BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 13 de diciembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
La Legislatura aprobó el Presupuesto 2018 que asciende a 222 mil millones de pesos
En la sesión ordinaria de este jueves, el Parlamento sancionó el presupuesto para el próximo año con 32 votos a favor, 13 en contra y 14 abstenciones. Conozca las partidas presupuestarias destinadas a cada área de Gobierno en esta nota.
30 de noviembre de 2017
La Legislatura aprobó en la sesión ordinaria de este jueves el presupuesto de la Ciudad para el 2018 con 32 votos positivos, 13 negativos y 14 abstenciones. El plan de gastos y recursos para el distrito capitalino asciende a los 222.383 millones de pesos. Cabe destacar que el cálculo fue realizado con bases en las variables macroeconómicas proyectadas por el Gobierno nacional, es decir un crecimiento del 3,5%, un tipo de cambio promedio de 19,30 pesos y una variación de precios del orden del 12%.

La medida fue acompañada por Pro, CC ARI, Confianza Pública; rechazada por FpV, CNLM, FIT y AyL , mientras que se abstuvieron PS, Suma+, MC, PSA

Considerando este escenario, se elaboró un presupuesto donde los recursos son iguales a los gastos, con un superávit económico de 45.350 millones, un resultado primario de 9.987 millones y sin toma de nueva deuda; mientras los recursos totales proyectados aumentan un 19,4% respecto de 2017, de los cuales 218.369 millones corresponden a ingresos corrientes, lo que representa el 98% del total, en tanto que el 2% restante, es decir 4.014 millones, corresponde a los recursos de capital.

Las partidas presupuestarias para cada área


Para el Ministerio de Seguridad y Justicia se destinarán 34.629 millones, lo que equivale un incremento del 14,6%. Es decir que se prevé un incremento de más de 4 mil millones de pesos con respecto al presupuesto para este año.

Es así que en los principales puntos que se invertirá en el área serán tecnología e infraestructura: mantenimiento de la flota policial, renovación y equipamiento de uniformes, mejoras edilicias en las comisarías e instalación de nuevos lectores de patentes. En esta finalidad se encuentran las acciones referentes al Plan de Seguridad Pública: “fortalecer a la Policía de la Ciudad a partir de la incorporación de personal policial, escalafón de bomberos y personal civil”, “instalar e integrar cámara de video de vigilancia al sistema público de monitoreo”, “desarrollar acciones de prevención, protección y seguridad de las personas y sus bienes”, entre otros.

A su vez al Consejo de la Magistratura se le asignará 4.126 millones de pesos, los cuales de dividirán en cuatro ejes generales: ´selección de magistrados y funciones disciplinarias’, ´transferencia del Poder Judicial y del Ministerio Público de la Nación a la Ciudad’, ´administración de recursos del Poder Judicial, y Política Judicial y Fortalecimiento Institucional’.

Mientras que el Ministerio de Educacióntiene previsto para el 2018 un crédito por 40.990 millones de pesos, lo que representa el 34,9% de la finalidad y tiene un crecimiento de 4.698 millones respecto de la proyección 2017.

Los principales puntos en los que se invertirá será en infraestructura y mantenimiento, digitalización de los establecimientos educativos, incremento en las horas de clases y apertura de escuelas con jornada extendida, el traslado del organismo al Barrio 31 y la creación de un centro de formación profesional en la zona.

A la Jefatura de Gabinete se le asignó para 2018 una partida de más de 14 mil millones de pesos, lo que significa un incremento del 10% respecto del presupuesto del corriente año. De esta manera, las Comunas tendrán un crecimiento presupuestario de 170 millones, es decir el 11% más, mientras que 2.920 millones irán destinados a las obras y urbanización de las villas.

Es así que para la urbanización de la Villa 1-11-14 se destinarán 11 millones; a Riestra 46 millones; a Carrillo 175 millones, debido a que comenzará con licitación de gas y se rearmará la de agua. Al barrio Lamadrid se asignarán 240 millones.

Para la Defensoría del Pueblo se destinarán 1.086 millones de pesos, lo cual implica un incremento del 15% en comparación con el corriente año. El presupuesto se utilizará para comenzar con el proceso de digitalización del organismo, además de invertirse en infraestructura.

Asimismo a la Auditoria General se le brindará un presupuesto similar a los años anteriores, siendo así que se le asignarán 739.994 millones de pesos. La suma otorgada es en torno al promedio de 0.04% del presupuesto total, cuyo 87% se destina a personal para el cumplimiento de las metas.

Sobre esta misma línea a la Procuración General se le otorgará un total de más 786 mil millones de pesos, los cuales se utilizarán para cumplir con ocho objetivos para el próximo año: seguimiento de juicios relevantes que tiene el Gobierno de la Ciudad; contribución que como abogados tienen que hacer para disminuir los costos por los que el gobierno es demandado; aumento de la recaudación, dinamizar los procedimientos y tratar de mejorar sus tiempos; control de plazos para dictaminar; bajar el plazo de trato de sumarios y reducir el stock; capacitación permanente y actualización necesaria de conocimientos; servicio jurídico gratuito para las personas que no tienen recursos y, como algo relevante, jerarquizar a la Procuración General como un órgano de excelencia y referencia en abogacía.

