BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 18 de enero de 2020
INFORMES
La Cámara de Diputados bajó la cantidad de sesiones a la misma cifra que en 2011
Hubo apenas 10 reuniones dentro del recinto durante 2019, el peor número de los últimos diez años. De todas las sesiones, solamente una fue de carácter ordinaria. Similitud con la performance del Senado.
6 de enero de 2020
Por Melisa Jofré

En 2019, la Cámara de Diputados bajó la cantidad de sesiones a la misma cifra que en 2011, cuando se alcanzó el récord negativo: a lo largo del año pasado, apenas se concretaron 10 reuniones, el peor número de los últimos diez años.

Durante el último período del gobierno de Mauricio Macri, la Cámara baja realizó siete sesiones especiales, de las cuales una fue informativa; una ordinaria; una preparatoria, para la jura de los nuevos diputados; y una extraordinaria. No obstante, no se contabilizó para este informe una sesión en minoría pedida por el oficialismo y las tres Asambleas Legislativas.

De acuerdo al relevamiento elaborado por parlamentario.com año tras año, las últimas tres elecciones presidenciales reflejaron la baja actividad dentro del recinto. Tal como se señaló, en 2011 hubo también 10 sesiones, mientras que en 2015 se llevaron a cabo 11.

Comparando la performance de ambas cámaras del Congreso, el número de sesiones de 2019 en Diputados coincidió con el Senado, donde hubo igual cantidad de sesiones.

Las puertas del recinto se abrieron el año pasado recién el 4 de abril, y fue a instancias de la oposición. Con más de 70 proyectos en el temario, el kirchnerismo y el peronismo impulsaron el debate de iniciativas sobre impuesto a las Ganancias, tarifas, educación y género, pero al no tener dictamen ninguna de ellas, Cambiemos se ocupó de bloquear el tratamiento sobre tablas.

Una semana después, los diputados recibieron el primer y último informe que daría el exjefe de Gabinete, Marcos Peña. En tanto, a fines de abril, se realizó la única sesión ordinaria del año, donde hubo un temario consensuado dentro del que se dio media sanción a la ley de economía del conocimiento y a un régimen profesional para obstétricas -pendiente de aprobación en el Senado-, entre otras iniciativas.



Hacia mediados de mayo, Diputados sancionó la ley de financiamiento de los partidos políticos, que venía retrasada de la Cámara alta. Cambiemos logró la aprobación con el acompañamiento del por entonces interbloque Argentina Federal y el Frente Renovador, mientras que el kirchnerismo se opuso.

A fines de junio, el pleno volvió a convocarse para tratar proyectos consensuados, aunque en esa jornada hubo polémica por la votación a mano alzada de la designación de Marisa Graham como Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes.

Tras dos meses y medio sin actividad en las bancas, la Cámara baja se reunió para avanzar con la prórroga de la emergencia alimentaria, un tema que fue motorizado por toda la oposición unida, envalentonada con el triunfo contundente del Frente de Todos en las PASO.



Recién 60 días después, y ya con Alberto Fernández como presidente electo, los diputados se volvieron a reunir, esa vez para debatir sobre la crisis en Bolivia. Noviembre cerraría con una sesión el 20 de ese mes, marcada por la emoción de Emilio Monzó, despedido con elogios por legisladores del oficialismo y la oposición. En esa extensa sesión, donde se aprobaron más de un centenar de proyectos, obtuvieron media sanción las leyes de alquileres y de góndolas y se aprobó definitivamente la nueva ley nacional de talles.



Un día después, Cambiemos realizó un intento para avanzar con la “ficha limpia”, la iniciativa que busca prohibir que condenados por delitos de corrupción puedan ser candidatos a cargos electivos. Pero la sesión fracasó al no haber alcanzado el quórum, pues solo se presentaron 101 diputados.

Ya a pocos días de la asunción del nuevo gobierno, el 4 de diciembre se eligieron las nuevas autoridades de la Cámara baja y Sergio Massa asumió como presidente. Además, en esa sesión preparatoria, juraron los nuevos legisladores con mandato hasta 2023.



La última sesión (extraordinaria) del año, realmente maratónica, duró 20 horas y fue para discutir la ley de emergencia pública impulsada por la gestión de Alberto Fernández. El megaproyecto se trató en forma sumamente veloz y, pocas horas después de su aprobación en la Cámara baja, se convirtió en ley en el Senado durante la madrugada del sábado 21 de diciembre.

Cantidad de sesiones en la Cámara de Diputados, año por año en la última década

2019: 10

2018: 15

2017: 21

2016: 23

2015: 11

2014: 21

2013: 12

2012: 22

2011: 10

2010: 20

2009: 14