó: “El papel de Cristina es determinante en un plan A y un plan B”.

“Yo creo que partimos de la base de que la unidad del FdT no está ni siquiera puesta como una posibilidad de ruptura, sería hacerle el juego a la derecha”, opinó y disparó: “Por otra parte la candidatura de Alberto Fernández ya fue, está claro que simplemente está haciendo un juego especulativo, pero no hay absolutamente ninguna posibilidad pensándolo racionalmente y viendo cuál es la realidad es lo que recoge en las encuestas de opinión Alberto como candidato”.

En tanto, sostuvo: “Tiene que terminar su mandato y se abrirán las puertas para que tengamos una oportunidad y sobre todo la posibilidad de ofrecerle a la gente que nos vota una alternativa que nos mueva, que les de esperanza y que signifique no dispersar la fuerza, el kirchnerismo, el peronismo, convertirlo en una especie de miniatura respecto de lo que fuimos estos años”.

Por otro lado, se refirió a la situación salarial y expresó: “Hay que establecer un nuevo esquema salarial. Tramos cortos con revisión para que los salarios no pierdan frente a la inflación. Hacer una visión sobre la base del 60% hoy ya quedó desactualizado. Las autoridades del Ministerio de Economía ya lo saben de manera tal que creo que lo que hay que buscar es un camino para los que quieren paritarias y para los gremios que tienen capacidad de presión como bancarios, docentes y otros tramos cortos como han acordado con recomposición importante en el primer tramo”.

Al respecto, consideró que “hay que complementar esto con otras medidas”, y ejemplificó: “Una suma fija para los trabajadores que están cobrando salarios por debajo de la línea de la pobreza y eso va a beneficiar a los sectores más postergados, no significa una política que anule paritarias, al contrario, esto se tiene que complementar con la paritaria. Otro camino alternativo sería pensar en un aumento muy importante de las asignaciones familiares, creo que hay que intentar por distintas vías recomponer el ingreso de los trabajadores”.

“El problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes y el aumento de los precios de los alimentos”

Eso opinó el diputado oficialista Daniel Arroyo respecto al acampe en la 9 de julio por parte de movimientos sociales. Además, planteó la necesidad de un plan antiinflacionario y una mejora en los salarios.

El diputado nacional y exministro de Desarrollo Social de la Nación, el oficialista Daniel Arroyo, hizo un relevamiento de la coyuntura social del país y manifestó que “el problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes y el aumento de los precios de los alimentos”, al tiempo que planteó la necesidad de un plan antiinflacionario.

En declaraciones por la AM 870, Arroyo sostuvo: “El problema central que tienen los argentinos es llegar a fin de mes, la protesta social frente al Ministerio de Desarrollo Social o de trabajadores frente a sus empresas, está asociado a eso que la gente no llega a fin de mes para el que tiene trabajo y para el que  no tiene trabajo, para el que tiene un plan o para el que no tiene, ahí está el núcleo o centro del problema en un contexto que, más allá de la validación de datos que entiendo que validó el 94%, el trasfondo del problema es que la mayoría de las personas no llegan a fin de mes y sobre todo con el aumento de los alimentos”.

En ese sentido, manifestó que “el nivel de tensión está dado por dos cuestiones por el precio de los alimentos y por el endeudamiento de las familias porque terminan tomando créditos al 200% y terminan debiendo plata y el mes se les hace larguísimo. La mejor política social sería estabilizar el precio de los alimentos”.

“Con el pan a 500 pesos, con la leche a casi 300 pesos es muy complejo para una parte importante de la población. El problema central es lo que les cuesta a las familias llegar a fin de mes, tenemos que ayudar entre todos que el programa Precios Justos y funcione para tener una referencia de lo que salen las cosas y luego hay que mejorar los ingresos, el núcleo está ahí”, consideró.

Y cerró: “Tenemos que hacer un debate profundo y un plan antinflacionario y un programa amplio para combatir la inflación y lograr que Precios Justos funcionen”.

Yasky lanzó que “el presidente en tándem con un sector de la CGT obtura” la suma fija

El diputado del FdT cuestionó a Alberto Fernández por no tomar esa medida. Habló de que es “sensible a la presión” o tiene “ceguera”.

El diputado nacional Hugo Yasky (FdT) criticó fuertemente este viernes al presidente Alberto Fernández por no tomar la decisión de otorgar una suma fija por decreto, tal como lo reclamó en su última aparición la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Si la vicepresidenta lo está planteando insistentemente, si hay una mirada del ministro de Economía (Sergio Massa), que incluso ha manifestado que le parece que es una buena salida en este momento, está claro que hay un presidente de la Nación que, en tándem con un sector de la CGT obtura esta posibilidad”, lanzó.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores recordó que el pedido no es nuevo, ya que desde su sector “hace prácticamente seis meses que venimos reclamando una suma fija. Y lo hacemos no por un capricho, sino que objetivamente hoy tenemos el 60% de nuestros asalariados con ingresos que los ubican por debajo de la línea de la pobreza”, algo que “es una realidad absolutamente nueva, por lo menos para un gobierno justicialista”, resaltó.

Para el legislador, al tomar esta medida “acortas los tiempos de la recomposición” y “levantas más a los que están abajo, porque la suma fija siempre beneficia al que cobra menos salario”.

“El argumento de que anula las paritarias es falso, falta una decisión del presidente de la Nación, que es más sensible a la presión de un sector de la CGT”, continuó y sobre el reclamo de la CTA dijo: “No es que no sepa, no es que tengamos que mandarle señales de humo o carta documento”.

En diálogo con Futurock, Yasky consideró que la suma fija “es más necesaria hoy que cuando empezó el Gobierno”, y haría que “más gente vuelque dinero al consumo”.

“No hay ninguna explicación”, opinó el oficialista, y sumó que solo se explica en “ceguera” o tener “una mirada política que se encorseta detrás del posicionamiento del sector de la CGT con el que se siente cómodo, con el que siente que hay relaciones friendly”.

Por otra parte, el diputado sostuvo que hay que avanzar en la modificación del impuesto a las Ganancias y mencionó el proyecto presentado en este sentido recientemente por Sergio Palazzo y sus pares “dipusindicales”. “Es un tema que tenemos que resolverlo porque lo venimos emparchando. Planteamos como punto de partida cinco canastas básicas y una modificación sustancial en lo que se refiere a las escalas”, explicó.

