BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 11 de diciembre de 2017
NOTICIAS
Según los economistas, hay una gran oportunidad para el mercado tecnológico
Los especialistas plantearon en el 53ª Coloquio de IDEA la necesidad de repensar la “estructura productiva” para volver a insertarse en un mundo cada vez más “disruptivo”.
12 de octubre de 2017
Mar del Plata (Enviado especial).- El economista e investigador de la Universidad de Buenos Aires Roberto Bisang sostuvo que “la forma de insertar a la Argentina en el mundo depende de la estructura productiva”, y aseguró que para reinsertarse es necesario repensar esa estructura.

Con respecto a esto, explicó que empezó a ser “clave” la “convergencia entre biotecnología y tecnología electrónica”

“Es fundamental para una sociedad como la de Argentina que tiene base tecnológica”, explicó.

Dijo que “el valor agregado está mucho más en diseño, investigación y desarrollo, que en la producción industrial o primaria”, e invitó a soñar: “La Argentina de mi abuelo era granero del mundo, por qué no pensar en una Argentina biofábrica global. Generando mucho más empleo indirecto de lo que pensamos”

“Si no pegamos el volantazo, es posible que nos quedemos muy atados a la estructura productiva del asado”, se preocupó

El economista e investigador de la Universidad Nacional de La Plata Martín Tetaz coincidió con esta necesidad de cambio y explico: “En el mundo de la disrupción, no hay un solo destino posible de desarrollo, hay múltiples escenarios pero necesitamos herramientas para pensar como puede ser ese mundo posible”

En el marco de esas herramientas, propuso una serie de preguntas: “¿Cómo va a ser la creación de valor en la economía de los próximos 20 años?”

El economista expuso un listado de empresas basados en el conocimiento, que “nacieron desde el garaje” y se preguntó: “¿Qué tipo de bienes va a demandar la clase media emergente? ¿Cómo va a ser la estructura de derechos de propiedad en ese post capitalismo?” ¿Qué impacto va a producir la descentralización de la producción que va a implicar las impresoras 3D”

“Tenemos que pensar una nueva economía para un mundo que va a ser completamente diferente”, vislumbró Tetaz y continuó con las preguntas: “¿Cómo van a ser las relaciones laborales? ¿Los derechos laborales? ¿Cómo se van a estructurar las ciudades? Sino va a ver industrias tal y como las conocemos, ni escuelas ¿cómo se van a organizar. Es un desafío para pensar el día a día de los que están haciendo las políticas públicas”.

Por su parte, el economista jefe para América del Sur del HSBC Bank Argentina, Javier Finkman, manifestó que “subirse al mundo no es fácil, desde 1990 hay solo 6 países que explican el fuerte aumento de la participación del mundo emergente en la producción manufacturas globales”

“Esos 6 países, China, Corea del Sur, India, Indonesia, Polonia y Thailandia pasaron de una participación del 8% en la producción de manufacturas globales al 25%. No es una tarea sencilla y es un éxito de pocos”, enumeró.

“No sabemos si los argentinos vamos a saber vivir con volatibilidad cambiaria, como se acostumbraron la mayoría de las economías de la región”, señaló Finkman.