Piden repudiar la detención de Milcíades Ávila en Venezuela

Los diputados Pablo Donati (FLR) y Silvia Imas (VxM) expresaron su preocupación por la detención del “jefe de la custodia de la líder de la oposición al régimen dictatorial que gobierna la República Bolivariana de Venezuela, María Corina Machado”.

Los legisladores del Frente Liberal Republicano (FLR) Pablo Donati y la de Vamos por Más (VxM) Silvia Imas impulsaron en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un proyecto de declaración mediante el cuál buscarán expresar su “preocupación y repudio por la detención de Milcíades Ávila, jefe de la custodia de la líder de la oposición al régimen dictatorial que gobierna la República Bolivariana de Venezuela, María Corina Machado, acaecida en la madrugada del día miércoles 17 de julio”.

Al mismo tiempo que precisaron que “este hecho se suma a la escalada de violencia política que asola a Venezuela, a onces de días de las elecciones presidenciales, donde en las últimas dos semanas fueron detenidos más de ochenta dirigentes políticos del partido opositor Vente Venezuela y del comando electoral”.

En los fundamentos de la iniciativa, los diputados aseveraron que “sin ánimo de involucrarnos en cuestiones políticas internas de otros Estados, en este caso, la gravedad de lo sucedido amerita la presentación de este proyecto, así como la denuncia pública por el ataque al sistema democrático del continente” y recordaron que “Ávila se encontraba durmiendo en su casa cuando los funcionarios entraron por la puerta, según ha explicado el comando de campaña de Machado, que en esta campaña electoral camino a las elecciones presidenciales del 28 de julio, ha extendido todo su apoyo a Edmundo González, al que el chavismo sí la ha permitido participar como candidato”.

“La acción violenta de los agentes chavistas llega en medio de la escalada represiva impuesta desde el Palacio de Miraflores, que ha pulverizado la barrera de los 300 presos políticos en el país petrolero, según denunciaron fuentes de la oposición. De acuerdo a los trascendidos, la acusación sobre violencia de género, por lo que se lo acusa a Ávila, sería toda una estrategia preparada el sábado pasado, cuando en un acto de campaña de González y Machado, en una casa de comidas llamada La Encrucijada, ingresaron un grupo de mujeres identificadas con el oficialismo, con la intención de agredir al candidato y a la líder”, advirtieron.

Por lo que concluyeron señalando que “las detenciones de actores secundarios de la campaña se han sucedido a lo largo de todo el proceso electoral. La ONG Foro Penal contabiliza 102 arrestos de ciudadanos que han prestado algún tipo de apoyo o servicio en las giras que González y Machado han realizado en el interior de Venezuela. Del total, 77 se han producido después del 4 de julio, fecha de inicio de la campaña. La mayoría de los detenidos han sido liberados”.

La Comisión de RR.EE. sesionó en minoría y expresó preocupación por la situación en Venezuela de cara a las elecciones del país

La comisión que preside el diputado Fernando Iglesias dejó listo para el recinto el proyecto que aprueba la enmienda sobre el comercio de servicios del Mercosur que viene con media sanción del Senado. UP se ausentó con justificación.

La Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, presidida por el diputado Fernando Iglesias (Pro), sesionó en minoría este miércoles y emitió dictamen favorable al proyecto en revisión que aprueba la enmienda sobre el comercio de servicios del Mercosur. También pasó a la firma proyectos que expresan preocupación por las “violaciones” en Venezuela de cara a las próximas elecciones a celebrarse en dicho país.

El secretario de la comisión dio lectura al artículo 108 del reglamento interno que establece: “Las comisiones necesitarán para funcionar de la presencia de la mayoría de sus miembros, pero luego de transcurrida media hora desde la establecida en la convocatoria podrán, con la asistencia de por lo menos la tercera parte de sus componentes considerar y despachar los asuntos consignados en la citación correspondiente”, y aclaró que “la tercera parte de los miembros de esta comisión serían 15 el número de diputados y tenemos 18”.

El titular de la comisión comentó que recibió una nota de disculpas del diputado Santiago Cafiero (UP) porque “tiene reunión de bloque. Mañana es una sesión movida y dado que era sabido que íbamos a conseguir quórum en minoría no iban a venir”.

“Es la séptima reunión de la comisión y me enorgullezco en decir que tuvimos una performance destacable con la sanción de 47 resoluciones entre tratados, acuerdos, otros temas operativos con el apoyo en 46 con unanimidad. Es una cosa notable que habla muy bien de todos y de la presencia”, destacó.

Iglesias comentó: “Mi intención es que sea la última reunión operativa con capacidad de despacho antes del receso. Probablemente hagamos una informativa por las elecciones en Venezuela y es un tema importante que tiene un gran impacto en la región con la participación de actores involucrados que cuentan cómo es la situación”.

El primer proyecto de ley que se puso en consideración viene en revisión por el cual se aprueba la Enmienda al Protocolo de Montevideo sobre el comercio de servicios del Mercosur, firmada en la Ciudad de Bento Goncalves – República Federativa del Brasil – el 5 de diciembre de 2019, que ya fue tratada por la Comisión del Mercosur. Al respecto, el diputado del Pro explicó que “se trata de una enmienda que facilita los servicios. Fue aprobada en Mercosur cuando era presidente y es simplemente de trámite administrativo”.

Otra de las iniciativas declara que el Parlamento del Mercosur (PARLASUR) es un instrumento fundamental de la integración regional, la construcción de ciudadanía, la consolidación de la democracia y el desarrollo de los estados parte y otras cuestiones conexas.

“Este punto es un poco más político, pero está incluido en un proyecto de reforma institucional del Mercosur sobre el cual estamos avanzando y hay un acuerdo en principio por parte del Ejecutivo Nacional de impulsar esto y se va a tratar”, planteó el titular de la comisión.

Así, contó que “se están haciendo los contactos e incluye tres puntos fundamentales: el primero es la reforma del Parlamento del Mercosur para dotarlo de capacidad legislativa y disminuir sus costos para hacerlo razonable en un contexto de escases de recursos que adolece a toda la región”.

“Tenemos un Parlamento del Mercosur hipertrofiado, con costos que se pagan o no se pagan de acuerdo a resoluciones judiciales, con incapacidad legislativa enorme y es pervivido como un gasto inútil. Tenemos que mejorarlo y el proyecto va en ese sentido”, explicó Iglesias y sumó: “El segundo aspecto es crear una agencia anti mafias del Mercosur que es un tema muy actual. Hoy tenemos el caso de Loan un crimen trasnacional donde claramente hay mafias que operan de manera trasnacional entre Argentina y Paraguay y los casos son incontables y tenemos que tener una estrategia en común para enfrentarlos todos los países del Mercosur que llevamos 20 años de integración y necesitamos de una vez tomar en primera fila estos temas que afectan a la ciudadanía”.

“El tercer punto es una ampliación de la cláusula democrática del Mercosur forma parte de un plan de reforma que estamos tratando de impulsar desde el Ejecutivo”, cerró respecto del proyecto.

También se trató una iniciativa para expresar su adhesión en conmemoración al genocidio del que fue víctima el pueblo armenio el 24 de abril de 1915 al día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos conforme a la Ley 26.199 asimismo expresar su más profundo pesar al conmemorarse el 109° aniversario del genocidio armenio cometido por el Imperio Otomano entre 1915 y 1923 y condenar toda manifestación que promueva la intolerancia o difunda doctrinas negacionistas del delito de genocidio en cualquiera de sus formas.

El diputado Damián Arabia (Pro) se refirió al proyecto para expresar repudio por “el acto terrorista perpetrado en la República de Chile el 27 de abril de 2024 en las cercanías de la ciudad de Concepción en la que tres miembros de carabineros resultaron asesinados y manifestar nuestra solidaridad con el pueblo chileno y autoridades del país”, y explicó que “no solo pone sobre la mesa la situación que desea expresar el Congreso sobre lo ocurrido en el hecho concreto, sino que pone de manifiesto una situación muy  grave que ocurre en la Patagonia argentina que coinciden en términos de problemas con hechos como este”, y denunció que “hay una lógica sistemática de generación del terror, de la idea de no soberanía, de no orden y una idea de atentado contra las fuerzas policiales y de seguridad tanto en Chile como en nuestro país”.

Sobre el expediente que propone expresar preocupación y condena a la violación de la convención de asilo diplomático suscripto en 1954 por la República Bolivariana de Venezuela, frente a la obligación de otorgar salvoconductos a los asilados políticos en la Embajada argentina en Caracas, el diputado Arabia comentó que son 93 días los que llevan los dirigentes políticos venezolanos refugiados en la embajada y denunció que “muchas veces se habla de cuestiones vagas, no se menciona con datos concretos cuáles son las supuestas denuncias sobre violaciones derechos humanos y a la libertad”.

En ese sentido, su par de bancada Hernán Lombardi expresó: “Hay que tener especial cuidado y mirada de lo que está pasando en Venezuela. Se vota, pero bajo el régimen de la dictadura de Maduro. Tenemos que ser solidarios y estar atentos a lo que sucede. Me parece muy importante adherirnos, que hagamos esta declaración y que hagamos todos los esfuerzos para que haya una misión de observación de las elecciones en Venezuela”, y remató: “Nada se puede esperar de Maduro, un dictador sangriento”.

Expresar preocupación, interés y exhortación a favor de la constitución de una misión de observación electoral (MOE) de la Organización de Estados Americanos para las elecciones presidenciales de la República Bolivariana de Venezuela, a celebrarse el 28 de julio de 2024.

Expresar apoyo a los activistas democráticos cubanos al conmemorarse el tercer aniversario de las protestas del “11 J”, y otras cuestiones conexas.

El último expediente propone expresar su condena y preocupación por la violación a manos del régimen de Maduro del Acuerdo de Barbados firmado por las autoridades venezolanas y partidos opositores, al no permitir la observación de la Unión Europea en los comicios a realizarse el 28 de julio de 2024.

“El día 20 de junio el gobierno venezolano ratificó el rechazo a la misión de observación de la Unión Europea. En mayo quisieron poner como condición de cambiar esta situación que se levantaron las sanciones ejercidas sobre Venezuela, en una maniobra totalmente irregular y que no explica de ninguna manera la violación del tratado”, informó Arabia y solicitó armar una mesa de trabajo para observar día a día las medidas llevadas a cabo en Venezuela.

La Legislatura volvió a expresar su acompañamiento a Venezuela de cara a las elecciones

La legisladora de Vamos por Más (VxM) Silvia Imas encabezó el acto “Argentina con Venezuela”, en el que participaron los dirigentes de los comandos electorales en Venezuela y políticos de ese país.

En el marco de un acto que se desarrolló en el Salón Dorado, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires llevó adelante la actividad “Argentina con Venezuela”, en donde se analizó el proceso electoral que se llevará a cabo en ese país vecino el próximo 28 de julio.

El evento fue encabezado por la diputada de Vamos por Más (VxM) Silvia Imas y contó con la presencia de dirigentes de los comandos electorales “Vente Venezuela” y “Con Venezuela”. También estuvo en el lugar la periodista Carolina Amoroso como moderadora; el diputado venezolano Richard Blanco; la jefa del comando Con Venezuela, Adriana Flores Márquez.

También fueron parte del encuentro, vía videoconferencia, Pedro Urruchurtu, encargado de Relaciones Internacionales en la campaña de María Corina Machado y de Edmundo Gonzalez Urrutia; y Magalli Meda, directora del comando Con Venezuela.

En ese contexto, Imas se encargó de abrir el acto y enfatizó acerca de la situación decisiva que vive el pueblo de Venezuela y remarcó el anhelo en que las elecciones venideras sean libres, transparentes y que la tan preciada democracia regrese a Venezuela.

Giudici repudió a Venezuela por la suspensión de un evento de Naciones Unidas

A través de un proyecto de declaración, la diputada del Pro relató que “funcionarios que investigan los abusos por parte del gobierno de Venezuela fueron expulsados”.

La diputada nacional Silvana Giudici (Pro – CABA) presentó un proyecto de declaración en repudio contra de la República de Venezuela por “suspender las actividades del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y su consecuente expulsión de los funcionarios asignados a dicha misión”.

En el texto se relató que “el jueves 15 de febrero la República de Venezuela decidió suspender las actividades de la Oficina Técnica de Asesoría del Alto Comisionado de las Naciones Unidas expresando que esa institución desarrollaba sus funciones con parcialidad y acusándola de operar al servicio de grupos golpistas y terroristas que buscan desestabilizar al país”.

“La acusación que pretende establecer un vínculo directo entre los funcionarios y el accionar contra la soberanía nacional, supuestos intentos de magnicidio y demás conspiraciones no hace más que profundizar y evidenciar el contexto adverso y peligroso en el cual se desempeñan los funcionarios expulsados junto a otros organismos que investigan los abusos por parte del gobierno de Venezuela”, agregó el proyecto.

En el final, denunció que “como es de público conocimiento, en la República de Venezuela se vienen sucediendo una serie de hechos que atentan contra las libertades democráticas, de libre expresión y ataques contra la prensa, no solo nacional, sino también sobre corresponsales de medios extranjeros”.

Giudici es la presidenta de la Fundación LED (Libertad y expresión + Democracia) y la iniciativa fue acompañada por Fernando Iglesias, Alejandro Finocchiaro, Sergio Capozzi, Sabrina Ajmechet y María Sotolano.

La Justicia, garante final de la democracia

Por Manuel Aguirre, diputado nacional por Corrientes. El autor resalta el compromiso de su partido a proteger esta democracia, defendiendo la independencia del Poder Judicial como garantía de la República.

Hace poco conmemoramos los 40 años del retorno a la democracia en Argentina, tras las elecciones que consagraron al Dr. Raúl Alfonsín como presidente, quien nos dejó una valiosa lección sobre la importancia de la independencia del Poder Judicial y la composición de una Suprema Corte de Justicia imparcial.

Durante los gobiernos iniciados en 2003 por los presidentes Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Alberto Fernández, la Corte Suprema de Justicia actuó como un contrapeso frente a arbitrariedades y abusos de poder.

Es por ello que, en repetidas ocasiones, se intentó reformar el sistema judicial, incluso logrando la aprobación de una ley que posteriormente fue declarada inconstitucional.

Ahora, se ha adoptado una nueva estrategia, inventando un juicio político contra los miembros de la Corte con acusaciones tan débiles que incluso el propio candidato a presidente del oficialismo afirmó desconocer.

Si las acusaciones fueran reales y concretas, todos estaríamos al tanto de ellas. Esto evidencia la falta de fundamentos en el procedimiento.

El triste ejemplo de Venezuela nos muestra cómo la decadencia de un país puede comenzar con la manipulación del sistema judicial.

