BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 20 de noviembre de 2018
NOTICIAS
La inflación proyectada en los presupuestos siempre es inferior a la real
Es una constante de los cálculos previstos por cada gobierno que los datos estén lejos de lo que a la postre establece la realidad. Un trabajo de la Universidad Austral lo grafica claramente.
5 de julio de 2018
La corrida cambiaria desatada a partir de finales de abril hizo añicos las ya discutibles previsiones inflacionarias de la actual administración. Con todo, las autoridades económicas no escarmientan y siguen estableciendo previsiones difíciles de verificarse a la hora de la verdad. Aunque está claro que esa es una realidad que no corresponde solamente a esta administración.

Luego de que Nicolás Dujovne mandara al Congreso un adelanto del Presupuesto 2019, Eduardo Luis Fracchia, director del Área de Economía del IAE Business School, analizó las previsiones de inflación proyectadas para la Ley de Presupuesto desde 2009 al presentado por el actual ministro de Hacienda para 2019, y las comparó con la inflación real en cada año y la estimada para 2018.

“En los últimos 10 años, las previsiones de inflación contempladas en la Ley del Presupuesto han presentado a posteriori una notable subestimación respecto al valor observado en la realidad”, señala Fracchia en su informe, en el que destaca que desde el año 2009 hasta 2013, “la subestimación de la inflación presupuestada se condice con la manipulación por parte del Gobierno de las estadísticas de precios. Mientras que la inflación real fue en promedio 1,6 veces mayor a la presupuestada, la inflación medida por el INDEC resultó sólo 16% superior a la prevista en el presupuesto”.

En los últimos tres presupuestos aprobados durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2014, 2015 y 2016), la previsión de inflación contemplada continuó con la lógica de los años previos, contemplando de antemano valores muy por debajo de la inflación real, señala la investigación, que recuerda que “en el año 2014, pese a la recesión económica, la inflación real resultó casi 4 veces la inflación presupuestada. Además del menor valor contemplado de antemano, colaboró el impacto de la devaluación de ese año”.

Fracchia destaca que el mayor error de predicción se dio en el año 2016, cuando la inflación real fue 41%, casi 3 veces la inflación presupuestada. La significativa brecha con la inflación presupuestada (14,5%) se dio como consecuencia tanto de la baja previsión realizada durante el gobierno de CFK (presupuesto 2016) como por el traslado a precios del impacto de la devaluación durante el gobierno de Macri luego de la salida del cepo cambiario.

Más cerca en el tiempo, durante los presupuestos del actual gobierno (2017 y 2018), la brecha entre la inflación presupuestada y la inflación real se redujo. En promedio, la variación de los precios luego del período resultó un 60% mayor a la inflación presupuestada.

“Entre las principales causas del error de predicción en la inflación prevista en el presupuesto podemos considerar la subestimación del gobierno respecto del fuerte impacto de los ajustes tarifarios y de la devaluación”, puntualiza el informe.

Para concluir, señala el informe de la Universidad Austral que “de acuerdo con el avance presentado al Congreso recientemente, el Presupuesto 2019 contemplaría una inflación de 17% para ese año, y de 13% y 9% para el bienio 2020-21, todos los valores en línea con las metas inflacionarias establecidas tras el acuerdo con el FMI”.