BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
La oposición impulsará una batería de proyectos para buscar soluciones para el agro
La UCR, el Pro, la Coalición Cívica y el peronismo disidente propondrán la segmentación de las retenciones como prioridad en la agenda parlamentaria.
5 de agosto de 2008
Con una afluencia de 82.000 personas durante el lunes y un total de visitantes estimado en 1.122.727 personas, este martes cierra la Exposición Rural de Palermo, en una edición atípica por la fuerte efervescencia política que se vivió durante la muestra. En busca de una estrategia para reclamar sin apelar a los cortes de rutas, el campo tomó la muestra como oportunidad para reunirse con legisladores opositores y motorizar los cambios que el sector busca en el Congreso, de la mano de la Coalición Cívica, el Pro, la UCR y el peronismo disidente.

"Estamos trabajando fuertemente para generar un marco previsible para el sector y en la diferenciación de retenciones para productores chicos y de zonas marginales", dijo el diputado Adrián Pérez (Coalición Cívica, Buenos Aires), que almorzó en la Rural junto con sus colegas de Pro y el presidente de la entidad, Luciano Miguens. "Si el Gobierno sigue en la postura de no dialogar, vamos a empezar a abrir instancias de trabajo en el Parlamento", manifestó.

En el encuentro estuvieron también Patricia Bullrich (CC-Capital), Francisco Ferro y Juan Carlos Moran (CC Cívica, provincia de Buenos Aires) y Federico Pinedo (Pro, Capital Federal). Si el sector no recibe señales amigables de parte del Gobierno, la semana que viene la oposición impulsará una batería de proyectos para buscar soluciones para el agro.

Por su parte, Pinedo comentó que su bloque está estudiando impulsar un plan ganadero. "Nos proponemos aumentar la producción usando los fondos de las retenciones a la carne y promover el uso de tres cortes (delantero, trasero y parrillero), lo que permitiría abastecer el mercado interno y la exportación", dijo.

Otros de los temas que son objeto de interés de parte de la oposición son la normalización de los mercados lechero, triguero, y el complejo entramado de regulaciones de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) para la venta de productos agropecuarios. "Limitar a la Oncca es una prioridad", explicó Pérez.

Más allá de que en el sector se aplaude la posta tomada por el Congreso, en las entidades hay algunas reservas, por ejemplo, hacia los nuevos proyectos de retenciones, como el que elaboró el diputado peronista Felipe Solá. "Lo ideal sería trabajar con tranquilidad en proyectos que le den previsibilidad al sector en todos los temas, como retenciones. Pero si vamos a hablar de propuestas que sigan sosteniendo impuestos confiscatorios, de más del 35%, no sirve", analizó el economista de la Rural, Ernesto Ambrosetti.

"El conflicto de la resolución 125 abrió una oportunidad de trabajo valiosa con el Congreso que vamos a seguir explorando", dijo el secretario de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina.

"Es muy positivo que vuelva la institucionalidad y que se deje trabajar al Congreso", opinó Ulises Forte, vicepresidente de Federación Agraria. "Pero en lo que se refiere a retenciones, lo ideal sería trabajar una reforma impositiva integral, que incluya también retenciones", agregó.

Para el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Ricardo Buryaile, hace falta también el consenso del sector oficial. "Podemos hacer leyes muy lindas, pero si después el oficialismo veta, no sirve", dijo. "Y si no hay llamado, ¿vuelven a las rutas?", se le preguntó. "No se responde a un problema diferente con igual estrategia. La etapa de los cortes pasó, vamos a apostar a otras vías para hacernos escuchar", contestó.