Recordemos la imagen grotesca e inquietante de más de 20 miembros de la Suprema Corte de Justicia aplaudiendo la entrada de Hugo Chávez en la Asamblea.

¿Cómo se debieron sentir los ciudadanos ante esa demostración de poder absoluto? ¿A quién podían recurrir en busca de justicia? El drama venezolano lleva más de 25 años y aún continúa.

Es fundamental recordar que el Poder Judicial, encabezado por la Corte Suprema de Justicia, es la última garantía que tiene cada ciudadano en cuanto a su seguridad personal, sus bienes y su futuro. Un sistema judicial fuerte puede resistir actitudes autoritarias por parte de los presidentes o leyes promulgadas por un poder legislativo adicto, ya que cualquier acto o ley contraria a la justicia puede ser anulada por una sentencia cuyo cumplimiento es obligatorio.

La Unión Cívica Radical se compromete a proteger esta democracia, defendiendo la independencia del Poder Judicial como garantía de la República. Estaremos vigilantes ante cualquier intento de colonización por parte del poder ejecutivo, sin importar quién sea el próximo presidente.

La imparcialidad y la integridad del sistema judicial son pilares esenciales para preservar la República y asegurar que ningún poder se sobrepase en perjuicio de los derechos y la libertad de los ciudadanos.

La UCR se mantendrá firme en la defensa de la justicia y la separación de poderes, evitando así que la historia de otros países se repita en nuestra nación.

Asseff exigió dar asilo a exiliados de Nicaragua y Venezuela

A través de una iniciativa de declaración, el diputado de JxC solicitó extender documentos de viaje a los extranjeros exiliados para su rápido acceso al país.

El diputado nacional Alberto Asseff (Pro – CABA) presentó este jueves un proyecto de declaración para conceder acilo a los ciudadanos exiliados de la República de Nicaragua y Venezuela.

El legislador opositor ya había presentado un proyecto en repudio de las visitas de los presidentes de ambas naciones: Daniel Ortega (Nicaragua) y Nicolás Maduro (Venezuela) para la Cumbre de la CELAC en enero.

En la iniciativa, el diputado explicó: “Vería con agrado que atento a razones humanitarias y de solidaridad americana, derivadas del reciente despojo de sus respectivas ciudadanías por motivos eminentemente políticos, a decenas de personas”.

Además, solicitó la extensión de documentos especiales de viaje argentinos para extranjeros para permitirle su rápido ingreso a la República Argentina a las

personas mencionadas”.

En esa idea, Asseff pidió que se respete con lo dispuesto en la Ley Nacional 27.512 de Reconocimiento y Protección de las Personas Apátridas.

ASseff.-contemple-darle-tratamiento-especial-a-la-ciudadanizacion-argentina-para-los-_apatridas_-nicaraguenses-expulsadps-y-despojados-de-sus-bienes-pore-el-dictador-Daniel-Ortega

Senadores radicales repudian la abstención argentina en la ONU por Venezuela

La posición de nuestro país respecto a investigar o no las violaciones a los derechos humanos en ese país caribeño fue reprochada por legisladores.

El senador nacional de Tierra del Fuego Pablo Daniel Blanco presentó un proyecto para expresar su preocupación y repudio por la abstención de la República Argentina en la votación para dar continuidad a la comisión de las Naciones Unidas (ONU) que investiga las sistemáticas violaciones a los derechos humanos en Venezuela cometidas por el régimen de Nicolás Maduro.

El proyecto fue acompañado por los senadores Luis Naidenoff, María Belén Tapia, Daniel Kroneberger, Víctor Zimmermann, Gabriela Valenzuela, Mario Fiad, Stella Maris Olalla,Carolina Losada, Silvia del Rosario Giacoppo, Edith Terenzi y Flavio Fama.

“Nuestro repudio más enérgico se justifica en que el pueblo venezolano, se encuentra sufriendo condiciones de pobreza, humillación y violación de los Derechos Humanos de forma sistemática por parte de su propio gobierno. En este contexto, nuestro Poder Ejecutivo, con un sesgo ideológico extemporáneo y a contramano de las democracias occidentales más relevantes nos vuelve, con su abstención, en cómplices de aquel autoritarismo y nos deja en un lugar vergonzante ante los ojos del mundo libre”, señala el proyecto.

Blanco sostuvo que “la abstención en la votación constituye una evidencia de falta de coherencia en las posiciones puesto que, a su vez, el presidente de la Nación ha aceptado una invitación orientada a la lucha contra el autoritarismo, la corrupción y a la protección de los derechos humanos”.

“En efecto, hasta el presente, el Poder Ejecutivo ha empleado las relaciones exteriores como un foro para el planteo de posiciones ideológicas extremas, como recurso subordinado a intereses políticos sectarios y a la búsqueda del aplauso fácil de la tribuna propia. Dicho manejo ha generado consecuencias gravísimas de todo orden. Las Relaciones exteriores son un activo componente del bien común de la Nación Argentina y no un recurso del partido gobernante de uso antojadizo”, finalizó el senador fueguino.

Ruido interno en JxC por la no condena al voto sobre China

El presidente de la Coalición Cívica criticó la decisión del Gobierno argentino en la ONU, pero también se mostró sorprendido por los socios de la principal oposición.

“Vergonzosa abstención de Argentina a la condena de violación sistemática a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad en Venezuela y China contra la minoría musulmana de los uigures”, se quejó este viernes el diputado nacional Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica.

El tema es que a continuación expresó también su sorpresa por “cómo algunos omiten condenar la vergonzosa abstención argentina con respecto al informe Bachelet sobre China. La plena vigencia de los derechos humanos se defiende siempre, no podemos hacernos los distraídos y tener una posición sesgada, ambigua  y oportunista”.

El tema es que este comentario claramente refiere a los socios de la Coalición Cívica en Juntos por el Cambio. Según pudo saberse este viernes, la elaboración de un comunicado sobre el tema chocó con la posición de la UCR, el Pro y el espacio de Miguel Pichetto, que querían limitar la condena a la postura del Gobierno argentino sobre Venezuela, no incluyendo entonces lo de China. Ante ello, la Coalición Cívica insistía en redactar una crítica hacia los dos rechazos y así fracasó la elaboración del comunicado en cuestión.

La Coalición Cívica concluyó expresando por su cuenta la posición que mantiene ante esta cuestión: “Las recientes abstenciones de nuestro país en la ONU, en los casos de Venezuela y China, ignorando las constataciones de la saliente Alta Comisionada para los DHs Michelle Bachelet, es inaceptable y va en contra de nuestros valores”.

Argentina se abstuvo de condenar a Venezuela y llovieron críticas de legisladores

Desde la oposición salieron a fustigar al Gobierno argentino por su conducta asumida en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El Gobierno de Alberto Fernández decidió abstenerse este viernes en la votación sobre las violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

Ante ello, el presidente de la bancada radical de la Cámara baja, Mario Negri expresó que “la abstención de Argentina en la ONU a la hora de decidir que se continúe investigando la violación de DDHH en Venezuela es indignante. No hay argumentos para defender al régimen de Maduro”.

“Alberto y Cristina demuestran que para ellos los DDHH son un insumo y no una convicción”, concluyó el diputado radical.

A su vez, el diputado del Pro Waldo Wolff planteó: “Lamentamos profundamente la abstención del Gobierno Argentino para continuar investigando las violaciones a los DDHH del régimen de Venezuela violentando una vez más una histórica política de Estado que se ve empañada por una inexplicable miopía ideológica”.

Desde la Coalición Cívica, Mónica Frade criticó: “Vergonzosa abstención de la Argentina en la ONU. Apartándose de nuestra irrestricta defensa de los DD HH, en todos los rincones del mundo.

China y Venezuela son violadores sistemáticos de DDHH. Regímenes en los que se aplastan las voces disidentes”.

Diputados de JxC exigen al Ejecutivo la renuncia de Oscar Laborde

La iniciativa corresponde al diputado Gerardo Milman, luego de que el embajador argentino en Venezuela cuestionara el accionar de la Justicia por la incautación del avión venezolano-iraní y calificara dicha decisión como un “secuestro”.

oscar laborde audiencia comisiones acuerdos

El diputado nacional Gerardo Milman (Pro), junto a varios de sus pares de JxC, pidió al Poder Ejecutivo Nacional la inmediata renuncia del embajador argentino en Venezuela, Oscar Laborde, por considerar inaceptables desde todo punto de vista sus manifestaciones sobre el vuelo venezolano-iraní.

El embajador en Venezuela acusó a la Justicia argentina de tener “secuestrado” al avión Boeing 747 venezolano-iraní que está retenido en el Aeropuerto de Ezeiza, lo que calificó como “una injusticia”. “Objetivamente está secuestrado porque el juez lo ha determinado”, sentenció el diplomático en declaraciones a los medios, donde además sostuvo que “no queda duda” que el avión es venezolano.

Milman aseguró que la interna del gobierno “da espacio a diplomáticos asumiendo protagonismos desubicados y privilegiando posicionamientos personales e ideológicos que perjudican la imagen de la Argentina y su inserción internacional”.

“La mencionada situación de nuestro servicio exterior, que vale aclararlo es coherente con la realidad catastrófica de nuestro país, hace más complejo aún el panorama del flamante súper ministro que planea un urgente acercamiento a los Estados Unidos de Norteamérica en busca de apoyo político y divisas”, sostuvo el diputado.

En ese marco, expresó su repudio a “las expresiones y accionar del embajador Laborde que desconocen los principios republicanos y el estado de derecho que aún imperan en nuestro país. El embajador Laborde es una ofensa a la tradición del servicio exterior argentino”, por lo que solicitó que “el Poder Ejecutivo remueva inmediatamente al funcionario y sea reemplazado por un funcionario diplomático profesional”.

“Nuevo disparate de Oscar Laborde, embajador argentino en Venezuela, quien criticó a la justicia argentina por el tema del avión venezolano iraní. Laborde, hombre del Partido Comunista, hoy en las filas del gobierno es militante chavista. La Cancillería debería pedirle la renuncia”, escribió en redes el titular de Encuentro Republicano, Miguel Ángel Pichetto.

Acompañan el pedido los diputados Cristian Ritondo, Sabrina Ajmechet, Gerardo Cipolini, Soher El Sukaria, Mercedes Joury, Ana Clara Romero, Pablo Torello, Francisco Sánchez, María Sotolano, Virginia Cornejo, Karina Bachey, Lidia Inés Ascárate y Karina Banfi.

Wolff solicitó con urgencia una audiencia a Cafiero

La audiencia tiene como objetivo que el canciller explique el “silencio” del Gobierno ante los “agravios” del régimen de Nicolás Maduro respecto a la causa AMIA tildándolo de “auto atentado”.

El diputado nacional Waldo Wolff (Pro) le solicitó una audiencia a la “máxima brevedad posible” al ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, para que brinde sus consideraciones acerca del “inexplicable silencio” por parte del Gobierno ante los “inéditos y violentos dichos el gobierno venezolano” al referirse a la causa AMIA como un “autoatentado”.

En el texto, Wolff señala que el gobierno venezolano a través de las redes sociales “refiriéndose al tema del avión de esa nacionalidad retenido por la justicia en nuestro país, se refirió al atentado a la AMIA como un ‘falso positivo’”, y aclaró que “el significado de ‘falso positivo’ se el adjudica a los falsos atentados o auto infringidos”.

“A muchos compatriotas nos resulta inadmisible esa falta de reacción de la Cancillería ante una ofensa y provocación de esta naturaleza que admitiría un enorme abanico de posibles acciones políticas diplomáticas, pero nunca el silencio”, señala en la solicitud y apunta contra la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, por su “burlona explicación” que dijo que “solo se trata de expresiones de actores políticos”.

A su vez, recuerda que a este hecho “se suman otros como este, el silencio y la participación del embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, haciendo caso omiso de la presencia de un ciudadano iraní requerido con alerta roja de Interpol por la justicia argentina, Mohsen Rezai, y el también comentario público de la portavoz oficial que me informó que era una cuestión que debía reclamarle al ‘Mossad’, servicio de inteligencia israelí”.

Piden romper relaciones diplomáticas con Venezuela

Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio reclama que el Gobierno reaccione ante las ofensas de Nicolás Maduro.

El diputado nacional Gerardo Milman, acompañado por algunos de sus pares de Juntos por el cambio, le solicitó al Gobierno Nacional que se le exija al presidente de Venezuela Nicolás Maduro disculpas por la escalada de declaraciones agraviantes hacia la Argentina.

“No podemos permitir agravios de este tipo hacia nuestra democracia. Le pedimos al Gobierno que retire al embajador argentino en Venezuela hasta que Maduro brinde las disculpas pertinentes. Si esto no ocurre, será oportuno romper relaciones con la dictadura venezolana”, manifestó Milman.

En la presentación hecha por Milman y sus pares Waldo Wolff, Alejandro Finocchiaro, Fernando Iglesias, Sabrina Ajmechet, Héctor Stefani, José Nuñez, Ana Clara Romero, Pablo Torello, Francisco Sánchez y Alberto Asseff, se expresa: “El Gobierno venezolano lanza por estas horas en las acaloradas voces de Maduro, (Diosdado) Cabello y un parlamentario, del Parlamento inexistente, una batería de declaraciones teñidas de colores rojos tropicales, prepotentes amenazas y agravios hacia nuestras instituciones y particularmente a la figura del presidente de la nación”.

“Una vez más queda en claro la visión que tiene el chavismo autóctono de nuestra coalición gobernante, es decir el peronismo kirchnerista: lo ven como sus pares, creen que en Argentina, como espejo de Venezuela, también funciona una dictadura que avasalla la división de poderes, que en la mano del peronismo y los movimientos sociales están los resortes de todas las instituciones, incluyendo a la justicia”, continúa la presentación ante la Cámara de Diputados.

“Creo que estamos ante una posible operación de inteligencia venezolana-iraní”

Así lo expresó el diputado nacional Gerardo Milman sobre el avión que fue retenido en Ezeiza, y agregó que el episodio “de misterioso tiene poco”.

gerardo milman

El diputado nacional Gerardo Milman (Pro) se refirió al caso del avión de Emtrasur demorado en Ezeiza y sostuvo: “Yo creo que estamos ante una posible operación de inteligencia venezolana e iraní en Argentina”.

Para el macrista, que presentó una denuncia penal junto a su par Ricardo López Murphy, el episodio “de misterioso tiene poco”.

“El argumento del avión es que venía a traer autopartes para una multinacional automotriz argentina. Eso no resiste análisis; ninguna automotriz multinacional va a negociar con las empresas venezolanas o iraníes, observadas por los Estados Unidos y no poder vender una tuerca más”, señaló en diálogo con radio La Red.

