Brouwer de Koning encabezó una audiencia con Pettovello por la Universidad Nacional de Río Tercero 

Fue a raíz de la resolución del Ministerio de Capital Humano que puso en revisión la creación de cinco universidades. Participaron además el intendente de la ciudad y el secretario de Educación. 

A raíz de la puesta en revisión de cinco universidades nacionales por parte del Gobierno, la diputada cordobesa Gabriela Brouwer de Koning (UCR) mantuvo una audiencia este miércoles con la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello. Del encuentro participaron además el intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer; Pablo Yannibelli, quien se desempeñó hasta hace unos días como rector normalizador de la Universidad Nacional de Río Tercero; el secretario de Educación, Carlos Torrendell; y el subsecretario de Políticas Universitarias, Alejandro Álvarez

A través de una resolución firmada por Pettovello, cinco universidades nacionales creadas por ley el año pasado se pusieron en revisión, además se dejó sin efecto la designación de rectores normalizadores y la posibilidad de comenzar con el dictado de las actividades académicas. Entre esas universidades se encuentra la de Río Tercero que, debido a dicha medida, se ha visto imposibilitada de iniciar el ciclo académico 2024.

La decisión generó preocupación en toda la comunidad que impulsó la creación de la universidad como una medida de reparación histórica ante el atentado sufrido en Fábrica Militar Río Tercero en 1995, planificado y ejecutado en el seno del mismo Estado nacional.

En la audiencia, Brouwer de Koning, junto a Ferrer y Yannibelli, expusieron su preocupación y una pormenorizada y detallada presentación de todas las acciones destinadas al cumplimiento de los requisitos exigidos por la Ley de Educación Superior, que han sido llevadas adelante desde la sanción de la ley por parte del Congreso. 

Entre estas acciones se puede mencionar la confección y aprobación del estatuto, la presentación del proyecto y el plan institucional, en el que en 2.400 páginas se expone la oferta académica (con 22 carreras), 150 perfiles de docentes, 52 convenios marco de cooperación entre la UNRT e instituciones de la sociedad civil, gremios, colegios profesionales, cámaras empresariales, empresas locales y regionales, otras Universidades Nacionales, organismos públicos y privados. “Un trabajo sólido que marca el apoyo de toda la sociedad, el profesionalismo con el que se ha trabajado y la articulación con otras instituciones”, destacaron. 

Y sumaron que “es trabajo sólido que construyó legitimidad mediante el apoyo de diversos sectores de la sociedad, el profesionalismo con el que se trabajó, la articulación interinstitucional e intersectorial y el fiel cumplimiento de las exigencias establecidas para garantizar la misión del sistema de educación superior”. 

Sobre la reunión, la diputada radical informó: “Nos recibieron muy bien. Nos agradecieron que hayamos ido a defender la universidad y el proceso que llevamos adelante. Con la información recabada se comprometieron a evaluar si los pasos que dimos son acordes a la ley, por lo que esperamos se continúe a la brevedad el proceso”. 

“Es facultad del Gobierno controlar el proceso administrativo; estamos de acuerdo con que todas las áreas del Estado nacional sean auditadas, funcionen correctamente y lleven adelante los objetivos para los cuales han sido creadas”, sostuvo. 

La legisladora cordobesa resaltó que tienen “la certeza de haber demostrado que lo actuado hasta el momento cumplió con todos los estándares de transparencia, idoneidad y responsabilidad requeridos por la Constitución Nacional y la Ley de Educación Superior”.

“Creemos que es necesario revertir la resolución administrativa del Ministerio. Y además proponemos reafirmar la relevancia que tiene para nuestra sociedad el sistema de educación superior, que debe aspirar a la construcción de propuestas académicas innovadoras, con docentes concursados, calidad en los programas de estudio, modernización y vinculación con el sector productivo. Para esto se necesita poder seguir trabajando y un presupuesto universitario que garantice dar cumplimiento a las metas propuestas”, concluyó Brouwer de Koning. 

 

UP y la UCR enviaron sendos proyectos para que el Gobierno aumente las partidas presupuestarias a universidades

Desde UP señalaron que las universidades “se encuentran al borde de un escenario de colapso”, mientras que los radicales remarcaron que “el Estado nacional es el responsable de proveer el financiamiento, la supervisión y fiscalización de las universidades nacionales”.

Por un lado, diputados naciones de Unión por la Patria y por otro, de la Unión Cívica Radical, presentaron un proyecto de resolución para exigirle al Gobierno Nacional que actualice, a través del ajuste por inflación, las partidas presupuestarias destinadas a las universidades nacionales.

El proyecto de UP fue encabezado por Leopoldo Moreau y acompañado por la vicepresidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau; el jefe de bancada, Germán Martínez; y los diputados nacionales: Blanca Osuna, Itaí Hagman, Paula Penacca, Eduardo Valdes, Carolina Galliard, Pablo Carro, Sabrina Selva, Mónica Macha, Juan Marino, Victoria Tolosa Paz, Julio Pereyra, Hugo Yasky, Daniel Gollan, Sergio Palazzo, Mónica Litza, Carlos Castagneto y Rogelio Iparraguirre.

El Texto de la oposición más férrea sostuvieron que las universidades “se encuentran al borde de un escenario de colapso, que en un lapso no mayor de dos o tres meses puede llegar incluso a paralizar las actividades académicas, de investigación e incluso las prestaciones de sus Hospitales Escuela”.

Asimismo, propusieron tratarlo de manera “urgente e inmediata” desde el 1ero. de marzo cuando, tras la Asamblea Legislativa, comience el período ordinario en la Cámara de Diputados.

El texto de la UCR

Por el lado del radicalismo, se presentó un proyecto a través del cual expresa su preocupación ante la falta de actualización presupuestaria en materia universitaria por parte del Poder Ejecutivo Nacional. En ese sentido, le solicitan al Gobierno que incremente esas partidas, teniendo en cuenta la situación de emergencia declarado por universidades nacionales.

El proyecto fue encabezado por la diputada nacional Marcela Coli y acompañado por Manuel Aguirre, Marcela Antola, Gerardo Cipolini, Julio Cobos, Mariela Coletta, Pedro Galimberti, Jorge Rizzotti, Natalia Sarapura, Danya Tavela y Gabriela Brouwer de Koning.

En tal sentido, Coli señaló que “son varias las universidades nacionales que han declarado emergencias en virtud de la situación que atraviesan”. “La Universidad Nacional de La Pampa declaró la emergencia de su sistema de comedores universitarios a raíz del congelamiento de los gastos de funcionamiento”, agregó.

También, expresó que “así como la Universidad de Buenos Aires resolvió manifestar el estado de extrema preocupación de la comunidad universitaria respecto de la situación presupuestaria”, y recordó que la Ley de Educación Superior dispone en su artículo 2 que “el Estado nacional es el responsable de proveer el financiamiento, la supervisión y fiscalización de las universidades nacionales”.

Para concluir, señaló que “la defensa de la educación pública constituye un deber histórico, parte del patrimonio nacional, en este caso, la universidad nacional es un pilar de desarrollo equitativo y federal, que contribuye al país con conocimiento, innovación, investigación, ciencia, tecnología y sus actividades de extensión”.

“Comprender su rol protagónico e importancia es indispensable y para esto defender su financiamiento es una tarea del parlamento que se lleva adelante mediante esta iniciativa”, concluyó Coli.

Diputados avanzó con la creación de otras tres universidades nacionales

Luego de aprobar cinco proyectos de este tipo en la última sesión, la Cámara baja dio media sanción a la creación de dos casas de altos estudios en la provincia de Buenos Aires y una en Entre Ríos.

Luego de aprobar la creación de cinco universidades nacionales en la última sesión -que el Senado ya convirtió en ley-, la Cámara de Diputados avanzó este jueves con otros tres proyectos de este tipo que quedaban pendientes.  

Impulsada por los diputados de Evolución Radical Emiliano Yacobitti y Danya Tavela, recibió media sanción, con 158 votos positivos, 72 votos negativos y 1 abstención, la creación de la Universidad Nacional de Saladillo, en la provincia de Buenos Aires.

Uno de los artículos de esa iniciativa plantea que “el Poder Ejecutivo queda facultado para gestionar y aceptar del gobierno de la provincia de Buenos Aires, de las municipalidades comprendidas en su ámbito regional y/o de instituciones públicas y privadas la cesión de bienes muebles e inmuebles que constituirán el patrimonio” de la universidad. 

La otra iniciativa, promovida por la oficialista María Rosa Martínez y aprobada con 150 votos a favor y 82 en contra y 0 abstenciones, es la que propone la creación de la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, con sede central en el distrito de Cañuelas, provincia de Buenos Aires.

“Dada la necesidad de promover social, económica y culturalmente a la zona de asiento de la Universidad y su área de influencia, la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado establecerá sedes en los municipios de la cuenca y privilegiará la implementación de carreras cortas con práctica profesionalizante y ciclos de formación con certificación que respondan a problemáticas y necesidades estratégicas de desarrollo regionales. La propuesta curricular contempla en su desarrollo la enseñanza en aula presencial, virtual sincrónica en formato webinar y virtuales asincrónicas”, establece el proyecto. 

En tercer lugar, a partir de una iniciativa de Blanca Osuna, recibió media sanción con 128 votos positivos, 90 negativos y 12 abstenciones, la creación de la Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz, la que tendrá su sede central en la ciudad de Paraná.

