BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 21 de noviembre de 2017
NOTICIAS
El Gobierno quiere reformar el Consejo de la Magistratura
Elaboran un proyecto que enviarán al Parlamento para modificar la composición del Consejo, que sumaría tres integrantes.
14 de noviembre de 2017
“Reformismo permanente”, fue la frase anticipatoria del presidente Mauricio Macri en el CCK, poco después de ganar las elecciones. Y una nueva reforma es la que acaba de anunciar el Gobierno nacional a través de su ministro de Justicia, Germán Garavano.

En este caso se trata del Consejo de la Magistratura y sobre el tema se reunió este martes el ministro con representantes del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal organización con las que la cartera judicial consensuó la iniciativa, además de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), y a tal fin les dejó un borrador del proyecto elaborado por el Gobierno nacional.

Según Garavano, la iniciativa busca “respetar el equilibrio constitucional”. Anunció que la idea del Gobierno es que llegue antes de fin de año al Congreso Nacional, “para que en ese ámbito se dé un amplio debate”.

Participaron del encuentro, además de Garavano, el diputado nacional Pablo Tonelli, consejero de la Magistratura, igual que Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo.

Según se informó, el proyecto prevé llevar la composición actual del Consejo, de 13 miembros, a 16, sumando otro integrante por parte del Poder Judicial, y otros dos abogados.

De aprobarse la reforma, el organismo pasaría a estar integrado por 4 jueces (dos que provendrían de fueros federales y dos camaristas), 6 legisladores (tres diputados y tres senadores) 4 abogados (inscriptos en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal o en las cámaras federales del interior), un representante del Poder Ejecutivo y otro del ámbito académico.

Los mandatos de los consejeros durarían cuatro años y podrían tener solo una reelección consecutiva.

Para evitar una nueva polémica como la que se judicializó con el senador Ruperto Godoy, que tuvo que dejar su cargo por no tener título de abogado, se establece que todos los consejeros deberán cumplir los mismos requisitos que se exigen para ser ministro de la Corte Suprema de Justicia, esto es: un mínimo de ocho años de ejercicio como abogado (con matrícula federal) y al menos 30 años de edad, con seis o más de residencia en la Argentina.

Quedará vedado el ingreso al Consejo para todo aquel que haya tenido condena por por delitos de lesa humanidad y/o corrupción, como así también aquellos que hayan cometido delitos dolosos en los últimos 20 años o sanciones administrativas, disciplinarias o condenas por delitos dolosos en los últimos 10.

Asimismo se modificará el número de votos requeridos para aprobar un jury de enjuiciamiento contra un magistrado; ya no será por mayoría especial, sino que deberá haber mayoría absoluta. Esto es, en caso de estar presentes los 16 miembros del Consejo, hará falta 9 votos para el inicio del jury, y no 11 como en la actualidad.

El titular del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo, mostró su apoyo a la iniciativa señalando que el proyecto “coloca a los estamentos en paridad, rompiendo la hegemonía de la política”, apuntando además que “genera mayorías posibles que rompen la lógica de los distintos bloques”.