Asimismo, agregó que “no hay ninguna automotriz en Argentina que haya reconocido hacer esta operación”, mientras que “un avión de carga tiene 4 o 5 tripulantes, jamás ese número de 19, y además tenía 29 previamente cuando aterrizó en Ciudad del Este”.

El legislador opositor consideró que “hay distintos objetivos posibles, uno es recuperar tecnología vinculada al proceso nuclear que lleva adelante Irán”. “Y muchos otros objetivos que podrían ser intereses de la alianza que tienen Caracas-Teherán”, advirtió.

En ese contexto, recordó que desde Irán “Nicolás Maduro felicitó al presidente Alberto Fernández por ser defensor de los derechos de Nicaragua, Venezuela y Cuba” durante su discurso en la Cumbre de las Américas.

Milman aseguró que hubo delitos ante “la violación a la Ley de Migraciones; y por apagar el transponder, eso constituye un delito del orden aeronáutico”.

El diputado dijo que además de denunciar a las autoridades de “la Policía Aeroportuaria, Dirección de Migraciones, ANAC y AFIP”, le pidió a la Justicia que “tome las huellas digitales a toda la tripulación para que de esa manera se pueda constatar si están en bases terroristas”.

Cafiero respaldó las relaciones con Venezuela y Nicaragua: “Son tareas diplomáticas”

El ministro de Relaciones Exteriores aclaró la postura de Argentina respecto a los países bajo régimen dictatorial: “El país tiene que recomponer la misión diplomática, y las relaciones se hacen con el diálogo y la comunicación”.

En la ronda de preguntas en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta el canciller, Santiago Cafiero, habló de la relación que mantiene Argentina con Venezuela y Nicaragua: “Se busca completar la tarea diplomática”, y apuntó contra los medios de comunicación.

“En la OEA (Organización de los Estados Americanos) Argentina presentó denuncias sobre presos políticos, un llamamiento respecto a la violación de derechos humanos y eso derivó en que Argentina y México llamamos a dialogar a los respectivos embajadores que teníamos, actuamos concretamente sobre eso”, manifestó Cafiero y resaltó que “Argentina, una vez que Nicaragua planteó su retiro de la OEA, el país tiene que recomponer la misión diplomática y vuelve a emplear al embajador Darío Capitanich”.

En ese sentido, el funcionario afirmó que se busca “completar la tarea diplomática”, pero que eso “no implica estar de acuerdo con ese país, sino que es una tarea que se lleva adelante con la conversación con el gobierno de turno, pero también con oposición, medios, organizaciones, con empresarios, es una tarea mucho más integral, no es algo parcializado”.

“Se complementa de forma presencial para información fidedigna, en Venezuela sucede lo mismo, Argentina busca lo mismo completar la tarea diplomática, recomponer el diálogo. La misión diplomática se recupera porque las relaciones se hacen con el diálogo y comunicación, queremos recomponer las relaciones diplomáticas con el país”, expresó el ministro.

En tanto, apuntó: “Si el cuestionamiento viene a Argentina, debemos cuestionara a otros países como Francia, Alemania que también tienen embajadores. Las tareas diplomáticas tienen funciones que no son partidarias, independientemente de los gobiernos”.

En ese contexto, lanzó una crítica hacia el gobierno de Mauricio Macri: “Consideramos que fue muy nocivo perder esa relación en el gobierno anterior, el país se privó de tener información de primera mano, de perder un vínculo con empresarios”, y reiteró: “Lo que tenemos que caer como cancillería es avanzar en relaciones diplomáticas”.

“En Venezuela hay violación de derechos humanos, pero también hay en Colombia, en Chile, no nos obsesionemos. El punto es tratar de poder despejar esto, es fundamental que tengamos presente cuál es la tarea que el país tiene y puede llevar adelante en ese sentido”, consideró Cafiero y apuntó contra los medios de comunicación: “Es repetir un encuadre de la prensa dominante en lo que dicen de estos países”.

JxC expresó su “rechazo y repudio” al “intento de normalizar la relación” con Venezuela

Además, en el comunicado que emitió el interbloque exhortaron al Poder Ejecutivo a “evitar cometer el desacierto histórico, impunidad política y torpeza diplomática al dar curso al pedido del régimen venezolano”.

El interbloque Juntos por el Cambio emitió un comunicado este jueves en el que expresaron su “firme rechazo y absoluto repudio” a la designación, por parte de la “dictadura de Nicolás Maduro”, de la ciudadana Stella Marina Lugo de Montilla como Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria en Argentina.

Y sumaron: “Rechazamos la designación de un embajador de la República Argentina ante la República Bolivariana de Venezuela, hasta tanto no se establezca la democracia plena en ese país”.

“Exhortamos al Poder Ejecutivo, particularmente a las autoridades de la Cancillería, a evitar cometer el desacierto histórico, la torpeza diplomática y la impunidad política que representaría dar curso al pedido del régimen venezolano, aceptando la concesión del beneplácito, como asimismo a la presentación del pedido del beneplácito para la designación de un nuevo embajador de la República Argentina ante ese país”, agregaron en el texto.

En ese marco, recordaron que “hoy en Venezuela no existe la democracia y que el régimen dictatorial de Nicolás Maduro enfrenta graves denuncias por crímenes de lesa humanidad”, y se comprometieron a “seguir de cerca estos procesos”.

Para Valdés, “ha nacido yankyzuela”

Así se refirió el diputado oficialista sobre el posible acercamiento comercial que pueda darse entre Estados Unidos y Venezuela, en medio del conflicto bélico.

eduardo valdes

El diputado nacional Eduardo Valdés (FdT) se refirió al posible acercamiento comercial que pueda darse entre Estados Unidos y Venezuela, en medio del conflicto bélico de Rusia contra Ucrania, e ironizó: “Ha nacido yankyzuela”. Sin embargo, la potencia norteamericana afirmó este lunes que “por ahora” no está manteniendo contactos ni poniendo en marcha ningún plan para importar petróleo desde el país caribeño.

“Cuántas cosas están cambiando en el mundo por estos días. Por eso valoro particularmente la multilateralidad que practica la Argentina, para generar mejores condiciones en un contexto delicado. En política internacional no cabe más hacer ideologismo, tenemos que tener buenas relaciones con todos los países del mundo. Tenemos que encontrar convivencia en las sociedades convulsionadas, sobre todo en nuestra región latinoamericana”, sostuvo el legislador en diálogo con Diputados TV.

El oficialista agregó que “toda acción de guerra es un retroceso para el mundo, un desprecio del diálogo y de la relación humana”.

Por otra parte, el porteño expresó: “Me gusta lo que está pasando en Chile, con la asunción de (Gabriel) Boric, y su visión de la realidad. No me gusta lo que está pasando en Perú, y envío toda mi solidaridad con el presidente (Pedro) Castillo“.

En un repaso por la actualidad de la región, Valdés apuntó que “Venezuela está atravesando cambios sorprendentes, espero que los países poderosos se den cuenta que los bloqueos no sirven de nada. Hay que levantar el absurdo bloqueo a Cuba”.

“En Brasil hay una autocrítica de la sociedad respecto de la elección de (Jair) Bolsonaro y la destitución de Dilma (Rousseff). En este contexto, el sistema político argentino muestra estabilidad y madurez, eso hay que valorarlo y enaltecerlo”, indicó.

Wolff y Milei piden repudiar a Bonafini por tildar de “nazi” a Macri

La titular de Madres de Plaza de Mayo calificó al expresidente de esa manera, como así también “sirviente de Estados Unidos”.

Fiel a su estilo, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini la emprendió contra el expresidente Mauricio Macri al dar por confirmada una especie difundida por el periodista Horacio Verbitsky que sugirió que durante la gestión de Cambiemos ese Gobierno habría estado preparando tropas para enviar a Venezuela a fin de derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Así las cosas Bonafini envió un “pedido de perdón” al mandatario caribeño “por no habernos enterado en su momento de las pretensiones del nazi Mauricio Macri, capaz de todo, secuaz de los yanquis y sirviente de Estados Unidos”, según escribió y difundió en las redes sociales.

Ante semejante mensaje, el diputados Waldo Wolff (Pro) presentó un proyecto de declaración que fue acompañado por Javier Milei (La Libertad Avanza) en el que piden al Congreso expresar su “profunda preocupación y su más enérgico repudio a las expresiones de la señora Hebe de Bonafini”.

“En sus declaraciones, la referida y presunta defensora de los Derechos Humanos declaró, refiriéndose al expresidente Mauricio Macri, que no se había percatado ‘de las pretensiones del nazi Mauricio Macri, capaz de todo, secuaz de los yanquis y sirviente de Estados Unidos’, lo que constituye una clara expresión discriminatoria”, señalan los legisladores opositores.

Para Wolff y Milei, dicha declaración “consiste en la banalización de uno de los más atroces delitos de lesa humanidad acaecidos en la historia mundial como así también enaltece el régimen totalitario de Venezuela, a cargo de Nicolás Maduro”.

Asimismo consideran “más preocupante” que tales declaraciones hayan sido realizadas por “una persona que habría dedicado su vida a la defensa de los Derechos Humanos, especialmente, la búsqueda de la verdad y justicia respecto a los detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar, que gobernó Argentina entre 1976 y 1983”.

Recuerdan los legisladores que el destinatario de las críticas de Bonafini es “un presidente electo democráticamente y que finalizó legítimamente su mandato con un nazi, parte de un régimen genocida que arrasó con la vida de más de 11 millones de seres humanos”.

El proyecto de declaración considera que “estas actitudes no pueden ser naturalizadas, toleradas ni tomadas a la ligera”, por lo que piden “alzar enérgicamente la voz como parte de la república”.

Repudio-Dichos-Bonafini-calificando-a-MM-de-nazi

Suárez Lastra: “Argentina es el soporte de las dictaduras de América Latina”

En el bloque de apartamiento del reglamento, el diputado Facundo Suárez Lastra pidió que se debata sobre el posicionamiento internacional del país respecto a la violación de los derechos humanos en América Latina, especialmente, en Venezuela y Nicaragua.

“Somos el soporte de las dictaduras de América Latina por la preferencia de una parcialidad y el Congreso le debe decir basta”, dijo el diputado porteño Facundo Suárez Lastra (Juntos por el Cambio).

Así lo consideró el legislador radical al pedir el tratamiento del proyecto 4179-D-2021 para que se rechace la abstención de Argentina en la OEA cuando este organismo le pidió a Nicaragua que cumpla con los derechos humanos y políticos en el marco de las elecciones presidenciales ya que hay muchos casos de candidatos a presidente que han sido arbitrariamente detenidos y no pueden participar del proceso electoral.

En su corta alocución, Suárez Lastra manifestó: “El Frente de Todos sistemáticamente bloquea todos los intentos de discutir la política internacional de nuestro país en este Congreso y particularmente bloquea las discusiones sobre posicionamientos en los casos de violaciones a los derechos humanos en países de América Latina”.

“Estamos ante el bochornoso ejemplo de que somos el soporte de las dictaduras de América Latina por la preferencia de una parcialidad y el Congreso le debe decir basta”, remató.

En tanto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Eduardo Valdés (FdT), le contestó a Suárez Lastra: “No tenemos problemas de llevar adelante una política de Derechos Humanos. En el tema de Nicaragua, el embajador argentino está aquí y no nos guía las discusiones de Almagro porque es esa OEA que no dijo nada sobre varios casos como el de Evo Morales en Bolivia”.

“Se ha logrado que el oficialismo y la oposición estén dialogando en Venezuela”, cerró Valdés.

Petri pide derogar el decreto que avala a Maduro y cita a Agustín Rossi

Para el legislador radical la nueva directiva contiene consideraciones sobre Venezuela que “representan un verdadero retroceso con respecto a la directiva anterior, en la medida en que niegan la violación de los derechos humanos de los venezolanos por parte de la dictadura que los oprime”.

El diputado nacional, Luis Petri acompañado por varios legisladores de Juntos por el Cambio, solicitó al Poder Ejecutivo dejar sin efecto la actualización de la “Directiva de Política de Defensa Nacional” (DPDN) aprobada por el Decreto 457/21 en lo referido a su apreciación estratégica sobre la República Bolivariana de Venezuela y que, con respecto a la situación en ese país, restituya los términos de la DPDN aprobada por el Decreto 703/18.

Además, cita al ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, con el fin de explicar los términos de la nueva DPDN en general, y en lo referido a Venezuela en particular.


En ese sentido, Petri aseguró: “El Gobierno con este decreto sigue avalando la dictadura de Maduro y las violaciones a los derechos humanos. La justificación de que las violaciones de los DDHH en Venezuela ‘han ido desapareciendo’, como dijo Alberto Fernández, no es un hecho aislado y se suma a los avales a las dictaduras de Cuba y Nicaragua. El viejo principio de no intervención de la comunidad internacional en los asuntos internos de un Estado ha cedido en los últimos tiempos cuando en dichos estados ocurre una violación sistemática de los DDHH y esto no puede ser desconocido por el Gobierno de Alberto Fernández”.


El proyecto detalla que “la nueva directiva contiene, en su ‘Apreciación estratégica sobre el escenario regional’, consideraciones sobre la situación en la República Bolivariana de Venezuela que representan un verdadero retroceso con respecto a la directiva anterior, en la medida en que niegan la violación de los derechos humanos de los venezolanos por parte de la dictadura que los oprime”.


Finalmente cuestiona y afirma que “corresponde que el ministro de Defensa de cuenta de ello ante este Congreso, a quién o a qué manifiestan fidelidad el presidente, la vicepresidenta y el Gobierno que conducen. Quizás se trate de ser fieles a un proyecto político que enriquece a los dirigentes mientras empobrece a los ciudadanos, y que se aparta de la comunidad internacional para entregarse a la compañía de regímenes autoritarios que desestabilizan las relaciones internacionales. O tal vez sea lealtad a antiguos pero aún vigentes pactos ideológicos o personales con el partido y el dictador que someten a ese pueblo. Quizás se trate, sin más, de ser consistentes con el espejo en el que se reflejan y en el que aspiran a proyectar a toda la Nación Argentina”.
Acompañaron el proyecto de Luis Petri con su firma sus pares Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Alvaro de Lamadrid, Karina Banfi, Gustavo Menna, Jorge Enriquez, Natalia Villa, Carla Piccolomini, Gonzalo del Cerro, Hector Stefani, Federico Zamarbide, Ximena García, Mario Arce, Omar de Marchi y Lidia Ascarate.

Insisten en que Felipe Solá explique la posición argentina con Nicaragua y Venezuela

Diputados de Juntos por el Cambio reclaman conocer la postura de nuestro Gobierno ante la violación de derechos humanos en esos países.

Luego de la abstención de nuestro país en la OEA frente a la resolución que condenaba atropellos y violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, diputados nacionales de Juntos por el Cambio, encabezados por Facundo Suárez Lastra, volvieron a citar al canciller Solá a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.