“La Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz se constituirá sobre la base de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos”, aclara el proyecto y “faculta al Poder Ejecutivo nacional para acordar, por intermedio del Ministerio de Educación de la Nación, con el gobierno de la provincia de Entre Ríos, la transferencia a la nueva universidad de los servicios educativos de la mencionada facultad, sus bienes muebles e inmuebles, su personal directivo, docente y no docente, sus alumnos y sus escuelas preuniversitarias de educación obligatoria y artística”. 

La defensa de la presidenta de la Comisión de Educación

Como miembro informante del oficialismo, la diputada entrerriana Blanca Osuna (FdT) expresó que “saber es poder” porque “implica no solamente ratificar la fortaleza que tiene en Argentina la educación pública, sino ese ida y vuelta entre el conocimiento, la formación y el poder hacerse de herramientas para incidir en el sistema democrático”. 

“Estamos con una educación pública que constituye uno de los principales orgullos, pero no únicamente por su despliegue, sino que el sistema educativo nacional tiene una territorialidad y vastedad que lo distinguen en la región y en el mundo”, ponderó la presidenta de la Comisión de Educación y agregó que eso “nos permite en la comprensión de lo que implica la educación pública hacer uso de una metáfora en lo que ha sido la conformación del Estado Nacional con la educación pública. Ese proceso donde en una primera etapa Argentina necesitó reafirmar identidad e integración, de eso se trató una ley que se debatió la 1420 y, a partir de esa ley, Argentina fue afirmando el sentido de la organización escolar y del sistema”.

La oficialista comentó que “esa definición de escuela primaria, gratuita, laica y libre fue siendo superada con el tiempo y, evidentemente, la educación de niveles superiores, que en principio estaban pensadas para la formación de las élites que lograban gobernar, todo ese proceso se revirtió, pero fue producto de batallas duras, de exigencias, de movilización y, de algún modo, llegamos con una arquitectura normativa que es nuestro orgullo que aprobamos en el Congreso y permitió consolidar el sistema educativo nacional compuesto por niveles obligatorios y nivel superior universitario”. 

“La Argentina es hoy el país que tiene mayores niveles de obligatoriedad respaldado por ley. Las leyes no resuelven los problemas que el propio sistema y la educación padecen, pero sí expresan una votación y responsabilidad y adjudican una tarea”, remarcó Osuna y señaló que la creación de universidades públicas en el país “ha tenido flujos y vaivenes, y este tiempo se han aprobado leyes importantes para la educación como la Ley de Educación Ambiental, de Formación en Enfermería. Avanzamos con leyes para hacer ese aporte a la educación argentina con la creación de universidades”.

En su discurso, la legisladora del FdT desmintió a la oposición de que la creación de universidades es para “centros de adoctrinamiento kirchneristas” y, por el contrario, sostuvo que muestran un “despliegue importante con un compromiso territorial”. Así, detalló que en el año 1983 había 350 mil estudiantes con 28 millones de habitantes y “hoy hay 2 millones y medio de estudiantes universitarios en 40 años; se quintuplicó la cantidad de estudiantes universitarios y hasta el 75% son primera generación de estudiantes de la familia”.

Blanca Osuna (Foto: HCDN)

Sobre la creación de la Universidad Cuenca del Salado contó que la sede cabecera estará en Cañuelas, que “es una zona deprimida de la cuenca donde se vinculan más de 30 municipios y el principal desarrollo es la agroindustria y la producción agropecuaria”. “En esa cuenca se producen entre 30% a 40% de granos y la economía se basa en producción avícola, ovina, forestal. El desafío de la educación superior está comprometida con el desarrollo científico y tecnológico que contribuya la atención de toda la problemática socio productiva local y regional”, explicó. 

Y añadió que “actualmente se cuenta con una oferta educativa de nivel secundario, técnico y agro técnico con una extensión de la Universidad Nacional Arturo Jauretche. La propuesta es planificar condiciones de crecimiento desde las herramientas que brinda la tecnología agropecuaria hasta la comercialización de desarrollo sustentable”.

Al hacer referencia la creación de la Universidad de Saladillo, Osuna contó que “fue presentado en dos oportunidades con una sede central en la ciudad de Saladillo, porque es de fácil acceso y traslado. Se abocará a temáticas con la mejora en los distintos eslabones de la materia productiva a fin de constituirse en referencia para el desarrollo económico regional e involucrará a actores directos de la región”.

Por último, sobre la Universidad Juan Laurentino Ortiz, impulsada por ella y sus pares entrerrianos del oficialismo, precisó que “sintetiza un amplio abanico de historia, expectativas y demandas de una provincia que por años se han reclamado. El tema de la cercanía es clave en la creación de nuevas universidades públicas en el país. Toma el nombre de uno de los más destacados poetas argentinos, sensible y humilde de pueblo. Se realiza sobre la base de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos y se entrecruza con tres campos que son el de la formación docente, psicología y salud mental, y el de arte y la cultura. Tiene 42 planes de estudio con 62 carreras de grado y pregrado, 75% de estudiantes que son primera generación universitaria en su familia”. 

Las diferencias dentro de Juntos por el Cambio

Muy crítico, el diputado Maximiliano Ferraro (CC-ARI) apuntó en primer lugar contra Osuna, al confesarse “sorprendido y preocupado” porque la presidenta de la Comisión de Educación “invitó a este pleno a que se viole flagrantemente la Ley de Educación Superior”, al mencionar que la universidad propuesta para Entre Ríos no tiene “los estudios de prefactibilidad” y “las resoluciones del Consejo Interuniversitario Nacional”. “No puede venir a decir que este Congreso puede crear universidades porque sí”, enfatizó. 

El opositor aseveró: “No estoy dispuesto a seguir contribuyendo al simulacro educativo, no estoy dispuesto a mirar para otro lado la verdadera catástrofe educativa que vive nuestro país”. “Hay que decir la verdad, dejar de mentir, ¿ustedes creen que en este contexto de crisis económica, con el dólar a mil pesos o más, con una inflación que va por arriba del 120%, nosotros vamos a garantizar lo que decimos que vamos a garantizar?”, apuntó. 

También en contra, el diputado Alejandro Finocchiaro (Pro) observó que “la universidad Juan Laurentino Ortiz haya sido puesta en votación en una sesión diferente a la Universidad de Ezeiza”, con la cual se realizó “una intervención en una universidad autónoma”. “De facto, el oficialismo pretende quedarse con una universidad, es un golpe universitario”, denunció sobre la nacionalización de esa casa de estudios, que ya es ley, pues se ha votado en el Senado. Y dijo que eso se hizo “para que el señor intendente de Ezeiza ponga sus ampulosas garras sobre algo que no domina”. Mientras que en el caso de la de Entre Ríos, “no tiene revisión de crédito presupuestario, estudio de prefactibilidad y resolución del CIN, es decir, casi nada”, señaló. 

A su turno, la diputada Romina Del Plá (FIT) adelantó: “Aún con una serie de señalamientos, vamos a acompañar la creación de estas tres universidades”. “No es que la no creación de las universidades van a resolver los problemas” presupuestarios que hay en educación, aclaró, al opinar que esos argumentos son “bastante falaces”. Sobre las diferencias a los proyectos, cuestionó que las tres se crean “bajo la Ley de Educación Superior que es la ley menemista para privatizar y mercantilizar”; al tiempo que “no se establece cómo va a ser la contratación de los trabajadores docentes”; y también que se necesita de incremento presupuestario frente al “ajuste en el que estamos”. 

Otra de las oradoras de Juntos por el Cambio en contra de las iniciativas fue Sabrina Ajmechet (Pro), quien arrancó diciendo que “hoy se van a crear acá tres universidades. Hoy, el día que el dólar superó los mil pesos. El día en que tenemos a nuestra ciudadanía gritándonos en la calle”. 

Sobre los argumentos que había dado en los debates en comisión, consideró que no se pueden crear “sin una planificación previa, sin saber en qué provincias era necesario crearlas, sin entender con qué plan de desarrollo, qué recursos humanos hay que formar. Hoy no me da el corazón para repetir esos argumentos técnicos”. 

Para la macrista, “toda la inversión educativa debería ir a sala de 3 y 4 años;  esa es la urgencia de nuestro país, lo sabemos y hay coincidencia”. “Sin embargo, lo que hoy el kirchnerismo nos está llevando a hacer es más populismo educativo”, aseveró. 

Más adelante, desde el mismo interbloque, la diputada Danya Tavela (Evolución Radical) planteó -diferenciándose- que “no hay una competencia entre el sistema de educación superior con el resto del sistema educativo. Tenemos que hablar de un solo sistema, donde coincidentemente todos entienden y comprenden que comienza a los 45 días de vida y se tiene que extender a lo largo de toda la vida”. 

Danya Tavela (Foto: HCDN)

La bonaerense afirmó que la creación de universidades “se trata de una inversión quizás de las más importantes que puede realizar una Nación, porque es precisamente lo que nos permite ser competitivos frente al mundo”. “Vivimos momentos de exclusión, de marginación”, admitió, pero aseguró que “ninguna de esas cuestiones es excusa para no poder dar oportunidades a distintos jóvenes de diferentes provincias”. 

Coautora del proyecto de la Universidad Nacional de Saladillo, defendió que la misma “viene a generar igualdad de oportunidades a los jóvenes y adultos de esa región, arraigo, mejora en la calidad de vida, desarrollo económico, social y humano a una provincia que lo necesita y lo está demandando”. 