Además a la Sindicatura General-que tiene a su cargo el control interno, presupuestario, contable, financiero, económico, patrimonial, legal y de gestión, así como el dictamen sobre los estados contables y financieros de la administración pública- se le asignó un presupuesto de 162.347 millones de pesos, dedicándose el 79% a personal, 4% a contratos de locación, 12,1% a gastos proporcionales del edificio, 4,5% a bienes de uso, a adquisición de mobiliario 1% y el 3,5% se destina a asignación de fondos de caja chica, capacitación, mantenimiento de sistemas, útiles y seguros.

A su vez el Ministerio de Modernizacióncontará con un presupuesto de 4.733 millones de pesos, por lo que el aumento es de 1.806 millones.Entre las políticas públicas que se prevén desarrollar para el 2018 desde dicha cartera se encuentran: continuar impulsando la unidad del norte y sur de la Ciudad, en la creación de nuevos proyectos para la generación de empleo e integración social, en el marco de una interrelación y crecimiento entre la ciudadanía y el desarrollo productivo del distrito capitalino.

Por otro lado el presupuesto para la Jefatura de Gobierno asciende a un 2,2% del total general para el año próximo, con una suma de 4.919 millones de pesos; de los cuales el 31% va destinado a la vicejefatura, 21% a la Secretaría de Medios, 14% a la jefatura de Gobierno y subsecretarías dependientes del mismo, 13% al Consejo de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, 9% al Ente Regulador de Servicios Públicos, 6% a la Secretaría Legal y Técnica, y 5% a la Secretaría General de Relaciones Internacionales.

En lo relativo al Ministerio de Cultura se le asignará una partida presupuestaria de 4.265.604 millones de pesos. Entre los objetivos planteados para la gestión 2018 se encuentran “fomentar y difundir la cultura no estatal, mediante una sólida relación y fluida articulación con aquellas agrupaciones que la representan”, “descentralizar la oferta cultural de calidad en los distintos barrios”, “estimular y difundir la cultura joven”, “aumentar la participación de actividades culturales en espacios abiertos, con acceso libre y gratuitos”, entre otros.

Mientras que al Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitatse le otorgó un total de 10.811 millones de pesos, es decir un 29% más que para el año en curso. Los ejes de las acciones que se llevaran a cabo durante el próximo año se encuentran: crear real igualdad de oportunidades, brindar respuestas a la vulnerabilidad y emergencia social y acciones para garantizar la integración urbana desde la perspectiva social.

Finalmente la partida presupuestaria destinada al Ministerio de Hacienda, que cuenta con cuatro subsecretarías: Gestión y Administración Económica, Finanzas, Gestión de Recursos Humanos y Gestión Operativa, y con la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos -AGIP, asciende a 4.301 millones de pesos.

Los objetivos de dicha cartera para el 2018 son: la urbanización de asentamientos informales, el mejoramiento del sistema de transporte público, la movilidad sustentable y la seguridad urbana, además del perfeccionamiento de transferencias de competencias y órganos de la ciudad.

El debate en el recinto

El presidente del bloque Pro, Francisco Quintana, aseguró que “estamos contentos por el tratamiento de este presupuesto después de una ronda en donde hemos escuchado a todos los funcionarios y representantes de las distintas jurisdicciones” y afirmó que “estamos satisfechos con el contenido del presupuesto para el 2018, creemos que es equilibrado, que vuelve a destinar la mayoría de los recursos a áreas sociales tales como educación, salud y a Desarrollo Social”.

“Es un presupuesto que destina un porcentaje importante al tema de la construcción de viviendas, no solo de manera directa sino también con la toma de deuda para financiar las obras en los distintos asentamientos y barrios”, explicó y remarcó que “en línea con el pedido del Gobierno Nacional, nosotros creemos que la Ciudad tiene que dar el ejemplo bajando la carga tributaria y permitiendo mejores condiciones de inversión para el sector privado”.

Al respecto el socialista Roy Cortina explicó que “nos vamos a abstener en el presupuesto porque los socialistas creemos que el presupuesto marca el rumbo del Gobierno, pero también entendemos que es una herramienta de quien gobierna y nosotros no queremos ser un obstáculo” ya que “quien gobierna tiene el derecho de poder elegir cómo hará su reparto”.

“Las partidas presupuestarias para la educación inicial caen 8 puntos, al igual que los presupuestos para seguridad, salud, entre otros”, señaló y reconoció que “por primera vez en mucho tiempo el Presupuesto 2018 no incorpora déficit económico y financiero”.

En este sentido la legisladora de Suma+ Natalia Fidel explicó que “nosotros nos vamos a abstener en la votación del prespuesto porque entendemos que es una herramienta de gestión que tiene el oficialismo, es una herramienta de gobernabilidad, sin embargo consideramos que no se contemplan las prioridades del gasto” y aseguró que “hay dos temas en concreto que nos preocupan mucho y es que para el 2018 se prevé que para educación y salud caiga en términos reales 2,6%”.

