BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
OPINIÓN
Traducciones profesionales, clave del éxito en comercio exterior y relaciones internacionales
Por Martina Selser. La traducción profesional y fidedigna no es un gasto, sino una inversión; un “detalle” fundamental, pues cuando se juega en el tablero grande del mundo, no hay margen para el error.
28 de noviembre de 2017
En el comercio internacional y las relaciones diplomáticas de las naciones, todas las piezas de comunicación son los ladrillos de una construcción que resulta en importantísimas transacciones económicas o políticas entre empresas, instituciones o estados. Nada está librado al azar en esas relaciones y se guían por una compleja normativa internacional que se aplica mediante usos y costumbres con estándares compartidos a nivel mundial.

La diversidad de idiomas y el carácter global de estas actividades requieren que no haya desvíos, imprecisiones, ni improvisaciones a la hora de igualar significados de los textos. La semántica en la traducción de documentos debe ser precisa, la diferencia de idiomas nunca debe jugar en contra del espíritu del acuerdo que se desea alcanzar. Un documento mal traducido, o traducido sin rigurosidad profesional, puede derivar en desajustes interpretativos que perjudiquen el resultado buscado y deformen la intención de alguna de las partes.

En tal sentido, la traducción profesional y fidedigna no es un gasto, es una inversión. Es un “detalle” fundamental, porque cuando se juega en el tablero grande del mundo, no hay margen para el error, y si el error aparece, las consecuencias y costos son altísimos.

En ese escenario global, la traducción adecuada es la base de la comunicación. Es de vital importancia conocer tanto el contexto cultural como el socioeconómico de dicho intercambio. Más importante aún, se debe conocer a la audiencia e interactuar con ella de manera genuina y auténtica, teniendo en cuenta las costumbres y referencias culturales. Esto fortalece la reputación de la empresa y demuestra a los potenciales clientes un real interés

Independientemente del producto en juego, localizar las comunicaciones para distintas culturas es un proceso que debe realizarse con profesionales que comprenden los matices en la selección de palabras y las connotaciones de un idioma en particular. La impresión que produce en los clientes afecta directamente el negocio. Es decir, una interpretación precisa y positiva de un mensaje tiene una correlación directa con la probabilidad de compra. En términos simples, un cliente estará más propenso a comprar en un ambiente donde se siente respetado.

La comunicación en los negocios es familiarizarse con la persona o la organización con quien se quiere negociar, buscar el punto de encuentro para quitar las barreras que se dan al inicio de cualquier intercambio entre personas. Es por esto que el idioma y el contexto cultural de este intercambio son clave para poder transmitir nuestro mensaje y ejercer una influencia mediante las distintas estrategias comunicativas.

Se puede concluir que la comunicación es una herramienta muy útil para potenciar y generar competitividad en las empresas, los negocios y las relaciones entre estados, pero debe ser gestionada correctamente por profesionales y en alianza con las nuevas tecnologías. La comunicación es la base de cualquier negocio, ya que genera valor agregado, y debe usarse correctamente, de lo contrario puede causar grandes daños o pérdidas para los negocios en su estructura interna y externa.

Martina Selser

Gerente de cuenta

buenosaires@transperfect.com