BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de diciembre de 2014
NOTICIAS
Paños fríos al conflicto con China
El ministro de Agricultura aseguró en la Cámara baja que las exportaciones de aceite de soja a Oriente están encaminadas, y rechazó que hubiera habido un cierre de las exportaciones.
13 de abril de 2010
En su paso por la Cámara de Diputados, Julián Domínguez habló del conflicto por el aceite de soja con China, asegurando que la negociación está encaminada.

Según el funcionario, las empresas proveedoras “se han comprometido a una adecuación de las normas exigidas” por China, tema que motivó la protesta de ese país asiático.

En su diálogo con los diputados de la Comisión de Agricultura, el ministro mencionó una reunión que hubo este miércoles entre aceiteros exportadores con funcionarios del Ministerio de Industria, más la gente del SENASA. Allí fue que los empresarios expresaron su compromiso a adecuar sus procedimientos para cumplir con la norma de calidad que China exige desde 2005: que el aceite de soja tenga 100 partes por millón de residuos del solvente hexano utilizado en la extracción.

En este marco, Domínguez aclaró que “no hubo ningún cierre a las exportaciones argentinas, ningún embarque no fue aceptado, se acordó la devolución del informe del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria en los próximos días”.

Puntualmente China realizó 214 observaciones a embarques argentinos, pero que no habían trascendido. Contó además que el último día hábil antes de Semana Santa el Ministerio recibió una notificación formal en ese sentido.

Domínguez señaló que, a su entender, “el proceso de intercambio con China no va a ser apretado”.

En ese marco, el diputado macrista Christian Gribaudo emparentó la decisión china con la suspensión del viaje de Cristina Kirchner a China, recordando que en esa oportunidad la oposición había advertido sobre “consecuencias”.