En la misma línea, el diputado Emiliano Yacobitti (Evolución Radical) pidió “no ser hipócritas”. Por un lado, habló de que “en el sistema universitario se está haciendo un ajuste por inflación de casi el 50%” y “el presupuesto tuvo cero de actualización desde que arrancó el año”. Tras darle la razón a su par Finocchiaro sobre lo sucedido con la Universidad de Ezeiza -afirmó que se trató de una “intervención”-, el porteño planteó que quería “desmitificar” la idea de que “se crean universidades para quienes no lo necesitan y que por invertir en la educación superior estamos desfinanciando a la educación inicial y media”. 

“Tenemos que dejar de decir que los que proponemos crear universidades creamos trincheras para que se refugien los que pierden gobiernos o despilfarramos recursos porque están cerca de otras universidades”, resaltó el vicerrector de la UBA y lanzó una crítica hacia el Gobierno porteño: “En la Ciudad de Buenos Aires donde está la universidad más grande y prestigiosa de la Argentina se creó la UniCABA, y tiene el doble de presupuesto por alumno que la UBA. Y se está normalizando ahora porque justamente se está por cambiar el jefe de Gobierno”. Entonces, a continuación, reclamó tener “honestidad intelectual de decir las cosas como son”.

El radical pidió “dejarse de jorobar” porque el sistema universitario “es de las pocas cosas en las que Estado funciona bien”. 

Última oradora del debate, la bonaerense María Rosa Martínez (FdT) enfatizó que “es para celebrar la creación de nuevas universidades”. “La proporción de habitantes por universidad está lejos de la media deseable”, señaló y sobre la creación de la Universidad de Cuenca del Salado, detalló que “abarca a 30 municipios de la provincia” y ofrecerá “carreras cortas que puedan terminar con prácticas profesionalizantes, tecnicaturas, licenciaturas y tiene la posibilidad de desarrollar investigación vinculada a la actividad agrícola ganadera y también la enfermería”. 

Al recordar que este proyecto ya había sido presentado en 2015, 2020 y 2021, la oficialista destacó que será para los jóvenes de ese área de influencia “la gran oportunidad de formarse donde viven”. “Es cierto lo que ocurre con las universidades que hemos creado en estos últimos años, principalmente en los gobiernos de Néstor y Cristina (Kirchner), y las cinco de la última sesión: han posibilitado que hijos de trabajadores y trabajadoras, en un 80%, sean quienes habiten y demanden las carreras que están en marcha”, ponderó. 

Perczyk destacó la sanción de la creación de cinco universidades nacionales

El ministro de Educación aseguró que se suman a “nuestro sistema público, inclusivo, de calidad, no arancelado y reconocido en el mundo”.

Tras la aprobación de cinco leyes para la creación de universidades nacionales, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, destacó el hecho.

“Argentina cuenta desde hoy con cinco nuevas universidades nacionales que se suman a nuestro sistema universitario público inclusivo, de calidad, no arancelado y reconocido en todo el mundo”, celebró.

El funcionario repasó que las nuevas casas de altos estudios serán la de Delta, Pilar, Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires; la de Río Tercero, en Córdoba; y la de Madres de Plaza de Mayo, en la Ciudad, que generarán “nuevas oportunidades para que jóvenes y adultos puedan estudiar”.

“A la Argentina le faltan universidades. Hasta hoy teníamos una universidad cada 350 mil habitantes cuando México tiene una cada 105 mil, Colombia cada 177 mil y Brasil cada 145 mil”, comparó.

Finalmente, Perczyk expresó: “Estamos convencidos de que la universidad pública es una de las plataformas que tiene Argentina para salir adelante, producir conocimiento, formar profesionales, fortalecer el federalismo, la democracia y la justicia social en el camino del desarrollo que necesita nuestro país”.

Se oficializó la sesión en el Senado: el temario incluye el pliego de la jueza Figueroa, Ganancias y Ley de Alquileres

La sesión especial fue citada para este jueves a las 14. Hace más de cinco meses que la Cámara alta no se reúne para tratar proyectos. También se debatirán varias iniciativas con media sanción, entre ellas la creación de universidades nacionales.

Se oficializó finalmente la convocatoria a sesión especial en el Senado para este jueves, a partir de las 14, con un temario abultado y varios “platos fuertes”. Además de proyectos de interés del ministro/candidato Sergio Massa, la lista de iniciativas a tratar incluye cuestiones largamente pendientes y un paquete de pliegos judiciales, entre ellos el de Ana María Figueroa

Para llegar a los 37 senadores para el quórum, el interbloque Frente de Todos aspira a contar con sus habituales aliados y cuatro de sus excompañeros que hoy forman parte del bloque Unidad Federal. 

La de este jueves será la segunda sesión del año para tratar proyectos: en lo que va de 2023, sólo se aprobaron iniciativas el día 13 de abril, hace más de cinco meses. En mayo hubo una sesión informativa, con la visita del jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y dos convocatorias que fracasaron. 

La última de ellas fue el 12 de julio, cuando el oficialismo no pudo avanzar con la extensión por cinco años del cargo de la camarista Figueroa -clave hasta ese momento en causas que involucran a la vicepresidenta Cristina Kirchner-, antes de que cumpliera los 75 años de edad. Sin embargo, ahora, la Corte Suprema ya ha dispuesto que la magistrada cese en sus funciones. 

Tras cumplir años, Figueroa pretendía permanecer en su cargo, aunque retirándose de la presidencia de la Cámara de Casación y sin firmar sentencias, a la espera de que el trámite parlamentario se complete, amparada -bajo su criterio- en una resolución del Consejo de la Magistratura. Pero el máximo tribunal ordenó por unanimidad que deje su cargo el pasado 6 de septiembre y, días después, la Sala I de Casación avanzó con la reapertura de las causas Hotesur-Los Sauces y Memorándum con Irán.

De esta manera, si el oficialismo logra aprobar el pliego -hasta días atrás el rionegrino Alberto Weretilneck no se mostraba a favor de votar y los números no estaban-, el Senado, presidido por CFK, irá a contramano de lo dicho por la Corte. El trámite se completará si, en caso de recibir acuerdo, el presidente Alberto Fernández firma el decreto de designación. Lo que abriría un nuevo conflicto de poderes.

Por otra parte, la Cámara alta debatirá la iniciativa impulsada por el candidato Massa sobre eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, a la que se le dio un tratamiento veloz en ambas cámaras. Para este viernes, la CGT convocó a una movilización para festejar ésta y otras medidas que están en discusión en el Congreso -los programas de “Compra sin IVA” y “Empleo MiPyME”-.

El otro gran tema será la Ley de Alquileres: a partir de un acuerdo alcanzado con aliados y sus excompañeros que ahora están en el bloque Unidad Federal, el oficialismo incorporó modificaciones a la media sanción que la oposición había logrado en la Cámara de Diputados. Los principales cambios prevén mantener en tres años el plazo de los contratos, que la actualización sea semestral y que el índice a utilizar sea el de “Casa Propia”, utilizado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. 

Afuera del temario quedó un proyecto sobre regulación de los alquileres temporarios, que la UCR había acordado con el FdT, pero que desde el Pro salieron a cuestionar y generó ruido interno en la bancada opositora; y la iniciativa sobre créditos UVA, que recibió dictamen con modificaciones, pero incluso había disidencias dentro del propio oficialismo. 

La lista de proyectos a tratar incluye varios temas que ya cuentan con media sanción de Diputados y, de ser aprobados, serán ley: la creación de cinco universidades nacionales; la creación de un programa de prevención y tratamiento de la pubertad precoz; la ley sobre atención a mujeres y personas gestantes ante la muerte perinatal; el régimen de promoción de la producción orgánica; y un proyecto para establecer por ley el Programa de Becas Progresar. Además, volverá con cambios a Diputados la iniciativa sobre incorporar la violencia digital contra las mujeres a la Ley 26.485. 

En un gesto al entrerriano Edgardo Kueider (UF), quien en la última sesión no dio quórum molesto por el no tratamiento de su iniciativa, se tratará el proyecto sobre disminución de las tarifas eléctricas. También, de autoría de la puntana Eugenia Catalfamo (UF), se incorporó un proyecto para establecer el Programa “Remediar” por ley. 

El temario se completa con una iniciativa de Daniel Bensusán (FNyP-FdT) para establecer por ley el Programa “Conectar Igualdad” y otra de Pablo Yedlin (FNyP-FdT) sobre fluoración de la sal para consumo humano, con el objetivo de prevenir las caries. 

El Senado debate este jueves en comisiones la creación de cinco universidades nacionales

Además del trámite exprés que se le dará a Ganancias, un plenario de Educación y Presupuesto tratará las recientes iniciativas aprobadas en Diputados.

Tras la reunión prevista en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado para tratar el tema de los créditos UVA y la reciente media sanción sobre reforma del impuesto a las Ganancias, el Senado avanzará también rápidamente con la creación de cinco universidades nacionales.

Los proyectos que tuvieron media sanción en la Cámara de Diputados esta semana se debatirán durante un plenario de Educación y Cultura y Presupuesto y Hacienda, citado para las 17 en el Salón Illia.

Uno de los proyectos, aprobado en Diputados por 139 votos afirmativos, 74 negativos y una abstención, propone la creación de la Universidad Nacional del Delta, que comprenderá a los partidos de Tigre, Escobar, San Fernando y su zona de influencia en la provincia de Buenos Aires. Fue propuesta por Sergio Massa cuando era presidente de la Cámara baja y la diputada de su espacio Alicia Aparicio (FdT).