Respecto de la convocatoria del Consejo del Salario para el próximo 22 de noviembre, el bonaerense dijo que el Salario Mínimo, Vital y Móvil “es el que más ha sufrido el deterioro durante todos estos años” y tendría que “mínimamente” recuperar “tres o cuatro puntos respecto de la inflación”.

“La discusión pasa por definir el monto de arranque”, señaló, dado que “los salarios vienen corriendo de atrás a la inflación” y otorgarlo en “tres cuotas” provoca que “los montos se diluyen en el tiempo y el efecto no se siente”.

Valenzuela y Collia acordaron un nuevo aumento salarial en Tres de Febrero 

En otra muestra del jefe comunal y del responsable sindical para mejorar las condiciones de los trabajadores municipales, se acordó un aumento del 15% en diciembre.

Con el fin de resguardar el poder adquisitivo, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se reunió con el secretario general de los Trabajadores Municipales, Ariel Collia, y pactaron un nuevo aumento salarial para el equipo municipal. “No queremos dejar relegados a nuestra Familia Municipal por esta situación inflacionaria lamentable. Agradecemos su esfuerzo con este acuerdo que significa una recomposición en sus salarios”, destacó Valenzuela. 

Las medidas acordadas están compuestas por un aumento en diciembre del salario básico de un 15% respecto al de octubre y un bono de fin de año de $10.000 para todo el personal municipal. Además, la escala de los empleados que son planta permanente de los diferentes grados tendrá un aumento promedio del 5% a partir de enero de 2023. 

Adicionalmente, se van a crear nuevas bonificaciones para continuar reconociendo las funciones específicas que desempeña el personal y también se seguirá trabajando en el pase a planta permanente de los agentes de las diferentes áreas. “Gracias a los vecinos por su esfuerzo, porque sin ellos no podríamos transformar cada barrio y continuar acompañando a nuestros trabajadores como lo hacemos cada año”, señaló. 

La intendencia de Chacabuco adelanta aumentos para compensar la inflación 

El alcalde radical Víctor Aiola decidió que en julio cobren el 8% pactado para agosto, que sumará al 5 por ciento acordado para julio.

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, anunció un nuevo paquete de medidas para atender las consecuencias de la inflación. 

Desde el municipio sostuvieron que, entre ellas, estará el adelanto del incremento a julio del 8% de aumento previsto para agosto para los empleados de la comuna, quienes ya tienen un cinco por ciento para el este mes. 

Así, los sueldos de los trabajadores recibirán un aumento del 13% en sus haberes del séptimo mes del año, abriéndose una etapa de negociación con ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales. 

“Nosotros entendemos la situación por la cual está pasando el país, sobre todo, la inflación que es un impuesto que lo paga el que menos tiene y nosotros habíamos dicho en marzo que en esta fecha se iba a reabrir paritarias y hoy nos vamos a sentar para poder discutir estos temas de la recomposición salarial”, aseguró el alcalde radical. 

Por otra parte, Aiola señaló que “hay una determinación política de, a partir de la nueva impositiva, reducir las tasas, como así también la agilización de los trámites en todo lo que tiene que ver con las habilitaciones. Cuando un negocio de Chacabuco, un emprendedor, una pyme quiere invertir en estos momentos difíciles apostar a la Argentina, al trabajo, que la burocracia del Estado Municipal sea lo mínimo posible y con costo cero”, dijo. 

El aumento alcanzado en el Congreso en paritarias no incluye a los legisladores

Los senadores y diputados no recibirán entonces el 69% establecido para este año y solo recibirán lo que disponga el pleno de cada cámara.

La presidenta del Senado y el presidente de la Cámara de Diputados informaron este martes que el aumento otorgado la semana pasada al personal del Congreso de la Nación “no aplica a los legisladores y legisladoras”.

Así lo hicieron saber Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa a través de un comunicado difundido este martes por la tarde, en el que aclararon que “cualquier aumento a senadores y senadoras y diputados y diputadas, deberá ser tratado y aprobado por el pleno de cada cámara”.

Vale destacar que la dieta de un legislador es de $ 359.000 neto promedio. En caso de haberse aplicado los aumentos de estas paritarias, en julio llegarían a $466.700, y en octubre a $606.710.

El aumento fue anunciado el jueves pasado y consistía en una recomposición salarial en dos tramos: del 30% a partir del 1° de julio y otro 30% desde el 1° de octubre. Con revisión en noviembre, cuando también se evaluará la posibilidad de incorporar una suma fija no contributiva solo para trabajadores, no legisladores.

Cabe recordar que en el año 2021, la paritaria fue nominal del 40 por ciento, con un aumento acumulado del 46%, con lo cual y por efecto de la inflación los trabajadores legislativos venían perdiendo salario real.

“Esta mejora salarial es fruto de una coherencia política institucional que, en una situación de coyuntura económica y social compleja, condicionada primero por la pandemia y luego por la situación de conflicto bélico con consecuencias en todo el mundo, genera un impacto salarial directo y sin dilaciones en la economía familiar de quienes trabajamos en el ámbito legislativo”, indicaron los secretarios generales de los gremios Claudio Brito (ATE), Martín Roig (UPCN) y Norberto Di Próspero (APL).

Y agregaron: “Destacamos que las negociaciones están abiertas a futuras y posibles discusiones, ratificando que esta institución es el único espacio legítimo para la discusión salarial y para continuar generando conquistas y reivindicaciones laborales que se traducen en justicia social”.

Lo cierto es que si bien los sueldos de los legisladores están “enganchados” con los acuerdos paritarios, en este caso se estableció que no sea así y, como se indicó al principio, un eventual aumento sea establecido por el pleno de cada cámara.

Cabe recordar que, en abril pasado la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, Cristina Kirchner, se reunió con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y habían anunciado un aumento salarial de $20.000 para los empleados del Congreso.

Tolosa Paz: “Un encuentro entre Alberto y Cristina sería el mejor regalo para todos”

La diputada nacional consideró que el presidente y la vice “siempre se encontraron en el camino de la Argentina que quiere crecer, redistribuir y trabajar por el pueblo”.

victoria tolosa paz

La diputada nacional Victoria Tolosa Paz (FdT) fue consultada este jueves por la relación quebrada entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, y consideró que un encuentro de ambos “sería para todos nosotros el mejor regalo para estos días”.

“Creo que prontamente tiene que haber una charla y un encuentro entre Alberto y Cristina para ponerse de acuerdo sobre lo que está en riesgo”, sostuvo la legisladora en declaraciones a radio Futurock.