Los legisladores exigen que Solá explique su postura frente a violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela, y frente a conflictos internacionales como los de Israel y el grupo terrorista Hamas.

“Desde hace meses la política exterior de la Argentina desarrollada por el gobierno de Alberto Fernández y el Canciller Felipe Solá demuestra una trayectoria errática y extremadamente nociva para los intereses nacionales. La abstención de nuestro país en la Organización de Estados Americanos (OEA) frente a la resolución que condenaba los atropellos y violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua se convirtió en la gota que revalsó el vaso”, explican.

Suárez Lastra, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló: “La tibieza de nuestra Cancillería es inaceptable. Felipe Sola debe venir al Congreso a explicar por qué protege al régimen de Daniel Ortega que reprime a su pueblo y hasta encarcela candidatos opositores”.

El proyecto de resolución, firmado también por Mario Negri, Maximiliano Ferraro, Silvia Lospenato, Karina Banfi, Diego Mestre, Alberto Asseff, Álvaro de Lamadrid, Albor Cantard y Dolores Martínez, solicita que Solá se presente para responder consultas de diputados sobre las decisiones que viene tomando en materia de política exterior en general, y frente a violaciones de los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela, y frente a conflictos internacionales como los de Israel y el grupo terrorista Hamas.

“Las consecuencias de las malas decisiones y el papel de soporte principal de dictaduras y regímenes autoritarios como los de Maduro en Venezuela y Ortega en Nicaragua, generan costos inconmensurables para nuestro país y su reputación. Estamos en estado de alerta. El lugar de la Argentina en el mundo debe estar al lado de las democracias, sosteniendo sus valores y no amparando y sosteniendo a las dictaduras y autocracias que los niegan”, agregó Suárez Lastra.

En el mismo sentido, Karina Banfi encabezó un proyecto de resolución para expresar repudio ante la postura argentina en la votación en la OEA. Y, además, manifestó una gran preocupación por la detención domiciliaria de numerosos dirigentes sociales y políticos opositores, como Cristiana Chamorro, mujer periodista y precandidata opositora a la presidencia de Nicaragua.

“La postura de abstención de nuestro país lamentablemente se enmarca en una línea diplomática que no hace más que alejarnos de nuestros socios hermanos de las Américas. No alcanza con manifestar “preocupación”, debemos condenar la violación de derechos humanos”, afirmó Banfi.

La expresión de repudio lleva también la firma de los diputados Luis Pastori, Lidia Ascarate, Gonzalo Del Cerro, Martín Grande, Aída Ayala, Ximena García, José Luis Riccardo, María Luján Rey, Alicia Fregonese, Jorge Enríquez, Silvia Lospennato, Alicia Terada, Waldo Wolff, Gustavo Menna, Mónica Frade, Carmen Polledo, Federico Zamarbide, Claudia Najul, Graciela Ocaña, Mariana Stilman, Roxana Reyes, Pablo Torello, José Luis Patiño, Camila Crescimbeni, Juan Aicega, Lorena Matzen, Gabriela Lena, Leonor Martínez Villada, Javier Campos, Alberto Asseff y Fabio Quetglas.

Venezuela: diputados de JxC vuelven a reclamar por la presencia de Felipe Solá

Tras la decisión de Argentina de retirarse de la demanda internacional en La Haya contra Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, el interbloque opositor insistió con la citación del canciller.

Diputados del interbloque de Juntos por el Cambio volvieron a reclamar la presencia del canciller Felipe Solá en el Congreso, luego que Argentina se retirara de la demanda contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional en La Haya, la cual contiene acusaciones por crímenes de lesa humanidad.

“El gobierno de Alberto Fernández dio un paso más para terminar de desmantelar la política de presión hacia el régimen de Nicolás Maduro. Retiró la acusación de Argentina ante la Corte Penal Internacional de La Haya por presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos por los funcionarios chavistas”, señalaron los legisladores.

A través de un comunicado, pidieron que Solá exponga en la Cámara baja para explicar “de manera clara la posición de la Argentina frente a la grave situación que atraviesa Venezuela”, y calificaron a la decisión como una “clara maniobra política a favor de la dictadura venezolana”.

En el proyecto de resolución, encabezado por los radicales Facundo Suárez Lastra y Sebastián Salvador, se remarcó que “la medida encendió las alarmas de quienes defienden la democracia y al Estado de derecho como sistema de gobierno y convivencia en el respeto de los derechos humanos y las libertades civiles”.

El canciller Felipe Solá

“Esta decisión va en detrimento del liderazgo que ejerce desde 1983 nuestro país en las discusiones internacionales referidas a la protección de los derechos humanos en el mundo. Es una vergüenza que atenta contra la dignidad y reputación de nuestro país”, aseveró Suárez Lastra, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto.

Por su parte, Salvador expresó que “el gobierno de Fernández se pone una vez más del lado de la violencia y la violación de los derechos humanos”. “Debemos seguir denunciando al régimen de Maduro, no podemos tolerar que desde la cúpula del gobierno argentino se siga venerando a un dictador”, agregó el vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías.

Para el interbloque opositor esta última medida -acompañada por el “escandaloso” retiro del grupo Lima y la posición tomada ante la OEA- requiere que “el canciller asista al seno de las comisiones de Relaciones Exteriores y Derechos Humanos de manera urgente, para responder las inquietudes de diputados y diputadas de la Nación, y para exponer de una vez por todas cuál es la postura del gobierno argentino frente a esta situación que nos interpela de manera directa”.

El proyecto fue acompañado por la firma de los diputados Mario Negri, Maximiliano Ferraro, Karina Banfi, Ricardo Buryaile,Lucila Lehmann, Carmen Polledo, Alberto Asseff, Marcelo Orrego, Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Albor Cantard, Diego Mestre y Dolores Martínez.

En sus redes, el jefe del interbloque, Mario Negri, apuntó directamente contra el presidente Alberto Fernández, al recordar su posición sobre Venezuela hace años atrás.

“En 2017 Alberto Fernández decía que Maduro cometía ‘abusos imperdonables sobre los derechos humanos en Venezuela’. Ahora cambió radicalmente de opinión y es cómplice del chavismo. El populismo es falso progresismo. No se puede especular con los DDHH”, escribió el cordobés.

Sin éxito, diputados de JxC intentaron tratar el tema Venezuela en la Comisión de RR.EE.

Fernando Iglesias, Waldo Wolff y Álvaro de Lamadrid cargaron duro contra el presidente de la comisión, el oficialista Eduardo Valdés, que prometió abordar la cuestión el próximo 3 de mayo. Se aprobaron proyectos consensuados.

comision relaciones exteriores diputados valdes 19 abril 2020

Diputados de Juntos por el Cambio intentaron -sin éxito- debatir la cuestión Venezuela durante una reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara baja, durante la que además cargaron duro contra el oficialista Eduardo Valdés, quien por su parte prometió abordar el tema el próximo 3 de mayo.

Al comenzar el encuentro de este lunes, Valdés destacó el temario del día con “una serie de temas de agenda positiva”. “Valoro mucho que la oposición haya aceptado todos estos temas”, señaló y anunció que el 3 de mayo se convocará a otra reunión para discutir “pedidos de informes pendientes y todos los temas que todavía no hemos podido tratar”.

Luego habló el radical Facundo Suárez Lastra, vice de la comisión, quien reclamó que haya una “mayor regularidad y se recepten las inquietudes de los distintos bloques”. En ese sentido, lamentó que no se haya debatido todavía sobre Venezuela, la salida de Argentina del Grupo Lima y la relación con el Mercosur, entre otros.

Después le tocó el turno al diputado Fernando Iglesias, quien pidió que, como primer punto, se vote un pedido para que “el canciller Felipe Solá acuda a esta comisión y nos explique cuál es la política argentina respecto a Venezuela”.

“No hemos logrado todavía tratar el tema de Venezuela, un tema que nos interpela a todos por la violación de derechos humanos permanente”, sostuvo el macrista, y recordó que en noviembre pasado se levantó la reunión, pasando a un cuarto intermedio, de manera “irregular” y “se cerró la comisión por meses”.

A favor del temario, pero con la mirada puesta en Venezuela, el legislador rechazó: “No estoy de acuerdo en convertirme en empleado administrativo de la Cancillería”. “Nos toman el pelo y nos faltan el respeto”, opinó y anunció que se iba a retirar de la comisión hasta que se trate el tema.

Valdés le respondió que el proyecto al que hacía referencia “fue presentado al día siguiente que ya se había notificado el temario de esta comisión”. Y se comprometió a tratarlo el 3 de mayo, “con dictamen o no dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales”, a la que fue girado.

Reforzó la postura del diputado del Frente de Todos el secretario de la comisión, Gonzalo Ottone, quien intervino para aclarar que, según una resolución del 31 de agosto de 2017 del expresidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, la cual se mantiene vigente “no se puede incorporar ningún expediente al temario de reunión que no haya sido incorporado en la citación”.

“Voy a ser respetuoso de los reglamentos, pero voy a exigir respeto por mí mismo. Yo me retiro de esta comisión y vuelvo cuando se trate el tema Venezuela, hasta que no se trate el tema Venezuela yo no tengo nada que hacer acá. Les mando muchos saludos y hasta luego”, respondió Iglesias y se desconectó.

comision relaciones exteriores diputados iglesias 19 abril 2020

Tras abrirse un intercambio, Waldo Wolff cargó: “El valor de su palabra, por lo menos para mí y en esta comisión, no voy a entrar en otros temas, está absolutamente despreciado”. Muy crítico de la conducción de Valdés, el macrista dijo que en esa reunión del 6 de noviembre de 2020 “nos mintió y nos estafó en la palabra”.

“No le creo una sola palabra de lo que dice”, lanzó el legislador del Pro, que insistió: “Su palabra no vale un centavo para mí”.

Muy duro, también, habló el radical Álvaro de Lamadrid, quien consideró que “el Gobierno que apoya a Venezuela no quiere dejarlo explícito y anda con cuestiones ambivalentes”. A su criterio, debería haber una “condena unánime del latrocinio y la violación sistemática de los derechos humanos”, algo comprobado por el informe Bachelet que ha sido “lapidario, contundente, con testimonios desgarradores, con situaciones que no pueden existir en una democracia contemporánea”.

“Usted presidente se hizo el distraído e hizo un cuarto intermedio eterno”, criticó el porteño, y luego le enrostró: “Han pasado tantas cosas en Argentina todo ese tiempo…durante el que secuestraron las vacunas y usted también se vacunó”.

Renovación del Protocolo de Funcionamiento Remoto

A su turno, la macrista Silvia Lospennato solicitó que la comisión se expida sobre la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que obliga al Estado argentino a garantizar las condiciones sanitarias de mujeres embarazadas de la comunidad wichí. Y advirtió entonces que el 30 de abril vence el Protocolo de Funcionamiento Remoto, con lo cual le pidió a Valdés que convoque antes del 3 de mayo.

“No hay que inventar un protocolo nuevo”, la cruzó la oficialista Blanca Osuna, quien abogó por “la voluntad de todas las partes para que este protocolo siga vigente”. Al respecto, la entrerriana opinó que nada hacer pensar que las condiciones por la pandemia “cambien o se modifiquen sustancialmente de acá al 30 de abril”. “Promovamos la continuidad del protocolo y el funcionamiento de esta Cámara”, agregó.

Por otra parte, defendió a su par Valdés, quien no contestó a ninguna de las acusaciones de los opositores. “Me avergüenzan consideraciones de tipo personal que se hagan sobre su persona o sobre cualquiera de las personas que integramos esta comisión”, lamentó Osuna.

El temario aprobado

La comisión dio dictamen a un conjunto de proyectos de ley y de declaración, entre ellos una iniciativa para ratificar el Acuerdo para la Eliminación del Cobro de cargos de Roaming Internacional a los usuarios finales del Mercosur, celebrado el 17 de julio de 2019 en la ciudad capital de la provincia de Santa Fe, Argentina.

Además, se avanzó con un proyecto enviado por el gobierno anterior para aprobar la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia, celebrada en la ciudad de La Antigua, República de Guatemala, el 5 de junio de 2013.

También se dictaminó sobre dos acuerdos internacionales que cuentan con media sanción del Senado: el Acuerdo de Cooperación Técnica y Científico-Tecnológica con el Gobierno del Estado de Kuwait, celebrado en Buenos Aires, el 27 de julio de 2010; y el Acuerdo de Reconocimiento y Convalidación Provisoria de Títulos Universitarios para la Realización de Estudios de Posgrado con la República Dominicana, suscripto en la Ciudad de Buenos Aires el 21 de marzo de 2019.

Asimismo, se dio aval a una declaración de repudio por la posición del Reino Unido ratificando su política colonialista y desconociendo los derechos soberanos de Argentina sobre las Islas Malvinas.

En tanto, a pedido de la oficialista catamarqueña Lucía Corpacci, volvió a comisión un proyecto que declara “lugar histórico nacional” a la gruta donde fue encontrada la imagen de la Santísima Virgen del Valle, propiedad del Obispado de Catamarca, en la capital provincial -con media sanción del Senado-.

Piden que Felipe Solá explique por qué Argentina abandonó el Grupo Lima

Pablo Daniel Blanco junto con otros senadores de Juntos por el Cambio exigen las razones del movimiento político realizado por el Ministro de Relaciones Exteriores.

El senador nacional Pablo Daniel Blanco (JxC-Tierra del Fuego) presentó un proyecto para “convocar, de acuerdo a la facultad conferida por el Artículo 71 de la Constitución Nacional, al Señor Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, a comparecer ante el Pleno de este Honorable Cuerpo, a fin de brindar las explicaciones pertinentes sobre la decisión de que nuestro país abandone el Grupo de Lima”.

El proyecto fue acompañado por los senadores: Luis Naidenoff, Juan Carlos Romero, Humberto Schiavoni, Víctor Zimmermann, María Clara del Valle Vega; Claudio Poggi, Pedro Braillard Poccard, Pamela Verasay, Alfredo De Angeli, Stella Maris Olalla, Mario Fiad, María Belén Tapia, Laura Rodríguez Machado, Silvia Elías de Pérez y Silvia del Rosario Giacoppo.

Blanco fustigó a Solá principalmente por la desafortunada fecha elegida para el anuncio: “Justo en el día más significativo del año en lo que hace a la memoria colectiva y a la reflexión colectiva sobre los Derechos Humanos, el gobierno Nacional decidió abandonar el denominado Grupo de Lima”.

“En efecto, al cumplirse 45 años exactos del último golpe de estado perpetrado en el país, que instaló la dictadura más sanguinaria que los argentinos recuerden, nuestra cancillería rompió relaciones con este bloque regional, cuyo objetivo básico es ‘abordar la crítica situación en Venezuela y explorar formas de contribuir a la restauración de la democracia en ese país a través de una salida pacífica y negociada’, continuó.

