BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Con amplio rechazo de la oposición, venderán terrenos para financiar obras
La Legislatura aprobó con 33 votos positivos y 26 negativos cambios en las normas urbanísticas de un predio en La Boca para realizar la construcción de torres y con 34 votos a favor y 25 en contra la venta de cinco terrenos para financiar las obras de los viaductos del San Martín y Mitre.
30 de noviembre de 2017
El Palacio Legislativo porteño sancionó con 34 votos a favor y 25 en contra un proyecto que promueve la venta de cinco terrenos para financiar las obras de los viaductos de las líneas ferroviarias San Martín y Mitre; y aprobó con 33 votos positivos y 26 negativos cambios de normas urbanísticas sobre un predio del barrio de La Boca para realizar nuevas construcciones de altura.

De esta manera, la primera de las iniciativas prevé la enajenación de cinco predios distribuidos en varios barrios de la Ciudad para financiar parte de las obras de los viaductos de las líneas ferroviarias San Martín y Mitre, y habilitar en esos terrenos emprendimientos de urbanización.

El predio con frente a la colectora es el delimitado por las calles Holmberg, Pico y las vías del ferrocarril Mitre en Saavedra, en la Comuna 12, lindero con un centro comercial. El tercero está ubicado en el barrio de Palermo -Comuna 14-, demarcado por la avenida Ortiz de Ocampo y las vías de los ferrocarriles San Martín y Belgrano Norte.

Otro de los terrenos está entre las calles Roosevelt, Triunvirato, Bucarelli y las vías del ferrocarril Mitre de Villa Urquiza, y la última superficie es la comprendida entre las avenidas Del Libertador y Ramos Mejía, la calle Padre Mugica y el deslinde con la terminal de trenes en Retiro, Comuna 1.

Cabe destacar que el terreno ubicado en el polígono formado por la colectora de la avenida General Paz y las calles Emilio Castro, Ercilla y Saladillo, en el barrio de Mataderos, Comuna 9, fue retirado de la iniciativa debido a que en el lugar funciona la Dirección de Vialidad.

Mientras que la segunda normativa contempla la aprobación de un convenio firmado entre Ciudad y Nación para avanzar en el emprendimiento urbano que abarca el espacio delimitado por Azopardo, Brasil, deslinde de la autopista La Plata-Buenos Aires, Pedro de Mendoza, Gualeguay, Caboto, Arnaldo D'Espósito y Necochea.

La propuesta convierte en urbanización parque (UP) una franja de terrenos que en la actualidad utiliza la asociación civil Catalinas Sur y plantea, además, desprenderse de una parte del polígono que pertenece al Estado nacional, por lo que ambos distritos rubricaron un convenio para habilitar la venta de la fracción.

Así, se permitirá un área de construcción de edificios de entre 60 y 90 metros de altura en dos sectores del polígono, entre los cuales está el Darling Tennis Club, que, de aprobarse la norma, no podría seguir utilizando uno de ellos, por el que paga un canon mensual al Estado nacional, en el que tiene canchas de tenis y fútbol, un gimnasio y estacionamiento.

La iniciativa es resistida por vecinos y socios del club, que aseguran que la construcción de torres “afectará la identidad del barrio”.

Durante el encuentro estuvieron presentes vecinos de La Boca y miembros de la Dirección de Vialidad, quienes expresaron su rechazo a las medidas.

El debate

Al respecto el presidente de la Comisión de Planeamiento, Agustín Forchieri, explicó que “cuando viajamos mejor, vivimos mejor; es por eso que el transporte es uno de los principales ejes de nuestra gestión y porque es una de las principales inquietudes de nuestros vecinos” y afirmó que “queremos tener un sistema de transporte público cada vez mejor, pero esto hay que financiarlo por eso el Estado Nacional nos otorgó predios de dominio privado para poder avanzar con estas obras”.