En esa línea, señaló que lo que “sucede en la Argentina real, donde todavía tenemos problema de inflación y recuperación del salario, pero que tenemos todo lo demás que está haciéndole bien al pueblo argentino (en alusión a medidas del Gobierno), necesita que las dos personas más importantes de este país, en términos de lo que fueron capaces de construir, que fue liberarnos de la derecha más nefasta, tienen que tomarse un té, que es lo que le gusta a Cristina“.

Además, la bonaerense aseguró que “los dos saben donde encontrarse” ya que “siempre se encontraron en el camino de la Argentina que quiere crecer, redistribuir y trabajar por el pueblo”. Y evocando a la fe, confesó que le pide a “Santa Rita, la patrona de los imposibles” que “haga posible ese encuentro”.

Por otra parte, en relación a la situación económica, la dirigente “albertista” subrayó que “construir es mucho más lento que la destrucción. Los niveles de destrucción de (Mauricio) Macri en términos de endeudamiento no solamente nos desplomaron los salarios, las jubilaciones y destruyeron PyMEs, sino más la deuda con el sector privado y el FMI, nos exige partir de más abajo”.

“La recomposición de los salarios es algo más lenta de lo que quisiéramos, y eso nos trae dificultades con un electorado que está pidiendo que vayamos mas rápido”, admitió la oficialista, que recordó que “el plan del gobierno de Alberto Fernández y el equipo económico-productivo es la recomposición salarial, pero se tiene que hacer a partir de tener una base de crecimiento sostenido en el tiempo”.

En ese sentido, explicó que “no podemos levantarnos mañana y decir, por decreto, que los salarios pasan a tener un monto por arriba de la línea de la pobreza o de la canasta básica total. No es tan fácil gobernar como el deseo de que eso ocurra sin estar sostenido por un crecimiento real”.

“La oposición cuenta un cuento de que es fácil salir de esto”, criticó y enumeró medidas que tomó el Gobierno para aliviar la situación, entre ellas destacó que el presidente “hizo apertura de paritarias en todos los sectores y en algunos sectores se alcanzaron incrementos del 60%”, así como se adelantó el aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, algo que “no solamente a Máximo Kirchner se le ocurrió, que es muy bueno, sino que era parte del programa del gobierno del presidente”, lanzó.

La diputada defendió que “estamos con un Gobierno que redistribuye. Si cada uno de los sectores del Frente de Todos nos ayuda en esa redistribución, no hay duda que vamos a terminar el año con crecimiento, lamentablemente con inflación alta, pero con salarios que le ganarán a la inflación”.

Sobre las retenciones, Tolosa Paz expresó que “siempre” estuvo “de acuerdo en una herramienta que además es constitucional”. Y advirtió que quienes piensan que el oficialismo “no tiene fuerzas para pelearse con los sectores que exportan, están equivocados”. “Lo que tenemos es la enorme responsabilidad de no detener el crecimiento del país y para eso necesitamos dólares”, agregó.

Tras el reclamo de Massa, Guzmán confirmó que subirá el piso del Impuesto a las Ganancias

El presidente de la Cámara baja le solicitó al ministro de economía, a través de una carta, volver a actualizar el piso de la ley vigente para que no se neutralicen los aumentos salariales acordados con los gremios y no afectar así el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados.

Luego de que el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le pidiera este viernes al ministro de Economía, Martín Guzmán, la actualización del mínimo no imponible de la Ley de Impuesto a las Ganancias -que él mismo impulsó el año pasado- para que los aumentos salariales acordados en paritarias no afecten el poder de compra de los trabajadores, el titular de la cartera confirmó que elevarán el piso para los trabajadores en relación de dependencia que se actualizará en función de la evolución de la inflación.

“Es una obviedad que se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan (el impuesto a las) Ganancias en función de la evolución de la inflación”, afirmó Guzmán a los medios.

El ministro sostuvo: “Es lo que razonablemente establece la ley para que el beneficio a los trabajadores y las trabajadoras no se pierda con la inflación, y es lo que el Gobierno ejecutará”.

A través de una carta enviada a Guzmán, el líder del Frente Renovador propuso fijar un nuevo piso actualizado de remuneración mensual para empezar a pagar el impuesto, volviendo a beneficiar a una gran cantidad de contribuyentes a nivel nacional.

Tal como había anunciado Massa el año pasado, la ley aprobada por el Congreso en abril del 2021 permite considerar las nuevas pautas salariales y faculta al Gobierno a través de un decreto a actualizar el “piso” con el objetivo de acompañar el alivio fiscal de los trabajadores con los incrementos salariales que se acuerden en paritarias.

“Trabajamos protegiendo y aliviando la situación de los trabajadores; y además, como las paritarias van a la alza y a mejorar los ingresos, en el caso de Ganancias previmos una cláusula gatillo, para acompañar las mejoras”, había indicado el presidente de Diputados.

Según estimaciones de los equipos técnicos de Diputados, el nuevo piso pasaría de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta, determinado en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año.

Originalmente, en 2021, el piso salarial de $ 150.000, luego ajustado a $ 175.000, permitió que 1,5 millones de trabajadores dejaran de pagar el Impuesto a las Ganancias: de 2,3 millones de contribuyentes en 2020, y en 2021 quedaron gravados unos 950.000. Luego, por las variaciones inflacionarias, se volvió a delegar la facultad al Poder Ejecutivo para incrementar las deducciones del impuesto durante el año fiscal 2022. Massa propone una suba adicional del piso a partir del cual se paga el impuesto para mantener constante el porcentaje de contribuyentes alcanzados por el tributo.

Según el planteo del titular de la Cámara, de esta manera “continuaría consolidándose un esquema progresivo de alivio fiscal y solo lo paguen el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio”.

Valdés: “No hay 2023 sin 2022, no es tiempo de candidaturas, es tiempo de gestión”

En suma, el diputado oficialista remarcó la importancia de la “unidad dentro del FdT”. También, defendió el discurso de la vicepresidenta: “Un peronista no puede sentirse satisfecho cuando el salario de un trabajador formal no pasa la línea de la pobreza”.

El diputado nacional Eduardo Valdés (Frente de Todos) se refirió al futuro del oficialismo de cara a la elección presidencial del año que viene y remarcó que “es el tiempo que tenemos para enderezar la situación, bajar la inflación y dar mayor poder adquisitivo a los salarios”. También, habló sobre el discurso que brindó la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, desde Chaco y coincidió: “No estamos satisfechos en cómo se está dando la distribución de este crecimiento”.

