BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 22 de abril de 2018
NOTICIAS
Piden suspender la fusión Telecom-Cablevisión
La trotskista Romina del Pla sostiene que esa operación vulnera el marco regulatorio vigente y que pone en riesgo la prestación de servicios en varias zonas del país.
29 de diciembre de 2017
La diputada nacional por el Partido Obrero Romina Del Pla presentó un proyecto de ley en el que plantea la suspensión de la transferencia de Cablevisión a Telecom y el control societario de la empresa Telecom por parte de Cablevisión Holding SA.

Entre los fundamentos, el proyecto sostiene que la fusión “vulnera” el marco regulatorio vigente mediante sucesivos decretos de necesidad y urgencia que favorecieron a Cablevisión, y que la previa adquisición de Nextel se produjo luego de “cientos de despidos y cambios en las condiciones de trabajo, al punto que la empresa fue vaciada y absorbida”. Ahora, denuncian, “se pretende profundizar ese camino” en una escala superior con Telecom Argentina SA.

Desde el trotskismo consideran que la fusión “atenta” contra los derechos de libertad de expresión, acceso a la información y de defensa de la competencia “al favorecer una concentración monopólica tanto en materia de contenidos como de infraestructura, interconexión, transporte, comercialización y exhibición final de flujos de la comunicación”. Advierten que, de concretarse la operación, el grupo Clarín consolidaría una posición dominante a través de diarios, canales de televisión, radios, revistas, canales de cable y otros medios digitales que se complementan con Cablevisión, Nextel, Fibertel y Telecom (Arnet y Personal).

Además, remarcan que esta fusión “no tiene nada que ver con un avance tecnológico”, sino todo lo contrario, “golpea a los sectores y regiones más vulnerables de la población y pone en riesgo la prestación de los servicios en amplias zonas”.

Finalmente, el proyecto plantea la necesidad de que previo a cualquier fusión, Telecom cumpla con los pliegos de la privatización de ENTEL (Empresa Nacional de Telecomunicaciones), que consiste en el pago del 10% de los bonos de participación en las ganancias adeudados a todos los empleados vinculados a dicha empresa, y para quienes hayan perdido su relación laboral o sus descendientes.