Asimismo anunció que “en el terreno ubicado en Mataderos se encuentra la Dirección de Vialidad y estamos buscando darle tranquilidad de todas las partes, es por eso que decidimos retirarlo para no afectar a ningún trabajador”.

Por su parte el diputado del FpV Javier Andrade recordó que “hace un año se está conversando acerca del Código de Planeamiento Urbano, por la envergadura de los predios que estaremos entregando creemos que sería oportuno esperar a este Código” y señaló que “en algunos lugares estamos permitiendo que se realicen construcciones al lado de las vías del tren y sobre los espacios aéreos”.

“Más allá de si son terrenos de dominio público o privado siguen siendo del Estado y eso es lo que está en discusión”, completó.

A su vez el diputado de AyL Fernando Vilardo indicó que “nosotros rechazamos estos proyectos porque lo único que hacen es avanzar sobre los negocios de los privados, algo que es propio del oficialismo” y consideró que “sólo buscan beneficiar los negocios inmobiliarios”. Además denunció que “los vecinos buscan crear espacios verdes y el Gobierno le impone desde el poder las torres de Catalinas, no escuchan a quienes viven ese lugar”.

Al respecto el socialista Roy Cortina precisó que “nuestro voto será negativo para los dos proyectos que se han puesto en consideración” ya que “no compartimos la filosofía de esta iniciativa, no podemos reducir el desarrollo urbano a los negocios inmobiliarios, esto es un error”.

“Desarrollo urbano son también otras cosas: la re urbanización de villas, la creación de plazas, entre otras”, aseveró y sentenció que “un despacho que autoriza la construcción de torres de 25 pisos en el extremo de La Boca marcha en contramano de las necesidades de ese barrio, donde hay una gran problemática con respecto a la vivienda”.

Además la legisladora del FIT Laura Marrone precisó que “la presentación de estos proyectos fue sustentada por una situación financiera, pero nosotros rechazamos la idea de que las obras que se realizan en nuestra Ciudad se deban hacer con la venta de tierras públicas” y consideró que “somos una Ciudad que desfinancia sus ingresos pero que rifa sus terrenos”.

“¿Cómo puede ser que a la zona de La Boca que carece de espacios verdes se les quite la posibilidad de tener un espacio de recreación?”, completó.

A su vez la diputada de Suma+ María Patricia Vischi señaló que “la construcción de torres quiebra la arquitectura del barrio y esto lo han planteado los vecinos del lugar, que en definitiva son quienes conocen las necesidades del lugar en el que viven” y destacó que “habría que entrar en el entramado urbanístico de La Boca para poder comenzar a solucionar las dificultades de vivienda del lugar”.

“Creemos que hay una voluntad por parte del Ejecutivo de ceder las tierras sin poner reparos en las necesidades que tienen los vecinos”, aseguró.

En este mismo sentido se expresó el presidente del FpV, Carlos Tomada, quien aseguró que “estos proyectos sintetizan el modelo de desarrollo urbano que propone el oficialismo para nuestra Ciudad, no coincidimos en absoluto en esta idea de la venta de tierras para financiar obras públicas” y advirtió que “el Gobierno de la Ciudad modifica las leyes para permitir las construcciones, el Gobierno Nacional vende las tierras y el desarrollador las compra para hacer su negocio, haciendo así torres de lujos a las que seguramente no podrán acceder los vecinos”.

Por otro lado el diputado de la CC ARI Maximiliano Ferraro explicó que “algunos legisladores plantean que estos terrenos pertenecen a la Ciudad y que nosotros estamos violando el procedimiento de las rezonificaciones, esto no es cierto todo el trabajo se ha realizado en equipo y dentro de la ley” y afirmó que “hemos trabajado mucho para cambiar los proyectos y alcanzar la mayor cantidad de consensos, nosotros lo vamos a acompañar porque se utilizarán para financiar las obras”.

Finalmente advirtió que “seguramente habrá diputados que recurrirán a la Justicia para trabar el trabajo en conjunto de la Ciudad y la Nación”.