“No hay 2023 sin 2022, no es tiempo de candidaturas, es tiempo de gestión. Si se hacen las cosas bien los candidatos van a ser naturales, y van a haber unas buenas PASO, eso nos fortalece”, expresó Valdés.

Así, señaló la importancia de resolver las dificultades económicas: “Ni a Alberto, ni a Cristina, ni a Scioli ni a Capitanich les puede ir bien en la elección general si no gestionamos bien en 2022. Es el tiempo que tenemos para enderezar la situación, bajar la inflación y dar mayor poder adquisitivo a los salarios”.

Además, analizó el discurso de la vicepresidenta en la Universidad Nacional de Chaco Austral: “Uno tiene necesidad de escucharla seguido, no despierta solo interés en la Argentina, es una persona que ha trascendido las fronteras”.

Sobre las críticas realizadas a la gestión, Valdés señaló: “Cristina es el gobierno. Ella mismo resalta que integra el Poder Ejecutivo. Es quizás quién más construyó el Frente”, y apuntó contra los medios: “Ella ha definido claramente que no está peleándose con nadie. La quieren hacer pelear, pero ella se siente parte integral del gobierno y siente que hay cosas que le gustaría que salgan mejor”. Sin embargo, coincidió: “Muchos lo entendemos parecido. Un peronista no puede sentirse satisfecho cuando el salario de un trabajador formal no pasa la línea de la pobreza”.

Entrevistado por Jorge Rial en Radio 10, Valdés realizó una lectura sobre la actualidad política y los desafíos del gobierno nacional: “Hay hechos positivos, como el crecimiento y la baja del desempleo. El déficit es la población por debajo de la línea de la pobreza. Construimos el Frente de Todos para representar a la población que sufre las políticas neoliberales, esa es nuestra base social de sustentación. La mirada de la vicepresidenta tiene que ver con eso, no estamos satisfechos en cómo se está dando la distribución de este crecimiento”.

En este sentido agregó: “Nosotros no somos de la política del derrame, somos del crecimiento social sostenido, es lo que queremos lograr. Con Guzmán o sin Guzmán es necesario distribuir la torta de manera que le llegue a las personas que nos acompañan y depositaron las expectativas en nosotros”.

El diputado oficialista se refirió a la importancia de la Unidad dentro del Frente oficialista: “Nos merecemos un Frente de Todos donde estas discrepancias hayan sido el fin y que nos pongamos a andar y resolver los temas sin traumas, con unidad, con conversación, hay que instalar la mesa y comunicar al presidente y la vicepresidenta. Me parece importante que el presidente la llame, somos frentetodistas, sabemos que en la unidad está nuestro poderío”.

Para finalizar, Valdés opinó el proyecto de Máximo Kirchner para adelantar el aumento del salario mínimo: “Por lo pronto me parece importante adaptar ahora el salario mínimo vital y móvil. Se había hecho un buen acuerden o el Consejo del salario hace un mes, pero la inflación avanzó. Adaptemos el salario mínimo vital y móvil al nivel que lo están llevando los salarios de los trabajadores con mejores condiciones”.

El deterioro salarial obsesiona a la vicepresidenta

Este domingo mandó un mensaje advertir sobre “el poder económico mediático y la insatisfacción democrática”.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner viene remarcando en sus mensajes la necesidad de incrementar los salarios, para poder enfrentar una espiral inflacionaria que sigue creciendo. Lo hizo la semana pasada al salir a través de las redes sociales a ponderar el acuerdo del 60% alcanzado por los bancarios (“Felicitaciones, Sergio Palazzo!”), y lo repitió en el Chaco este viernes.

También su hijo Máximo Kirchner viene agitando el tema, como este sábado en Los Toldos y a través de un proyecto de ley que pide adelantar los aumentos previstos para el salario mínimo.

Este domingo retomó el tema CFK a través de su cuenta de Twitter, para agitar una obsesión recurrente referida a “la doble vara”, en referencia en este caso al diario Clarín. Como prueba de “cómo funciona el poder económico mediático”, dijo, y a propósito de las referencias expuestas por ella el viernes en el Chaco, publicó dos tapas de ese matutino. Dos domingos, uno de “antes de que tengas que votar en las parlamentarias 2021” (un mes antes de las PASO) y la otra de este domingo, “cuando se está discutiendo tu salario”, enfatizó.

En la primera, el título era: “Argentina va a elecciones con el salario en dólares más bajo en quince años”; la de este domingo, “Las paritarias por arriba del 60% complican más los planes de Guzmán”.

Alderete comparó: “Los precios van en Fórmula 1 y los salarios en bicicleta”

En ese sentido, el legislador oficialista apuntó contra las grandes cadenas alimenticias: “”Los empresarios monopólicos de alimentos se creen amos y señores de la Argentina”. También apuntó contra la oposición: “No quieren tratar leyes que favorecen al pueblo”.

En medio de un contexto inflacionario que no para de crecer mes a mes, el diputado nacional Juan Carlos Alderete (FdT – Buenos Aires) apuntó contra las empresas de alimentos porque “aumentan constantemente los precios”, y comparó: “Los precios van en fórmula 1 y los salarios en bicicleta”. También apuntó contra la oposición.

“Los empresarios monopólicos de alimentos se creen amos y señores de la Argentina”, sostuvo Alderete quien, además, comparó que “los precios van en fórmula 1 y los salarios en bicicleta”, por lo que advirtió que “tiene que recuperarse el poder adquisitivo del salario”.

En diálogo con FM La Patriada, el legislador remarcó que “no se puede seguir en negociaciones con esos 30 grandes empresarios monopólicos de la alimentación que aumentan constantemente los precios”.

Por otra parte, el diputado criticó el rol de la oposición porque “no quiere tratar leyes que favorezcan al pueblo”. En ese sentido, Alderete conversó sobre el proyecto que busca adelantar los aumentos del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) a julio y dijo: “Entendemos que el SMVM quedó por detrás, que el aumento lo irían a cobrar en enero del 2023”.

“Este anteproyecto de ley fue presentado ayer por Máximo Kirchner“, amplió el legislador oficialista y pidió que “se trate en el Congreso, para que quede claro ante la sociedad a quiénes defiende la oposición”.

En tanto, consideró que “la gente tiene que movilizarse para protagonizar esa lucha que hay con ese poder tremendo que se sigue conservando en la Argentina después del gobierno de (Mauricio) Macri”.

Al cierre de la entrevista Alderete recordó: “Venimos planteando que los programas sociales tienen que ser específicos por edades”, y cerró: “Decimos que todos los que cobran programas sociales puedan insertarse en la construcción sin perder el programa social que están cobrando”.