Por su parte el presidente del PSA, Adrián Camps, afirmó que “en general todos estos presupuestos de los últimos años adolecen de un mismo problema: si se subestiman determinadas variables como por ejemplo la inflación, y después la recaudación es superior y hay que hacer ajustes a mitad de año, fundamentalmente en lo que respecta al salario de los trabajadores” y consideró que el Presupuesto 2018 “no refleja la realidad de la Ciudad, tiene puntos muy preocupantes y hacen que estemos permanentemente contrayendo deuda”.

“Los pagos de intereses de la deuda se están llevando el 4% del presupuesto de la Ciudad, es una pesadilla que le va a quedar a las administraciones futuras”, sentenció.

A su turno el kirchnerista Javier Andrade indicó que “el presupuesto no cumple con las expectativas que tenemos desde el FpV, lo hemos manifestado en cada una de las reuniones con los funcionarios” dado que “no cumple con las variables macroeconómicas a tener en cuenta para elaborar un presupuesto acorde a la situación económica de la población para el 2018, están elaborando el presupuesto con una tasa de inflación del 12% mientras se está aumentando a un 100% el transporte público, un 50% los servicios de gas, luz y agua”.

Asimismo afirmó que “está muy por debajo de lo que plantea el Banco Central y el relevamiento de expectativas que está en un 17,5% hoy en día” y recordó que “en términos de crecimiento es de 3,5%, es un presupuesto bajo en relación al del año pasado ya que presenta un ajuste del 6%” por lo que “vamos a tener un presupuesto de déficit lo que va a terminar en contracción de más deuda”.

Además la legisladora del FIT Laura Marrone denunció que “la Ciudad de Buenos Aires tiene 10,5% de desocupados, 9,2% de subocupados y 22% de trabajadores en negro, ¿no debería ser una política de Estado trabajar para que este tipo de trabajadores pueda percibir un salario? Esto es lo que se deriva de un presupuesto que no contempla que más del 20% de sus habitantes no percibe un ingreso” y señaló que “no pueden decir que tenemos un presupuesto que atiende a las necesidades sociales cuando no se contempla nada sobre esta realidad que mencione”.

“El sistema educativo formal no cubre las necesidades de nuestra Ciudad, tenemos 870 chicos -reconocido por la propia ministra Soledad Acuña- que no pudieron acceder a una vacante y aún así se sigue disminuyendo el presupuesto para educación”, completó.

El legislador de MC Marcelo Depierro hizo hincapié “en la imposibilidad de poder ver los resultados de la planificación presupuestaria en los hechos” y advirtió que “estamos teniendo un problema más grande y es que no podemos medir eficientemente el grado de eficacia del presupuesto que votamos, es el segundo año consecutivo en el que las metas físicas son inconsistentes”.

“Tenemos que poner a trabajar seriamente desde marzo para poder crear un manual de estilo para poder ver de qué manera manejar las metas físicas, para poder dotar de realidad al presupuesto”, aseveró.

Por su lado la presidenta del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, subrayó que “es muy difícil poder sacar una conclusión sobre que significa el presupuesto presentado, ya que suele tener muchas inconsistencias” y destacó que “no podemos definir metas físicas” por eso “esperamos que el año que viene tengamos un ordenamiento mayor para poder trabajar la ley tarifaria y la ley fiscal”.

El legislador de Confianza Pública Diego García Vilas afirmó que el “presupuesto es una herramienta esencial para llevar a cabo un plan de Gobierno, nosotros debemos acompañar con nuestro voto esto para darles la posibilidad de Gobernar” y destacó que “nosotros coincidimos en la adjudicación presupuestaria, todas las áreas son variables pero vemos que el 53% está destinado a inversión social y esto es determinante”.

“Vemos con agrado que hay un incremento del 40% en materia de mantenimiento de infraestructura en educación”, completó.

Mientras que la diputada de la CC ARI Paula Oliveto Lago explicó que “es un poco difícil entender como en esta Casa se cuestiona el sistema representativo constitucional argentino; no se puede establecer diálogos para llegar a los consensos que necesita nuestra Ciudad” y remarcó que “este presupuesto responde a la planificación de políticas de un Gobierno elegido democráticamente y a la legalidad”.

“Tenemos que comprender que tenemos que modificar la Ley n°70, estamos atados a las metas físicas y ya casi no se usan en los presupuestos modernos”, aseveró y pidió “dejar de discutir sobre lo viejo y empezar a pensar en lo nuevo”.

Finalmente precisó que “la pauta de inflación no sale de una cuestión caprichosa, tiene que ver con una política económica que va atada a lo que define el Gobierno de la Nación, Hacienda y el Banco Central” y sentenció que “acá no hay ninguna mentira, es un plan de Gobierno y responde a las acciones que este piensa llevar a cabo”.