BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de mayo de 2019
NOTICIAS
El oficialismo aceptó modificar el acuerdo con los holdouts y posterga la sesión
Cambiemos le introdujo una serie de cambios al proyecto de ley a pedido del Frente Renovador y el bloque Justicialista. El debate en el recinto será el martes.
8 de marzo de 2016
El oficialismo en la Cámara de Diputados firmó este martes el dictamen favorable sobre el acuerdo con los holdouts, al que aceptó introducir cambios a pedido de un sector del peronismo, y posterga la sesión para el martes próximo.

Cambiemos se alzó con el dictamen mayoritario al cabo de un extenso plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, donde el Frente Renovador y el bloque Justicialista lograron colar modificaciones a la iniciativa del Poder Ejecutivo y acompañaron con la firma en disidencia.

La más importante consiste en que se establecerá un límite al monto de la deuda, que los diputados que responden a Diego Bossio pidieron fijar en 12 mil millones de pesos.

Con el nuevo texto, el oficialismo se asegura el apoyo de ambas bancadas peronistas en el recinto, con lo cual tendría asegurada la media sanción de la ley, que luego deberá debatir el Senado.

El Frente para la Victoria, muy crítico del proyecto, elaboraba por estas horas un dictamen propio, mientras que la izquierda firmó su propio dictamen de rechazo. Darío Giustozzi se sumó al dictamen mayoritario, en disidencia.

Carlos Heller, del Partido Solidario, no firmó el dictamen del kirchnerismo, del cual es aliado, sino que suscribió un dictamen aparte.

La nota de color la dio el diputado del Pro Eduardo Conesa, quien rechazó la prórroga de jusrisdicción y también firmó el dictamen de su propio espacio en disidencia.

El oficialismo en Diputados aceptó postergar la sesión -la primera ordinaria de la era Macri- para el martes que viene.

En un durísimo discurso, Felipe Solá explicó por qué el Frente Renovador decidió brindar su apoyo al proyecto en general, a pesar de las objeciones.

“Me preocupa la liviandad de los diputados para tomar este tema. ¿Qué carajo celebramos? ¿En qué cuadro de honor vamos a entrar por arreglar este tema?”, se preguntó al principio, y agregó: “hemos sido derrotados por Griesa”.

No obstante, sostuvo que para el massismo “el nuevo gobierno tiene derecho a cambiar la situación”. “No hay nada que nos asegure que saliendo del default todo va a estar mejor. No sabemos bien qué va a pasar, pero eso no es excusa para votar en contra”, opinó.

“Vamos a dar una chance al Gobierno de que haga algo, pero sean conscientes de la derrota que estamos sufriendo”, advirtió Solá.

Otros cambios

El Congreso tendrá injerencia sobre los fondos, con el fin de controlar que se destinen a obra pública y el Poder Ejecutivo no pueda disponer de ellos con arbitrariedad.

También se modificó otro de los artículos para que el Poder Ejecutivo deba informar de manera trimestral sobre el resultado de las negociaciones con los bonistas.

Asimismo, se aceptó contemplar que las comisiones que cobran los bancos no puedan superar el 0,20 por ciento del monto de la emisión de bonos.

Otro de los cambios introducidos tiene que ver con adjuntar los dictámenes de todos los estudios de abogados que asesoraron a la Argentina en el pleito legal que ya lleva 15 años.

Se contará además con un informe de la Procuración del Tesoro para que el país se asegure de no tener nuevos litigios una vez que cierre el acuerdo con los fondos buitre.