CFK elogió a Sergio Palazzo por el acuerdo paritario bancario

A través de las redes sociales la vicepresidenta de la Nación le envió un mensaje al secretario general de la Asociación Bancaria y actual diputado del FdT, tras logar un acuerdo salarial del 60% por sobre las estimaciones oficiales del Gobierno.

Con un breve mensaje la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, felicitó a través de las redes sociales al secretario general de la Asociación Bancaria y actual diputado nacional Sergio Palazzo por el acuerdo paritario salarial del 60% que logró con su gremio, es decir, por encima de la inflación calculada por el Gobierno.

El tuit de la vicepresidenta deja en claro postura política respecto de que los salarios deben recuperar su poder adquisitivo frente a una inflación que el último mes medido, marzo, fue del 6,7 %, la cifra más alta en 20 años. “Una vez más la Asociación Bancaria mantiene la premisa de garantizar en toda paritaria la defensa del poder adquisitivo de cada trabajador y trabajadora bancaria”, expresa el texto del acuerdo.

Según el convenio acordado, reproducido por la propia presidenta del Senado, los empleados bancarios recibirán un incremento del 16,1% retroactivo, en los haberes de abril, se eleva al 34,1 %, a partir del julio sube al 51, 1 % y en octubre llega al 60 %. El salario inicial será de $164.000.

Carro resaltó la baja en la desocupación y vaticinó que “los salarios le van a ganar a la inflación”

Diputado cordobés del FdT le apuntó al expresidente Mauricio Macri por la alta desocupación. “La marca de la desocupación por debajo de los 10 puntos es una buena noticia para todos y todas”, remarcó.

pablo carro ley economia del conocimiento sesion diputados

El diputado cordobés Pablo Carro (Frente de Todos) consideró este viernes que “la marca de la desocupación por debajo de los 10 puntos es una buena noticia para todos y todas”.

Tras el informe del Indec que indicó que la tasa de desocupación bajó el 3,5 por ciento en relación al mismo trimestre del año anterior (13,1%) y 0,6% menor a la del trimestre anterior (10,2%) siendo ahora de 9,6%, Carro reflexionó: “Si bien es un número que sigue siendo alto, hay que tomar en cuenta que las causas de su incremento”.

En ese sentido, marcó como los orígenes del desempleo “el desastre económico que nos dejó el Gobierno de (Mauricio) Macri, sumado a la pandemia”.

Al realizar un análisis de la situación económica, manifestó que los índices muestran una “recuperación lenta, pero sostenida”.

Y apuntó también a que el índice inflacionario “viene bajando mes a mes”.

Por eso, Carro vaticinó que “este año los salarios le van a ganar a la inflación”.

“Entiendo que estamos en el camino correcto y que los datos son alentadores”, concluyó.

Tras la derrota electoral, un diputado del FdT le pide al Gobierno que aumente los salarios por decreto

El entrerriano Marcelo Casaretto presentó un proyecto en el que le solicita al Poder Ejecutivo un incremento “uniforme” para trabajadores tanto estatales como privados.

Tras la derrota electoral en las PASO, varios dirigentes oficialistas analizaron que una de las principales causas de los malos resultados en las urnas fueron los salarios depreciados de los argentinos. En esa línea, este martes un diputado del Frente de Todos presentó un proyecto de resolución para pedirle al Gobierno que aumente por decreto los salarios tanto de trabajadores estatales como privados.

“La Honorable Cámara de Diputados de la Nación solicita al Poder Ejecutivo Nacional que otorgue un aumento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Público y del Sector Privado, por Decreto, a cuenta de las negociaciones paritarias realizadas o a realizarse, para consolidar la recuperación del salario de los trabajadores, y sostener la reactivación de la economía en marcha”, sostiene la iniciativa presentada por Marcelo Casaretto.

En los fundamentos, el legislador entrerriano apuntó que “la crisis económica de la Argentina llevó a una caída del PBI en 2018 y 2019, situación que se profundiza en 2020 por los efectos de la pandemia, de alcance mundial, y de impacto en nuestro país”. Particularmente, sobre la gestión anterior, señaló que “en el período 2015-2019 el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores perdió un 20%”.

El oficialista recordó que al asumir Alberto Fernández se votó la Ley de Solidaridad Social, donde se dispuso “impulsar la recuperación de los salarios atendiendo a los sectores más vulnerados”, y por ello en enero de 2020 se estableció por decreto “un aumento salarial mínimo y uniforme”.

Y en lo que respecta a aumentos futuros, repasó que “se están llevando adelante negociaciones colectivas en este año, con revisiones revisiones periódicas, y aumentos salariales en cuotas, algunas de las cuales serán percibidas por los trabajadores en octubre, noviembre y diciembre de 2021, e inclusive en enero, febrero o marzo del año 2022”.

Sin embargo, el diputado mencionó que la inflación de 2019 -último año de Mauricio Macri- fue del 53,8%, “la inflación más alta en 28 años, desde la vigencia de la Ley de Convertibilidad”. “En 2020, por la pandemia, el ritmo de inflación fue menor, terminando en el 36,1%. La pauta de inflación prevista en el Presupuesto de 2021 fue del 29%”, continuó.

Y admitió que “esa estimación ha sido excedida, el INDEC publica que en los primeros 7 meses de 2021 la inflación fue del 29,1%, y con variación interanual del 51,8%. La inflación mensual fue del 3,8% en octubre de 2020 y se llega a un máximo del 4,8% en marzo de 2021. En los meses siguientes ha bajado al 4,1% en abril, 3,3% en mayo, 3,2% en junio, y 3% en julio. Si este valor se proyectara a 12 meses sería una inflación del 36%, marcando un claro descenso, pero en valores superiores a lo previsto oportunamente“.

Así, en los argumentos de su proyecto, remarcó que “en los últimos meses nos encontramos en una situación de inflación decreciente y salarios crecientes. Pero con una dispersión muy grande entre salarios públicos y privados, trabajadores registrados y no registrados, y entre las distintas regiones del país”.

“Los aumentos de precios derivados de la inflación impactan en el costo de la canasta familiar de todos los trabajadores, pero no todos perciben los mismos aumentos, ni en el mismo momento, ya que en algunos casos, las mejoras salariales se pagarán a lo largo de los meses siguientes. Según el INDEC, al mes de junio de 2021, los salarios de los 12 meses anteriores aumentaron un 43% en promedio, los salarios privados registrados un 45,6%, los salarios públicos un 40,5%, y los salarios privados no registrados un 39,9%”, detalló.

