BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Presentaron el proyecto para incrementar contribuciones patronales a ciertas empresas
La iniciativa elaborada por Héctor Recalde lleva las firmas de catorce diputados kirchneristas y apunta a aquellas firmas que tienen ganancias consideradas “extraordinarias”.
21 de septiembre de 2013
Finalmente el kirchnerismo presentó en la Cámara de Diputados el proyecto que apunta a aumentar las contribuciones laborales de aquellas empresas que tengan ganancias “extraordinarias”, del que ya habían trascendido detalles recientemente.

Con el objeto de elevar la recaudación, el proyecto fue elaborado por el presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, Héctor Recalde, y establece una suba en las alícuotas de las contribuciones patronales sobre la nómina salarial con destino a los subsistemas de Seguridad Social.

El aumento se aplicaría sobre los empleadores que registren en el ejercicio anual ganancias netas que superen el 10 por ciento de los ingresos netos del período.

La iniciativa ingresó por Mesa de Entrada de la Cámara baja el viernes a las 16.35 y lleva el número 6551-D-2013, además de catorce firmas: las de los diputados Eduardo “Wado” De Pedro, Carlos Kunkel Carlos Gdansky, Juan Arturo Salim, María Teresa García, Andrea García, Mario Oporto, Carlos “Cuto” Moreno, Luis Cigogna, José María Díaz Bancalari, Diana Conti, Graciela Giannettasio y Adriana Puiggrós, junto a la de Recalde.

El proyecto consta de tres artículos y establece un incremento en las alícuotas de las contribuciones patronales sobre la nómina salarial con destino a los subsistemas de Seguridad Social para los empleadores que registren en el ejercicio anual ganancias netas que superen el 10% de los ingresos netos del período. En tal caso, las alícuotas correspondientes se incrementan en la cantidad de puntos porcentuales que surge de una escala que establece, para los casos de ganancia neta de entre 10 y 12%, un punto de incremento en la alícuota; para entre 12 y 15%, dos puntos; tres para los casos de más de 15% y hasta 18%, y cuatro para entre 18 y 20 puntos.

Para los casos de más de 20% de ganancia, los puntos serán 6.

Quedan exentos de este incremento en la alícuota de las contribuciones patronales las entidades reguladas por las leyes 23.551, 23.660 y 23.661, y las empresas que no superen el límite de facturación para ser considerada Mediana Empresa dispuesto por la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y de Desarrollo Regional, dependiente del Ministerio de Industria de la Nación.

El proyecto de Recalde establece que el incremento en las alícuotas regirá desde el mes calendario siguiente a la publicación de la presente en el Boletín Oficial, a cuyo efecto se considerará la ganancia neta obtenida en el último ejercicio. El Poder Ejecutivo estará facultado a disponer la aplicación gradual del incremento de las alícuotas establecidas.

Según expresa el diputado Recalde en su iniciativa, el objetivo de la misma es restablecer parcialmente la magnitud de las contribuciones que las empresas de alta rentabilidad hacen al régimen de Seguridad Social, recordando que “previo a las modificaciones establecidas durante la década del 90, los aportes patronales alcanzaban un 33% de la remuneración del trabajador. En la actualidad las tasas son del 23% o 27%, incluyendo el pago de los aportes para Obra Social”.

Al detallar la norma, Recalde sostiene que “la baja de los aportes patronales ha sido un instrumento/símbolo de la década del 90 que, bajo el eufemismo de procurar la creación de empleo, reducía los costos empresariales. El tiempo demostró que la baja no sólo no fue conducente a la creación de empleo sino que contribuyó a desfinanciar el Estado, sin reportar beneficio alguno para la sociedad”.

“Basta con observar que la recaudación por Contribuciones a la Seguridad Social cayó en un 38% entre 1994 y 2002, pasando de $15.753 millones a $9.710 millones. Es pertinente señalar que esta caída de la recaudación fue producto tanto de la reducción en las alícuotas de las contribuciones patronales como de la caída del nivel de empleo. La tasa de desocupación se duplicó entre 1994 y 2002, pasando de 10,7% a 21,5%, respectivamente. Tampoco se mejoró la calidad del empleo dado que la tasa de subocupación también aumento, pasando de 10,2% a 18,6% para el mismo período”, destaca el legislador.