La iniciativa establece que las carreras que se dicten estarán orientadas principalmente a las ciencias vinculadas al turismo, la cultura, el desarrollo humano, el medio ambiente y la producción, con acento en temáticas asociadas a la tecnología, biotecnología, biomecánica, ingeniería, robótica, inteligencia artificial, seguridad informática, neuropsicología, ciencias del comportamiento, marketing digital, ciencias de la gestión, entre otras.

El otro, aprobado con 139 votos afirmativos, 75 negativos y una abstención, impulsa la Universidad Nacional de Pilar, a partir de proyectos presentados por los diputados María Rosa Martínez (FdT) y Ramiro Gutiérrez (FdT).

Establece, en un artículo similar al que plantean todos los proyectos que van en este sentido, que la universidad “planificará la articulación de sus carreras para evitar la superposición de su oferta académica a nivel geográfico con las de universidades ya instaladas en la región”.

La tercera iniciativa, originalmente promovida por la exdiputada y actual ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz (FdT), es la que propone cambiar el estatus de la Universidad Provincial de Ezeiza a Universidad Nacional. Fue la que menos votos afirmativos cosechó en la Cámara baja, al obtener 126 votos afirmativos, 89 negativos y ninguna abstención.

Impulsada por las diputadas cordobesas Gabriela Brouwer de Koning (Evolución Radical) y Gabriela Estévez (FdT), la Universidad Nacional de Río Tercero obtuvo en Diputados el respaldo más holgado dentro de los cinco proyectos que se trataron en este sentido: 155 votos afirmativos, 58 negativos y ninguna abstención.

La iniciativa establece que las carreras que dictarán estarán relacionadas “a las áreas vinculadas a los sectores productivos de bienes y servicios de la economía regional, a la actividad desarrollada en el Parque Industrial Río Tercero y zonas de influencia y las demandas de la comunidad universitaria”.

Por último, el paquete incluye a la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo, que tendrá su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, propuesta por Hugo Yasky (FdT). Se establece que los contenidos de los planes de estudio “estarán orientados en la defensa, promoción y protección para el ejercicio efectivo de los Derechos Humanos”. Fue aprobada con 132 votos afirmativos, 82 negativos y ninguna abstención.

Desde Evolución Radical le respondieron a Macri: “Acá no hay ningún populismo”

La cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, impulsora de la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, defendió su presencia desde el arranque de la sesión y dijo que el FdT “ya tenía el quórum”.

Tras la crítica del expresidente Mauricio Macri a los cuatro diputados de Evolución Radical que aportaron al quórum en la sesión de este martes, donde se trató el proyecto sobre impuesto a las Ganancias y la creación de universidades nacionales, entre otros temas, la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning le respondió.

Al ser consultado por medios locales en la ciudad de Villa Carlos Paz sobre la decisión de un puñado de legisladores que se referencian en Martín Lousteau, de estar presentes desde el arranque de la sesión, Macri expresó: “Me parece que no estaba hablado. El populismo es muy contagioso”.

“Yo respeto mucho a quien fue expresidente de la Nación, pero acá no hay ningún populismo, acá estamos hablando de educación, de educación de calidad, de darles oportunidades a un montón de jóvenes”, sostuvo este miércoles Brouwer de Koning.

La radical, impulsora de la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero, afirmó que desde el oficialismo “ya tenían el quórum y la cantidad necesaria para sesionar”.

No obstante, en una entrevista con Radio Futurock, afirmó que en el hipotético caso de que su presencia hubiera sido determinante, “hubiese estado ahí” por su ciudad. “La creación de esta universidad era trascendental, para nosotros tuvo un valor histórico”, señaló.

“Para mí la educación es inversión. Vengo de un partido que defendió constantemente la educación pública y de la provincia donde se dio la reforma universitaria”, resaltó y, nuevamente sobre las declaraciones de Macri, opinó que “decir populismo es simplificarlo”.

Al recordar que el expresidente estuvo en Río Tercero, la legisladora manifestó: “Es muy difícil quizás que pueda sentir la importancia que tenía para nosotros esta reparación. A nivel personal siento una falta de respeto hacia mi ciudad y toda mi gente”.

El oficialismo en la Cámara de Diputados buscará la aprobación del proyecto de Ganancias

La sesión está citada para este martes a las 13. El temario incluye otra iniciativa enviada por Massa sobre empleo PyME y la creación de cinco universidades nacionales.

El oficialismo en Diputados buscará este martes, en la sesión especial que fue citada para las 13, la aprobación del proyecto de ley que elimina la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, enviado por el ministro/candidato Sergio Massa y que tuvo un tratamiento exprés.

Esta será la segunda sesión en la Cámara baja tras las elecciones PASO; la última fue el pasado 23 de agosto, cuando la oposición se impuso con la reforma de la Ley de Alquileres.

Además, en el temario se incluyó otra iniciativa girada desde el Poder Ejecutivo, bajo el título “Emplea PyME”, que promueve beneficios impositivos para pequeñas y medianas empresas que contraten jóvenes, al tiempo que establece un régimen de regularización de empleados.

En lo que respecta a Ganancias, el debate se dará en medio de una campaña electoral que cada vez toma más ritmo y con un escenario de movilización en las afueras del Congreso, donde los movimientos sindicales se concentrarán.

Para su aprobación, el Frente de Todos espera contar con el acompañamiento de diputados de bloques federales y la izquierda. Juntos por el Cambio ya anticipó que rechazará la iniciativa, mientras que todavía no se conoce qué harán los libertarios, con Javier Milei a la cabeza.

De acuerdo al proyecto, se elimina la cuarta categoría de Ganancias y sólo pagarán el impuesto los mayores ingresos, cuyo valor esté por encima de 15 salarios mínimos, vitales y móviles, actualmente equivalente a $1.770.000 -nuevo mínimo imponible-, que se irá actualizando.

De esta manera, se prevé que el tributo alcanzará a 90 mil contribuyentes (actualmente lo pagan 700 mil), que representan un 0,88% de los trabajadores registrados en Argentina. Entre quienes seguirán pagando se encuentran CEO’s, puestos calificados, cargos políticos y jubilaciones de privilegio.

Además de mantener el beneficio de deducción del 22% para zona desfavorable, la iniciativa crea el denominado “impuesto cedular” para los mayores ingresos, que entrará en vigencia a partir de enero de 2024, y tendrá una escala progresiva con alícuotas que oscilan entre el 27% y 35%.

El resto del temario

Luego que se frustrara su tratamiento en dos ocasiones, en diciembre de 2022, el oficialismo insistirá este martes con la creación de universidades nacionales. No se llevarán al recinto los ocho proyectos con dictamen, pero sí cinco de ellos.

Se trata de la Universidad Nacional del Delta, la Universidad Nacional de Pilar, la Universidad Nacional de Ezeiza (actualmente es provincial), la Universidad Nacional de Río Tercero y la Universidad Nacional de Madres de Plaza Mayo.

Algunas de ellas encuentran más resistencia y críticas de la oposición, mientras que en el caso de la de Río Tercero el bloque Evolución Radical la impulsa. Pero, por ejemplo, la izquierda, que en general está a favor, tiene reparos sobre la de Madres de Plaza de Mayo por el rol que se le asigna a representantes de la institución en el Consejo Superior.

Los otros temas que se tratarán serán la instauración de distintas fechas conmemorativas: Día Nacional de los Trabajadores y las Trabajadoras Caídos y Desaparecidos en el Mar (17 de junio); Día Nacional por la Memoria de los 44 Héroes y Heroína del submarino ARA “San Juan”, y la reafirmación y defensa de los derechos soberanos del Mar Argentino (15 de noviembre); Día de los Derechos de Soberanía sobre la Plataforma Continental (4 de agosto); y el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes (31 de octubre).

Finalmente, se abordará un proyecto para declarar Monumento Histórico Nacional al complejo denominado “Monte Calvario”, en la ciudad bonaerense de Tandil; y una transferencia de una chacra propiedad del Estado nacional a la Municipalidad de Viedma, provincia de Río Negro.

Diputados avanzó con la creación de tres universidades nacionales

Los tres proyectos tratados habían perdido estado parlamentario. De este modo, serán ocho las casas de altos estudios que buscarán la media sanción en la próxima sesión de la Cámara baja.

En una reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, presidida por el diputado oficialista Carlos Heller, y de Educación y Cultura, con Blanca Osuna como presidenta, la Cámara de Diputados avanzó con tres proyectos de ley para la creación de tres universidades nacionales en CABA, Saladillo y Cañuelas.

Estos proyectos están comprendidos en una serie de iniciativas que abarcan la creación de un total de ocho casas de altos estudios. Sin embargo, las tres iniciativas tratadas este martes perdieron estado parlamentario al no ser aprobadas en las dos sesiones truncas de la Cámara de Diputados, una en medio del escándalo -al momento de debatir este tema- y la otra por falta de quórum.

Del paquete tratado el año pasado, ya contaban con dictamen la creación de la Universidad Nacional del Delta, Universidad Nacional de Pilar, Universidad Nacional de Ezeiza, Universidad Nacional de Río Tercero y Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz, y junto a estas tres, serían sumados al temario para la próxima sesión en el recinto de la Cámara de Diputados, la cual se prevé para el mes de septiembre.

El primer proyecto fue impulsado por el diputado nacional Hugo Yasky (FdT – Buenos Aires) para la creación de la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

También está la iniciativa del diputado opositor Emiliano Yacobitti (Evolución Radical) quien propone establecer a la Universidad Nacional de Saladillo, en la provincia de Buenos Aires y finalmente, la diputada nacional María Rosa Martínez (FdT – Buenos Aires) propuso construir la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, con sede central en el distrito de Cañuelas.