Finalmente, Casaretto consideró que “nuevamente resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes para que, se establezca un aumento por decreto a cuenta de los aumentos acordados o que se acuerden en paritarias públicas y privadas que garantice que los salarios aumenten por encima de inflación, recuperando el salario de los trabajadores argentinos, sin interferir en los acuerdos salariales a los que podrán arribar el sector trabajador y el sector empleador”.

“El Poder Ejecutivo deberá disponer los montos y escalas del aumento a otorgar, en base a los aumentos previstos en las paritarias homologadas, para los meses que vienen, y deberá disponer de mecanismos de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, los sectores críticos, más afectados por la pandemia”, completó.

Especialistas coinciden en que el desborde de la emisión impactará en precios y salarios

Los analistas señalan que si bien hubo mejoras salariales importantes de algunos gremios en este año, cuando terminan de cobrar el aumento la inflación “licuó” gran parte de ese incremento en el sueldo.

El desborde que registra la emisión monetaria desde junio. pero que se agudizó hacia fines de julio. está conformando otro frente de tormenta muy cargado que podría tener efectos contundentemente negativos sobre la inflación, y por ende implicaría de nuevo otra retracción de los salarios, alejándose la idea del Gobierno que los sueldos este año pudieran ganarle o empatar con los precios.

En concreto, la Argentina está desde el año pasado en una expansión de la emisión monetaria que anualizada y medida en dólares da un crecimiento de casi 4% mensual, una cifra notablemente elevada como para evitar efectos inflacionarios.

Ese mayor golpe a la inflación producto de la nueva emisión no será inmediato, sino que se percibirá antes de fin de año, pero está claro que el peligro que se puede ver en el horizonte es un salto de los tipos de cambio paralelos y de la inflación, lo cual, haría una mayor reducción del poder de compra que ya padece la ciudadanía.

Por lo pronto, en estas últimas horas, se conoció una nueva asistencia del Banco Central al Tesoro por 120.000 millones de pesos. Los especialistas aseguran que de continuar así se podría pasar muy pronto de un piso de la inflación que en este momento se ubica entre 2,8 y 3,0 por ciento mensual a un mínimo de 4% mensual.

En ese sentido, la consultora LCG resaltó que “en el segundo semestre se espera una dinámica de precios más estancada, aunque con un piso del 3% del cual no esperamos que baje”.

“Por tanto, pese a las paritarias concertadas, las cuales orbitan el 43% gracias a las reaperturas, lo cierto es que difícilmente el salario logre ganarle a la inflación durante el año, sobre todo en el caso de los trabajadores que no cuentan con representación, los cuales representan un 27% del total de los asalariados”, puntualizó LCG.

En este sentido, apuntó que “si bien podrá observarse algunos meses con crecimiento real del salario gracias a, en el mejor de los casos, esta menor dinámica de la inflación y a los aumentos derivados de la reapertura de algunas paritarias, esperamos que para diciembre el promedio de los trabajadores registrados se ubique un 4,1% promedio por debajo de lo que lo hacia durante el año 2020. Esto implicaría un cuarto año consecutivo de caída del salario real”.

En una misma sintonía, el especialista y consultor Christian Buteler anticipó que “pese a las negociaciones paritarias, los salarios van a seguir perdiendo con una inflación que va a estar en un piso mensual cercano al tres por ciento en esta segunda parte del año”.

“Esto es un círculo vicioso. Se emite para solventar el déficit, también para comprar dólares, pero luego hay que absorber esos pesos y entonces hay que volver a emitir para pagar los intereses. Todo esto es inflaionario. No tiene efecto inmediato, pero entre 6 y 12 meses se va a notar sin dudas, lo cual genera más expectativa inflacionaria”, recalcó.

Buteler advirtió que en función de esta realidad, Argentina se encamina a tener “un cuarto año consecutivo donde los salarios pierden frente a la inflación”.

Por su parte, el economista y consultor Jorge Neyro consideró que si bien en el segundo semestre habrá una mayor emisión monentaria, “el verdadero desafío es que antes que la inflación van a subir los dólares paralelos”.

“Entonces, en este contexto los salarios no van a poder ganarle a la inflación en este año. Si bien la economía ha mejorado, no se percibe que haya una demanda que implique un crecimiento más sostenido en cuanto a una mejora del salario y de la generación empleo”, sentenció.

Uno de los aspectos coincidentes que señalan los analistas es que si bien hubo mejoras salariales importantes de algunos gremios en este año, cuando terminan de cobrar el aumento la inflación “licuó” gran parte de ese incremento en el sueldo.

De hecho, las últimas cifras difundidas por el Indec dan cuenta que aún con paritarias que en determinados sectores fueron importantes, la pérdida de poder adquisitivo continuó en junio.

Las últimas cifras del Indec demostraron que el índice de salarios acumula en los últimos doce meses una suba del 43%, siete puntos porcentuales debajo del alza del 50,2% en los precios minoristas.

El informe del organismo oficial consigna que el ajuste de junio fue consecuencia de un crecimiento de 2,5% en salarios registrados y del 1,2% del sector privado informal.

Desde diciembre pasado el indicador acumula un alza del 22,8%, por debajo del alza del costo de vida del 25,3%, en el primer semestre del año.

Cafiero afirmó que “necesitamos que los salarios le ganen a la inflación”

Al brindar su informe, el jefe de Gabinete dijo que “ese es el desafío” que tiene el Gobierno y manifestó “la firme convicción” de que podrán lograrlo.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anticipó este jueves que “la dinámica del gasto se va a acelerar en el segundo semestre”. Al respecto, precisó, “va a impactar con mayor fuerza la fórmula de movilidad jubilatoria; las cuentas relacionadas a la energía, y también lo relacionado a lo salarial. Allí es donde el gasto se empieza a acelerar”.

“Allí es donde decimos que este año la economía se recupera. Lo que necesitamos también es que los salarios  le ganen a la inflación. Por eso es que todas las paritarias que se están abriendo”, destacó el funcionario durante su informe inicial ante la Cámara baja.

Eso es parte del trabajo de la cartera laboral, dijo, “para que el salario le gane a la inflación. Ese es el desafío que tenemos y la firme convicción que tenemos de cumplirlo este año”.

