BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 17 de noviembre de 2017
NOTICIAS
“Julio tiene mucho para contar”, advirtió la esposa de De Vido
Alessandra Minnicelli insistió en calificar de “inhumano” el trato de Cristina Kirchner respecto de la detención del exministro de Planificación, y sostuvo que los detenidos Ricardo Jaime y José López “son Kirchner”.
10 de noviembre de 2017
La esposa del diputado Julio De Vido sigue hablando y con el ventilador encendido. Y dejando advertencias del tipo: “Julio tiene mucho para contar”. Al que le quepa el sayo, que se inquiete.

Alessandra Minnicelli volvió a defender a su esposo y a criticar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Y elípticamente a Néstor Kirchner, al señalar que Ricardo Jaime y José López “son Kirchner”.

Habló este viernes por el canal América, donde nuevamente fue consultada sobre Cristina Kirchner y su actitud respecto a la detención de su esposo, ante lo cual repitió que “el gesto de no llamarme me pareció inhumano, porque en otros momentos me llamó. Me sorprendió que hubiera dicho que no ponía las manos por De Vido”.

“Julio tiene mucho para contar”, alertó Minnicelli, quien luego le apuntó a Florencio Randazzo, quien recibió en 2012 la administración del área de Transporte, que hasta entonces estaba en Planificación Federal. Sobre el exministro del Interior y Transporte sugirió que pudo haber tenido responsabilidad sobre las condiciones del material ferroviario comprado por el Estado.

Alessandra Minnicelli le apuntó al Gobierno de Cambiemos por no haber terminado obras que De Vido tenía muy avanzadas, y aseguró que “ningún organismo de control encontró mérito para hablar de una irregularidad. Convierten en cuestiones políticas cuestiones administrativas”.

“Ahora se llama corrupción a cualquier cosa”, se quejó, advirtiendo sobre “tanta averiguación de delitos exprés” que hay por estos días con el Gobierno anterior y “absoluciones exprés” con el actual.

Durante el extenso reportaje en el programa de Antonio Laje, deslindó responsabilidades de su esposo respecto de la tragedia de Once, donde está siendo sometido a juicio. “Estoy convencida de que es un preso político”, remarcó, admitiendo que “Julio tendría que haber explicado en su momento cosas que se explicaron mal. La imagen de De Vido está deteriorada en la opinión pública. Nunca se lo escuchó dar explicaciones. No había irregularidad administrativa”, apuntó.

Dijo que su esposo “se quería morir” cuando vio a José López detenido en el convento, sosteniendo que “el daño que le hizo al kirchnerismo fue terrible”, pero despegó a su marido: “¿Estaba De Vido con los bolsos? ¿Estaba en la Rosadita? ¿Entonces por qué hablan De Vido y la corrupción?”.