Qué se dijo en el plenario

Antes de iniciar el debate, la titular de la Comisión de Educación y Cultura deslizó: “Hemos tratado los proyectos en profundidad y analizado por legisladores y asesores”, agregó que “permite revertir a la vigencia de los dictámenes” e ironizó sobre las sesiones caídas en diciembre donde los tres proyectos perdieron estado parlamentario.

El primero en tomar la palabra fue el diputado nacional Daniel Arroyo (FdT), quien manifestó que las universidades “no se están creando de la nada porque hay tradición en el desarrollo académico”.

A su vez, agregó que “hay investigación, desarrollo, carreras terciarias y universitarias”. “Estamos dando un salto sobre la base de lo bueno y significativo que existe porque universidades significa investigación y desarrollo”, señaló.

Por último, destacó que “la idea de movilidad social y que el camino es trabajar y estudiar se da en las universidades porque potencian el desarrollo económico del país”. “Saladillo va a potenciar una parte del interior de la provincia de Buenos Aires y la Argentina necesita más universidades para dar el salto productivo”, concluyó.  

Luego, la diputada nacional Romina del Plá (PO) planteó varias inquietudes respecto a las iniciativas, pero afirmó que “vamos a acompañar con una disidencia parcial”. “La primera es que estas universidades se están creando sin establecer las condiciones de sus trabajadores porque da lugar a contrataciones precarias”, aseveró.

En tal sentido, añadió que “se crean bajo la ley de Educación Superior, creada en el menemismo, bajo la regla de mercantilización de la educación”. También, aprovechó para lanzar críticas contra los libertarios: “Aquellos que crean que el sistema de váuchers va a mejorar está equivocado”.

Finalmente, consideró que “hay que reforzar los presupuestos de universidades”, y plateó que “tenemos disidencia con la idea de que debe haber dos integrantes de las Madres de Plaza de Mayo en el Consejo Académico, porque deja la puerta abierta a que entren empresas como Techint y Barrick Gold”.

En tal sentido, el autor de uno de los tres proyectos tratados, el diputado nacional Hugo Yasky aclaró que “ya funciona el Instituto de Madres de Plaza de Mayo” y destacó que “los cursos a distancia son una oportunidad para los chicos que no tienen acceso”.

Del mismo modo, homenajeó a Hebe de Bonafini -fundadora de Madres de Plaza de Mayo-y afirmó que “tenemos en esta universidad un área fundamental del sistema educativo”.

Asimismo, le respondió a Del Plá: “Se estableció un criterio que deben ser miembros permanentes dos integrantes de Madres de Plaza de Mayo porque esta universidad le abre la puerta, en su máxima expresión, a la lucha por los Derechos Humanos”.

Por otro lado, la diputada opositora Victoria Morales Gorleri (Pro) fue contundente al dejar en claro que se opone al avance de los tres proyectos: “Estaba con mucha preocupación que se discuta la creación de nuevas universidades en un contexto muy complejo”, y enfatizó: “Estoy indignada y esto es una farsa”.

“Se plantea una estafa para la ilusión de muchos porque esos fondos saldrían de las arcas nacionales. Venimos de un año con niveles educativos alarmantes y tenemos un abandono escolar desde hace muchos años donde los jóvenes no terminan en tiempo y forma”, remarcó la diputada del Pro.

Además, expresó que “esto huele mal y huele a encontrar algún rincón para algunos”. Asimismo, planteó una serie de datos: “Son 12.000.000 los alumnos que transitan el sistema educativo obligatorio, luego unos 2.000.000 egresan en tiempo y forma, 681.000 se inscriben en la universidad y solo 137.500 alumnos logran terminar la universidad”. “¿Dónde ponemos la prioridad como Nación?”, cuestionó.

Finalmente, aseveró que “el nivel nacional de nuestro país no es una garantía”, y remarcó su negativa ante el avance de estos tres proyectos: “Las universidades son siempre en las mismas zonas geográficas, la educación se nos cae a pedazos y no voy a ser parte de esta estafa”.

A su turno, la diputada nacional Susana Landriscini (FdT) expresó: “Vengo a defender el trabajo que se viene haciendo hace varios años porque la educación pública abre las puertas al universalismo”, y advirtió: “No negamos los demás problemas, pero no por eso vamos a negar seguir creando universidades”.

También, la diputada nacional María Rosa Martínez (FdT), autora de uno de los tres proyectos, mencionó a la zona del Salado como “rica en producción”, y manifestó que “nos han demostrado las universidades del conurbano que los jóvenes la llevan de manera más sencilla porque a cada paso que damos en las mejoras educativas es un paso a la Argentina que queremos”.

Además, la diputada nacional Danya Tavela (Evolución Radical), cofirmante del proyecto de Yacobitti, agregó que “es importante entender que el nivel obligatorio de educación se complementa y no compite con las acciones que se puedan llevar adelante sin jurisdicciones”.

En esa línea, afirmó que “estas universidades vienen a dar más oportunidades a aquellos que no tienen la posibilidad”. “Sobran ejemplos de cómo la universidad eleva la calidad circúndate. necesitamos educación inclusiva”, finalizó.

El último en hablar fue el jefe de bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, quien cerró el plenario expresando que “hay universidades públicas que están abriendo espacios de formación laboral”, y planteó: “Si esto aparece en contexto de dificultades debemos seguir avanzando en la ampliación de derechos”.

Se realizó en Diputados un seminario sobre creación de universidades públicas

El encuentro denominado “inclusión, democratización y cercanía” estuvo encabezado por la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau.

Encabezado por la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, se realizó en el Salón Delia Parodi el seminario sobre creación de universidades públicas denominado “Inclusión, democratización y cercanía”, en el marco de los 40 años de democracia.

El objetivo del encuentro consistió en analizar las políticas públicas que se han implementado para la ampliación y consolidación de derechos. Asimismo, se buscó indagar en el debate parlamentario y las leyes que han posibilitado estas políticas que apuntan al desarrollo social y económico.

Como parte del seminario disertaron Moreau; la diputada nacional Alicia Aparicio; el rector de la Universidad Nacional de Moreno, Hugo Andrade; y la licenciada Laura Gómez, egresada de la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

Durante su alocución, Moreau destacó que “hoy la realidad nos plantea enormes desafíos de cara al futuro, sobre todo a quienes creemos en lo público como motor de desarrollo y de justicia social”.

“Estamos a pocos meses de cumplir el 40° aniversario de la democracia. Ese aniversario se da en un contexto muy complicado, con narrativas profundamente regresivas que tienen un objetivo claro: desandar el camino transitado en estas cuatro décadas para restituir un orden donde no todos tenemos lugar y donde las herramientas que permiten este camino de inclusión también quedarían negadas”, advirtió.

En defensa de la educación pública, la titular de la Cámara baja dijo que “una de las grandes herramientas es la educación superior materializada en las universidades públicas, laica y de calidad”.

“Desde el ’83 a esta parte, con las luces y con las sombras que hemos tenido en cada uno de los procesos, se duplicaron las instituciones, se cuadruplicó la matrícula de alumnos y alumnas y se amplificó la oferta de carreras”, destacó.

Moreau manifestó también que, en los últimos 10 años, crecieron un 67% los ingresantes a las universidades nacionales. “Esto no solo habla de la creación de oportunidades, sino también de ascenso social, que es prioritario a la hora de concebir una sociedad con mayores niveles de igualdad”, expresó.

“Estoy convencida de que todo aquel que pasa por la universidad pública no solo sale con un título, sino también con la capacidad de generar pensamiento crítico”, añadió.

Del mismo modo, se comprometió a trabajar para darle la media sanción a aquellas universidades públicas que todavía no se han logrado. “Hay una frase que anoté leyendo algo, que dice ‘cuando todo sea privado, vamos a ser privados de todo’. Me parece que tenemos que tener mucho cuidado con lo que se viene y que este Congreso, más allá de quien gobierne, tiene que ser un Congreso que siga creando oportunidades”, concluyó.

A su turno, la diputada Aparicio, autora del proyecto de creación de la Universidad del Delta, invitó a “darle valor agregado a las universidades públicas y gratuitas, porque es la mejor forma de defender el futuro de nuestra Patria”.

En tanto, Andrade avaló que “uno de los desafíos de la democratización del conocimiento es la creación de nuevas universidades, para que cada vez más chicos y chicas puedan alcanzar un nivel superior de estudios”.

Por su parte, Gómez relató su experiencia como estudiante de una universidad nacional y abogó por la creación de más altas casas de estudios en Argentina.

Además participaron del encuentro los diputados Eber Pérez Plaza, Daniel Arroyo, Mónica Litza y Carolina Moisés; Ana Lozano, prosecretaria Parlamentaria; la legisladora MC Carla Pitiot; Gisela Manero, directora General de Género e Igualdad de la HCDN; Federico Cermelo, director del Observatorio de Juventud; y Gabriel Villegas, jefe de Gabiente de Presidencia.

Diputados: el oficialismo pone nuevamente sobre la mesa el debate de universidades nacionales

Un plenario de las comisiones de Educación y de Presupuesto y Hacienda tratará tres proyectos que perdieron estado parlamentario. Será este martes a las 17.

Hace un año, el oficialismo avanzó en la Cámara de Diputados con el debate de un paquete de proyectos de ley que proponen la creación de universidades nacionales en distintos puntos del país. Pero, hasta ahora, esas iniciativas no han podido aprobarse en el recinto.

