BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 21 de octubre de 2017
COYUNTURA
Desequilibrada balanza comercial
La evolución de las exportaciones está generando preocupación en el gabinete económico. Analizan medidas para reactivarlas, como bajar los costos de fletes y de logística.
26 de septiembre de 2017
El perfil del comercio exterior de los últimos tres meses comenzaron a generar caras de preocupación dentro del equipo económico, ya que el número crudo da cuenta que en los primeros ochos meses del año hay un déficit de balanza comercial de 4.498 millones de dólares, contra un resultado positivo en el mismo período del año pasado de 1.728 millones.

El punto central es que si bien Brasil se está recuperando y actúa como impulsor de las exportaciones de productos argentinos, está claro que la base de las ventas externas del país, que son los sectores primarios tradicionales, está con viento en contra en la coyuntura externa.

La realidad internacional muestra que en agosto los precios externos de los productos primarios y manufacturas de origen agropecuario cayeron 4,7 por ciento.

Ese panorama, por el momento, es difícil que cambie ya que diversas consultoras externas y analistas privados estiman que los valores de los commodities no tienen mucho margen para subir en los próximos meses.

De hecho en agosto el resultado de las exportaciones deja un margen mayor de preocupación, ya que las mismas cayeron 9,2 por ciento, mientras que las importaciones crecieron en forma interanual un 24,9 por ciento.

“El punto algo más alentador es que las exportaciones de origen industrial mostraron una mejora”, apuntó un funcionario del Palacio de Hacienda.

Sin dudas que el capítulo importaciones es un aspecto que se empieza a observar con más profundidad, ya que las compras externas de bienes de consumo crecieron en el último mes un 23,6 por ciento.

“Lo que debemos lograr es generar condiciones para poder exportar más, diversificar más nuestras exportaciones y para ello se necesita trabajar en diversos aspectos”, aseguró el mismo funcionario.

Más allá que se considere que el tipo de cambio debería estar algo más elevado, quizás más cerca de los 19 pesos por dólar, los puntos centrales con los cuales el equipo económico apuesta a generar más condiciones de producción y de exportación.

En ese sentido, se considera que la reforma tributaria sería un paso esencial para generar condiciones de producción más atractivas, como también trabajar esquemas de competitividad laboral por sectores, sin llegar a una iniciativa muy difícil de lograr como una reforma en el campo del trabajo.

Pero también se están analizando algunos incentivos para los sectores exportadores, como bajar costos de fletes y de logística.

“Esos costos son muy altos en la Argentina así que trabajar sobre eso nos va a permitir mejorar el perfil de nuestras exportaciones”, puntualizaron en Hacienda.

Se trata, en definitiva, de generar ingreso de divisas de una forma genuina como es el comercio exterior, aunque el desafío se presenta como muy empinado.