BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 25 de septiembre de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Repudiaron los destrozos durante la movilización por Maldonado
La Legislatura porteña aprobó con 40 votos a favor, 12 en contra y 2 abstenciones -sobre tablas- una propuesta del oficialismo para rechazar “los hechos de violencia contra las personas, comercios y destrucción de bienes públicos” ocurridos el 1 de septiembre.
7 de septiembre de 2017
En la sesión ordinaria de este jueves la Legislatura porteña aprobó con 40 votos positivos, 12 negativos y 2 abstenciones -sobre tablas- un proyecto impulsado por los diputados del Pro Carmen Polledo y Francisco Quintana, mediante el cual expresaron “su más enérgico repudio por los graves hechos de violencia contra las personas, comercios y destrucción de bienes públicos” ocurridos durante la movilización del pasado viernes en la que se exigió la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Asimismo, rechazaron “la violencia como medio de expresión” e hicieron un llamado “a la prudencia, la tranquilidad y la paz, exhortando a canalizar los reclamos por la vía institucional y abandonar el camino de la desmesura, la agitación y las acusaciones infundadas”; además de renovar su compromiso con la búsqueda del joven.

En los fundamentos de la medida explicaron que “el Poder Ejecutivo Nacional, colabora activamente con la Justicia, con el juez y la fiscal que investigan la desaparición de Maldonado, destinando todas las herramientas y recursos para esclarecer los acontecimientos lo más rápido posible” y destacaron que “no hay ninguna acción ni elemento de prueba que permitan poner en duda la corrección del accionar ni los propósitos del Ministerio de Seguridad”. Además, aseguraron que “la agitación pública alimentada desde algunos sectores, en torno a la desaparición del joven, evidencia la intención de un aprovechamiento político del tema”.

En este sentido, afirmaron que los incidentes en dicha movilización “fueron ocasionados por un grupo minoritario de violento cuando la mayoría de la gente ya se había retirado en paz” y subrayaron que “ese grupo inició los desmanes sin que mediara ningún accionar de la Policía”.

Por otra parte, cuestionaron duramente a quienes “intentaron comparar a un Gobierno democrático elegido por la voluntad popular y que acaba de revalidar sus pergaminos en una elección primaria, con la dictadura más sangrientamente de la historia Argentina” y advirtieron que dicha comparación “es una falta de respeto a las víctimas de la dictadura y sus familiares”. De esa manera, señalaron que “no deja de sorprender que muchos de quienes hacen esa comparación destemplada son los mismos sectores que no dudan en defender una dictadura como la que por estas horas impera en Venezuela”.

El debate

Al respecto Quintana señaló que “queremos dar con su paradero y saber qué es lo que paso con él durante todo este tiempo” y afirmó que “nuestra democracia no puede mancharse por la campaña política de quienes quieren sacar provecho de esta situación, pedimos que toda la dirigencia tenga prudencia y respeto por todas las instituciones”.

“Los mismos que hoy cuestionan a las fuerzas de seguridad son los mismos que nos gobernaron y no las reformaron, los que tampoco le pudieron dar lucha al narcotráfico y que no dieron respuesta ante la tragedia de Once y la muerte de un fiscal”, sentenció.

Por su parte del presidente del FpV, Carlos Tomada, consideró que “hace más de un mes de que Santiago Maldonado esta desaparecido y hablan como si no hubiesen hecho nada” y manifestó que “la familia de Maldonado y el mismo joven han sido violentados varias veces esta semana, han dicho cuanta bajeza se les ha ocurrido”.

“Se dijo que Santiago es un terrorista mapuche, que es familiar de Montoneros, que no estuvo en Chubut el día de la represión, que lo tienen secuestrado los Mapuches, que lo había asesinado un puestero y que estaba en Chile, es realmente indignante”, explicó y señaló que “no se entiende como todavía no hay una respuesta a esta situación, el Estado no quiere aceptar que tiene la responsabilidad”.

A su turno, el legislador del FIT Marcelo Ramal celebró la “llegada de este debate a la Legislatura, tenemos que felicitar a los docentes por ser los pioneros en llevar al debate sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado a las aulas” y aseguró que no acompañaría la tabla dado que “el problema es que en el caso Maldonado, las instituciones son las que están sentadas en el banquillo; estamos ante una crisis política mayúscula que ya no se puede ocultar de ningún modo”.

