BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
LEGISLATURAS PROVINCIALES
Se presentó la ley que busca prevenir y sancionar actos discriminatorios en Santa Fe
La norma impulsada en la Legislatura provincial apunta a aquellos actos u omisiones que a través de patrones estereotipados, insultos, ridiculizaciones, humillaciones, descalificaciones, etc.
27 de abril de 2016
La “Ley de Prevención y Sanción de Actos Discriminatorios”, presentada por el bloque Igualdad y Participación de la Legislatura santafesina, recoge el planteo de la Federación Argentina LGBT, y busca dar respuesta a un vacío legal respecto a hechos que atentan contra la dignidad y los derechos humanos. Con presencia de legisladoras y representantes de organizaciones que luchan contra la discriminación se debatió sobre los alcances del proyecto.

“La provincia de Santa Fe es el segundo distrito del país en el que se va a presentar una iniciativa de este tipo, que apunta a evitar todo tipo de discriminaciones y busca en primer lugar prevenir y en última instancia, sancionar los actos discriminatorios”, expresó la diputada Silvia Augsburger, impulsora, junto a su par Rubén Giustiniani, de este proyecto. La exdiputada nacional señaló que “las conductas agresivas contra otras personas, ya sea por su condición social, de color de piel, de identidad sexual, de género, etc. no son contempladas por la ley nacional que data de 1988, pero además creemos que a la luz de las modificaciones culturales y sociales, hoy debemos incorporar taxativamente estas cuestiones: discriminar es agraviar u obstaculizar el ejercicio pleno de los derechos humanos por cualquiera de estas razones. El proyecto lo contempla y propone reparaciones a quienes sufren la acción discriminatoria”.

El proyecto ingresado plantea que serán considerados discriminatorios aquellos actos u omisiones que a través de patrones estereotipados, insultos, ridiculizaciones, humillaciones, descalificaciones, etc., transmitan y/o reproduzcan dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando o propiciando la exclusión en razón de pretextos discriminatorios. También entran en esta definición, aquellas conductas tendientes a causar daño emocional o disminución de la autoestima, perjudicar el pleno desarrollo personal, degradar o estigmatizar y cualquier acción u omisión que cause daño psicológico y a la auto-determinación de las personas.

“Ninguna ley erradica la discriminación de forma automática, ésta tiene condiciones sociales. Lo que buscamos es empezar a cambiar comportamientos culturales a través de la acción del Estado con políticas públicas y la educación en la diversidad. La discriminación se aprende en la escuela, en la familia y en los medios y allí debe estar el Estado no solo para reparar si no para prevenir”, expresó Esteban Paulón, vicepresidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, organización que a nivel nacional tuvo la iniciativa de generar este tipo de leyes.