El año pasado, cuando fueron incluidas en temario, la sesión del 1ro. de diciembre se cayó en medio de un escándalo, cuando justamente se había iniciado el debate sobre este punto. En tanto, el 21 de ese mes, la otra sesión citada para tratar -entre otros dictámenes- este tema, no reunió quórum.

Ahora, habiendo perdido estado parlamentario tres proyectos de ese conjunto, el Frente de Todos convocó a un plenario de las comisiones de Educación y de Presupuesto y Hacienda para volver a sacar despacho. La reunión será este martes a las 17.

El primero de los proyectos que figura en el temario es impulsado por el diputado Hugo Yasky (FdT) y propone la creación de la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo, que tendrá su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El segundo fue presentado por el diputado Emiliano Yacobitti (Evolución Radical) y propone la creación de la Universidad Nacional de Saladillo en la provincia de Buenos Aires; en tanto, el tercero es de María Rosa Martínez (FdT), que propicia la creación de la Universidad Nacional de la Cuenca del Salado, con sede central en el distrito de Cañuelas, provincia de Buenos Aires.

Del paquete tratado el año pasado, ya cuentan con dictamen la creación de la Universidad Nacional del Delta, Universidad Nacional de Pilar, Universidad Nacional de Ezeiza, Universidad Nacional de Río Tercero y Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz.

Convocan en Diputados a referentes que reclaman por la creación de universidades nacionales

La presidenta de la Comisión de Educación, Blanca Osuna, es la organizadora del encuentro. Ocho proyectos en este sentido no pudieron tratarse durante diciembre pasado.

Con el fin de exponer de manera pública el reclamo por la demora en el tratamiento de proyectos de ley que proponen la creación de diferentes universidades nacionales, la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, Blanca Osuna, organizó un encuentro para recibir a referentes que solicitan se avance con esas iniciativas.

Recordemos que la creación de ocho universidades nacionales no pudo avanzar durante diciembre pasado en la Cámara baja. Los dictámenes formaban parte del temario de la sesión del 1ro. de diciembre que se cayó -en medio de un escándalo- y de la del 21 de diciembre que no reunió quórum.

La diputada del Frente de Todos informó que el próximo martes 14 de febrero recibirán “a las comunidades e instituciones que vienen trabajando, promoviendo y concretizando los sueños por las universidades nacionales Juan Laurentino Ortiz, Pilar, Delta, Madres de Plaza de Mayo, Cuenca del Salado, Ezeiza, Saladillo y Río Tercero”.

“Desde mi rol de presidenta de la Comisión de Educación asumimos estos espacios como vehículos de esas necesidades y demandas, con la convicción de su aprobación para seguir fortaleciendo el derecho federal a la educación superior”, sostuvo la entrerriana.

El encuentro se llevará a cabo, desde las 14, en la Sala 2 del Anexo de la Cámara de Diputados.

El 60% de la población asegura que es necesario “renovar” la moratoria previsional

Ese fue el dato que arrojó una encuesta realizada por la consultora Analogía. Por otro lado, más de un 70% de las personas coinciden en la creación de nuevas universidades en diferentes puntos del país.

Mientras el oficialismo intenta llevar a cabo el temario que envió el Gobierno para las extraordinarias ante la negativa de la principal bancada opositora de tratar otros temas en la medida que se mantenga el juicio político contra los miembros de la Corte, la sociedad argentina se expresó a favor de dos proyectos que están en la agenda parlamentaria: la moratoria previsional y la creación de universidades.

Según una encuesta de alcance nacional realizada por la consultora Analogías entre el 28 al 30 de enero de 2023, un 62% de los encuestados respondió que “hay que renovar la moratoria previsional para que se logre otorgar beneficios correspondientes a un gran número de trabajadores y trabajadoras que no completan sus años de aporte”. Sólo el 21% manifestó que “no hay que hacerlo”.

Dicho proyecto comenzó a ser tratado el pasado 1ro de febrero con la presencia de la titular de ANSeS, Fernanda Raverta, quien remarcó ante la Comisión de Previsión y Seguridad Social de la Cámara de Diputados que es “imprescindible” aprobar el plan de pago de deuda previsional.

La iniciativa salió del Senado el 30 de junio de 2022 por impulso del kirchnerismo. En la Cámara de Diputados hubo dos reuniones informativas en julio y agosto, pero finalmente el dictamen se firmó a fines de noviembre. Y se incluyó en el temario de la sesión del 21 de diciembre, que no se pudo realizar por falta de quórum.

Por otro lado, casi el 74% de los encuestados se mostró a favor de la creación de nuevas universidades en localidades de la Argentina que “no poseen” oferta de educación superior. En tanto un 16,3% se expresó en desacuerdo con dichas iniciativas.

El debate para la creación de ocho universidades nacionales se iba llevar a cabo el 1ro de diciembre de 2022 en el recinto de Diputados, pero la sesión finalmente se cayó entre gritos y polémica por parte de la oposición.

La Universidad Nacional del Delta comprenderá los partidos de Tigre, Escobar, San Fernando y su zona de influencia en la provincia de Buenos Aires. Es impulsada por el ahora expresidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa.

En cuanto a la Universidad Nacional de Saladillo, en la provincia de Buenos Aires, es una de las dos impulsadas desde la oposición, más específicamente Evolución Radical. El proyecto original es del diputado nacional Emiliano Yacobitti, vicerrector de la UBA.

El radio de influencia de esta universidad será de entre 100 y 150 kilómetros, incluyendo ese partido y los de Bolívar, Chivilcoy, Bragado, Tapalqué, Lobos, San Miguel del Monte y 9 de Julio, entre otros.

La tercera de las universidades nacionales es la de Pilar, con sede en ese partido de la provincia de Buenos Aires. Hay dos proyectos de autoría del oficialismo que respaldan esa iniciativa, presentados en mayo pasado, con diferencia de un día. Uno es del diputado nacional Ramiro Gutiérrez y el otro de María Rosa Martínez, que contó con el apoyo de casi una treintena de cofirmantes.

Otra de las instituciones es la Cuenca del Salado, que tendrá sede central en Cañuelas, provincia de Buenos Aires. Se trata de una propuesta por la exdiputada y hoy ministra bonaerense Daniela Vilar. Su oferta académica estará orientada a la actividad agropecuaria, la veterinaria y las ciencias empresariales.

Impulsada por el diputado nacional Hugo Yasky, se propone la creación de la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo, que tendrá sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde hoy funciona como instituto.

Ya funciona como universidad provincial la de Ezeiza, y lo que se propone ahora es su nacionalización. Impulsada originalmente por la diputada (MC) Dulce Granados y vuelta a presentar por la hoy ministra Victoria Tolosa Paz, se encargó de defenderla durante su tratamiento en comisión la diputada nacional Mónica Litza.

Una de las dos universidades ubicadas fuera de la provincia de Buenos Aires es la de Río Tercero. Esta es además una de las dos impulsadas por la oposición. Gabriela Brouwer de Koning (Evolución Radical) impulsa la creación de esta universidad, que cuenta también con el respaldo de un proyecto de una oficialista, Gabriela Estévez.

Por último, la creación de la Universidad Nacional Juan Laurentino Ortiz, con sede central en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos. Ya funciona como facultad y es impulsada por la diputada Blanca Osuna.

Diputados santafesinos reclaman por “discriminación” en el reparto de fondos a universidades

Los radicales Juan Martín y Ximena García advirtieron por la modificación realizada sobre el Presupuesto 2023 y anunciaron que presentarán un pedido de informes.

El Gobierno nacional modificó días atrás el Presupuesto 2023, autorizando un incremento en las partidas para el Ministerio de Educación, con el objetivo de atender gastos vinculados a las Universidades Nacionales. De acuerdo a la resolución, las casas de altos estudios que lideran la lista de beneficiadas están ubicadas, mayormente, en el conurbano bonaerense.

Tal situación despertó el enojo de legisladores de otros distritos, como es el caso de Santa Fe. “Una serie que lamentablemente ya conocemos bien: Santa Fe discriminada. Ahora le toca a la educación superior. El Gobierno distribuye recursos a las universidades sin ninguna proporcionalidad, ni argumentos, ni sentido federal. Profundizan arbitrariamente las inequidades”, advirtió el diputado radical Juan Martín.

A través de un hilo de Twitter, el legislador señaló que “curiosamente, buena parte de las partidas adicionales asignadas se destinan a las universidades del conurbano bonaerense, donde el Gobierno se empeña en despilfarrar fondos para sostener su caudal electoral. Mientras, los santafesinos seguimos recibiendo destrato”.

Martín agregó: ” ‘El estado presente’ y la ‘defensa de la educación pública’ chocan de frente con la realidad cada vez más difícil que atraviesan nuestras casas de estudio. En los hechos implica menos equipamiento, investigación y extensión en el interior del país. El relato no resiste. Cruje”.

Por su parte, su compañera de bloque Ximena García cuestionó que “Santa Fe y las universidades de la provincia pierden fondos en manos del gobierno K”. “(Sergio) Massa y (Juan) Manzur asignaron arbitrariamente y sin criterio federal partidas presupuestarias para las Universidades Nacionales, enviaron fondos sólo a 25 de las 57 universidades que tiene el país. 13 son el AMBA, y la mayoría del conurbano bonaerens, NINGUNA de la provincia de Santa Fe”, detalló.