Para el legislador fueguino, el movimiento se viene “planificando hace tiempo” y “significa lisa y llanamente un vuelco abrupto en la política exterior argentina que pasa a abrazar desembozadamente la dictadura que sobre el pueblo venezolano ejerce Nicolás Maduro”.

“Desde que asumió el Gobierno no hemos visto una sola condena pública de los integrantes del elenco gubernamental contra las aberraciones que, en materia de derechos humanos, se perpetran cotidianamente en Venezuela”, argumentó el senador opositor.

También agregó que “de esta manera, salir del Grupo de Lima para apoyar políticamente al actual régimen de Venezuela, sólo afecta negativamente la política exterior de Argentina en materia de derechos humanos y toma distancia de quienes habían apoyado también el reclamo del Grupo de Lima, como EEUU, Reino Unido, entre otros”.

“Si bien la decisión del Gobierno no sorprende pues desde su asunción jamás nuestro país acompañó un solo documento, sí es contradictoria con la promesa electoral efectuada en 2019 por el actual canciller Felipe Solá. En aquella campaña presidencial había dicho que no saldrían del Grupo de Lima, sino que ‘quisiera una nueva unidad basada en cuestiones más fuertes que las simplemente ideológicas’. Y ahora resulta que por ideología pura el canciller, obviamente con la anuencia presidencial, retira a nuestro país por razones tan ideológicas que claramente pueden notarse en el ostensible favor al régimen del dictador Nicolás Maduro”, concluyó el fueguino.

Los senadores de Juntos por el Cambio no fueron los únicos en repudiar la medida, ya que diputados radicales también se expresaron en contra de la decisión de la Cancillería.

El retiro de Argentina del Grupo había sido informada este miércoles a través de un comunicado de prensa que argumenta que “las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”.

Piden evitar trabas burocráticas para el ingreso de inmigrantes venezolanos

Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio hizo ese reclamo ante la emergencia humanitaria que vive el país caribeño.

El diputado nacional Alberto Asseff del bloque Juntos por el Cambio (JxC) y presidente del Partido UNIR, junto a sus pares Pablo Torello, Francisco Sánchez, Héctor Stefani, Jorge Enríquez, Estela Regidor, Gerardo Cipolini, Lidia Ascarate y Alicia Fregonese, pide regularizar la disposición 1714/20 de la Dirección Nacional de Migraciones sobre la “admisión, el ingreso, la permanencia y el egreso de personas a la República Argentina”, respecto de las situaciones que está afrontando la comunidad venezolana al verse dificultada o imposibilitada de cumplir con ciertas disposiciones migratorias de nuestro país, atento la escasa respuesta que reciben de Venezuela, agravadas por el contexto de la pandemia.

Asseff explica que “según la Ley N° 25.871, el Decreto N° 70/17 y el Decreto Reglamentario N° 616/10 junto a la Dirección Nacional de Migraciones, como autoridad de aplicación de las mismas, debe asegurar a toda persona extranjera que solicite ser admitida de manera permanente, temporaria o transitoria en el Territorio Nacional, el goce de criterios y procedimientos de admisión no discriminatorios en los términos de los derechos y garantías establecidos por la Constitución Nacional” y amplió diciendo que “Por el Decreto de Necesidad y Urgencia DECNU-2020-260-APN-PTE del 12 de marzo de 2020 se dispuso la emergencia pública en materia sanitaria junto a una serie de medidas tendientes a mitigar la propagación y el impacto sanitario del coronavirus Covid-19.

Y, en función de la emergencia citada, por Resolución RESOL-2020-30-APN-MI, del 16 de marzo de 2020 el Señor ministro del Interior encomendó a la Dirección Nacional de Migraciones la implementación de las medidas necesarias para la ampliación de la vigencia de la documentación emanada de este Organismo que debiera ser tramitada en forma presencial”, por lo que “ante una emergencia como la que estamos viviendo las formalidades de plazos y reglas burocráticas no pueden estar por encima de cuestiones humanitarias. Asimismo, es imperiosa la necesidad que nuestra Cancillería gestione las medidas pertinentes para que las autoridades extranjeras puedan otorgar la documentación requerida por sus ciudadanos”.

“La República Bolivariana de Venezuela está afrontando una crisis institucional de suma relevancia. Esto acarrea la atención de la región por diversos factores, como ser las migraciones y problemas de políticas económicas regionales, entre otras y por, sobre todo, por la violación sistemática de los Derechos Humanos por parte del régimen chavista. Por ello, es de suma relevancia que Argentina pueda de forma excepcional generar una acción en favor de todas aquellas personas refugiadas en nuestro país, reconociendo sus derechos y condenando de forma fehaciente la ausencia de democracia en Venezuela”, cerró el diputado Alberto Asseff.

Reclaman al Gobierno un fuerte rechazo a las elecciones en Venezuela

La CC-ARI presentó un documento al Poder Ejecutivo y al canciller Solá demandando una acción contundente frente a lo que consideran “fraude electoral” que el régimen de Maduro pretende desarrollar en Venezuela.

La Mesa Ejecutiva de la CC-ARI le reclamó al Gobierno Nacional y a su canciller, Felipe Solá, expresar un fuerte rechazo ante lo que consideran será un “fraude electoral” en las elecciones venezolanas previstas para este domingo.

“Sobran pruebas para decir que en Venezuela no hay democracia y existen graves violaciones a los derechos humanos. El régimen dictatorial de Nicolás Maduro ha destruido las instituciones del país, eliminando la separación de poderes y atacando constantemente al único órgano legítimo y legal en pie: la Asamblea Nacional”, señala la Coalición Cívica, que considera que “hasta ahora el papel del gobierno argentino ha sido vergonzoso y humillante a la memoria histórica de nuestra nación”.

Advierten que en el país caribeño se vive “un clima de absoluta represión”, que atribuyen a “un gobierno de facto que ha sido señalado por distintos organismos, como el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, de violar flagrantemente los derechos fundamentales de su población”. Citan en ese sentido las denuncias sobre ejecuciones extra sumariales, torturas, violaciones sexuales, detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas, “sin contar las penurias económicas y el éxodo de millones de personas”. Y añaden que la misma ONU afirmó que existen “batallones de exterminio”.

“No hay afinidad ideológica que pueda justificar el silencio y la neutralidad frente a estas atrocidades”, expresan.

La conducción de la Coalición Cívica presentó el siguiente decálogo donde se detallan los motivos que fundamentan su postura:

1. Conformación CNE. El Consejo Nacional Electoral (CNE) fue designado a dedo por Nicolás Maduro, lo cual es ilegal en todo sentido. No existen garantías de imparcialidad ni neutralidad.

2. Partidos secuestrados. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó la destitución de las direcciones nacionales de los partidos políticos: Acción Democrática (AD); Primero Justicia (PJ); Voluntad Popular (VP); Acción Ciudadana en Positivo (Acep); Min-Unidad; Compromiso País (Compa), Tupamaro y Partido Comunista (PCV). Los últimos tres aliados históricos del chavismo, lo cual deja ver que Maduro no sólo ha atentado contra la oposición sino también contra aquellos disidentes de sus propias filas.

3. Inhabilitaciones y persecuciones. Ahora mismo, ningún participante o candidato de la contienda electoral – farsa electoral para blanquear a un régimen autoritario – se encuentra alejado del entramado dictatorial, ya que son chavistas ampliamente conocidos o forman parte de las filas del chavismo pero ocultándose en el disfraz de opositores. La oposición real, que hoy representa al 90 % de los venezolanos, no tiene espacio para participar en elecciones ya que sus miembros se encuentran inhabilitados, perseguidos, exiliados o encarcelados.

4. El proceso electoral no podrá contar con observación internacional cualificada. Es importante recalcar que la observación no es lo mismo que acompañamiento (figura utilizada por la dictadura con sus aliados internacionales), pues los acompañantes no tienen verdadero acceso a la verificación de todas las etapas que forman parte del proceso electoral, se instalan con poca anticipación, y tienen prohibido hacer pronunciamientos públicos sin autorización. Consiste, más bien, en una presencia política simbólica y no en una evaluación sistemática como corresponde a los observadores.

5. Auditoría. No existe la posibilidad de llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los componentes de las máquinas de votación, el sistema de totalización, el sistema de transmisión y el Registro Electoral, incluyendo la información de las huellas dactilares, con protocolos acordados y claramente establecidos, en presencia de la observación nacional e internacional y los testigos técnicos de las organizaciones postulantes; quienes deben tener acceso absoluto a toda la información del sistema electoral automatizado.

6. Registro electoral. De acuerdo con proyecciones poblacionales conservadoras se estima en 1,5 millones la cantidad de jóvenes que cumplieron 18 años, y no han tenido la oportunidad de inscribirse en el Registro Electoral. A su vez, diversas fuentes nacionales e internacionales calculan que al menos 3,8 millones de venezolanos en edad de votar se encuentran en el extranjero (la mayoría producto de una crisis humanitaria inédita) y deben habilitarse los mecanismos para su inscripción o actualización en el Registro Electoral. Se trata entonces, de más de 5 millones de venezolanos que no pueden votar y que sus derechos están siendo pisoteados.

7. Modificación de la cantidad de diputados. El CNE ilegítimo, aumentó la cantidad de diputados a ser electos en un 60 %, pasando de 167 diputados a 277. Esta acción es absolutamente violatoria de la Constitución y de las leyes electorales, cuya clara intención es asegurar la mayor cantidad de puestos, tanto del PSUV (partido de la dictadura) como de la falsa “oposición” creada por Nicolás Maduro.

8. Eliminación del voto secreto y directo en las circunscripciones indígenas. El nuevo CNE, manejado a discreción por Maduro, decidió que las circunscripciones indígenas votaran, literalmente, a mano alzada. Esta acción rompe por completo con lo establecido en la Constitución de elecciones directas, secretas y universales.

9. Falta de respeto por la voluntad popular. Han sido objeto de medidas inconstitucionales emanadas del TSJ y la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) 28 diputados, para despojarlos de su inmunidad parlamentaria, mientras otros 4 parlamentarios han sido detenidos y sometidos a desapariciones forzosas, tortura y malos tratos. Esto demuestra claramente que, incluso participando en esta elección de mentira, obtener una victoria no garantiza nada, pues en dictadura la voluntad popular no es respetada.

10. Coacción. Como se trata de un proceso viciado desde el inicio, los dirigentes del chavismo junto con sus grupos de exterminio, manejan una constante coacción y amenazas contra la población para obligarlos no sólo a participar en esta farsa, sino también a que voten por los candidatos del PSUV. El líder de la dictadura, Diosdado Cabello, amenazó diciendo que “el que no vote, no come”.

Con un esbozo de polémica sobre Venezuela, avanzaron proyectos en la Comisión de Relaciones Exteriores

Durante la reunión avanzó la creación de un centro cultural chino y un convenio de producción cinematográfica con Israel.

La Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados dio dictamen este viernes a dos proyectos de ley que buscan promover la actividad cultural con China e Israel. Ambos tienen media sanción del Senado, de modo que podrán ser tratados en el recinto para su sanción definitiva.

En primer lugar, la comisión aprobó el Acuerdo entre Argentina y la República Popular de China sobre el establecimiento de un Centro Cultural Chino en la Argentina, suscripto en la ciudad de Beijing, el 17 de mayo de 2017.

Al respecto, la diputada Carmen Polledo (Pro) celebró el acuerdo, al igual que el diputado Marcos Cleri (Frente de Todos). “Es muy importante poder establecer un Centro Cultural donde estén todas las expresiones de la cultura de China, junto con la posibilidad de potenciar el vínculo con Argentina y Latinoamérica”, resumió Cleri.

Por su parte, la diputada Silvia Lospennato (Pro) solicitó reunirse con funcionarios de Cancillería para conocer detalles sobre otros convenios con China, como “la instalación de granjas de cerdos”. “Hasta ahora hemos sido ajenos a esta agenda, quisiéramos saber de qué se tratan estos convenios”, alertó, encontrando buena disposición de parte del titular de la comisión, Eduardo Valdés (Frente de Todos), que se comprometió a extender esa solicitud al ministerio.

Por otro lado, la comisión también le dio el visto bueno a un proyecto de ley que aprueba el Convenio de coproducción cinematográfica entre Argentina y el Estado de Israel, suscripto en la ciudad de Jerusalén el 28 de abril de 2017.

El diputado Eduardo Valdés comentó que mantuvo una comunicación con el ministro de Cultura, Tristán Bauer, quien consideró que “este acuerdo contribuirá al desarrollo de la producción cinematográfica y a la profundización de los vínculos culturales y tecnológicos entre Argentina e Israel”, además de promover la industria audiovisual.

Para el final, el diputado Facundo Suárez Lastra (UCR) había reservado al principio de la reunión la presentación ante sus pares de un proyecto para acompañar el voto argentino sobre el informe presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Pero habiéndose tratado ya todos los temas, se le adelantó su correligionario Alvaro de Lamadrid, que planteó el tema en otros términos, al preguntarle al titular de la comisión la razón por la cual no estaban tratando un tema como el de la situación en Venezuela, sobre todo ante la necesidad de “dar una señal al mundo, en atención a que el tema de Venezuela es uno de los más graves”. E insistió: “¿Por qué motivo no es prioridad? Porque usted expresa una de las líneas políticas de un gobierno que no se pone de acuerdo en ese tema… El presidente no se sabe qué piensa… ¿Por qué este tema no está en el temario?”.

Valdés le aclaró que trataba de poner en el temario las cosas que le proponen los asesores, y nadie le había propuesto ese tema. “Me lo acaba de proponer usted”, señaló, sugiriéndole que instruyera a sus asesores para que lo incluyeran en el temario, “así que por ahí se va a llevar una sorpresa y lo tratamos en la sesión que viene”.

La palabra “sesión” fue lo que encendió a varios diputados de la oposición, algunos de los cuales luego sugirieron que Valdés había hablado de poder tratar ese tema en el recinto, cosa que el residente de la comisión aclaró que no había dicho. “Vamos a pedirle a Gonzalito la cinta”, ironizó alguien desde JxC.

Facundo Suárez Lastra pidió la palabra para retomar lo que  había esbozado al principio. Aclaró que se refería a un proyecto hecho sobre la base de uno del radical Ricardo Buryaile, y admitió que no había habido una propuesta formal de tratamiento en esa reunión. Valdés entonces pidió trabajarlo en comisión y “tratarlo en la sesión que viene de Diputados (SIC), y no tenemos ningún problema en tratarlo, que lo podamos discutir, no tenemos ningún problema. Lo ponemos en el orden del día y lo tratamos”.

