BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 18 de enero de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
Según Vera, el papa está sorprendido por la cantidad de despidos
El legislador porteño estuvo con el santo padre en el Vaticano con el senador nacional Fernando “Pino” Solanas. El diputado calificó a Patricia Bullrich de “xenófoba”.
5 de febrero de 2017
Tras participar de un coloquio por la Paz Mundial junto al senador de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, el diputado por la Ciudad de Buenos Aires Gustavo Vera sostuvo que el papa Francisco “está sorprendido por la cantidad de despidos” que se están produciendo en el país.

“No me habló del paro que definió la CGT, pero está muy al tanto de la situación social, porque le llegan los informes que envían las Arquidiócesis. Está sorprendido por los despidos, ya que en enero no es común que se produzcan como se está viendo en la Argentina”, indicó Vera.

El titular de La Alameda criticó también la reforma de la Ley de Migraciones que plantea el Gobierno nacional y sostuvo en declaraciones telefónicas al Canal C5N que “Francisco está fomentando acoger a los inmigrantes”.

“El papa ve con mucha simpatía lo que hace Alberto Rodríguez Saá en San Luis, donde el martes llegarán los primeros refugiados sirios. No hay que preguntarle al Papa lo que piensa cuando la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pretende hacer equivalencias entre los inmigrantes y el delito. Es xenófoba”, afirmó.

Asimismo, Vera recordó que “muchos inmigrantes fueron traídos al país por el crimen organizado y La Alameda denunció y denuncia el trabajo esclavo. Hay causas abiertas. Acá llegaron mayoritariamente a bolivianos, pero fueron los argentinos vivos los que los trajeron aprovechando de la vulnerabilidad de muchos de ellos”.

Vera indicó que el papa "plantea una economía de comunión" y precisó que en la Argentina "el modelo debe ser inclusivo”.

Por último, reiteró que el sumo pontífice vendrá "cuando sienta que es un factor de unidad y no de división", estimó que podría hacerlo el año que viene y reveló que la relación entre el jefe de la Iglesia Católica y el presidente Mauricio Macri "es normal y formal".