La legisladora remarcó que los santafesinos tienen “un polo académico y científico de referencia en el país que potencian el crecimiento nacional”. “No hay criterios de distribución de los montos, ni ningún elemento que permita entender la decisión, por eso presentamos un pedido de informes en el Congreso para que den explicaciones”, anunció y completó: “Debemos defender con una mirada federal la educación del país”.

Lewandowski presentó un proyecto para crear la Universidad Nacional de Venado Tuerto

El senador oficialista aseguró que su iniciativa tiene “la intención de continuar un sendero de inversión en la educación pública”.

El senador nacional Marcelo Lewandowski (FNyP-FdT) presentó un proyecto de ley para la creación de la Universidad Nacional de Venado Tuerto. “La educación es un derecho fundamental y el Estado debe ser garante del acceso a la misma. Una de las formas de hacer efectivo este derecho es acercando la universidad a los lugares de residencia de los y las estudiantes”, afirmó.

El santafesino agregó que “desde todos los ámbitos hay que trabajar para brindar una educación de calidad, con miras al desarrollo y a la inclusión social”. A su vez, sostuvo que, en caso de aprobarse, “será una opción pública y gratuita para todos los estudiantes de esa región de la provincia de Santa Fe, que contribuirán al desarrollo de la misma”.

“Venado Tuerto es la ciudad más poblada del departamento General López y según proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) contaba en el 2020 con una población de 88.417 habitantes, de los cuales alrededor 25.000 son jóvenes en edad universitaria”, precisó.

Por otro lado, el legislador resaltó que “en la actualidad existen ofertas de carreras universitarias en la zona, pero en su mayoría son de instituciones educativas privadas y aranceladas. Recientemente se ha inaugurado una sede de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que cuenta con las carreras gratuitas de ingeniería civil y electromecánica pero la oferta de la nueva sede es limitada, lo que genera que aquellas personas con una vocación diferente deban migrar hacia otras ciudades para realizar sus estudios de grado”.

Respecto a las distancias que padecen los pobladores de Venado Tuerto para acceder a la educación superior, Lewandowski expresó que “aquellos estudiantes que desean cursar en determinadas carreras universitarias en el sistema público deben trasladarse al centro universitario más cercano que está en la ciudad de Rosario”.

En tal sentido, sostuvo: “Al pensar en la formación universitaria debemos hacerlo con una mirada estratégica. Hay que pensar en las necesidades y en la demanda laboral de mediano y largo plazo. Así es que hay carreras que aportan especialmente a las necesidades o demandas productivas de esta región que no se dictan en la ciudad de Venado Tuerto. Por poner un ejemplo, la carrera de agronomía de la Universidad Nacional de Rosario se dicta en la localidad de Zavalla, ubicada a 143 kilómetros de Venado Tuerto”.

El oficialista recordó que “este ha sido el camino que el Congreso Nacional ha venido desarrollando con la creación de nuevas universidades nacionales desde el año 2003, cuando se crearon las universidades de Avellaneda, Jauretche, José C. Paz, Moreno, Hurlingham y del Oeste, en el conurbano bonaerense; y las universidades de Río Negro, Tierra del Fuego, Chaco Austral, Comechingones, Rafaela, Villa Mercedes, entre otras, en el interior del país”.

“Este proyecto tiene la intención de continuar con ese sendero de inversión en la educación pública y garantizar el derecho a la educación a través de la creación de nuevas universidades”, concluyó Lewandowski.

Comienzan a tratar en comisiones la creación de tres universidades

Se trata de las altas casas de estudios proyectadas en Tigre, Escobar y San Fernando, y otra en Pilar. Ambas promovidas por el oficialismo. Y una tercera, la de Saladillo.

Uno de los temas pendientes de las fallidas sesiones extraordinarias de este año es la constitución de dos nuevas universidades: la del Delta y la de Pilar.

Impulsadas por legisladores del oficialismo, ambos proyectos comenzarán a ser tratados en comisiones recién este miércoles. La cita es a partir de las 16.30, en una reunión conjunta de las comisiones de Educación y de Presupuesto y Hacienda. Pero a esas universidades sumaron una tercera universidad, en este caso promovida desde Juntos por el Cambio, en Saladillo.

En el caso de la Universidad Nacional del Delta, es impulsada por el ahora expresidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa y la diputada bonaerense Alicia Aparicio. Esta casa de altos estudios contará con sedes regionales ubicadas en los partidos de Tigre, Escobar y San Fernando.

La creación y organización de esta universidad se efectuará en el marco de la Ley 24.251 y sus modificatorias y la oferta académica será integral e innovadora mediante carreras presenciales o a distancia de pregrado, grado y posgrado. Como así también ofertas educativas no formales sostenidas sobre los pilares de la inclusión y la calidad, orientadas principalmente a las ciencias vinculadas al turismo, la cultura, el desarrollo humano, el medio ambiente y la producción, con acento en aquellas temáticas asociadas a la tecnología, biotecnología, biomecánica, ingeniería, robótica, inteligencia artificial, seguridad informática, neuropsicología, ciencias del comportamiento, marketing digital, ciencias de la gestión y otras temáticas .

En su artículo 4°, el proyecto establece que la Universidad Nacional del Delta planificará la articulación de sus carreras para evitar la superposición de su oferta académica a nivel geográfico con las de universidades ya instaladas en la región.

La futura universidad tendrá una sede física distinta en los municipios mencionados, de fácil acceso desde las islas. En Escobar funcionará en el Polo de Educación Superior de Ingeniero Maschwitz.

Se destaca también que existe en los partidos de Tigre, Escobar y San Fernando un número importante de población egresada de los establecimientos de nivel secundario que no puede satisfacer sus aspiraciones de formación superior debido a dificultades de traslado y problemas de coordinación entre los horarios laborales en el ámbito local y la ubicación de los centros de estudio.

En el caso de la Universidad Nacional de Pilar, hay dos proyectos de autoría del oficialismo, presentados en mayo pasado, con diferencia de un día. Uno es del diputado nacional Ramiro Gutiérrez y el otro de María Rosa Martínez y casi una treintena de cofirmantes. Sostienen que la oferta académica de la misma será “integral e innovadora” mediante carreras presenciales y/o a distancia de pregrado, grado y posgrado, como así también ofertas educativas no formales sostenidas sobre los pilares de la inclusión y la calidad. Las mismas estarán orientadas principalmente a las ciencias vinculadas a la tecnología, la producción, el trabajo, la investigación con acento en aquellas temáticas asociadas a la biotecnología, biomecánica, neurociencias, ingeniería, robótica, inteligencia artificial, programación, seguridad informática y otras temáticas.

Se estima que en principio recibirá entre 25 mil y 30mil estudiantes, con un perfil netamente productivo y tecnológico para asegurar salida laboral, sobre todo la relacionada con empresas que funcionan en la región y que demandan ese perfil de profesionales  por su proximidad con el parque industrial de Pilar.

Impulsada por el diputado de Evolución Radical Emiliano Yacobitti, vicerrector de la UBA, la tercera universidad impulsada es la de Saladillo, provincia de Buenos Aires, que tendrá sede central en esa ciudad y asiento de sus autoridades centrales en el partido homónimo. Asimismo su radio de influencia será de entre 100 y 150 kilómetros, incluyendo ese partido y los de Bolívar, Chivilcoy, Bragado, Tapalqué, Lobos, San Miguel del Monte y 9 de Julio, entre otros

Los gastos que demande la implementación de la presente ley serán atendidos con la partida específica del crédito para las universidades nacionales, que determine el Ministerio de Educación de la Nación, hasta la inclusión de la Universidad Nacional Saladillo en la ley de Presupuesto y otros recursos que ingresen por cualquier título.

Hace aproximadamente 30 años que en la ciudad de Bolívar y de Saladillo existen extensiones áulicas de distintas universidades. En el año 1991 comenzó a funcionar el Centro Regional Universitario Bolívar- CRUB y en el año 1995, comenzó a gestionarse el Centro Universitario Regional Saladillo “Dr. Hugo Daniel Salomón”.

En la ciudad de Bolívar funcionan extensiones áulicas de la Universidad Nacional de Tres de Febrero y de la Universidad Nacional de Quilmes. En la ciudad de Saladillo funcionan extensiones áulicas de la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de Tres de Febrero, la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y la Universidad Nacional de Quilmes. Es en este sentido que habiendo transcurrido tanto tiempo, se ha consolidado una cultura universitaria que permite contar con una institución universitaria propia.

Se espera que tenga carreras vinculadas con la actividad agrícola-ganadera, licenciaturas e ingenierías especializadas en informática y metalmecánica.

Massa adelantó que se vienen 5 nuevas universidades nacionales

En un acto junto al presidente Alberto Fernández, Sergio Massa consideró que “uno de los ejes de la recuperación de la Argentina es la educación y es fundamental que los chicos estudien en donde viven”. Las nuevas casas de altos estudios serán todas en la provincia de Buenos Aires.

sergio massa nicolas trotta proyecto universidad del delta

“Se vienen cinco nuevas universidades nacionales”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa durante un acto en el conurbano bonaerense al señalar que “uno de los ejes de la recuperación de la Argentina es la educación y es fundamental que los chicos estudien en donde viven” .

Ante esa afirmación, parlamentario.com consultó con fuentes del Ministerio de Educación de la Nación que confirmaron que en los próximos meses en el Congreso se debatirán proyectos de ley que crea nuevas universidades en la provincia de Buenos Aires.

