BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
COYUNTURA
Medidas para bajar la inflación a partir de mayo
Comenzando por la postergación del aumento de las naftas, el Gobierno busca medidas para dar un respiro a la población, camino a las elecciones. afirman que hay mejoras en algunos sectores de la economía.
28 de mayo de 2019
De cara a las elecciones y teniendo en cuenta que al Gobierno se le presenta un panorama con obstáculos, el gabinete económico está decidido a seguir implementando medidas que afiancen la baja inflacionaria que se empezó a percibir tenuemente a partir de abril.

De allí es que se decidió postergar el aumento trimestral en el impuesto a los combustibles, con lo cual se le quitó un elemento de presión al costo de vida de junio.

También se está trabajando en más decisiones que promuevan mantener la estabilidad cambiaria en los próximos meses y para eso se empezaron realizar nuevas conversaciones con organismos del exterior, a fin de contar con más respaldo, además del acuerdo con el FMI.

En el equipo económico consideran que el piso de la recesión fue a fin de 2018 y que hubo una cierta repetición en marzo, con la escalada de la inflación y el dólar, pero recalcan que a partir de una mayor estabilidad en el mercado y el congelamiento de las tarifas comenzó a percibirse una disminución en el ritmo de aumento de precios.

“Se observa una leve mejora en algunos sectores de la economía”, aseguró uno de los funcionarios del gabinete económico.

En ese sentido, algunas consultoras dan cuenta que abril habría mostrado una desaceleración en la caída de la economía y que quizás en mayo o junio se estaría en un cierto equilibrio en la comparación interanual.

En ese sentido, la consultora Orlando Ferreres detalló que el nivel general de actividad económica bajó en abril 1,5% anual, caída recortada por el impacto positivo que marcó el sector agrícola, y el primer cuatrimestre cerró con una contracción de 5,7% anual, en tanto que la medición desestacionalizada registró una expansión mensual de 1,2%, de acuerdo al Indice General de Actividad (IGA).

Pese a caer en la primera parte del año, la consultora estima que el motor del agro depara “números interanuales positivos” para los próximos meses, a la par de la desaceleración de la caída que muestran varios sectores y a la base de comparación más baja de 2018.

Para la consultora, durante abril comenzó “la parte más intensa de una cosecha gruesa con muy buenos rindes, llevando al sector agrícola a registrar un vuelco positivo en su nivel de actividad” al comparar con igual mes del año pasado.

Esa recuperación del agro se perfila para ser, con la posible excepción de la producción petrolera, “el único motor de la actividad económica durante el segundo trimestre”.

Durante abril comenzó la cosecha de los granos gruesos, con una producción que se estima en 57 millones de toneladas para la soja y 48,5 millones de toneladas para el maíz, cuando la campaña anterior registró una producción de 35 y 32 millones, respectivamente.

"Esta diferencia dio un gran impulso al agro durante el cuarto mes del año, marcando un crecimiento de 68% interanual, mientras que la caída en la producción ganadera (3,6%) llevó al sector a mostrar un avance de 52% interanual y un avance para el cuatrimestre de 24,1%", se reseñó.

Así, los sectores que muestran ciertas mejoras se apoyan en el empuje del agro, tal como el sector alimenticio que mostró un crecimiento de 6,4% gracias al repunte de la producción de los molinos aceiteros.

En ese sentido, se recordó que la producción industrial registró una merma de 6,3% anual durante abril, mostrando un buen desempeño únicamente en la actividad de los molinos aceiteros (+14,3%), y con caídas en el resto de los sectores, aunque desacelerándose respecto de los meses anteriores.

En este sentido, el transporte y el comercio mayorista también mostraron cierta reacción por el mismo motivo.

Para los próximos meses, la consultora espera que "se repita esta dinámica, aunque ya con números interanuales positivos, gracias al motor del agro, a la desaceleración de la caída que muestran varios sectores, y a la base de comparación que empieza a jugar a favor de las cifras de 2019".