“Se intento correr el eje -sobre lo que todo el pueblo pedía y lo que los movilizaba- con la falsa pista de que el puestero habría asesinado a Maldonado, pero tenemos testigos que aseguran que fue la Gendarmería quien se lo llevó”, aseguró y agregó que “no podemos olvidarnos de la charla que tuvo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la mesa de Mirtha Legrand diciendo que Pablo Nocetti -el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad- estaba casi paseando en la zona donde desapareció el joven”.

El presidente de la Comisión de Seguridad y diputado del Pro, Juan Pablo Arenaza, explicó que “en las sociedades democráticas el camino a seguir es lo que fue la primer parte de la marcha, manifestarse y movilizarse pacíficamente” y comentó que “en la mayoría de los países del mundo cuando hay un hecho de violencia la policía actúa, esto fue lo que ocurrió en la movilización, los efectivos actuaron cuando comenzaron a tirar bombas molotov”.

“El Gobierno no es quien ordena que una persona quede detenida, es la justicia quien lo hace; esto hay que aclararlo porque sino la gente se confunde y se cree que del otro lado hay un funcionario hablando del otro lado del teléfono dando órdenes sobre a quién detener”, subrayó y aseveró que “quienes dicen que este Gobierno no defiende los Derechos Humanos son los mismos personajes que no cuestionaron ni repudiaron la designación de Milani como jefe del Ejército”.

A su turno el oficialista Daniel Presti expresó su “solidaridad con la familia de Santiago Maldonado, estaremos atentos a cualquier irregularidad en la investigación para denunciarlo” y remarcó que “no comparto la hipocresía de tratar de sacar ventaja de la desaparición de Santiago Maldonado, ¿se piensan que nosotros no queremos que aparezca?”.

“Los llamo a la reflexión, no tratemos de sacar un beneficio propio con este caso porque todo eso tiene de trasfondo el hecho de que quieren que le vaya mal a este Gobierno”, afirmó y precisó que “celebramos la marcha pero repudiamos que un grupo minúsculo de violentos vengan a romper y destruir nuestra ciudad”.

Asimismo el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, José Cruz Campagnoli, advirtió que “no se toma dimensión de la magnitud que tiene este problema y se banaliza este conflicto” y subrayó que “lo que estamos discutiendo acá es la desaparición forzada de Santiago Maldonado hace más de un mes”.

“Nos hablan de instituciones pero la fecha en la que los testigos aseguran que se llevaron al joven artesano no hubo orden de ningún juez que les permitiera actuar”, manifestó y recordó que “nos dijeron que Nocetti no estaba durante la represión y una vez que aparecieron las fotos que acreditaban que esa versión no era cierta, nos dijeron que estaba ahí de paso”. Además manifestó que “la Gendarmería es responsable y no pueden eludirlo”.

Por su lado el legislador de Suma+ Marcelo Guouman aseguró que “a todos nos preocupa y conmueve la desaparición de Santiago Maldonado” y aseveró que “hemos vivido momentos duros con gobiernos de facto que desaparecían personas, nosotros velamos por no volver a esos tiempos; hablar de desaparición es triste pero real, Maldonado no está y nos preguntamos ¿dónde está?”.

“La utilización de este caso con sentido electoral es una cuestión que nos preocupa, no importa si algunos pretenden utilizar la figura de Santiago Maldonado con otros fines pero el Estado tiene que velar por su aparición con vida”, destacó y sentenció que “hacer política desde la mentira, falseando el objetivo de una marcha que nació de manera genuina, es muy peligroso”.

Finalmente, la vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, destacó que “el Poder Ejecutivo Nacional ha manifestado en todo momento que no apañará ni ocultará ninguna situación, además siempre puso a disposición todas las herramientas necesarias para avanzar en esta investigación” y repudió “la utilización política que algunos sectores pretenden darle a esta cuestión, se intento comparar a un Gobierno democrático con la dictadura más sangrienta de nuestra historia”.

“Nadie pretende que todos estemos de acuerdo con todos, pero no podemos no condenar la violencia como punto de resolución de conflictos”, manifestó y precisó que “debemos ser contundentes en el rechazo a esa intimidación pública, no son hechos aislados, son parte de esa situación de violencia social que quieren imponer; la violencia nunca es el camino adecuado para discutir cualquier situación”.