“Venimos de una situación compleja: entre 2016 y 2019 los salarios cayeron 20% en términos reales -comentó en otro pasaje-. Cuando iniciamos la gestión en 2019, hasta antes de la pandemia, logramos una recuperación real de los salarios de 6 puntos. Naturalmente, después el impacto de la pandemia golpeó a la Argentina y golpeó a la región”.

Al respecto admitió que “la pandemia redujo el impacto que podía suponer tener la actividad productiva cerrada, pero la reducción real de los salarios en pandemia fue de 0,9%”.

Según Cafiero, la caída real de las jubilaciones con la fórmula de movilidad anterior fue de 19,5%, mientras que en 2020 “logramos que se recuperen las jubilaciones mínimas 2,5% en términos reales”. Admitió no obstante que “todavía falta mucho, pero ese es el camino de avanzar en un modelo distributivo distinto en nuestro país”.

Yasky: “Las grandes corporaciones se dedicaron a apropiarse de los aumentos de los salarios”

El diputado del Frente de Todos opinó sobre la reapertura de paritarias e instó a “resguardar el poder adquisitivo de cada familia” y priorizar el funcionamiento del mercado interno.

El diputado nacional Hugo Yasky (Frente de Todos-Buenos Aires) reflexionó sobre la presión de los gremios para reabrir negociaciones de paritarias. El legislador del oficialismo expuso la necesidad de una recomposición salarial para “resguardar el poder adquisitivo de cada familia” y para que “el mercado interno funcione”. Además, culpó a “las grandes corporaciones” de “apropiarse de los aumentos de salarios”.

Respecto a la inflación, que en los primeros cinco meses del año ya acumula un 21,5%, apenas 7 puntos por debajo de la proyección anual de 29% estimada por el Ministerio de Economía que encabeza Martín Guzmán, culpó al “abuso de las grandes corporaciones que se dedicaron a apropiarse de los aumentos de los salarios a través de los aumentos de precios”. Consideró entonces que los sueldos “ahora se tienen que reacomodar lógicamente, porque sino entraríamos de nuevo en una etapa recesiva que es lo peor que nos puede pasar”.

Yo creo que en realidad cuatro años de macrismo nos sirvieron para, por lo menos, lo único bueno que quedó es demostrar que los salarios no generan inflación. Nunca los salarios estuvieron tan bajos, nunca la inflación estuvo tan alta”, argumentó Yasky, en diálogo con Página Abierta.

En el mismo sentido, insistió con la urgencia de una recomposición salarial y consideró que es necesaria “no solamente por lo que significa resguardar el poder adquisitivo de cada familia, que ya sería un hecho absolutamente trascendente y legítimo, también porque necesitamos que el mercado interno funcione, y sino no hay capacidad de consumo”.

El legislador bonaerense propuso: “No solamente aumentar los salarios del sector formal a través de las paritarias, nosotros entendíamos que era necesario un aumento general de los salarios que incluyera también el salario mínimo vital y móvil”.

Por último, Yasky consideró que el sueldo mínimo debe “adaptarse a la nueva realidad” y de esa manera “va a haber una cantidad de dinero circulando que va a ayudar a encender todos los motores de la economía”.

Las claves para recuperar el ingreso real de los asalariados, según Fernanda Vallejos

Con ese objetivo, la diputada kirchnerista propuso un eje compuesto por una mejora de los salarios, subir las retenciones al maíz y establecer cupos a la exportación de carne.

fernanda vallejos

Fernanda Vallejos sugirió una serie de propuestas alternativas para contener la inflación, particularmente de los alimentos, y mejorar el ingreso real de los trabajadores. Lo hizo en el marco del ciclo de charlas de la agrupación “Perspectiva Sur”, que integran, entre otros, el síndico general de la Nación, Carlos Montero y el dirigente justicialista, Eduardo Di Cola. Propuso una mejora de los salarios, subir tres puntos las retenciones al maíz y establecer cupos, para bajar el precio y garantizar el abastecimiento interno del insumo de engorde del ganado, para “desacoplar” los precios internacionales de los que pagamos en las carnicerías argentinas. Además, elogió la decisión gubernamental de frenar la devaluación y de acotar a un dígito las subas de las tarifas de servicios públicos.

La diputada nacional del Frente de Todos advirtió sobre el “alarmante deterioro que vienen sufriendo en los últimos 5 años”, el ingreso real de los trabajadores, producto de la política económica de Mauricio Macri y de la pandemia.

“Tenemos un problema, con dos caras de la moneda: ingresos bajos y precios altos. Naturalmente, a esta realidad, se asocian los grandes dramas sociales que hoy lastiman a nuestra sociedad: el avance de la pobreza, el avance de la desigualdad y los altos índices de desempleo y de informalidad laboral”, explicó Vallejos y a renglón seguido acotó: “La precariedad que hoy caracteriza a nuestro mercado de trabajo, al mismo tiempo, debilita la capacidad de los trabajadores de negociar mejores condiciones salariales. Y es un círculo que se retroalimenta”.

En este sentido, la presidenta de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, puso el acento en “el fenómeno inflacionario que estamos viviendo, acentuado por el hecho de que los incrementos en los precios de los alimentos superan el nivel general, tiene mayor impacto social, cuando lo conjugamos con la realidad de los ingresos en la Argentina”.

Vallejos tomó como referencia un informe del centro de estudios, Proyecto Económico que da cuenta que “el salario promedio cayó de USD 985 en enero de 2020, a 894 en febrero de 2021; la jubilación mínima cayó de USD 234,4 en enero 2020 a USD 225,9 en marzo de 2021; la AUH, cayó de USD 45,8 en enero 2020 a USD 44,1 en marzo de 2021. Los ingresos de los trabajadores activos y pasivos se han deteriorado de manera persistente”.

El trabajo en cuestión señala asimismo que “enero de 2020 un salario promedio argentino podía comprar 3,58 canastas básicas alimentarias, en febrero de 2021 sólo compraba 3, es decir 0,58 canastas menos. Las jubilaciones mínimas, que en enero 2020 compraban 0,85 canastas básicas alimentarias, en marzo de 2021 sólo compran 0,8 CBA, es decir 0,05 canastas menos que antes. Y la AUH que, en enero de 2020 compraba 0,16 canastas alimentarias, en marzo de 2021 compra 0,15, es la que menos perdió”.

En su presentación, intitulada “Ingresos, Precios y Distribución en Pandemia”, Vallejos sugirió una serie de propuestas para mejorar el ingreso de los asalariados y contener la inflación, particularmente, impulsada por los aumentos crecientes de los alimentos de consumo popular.

