BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 22 de abril de 2018
NOTICIAS
Zaffaroni volvió a pedir que Macri se vaya antes y el oficialismo sale a fustigarlo
Un vendaval de críticas de parte del oficialismo estallaron este martes luego de que el exintegrante de la Corte redoblara su apuesta a favor de una interrupción del mandato presidencial. “Caricatura patética”, le dijeron desde Cambiemos.
13 de febrero de 2018
Zaffaroni lo hizo de nuevo. Ya había desatado una verdadera polémica cuando en un medio kirchnerista se pronunció a favor de un acortamiento del mandato de Mauricio Macri. Este lunes, entrevistado por el periodista Marcelo Zlotogwiazda no solo reiteró sus dichos, sino que dio más precisiones.

“Si se van antes podemos resolver el problema”, señaló el exjuez de la Corte Suprema de Justicia en referencia al Gobierno de Mauricio Macri, al precisar su posicionamiento, y argumentó en favor de su pensamiento que como va el país se encamina hacia una “catástrofe”.

Raúl Eugenio Zaffaroni señaló por C5N que si el actual Gobierno se va antes “vamos a tener menos deuda, vamos a podemos resolver el problema. Es un deseo, puede ser que se vayan en 2019... total hay un año de diferencia, pero esto nos está llevando a una catástrofe social”.

“O sacan el pie del acelerador o vamos a tener un final violento”, vislumbró quien avisora un 2001 y está convencido de que el plan económico de este Gobierno es “inviable”. Sostuvo que para evitar un 2001 “con violencia y muertos” es que pide que eso se evite logrando que “se vayan antes”. Eso puede ser en 2019, admitió, pues falta un año, pero también antes, a través de un mecanismo institucional que podría ser el juicio político.

Previsiblemente en las redes sociales salieron a pegarle, aunque también encontró fuertes respaldos. Desde el oficialismo, obviamente no ahorraron críticas.

El presidente el bloque oficialista de la Cámara baja, Mario Negri, salió con los tapones de punta al cruce del actual integrante de la CIDH. “La ‘ansiedad oral’ del Dr. Zaffaroni se desboca en las palabras que pronuncia. La distancia entre sus deseos que este ‘gobierno se fuera cuanto antes’ y la invitación a que lo empujen, o lo desestabilicen, no existe. Integró la CSJ, garantía de la sob. popular!!!!!”, puntualizó el legislador cordobés.


A través de su perfil en Twitter, Mario Negri sostuvo que “Zaffaroni insiste con alentar la salida anticipada del gobierno nacional, no muestra ningún pudor por promover el accionar de los desestabilizadores de siempre. Su conducta es claramente antidemocrática. Le queda grande el cargo en la CIDH”.

A mediados de enero, Negri firmó junto al diputado Fernando Iglesias un proyecto de resolución para propiciar que el Gobierno nacional pida a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que revea la designación de Zaffaroni, ya que éste da claros mensajes antidemocráticos a la sociedad argentina.

Cornelia Schmidt-Liermann también criticó al magistrado que no ocultó durante el reportaje sus simpatías con Cristina Kirchner. “Zaffaroni, quien fuera honrado como ministro de la CSJN, boga por una crisis democrática. Ya creo que sus prostíbulos eran sólo un detalle: ¿locura o perversidad?”, señaló la diputada del Pro.

En el mismo sentido se pronunció Waldo Wolff, quien sugirió “reconocerle coherencia a Zaffaroni. Promueve la interrupción del régimen democrático habiendo sido juez de la Corte y actual de la CIDH al igual que defendía delincuentes cuando debía condenarlos. Un perverso”. Luego agregó el diputado de Cambiemos que “Zaffaroni quiere que lo denuncien. No hay que caer en su trampa. Quiere venderse como un perseguido político, cuando fue un juez de la dictadura que no pudo justificar sus ingresos, tenía prostíbulos y apañaba delincuentes. Una caricatura patética”.

Eduardo Amadeo señaló por su parte que Zaffaroni “quiere que MM se vaya antes, para poder volver a alquilar sus departamentos como prostíbulos. Quiere asegurarse una vejez tranquila”. A propósito de ese comentario, la diputada provincial del kirchnerismo María Teresa García salió al cruce de Amadeo con un “pregúntenle qué hizo con el Banco Provincia en época de Cafiero”.

También desde la oposición, pero crítico con Zaffaroni, el diputado Alejandro Grandinetti señaló que Clarín que “en Argentina existen enfermos del poder que creen que la alternancia política no es una de las reglas básicas del juego democrático y republicano, sino que quieren la permanencia como sea”, al tiempo que advirtió que “cada vez que en Argentina se interrumpió un período democrático y se adelantó el ingreso de un nuevo gobierno fue en condiciones caóticas, con tasas altísimas de desocupación e inflación, y muertos en la calle. Para que se dé un acortamiento del mandato de Mauricio Macri, las condiciones tendrían que ser similares”, señaló, por lo que consideró que “solamente una mente enferma de poder puede desear que se repitan esas condiciones”.

Desde la Legislatura bonaerense salió a pronunciarse el diputado provincial Maximiliano Abad, quien sostuvo que “Zaffaroni se ha convertido en un abanderado de la intolerancia. Y avergüenza al país en la Corte Interamericana”.