Las nuevas universidades serán: Cuenca del Salado; Pilar; Delta; y Saladillo mientras que la Universidad de Ezeiza pasará a la órbita nacional.

Juntos por el Cambio presentó una propuesta de financiamiento de las Universidades Nacionales

La iniciativa del diputado nacional José Riccardo busca incorporar $319 mil millones para financiar salarios e inversión de las Universidades Nacionales.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio José Riccardo presentó un proyecto de resolución donde solicita al Poder Ejecutivo Nacional que al formular el Presupuesto de gastos y recursos de la Administración Nacional para el año 2021, incorpore la suma de casi $319 mil millones para financiar salarios, gastos de funcionamiento, inversión y programas especiales de las Universidades Nacionales. 

Para la realización del proyecto, el legislador de Juntos por el Cambio señaló que tomó en cuenta la actualización de los gastos por la erosión sobre el poder adquisitivo de los salarios que producirá la inflación de acumulada del año 2020, y para atender la recomposición salarial, “más que merecida” por el esfuerzo realizado durante a pandemia Covid 19, no solo por realizar su tarea docente.

Riccardo aseguró que los docentes mantuvieron el dictado de clases de manera virtual, tomando las evaluaciones correspondientes, produciendo nuevos materiales de estudio y debiendo adaptar sus presentaciones. “Sus investigadores han aportado descubrimientos y desarrollos tecnológicos que sirvieron para transcurrir este largo período de contagios, con sus serias consecuencias. Los extensionistas han estado allí donde se los necesitó, haciendo un aporte polifacético, que generó nuevas significaciones para esta función”, indicó.

También, el diputado destacó la necesidad de realizar inversiones en la conectividad del sistema, dado el impacto de la pandemia en las actividades académicas que implican millones de alumnos conectados, por lo cual ha propuesto la incorporación de un fondo de casi cuatrocientos millones de pesos. Además, en el mismo proyecto destaca la importancia de “reforzar el financiamiento de las actividades de extensión de las universidades dado el rol social que demanda su participación, para mitigar los efectos de la pandemia en las regiones que cada uno está inserto”. 

Finaliza en los fundamentos del proyecto la explicación de la incorporación de refuerzos con la esperanza de que se vuelva a tener un presupuesto distribuido en su mayor parte por Universidad y que les posibilite ejercer plenamente su autonomía. 

Acompañaron con la firma el proyecto los diputados Rubén Manzi, Adriana Ruarte, Virginia Cornejo, Gerardo Cipolini, Jorge R. Enriquez, Lorena Matzen, Mario Arce, Ximena García, Lidia Ascárate, Fabio Quetglas, Mario Pastori, Álvaro De Lamadrid, Miguel Bazze, Gustavo Menna, Claudia Najul, María Luján Rey, José M. Cano, Estela M. Regidor Belledone, Pablo Torello, Héctor A. Stefani, Gonzalo Del Cerro, Julio E. Sahad y Gabriela Lena. 

Ante la falta de Presupuesto, proponen un financiamiento extraordinario para las Universidades Nacionales

El diputado radical José Luis Riccardo presentó un proyecto de ley que solicita al Ejecutivo disponer una suma de 216 mil millones de pesos para 57 casas de altos estudios de todo el país.

Ante la falta del Presupuesto 2020, el diputado nacional José Luis Riccardo (UCR) presentó un proyecto de ley que propone establecer un financiamiento extraordinario a 57 Universidades Nacionales, por el monto de 216 mil millones de pesos.

La iniciativa, acompañada por 40 legisladores del interbloque Juntos por el Cambio, indica que la suma se distribuirá “de forma excepcional y sobre la base de los recursos necesarios previstos por el sistema universitario” para “financiar los gastos de funcionamiento, inversión y programas especiales” de las instituciones.

El puntano resaltó que, a partir de declaraciones recientes de los funcionarios del Gobierno, “el Poder Ejecutivo Nacional no enviaría al Congreso el proyecto de Ley de Presupuesto para este año”.

“La llamada ‘madre de todas las leyes’ no existiría para el año 2020, y tampoco las proyecciones de gastos ni diseño presupuestario del Estado argentino del nuevo Gobierno del Frente de Todos”, agregó.

Por eso, el legislador solicitó junto a sus pares que “se fije un crédito que permita el funcionamiento del sistema universitario y resuelva la preocupante sub-ejecución que se está produciendo en las Universidades por la falta de actualización de su presupuesto”.

En los argumentos de la iniciativa, se remarcó que “las Universidades hoy disponen de las mismas partidas presupuestarias del año 2019. Si se mantuvieran las cifras de entonces -lo que representó un 41,69% más que en 2018-, la pérdida real promedio sería abismal. Equivaldría a un ajuste que volvería insostenible el ejercicio de las tareas fundamentales de cualquier universidad, que en la presente coyuntura han encontrado la manera de mantenerse activas”.

“Esto se ve agravado porque las sumas que se transfiere para pagar salarios son calculadas sobre la planta de 2018, lo que deja sin considerar el incremento producido por las nuevas ofertas académicas, ya comprometidas, y que debieron implementarse”, se añadió.

Massa recibió a Trotta para dialogar sobre el proyecto de creación de la Universidad Nacional del Delta

El presidente de la Cámara de Diputados se reunió con el ministro de Educación en el Congreso, donde conversaron sobre el desarrollo que esa casa de altos estudios traería a la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

sergio massa nicolas trotta proyecto universidad del delta

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, recibió este martes al ministro de Educación, Nicolás Trotta, con quien dialogaron sobre el proyecto de ley que el oficialismo presentará para la creación de la Universidad Nacional del Delta.

Tras el encuentro, realizado en la oficina de Massa ubicada en el primer piso del Palacio Legislativo, se informó que ambos evaluaron que la inauguración de una casa de altos estudios en ese lugar “dará respuesta a la necesidad de formación universitaria a estudiantes de Tigre, Escobar y San Fernando, entre otros puntos de la región”.

Además, Massa y Trotta coincidieron en que “permitirá fortalecer el desarrollo” de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

La nueva Universidad Nacional estaría especializada en propuestas educativas vinculadas a la tecnología, la actividad naval, el turismo y el medioambiente.

sergio massa nicolas trotta proyecto universidad del delta
Foto: Prensa Sergio Massa.

Preocupación en JxC por la situación financiera de las universidades

El legislador nacional Emiliano Yacobitti advirtió que requerirían un aumento presupuestario de $6.600.000.000 para recomponer el poder adquisitivo que gozaban en 2019.

Diputados nacionales de Junos por el Cambio, encabezados por Emiliano Yacobitti, Alfredo Cornejo, Maximiliano Ferraro y Silvia Lospenatto, presentaron un proyecto a través del cual solicitan al Poder Ejecutivo que informe diversas cuestiones vinculadas a la situación presupuestaria del sistema universitario argentino. “Las partidas que ya se encuentran desactualizadas, llegan a las universidades con un atraso de varios meses lo que, sumado a la inflación, socava más aun el poder adquisitivo de esos recursos”, señalan.

“Vemos con suma preocupación la situación presupuestaria en la que se encuentra el sistema universitario en la actualidad. Durante el primer trimestre del 2020, las asignaciones presupuestarias mensuales a las Universidades Nacionales para gastos de funcionamiento alcanzan la suma de $851.781.709.-; suma que en el 2019 ascendía a $848.961.630.-, lo que equivale simplemente a un aumento del orden del 0,33%. Teniendo en cuenta que la inflación acumulada entre el período enero 2019 – marzo 2020 es de 65,83%, para mantener el poder adquisitivo de la asignación presupuestaria, esas transferencias deberían haber alcanzado aproximadamente la suma de $1.400.000.000”, explicó Yacobitti.

Consecuentemente, al anualizar la suma indicada en el párrafo precedente, las Universidades Nacionales requieren con urgencia un incremento presupuestario de $6.600.000.000.- que recomponga mínimamente el poder adquisitivo que gozaban en 2019, con el objeto de cubrir todos aquellos gastos no salariales que resultan indispensables para el normal desarrollo de las actividades en las Casas de Altos Estudios”, añadió.

“A la fecha, próximos a finalizar el primer semestre, las universidades han recibido en las últimas semanas las partidas correspondientes a los meses de enero y febrero; no contando las mismas en la actualidad con previsiones precisas respecto de la remisión de gastos de funcionamiento de los meses de marzo, abril y mayo. Esta situación preocupante que se describe es previa a la pandemia causada por el Covid 19”, agregó.

En el cuestionario, los diputados de Juntos por el Cambio solicitan información detallada sobre las actualizaciones presupuestarias y el total de gastos de funcionamiento (no salariales) asignados a las Universidades Nacionales para 2020, a los efectos de recuperar el poder adquisitivo perdido; los requerimientos formales recibidos en el ámbito del Ministerio de Educación en torno a necesidades presupuestarias y/o financieras por parte de las Universidades Nacionales; las partidas específicas asignadas a las Universidades Nacionales que cuentan dentro de su ámbito con efectores de salud, abocados a la atención de pacientes en el marco de la emergencia sanitaria causada por la pandemia de Covid 19; las transferencias de los gastos de funcionamiento (no salariales) a las Universidades Nacionales realizados hasta el momento; y las partidas específicas de fortalecimiento asignadas a las Universidades Nacionales, a fin de lograr mayores disponibilidades en equipamiento y conectividad para satisfacer la demanda creciente de acceso por parte de la comunidad universitaria, en el contexto de la pandemia y en pos de continuar, a través de herramientas virtuales, con las actividades académicas en las casas de altos estudios.