BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
NOTICIAS
Cómo funciona el equipo de rugby parlamentario donde participan legisladores
En los últimos días se desató una polémica por un grupo de diputados que viajó a Japón a participar del Mundial. Las autoridades niegan que la Cámara baja haya puesto dinero. La historia de Congreso XV.
20 de septiembre de 2019
Por Carolina Ramos

La particular ausencia de tres diputados en la votación del proyecto de emergencia alimentaria trajo tela para cortar. Gastón Roma (Pro-Tierra del Fuego), Gonzalo Del Cerro (UCR-Santa Fe) y Oscar Macías (Justicialista-Corrientes) faltaron a la sesión por haber viajado a Japón para participar del clásico Mundial de Rugby Parlamentario con dinero supuestamente aportado por el Congreso, lo que les valió todo tipo de críticas. Pero, ¿cómo funciona en realidad el equipo de rugby parlamentario?

“Desde la Cámara no pagamos nada, y además, los diputados están con licencia deportiva”, aclararon, ante la consulta de parlamentario.com, desde la Secretaría Administrativa de Diputados, que conduce Florencia Romano. Un integrante del equipo ratificó: “Todos nos pagamos los pasajes, la estadía y todos los gastos. Desde diciembre venimos pagando”.



El equipo de rugby del Congreso se llama Congreso XV y existe desde 2007. Está constituido como asociación civil, es decir, no es una dependencia del Parlamento. Está integrado por un total de 25 personas, entre legisladores, exlegisladores y empleados de ambas cámaras. La asociación se sostiene con una cuota mensual, fijada en alrededor de 400 pesos, que es administrada por una comisión directiva, integrada por un presidente, dos vicepresidentes y un secretario. El equipo entrena una vez al mes en el Club Champagnat, en Pilar.

Actualmente, hay tres diputados que juegan en el equipo: Gastón Roma (foto), Oscar Macías y Sergio Wisky (Pro-Río Negro). También participa el diputado y médico psiquiatra Gonzalo Del Cerro, quien tuvo un pasado como jugador y entrenador en Rosario, y hoy ayuda al equipo en las tareas de diplomacia y relaciones oficiales, al igual que el senador Julio Catalán Magni (Justicialista-Tierra del Fuego), presidente de la Comisión de Deportes. Alguna vez integraron el seleccionado los exlegisladores Eduardo Galantini, Gustavo “Tato” Serebrinsky y Esteban Gerez. Pero en general, la cantidad de legisladores en el equipo es escasa en comparación con otros países.

El presidente del equipo es Romualdo Edelmiro Goyeneche, empleado del Senado asignado a la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social. El director técnico es contratado de afuera y se le paga con la cuota mensual de los asociados.

Lo mismo sucede, según informan, con los gastos en pasajes y hospedaje. Lo que sí suele realizar el Congreso es un agasajo protocolar a las delegaciones que vienen al país. Por lo general, los visitantes son invitados a presenciar shows de tango en el Café de los Angelitos. También existe un respaldo por parte de la Asociación del Personal Legislativo (APL), el gremio insignia de los trabajadores del Congreso: pagó los trajes protocolares del equipo y en 2015 fue el sponsor. Este año, el patrocinio fue de Alianza, una empresa de trasporte.



La iniciativa del rugby parlamentario surgió a nivel mundial en 1995 con Nelson Mandela, cuando asumió como presidente de Sudáfrica. Mandela impulsó la integración de los países por fuera de los canales diplomáticos, a través de los valores de este deporte. Cada cuatro años se realiza un Mundial, una semana antes que el Mundial de Rugby, en la misma ciudad.

En 2006, una delegación francesa que estaba a cargo de la IV Copa del Mundo trajo la idea a la Argentina y fue recibida, entre otros, por el diputado Antonio Ubaldo “Rata” Rattín, que presidía entonces la Comisión de Deportes. A partir de esta experiencia, se armó el equipo del Congreso Nacional, que al año siguiente (2007) viajó a Francia para participar de su primer Mundial. El seleccionado argentino -integrado entonces solo por empleados- finalizó en quinto lugar entre siete equipos. Desde entonces, participa de todos los Mundiales, y en los años intermedios realiza partidos amistosos.

El Mundial de 2011 se jugó en Nueva Zelanda y Congreso XV salió subcampeón, detrás del país anfitrión. El último Mundial se realizó en 2015 en Londres y el equipo argentino salió tercero. Este año, en Japón, resultó séptimo. Nueva Zelanda se coronó campeón esta semana, ganándole la final a Australia.

FOTOS: IG parliamentary-worldcup / Mundial 2019