Suárez Lastra le aclaró que el espíritu de la declaración tenía “mucho equilibrio” y pretendía “avalar y acompañar la decisión del Gobierno argentino”. Con todo y pese a su insistencia, no logró poder leerlo.

El propio Buryaile aclaró que “el espíritu que nos anima es acompañar al Poder Ejecutivo. Por supuesto que coincidimos con eso, sé que hay algunas personas que disentirán, pero en este caso la postura argentina es a nuestro entender de suma importancia a nivel internacional”, e insistió en tratar de acompañar la decisión del Poder Ejecutivo, sugiriendo que en el oficialismo no todos estaban de acuerdo.

Valdés le aclaró entonces que “el bloque del Frente de Todos tiene orgullo del presidente de los argentinos y me parece que no tenemos miradas sesgadas sobre nuestro presidente”.

En medio de esa polémica, el diputado oficialista Nicolás Rodríguez Saá pidió incluir en el orden del día de la próxima reunión “un tema de connotación internacional”, en referencia al helicóptero ploteado como los de la policía bonaerense, que era -remarcó- de los que alquilaba la gobernadora María Eugenia Vidal para el Operativo Sol.

En ese marco intervino la diputada Silvia Lospennato para recordar que, “como defensora del reglamento”, siempre sostiene que los temas a tratar “tienen que estar en el orden del día”, y generarían un mal precedente haciendo lo contrario. Así las cosas, sostuvo que “la decisión correcta es incluir el tema en la próxima sesión”. Aclaró en ese sentido que hay dos cosas en las que no hay que manejarse en los márgenes: de la Constitución y del reglamento. Ni siquiera cuando le conviene a uno.

Y quedó establecido entonces que el tema quedará para entonces.

El “oficialismo” de Suárez Lastra

Durante la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores, el presidente de la misma, Eduardo Valdés, celebró el “beneplácito” del radical respecto de una medida del Gobierno.

Al establecer la agenda de trabajo que seguirían en el transcurso de la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, el vicepresidente de la misma sumó la intención de Juntos por el Cambio de que cuando terminara el tratamiento del orden del día tratar un proyecto de beneplácito sobre el acompañamiento de la posición del representante de Argentina sobre el tema Venezuela en Naciones Unidas.

“Bienvenido su oficialismo, Suárez Lastra”, saludó el presidente de la comisión, Eduardo Valdés, con una amplia sonrisa, a lo que en el mismo tono el diputado radical lo corrigió: “Argentinismo, presidente, argentinismo”.

Cafiero defendió el voto de Argentina sobre la situación de Venezuela y avaló a Raimundi

El jefe de Gabinete dijo que la postura del país a favor del informe Bachelet “tiene que ver con la política de nuestro país” en defensa de los derechos humanos, al tiempo de rechazar todo tipo de intervencionismo.

santiago cafiero informe senado octubre 2020

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió este jueves el voto de Argentina ante la ONU en favor del informe presentado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

“Nosotros no vamos a promover ningún golpe de Estado, no vamos a promover la defensa de gobiernos autoasignados, como sí sucedió”, respondió ante preguntas de senadores de Juntos por el Cambio en las idas y venidas del país con respecto al tema, lo que provocó la reciente renuncia de Alicia Castro como candidata a embajadora de Rusia.

El funcionario señaló que el país “ratificó la decisión de preservar los derechos humanos en cualquier ámbito y cualquier gobierno”, algo que “tiene que ver con la política de nuestro país”.

“También nos preocupan los derechos humanos en otros países de la región como Colombia, como Bolivia e incluso los derechos humanos de la comunidad afroamericana en Estados Unidos”, continuó.

El ministro coordinador sostuvo que “Argentina tiene una conducta de defensa de los derechos humanos y no la acomoda según los tiempos políticos”.

“Seguimos reafirmando que las decisiones de bloqueo y de intervenciones nunca son el camino y siempre vamos a estar enfrente de ese tipo de decisiones, que muchas veces se quieren empujar y llevar adelante”, enfatizó.

Y reafirmó: “Argentina no es parte de esa política y en este sentido no se ha modificado en nada la posición de nuestro país”.

Más tarde, Cafiero respaldó al embajador ante la OEA, Carlos Raimundi: “Nosotros estamos conformes con su tarea y no está bajo ningún estudio su funcionamiento y su cargo”. Y rechazó la intención de la oposición “tratando de fijar dudas sobre la tarea de nuestro embajador ante la OEA”.

Alicia Castro renunció a ser embajadora, pero nunca habían tratado su pliego

Luego de los cortocircuitos generados tras el voto del Gobierno argentino del informe sobre la violación de derechos humanos en Venezuela, en una reunión de la ONU, la designada representante argentina en Rusia pegó el portazo.

Fuego amigo. Como si el Gobierno de Alberto Fernández no tuviera suficientes problemas en esta coyuntura sumamente complicada, el plano internacional y las múltiples visiones internas existentes en el muy diverso Frente de Todos le sigue generando ruidos. Ahora Alicia Castro, quien había sido designada al inicio de esta gestión como representante argentina en Rusia, anunció su decisión de renunciar a ese cargo.

Un cargo al que nunca accedió, dicho sea de paso, porque su pliego nunca fue tratado en el Senado.

No es la primera vez que Alicia Castro -quien fue diputada nacional entre 1997 y 2001- expresa sus reparos hacia la política de relaciones exteriores del gobierno de Alberto Fernández, pero esta vez fue más allá. A través del sitio #LaGarcia, de la periodista vinculada al kirchnerismo Cynthia García anunció su decisión, sin vueltas: “Hoy quiero presentar mi renuncia como embajadora, porque no estoy de acuerdo con la actual política de Relaciones Exteriores”, dijo, y luego oficializó su decisión a través de una carta que le envió al presidente Alberto Fernández.

Ya la semana pasada los problemas en este segmento de la política exterior del Gobierno habían quedado expuestos cuando Carlos Raimundi, quien fue compañero de bancada de Alicia Castro en el Frepaso cuando ambos eran diputados, relativizó en la OEA un informe sobre la violación de derechos humanos en Venezuela. En el Gobierno no hubo medidas contra el representante argentino en la Organización de Estados Americanos -que sigue siéndolo-, aunque se preocuparon por hacer saber que no compartían su discurso. Y este martes acomodó los tantos durante la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde el informe presentado por Michelle Bachelet tuvo 22 votos a favor, 22 abstenciones y 3 en contra. Uno de esos 22 votos positivos fue el del representante argentino ante ese organismo.

En rigor, la razón de la demora de esa designación y tantas otras fue la pandemia, que llevó a muchos embajadores designados a seguir en nuestro país hasta el momento. El caso de Alicia Castro fue uno de ellos. Fue la razón que esgrimió el propio Felipe Solá, que en agosto pasado negó que el pliego de Castro no se hubiera tratado aún por los cortocircuitos con la dirigente designada, atribuyéndolo en cambio a la situación sanitaria. En esa oportunidad, el canciller argentino dijo de Castro que “es una persona que dice lo que piensa, que tiene su posición. Por razones vinculadas a su edad y la situación del Covid en Rusia, que es el tercer país del mundo en contagios, nos anticipó que no estaba para irse estando así las cosas. Ella pidió que no saliera su acuerdo. Fue una actitud seria”, argumentó Felipe Solá.

Alicia Castro fue embajadora del Gobierno de Cristina Kirchner en Venezuela entre 2006 y 2011, y en ese marco forjó una amistad personal con Hugo Chávez. Luego, entre 2012 y 2015 fue representante argentina en Londres.

La carta de despedida

A continuación transcribimos la nota que Alicia Castro presentó para renunciar a asumir al cargo en Moscú:

“Quiero agradecer al gobierno nacional, en especial a nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, por haberme honrado con la designación como embajadora en la Federación Rusa.Tenía planificado mi traslado para el mes de abril, pero en marzo, con el Placet concedido por Rusia, inicié el periodo de aislamiento preventivo y obligatorio y formulé mi solicitud formal al Senado de la Nación para que se postergara el tratamiento de mi Pliego en razón de la explosión de la pandemia, que materialmente impide los vuelos a Rusia y a los cinco países en donde tendría concurrencia. 

Hoy quiero presentar mi renuncia como embajadora, porque no estoy de acuerdo con la actual política de Relaciones Exteriores.

El 6 de octubre, en el 45° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el voto de Argentina acompañando la Resolución del Grupo de Lima constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de Macri. De hecho, el Grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, alentados y financiados por los Estados Unidos con dos objetivos explícitos: Promover un “Cambio de Régimen” en Venezuela -con idéntica matriz de los operados por EE. UU. en Oriente Medio- y desarticular el bloque regional.

En la década pasada tuve el honor de participar – como diputada y como embajadora- del maravilloso proceso de forja de la unidad regional junto a Néstor Kirchner y a Cristina Fernandez de Kirchner y los líderes progresistas de la Región, Hugo Chávez, Lula da Silva, Fidel Castro, Pepe Mujica, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega, unidos en la diversidad. Comprendemos claramente, siguiendo el legado de nuestros libertadores San Martín, Bolívar, Artigas, que la unión de Sudamérica es la clave de nuestra soberanía política e independencia económica. En la UNASUR logramos una institucionalidad supranacional densa y eficaz que logró evitar dos golpes de estado en la Región y luego conformamos la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Todo se derrumbó con la llegada de Temer, Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, los golpes en Brasil y Bolivia con la manipulación del Lawfare y las operaciones mediáticas. Nadie ha estado más expuesto al linchamiento mediático que el gobierno de Venezuela. Es bien conocido cómo orquestan las Agencias Gubernamentales de los Estados Unidos sus planes de Regime Change -con mentiras han justificado sus invasiones militares en Iraq, la destrucción de Libia- y sus pretensiones de injerencia directa en la política latinoamericana. Cabe preguntar por qué al gobierno de los EE. UU. y al Grupo de Lima no les preocupan las flagrantes violaciones de los Derechos Humanos en Chile, en Bolivia, en Brasil, en en Honduras, o en Colombia- donde se han asesinado a 250 líderes sociales firmantes de los Acuerdos de Paz- Acuerdos que también – recuerdo con orgullo- fueron promovidos por Néstor Kirchner, Hugo Chavez y Fidel Castro. Nadie puede ignorar hoy que Venezuela está bajo asedio, sometido a un bloqueo criminal que priva al pueblo de medicinas, alimentos, insumos esenciales. Aportar a intensificar ese asedio es, por lo menos, irresponsable.

Desde el golpe de estado perpetrado contra Hugo Chavez en abril 2002, no han cesado los intentos de golpe, magnicidio, sabotaje, desabastecimiento, acciones organizadas de violencia para promover el caos.

La mayoría de los partidos de la oposición no presentan candidatos a elecciones para no convalidar el triunfo del voto popular, como explicó con pruebas el ex presidente Rodriguez Zapatero desde Caracas cuando fue reelecto Nicolas Maduro en 2018. Como no lograron derrotar a Nicolas Maduro, los EE.UU. fungieron a un presidente “autoproclamado”, Juan Guaidó, quien tiene también el apoyo de varias naciones europeas.

Tenemos en consideración que, en un Frente, no todos pensamos igual. Sabemos que hay entre nosotros dirigentes que siempre estuvieron opuestos al socialismo venezolano – sin haber pisado nunca Venezuela- y hasta alguno que celebró la proclamación de Guaidó.

Pero confiamos en que, independientemente de las preferencias, el gobierno del Frente de Todos iba respetar los principios rectores de No Intervención en los asuntos internos de otros estados, Resolución Pacífica de las Controversias, y el principio consagrado de Igualdad Jurídica de los Estados. La Argentina ha hecho doctrina con estos principios fundantes del Derecho Internacional, la Docrina Drago, la Doctrina Calvo.

Los países de la Unión Europea tienen tanto derecho a inmiscuirse en las elecciones en Venezuela, como a Venezuela le cabe dictaminar en las elecciones francesas.

El anticolonialismo es también, un imperativo ético.

El 6 de octubre en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas se votaron dos Resoluciones. La Res. L.55. que subraya la importancia de mantener el diálogo constructivo y la cooperación con Venezuela a fin de “reforzar su capacidad de cumplir las obligaciones que le incumben en materia de derechos humanos”; “expresa preocupación por las noticias relativas a presuntas restricciones al espacio cívico y democrático, incluidas las denuncias de supuestos casos de detención arbitraria, intimidación y difamación de manifestantes, periodistas y defensores de los derechos humanos”; celebra la visita de la Alta Comisionada a la República Bolivariana de Venezuela, que tuvo lugar del 19 al 21 de junio de 2019, y los compromisos acordados con el Gobierno para mejorar la situación de los derechos humanos en el país; exhorta al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a que aplique las recomendaciones recogidas en los informes de la Alta Comisionada presentados al Consejo de Derechos Humanos en sus períodos de sesiones 41º y 44° y pide a la Alta Comisionada que siga colaborando con la República Bolivariana de Venezuela para hacer frente a la situación de los derechos humanos en el país y prestar apoyo sustantivo en forma de asistencia técnica y fomento de la capacidad.”

Esta Resolución que promueve y alienta la participación democrática fue votado por varios países, entre otros, México.

Más tarde se puso en consideración la votación de la Res. L.43 promovida por el Grupo Lima.

Esta Resolución, además de condenar enérgicamente a Venezuela, en consonancia con las expresiones de la oposición, promueve la franca injerencia en los asuntos internos. Decide prorrogar por dos años el mandato de una “Misión Internacional Independiente” que fue constituida por tres personas sin representación alguna, designadas por el Grupo de Lima, que se limitó a recibir desde Panamá informes por mail de la oposición venezolana, que nunca fueron constatados. Además, sugiere la consideración de nuevas medidas.

Para mayor muestra de cinismo, expresa preocupación por el tratamiento de la pandemia Covid-19 en Venezuela que, con 30 millones de habitantes, tiene -según datos de la OMS- 80.000 contagiados de Covid-19 y en total 653 muertos, lo que, claramente, muestra un mejor desempeño, seguimiento y cuidado de la salud pública que los países que apoyan la Resolución 43, incluído el nuestro.

Esto demuestra, palmariamente, la falta de rigor de los argumentos expuestos en esta Resolución, que apuntan a demonizar a la República Bolivariana de Venezuela, sus autoridades legítimas y su pueblo, que resisten heroicamente el asedio de los Estados Unidos de América y sus aliados.

Argentina podría haber optado por abstenerse, en todo caso, si no quería comprometerse con ninguna de las dos Resoluciones.

