BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 18 de noviembre de 2018
NOTICIAS
La Justicia sobreseyó a Sturzenegger en la causa por el “megacanje”
La determinación fue adoptada “por falta de mérito, y también dispuso el sobreseimiento del banquero estadounidense David Mulford y ocho funcionarios de Fernando de la Rúa.
6 de junio de 2014
El diputado nacional de Unión Pro Federico Sturzenegger fue sobreseído este viernes en la causa por el “megacanje” de 2001, cuando se desempeñaba como secretario de Política Económica del ministro Domingo Cavallo.

La decisión fue tomada por la Cámara Federal porteña por considerar que desde el dictado de la falta demérito no se agregó ninguna prueba relevante a lo largo de los años. Por causas similares la decisión incluye también al banquero estadounidense David Mulford y a ocho exfuncionarios del gobierno de la Alianza, por lo que Cavallo quedó como el único procesado en la causa.

Así se expidió la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, con los votos de sus tres integrantes, los jueces Irurzún, Cattani y Farah, en la Causa 6420 del año 2001, conocida como Megacanje decretando el sobreseimiento de los imputados, entre ellos Federico Sturzenegger por falta de mérito.

El fundamento central del fallo es que el juez de primera instancia, doctor Ramos, encontrándose la causa en la misma situación que cuando se declaró la falta de mérito, hace aproximadamente siete años -el plazo varía ligeramente según cada interesado-, sin agregar ni pruebas ni consideraciones nuevas, convirtió esa falta de mérito en procesamiento.

En el caso particular de Sturzenegger se tiene en cuenta lo que había resuelto el entonces juez de la causa, doctor Ballestero, en diciembre de 2007: “...la participación de aquél en una de las reuniones que se llevaron a cabo en el Ministerio de Economía en el marco del Megacanje, lo cual si se encuentra acreditado, no es suficiente para afirmar, ni siquiera con el grado de certeza que es necesario en este momento del proceso, que aquél haya participado en la manipulación de la elección de los bancos que participarían en el proceso de canje en cuestión...” (fs. 8167/8).

Agrega la Cámara que “ni las probanzas incorporadas con posterioridad sustancialmente[consistentes en] –el estudio comparativo de canjes oportunamente sugerido por esta Alzada– ni los fundamentos desarrollados por el Sr. Juez de grado evidencian una modificación del escenario procesal trazado...”.

No se declaró la prescripción, en ninguno de los casos de los distintos interesados, como erróneamente se ha dado a conocer en algunos medios. Si bien algunos plantearon la prescripción –entre ellos el diputado Sturzenegger– sobre la base del transcurso de 13 años desde el inicio de la causa y 7 años desde que se dictara la falta de mérito, y si bien en el fallo se hacen referencias a algunos de esos planteos, en los respectivos incidentes de prescripción se resolvió: “...toda vez que en el día de la fecha este Tribunal resolvió revocar el procesamiento y disponer el sobreseimiento de Federico Adolfo Sturzenegger de conformidad con lo dispuesto por el artículo (…) este Tribunal RESUELVE: REVOCAR la resolución obrante a fs. 11/6 de este incidente en todo cuanto decide, DEBIENDO estarse respecto de Federico Adolfo Sturzenegger al sobreseimiento dictado en el pronunciamiento aludido”.
El fallo fue adoptado por unanimidad de los tres jueces de la Sala II.

Entre los procesados sobreseídos figuran el exsecretario de Hacienda Jorge Baldrich, el ex subdirector de Financiamiento Jacobo Dreizzen, el exasesor del entonces ministro de Economía Domingo Cavallo, Horacio Liendo.

Se sobreseyó también al exprocurador del Tesoro Ernesto Marcer, al exdirector de Crédito Público Carlos Molina y al exjefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía, Guillermo Mondino.

Los ocho exfuncionarios habían sido procesados por el juez federal Sebastián Ramos como presuntos partícipes necesarios de “negociaciones incompatibles con la función pública”, pero esta decisión fue revocada por la Cámara que los sobreseyó.

En la causa se investigó la presunta selección ilegítima del grupo de bancos que participó del canje de títulos públicos en el 2001, que habría beneficiado a determinadas entidades de manera irregular a través de altas tasas de interés.