BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 25 de agosto de 2019
NOTICIAS
Creen “imposible” despegar a CFK de las irregularidades que se están detectando
Para el diputado Fernando Sánchez, Ricardo Echegaray “tiene que terminar eventualmente preso”, y advirtió que el extitular de la AFIP beneficiaba a los empresarios que los Kirchner le indicaban.
25 de marzo de 2016
Mano derecha de su compañera de bancada Elisa Carrió, el diputado nacional Fernando Sánchez la emprendió contra Ricardo Echegaray y los Kirchner, responsabilizando al actual titular de la AGN de haber llegado a la AFIP con el objetivo de permitir las irregularidades que se van detectando en torno a empresarios amigos de la anterior administración.

Sostuvo que “Echegaray es el que desarma (en la AFIP) el equipo de trabajo de Alberto Abad; es el que desarma las unidades regionales encargadas de investigar negocios tanto de Néstor Kirchner, como de empresarios allegados a Néstor Kirchner. Tan es así que termina poniendo en dificultades las regionales del sur del país, y no es cierto que sea Echegaray el que termine poniendo en dificultades a Lázaro Báez y mucho menos a Cristóbal López”.

Fernando Sánchez dijo compartir con Echegaray que “Lázaro Báez va a terminar preso, pero no por las investigaciones de Echegaray”. Y agregó: “Creo que Ricardo Echegaray tiene que terminar eventualmente preso, porque sobre él entre otras cosas pesa todavía el llamado a indagatoria por las decisiones que él mismo tomó como titular de AFIP respecto de la compraventa fraudulenta de Ciccone”.

En diálogo con radio Mitre, el diputado de la CC sostuvo que “Ricardo Echegaray no detectó ningún enriquecimiento injustificado (durante toda su gestión); no detectó inconsistencias en las declaraciones patrimoniales de Néstor Kirchner, de Cristina, de Máximo Kirchner, de la mayor parte del gabinete del exgobierno nacional. El no detectaba nunca nada. Sí se suponía que detectaba algunas cosas que para la AFIP y para él eran sospechosas, pero que terminaban siendo maniobras inventadas para perjudicar a periodistas, a opositores, etc… Como fue el caso de Elisa Carrió en 2013”.

El legislador aclaró de todos modos que “Ricardo Echegaray no es un loco suelto que andaba haciendo desastres por la vida; no, él beneficiaba económicamente a quienes la expresidenta y el expresidente decidían que eran su grupo empresario de confianza/socios. Recordemos que Cristóbal y Lázaro Báez tenían y tienen muchas vinculaciones formales con la expresidenta de la Nación”.

Con relación a los intentos del kirchnerismo por despegar a Cristina Fernández de estas irregularidades, Sánchez lo consideró “imposible”, por cuanto “la expresidenta y el expresidente, y su hijo, el actual diputado Máximo Kirchner, son socios formales, compartieron negocios, se compraron y se vendieron entre ellos propiedades; tienen contratos de arrendamiento entre unos y otros de los hoteles de la familia de la expresidenta y las empresas de Lázaro Báez, las de Cristóbal López, como las del grupo Relats. Han tenido sociedades en común, y eso está respaldado por papeles, no son inventos de un diputado de la oposición, están certificados”.

“Entonces, todo lo que corresponde ser investigado sobre Cristóbal López y Lázaro Báez, tiene que seguir la línea de investigación, llegar hasta la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, porque esos empresarios no se hicieron con el patrimonio que hoy detentan por ser extraordinarios hombres de negocios, sino por la cantidad de beneficios que les daba el propio gobierno, la propia administración de los Kirchner”, remarcó, para concluir diciendo que “el círculo es muy corto: los funcionarios de la anterior administración los beneficiaba con decisiones administrativas extraordinarias e ilegales, y ellos le devolvían con la justificación para su enriquecimiento patrimonial personal”.