BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 18 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Asociación de obstetras sanjuaninos en contra de que se los obligue a abortar
Desde la ASOG expresaron su postura respecto al debate sobre la legalización del aborto y aseguraron que “la vida comienza desde la concepción”. Además, exigieron que no se discrimine a los profesionales que no quieran interrumpir un embarazo.
12 de marzo de 2018
Desde la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de San Juan (ASOG) expresaron su postura respecto a la propuesta de legalizar el aborto y aseguraron que “la vida comienza desde la concepción”. Además, señalaron que buscan evitar que se produzca una discriminación hacia los profesionales que no quieran llevar esta práctica para interrumpir un embarazo.

“Nos manifestamos en contra de cualquier forma voluntaria tendiente a destruir un embrión humano en el seno materno. Ningún proyecto de ley que se pretenda sancionar de manera justa, puede desconocer la realidad biológica y científica de la existencia de vida humana en su etapa gestacional”, sostuvieron los representantes de la organización.

Además, recordaron que la Academia Nacional de Medicina, manifestó en plenario el 30 de septiembre de 2010 que “la salud pública argentina necesita de propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, a la vida de la mujer y a la del niño por nacer, la obligación médica es salvar a los dos, nada bueno puede derivarse para la sociedad cuando se elige a la muerte como solución”. Y que, si el aborto clandestino es un problema sanitario “corresponde a las autoridades tomar las mejores medidas preventivas y curativas sin vulnerar el derecho humano fundamental a la vida y al de los profesionales médicos a responder a sus convicciones”.

Desde la organización se manifestaron en contra de que se los obligue a terminar con la vida de un ser que “el derecho positivo vigente considera un ser distinto genética y biológicamente con su propio ADN, desde el momento mismo de su concepción”.

En este sentido, desde la ASOG expresaron su preocupación ante posibles discriminaciones al personal, y sostuvieron: “Queremos salvaguardar a los residentes en formación, impidiendo que se les use para esta práctica en caso de avanzar con esta iniciativa, exigimos que se respete y se garantice la objeción de conciencia en forma categórica, lo que implica no ser obligado a realizar acciones que contrarían convicciones éticas o religiosas del individuo. No queremos que surja una discriminación injusta hacia aquellos médicos que entienden que su conciencia les impide realizar abortos”.

Finalmente, destacaron la necesidad de debatir las leyes de adopción, las políticas públicas preventivas, como anticoncepción, y la educación “sin vulnerar el derecho humano fundamental a la vida. Les solicitamos que escuchen también las voces de profesionales formados en el área de la medicina para tratar estos temas ya que convivimos a diario con esta problemática y somos ciudadanos que queremos una sociedad justa, que defendemos a los más vulnerables”.