Pero en cambio, votó con los países europeos que reconocen al autoproclamado Guaidó como presidente sin un voto, modalidad que pone en riesgo a las democracias de America Latina. Votó junto al Reino Unido, cuando Venezuela ha sido aliada constante y ejemplar de la República Argentina en nuestra lucha por la soberanía en Malvinas. Votó junto al grupo de países latinoamericanos que han seguido a pie juntillas las instrucciones de los Estados Unidos de demoler a Venezuela. Argentina votó con Bolsonaro, con Piñera, con la golpista Añez, con Lenin Moreno y los habilitó como voceros de los Derechos Humanos.

Por lo expuesto, presento mi renuncia como embajadora plenipotenciaria en la Federación Rusa, declino el alto honor y los privilegios que deparan tan alto e importante cargo.

No me voy del Frente de Todos y Todas, al que el Kirchnerismo aportó tanta energía, tantos esfuerzos y la mayoría de los votos. ¡Y construyó con tantos sueños! Recuerdo ahora vívidamente a las masas de jóvenes y viejos militantes felices y conscientes en la histórica Cumbre de Mar del Plata, donde celebramos el rechazo del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), el rotundo éxito protagonizado por los “tres mosqueteros”, como llamó Hugo Chávez a su alianza indestructible con Néstor Kirchner y Lula da Silva.

No podría seguir instrucciones de Cancillería que no comparto y que considero reñidas con el interés de la Nación. Quiero actuar con responsabilidad y transparencia; que nadie se preocupe o perjudique por mis declaraciones, ni conocer preocupaciones en off por los medios de prensa comerciales.

Mi posición y mi ideal de construcción de la Patria Grande es hoy, como fue durante los dos gobiernos Kirchner, y seguirá siendo, firme e inclaudicable. Siempre”.

Juntos por el Cambio reclama que la Misión Internacional de la ONU en Venezuela debe continuar

“No podemos permitir que Argentina rechace o se abstenga” en la votación que se realizará en los próximos días, afirmaron los opositores. Además, consideraron que el país debe mantener “su tradición en defensa de los derechos humanos”.

Frente a la votación que se llevará a cabo la primera semana de octubre en la ONU, los diputados nacionales de Juntos por el Cambio que integran la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto insisten en “garantizar que la Argentina vote a favor de la prórroga de la misión internacional en Venezuela y mantenga su tradición en defensa de los derechos humanos”.

Preocupados por las declaraciones del embajador ante la OEA, Carlos Raimundi, quien habló de “una visión sesgada de la violación a los derechos humanos en muchos países”, los legisladores opositores presentaron un proyecto al respecto.

“El vergonzoso discurso expuesto por Raimundi y las declaraciones precedentes del canciller (Felipe) Solá sobre la problemática venezolana nos ponen en estado de alerta, no podemos permitir que la Argentina rechace o se abstenga en la votación de la prórroga. Esto sería un retroceso inaudito en nuestra tradición democrática y en defensa de los derechos humanos”, expresó el radical Facundo Suárez Lastra, autor de la iniciativa y vice de la Comisión de RR.EE.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos, Sebastián Salvador, calificó de “vergonzoso” que la Argentina rechace el informe de la OEA, criticó la posición de Raimundi y dijo: “En Venezuela se violan sistemáticamente los derechos humanos y el representante argentino en la OEA no solo que no lo cuestiona, sino que parece justificarlo”. “Un país democrático como el nuestro no puede avalar detenciones ilegales o represiones a opositores”, agregó.

“El 27 de septiembre de 2019 la ONU aprobó una resolución que establecía que, por un período de un año, una misión internacional independiente investigue supuestas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014 en Venezuela. Ahora el Consejo de Derechos Humanos busca prorrogar por dos años la misión y convocó a una votación para la primera semana de octubre”, recordaron.

Los diputados de JxC señalaron que “el trabajo realizado fue considerado un éxito y sus conclusiones se presentaron en un primer informe que analiza de manera exhaustiva 223 casos en donde se prueban graves violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro. El año pasado, honrando una destacada historia en materia de protección de los derechos humanos, el gobierno de la Argentina acompañó la resolución votando a favor y consolidando su compromiso con la búsqueda de justicia, paz y democracia para el pueblo venezolano”.

“La Misión Internacional debe continuar y como hermanos latinoamericanos debemos fomentarla para acompañar así los esfuerzos de la ciudadanía venezolana en la búsqueda de verdad y justicia”, concluyó Suarez Lastra.

El proyecto fue firmado por Facundo Suárez Lastra, Albor Cantard, Carmen Polledo, Karina Banfi, Soher El Sukaria, Diego Mestre, Lucila Lehmann, Waldo Wolff, Alberto Asseff, Martin Maquieyra, Maximiliano Ferraro, Ricardo Buryaile, Fernando Iglesias y Dolores Martínez.

Diputados de JxC adhieren al pedido de la ONU para que Venezuela rinda cuentas por “crímenes de lesa humanidad”

El proyecto de declaración presentado por el legislador radical Álvaro de Lamadrid manifiesta su beneplácito al informe presentado por la ONU que insta al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela a rendir cuentas por crímenes de lesa humanidad.

Diputados nacionales de Juntos por el Cambio presentaron, a través de un proyecto de Declaración, su beneplácito al informe presentado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que insta al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela a rendir cuentas por crímenes de lesa humanidad

Según el reciente informe presentado por la misión de la ONU, el régimen venezolano encabezado por Nicolás Maduro y sus ministros más importantes, está vinculado con posibles “crímenes de lesa humanidad, incluidos el uso sistemático de la tortura y las ejecuciones extrajudiciales en ese país”. 

El proyecto presentado por el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Álvaro de Lamadrid señala que “en julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, criticó la situación en el país al presentar un informe en el que denunciaba “detenciones arbitrarias, violaciones a las garantías al debido proceso” y casos de “tortura y desapariciones forzadas”. 

“En esa ocasión, la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos de las Naciones Unidas sobre la República Bolivariana de Venezuela investigó 223 casos, 48 de los cuales se examinaron en profundidad en un exhaustivo informe de 443 páginas”, continúa fundamentando el proyecto de declaración. 

Esta es una situación insostenible en Venezuela y no podemos ignorar lo que allá sucede. Además, régimen chavista también representa una amenaza para la paz y la estabilidad de toda la región”, cierra el proyecto. 

El proyecto de declaración fue presentado por Álvaro de Lamadrid y es acompañado por los diputados: Diego Mestre, Gustavo Menna, Fabio Quetlas, Gabriela Lena, Gonzalo del Cerro, Estela Regidor, Ximena García, José Cano, Federico Zamarbide, Pablo Torello, Waldo Wolff, Hector Stefani, Gerardo Cipolini, Fernando Iglesias, Roxana Reyes, Hernán Berisso, Ingrid Jetter, Sebastian Salvador, Lidia Inés Ascarate, Miguel Nanni,  Jorge Enríquez, Alicia Terada,  Marcela Orrego, Carolina Castets y Julio Sahad. 

Waldo Wolff salió en defensa de Sergio Massa

El legislador del Pro planteó una cuestión de privilegio contra el canciller venezolano, que había fustigado al presidente de la Cámara por haber dicho que el régimen de Maduro es una dictadura.

Por una vez, un diputado de Juntos por el Cambio salió en defensa de Sergio Massa. Lo hizo el diputado del Pro Waldo Wolff, quien presentó una cuestión de privilegio para defender al presidente de la Cámara de Diputados, porque “el día 17 de julio de 2020 el canciller venezolano lo acusó a usted de tener relaciones carnales con el Departamento de Estado”.

En ese sentido destacó que “usted tuvo la valentía de expresar que hay una dictadura en Venezuela, en disidencia con la postura del Frente de Todos. Y me parece muy noble de su parte, y a pesar de no coincidir con usted en un montón de cosas, sí respeto el libre albedrío y la libertad de opinión”.

“Por eso  no voy a permitir que una dictadura extranjera le falte el respeto al presidente de esta Casa”.

Qué dijo Cafiero sobre la reforma judicial, OIL Combustibles y Venezuela

Al responder a Juntos por el Cambio, defendió el proyecto enviado este jueves al Congreso y apuntó al macrismo por el blanqueo de capitales. También habló sobre la Oficina Anticorrupción.

Al responder distintas preguntas del interbloque Juntos por el Cambio, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió la reforma judicial y negó que la moratoria sea “un traje a medida” de OIL Combustibles, a la vez que habló de la crisis en Venezuela y del rol de la Oficina Anticorrupción.

En primer lugar, Cafiero le contestó a Jorge Enriquez (Pro), quien se preguntó “por qué no continúan implementando el Código Procesal Penal que inaugura el sistema acusatorio” en lugar de impulsar una reforma judicial.

“La reforma procesal penal la frenó el macrismo en 2015 y se fue sin hacerla”, retrucó Cafiero, y aseguró que la iniciativa que el Ejecutivo envió al Senado “apunta a acercar y hacer más accesible la Justicia a los ciudadanos que así lo reclaman”, a través de un nuevo fuero federal penal.

Por otra parte, el funcionario respondió a un interrogante de Graciela Ocaña (Confianza Pública) sobre la decisión de la Oficina Anticorrupción (OA), presidida por Félix Crous, de retirarse de la querella en causas de corrupción que afectan a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Cafiero sostuvo que la OA “no debió ser querellante” porque “el Ministerio Público Fiscal ya era querellante”, lo que derivaba en una “sobre-representación”.

Además, informó que en la anterior gestión, la OA, entonces encabezada por Laura Alonso, “desistió de 44 querellas”, y observó que este organismo “debería cumplir un rol preventivo de transparencia que no se cumplió”.

Por el contrario, destacó que este gobierno le otorgó “mayores herramientas de autonomía”. “No tuvimos que cambiar la normativa para poder designar a Félix Crous, un fiscal probo con un currículum que no necesita nuestra defensa”.

El jefe de Gabinete cargó nuevamente contra Alonso: “En esos lugares no tiene que ir alguien que esté enamorado del presidente, sino alguien que haga bien su tarea”.

En otro orden, se refirió a la moratoria universal y a la advertencia de Juntos por el Cambio acerca de que es “un traje a medida” de OIL Combustibles, la empresa en quiebra de Cristóbal López y Fabián De Souza.

“Me suena mucho más un traje a medida cuando se votó en este Congreso una ley de blanqueo de capitales con el compromiso de que no sea utilizado para familiares de funcionarios y el mismo presidente lo modificó con decreto. Ahí la institucionalidad parece que falló”, redobló la apuesta Cafiero.

Respecto de otra cuestión planteada por Juan Manuel López (Coalición Cívica) sobre la posibilidad de presentar declaraciones juradas de intereses y el presunto vínculo del presidente Alberto Fernández con el Grupo Indalo, señaló que “hoy todos los funcionarios presentan su declaración jurada”.

“La verdad es que el gobierno anterior estuvo plagado de conflictos de intereses”, recordó.

Por último, sobre la situación de Venezuela, opinó que “el camino apropiado para salir de la crisis está en manos de los propios venezolanos, que este año tienen elecciones y no necesitan que desde acá les digamos lo que tienen que hacer”.

Cafiero dijo esperar que las elecciones sean “independientes” y “se desarrollen con total paz”. “Nadie está ajeno a la crisis en Venezuela, pero que nos arroguemos nosotros la potestad de definir el destino de los venezolanos es una arrogancia que no nos corresponde”, repitió.

Finalmente, sentenció que “Argentina no va a promover ningún golpe de Estado ni a reconocer gobiernos auto-asignados”.

Desde Juntos por el Cambio repudian la violación de DDHH en Venezuela

Legisladores respaldaron el informe de Michelle Balchellet a través de un proyecto de declaración del diputado Daniel Salvador.

Diputados nacionales de Juntos por el Cambio repudian la vulneración sistemática de derechos humanos del gobierno de Nicolás Maduro y respaldan el informe de la alta comisionada de la ONU, Michelle Bachelet.

El diputado nacional Sebastián Salvador, vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja, presentó en la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de declaración en donde expresa el “más enérgico repudio a la vulneración sistemática de Derechos Humanos producidos desde el gobierno de Nicolás Maduro en la República de Venezuela”.

La iniciativa es acompañada por el diputado y titular de la UCR Alfredo Cornejo, junto a los legisladores de Junto por el Cambio José Riccardo, Estela Regidor, Claudia Najul, Brenda Austin, Albord Cantard, Juan Martín, Luis Pastori, Ximena García, Karina Banfi, Grabriela Brugos, Gonzalo del Cerro, Álvaro De Lamadrid y Hernán Berisso.

Asimismo, en el texto se respalda al informe que elaboró la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, presentado el 15 de julio de 2020 en donde se refleja la preocupante situación existente en Venezuela respecto a la vulneración de los Derechos Humanos.

Los legisladores a su vez, resaltaron la posición expresada por el Embajador argentino ante las Naciones Unidas, Federico Villegas, quien señaló su preocupación por la gravedad institucional existe entre el territorio venezolano, coincidiendo con las expresiones vertidas por los demás países integrantes del MERCOSUR y del “grupo de Lima”, enfrentando a las posiciones de funcionarios del gobierno de Alberto Fernández y del propio kirchnerismo aliado de Maduro.

En el proyecto, se destaca la grave falta de independencia judicial que aqueja la República de Venezuela que impide respetar la garantía del Debido Proceso, e insta al gobierno argentino a repudiar la vulneración de los Derechos Humanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

En este sentido, manifestaron su beneplácito por las palabras del embajador Villegas quien manifestó durante la presentación de Bachelet en la ONU, que “compartimos con la intervención conjunta pronunciar por Perú la profunda preocupación por la situación de los Derechos Humanos así como por la grave crisis política, económica y humanitaria que parece Venezuela”.

En un momento inesperado, el presidente es sometido a un inesperado “fuego amigo”

Sería inconveniente reconocerlo en público y no lo hicieron, pero solo la certeza de que la cuarentena estricta en el AMBA se hacía inmanejable motivó una flexibilización que no es tan grande en los anuncios, pero lo será en la práctica. Los peligros de las críticas hacia Fernández provenientes de su mismo espacio.

Por José Angel Di Mauro

Siempre se supo que conforme se dilatara la cuarentena y la llegada del pico de contagios se extendiera, tarde o temprano las autoridades se encontrarían ante el dilema de tener que decidir aflojar las restricciones tal vez en el momento menos indicado. Ese fue un riesgo que todo el mundo advirtió cuando promediando el mes de marzo se dispuso una cuarentena sumamente estricta para evitar que aquí se replicaran las imágenes que ya llegaban desde Europa.

En efecto, por una vez tuvimos la posibilidad de contar con el diario del lunes y poder disponer con tiempo medidas para evitar lo que en países como Italia y España debieron resolver sobre la marcha, sin referencias precisas y con resultados gravosos. Así las cosas, nosotros no avanzamos a tientas, pero la verdad es que la pregunta que siempre todos se hicieron aquí fue qué pasaría cuando llegara el invierno y la curva comenzara a empinarse. Llegó el invierno, la curva está en ascenso y por razones económicas y de cansancio social se hace imperativo flexibilizar. Los infectólogos, que siempre mantuvieron el discurso de cerrar, esta vez fueron soslayados. En el peor momento.