“Por el lado de los ingresos, el Estado tiene algunas herramientas que puede activar. Por ejemplo, los salarios de los trabajadores públicos, son los más atrasados. Es algo que se podría mejorar. Lo mismo podemos decir de las jubilaciones, pensiones y otros ingresos asociados a la seguridad social, como la AUH. El SMV también es una herramienta valiosa para fijar un piso a los salarios, empujando también los informales, y debería tender a ubicarse en niveles próximos al valor de la canasta básica, que hoy supera los $60.000”, explicitó Vallejos, quien recordó que “los aumentos en los ingresos, que redundan en mejoras sobre el consumo y la demanda agregada, traccionan el nivel de actividad y, a la postre, el empleo y la inversión. Y, por supuesto, esa dinámica virtuosa también redunda en mayor recaudación tributaria”.

Además, Vallejos destacó que “el congelamiento de tarifas dispuesto en el marco de la emergencia sanitaria -aunque matizado por el aumento de los combustibles-, ayudó a tener niveles de inflación más bajos en 2020” y agregó que “Debemos considerar un acierto el hecho de que la salida del congelamiento tarifario se de en un contexto de aumentos moderados, de 9% para el caso de la electricidad y 6% en el caso del gas”.

En este sentido, Vallejos consideró que “aumentos de 2 dígitos hubieran significado un mayor impacto en la inflación y menor ingreso disponible para las familias”. En la misma línea de razonamiento, la legisladora del Frente de Todos, opinó que “la decisión del equipo económico de desacelerar la tasa de devaluación en este 2021 es acertada, ya que fue uno de los impulsores de la inflación el año pasado”.

Vallejos reiteró además la importancia de “desacoplar” los precios internos de los internacionales. “Para lograr este objetivo, podríamos pensar en distintos instrumentos, entre ellos, la aplicación de retenciones y la aplicación de cupos que, en el caso de la carne, debería combinarse con instrumentos de estímulo para incrementar la producción, de manera de poder satisfacer la mayor demanda de exportaciones, pero asegurando el abastecimiento interno en un nivel no inferior a los 50kg per cápita anual, considerando los niveles de 2020, ya de por sí más bajos que los niveles históricos que supo tener nuestro país”, subrayó.

Por último, Vallejos se refirió a la importancia del “Estado como “armonizador de intereses” como “un imperativo moral elemental para cualquier sociedad” que permita “garantizar el acceso a los alimentos a todos los miembros de la comunidad, un derecho humano básico consagrado en nuestra Constitución”. Pero también a “una exigencia de racionalidad económica: evitar una mayor inflación, el derrumbe de los ingresos reales y del consumo popular, clave para una economía como la Argentina, donde el consumo interno, y no las exportaciones, es el principal motor del crecimiento económico, la inversión y el empleo”.

En este sentido, aclaró una vez más que “las exportaciones son la única fuente genuina de divisas pero el Estado debe intervenir para armonizar intereses y proteger el crecimiento, la producción y el trabajo. Y privilegiar el bienestar general por sobre los intereses sectoriales”.

“Siguiendo la misma lógica, Vallejos indicó que “el principal obstáculo a una moneda estable en países como la Argentina es que las clases que se benefician con la depreciación del peso, o, para el caso que estamos analizando, su equivalente: el alza del precio de las commodities agropecuarias, son mucho más influyentes que las clases que se perjudican. Por eso, es responsabilidad del Estado, entonces, equilibrar el peso de las influencias”.

Al finalizar, Vallejos enfatizó: “El principal obstáculo a una moneda estable en países como la Argentina es que las clases que se benefician con la depreciación del peso, o, para el caso que estamos analizando, su equivalente: el alza del precio de las commodities agropecuarias, son mucho más influyentes que las clases que se perjudican. Por eso, es responsabilidad del Estado, entonces, equilibrar el peso de las influencias”.

Fernanda Vallejos abogó por un crecimiento “real” del salario

La diputada del Frente de Todos sostuvo que “la evolución de los salarios, perdiendo contra la inflación, marcan el principal desafío que tenemos en materia económica”.

Al celebrar el primer año de gobierno de Axel Kicillof, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner llamó a alinear “los salarios y jubilaciones con los precios de los alimentos y las tarifas”. Fue en un acto en La Plata, y sonó como una estrategia a establecer en el año electoral.

El mismo día en el que trascendió la habilitación de un aumento de tarifas, y el despido del número dos del área de Energía, quien responde a la vicepresidenta, pero luego ambos temas quedaron en veremos, una voz muy escuchada en el Instituto Patria habló de los salarios.

La diputada Fernanda Vallejos, que de ella hablamos, expresó que “la evolución de los salarios, perdiendo contra la inflación, marcan el principal desafío que tenemos en materia económica”. En ese sentido advirtió que “solo con crecimiento real de los salarios podremos construir un proceso de crecimiento virtuoso q empiece a cerrar las heridas de la desigualdad y la pobreza”.

“Si bien la evolución mensual es más alentadora que los datos interanuales, hay mucho camino por recorrer, y una profunda deuda que saldar con los trabajadores y trabajadoras, que vienen perdiendo no sólo durante la pandemia sino en los 4 años de Macri”, puntualizó la presidenta de la Comisión de Finanzas de la Cámara baja.

La legisladora que suele expresar el pensamiento de la expresidenta Cristina Kirchner, agregó que “el retraso de los salarios de las y los trabajadores del sector público, señala una alternativa posible para empujar los salarios al alza, fortaleciendo la demanda, para dinamizar un círculo virtuoso con impacto en el conjunto de los salarios, incluidos los informales”.

Hugo Yasky: “Es importante que el salario esté arriba de la inflación”

El secretario general de la CTA destacó que “está definido que las paritarias no tendrán techo”.

hugo yasky

El diputado nacional y secretario general de la CTA, Hugo Yasky, destacó que “el salario es la herramienta para la recuperación económica”.  

En declaraciones a La Mecha por Radio Provincia destacó que en la reunión con el gobierno “se definió que las paritarias no tienen techo, van a ser libres”, y celebró las políticas de “producción nacional, con distribución de la renta y con mercado interno”.  

En este marco, Yasky enfatizó que “hay una voluntad del Gobierno que los salarios queden por encima de la inflación, es importante y lo han dicho”.  

Con respecto al valor de los alimentos, explicó que “ahora resulta que los precios se forman solos, hay que ser serios, en algún lugar ese dinero está. Acá hay que ir sector por sector para determinar dónde se produce la distorsión y el gobierno tiene herramientas para hacerlo”.