Surgieron dudas cuando en un mismo día de esta semana se registraron picos de muertos y contagios, justo cuando la decisión de cambiar de fase en el AMBA estaba tomada. Pero era claro que ya no habría vuelta atrás. Porque no hay nada peor para una cuarentena que la misma sea ignorada por la población, y es lo que estaba sucediendo. Depende las zonas, pero la realidad es que la circulación de la gente -según pudo determinarse a través de estudios realizados en base a las antenas de los celulares- siguió siendo intensa durante esta etapa, sobre todo en las zonas más populosas y humildes. El mantenimiento del ASPO en Fase 1 se hacía inviable y así fue que debieron reacomodar los discursos de modo tal que no quedara expuesto que lo resuelto fue consecuencia del humor social, que esta vez prevaleció por sobre la recomendación de los infectólogos. No todos, pues precisamente esta última semana comenzaron a alzarse voces de especialistas que esgrimiendo el otro lado de la biblioteca consideran un error haber adoptado una cuarentena tan temprana y extensa.

En efecto, con 120 días ya cumplidos, la Argentina es el país de la cuarentena más extensa del mundo.

Para preparar el terreno, hasta la publicidad oficial varió los últimos días, haciendo hincapié en aclarar que el esfuerzo sirvió para evitar que la cantidad de casos y muertos se multiplicara de manera exponencial, como así también preparar el sistema para evitar su colapso. Ahora, dependerá más de la responsabilidad ciudadana; el método utilizado con singular éxito en la vecina Uruguay, cuyo presidente tuvo profusa difusión los últimos días en nuestro país, con entrevistas sucesivas en medios argentinos.

El cambio de fase se da en un momento en el que, con mayor o menor variación, todas las consultoras coinciden en percibir una persistente caída de la imagen presidencial. Previsible, conforme la misma había alcanzado picos muy elevados en el inicio de la cuarentena: en la medida que el hartazgo social se ha ido profundizando y la crisis económica se agrava, tiene lógica que el índice de adhesión decaiga. Pero a ello hay que sumar errores propios y, sobre todo, una sensación cada vez más marcada de la elevada influencia de la vicepresidenta en la toma de decisiones. “El poder bifronte” del que hablaba la oposición al principio de la gestión -más como advertencia que de manera probada-, es hoy cada vez más certeza en el círculo rojo y buena parte de la sociedad.

Por razones económicas y de cansancio social se hace imperativo flexibilizar.

El fuego “amigo” afectó especialmente a Alberto Fernández la última semana, que se inició precisamente el domingo pasado con apenas un tuit de la vicepresidenta. Bastó con su recomendación de un artículo publicado en Página 12 para que quedara expuesto rápidamente el mensaje. “El mejor análisis que he leído en mucho tiempo. Sin subjetividades, sin anécdotas”, señaló Cristina Kirchner en referencia a la nota del periodista Alfredo Zaiat en la que fustigaba fuertemente a los empresarios de los que se había rodeado el Presidente el 9 de julio. Durísimo con Techint y Clarín en particular, el comentario denostaba a lo que representa el Grupo de los 6: “Es un poder económico conservador, ideologizado al extremo y contaminado de los lugares comunes de la ortodoxia económica”, advertía. CFK, a su vez, deslizaba en su tuit se trataba de un artículo “de lectura imprescindible para entender y no equivocarse”. ¿Quién sino el Presidente debería entender y no equivocarse?

Desde hace un tiempo bastante largo, Hebe de Bonafini se ha constituido en una voz marginal de la política. Por eso cuando promediando la semana recogió el guante de la vicepresidencia para abofetear al Presidente con el mismo tema, muchos prefirieron minimizar sus dichos, pero otros consideraron que la titular de Madres estaba expresando lo que la líder del espacio no puede decir en público. Y más, cuando Víctor Hugo Morales la emprendió contra el Presidente por la postura expuesta por el embajador argentino ante la ONU en torno a la situación de los derechos humanos en Venezuela. El relator uruguayo recibió entonces un llamado de Alberto Fernández para aclararle la postura de su gobierno y desandar en menos de 24 horas lo que había parecido un mensaje hacia Estados Unidos, justo cuando se hace imprescindible un apoyo de esa administración en un momento determinante de la negociación por la deuda. Sin siquiera convencer del todo a Morales, Fernández enfatizó su reconocimiento a la “legalidad” de la presidencia de Nicolás Maduro.

El último paso lo dio el Presidente al conceder una entrevista a Dina Siegel Vann, directora para Latinoamérica del Comité Judío Estadounidense, con motivo de un nuevo aniversario de la voladura de la AMIA. Era obvio que saldría el tema del memorándum con Irán y al respecto Fernández recordó haberlo criticado “mucho”, pero ahora lo definió como “la búsqueda de ir destrabando esta causa”.

Se había especulado con que la presentación de los anuncios del viernes en Olivos sería grabada con anterioridad y no habría preguntas de los periodistas. Sin embargo fue en vivo y hubo espacio para cuatro buenas preguntas. Y el Presidente tuvo así la oportunidad de aclarar un poco las cosas. Sin enojarse y en un tono moderado que es en rigor el que mejor le sienta, Alberto minimizó las disidencias dentro del heterogéneo Frente de Todos, sin necesidad de negarlas. Fue un cierre decoroso para una semana muy complicada en ese sentido.

Una semana que se había iniciado con una reunión con los jefes parlamentarios de la oposición que arrancó complicada ante la postura de Juntos por el Cambio de condicionar su presencia a que sus miembros no debieran participar en el mismo zoom que el resto de la oposición. Previsiblemente el condicionamiento generó fastidio en los representantes de esos bloques más pequeños, pero a los que el exoficialismo endilga “haber sido funcionales a todas las demandas que les ha planteado este gobierno desde el 10 de diciembre”.

Lo cierto es que las reuniones con la oposición han sido pocas, aunque Máximo Kirchner abrió el juego en el encuentro del lunes facturándoles que durante la gestión macrista el kirchnerismo nunca había sido invitado al diálogo, cosa que es real. Como sea, el antecedente que motivó la actitud de JxC no era demasiado auspicioso. El último encuentro había sido, por videoconferencia, el 17 de abril, primera etapa de la cuarentena y cuando todavía esa oposición consideraba a Alberto el “comandante en jefe” ante esta pandemia. En esa oportunidad había estado presente el ministro de Economía, al que Mario Negri pidió que se presentara ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa para dar detalles de la negociación. Martín Guzmán se mostró esa vez de acuerdo con asistir, pero nunca lo hizo. Por el contrario, esa comisión se activó en realidad para iniciar una investigación sobre la deuda externa tomada en tiempos de Macri.

Esa vez Cristian Ritondo y Mario Negri pidieron también por la demorada creación del Consejo Económico y Social. Fernández les dijo que él tenía pensado enviar esa ley para discutir políticas de Estado, y que iba a evaluar el tema, pero el mismo sigue estando pendiente.

Con todo, la agenda pautada para discutir durante esa reunión -que fiel al estilo presidencial se demoró casi una hora, durante la cual los referentes de JxC estuvieron deliberadamente callados en el zoom-, casi no se tocó. Sí se ocupó el Presidente de reprocharles duramente por el comunicado emitido por ese espacio en ocasión del asesinato del exsecretario de los Kirchner. Dicen los legisladores opositores que el reto parecía más estar hecho para que escuchara Máximo Kirchner. Es parte del equilibrio que permanentemente parece ejercitar Fernández.

Rechazan la abstención de la Argentina ante la condena de la OEA al régimen en Venezuela

Facundo Suárez Lastra alertó sobre cómo la decisión política del Gobierno “atenta contra la tradición democrática del país y lleva a un aislamiento internacional voluntario”.

facundo suarez lastra

Con la firma de una decena de diputados nacionales de Juntos por el Cambio, Facundo Suárez Lastra presentó un proyecto de declaración donde expresó su preocupación por la abstención de la Argentina al votarse la resolución de la OEA en la cual se condenan las recientes decisiones “ilegítimas” del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

“La abstención y la neutralidad de nuestro país debilitan la implementación de una estrategia regional coordinada para solucionar la crisis institucional venezolana, atenta contra nuestra tradición democrática y nos lleva a un aislamiento internacional voluntario”, aseguró Suárez Lastra, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto. 

Entre los países que se abstuvieron, además de Argentina,  estuvieron México, Granada, Guyana, Surinam, Trinidad y Tobago y Belice.

Según advirtió el radical, como Estado Parte del Mercosur la decisión de nuestro país “es aún más grave ya que como dice el Protocolo de Ushuaia, se acordó trabajar en favor del restablecimiento del orden democrático en Venezuela y en la búsqueda de una solución negociada y duradera en pro del bienestar y el desarrollo del pueblo venezolano”.

“Creemos que la salida pacífica, ordenada, democrática y constitucional debe ser a partir de la cooperación internacional y regional.  Con la abstención estamos siendo indiferentes. Nos separamos de la comunidad internacional y nos asociamos al peor régimen de la región”, concluyó Suárez Lastra.

Un crudo análisis de la situación en Venezuela

Los diputados Asseff y Suárez Lastra, junto a un integrante de la Asamblea Nacional de Venezuela condenaron el régimen de Nicolás Maduro.

Los diputados nacionales de Juntos por el Cambio Alberto Asseff y Facundo Suárez Lastra mantuvieron una charla con el diputado de la Asamblea Nacional Venezolana Williams Dávila, en el marco de la conferencia titulada “La lucha por la democracia venezolana”, que se desarrolló vía plataforma zoom.

Suárez Lastra, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados, se ocupó de dar una charla introductoria a la temática de la reunión, recordando la relación que existe entre nuestro país y Venezuela, que acogió refugiados políticos en tiempos de dictadura en nuestro país.

Luego lamentó que hoy en día Venezuela “tiene una clarísima pérdida del rumbo democrático” y existen “abusos y persecución a la sociedad”. Suárez Lastra habló de un “principio de política internacional del que la UCR es muy respetuosa y es el de la no intervención en asuntos extranjeros”. Sin embargo, lamentó que el Gobierno venezolano ha tomado ese principio general para transformarlo en un argumento contra aquellos que denuncian la situación política del régimen de Nicolás Maduro. Y agregó que “Maduro evade cualquier tipo de control de organismos internacionales amparándose en que potencias extranjeras no infieran en los asuntos internos”.

Por último aclaró que “aceptar un principio de no intervención no significa un principio de indiferencia” y finalizó diciendo que JxC tiene un “compromiso con el apoyo a la democratización de Venezuela y a los dirigentes políticas como Dávila, que luchan por recuperar la democracia”.

Luego fue el turno del diputado Alberto Asseff, quien también pertenece a la Comisión de Relaciones exteriores y Culto, quien habló de la geopolítica de Venezuela. El titular del Partido UNIR dijo que “Venezuela es un país importante geopolíticamente debido a su ubicación bifronte, perteneciendo tanto a la América del sur como al caribe”. Además agregó que siendo un país rico en recursos naturales es “vital para que el continente tenga un armónico desarrollo de prosperidad”.

Finalmente llegó el turno de la exposición del diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela Williams Dávila, quien se disculpó por las dificultades para conectarse a la sala virtual y explicó que un apagón energético complicó su participación. Seguidamente hizo un breve pantallazo de los problemas relacionados a la falta de energía eléctrica, y como repercute en la dificultad en las comunicaciones.

Dávila inició su exposición haciendo una defensa de la tradición democrática de su país en los últimos 40 años antes de la llegada de Hugo Chávez al poder. Dávila explicó que la democracia generó movilidad de la clase media, una clase empresarial con visión industrialista y “venezolanista”, con un proyecto para América del Sur. Luego lamentó que todo eso se ha perdido con la llegada de un “Robin Hood que robaba a los ricos para darle a los pobres”, llamado Hugo Chávez. El legislador venezolano explicó que “la gente de abajo votó a Chávez por la idea de anti política, anti partido, la idea de que los políticos son corruptos”.

Por último Dávila relató los “atropellos” a los que somete el régimen de Maduro al pueblo de Venezuela. Explicó que “el caso de Venezuela no es ideológico”, porque la violación de los derechos humanos, la relación del gobierno con el narcotráfico, todo eso ha eliminado la política como tal.

Williams Dávila habló de lo sucedido esta semana con el Tribunal de justicia, que ha eliminado los partidos políticos por decreto y explicó que “se van cerrando espacios de política” y concluyó diciendo que los partidos políticos están ilegalizados.

Consultado por uno de los asistentes a la conferencia, Dávila dijo que “el régimen no cumple nada”, por lo que se necesita un gobierno de emergencia, que sea de transición, por eso “la  asamblea nacional es el epicentro de la lucha”. Y respecto al diálogo con el Gobierno de ese país, dijo que “la única posibilidad es después de la salida de Maduro”.

Diputados de JxC quieren saber más sobre el diálogo Solá-Pompeo acerca de Venezuela

El vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Facundo Suárez Lastra, efectuó un pedido de informes sobre las declaraciones realizadas por el canciller tras su diálogo con su par estadounidense.

El lunes 8 de junio el ministro Felipe Solá mantuvo una conversación telefónica con su par de los Estados Unidos, Michael Pompeo. Después del intercambio, cada uno de los funcionarios realizó declaraciones en Twitter y a través de canales oficiales con llamativas diferencias. Mientras Pompeo comentó que compartía con Solá la urgencia de que se “reestablezca la democracia” en Venezuela, nuestro canciller habló sobre la necesidad de “garantizar la convivencia, el diálogo y la paz” en el país latinoamericano.

Frente a estas discrepancias el vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, Facundo Suárez Lastra, presentó un pedido de informe para que se explicite si comparte la Argentina una estrategia común con los Estados Unidos para normalizar la situación política de Venezuela. Y, si al igual que el Gobierno de los Estados Unidos, creen que hay una necesidad de “reestablecer la democracia” en Venezuela, como fue expresado por el secretario de Estado Unidos

“Es fundamental tener una clara política exterior que pueda contribuir a encauzar la situación de Venezuela, sosteniendo los históricos principios de nuestra diplomacia de no intervención en asuntos internos de otros Estados, pero con el firme objetivo de aliviar el sufrimiento de su población, restaurar la institucionalidad democrática y poner al país nuevamente en el sendero del desarrollo y la prosperidad”, explicó Suárez Lastra. “Por este motivo es fundamental que haya una claridad sobre la política exterior que ejerce este gobierno con la situación de Venezuela”, concluyó.

El pedido de informes contó también con la firma de los diputados nacionales Karina Banfi y Diego Mestre.